Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 452. 22 de septiembre de 2002

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

Más de 200 expertos de toda España asisten en Badajoz al XVI Simposio
de Derecho Matrimonial

Se celebró en el Seminario Metropolitano

Abogados, jueces y profesores de Derecho Canónico de España, Italia e Hispanoamérica han asistido esta semana en Badajoz al XVI Simposio de Derecho Matrimonial Canónico organizado por la Universidad Pontificia de Salamanca y la Vicaría Judicial de Mérida-Badajoz.

Durante cinco días, expertos de toda España han abordado asuntos relacionados con esta especialidad del derecho.

El padre Díaz Moreno, explica lo que significa la nulidad matrimonial canónica afirmando que el matrimonio cristiano es para toda la vida, por lo que al no poderse romper el vínculo, "cuando fracasa la Iglesia lo que hace es buscar las razones". A pesar de las apariencias, aunque formalmente hubiese matrimonio, no siempre es así. Si el divorcio rompe el matrimonio, la nulidad busca las razones del fracaso por si existen causas que demuestren que nunca hubo matrimonio.


Editorial

Malos tratos y nulidad matrimonial

En el marco del Simposio sobre Derecho matrimonial canónico, celebrado estos días en Badajoz, con doscientos participantes de alta calificación, entre jueces eclesiásticos, abogados matrimonialistas, psicólogos y sociólogos, se han estudiado y debatido problemas humanos de mucha hondura y de preocupante extensión social; tales como las causas de nulidad matrimonial originadas por la inmadurez de los contrayentes, debida a patologías mentales o psicológicas, que mermaron o impidieron su libertad y responsabilidad.

Las lecciones magistrales, los debates interdisciplinares y las experiencias contrastadas de los tribunales eclesiásticos, han arrojado mucha luz sobre la compleja y arriesgada función de aplicar la justicia en nombre de la Iglesia en la delicada parcela antropológica del matrimonio y la familia. Esperamos con sumo interés la publicación de estos trabajos, en el correspondiente volumen de los Simposios, para poder afianzar más aún nuestra alta valoración de las jornadas de Badajoz.

En las cuales no ha faltado, como episodio externo y colateral, pero de mayor resonancia mediática que el propio Congreso, el desenfoque y la explotación sensacionalista de unas palabras del Juez Instructor eclesiástico de Badajoz, cuyo texto genuino nos facilita su autor en un recuadro de la página 5 de este número de nuestra revista. No nos extendemos más sobre ese enojoso incidente, pero sí debemos afianzar su mensaje de fondo, el mismo que el de todo el Simposio.

Es evidente que no puede afectar al contenido y valor de un acontecimiento, en este caso el matrimonio, una situación sobrevenida después, en este caso las violencias conyugales. Pero, como puntualiza el autor y lo han repetido muchas voces del Congreso, las violencias pueden detectar, y detectan de hecho, anomalías de la persona o del comportamiento que no fueron percibidas entonces y que ahora son descubiertas por el juez en la Causa de nulidad.

Olvidemos el episodio, no sin lamentar que las declaraciones públicas o los titulares mediáticos sobre el asunto hayan dejado, una vez más, en la opinión pública la imagen de una Iglesia insensible al dolor y a la humillación de estas mujeres, por no anular fulminantemente su matrimonio, o, más extraño aun, por no imponer el divorcio vincular, que en ningún caso está en su mano. Todo el Simposio, por el contrario, ha sido un acercamiento lleno de respeto y misericordia al inmenso caudal del sufrimiento humano que se detecta en las crisis matrimoniales.

 


Nguyen van Thuán

Testamento del cardenal encarcelado en Vietnam

En la tarde del día 16 de septiembre falleció en Roma a los 74 años de edad el cardenal François-Xavier Nguyen Van Thuán, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, quien pasó trece años de su vida en las cárceles de Vietnam. El purpurado había afrontado con gran espíritu de fe durante años el cáncer, del que fue operado en dos ocasiones.

En 1975, Pablo VI le nombró arzobispo coadjutor de Ho Chi Minh (la antigua Saigón). El gobierno comunista definió su nombramiento como un complot y tres meses después le encarceló. Nueve años los pasó en régimen de aislamiento. Una vez liberado, fue obligado a abandonar Vietnam. Juan Pablo II le acogió en Roma, donde le confío encargos de gran responsabilidad y le creó cardenal en febrero de 2001.

En marzo del año 2000, conmovió a los millones de personas que pudieron leer pasajes de las meditaciones que pronunció durante los Ejercicios Espirituales de Juan Pablo II y de la Curia Romana, en las que recogió muchas de las experiencias espirituales que maduró en la cárcel. El cardenal las publicó después en un libro que lleva por título 'Testigos de esperanza' (Ciudad Nueva), del que ofrecemos a nuestros lectores en esta Tercera Página de nuestra revista algunos de los grandes testimonios que este pastor de la Iglesia nos ha legado.

En una celda sin ventanas

"Durante mi larga tribulación de nueve años de aislamiento en una celda sin ventanas ­contaba el propio Nguyén Van Thuán-­, iluminado en ocasiones con luz eléctrica durante días enteros, o a oscuras durante semanas, sentía que me sofocaba por efecto del calor, de la humedad. Estaba al borde de la locura. Yo era todavía un joven obispo con ocho años de experiencia pastoral. No podía dormir. Me atormentaba el pensamiento de tener que abandonar la diócesis, de dejar que se hundieran todas las obras que había levantado para Dios. Experimentaba una especie de revuelta en todo mi ser".

Sólo Dios

"Una noche, en lo profundo de mi corazón, escuché una voz que me decía: "¿Por qué te atormentas así? Tienes que distinguir entre Dios y las obras de Dios. Todo aquello que has hecho y querrías continuar haciendo: visitas pastorales, formación de seminaristas, religiosos, religiosas, laicos, jóvenes, construcción de escuelas, misiones para la evangelización de los no cristianos..., todo esto es una obra excelente, pero son obras de Dios, no son Dios. Si Dios quiere que tú dejes todas estas obras poniéndote en sus manos, hazlo inmediatamente y ten confianza en Él. Él confiará tus obras a otros, que son mucho más capaces que tú. Tú has escogido a Dios, y no sus obras"".

"Esta luz me dio una nueva fuerza, que ha cambiado totalmente mi manera de pensar y me ha ayudado a superar momentos que físicamente parecían imposibles de soportar. Desde aquel momento, una nueva paz llenó mi corazón y me acompañó durante trece años de prisión. Sentía la debilidad humana, pero renovaba esta decisión frente a las situaciones difíciles, y nunca me faltó la paz. Escoger a Dios y no las obras de Dios. Este es el fundamento de la vida cristiana, en todo tiempo".

"De este modo, comprendo que mi vida es una sucesión de decisiones, en todo momento, entre Dios y las obras de Dios. Una decisión siempre nueva que se convierte en conversión. La tentación del pueblo de Dios siempre consistió en no fiarse totalmente de Dios y tratar de buscar apoyos y seguridad en otro sitio. Esta es la experiencia que sufrieron personajes tan gloriosos como Moisés, David, Salomón...".

Después del arresto

"Después de que me arrestaran en agosto de 1975, dos policías me llevaron en la noche de Saigón hasta Nhatrang, un viaje de 450 kilómetros. Comenzó entonces mi vida de encarcelado, sin horarios. Sin noches ni días. En nuestra tierra hay un refrán que dice: "Un día de prisión vale por mil otoños de libertad". Yo mismo pude experimentarlo. En la cárcel todos esperan la liberación, cada día, cada minuto. Me venían a la mente sentimientos confusos: tristeza, miedo, tensión. Mi corazón se sentía lacerado por la lejanía de mi pueblo. En la oscuridad de la noche, en medio de ese océano de ansiedad, de pesadilla, poco a poco me fui despertando: "Tengo que afrontar la realidad. Estoy en la cárcel. ¿No es acaso este el mejor momento para hacer algo realmente grande? ¿Cuántas veces en mi vida volveré a vivir una ocasión como ésta? Lo único seguro en la vida es la muerte. Por tanto, tengo que aprovechar las ocasiones que se me presentan cada día para cumplir acciones ordinarias de manera extraordinaria"".

"En las largas noches de presión, me convencí de que vivir el momento presente es el camino más sencillo y seguro para alcanzar la santidad. Esta convicción me sugirió una oración: "Jesús, yo no esperaré, quiero vivir el momento presente llenándolo de amor. La línea recta está hecha de millones de pequeños puntos unidos unos a otros. También mi vida está hecha de millones de segundos y de minutos unidos entre sí. Si vivo cada segundo la línea será recta. Si vivo con perfección cada minuto la vida será santa. El camino de la esperanza está empedrado con pequeños momentos de esperanza. La vida de la esperanza está hecha de breves minutos de esperanza. Como tú Jesús, quien has hecho siempre lo que le agrada a tu Padre. En cada minuto quiero decirte: Jesús, te amo, mi verdad es siempre una nueva y eterna alianza contigo. Cada minuto quiero cantar con toda la Iglesia: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo..."".

Mensajes escritos en un calendario

"En los meses sucesivos, cuando me tenían encerrado en el pueblo de Cay Vong, bajo el control continuo de la policía, día y noche, había un pensamiento que me obsesionaba: "¡El pueblo al que tanto quiero, mi pueblo, se ha quedado como un rebaño sin pastor! ¿Cómo puedo entrar en contacto con mi pueblo, precisamente en este momento en el que tienen tanta necesidad de un pastor?". Las librerías católicas habían sido confiscadas; las escuelas cerradas; los maestros, las religiosas, los religiosos desperdigados; algunos habían sido mandados a trabajar a los campos de arroz, otros se encontraban en las 'regiones de nueva economía' en las aldeas. La separación era un 'shock' que destruía mi corazón".

"Yo no voy a esperar ­me dije­. Viviré el momento presente, llenándolo de amor. Pero, ¿cómo?. Una noche lo comprendí: "François, es muy sencillo, haz como san Pablo cuando estaba en la cárcel: escribe cartas a las comunidades". Al día siguiente, en octubre de 1975, con un gesto pude llamar a un niño de cinco años, que se llamaba Quang y era cristiano. "Dile a tu madre que me compre calendarios viejos". Ese mismo día, por la noche, en la oscuridad, Quang me trajo los calendarios y todas las noches de octubre y de noviembre de 1975 escribí a mi pueblo mi mensaje desde el cautiverio. Todas las mañanas, el niño venía para recoger las hojas y se las llevaba a su casa. Sus hermanos y hermanas copiaban los mensajes. Así se escribió el libro 'El camino de la esperanza', que ahora ha sido publicado en once idiomas".

+ Nguyén van Thuán
Cardenal

 


Centrales

En Mérida-Badajoz se instruyen cada año más de 30 causas de nulidad el 80% son gratuitas

XVI Simposio de Derecho Matrimonial Canónico

Si todos los matrimonios fueran un éxito, ni el Estado debería plantearse el divorcio ni la Iglesia la nulidad. Son palabras del prestigioso catedrático de Derecho Canónico, el sacerdote jesuita José Díaz Moreno, uno de los expertos que durante esta semana ha participado en el XVI Simposio de Derecho Matrimonial Canónico celebrado en el Seminario Metropolitano, que ha contado con la presencia de más de doscientas personas llegadas de toda España, Italia e Hispanoamérica.

El padre Díaz Moreno, explica lo que significa la nulidad matrimonial canónica afirmando que el matrimonio cristiano es para toda la vida, por lo que al no poderse romper el vínculo, "cuando fracasa la Iglesia lo que hace es buscar las razones". A pesar de las apariencias, aunque formalmente hubiese matrimonio, no siempre es así. Si el divorcio rompe el matrimonio, la nulidad busca las razones del fracaso por si existen causas que demuestren que nunca hubo matrimonio.

La siguiente pregunta es cuáles son esas causas que permitan a la Iglesia decir que aunque se celebró la ceremonia no hubo realmente sacramento y puedan, en la mayoría de los casos, volver a casarse por la Iglesia.

Motivos de las nulidades

El profesor don Manuel J. Arroba, juez de la diócesis de Roma, asegura que en el Código de Derecho Canónico existen básicamente tres grandes tipos de motivos. El primero de ellos es el que los juristas llaman impedimentos. Básicamente son leyes en las que la Iglesia, por razones de conveniencia, prohíbe casarse. El segundo grupo es el que hace referencia a defectos de forma. Es el sector que apunta al fallo de los requisitos básicos que se dictaminan para llevarse a cabo el sacramento. Por último, el tercer grupo, el más importante, se refiere a la falta de consentimiento; que los contrayentes no vayan a contraer matrimonio libremente por razones tales como inmadurez, falta de preparación, coacción o no haber prestado un consentimiento pleno aceptando el matrimonio con todas sus consecuencias, como proyecto estable etc.

¿Cómo es el proceso?

El proceso de nulidad es siempre una iniciativa de una de las partes o de las dos, en el que no se buscan culpables sino causas y en el que se pretende que se impliquen los dos miembros de la pareja..

Según el padre José Díaz Moreno, lo primero es la presentación de petición de nulidad ante el tribunal eclesiástico, que estimará si debe admitirlo a trámite. En caso de que así sea, lo pone en conocimiento de la otra parte y establece las bases sobre las que se asentará el proceso. Posteriormente tendrá lugar la declaración de los testigos, la aportación de documentos, en caso de que existan, e informes periciales. El siguiente paso es la apertura del proceso para que cada una de las partes conozca lo que ha dicho la otra a fin de que aporte su propia versión. Finalmente se produce la sentencia, que deben firmar tres jueces.

En todo proceso existe un defensor del vínculo, cuya misión es demostrar que no hay razones para la nulidad.

Todo este proceso dura en torno a dos años, si bien dependerá de la voluntad de las partes, de las pruebas periciales, etcétera.

Rupturas muy tempranas

El padre Díaz Moreno se muestra impresionado por lo pronto que fallan los matrimonios. Según datos aportados en el Simposio, de los procesos de nulidad abiertos en la diócesis de Zaragoza, en un 49% de los casos el matrimonio se había celebrado hacía menos de un año y un 77% hacía menos de cinco, unos datos que según los expertos pueden ser extrapolables al resto de España. Para el padre Díaz Moreno "estamos llegando a una gran frivolidad en el tema del matrimonio, falta de planteamientos a largo plazo, falta de apoyo a la familia e incluso apoyo social a la infidelidad. Las sociedades serán lo que sean las familias y las familias serán lo que sean los matrimonios. Esto me tiene enormemente preocupado".

Los famosos

Sobre el tópico existente de que los famosos consiguen nulidades con facilidad, Díaz Moreno, confirma lo manifestado por el juez del Tribunal diocesano de Mérida-Badajoz, don José Gago en el sentido de que el 80% de las nulidades son gratuitas por la falta de recursos de las partes y que la absoluta mayoría de los que acuden a los tribunales eclesiásticos en busca de una nulidad son gente de clase media. A ello Díaz Moreno añade que "muchos famosos no dicen la verdad completa. En el tribunal dicen la verdad porque los jueces no son tontos, pero en la tele no pueden decir que se les ha concedido una nulidad por temas relacionados con una neurosis por ejemplo, como se han dado muchos casos".

 

Don Adrián González, Prelado de Honor

Don Adrián González Martín,Vicario judicial de Mérida-Badajoz, recibió en la inauguración del Simposio de manos de don Antonio Montero, el documento de la Secretaría de Estado del Vaticano en el que se le nombra Prelado de Honor de Su Santidad.

 

Malos tratos y nulidad matrimonial

Aclaraciones de don José Gago

Ante las tergiversaciones aparecidas en algunos medios de comunicación sobre las palabras de don José Gago a los informadores en la presentación de este simposio, consideramos un deber publicar estas aclaraciones suyas.

1.- Mis declaraciones han sido sacadas de contexto, y no publicadas en su totalidad, habiéndose omitido una parte esencial de las mismas. Lamento, además, que sin dirigirse a mi se hayan hecho interpretaciones sesgadas.

2.- Yo manifesté lo siguiente a preguntas de una periodista: "Los malos tratos en si mismos, si no se comprueba que los mismos son efecto de una causa psíquica previa al matrimonio -en cuyo caso el matrimonio sería nulo por esa causa-, no constituyen una causa de nulidad, ya que serían hechos posteriores al matrimonio sin vinculación previa a la celebración del mismo".

3.- Con ello lo que quería manifestar, dicho sea en lenguaje no estrictamente jurídico, es que los malos tratos conyugales suelen ser síntoma de una problemática psicológica más grave; y si ésta es anterior al matrimonio, aunque no se haya manifestado, el matrimonio sería nulo. De hecho, el Tribunal de Mérida-Badajoz, al que pertenezco, ha dictado varias sentencias declarando la nulidad de matrimonios en los que hubo malos tratos conyugales.

4.- Finalmente, es obvio que tanto la Iglesia como yo mismo, estamos en contra de cualquier tipo de violencia conyugal, sea física o psicológica.

 

 

Clausurado el Congreso sobre la Sagrada Familia con un compromiso por las familias en crisis

Contó con la presencia de doña María Llorente, directora general del Instituto secular 'Hogar de Nazaret'

"El proceso de la globalización -esa creciente interconexión de la vida política, económica y social de los pueblos de la tierra- corre el riesgo de dejarse arrastrar por la fuerza impulsora de una pura economía de mercado, un neoliberalismo, la ley de la productividad y el lucro, y así hay muchos que en la aldea en la que se ha convertido el mundo no se están beneficiando del todo". Estas palabras fueron pronunciadas por monseñor Francisco González, obispo auxiliar de Washington y religioso de la Sagrada Familia, durante la clausura del VI Congreso Internacional sobre la Sagrada Familia, que ha estudiado la presencia de la Sagrada Familia en el siglo XX.

El congreso, organizado por los Hijos de la Sagrada Familia, ha reunido a obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos de varios países de Europa, América y Asia, quienes han visto con satisfacción como la espiritualidad de la Sagrada Familia, también durante el siglo XX, se ha abierto camino en numerosas instituciones de la Iglesia y de la sociedad.

Llamó especialmente la atención de los congresistas la constante presencia de la Sagrada Familia en la obra del arquitecto Antonio Gaudí, que los participantes pudieron comprobar en el mismo templo de la Sagrada Familia de Barcelona y visitando otras obras de este arquitecto.

Merecieron un interés particular los aspectos más delicados de la pastoral familiar de hoy, a la luz de la encíclica Familiaris Consortio, publicada hace 20 años, y los numerosos movimientos familiares surgidos durante el siglo XX, bastantes de ellos comprometidos en la pastoral de los casos más difíciles de las situaciones familiares de hoy.

El cardenal arzobispo de Barcelona, Ricard Mª Carles, que presidió la eucaristía del primer día, afirmó: "Estoy profundamente convencido de que el surgimiento de la espiritualidad de la Sagrada Familia ha sido el foco inspirador del florecimiento en nuestro tiempo de una espiritualidad conyugal y familiar".

De cara al contenido de los próximos congresos, los participantes han insistido en la formulación teológica de la pastoral familiar, especialmente de los llamados 'casos irregulares', poniendo de relieve lo 'atípico' de la misma Familia de Nazaret, y en una mayor presencia de los laicos y movimientos que se ocupan de la pastoral familiar.

Presencia diocesana

A este congreso acudieron varias personas de la diócesis de Mérida-Badajoz, entre ellas don Antonio Luis Martínez, director del Secretariado Diocesano de Liturgia, y doña María Llorente Marzal, directora general del Instituto Secular 'Hogar de Nazaret', quien presidió la quinta sesión del Congreso e impartió una conferencia en la tercera sesión, titulada 'A la sombra de Nazaret', en la que resume la vida de Luis Zambrano, fundador del Instituto, y traza los rasgos determinantes de la institución 'Hogar de Nazaret', de la que también estuvieron presentes María José Antúnez y Concepción Llorente. Redacción/Agencias

 

El arte cristiano español quiere dar esperanza a Nueva York

Siglos de arte cristiano castellano serán expuestos en Nueva York con el objetivo de convertirse en "Tiempo de esperanza" para la ciudad golpeada por el terrorismo.

Este es precisamente el título de la última edición de la exposición de "Las Edades del Hombre" que será inaugurada en la catedral episcopaliana de San Juan el Divino, el 27 de septiembre, por los duques de Lugo, la Infanta Elena y don Jaime de Marichalar.

"Las Edades del Hombre" mostrará en Nueva York, a través de siete capítulos, obras maestras del arte castellano que transmitirán el mensaje de esperanza del Evangelio. Estos capítulos son: "Solidarios en el dolor y la muerte"; "En el momento oportuno Dios y el hombre", "El espejismo de la felicidad"; "Según las Escrituras"; "La talla del Hombre" y "Del éxtasis y la emoción".

Este relato se cuenta en 101 piezas, en las que se suceden los diferentes estilos artísticos: el románico, que presenta la divinidad de Cristo, que reina desde la cruz y desde los brazos de su Madre; el gótico, con su exaltación del dolor, muestra a Jesús solidario de los hombres; el renacimiento, buceando en la cultura más clásica, propone a Cristo como talla y medida de los hombres; y, por último, el barroco desata mil sentimientos de devoción y piedad, aunque también ayuda a ensimismarse en la belleza por la belleza.

La exposiciones de "Las edades del hombre" fueron fundadas por los obispos de Castilla y León en los años ochenta para evangelizar a través de la cultura cristiana atrayendo a millones de visitantes en España y Holanda.

La muestra permanecerá abierta hasta el 24 de noviembre.

ZENIT

 

Proceso de beatificación  de Fray Bartolomé de las Casas

El 2 de octubre, en la parroquia de Santa María Magdalena (Sevilla), comenzará el proceso de canonización de Fray Bartolomé de Las Casas (1484-1566), informa la Conferencia Episcopal Española. El lugar escogido es la antigua Iglesia dominicana del convento de San Pablo, donde el fraile fue consagrado obispo después de ser promovido al obispado de la diócesis de Ciudad Real, en Chiapas.

Fray Bartolomé es conocido como el defensor de la dignidad de los indígenas durante la conquista y evangelización de Hispanoamérica.

ZENIT

 


Noticiario diocesano

El arzobispo ha efectuado  el nombramiento de once párrocos  y cuatro vicarios parroquiales

También ha designado un administrador parroquial,  un capellán y un sacerdote adscrito a parroquia

De cara al presente curso, el arzobispo don Antonio Montero ha efectuado el nombramiento de once párrocos, cuatro vicarios parroquiales, un administrador parroquial, un capellán y un adscrito a parroquia.

Los nombramientos son:

Párrocos

Don Simón Casimiro Salamanca, Párroco de la de Santa María Magdalena, en Castuera. Cesa en la de La Purísima Concepción, en Hornachos.

Don Jorge Carmelo Rodríguez Rodríguez, Párroco de la de La Purísima Concepción, en Hornachos. Cesa como Vicario parroquial de la de Ntra. Sra. del Valle, en Villafranca de los Barros.

Don Fernando Agudo Domínguez, Párroco de la de Nuestra Señora de la Asunción, en Segura de León. Cesa en su cargo de párroco de la de San Blas en Bodonal de la Sierra.

Don Miguel Ángel García Encinas, Párroco de la de San Blas, en Bodonal de la Sierra, manteniendo su actual cargo en el Equipo sacerdotal de Fregenal de la Sierra.

Don José María Barrantes Gil, Párroco de las de La Purísima Concepción, en Villagonzalo, y de Santa María, en Valverde de Mérida. Cesa como Vicario parroquial de la de San José, en Badajoz.

Don Vicente Martín Muñoz, Párroco "in solido" de las parroquias de Santa María del Mercado y San Mateo, en Alburquerque. Cesa en su cargo de párroco de las de Santa María del Prado, en La Roca de la Sierra, y de la de La Asunción de Nuestra Señora, en La Nava de Santiago.

Don Francisco González Lozano, Párroco de las de Santa María del Prado, en La Roca de la Sierra, y de la de La Asunción de Nuestra Señora, en La Nava de Santiago. Cesa como Vicario parroquial de la de San Vicente Mártir, en San Vicente de Alcántara.

Don Francisco Manuel Sayago Brazo, Párroco de La Santa Cruz, de Villanueva de la Serena.

Don Manuel Matute López, C.SS.R., Párroco de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en Mérida.

Don Aladino Garmón Medina, OMI, Párroco de Nuestra Señora de la Asunción, en Badajoz.

Don Alfonso González Muñoz, C.M., Párroco de Santo Domingo, en Badajoz.

Vicarios parroquiales

Don José Carrasco Pina, Vicario parroquial de Santa Eulalia de Mérida, en Badajoz, manteniendo su cargo de Párroco de San Jorge de Alor.

Don José María Redondo Pilo, Vicario parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de Villanueva de la Serena.

Don Francisco Manuel Pacheco Camello, Vicario parroquial de la de San Vicente Mártir, en San Vicente de Alcántara.

Don Pedro Urdiales Campo, OCD, Vicario parroquial de Santa Teresa de Jesús, en Badajoz.

Otros nombramientos

Don José Cordero Rubiales, Administrador parroquial de la de San Esteban Protomártir, en Puebla del Prior, manteniendo su cargo de párroco en la de Nuestra Señora del Valle de Villafranca de los Barros.

Don Francisco Blanco Galán, Capellán con jornada a tiempo completo del Hospital del SES en Mérida.

Don Santiago Serván Solís, adscrito a la Parroquia de Jesús Obrero, en Badajoz.

 

Homenaje en memoria de don Manuel Leal de la Concha,  en Fuente del Maestre

El pasado día 14 de septiembre, festividad del Cristo de las Misericordias, tras la celebración de la Misa, el pueblo de Fuente del Maestre homenajeó a la entrañable persona del Padre Manuel. Fue junto a la iglesia, allí donde diariamente celebraba su fe, rezaba a su Dios, y escuchaba en confesión las miserias humanas, ofreciendo el perdón y la misericordia de Dios.

Un acto sencillo y emotivo para mostrar el reconocimiento, cariño y admiración de un pueblo que a diario veía su alargada figura caminando por sus calles ­invierno o verano- en busca del enfermo que acompañar y reconfortar.

Presidió el acto, al que asistieron cientos de personas, el Arzobispo de la Diócesis, que estuvo acompañado por el Alcalde de Fuente del Maestre, además de doña Dolores Leal, hermana del sacerdote, el escultor don José Gómez de Guerrero, y algunos miembros de la Comisión pro homenaje al Padre Manuel Leal.

Don Jesús Lozano, miembro de la Comisión, expuso los motivos por los que La Fuente reconocía al Padre Manuel como referente en la solidaridad, la acogida y trato con los más necesitados. Tras otras intervenciones, el Arzobispo, que fue invitado a celebrar la Eucaristía y, por otra parte, al homenaje que se realizaría a continuación, mostró el sentido de continuidad que existía entre las dos celebraciones: de la exhaltación de la santa Cruz al reconocimiento del fruto de la cruz en uno de los hijos de la Iglesia. Se felicitó por el hecho de que todo un pueblo reconociera a un sacerdote como referente de solidaridad, de bondad y de acogida a los más débiles. Por todo ello manifestó su alegría y agradecimiento al pueblo de Fuente del Maestre.

Culminó el acto de homenaje descubriendo una escultura de bronce, que recordará a aquel "hombre bueno", como lo han definido en tantas ocasiones.

 

Programados cinco cursillos de cristiandad para este curso

Se reunió en Gévora el Pleno del Secretariado Diocesano del Movimiento

El Pleno del Secretariado Diocesano del Movimiento de Cursillos de Cristiandad se ha reunido en la Casa de Ejercicios de Gévora para programar sus actividades a lo largo del presente curso.

La reunión comenzó con una meditación, impartida por el consiliario, don Feliciano Leal Cáceres, párroco de Lobón y Guadajira, que hizo una llamada a la participación activa en la evangelización.

Cinco cursillos

El Pleno aprobó la celebración a lo largo del presente curso de cinco cursillos, el primero de los cuales tendrá lugar en Gévora del 18 al 20 de octubre; una Ultreya Diocesana, en Mérida el 13 de octubre, ultreyas comarcales que se desarrollarán todos los meses en cada una de las cuatro escuelas del Movimiento en la diócesis: Badajoz, Jerez de los Caballeros, Llerena y Mérida.

La reunión se prolongó hasta mediada la tarde, ya que una parte importante de la misma la ocupó la programación específica en cada una de las Escuelas de Cursillos a lo largo del curso.

Al Pleno asistían miembros del Secretariado y otros dirigentes procedentes de las cuatro escuelas.

 

Primera misa de un sacerdote del Opus Dei en Zalamea de la Serena

Juan Antonio Gil ha sido hasta ahora profesor de un colegio

Juan Antonio Gil Tamayo, natural de Zalamea de la Serena, celebró en este pueblo de nuestra diócesis el pasado domingo su Primera Misa Solemne, acompañado de una treintena de sacerdotes, entre los que se encontraba su hermano, José María Gil Tamayo, director de este semanario y don Amadeo Rodríguez Magro, vicario general de Mérida-Badajoz .

El nuevo sacerdote, que tiene actualmente 35 años, recibió la ordenación presbiteral el día 29 del pasado mes de agosto en Pamplona, de manos de monseñor Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei. En esta porción de la Iglesia desarrollará, a partir de ahora el nuevo presbítero su trabajo sacerdotal, dedicándose a la atención pastoral de jóvenes y a la docencia e investigación universitaria como profesor de Teología en la Universidad de Navarra. Hasta ahora ha trabajado en el ámbito educativo como profesor y directivo de un centro escolar en una barriada obrera de Pamplona.

Doctor en teología

Licenciado en Filosofía y en Teología por esta misma universidad, Juan Antonio Gil ha obtenido hace unos meses el doctorado en Teología con la tesis "La Iglesia como misterio de comunión en Cipriano de Cartago", trabajo en el que ha recibido la máxima calificación.

 


Al paso de Dios

El quinto mandamiento

Hay cristianos que piensan que ya no están en vigor los mandamientos de la Santa Madre Iglesia porque no los encuentran formulados en los catecismos actuales. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: el consejo que se nos daba en el quinto, sobre el deber de colaborar en las necesidades materiales de la Iglesia, sigue y seguirá estando en vigor, si bien ya no se presenta con las viejas fórmulas que muchos hemos recitado del Astete y del Ripalda. En ellas incluso se nos indicaba cuál habría de ser la aportación adecuada: "los diezmos y primicias" de nuestros bienes.

Parece, en efecto, que el contenido y el método eran poco pedagógicos, pero lo cierto y verdad es que las fórmulas de los viejos catecismos dieron como fruto mucha responsabilidad y, consiguientemente, también mucha generosidad. Es de esperar que la evidente calidad de los modelos educativos actuales produzca una más fuerte y arraigada conciencia de que los cristianos deben colaborar económicamente al sostenimiento que de los gastos que acarrean las tareas pastorales, sociales o culturales de la Iglesia. Esa conciencia se ha de plasmar, además, en unas aportaciones que habrán de hacerse con estos criterios: han de ser generosas y en proporción adecuada a lo que cada uno tiene; normalmente serán asiduas, con una cuota fija; se cuidará la motivación teológica y espiritual de la ofrenda litúrgica, que debe limitarse a las celebraciones que sean expresión significativa de la vida comunitaria; se cultivará la transparencia económica, para que todos los miembros de la parroquia conozcan las necesidades y los ingresos.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el XXV Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios


Libro del Profeta Isaías 55, 6-9

Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras está cerca: que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón.

Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos ­oráculo del Señor­ Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes.

 

Salmo 144, 2-3, 8-9, 17-18

R. Cerca está el Señor de los que lo invocan.

El Señor es clemente y misericordioso,
lento a la cólera y rico en piedad;
El Señor es bueno con todos,
es cariñoso con todas sus criaturas.

 

Carta de S. Pablo a los Filipenses 1, 20c-24.27a

Hermanos: Cristo será glorificado en mi cuerpo, sea por mi vida o por mi muerte. Para mí la vida es Cristo, y una ganancia el morir. Pero si el vivir esta vida mortal me supone trabajo fructífero no sé qué escoger.

Me encuentro en esta alternativa: por un lado deseo partir para estar con Cristo, que es con mucho lo mejor; pero, por otro, quedarme en esta vida veo que es más necesario para vosotros.

Lo importante es que vosotros llevéis una vida digna del Evangelio de Cristo.

 

Evangelio según san Mateo 20, 1-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:

­El Reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña.

Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: "Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido". Ellos fueron. Salió de nuevo hacia el mediodía y a media tarde, e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros parados, y les dijo: "¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?". Le respondieron: "Nadie nos ha contratado". Él les dijo: "Id también vosotros a mi viña".Cuando oscureció, el dueño dijo al capataz: "Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros".

Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: "Estos últimos han trabajado sólo una hora y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno". Él replicó a uno de ellos: "Amigo no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?". Así los últimos serán los primeros y los primeros los últimos.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

23, lunes: Pr 3, 27-34; Lc 8, 16-18.
24, martes: Pr 21, 1-6. 10-13; Lc 8, 19-21.
25, miércoles: Pr 30, 5-9; Lc 9, 1-6.
26, jueves: Qo 1, 2-11; Lc 9, 7-9.
27, viernes: Qo 3, 1-11; Lc 9, 18-22.
28, sábado: Qo, 11, 9 ; 12, 8; Lc 9, 43b-45.
29,
domingo: Ez 18, 25-28; Flp 2, 1-11; Mt 21, 28-32.

 

Comentario litúrgico

Jornal de gloria

Existe un canto religioso que hace mención de un 'jornal de gloria'. Está claro que se trata de la recompensa en la otra vida. Parece oportuno referirnos a esa realidad, que incluso cristianos muy practicantes olvidan o, incluso, toman como algo que es mejor callar.

Sin embargo las lecturas de hoy insisten en el tema y nos viene bien recordar unas cuantas verdades acerca del tema.

Isaías toca a arrebato invitando a todos sus coetáneos a cambiar la dirección de sus vidas y orientarse hacia Dios, pues el mismo Dios hace resonar en la boca del profeta su grito de alerta: "Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos". Es una advertencia que hemos de tomar en serio, también nosotros: ante Dios no son indiferentes los derroteros que está tomando nuestra vida.

En la segunda lectura nos encontramos a un hombre que toma en serio su vida y la quiere orientar de un modo positivo. Efectivamente, Pablo es como una flecha que tiene como diana el encuentro definitivo con Cristo. Pero duda qué es mejor: que le llegue el martirio o seguir su labor apostólica unos cuantos años más. Es admirable su generosidad y su esperanza.

En la lectura evangélica nos encontramos una parábola que nos habla del famoso 'jornal de gloria'. Todo va correcto mientras el dueño de la viña reparte el jornal a los obreros que han trabajado toda la jornada, empiezan los problemas cuando también da el jornal completo a los que llegaron a última hora.

Es el momento de recordar que se trata de un jornal 'de gloria', es decir, de algo que no corresponde a nuestros 'méritos', sino que los supera ampliamente.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

23 de septiembre: san Adamnán (S. VII)

Irlanda en el siglo VII era una isla, como ahora, que, para no perder la costumbre, guerreaba con frecuencia con Escocia e Inglaterra. El reino de Northumbria, atacante o atacado, centra gran parte de estas luchas, en que no son ajenas nunca las grandes estirpes de las islas, por ejemplo la de Uí-Neill, a la que pertenece nuestro protagonista.

Monje desde la infancia, Adamnán estudia con seriedad la Sagrada Escritura y san Beda, el más famoso autor de su época y país, nos lo describe como un "campeón de la paz y de la unidad".

Más que como noveno abad del gran monasterio de Iona, que ya sería argumento de razón suficiente para ser conocido por su gran labor espiritual, benéfica y cultural, Adamnán es importante por su "Ley de los inocentes", o sea, la norma bélica que impide, por mutuo acuerdo de las partes contendientes, atentar contra los niños y sus madres.

No era pequeño avance, en las luchas del siglo VII, llegar a esta poderosa cota de civilización en el llamado "arte de la guerra".

Por cierto, a los israelíes y palestinos de hoy, como también a cualquier Milosevic que se ponga a tiro, les vendría como anillo al dedo un san Adamnán que echarse a la cara, no ya para ponerse de acuerdo, sino al menos para evitar tanta inútil y terrible muerte infantil. No incluyo en esta propuesta de acuerdo a ETA porque no guerrea, todavía peor, simplemente asesina.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

23, lunes: Lino, Sosio, Tecla, Adamnán.
24, martes: Nª Sª de la Merced, Andoquino, Rústico, Gerardo.
25, miércoles: Nª Sª de la Fuencisla, Cleofé, Pablo y Tata, Emila.
26, jueves: Cosme y Damián, Gedeón, Lucía Kim, Ketilo, Elzeario.
27, viernes: Vicente de Paúl, Cayo, Florentino, Hiltrudes, Escubilión.
28, sábado: Wenceslao, Lorenzo Ruiz, Eustoquia, Simón de Rojas.
29, domingo: Miguel, Gabriel y Rafael, Guilermo Courtet.

 


Contraportada

"El mundo necesita una ética ecológica"

Conversaciones con don José Manuel Álvarez Maqueda

EL próximo viernes, día 27, se celebra la Jornada Mundial del Turismo, con el lema "Ecoturismo, clave del desarrollo sostenible". A esta jornada a querido sumarse la Iglesia mediante un mensaje de Juan Pablo II en el que prima la preocupación por la degradación medioambiental de nuestro mundo. El Papa habla de una "auténtica emergencia ecologica". En la última de esta semana resumimos este mensaje y planteamos el tema de la ecología desde la perspectiva cristiana hablando con don José Manuel Álvarez Maqueda, sacerdote licenciado en Moral y profesor de esta asignatura en el Seminario Metropolitano.

Cristianismo y ecología son dos términos que tienen que ver el uno con el otro, entendiendo que el cristianismo lo encarnan personas que viven en este mundo, el cual nos lanza la pregunta de cómo podemos mejorarlo, conservarlo y recrearlo continuamente.

Esto hace acuciante dar respuesta a lo que el mismo Juan Pablo II afirma en su mensaje, cuando refiere que en nuestro mundo estamos viviendo una "auténtica emergencia ecológica". Preguntado por este aspecto, don José Manuel Álvarez Maqueda nos refería que nuestro mundo está necesitado de una moral ecológica, en la que se replanteen esquemas del pasado -más orientados a una moral individual- para dar respuesta a las nuevas preocupaciones que nos vienen de la realidad. Según el propio Álvarez Maqueda, "es un tema que está presente y que está preocupando a teólogos, antropólogos, sociólogos y a todas las personas que tienen sensibilidad ante los problemas humanos. También en la Iglesia existe una preocupación y cuando uno va a indagar en lo que se está diciendo de este tema encuentras mucho material. Entrar en ellos supone darnos cuenta de que los creyentes estamos preocupados por la calidad de vida del ser humano hoy en nuestro planeta".

No sólo es el presente

En este sentido, la llamada a no pensar sólo en el presente, en el propio uso y beneficio de los recursos naturales, cobra cada vez más fuerza. El ser humano, y con más razón el cristiano, está obligado a preguntarse por el mensaje que quiere dejar a las generaciones futuras, y decidir si la herencia para los que nos sucederán es un mundo desértico y destruido o un medio ambiente listo para su uso y disfrute, del mismo modo que nuestra generación lo ha hecho. No debemos olvidar también, que este mundo lo hemos recibido nosotros como herencia del pasado, y no olvidar el pasado nos tiene que llevar a no cometer sus mismos errores. Ciertamente, ese "vivir el presente" es un ingrediente importante de nuestra cultura, pero "vivir el presente no nos puede impedir el que nos demos cuenta de que este presente puede convertir nuestro mundo en un espacio desértico para los que vengan detras", afirma don José Manuel.

La perspectiva bíblica

Desde la perspectiva bíblica, acudiendo al Génesis, toda esta cuestión alcanza significación especial, como el mismo Álvarez Maqueda explica "desde la literatura bíblica nos llega un mensaje muy positivo para todo hombre, creyente y no creyente: que nosotros hemos sido puestos en este mundo, no para destruirlo sino para tener una actuación positiva sobre él, de tal manera que nos ayude a nosotros a vivir y ayude a otras personas que vendrán detrás de nosotros".

Apuntando soluciones

Pero esta situación tiene solución, como el mismo don Jose Manuel afirma, "la solución a esto no es sólo tarea de los gobiernos o las grandes industrias, todos podemos colaborar para que esta mentalidad cambie. Tenemos que introducir en los planes de formación y de educación esa preocupación ecológica, haciendo planteamientos básicos, desde dejar limpio un cuarto de baño porque viene alguien detrás de mi hasta el no tirar papeles en las calles de mi ciudad, o el ser capaz de limpiar lo que otros han dejado como basura. Y a esto estamos llamados todos, aunque, para el cristiano esta llamada es aun más fuerte y tenemos una motivación mayor para cuidar el medio ambiente, como obra de Dios".

J. C. P.


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino