Iglesia en camino

 Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 352. 2 de Julio de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


 

Portada

Este domingo, Día del Papa

Jornada destinada a pedir por Juan Pablo II
y ayudarle con nuestra limosna

La Iglesia celebra este domingo, inmediatamente posterior a la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, el Día del Papa con la intención de que todos los cristianos se unan en oración por el Pontífice. En esta jornada se realizarán colectas en todas las parroquias que se destinarán a sufragar los servicios pastorales de la Santa Sede, de los que benefician todas las diócesis del mundo.

Juan Pablo II, con ochenta años de edad, cumplirá el 16 de octubre veintidós años al frente de la Iglesia. Durante estas dos décadas el Papa ha renovado más de la mitad del episcopado mundial nombrando más de 2.500 obispos de los casi 4.200 existentes y en el terreno magisterial ha escrito trece encíclicas y numerosas cartas, exhortaciones y constituciones apostólicas .

El "Papa viajero" ha realizado casi un centenar de visitas pastorales fuera de Italia. Sus viajes lo han llevado a recorrer más de un millón de kilómetros.

Sus amigos y colaboradores más directos dicen de él que es un hombre de oración. Así lo atestigua monseñor Re, que asegura que por la mañana temprano está en la capilla, absorto en la meditación y en el coloquio con Dios antes de comenzar la Misa. Por su parte, el director de la sala de prensa de la Santa Sede, el español Joaquín Navarro-Valls afirma que los contenidos de la fe han encontrado en todo su pontificado una respuesta excepcional, en términos de disponibilidad para dar un continuo testimonio evangélico, aparte de la variedad de las situaciones y de las posibilidades que se le ofrecían.

 


 

Editorial

Adultos tutelados: triste récord

Resulta paradójico que, casi a la par que el pasado lunes los responsables del llamado Proyecto Genoma Humano anunciaban como una conquista revolucionaria para la Humanidad que hasta ahora se lleva estudiado un noventa por ciento de nuestro código genético, con lo que, según se aventura, en unos años se podrá conocer toda la carga informativa que contienen los genes de cada persona y con ello poder predecir nuestras enfermedades, años de vida, riesgos y quién sabe qué cosas más, sin contar los problemas éticos que el descubrimiento nos va a plantear, unos días antes en el ámbito de nuestra Comunidad Autónoma, Germán Soler, director de Servicios Sociales echaba un jarro de agua fría a nuestra conciencia colectiva al dar a conocer los datos de un grave problema presente en la sociedad extremeña: el aumento drástico en los últimos años de adultos tutelados por la Administración regional, debido fundamentalmente al desamparo que sufren algunos adultos por el deterioro de sus facultades mentales, que hacen que sus familias se inhiban de la responsabilidad que tienen para con estas personas, por lo que ha de salir en su ayuda la Administración regional y hacerse cargo de ellos a fin de preservar y defender sus bienes frente a desaprensivos, sean de fuera o de casa.

En 1997 fueron 19 los casos atendidos y en 1999 llegaron a 200 los adultos tutelados por la Junta de Extremadura. En los cuatro primeros meses de este año ya eran 80 los nuevos casos. Todo un triste record.

No cabe duda que estas cifras nos plantean cuestiones no ya referidas al nivel de bienestar de nuestra sociedad, en el que ha habido un progreso considerable, sino, sobre todo, nos hacen pensar a cerca del nivel de calidad moral de nuestras familias que, como muestran los datos apuntados, se va deteriorando en aras del utilitarismo egoísta que hace que valoremos a las personas por lo que tienen y no por lo que son. Algo importante está fallando.

Los cristianos estamos llamados a solucionar estas situaciones y a testimoniar con hechos de caridad y de justicia que no cabe progreso humano auténtico cuando se generan excluídos. Y no es cuestión de genes, ni de buena química es cuestión de amor, o si lo prefieren de solidaridad.

 

 

Escritos episcopales

Día del Papa, Óbolo de San Pedro

Exhortación del Arzobispo de Mérida-Badajoz

Queridos hermanos y hermanas: Tras un saludo de paz y de comunión, paso a informaros de que, por ser entre nosotros jornada laboral el 29 de junio, Solemnidad de San Pedro y San Pablo, se traslada como de costumbre la celebración del &laqno;Día del Papa» al domingo inmediato posterior, este año el 2 de julio.

El hecho de que en esas fechas terminales del curso estemos un tanto fatigados, no nos excusa a los sacerdotes ni a otros agentes pastorales del interés y el empeño que merece esta Jornada eclesial, tan significativa y entrañable para los católicos del mundo entero. Nos definimos como tales por nuestra unidad de fe, de disciplina y de comunión familiar con el Obispo de Roma, Sucesor de Pedro y signo visible de la presencia de Cristo Pastor en la Iglesia.

La devoción a San Pedro está profundamente arraigada en nuestra Iglesia local y en sus comunidades, e incluso su imagen tallada, a veces con singular belleza, se venera en muchos templos de la diócesis. Y nuestro pueblo cristiano ha asociado siempre con toda naturalidad al primer Papa con el que ocupa su Sede Romana en cada momento de la historia.

Nosotros nos gozamos de ver encarnada esa presencia de Cristo pastor en la figura singular y venerable del Santo Padre Juan Pablo II, con veintidos años ya de entrega total y de servicio admirable al ministerio apostólico. El Papa evangelizador en los cinco continentes, testigo de la esperanza para los hombres del siglo XX, que acaba de abrir también con el grandioso Jubileo los caminos del siglo XXI y del tercer milenio. Al cumplir hace un mes sus ochenta años, la Conferencia Episcopal Española dirigió un mensaje a nuestro país, que hoy me complazco en trasladamos para vuestra meditación, oración y ayuda a la Sede Apostólica.

Os recuerdo también, a sacerdotes y fieles, que la Santa Sede y los donativos universales del Papa se nutren, como en los tiempos apostólicos, de la contribución económica de todos los católicos del mundo, mediante el llamado "Óbolo de San Pedro". Os exhorto a los sacerdotes y a las comunidades parroquiales a realizar debidamente esta colecta y a responder a ella con generosidad.

Os encomiendo y bendigo de corazón.
+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

 

Felicitación al Santo Padre

La Iglesia de hoy goza del mismo don de Dios a través del sucesor de Pedro. El es también un verdadero testigo, que no puede dejar de hablar de lo que ha visto y oído (cf. Hech 4,20). Su profunda experiencia de fe la hemos podido comprobar todos en nuestros encuentros personales con él, en las visitas que nos ha hecho a España y en la misma televisión. Con su palabra y con su vida ejerce el ministerio confiado por el Señor de confirmar en la fe a los hermanos (cf Lc 22,32).

Lo vemos como el seguidor de Jesucristo, que le confiesa su amor una y otra vez (cf. Jn 21,15-17). El apóstol que con el ardor del Espíritu lo proclama redentor del mundo por su muerte y resurrección, Señor y Salvador universal. Lo mismo que Pedro ante el pueblo y sus jefes, el Papa habla con sinceridad y valentía ante las multitudes que lo rodean y ante los gobernantes de las naciones y les anuncia a Jesucristo y el mensaje del Evangelio. Impulsando la acción de los católicos y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad a favor de la paz y de la justicia, está contribuyendo a crear la nueva civilización del amor. Como a aquel paralítico al que curó Pedro, también hoy el Papa dice a la humanidad a menudo desesperanzada o desorientada: "En nombre de Jesucristo, ponte a andar" (Hech 3,6).

 

El Papa viajero

Los Hechos de los Apóstoles refieren la preocupación del primer Papa por las comunidades que iban formándose: "Pedro andaba recorriendo todos los lugares y bajó también a visitar a los santos que habitaban en Lida" (Hech 9,32) y lo mismo a otras poblaciones como Joppe o Cesarea (cf. Hech 9,36-43; 10,1-48). Es una faceta que destaca en el ministerio de Juan Pablo II: sus viajes apostólicos por todo el mundo y sus fraternales visitas a las Iglesias particulares significan y contribuyen a hacer efectivo el servicio eclesial del ministerio petrino de ser principio y fundamento, perpetuo y visible, de la unidad de fe y comunión de toda la Iglesia (cf LG 18). En unión con los fieles de nuestras diócesis, expresamos nuestra vinculación afectiva y efectiva con el Obispo de Roma y le agradecemos su palabra estimulante y el ejemplo de vida entregada.

También el Libro de los Hechos quiere dejar constancia de que toda la Iglesia estaba respaldando la acción evangelizadora de Pedro y apoyándole con su oración en los momentos de dificultades: "Pedro estaba custodiado en la cárcel y mientras tanto la Iglesia oraba insistentemente por él a Dios" (Hech 12,5). Os invitamos a manteneros firmes en esta tradición de la familia cristiana. De modo especial el Jubileo que estamos celebrando nos recuerda la necesidad de rezar por las intenciones del Papa. Muchos tendréis ocasión este año de estar muy cerca de él en Roma. Particularmente a los jóvenes que vais a tomar parte en el encuentro mundial os decimos que os dejéis contagiar del vigor espiritual de Juan Pablo II.

Y a todos os exhortamos a que viváis en sintonía de alma con los Pastores de la Iglesia y con quien es su Cabeza visible. Ante las dificultades que hoy tiene la nueva evangelización, ante posibles faltas de comprensión o de interés, todos a una elevemos nuestra voz esperanzada a Dios para pedir por el sucesor de Pedro y los sucesores de los Apóstoles, tomando ejemplo de la primitiva comunidad eclesial: "Señor, concede a tus siervos que puedan predicar tu Palabra con toda valentía" (Hech 4,29).

Felicitamos al Santo Padre en su 80 cumpleaños. Bendecimos a Dios por las gracias que nos reparte a través de su ministerio. Nos alegramos en el regalo de la comunión eclesial. Y pedimos el don del Espíritu Santo para que cada día la vayamos construyendo más plenamente. Así también nosotros, como los primeros cristianos, podremos dar al comienzo del tercer milenio testimonio creíble de la resurrección de Jesucristo.

 

(Mensaje del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, con motivo del 80º cumpleaños de Su Santidad Juan Pablo II, Mayo, 2000).

 


 

Centrales

La Iglesia ora este domingo por el Papa
y le ofrece ayuda para las comunidades más pobres

Este domingo, día del Papa

La Iglesia celebra este domingo, inmediatamente posterior a Solemnidad de San Pedro y San Pablo, el Día del Papa, una ocasión para pedir a Dios por el Santo Padre que, a pesar de su estado delicado de salud, continúa realizado su labor evangelizadora de manera infatigable. Las colectas que se realicen este domingo en las parroquias se destinarán a sufragar los servicios pastorales de la Santa Sede, de los que se benefician todas las diócesis del mundo.

 

El más largo del siglo

Juan Pablo II cumplirá el día 16 de octubre 22 años al frente de la Iglesia. Ese día de 1978, el cardenal Karol Wojtyla, arzobispo de Cracovia, era elegido como el 264º Papa por los otros 109 Cardenales electores el segundo día del segundo Cónclave. Seis días más tarde, el 22 de octubre de 1978, inició su ministerio pastoral que se ha convertido ya en el más largo del siglo XX, seguido de Pío XII, que duró 19 años, 7 meses y una semana.

Estas dos décadas del Pontificado de Juan Pablo II son tan fecundas para la vida de la Iglesia que nadie duda que ejercerán un influjo importante en la vida eclesial del sigo XXI que está a punto de iniciarse.

 

Números de un pontificado

Durante este tiempo el Papa ha renovado más de la mitad del episcopado mundial, pues ha nombrado más de 2.500 obispos, de los casi 4.200 de todo el mundo.

En el terreno magisterial, Juan Pablo II ha escrito trece encíclicas y numerosas cartas, exhortaciones y constituciones apostólicas.

A lo largo de estos 20 años, el Santo Padre, como Pastor de la Iglesia extendida por toda la tierra, ha realizado cerca de un centenar de visitas pastorales fuera de Italia. Sus viajes le han llevado a recorrer más de un millón de kilómetros, es decir, 27 veces la circunferencia de la tierra o 2,7 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

El Papa visto por dos amigos

Joaquín Navarro-Valls (Director de la sala de prensa de la Santa Sede)

"Los contenidos de la fe han encontrado en todo su pontificado una respuesta excepcional, en términos de disponibilidad para dar un continuo testimonio evangélico, aparte de la variedad de la situaciones y de las posibilidades que se le ofrecían.

Mi impresión es que tiende a olvidarse de sí mismo, quizás debemos admitir que un Papa puede experimentar ese modo de planificar el futuro que es vivir al día. Desde este punto de vista, cada día tiene como una vocación propia, tiende a la construcción del presente.

El futuro permanece abierto, confiado a una voluntad superior. Mientras, lo sigue sosteniendo "el gusto por la vida", como escribió en la carta a los ancianos, que es también un sentido de la ironía. Después del viaje a Tierra Santa, un periódico se preguntó qué le quedaba por ver, y el Papa comentó: "¡El juicio universal!".

Este Papa, que ha viajado por tantas geografías, también ha viajado en la historia, y en especial en la historia cristiana y católica, donde ha encontrado los signos de la gran santidad, pero también los de la gran ignominia. De la consideración de las ignominias realizadas por los católicos vino la jornada de petición de perdón, de la visión de la santidad, sobre todo de los quehan dado su vida, vino la conmemoración de los mártires.

Me parece que los medios de comunicación, en Europa, en América, pero también a nivel mundial, están fascinados por el Papa. Y el secreto de esta fascinación está en los signos, o los gestos, con los que ha sabido comunicar, haciendo comprensible a tanta gente lo más esencial de su predicación."

Monseñor Re (Colaborador cercano de Juan Pablo II)

Lo que más me ha impresionado de estos 22 años junto al Papa es sin duda la intensidad de su oración, manifestación de una profunda y viva comunión con Dios. En el transcurso de estos años he podido constatar personalmente que este Papa, pastor profundamente humano, intelectual y líder que arrastra a la juventud, es ante todo un hombre de oración. Es impresionante cómo se abandona: se nota un dejarse llevar que le es connatural, y que le absorbe como si no hubiera problemas y compromisos urgentes que lo llaman a la vida activa. Su actitud en la oración es recogida y, a la vez, natural y desprendida. Por la mañana temprano está en la capilla, absorto en la meditación y en el coloquio con Dios, antes de comenzar la Misa. Durante el día, el paso de una ocupación a otra está marcado por una breve oración.

Conmueve la facilidad, la espontaneidad y la prontitud con que pasa del contacto humano con la gente al recogimiento del coloquio íntimo con Dios. Recuerdo, por ejemplo, que en 1982, cuando el Papa llegó a Madrid en su primera visita a España, el entonces Nuncio apostólico, Monseñor Antonio Innocenti, ahora cardenal, se despertó muy pronto. Descendió a la planta baja a las 5.30 de la mañana, convencido de no encontrar aún a nadie, ya que el desayuno estaba previsto para las 6.30 y la salida del Papa de la Nunciatura a las 7. Monseñor Innocenti recorrió las habitaciones para verificar que todo estuviera en orden, y empezó por la capilla. Se sorprendió al ver que la luz estaba encendida. Abrió la puerta y vio al Papa arrodillado ante una estación del Viacrucis. Era viernes y era un día con un programa que iba desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche, y el Papa a las 5.30 ya estaba en la capilla para hacer el Viacrucis.

 

La Iglesia pide responsabilidad en el tráfico al iniciarse la operación salida de vacaciones

El año pasado murieron en accidentes de tráfico 101 personas
en la provincia de Badajoz

La Iglesia nos recuerda este domingo la importancia moral que tiene un buen comportamiento a manos del volante de un coche. Lo hace con la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico.

En la provincia de Badajoz se produjeron el año pasado 1.301 accidentes de tráfico con un resultado de 101 muertos, 605 heridos graves y 978 heridos leves, según datos facilitados por la Dirección Provincial de Tráfico. En todos estos accidentes se vieron implicados más de 1400 turismos, además de otro número, menos importante de ciclomotores, furgonetas, camiones, tractores, autobuses y bicicletas.

Las estadísticas aportadas por Tráfico señalan que los accidentes mas frecuentes (736) fueron colisiones entre vehículos, seguidos de salidas de la vía y vuelcos (304) y en mucha menor medida, atropello de personas (78). Otras causas de accidentes fueron atropello de animales y colisión de un vehículo con un obstáculo.

Por último desde la Dirección Provincial de Tráfico se afirma que las infracciones más frecuentes consisten en circular a velocidad peligrosa o sobrepasando el límite establecido, distracción o desatención, no respetar la prioridad de paso y no mantener la distancia de seguridad y circular por mano contraria o en dirección prohibida.

El director del Secretariado Diocesano de Apostolado en la Carretera, don Guillermo Soto, destaca que "Con la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico, la Iglesia quiere salvaguardar un valor tan fundamental como es la vida, haciendo una llamada de atención a la prudencia y a la responsabilidad de conductores y usuarios". Del mismo modo Soto afirma que "Nos estimula en nuestro empeño saber con datos estadísticos que nuestra campaña contribuye positivamente a la reducción de pérdidas de vidas humanas".

 

Comunicación y valores

El obispo de Coria-Cáceres, don Ciriaco Benavente, obispo promotor de la Pastoral de la Carretera, señala en el mensaje de esta Jornada, que lleva por lema "Juntos en el Camino" que "La movilidad es un signo característico de los tiempos modernos, la carretera y el vehículo son medios indudables de progreso y comunicación. Pero el progreso es siempre ambiguo. Cuando está desprovisto de valores que orientan sus fines o utiliza inadecuadamente los medios acaba por volverse contra el hombre".

Don Ciriaco afirma que Jesús se presentó a sí mismo como "Camino, Verdad y Vida", por lo que "La imagen del camino, la parábola de la peregrinación, la actitud del samaritano resultan aleccionadoras para quienes, por profesión o por devoción, nos movemos habitual u ocasionalmente por las carreteras".

En su mensaje el obispo cacereño expone algunos riesgos del camino como el cansancio, la monotonía, las inclemencias del clima, las prisas o la velocidad, entre otras. Junto a ello propone marchar como peregrinos ya que "El peregrino, aunque camine solo, nunca es un viajero solitario". Al mismo tiempo, citando al Papa habla de una "nueva cultura de la vida".

 


 

Noticiario diocesano

Dos jóvenes extremeños trabajan como misioneros seglares
en barrios periféricos de Santiago de Chile

Pertenecen al grupo juvenil "Betania", de la parroquia de Santa Teresa, de Badajoz

El grupo juvenil "Betania", de la parroquia Santa Teresa, de Badajoz, viene realizando una importante labor misionera dentro de las actividades de este grupo.

En la actualidad dos miembros de "Betania" están en países de misión: María José Macarro Borrego y Nicolás, que se encuentran en Chile, en un barrio situado en las afueras de Santiago.

Su labor se desarrolla básicamente en un Centro Comunitario, situado en un barrio de la periferia de Santiago de Chile. Desde este centro se están llevando a cabo varios programas de infancia, mujeres, jóvenes y discapacitados mentales. En este último se atienden a unos 30 jóvenes y adultos desde las 9 hasta las 16 horas, y a aparte de convivir y aprender en la rutina diaria a desenvolverse por sí mismos, participan en tres talleres prelaborales: repostería, cultivo y madera y hogar.

 

Cuidando niños

María José dedica parte de su tiempo a otro proyecto: los Hogares de Ciudad Diario. Estos Hogares son casas particulares del barrio donde se cuida a un grupo de niños de 8 de la mañana a 8 de la tarde para que las madres de los bebés puedan trabajar y así mantener la unidad familiar, al mismo tiempo que se ayuda económicamente a las mujeres cuidadoras.

 

Clases y Pastoral

Recientemente se inauguraba en la ciudad un instituto de enseñanza media donde Nico da clases de Educación Física, lleva actividades extraescolares y además se encarga, junto a la profesora de Religión, de toda la Pastoral del colegio.

Según una carta enviada por los dos jóvenes a la parroquia, "El instituto ha comenzado con 12 profesores y 70 alumnos en unos locales que les han prestado temporalmente, pues el colegio como tal todavía no se ha comenzado a construir". Los alumnos de este centro viven realidades muy duras por las condiciones y circunstancias que se dan en sus casas y familias.

 

El Ayuntamiento de Calera de León restaurará el Conventual Santiaguista

Se le ha cedido el derecho de propiedad por treinta años

El pleno del Ayuntamiento de Calera de León aprobó en sesión extraordinaria y urgente un convenio por el que el Arzobispado de Mérida-Badajoz cede a esta entidad local el derecho de propiedad del Conventual Santiaguista por treinta años.

El documento recoge que la cesión se hace para la ubicación en el edificio de un centro cultural y de enseñanza, así como de exposiciones y congresos para colaborar a los proyectos de desarrollo socioeconómicos de la localidad promovidos por el Ayuntamiento.

Las actividades que se realicen en el edificio serán siempre acordes con el pasado histórico-artístico del monumento y sus usos estarán en consonancia con la categoría y finalidad para lo que fue proyectado.

Por su parte, el Ayuntamiento se compromete a promover la restauración del edificio en su totalidad y al mantenimiento y conservación de todo el conjunto monumental una vez restaurado.

El importe previsto de la inversión es de cuatrocientos millones, procedentes de los ministerios de Cultura y Fomento.

Con estas obras se conseguirá recuperar este noble edificio, uno de los más importantes en su género de Extremadura.

 

El Centro de Promoción de la Mujer de Santa Engracia, en Badajoz, finaliza el curso con una exposición de trabajos

El Centro de Promoción de la Mujer de "Santa Engracia", en la barriada del mismo nombre, en Badajoz, como final de curso 99-00, ha realizado recientemente una exposición con los trabajos del taller de pintura en tela en el que han participado más de veinte mujeres de la barriada.

El curso ha sido impartido por la religiosa del Santo Ángel Agustina Campos y por María Luisa Sánchez Melero

En la revisión final se vio lo positivo de este curso pues, según las organizadoras, "ha sido rico todo lo compartido, tanto las clases de cultura , como las charlas, taller de pintura, excursiones, gimnasia etcétera."

Encuentros con otros centros

Durante el curso también se han desarrollado diversos encuentros con otras mujeres pertenecientes a los centros de promoción de la mujer de distintas barriadas, concretamente con los del Progreso, San Fernando, Gurugú, Las Cuestas y La Cañada-Morera.

Este año las mujeres han mantenido contactos con las distintas asociaciones de la barriada, formando parte de la coordinadora de la misma con el fin de trabajar en unidad y hacer poco a poco una barriada mejor.

 

Procesión del Corpus en Badajoz

La festividad del Cuerpo y Sangre del Señor congregó a miles de personas en las calles de todos los pueblos y ciudades de la archidiócesis. En la foto, imagen de la procesión celebrada en Badajoz, donde las fiestas de San Juan aconsejaron que la procesión se desarrollarse por la mañana, contrariamente a lo que es tradicional. A pesar de ello la asistencia de pacenses fue masiva.

 

Misa de San Juan en la Catedral Metropolitana

El arzobispo, don Antonio Montero, presidió la misa celebrada en la Catedral Metropolitana el día de San Juan, patrón de la archidiócesis, a la que asistían autoridades locales, militares y académicas. Don Antonio dijo en la homilía que San Juan es patrón de todos, por lo que demandó mayor atención hacia los más necesitados y tener presente a Jesús en los comportamientos personales.

 

Enfermos de toda Extremadura peregrinan
a Lourdes en el 'Tren de la Esperanza'

Vuelve el tren después de que el año pasado tuviesen que peregrinar en autobús

La Hospitalidad Nuestra Señora de Lourdes ha realizado 22 al 28 de junio, su tradicional peregrinación de enfermos a Lourdes, en la que han tomado parte varios centenares de enfermos de Cáceres y Badajoz, que han estado acompañados por voluntarios, encargados de ayudar en la atención y movilidad de los enfermos, así como sacerdotes y personal sanitario.

El tren salía de Cáceres en la noche del día 22, con la bendición del obispo de Coria-Cáceres, don Ciriaco Benavente, para llegar a la ciudad francesa al día siguiente.

 

En la Gruta

El día de San Juan, los peregrinos pudieron visitar todo el complejo del santuario mariano, empezando por la Gruta de las Apariciones, donde se celebró la Eucaristía. El mismo día realizaron el Vía- Crucis de los peregrinos, un acto penitencial en la capilla de San José y tomaron parte en la espectacular Procesión Mariana de las Antorchas .

La basílica de San Pío X acogía la Misa Internacional del día 25 a las 9,30 de la mañana. De allí los enfermos marcharon a la gruta y posteriormente tenían la oportunidad de bañarse en las piscinas. El último acto programado para la tarde fue el Vía-Crucis de enfermos y voluntarios. La velada de oración para voluntarios cerró la jornada.

 

Unción de enfermos

El lunes, día 26 la jornada comenzaba a las ocho de la mañana con la celebración de la Eucaristía y la Unción de los Enfermos, por la tarde tenía lugar la procesión eucarística y por la noche, el cierre lo ponía una velada festiva que comenzaba a partir de las diez de la noche.

Finalmente el martes por la mañana, a las ocho se celebraba la Eucaristía de envío en la capilla Santa Bernadette Cote Carmel. Posteriormente los peregrinos partían a casa, en dirección a Extremadura, donde llegaban el miércoles por la mañana.

 


 

Al paso de Dios

El ocio y Dios

Quien hace de la fe su centro la incorpora a todo lo que vive. La fe y la vida andan por el mismo camino, van siempre de acuerdo y, si en algo entran en conflicto, se paran a dialogar hasta que encuentran lo que tienen en común. Fe y vida están condenadas a entenderse en el verdadero creyente; lo que la fe confiesa está en el corazón y en la entraña de lo que el hombre vive. Por eso no es extraño ni anacrónico mezclar a Dios con cualquier tema de la vida, con tal que se haga "como Dios manda", que no es de otro modo que respetando la autonomía del hombre y que éste no se olvide de la soberanía de Dios.

Un ejemplo de esta buena avenencia entre la fe y la vida puede ser el disfrute del tiempo de ocio o de vacaciones: para unos es un tiempo de liberación del "mal royo" sin objetivos ni límites, para otros es un tiempo para ser y crecer. Las vacaciones de los creyentes son también un tiempo de ruptura liberadora con una vida ordinaria a veces agobiante, pero son más una ocasión propicia para consolidar la condición de persona, es decir, para encontrarse más sosegadamente consigo mismo.

El periodo de vacaciones es un tiempo para el agradecimiento a Dios por el disfrute más sosegado de las cosas y por la convivencia más grata entre las personas; al mismo tiempo es un periodo de solidaridad en el que recordar a tantos seres humanos que no disfrutan no solo de éste sino de otros bienes, que son aún más básicos y fundamentales.

Amadeo Rodríguez Magro

 


 

Liturgia del domingo

Celebramos el XIII Domingo del Tiempo Ordinario

 

Palabra de Dios

Libro de la Sabiduría 1, 13-15; 2, 23-24

Dios no hizo la muerte, ni goza destruyendo a los vivientes. Todo lo creó para que subsistiera; las criaturas del mundo son saludables, no hay en ellas veneno de muerte, ni imperio del Abismo sobre la tierra, porque la justicia es inmortal. Dios creó al hombre para la inmortalidad, le hizo imagen de su misma ser; pero la muerte entró en el mundo por envidia del diablo, y los de su partido pasarán por ella.

Salmo 29, 2 y 4. 5-6. 11 y 12a y 13b

R. Te ensalzaré, Señor, porque me has librado.

Te ensalzaré, Señor, porque me has librado
y no has dejado que mis enemigos se rían de mí.
Señor, sacaste mi vida del abismo,
me hiciste revivir cuando bajaba a la fosa.

Carta 2ª de S. Pablo a los Corintios 8, 7-9. 13-15

Hermanos: Ya que sobresalís en todo: en la fe, en la palabra, en el conocimiento, en el empeño y en el cariño que nos tenéis, distinguíos también ahora por vuestra generosidad. Porque ya sabéis lo generoso que fue nuestro Señor Jesucristo: siendo rico, por vosotros se hizo pobre, para enriqueceros con su pobreza. Pues no se trata de aliviar a otros, pasando vosotros estrecheces: se trata de igualar. En el momento actual vuestra abundancia remedia la falta que ellos tienen; y un día la abundancia de ellos remediará vuestra falta; así habrá igualdad. Es lo que dice la Escritura : "Al que recogía mucho, no le sobraba y al que recogía poco no le faltaba".

Evangelio según san Marcos 5, 21-43

En aquel tiempo Jesús atravesó de nuevo a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago. Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y al verlo se echó a sus pies, rogándole con insistencia:

- Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella para que se cure y viva.

Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente que lo apretujaba. Llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle:

- Tu hija se ha muerto. ¿para qué molestar más al maestro?

Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga:

- No temas; basta que tengas fe.

No permitió que lo acompañara nadie más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos. Entró y les dijo:

- ¿Qué estrépitos y qué lloros son estos? La niña no está muerta, está dormida.

Se reían de Él. Pero Él los echó fuera a todos, y con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo:

- &laqno;Talitha qumi» ­que significa: contigo hablo, niña, levántate).

La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar ­tenía doce años­. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

 

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

3, lunes: Gen 18, 16-33; Mt 8, 18-22.
4, martes: Gen 19, 15-29; Mt 8, 23-27.
5, miércoles: Gen 21, 5. 8-20; Mt 8, 28-34.
6, jueves: Ef 2, 19-22; Jn 20, 24-29.
7, viernes: Gen 23, 1-4. 19; 24, 1-8. 62-67; Mt 9, 9-13.
8, sábado: Gen 27, 1-5. 15-29; Mt 9, 14-17.
9, domingo: Ez 2, 2-5; 2Co 12, 7b-10; Mc 6, 1-6.

 

 

Comentario litúrgico

Dios no hizo la muerte

ESTE domingo inicia un nuevo reencuentro con el llamado Tiempo Ordinario que contiene las treinta y cuatro semanas que no están incluidas en los ciclos de Adviento-Epifanía y de Cuaresma-Pascua. La liturgia de la palabra de estos domingos tiene el atractivo de que permiten una lectura continuada de los evangelios. En este año -ciclo B- leemos a Marcos, aunque la brevedad de su evangelio ha obligado a intercalar la lectura del capítulo sexto del evangelio de Juan.

Después de esta pequeña introducción, abordamos uno de los temas posibles y que anuncia, con todo desparpajo, el título que encabeza estas líneas. Así comienza la, primera lectura y sirve de obertura a lo que leemos en el evangelio.

El autor de la Sabiduría es fiel a la teología del Génesis, que presenta la muerte del hombre como una consecuencia del pecado original. Una lectura actual de estos textos bíblicos nos orienta a no concebir una hipotética inmortalidad del hombre sino a que, después del pecado original ,y como una de sus consecuencias, la muerte tiene el rostro oscuro de la incertidumbre y del sinsentido.

Ante esta realidad que suscita la angustia en el corazón del hombre, la lectura evangélica nos presenta a Jesús como quien es capaz de superar la fuerza abismal de la muerte dando la vida de nuevo a la niña y arrancando de la marginalidad a la hemorroísa.

La celebración de la eucaristía nos acerca a la victoria plena de Cristo sobre la muerte, pues nos lo hace presente en medio de nosotros como el Señor Resucitado, que nos ofrece su Cuerpo y Sangre como alimento para ahora y como prenda de futura resurrección.

Antonio Luis Martínez

 

 

Santoral

4 de julio: santa Isabel de Portugal (1270-1336)

Santa Isabel (1270-1336) es Patrona de Portugal. La reina santa, hija de Pedro III el Grande, de Aragón, la casaron a los 12 años de edad con Don Dionís de Portugal y le arruinaron la vida entera, porque el rey era no sólo era de armas tomar, sino tan duro de carácter como enamoradizo de temperamento.

Nuestra Isabel, sobrina de la también santa y reina de Hungría, se creyó las bienaventuranzas evangélicas y las puso en práctica al pie de la letra: fue pobre y amó la pobreza compartiendo todo; mansedumbre y lágrimas fueron su modo de construir el reino de Dios; por edificar la justicia y la paz, para cesar crueles guerras civiles en el pais vecino, hubo de lograr concordias entre su esposo e hijo; fue misericordiosa con todos los de casa y los de fuera y limpia de corazón, con pureza franciscana.

También fue perseguida por su intolerante esposo, acusada de favorecer a su hijo. Acabó sus días en el monasterio de clarisas por ella misma fundada.

Isabel es la madre, esposa y reina de la santidad más difícil: la que se vive en medio de tensiones y conflictos. Las peores circunstancias no impiden la vivencia del mejor amor.

Manuel Amezcua

 

 

Los santos de la semana

3, lunes: Tomás, Anatolio, Heliodoro, León II, José Nguyén.
4, martes: Isabel de Portugal, Jacinto, Laureano, Florencio, Berta.
5, miércoles: Antonio Mª. Zaccaría, Cirila, Marta, Domicio.
6, jueves: María Goretti, Goar, Sexburga, Ángela.
7, viernes: Fermín, Marcial, Panteno, Edilburga, Odón.
8, sábado:Gliceria, Procopio, Pancracio, Hadriano III.
9, domingo: Cirilo, Félix, Herumberto, Verónica Juliana, Melania.

 

Contraportada

La tercera parte del mensaje de Fátima es una llamada a la penitencia y a la conversión

En la visión de los tres pastores podemos reconocer el siglo XX como siglo de los mártires, de las persecuciones contra la Iglesia, como el siglo de las guerras mundiales

Quien lee con atención el texto del llamado tercer 'secreto' de Fátima, que tras largo tiempo, por voluntad del Santo Padre, se ha hecho público, tal vez quedará desilusionado o asombrado después de todas las especulaciones que se han realizado. "No se revela ningún gran misterio; no se ha corrido el velo del futuro," indica el Cardenal Joseph Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en su comentario teológico. "En la medida en que se refiere a acontecimientos concretos, ya pertenecen al pasado", afirmó el cardenal Angelo Sodano.

El ángel con la espada de fuego a la derecha de la Madre de Dios recuerda imágenes análogas en el Apocalipsis. La visión muestra después la fuerza que se opone al poder de destrucción: el esplendor de la Madre de Dios, y proveniente siempre de él, la llamada a la penitencia. De ese modo se subraya la importancia de la libertad del hombre: el futuro no está determinado de un modo inmutable, y la imagen que los niños vieron, no es una película anticipada del futuro, de la cual nada podría cambiarse. Su sentido es exactamente el contrario, el de movilizar las fuerzas del cambio hacia el bien. Por eso están totalmente fuera de lugar las explicaciones fatalísticas del 'secreto' que, por ejemplo, dicen que el autor del atentado contra el Papa el 13 de mayo de 1981 habría sido en definitiva un instrumento del plan divino guiado por la Providencia y que, por tanto, no habría actuado libremente.

 

Tres símbolos

El lugar de la acción aparece descrito con tres símbolos: una montaña escarpada, una gran ciudad medio en ruinas y, finalmente, una gran cruz de troncos rústicos. Montaña y ciudad simbolizan el lugar de la historia humana: la historia como costosa subida hacia lo alto, la historia como lugar de la humana creatividad y de la convivencia, pero al mismo tiempo como lugar de las destrucciones, en las cuales el hombre destruye la obra de su propio trabajo. La ciudad puede ser el lugar de comunión y de progreso, pero también el lugar del peligro y de la amenaza más extrema. Sobre la montaña está la cruz, meta y punto de orientación de la historia. En la cruz la destrucción se transforma en salvación; se levanta como signo de la miseria de la historia y como promesa para la misma.

Aparecen después aquí personas humanas: el Obispo vestido de blanco ("hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre"), otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y, finalmente, hombres y mujeres de todas las clases y estratos sociales. El Papa parece que precede a los otros, temblando y sufriendo por todos los horrores que lo rodean. No sólo las casas de la ciudad están medio en ruinas, sino que su camino pasa en medio de los cuerpos de los muertos. El camino de la Iglesia se describe así como un viacrucis, como camino en un tiempo de violencia, de destrucciones y de persecuciones. Se puede ver representada en esta imagen la historia de todo un siglo. Del mismo modo que los lugares de la tierra están sintéticamente representados en las dos imágenes de la montaña y de la ciudad y están orientados hacia la cruz, también los tiempos son presentados de forma compacta. En la visión podemos reconocer el siglo XX como siglo de los mártires, de las persecuciones contra la Iglesia, como el siglo de las guerras mundiales.

La conclusión del 'secreto' es una visión consoladora: ningún sufrimiento es vano y, precisamente, una Iglesia sufriente, una Iglesia de mártires, se convierte en señal orientadora para la búsqueda de Dios por parte del hombre.

En conclusión: el 'mensaje' es una exhortación a la oración como camino para la "salvación de las almas" y, en el mismo sentido, la llamada a la penitencia y a la conversión. Cobran todo su valor las palabras de Jesús: &laqno;padeceréis tribulaciones en el mundo, pero tened confianza; yo he vencido al mundo» (Jn 16,33). El mensaje de Fátima nos invita a confiar en esta promesa.

 

 

Tercera parte del secreto de Fátima, según el texto original que escribió sor Lucía en el convento de Tuy (Galicia)

"Escribo en obediencia a Vos, Dios mío, que lo ordenáis por medio de Su Excelencia Reverendísima el Señor Obispo de Leiría y de la Santísima Madre vuestra y mía.

Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora un poco más en lo alto a un Ángel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el Ángel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! Y vimos en una inmensa luz que es Dios: "algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él" a un Obispo vestido de Blanco 'hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre'. También a otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos Ángeles cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios.

Tuy-3-1-1944."



Return to Camino