Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 589. 25 de septiembre de 2005

Director: Juan José Montes


Portada

Se las conoce como 'Hermanas de los pobres', porque están a su servicio

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, premio Príncipe de Asturias de la Concordia

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul han sido premiadas con el prestigioso Príncipe de Asturias de la Concordia 2005, destinado a galardonar "aquella persona, personas, o institución cuya labor haya contribuido de forma ejemplar y relevante al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad, o que haya abierto nuevos horizontes al conocimiento o se haya destacado, también de manera extraordinaria, en la conservación y protección del patrimonio de la Humanidad".

Las Hijas de la Caridad, o 'Hermanas de los pobres' como también se las llama, cuentan con tres comunidades en nuestra diócesis, las tres en Badajoz capital, dedicadas fundamentalmente a la atención sanitaria, la infancia y la labor asistencial.


Editorial

¡Vaya familias!

El Plan de Salud de Extremadura, cuyos datos recogía esta semana la prensa regional, señala que nuestra comunidad cuenta en la actualidad con más de 207.000 personas mayores de 65 años, de las que una cuarta parte supera los 80 años y más de 67.000 no pueden valerse por sí mismas. Estos son algunos de los datos que esconden otras tantas de miles de realidades personales y familiares. Por sí solos, nos indican algo que ya sabemos desde hace tiempo y que va a más: el envejecimiento de la población por la mejora de la calidad de vida en todos los sentidos, y el descenso de la natalidad. Son una característica más de las denominadas sociedades desarrolladas, que como todo, tiene luces y sombras. En el capítulo de las sombras, apuntamos una derivada directamente de vivir más años y tener menos hijos: la soledad de nuestros mayores. Según el mismo informe, más de 42.000 viven solos.

Todo esto nos puede llevar a muchas reflexiones; aquí destacaremos dos: la importancia del papel de la familia y las obligación de las administraciones para protegerla y, además, la obligación de las administraciones de garantizar por otros medios la plenitud de la vida de las personas mayores.

Aunque la necesidad de defender y proteger a la familia es a todas luces totalmente razonable, para los que todavía tengan dudas, podemos tirar de los números del citado Plan: un 45% de los mayores que no pueden valerse por sí mismos son atendidos por sus hijas, el 21% por sus cónyuges y el 7% por hijos y nueras.

Si desnudamos esta realidad del amor y de valores humanos y cristianos, que es lo más importante, y lo revestimos de números puros y duros, no habría ministerio que asumiera esta ingente labor. Por ello la inversión en familia, protegiéndola en lugar de atacándola, es toda una inversión de futuro. Aunque sólo sea por egoísmo al pensar qué será de nosotros mañana.


Escritos del Arzobispo

Amigos de Jesús

Carta a los niños

Queridos niños:

Ya estoy de nuevo con vosotros, igual que al comenzar el curso pasado, cuando llegué a esta Archidiócesis como el nuevo arzobispo.

Entonces me presenté y os manifesté mi deseo de saludaros y de estar con vosotros cuando fuera visitando vuestros pueblos. Ya lo he hecho en varias ocasiones, aunque no he llegado todavía a todas partes. Os prometo que seguiré intentándolo.

Yo quiero ser amigo vuestro, como lo es el Señor Jesús, a quien debo representar como arzobispo. Rezo por vosotros con mucha frecuencia.

Ahora que estáis comenzando las clases, quiero recordaros la importancia de que os toméis en serio aprovechar la educación que os ofrece el Colegio, para ser muy respetuosos y serviciales con vuestros mayores, con vuestros profesores y con vuestros compañeros.

Me gustaría mucho que estuvierais muy atentos en la clase de religión. Allí podéis aprender cosas muy importantes de la vida de Jesucristo y de la Iglesia, que os servirán luego para avanzar en la catequesis y recibir debidamente la primera Comunión, luego la Confirmación, y participar en la Santa Misa cada domingo. Allí os espera el Señor.

Quisiera que pudiéramos juntarnos muchos niños, muchos, un día, en una fiesta para conocernos, para contarnos cosas y para estar juntos, también, con el Señor. Lo pensaré y os avisaré. Tendría que ser cuando haga buen tiempo y podamos reunirnos en el campo. Es tan bonito todo lo que ha hecho el Señor que merece la pena disfrutarlo.

Bueno, ya no quiero cansaros. Cuando llegue la Navidad, os volveré a escribir, también, como el año pasado.

Acordaos de rezar por vuestros papás, por vuestros abuelitos y por vuestros profesores, por vuestros sacerdotes y también por mí. Basta con que recéis un padrenuestro y un avemaría por todos a la vez. Os doy las gracias ya desde ahora.

Un beso de vuestro amigo el Obispo.

+ Santiago. Arzobispo de Mérida-Badajoz

Abrid vuestro corazón a la esperanza

-Carta desde fuera-

Queridos hermanos internos en la Institución penitenciaria de Badajoz:

Me dirijo a vosotros con afecto y con respeto. Soy el Obispo que preside la Iglesia Católica en esta parte de Extremadura. Es posible que alguno de vosotros me conozca, porque el año pasado os escribí y fui a visitaros. Procuraré estar con vosotros en una ocasión propicia.

Ahora quiero deciros una cosa muy sencilla. Rezo y rezaré por vosotros y por vuestras familias. Es lo más importante que puedo hacer por vosotros.

Quienes tengáis fe, sabréis que quién más puede ayudaros es Dios. Él puede animar y mantener en vosotros la fortaleza para soportar los trances duros de vuestra situación como internos. Comprendo que no son fáciles, y que en esos momentos parece que todo el panorama se oscurece y la alegría se apaga. Sé que las visitas, sobre todo las de vuestros seres queridos, os hacen vivir instantes de ilusión mientras las esperáis, un ansia muy grande de disfrutarlas mientras las tenéis, y un cierto sentimiento de tristeza cuando se van. ¡Qué larga se hace la espera de la próxima visita! En esos momentos quisiera yo estar cerca de vosotros, conversar y compartir sentimientos y experiencias que pudieran manteneros en el optimismo. Me gustaría mucho ser capaz de abrir vuestro corazón a la esperanza, ayudándoos a confiar en que el día de mañana puede ser mejor. Pero quien más puede hacer que brille en vuestra alma la luz de un horizonte de esperanza es Jesucristo nuestro Señor. Él es Dios y hombre verdadero, ha dado su vida por nosotros y es capaz de renovar vuestra vida si os acercáis a Él, si escucháis o leéis su palabra con atención, y si le pedís confiadamente que esté con vosotros y os ayude a preparar vuestro futuro.

No quiero cansaros más. Siento no poder ofreceros la solución material y social a los problemas que os preocupan y os entristecen. Pero yo creo que vuestros problemas no son solamente los materiales o la falta de libertad externa. Todos tenemos dentro cosas que nos preocupan y que se resuelven o se alivian mediante una conversación con un amigo, mediante un tiempo de reflexión y, cómo no, mediante ratos de oración poniéndose en manos de Dios. A eso os invito con afecto y confianza.

Contad con los sacerdotes y amigos que os animan al bien y no a la recaída o a la venganza. Mirad al Señor y hacedle llegar vuestros sentimientos, deseos, ilusiones y problemas. Seguro que El os escucha y os comprende.

Que Dios os ayude.

Contad con mi oración.

En la distancia, estamos interiormente unidos.

Hasta pronto.

+ Santiago. Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

En Badajoz trabajan en hospitales, atienden a niños en desamparo y mantienen un comedor social

Las Hijas de la Caridad llevan casi 400 años dedicadas a los más pobres

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, conocidas en muchas partes del mundo como Hermanas de los pobres, han sido galardonadas con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2005, según hizo público en Oviedo el Jurado encargado de la concesión del mismo.

Presentes en todo el mundo

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl constituyen una institución religiosa y benéfica al servicio de los pobres y los abandonados de la sociedad.

Fundada en París por San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac en 1633, desarrolló su labor solidaria en Francia y Polonia durante los siglos XVII y XVIII. Hacia 1790 llegó a España y en el siglo XIX se hizo presente en casi todos los países de Europa y América Latina, además de en países de América del Norte, Asia, África y Oceanía.

En la actualidad la congregación está presente en 93 países de África, América del Sur, Asia y Europa. El número de hermanas es de 23.045 distribuidas en 2.567 comunidades y 78 provincias canónicas.

Con los más pobres

El espíritu de las Hijas de la Caridad se fundamenta en la práctica de las virtudes de humildad, sencillez y caridad, añadidas a las del respeto, compasión y cordialidad para servir a los pobres con verdadera devoción. Comprometen su vida en la atención a los olvidados, enfermos y marginados de todo el mundo.

Realizan una extensa labor humanitaria y social al tiempo que trabajan en favor de la justicia, la paz y la solidaridad. En países del tercer mundo como India, Libia, Angola, Bolivia, Camerún, Congo, Ghana, Ruanda, Haití, Honduras, Mauritania, Madagascar, Marruecos, Mozambique y República Dominicana, entre otros, las Hermanas atienden comedores escolares y centros para madres y niños lactantes, sanatorios curativos para enfermos de sida, lepra y tuberculosis. Además, construyen escuelas y se ocupan de la enseñanza de niños y jóvenes.

Su labor está siendo fundamental en la reconstrucción de los países afectados por las últimas catástrofes naturales -entre ellas el Tsunami, que golpeó directamente a algunas de sus comunidades- y en los cada vez más numerosos campos de refugiados de todo el mundo.

La obra de las Hijas de la Caridad se extiende también al mundo desarrollado. Están al servicio de los más necesitados en hospitales, escuelas, casas de atención pastoral, hogares infantiles y de mujeres maltratadas, residencias de ancianos, albergues para mendigos, casas para mujeres convalecientes y sin recursos, pisos tutelados, talleres ocupacionales y centros de rehabilitación de toxicómanos. Organizan economatos para la distribución de alimentos y también atienden a personas mayores en su domicilio, a minusválidos físicos y psíquicos, a jóvenes sin apoyo social ni familiar, a presos en las cárceles y a inmigrantes para su integración. Desde hace 372 años son la esperanza de los barrios marginales y de los grupos de población más desfavorecidos e intentan dar solución a las necesidades más urgentes en cada lugar, llevando a cabo proyectos asistenciales, sanitarios y educativos de acción solidaria.

Felicitación de la CEE

Al conocerse la concesión del galardón, la Conferencia Episcopal Española (CEE) hacía pública una nota de prensa en la que mostraba su gran satisfacción por la concesión del Príncipe de Asturias a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, toda vez que había sido el Comité Ejecutivo de la CEE, en su reunión del pasado 9 de marzo de 2005, quien aprobó presentar la candidatura para el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2005 a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl.

Las Hijas de la Caridad en Mérida-Badajoz

Sor Soledad, Sor Milagrosa y Sor Pilar son las Hermanas Sirvientes de las tres casas con las que las Hijas de la Caridad cuentan en nuestra Diócesis, las tres en Badajoz capital. En declaraciones a 'Iglesia en camino' dicen que la concesión de este premio les ha pillado por sorpresa, pero que les ha alegrado mucho. Para ellas, este premio no es un reconocimiento hacia ellas, sino que se hace extensivo a toda la Iglesia y, sobre todo, extensivo a los pobres y marginados a los que ellas sirven, porque "si se nos nombra a nosotras es gracias a ellos, porque estamos a su servicio". Por eso nos cuentan que "si este premio sirve para que a los pobres se les tenga más en cuenta... bienvenido sea".

Las Hijas de la Caridad llegaron a Badajoz en 1828 y, actualmente, trabajan fundamentalmente en las áreas sanitaria, asistencial e infantil. Con respecto a al primero, las Hijas de la Caridad fueron comunidad de referencia durante muchos años en el antiguo Hospital Provincial y en la Residencia Sanitaria de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, y hoy siguen trabajando en los distintos centros sanitarios de Badajoz, aunque ya no tienen comunidad en ninguno de ellos. En el área infantil, dirigen un Casa Hogar de niños de protección oficial, la antigua Casa-Cuna, aunque es por su trabajo en el área asistencial por los que son más conocidas, gracias al comedor social que las Hijas de la Caridad tienen en Badajoz donde, además de la comida, se ofrecen servicios de ropero y ducha a los más desfavorecidos de la capital pacense.


Información Diocesana

Han celebrado un encuentro en el Pago de San Clemente (Cáceres)

Las diócesis extremeñas reflexionan juntas sobre la pastoral misionera

Bajo el lema "Urgencia del Misión" se han celebrado en la casa de oración de Pago de San Clemente (Cáceres), las XVI Jornadas Interdiocesanas de Reflexión Misionera, que organizan las delegaciones de Pastoral Misionera de las tres diócesis extremeñas.

En estas Jornadas han participado más de 70 personas -una treintena de la diócesis de Mérida-Badajoz - y los encargados de las conferencias que han acompañado este encuentro han sido Ignacio Urquijo, sociólogo y teólogo, con el tema "Un mundo que interpela"; y Laurano Rojo, Provincial de los Misioneros Combonianos, que habló a los asistentes en dos ocasiones con los temas "Urgencia de la misión" y "La respuesta del cristiano".

En estas jornadas se estableció una programación interdiocesana sobre las actividades a realizar durante este curso 2005-2006; además, fue presentada la próxima campaña del DOMUND 2005. Para esta campaña, la Delegación Diocesana de Cooperación misionera de Mérida-Badajoz, ha editado un cuadernillo, llamado 'Octubre misionero', con diversas oraciones y reflexiones y que tiene como objetivo servir de instrumento a las comunidades parroquiales para celebrar dicho mes.

 

Se celebró el fin de semana pasado en Sevilla

Universitarios extremeños participaron en el III Encuentro de Universitarios Católicos Españoles

El pasado fin de semana se desarrolló en Sevilla el III Encuentro de Universitarios Católicos Españoles, que contó con la participación de miembros de la comunidad universitaria extremeña.

Ser cristiano en la Universidad

El encuentro pretendía dar respuesta a la pregunta ¿Cómo ser cristiano en la Universidad hoy? a partir de la respuesta de los primeros apóstoles: "Y dejándolo todo lo siguieron" Lc 5,11.

La Eucaristía en la que se celebraba el inicio del Encuentro fue presidida por el cardenal Carlos Amigo, tras la cual se desarrolló la inauguración propiamente dicha del encuentro con la participación de la vicerrectora de la Universidad de Sevilla, Mª Cruz Arcos; del delegado de Pastoral Universitaria de la Conferencia Española, Agustín del Agua; y del cardenal arzobispo de Sevilla Carlos Amigo.

El delegado diocesano de Pastoral Universitaria de Sevilla fue el encargado de la primera exposición con título: "Claves para una cultura de la vida", a la que siguió por la tarde una mesa redonda con miembros de la Universidad de Sevilla acerca de las "Propuestas de la Universidad para una cultura de la vida".

Experiencias de fe

Durante la segunda jornada Antonio Martínez Ruiz, investigador principal de Centro Nacional de Investigación Cardiovascular narró, basado en su experiencia en la fe, "Desde el aula a la vida profesional"; la tarde estuvo ocupada por una mesa redonda en la que militantes del movimiento acción católica JEC (Juventud Estudiante católica) narraron su experiencia como "Testigos en la Universidad de hoy".

Agustín del Agua en la tercera jornada disertó acerca de "¿Cómo expresaba Jesús su trato con el Padre?".

Durante el encuentro se sucedieron distintos talleres en los que se trabajaron los temas propuestos.

 

Monseñor Antonio Montero recibe el premio Guadalupe-Hispanidad 2005

También han sido premiados el periodista Teresiano Rodríguez Núñez y el director de la 'Ruta Quetzal' Miguel de la Cuadra Salcedo

Monseñor Antonio Montero Moreno, arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, ha sido galardonado con el premio Guadalupe-Hispanidad 2005 que concede la Real Asociación de Caballeros de Santa María de Guadalupe. Junto a Monseñor Montero, también han sido galardonados Teresiano Rodríguez Núñez, periodista y anterior director del Diario HOY, y Miguel de la Cuadra Salcedo, director de la 'Ruta Quetzal'.

Estos premios, que nacieron el año pasado con motivo del 75 aniversario de la fundación de la Real Asociación de Caballeros de Santa María de Guadalupe, tienen como misión difundir la dimensión extremeña e hispánica de la Virgen de Guadalupe y, al mismo tiempo, premiar la aportación de personas o entidades que hayan destacado en la proyección de los valores religiosos y culturales que emergen de la Virgen guadalupana.

La entrega oficial de estos galardones está prevista que se realice el próximo 9 de octubre, en el marco de las Jornadas de la Hispanidad que se celebrarán en el auditorio del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe.

 

La Madre Mª José de la Eucaristía Galán Cáceres tenía 98 años

Fallece la fundadora de las Hijas de la Virgen para la Formación Cristiana

El pasado domingo fallecía la religiosa Mª José de la Eucaristía Galán Cáceres, fundadora de las Hijas de la Virgen para la Formación Cristiana, más conocidas como Formacionistas, congregación religiosa nacida en Extremadura.

La religiosa, que tenía 98 años, residía en la casa que las Hijas de la Virgen para la Formación Cristiana tienen en Villagonzalo, primera casa que se fundó en nuestra diócesis casi al comienzo de esta congregación, en la década de los cuarenta del siglo XX.

Las Hijas de la Virgen para la Formación Cristiana cuentan con 5 casas en la diócesis de Mérida-Badajoz. También tienen comunidades en Madrid, Ciudad Real, Alcuescar, Valencia de Alcántara y dos en Perú: Lima y Chachapoyas, donde colaboran con nuestros misioneros diocesanos.

Historia

El Instituto de Hijas de la Virgen para la Formación Cristiana nació en Alcuéscar (Cáceres) el 2 de octubre de 1941.

Su fundadora, Mª José Galán Cáceres, había pertenecido al movimiento de Acción Católica. Eran tiempos difíciles de tensiones políticas y sociales que desembocan en una guerra civil. Aumentan los abandonados, los pobres, los enfermos... Mª José centra su actividad en la visita a los enfermos y ancianos, en la ayuda a los pobres y en la enseñanza a las jóvenes. Aconsejada por su director espiritual y alentada por el Obispo de Badajoz, D. José Mª Alcaraz y Aleada, funda la Congregación mencionada para anunciar la Buena Nueva a todos los hombres, especialmente a los pobres de las zonas rurales y suburbios de las grandes capitales, necesitados de mayor promoción humana

Carisma de la congregación

El carisma propio de la Congregación es revelar el rostro de Cristo, fundamentalmente en zonas rurales, con espíritu de acogida, sencillez y alegría, saliendo al encuentro de los problemas de los hombres, con agilidad evangélica y superando toda instalación. Atender a todos, pero especialmente a los jóvenes. Por medio de apostolados parroquiales, promoción de pobres y abandonados, asistencia social, obras benéficas y educativas, misiones, siendo siempre testimonios vivos de caridad fraterna y eclesial entre todas las clases sociales, haciéndose todas para todos a fin de ganarlos para Cristo.

El espíritu de la Congregación es el del Padre Nuestro, las bienaventuranzas, la oración sacerdotal de Jesús.

Para imitar más perfectamente la forma de vida elegida en la tierra por el Hijo de Dios acentúan la más amorosa filiación respecto a la Virgen María. Hijas de la Virgen es un título genérico que concreta todas las advocaciones de María, buscando la amplitud de ese espíritu mariano, a fin de que cada una, según las exigencias de su propia vocación y apostolado, puedan fijarse en ella. Con el resto del nombre de la congregación, para la formación cristiana, se quiere sintetizar la razón de ser en la Iglesia y el objetivo de su misión.

 

Estas jornadas se convocan cada año

Miembros de la Renovación Carismática extremeña participan en una semana de oración

Un grupo de veinte personas, miembros de la Renovación Carismática Católica de las tres diócesis extremeñas, han participado en una semana de oración que organiza, una vez al año, dicho movimiento a nivel nacional.

Este encuentro ha tenido lugar en el santuario mariano de Fátima (Portugal), y el tema general del encuentro ha sido "La Eucaristía, un acontecimiento pascual y María, mujer de la Eucaristía, en su vida y en el Magníficat".

Para desarrollar este tema, los participantes, han estado acompañados por el sacerdote placentino Juan José Gallego.

 

Diversos actos recuerdan a San Juan Macías

La parroquia pacense de San Juan Macías ha celebrado, como es tradicional, a su patrón con una serie de actos, repartidos a lo largo de una semana.

Las actividades daban comienzo con un retiro de preparación y todos los días se han celebrado en la parroquia encuentros de oración en los que han participado numerosas personas. Además, dentro del programa de actividades, también estaba una conferencia sobre San Juan Macías, que impartió el sacerdote diocesano, Francisco Suárez, párroco de Santiago Apóstol en Badajoz.

Además, también hubo actividades para los niños, una procesión por las calles del barrio y una comida de hermandad de la asociación "Amigos de San Juan Macías". Por último, la parroquia organizó un viaje a Ribera del Fresno, localidad natal de San Juan Macías, en el que participaron más de 50 personas.

 

Retiro sacerdotal

El clero diocesano ha celebrado, con motivo del inicio del curso, sendos retiros en las casas de oración de Gévora y Villagonzalo. Ambos estuvieron dirigidos por el arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Santiago García Aracil, quien recordó a los curas de la diócesis la importancia de vivir fraternidad sacerdotal, sin la cual las relaciones personales pueden sufrir un vacío, que puede generar un sentimiento de soledad.

 

Apertura de curso

La Curia Diocesana de nuestra diócesis ha inaugurado, la semana pasada, el curso pastoral, con un Eucaristía presidida por Monseñor Santiago García Aracil en la Catedral Metropolitana de Badajoz.

Tras esta celebración, el Arzobispo tuvo un encuentro con los miembros de la Curia, en el que les explicó algunos de los puntos principales de trabajo de cara al nuevo curso pastoral.

 

Agenda

Badajoz

XXV Aniversario de presencia de la Legión de María

La Legión de María, movimiento apostólico fundado en 1921 bajo el amparo de María y del Espíritu Santo, celebra este mes de septiembre su 25 aniversario de presencia en la ciudad de Badajoz.

Por este motivo, el mencionado movimiento tiene previsto celebrar una Eucaristía y una convivencia de hermandad el próximo 1 de octubre en la ermita de Nuestra Señora de Belén en Puebla de Sancho Pérez.

En nuestra diócesis este movimiento apostólico cuenta con grupos, además de Badajoz, en Almendralejo y Fuente del Maestre, que también participarán en las actividades organizadas con motivo de este aniversario.


Liturgia dominical

Celebramos el XXVI domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Ezequiel 18, 25-28

Así dice el Señor: Comentáis: no es justo el proceder del Señor. Escuchad, casa de Israel: ¿es injusto mi proceder, o no es vuestro proceder el que es injusto? Cuando el justo se aparta de su justicia, comete la maldad y muere, muere por la maldad que cometió. Y cuando el malvado se convierte de la maldad que hizo, y practica el derecho y la justicia, él mismo salva su vida. Si recapacita y se convierte de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá.

 

Salmo 24, 4bc-5. 6-7. 8-9

R. Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna.

Señor, enséñame tus caminos, / instrúyeme en tus sendas: / haz que camine con lealtad; / enséñame, porque tu eres mi Dios y Salvador, / y todo el día te estoy esperando. / Recuerda, Señor, que tu ternura /y tu misericordia son eternas; /no te acuerdes de los pecados / ni de las maldades de mi juventud; /acuérdate de mí con misericordia, /por tu bondad, Señor. / El Señor es bueno y recto, / y enseña el camino a los pecadores; / hace caminar a los humildes con rectitud, / enseña su camino a los humildes.

 

Carta de san Pablo a los Filipenses 2, 1-11

Hermanos: Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo Espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir.

No obréis por envidia ni por ostentación, dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás. Tened entre vosotros los sentimientos propios de una vida en Cristo Jesús.

Él, a pesar de su condición divina no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario; se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así , actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz.

Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el "Nombre-sobre-todo-nombre", de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble ­en el Cielo, en la Tierra, el Abismo­ y toda lengua proclame: "¡Jesucristo es Señor!", para gloria de Dios Padre.

 

Evangelio según san Mateo 21, 28-32

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:

- ¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: "Hijo, ve hoy a trabajar en la viña".

Él le contestó: "No quiero". Pero después se arrepintió y fue.

Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. El le contestó: "Voy, señor". Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?

Contestaron: El primero.

Jesús les dijo:

- Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del Reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y aún después de ver esto vosotros no os arrepentisteis ni le creísteis.

 

Comentario Litúrgico

Voy, Señor

Si acostumbramos a hacer un poco de revisión al final de la jornada, con frecuencia descubriremos que son muchos los propósitos que se quedan en eso, en meras buenas intenciones o meras evasivas que ocultan nuestra negativa.

Realmente somos así de complicados y tanto nos cuesta exteriorizar nuestro mundo interior, tan lleno de malas intenciones y de falta de compromiso serio con lo que nos rodea, que optamos fácilmente por la mentira que disimula una bondad y una disponibilidad inexistentes.

La página evangélica de hoy nos enfrenta con esas zonas erróneas de nuestro interior que nos lleva al disimulo, a decir "sí" cuando pensamos "no". Pero Jesús no se queda al nivel psicológico sino que va más a la verdad religioso-existencial; a nuestro comportamiento moral.

El análisis que hace Jesús tenía una actualidad rabiosa en unos personajes que aparentemente llenaban el ámbito de lo religioso e incluso ostentaban cargos de autoridad tanto en el templo como en las sinagogas: algunos sacerdotes y levitas que vivían la mentira existencial de aparentar ser los dirigentes y los maestros del pueblo en nombre de Dios y, sin embargo, sus vidas estaban llenas de turbias intenciones, de actitudes ambiguas y oscuras ambiciones.

Frente a estas ambigüedades de la élite de los mandatarios religiosos, Jesús se encuentra con el pueblo sencillo, incluso con prostitutas que mostraban su pecado para ser curados por quien se presentó como Salvador. La pequeña parábola de los dos hijos tan distintos fue la denuncia que Jesús hizo ante aquella clase hipócrita y hoy, quizá, nos la hace a cada uno de nosotros.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

26, lunes: Za 8, 1-8; Lc 9 , 46-50.
27, martes: Za 8, 20-23; Lc 9, 51-56.
28, miércoles: Ne 2, 1-8; Lc 9, 57-62.
29, jueves: Dn 7, 9-10. 13-14; Jn 1, 47-51.
30, viernes: Ba 1, 15-22; Lc 10, 13-16.
1, sábado: Ba 4, 5-12.27-29; Lc 10, 17-24.
2, domingo: Is 5, 1-7; Flp 4, 6-9; Mt 21, 33-43.

 

28 de septiembre: San Lorenzo Ruiz y compañeros mártires (s. XVII)

Es el primer santo filipino, aunque no murió en Filipinas, como veremos.

Nuestro santo nació de padre chino y madre filipina, hacia 1600, en Binondo, cerca de Manila.

Fue educado por los dominicos, y trabajó en su parroquia natal. Contrajo matrimonio y tuvo tres hijos, dos niños y una niña.

Tuvo que salir de Filipinas, aunque el porqué no es muy claro.

Y así, en 1636, parte rumbo a Japón junto con dos dominicos y un laico japonés.

En aquellos momentos, los cristianos eran cruelmente perseguidos en Japón. Nada más poner los pies en Okinawa fueron apresados.

A Lorenzo parece que lo sometieron a la tortura del agua, que consistía en hacer tragar agua al prisionero hasta que casi se ahogara.

Lo sentenciaron a morir colgado, cerca de Nagasaki, donde fue conducido, junto con otros cristianos, a la vista de todos, para aumentar así la burla.

Lo colgaron por los pies y tardó más de dos días en morir.

Cuando por fin descansó, su cuerpo fue quemado y sus cenizas arrojadas al mar.

 

Los santos de la semana

26, lunes: Cosme y Damián, Gedeón.
27, martes: Vicente de Paul, Cayo, Florentino.
28, miércoles: Wenceslao, Lorenzo Ruiz y compañeros mártires.
29, jueves: Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael.
30, viernes: Jerónimo, Gregorio.
1, sábado: Teresa del Niño Jesús, Romano, Dodón.
2, domingo: Angeles Custodios, Saturio, Teófilo.


Contraportada

Andrés Cruz Barrientos, Capellán del Centro Penitenciario de Badajoz

"Nosotros vamos a la prisión en nombre de la Iglesia para ser testigos de la esperanza"

El 24 de septiembre se celebra Nuestra Señora de la Merced, patrona de Instituciones Penitenciarias y de los presos.

En la 'Última' de esta semana hemos querido conocer un poco mejor lo que hace nuestra diócesis en este campo y, por ello, hemos entrevistado a Andrés Cruz, capellán del Centro Penitenciario de Badajoz, y a Enrique Delgado, responsable de uno de los proyectos de la pastoral penitenciaria.

¿Cuál es el trabajo que desarrolla nuestra diócesis en la pastoral penitenciaria?

Andrés Cruz. Actualmente, el Centro Penitenciario de Badajoz cuenta con dos capellanes -Manolo Malagón, párroco del Cerro de Reyes en Badajoz, y yo mismo- y contamos con un grupo de cerca de treinta voluntarios que nos ayudan en la tarea pastoral dentro del centro penitenciario.El objetivo fundamental que tenemos todos los que allí trabajamos es tener clara conciencia de que a la prisión no vamos porque nos guste o nos deje de gustar sino que vamos en nombre de la Iglesia, enviados por ella para ser testigos de esperanza, en un mundo de desesperanzados, donde mucha gente a tocado fondo realmente. Hay que tener en cuenta que las prisiones, además, están llenas de pobres, por lo que es fácil comprender que son gente que está muy necesitada de una palabra de ánimo, de una mano tendida, de un hermano al lado que le escuche y le comprenda sin que por ello se sienta juzgado por sus acciones.

Se dice que las cárceles como un reflejo de todos los 'puntos negros' de una sociedad ¿Qué podemos encontrar hoy en los centros penitenciarios españoles?

AC. Pensemos que el 80 % de los presos de Badajoz, y del resto de las cárceles españolas, están en prisión por delitos relacionados, directa o indirectamente, con la droga, o mejor dicho, con la delincuencia que conlleva el consumo de drogas.

Piso de acogida

Hablemos del piso de acogida, que es uno de los proyectos mas 'señeros' de los que desarrolla nuestra diócesis. ¿En qué consiste esta iniciativa?

Enrique Delgado. El proyecto del piso de acogida es una de las actividades de la 'Asociación Para la Libertad', que fue constituida en el 2003, y que está formada por un grupo de voluntarios de pastoral penitenciaria que ya venían trabajando desde el 2001 en él. Actualmente, aunque la Asociación desarrolla el proyecto, seguimos trabajando en colaboración con la Pastoral Penitenciaria.

El piso de acogida es una iniciativa que surge para permitir a aquellos internos del Centro penitenciario que no cuentan con ninguna familia en Badajoz, disfrutar de permisos penitenciarios, que se conceden a presos de segundo y tercer grado, ya que para poder salir necesitan tener un domicilio y alguien que se responsabilice de ellos mientras están disfrutando de esos permisos. Actualmente, el piso tiene capacidad para cuatro personas, y en el colaboran unos quince voluntarios.

Este proyecto, sin embargo, ya venía funcionado con anterioridad...

AC. Sí, nosotros empezamos a trabajar en este piso en los años 1995-1996 con la vista puesta en un futuro que hoy es una realidad, y es la situación de los extranjeros que están en los centros penitenciarios españoles. Actualmente, el porcentaje de extranjeros en las cárceles españolas es del 30 % -sobre todo portugueses, marroquíes y, desde hace un par de años, ha aumentado mucho las personas que vienen de los países del este- y, aunque uno sea natural de Elvas, por ejemplo, que está bien cerca de Badajoz, no puede disfrutar de un permiso por el hecho de ser extranjero. Por eso el piso, aunque tiene cabida para otras personas, está pensado fundamentalmente para extranjeros.

ED. De hecho, aproximadamente el 60-70 % de la gente que pasa por el piso son extranjeros, sobre todo portugueses.

El piso, por esa cada vez mayor presencia de extranjeros, está muy demandado y, además, se da la circunstancia de que personas que han pasado por él y ahora se encuentran en libertad condicional están en el piso en tanto encuentran otro lugar, lo que ha reducido aun más nuestras posibilidades. Por eso andamos ahora planteándonos la necesidad de iniciar un segundo piso de acogida, que palie en alguna medida esta mayor demanda.

La Pastoral Penitenciaria en España

La Pastoral Penitenciaria amplía su acción pastoral dentro de las cárceles mediante las Capellanías o Comunidades cristianas, que viven su fe en establecimientos penitenciarios.

Gracias a los capellanes y voluntarios cristianos de prisiones, la Pastoral Penitenciaria va llevando a cabo un proceso, iniciado en septiembre de 1970, de superación de los límites establecidos por los muros carcelarios y de integración progresiva en los proyectos pastorales de las diócesis y de las parroquias.

La Pastoral Penitenciaria, integrada en la Pastoral de conjunto de las diócesis, comprende también la acción pastoral que realiza la Iglesia ­diócesis y parroquias- fuera de las cárceles, en los ámbitos de la prevención y de la inserción social, a favor de las personas que se hallan en riesgo de verse privadas del don de la libertad (prevención) o son libertos penitenciarios con dificultades para normalizar su vida en la sociedad (inserción).

Actualmente, la Pastoral Penitenciaria se estructura y desarrolla en España conforme a las directrices y criterios que, a modo de marco para un Plan de Pastoral Penitenciaria, ofreció el Papa Juan Pablo II a la Iglesia Católica en su Mensaje para la celebración del Jubileo en las cárceles el día 9 de julio del año 2000. ( www.conferenciaepiscopal.es )

Redacción

 


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino