Iglesia en camino

 

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 355. 23 de Julio de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


 

Portada

El 80% de los jóvenes que pasan por el Proyecto Vida de Cáritas logra salir de la droga

Nuevos responsables en el Proyecto Diocesano
para rehabilitación de toxicómanos

El Proyecto Vida de Cáritas para reinserción de toxicómanos atendió el año pasado a 150 personas diarias en sus tres fases: Acogida, Comunidad y Reinserción.

Este proyecto acaba de renovar toda su dirección, doña Isabel Rama deja la dirección a don Isidoro Velicia, mientras que don Diego Muñoz cesa en su puesto de coordinador, un cargo que ocupará doña Lole Barrantes.

El Proyecto Vida logra reinsertar al 80% de las personas que pasan por él, según sus responsables.

En cuanto al consumo de drogas, cabe destacar que en España ha experimentado un aumento entre la juventud. Ha descendido el consumo de heroína pero se ha incrementado el de cocaína, el de las llamadas drogas de diseño y el de hachís. La edad de inicio de consumo de drogas en España es en la actualidad la más baja de toda la Unión Europea, incluidos el tabaco y el alcohol.

 


 

Editorial

La tentación del desánimo

No cabe duda de que el sanguinario historial delictivo de la banda asesina ETA a la par que nos provoca un profundo dolor cada vez que nos golpea con sus acciones terroristas, nos deja en el ánimo la pesada sensación de la impotencia ante tanta sinrazón y violencia. Seguro que todo esto lo hemos vuelto a experimentar tras el cruel asesinato del concejal malagueño José María Martín Carpena, y de las explosiones de los coches-bomba que han tenido lugar en Madrid y Ágreda hace apenas una semana.

Son ya demasiados los años de este castigo que nos infringe ETA; son muchas también sus víctimas y las familias destrozadas que deja tras de sí; también lo son las palabras y comunicados de condena que a cada acción criminal se suceden, lo mismo que los discursos de los políticos, casi todos con las misma palabras y con los ya estereotipados gestos, con caduca intensidad a los pocos días y con, lo que es más doloroso, improbable consenso en algo tan lógico y racional como es la defensa de la vida y la condena sin reservas de la violencia.

A pesar de estos recurrentes motivos de desesperanza, no podemos dar paso a la tentación más sutil y persistente en estos momentos: el desánimo. Su efecto además de contagioso y paralizante, contribuiría a la victoria de lo violentos.

Frente al desaliento no nos cabe a los ciudadanos de a pie más que armarnos de civismo y de la fuerza de la razón que la tenemos porque es la de la verdad y la del bien- y manifestarnos por nuestras calles y plazas a favor de la paz y la libertad de nuestro pueblo. Para un cristiano ésta es, junto a la oración por esta causa, una opción preferencial de fuerte raíz evangélica: la de los pacíficos.

Seguro que la perseverancia en este empeño al alcance de todos y en cualquier lugar- hará que los violentos desistan de sus crímenes, al menos conseguiremos que no nos desmoralicen, que no es poco.

 


 

Escritos episcopales

El obispo Uriarte, contra la violencia callejera

Con anterioridad al último crimen de ETA, cometido en Málaga en la personal del concejal del PP José María Martín Carpena, el obispo de San Sebastián, que fue mediador en la única reunión mantenida entre el Gobierno y representantes de los etarras, condenó de forma explícita el terrorismo de la citada banda y de su entorno. Monseñor Uriarte, en una carta enviada a la prensa, hace un llamamiento a la sociedad y a los políticos a adoptar 'posiciones' netas contra la violencia.

El verano de 2000 se abre, lamentablemente, con una nueva oleada de violencia de ETA. El atentado dirigido en Ordicia contra el hostelero guipuzcoano Juan Bautista Rubio, la gran explosión de un coche bomba en el corazón mismo de Madrid y el estallido aún reciente de una potente carga en el municipio de Guecho actualizan implacablemente, ante la mirada atónita de casi toda la ciudadanía, la persistente amenaza de ETA que, por la vía de la intimidación y del terror, pretende impulsar en una dirección determinada el futuro político y social de este pueblo.

No nos cansaremos jamás de condenar con nítida firmeza estos ataques intolerables a la vida, a la libertad de las personas, a la democracia y a la paz. El hecho de que, en estos casos, no hayan causado víctimas mortales (aunque sí daños materiales y heridas físicas y morales) no los eximen de un severo juicio moral.

En sintonía con hechos de tanta gravedad y con una periodicidad casi previsible se repiten en nuestras calles preocupantes episodios violentos que producen una desmoralización social y reclaman una reflexión que no se reduzca a mera repulsa y moral.

Con mayor o menor intensidad la violencia callejera, denominada corrientemente "kale borroka" se va convirtiendo entre nosotros en un fenómeno casi crónico y altamente peligroso. Viviendas privadas, establecimientos comerciales y bancarios, vehículos públicos y particulares, sedes de medios de comunicación social y edificios institucionales sufren el embate destructor de grupos juveniles embozados en sus capuchas y pertrechados de artefactos destructivos.

Las agresiones se centran muy particularmente sobre extensos y definidos grupos de ciudadanos que profesan unas opciones políticas muy diferentes a las de sus agresores. Inducen en las víctimas reales o potenciales vivos sentimientos de inseguridad, indefensión y temor que recortan notablemente su libertad de movimientos. Provocan reacciones de indignación y crispación social y enrarecen de este modo sensiblemente nuestra convivencia cívica.

No podemos dejar de reprobar por muchas razones humanas y cristianas, estas oleadas de violencia callejera que vulneran derechos humanos medulares, como la integridad y seguridad física y psicológica de las personas, el respeto a sus bienes materiales y la libertad para expresar y defender sus propias opciones. Ninguna causa, ninguna reivindicación, ninguna aspiración, por fundada y legítima que pueda ser, justifica estos atentados a la seguridad y a la libertad. Lejos de favorecer la defensa de los objetivos con frecuencia proclamados por sus autores, contribuyen a sembrar con respecto de aquellos un descrédito social creciente.

Sean cuales fueren sus motivaciones explícitas, este fenómeno revela, junto a otros factores, una actitud moral y socialmente rechazable: la intolerancia, que, en nuestro caso, se manifiesta en una severa incapacidad para digerir la disidencia política. En vez de embarcarse en un confrontación razonada, civilizada y respetuosa con las opciones diferentes, la actitud intolerante siente el apremio impulsivo de pretender neutralizarlas mediante el ejercicio puro y duro de acciones violentas.

La persistencia de la "kale borroka" produce en los mismos que la practican (muy mayoritariamente adolescentes y jóvenes) un efecto pernicioso: la "cultura de la violencia" va impregnando capas de su persona y puede acabar convirtiéndose en un estilo violento de vivir que afecte a otras muchas áreas de su conducta.

Rebaja nuestra preocupación el hecho de saber que, a pesar de la frecuencia de las acciones, el porcentaje de nuestra juventud activa y directamente implicada en ellas es muy reducido. Pero nos apena que estos jóvenes puedan arruinar o comprometer su futuro interiorizando en el presente pautas de conducta moralmente reprobables y socialmente perjudiciales. Nadie puede impedir a nadie en una sociedad democrática la defensa de legítimas posiciones políticas o de causas humanitarias. Pero la misma sociedad tiene el derecho y el deber de exigir a todos, en esta defensa, la renuncia a los métodos violentos.

Todos tenemos el deber moral de adoptar posiciones netas ante este fenómeno perturbador. Las personas y grupos hoy amenazados deben sentir no sólo la cercanía privada sino el apoyo público de sus autoridades y de sus conciudadanos. Sensible por inspiración evangélica a todo verdadero sufrimiento humano, la comunidad cristiana tiene que aproximarse también a este grupo de sufrientes, ofrecerles su apoyo moral y reclamar el respeto de sus derechos humanos.

 

+ Juan María Uriarte
Obispo de San Sebastián

Severa condena de la Conferencia Episcopal

Una vez más, ETA ha vuelto a asesinar a una persona inocente por el único motivo de pertenecer a un determinado partido político. La crueldad del crimen ha llenado de consternación a nuestro pueblo, al considerar el absoluto desprecio que sigue mostrando dicha organización terrorista por la vida humana.

La Conferencia Episcopal Española condena este nuevo atentado, que constituye, un gravísimo pecado que ofende a Dios, Autor de la vida, y al ser humano creado a su imagen. Condena también a quienes alientan, encubren o apoyan a los autores de hecho tan reprobable. Este asesinato hiere y conmociona aún más a la sociedad española, que no ve el final del capítulo más cruel y repulsivo de nuestra reciente historia.

Los Obispos españoles expresamos nuestra condolencia sincera a la familia de don José María Martín Carpena, al Ayuntamiento de Málaga del que era concejal, al Partido Popular del que formaba parte y a la Iglesia de Málaga y a su Pastor.

Encomendamos a la misericordia de Dios el eterno descanso de don José María. Tenemos muy presentes a su esposa, hija y demás familiares, para quienes pedimos al Señor la paz y el consuelo, desde la esperanza firme en la resurrección y en la vida eterna. Rogamos también a Dios que suscite sentimientos de humanidad y convierta las mentes y los corazones de quienes utilizan la violencia y el derramamiento de sangre como arma política.

Encomendamos por fin a nuestro pueblo, que no merece el azote periódico del asesinato cruel e inhumano. Quiera Dios que sea ésta la última sangre derramada por una organización terrorista, que debe desaparecer, y que la sociedad española pueda disfrutar de la paz y de la libertad a las que tiene derecho.

 


 

Centrales

Aumenta el consumo de drogas y disminuye la edad de inicio

Nuevos responsables en el Proyecto Diocesano para rehabilitación de toxicómanos

El Proyecto Vida atiende, en sus tres fases de Acogida, Comunidad y Reinserción, a unas 150 personas diarias. A estos hay que sumar los 70 reclusos que, también diariamente, son acompañados en la Prisión Provincial. En el año 1999 han sido más de 600 personas las que han pasado por el centro de acogida del Proyecto, que acaba de cambiar su equipo directivo. Doña Isabel Rama, deja la dirección a don Isidoro Velicia, mientras que don Diego Muñoz cesa en su puesto de coordinador, un cargo que ocupará doña Lole Barrantes.

Normalmente, los drogodependientes que van al centro han llegado a un punto en el que las consecuencias negativas que las drogas han causado en sus vidas han superado con creces la pobre satisfacción que éstas puedan producir. Problemas graves de salud, con la Justicia, con las familias, suelen ser las razones que impulsan a estas personas a pedir ayuda para dejar el mundo de la droga.

El Proyecto se divide en tres fases: Acogida, que constituye un primer paso importante, en el que se va clarificando la voluntad del drogodependiente, Comunidad, donde se asienta más la voluntad de desintoxicación y Reinserción, que es una puesta en práctica de las actitudes aprendidas en la fase anterior y una vuelta a la sociedad.

 

80% de rehabilitación

El Proyecto Vida es un programa ampliamente consolidado dentro de las actividades de Cáritas diocesana que está funcionando satisfactoriamente. Según Diego Muñoz, que hasta ahora ha ocupado la dirección técnica del Proyecto, el índice de rehabilitación de las personas que han pasado por él, tras cinco años de reinserción, ronda el 80%, es decir, 8 de cada 10 no vuelven a las drogas y de los restantes, sólo uno recae y no vuelve al Proyecto. En este sentido doña Isabel Rama apostilla que "antes teníamos que programar muchas charlas en los pueblos para dar a conocer el Proyecto, ahora la gente viene orientada por aquellos que han pasado por él y están fuera de la droga. La mejor prueba de que funciona es el número de personas que consiguen rehabilitarse y ese es el mejor regalo para el trabajo realizado.

También muchos ex toxicómanos entran luego en el proyecto como voluntarios, para ayudar a otras personas a salir de ese mundo en el que ellos estuvieron. ".

En Proyecto Vida se atiende a cualquier persona que llegue al centro de acogida, sin que importe nada su perfil: clase social, económica o sexo. Muchas familias acuden a pedir ayuda sin ningún tipo de recursos y allí se les atiende buscando financiación donde sea preciso.

 

Cambian los consumos

Actualmente, el consumo de drogas ha tenido un alarmente aumento entre la juventud española y aunque ha descendido el consumo de heroína, ha aumentado el de la cocaína, el de las llamadas drogas de diseño y del hachís. La edad de inicio de consumo de drogas en España es en la actualidad la más baja de toda la Unión Europea, incluidos el tabaco y el alcohol.

El Proyecto ha de adaptarse a estos nuevos tiempos, y cada vez son más padres y madres los que se acercan al centro de acogida, preocupados porque sus hijos se están introduciendo en este mundo o ya han sido atrapados por él.

Para la nueva coordinadora, doña Lole Barrantes, "la mayor preocupación es, para el equipo responsable, el problema en sí, independientemente de las sustancias, su prevención y su tratamiento". Por su parte, el nuevo director, don Isidoro Velicia, ha manifestado que afronta esta nueva etapa "con ánimo y con ganas de trabajar y servir a los demás, ayudar a los técnicos a lograr mejores resultados, sin perder la idea de cual es nuestra identidad, que somos un proyecto de una organización que es Cáritas, algo que pertenece a la acción de caridad de la diócesis de Mérida-Badajoz".

Actualmente, entre profesionales contratados y voluntarios, son más de 100 las personas que están trabajando por sacar adelante este proyecto diocesano en sus diversas fases.

Datos de interés

 

Proyecto Vida de Cáritas Diocesana

C/ Bravo Murillo. 40

Tel. 924 222150-924241231

E-mail: proyecvida@grn.es

 

Se recrudece la persecución a los cristianos
en países asiáticos y africanos

Continúan los asesinatos en Las Molucas

Cuando todavía está reciente la muerte de 492 cristianos, ahogados en Las Molucas cuando huían de la persecución islámica, se ha sabido que un cristiano fue decapitado en la noche del sábado en el barrio de Ponegono Atas, en la zona cristiana de Ambon, capital de las Molucas (Indonesia). La noticia ha sido confirmada a la Santa Sede por monseñor Joseph Tethool, obispo auxiliar de Ambon, quien en declaraciones a la agencia Fides ha explicado que el barrio, de mayoría protestante, se encontraba asediado desde el jueves pasado. Durante los enfrentamientos del pasado sábado, la iglesia protestante de Sejahtera fue quemada y 8 cristianos asesinados.

La oleada de violencia lanzada por los guerrilleros islámicos de la guerra santa (chihad) se está concentrando en los barrios centrales e Ambon, donde viven los cristianos. El obispo ha declarado a Fides que los habitantes están aterrados. En la mañana de este domingo, se seguían escuchando bombas y disparos.

Las milicias islámicas atacaron desde las alturas del barrio musulmán hasta llegar a la zona baja de la ciudad, donde tiene su sede el gobierno de las Molucas, donde se encuentra el instituto para la preparación de los maestros. El edificio acoge en estos días a los oficiales del batallón 509 del ejército indonesio y a las brigadas de la policía. La guerrilla islámica había amenazado con lanzar un ataque pues elementos del 509 había capturado el viernes pasado a 14 militantes islámicos y ahora los guerrilleros exigen su libertad.

Testigos oculares aseguran que los ataques de los milicianos islámicos son dirigidos por oficiales del ejército, pertenecientes al batallón Zipur 5. De hecho, algunos milicianos y oficiales de este batallón, que se habían adentrado en la zona cristiana, han sido capturados.

Los habitantes de los barrios cristianos Batu Gajah, Mangga Dua, Batu Gantung y Kudamati, a las afueras de Ambon, fueron evacuados durante el día y la noche del sábado, aumentando así el número de los refugiados que se encuentran amontonados en el este de Ambon.

Monseñor Tethool ha declarado a Fides que el estado de emergencia impuesto por el gobierno de Yakarta se está revelando contraproducente.

Nosotros nos esperábamos que sirviera para traer la paz; sin embargo, los musulmanes están atacando con más violencia, incluso en el corazón de la ciudad.

El prelado confiesa que todavía no ha tenido noticias de las negociaciones que ha realizado una delegación de varias confesiones religiosas en Ginebra con la comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. La delegación, de la que forma parte monseñor Pedro Canisio Mandagi, obispo de Ambon, y personalidades anglicanas y de la Reforma, se encuentran en estos momentos en Londres para sensibilizar al gobierno y a las Iglesias sobre la situación de las Molucas y pedir una intervención internacional.

 

También en Sudán

Un aspirante a misionero mexicano, Alfredo González, de 28 años, que vive en Sudán con los Padres Blancos (Misioneros de África) para estudiar teología, fue secuestrado, interrogado, y torturado el 7 de julio, por miembros de la policía secreta de Sudán, informa la agencia de noticias misionera Misna.

Los secuestradores reprocharon al joven mexicano el haber participado en la difusión de artículos publicados en el extranjero que no dan una buena imagen de Sudán y formularon amenazas para todos aquellos que envíen noticias fuera del país.

Alfredo González estaba viviendo su noveno mes de experiencia misionera en el seno de la comunidad de los Padres Blancos en Hajj Yousif, al sur de la capital, Jartum. El 7 de julio, por la mañana, unos hombres lo obligaron a subirse a su coche cuando se encontraba en el mercado. A continuación le hicieron una serie de preguntas en un inglés con acento estadounidense.

Aprovechando una distracción de sus secuestradores, González logró llamar a través de su teléfono portátil al párroco de Hajj Yousif, Agustín Arteche. Estoy con la policía secreta y no tengo mis documentos, le dijo.

Los cuatro secuestradores montaron en cólera y le vendaron los ojos, hablando entre ellos en árabe. Lo llevaron a una casa, le ataron las manos y siguieron interrogándole. Tras hacerle comprender que conocían todos los movimientos que había hecho en las últimas semanas, le preguntaron: Quién escribe esos artículos sobre Sudán?. Le hicieron beber agua, en la que con toda probabilidad habían disuelto droga, y a continuación lo torturaron para sacarle informaciones. Más tarde llevaron al joven mexicano a un lugar aislado y allí lo dejaron en libertad, profiriendo amenazas en caso de que contara lo que le había sucedido. González tomó un taxi y se dirigió a la catedral de Jartum, desde donde le llevaron hasta su comunidad de Hajj Yousif. Ha presentado una denuncia ante la policía.

En Sudán, explica la agencia Misna, existen varios cuerpos de policía secreta conocidos por su ferocidad y por su falta de escrúpulos. Algunos están controlados por los Ministerios del Gobierno, otros directamente por partidos políticos.

 

Asesinado en la India

Un sacerdote católico, el padre Remiz Karketta, de 46 años, fue asesinado en la noche entre el miércoles y el jueves. La noticia, sin embargo, ha sido difundida viernes, día 14, por las autoridades locales de policía.

Según la reconstrucción de los hechos ofrecida por los investigadores, el sacerdote recorría en motocicleta la carretera que va de Bundu a Ranchi cuando cayó víctima de un disparo. A continuación, los asesinos atropellaron con un coche su cadáver para hacer creer que se trataba de un simple accidente de tráfico.

El asesinato del padre Karketta constituye el más reciente de la serie de actos de cruel violencia que en estos meses han golpeado a exponentes de las comunidades cristianas de India.

La semana pasada diversos explosivos han estallado en las cercanías de algunos lugares de culto cristianos. Los responsables de estos actos son grupos extremistas hindúes.

ZENIT

 


 

Noticiario diocesano

Agradecen desde Mozambique la ayuda prestada
por la diócesis en las inundaciones

La misionera extremeña Mercedes Mota manifiesta que ha servido para construir viviendas

El pasado 12 de marzo Iglesia en camino publicaba en su última página un reportaje sobre las inundaciones en Mozambique y la solicitud de ayuda de la misionera extremeña Mercedes Mota, natural de Villagarcía de la Torre, que trabaja en ese país africano. Ahora, cuatro meses después, la hermana Mercedes, Franciscana Misionera de la Madre del Divino Pastor, agradece la ayuda aportada desde la diócesis. En una carta enviada a la redacción de esta revista asegura que "cuando escribía a mi Parroquia pidiendo ayuda por las inundaciones, no imaginaba que ésta sería publicada en Iglesia en camino y menos aún imaginaba que vuestra respuesta iba a ser tan generosa y grande, por eso ahora, quiero, a través de este mismo boletín de la Diócesis haceros llegar no sólo mi más profundo agradecimiento sino también un "muito obrigado, Kanimambo" de toda esta querida gente damnificada".

Según la hermana Mercedes, con la colaboración solidaria de la gente de Mérida-Badajoz "hemos dado respuesta a algunas de las más urgentes necesidades detectadas como casas, alimentos, utensilios domésticos, etc. La necesidad es muy grande y como solas no podíamos dar respuesta nos unimos las distintas congregaciones religiosas que pertenecemos a la parroquia de San Gabriel de la Matola. Cada una entregó lo que podía y conseguimos juntar 46.000 dólares, con lo que pudimos levantar 56 casas o payotas".

La hermana Mercedes reconoce que "todo esto es apenas una gota de agua en este mar inmenso de necesidades, pero tenemos la certeza de que dando este nuestro apoyo en favor de nuestra gente que tanto sufre silenciosamente, pues aún no consigue cicatrizar las heridas dejadas por este diluvio, aliviaremos un poco su dolor".

Finaliza la carta reiterando el agradecimiento "por vuestra cercanía en estos momentos, las oraciones que estoy segura hicieron por nosotras y las llamadas telefónicas, pido al Señor para que sigáis en esta clave de generosidad y solidaridad para con los más desfavorecidos".

Recogemos de nuevo la cuenta corriente por si alguien quiere enviar algún donativo: Congregación Franciscanas Misioneras. Damnificados Mozambique. Banco de Santander-Madrid. 0085-0606-82-0000011908.

 

Aumentan en España las nulidades matrimoniales
por "incapacidad psíquica"

El catedrático José Antonio Souto estudió la evolución de las causas

Tras varios lustros de recesión, tras la legalización del divorcio, ahora vuelven a incrementarse en España las peticiones de nulidad matrimonial, y en un 70 por ciento de las sentencias se aduce incapacidad psíquica de los cónyuges. Así lo ha expuesto el catedrático de la Universidad Complutense José Antonio Souto, durante su intervención en la inauguración del curso El abogado en los procesos de nulidad matrimonial, que forma parte de los cursos de verano de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia), que se están celebrando en Ávila.

Se han incrementado los matrimonios canónicos en segundas nupcias -explicó Souto-, propiciándose una evolución que va desde la unión de hecho, que en nuestro país se sigue percibiendo como matrimonio de prueba, a la boda civil, y de ahí al matrimonio eclesiástico. Esto ha disparado en los últimos tiempos las peticiones de nulidad matrimonial.

El hecho de que se aduzca cada vez más incapacidad psíquica del cónyuge obedece a que, en este apartado, se contempla, sobre todo, la predisposición a la capacidad de compromiso en la convivencia, aclaró el catedrático. Antes se ponía todo el acento institucional en la mera suscripción del contrato matrimonial, pero ahora, a causa de la proliferación de las uniones de hecho y, sobre todo, de la emancipación femenina, lo que cuenta cada vez más es la convivencia.

No obstante, en la práctica, son las mujeres quienes tienden a conceder mayor importancia al funcionamiento del matrimonio, que es la convivencia -añadió-, mientras que los varones tienden a percibir, con mucha mayor inercia, que el matrimonio es algo que está ahí.

Souto especificó que, en la actualidad, más del 60 por ciento de las iniciativas de divorcio en España provienen de las esposas.

 

ZENIT

 

Se celebra, por segundo año, el Campamento Urbano
en la barriada Suerte de Saavedra, de Badajoz

Por segundo año consecutivo, el "Grupo Joven" de Cáritas Parroquial de la Barriada de Suerte de Saavedra, dentro del programa diocesano de Infancia y Juventud de Cáritas, ha puesto en marcha, durante los días 3 al 16 de julio, el "Campamento Urbano 2000", dirigido a los niños que viven en esa Barriada de Badajoz.

En las diversas actividades que se llevan a cabo (juegos, talleres, visitas a distintos lugares de la ciudad, piscina...), han participado 112 niños y niñas, con edades comprendidas entre los 8 y los 15 años, al cuidado de 18 monitores y de 12 madres.

El objetivo principal del "Campamento Urbano 2000", es dar continuidad a las actividades que, diariamente y durante todo el año, el "Grupo Joven" lleva a cabo con los niños de la Barriada. Para ellos, lo niños, esta actividad es la guinda y el refuerzo educativo al trabajo de todo el curso. Para sus jóvenes monitores, otro signo más de su opción personal en la que apuestan por su barrio y su deseo de que los niños de la barriada tengan experiencias gratificantes diferentes a las que día a día se enfrentan.

 

Exposición en la Parroquia

El sábado, 15 de julio, tuvo lugar en los locales de la Parroquia de San Pedro de Alcántara, una exposición con todos los trabajos realizados por los chavales y que sirvió de broche final a los 14 días de actividades educativas y lúdicas.

Además de Cáritas, otras asociaciones y organismos públicos han colaborado de forma desinteresada en la realización de esta actividad, posibilitando que esos 112 niños vivan esta experiencia inolvidable.

Abierto el proceso de beatificación del sacerdote extremeño
don Abundio García

Está considerado uno de los grandes apóstoles del mundo del trabajo en el siglo XX

El 15 de julio la archidiócesis de Madrid abrió la causa de canonización de uno de los grandes apóstoles del mundo obrero en la España de este siglo, Abundio García Román, fundador de las Hermandades del Trabajo.

Nació el 14 de diciembre de 1906 en Jaraicejo (Cáceres). Tras ser ordenado sacerdote en Madrid, el 14 de junio de 1930, fue nombrado asesor eclesiástico de los sindicatos. De este modo, fundó las Hermandades del Trabajo en 1947. Se trata de un movimiento apostólico-social .

Uno de los puntos de su ideario es la renovación cristiana de las estructuras sociales, mediante la capacitación adecuada de promociones de trabajadores, que actúen plenamente entregados a esta empresa. Otros objetivos son: luchar para mejorar las condiciones laborales, evitar los problemas de precarización de las situaciones de trabajo e impulsar el esfuerzo para que se creen más y mejores puestos laborales.

En nuestra diócesis llegaron a coexistir cuatro hermandades y en la actualidad cuentan con la residencia "Nuestra Señora de Guadalupe"en Punta Umbría (Huelva) para facilitar el ocio y tiempo libre a personas de Mérida-Badajoz con bajo poder adquisitivo y con la residencia universitaria "Virgen del Mar" en Badajoz.

 

ZENIT/REDACCIÓN

 

 

Jóvenes de Acción Católica analizan su pertenencia al movimiento

Un grupo de jóvenes de la Parroquia de San Mateo Apóstol de Alburquerque, que este año ha entrado a formar parte del Movimiento de Jóvenes de Acción Católica, se ha reunido durante los días 14 y 15 de Julio en el Santuario de la Virgen de Carrión (Alburquerque).

El objetivo del encuentro era evaluar este curso, en el que han intentado principalmente fortalecer los lazos de unión entre los componentes del grupo y crear un clima de confianza que les permita trabajar de un modo más eficaz en la realidad juvenil del pueblo.

 

Ganar el Jubileo

Los jóvenes aprovecharon también este momento para ganar el Jubileo en el Santuario de Nuestra Señora de Carrión, uno de los templos jubilares de nuestra Archidiócesis de Mérida-Badajoz.

A esta convivencia asistió también el Consiliario Diocesano del Movimiento de Jóvenes Acción Católica, don Antonio Becerra Cordero, que animó a los asistentes para que sean los primeros testigos del Evangelio de Jesucristo en medio de los demás jóvenes.

Al término de este curso se evaluó positivamente la incorporación al Movimiento Juvenil de Acción Católica y se decidió continuar el próximo año, junto con otros jóvenes, esta experiencia.

 


 

Al paso de Dios

La vida en los libros

Siento que haya personas que no puedan o no quieran acoger la invitación que hago en este breve artículo a disfrutar de la vida leyendo, porque, si se sabe elegir, se puede ser mejor, más digno y más feliz entrando en el mundo de los libros. Hay libros para todo: la inmensa variedad de matices de la vida humana están en ellos e incluso los hay que recogen la riqueza de la vida divina. Los libros son la memoria de los seres humanos, pues en ellos se han perpetuado sus más nobles y sus más ruínes vivencias. Todos tienen la nobleza de contener vida, pues no hay un libro que, en mayor o en menor medida, no sea portador de experiencias colectivas o individuales; y ese bloque de hojas es también receptor de los sentimientos de los lectores, que lo vuelven a recrear al calor de la lectura.

Os recomiendo para este verano leer libros que os produzcan bienestar y refresquen vuestra vida. El libro religioso es un buen instrumento para lograrlo: desde el primero de ellos, la Biblia, que recoge la Palabra divina, no han dejado de escribirse libros en los que podemos saborear el bien, buscar el rastro de las más profundas aspiraciones del corazón o dialogar serenamente con la verdad.

Cualquier cosa que se busque se puede encontrar en ellos: restaurar la armonía interior, encontrar la paz del espíritu, ahondar en el misterio, beber en la fuente de la vida, volver al amor perdido, recuperar las fuerzas debilitadas, descubrir el gozo y la alegría. Todo es posible con un libro.

Amadeo Rodríguez Magro

 


 

Liturgia del domingo

Celebramos el XVI Domingo del Tiempo Ordinario

 

Palabra de Dios

Libro del profeta Jeremías 32, 1-6

Ay de los pastores que dispersan
y dejan perecer las ovejas de mi rebaño!
oráculo del Señor.

Por eso, así dice el Señor, Dios de Israel:
A los pastores que pastorean a mi pueblo:
Vosotros dispersasteis mis ovejas,
las expulsasteis, no las guardasteis;
pues yo os tomaré cuentas,
por la maldad de vuestras acciones
oráculo del Señor.

Yo mismo reuniré el resto de mis ovejas,
de todos los países adonde las expulsé,
y las volveré a traer a sus dehesas,
para que crezcan y se multipliquen.
Les pondré pastores que las pastoreen:
ya no temerán ni se espantarán
y ninguna se perderá
oráculo del Señor.

Mirad que llegan días
oráculo del Señor
en que suscitaré a David un vástago legítimo: reinará como rey prudente,
hará justicia y derecho en la tierra.

En sus días se salvará Judá,
Israel habitará seguro.
Y lo llamarán con este nombre:
El Señornuestrajusticia.

Salmo 22

R. El Señor es mi Pastor, nada me falta.

El Señor es mi pastor, nada me falta;
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.

Me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tu vas conmigo:
Tu vara y tu cayado me sosiegan.

Carta del apóstol S. Pablo a los Efesios 2, 13-18

Hermano: Ahora estáis en Cristo Jesús. Ahora, por la sangre de Cristo, estáis cerca los que antes estabais lejos. Él es nuestra paz. Él ha hecho de los dos pueblos, judíos y gentiles, una sola cosa, derribando con su cuerpo el muro que los separaba: el odio. Él ha abolido la Ley con sus mandamientos y reglas, haciendo las paces para crear, en él, un solo hombre nuevo. Reconcilió con Dios a los dos pueblos, uniéndolos en un sólo cuerpo mediante la cruz, dando muerte, en él, al odio. Vino y trajo la noticia de la paz; paz a vosotros los de lejos, paz también a los de cerca. Así, unos y otros, podemos acercarnos al Padre con un mismo Espíritu.

Evangelio según S. Marcos 6, 30-34.

En aquel tiempo los Apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y contaron todo los que habían hecho y enseñado. Él les dijo: Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco. Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado.

Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

 

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

24, lunes: Mi 6, 1-4. 6-8; Mt 12, 38-42.
25, martes: Hch 5,12. 27b-33; 2Cor 4, 7-15; Mt 20, 20-28.
26, miércoles: Jr 1, 1. 4-10; Mt 13, 1-9.
27, jueves: Jr 2, 1-3. 7-8. 12-13; Mt 13, 10-17.
28, viernes: Jr 3, 14-17; Mt 13, 18-23.
29, sábado: Jr 7, 1-11; Lc 10, 38-42.
30, domingo: 2Re 4, 42-44; Ef 4, 1-6; Jn 6, 1-15.

 

 

Comentario litúrgico

Se puso a enseñarles con calma

Antes de terminar el capítulo sexto, Marcos nos describe la vuelta de los discípulos después de sus correrías apostólicas por aldeas y caminos. Vienen cargados de experiencias apostólicas y el Señor se hace cargo de ello.

En un tono muy intimista, Marcos describe la escena diciendo: "los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado". Nos encontramos con un relato muy distinto a los que hemos leído en los domingos anteriores en los que se insistía en la poca fe de la gente y en la responsabilidad que Jesús hace recaer sobre quienes no acogen el mensaje.

Eso es claro, al ver a sus discípulos como novicios que cuentan sus trabajos, dice san Marcos, "El les dijo: Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco" y, efectivamente, nos cuenta el evangelista, "se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado". Tanta intimidad nos dará un poco envidia pero, en el fondo y para nosotros, es una invitación a jalonar nuestra brega diaria y nuestros compromisos apostólicos con momentos de silencio en los que la oración sea como un remanso que nos haga posible descansar junto al Señor.

El final del relato parece aguar un poco la fiesta, pero es sumamente aleccionador. Aparece una muchedumbre, que al contrario que los nazaretanos, corren al encuentro de Jesús, sedientos de su presencia y de sus palabras. Realmente es lo que deseaba Jesús. Por eso, se acabó el día de retiro, " le dio lástima de ellos y se puso a enseñarles con calma ". Ya sabemos, el dolor, las ganas de acercarnos a El son los caminos que El toma para venir a nosotros.

Antonio Luis Martínez

 

 

Santoral

29 de julio: Santa Marta (siglo I)

A tres kilómetros de Jerusalén, en Betania, vive la hermana de Lázaro y María, practicando la hospitalidad el servicio y el diálogo.

La hospitalidad: estamos en el lugar del descanso de Cristo, Él, "que no tiene donde reclinar la cabeza", se siente aquí como en casa.

Servicio: recordáis? "Dile a mi hermana que me ayude Marta cuánto te afanas, una sola cosa es necesaria María ha elegido la mejor parte" o sea, la atenta escucha de la Palabra de Dios

El diálogo: "Señor si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano.

Tu hermano resucitará

Sí, en el último día

Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí aunque haya muerto vivirá; y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre Crees esto?

Ella contestó: sí Señor, yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo."

Consecuencias? Ahí van, por si sirven de algo:

Santa Marta: enséñanos a ser acogedores y hospitalarios, de manera que hagamos sentir a los demás como en su casa Vale? Concédenos el don de servir sin protestas, para que aprendamos, como tú lo aprendiste de labios del Maestro, que más importante que hacer es hacerse.

Por último, tú, en diálogo abierto, abriste la tumba de tu hermano deja que hagamos nuestra la omnipotencia de la actitud de diálogo. No en balde a ti se te hizo la más audaz de las afirmaciones que alguien ha hecho: "Yo soy la resurrección".

Manuel Amezcua

 

 

Los santos de la semana

24, lunes: Cristina, Victorino, Eufrasia
25, martes: Santiago Apóstol, Cristófero, Cucufate.
26, miércoles: Joaquín y Ana, Juana, Hugo.
27, jueves: Pantaleón, Juliana y Samproniana, Urso.
28, viernes: Victor I, Nazario, Celso.
29, sábado:Marta, María y Lázaro, Urbano II, Lupo.
30, domingo: Pedro Crisólogo, Abdón, Julián.

Contraportada

Un hombre de Dios

Leocadio Galán Barrena fundó el instituto religioso
'Esclavos de María y de los Pobres'

Leocadio Galán fue un hombre que luchó porque los pobres fueran siempre los "señores" y para ello no escatimó ni tiempo, ni sueño, ni lugar, ni enfermedad... siempre vivió con el convencimiento de que su casa "ha de ser el palacio de los pobres". En su camino ascendente hacia la meta de todo fiel bautizado, la santidad, entiende que para poder darse de lleno a los demás, sin reservas, antes hay que estar muy lleno de la Gracia de Dios, de Dios mismo y de Nuestra Señora la Virgen María. "Trabajar por amor para dar más amor y morir de amor" fue uno de sus lemas. Lema que también siguen los "Esclavos de María y de los Pobres", Instituto Religioso por él fundado en 1955.

Natural de Calamonte (Badajoz), donde nació en 1910, la vida de Leocadio Galán Barrena transcurre, casi en su totalidad, en la población cacereña de Alcuescar -en aquellos momentos, perteneciente a la diócesis de Badajoz-, donde llegó en 1932 como vicario parroquial, cuando tenía sólo 22 años. Tras cinco años desempeñando este cargo, pasa a ser párroco del citado pueblo.

Sus primeros años fueron duros, con una España dividida y sumida en la crueldad de la Guerra Civil. Precisamente las consecuencias de esta guerra hacen reflexionar a Leocadio y, en el verano de 1939, se propone firmemente "una entrega total a los demás, gota a gota o a torrentes, como Dios lo quiera", como el mismo decía.

Con este ideal comienza su labor entre los más desfavorecidos. De forma especial se entrega al apostolado de los niños y de la juventud rural y campesina. Su actuación recuerda a la de San Juan Bosco: a través de juegos y cuentos quiere darles lo poco que tiene: "cariño, pan y enseñanza cristiana"; aunque se daba a todos por entero y nada ni nadie le quedaba indiferente.

Aprovechaba la más mínima cosa para hacer catequesis, para acercar las almas a Dios. Y, como él decía, "de la chatarra sacamos objetos de valor"

 

La Fundación

Poco a poco va tomando forma, en la mente y en la vida de Leocadio, una fundación que lleve adelante su carisma. Nace así el Instituto Religioso "Esclavos de María y de los Pobres", aprobado como Pía Unión en 1955 por el entonces obispo de Badajoz, don Jose María Alcaraz y Alenda. En el espíritu de Leocadio está que su vida y su Fundación sean "Luz de Redención", nombre que precisamente tiene la revista por él fundada.

Poco a poco, el campo de acción de los Esclavos se fue ampliando, con el fundador a la cabeza: ya no eran sólo los niños y los jóvenes, también los ancianos participan de su acción, tan necesitados como aquellos -tras la guerra- de atención material, espiritual o moral.

 

El carisma de los Esclavos

Para los Esclavos, Leocadio quiso establecer una síntesis entre oración y acción o, cómo el decía, "esencialmente contemplativos y esencialmente activos". Leocadio cimentó su vida en cuatro pilares fundamentales: amor a la eucaristía, a la Virgen María, a la Iglesia y a los pobres. Los mismos que su Institución mantiene. Su filosofía de vida era: "Tú para mí, Señor, yo para los demás", legado y divisa de los Esclavos.

 

Fundaciones

Ya desde 1965 el primer nucleo de Esclavos, afincado en Alcuescar, siente la necesidad de expandirse. Fundan en el Valle de la Jara, cerca del mismo Alcuescar, un monasterio de vida contemplativa, pero tienen que cerrarlo después de 5 años. En 1967 prueban en Calamonte, la "patria chica" de Leocadio, pero tras 6 años de fructífera experiencia, también tienen que cerrar. En 1980 se inicia un nuevo intento que esta vez sí tuvo éxito. Se trata de la fundación de Torrijos (Toledo) que actualmente atiende un Centro de Menores, un Albergue, una Capellanía y una Parroquia. En 1983 se abre una casa en Pinofranqueado (Cáceres) desde donde se atienden tres parroquias y hay más de 40 acogidos. El último intento es de 1985, en Jerez de la Frontera (Cádiz), que no cuajó.

El 27 de enero de 1990, a punto de cumplir los 80 años, muere Leocadio rodeado de su querida comunidad, en la Alcuéscar a la que tanto le dio.

 

 

Un Museo para la contemplación

En memoria de la vida y obra de Leocadio Galán, se inauguró en octubre de 1999 y en la "Casa de la Misericordia" de Alcuéscar (Cáceres) un museo. Pero no un museo cualquiera; no es este un museo para contemplar obras de arte, ni piezas de rica artesanía, es un museo sobre la vida de un hombre entregado a los más pobres.

El museo recoge, a lo largo de sus siete salas, cuál era la situación social de España tras la Guerra Civil, y cómo Leocadio va ejecutando eso que Dios le va pidiendo aun en medio de las dificultades y los desalientos. Lo que el visitante encontrará, o más bien sentirá, en este museo es una experiencia de fe, de reflexión frente a nuestra sociedad que experimenta cómo, muy cerca de nosotros, existe gente que se siente pobre, apartada, ignorada, marginada. En él se palpa la delicadeza de Dios, cómo Él tiene un proyecto para cada hombre, y confrontar, a la luz de la vida de Leocadio, la propia vida. No se trata, por tanto, de nostálgicos recuerdos, sino de una interpelación a la propia vida, no se trata de una exposición de antiguos objetos sino de mirar al mundo y ver a gente que no tiene a nadie.

Además, el museo cuenta con sala de conferencias, salón de actos, campos de deporte, comedores, etc.

 



Return to "Iglesia en Camino"