Semanario "Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)
E-Mail: Iglenca@grn.es
No. 219 - Año V - 27 de julio de 1997
Director: José María Gil


Portada

Medio millón de jóvenes se encontrarán en París con el Papa los días 23 y 24 de agosto

De la diócesis de Mérida-Badajoz asistirán más de 200 chicos y chicas

Quedan pocas semanas para que la capital francesa acoja la celebración de la XII Jornada Mundial de la Juventud, en la que medio millón de jóvenes, procedentes de 140 países, se darán cita del 19 al 24 de agosto junto al Papa Juan Pablo II.
Este año, al ser el dedicado a Jesucristo, como preparación del Jubileo del Año 2000, el lema elegido es, parafraseando el texto evangélico de Jn 1, 35-45, "El vive entre nosotros, venid y veréis". Sobre Cristo han reflexionado los jóvenes no sólo en las etapas previas al viaje, sino que también lo harán allí en las catequesis impartidas, según los grupos lingüísticos, por destacadas personalidades de la Iglesia y en las celebraciones litúrgicas.
De nuestra diócesis de Mérida-Badajoz participarán en la Jornada un total de 208 jóvenes; sesenta y dos de los cuales van a París en un viaje coordinado por el Secretariado de Pastoral Juvenil con chicos y chicas procedentes de las parroquias de Arroyo de San Serván, Badajoz, Burguillos del Cerro, Fuente del Maestre, La Morera, La Haba, Mérida, Lobón, Salvatierra de los Barros y Zafra, además de los Scouts Católicos de los Jesuitas de Badajoz y de las parroquias cacereñas de La Moraleja y Villanueva de la Sierra.
El resto de los 146 restantes participantes de la diócesis van integrados en los grupos organizados por Cristianos sin Frontera, Juventudes Marianas Vicencianas , Prelatura del Opus Dei , Renovación Carismática, Camino Neocatecuemenal y la Milicia de Santa María.

Aviso a nuestros lectores

Nuestra revista "Iglesia en camino" toma vacaciones en agosto

Nuestra revista "Iglesia en camino" hace un alto en su publicación y aprovecha el mes de agosto para tomarse un descanso y reanudar la actividad el día 7 de septiembre, domingo.
Esperamos seguir gozando de la confianza de nuestros lectores y renovar el empeño por hacerles cercana la vida de la Iglesia, a través de la revista.
Un nuevo curso nos espera tras este paréntesis veraniego y en él podremos hacer realidad algunos proyectos. Ojalá también, con la ayuda de ustedes, podamos conseguir una mayor difusión.

Editorial

Las mujeres rurales

Se ha asomado en estos días a la prensa, sin mucho ruido y cierta discreción, pero con datos de subido interés, el problema de las mujeres rurales extremeñas, que quieren superar su aislamiento avanzando por las sendas de la información y de la formación. Para ello han hecho valer su situación y sus razones en una comparecencia pública en Badajoz, el lunes 21 de julio.
No se trata de una voz confusa o anónima, sino que este mensaje nos llega con nombres y apellidos, que con gusto reproducimos. Se trata de dos asociaciones, una por provincia; la de Cáceres, titulada "Norte de Extremadura" y la de Badajoz, con el nombre "Virgen de Bótoa", que pilotan respectivamente Loli Sañuda y Matilde Tagle, coordinados esos dos colectivos, y otros del mismo tipo en Extremadura, por María José González del Valle.
Ambas asociaciones acaban de realizar sendos sobre la situación de la mujer rural en la región y han concertado un plan de actividades, tendentes a liberar a estas mujeres de su aislamiento y abrirles caminos de superación cultural, profesional y humana en su conjunto. Se nos dice que existen en Extremadura una treintena de Asociaciones de esta índole, con una media de cien asociadas por cada una. Están integradas también en la correspondiente Federación nacional del mismo carácter.
Aplaudimos a todos los promotores, oficiales y privados, de este movimiento asociativo. Nos satisface especialmente que sean las propias mujeres de nuestros pueblos y aldeas más aisladas, las que asuman responsabilidades propias en este proceso de información, formación, desarrollo y acompañamiento de ellas y de sus compañera. Representan lo más original y puro de nuestra entrañable Extremadura. No son una reliquia. Son una esperanza. Merecen ser oídas y secundadas, pero no sustituidas.
Desde aquí animamos también a todas las instancias de Iglesia –parroquias, instituciones, movimientos– a secundar y potenciar esas iniciativas. Sabemos que son bien acogidas por las autoridades extremeñas. Pero siempre, en esto como en todo, cabe ir hacia más y hacia mejor.

Carta del Arzobispo

Saber hablar y escuchar

Arte y virtud de la conversación

Con los satélites de transmisiones, las plataformas digitales, la Red de redes Internet y todos los circuitos mundiales de los medios de información, no hay quien ponga en duda, a estas alturas, que estamos zambullidos todos en la llamada sociedad de la Comunicación. Aldea global, llamó a nuestro planeta McLuhan. Para nosotros resulta evidente que el siglo XXI, y no digamos el fascinante tercer milenio, harán de él un patio de vecindad o, si se quiere, una mesa de camilla para todo el género humano.
Todo eso está a la vista, pero luego nos vienen los sociólogos, los sicólogos y los pedagogos, con que la plaga más extendida de nuestro tiempo es la de la incomunicación, empezando por la familia y llegando a los hacinamientos humanos de las grandes urbes. Se da, incluso, la paradoja de que el más extendido e influyente de los medios de comunicación, cual es, sin duda, la tele, es, hoy por hoy, uno de los mayores obstáculos para que se comuniquen entre sí los miembros de una misma familia. Da igual que sigan todos un mismo programa, que si los adultos, los jóvenes, o los niños, si es que da para tanto el núcleo familiar, se programen por separado el propio menú televisivo.
No sería justo tampoco adjudicar a los Medios la culpa exclusiva de la incomunicación familiar. Ya se encargan de contribuir lo suyo a este fenómeno otros factores típicos de nuestro tiempo. Por ejemplo, los horarios laborales de los padres y los escolares de los hijos, las costumbres respectivas del ocio y del sueño en los fines de semana. Hablar, conversar, discutir, interesarse unos por otros, reir las gracias de los pequeños, encajar las impertinencias de los adolescentes, acoger las repeticiones de los abuelos, ser felices juntos sin darse cuenta, va siendo por lo común un bien escaso. Y por escaso, poco conocido, y, por esto último, apenas echado de menos.

Hablar sin comunicarse

Eso, si nos limitamos al círculo de las relaciones familiares. Pero es bien sabido que este reducto doméstico va siendo, cada vez más, en la postmodernidad masificada de la que formamos parte, un dormitorio y un comedor y a menudo éste último, de autoservicio. Un tercio o una mitad del horario de muchas gentes, cuya vida "de calle", entendiendo el ámbito de trabajo y las relaciones sociales en su más amplio sentido, discurre, en gran medida, fuera del propio domicilio. La pregunta es ésta: ŅSuplen el trabajo, el deporte, el alterne de los bares, la diversión finisemanal, ese déficit de relaciones interpersonales que se detecta en el contorno familiar de hoy?
No me atrevo a dar una respuesta global, porque habrá de todo. La extroversión favorece, sin duda alguna, los encuentros con otras personas, brinda y brindará ocasiones propicias para el desahogo y el enriquecimiento interpersonal, para el diálogo fecundo de tú a tú. Ocurre, empero, al decir de los sociólogos, que las relaciones funcionales, de peatón, de grada del estadio, de ventanilla oficial, de compañeros de empresa, de cliente de peluquería, de barra de bar, no generan, por lo común, intercomunicaciones gratificantes, amistades comprometidas. Donde la gente está más sola es donde más gente hay, en aquellos escenarios en los que más hablas y menos conversas, en los que –en eso está la clave– menos eres escuchado.
Hay quienes, al parecer al menos, se acostumbran a esto y representan su papel en la existencia como personajes de cartón, más que como personas con fondo propio, con identidad intransferible, con algo por dentro. Son quizá, con nuevos rasgos, ejemplares estándar del "hombre masa" del que habló Ortega y Gasset por los años veinte de este siglo. Pero no son masas para una rebelión, sino para un adocenamiento, para un rebaño, dicho sea con amor y con respeto. Gentes así serían aquellos que entristecieron a Jesús, al contemplarlas como "ovejas sin pastor".
No intento, por supuesto, analizar el fenómeno en su conjunto. Volvamos sobre la dificultad de conversar con sosiego y todo lo que de ahí se deriva, en el matrimonio, en la familia, en la propia profesión, en la vida social, en la Iglesia, en las relaciones con Dios. Y, para ello, sentar el supuesto de que ser persona no conlleva, sino todo lo contrario, la vocación hacia el aislamiento, hacia el egocentrismo. Es verdad que existen códigos misteriosos de intercomunicación entre los animales. Pero ladran, mujen, gorgean, etc., como hace cuatro millones de años. ŅDónde está el enriquecimiento individual -no cabe aquí lo de personal- entre dos ranas, dos papagayos, un rebaño de ovejas? Los humanos disfrutamos, sí, de cinco sentidos corporales, pero regidos, impulsados por una conciencia personal, unos sentidos interiores, abiertos al mundo, en la misma longitud de onda, en la misma frecuencia, emisora y receptora, de nuestros semejantes. °Qué milagro el de conversar! Te expresas, encuentras tu eco en otro ser humano, te sientes acogido y acoges, te experimentas rico y necesitado, recibes y das consuelo, compartes pena y alegría. °Qué vivencias inefables las de expresarse y escucharse de los novios, de los esposos, de padres-hijos, de amigos del alma! °Cuánta vida y cuánta luz, en los maestros que sintonizan con sus alumnos, en los equipos de estudiosos que investigan la verdad, en los compañeros de aventura en cualquier empeño ideal: religioso, social, político inclusive. No es bueno que el hombre esté solo. Ni en esto ni en nada.

Comunicarse a dos bandas

Escuchar y tomar la palabra, cruzar ideas y sentimientos, paladear los silencios, sentirse acompañados en la vida. °Cuánto más, y entro en zonas más elevadas y jugosas, sabernos unidos en El, hacerlo presente en medio de nosotros! Donde hay caridad y amor, ahí está el Señor. La apertura al hermano, a todos los hermanos; a la escucha primero, a la animación estimulante y consoladora después. Compartir la fe, confesar los pecados, acoger el perdón, alimentarse de la Palabra y tartamudear la nuestra °Abba, Padre! no son experiencias para contarlas, sino para vivirlas. ŅQué otra cosa son las cumbres místicas, sino cimas inefables de comunicación?
Volviendo a la llanura, la mujer y el varón que aspiran a autorrealizarse, a plenificarse como seres humanos, son personas de valor infinito, y no alcanzarán esas metas, ni tan siquiera a medias, sin abrir las puertas de su ser, sin franquear las de su prójimo, en la conversación interpersonal. No tienen porqué ser confidencias íntimas, ni menos, incursiones indiscretas. Se trata de hablar con fundamento, de tocar la verdad de la persona y las cosas, de compartir sentimientos nobles. Eso es lo más puro del ser humano, que crece y sube de valor cuando por la gracia y por la fe, es elevado a un universo teologal, espiritual (del Espíritu).
ŅFácil todo esto? Claro que no. ŅPosible y hacedero? Ya lo creo. Indispensable para ello cimentar el edificio de la educación, de la catequesis, de la formación, en claves de projimidad, de comunión y comunicación. Líbrenos Dios de los charlatanes. Hagamos comunicadores. Con todo, hablar es fácil. Escuchar, de verdad, dificilísimo. Conversar bien y a dos bandas es un arte, una virtud, un carisma.
Antonio Montero
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Centrales

París será en agosto la cita de la juventud cristiana del mundo

París se encuentra en plena ebullición. Quedan pocas semanas para que comience uno de los encuentros internacionales más imponentes que ha tenido que organizar la Iglesia de Francia, si se tiene en cuenta lo peculiar y ruidoso de sus participantes, ya que en torno a medio millón de jóvenes, procedentes de 140 países, se darán cita en la capital francesa del 19 al 24 de agosto para asistir, junto al Papa Juan Pablo II, a la XII Jornada Mundial de la Juventud.
Instituidas en 1985 a raíz del encuentro espontáneo en Roma de miles de jóvenes con motivo del Año Santo de la Redención, ha sido en sus distintos escenarios –Roma, Buenos Aires, Santiago de Compostela, Czestochowa, Denver y Manila– una magnífica ocasión para culminar procesos de animación y catequesis que los jóvenes han ido siguiendo en sus parroquias, grupos y movimientos cristianos, y sobre todo en las diócesis, en torno a un tema propuesto por el propio Papa para la reflexión y compromiso de los jóvenes, esperanza de la Iglesia.
Este año, al ser el dedicado a Jesucristo, como preparación del Jubileo del año 2000, el lema elegido es, parafraseando el texto evangélico de Jn 1, 35-45, "El vive entre nosotros, venid y veréis". Sobre él han reflexionado no sólo en las etapas previas al viaje a París, sino también lo harán allí en las catequesis impartidas, según los grupos lingüísticos, por destacadas personalidades de la Iglesia. Entre los jóvenes participantes en la XII Jornada de la Juventud, una buena parte de ellos proceden de nuestro país ya que unos 100 mil españoles estarán presentes en la capital francesa, adonde van a viajar en grupos organizados por las diócesis, parroquias y movimientos eclesiales, coordinados por la Subcomisión de Juventud de la Conferencia Episcopal Española.
De nuestra diócesis de Mérida-Badajoz participarán en la Jornada Mundial un total de 208 jóvenes; sesenta y dos de los cuales van a París en un viaje coordinado por el Secretariado de Pastoral Juvenil con chicos y chicas procedentes de las parroquias de Arroyo de San Serván, Badajoz, Burguillos del Cerro, Fuente del Maestre, La Morera, La Haba, Mérida, Lobón, Salvatierra de los Barros y Zafra, además de los Scouts Católicos de los Jesuitas de Badajoz y de las parroquias cacereñas de La Moraleja y Villanueva de la Sierra.
El resto de los 146 restantes participantes de la diócesis van integrados en los grupos organizados por Cristianos sin Frontera (52), Juventudes Marianas Vicencianas (30), Prelatura del Opus Dei (30), Renovación Carismática ( 25), Camino Neocatecuemenal (5) y la Milicia de Santa María (4).
Los intinerarios hasta la capital francesa que van a seguir los grupos es muy variado, y en concreto la expedición del Secretariado de Pastoral Juvenil de nuestra diócesis iniciará su marcha el día 16 de agosto para unirse a todos los grupos españoles en una gran celebración eucarística en el santuario de Estíbaliz. Del día 17 al 18 estarán en otro gran centro mariano: el mundialmente famoso de Lourdes, al día siguiente partirán hacia París donde permanecerán hasta el día 25, fecha en que inician su regreso a España.

El cardenal de París explica el itinerario del Encuentro

El cardenal Jean-Marie Lustiger, arzobispo de París, judío que se convirtió al cristianismo en los primeros años de juventud para después abrazar el camino del sacerdocio, revela detalles de este impresionante acontecimiento.
«Se encontrarán representados tantos países como en las Olimpiadas. Pero con una gran diferencia. Los Juegos Olímpicos son una competición deportiva, aquí nos encontramos con la juventud del mundo, en toda su diversidad, jóvenes normales, como cualquier otro, pero que quieren construir un mundo nuevo. Y esto es ya de por sí un motivo de esperanza».
Se habla de Jornada Mundial de la Juventud, pero no se especifica su carácter católico confesional. El cardenal Lustiger aclara este concepto: «Ciertamente son los católicos quienes la organizan, pero en diferentes aspectos se puede comprobar que está abierta a todos. A la Jornada llegarán jóvenes procedentes de países africanos musulmanes. De Europa también llegarán jóvenes que no son católicos. El sábado 23 de agosto se celebrará una "cadena de la fraternidad" en la que los jóvenes, independientemente de su religión, sus opiniones, su origen, manifestarán su decisión de construir un "mundo nuevo", basado en el perdón y en la colaboración mutua».
Según explica el cardenal parisino, el martes 19 comenzarán los encuentros propiamente dichos entre los jóvenes. «Será un momento emocionante. En ese día la juventud de Francia acogerá a los jóvenes extranjeros. Una celebración elocuente, animada, entre otras cosas, por un coro de Oceanía y otro muy numeroso de Africa. El jueves 21 de agosto llegará el Papa. Juan Pablo II ha escogido un gesto para comenzar su encuentro con los jóvenes que me ha emocionado profundamente. Irá al "Atrio de las libertades y los Derechos del hombre" y allí se encontrará con los muchachos más desfavorecidos. Poco después los jóvenes de todo el mundo acogerán al Papa en un encuentro en el que se escuchará todo tipo de música y se apreciarán los colores del mundo».
«El sábado 23 antes de la vigilia –sigue explicando el cardenal Lustiger–, jóvenes y adultos, cristianos de diferentes confesiones (católicos, protestantes, etc.) se reunirán para celebrar el bautismo impartido por el Papa a jóvenes de todos los continentes». De hecho Francia es uno de los países de Europa que experimenta más conversiones de adultos. «Pero el gran final –reconoce el cardenal– lo viviremos el domingo 24 de agosto en torno a una misa inolvidable en la que participarán todos los jóvenes presentes». ZENIT

Noticias

La Iglesia católica apoya el proceso de paz en el Ulster y Palestina

Juan Pablo II envía una carta a Netanyahu y a Arafat

El monasterio de Clonard situado en Belfast es un lugar clave del proceso de paz que desde el 20 de julio se ve estimulado por la tregua declarada por el IRA («Irish Republican Army»). En el pasado, aquí se celebraron encuentros importantes entre los representantes del gobierno irlandés, del gobierno inglés y del movimiento republicano. El monasterio se encuentra en la línea de división que separa la parte protestante y la católica de la ciudad. El padre Gerry Rwynolds se hizo famoso cuando logró alcanzar el primer «alto al fuego» del IRA en agosto de 1994.
"Nos encontramos ante el mismo problema de 1994: resolver el conflicto del Norte de Irlanda a través de la negociación; encontrar una solución política que pueda ser aceptada por cada una de las partes en conflicto. Esta es una gran oportunidad para nosotros, un auténtico don de Dios, aclaró el padre Reynolds. La ocasión para demostrar al resto del mundo que puede haber paz en esta esquina del Norte de Europa."
El padre Reynolds está convencido de que es posible llegar a un acuerdo. «Para alcanzar la paz es necesario que cada una de las entidades se sienta acogida, respetada, que no se sienta obligada a cambiar de parecer contra su voluntad". Gerry Reynolds considera que con frecuencia se hace una lectura fundamentalista de la historia de Irlanda. "Los protestantes del Norte de Irlanda tienen mucho más en común con los católicos, tanto a nivel de cultura como de historia, que con los ingleses. Lo mismo sucede con los católicos, que pueden sentirse mas cercanos a los protestantes irlandeses del Norte que a los católicos irlandeses del Sur".

Paz para Tierra Santa

Ante el estancamiento de las conversaciones entre palestinos e israelíes para encontrar una salida pacífica al contencioso de los diversos asentamientos de colonos judíos, Juan Pablo II se ha dirigido por carta al Presidente de la autoridad Palestina, Yáser Arafat, y al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, para pedirles que reemprendan el diálogo a "cualquier precio" y les comunica su deseo de ir a Tierra Santa a raíz del Jubileo del año 2000.
En las misivas, el Papa se muestra preocupado por el cariz explosivo que están tomando los enfrentamientos entre judíos y palestinos, sobre todo en la ciudad de Hebrón, donde se encuentra la tumba de Abraham.
En el mensaje que dirige a Netanyahu, Juan Pablo II pide que abra de nuevo la vía hacia "compromisos necesarios y valerosos", en la medida que "los pueblos palestino e israelí ya hace demasiado tiempo que soportan el peso agobiante del sufrimiento". En relación a la carta que envía a Yaser Arafat, el Pontífice exhorta a restaurar el proceso de negociaciones "a cualquier precio", como muestra de su "voluntad de compromiso".
En ámbas cartas, el Papa hace constar que sus dos peticiones no sean consideradas una exigencia política, sino que sean valoradas desde "un punto de vista moral".

Costa de Marfil acogió la celebración del II Encuentro mundial del Clero

Más de 1.200 sacerdotes de todo el mundo, entre los que se encontraban los sacerdotes pacenses, don Teodoro López López y don Agustín Pérez del Casar, se han dado cita del 7 al 14 de julio en el santuario africano de Yamoussoukro (Costa de Marfil) para participar en el II Encuentro Internacional de Sacerdotes, donde han reflexionado sobre el sacerdote y su misión en el año 2000.
La asamblea estuvo estructurada en torno a tres temas de reflexión: el cristológico, que fue desarrollado por el arzobispo Castrillón Hoyos; el mariológico, con la conferencia "María en la vida y el ministerio sacerdotal", a cargo del arzobispo de México, don Norberto Rivera; y el misionero, pronunciada por cardenal José Tomko.
Los sacerdotes pacenses visitaron la Misión católica de Tiebissou, donde trabajan religiosos redentoristas y misioneras carmelitas españolas, con quienes celebraron una eucaristía presidida por el obispo de Vitoria, monseñor Asurmendi.
Este encuentro sacerdotal se inscribe dentro de los preparativos del Jubileo del Año 2000 y continúa con el camino que ya había sido comenzado el año pasado en Fátima, que contó con una nutrida representación del presbiterio pacense.

Una famosa "top model" italiana deja la pasarela para seguir la vocación religiosa

El mundo de la moda, puesto tan de actualidad por la trágica muerte del diseñador italiano Versace, suele mostrar una imagen de frivolidad y lujo en la vida de sus representantes y sus famosas "top model", pero también tiene otra cara, no tan singular ni conocida.
La vocación es una llamada personal de Dios que no siempre encuentra respuesta en nosotros. Traemos hoy a nuestra página una historia singular en el campo vocacional, la protagonizada por la italiana Antonella Moccia, una de las más cotizadas «top model» de Italia. Conocida por el nombre artístico de Ella Durante, esta modelo ha alternado los últimos años sus compromisos profesionales con su colaboración como voluntaria de las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta. Ahora, con 30 años recién cumplidos, acaba de ingresar en el Convento de la Fraternidad del Espíritu Santo. Antonella afirmó que le gustaba y le sigue gustando su profesión de modelo, pero ha descubierto algo mucho más hermoso en el servicio a Jesucristo en los hermanos.
En medio del trepidante mundo de la moda, ella supo oir su llamada personal: «Un día fui con una amiga india a ver a las hermanas de la Madre Teresa. Quedé fascinada por su relación con el sufrimiento humano. Entonces comprendí las palabras de Cristo: "Cada vez que hacéis algo a uno de estos pequeños, a mí me lo hacéis".

"He rezado por Versace"

Al conocer el asesinato del famoso modisto, ha manifestado: "He rezado mucho por Versace y haré que ofrezcan una Misa por él. Versace me gustaba por su relación con la gente sencilla (…) Indudablemente su muerte toca el corazón de la gente. Es algo que estremece las conciencias, que presenta preguntas que todos nos hacemos en nuestro interior. ŅPara qué vivimos? ŅPara qué morimos? °La vida vale mucho más que un vestido! No hay éxito o imperio financiero que tenga un valor tan grande como la vida".
Para Antonella se puede armonizar el mundo de la moda y el de los valores cristianos "con tal de que se respete la ley de Dios. Lo que es bello tiende por naturaleza a la perfección, es decir, a Dios".Y nunca se ha arrepentido de haber dejado las pasarelas en pleno triunfo, aunque "no reniego de lo que hacía antes. Es más, ahora disfruto de la plenitud del amor de Dios, que se manifiesta cada día más".

Deja el ajedrez por la clausura.

La argentina Claudia Amura era la mejor jugadora de ajedrez de América, tras quince años dedicados a este juego ha protagonizado también una especial historia vocacional ya que a sus 26 años ha abandonado el mundo de la competición ajedrecística para retirarse a un convento de vida contemplativa de la Congregación de las Mercedarias de Córdoba, en Argentina.

La diócesis de Sevilla elabora unas orientaciones para los fotógrafos en los actos litúrgicos

El Secretariado de Pastoral Litúrgica de la archidiócesis de Sevilla está elaborando una ponencia acerca de "Orientaciones sobre la actuación de los fotógrafos durante los actos litúrgicos", con el objeto de marcar las normas de conducta de los profesionales de la fotografía en las celebraciones de bautizos, primeras comuniones, bodas, etc. sin inerrumpir el clima religioso.
Este trabajo se está haciendo por iniciativa de la Asociación de Fotógrafos Profesionales de Sevilla, que recientemente celebró en la iglesia sevillana de Sta. Clara una Jornada Litúrgica en la que se conoció el anteproyecto de la ponencia, que fue presentado por don Angel Gómez, director del secretariado. Una vez que la ponencia esté terminada y se apruebe se dará un paso importante en el desenvolvimiento adecuado de estos profesionales en las ceremonias en las que trabajan.

Mirada a nuestro tiempo

Apeles o el arte de confundir

En un planeta llamado televisión, un poco revuelto por la guerra de las audiencias, apareció un personaje, venido de no se sabe dónde, con indumentaria clerical de diseño exclusivo y formas provocadoras. Será o no será, se preguntan unos. Es pero no es, responden otros. Y nuestro clérigo, aprovechando la confusión, no pierde ocasión para estar en todos los programas en los que hay un poco de escándalo. No hay caldo televisivo o mundano en el que no esté presente nuestro ambiguo personaje Mientras, la opinión de los asiduos televidentes se manifiesta entre la indignación de la mayoría y la complacencia del resto: muchos se escandalizan, sobre todo los sencillos; otros quedan confundidos por la mezcla de osadía, grosería, sensatez, falta de respeto, sentido común y cara dura; a otros –Ņporqué no decirlo?– les gusta que un cura dé caña, sin importarles demasiado el cómo. A todos les resulta al menos chocante su actuación. Da la impresión de que este personaje ha confundido el ser signo de contradicción, por decir la verdad con humildad, sencillez y respeto, con el ser signo de confusión, por hacerlo con altanería, talante exhibicionista e irónico cinismo, y ha elegido equivocadamente esto último. Lo primero es muestra de radicalidad evangélica, de transparencia de la verdad y del contraste de lo auténtico; mientras que lo segundo genera la sospecha y un cierto olor a farsa. En cualquier caso, no olviden los que se manifiestan indignados con él, que hay un modo facilísimo de curarse de la apelitis: cambiar de canal o apagar el televisor.
Amadeo Rodríguez

Página litúrgica

Celebramos el XVII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios:

Libro segundo de los Reyes

En aquellos días, uno de Bal-Salisá vino a traer al profeta Eliseo el pan de las primicias, veinte panes de cebada y grano reciente en la alforja. Eliseo dijo: -"Dáselos a la gente, que coman"
El criado respondió: -"ŅQué hago yo con esto para cien personas?"
Eliseo insistió: -"Dáselos a la gente, que coman. Porque así dice el Señor: "Comerán y sobrará".
Entonces el criado se los sirvió, y comieron y sobró, como había dicho el Señor.

Salmo 144

R.Abres tú la mano, Señor, y nos sacias
El Señor es justo en todos sus caminos, / es bondadoso en todas sus acciones; / cerca está el Señor de los que lo invocan, / de los que lo invocan sinceramente.

Carta del apóstol san Pablo a los Efesios 4, 1-6

Hermanos:
Yo, el primero por Cristo, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor; esforzaos en mantener la unidad del Espíritu, como una sola es la esperanza en la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo.

Evangelio según san Juan 6, 1-15

En aquel, Jesús se marchó a la otra parte del lago de Galilea. Lo seguía mucha gente, porque habían visto los signos que hacía con los enfermos. Subió Jesús entonces a la montaña y se sentó allí con sus discípulos. Estaba cerca la Pascua, la fiesta de los judíos. Jesús entonces levantó los ojos, y al ver que acudía mucha gente, dice a Felipe: -Ņ Con qué compraremos panes para que coman éstos? Lo decía para tentarlo, pues bien sabía él lo que iba a hacer. Felipe le contestó: -"Doscientos denarios de pan no bastan para que a cada uno le toque un pedazo" . Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dice:
-Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y un par de peces; pero, Ņqué es eso para tantos?
Jesús dijo: -"Decid a la gente que se siente en el suelo."
Había mucha hierba en aquel sitio. Se sentaron; sólo los hombres eran unos cinco mil. Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado. Cuando se saciaron dice a sus discípulos: -"Recoged los pedazos que han sobrado; que nada se desperdicie."
Lo recogieron y llenaron doce canastas con los pedazos de los cinco panes de cebada, que sobraron a los que habían comido. La gente entonces, al ver el signo que había hecho decía: -"Este sí que es el Profeta que tenía que venir al mundo".
Jesús entonces,sabiendo que iban a llevárselo para proclamarlo rey, se retiró otra vez a la montaña él solo.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

28, lunes: Ex 32, 15-24. 30-34; Mt 13, 31-35.
29, martes: Ex 33, 7-11; 5b-9.28; Mt13, 36-43.
30, miércoles: Ex 34, 29-35 ; Mt 13, 44-46.
31, jueves: Ex 40, 16-21. 34-38; Mt 13, 47-53.
1, viernes: Lev 23, 1. 4-11. 15-16. 34b-37; Mt 13, 54-58.
2, sábado: Lev 25, 1. 8-17; Mt 14, 1-12.
3, domingo: Ex 16, 2-4. 12-15; Ef 4,17. 20-24; Jn 6, 24-35.

Comentario litúrgico

La amistad ofrecida

Durante cinco domingos, la lectura evangélica nos ofrece el capítulo sexto del evangelio de san Juan. La razón técnica es la brevedad relativa del evangelio de san Marcos, cuya lectura corresponde al actual ciclo B y que no es suficiente para cubrir los treinta y cuatro domingos del Tiempo Ordinario.
De todas formas nos hemos de felicitar, pues durante estos próximos cinco domingos tenemos la oportunidad de leer y meditar uno de los capítulos más importantes del cuarto evangelio. En él se nos hablará, ante todo, del misterio de Cristo que se presentará como alimento para ser comido no sólo en el sacramento eucarístico sino también en el acto de fe.
Ciñéndonos a la lectura de hoy, hemos de recordar algo que llamó mucho la atención: a Jesús le gustaba sentarse a la mesa con todo tipo de gente. Sus enemigos llegaron a intentar insultarle diciendo que era un comilón y un bebedor. La realidad es que al Maestro no tanto le interesaba las viandas como el encuentro con los que El venía a redimir y lo hacía de la forma más natural: tomando con ellos lo que le ofrecieran. Buscaba el encuentro porque quería ofrecer su amistad.
La escena evangélica que comentamos encuentra su sentido más profundo no en lo espectacular del milagro, sino en que era un "signo" de la gran invitación al encuentro con El y con el Padre que proponía el mensaje del Reino.
Una aplicación muy oportuna será trasladar lo leído en el evangelio a la asamblea eucarística en la que participamos y sentirnos invitados a compartir, en la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, la acogida y la amistad que Cristo muestra a la muchedumbre.
Antonio Luis Martínez

Santoral

Beato Tito Brandsma (1881-1942)

Es un cura periodista holandés, beatificado en 1985, que es ordenado sacerdote a los 24 años, dentro de la Orden Carmelitana.
Escribe, colabora con periódicos, difunde libros y artículos y se le envía a estudiar a Roma, donde se gradúa en Filosofía y Sociología.
Es uno de los fundadores de la Universidad Católica de Nimega, de la que llegará a ser Rector. Fundador también de la unión de escuelas católicas, es uno de los informadores más prestigiosos de la Holanda del presente siglo.
Pero el terror nazi invade su tierra en 1940, Tito levanta su voz en favor de la libertad de la Iglesia y de la Patria y es encarcelado. Tras recorrer varios establecimientos, convertidos en prisiones para acoger a la multitud de presos holandeses opuestos a la tiranía hitleriana, nuestro hombre es conducido al campo de concentración de Dachau. Tras innumerables vejaciones y torturas se le inyecta ácido fénico el 27 de julio de 1942.
Un cura del siglo XX, un mártir de nuestros días, un grito de libertad contra la tiranía, un ejemplo de eficacia pastoral y fidelidad a la Iglesia de Cristo: un testigo contemporáneo del Señor. ŅVeis? La libertad de expresión será siempre la más peligrosa arma contra toda opresión. Gracias, Tito, por tu testimonio.
Manuel Amezcua

Santos de la semana

28, lunes: Victor I, Nazario y Celso, Melchor García Sampedro.
29, martes: Uebano II, Lupo, Calínicio.
30, miércoles: Pedro Crisólogo, Abdón, Julia.
31, jueves: Ignacio de Loyola, Fabio, Elena.
1, viernes: Alfonso María de Ligorio, Secundino, Félix, León.
2, sábado: Eusebio de Vercelli, Esteban, Centola.
3, domingo: Lidia, Dalmacio, Eufronio, Martín.

Contraportada

Unas cartas describen el modo de vida de un párroco de calera de León en el siglo XVIII

Mientras Francia se afanaba en asentar el ímpetu de los primeros pasos revolucionarios y gestaba su futuro imperio, y al mismo tiempo que la corte madrileña del rey Carlos IV trataba de poner freno a las nuevas ideas que llegaban –como casi siempre en nuestra historia– del vecino del norte y no dejaban de tramarse intrigas para derrocar al valido Godoy, al sur de la provincia de Extremadura, en los límites con Andalucía y a lomos de Sierra Morena, en la villa de Calera de León, sus gentes viven en 1799 ajenas a la prisa que traen los tiempos nuevos, el progreso que dicen los Ilustrados.
Sus preocupaciones son más prosaicas: las de sus jornaleros que diariamente se las ven y las desean para que el jornal les sirva para cubrir algo más que el día anterior y la de los pocos rentistas que notan que los vales reales que Su Majestad ha puesto en circulación dan para poco, ya que la inflación, que entonces también la sufrían, está disparada a causa de la ruina de la Hacienda real. En La Calera, que así se llamaba entonces esta villa pacense, la grandeza se encontraba más en el sano orgullo y en el pasado, en los tiempos de la gloria santiaguista con sus maestres y priores, que a finales del siglo XVIII, cuando Don Joaquín Casquete de Prado, a la sazón Provisor de Llerena (cargo parecido al actual vicario general de una diócesis) pide unos informes sobre el párroco de Calera de León, don Fernando Dávila y Montaño. Le responden el propio sacerdote y el alcalde, don José Díaz. Ambos escritos que se hallan en el Archivo del Arzobispado de Mérida-Badajoz, los reproducimos para nuestros lectores en esta última página, a fin de que puedan conocer con detalles, a veces pintorescos, la vida ordinaria de un párroco de entonces, que, también como los de hoy, quería sencillamente ser servidor de Dios y de los demás.

El alcalde informa

Empezamos por la escueta, se supone que por modesta, respuesta del párroco: "Señor Provisor: En vista de la carta que por el correo ordinario he recibido y en la que se me ordena diga la edad que tengo, que es de cincuenta y cinco años, y los que tengo de cura, quedan en esta villa [Calera de León] veinticinco, y en el partido de Segura de la Sierra, cuatro. De forma que desde agosto del año setenta [1770] estoy dedicado a los expresados curatos, para los que hice tres oposiciones en el Real Consejo de las Ordenes [Militares] y por el que se me confirmaron y obtuve títulos de mis estudios que fueron, después de los de Gramática, dos años de Filosofía y dos de Teología Moral. Esto es cuanto puedo decir en obediencia de lo mandado por el Señor Provisor para que cumpla con las órdenes superiores. Nuestro Señor guarde al Sr. Provisor muchos años. La Calera, a 23 de mayo de 1799. Besa la mano de Usted su atento súbdito y capellán Fernando Dávila y Montaño".
Por su parte, el alcalde ordinario de Calera , sin dejar los moldes formales del tratamiento, desciende a detalles que, con gran sencillez, nos describen la grandeza de alma del párroco y hacen muy amena su lectura : "Para que tenga puntual cumplimiento la Real Orden con que Usted se halla según me dice en su oficio de 6 del corriente que recibí ayer con el retraso que manifiesta. Como Alcalde Ordinario por su Majestad que soy de esta villa, estimando cuantas noticias han convenido en lo que yo ignoraba, para desempeñar con integridad y exactitud el informe de la vida, costumbres y manejo de este caballero cura Párroco, que me pide, y sobre todo puedo y debo informar bajo de toda verdad, lo siguiente: Lleva en esta villa veinticuatro años de cura y cuando entró en ella trajo consigo a su madre y a dos sobrinos, de los cuales hizo a uno sacerdote; a la muerte de la primera [su madre] trajo otras dos sobrinas pequeñitas, a las que ha criado, sostenido y sustentado magníficamente; también recogió y tiene en su casa a un tío anciano por su incapacidad para trabajar, sin cuyo auxilio andaría pidiendo limosna; a otro sobrino lo entró religioso Jerónimo y a una hermana de éste, religiosa de la Concepción en la villa de Fregenal, costeándoles en un todo sus dotes y demás gastos, como así mismo lo que está practicando para lo mismo con otra hermana de los dos. Fuera de otra infinidad de parientes y sobrinos que todos los días se le entran por sus puertas a buscar su auxilio, que logran excesivamente a vista de todo el mundo.

Caritativo con todos

En su puerta es frecuente la limosna general a todo los pobres que llegan, sin otras ocultas de consideración que muchos reciben. Para socorrer generalmente a todos los enfermos e infelices de esta villa siempre tiene un grandioso surtido de almendras, pasas, azúcar, chocolate, bizcocho y dulces que a todos suministra por Dios, como así mismo aguardiente y vino generoso, sin probar estas dos especies, sino que las tiene para necesidades.
Todas las noches del año se hace culto a María Santísima, saliendo por las calles con su asistencia personal el Santo Rosario, que costea a sus expensa de cera y faroles por juntarse para todo muy poca limosna. No tiene vicio de jugador ni cazador. Asiste con frecuencia a la Iglesia, suministrando por sí los santos sacramentos. Visita y consuela a los enfermos. Y a los infelices les envía sus pucheros surtidos con cocidos de su casa. Puso cuatro soldados a sus expensas en el Regimiento de las Ordenes, pagando a cada uno el enganchamiento, sobre 500 reales para la guerra de Francia, de lo que da testimonio público la Carta de gracias que por ello le escribió el excelentísimo señor Duque del Infantado. De mucho de los particulares que van referidos, creo que podrá usted ser testigo presencial por haber estado en su casa más de dos años en los que observaría esto mismo, con lo cual, aunque ándome corto, me parece satisfago sus deseos en cuanto me preceptúa bajo de mi conciencia y del cargo que obtengo.Dios guarde a usted muchos años. La Calera y mayo, 21 de 1799. José Díaz".
José María Gil


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org