Semanario "Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)
E-Mail: Iglenca@grn.es
No. 218 - Año V - 20 de julio de 1997
Director: José María Gil


Portada

La Iglesia, con España por la paz

Toda la comunidad católica se ha solidarizado con la familia de Miguel Angel Blanco y ha condenado el terrorismo

El pasado fin de semana España ha vivido conmocionada por el secuestro y posterior asesinato, a manos de ETA, del joven concejal, Miguel Angel Blanco Garrido; la Iglesia ha querido estar cercana al sufrimiento de su familia y de la entera sociedad, manifestando de manera clara su condena de tales atentados a la vida de un ser humano y con él a la del entero pueblo español. Así se ha expresado toda la comunidad católica por boca de sus pastores y por la oración de sus fieles. El propio Papa condenó el pasado domingo el asesinato de Miguel Angel. Por su parte el obispo de Bilbao, don Ricardo Blázquez, manifestó en la homilía del funeral que "no hay justificación jamás para asesinar a un inocente." En la misma línea se ha mostrado la Iglesia en España a través del presidente de la Conferencia Episcopal, don Elías Yanes. Nuestro Arzobispo, D. Antonio, se ha hecho presente en la manifestación por la libertad de Miguel Angel y ofreció, tras el triste desenlace, sufragios por su alma. También ofrece en su carta de esta semana una reflexión sobre estos hechos.

Editorial

Acoger a los turistas

Hay que dar por sentado que uno de los componentes del descanso, para los hombres y mujeres de nuestro tiempo, consiste indudablemente en cambiar de sitio. ┐A dónde, se nos pregunta, os vais este año de vacaciones? Estas, para ser tales, aunque no tendría por qué ser forzosamente así, exigen, como antes se dice, carretera y manta, o, en términos más actuales, coches, trenes o aviones. El caso es quitarse de en medio, escapar a nuevas rutas, paisajes o paisanajes.
Dejando a un lado otros elementos, esenciales también para los veraneos convencionales, merece atención propia el encuentro con otras personas, el intercambio con ambientes, estilos, culturas, diferentes a los de nuestra experiencia local y cotidiana. El viajero, el veraneante, el turista, experimentan ante todo el encuentro, más o menos fugaz, con otros seres humanos que, de suyo, han de ser agradables y enriquecedores para él. Si no, ┐a qué los visita?
El turista añade al veraneante el interés por conocer otros patrimonios de cultura, otros paisajes naturales, pero, antes que nada, otros modos de vida, otros sujetos de la especie humana. Se trata de un fenómeno de reciprocidad: los visitas, te acogen, establecéis contactos interpersonales, surgen encuentros entrañables y bonitos. Y para las poblaciones visitadas -tal es el caso de España, con casi dos turistas por cada nativo- la acogida que dispensan al forastero, en los parques, en los comercios, en las zonas monumentales, en los festejos del lugar, definen la calidad humana del país visitado.
┐Cómo va España en ese aspecto? Tuvimos siempre fama de abiertos, efusivos, acogedores. Parece ser que la avalancha millonaria de turistas le ha quitado encanto a esa acogida, puede estar embotando nuestra sensibilidad ante los de fuera. Malo, si es así. Los españoles deberíamos seguir siendo el mejor bien que se buscara en España. Y ahora que Extremadura se abre al turismo casero y familiar, íojo a nuestras virtudes tradicionales! Que no las desmienta nadie.

Carta del Arzobispo

El triduo sacro de España

La noticia estalló al atardecer del diez de julio, sacudiendo de estremecimiento las antenas de la radio y la televisión por todas los cielos de España. Otra vez el espanto de un secuestro, ahora con los máximos agravantes del horror: Los terroristas de ETA tenían en sus manos a Miguel Angel Blanco Garrido, concejal del Ayuntamiento vizcaíno de Ermua, y amenazaban con ejecutarlo cuarenta y ocho horas más tarde, si el Gobierno no accedía antes a la concentración de los presos etarras.
Se trataba del hijo de una familia gallega, inmigrante y obrera, vasco por nacimiento y por crianza, incorporado apenas, como asesor economista, a su primer puesto de trabajo; novio formal de una chica del lugar, con proyecto de matrimonio a corto plazo; militante de un partido democrático, elegido concejal por sus paisanos. Y, para completar la silueta, músico de afición en un grupo roquero juvenil. En suma, una familia sana, un chico excelente, una vida normal por los cuatro costados, abierta de par en par a un futuro de esperanza.
Acabábamos de salir de otro túnel, el del zulo de Ortega Lara, en el subsuelo infame de un garaje de Mondragón. ┐Cómo olvidar la terrible semana anterior en la que nuestros ojos y nuestros nervios tuvieron que visionar en pantalla la faz doliente, la mirada errática, el ecce homo de José Antonio, antes que conociéramos, días después, por la misma tele, el cutre escalofrío del zulo?┐Quién se podía imaginar, hace ocho días, que aún le esperaban a nuestro espíritu una desolación más amarga, un abatimiento más frío? Pues, así lo hemos tenido que sorber, con infinita amargura, por la insondable maldad de algunos corazones, por el uso indigno y despreciable de su libertad. Se cumplieron perversamente las amenazas y los plazos. Miguel Angel fue abatido, por dos tiros en la nuca en Lasarte, a las cinco de la tarde del 12 de julio.

Una reacción sin precedentes

Pero, digámoslo todo; no sin la contrapartida, para decoro de nuestra especie, de una reacción inmediata, universal (salvo de un grupo con siglas concretas, Dios los convierta y perdone) en Vasconia y en España entera. En nuestra retina quedan grabadas, creo que para siempre, las multitudes kilométricas de Bilbao, en la mañana del sábado, hasta dos horas antes de perpetrarse el crimen. Y cuando cundió, como un rayo, la noticia, casi enloquecedora, de su feroz cumplimiento, los pueblos todos de España han protagonizado las manifestaciones más nutridas y más solidarias de las que no hay recuerdo en las personas de mi edad.
Lo de menos, siendo inconmensurable, es lo de su millonaria cuantificación numérica. ┐Seis, ocho, diez millones de personas en la calle, sumando las manifestaciones de todas las ciudades y de todas las poblaciones del país? Girando hacia atrás la moviola, aparecen movimientos oceánicos de multitudes, espontáneos y montados, casi con frenesí, al compás de los acontecimientos: el primero, al anochecer de la tarde del secuestro, que recorrió como una ráfaga toda la geografía ibérica, multiplicándose las concentraciones humanas a lo largo del viernes inmediato que culminaron, como queda dicho, en la del sábado en Bilbao.
Era el primer pulso con ETA. La llamada dramática a la conciencia, al raciocinio, a los residuos humanitarios de los secuestradores, ya con el dedo en el gatillo del revólver. Fuimos mayoría los que presentíamos que unos millones de personas, apostando por un hermano inocente, detendrían el brazo homicida de los criminales. Pero no fue así; tanto a nosotros como a los que se temían lo peor, nos heló la espalda, como un jarro de agua fría, el cumplimiento implacable de la muerte anunciada. Y empieza aquí el segundo tiempo. Lo que hasta aquel momento fuera un clamor, una exigencia, una súplica arrodillada, pasó a ser, sin solución de continuidad, un enorme grito de dolor, un clamor infinito de justicia, una onda expansiva que puso el vello de punta, que puso en pie la conciencia de cuarenta millones de españoles.
Las imágenes patéticas del pueblo entero de Ermua, las explosiones multitudinarias de dentro y de fuera de Euskalerría, colmaron todos los vasos del dolor y de la indignación, de norte a sur, de poniente a levante, sobre la piel de toro ibérica. ┐Cómo abarcar con la mirada, ni siquiera desde la cámara del helicóptero, las oleadas humanas de Madrid, de Barcelona, de Valencia, de Zaragoza, de Oviedo, de Valladolid, de Sevilla, de Badajoz? Ahí quedan los vídeos, para la comprobación inmediata, para la reflexión sosegada, para la posteridad histórica.
Tres días los españoles en la calle. ┐Tanta importancia hay que darle a esas manifestaciones multitudinarias? ┐No serán un ejemplo típico de la veleidad de las masas? Siempre me he temido esto y, por ello, simpatizo escasamente con los montajes de ruido comercial, con las multitudes de adolescentes idólatras en torno a cantantes enloquecidos, con los forofos deportivos, ideológicos, políticos y hasta religiosos. Pero hoy me sumo a los que otorgan un gran margen de crédito a estas colosales expresiones colectivas para salvar la vida de un hombre inocente, para acompañar después a una familia destrozada, para pedir a pleno pulmón el respeto a los derechos humanos y a la dignidad de las personas, para condenar sin fisuras a los violentos y con firme repudio la venganza, para defender la ley frente al atropello o la anarquía, para salvaguardar el respeto a las diferencias, la cultura del diálogo y el fin de la ambigčedad. Así lo proclamo con llaneza y sin presunción. Los políticos tienen la palabra.

De Jueves Santo a Resurrección

Sé que a quien esto firma se le pide una lectura trascendente de los hechos y no seré yo quien se hurte a ella. El Papa habla siempre, en estos trances terribles, de los pecados gravísimos contra Dios y contra el hombre que perpetran todos los homicidas. Crece el horror cuando se mata a inocentes e indefensos, cuando se instrumentaliza al ser humano, en aras de objetivos materiales o, con ceguera aberrante, de ideales (í) patrióticos o políticos. Se asesina apretando el gatillo, armando ideológica o políticamente al que lo aprieta, sembrando doctrinas que desembocan en tamaña locura, apoyando sin discernimiento, por acción u omisión, a cualquiera de los agentes de ese proceso.
He titulado mis reflexiones "El triduo sacro de España", porque entiendo, sin irreverencia, que este Episodio nacional, registrado de jueves a domingo, con cierta resonancia de los acontecimientos pascuales de Jerusalén, desde el Jueves Santo al Domingo de Resurrección, el año 33 de nuestra era, se presta, creo, a una interpretación religiosa, específicamente cristiana. Murió entonces el Inocente, para salvar a los culpables, víctima de unas minorías fanáticas, que solo pudieron matar su cuerpo, resucitado, a poco y para siempre, por el Poder de Dios. Cristo incorpora a su sacrificio redentor a todos las víctimas de la historia y las asocia también a su eternidad dichosa. El misterio pascual de Jesús lleva en su entraña, incluso en este mundo, la fuerza de la Resurrección.
Esta nos salva del abatimiento y nos empuja siempre hacia un futuro más digno, más humano, más esperanzado. El triduo 10-12,VII-97, con Miguel Angel como figura estelar, se inscribe en estas coordenadas.
Antonio Montero
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Centrales

Cumbre de las organizaciones no gubernamentales católicas en Roma

El volunntariado ante los retos de finales de siglo

Las Organizaciones Internacionales Católicas (OIC) han celebrado a comienzos de mes en Roma un encuentro en el que hicieron un balance sobre el compromiso y el testimonio de los católicos ante los grandes retos que se presentan a la comunidad internacional a finales del siglo XX.
El congreso, organizado por el Consejo Pontificio para los Laicos, ha analizado el trabajo realizado por estas instituciones en algunas de las grandes citas de los últimos años, como la cumbre de Pekín sobre la mujer, la de Río de Janeiro sobre el medio ambiente o la de Copenhague sobre el desarrollo.
Las OIC son Organizaciones No Gubernamentales (ONGS) católicas que agrupan a millones de católicos en todo el mundo. Muchas de ellas son asociaciones profesionales. Existen organizaciones católicas de médicos, maestros, periodistas, abogados, etc. Y precisamente, en virtud de su carácter "no gubernamental", son invitadas a las grandes citas internacionales, especialmente por las diferentes agencias de las Naciones Unidas.
El encuentro ha puesto de manifiesto la enorme influencia que tienen hoy día las ONGS en general. Nadie sabe exactamente cuántas organizaciones de este tipo existen actualmente en el mundo. Con la excepción de aquellos lugares en los que los gobiernos no conceden libertades civiles, el papel de las ONGS ha cobrado un protagonismo decisivo en los años recientes. Se han mostrado capaces de influir sobre acontecimientos políticos y económicos transcendentales. En la negociación del Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos y México, por ejemplo, estas instituciones arrancaron de las autoridades políticas algunos cambios en asuntos importantes como el impacto ambiental o las condiciones de trabajo. Pocas horas después de que estallara el conflicto de Chiapas (México), comenzaron a circular en Internet los primeros mensajes de apoyo o reivindicación lanzados por algunas de ellas y, desde entonces, siguen distribuyéndose con gran dinamismo. Los grupos y asociaciones que viven en países del Tercer Mundo han podido comunicarse y conseguir ayuda de otros grupos mejor organizados de Europa y los Estados Unidos. A su vez, las ONGS que operan en los países desarrollados presionan a sus gobiernos para conseguir ayudas que alivien los problemas del Tercer Mundo.

Un poco de historia

Pero para comprender mejor la influencia de estas instituciones, vale la pena hacer algo de historia. Las organizaciones internacionales comenzaron a aparecer durante el siglo XIX. En 1920 se calcula que ya existían unas cuatrocientas ONGS. Cuando tuvo lugar la Conferencia de San Francisco en 1945 en donde se redactó el estatuto de las Naciones Unidas, el gobierno de los Estados Unidos invitó a 42 ONGS a participar como consejeros de su delegación. Además asistieron a la conferencia otras 160 en calidad de observadores. En los años noventa, el número de ONGS a las que la ONU ha conferido el carácter de "consultores" alcanza casi el millar.

┐Qué es una ONG?

Se debe distinguir entre las ONGS internacionales y locales. A diferencia de la imagen típica de estas instituciones, la gran mayoría son de carácter local, pues sólo actúan en el país de origen. En 1993, el número de las organizaciones no gubernamentales de carácter internacional era casi de cinco mil.
En cuanto a las características principales de las ONGS, éstas normalmente no pueden ser organizaciones comerciales, tampoco deben estar involucradas con acciones violentas y no deben favorecer el uso de la violencia. Se trata de asociaciones que no pretender reemplazar la existencia de los propios gobiernos.

Perfil y motivaciones del voluntariado católico

La mejor fuerza y el recurso más importante con que cuentan las Organizaciones Internacionales Católicas (OIC) es la solidaridad de su voluntariado, personas jóvenes y adultas que se comprometen de una forma desinteresada, por motivos de sus creencias, en libertad y gratuidad y que ponen sus capacidades y su tiempo al servicio de la comunidad para mejorar las condiciones de vida de las personas más empobrecidas, ayudar a los marginados, a los enfermos, colaborar con el tercer mundo., trabajando siempre por una sociedad más justa y fraterna.
El voluntario hace con su tarea que la vida sea más vida, que el hombre sea más y mejor; Con su ser y su hacer el voluntario va dando un giro a los valores sociales, es otra forma de entender la vida desde los principio evangélicos del amor fraterno.
En nuestra diócesis de Mérida-Badajoz son muchos los proyectos que se sustentan gracias a la labor de los voluntarios. Cáritas Diocesana es tal vez la Institución que cuenta con un mayor número de ellos: 1.252 personas comprometidas en la transformación y cambio de nuestra sociedad , actuando desde la denuncia y el anuncio, trabajando para lograr la dignidad y el reconocimiento de los derechos de las personas, siendo portadores de esperanza, estando al lado del prójimo y acompañándolo en su camino.
Echando una mirada al voluntariado de nuestra diócesis en general y fijándonos en concreto en el de Cáritas, podemos constatar que son en su mayoría mujeres, amas de casa, con una media de 45 años. El número de jóvenes, aunque aun escaso, va en aumento constante, sobre todo en proyectos relacionados con el mundo de la droga y los transeúntes.
Las motivaciones que mueven a estos voluntarios, siempre desde una perspectiva de fe, se concretan en actitudes de servicio a los demás, madurez, discreción, respeto al otro, aceptación sin discriminación y compromiso serio y constante. Dar amistad, solidaridad, comprensión, acogida y afecto es, para el voluntario católico, tan necesario como el alimento, el vestido y el techo. Estos no son bienes de mercado que se puedan comprar con dinero, son bienes que tiene el voluntario y que al darlos se multiplican y las personas son más personas.
Importante es también, y Cáritas lo manifiesta siempre, la formación integral de este voluntariado, porque no debe bastar con la intención de hacer el bien: hay que aprender a hacerlo, por eso todas las OIC deben ofrecer una formación adecuada para desarrollar una acción eficaz y de calidad.

La Iglesia es la mayor organización no gubernamental del mundo

Más de 45 millones de niños y jóvenes asisten a instituciones educativas de la Iglesia

Si se hace caso a las cifras que ofrecen las memorias de las distintas obras asistenciales, educativas, de promoción social y servicios sanitarios, y dejando a un lado la vanagloría y sólo por respeto a la verdad, la Iglesia católica es probablemente la organización que más ayuda humanitaria ofrece en el mundo.
Así, por ejemplo en el terreno educativo, la Iglesia ha fundado y dirige actualmente 170.433 centros educativos esparcidos por todo el mundo, la mayoría de ellos regidos por órdenes y congregaciones religiosas. Estas instituciones educativas abarcan todos los ciclos de enseñanza, desde jardín de infancia hasta la universidad. El número de los estudiantes en estos centros en el año 1993 era de 45.322.000 alumnos.

Muchas de estas instituciones educativas se encuentran en los países más pobres y subdesarrollados, los más necesitados precisamente de iniciativas que tengan a la vez un carácter de solidez y continuidad, elementos que sólo puede aportar la Iglesia católica, dada la situación de inestabilidad de muchos de los regímenes políticos de las naciones del Tercer Mundo. Si del campo educativo se pasa al de la promoción y de la asistencia sanitaria, no es aquí menor la presencia de la Iglesia católica, ya que ésta,a través principalmente de institutos religiosos y misioneros, dirige100.231 centros sanitarios. Estos comprenden desde hospitales, ambulatorios, leprosarías, asilos para ancianos, orfanatos, consultorios familiares, hasta centros especializados para enfermos mentales.

Cáritas

Además la Iglesia católica ha promovido una red de 985 organizaciones católicas nacionales consagradas a la promoción y a la distribución de los recursos económicos para el desarrollo social y espiritual. Esta red está integrada a su vez por veinte organizaciones internacionales de asistencia conocidas en todo el mundo, entre ellas destaca la labor de Cáritas, organización católica que actúa tanto a nivel parroquial como diocesano, nacional e internacional.
Sólo en nuestro país esta organización ha invertido el año pasado en ayudas 17.435 millones de pesetas a través de diferentes programas que abarcan desde los más elementales y primarios hasta aquellos otros que son promocionales como los que se hacen en favor de la formación para el empleo juvenil, la rehabilitación de drogodependientes, y la formación del voluntariado, promoción de la mujer, ayuda internacional, etc.
En nuestra diócesis, como ya informamos en su momento a nuestros lectores, Cáritas invirtió el año pasado en el desarrollo de diferentes programas en favor de los más pobres un total de 225 millones de pesetas.

Manos Unidas

Y ciñéndonos de nuevo a España, otra de las grandes organizaciones católicas de ayuda a los pueblos más necesitados del mundo es "Manos Unidas", especialmente a través de las campañas que cada año lleva a cabo en la lucha contra el hambre y en la que recoge fondos para financiar proyectos de desarrollo en el Tercer Mundo. Estos proyectos están elaborados por las personas que trabajan allí, sobre todo misioneros y misioneras, que solicitan su colaboración de "Manos Unidas", la cual estudia las solicitudes , las aprueba y hace un seguimiento de los proyectos, asegurándose que los fondos recibidos se destinan realmente a programas de promoción que erradiquen la pobreza y el subdesarrollo.
Con las 25.087 millones de pesetas recaudadas en las últimas cinco campañas (1990-1995) "Manos Unidas" ha financiado un total de 5.156 proyectos de desarrollo en más de 60 países del Tercer Mundo distribuidos en cinco áreas de actuación: sanitaria, social, educativa, promoción de la mujer y agrícolas.

Las congregaciones religiosas

Al igual que ocurre en el campo de la acción evangelizadora de la Iglesia, también en el terreno educativo, el asistencial y el sanitario, las órdenes y congregaciones religiosos llevan a cabo gran parte del peso de la presencia de la Iglesia en estos campos.
Así, según un extenso informe elaborado por el director de la Oficina de Estadística y Sociología de la Conferencia Episcopal Española, Francisco Azcona, durante el año 1994 los religiosos y religiosas españolas atendieron a 4.920.150 personas necesitadas a través de los 3.183 centros, servicios y proyectos de acción social que gestionan de una manera directa.
El mencionado censo ha sido elaborado con los datos de una encuesta enviada a todas las órdenes y congregaciones existentes en nuestro país. Su contenido abarca exclusivamente las acciones y servicios referidos a la "acción social", entendida ésta como aquella acción humana que desde una dimensión social está orientada hacia las personas con una identidad social problemática, incidiendo también en el sistema y en la estructura social. Según señala el informe, "se trata únicamente de las actividades sociales de las congregaciones de religiosos y religiosas integrados en la CONFER (Conferencia Española de Religiosos)".
Esta acción social lleva consigo, en primer lugar la prevención de situaciones carenciales y conflictivas; en segundo lugar, la rehabilitación o promoción de individuos o grupos vulnerados o en desventaja y, por último, los cuidados de alivio en necesidades, mantenimiento transitorio o continuado para individuos en crisis o dependientes".
En cuanto al personal o los efectivos empleados por la CONFER en el trabajo de atención a las personas necesitadas, han sido en total 16.135 religiosas y religiosos, ayudados por 20.731 seglares a los que se les remunera por sus servicios y 23.638 voluntarios, seglares también, que lo hacen de forma desinteresada.
Todos estos datos no han de dar lugar a la auto complacencia, sino al reconocimiento, muchas veces olvidado, de la ingente labor evangélica que desarrolla la Iglesia en todo el mundo, haciendo y eneñando, como dicen, de su Maestro, los evangelios.

Imponente red sanitaria católica

Nadie como los números* para mostrar de manera tangible la realidad de servicio a la humanidad que suponen los centros (Hospitales, consultorios, leprosarías, asilos de ancianos, orfanatos y otros servicios de asistenciales) de que dispone la Iglesia en todo el mundo.
AFRICA                                12.333 

América del Norte               6.350
América Central                 6.676
América del Sur                23.858
TOTAL AMERICA                         36.884

ASIA                                  17.337
EUROPA                                32.311
OCEANIA                                1.336

TOTAL EN EL MUNDO:                   100.231

*Fuente: "Statistical Yearbook of the Church", 1993

Noticias

La Iglesia condena de manera unánime el secuestro y asesinato de Miguel Angel Blanco

El Arzobispo de Mérida-Badajoz se hizo presente en diversos actos ciudadanos pidiendo su liberación y ofreciendo sufragios por su alma

En el pasado fin de semana en que España ha vivido conmocionada por el secuestro y posterior asesinato a manos de ETA del joven concejal del ayuntamiento de Ernua, Miguel Angel Blanco Garrido, la Iglesia ha querido estar cercana al sufrimiento de su familia y de la entera sociedad, manifestando de manera clara su condena de tales atentados a la vida de un ser humano y con él a la del entero pueblo español.
Así se ha expresado toda la comunidad católica por boca de sus pastores y por las oraciones de sus fieles a lo largo y ancho del país, entre éstas cabe citar las horas de oración ante el Santísimo de los fieles de la parroquia pacense de San José.
El propio Papa Juan Pablo II, después del rezo del Angelus en Les Combes (Italia) donde se encuentra pasando unos días de descanso, condenó el pasado domingo el asesinato de Miguel Angel Blanco. "He seguido con dolor đdijo el Papađ las noticias provenientes de España sobre el bárbaro asesinato del joven político Miguel Angel Blanco Garrido. Deploro enérgicamente este acto sangriento: dar muerte a una víctima inocente jamás puede tener justificación". Antes, el día 11, Juan Pablo II había expresado su afecto a la familia Blanco Garrido y pedía la liberación del secuestrado. Desgraciadamente los secuestradores desoyeron este deseo del Papa y de toda la sociedad española.
Por su parte el obispo de Bilbao, don Ricardo Blázquez, manifestó en la homilía del funeral de Miguel Angel Garrido y a la que asistieron las altas autoridades de la nación, que "no hay justificación jamás para asesinar a un inocente. La responsabilidad del asesinato de Miguel Angel es exclusiva de sus autores, de sus instigadores y de cuantos los apoyan. La respuesta de personas que quieren sintonizar la inteligencia, los sentimientos del corazón y la actuación responsable, no debe ser la venganza ni el miedo, sino la serenidad y la esperanza. Hemos dado una lección reivindicando al unísono la libertad: estrechemos nuestras manos para trabajar sin desmayos por la paz".
En la misma línea de cercanía a la familia, de petición de libertad y de condena del asesinato de Miguel Angel se mostró la Iglesia en España a través del presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Yanes, quien en un comunicado señalaba que "manifestamos nuestra más enérgica condena de estos hechos que ofenden gravísimamente a Dios, autor de la vida y la libertad, atentan contra la vida y dignidad de la persona humana y sus derechos fundamentales, ocasionan dolor injusto a las víctimas y envilecen a sus autores."
El Arzobispo de Mérida-Badajoz se adhirió a este comunicado y lo rubricó con su presencia đla primera aparición pública que hacía tras su reciente intervención quirúrgicađ en la concentración de ciudadanos que tenía lugar en la Plaza de S. Francisco, en Badajoz, a la misma hora en que los secuestradores habían puesto el final del plazo para mantener con vida a Miguel Angel. Don Antonio dirigió unas palabras a los concentrados en las que invitó a la esperanza y a la oración en este "momento sagrado", porque en ese soplo de tiempo podía estar cometiéndose "un pecado abominable y un horrendo crimen". Todos rezaron o siguieron con respetuoso silencio el Padrenuestro.
Tras conocerse el fatal desenlace, el mismo día del entierro de Miguel Angel, el arzobispo de Mérida-Badajoz ofició un funeral por el eterno descanso del concejal de Ermua en la concatedral emeritense.

Un grupo de jóvenes protestantes del Ulster visita al Vicario General de la diócesis

Un grupo de 21 jóvenes, con edades comprendidas entre 14 y 18 años, procedentes de una parroquia protestante del Ulster (Irlanda del Norte) han realizado el pasado día 11 de julio una visita a la sede pacense del Arzobispado, entrevistándose con el vicario general, don Amadeo Rodríguez Magro, con quien oraron y departieron en un clima distendido y amable.
Estos jóvenes de la confesión de la Iglesia Evangélica, están pasando unos días en la ciudad de Badajoz, alojados por familias protestantes y católicas, y participan, organizados por Antonio Johnston, en un programa que tiene varios fines, entre ellos, según ha manifestado el pastor Ramón Bellew, el de conocer culturas distintas a la propia y en las que conviven entre sí diversas confesiones religiosas, fomentando así la tolerancia y el respeto.
En esta línea hay que entender esta visita al Arzobispado de Mérida-Badajoz, prueba a su vez de las estrecha relaciones que existen entre esta confesión y la Iglesia católica.
Durante su estancia en la capital pacense, estos jóvenes están ayudando en la remodelación de un piso para estudiantes de inglés y realizan visitas a la sedes de otras confesiones protestantes.

La Renovación Carismática Católica ha celebrado en Madrid su XIX Asamblea nacional

Con asistencia de unas cinco mil personas, entre ellas más de un centenar procedentes de Extremadura, se ha celebrado en el Palacio de Cristal de la Casa de Campos, de Madrid, la XIX Asamblea Nacional de la Renovación Carismática Católica, que ha contado en esta edición con la presencia del sacerdote redentorista Tom Forrest, director internacional del Programa "Evangelización 2000".
El lema elegido para este año no ha sido otro que el mismo que ha sido propuesto por la Iglesia para la preparación del Jubileo de año 2000: "Jesucristo, único salvador del mundo, ayer hoy y siempre".
Cada una de las tres jornadas de que ha constado la Asamblea ha sido toda una expresión de la vivencia de fe de este movimiento católico: momentos de reflexión, encuentros de oración y alabanza a Jesús, exposición de testimonios o vivencias cristianas.
Las comunidades de la Renovación Carismática que cuenta con unos 80 millones de fieles, se iniciaron hace treinta años en los encuentros periódicos que un pequeño grupo de estudiantes y profesores de la Universidad de Duquesne (Pennsylvania), en EE.UU., llevaba a cabo para profundizar en la acción del Espíritu Santo en la vida de los primeros cristianos y que los carismáticos, como se conoce a los miembros de este movimiento eclesial, quieren hacer realidad visible en la Iglesia y en el mundo de hoy. En este sentido afirma Tom Forrest que "lo que distingue a la Renovación Carismática es su interpretación de que el Espíritu Santo en la Iglesia no ha cambiado en absoluto desde los primeros siglos y que hoy podemos experimentar su efusión, su poder y sus dones de la misma manera que l los primeros cristianos, incluida las manifestaciones físicas y con efectos místicos y espirituales sorprendentes". Los carismáticos no tienen fundador ni doctrina teológica propia, se sienten miembros activos de la Iglesia y su talante quiere ser el de la libertad de espíritu, la gratuidad y la fraternidad. En España comenzaron en 1973 en Madrid y en la actualidad los grupos existentes son unos 650, sobrepasando el total de 50.000 las personas vinculados a este movimiento.
En nuestra diócesis existen varios grupos de la Renovación Carismática en Badajoz y Mérida, además de otras localidades. Ellos organizan diversos encuentros y promueven actividades pastorales, precisamente en estos días se está celebrando en Villagonzalo una acampada para niños y del 27 al 30 de julio tendrá lugar en esta misma población unos días de retiro espiritual.

Los Salesianos y la Asociación "IBecchi" organizan un Campamento Urbano en la barriada emeritense de la Paz

El colegio Salesiano de Mérida y la Asociación juvenil "I Becchi" han puesto en marcha el I Campamento Urbano en la barriada de la Paz, en el que han participado unos cien niños con edades comprendidas entre los 8 y los dieciséis años, con el objetivo de ofrecer actividades a unos niños que, normalmente, no tienen otra alternativa para mantenerse entretenidos y ocupados durante las vacaciones de verano.
En este Campamento se realizan actividades y se montan talleres que puedan crear un ambiente positivo para estos niños, a la vez que se les inculcan valores humanos y cristianos con campañas y trabajos sobre la solidaridad, la justicia, la naturaleza o la amistad. Otro de los objetivos es potenciar el trabajo en equipos, todo bajo la supervisión y organización de 15 monitores con amplia experiencia de trabajo con jóvenes.
Las actividades comenzaron el 10 de julio con la celebración de un pasacalle por la barriada de la Paz y el Peri de San Lázaro, y el día 11 se reunieron los niños para tomar contactos unos con otros e iniciarse en las dinámicas de trabajo.
La jornada da comienzo a las doce del mediodía con la formación de los grupos para debatir los diferentes temas propuestos: la convivencia, un barrio sin drogas, la amistad. Una hora después, y hasta el almuerzo, es el tiempo para disfrutar de la piscina. Las tardes se distribuyen entre los talleres y las actividades deportivas para finalizar a las 11 de la noche con diversos juegos comunitarios.
Las actividades se desarrollan en la plaza de la Paz, en los salones de la parroquia San Francisco de Sales, en la piscina municipal del barrio y en el Instituto Albarregas.

Mirada a nuestro tiempo

Como el grano de trigo

En cualquier acontecimiento, por muy negativo que sea, siempre podemos encontrar algún indicio para la esperanza.
El trágico final de Miguel Angel Blanco, asesinado por sus secuestradores, es uno de esos desenlaces que nos deja el amargo sabor del fracaso de la condición humana: parece que ha triunfado el odio y la violencia.
Pero no ha sido así, esa victoria, si lo fuera, es sólo momentánea: la verdad, el amor, la libertad y la paz son más tenaces, más fuertes y terminarán triunfando sobre la mentira, el odio, la esclavitud y la violencia. Con la muerte de este joven ha de imponerse la lógica del grano de trigo, la lógica de Jesús: "Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da mucho fruto" (Jn 12,24).
Es verdad que no quisiéramos que los granos de trigo tuvieran que fecundar cruentamente la vida de los pueblos, pero ya que ha ocurrido, parece el momento de descubrir en esta muerte una semilla de esperanza.
A nadie se le oculta que el joven concejal de Ermua ha empezado ya a dar frutos palpables: los sentimientos y las reacciones que ha provocado su asesinato apuntan a que podemos vivir creyendo que hay un mañana mejor.
íOjalá que que su muerte sea el comienzo de un futuro más libre y más pacífico!
Amadeo Rodríguez

Página litúrgica

Celebramos el XVI Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios:

Libro del profeta Jeremías 32, 1-6

íAy de los pastores que dispersan / y dejan perecer las ovejas de mi rebaño! /đoráculo del Señorđ. / Por eso, así dice el Señor, Dios de Israel: / A los pastores que pastorean a mi pueblo: / Vosotros dispersasteis mis ovejas, / las expulsasteis, no las guardasteis; / pues yo os tomaré cuentas, / por la maldad de vuestras acciones / đoráculo del Señorđ.
Yo mismo reuniré el resto de mis ovejas, / de todos los países adonde las expulsé, / y las volveré a traer a sus dehesas, / para que crezcan y se multipliquen. / Les pondré pastores que las pastoreen: / ya no temerán ni se espantarán / y ninguna se perderá / đoráculo del Señorđ.
Mirad que llegan días / đoráculo del Señorđ / en que suscitaré a David un vástago legítimo: reinará como rey prudente, / hará justicia y derecho en la tierra. / En sus días se salvará Judá, / Israel habitará seguro. / Y lo llamarán con este nombre: / "El Señorđnuestrađjusticia".

Salmo 21,1-3a,3b-4,5,6

R.El señor es mi pastor, nada me falta.
El Señor es mi pastor, nada me falta: /en verdes praderas me hace recostar; me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas.
Me guía por el sendero justo, / por el honor de su nombre./ Aunque camine por cañadas oscuras, / nada temo, porque tu vas conmigo: /Tu vara y tu cayado me sosiegan.

Carta del apóstol san Pablo a los Efesios 2, 13-18

Hermano:
Ahora estáis en Cristo Jesús. Ahora, por la sangre de Cristo, estáis cerca los que antes estabais lejos. El es nuestra paz. El ha hecho de los dos pueblos, judíos y gentiles, una sola cosa, derribando con su cuerpo el muro que los separaba: el odio. El ha abolido la Ley con sus mandamientos y reglas, haciendo las paces para crear, en él, un solo hombre nuevo. Reconcilió con Dios a los dos pueblos, uniéndolos en un sólo cuerpo mediante la cruz, dando muerte, en él, al odio. Vino y trajo la noticia de la paz; paz a vosotros los de lejos, paz también a los de cerca. Así, unos y otros, podemos acercarnos al Padre con un mismo Espíritu.

Evangelio según san Marcos 6, 30-34

En aquel tiempo los Apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y contaron todo lo que habían hecho y enseñado. El les dijo: Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco. Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado.
Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

121, lunes: Ex 14, 5-18; Ex 15, 1-6; Mt 12, 38-42.
22, martes: Ex 14, 21; 15, 1; Ex 15, 8-12, 17; Mt 12, 46-50.
23, miércoles: Ex 16, 1-5, 9-15; Mt 13, 1-9.
24 jueves: Ex 19,1-2, 9-11,16,20b;Dan 3, 52-56;Mt 13, 10-17.
25, viernes: Hch 4,33;5,12,27b-33;12,1b; 2Cor 4,7-15; Mt 20,20-28.
26, sábado: Ex 24, 3-8; Mt 13, 24-30.
27, domingo: 2R 4, 42-44; Ef 4, 1-6; Jn 6, 1-15.

Comentario litúrgico

Vacaciones y misión

La lectura evangélica, que redaccionalmente es continuación de la del pasado domingo, nos presenta una escena aparentemente opuesta. Ya no es el envío sino el regreso de los discípulos. El pasaje es entrañable y digno de meditación.
Parece que ha sido escogido para esta época de vacaciones. Se había vuelto a reunir el grupo y "le contaron todo lo que había hecho y enseñado". Hoy diríamos que se trató de una puesta en común o revisión del curso apostólico. Para nosotros los pastores, desde sacerdotes hasta catequistas, resulta aleccionador el relato pues estaría bien, que, en estos días de más tiempo libre, le contáramos al Amo qué hemos "hecho y enseñado" a nuestra buena gente, feligresía y catequizandos. Una especie de revisión de la tarea pero a escala teologal, con Cristo sentado a nuestra mesa de trabajo.
Lo que sigue tiene el sello típico de la autenticidad de Jesús.
Efectivamente, aparece una dimensión humana encantadora: "Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco". Quien les envió con la máxima urgencia, ahora les invita a descansar. También el descanso puede entrar en la agenda del pastor.
Pero junto a lo humano aparece el destello de lo divino que, por naturaleza, es incansable. Al desembarcar se encontraron con una multitud ansiosa de estar con El y, dice el evangelio, "le dio lástima de ellos... y se puso a enseñarles". Nosotros no somos incansables como El, pero quizá su gesto nos sirve para que aprovechemos las vacaciones también en función de la misión: leer algún libro de formación, un rato de oración cada día, contactar con otra gente, etc.
Antonio Luis Martínez

Santoral

24 de julio: Carmelitas de Guadalajara (+1936)

En ocasiones se ha dicho que hablar de los mártires de la España de 1936 es una especie de revanchismo histórico, que ha de ser evitado a toda costa para no ahondar en las heridas que deben ser cicatrizadas.
Miren ustedes, este tópico no me lo trago ni con las mejores tragaderas: los mártires jamás pueden ser signo de división ni de rencor y nunca pueden ser usados legítimamente como argumentos partidistas.
Los mártires mueren por la fe del perdón, la misericordia y la reconciliación. Además, mueren perdonando, como estas tres carmelitas de Guadalajara, cuyos labios no supieron pronunciar otras palabras que las del Divino Redentor: "Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen".
Murieron sin juicio, ni siquiera sumarísimo, sin defensa ni justicia, sólo por ser religiosas, en medio de la calle y sin mediar palabra, tanto María de los Angeles (31 años) como Pilar (59 años). Teresa (27 años) logra escapar pero ha de defenderse de ser violada y, horas más tarde, los asesinos logran dar con ella. Eran tan inocentes que su muerte es una enorme injusticia humana y un acto de amor sobrenatural insuperable. Por eso se parece tanto a la muerte de Cristo.
No sea bendito quien haga de este hecho un signo que no sea de redención conciliadora. El amor heróico nunca divide. Su fruto siempre es fraterno. Amén.
Manuel Amezcua

Santos de la semana

21, lunes: Lorenzo de Brindis, Daniel, Juan, Arbogasto.
22, martes: María Magdalena, Anastasio, Menelao.
23, miércoles: Brígida, Apolinar, Juan Casiano, Valeriano, Bernardo.
24, jueves: Sisenando. Cristina, Victorino, Eufrasia.
25, viernes: Santiago. Cristófero, Cucufate, Glosinda, Magnerico.
26, sábado: Joaquín y Ana. Juana, Hugo.
27, domingo: Pantaleón, Juliana, Samproniana, Urso.

Contraportada

Entrevista al cardenal Kazimierz Swiatek, arzobispo de Bielorrusia

De recluso en Siberia a cardenal

Unos mil quinientos sacerdotes de todo el mundo, entre ellos dos de nuestra diócesis đdon Teodoro López López y don Agustín Pérez del Casarđ se han dado cita del 7 al 14 de julio en el santuario africano de Yamoussoukro, en Costa de Marfil, para participar en el II Encuentro Internacional de Sacerdotes, dentro de los preparativos del Jubileo del Año 2000 y del que daremos cuenta en nuestro próximo número. En él, como el año pasado ocurriera en el primer encuentro de Fátima, algunos sacerdotes y obispos dan testimonio de su fidelidad y defensa de la fe en momentos difíciles. Son auténticos confesores de la fe, mártires vivientes que animan así a sus hermanos sacerdotes a ser testigos de Jesús en un nuevo milenio. Entre estos testigos de la fe que han estado en Yamoussoukro se encuentra el anciano Kazimierz Swiatek, creado cardenal por Juan Pablo II en noviembre de 1994. Ofrecemos parte de su testimonio, en unas declaraciones difundidas por la agencia Zenit.
Kazimierz Swiatek nació hace 83 años en Walga, hoy Estonia y entonces territorio polaco. Pocos meses después de ser ordenado sacerdote, el 17 de septiembre de 1939, el ejército soviético ocupó la parte oriental de Polonia donde se encontraba la parroquia del recién ordenado padre Swiatek. "De este modo me convertí en ciudadano soviético". Y con una sonrisa irónica, añade: "Esto no sólo me ha traído privilegios en la vida". Es difícil hacer hablar a este cardenal sobre aquellos años de su vida. Tras insistir varias veces, accede: "Fui arrestado por primera vez por el KGB y encerrado en el brazo de la muerte de la prisión de Brzesc. En dos meses fui interrogado 59 veces, siempre de noche. Me salvé gracias a la ofensiva de los alemanes, que conquistaron la ciudad el 21 de junio de 1941. Fue liberado por la gente del lugar. Al salir me mezclé entre los soldados alemanes borrachos. Dado que hablaba alemán, no me fue difícil pasar desapercibido. Regresé a pie a mi parroquia en Prózana. Al llegar me encontré con la sorpresa de que la casa parroquial había sido tomada por la Gestapo. Comenzó así un complicado período de servicio sacerdotal bajo la ocupación nazi. Los conflictos fueron inevitables, pero al menos pude desempeñar mi ministerio. Cuando en el verano de 1944 se acercaba la ofensiva de la Armada Roja, no quise escapar, y me quede en mi parroquia. Por desgracia, nada más entrar los rusos en la ciudad, me descubrieron y me arrestaron. Fui encerrado en la prisión de Minsk, donde pasé cinco meses. No me fusilaron, porque, como me dijeron, no valía la pena derrochar un proyectil conmigo. Fui condenado a diez años de trabajos forzados".

Trabajos forzados

"De este modo llegué, en septiembre de 1945 al campo de trabajo de Marwinsk, en Siberia oriental, Allí estuve durante dos años: en invierno cortaba madera, en verano trabajaba en el campo. Como sobreviví al cansancio, me mandaron más al norte, a las costas del mar Artico. Hacía trabajos de construcción. Con frecuencia tenía que cavar la tierra congelada con un pico. El trabajo era durísimo, las condiciones climáticas tremendas, y la comida siempre escaseaba. En el campo de trabajo se ejecutaban condenas a muerte, aunque nunca hubieran sido sentenciadas por un tribunal. Recibíamos 300 gramos de pan cada mañana. Después había que caminar durante 7 u 8 kilómetros por la nieve para llegar al puesto de trabajo. Primero caminaban los más débiles, que con frecuencia, caían sobre la nieve para siempre; después caminaba la "fuerza de trabajo".
-┐Cómo pudo vivir su sacerdocio en estas condiciones?
-Al inicio, en el campo de concentración, el aislamiento era total. No nos llegaba ninguna noticia del exterior. Tan sólo pude saber que la guerra había terminado. Pero nada más. En los primeros años de trabajos forzados no podíamos hablar. Tan sólo podía celebrar la misa a escondidas. El régimen del campo de concentración no permitía el que los creyentes pudiéramos reunirnos. Violar esta norma suponía la muerte. Sólo en los últimos tres o cuatro años tuve la posibilidad de celebrar la misa, pero siempre a escondidas. Algunos de los que estaban en el campo de concentración tenían la posibilidad de recibir visitas de sus familiares. En estos contactos, en ocasiones, recibían algún paquete con algo de comida. Gracias a ellos recibí algo de uva seca para hacer el vino y una pequeña hostia. Como cáliz utilizaba una especie de vaso de cerámica. En el campo había católicos de origen polaco, lituano y de otros países. En la medida de lo posible traté de ayudarles a vivir su fe. Llevaba la comunión escondida en una cajetilla de cerillas. Mis carceleros me asignaron un trato particularmente duro y durante los 10 años de encierro no pude encontrarme con ningún sacerdote. De modo que durante ese tiempo incumplí la normativa de la Iglesia de la confesión anual đdice con otra sonrisa pícarađ. Sin embargo, sí que podía confesar a escondidas a los prisioneros. Cuando me dejaron en libertad, llegué a Minsk. Me confesé por primera vez después de diez años.
-┐Pensaba que algún día podría salir en libertad y volver a ejercer de sacerdote?
-Siempre he tenido una profunda fe en Dios. Y siempre he pensado que toda mi vida depende de Dios. Si el Señor tenía un plan para mí tras aquellos años, entonces me permitiría seguir viviendo. Y así ha sido. Dios ha pensado que yo tenía que trabajar por la Iglesia de Bielorrusia. Recuperé la libertad en 1954, después de la muerte de Stalin. Lo primero que hice fue regresar a Minsk a la misma catedral en la que fui ordenado sacerdote. Comencé a trabajar con el párroco de la catedral. Y así continué hasta 1991. En 1991 fui consagrado arzobispo de Minsk-Mohilev y nombrado administrador apostólico de Pinsk. Se trata de dos grandes diócesis que van desde la frontera con Polonia hasta la frontera con Rusia.

La Iglesia en Bielorrusia

-┐Cómo es la vida de los católicos en Bielorrusia hoy?
-Para comprender mejor hay que saber cómo era antes. Desde 1917, comenzó una lucha sin tregua contra la Iglesia y contra Dios. El 90% de las iglesias han sido destruidas. Y la misma proporción de sacerdotes ha desaparecido. Los niños no podían ir a la catequesis. De este modo, no sólo se perdía la fe, sino también todo el conocimiento de la fe cristiana. Se han formado generaciones analfabetas en religión. En consecuencia, el vacío espiritual es enorme. Desde 1989 ha empezado la libertad religiosa. Comenzaron a devolvernos las iglesias.y los sacerdotes comenzaron a trabajar libremente en las parroquias. Dejaron de perseguir a la gente por las prácticas religiosas. Y a los niños y jóvenes se les permitió ir a la catequesis. Los sacerdotes hoy son muy pocos. Los únicos sacerdotes que quedaban en tiempos de la "Perestroika" habían sido ordenados antes del 39. En todo el país hay 60 sacerdotes bielorrusos.y el total de los sacerdotes de todo el país, incluyendo a los extranjeros es de 230.


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org