Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 627. 2 de julio de 2006

Director: Juan José Montes


Portada

Jornada de Responsabilidad en el Tráfico

La Conferencia Episcopal Española pide a las familias que fomenten la educación vial

Este domingo se celebra en España la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico, coincidiendo con el inicio del periodo vacacional para muchos españoles, que saldrán a la carretera en sus desplazamientos hasta sus respectivos lugares de veraneo.

Según los cálculos realizados por la DGT, serán más de 22 millones de desplazamientos los que se registren durante los meses estivales en las carreteras españolas. Desgraciadamente, cada año, hay que lamentar las víctimas mortales que la imprudencia, el exceso de confianza, el alcohol y otras causas se producen.

La Conferencia Episcopal llama a la prudencia en esta Jornada, y lo hace aludiendo al papel que las familias deben desempeñar en el ámbito educativo, también, en los aspectos de seguridad vial. "La familia sigue siendo la más eficaz educadora de los hijos, también en la educación vial", dice el mensaje para la Jornada.


Editorial

La intransigencia que nos viene

Hace unos días nos enteramos de que dos guardias civiles habían pedido la retirada de una imagen de la Virgen del Pilar de su cuartel porque, según ellos, atenta contra la libertad religiosa. Este suceso no es aislado, algunos similares se suceden de vez en cuando en otras instancias.

Todo tipo de intransigencia es peligrosa y dañina para la persona, tanto la intransigencia religiosa que utiliza a la religión deformándola, como la que la ataca para impedir la libre expresión de las creencias por parte de los creyentes.

No es cierto que España sea un "estado laico" como muchos, por ignorancia o por maldad -que de todo habrá-, defienden y difunden.

El artículo 16.3 de la Constitución Española afirma la aconfesionalidad del Estado, no el laicismo. Es más, el mismo punto pide que los poderes públicos tengan en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantengan relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones. Previamente, el mismo artículo garantiza "la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley".

Son cada vez más frecuentes, por parte de determinadas ideologías y de los grupos de presión que se nutren de ellas, las apelaciones a un supuesto carácter laicista del Estado para imponer e intentar recortar parcelas de liberad de los ciudadanos. Hay libertades que no crean ni los estados ni los gobiernos, éstos se limitan a reconocer su existencia y a garantizarlas.

Al igual que los creyentes tenemos la obligación de proponer la fe, nunca imponerla -como le dijo juan Pablo II a los jóvenes en Cuatro Vientos-, los no creyentes deben ser también respetuosos con la fe y las expresiones de fe de las personas que tienen alrededor. De lo contrario nos encontraremos ante una nueva intransigencia: la intransigencia laicista.


Benedicto XVI

El secreto para transmitir la fe a los jóvenes

Del discurso del Papa a los participantes en la asamblea de la diócesis de Roma

Descubrir la belleza y la alegría de la fe es un camino que cada nueva generación debe recorrer por sí misma, porque en la fe está en juego todo lo que tenemos de más nuestro y de más íntimo, nuestro corazón, nuestra inteligencia, nuestra libertad, en una relación profundamente personal con el Señor, que actúa en nuestro interior. Pero la fe es también radicalmente acto y actitud comunitaria; es el "creemos" de la Iglesia.

Así pues, la alegría de la fe es una alegría que se ha de compartir: como afirma el apóstol san Juan, "lo que hemos visto y oído (el Verbo de la vida), os lo anunciamos, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros. (...) Os escribimos esto para que nuestro gozo sea completo" (1 Jn 1, 3-4). Por eso, educar a las nuevas generaciones en la fe es una tarea grande y fundamental que atañe a toda la comunidad cristiana.

Queridos hermanos y hermanas, como habéis podido comprobar, esta tarea resulta hoy especialmente difícil por varias razones, pero precisamente por esto es aún más importante y sumamente urgente. En efecto, se pueden descubrir dos líneas de fondo de la actual cultura secularizada, claramente dependientes entre sí, que impulsan en dirección contraria al anuncio cristiano y no pueden menos de influir en los que están madurando sus orientaciones y opciones de vida.

La primera de esas líneas es el agnosticismo, que brota de la reducción de la inteligencia humana a simple razón calculadora y funcional, y que tiende a ahogar el sentido religioso inscrito en lo más íntimo de nuestra naturaleza. La segunda es el proceso de relativización y de desarraigo que destruye los vínculos más sagrados y los afectos más dignos del hombre, y como consecuencia hace frágiles a las personas, y precarias e inestables nuestras relaciones recíprocas.

La fuente de la alegría cristiana es esta certeza de ser amados por Dios, amados personalmente por nuestro Creador, por Aquel que tiene en sus manos todo el universo y que nos ama a cada uno y a toda la gran familia humana con un amor apasionado y fiel, un amor mayor que nuestras infidelidades y pecados, un amor que perdona. Este amor "es un amor tan grande que pone a Dios contra sí mismo", como se manifiesta de manera definitiva en el misterio de la cruz: "Dios ama tanto al hombre que, haciéndose hombre él mismo, lo acompaña incluso en la muerte y, de este modo, reconcilia la justicia y el amor" (ib., 10).

Queridos hermanos y hermanas, esta certeza y esta alegría de ser amados por Dios debe hacerse de algún modo palpable y concreta para cada uno de nosotros, y sobre todo para las nuevas generaciones que están entrando en el mundo de la fe. En otras palabras: Jesús dijo que él era el "camino" que lleva al Padre, además de la "verdad" y la "vida" (cf. Jn 14, 5-7). Por consiguiente, es preciso preguntarse: ¿cómo pueden nuestros muchachos y nuestros jóvenes encontrar en él, práctica y existencialmente, este camino de salvación y de alegría? Precisamente esta es la gran misión por la que existe la Iglesia, como familia de Dios y compañía de amigos, en la que somos insertados con el bautismo ya desde muy niños y en la que debe crecer nuestra fe, así como la alegría y la certeza de ser amados por el Señor.

Así pues, es indispensable -y es la tarea encomendada a las familias cristianas, a los sacerdotes, a los catequistas, a los educadores, a los jóvenes mismos con respecto a sus coetáneos, a nuestras parroquias, asociaciones y movimientos, y, por último, a toda la comunidad diocesana- que las nuevas generaciones puedan experimentar a la Iglesia como una compañía de amigos realmente digna de confianza, cercana en todos los momentos y circunstancias de la vida, tanto en los alegres y gratificantes como en los arduos y oscuros; una compañía que no nos abandonará jamás ni siquiera en la muerte, porque lleva en sí la promesa de la eternidad. A vosotros, queridos muchachos y jóvenes de Roma, quisiera pediros que os fiéis de la Iglesia, que la améis y confiéis en ella, porque en ella está presente el Señor y porque lo único que busca es vuestro verdadero bien.

Quien se sabe amado, se siente a su vez impulsado a amar. Precisamente así el Señor, que nos ha amado primero, nos pide que también nosotros pongamos en el centro de nuestra vida el amor a él y a los hombres que él ha amado. En particular los adolescentes y los jóvenes, que sienten fuertemente en su interior el atractivo del amor, deben verse libres del prejuicio generalizado según el cual el cristianismo, con sus mandatos y prohibiciones, pone demasiados obstáculos a la alegría del amor, y en especial impide gustar plenamente la felicidad que el hombre y la mujer encuentran en su amor mutuo.

Al contrario, la fe y la ética cristiana no pretenden ahogar el amor, sino hacerlo sano, fuerte y realmente libre: precisamente este es el sentido de los diez Mandamientos, que no son una serie de "no", sino un gran "sí" al amor y a la vida. En efecto, el amor humano necesita ser purificado, madurar y también ir más allá de sí mismo, para poder llegar a ser plenamente humano, para ser principio de una alegría verdadera y duradera; por consiguiente, para responder al anhelo de eternidad que lleva en su interior y al que no puede renunciar sin traicionarse a sí mismo. Este es el motivo fundamental por el cual el amor entre el hombre y la mujer sólo se realiza plenamente en el matrimonio.

Por tanto, en toda la obra educativa, en la formación del hombre y del cristiano, no debemos dejar de lado, por miedo o por vergüenza, la gran cuestión del amor: si lo hiciéramos, presentaríamos un cristianismo desencarnado, que no puede interesar de verdad al joven que se abre a la vida. Sin embargo, también debemos introducir en la dimensión integral del amor cristiano, donde el amor a Dios y el amor al hombre están indisolublemente unidos y donde el amor al prójimo es un compromiso muy concreto. El cristiano no se contenta con palabras, y tampoco con ideologías engañosas, sino que sale al encuentro de las necesidades de sus hermanos comprometiéndose de verdad a sí mismo, sin contentarse con alguna buena acción esporádica.

Así pues, proponer a los muchachos y a los jóvenes experiencias prácticas de servicio al prójimo más necesitado forma parte de una auténtica y plena educación en la fe. Al igual que la necesidad de amar, el deseo de la verdad pertenece a la naturaleza misma del hombre. Por eso, en la educación de las nuevas generaciones, ciertamente no puede evitarse la cuestión de la verdad; más aún, debe ocupar un lugar central. En efecto, al interrogarnos por la verdad ensanchamos el horizonte de nuestra racionalidad, comenzamos a liberar la razón de los límites demasiado estrechos dentro de los cuales queda confinada cuando se considera racional sólo lo que puede ser objeto de experimento y cálculo.

Queridos amigos, como sabemos bien, no es fácil aceptar esta superación de los límites de nuestra razón. Por eso, la fe, que es un acto humano muy personal, sigue siendo una opción de nuestra libertad, que también puede rechazarse. Ahora bien, aquí emerge una segunda dimensión de la fe, la de fiarse de una persona: no de una persona cualquiera, sino de Jesucristo, y del Padre que lo envió. Creer quiere decir entablar un vínculo personalísimo con nuestro Creador y Redentor, en virtud del Espíritu Santo que actúa en nuestro corazón, y hacer de este vínculo el fundamento de toda la vida.

En efecto, Jesucristo "es la Verdad hecha persona, que atrae hacia sí al mundo. (...) Cualquier otra verdad es un fragmento de la Verdad que es él y a él remite" (Discurso a la Congregación para la doctrina de la fe, 10 de febrero de 2006: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 17 de febrero de 2006, p. 3). Así, colma nuestro corazón, lo dilata y lo llena de alegría, impulsa nuestra inteligencia hacia horizontes inexplorados y ofrece a nuestra libertad su decisivo punto de referencia, sacándola de las estrecheces del egoísmo y capacitándola para un amor auténtico.

Por consiguiente, en la educación de las nuevas generaciones no debemos tener miedo de confrontar la verdad de la fe con las auténticas conquistas del conocimiento humano. Los progresos de la ciencia son hoy muy rápidos y a menudo se presentan como contrapuestos a las afirmaciones de la fe, provocando confusión y haciendo más difícil la aceptación de la verdad cristiana. Pero Jesucristo es y sigue siendo el Señor de toda la creación y de toda la historia: "Todas las cosas fueron creadas por él y para él (...), y todo tiene en él su consistencia" (Col 1, 16-17). Por eso, el diálogo entre la fe y la razón, si se realiza con sinceridad y rigor, brinda la posibilidad de percibir de modo más eficaz y convincente la racionalidad de la fe en Dios -no en un Dios cualquiera, sino en el Dios que se reveló en Jesucristo- y de mostrar que en el mismo Jesucristo se encuentra la realización de toda auténtica aspiración humana.


Centrales

La Conferencia Episcopal Española celebra este domingo la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico

Piensa en tu familia...no pierdas los puntos

Este fin de semana la Iglesia en España celebra la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico, coincidiendo con el inicio del periodo vacacional de cientos de miles de españoles que, en muchos casos, llenan las carreteras españolas en sus desplazamientos hasta sus lugares de veraneo, a los pueblos de sus mayores, a la playa... Es, por tanto, una ocasión inmejorable para que la Iglesia, también en esta ocasión, diga una palabra ante este auténtico 'fenómeno de masas' pues no en vano se calcula que, este verano, más de 22 millones de vehículos circularán por las carreteras españolas. Por desgracia, tantos desplazamientos causan muchos muertos todos los años, amén de otros cientos de anónimos heridos graves, que siempre recordarán que su tragedia empezó junto con las ilusiones de unas vacaciones.

Dos pilares en la campaña

El lema que ha establecido la Conferencia Episcopal Española para esta Jornada es "Piensa en tu familia... no pierdas los puntos", con el que se recogen dos temas de actualidad, la familia y el carné por puntos - que, precisamente, entra este fin de semana en funcionamiento-. "Por una parte, la familia, -apunta el mensaje de la CEE- por su múltiple relación con el tráfico rodado y, más en particular en esas fechas, por el impacto extraordinario del V Encuentro Mundial de las Familias en Valencia, con la presencia del Papa Benedicto XVI. Por otra parte, queremos referirnos a una medida novedosa: la entrada en vigor del carné por puntos. La Administración, en su afán por garantizar un tráfico más seguro y fluido, y visto el resultado positivo de esta normativa en otros países, ha tomado la decisión de imponer este tipo de carné de conducir, que sin duda va a tener importantes repercusiones en la conducta de los conductores y, consecuentemente, en sus familias".

Los obispos de España, a través del obispo promotor del Apostolado de la Carretera Monseñor Carmelo Echenagusía, no dan estadísticas de accidentes ni de muertos en las carreteras, pero sí expresan su deseo de que las cifras de siniestralidad se acerquen "a los resultados apetecidos", esto es, "la eliminación de los accidentes mortales en la carretera". Y ejemplifican cuan lejos estamos de este objetivo haciendo referencia a los desplazamientos de Semana Santa, cuando 108 personas perdieron la vida en la carretera, según los datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Educación en la familia

En el mensaje para la jornada los obispos piden que, unido a las medidas de las autoridades competentes -como el mencionado carné por puntos-, se fomente el papel educador de la familia también en los aspectos de seguridad vial. "La familia sigue siendo la más eficaz educadora de los hijos, también en la educación vial, fomentando desde sus primeros años, tanto en el hogar como dentro del vehículo, -más con el ejemplo que con la palabra­ las normas de comportamiento que han de observar como peatones, pasajeros y futuros conductores. [...] Desde niños han de ser formados en el aprecio de la vida y de la dignidad de la persona, en el conocimiento y el respeto de las normas justas que regulan el tráfico, en la tolerancia de los errores e imprudencias de los demás, en la cortesía y el espíritu de sacrificado servicio a la hora de prestar ayuda".

No es esta la primera vez que, desde la Iglesia, se aboga por una mayor formación en la responsabilidad vial. Ya el papa Pablo VI, en un discurso a los miembros del Automóvil Club de Italia, decía "¡cuán penoso es constatar que los progresos hechos en este sector, a parte de toda buena voluntad, son desgraciadamente descuidados con frecuencia! El hermano mata todavía al hermano, no sólo en los focos bélicos del mundo, sino también en las carreteras cuando descuida la severa observancia de las normas relativas a la circulación vial. [...] Elevamos por tanto, una vez más, nuestra voz firmemente para invitar y exhortar a todos los hombres de buena voluntad a fin de que contribuyan a hacer de tal manera que la tradición civil y cristiana, inspirada en los valores del Evangelio, de la fraternidad, la amabilidad, el respeto mutuo, la ayuda recíproca entren más a fondo y se vuelvan finalmente visibles también en este sector, sometido, como cualquier otro de la vida humana, a las precisas normas de la Ley de Dios y de la conciencia moral".

Reflexión a los conductores

El mensaje de la CEE termina con una reflexión dirigida a los conductores a los que invita a recordar y tener presente a su familia a la hora de coger el volante. "Querido conductor -dicen los obispos-, no olvides nunca que tu familia vive pendiente de ti. Tampoco la olvides tú. Los tuyos te tienen siempre presente en su corazón. Muchas veces rezan por ti, para que puedas volver a casa sano y salvo. Y piensa también en los otros conductores con los que te encuentras o cruzas en la carretera. Como tú, ellos también tienen su propia familia que les espera ilusionada y a veces preocupada. Respétalos, ayúdales, nunca pongas en peligro su integridad o su vida con maniobras arriesgadas o imprudentes. Tanto tu familia como la suya te aconsejan prudencia, sentido de responsabilidad, no sólo ni principalmente por los puntos que puedas perder en tu carné de conductor con las infracciones, sino por tu propia seguridad y la de otros usuarios de la calzada, por el bien de todos".

 

Así se acordó en la última Plenaria

Los obispos de España prepararan un documento sobre la misión de la Iglesia

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) se ha celebrado los pasados días 21 y 22 de junio. En ella los obispos de España han tratado a fondo y con detenimiento aspectos relacionados con la situación religiosa, cultural, social y política. La base para esta reflexión pastoral ha sido un esquema elaborado previamente por los prelados Fernando Sebastián, Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela; Adolfo González Montes, Obispo de Almería; Eugenio Romero Pose, Obispo Auxiliar de Madrid; y por el Secretario General y Portavoz de la CEE, P. Juan Antonio Martínez Camino.

Tras las dos jornadas de trabajo, la Asamblea Plenaria ha aprobado una nota final en la que se recogen una serie de prioridades pastorales, en el marco del actual Plan Pastoral, centradas en la iniciación cristiana, en el cuidado del domingo, en el matrimonio y en la familia, y en la promoción de la presencia de seglares bien formados en la vida pública. Asimismo, la nota señala que los obispos elaborarán una Instrucción Pastoral que abordará, de acuerdo con el Magisterio de la Iglesia universal y el de la Conferencia Episcopal, "la misión de la Iglesia en nuestra situación cultural de hoy, las repercusiones pastorales que de ahí se derivan y el discernimiento moral de las grandes cuestiones que suscitan particular preocupación en este tiempo". La nota concluye invitando a las comunidades católicas "a elevar oraciones al Señor para que con la intercesión de la Virgen María, las Instituciones democráticas puedan fomentar en España la verdad y la libertad, la justicia y la paz, la unidad y la concordia, en el pleno reconocimiento de los derechos fundamentales de todos".


Nuestros Mártires

Don Manuel Casimiro Morgado, asesinado a tiros en plena calle

Nació el 23 de agosto de 1891 en Fuente del Maestre. Hijo de Sebastián Casimiro Jaramillo y Antonia Morgado Conde, ambos también de éste pueblo y casados en segundas nupcias, en la parroquia de la Candelaria. En ésta, dos días después de su nacimiento, el Siervo de Dios (SdD) recibe el bautismo y el 23 de febrero de 1892 es confirmado por Fr. Francisco Sáenz de Urturi, obispo de Badajoz.

Su infancia se desarrolla en un ambiente desahogado de labradores propietarios.

Siempre se manifestó como un niño despierto y trabajador. Su padre no era muy gustoso de su entrada en el seminario; ya que había perdido a todos sus hijos por muerte prematura y quería "conservar el apellido".

Ingresa en el Seminario de San Atón donde inicia los primeros estudios a los que seguirán tres cursos de Filosofía en la Universidad Gregoriana de Roma (1908-11), donde obtuvo la licenciatura el 26 de junio de 1910.

Regresa a Badajoz por imperativos familiares, donde ultima los estudios eclesiásticos (1913-17), con una media de notable alto.

Sacerdocio y ministerio

El Obispo don Adolfo Pérez Muñoz le administró, en la capilla del Seminario, todas las órdenes sagradas, recibiendo el Presbiterado el día 2 de junio de 1917.

Inicia su ministerio en Aceuchal como coadjutor, desde el 1 de julio de 1917 hasta el 1 de marzo de 1919. Mientras tanto muere su padre y su madre está enferma y completamente ciega, por lo que antes escribe al Sr. Obispo expresando su deseo de poder cuidarla. No obstante, es nombrado para ejercer el mismo cargo en Bienvenida hasta el 14 de noviembre de 1921, aunque vuelve antes a su casa por enfermedad. El 2 de octubre de 1921 abre sus puertas, en la Fuente, el Colegio de las Religiosas del Sagrado Corazón, del que D. Manuel es nombrado primer capellán (1921-25). En el 1922 instituye la Archicofradía de los Jueves Eucarísticos. En 1925 es capellán del Asilo de Ancianos Desamparados. Es nombrado consiliario diocesano de la Acción Católica, a principios de 1929, prosiguiendo con una extraordinaria actividad de formación y predicación para estos fieles laicos comprometidos.

Martirio y sepultura

En días inmediatos posteriores al 18 de Julio, el SdD es encarcelado junto a otros muchos hombres de bien en la Ermita de Buensuceso, e inmediatamente son trasladados al templo parroquial hasta el 9 de agosto de 1936 que los ponen en libertad a las 9 de la mañana hasta el mediodía.

Lo juzgan en el Ayuntamiento y al atravesar la plaza unos disparos le ocasionan la rotura de la clavícula. Luego ordenan que le curen los facultativos. D. Manuel cuenta al médico Dr. Juan Quiñones, mientras le curaba de sus heridas: "Querían que blasfemara, pero yo he contestado diciendo: ¡Viva Cristo Rey¡" y añade: "D. Juan, cuando me deje, me mataran; porque quieren que blasfeme y no lo conseguirán" .

En torno a la media noche le ofrecieron la libertad, si blasfemaba. Mas él contestaba con valentía: ¡Viva Cristo Rey¡ No obstante, le dejan salir a su casa. Mientras va de camino recibe varios disparos y es rematado en el inicio de la calle de la Quebrada, según atestigua Lucía Castaño que le ve desde la casa del teléfono público.

Su cuerpo reposa en la cripta de la capilla de San Francisco en la iglesia conventual franciscana desde el 9 de agosto de 1938.


Información Diocesana

Se crean algunos nuevos y diversas poblaciones cambian de demarcación

El Arzobispo de Mérida-Badajoz aprueba la reorganización de los arciprestazgos

Durante el presente curso pastoral se ha realizado en los equipos sacerdotales arciprestales una reflexión sobre los límites territoriales de los distintos arciprestazgos en los que está divida nuestra Diócesis.

Esta reflexión se ha realizado a instancias de Monseñor Santiago García Aracil toda vez que, en varias zonas de nuestra Diócesis, la reducción del número de sacerdotes por arciprestazgo o la asunción de parroquias de distintos arciprestazgos por parte del mismo sacerdote, dificultaban el normal funcionamiento y la operatividad de estas importantes unidades dentro de la estructura diocesana.

Es por eso que, tras la reflexión en los arciprestazgos y oídos el parecer de los Consejos Episcopal y del Presbiterio, Monseñor García Aracil ha decidido reformar la estructura arciprestal de la Diócesis.

Nuevos arciprestazgos

Las novedades más importantes están relacionadas con la creación de nuevos arciprestazgos o la unión de dos de ellos. Así, en el primer caso, está el antiguo arciprestazgo de Almendralejo, que pasa a dividirse en dos, Almendralejo y Villafranca de los Barros. Para ambos han sido nombrados sendos arciprestes: el sacerdote Agustín Ríos, para Almendralejo, y el sacerdote Antonio Pina, para Villafranca de los Barros.

Junto a esta redistribución, también se ha realizado la unión de los antiguos arciprestazgos de Zalamea de la Serena y Castuera, y se ha nombrado arcipreste de la nueva zona al sacerdote Víctor Pérez.

Junto a estos cambios, también se han producido diversos trasvases de poblaciones que han pasado a otros arciprestazgos, bien por estar atendidas por el mismo sacerdote, bien porque su situación geográfica hacía lógico el cambio. Así, por ejemplo, poblaciones como Gévora, Valdebótoa, Sagrajas o Novelda -todos ellas pertenecientes al arciprestazgo de Montijo- pasan al arciprestazgo de San Fernando, uno de los tres con los que cuenta Badajoz capital.

Otro tanto ocurre con las poblaciones de Aljucén, Mirandilla, El Carrascalejo, Esparragalejo y Don Álvaro -anteriormente en el arciprestazgo de Calamonte- que se integran en el arciprestazgo de Mérida.

Las otras poblaciones que cambian de circunscripción son las siguientes:

-Villafranco y Balboa, que pasan al arciprestazgo de San Juan de Ribera, en Badajoz.

- Fuente del Maestre, que se integra en el nuevo arciprestazgo de Villafranca de los Barros.

- Valencia del Ventoso y Valverde de Burguillos, que pasan al arciprestazgo de Fregenal de la Sierra.

- Valencia del Mombuey, que entra en el arciprestazgo de Olivenza.

- Torremayor y Lácara, pasan a formar parte del arciprestazgo de Calamonte.

- Cordobilla de Lácara, que se integra en el arciprestazgo de Montijo.

Nuevos párrocos

Junto a la reestructuración de los arciprestazgos y el nombramiento de los correspondientes arciprestes allí donde fuera necesario, Monseñor Santiago García Aracil también ha realizado los siguientes nombramientos de sacerdotes:

- Antonio Manuel Álvarez Becerra, párroco de Puebla de Obando.

- Manuel Enrique Hernanz Carroza, párroco de Cabeza del Buey.

- Claudio Molina Olivares, párroco de Esparragosa de Lares.

- Antonio Pérez Carrasco, párroco de La Zarza.

- Luis Ramírez García, párroco de Campanario.

 

El Santuario de la Virgen de los Remedios de Fregenal es declarado Templo Jubilar

Con motivo del primer centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de los Remedios de Fregenal de la Sierra y el 500 aniversario de su patronazgo sobre esta localidad, durante este año se han celebrado numerosos actos en dicha localidad, como el Congreso sobre Espiritualidad Mariana del que informamos en su momento en 'Iglesia en camino'.

Por este mismo motivo, el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Santiago García Aracil, ha declarado - con autorización de la Santa Sede- Templo Jubilar a dicho Santuario mariano.

Los horarios de visita del Santuario durante este verano son de 9 a 2 de la mañana y de 5 a 9 de la tarde todos los días de la semana y las condiciones para obtener la indulgencia son las habituales en estos casos, esto es, confesar y participar en la Eucaristía.

 

Cáritas Interparroquial de Badajoz impartirá cursos de castellano para niños y niñas inmigrantes durante el verano

Cáritas Interparroquial de Badajoz ha celebrado su Asamblea anual en la que participaron representantes de los equipos de Cáritas más activos de la ciudad y en la que se informó de lo realizado desde la Asamblea anterior y se estudiaron propuestas nuevas de trabajo en común en los sectores de empleo, voluntariado e inmigración para el próximo curso.

Además, la Cáritas Interparroquial también ha clausurado sus talleres de apoyo escolar y castellano que se han venido realizando para niños y niñas inmigrantes durante este curso escolar. Un total de veinticinco niños de diferentes nacionalidades (rumana, ucraniana, salvadoreña, colombiana, ecuatoriana, brasileña y marroquí) han pasado y compartido experiencias con doce profesores voluntarios, con los objetivos de mejorar en sus estudios, en la comprensión de la lengua castellana y en la multiculturalidad de las costumbres entre las que tienen que convivir.

Cursos de verano

Durante el verano, además, se mantendrá un aula abierta para aquellos niños y niñas que se reagrupen con sus familias durante los meses de verano y no sepan castellano, con el objetivo de que se incorporen en septiembre en sus centros escolares respectivos con algunos conocimientos previos del idioma.

 

Encuentro interdiocesano de Vida Ascendente

El Movimiento 'Vida Ascendente', integrado por personas mayores y jubiladas, de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz ha celebrado una convivencia interdiocesana en la que participaron representantes de este Movimiento provenientes de las tres diócesis extremeñas.

El encuentro tuvo lugar en el Santuario de la Virgen de la Montaña de Cáceres y en él participaron casi un centenar de personas.

Además, también participaron en este encuentro el obispo de Coria-Cáceres, Monseñor Ciriaco Benavente, que clausuró el encuentro, y el presidente nacional del Movimiento 'Vida Ascendente', Santiago Serrano Pendan, que destacó la importancia de los mayores y abuelos en el desarrollo de la vida social.

 

Libro sobre los mártires Servando y Germán

El sacerdote diocesano Teodoro Agustín López López, Archivero Diocesano y Delegado para la Piedad Popular, ha presentado recientemente un nuevo fascículo de sus "Apuntes para la Historia de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz".

En esta ocasión, López López presenta la historia de los mártires Servando y Germán, patronos de Mérida, Arroyo de San Serván y Cádiz.

Ambos santos recibieron martirio en el año 305 en Mérida, según los testimonios llegados hasta nosotros y que son analizados en esta obra. Además, el autor también hace un repaso a los aspectos litúrgicos, tanto hispanos como romanos, de la devoción a estos mártires. Por otro lado, analiza las diversas representaciones artísticas de los santos Servando y Germán y su patronazgo sobre Mérida, Arroyo de San Serván y Cádiz.

 

Natural de Fuente del Maestre, actualmente residía en Madrid

Fallece el sacerdote pacense don Manuel Casimiro Sayago

El pasado domingo fallecía en Madrid el sacerdote Manuel Casimiro Sayago, natural de Fuente del Maestre y que, en la actualidad, se encontraba trabajando en la diócesis de Madrid.

Nacido a finales de 1918, recibió el presbiterado en junio de 1944, tras cursar los estudios de latín y humanidades y filosofía y teología en el Seminario Diocesano de San Atón de Badajoz.

Su primer destino pastoral fueron las parroquias de Valdemorales y Torre de Santa María que, en aquellos años, pertenecían a la diócesis de Badajoz, al igual que su siguiente destino, la parroquia de Arroyomolinos de Montánchez.

En 1950 es nombrado Vicario Ecónomo de la Purísima Concepción de Villagonzalo, donde permanece hasta el año 1958, cuando es promovido a la parroquia de Santa Marta en Salvaleón.

Tras cuatro años en Salvaleón, es enviado a la parroquia de La Purísima Concepción de Hornachos y, de allí, a la de Nuestra Señora de los Milagros de Zalamea de la Serena, donde llega en septiembre de 1966.

Traslado a Madrid

A comienzos de la década de los 70 se traslada a la, por entonces, diócesis de Madrid-Alcalá, donde se incardina en el año 1986.

En la diócesis madrileña ha ejercido siempre su labor pastoral en la parroquia de San Cristóbal y San Rafael, primero como vicario parroquial y, desde su jubilación en 1988, como emérito de la citada parroquia.


Liturgia dominical

Celebramos el XIII domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro de la Sabiduría 1, 13-15; 2, 23-25

Dios no hizo la muerte, / ni se recrea en la destrucción de los vivientes; todo lo creó para que subsistiera; / las criaturas del mundo son saludables, / no hay en ellas veneno de muerte / ni imperio del Abismo sobre la tierra, porque la justicia es inmortal.

Dios creó al hombre incorruptible, / le hizo imagen de su misma naturaleza. / Por envidia del diablo entró la muerte en el mundo, / y la experimentan los que le pertenecen.

 

Carta 2ª de S. Pablo a los Corintios 8, 7-9. 13-15

Hermanos: Ya que sobresalís en todo: en la fe, en la palabra, en el conocimiento, en el empeño y en el cariño que nos tenéis, distinguíos también ahora por vuestra generosidad. Bien sabéis lo generoso que ha sido nuestro Señor Jesucristo: siendo rico, por vosotros se hizo pobre, para que vosotros con su pobreza os hagáis ricos. Pues no se trata de aliviar a otros, pasando vosotros estrecheces: se trata de nivelar. En el momento actual vuestra abundancia remedia la falta que ellos tienen; y un día la abundancia de ellos remediará vuestra falta; así habrá nivelación. Es lo que dice la Escritura : "Al que recogía mucho, no le sobraba y al que recogía poco no le faltaba."

 

Evangelio según san Marcos 5, 21-43

En aquel tiempo Jesús atravesó de nuevo a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago. Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y al verlo se echó a sus pies, rogándole con insistencia: mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella para que se cure y viva. Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente que lo apretujaba. Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Muchos médicos la habían sometido a toda clase de tratamientos y se había gastado en eso toda su fortuna, pero en vez de mejorar se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás entre la gente, le tocó el manto, pensando que con sólo tocarle el vestido, curaría. Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias y notó que su cuerpo estaba curado; Jesús, notando que había salido fuerza de Él, se volvió en seguida, en medio de la gente, preguntando: ¿Quién me ha tocado el manto? Los discípulos le contestaron: Ves cómo te apretuja la gente y preguntas: "¿Quién me ha tocado?" Él seguía mirando alrededor, para ver quién había sido. La mujer se acercó asustada y temblorosa al comprender lo que había pasado, se le echó a los pies y le confesó todo. Él le dijo: Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud.

Todavía estaba hablando, cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: Tu hija se ha muerto. ¿para qué molestar más al maestro? Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: No temas; basta que tengas fe. No permitió que lo acompañara nadie más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos. Entró y les dijo: ¿Qué estrépitos y qué lloros son estos? La niña no está muerta, está dormida. Se reían de Él. Pero Él los echó fuera a todos, y con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo: "Talitha qumi" (que significa: contigo hablo, niña, levántate). La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar ­tenía doce años­. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

 

Comentario Litúrgico

Sabéis lo generoso que fue

Es muy bonita la reflexión de San Pablo. La encontramos en la segunda lectura de este domingo. Desea animar a sus queridísimos cristianos de Corinto a que sean generosos con la comunidad de Jerusalén y, como argumento para conseguir una respuesta adecuada de solidaridad, les da les dice.: "porque ya sabéis lo generoso que fue nuestro Señor Jesucristo".

Es una perspectiva sugerente la que nos presenta el Apóstol. A renglón seguido fundamenta su pensamiento en el hecho estremecedor de la misma Encarnación que es el gesto supremo de la desapropiación: el Hijo renuncia a su estatus de Hijo del Padre para hacerse hermano de todo hombre y cargó sobre sus hombros todas las limitaciones del ser humano y, de un modo radical, hasta entregar su vida en el Calvario.

Nos ayuda a adentrarnos en este misterio divino de generosidad la lectura evangélica de hoy que nos presenta dos momentos reveladores de la humanidad de Cristo y que podemos meditar al mismo tiempos que recordamos momentos de nuestra vida en la que también hemos sido beneficiarios de la bondad del Señor.

Si es estupenda la atención que Jesús presta al padre de la chiquilla enferma hasta dejar su camino para acercarse a la casa y, con mimo, levantar a la niña postrada en la cama y devolvérsela a sus padres sana, nos puede decir mucho a cada uno de nosotros la delicadeza con la que trató a la hemorroisa, aquella pobre mujer que no se atrevía a presentar su vergüenza ante al Maestro pero que Él supo adivinar y sanar.

En el secreto de nuestra historia propia de fe seguro que también hemos experimentado la benignidad del Maestro.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

3, lunes: Ef 2, 19-22; Mt, 8, 23-27.
4, martes: Am 3, 1-6.4, 11-12; Mt 8, 23-27.
5, miércoles: Am 5, 14-15.23-24; Mt 8, 28-34.
6, jueves: Am 7, 10-17; Mt 9, 1-8.
7, viernes: Am 8, 4-6.9-12; Mt 9, 9-13.
8, sábado: Am 9, 11-15; Mt 9, 14-17.
9, domingo: Ez 2, 2-5; 2Co 12, 7-10; Mc 6, 1-6.

 

4 de julio: Santa Isabel de Portugal (+ 1336)

Todos los padres desean para sus hijos lo mejor en educación, bienestar personal y una vida mejor que la que ellos han tenido.

Isabel, hija del rey Pedro III y emparentada con otros reyes y hasta con emperadores, fue educada con suma atención en todos los componentes de una rica personalidad.

Según la costumbre antigua, los padres la casaron a los 15 años con el rey de Portugal, mal educado y mujeriego. Menos mal que, al menos, respetaba la santidad y las buenas obras que su mujer llevaba a cabo. Cada día vivía la Eucaristía con devoción increíble y recitaba Salmos.

En el palacio vivía como una pobre en la comida y en el trabajo. Más pensaba en los pobres que en sí misma. Por eso, no es de extrañar, que dedicara mucho tiempo a atender los pobres. Para estos construyó albergues, escuelas y casas de acogida para mujeres de mala vida.

Si alguna joven o joven mostraba deseos de entrar en la vida religiosa, ella misma les ayudaba con dinero y con ropa.

De su matrimonio tuvo dos hijos: Alfonso, heredero al trono, y Constante, futura reina de Castilla.

Trabajando por la paz familiar y cansada se fue a un convento en el que murió el 4 de julio de 1336.

http://es.catholic.net

 

Los santos de la semana

3, lunes: Tomás, Anatolio, Heliodoro, León II.
4, martes: Isabel de Portugal, Jacinto, Laureano, Florencio.
5, miércoles: Antonio María Zacarías, Cirilo, Marta, Domicio.
6, jueves: María Goretti, Sexburgo, Angela.
7, viernes: Fermín, Panteno, Edibulgar, Odón, Benedicto XI.
8, sábado: Gliceria, Procopio, Pancracio, Hadriano III.
9, domingo: Cirilo, Herumberto, Verónica Juliana, Melania.


Contraportada

Breve guía para tener un verano diferente

Llegan las vacaciones

¿qué hacemos?

Con el tiempo estival llega también, al menos para muchos, el tiempo de las vacaciones.

En general, no nos solemos plantear mucho qué hacer en este tiempo de descanso que, cada año, muchos esperan casi como el 'maná' del cielo. Lo normal es elegir entre playa, montaña o, para muchos emigrantes y sus descendientes más inmediatos, el pueblo de los abuelos.

Aunque, claro, hay excepciones. También están los que aprovechan sus vacaciones para ayudar a los otros, para formarse, para rezar o para desconectar de la vorágine de cada día leyendo un buen libro o visionando buen cine.

Desde 'Iglesia en camino' queremos ofrecerles una pequeña guía de algunas de las muchas actividades que, cada verano, se organizan en España para tener un verano diferente.

Familias

  • Encuentro Mundial de las Familias

    Para las familias la primera actividad que recomendamos, como no podía ser de otra manera, es el V Encuentro Mundial de las Familias que se celebra en Valencia durante toda esta semana. Su broche de oro será la visita del Papa Benedicto XVI, para compartir con las familias un fin de semana que se promete inolvidable. Pero antes de la llegada del Santo Padre, se desarrollan en Valencia numerosas actividades destinadas a toda la familia, y que van desde el Congreso Internacional Teológico Pastoral al Rosario de las Familias.

    Más información sobre el encuentro en http://www.wmf2006.org

    Actividades de Cristianos Sin Fronteras

    La organización Cristianos Sin Fronteras (CSF), que cada verano organiza numerosas actividades para familias, niños y jóvenes, también se traslada este año a Valencia para celebrar varias de sus actividades.

    La primera de ellas es "Verano mundo nuevo", que se celebra del 3 al 10 de julio. También el "Festival de la canción misionera", tendrá en Valencia una edición conjunta, familiar el próximo 6 de julio.

    Por último, el encuentro "Operación Futuro" - del 6 al 15 de julio-, destinado especialmente a los jóvenes, contribuirá en Valencia a animar la misión de las familias, para ser después peregrinos en marcha hacia Javier (Navarra). Más información en http://www.csf.es

    Sin duda, el mayor número de actividades que se organizan cada verano tiene como destinatarios a los jóvenes. Destacamos dos, que son organizadas desde nuestra diócesis.

    Jóvenes

    Encuentro de formación y descanso para universitarios

    Desde el Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Extremadura, con la colaboración del Movimiento de Juventud Estudiante Católica de Extremadura, se han organizado unas jornadas de descanso y formación para universitarios con inquietudes cristianas. El tema central del Encuentro será "El estudio y la Universidad, espacios para la vida y el Evangelio". Este encuentro se desarrollará del 5 al 13 de Julio, en el Raso (Ávila) y en él participarán estudiantes de Extremadura. Para más Información se puede escribir a los correos jmorenol@unex.es  y grijalvo@unex.es

    Campamento YSP

    Organizado por la Asociación Pastoral Juvenil de Extremadura -perteneciente a la Delegación Diocesana para la Pastoral de Jóvenes-, se desarrollará en Solana de Ávila del 1 al 8 de agosto. Los destinatarios son chicos y chicas mayores de 16 años que se encuentren integrados en grupos parroquiales. Más información en www.yosoyprotagonista.com

    Formación

    Los encuentros de formación, cursos de verano... también son muy numerosos. En muchos casos es la Conferencia Episcopal Española la organizadora de los mismos. Los que señalamos están abiertos a todos los que quieran participar, independientemente de si se es laico, sacerdote o religioso. De todos los cursos organizados por la CEE se puede recabar más información en www.conferenciaepiscopal.es

    XV Curso de formación en Doctrina Social

    Este curso se celebra del 11 al 14 de septiembre en Madrid y lleva por título "El amor de como propuesta cristiana a la sociedad de hoy. Retos pastorales desde la encíclica Deus Caritas est".

    Medios de Comunicación Social

    La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la CEE, en colaboración con la Universidad Pontificia de Salamanca, organiza durante las primeras semanas del mes de julio, numerosos cursos que pretenden acercar a los destinatarios a los aspectos más generales de la comunicación en general y de los medios de comunicación en particular. Los cursos que se ofertan van desde 'Comunicación Institucional' hasta 'Comunicación y Educación'.

    Ecumenismo

    Encuentro ecuménico en Silos

    Cristianos Sin Fronteras organiza este año, por primera vez, un encuentro ecuménico que lleva por título "Más allá de las fronteras. Una misma misión". Dicho encuentro se celebrará del 11 al 13 de agosto en Sílos (Burgos) y se puede recabar más información en la página web de CSF.

    Espiritualidad

    Semana de oración

    La Renovación Carismática Católica organiza una Semana de Oración, en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima (Portugal), y que tendrá lugar del 14 al 20 de agosto. Para más información, los interesados pueden ponerse en contacto con el sacerdote placentino Juan José Gallego, organizador de este encuentro, en los teléfonos 927 411 612 o 606 443 355.


    Noticias de América latina

    http://www.aciprensa.com


    Return to Camino