Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 494. 27 de julio de 2003

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

En una nota del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal se defiende el derecho de los padres

La nueva regulación de la enseñanza de Religión conjuga la libertad con la calidad

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española ha defendido la nueva regulación de la asignatura de Religión a través de una nota en la que se afirma que esta regulación conjuga la libertad de padres y alumnos con la calidad de la enseñanza.

La nueva regulación, emanada de la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) integra la formación religiosa católica en la escuela en el área curricular denominada Sociedad, Cultura y Religión.

Entre otras cosas, la nota asegura que por una parte, supondrá un avance en el ejercicio de la libertad religiosa y de opinión, y, por otra, ofrece un marco más adecuado para que todos los alumnos adquieran una formación de calidad acerca del hecho religioso, realidad humana que, con independencia de la opción personal en este ámbito, no puede ser desconocida sin graves consecuencias negativas para las personas, la cultura y la convivencia".


Editorial

Piedad mariana en vacaciones

Quedaron atrás las romerías de primavera, con aire campestre y festivo, con nostalgia de niños y abuelos, de tenderetes de chucherías y de macetas en flor luciendo sus encantos ante propios y extraños. Fiestas religiosas en su motivo y raíz, si bien de formato folklórico y bullanguero. Aunque el titular de la ermita sea un Santo Cristo o una Virgen de los Dolores, van mejor las vírgenes pastoras o agropecuarias, como las de Botoa o el Rocío, pero se lleva la palma San Isidro y con los bueyes si es posible.

Son fenómenos de entrañable humanidad, cuando no los empañan o estropean el despilfarro o el alcohol. Romería viene de Roma, y como Roma, a su medida, expresa un compuesto privilegiado entre la fe y la cultura. Pero... ha llegado el verano y, como manda la naturaleza, el sol hace de las suyas, el cuerpo pide a compás el baño y la siesta y el espíritu pide, casi a gritos, evadirse del estrés y encontrar sensaciones placenteras en la contemplación del mar o el oxígeno de la montaña, o la tertulia agradable bajo las cañas del chiringuito.

Estamos de vacaciones. ¿Viajamos? ¿Leemos? ¿Caminamos? ¿Charlamos? Pues, de todo un poco. ¿Y porqué no añadir otros verbos? ¿Pensar, conversar a fondo, rezar con sosiego? Estamos hablando de una calidad de vida de ciertos quilates espirituales. ¡Qué bien combinar el senderismo con la visita a una ermita de montaña, de valle, o señora de la llanura! Y algo de élite espiritual en este verano 2003. ¿Porqué no acudir -peregrinar- este verano, en familia, a Guadalupe y ganar las indulgencias del jubileo? Ahí queda eso.


Carta del Arzobispo

No os canséis de hacer el bien

Empezaré por el caso extremo de aquel delincuente empedernido, de cierta notoriedad por sus fechorías, aunque sin delitos de sangre, que recluido ya en una prisión de larga condena, repasaba así su pasado ante un amigo que me lo contó: - Yo, es que, en un momento dado, sentí el aburrimiento y el hartazgo de ser buena persona; y no me limité a eso, sino que me propuse a toda costa saborear los frutos del mal, dar rienda suelta a mis instintos, y empecé a robar a manos llenas en la empresa a la que servía, para disfrutar después a mis anchas de una vida de golfo integral. En una palabra, me pervertí a ciencia y conciencia, con deliberada voluntad de ser malo.

Esto, sin embargo, no suele ser lo más común ni está a la orden del día. Lo corriente acostumbra a ser el deslizamiento gradual hacia una vida más cómoda y el contagio del paganismo ambiente, así como la sensación confusa de que la vida licenciosa depara más alegrías que la honesta y virtuosa. Se trata aquí, con mayor o menor intensidad, del síndrome del Hijo pródigo, aunque, a diferencia del joven de la parábola, muchos de éstos no llegan a abandonar la casa paterna, ni olvidan totalmente los linderos del bien y del mal. Pasan, eso sí, siempre cuesta abajo, a engrosar el pelotón de los cristianos aburridos o a navegar en las aguas confusas de los creyentes no practicantes.

Los traigo aquí a colación, como las sombras en los cuadros de la pintura tenebrista, para destacar el rostro luminoso de la inmensa legión de personas que, sin petulancia ni menosprecio de nadie, componen, dentro y fuera de nuestro credo, el llamado ejército del bien, la muchedumbre anónima de quienes por su buen natural y por la práctica constante de una conducta intachable, van labrando día a día su propia personalidad y contribuyen, en la familia, en el trabajo y en la convivencia social, a edificar un mundo más digno y una sociedad más habitable.

Pienso en la herencia cristiana de muchas familias en nuestro mundo occidental, de Europa y de las dos Américas; pero extiendo también la mirada a las masas anónimas del mundo islámico, budista, hindú; al universo afroasiático, inmenso hormiguero humano de hombres, mujeres, niños y ancianos, geografía del hambre, famélica legión, en su abrumadora mayoría gentes de paz, laboriosas como pueden, enraizadas y amorosamente inmersas en sus familias y tribus, de acendrados sentimientos y costumbres religiosas; personas y vidas con sentido; mas también, y por tristísima desgracia, carne de cañón para guerras esperpénticas e inacabables. Tengo compasión de las muchedumbres, decía Jesús (Mt 15,32).

Todos candidatos a santos

Ocupan todos los dichos una banda sociológica muy ancha y de diversas intensidades. Dentro de la franja cristiana, figuran los primeros los que han hecho del servicio al bien un estado de vida, con el sacramento del Orden o con la profesión perpetua de los consejos evangélicos. Clero y religiosos, hombres y mujeres, más de un millón en el mundo. Ellos son, dígase lo que se diga, los buenos de la película, por vocación divina, por gracia sacramental, por opción personal libre y completa y por el género de vida que ese estado lleva consigo. Tan errado sería negarles sin discernimiento lo que acabo de decir, como otorgarles la patente exclusiva de la perfección evangélica y del llamamiento a la santidad. Este último brota, como es notorio, de la misma fuente bautismal y compromete por ello a todos los miembros del Pueblo de Dios. Los que responden a esa gracia y llamada, desde su condición laical de personas de mundo, son cristianos de élite -no me asusta la palabra- de los dos géneros, de toda edad y condición, que consideramos aquí agentes del bien, sean iletrados o doctores, enfermeras o fontaneros, viudas o parejas matrimoniales. En su conjunto, me permito conjeturar que esta franja de la gran banda social cristiana la componen, cuando menos, diez laicos militantes o comprometidos por cada uno de los sacerdotes, religiosos o equiparables.

A esta vanguardia moral de la Iglesia en la sociedad, se agregan con toda justicia las personas de ambos géneros que, sin formar parte de nuestra comunidad creyente, o ajenos totalmente a ella, ya sea como agnósticos o como adscritos a otras confesiones religiosas, inspiran su línea de conducta en una tabla de valores humanistas y obran conforme a su conciencia.

Nada tan lejos de mi mente, de lo que soy y puedo significar, como alzar la tapia de buenos y malos entre los católicos y los que no lo son. Bendigo sin titubeos las flores del bien que veo florecer en campo ajeno, y lamento cuando la cizaña pueda crecer en el propio. Nada pues de anticipar la siega para extirpar a los "malos" o de situarnos de antemano entre las ovejas, frente a los cabritos del juicio final. Con todo, la ventaja que tenemos mientras somos pasajeros de la nave tierra es que estamos siempre a tiempo de pasarnos al ejército del bien y plantar allí nuestras tiendas de servicio y de humildad.

Lo que cuesta ser bueno

Ahora bien; ¿quién está a salvo de que, como hemos leído líneas arriba, le ocurra exactamente lo contrario? En nuestro espíritu, como en el preso de Alcalá-Meco, anidan con mayor o menor intensidad, resentimientos ocultos, curiosidades malsanas, una secreta atracción hacia el abismo, el inquietante placer de lo prohibido. A menor escala registra frecuentemente nuestro ánimo lo que, con frase afortunada llamó Pío XII el cansancio de los buenos. Contra esto prevenía San Pablo a los cristianos de Salónica: "No os canséis de hacer el bien" (II Tes 3, 13).

Lo cierto es, sin embargo, que la honestidad, la fidelidad a la conciencia, la misma confianza en Dios, pasan por sacrificios, obscuridades, dudas y cansancios; son las subidas lentas al monte Carmelo y no digamos al monte Calvario. "El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame" (Mt 16,24)

El síndrome del cansancio del bien tiene que ver mucho con la fragilidad constitutiva del ser humano, con los malos ejemplos que nos acosan y nos catequizan hacia los viejos enemigos del alma: el mundo, el demonio y la carne. El cansancio, la apatía, la inercia suelen ser pandemias que contagian a grandes estratos de la sociedad. El nihilismo hace su agosto. Gran desafío para los gobernantes, los pedagogos, los pastores de la Iglesia, las familias en su conjunto. ¿Cómo impedir que cunda el desánimo en los animadores por vocación, por oficio y por responsabilidad?

Por lo demás, y en el ámbito de la fe, a la cual, por supuesto, me remito, la cosa no es de ahora. Ya se registraba a cada paso en los salmos de David ante la experiencia propia y ajena:

¡Qué bueno es Dios para el justo,

el Señor para los rectos de corazón!

Pero yo por poco doy un mal paso,

casi resbalaron mis pisadas,

porque envidiaba a los perversos,

viendo prosperar a los malvados.

... ¿Para qué aguanto yo todo el día y me corrijo cada mañana?

Meditaba yo para entender esto, pero me resultaba muy difícil hasta que comprendí el destino de ellos... Cuando mi corazón se agitaba y me punzaba en mi interior, yo era un necio y un ignorante, un animal ante ti. Para mi lo bueno es estar junto a Dios, hacer del Señor mi refugio y contar todas tus acciones en las puertas de Sión! (Sal 72)

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

El nuevo planteamiento de la enseñanza de la Religión es un avance en la libertad religiosa

Nota del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española

"Los alumnos, o sus padres, siguen disfrutando de la libertad de optar o no por la enseñanza de la religión y la moral católica. En todo caso, el estudio del hecho religioso, como fenómeno antropológico y cultural, será necesario para todos, bien en la opción confesional católica (o, en su caso, evangélica, judía o islámica), bien en una opción no confesional". Así dice la nota que el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española (C.E.E.) ha hecho pública para defender la nueva regulación de la asignatura de Religión.

La nota destaca que la regulación "por una parte,  supondrá un avance en el ejercicio de la libertad religiosa y de opinión, y, por otra parte, ofrece un marco más adecuado para que todos los alumnos adquieran una formación de calidad acerca del hecho religioso, realidad humana que, con independencia de la opción personal en este ámbito, no puede ser desconocida sin graves consecuencias negativas para las personas, la cultura y la convivencia".

No es un privilegio

En la misma la nota niega que el trato que se le da a la clase de Religión constituya un privilegio, lo que hará es que la asignatura pueda ser ofrecida "con mayores garantías de seriedad académica a ese 80% de los padres que la desean y la solicitan para sus hijos. Pero también las demás confesiones o la opción no confesional se beneficiarán del mejor reconocimiento del hecho religioso como objeto de estudio y formación escolar".

La nota del Comité Ejecutivo de la C.E.E recurre al texto constitucional y a los acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede. Recuerdan que "el artículo 27. 3, establece que 'los poderes públicos garantizarán el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones'. Según interpretación del Tribunal Constitucional, este derecho de los padres deriva de la libertad de enseñanza, reconocida también por la Constitución y entendida, a su vez, como proyección de la libertad ideológica y religiosa y de la libertad de expresión. La nueva regulación hace más efectivos para todos estos derechos fundamentales".

Respecto a los acuerdos con la Santa Sede se recuerda que por lo que toca a la Iglesia Católica "la nueva regulación responde bien a lo establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales entre el Estado y la Santa Sede, que estipula, en su apartado II, que la enseñanza de la religión católica se ofrecerá 'en condiciones equiparables a las demás asignaturas fundamentales'. De este modo se hace más efectiva para los católicos la libertad religiosa en el ámbito de la enseñanza".

La valoración positiva de la C.E.E de la nueva regulación se basa en un motivo más de fondo aún que el del mejor reconocimiento efectivo de la libertad de religión y de enseñanza para todos, y también para los católicos. "La nueva normativa -se dice en la nota- es apta para que se ofrezca a todos los alumnos un conocimiento del hecho religioso sistemático, pedagógicamente adaptado y de calidad. Los niños y los jóvenes tendrán ocasión de conocer, guiados por buenos profesores, lo que significa que la persona sea un ser abierto a la trascendencia, a Dios; lo que las distintas religiones le han aportado y le aportan; la historia, el arte y las doctrinas religiosas, en particular, las del cristianismo. Son conocimientos fundamentales antropológicos, históricos, estéticos y doctrinales que quedan asegurados para todos y que serán impartidos de un modo científico adecuado a las necesarias pautas pedagógicas".

La nota anima a los padres católicos a inscribir a sus hijos en la opción confesional, como ya lo vienen haciendo la gran mayoría. "Es su derecho y su obligación. La opción católica está también abierta a todos los que deseen entender la religión desde esta perspectiva, aunque no profesaran nuestra fe. Los programas elaborados por la C.E.E. contienen los elementos fundamentales necesarios para entender el hecho religioso de modo objetivo. De hecho, no tratan menos asuntos ni los abordan con menor rigor académico que los programas de la opción no confesional".

La nota asegura que la opción católica, además, va más allá, ofrece algo más. "Los alumnos católicos tendrán la oportunidad de adquirir una formación académica sintética de los distintos saberes que van adquiriendo, integrándolos en la visión de la fe. Y a todos, católicos o no, la programación confesional les ayudará a entender el hecho religioso desde el interior de una tradición viva como la cristiana y católica, abierta por su propia naturaleza al diálogo con las culturas y las religiones, y sustrato básico de nuestra cultura española y europea".

Sin imposiciones

Los obispos expresan también su deseo de que este tema no constituya motivo de enfrentamiento, sino que se alcance un consenso que permita el desarrollo normalizado de la asignatura. "Esperamos -señalan- que el consenso acerca de la importancia de la formación escolar en las cuestiones religiosas se vaya abriendo paso en nuestra sociedad. Nadie quiere imponer nada a nadie. Los católicos respetamos la libertad de los demás y pedimos que se respete también la nuestra. ¿Por qué negar o cercenar a los padres de los escolares el ejercicio de su derecho a que sus hijos sean educados de acuerdo con sus convicciones en las cuestiones religiosas? ¿Y quién podría ofrecer dicha educación con más garantías que la respectiva comunidad religiosa, en nuestro caso la Iglesia, a través de un profesorado debidamente cualificado y acreditado para su misión? Es justo que el Estado no ignore esa demanda social y esos derechos y que no relegue la enseñanza religiosa al ámbito privado o eclesiástico. Hacen bien los poderes del Estado en interesarse en que la educación religiosa sea impartida de modo público y responsable, sin convertirse ellos mismos, por otra parte, en controladores unilaterales de una visión supuestamente "democrática", "correcta" o "neutra" del hecho religioso".

¿Medir la fe?

La fe personal no se evalúa en la escuela, pero al mismo tiempo se afirma que "la fe cristiana, como hecho histórico y como realidad objetiva, es un objeto de estudio, cuyos rendimientos sí pueden y deben ser evaluados". Prueba de ello es la gran tradición universitaria europea, nacida al calor precisamente de la teología y de la filosofía cultivadas por los grandes maestros cristianos. "Esa tradición sigue viva, de distintas formas, en Europa, en América y hoy casi en todo el mundo. La religión, y, en particular, la religión cristiana puede ser objeto de estudio y acicate para la reflexión verdaderamente crítica sobre el ser humano. Su estudio en la nueva área de Sociedad, Cultura y Religión ayudará a nuestros niños y jóvenes a ir entendiendo la compleja relación existente entre estas tres magnitudes".

Por último destacan que la enseñanza académica de la Religión Católica podrá también salir al paso de las serias carencias que sufre nuestra juventud en su formación y conducta moral, cuestión que preocupa, con razón, a muchos, en particular a no pocos padres.

 

¿Religión obligatoria?

Miguel Ángel Carrasco. Director Adjunto Secretariado Diocesano de Enseñanza

Empezamos este artículo recogiendo una de las frases que más han circulado estos últimos días, referente a la nueva situación de la asignatura de Religión, y lo hacemos, no desde la polémica y los prejuicios, sino desde el diálogo y las razones. Dos advertencias previas:

- Antes que nada, hay que clarificar las palabras o términos empleados: no es obligatoria la Religión, sino que es obligatoria una nueva área o asignatura que se llama Sociedad, Cultura y Religión (SCR). Y ésta se podrá estudiar desde una doble opción, decidida por los padres o alumnos mayores de edad: una opción no confesional o una opción confesional (católica, evangelista, judía o islámica), por las razones que más adelante veremos.

- No se puede confundir, a comienzos del tercer milenio, religión con catequesis. La opción católica de SCR tiene una estructura (currículo) semejante a la de cualquier otra asignatura: contenidos (conceptuales, procedimentales y actitudinales) y criterios de evaluación, y su objetivo general es presentar una síntesis razonada y razonable del mensaje cristiano dentro del contexto cultural de hoy. Nada que ver, por tanto con la catequesis que se desarrolla en el ámbito eclesial, a poco que uno se informe medianamente.

Razones

Vayamos al problema en cuestión: ¿Por qué la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) establece una nueva asignatura obligatoria para todos (aunque con la doble opción antes señalada) que se llama Sociedad, Cultura y Religión? La respuesta es bastante sencilla y clara: para responder a una doble exigencia.

A) Exigencia educativo-escolar:

Si la educación "tiene por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana" y la escuela utiliza la transmisión sistemática y crítica de la cultura como el instrumento adecuado de la acción educativa, ¿cómo podrá realizarlo si prescinde de una de las dimensiones esenciales de esta cultura, como es la dimensión religiosa?

Como puede verse, estamos hablando no de instrucción (como suma de conocimientos), sino de educación, de pleno desarrollo de la personalidad humana, lo que incluye no sólo conocimientos, sino también criterios de juicio y normas o valores que ayuden a construir una sociedad más sabia, pero sobre todo, más justa y solidaria.

A esta exigencia educativo-escolar es a la que da respuesta la LOCE cuando en su Exposición de motivos afirma que "en los niveles de Educación Primaria y de Educación Secundaria, la Ley confiere a las enseñanzas de las religiones y de sus manifestaciones culturales, el tratamiento académico que le corresponde por su importancia para una formación integral". De aquí surge el área o asignatura obligatoria de Sociedad, Cultura y Religión.

Estoy seguro que este planteamiento de fondo (el conocimiento de la dimensión religiosa como factor esencial de nuestra cultura) puede ser perfectamente compartido por cualquier persona mínimamente preocupada por la educación de nuestros niños y jóvenes. Como también estoy seguro (porque así aparece en los medios de comunicación) que para responder a esta exigencia se proponen otras formas, por ejemplo, que esa área de conocimiento religioso la pueda dar cualquier profesor, sin necesidad de que en su nombramiento intervengan las distintas Iglesias.

Con todo, reconociendo esa posibilidad, aquí entra en juego la segunda exigencia a la que la Ley tiene que dar respuesta:

B) Exigencia constitucional.

La Constitución de 1978 es nuestra Carta Magna, el gran texto que regula la convivencia de los ciudadanos, sus derechos y deberes. Y junto a la Constitución, el Estado español y los ciudadanos tenemos que asumir los Tratados y Declaraciones a los que nos adhiramos. A nadie se le ocurre cuestionar nuestra pertenencia a la ONU, a la UE, o incluso a la OTAN, aunque fuera precedida de un referéndum ganado por estrecho margen.

- Nuestra Constitución, en su artículo 27,3 dice: "Los poderes públicos (Estado) garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones" (que es igual que creencias).

- La Declaración Universal de Derechos Humanos, de 10 de Diciembre de 1948, y ratificada por España, dice en su artículo 26,3: "Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos".

- El Protocolo Adicional al Convenio para la protección de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, de 20 de Marzo de 1952, y también ratificado por España, dice en su artículo 2: "...El Estado...., respetará el derecho de los padres a asegurar esta educación y esta enseñanza conforme a sus convicciones religiosas y filosóficas".

No hace falta seguir más. En todos estos textos queda claro que el Estado no puede imponer un único modo de enfocar el hecho religioso (eso sería un Estado totalitario, lo que afortunadamente no es nuestro caso), sino que un Estado democrático tiene que estar al servicio de los ciudadanos, y en este caso concreto, al de los padres.

Dos exigencias

En resumen, el establecimiento del área o asignatura obligatoria de Sociedad, Cultura y Religión que hace la LOCE, responde adecuadamente a las dos exigencias antes citadas: a la exigencia educativo-escolar (todos deben conocer la dimensión religiosa y su influencia cultural) y a la exigencia constitucional (en una sociedad democrática y pluralista, son los ciudadanos los que deben decidir, y no el Estado).

Vuelvo al principio: no se ha intentado en ningún momento a lo largo de este artículo alimentar la polémica ni dejarse llevar por ningún prejuicio, sino que se ha intentado exponer sencilla y claramente las razones que dan sentido y fundamentan el establecimiento del nuevo área o asignatura de Sociedad, Cultura y Religión.

Desde el diálogo

Desde el diálogo es posible encontrar soluciones a los problemas, aún desde posturas distintas. Desde el diálogo se ha podido articular la coexistencia de un Estado central con las distintas Autonomías; desde el diálogo también se ha establecido la cooficialidad de dos lenguas en aquellas Autonomías con lengua propia; ¿por qué no va a ser posible, también desde el diálogo, ofrecer una solución serena y estable a la cuestión religiosa en el marco escolar?

Aún quedan temas pendientes que habrá que abordar, como el Estatuto del Profesorado de Sociedad, Cultura y Religión. Estos profesores, propuestos por las Iglesias, son de los pocos trabajadores que están condenados durante toda su vida a un trabajo en precario: año tras año tienen que firmar su contrato, y en nuestra Comunidad de Extremadura, además, no se les contempla el año entero, como en el resto del Estado español.


Información diocesana

Badajoz

Inaugurada la primera fase del complejo parroquial San Juan de Dios

Al cierre de esta edición estaba previsto que el Arzobispo Monseñor Antonio Montero, inaugurara el día 25, festividad de Santiago Apóstol, la primera fase del complejo parroquial de San Juan de Dios. La demarcación de la parroquia, que desde el 1 de noviembre del año 96 lleva funcionando en los bajos de un edificio situado en la Cañada-Moreras, está formada por las urbanizaciones Guadiana, Jardines del Guadiana, Cañada-Moreras, Universidad y Ruta de la Expo y la ubicación será la más céntrica, en Jardines del Guadiana.

El programa de actos de la inauguración consiste en la celebración de la Eucaristía, la bendición del templo y de los lugares pastorales, además de la consagración del altar.

Dos plantas

Esta primera fase, cuya construcción se inició en abril del 2002, ha consistido en la construcción de un edificio de dos plantas. En la inferior encontramos el templo parroquial, con capacidad para unas 350 personas y una capilla para el Santísimo. En la superior, el despacho parroquial y un total de 11 salas para catequesis, talleres para jóvenes etc, entre ellas una doble, con capacidad para unas 60 personas, que hará las funciones de salón de actos.

El presupuesto de esta primera fase ronda los 480.000 euros (80 millones de pesetas), de los que 26 han sido aportados por la diócesis, 15 proceden de donaciones y cuotas de los fieles, además de rifas, loterías etc. y el resto de un préstamo que se irá pagando con el tiempo.

El párroco, don Enrique Cruz, declara que se desconoce cuando podrán iniciarse la segunda y la tercera fase, de momento espera que el nuevo templo constituya una nueva etapa: "Debe ser un puente -dice- que tienda lazos de aproximación entre las diferentes clases sociales que conforman la parroquia". Don Enrique teme por la barrera que pueda suponer el desdoblamiento de la Avenida de Elvas, aunque confía que con el esfuerzo de todos, feligreses y administraciones públicas, esto no constituya un problema.

Se espera que cuando se acometan las tres fases, lo que hoy es templo pase a ser columbario, lugar para depositar las cenizas de los difuntos incinerados.

Desde que comenzó a funcionar la parroquia en Cañada-Moreras se ha contado con el trabajo de mucha gente. Don Enrique reconoce que poner en marcha una comunidad es un desafío difícil que requiere tiempo, pero desde entonces se han puesto en marcha la catequesis infantil y de adultos, el equipo de Cáritas con dos proyectos de infancia y mujer, el Centro de Promoción de la Mujer, que entre otras cosas lleva a cabo un programa de alfabetización de adultos, un equipo de Liturgia y una revista parroquial, "Utopía", que el párroco reconoce que ha ayudado a traer gente a la parroquia.

Respecto a los planes inmediatos don Enrique Cruz señala consolidar lo que ya está en marcha, procurar que se incorporen nuevas personas a las distintas actividades que la parroquia pueda ofrecer y "tenemos la esperanza de crear un equipo de matrimonios que le de cauce a la pastoral familiar".

 

Mérida

La parroquia de San Francisco de Sales homenajeó a don Amadeo Rodríguez Magro

La comunidad parroquial de San Francisco de Sales de Mérida celebró el lunes una eucaristía de acción de gracias por la próxima consagración episcopal de don Amadeo Rodríguez Magro, que tendrá lugar el domingo día 31 de agosto a las 18.00 horas en la catedral de Plasencia.

Don Amadeo fue miembro de esa comunidad en dos períodos, el primero tras su ordenación sacerdotal, entre 1970 y 1974 como vicario parroquial, y el segundo entre 1977 y 1983 como párroco.

El templo estuvo abarrotado de fieles que quisieron mostrarle su cariño y afecto al que es ya obispo electo de Plasencia, demostrando que, a pesar del paso de los años, la huella que dejó en la barriada de la Paz no se ha borrado.

En su homilía, don Amadeo recordó su paso por la parroquia y el trabajo que se hizo durante ese tiempo en una de las barriadas más humildes de la capital autonómica, recordó a muchos de los fieles que continúan estando y a los que ya han fallecido.

En el transcurso de la Eucaristía, le hicieron entrega de una cruz pectoral, que don Amadeo prometió que llevará en una audiencia que tendrá con Juan Pablo II tras su ordenación episcopal.

 

Deja la gerencia para incorporarse al nuevo cargo en Septiembre

El Gerente del Arzobispado, don Francisco Cantillana se hará cargo de UMAS en Sevilla

El gerente del Arzobispado, don Francisco Cantillana dejará en agosto sus responsabilidades en nuestra Iglesia Diocesana para incorporarse en Sevilla a la delegación territorial de UMAS, mutua de seguros que tiene su sede en la curia del Arzobispado sevillano.

El traslado se produce después de 15 años de servicio a la diócesis, a donde llegó junto con su mujer, doña Concepción Castro, procedente de la diócesis de Chachapoyas, en el Perú, donde trabajaron durante 10 años como misioneros seglares. En estos 15 años, el matrimonio ha trabajado en la Curia diocesana, él en la gerencia y ella en administración y cancillería, de donde pasó, en los últimos 3 años, al frente de la delegación territorial de Extremadura de UMAS. Cantillana, además, ha colaborado en la creación de la coordinadora de ONGs mientras estuvo al frente del área de Cooperación Internacional de Cáritas. Ambos son sevillanos y después de 25 años vuelven con sus familias y con tres hijos, dos nacidos en Perú y el último en Badajoz.

Ambos han expresado su agradecimiento por la acogida y el trato que durante todos estos años han recibido por parte de la Iglesia en Mérida-Badajoz. "Estos 15 años al lado de nuestro Arzobispo -señala don Francisco Cantillana- han sido apasionantes, pues llegamos a la mitad de su pontificado y, aunque no se partía de cero, nos permitió colaborar con todos sus proyectos. En este periodo no podemos olvidar que se han consolidado y construido un buen número de templos, de centros parroquiales, casas rectorales y otros edificios, incluidas las dos nuevas sedes para el arzobispado, la de Mérida y la de Badajoz".

Don Francisco Cantillana recuerda que en este periodo "se han modernizado las estructuras administrativas y financieras, adaptándose a las nuevas tecnologías, inclusive consolidando todas las contabilidades de las parroquias y un largo etcétera. Todo esto ha sido posible gracias a la libertad y confianza que nuestro Arzobispo nos ha dado en todo momento y al trabajo en equipo, tanto de los miembros de la Curia como de los profesionales que de forma gratuita o remunerada han desarrollado esta tarea".

Don Francisco Cantillana señala que, aunque les hubiera gustado agradecer personalmente a todas las personas con las que en algún momento han colaborado, son conscientes de que ello es imposible, si bien "nos ponemos a disposición de todos desde Sevilla, donde seremos, si nos lo permitís, embajadores de esta Iglesia particular".

 

Año Jubilar Guadalupense

Desde que se abrió el Año Jubilar se han contabilizado casi 4.000 peregrinos

El 75 Aniversario de la Coronación canónica de Santa María de Guadalupe, recién estrenado como Año Jubilar, continúa atrayendo peregrinaciones al monasterio. Según datos aportados por el superior de la comunidad franciscana, fray Guillermo Cerrato, en los dos meses que llevamos de Año Jubilar han peregrinado 3.550 peregrinos censados, además de muchos peregrinos anónimos y "ha comenzado un movimiento y proceso eclesial que augura frutos esperanzadores en orden a reavivar la fe y el compromiso con el mundo desde el Evangelio".

En Guadalupe se preparan los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre llenos de acontecimientos jubilares.

Las fiestas en honor a la Patrona de Extremadura darán comienzo el día 30 de agosto con el pregón de exaltación a cargo del ilustre campanariense don Antonio Ventura Díaz, y concierto de la Coral Guadalupense. Los actos religiosos con solemne novenario darán comienzo el día 31 de agosto y en él tomarán parte los tres obispos extremeños: don Antonio Montero, don Ciriaco Benavente y don Amadeo Rodríguez.

 

Acampada juvenil

Monterrubio de la Serena y Castuera han organizado, a través del equipo arciprestal de pastoral juvenil, una acampada en Cazalla de la Sierra.

Durante casi una semana un grupo de 22 jóvenes han convivido en medio de un hermoso paraje. En la acampada se realizaron todo tipo de actividades, compartiendo la vida y la fe.

Esta actividad es fruto de la coordinación arciprestal que este año ha dado ya sus frutos.


Al paso de Dios

Adiós

Me cuentan que una señora, al conocer la noticia de mi nombramiento como Obispo de Plasencia, sólo se le ocurrió comentar: "Entonces, ¿ya no volverá a escribir en Iglesia en camino?" Comentarios como el de esta entrañable lectora me han mantenido fiel a esta cita con todos ustedes semana a semana a lo largo de diez años. No les oculto que en ocasiones he tenido la tentación de buscar alguna disculpa para arrojar la toalla; sin embargo, siempre ha habido alguien que con su estímulo me ha hecho seguir en la brecha. Sobre todo, me han hecho entender que lo que hacía era un servicio que no caía en saco roto.

Sé que no puedo presumir de mis cualidades literarias, que en ocasiones dejan mucho de desear, y que incluso el contenido ha sido muy desigual; pero algo habrán tenido estas breves líneas, cuando han sido muchos los lectores que han alimentado su vida cristiana semana a semana con ellas. Muchas gracias, pues, a todos los que me habéis leído alguna vez; después de tanto tiempo sois parte de mi familia.

En esta última cita quiero tener también un recuerdo para los que ocasionalmente me han leído en sus respectivas hojas diocesanas. En bastantes ocasiones me han sorprendido gratamente reproduciendo lo que escribía en Iglesia en Camino. Entre todos, los más fieles y constantes, a los que estoy especialmente agradecidos, han sido los editores y lectores de El Observador de Méjico. Quiero que sepan que ha sido un honor para mí el que me consideraran colaborador suyo. Muy agradecido también por como han tratado mi nombramiento episcopal.

Para todos: muchas gracias y adiós.

Amadeo Rodríguez Magro
( amadeo.vgeneral@planalfa.es )


Liturgia del domingo

Celebramos el XVII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro segundo de los Reyes 4 , 42-44

En aquellos días, uno de Bal-Salisá vino a traer al profeta Eliseo el pan de las primicias, veinte panes de cebada y grano reciente en la alforja. Eliseo dijo: -"Dáselos a la gente, que coman"

El criado respondió: -"¿Qué hago yo con esto para cien personas?"

Eliseo insistió: -"Dáselos a la gente, que coman. Porque así dice el Señor: "Comerán y sobrará".

Entonces el criado se los sirvió, y comieron y sobró, como había dicho el Señor.

 

Salmo 144, 10-11. 15-16. 17-18

R. Abres tú la mano, Señor, y nos sacias.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,/ que te bendigan tus fieles;/ que proclamen la gloria de tu reinado,/ que hablen de tus hazañas.

Los ojos de todos te están aguardando,/ tú les das comida a su tiempo;/ abres tú la mano,/ y sacias de favores a todo viviente.

El Señor es justo en todos sus caminos, / es bondadoso en todas sus acciones; / cerca está el Señor de los que lo invocan, / de los que lo invocan sinceramente.

 

Carta a los Efesios 4, 1-6

Hermanos: Yo, el prisionero por Cristo, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor; esforzaos en mantener la unidad del Espíritu, con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza en la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo.

 

Evangelio según san Juan 6, 1-15

En aquel tiempo, Jesús se marchó a la otra parte del lago de Galilea (o de Tiberíades). Lo seguía mucha gente, porque habían visto los signos que hacía con los enfermos. Subió Jesús entonces a la montaña y se sentó allí con sus discípulos. Estaba cerca la Pascua, la fiesta de los judíos. Jesús entonces levantó los ojos, y al ver que acudía mucha gente, dice a Felipe: - ¿Con qué compraremos panes para que coman éstos? Lo decía para tentarlo, pues bien sabía él lo que iba a hacer. Felipe le contestó: - "Doscientos denarios de pan no bastan para que a cada uno le toque un pedazo" .

Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dice: - Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y un par de peces; pero, ¿qué es eso para tantos? Jesús dijo: - "Decid a la gente que se siente en el suelo."

Había mucha hierba en aquel sitio. Se sentaron; sólo los hombres eran unos cinco mil. Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado. Cuando se saciaron dice a sus discípulos: - "Recoged los pedazos que han sobrado; que nada se desperdicie." Lo recogieron y llenaron doce canastas con los pedazos de los cinco panes de cebada, que sobraron a los que habían comido. La gente entonces, al ver el signo que había hecho decía: - "Este sí que es el Profeta que tenía que venir al mundo".

Jesús entonces, sabiendo que iban a llevárselo para proclamarlo rey, se retiró otra vez a la montaña él solo.

 

Comentario litúrgico

Cinco panes y un par de peces

El evangelio del pasado domingo nos dejaba en un cierto suspense. Jesús había decidido descansar con los suyos en un lugar solitario, pero al llegar ya había una multitud esperando a aquel Profeta que les hablaba de amor y del Padre como nunca habían oído hablar. Dice el texto que Jesús "se puso a enseñarles con calma".

Se veía venir. La gente no se cansaba de escucharle, el tiempo pasaba, no les inquietaba estar en un descampado y sin nada que llevarse a la boca. Pero a Jesús sí que le preocupaba la situación. De nuevo su Corazón sintió lástima por aquella multitud. Conocía demasiado bien a aquella gente, sabía de su situación de olvidados de la sociedad y sintió las necesidad cordial de hacer un gesto de acogida y fraternidad: invitarles a comer.

Con un tanto de ironía cariñosa le pregunta a uno de los suyos: "¿Con qué compraremos panes para que coman estos?". Bien sabía cuál iba a ser la respuesta, pero el Maestro quería que los suyos comenzaran a sentirse implicados en su obra de salvación.

Los pobres discípulos estaban desconcertados ante la pregunta del Maestro, no sabían que responder. Por fin, uno de ellos, Andrés, con evidente azoramiento, le dijo al Señor: "Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y un par de peces; pero, ¿qué es eso para tantos?". La respuesta que dio Jesús es muy comprometedora para todos nosotros: tomó en serio la aportación haciendo de aquella pequeña ofrenda la materia prima de la famosa multiplicación de los panes.

Preguntémonos: ante la pobreza, ante la falta de paz, ante las injusticias, a los cristianos ¿ sólo nos queda rezar?

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

28, lunes: Ex 32, 15-24. 30-34; Mt 13, 31-35.
29, martes: Ex 33, 7-11; 34, 5b-9. 28; Mt 13, 36-43.
30, miércoles: Ex 34, 29-35; Mt 13, 44-46.
31, jueves: Ex 40, 16-21. 34-38; Mt 13, 47-53.
1, viernes: Lev 23, 1. 4-11. 15-16. 27. 34b-37; Mt 13, 54-58.
2, sábado: Lev 25, 1. 8-17; Mt 14, 1-12.
3, domingo: Ex 16, 2-4. 12-15; Ef 4, 17. 20-24; Jn 6, 24-35.

 

9 de agosto: Santa Edit Stein (1891-1942)

JudÍa, filósofa de la escuela de Husserl, profesora, carmelita, presa de la Gestapo y mártir en el campo de exterminio de Auschwitz. La vida entera de Teresa Benedicta de la Cruz está atravesada por todas las grandes tensiones del siglo XX: desde la filosofía al feminismo, desde el sionismo al ateismo, desde el exilio al exterminio.

La biografía de esta singular mujer es un canto a la libertad, el amor y la paz. Nace judía y se educa en un ambiente universitario filosóficamente ateo. Pero la lectura de la autobiografía de santa Teresa la conmueve hasta lo más hondo. La profesora se convierte en alumna e ingresa en el noviciado de Colonia, tras ser bautizada.

Se le aconseja emigrar a Holanda, pero también allí llega la bota hitleriana para aplastar las libertades de Europa. Termina en la cámara de gas por arte y parte de esa aplicación de las teorías industriales para fabricar muertos al menor costo posible, que fueron los campos de exterminio.

Aunque los judíos han tenido la habilidad de monopolizar el victimario, fueron más los millones de cristianos muertos en la gran conflagración, por ejemplo, sólo polacos, ocho millones. Hay que admitir, con todo, que entre las escasas víctimas hebreo-católicas, está nuestra santa. Todo un himno de modernidad intelectual y libertad de conciencia. ¡Qué hermosura!

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

28, lunes: Acacio de Armenia, Nazario y Celso, Pedro Poveda.
29, martes: Marta, Adán y Eva, Olavio, Próspero, Simplicio.
30, miércoles: Pedro Crisólogo, Abdón y Senén, Máxima, Segunda.
31, jueves: Ignacio de Loyola, Calimero, Demócrito, Helena.
1, viernes: Alfonso Mª de Ligorio, Arcadio, Fausto, Mauro, Leoncio.
2, sábado: Eusebio de Vercelli, Pedro J. Eymard, Ceferino J. Malla.
3, domingo: Abibas, Dalmacio, Lidia, Matín, Nicodemo, Trea.


Contraportada

El desigual desarrollo deja tras de sí a cientos de millones de personas

Se pierde terreno: 54 naciones están peor que en la década de los noventa

El mundo no está logrando las metas para el desarrollo fijadas para el 2015, según recoge el Informe de Desarrollo Humano del 2003, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). La edición de este año se enfoca sobre las Metas de Desarrollo del Milenio, adoptadas por 189 países en la Cumbre del Milenio de Naciones Unidas de septiembre del 2000. Entre los objetivos fijados para el 2015 está reducir a la mitad el número de los que viven con menos de un dólar al día, reducir a la mitad el número de los que sufren hambre, y alistar a todos los niños en cualquier parte en la escuela primaria.

De hecho, muchos países han perdido terreno. 54 naciones son más pobres ahora que en 1990. En 21 países, ha aumentado el porcentaje de población que está pasando hambre. En 14, muchos niños están muriendo antes de los 5 años. En 12 naciones, se ha reducido el número de inscripciones en la escuela primaria. En 34, ha caído la esperanza de vida. En Latinoamérica y el Caribe, los estados árabes, Europa central y del este y en el África subsahariana el número de personas que viven con menos de un dólar al día ha aumentado. Además, al paso actual, el África subsahariana alcanzaría el objetivo de reducción de la pobreza en el año 2147 y el objetivo de mortalidad infantil en el 2165.

Con respecto al desarrollo económico, el informe observa que en los años 90 el promedio de crecimiento per capita de la renta era menos del 3% en 125 países en desarrollo y transición, y en 54 de ellos la media de ingresos per cápita cayó. De estos 54 países, 20 son del África subsahariana, 17 de Europa del Este y de los Estados Independientes de la Commonwealth, 6 de América Latina, 6 del Este de Asia y el Pacífico y 5 estados árabes.

Razones de los fallos

Buscando una explicación a los motivos que han impedido mayores progresos, el informe examina los argumentos que tienen que ver con la apertura de los mercados y la globalización. "A pesar de las protestas contra la globalización en los últimos años, las fuerzas mundiales del mercado han contribuido al crecimiento económico -y a la reducción de la pobreza- en China, India y en docenas de otros países en vías de desarrollo", observa el informe del PNUD.

Sin embargo, centenares de millones de personas no se han beneficiado de la liberación económica. Las razones son numerosas, dice el informe. "Una razón común es el mal gobierno. Cuando los gobernantes son corruptos, incompetentes y no tienen en cuenta a sus ciudadanos, las economías nacionales vacilan". El informe también echa la culpa a las grandes desigualdades en los ingresos, a la falta de inversión, por parte de los gobiernos, en sanidad y educación de sus pueblos, y a la extensión del SIDA.

El informe 2003 propone un nuevo plan de acción: los países deben lograr objetivos básicos en varias áreas: gobierno, sanidad, educación, infraestructuras y acceso a los mercados. No actuar así puede dar como resultado que un país caiga en la "trampa de la pobreza".

El informe también apunta a la gran necesidad de mejorar la sanidad. Cada año más de 10 millones de niños mueren de enfermedades que se podían haber prevenido, unos 30.000 al día. La diarrea es devastadora; mató a más niños en los años 90 que todas las personas muertas en conflictos armados desde la Segunda Guerra Mundial, afirmaba el informe.

Más de 500.000 mujeres mueren cada año durante el embarazo y el parto, y tales muertes es 100 veces más probable que tengan lugar en el África subsahariana que en los países de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE). En el mundo, 42 millones de personas viven con SIDA, 39 millones de las cuales lo hacen en países en desarrollo. La tuberculosis, combinada con frecuencia con el SIDA, causa al año más de 2 millones de muertes entre adultos, y la malaria mata a cerca de 1 millón al año.

Ayuda más eficaz

El informe invita a las naciones ricas a aumentar sus ayudas a los países más pobres, puesto que de otra manera no serán capaces de superar los problemas que les mantienen atrapados en la pobreza. Las pasadas cumbres han visto las promesas de las naciones ricas de ayudar a las pobres. "Ahora es el momento de que los países ricos cumplan estas promesas", dice el informe.

Los compromisos hechos hasta ahora darían lugar a una ayuda adicional de unos 16.000 millones de dólares al año antes del 2006. Con todo, el informe observa que este aumento sólo implicará que la ayuda oficial al desarrollo total alcance el 0,26% del producto interior bruto de los 22 miembros del Comité de Asistencia al Desarrollo de la OCDE.

Pero no es suficiente con más ayuda, continúa el informe. También tiene que ser más efectiva. Los países en vías de desarrollo necesitan hacer esfuerzos concertados para mejorar el gobierno económico y democrático y aplicar políticas para la reducción efectiva de la pobreza. Y los donantes necesitan mejorar sus prácticas, especialmente en lo que respecta a las prioridades del desarrollo en los países receptores. Los donantes deberían liberalizar las ayudas, armonizar sus prácticas y reducir las cargas administrativas para los países receptores, y descentralizarlas.

Además, el informe invita a las naciones desarrolladas a hacer más en el área del levantamiento de la deuda. Pide que se bajen los subsidios agrarios --ahora suman más de 300.000 millones de dólares al año-- que dañan a los países pobres. Y pide que se retiren las tarifas y cuotas sobre los productos agrícolas, textiles y de vestir exportados desde los países en vías de desarrollo.

Sobre todo, observa el informe, lo que se necesita es que cada país, rico y pobre, asuma sus responsabilidades por el empobrecimiento del mundo.

Zenit


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com


Aviso

'Iglesia en camino' toma vacaciones en agosto

Nuestra publicación aprovecha el mes de agosto para tomarse un descanso. Este será nuestro último número antes de las vacaciones; el próximo saldrá el día 7 de septiembre.

Esperamos seguir gozando de su confianza. Por nuestra parte renovaremos el empeño por hacerles cercana la vida de la Iglesia para conseguir en el nuevo curso, contando con la inestimable ayuda de ustedes, alcanzar una mayor difusión.



Return to Camino