Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 357. 3 de Septiembre de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

Santa María de Guadalupe,
Patrona de Extremadura

Imagen de Santa María de Guadalupe, Patrona de Extremadura, que se venera en la basílica del Real Monasterio de Guadalupe y cuya festividad se celebrará el próximo día 8 de septiembre.

 


Carta del Arzobispo

Un Papa cómplice de los jóvenes

Dos bellas y emotivas anécdotas, testimoniadas más tarde por el propio Juan Pablo II, se filtraron por las angostas rendijas del último Cónclave. Fueron palmaditas de aliento al elegido por parte de dos Cardenales muy significativos en su entrañable historia personal. Maximiliano de Fürstenberg, alto prelado de la Curia romana, antes Nuncio en Portugal; el otro, Esteban Wyszynski, Arzobispo Primado de Varsovia.

El primero había sido rector y mentor suyo en el Colegio belga de Roma, por los lejanos años cuarenta, como alumno residente en aquel centro. El ahora viejo Cardenal, varón de noble cuna y eclesiástico de probadas virtudes, mantuvo siempre una alta estima hacia Wojtyla y, cuando entraban ambos en la Sixtina para el último escrutinio decisorio, le susurró en latín al oído: "Magíster adest et vocat te: el Maestro está aquí y te llama"; (eran éstas las palabras evangélicas de Juan, 12, 28, con las que Marta avisó a María de la llegada de Jesús, cuando la muerte de su hermano Lázaro).

Wyszynski era para su colega, el precoz Arzobispo de Cracovia, amigo, padre y hermano mayor; referente y confidente en todos los avatares de la atormentada Iglesia de Polonia. Abriose la sesión, se depositaron las papeletas, se contaron los sufragios. Opción incontrovertible sobre el Arzobispo de Cracovia. Aceptación serena y conmovida del elegido. Conforme los Cardenales electores iban abandonando pausadamente sus escaños, bajo el frontal deslumbrante del Juicio final, de Miguel Ángel, Esteban Wyszynski, se acercó a su ahijado y, tomando entre las suyas las manos del nuevo Papa, le dijo con acento profético: Karol, el Señor te ha elegido para que introduzcas a su Iglesia por los umbrales del Tercer milenio.

Bien. Ya estamos ahí. Antes de que nos diga adiós el Año Santo 2000, serán ya 22 los navegados por la Barca de Pedro bajo el timón pastoral del hombre venido de lejos, un hombre enviado por Dios, ("El Maestro te llama"), de nombres Juan y Pablo, como el intrépido Bautista, como el fogoso evangelizador; y también como sus dos egregios antecesores, Juan XXIII, el mes que viene en los altares, y Pablo VI, camino de ellos. Se cumplen los presagios.

Quince jornadas mundiales

Desde los primeros viajes apostólicos de Juan Pablo II, siempre figuró en el guión un encuentro papal con los jóvenes, en espacios cada vez más amplios. Muy pronto descubrió que esta experiencia, tan placentera para las dos partes, reclamaba y merecía unos planteamientos más ambiciosos, de anchura universal y periodicidad constante. Una intuición certera, que fue tomando cuerpo en la mente y el corazón de Juan Pablo II hasta que vino a fraguar en Roma la primera Jornada mundial de este tipo, el Domingo de Ramos de 1985. A partir de entonces se alternaron anualmente con las celebraciones romanas los sucesivos encuentros mundiales, en el Continente Europeo, en las dos Américas y hasta en la remota Oceanía. Las Jornadas mundiales de la juventud se han forjado a sí mismas con pujas cada vez más ambiciosas.

Santiago rondó en 1987 el listón del millón de jóvenes, en el escenario imborrable del Monte del Gozo. Manila, en el 94, rompería todos los moldes, con cuatro millones de participantes, en una explosión de júbilo, compartida también por padres y educadores de los muchachos y muchachas; París, en Agosto del 97, registró el inmenso júbilo de un error escandaloso en sus cálculos de asistencia: se esperaba a trescientos mil jóvenes y hubo que hacerles sitio a un millón más. Son éstos los ejemplos más llamativos, entre catorce, todos ellos emotivos y grandiosos, que me excuso de reseñar.

Roma, capital de la juventud, ha sido la palabra de orden, del quince al veinte de agosto-2000; con un aforo comprobado de dos millones de jóvenes en el Campus universitario de Tor Vergata, a diez Km de la urbe, en el mayor encuentro juvenil de la historia de Europa.

No ha habido improvisaciones. El 10 de agosto estaban ya en Roma 25.000 jóvenes voluntarios de 40 países, el nuestro entre ellos, preparando la logística del evento. Las 226 diócesis italianas concurrieron con nutridas representaciones, con insignias visibles de su identidad y su entusiasmo. En el Ángelus del mediodía del domingo nutridos grupos juveniles de 160 países, (el nuestro cerca de cien mil) componían la representación mundial. Todas las naciones de la Europa del Este, incluidos los rusos; todas las Repúblicas y Reinos de África, Asia y Oceanía. Y, por supuesto, las Américas del Norte, Centro y Sur.

Así empezó en Jerusalén la Iglesia de Pentecostés, con la larga lista de oyentes en sus propias lenguas, que empieza con "partos, medos y elamitas" y termina con "romanos, cretenses y árabes" pasando por otras diez denominaciones de pueblos y países. (Hch 2, 9-11). Así también lo será al final de la historia como nos describe el Apocalipsis: "Después miré y había una muchedumbre inmensa, que nadie podía contar de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie, delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en las manos y gritan con fuerte voz, la salvación es de nuestro Dios, que está sentado en el trono y del Cordero" (Ap 7, 9-10).

Un baño de universalidad

Como remembranzas de la primera Jerusalén cristiana y presagio de la celeste, esta XV Jornada mundial y romana de la Juventud ha supuesto para casi dos millones de muchachos una inmersión insólita e imborrable en la universalidad de la Iglesia. Los etíopes, medos o elamitas, de Pentecostés, eran aquí los rusos, coreanos, guatemaltecos o pakistaníes, hasta alcanzar las ciento cincuenta banderas de otros tantos países colgadas en esos días en la Columnata de Bernini como un inmenso abrazo de Pedro a toda la cristiandad, a toda la humanidad.

Pentecostés no es Babel, sino todo lo contrario. Cada chico y cada chica, tienen nombre y apellidos, y se expresan por los cuatro costados en la lengua común de la Fe. La Jornada (seis días intensivos del 15 al 20 de agosto) venía precedida por intensos procesos de reflexión, debate, oración y entrenamiento cristiano en las parroquias o asociaciones de donde procedían los jornadistas.

Tras la acogida radiante el día de la Virgen, se sucedieron tres jornadas en Roma de catequesis, dirigidas por tres centenares de Obispos en otros tantos recintos de la capital y su entorno. Lo primero ha sido celebrar y vivir el Jubileo, bajo el lema ineludible "La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros". Con un "Vía crucis" multitudinario la noche del viernes en el Coliseo, una magna Vigilia de oración la del sábado en Tor Vergata, para desembocar en la grandiosa Eucaristía de clausura en la mañana del Domingo. Olviden, los televidentes, si es que pueden, la inabarcable marea humana en las trescientas hectáreas del campus universitario, para sumergirse en la asombrosa experiencia espiritual del Acontecimiento.

Un Papa anciano y joven

La Jornada mundial, no olvidarlo, es en su esencia y definición un encuentro de camaradería, de familia universal, de jolgorio lúdico, de explosión de fe, entre el viejo Pontífice, a la vez cercano y legendario, y los jóvenes del siglo XXI, albañiles audaces de la nueva era.

Un haz de profundas sintonías ha ligado desde siempre a Karol Wojtyla con la juventud. Como capellán, joven él mismo, en sus primeros años sacerdotales, como autor y actor de teatro, como montañero y esquiador. Y, lo más grande y hermoso es que este anciano venerable y maltrecho es para ello pastor y amigo, espejo viviente del Buen Pastor con mayúsculas, que los contempla dispersos y sufrientes, abandonados a sí mismos como ovejas erráticas y deslumbrados por los fuegos artificiales y frustrantes del alcohol, del sexo y de las drogas; en su cara luminosa, resplandecen, no obstante, la frescura, la alegría, la generosidad, la apertura a un mundo libre, su atracción por Jesús de Nazaret.

"Vivo, les dijo, desde hace ochenta años, ¿cómo quieren los jóvenes que yo esté siempre joven?". Les recordó, en tono familiar, la historia de su niñez, juventud y vocación al sacerdocio. Repitióles su lema de siempre "No tengáis miedo, abridle de par en par las puertas a Cristo...Habéis venido a buscar a Jesucristo, pero, en definitiva, ha sido Él quien ha venido el primero a buscaros a vosotros".

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


Centrales

El Nuncio de Su Santidad en España presidirá la Eucaristía
el día de la Virgen de Guadalupe

Cinco obispos y arzobispos participan en el novenario vespertino

El próximo 8 de septiembre se celebrará el día de la Virgen de Guadalupe, patrona de Extremadura. Ya desde el 31 de agosto, se viene llevando a cabo un novenario vespertino, a partir de las 8 de la tarde, que incluye la celebración de la Eucaristía y el rezo de vísperas marianas.

El novenario era inaugurado por el Vicario General de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, don Amadeo Rodríguez Magro. Posteriormente está previsto que pasen por él varios obispos y arzobispos: don Juan José Asenjo Peregrina, obispo auxiliar de Toledo, los días 2 y 3, don Antonio Montero, de Mérida-Badajoz, el día 6, don Ciriaco Benavente, de Coria-Cáceres, el día 7, y don Carlos López, de Plasencia, el día 8.

Los restantes predicadores son el Vicario de Plasencia, don Juan Bautista Lobato, don Ceferino Martín, Vicario General de la diócesis de Coria-Cáceres y fray Guillermo Cerrato, ministro de la Provincia Bética Franciscana.

Por otro lado, los sacerdotes de la comunidad franciscana vienen presidiendo y predicando un novenario matutino.

Hay que destacar también otros actos especiales que daban comienzo el día 30 de agosto y que se verán culminados el sábado, día 9. Para el día 30 se programaba el Pregón de Exaltación Guadalupense a cargo de la escritora doña Matilde Muro Castillo.

El día 6, fiesta de Santa María de Guadalupe, a las 11 de la mañana, tendrá lugar la Ofrenda Floral de la Mujer. Por la noche, a las 9, se bajará a la Virgen de su camarín.

El día 7, a las 10,30 se celebrará la Misa de Peregrinos, presidida por el Guardián del Monasterio, fray Joaquín Domínguez. A las 12 de la noche comenzará la Vigilia Mariana.

El día 9 se volverá a subir la Virgen al camarín. Previamente, a las 11 el párroco de Guadalupe fray Manuel Tahoces presidirá una misa solemne.

Para el día 8, fiesta popular de Nuestra Señora de Guadalupe, a las 7,30 de la mañana está programado un rosario cantado.

El Nuncio Apostólico en España, don Manuel Monteiro de Castro, presidirá la Eucaristía de las 11 de la mañana. Una hora y media después dará comienzo la procesión de la Virgen por el Templo Basilical y por el Claustro Mudéjar.

Los orígenes del Santuario

Afirma el padre Sebastián García, en el número 762 de la revista Guadalupe, que en el Real Santuario y Real Monasterio "tuvo lugar la primera manifestación y proclamación del mensaje anunciado por María en su aparición, junto al río Guadalupe, cerca de las elevadas cumbres de las Villuercas, en las postrimerías del siglo XIII o en los inicios de la centuria siguiente. Mensaje de vaticinio o profecía que, andando el tiempo, ha demostrado su plena realización en España, y en los pueblos de Nuevo Mundo".

En su artículo, este entrañable fraile, integrante de la comunidad franciscana de Guadalupe, afirma que Códices y libros impresos refieren la aparición de María al pastor Gil Cordero y el hallazgo de la imagen de Guadalupe.

"Dice una antiquísima leyenda que un pastor, sin especificar su nombre, - destaca fray Sebastián- vecino de Cáceres, recontando el rebaño a la hora del encierro, advirtió que le faltaba una vaca. Marchó en su búsqueda hasta topar con un río de pocas aguas, bastante escondido. Después de tres jornadas, encontró la vaca muerta, pero intacta. Quiso aprovechar la piel, y al hacer en el pecho del animal la señal de la cruz con incisiones de cuchillo, se levantó viva la vaca. En este momento se le apareció María y le confió un sublime mensaje. Entre los textos que ofrecen esta leyenda, he escogido uno, centrado en el fundamento y contenido del mensaje de María de Guadalupe, escrito por fray Diego de Écija, cronista del monasterio durante los años 1514-1535:

No temas que yo soy la Madre de Dios, salvador del linaje humano, toma tu vaca y llévala al hato con las otras, y vete luego para tu tierra y dirás a los clérigos, lo que has visto y decirles has de mi parte que te envío allá, y que vengan a este lugar donde ahora estás, y hallarán ende una imagen mía. Y cuando la sacaren, diles que no la muden ni lleven de este lugar donde ahora está, más que hagan una casilla en la que la pongan. Ca tiempo vendrá en que este lugar se haga una iglesia y casa muy notable y pueblo asaz grande".

Continúa fray Sebastián afirmando que "Los sacerdotes de Cáceres, recibida la noticia, acompañaron al vaquero por sendas abruptas, al lugar del milagroso suceso, donde excavaron la roca y contemplaron la imagen de María. Construyeron allí una pequeña ermita y entronizaron en ella el glorioso icono.

El rumor de los prodigios que María obraba desde el lugar de Guadalupe invadió la comarca y llegó, poco a poco, a otras partes de los reinos de Castilla y Portugal. Se sabe con certeza histórica que durante el reinado de Alfonso XI, rey de Castilla y de León, eran ya muy conocidas esta imagen y su pequeña iglesia, levantada después de la ermita primitiva.

Alfonso XI, en su primitiva visita a Guadalupe hacia 1335 contempló esta pequeña iglesia en estado ruinoso. Hizo el rey llegar esta noticia hasta el solio de Benedicto XII, en Aviñón (Francia), quien para lograr la restauración de la iglesia de Guadalupe, ya en ruinas, expidió la bula Dum ad personam, de 2 de junio de 1335, nombrando al cardenal de curia y corte don Pedro Gómez Barroso rector de la pequeña iglesia guadalupense, encomendándole su reforma, como respuesta a las preocupaciones de Alfonso XI sobre este ya célebre lugar, en que deseaba levantar un gran santuario, en el Oeste de su reino, en honor de la Virgen aparecida y encontrada en Guadalupe.

En efecto, en cumplimiento del mandato del rey, el cardenal Pedro Gómez Barroso, a ruegos del pontífice, encomendó a Toribio Fernández de Mena, su procurador, la ampliación de la pequeña iglesia, que, al final de esta reforma hacia 1337, quedó convertida en templo espacioso, estilo mudéjar toledano, en el territorio del curato de Alía, dentro de los límites del arzobispado de Toledo".

Destaca en su artículo fray Sebastián que "Dos años después, tras la restauración de la pequeña iglesia, Alfonso XI mandó señalar términos en carta real... Guadalupe comenzó entonces a emanciparse de Talavera, de la que era aldea y quedó totalmente libre cuando el mismo monarca confirmó y ratificó el acta de los términos de Guadalupe en carta, firmada en Illescas el 7 de abril de 1347".

 

La Academia Pontificia para la Vida
propone alternativas a la clonación humana

Existen alternativas en el campo de la ciencia médica a la experimentación con embriones humanos y, aunque no las hubiera, ésta es "radicalmente contraria al principio de la coexistencia humana". Estos son los dos aspectos del nuevo documento publicado el día 24 de agosto por la Academia Pontificia para la Vida en el que se condenan moralmente las iniciativas de clonación y experimentación con células madre (o estaminales) propuestas por los gobiernos de Estados Unidos y de Inglaterra.

Así lo subraya Gonzalo Miranda, secretario del Centro de Bioética de la Universidad Católica de Roma y profesor del Ateneo Pontificio 'Regina Apostolorum'.

Miranda explica que la oposición de la Iglesia a la clonación humana es "muy clara". Ahora bien, en algunos sectores de la opinión pública "existe la convicción de que la clonación "terapéutica" no es una auténtica clonación". De este modo, se piensa que "clonar tejidos" no es "clonar embriones" y, por tanto, no sería una "auténtica clonación humana". Se trata de un error, aclara el profesor: "No se pueden clonar tejidos sin clonar el embrión; es decir, sin la destrucción de embriones". Y no se puede sacrificar a un hombre para hacer experimentos.

"Aunque no hubiera otra alternativa, no podría ser aceptable la clonación", explica el padre Gonzalo Miranda, pues significa "utilizar", "sacrificar", "eliminar" a otro ser humano por mí o por una tercera persona. Pone el caso de los transplantes de órganos. La conciencia, en efecto, se rebela cuando escuchamos hablar de tráfico de órganos para transplantes; es decir, de utilizar y sacrificar a una persona con motivos médicos.

La utilización de embriones humanos para experimentar con las células madre, como proponen Estados Unidos y Gran Bretaña, constituye además una violación del principio de la igualdad de los seres humanos. La propuesta divide en dos a la raza humana: los embriones de "primera clase" que podrán ser gestados y crecer, y los embriones de "segunda clase" o inferiores que estarán destinados a la experimentación o al uso médico. De este modo, los derechos humanos, según la propuesta, no son iguales para todos. En pocas palabras, "se está hiriendo profundamente la coexistencia pacífica".

ZENIT

 

 

La Santa Sede publicará este otoño el texto en latín
del nuevo Misal Romano

El próximo otoño se publicará el texto en latín del nuevo misal romano actualizado, a cargo de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, según anunció un comunicado de la Sala de Prensa de la Santa Sede publicado el 4 de agosto.

Las diferencias entre el misal actual, de 1970, y el nuevo consisten sobre todo en que se han añadido varias celebraciones de santos a lo largo del año y en el enriquecimiento, especialmente en Cuaresma, de oraciones tradicionales. Se han hecho retoques en la 'Institutio Generalis', el texto introductorio en el que se dan indicaciones precisas sobre como se debe desarrollar la celebración de la misa.

La 'Institutio Generalis' o 'Instrucción del misal' es un texto amplio que ofrece una perspectiva teológico-pastoral de la celebración de la misa y especifica los diferentes tipos de celebración. Naturalmente, los obispos gozan de una cierta libertad, siempre de acuerdo con la Santa Sede, para la adaptación cultural a las circunstancias y a las costumbres del lugar. Por ejemplo, según las tradiciones de los pueblos, pueden variar el canto y la forma del rito de la paz antes de la comunión.

En la nueva edición del misal romano se ha añadido un noveno capítulo, que trata sobre el tema de la inculturación. Además, también se han hecho cambios en lo que concierne a la comunión bajo las dos especies. Se han simplificado algunas modalidades previstas en el misal de 1970, porque ya han perdido actualidad en diversos países del mundo.

El texto del nuevo misal se ha enviado a las conferencias episcopales y a los nuncios para que puedan conocer las novedades y preparar las traducciones, que una vez aprobadas por las conferencias episcopales serán examinadas por la Santa Sede para recibir la debida 'recognitio', es decir, la confirmación de su valor jurídico.

ZENIT

 

Juan Pablo II afirma que la Iglesia
tiene que acercarse a los chicos de la calle

La Iglesia tiene que ser capaz de hacer llegar el mensaje del Evangelio a los muchachos de la calle. Tras las Jornadas Mundiales de la Juventud, que reunieron a más de dos millones de Jóvenes entre el 19 y el 20 de agosto, Juan Pablo II da un paso más y lanza un nuevo desafío a todos los católicos del mundo: llegar no sólo a los jóvenes de las parroquias, sino también a los que nunca pisan una iglesia.

El Santo Padre se ha dirigido a los párrocos, educadores, y laicos para exhortarles a acercar a tantos jóvenes que no entran en la iglesia y que se reúnen en las calles y plazas, expuestos a riesgos y peligros».

Muchos de los que escuchaban al pontífice eran italianos, conmovidos por las noticias de estas dos últimas semanas, que han puesto de manifiesto cómo grupos de estos chicos normales», de la calle, han abusado sexualmente de una niña de ocho años y, tras asfixiarla, quemaron su cuerpo. Otro grupo de estos muchachos, que pasan buena parte de su vida en bares o salas de juego, asesinaba por diversión a una prostituta africana. En meses pasados, un grupo de adolescentes italianas, en busca de nuevas emociones, había asesinado a una religiosa, para jugar».

El mundo juvenil --declaró el pontífice-- presenta indudablemente problemas, pero no esconde también inmensas potencialidades para hacer el bien». Por eso, es urgente emprender programas pastorales de evangelización de las nuevas generaciones.

En este proyecto, el obispo de Roma ofreció importantes pistas de trabajo. Ante todo, pidió que se elaboren programas de formación y, a continuación, subrayó la importancia de que se creen lugares de encuentro en los que, después de haber recibido la primer iniciación cristiana, los jóvenes puedan desarrollar, en un alegre clima comunitario, los valores auténticos de la vida humana y cristiana».

ZENIT

 


Noticiario diocesano

Dos millones de apóstoles para el nuevo milenio

Las diócesis extremeñas estuvieron representadas en la Jornada Mundial de la Juventud por más de un millar de jóvenes

"Sois el corazón joven de la Iglesia, id por todo el mundo y llevad la paz". Esta es la consigna que dejó Juan Pablo II a los más de dos millones de jóvenes que participaron en la eucaristía final de estas históricas Jornadas Mundiales de la Juventud del 20 de agosto, el mayor encuentro que ha vivido Roma en toda su historia.

Apretados en la inmensa explanada de Tor Vergata, los más de dos millones de "centinelas de la mañana" ­como les había definido en la noche anterior el Papa­, ofrecieron una acogida estupenda a Juan Pablo II, después de una noche pasada por el suelo prácticamente sin cerrar los ojos. Habían pasado las horas en la misma explanada, cantando, hablando, rezando, jugando... Pero todavía eran capaces de gritar. "¡Viva el Papa!" y de correr como locos detrás del "papamóvil".

Al inicio de la celebración, cuatro jóvenes trajeron una piedra procedente de cuatro iglesias colocadas en los puntos cardinales de la tierra. La piedra del norte, procedía de Churchill Hudson Bay; la del sur de Punta Arena; la de occidente de Samoa Appia; y la del Este de Taraua.

Jóvenes extremeños

Las diócesis extremeñas iban a Roma con más de un centenar de jóvenes acompañados por el obispo de Plasencia, don Carlos López. Los de Mérida-Badajoz eran despedidos en el seminario la tarde del día 8 por el Vicario General de la Diócesis, don Amadeo Rodríguez, en nombre del Arzobispo.

Desde Badajoz marcharon a Peraleda de la Mata, perteneciente a la diócesis de Plasencia, donde se unían al resto de la expedición extremeña. De madrugada salían para Barcelona, punto de encuentro de todos los jóvenes españoles. Allí visitaron la ciudad y hubo una celebración en la catedral presidida por el Cardenal de Barcelona. La salida para Roma comenzó en la madrugada.

Los extremeños, junto a los cántabros y asturianos, fueron hospedados por familias en la diócesis italiana de Aqui, donde permanecieron hasta el día 14. Todo estaba perfectamente organizado: celebraciones, oración, visitas culturales, conciertos de música etc. La acogida, a decir de los propios jóvenes fue inmejorable, las familias y las parroquias se movilizaron y todo salió perfecto, tanto es así que las lágrimas afloraron a la hora de las despedidas. En Aqui se encontraban también los jóvenes de Polonia y de Gabón.

El día 15 los jóvenes extremeños estuvieron presentes en el acto de acogida del Papa y los días siguientes participaron en las catequesis, en la peregrinación jubilar a San Pedro y en todas las actividades organizadas en Roma con motivo de este gran evento: teatro, conciertos y celebraciones en las iglesias, entre otras muchas. Entre los cantantes que intervinieron estuvo el cantautor extremeño Migueli.

La culminación de todos estos días fue la participación en la Eucaristía del día 20, presidida por Juan Pablo II, que estuvo precedida, la noche del 19 por una impresionante vigilia de oración.

Tras la misa se inició el regreso con parada en Marsella y llegada, el martes por la noche, a casa.

Mensaje del Foro de los Jóvenes

Al concluir la eucaristía, se leyeron las conclusiones del Foro Internacional de Jóvenes, que reunió a 400 representantes de todos los países y de los movimientos y organizaciones católicas internacionales. En el texto, los muchachos expresan su adhesión al mandato del Papa de ser signo de contradicción y de vivir la fidelidad a su amigo Jesús.

La celebración concluyó con la despedida del Papa antes de rezar la oración mariana del "Angelus". Llegó de este modo el momento de las despedidas. Juan Pablo II, conmovido con la participación de los jóvenes, dejó espacio a las confidencias. "Sois el corazón joven de la Iglesia: id por todo el mundo y llevad la paz. El Señor está vivo, el Señor ha resucitado, camino con vosotros. Sed sus testigos entre vuestros coetáneos en el alba del nuevo milenio".

La despedida del Papa de estos chicos entusiastas, a pesar de haber pasado dos días sin dormir, y de caminar decenas de kilómetros no fue un adiós, sino más bien un hasta luego. Antes de despedirse les volvió a dar cita para el verano del año 2002, donde el obispo de Roma volverá a encontrarse con la juventud del mundo, pero en esa ocasión en las latitudes canadienses de Toronto.

ZENIT / REDACCIÓN

La mayor reunión de personas de la historia de Europa

La ceremonia de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud fue la reunión de personas más grande de la historia de Europa. Sólo en otra ocasión, en toda la historia de la humanidad, se ha reunido un número mayor de gente y lo hizo el mismo Juan Pablo II, en Manila, en las Jornadas de enero de 1995. En aquella ocasión fue imposible contar los presentes, pero se calcula que su número osciló entre los cuatro y cinco millones.

Para comprender mejor el alcance de estas últimas Jornadas Mundiales de la Juventud, ofrecemos algunos datos sobre el encuentro final de los jóvenes peregrinos con el Papa en Tor Vergata, que se celebró entre el 19 y el 20 de agosto.

--2.000.000 de jóvenes participaron en el encuentro de la explanada de Tor Vergata. 1.400.000 procedían de Italia, 600.000 eran del resto de los países del mundo. 160 países de procedencia.

--25.000 voluntarios garantizaron la organización del encuentro.

--150 TIR (grandes camiones) llevaron los bocadillos y las bebidas. En 300 plazas o aparcamientos de Roma se instalaron puntos de distribución de comidas.

--81 torres de luz eléctrica iluminaron la vigilia con el Papa.

--6.000.000 de botellas de agua mineral distribuidas gratuitamente.

--12.000 baños químicos.

--1.000 toneladas de desperdicios quedaron en la explanada de Tor Vergata.

--5.500 hombres de la policía italiana garantizaron la seguridad.

--Tan sólo 2 denuncias a la policía por robo (se trata también de un récord histórico).

La empresa más ardua ha sido la de preparar el área de 250 hectáreas de Tor Vergata. Los números hablan por sí solos: 81 torres de iluminación; 30 kilómetros de nuevas carreteras de acceso a; 3.000 fuentes instaladas en la misma; 14 megapantallas; 9 puentes de radio para potenciar la red de telefonía móvil; 50 kilómetros de vallas.

En la explanada se instalaron 12 centros médicos avanzados, 12 tiendas de campaña sanitarias y un hospital de campaña.

 

Responsables de la Diócesis visitan proyectos que se realizan en Perú

En este país trabajan seis sacerdotes y tres religiosas de Mérida-Badajoz

El Vicario de Comunión y Solidaridad, don José Antonio Salguero, y el responsable del área de Cooperación Internacional de Cáritas, don Álvaro García, han visitado Perú durante este verano para conocer de primera mano los proyectos que se llevan a cabo desde nuestra diócesis en el país andino.

Mérida-Badajoz cuenta en Perú con seis sacerdotes misioneros y tres religiosas Formacionistas repartidos en tres diócesis: Chachapoyas, Cajamarca y Cañete.

Evangelio y promoción

Don José Antonio Salguero asegura que el anuncio del evangelio y la promoción humana van unidos. Salguero añade que ha estado visitando proyectos que se financian desde aquí, "viendo que las cosas funcionan, que lo que se proyecta sale y lo que se da llega".

Entre otros proyectos, en Perú la diócesis de Mérida-Badajoz financia redes de abastecimiento de agua, construcción de viviendas, de capillas y una residencia de estudiantes.


Cuatro jóvenes Trinitarias hacen votos temporales en Badajoz

Otra realiza profesión solemne en el convento de las Clarisas Descalzas

Este año, dedicado a la Santísima Trinidad, está teniendo un sentido especial para la comunidad de Hermanas Trinitarias de Badajoz. El pasado día 5 de agosto hacían sus votos temporales cuatro jóvenes de nacionalidad india. Se trata de sor María Lourdes, sor Teresita del Niño Jesús, sor María Fátima de Sión y sor Rosa María, que han llevado a cabo todo su proceso formativo en Badajoz.

La ceremonia, a la que asistió un gran número de fieles y religiosas, estuvo presidida por don Manuel Santos, Delegado Diocesano de Vida Consagrada, y concelebrada por una decena de sacerdotes. Al finalizar la celebración, las jóvenes, entonaban un canto de acción de gracias en su dialecto originario, el malayalam.

Tras un año de postulantado y dos como novicias, las cuatro jóvenes permanecerán con sus votos temporales tres años, momento en el que harán los perpetuos. La comunidad Trinitaria está compuesta por 14 monjas, seis de las cuales son indias. De éstas, dos harán votos perpetuos al año que viene.

Al día siguiente, el 6 de agosto, realizaba profesión solemne en el monasterio de Nuestra Señora de las Mercedes, Clarisas Descalzas, situado en la calle De Gabriel de Badajoz, sor Aura María Barrero Valero.

 


Al paso de Dios

El vuelo de la oración

En uno de mis viajes sintonicé en la radio del coche una emisora en la que hacían una entrevista al cantante Raphael. Hablaba de su próximo espectáculo y, en un momento del diálogo, le pidió a la entrevistadora que rezara por él. Creo que mi primera impresión fue de complacencia, porque en un medio de comunicación, en los que este tipo de peticiones ya no se hace habitualmente, alguien valorara el apoyo de la oración para su trabajo. Pero inmediatamente también pensé, ante el silencio -creo que de sorpresa- de la interlocutora, si ésta podría rezar, es decir, si tendría fe para dirigirse a Dios. Porque hay personas que no tienen ese horizonte para su vida, y por eso su solidaridad y su apoyo hacia los demás no va más allá de sus posibilidades. Nunca llegan a saber que el apoyo de Dios -que siempre es de otro nivel- le da un impulso distinto a todo lo que hacemos los seres humanos. El éxito de nuestros proyectos no tiene por qué ser mayor para los que rezan, a no ser que el Buen Dios considere que es oportuno echarnos una manita, pero sí que le da una motivación distinta y le aporta unos objetivos inéditos a la obra humana, aumentando su "eficacia".

La perspectiva de la fe abre la mirada del hombre hacia unas metas más anchas y ricas y, al contrario, el no poder mirar más allá del suelo es un límite que hace más raso el vuelo de nuestra vida. Cuando los que no viven por la fe puedan ver desde lo alto -seguro que Dios se lo va a permitir-, entonces descubrirán todo lo que se han perdido.

Amadeo Rodríguez Magro

 


Liturgia del domingo

Celebramos el XXII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro del Deuteronomio 4, 1-2. 6-8

Moisés al pueblo, diciendo: "Ahora Israel, escucha los mandatos y decretos que yo os mando cumplir. Así viviréis y entraréis a tomar posesión de la tierra que el Señor Dios de vuestros padres os va a dar. No añadáis nada a lo que os mando ni suprimáis nada; así cumpliréis los preceptos del Señor, vuestro Dios, que yo os mando hoy. Ponedlo por obra, que ellos son vuestra sabiduría y vuestra inteligencia a los ojos de los pueblos que, cuando tengan noticia de todos ellos, dirán: 'Cierto que esta gran nación es un pueblo sabio e inteligente'. Y, en efecto, ¿hay alguna nación tan grande que tenga los dioses tan cerca como lo está el Señor Dios de nosotros siempre que lo invocamos? Y ¿cuál es la gran nación cuyos mandatos y decretos sean tan justos como toda esta ley que hoy os doy?

Salmo 14, 2-3a. 3cd-4ab. 4ab-4c-5

R. Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?

El que procede honradamente
y practica la justicia,
el que tiene intenciones leales
y no calumnia con su lengua.

El que no hace mal a su prójimo
ni difama al vecino,
el que considera despreciable al impío
y honra a los que temen al Señor.

El que no presta dinero a usura
ni acepta soborno contra el inocente.
El que así obra nunca fallará.

Carta del apóstol Santiago 1, 17-18. 21b-22. 27

Mis queridos hermanos:

Todo beneficio y todo don perfecto viene de arriba, del Padre de los astros, en el cual no hay fases ni periodos de sombra. Por propia iniciativa, con la Palabra de la verdad, nos engendró, para que seamos como la primicia de sus criaturas. Aceptad dócilmente la palabra que ha sido plantada y es capaz de salvaros. Llevadla a la práctica y no os limitéis a escucharla, engañándoos a vosotros mismos. La religión pura e intachable a los ojos de Dios Padre es ésta: visitar huérfanos y viudas en sus tribulaciones y no mancharse las manos con este mundo.

Evangelio según S.Marcos 7, 1-8a, 14-15. 21-23

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén y vieron que algunos discípulos comía con manos impuras, es decir sin lavarse las manos. (...) Los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús:

- ¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?

-El les contestó:

- Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: "Este pueblo me honra con los labios,/ pero su corazón está lejos de mí./ El culto que me dan está vacío,/ porque la doctrina que enseñan/ son preceptos humanos". Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.

Entonces llamó de nuevo a la gente y les dijo:

- Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque dentro del corazón del hombre salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

4, lunes: 1Co 2, 1-5; Lc 4, 16-30.
5, martes: 1Co 2. 10b-16; Lc 4, 31-47.
6, miércoles: 1Co 3, 1-9; Lc 4, 38-44.
7, jueves: 1Co 3, 18-23; Lc 5, 1-11.
8, viernes: Rm 8, 28-30; Mt 1, 1-16. 18-23.
9, sábado: 1Co 4, 6b-15; Lc 6, 1-5.
10, domingo: Is 35, 4-7a; St 2, 1-5; Mc 7, 31-37.

 

Comentario litúrgico

De dentro a fuera

Estamos en un buen momento de revisión y de puesta a punto. Pasadas las vacaciones y enfrentados con un nuevo curso tanto en lo escolar como en nuestra tarea diaria de trabajo y de educación de los hijos, nos encontramos en un compás de espera. Todo esto puede ayudarnos a leer con detenimiento el evangelio de hoy.

Lo podríamos definir como el evangelio de la autenticidad, pues en él se recoge diversas enseñanzas de Jesús no sólo contra la conocida hipocresía de los fariseos y letrados de Jerusalén, sino también como advertencia sobre nuestras posibles falsas posturas religiosas.

En la lectura evangélica de este domingo es fácil apreciar dos temas distintos aunque ambos desembocan en la misma conclusión de buscar autenticidad en nuestra relación con Dios.

El primer tema es la discusión sobre el ritual de lavarse las manos antes de comer que no se trataba de un acto de higiene sino de un precepto menor de la Ley. Jesús iba a los esencial y así iba formando a sus discípulos por ello no le daba importancia a estas minucias. Es lo que dice la respuesta de Jesús: no son los labios, no son las manos, no son las posturas corporales lo que honra a Dios, si el corazón está lejos de su presencia.

En la segunda cuestión, Jesús presenta la geografía del comportamiento cristiano: el recorrido que nos acerca a Dios va de dentro afuera, aunque, con frecuencia, lo intentamos al revés. Así sucede cuando ponemos por delante nuestros rezos rutinarios, nuestro orgullo de ser católicos de toda la vida, y no examinamos lo que se cuece en nuestro corazón para exponerlo a la purificación y exigencias de la gracia.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

8 de septiembre: Natividad de la Santísima Virgen

LA fiesta de la natividad de la Santísima Virgen María está ligada a la basílica construida en el siglo V en Jerusalén en el lugar de la piscina Probática (Jn 5, 1-9), donde la tradición localizaba la casa de Ana y Joaquín (hoy basílica de Santa Ana). Se difundió por todo Oriente en el siglo VI, hasta que fue introducida en Roma por el papa Sergio I (fallecido en el 701), que la dotó de una procesión desde la iglesia de San Adriano, en el Foro, hasta la basílica Liberiana (según el Liber pontificalis), que luego en la Edad Media se hizo muy popular.

Es probable, sin embargo, que antes de este testimonio de la fiesta en Occidente (el grado de fiesta es equiparado al de la visitación) se celebrara alguna memoria, queriendo imitar para María la fiesta del nacimiento de Juan Bautista, ya conocida en Occidente desde el año 400. El sinaxario de Constantinopla, en esta fecha, conmemora la fiesta en tres iglesias de la capital. El relato apócrifo del protoevangelio de Santiago fue puesto en verso, en un primer documento de esta fiesta, por Romano el Meloda hacia el año 555, y se habla del anuncio del parto milagroso de Ana.

En el siglo VIII san Juan Damasceno pronunció en la basílica de Santa Ana su famosa homilía para la natividad de la Virgen.

Otros apócrifos que se refieren a la natividad de María son el Libro del nacimento de la virgen María y de la infancia del salvador (o el evangelio del Pseudo-Mateo) y el Evangelio de la natividad de María, atribuido a san Jerónimo.

Enzo Lodi
(Ediciones Paulinas)

Los santos de la semana

4, lunes: Nª Sª de la Consolación, Moisés, Agatón, Rosalía.
5, martes: Reina de los Apóstoles, Quinto, Bertino, Juan Boni.
6, miércoles: Nª Sª. de Guadalupe, Zacarías, Fausto, Donaciano.
7, jueves: Reina, Sozón, Carísima, Madlaverta. Alonso Pacheco.
8, viernes: Natividad de la Virgen.Nª Sª del Coro, Diómedes.
9, sábado:Pedro Claver, Gorgonio, María de la Cabeza.
10, domingo: Nemesio, Nicolás, Pulqueria, Verano.

 

Contraportada

Juan XXIII, el "Papa de transición" que revolucionó la historia de la Iglesia

Juan Pablo II beatifica este domingo a cinco siervos de Dios,
entre ellos a dos Papas

Juan XXIII será beatificado este domingo junto a otros cinco siervos de Dios, entre ellos otro Papa: Pío IX. El cardenal Roncalli fue considerado un Papa de transición, ya que fue elegido a los 77 años para suceder a Pío XII. Ciertamente su pontificado fue cortó, duró sólo cuatro años y medio, pero dejó una profundísima huella en la Iglesia: la convocatoria del Concilio Vaticano II. El 25 de enero de 1959 Juan XXIII sorprendió a todos a todos al anunciar su intención de convocar un concilio. Habían transcurrido tres meses desde su elección como Papa. Angelo Roncalli, que así se llamaba, no pudo terminarlo. El Concilio fue concluído por su sucesor, el también italiano Pablo VI.

Juan Pablo II beatificará este domingo a cinco siervos de Dios. Se trata de los Papas Pío IX y Juan XXIII; del italiano Tomasso Reggio, arzobispo de Génova y fundador de las Hermanas de Santa Marta; del monje irlandés Columba Marmión, abad en un Monasterio benedictino belga y autor de destacados libros de espiritualidad monástica y sacerdotal; y del sacerdote francés Guillermo José Chaminade, fundador de la Compañía de María.

De todos ellos, el más conocido y el que más ha significado en la historia reciente de la Iglesia es Angelo Giuseppe Roncalli, Juan XXIII.

Este Papa, que quería ser cura de pueblo y nunca lo fue, nació el 25 de noviembre de 1881 en el seno de una familia pobre y se ordenó de sacerdote el 10 de agosto de 1904.

Desde entonces desempeñó diversas labores: secretario del obispo de Bérgamo, Monseñor Giacobo María Radini-Tedeschi, director del boletín eclesiástico "La vida diocesana", profesor de Historia de la Iglesia en el seminario y director espiritual del mismo, capellán castrense durante la I Guerra Mundial...En 1925 la Santa Sede lo nombra Visitador Apostólico en Bulgaria y Arzobispo titular de Areópolis, con lo que comienza su dedicación diplomática en países donde los regímenes totalitarios oprimían a los católicos. La personalidad de Roncalli propició una mejora en la situación de los católicos de esos países.

La II Guerra Mundial lo sorprende en Grecia, que es ocupada por los italianos. Junto al Patriarca ortodoxo Damaskinos consigue establecer un plan de ayuda para socorrer a los hambrientos y junto al embajador del Reich Von Papen, que era católico, logra salvar a numerosos judíos.

En 1944 es nombrado nuncio en París y el 12 de enero de 1953, Pío XII crea cardenal a Angelo Roncalli.

El 12 de octubre de 1958 muere en Castelgandolfo Pío XII y el 28 de ese mes la fumata blanca de la capilla sixtina anuncia que Angelo Giuseppe Roncalli es el nuevo Papa, que el 25 de enero sorprendería al mundo convocando el concilio Vaticano II "para traer un poco de aire fresco a nuestra Iglesia", comentaría el propio Papa. En mayo de 1963 enferma gravemente y el tres de junio fallece.

El "Papa Bueno" que sólo quería ser cura de pueblo, queriendo o sin querer, revolucionó la historia de la Iglesia de este siglo en sólo cuatro años y medio de pontificado.

Anécdotas del 'Papa Bueno'

Juan XXIII es conocido en todo el mundo como el 'Papa Bueno'. Era afable y espontáneo y de él se cuenta un sin fin de anécdotas.

Su primera misa

Un joven que unas horas antes había celebrado su primera misa en la Basílica de San Pedro, visita a san Pío X. Cuando alguien se lo presenta al Papa, éste pone sus dos manos sobre la cabeza del joven y le dice "¡Bravo!, yo te bendigo y te animo a hacer honor a lo que hoy has prometido al Señor y te auguro que tu sacerdocio será un consuelo para la Iglesia de Dios". Aquel sacerdote se llamaba Ángel José Roncalli, el futuro Juan XXIII.

A sus órdenes, mi general

En una audiencia a un grupo de sacerdotes italianos, el Papa reconoció a Monseñor Pintonello, Capellán General del Ejército Italiano a cuyas órdenes militó Juan XXIII siendo simple sacerdote en la I Guerra Mundial. Cuando Monseñor se puso de rodillas para besar el Anillo Pontificio, Juan XXIII, sonriendo, se cuadró y dijo en voz alta: "¡Sargento Roncalli, a sus órdenes, mi general!".

Hemos hecho carrera

En la estación de Loreto esperaba a Juan XXIII una sorpresa cuando el jefe de la estación le abrió la portezuela. El Papa lo reconoció en seguida; era Fernando Provesi, un viejo amigo que había trabajado con Monseñor Roncalli hacía 35 años en Propaganda Fides. "Vaya, creo que los dos hemos hecho carrera", comentó el Papa, a lo que contestó Provesi: "Sí, pero su Santidad un poco más".

¿Cómo está su anciana madre?

¿Cómo está su anciana madre? le preguntó Juan XXIII a Monseñor Luigi Mangliacani, Obispo capuchino de 61 años.

El Prelado, sorprendido ´por la memoria del Pontífice, le contestó que su madre, de 96 años estaba bien. "Me gustaría verla", añadió el Papa. Monseñor Mangliacani fue a buscar a su aldea natal a su anciana madre y fue recibida en audiencia por el Papa. Juan XXIII le dispensó una acogida excepcional y, después de sentarla a su lado, departió amablemente con ella.

Al final de la audiencia le regaló un rosario diciendo: "Así estaremos unidos por la oración todos los días, pues un Papa tiene mucho que rezar, incluso por los que no lo hacen".

 

ZENIT



Return to Camino