Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 399. 8 de julio de 2001

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes


Portada

Museos religiosos:Fe hecha arte

El verano nos permite dedicar más tiempo al ocio, la cultura y la formación del espíritu. Este semana, desde Iglesia en camino, hacemos un recorrido por algunos museos de arte sacro existentes en la diócesis de Mérida-Badajoz a los que podemos acercarnos estos meses estivales para comprender algo más de nuestro presente conociendo más nuestro pasado, a la vez que disfrutamos de una belleza estética, en muchos casos sin par.

Nuestro recorrido pasa por el museo de la Catedral Metropolitana en Badajoz, el museo de santa Eulalia en Mérida, el museo Devocional existente en Almendralejo, la muestra de arte sagrado que alberga la parroquia de Berlanga, la iglesia de la Candelaria de Zafra y la sección de arte religioso que contiene el museo etnográfico de Olivenza.

Junto a ello no debemos olvidar las hermosas iglesias de la diócesis que, ya de por si, constituyen un verdadero museo.

En nuestro recorrido probablemente no estén todos los rincones, pero estos constituyen toda una invitación a visitar espacios de arte y religiosidad.


Editorial

El divorcio es cosa de todos

EL 7 de julio se cumplían 20 años de aquella ley orgánica, la 30/81 de Reforma del Código Civil, conocida popularmente como Ley del Divorcio. Entonces los más optimistas (o pesimistas) hablaban de un millón de divorcios, otros pensaban que aquello nos hacía más europeos mientras que un tercer grupo decía que nos precipitábamos al abismo.

Ahora las estadísticas, que nunca muestran la realidad, pero que siempre nos acercan a ella, nos dicen que desde que se implantó el divorcio, dos millones de españoles están directamente afectados sólo por las separaciones. Según la misma ristre de datos, en Extremadura se separan o divorcian al año alrededor de 1.500 matrimonios.

Hasta aquí los datos. Ahora se impone la reflexión, lejos de la condena personal sin más porque detrás de cada matrimonio hay una historia y, lejos también de la euforia modernista porque detrás de cada ruptura hay un drama que afecta a terceros: familia, prole y, en último término, sociedad.

Probablemente para entender estas situaciones habría que remontarse a las causas, las que nos vienen dadas y las que controlamos directamente. El ritmo de vida nos condiciona, pero no nos determina, la incorporación de la mujer al trabajo, la carestía de la vivienda y la falta de empleo, entre otras cosas, han modificado la estructura familiar. Sin embargo la familia continúa siendo siendo la institución más valorada, uno de los pilares de la sociedad y el lugar donde se lleva a cabo nuestra inmersión en la comunidad. Para los cristianos, además, es la primera Iglesia, el lugar donde aprendemos a dirigirnos a Dios como Padre.

Con frecuencia los divorciados se apartan de la Iglesia o la parte inocente se siente extraña en la comunidad cristiana. No debe ser así, sino que debe tomar cuerpo, cada día más en nuestras comunidades, la llamada pastoral a los divorciados, asignatura casi pendiente.


Carta sobre el Arzobispo

En un acto organizado en la sede de la Conferencia Episcopal Española

Don Antonio recibió el premio ¡Bravo¡

Esta página está destinada para la carta semanal de don Antonio Montero, no obstante en esta ocasión hemos reservado este espacio para conocer lo que dijo y se dijo sobre don Antonio en la entrega de los premios ¡Bravo!, uno de los cuales, el que se otorga a la trayectoria ejemplar de toda una vida, le ha sido concedido este año.

El pasado martes, día 3 a las 12,30 de la mañana, se entregaban en la sede de la Conferencia Episcopal Española los premios ¡Bravo!, que concede cada año la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social. En esta Edición, el Premio Especial a la trayectoria ejemplar de toda una vida en medios comunicación social ha sido otorgado por unanimidad a don Antonio Montero Moreno, Arzobispo de Mérida-Badajoz. En su amplio currículum como periodista, don Antonio ha sido, entre otras cosas, presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social durante quince años y, por dos mandatos quinquenales, miembro del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales. Durante doce años ha sido miembro activo del Comité Episcopal Europeo para las Comunicaciones Sociales, agotando en este cargo todos los mandatos estatutarios.

Los premios ¡Bravo! cuentan con otras modalidades que han recaído en distintos profesionales de la comunicación: en prensa a Gorka Landaburu, en radio a la periodista Blanca María Pol, en televisión a la periodista Ángela Rodicio, en cine a la Película "La Espalda del Mundo" de Javier Corcuera y en música a Fernando Argenta y Araceli González Campa. El premio a la labor diocesana en Comunicación Social fue para el Diario de Menorca, por sus 60 años informando.

El presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación y obispo de Sigüenza-Guadalajara, Monseñor José Sánchez, que entregó las placas junto al obispo secretario general de la Conferencia Episcopal, don Juan José Asenjo, explicó que "con este acto sencillo de entrega de los premios ¡Bravo! la Iglesia quiere hacer visible, un año más, su amistad y cercanía al mundo de las comunicaciones sociales y reconocer la labor meritoria de todos aquellos profesionales de la comunicación en los diversos medios, que se hayan distinguido por el servicio a la dignidad del hombre, los derechos humanos y los valores evangélicos".

En nombre de los premiados agradecieron este reconocimiento profesional don Antonio Montero y don Manuel Domínguez, presidente de la revista "Cambio 16".

Don Antonio Montero ofreció una hermosa y chispeante intervención recordando sus cincuenta años de sacerdocio recién cumplidos y cómo en ellos la pastoral de las comunicaciones había ocupado un papel preponderante. El Arzobispo de Mérida-Badajoz aludió a otros sacerdotes y periodistas de su generación, a quienes quería hacer copartícipes de esta distinción y afirmaba: "Durante toda la segunda mitad del siglo XX, al que me cuesta todavía llamar siglo pasado, mi vida y ministerio pastoral y episcopal han estado marcados por lo que llama el Acta del Jurado la Pastoral de las comunicaciones Sociales. Desde los primeros atisbos en las revistas "Estría" e "Incunable" hasta la plena dedicación simultánea o sucesiva de más de tres lustros en "Ecclesia", PPC y el Diario "Ya". En el periodismo activo, siempre ocupé, por desgracia, funciones directivas o empresariales, lo que, además de cargante y penoso, se come la creatividad de la palabra, de la pluma y de la imagen. Como escritor y periodista te quedas en un ser intermitente y extraño.

Luego, en la vida episcopal, tan hermosa y tan rica en sí misma, me ha acompañado siempre esta dimensión que ahora llaman mediática, como parte sustantiva de mi ministerio: Comisión Episcopal de Medios, organismos pontificios, europeos e hispanoportugueses; más de lo mismo. En una comunidad, no muestres tu habilidad. ¿Me pesa? ¿Lo haría otra vez? ¡Claro que sí!, pero creo que lo pensaría mejor. No ha habido, no, dualismo entre el ministerio episcopal y las comunicaciones sociales".

Hacer del periodismo una segunda naturaleza

 

En el transcurso del acto de entrega de los Premios ¡Bravo! 2001, Monseñor José Sánchez, presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación sociaI, dirigía a Don Antonio Montero estas palabras :

"El Premio Bravo Especial es en este año 2001 para Monseñor Antonio Montero, Arzobispo de Mérida-Badajoz y periodista de reza, que ha hecho del periodismo una segunda naturaleza de su persona, perfectamente integrada en su ministerio sacerdotal del que en este año se cumple medio siglo. Casi el mismo tiempo lleva don Antonio oficiando de comunicador desde que iniciara su tarea en la revista Ecclesia y en la fundación de PPC, hasta sus colaboraciones en la prensa nacional y sus cartas semanales en su revista diocesana o sus comentarios también semanales en más de una veintena de emisoras extremeñas.

Con un estilo brillante de buen escritor y la palabra erudita de ameno conversador, unido a un permanente interés por el acontecer, don Antonio ha sabido siempre poner el Evangelio al paso de los hombres y mujeres de hoy, cercano a sus inquietudes y esperanzas, a sus ilusiones y sufrimientos.

Junto al acreditado oficio periodístico, Monseñor Montero ha destacado también en la reflexión y estudio del fenómeno de la comunicación social siempre con la finalidad de preparar en ella y con ella los caminos del Señor, como reza el lema episcopal de su escudo en el que no falta la pluma de periodista como una de sus peculiares "armas".

Este bagaje ha hecho de don Antonio un perseverante predicador en el interior de la Iglesia de la necesidad de que ésta de una mayor importancia a la pastoral de las comunicaciones sociales. Ese ha sido su principal servicio, durante décadas, a la Conferencia Episcopal Española del que se ha beneficiado la Iglesia entera de España. Sin esta perseverancia de don Antonio, muchas veces, como Juan el Bautista de su terna, predicando en el desierto, no se entenderían ni hubieran sido posibles en la Iglesia en España nuevos proyectos comunicativos con los que hoy contamos.

Especial gratitud y reconocimiento merece su infatigable y ardua labor negociadora, hecha de paciencia y del buen arte del diálogo, en el logro y digno mantenimiento de la programación religiosa en la radio y la televisión pública. Gracias y ¡Bravo!, don Antonio."

 


Centrales

Nuestra diócesis cuenta con una red creciente de museos de contenido religioso

El arte sacro se convierte en una opción interesante para los meses de verano

Con la llegada del verano aumenta el tiempo libre y las posibilidades de hacer lo que nos gustaría haber hecho el resto del año. Metidos en el mes de julio, se hacen programaciones especiales de ocio y tiempo libre, teatro, cine etc. No obstante, junto a todo ello tenemos cosas que no varían, que están todo el año, pero a las que no dedicamos el tiempo que deseamos. Nos referimos a los museos.

En la diócesis de Mérida-Badajoz podemos visitar algunos museos donde la fe se ha hecho arte y donde, con una mirada, podemos ver cómo el lento paso del tiempo se materializa, agolpado en unos salones, recreando el buen gusto.

La Catedral Metropolitana nos ofrece en el museo del claustro y sus dependencias, interesantes pinturas del siglo XVI al XIX. A decir de su director, don Francisco Tejada Vizuete, la colección más importante de pintura religiosa bajo extremeña de esa época, que incluye cuadros de Morales. Los visitantes de este museo podrán observar también importantes marfiles, orfebrería y tapices del siglo XVI. El museo catedralicio es visitable todos los días, excepto los lunes, de 11 a 13 horas por la mañana y de 18 a 20 horas por la tarde.

Primeras piedras

En la Basílica de santa Eulalia de Mérida nos encontramos con las primeras piedras del cristianismo extremeño. El museo está anexo a la basílica, a la que puede accederse desde el propio museo. Una exposición musealizada pone al visitante en situación de comprender la complejidad de los restos arqueológicos que alberga el subsuelo de la basílica eulaliense. Son cuatro las épocas en las que se organizan los restos arqueológicos: unas casas romanas de los siglos I y II, una pequeña edificación a modo de monumento en honor a santa Eulalia del siglo IV, una basílica visigoda de los siglos VI y VII y la actual iglesia que alberga todos los restos anteriores y es datable desde el siglo XVI en adelante.

El museo puede visitarse todos los días excepto los domingos de 10 a 14 horas por la mañana y de 17 a 19 horas por la tarde.

Vida y fe

Aun cuando todo museo etnográfico trata de plasmar la vida, ello sería imposible sin atender al factor religioso. Por ello algunas salas del museo etnográfico de Olivenza hacen referencia a la vitalidad religiosa de esta localidad en aspectos ornamentales y decorativos de dormitorios, comercios o fotografías de antiguos acontecimientos. Pero una sala especial se dedica a la imaginería, a los objetos litúrgicos y a algún instrumento musical de altísimo valor relacionado con la vida cristiana oliventina. Puede visitarse de martes a domingo, de 11 a 14 horas y de 17 a 20 horas.

Fuera del museo las cofradías ofrecen diversas exposiciones permanentes en sus respectivas sedes cuyas iglesias son ya de por sí otro museo como santa María del Castillo, de la primera mitad del siglo XVII que encierra un retablo con la genealogía de la Virgen, y la Magdalena, del siglo XVI en la que destacansobre todo sus columnas torsas.

La parroquia de Berlanga, Nuestra Señora de Gracia, guarda en su interior un museo de arte sacro. Inaugurado el dos de mayo del año 99, con motivo de la última visita pastoral del Arzobispo. El párroco, don Víctor Cano, asegura que las piezas exhibidas se escaparon de la destrucción en la Guerra Civil y proceden de la Cofradía Sacramental.

El museo, que puede verse en visitas concertadas, tiene entre sus piezas principales un templete del Santísimo. Junto a él encontramos palios y estandartes, cálices, copones, lámparas, capas pluviales, un crucifijo del siglo XII... gran cantidad de piezas de plata procedentes, en buena medida, de las escuelas cordobesa y sevillana.

Conocer los entornos

Llegados a Berlanga, el visitante tiene la oportunidad de conocer la iglesia parroquial de Azuaga donde se unen Gótico y Renacimiento y la iglesia del Cristo del Humilladero, prototipo del Barroco Bajoextremeño. También en Llerena pueden verse la Iglesia de la Granada y la iglesia conventual de las hermanas Clarisas. Adentrados en el sur de la diócesis, no está fuera de lugar pasarse por la iglesia mayor de Nuestra Señora de la Granada de Fuente de Cantos o por la ermita de la Virgen de Lara, en Fuente del Arco, la mejor colección de pinturas murales del siglo XVIII en la Baja Extremadura, a decir del director del Secretariado Diocesano de Patrimonio, don Francisco Tejada.

En Zafra, la iglesia de la Candelaria, antigua Colegiata, constituye un gran museo por las obras que alberga. Es visitable todos los días de 10,30 a 13 horas y de 18,30 a 21 horas, excepto los miércoles y los domingos por la tarde. Este templo posee un importante retablo mayor del primer Barroco, con nueve cuadros de Zurbarán y esculturas de Blas Escobar

En Almendralejo tenemos el Museo Devocional junto a la ermita de la Virgen de la Piedad, inaugurado en el verano de 1995. En él encontramos varias vitrinas murales en las que se exhiben mantos de la Virgen y otras que contienen ornamentos antiguos, devocionarios, rosarios, estampas, medallas y pequeñas imágenes con otros objetos religiosos. Junto a ello se han colocado diversos libros como los sacramentales de bautismo, matrimonios y defunciones así como rituales y vasos sagrados.

Entre los objetos exhibidos en el museo destacan, además de los mencionados, una custodia de Cristobal Gutiérrez, diversos cálices y vasos sagrados de los siglos XVII y XIX y un portaviático y cálices de Álvarez Lajas, orfebre almendralejense del siglo XVIII. Cabe destacar también la vitrina que contiene un estudio histórico del doctor Zarandieta Arenas sobre la religiosidad en Almendralejo desde el siglo XVI.

No cabe duda de que la diócesis de Mérida-Badajoz posee muchos más rincones dignos de ser visitados. Quede aquí una pequeña muestra y una sugerencia para ocupar parte de nuestro tiempo libre durante el verano.

Sustituye fray Joaquín Domínguez que ocupará el cargo de vicario de la Provincia Bética Franciscana

Fray Guillermo Cerrato, elegido nuevo superior del Real Monasterio de Guadalupe

Fray Guillermo Cerrato Chamizo ha sido elegido nuevo guardián o superior del Real Monasterio de Guadalupe en el congreso capitular de la provincia Bética. El padre fray Guillermo Cerrato Chamizo es ex ministro inmediato de la provincia Bética Franciscana. Nació en Puebla de Alcocer en 1945 y es franciscano desde 1963. Fue ordenado sacerdote en 1970 por don Antonio Montero, entonces obispo auxiliar de Sevilla y ahora arzobispo de Mérida-Badajoz.

Fray Guillermo Cerrato ocupa el número 19 en el guardianato guadalupense, desde que en 1908 la Orden Franciscana se hiciera cargo de este santuario y monasterio.

Formador

En la orden ha ocupado importantes cargos y cometidos, especialmente oficios de formador y educador de la juventud franciscana, como maestro de novicios en el convento de la Purísima concepción del Palancar, en Pedroso de Acim.

Después de nueve años en los que ha desempeñado laudablemente el cargo de ministro de la provincia Bética Franciscana, con jurisdicción religiosa en Andalucía Occidental, Extremadura y Archipiélago de Canarias (1992-2001), ha sido ahora elegido superior o guardián del Monasterio guadalupense.

Sucede en el cargo, al reverendo padre fray Joaquín Domínguez Serna, quien después de tres años de brillante actuación en Guadalupe ha sido elegido capitularmente vicario de la referida provincia franciscana, con residencia actual en el convento santuario de Santa María de Loreto, en las proximidades de Sevilla.

Fray Joaquín Domínguez Serna, natural de Villafranca de los Barros, era Guardián del Real Monasterio desde el año 98.

Fray Guillermo Cerrato es licenciado en Pedagogía, hombre culto y fiel en sus cometidos, de carácter afable, ecuánime y recto. Ha promovido en la provincia Bética la formación completa de la juventud y de todos los hermanos, la acción pastoral y obras de nueva construcción y de restauración, entre otras, el nuevo colegio San Antonio de Padua, en Cáceres.

Su presencia en Guadalupe, donde es conocido y valorado por sus vecinos, peregrinos y visitantes, autoridades y representaciones de la región, de la Iglesia y del Estado, se augura como un tiempo de bendición y gracia.

 

Francia en la lista de países con leyes discriminantes

Aumentan los casos de violación de la libertad religiosa

China, Indonesia, Sudán, Nigeria y Turkmenistán. Estos son los países que aparecen en la lista "negra" de las violaciones de la libertad religiosa publicada por el Informe 2001 de "Ayuda a la Iglesia Necesitada", que se ha publicado esta semana en Roma.

El Informe analiza la situación de este derecho fundamental en 189 países, arrojando una conclusión preocupante: aumentan los casos de violación de la libertad religiosa.

El Informe 2001 sobre la libertad religiosa divide al mundo en áreas:

Área islámica, donde se siguen verificando discriminaciones basadas en la "sharia" (ley islámica) y donde en general se prohibe la evangelización o el anuncio de la fe por pate de creyentes de otras religiones.

Área social-comunista, en particular China, donde se da una política represiva de los grupos religiosos.

Área hindú-budista, donde se constata una discriminación social hacia los pertenecientes a las demás religiones.

Área de conflictos, en las que se verifican masacres entre diferentes grupos, entre otras, por razones religiosas.

Áreas en las que existen legislaciones que dañan el derecho a la libertad religiosa.

Áreas en las que no se han constatado discriminaciones.

La sorpresa de Francia

La gran sorpresa del Informe 2001 es la inclusión de Francia entre los países con leyes discriminatorias. El 30 de mayo el país introdujo un genérico delito por manipulación mental.

Andrea Morigi, uno de los redactores del informe explica que esta medida francesa corre el riesgo de censurar prácticas religiosas tradicionales de los cristianos como pueden ser el ayuno, o el diferente ritmo de sueño típico de algunos monasterios. La ley católica y las comunidades protestantes del país galo se han opuesto frontalmente a la ley, que ha sido aprobada tanto por partidos de izquierdas como de derechas.

Mejoras en Suiza

El documento constata, sin embargo, progresos en Suiza, que acaba de abolir la ley de 1874 que exigía la aprobación del gobierno para la institución de nuevas diócesis católicas. La abolición llega después de un referendum en el que se manifestaron los ciudadanos.

La obra "Ayuda a la Iglesia Necesitada", explican los redactores, defiende el derecho natural a la libertad religiosa, de todas las religiones, no sólo del cristianismo.

ZENIT


Noticiario diocesano

Ponía culmen a dos años de trabajo

La Juventud Obrera Cristiana celebró su Festijoc en Madrid denunciando la flexibilidad laboral

El pasado sábado, día 30 de junio, se celebraba en Getafe el Festijoc, de la Juventud Obrera Cristiana (JOC). El Festijoc era una reunión de miembros del movimiento de toda España (un millar, cincuenta de ellos llegados de Extremadura) que ponía cierre al trabajo realizado por los distintos grupos de la JOC durante dos años en los que han reflexionado sobre la flexibilidad laboral. Por ello, este encuentro se convertía en reivindicativa que denunciaba la temporalidad en el empleo.

El encuentro comenzaba a las 10 de la mañana con el lema "Ante un trabajo que nos rompe...creemos respuestas colectivas". A las 11 tenía lugar la apertura con una representación teatral, una oración y la presentación de un manifiesto. El Centro Cívico Juan de la Cierva era el lugar escogido para la comida y la feria de campaña. Ya por la tarde, a las 6, daba comienzo una manifestación por las calles céntricas de Getafe, que daba paso a un concierto en el campo de fútbol Magallanes en el que intervenían dos grupos: "Desastre " y "Los de Otilia".

Manifiesto

El Manifiesto de la JOC, tras analizar algunas claves de la situación laboral estudiadas durante estos dos años, denunciaba que los criterios económicos que dirigen la sociedad, la ideología neoliberal y el pensamiento único son, en la práctica, contrarias al Evangelio, que hoy, más que nunca se hace necesario recuperar los valores, tradicionales del mundo obrero, de solidaridad, de lucha colectiva y de esfuerzo ante el mensaje de que "cada uno se seque las castañas del fuego", que los jóvenes deben recuperar su protagonismo en la sociedad para dirigirla hacia una realidad más solidaria y más feliz, que la respuesta ha de ser colectiva y que la flexibilidad laboral es posible pensarla y hacerla desde la persona, teniendo en cuenta su dignidad y sus derechos. Esto no se puede hacer pensando en beneficios y en la economía.

 

Encuentro de catequistas del arciprestazgo de Calamonte

A finales del pasado mes de junio se ha celebrado en la Casa de oración de Villagonzalo el tercer encuentro anual de Catequistas del arciprestazgo de Calamonte.

En esta ocasión participaron alrededor de cincuenta catequistas provenientes de las parroquias de Arroyo de San Serván, Calamonte, La Zarza, Trujillano, San Pedro de Mérida, Villagonzalo, Valverde de Mérida y Cordovilla de Lácara.

La temática del encuentro la orientó don Miguel González Romo en una charla sobre la Evangelización, a la que siguió el trabajo personal y en grupo sobre el catequista como evangelizado y la vivencia de la identidad propia del catequista.

Al final se aportaron algunas sugerencias tales como comenzar el próximo curso pastoral en un santuario mariano de la Archidiócesis y celebrar el cuarto encuentro arciprestal a finales de abril.

 

Parroquia Ntra. Sra. de Gracia de Badajoz

Se clausuró la Escuela de Padres

El salón de actos de la Parroquia de "Nuestra Señora de Gracia" de Badajoz, era el escenario del acto de clausura, el pasado 20 de junio, del Curso 2000-01 de la Escuela de Padres que viene funcionando en esta Parroquia desde hace 4 años en la que también participan el Colegio Público "San José de Calasanz" y la Asociación de Padres.

El Director de la misma, don Francisco L. Bobadilla Guzmán, hizo un resumen de las actividades realizadas, de los temas tratados y de los Ponentes que han pasado por la Escuela. Maestros, sacerdotes, catedráticos, profesores de la Universidad de Extremadura, logopedas, matrimonios.... han desarrollado temas de interés sobre la formación y educación de los hijos. Este año, como novedad, se hizo una sesión de "Cineforum", proyectándose la película "La vida es bella". Hubo una asistencia media por sesión de 20 padres que permanecieron muy fieles en su asistencia a todas las sesiones y participación en los coloquios posteriores a las charlas.

Una vez evaluado el curso, los asistentes pasaron a darle gracias al Señor con la celebración de la Eucaristía presidida por don Claudio Rubio Guerrero, Coordinador de la Escuela y por el Párroco don Manuel Nisa Romero. En la Homilía, don Claudio reflexionó sobre la necesidad de que los padres se eduquen como primeros formadores de sus hijos y no descargen esta gran responsabilidad sólo en los Profesores y Educadores. De ahí la conveniencia de asistir a esta Escuela de Formación de los padres.

Finalmente tuvo lugar una convivencia de padres e hijos en el salón con un ágape fraternal preparado por los asistentes a la Escuela.

 

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad celebró el cursillo número 212

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad celebraba el pasado fin de semana en la Casa de Espiritualidad de Gévora su cursillo número 212.

Durante todo el fin de semana 15 personas más el equipo responsable han podido reflexionar sobre el mensaje evangélico para, comprometidos con él, testimoniarlo en sus ambientes, insertándose en sus parroquias de origen.

El curso fue coordinado por don Francisco Carrallo bajo la dirección espiritual de los sacerdotes don Feliciano Leal y don Jesús Pérez Mimbrero.

A la clausura, a la que asistieron en torno a 200 personas, estuvo presidida por don Luis Romero Rangel como Delegado Diocesano de Apostolado Seglar y don Francisco L. Bobadilla, Presidente del Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

Cáritas clausura la escuela de formación del arciprestazgo de Montijo

En ella han tomado parte más de 60 voluntarios

Recientemente se clausuró en la Casa de la Iglesia de Montijo la Escuela de Formación Básica que, para voluntarios de Cáritas, ha venido desarrollandose en el arciprestazgo de Montijo desde el pasado mes de febrero.

La iniciativa de esta escuela partió de la necesidad de dotar de un mayor conocimiento a los voluntarios de Cáritas de las necesidades de las personas hacia las que se dirige su acción.

En total han sido más de 60 voluntarios los que han participado en esta iniciativa provenientes de las cáritas de Lobón, La Nava de Santiago, Montijo, Puebla de la Calzada, Talavera la Real, Torremayor y Valdelacalzada y han estado dirigidos por doña María José Corraliza, de Cáritas diocesana, don Juan Delgado, párroco de San Gregorio Ostiense de Montijo y don Vicente Martín, párroco de La Nava de Santiago.

Temas tratados

Entre los temas que se han trabajado se encuentran "La integración de Cáritas en la pastoral parroquial", "El trabajo en equipo", "La relación de ayuda" y otros, todos ellos encaminados a conseguir ese objetivo de formar a los voluntarios para una tarea cada vez más eficaz.

 

La barriada de Suerte de Saavedra pide mejoras en su situación de vida

La barriada de Suerte de Saavedra de Badajoz está en continuo crecimiento desde su creación, a finales de 1984. El barrio está habitado por unas 7.500 personas y la mayoría de las 1.570 viviendas que componen la barriada, sin contar con las viviendas de realojo de la riada, son viviendas sociales.

Vecinos de esta barriada han denunciado ante la opinión pública y ante las instituciones, entre ellas el Arzobispado de Mérida-Badajoz, la situación que se vive en el barrio. Para ello han organizado un movimiento vecinal bajo el lema "Salvemos nuestro barrio".

Necesidades

Los vecinos detectan necesidades en tres frentes básicamente: infraestructura, seguridad y servicios asistenciales. Respecto a las infraestructuras las demandas se encaminan a las mejoras en la limpieza, mobiliario urbano, zonas peatonales y accesos al barrio. En torno a la seguridad las peticiones giran en torno a la presencia efectiva de la policía de cercanía que pueda reducir el tráfico y consumo de drogas y alcohol y el deterioro del mobiliario urbano, entre otras cosas. Por último, el movimiento vecinal solicita presencia efectiva de servicios sociales, una oficina permanente de atención al vecino y la creación de espacios de ocio.


Al paso de Dios

La paella

A veces, entre las espinas surge una flor. Cuando eso sucede, conviene conservar su perfume, porque, aunque de momento no sea más que una simple anécdota, ¡quién sabe si las espinas no pueden llegar a transformarse en bellas flores!

Sucedió hace unos días, que al llegar un grupo más de inmigrantes, exhaustos y hambrientos, tras su travesía en patera por ese desierto infernal que es el estrecho, se encontraron con un grupo de personas que preparaban una, según parece, muy suculenta paella. Y contaron los medios de comunicación que estos satisfechos y alegres comensales hicieron lo que era lógico y humano, renunciaron a su exquisito plato y se lo ofrecieron a aquellos hombres y mujeres que llegaban en esa aventura de salir de su tierra con la esperanza de que van a encontrar el que, para ellos, es el paraíso o, al menos, la puerta del bienestar que se les niega en su país.

Son tantos los que llegan cada día, que este hecho no es más que una preciosa perla en un mar de miseria. Sin que entremos ahora en cuestiones sociales y legales, el recibimiento normal es, desgraciadamente, muy distinto. Lo sucedido, sin embargo, nos sirve para soñar. ¿Porqué no esperar el día en que los hombres del mundo se reúnan en torno a una gran paella y todos tengan su parte en ese plato misterioso, que tan fácilmente se multiplica y es tan familiar y acogedor? Ingenuo ¿verdad? Pues al corazón sólo lo cambian las utopías y el mundo cambiará cuando se multipliquen gestos como el de la paella.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el XIV Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro de Isaías 66, 10-14c

Festejad a Jerusalén, gozad con ella, todos los que la amáis, alegraros de su alegría, los que por ella llevasteis luto. Mamaréis a sus pechos y os saciaréis de sus consuelos, y apuraréis las delicias de sus ubres abundantes.

Porque así dice el Señor: Yo haré derivar hacia ella, como un río, la paz, como un torrente en crecida, las riquezas de las naciones. Llevarán en brazos a sus criaturas y sobre las rodillas las acariciarán; como a un niño a quien su madre consuela, así os consolaré yo, y en Jerusalén, seréis consolados. Al verlo, se alegrará vuestro corazón, y vuestros huesos florecerán como un prado; la mano del Señor se manifestará a sus siervos.

Salmo 65, 1-3a, 4-5, 16 y 20

R. Aclamad al Señor, tierra entera.

Aclamad al Señor, tierra entera; / tocad en honor de su nombre;/ cantad himnos a su gloria; / decid a Dios: ¡Qué temibles son tus obras!

 

Carta de san Pablo a los Gálatas 6, 14-18

Hermanos: Dios me libre de gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, en la cual el mundo está crucificado para mí, y yo para el mundo. Pues lo que cuenta no es circuncisión o incircuncisión, sino una criatura nueva. La paz y la misericordia de Dios vengan sobre todos los que se ajustan a esta norma; también sobre el Israel de Dios. En adelante, que nadie me venga con molestias, porque yo llevo en mi cuerpo las marcas de Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con vuestro espíritu, hermanos. Amén.

 

Evangelio según san Lucas 10, 1-12, 17-20

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir Él. Y les decía:

- La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa decid primero: "Paz a esta casa". Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: "Está cerca de vosotros el reino de Dios". Cuando entréis en un pueblo y no os reciban, salid a la plaza y decid: "Hasta el polvo de vuestro pueblo, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que está cerca el reino de Dios". Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para ese pueblo.

Los setenta y dos volvieron muy contentos y le dijeron:

- Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.

Él les contestó:

- Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército enemigo. Y no os hará daño alguno. Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

9, lunes: Gn 28,10-22 ; Mt 9,18-26
10, martes: Gn 32,22-32; Mt 9,32-38.
11, miércoles: Pr 2,1-9; Mt 19,27-29.
12, jueves: Gn 44,18-21,23b-29; 45,1-5; Mt 10,7-15.
13, viernes: Gn 46,1-7.28-30; Mt 10,16-23.
14, sábado: Gn 49,29-32;50,15-26a; Mt 10,24-33.
15, domingo:Dt 30,10-14; Col 1,15-20; Lc 10,25-37.

 

Comentario litúrgico

Setenta y dos

EL pasado domingo la lectura evangélica nos presentaba una serie de llamadas al seguimiento que se frustraron por la poca generosidad de los interfectos que intentaron una respuesta no acorde con la urgencia de la llamada. En este domingo san Lucas presenta el anverso: la generosidad y prontitud de una buena gente que se fiaron de Jesús y se lanzaron a recorrer los caminos y vocear la buena noticia que traía Él.

El número de los llamados -exactamente setenta y dos- hace mención a lo que describe el capítulo diez del Génesis que presenta las naciones paganas que hacen un total de setenta y dos. Así que la mies abundante a la que se envía aquel grupo de buena gente es el mundo que está alejado de Dios. Esto hace fácil que este evangelio nos comprometa hoy de un modo especial ya que tanto hablamos de los alejados que, con frecuencia, son tan cercanos a nosotros por razones de familia o vecindad.

San Lucas comienza presentando a Jesús preocupado por la ingente tarea de la evangelización, la tarea que le ha encargado el Padre. Ve la desproporción entre el pequeño grupo que forma los apóstoles y la cantidad de obreros que está pidiendo mies tan abundante. Paralela preocupación bulle actualmente en el corazón de tantos pastores, desde la responsabilidad la Iglesia universal, la Iglesia local o sencillamente nuestras parroquias.

La lectura termina con el final de la misión de los setenta y dos: tuvieron éxito pero lo principal es que sus nombres quedaron inscritos en el cielo. Quizá, sea algo que deba tener en cuenta el apóstol de hoy pues parece que los lobos son abundantes de un modo muy singular.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

14 de julio: San Camilo de Lelis (1550-1614)

El soldado aventurero
crece en el sur italiano,
perdiendo fama y dinero
en juego napolitano.

Dominado por el juego
y la vida militar,
de España, y Venecia luego,
se alquila para luchar.

No teniendo que jugar
se empeña hasta la camisa,
teniéndola que entregar
entre el escarnio y la risa.

En miserable pobreza
oye una predicación,
descubriendo la riqueza
que sale del corazón.

El hospital de incurables
de Roma, le acogerá,
cambiando en vendas los sables
su vida transformará.

Una llaga bien extraña
le descubre el gran valor
de una vida que es patraña
si no se entrega al amor.

Camilo ahora redacta
una regla singular,
donde se levanta acta
para el enfermo cuidar.

El orden y la limpieza,
el cuidado maternal,
el suave trato y llaneza,
transforman el hospital.

Cuando grita algún mortal
que la muerte se acelere,
cuidados de amor total
es lo que en verdad requiere.

Porque Dios en el madero
del enfermo está postrado,
necesitando enfermero
que cuide al crucificado.

Ley de eutanasia maldita,
de la barbarie rigor:
¿dínos quién te necesita
si ve en el enfermo a Dios?

 

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

9, lunes: Cirilo, Pancracio.
10, martes: Rufina y Segunda.
11,miércoles:Benito,Marciano.
12, jueves: Proclo e Ilarión.
13, viernes: Enrique, Serapión.
14, sábado: Camilo de Lelis.
15, domingo: Buenaventura.

Contraportada

Claves para dar un rostro humano a la globalización

La globalización debe poner en el centro a la persona y extender la solidaridad

Las protestas de organizaciones que luchan contra la globalización, consideradas por los sociólogos como el primer gran movimiento de contestación del siglo XXI, plantean una pregunta clara que tenemos que responder: ¿es suficiente la protesta, con violencia o sin ella, para hacer que la nueva coyuntura sea más justa?

Juan Pablo II, en los últimos años, ha dedicado tiempo y energías para aplicar las propuestas de la doctrina social cristiana a este nuevo fenómeno. Veamos cuáles son.

Ante todo, es muy importante aclarar, como lo hace el Papa en sus discursos, que la globalización es un hecho humano. Por ello, "a priori -explica- la globalización no es ni buena ni mala. Será lo que la gente quiera que sea". De hecho, la globalización no sólo tiene una dimensión económica, lo es también cultural y política.

En este sentido, es importante distinguir entre globalización y neoliberalismo. Este sistema económico, basado en la libertad de iniciativa que, empujada por el deseo de lucro y regulada por la libre competencia, determina la producción y los precios, en ocasiones se convierte en auténtica en ideología y se mueve como pez en el agua en el contexto de la globalización. Ahora bien, no es la globalización.

La visión cristiana de la realidad, le da a Juan Pablo II un elemento más de análisis: si nos encontramos ante un fenómeno humano, esto quiere decir que se trata de un "signo de nuestros tiempos", en el que hay que descubrir "los aspectos positivos" y evitar "los peligros".

Tres principios

Si la globalización es un "hecho humano", los principios que han de orientar la ética en tiempos de la aldea global hay que buscarlos, por tanto, en la misma persona y en los principios que regulan sus interrelaciones sociales.

Juan Pablo II ofrece tres principios fundamentales sobre los que gira la doctrina social de la Iglesia. El primer principio que ha de regir la globalización "es el valor inalienable de la persona humana, fuente de todos los derechos humanos y de todo orden social. El ser humano debe ser siempre un fin y nunca un medio, un sujeto y no un objeto, y tampoco un producto comercial". La pregunta por el respeto de la dignidad humana, se podría expresar en términos muy concretos: ¿qué papel tienen los más débiles de la sociedad, sus discapacitados, sus ancianos, sus no nacidos?

Esta es la "cultura de la vida" que ha propuesto Juan Pablo II en sus casi 23 años de pontificado: "una exigencia particularmente apremiante en el momento actual, en que "la cultura de la muerte" se contrapone tan fuertemente a la "cultura de la vida" y con frecuencia parece que la supera" (Evangelium Vitae, n.87).

A la globalización de la economía, por tanto, le debe seguir una globalización de los auténticos derechos humanos.

Del principio fundamental del respeto a la dignidad de la persona se deriva la necesidad de globalizar la solidaridad. El principio de solidaridad, tal y como lo enuncia la doctrina social cristiana constituye una apuesta por la opción preferencial por los pobres. Afirma que "los individuos, cuanto más indefensos están en una sociedad tanto más necesitan el apoyo y el cuidado de los demás, en particular de la intervención de la autoridad pública" (Centesimus Annus, 10). Se trata, de "entretejer de solidaridad las redes de las relaciones recíprocas entre lo económico, político y social, que los procesos de globalización en la actualidad tienden a aumentar".

A la globalización de la economía, Juan Pablo II responde con la globalización de la solidaridad. Esta ha sido también la conclusión a la que llegaron todos los sínodos de los obispos continentales que sirvieron para preparar el gran Jubileo del año 2000.

Subsidiariedad

La subsidiariedad es, quizás, el principio ético más revolucionario de la doctrina social cristiana para los tiempos de globalización.

El papa advierte: en esta aldea global "las unidades sociales más pequeñas -naciones, comunidades, grupos religiosos o étnicos, familias o personas- no deben ser absorbidos anónimamente por una comunidad mayor, de modo que pierdan su identidad y se usurpen sus prerrogativas. Por el contrario hay que defender y apoyar la autonomía propia de cada clase y organización social, cada una en su esfera".

La integración que impulsa la globalización, según el pontífice, para que sea realmente útil al progreso de la dignidad y de los derechos del hombre, e inclusive para su propia consolidación y permanencia, no puede prescindir de la constante búsqueda de las "garantías sociales, legales y culturales... necesarias para que las personas y los grupos intermedios mantengan su centralidad" y para no "destruir las estructuras construidas con esmero, exigiendo la adopción de nuevos estilos de trabajo, de vida y de organización de las comunidades".

Con estos tres principios fundamentales de la doctrina social de la Iglesia, que fundamentan otros tan importantes como la búsqueda del bien común, Juan Pablo II ha ofrecido elementos irrenunciables para dar un rostro humano a la globalización.

Ahora bien, esta empresa puede parecer desproporcionada. Las dimensiones planetarias de un mundo global parecen aplastarnos. Sin embargo, el Papa, presenta al cristiano una respuesta muy concreta: "Para promover una cultura global de esos absolutos morales que son los derechos de la persona, es necesario que cada cristiano comience por sí mismo, esforzándose por reflejar en cada uno de sus propios pensamientos y de sus propios actos la imagen de Cristo". Pues, como el mismo pontífice recuerda "El mundo se cambia con la santidad".

ZENIT

 


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino