Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: Iglenca@grn.es

Número 263. 19 de julio de 1998

Director: José María Gil

 

Portada

Los sacerdotes, en formación permanente

Unos cuarenta curas de la diócesis han asistido en el Seminario al XIII Curso de Verano

Organizado por la delegación diocesana del Clero, más de cuarenta sacerdotes de la diócesis han participado durante dos semanas en el XIII Curso de Verano que fue clausurado el pasado viernes, día 17, en el Seminario de Badajoz y que este año ha tenido como tema de estudio El Espíritu Santo en la Iglesia y en el mundo.

Este curso se inscribe en el plan anual de Formación Permanente del Clero como un medio para el reciclaje espiritual, teológico y pastoral de los sacerdotes de nuestra diócesis, que encuentran también en él unos días para la convivencia fraterna, el deporte y las visitas culturales.

En la primera de las semanas del curso y después de una tanda de Ejercicios Espirituales, los encargados de impartir las enseñanzas han sido profesores del propio Centro de Estudios Teológicos de Badajoz: don Faustino Lobato y don José Moreno Losada. Las clases de la segunda semana del curso fueron impartidas, por don Luis González Carvajal, Profesor del Instituto Superior de Pastoral de Madrid.

Editorial

Niños terribles

Se asocian en estos días, sobre nuestra mesa de redacción, dos noticias de notable interés, ambas sobre los niños, la una de ámbito nacional y la otra con marco en Extremadura. Se refiere la primera al Acuerdo suscrito por la ministra de Educación, el presidente de Telefónica y otras dieciséis organizaciones del mundo de la enseñanza, para poner en práctica el programa "Educación en la Red", consistente en la iniciación, durante los tres próximos años, de 30.000 profesores y más de seis millones de alumnos de 20.000 centros educativos, en el acceso a Internet.

Se entiende, según sus artífices, que esta conexión con la llamada Escuela virtual enriquecerá el proceso educativo en pueblos y ciudades. Dando por hecho que los chicos y chicas de hoy van a ser, o lo son ya, cibernautas prácticos, hacen notar algunos, y con acierto, que "de nosotros depende el uso que los chicos le den a las autopistas de la información" (P. Martín Patino).

La noticia doméstica es el Curso de la UNED sobre "Medios y tecnologías en la educación infantil" y a lo tratado sobre la Televisión y los niños por los profesores María Angeles Pascual y Donaciano Bartolomé, de las universidades de Oviedo y Complutense de Madrid. Las últimas estadísticas al respecto, que nos hablan de tres a cuatro horas de permanencia infantil diaria ante el televisor, cuando lo razonable serían unos 45 minutos. Antes de que el niño tenga acceso al mismo, nos dice la mentada profesora, "los padres tienen que hacer un proceso de selección de los programas y enseñarles a verlos de una forma crítica". Y atribuye en gran parte a la Tele la agresividad y la violencia que los niños acusan ahora ante sus profesores y ante sus compañeros.

No se están cumpliendo los acuerdos entre las grandes cadenas y el ministerio de Cultura sobre los programas infantiles. Se borran los linderos entre estos y los destinados a los adultos. Podrá ocurrir otro tanto con Internet? No le pongamos vallas al campo, pero sí a la conciencias de los agentes familiares, académicos y eclesiales de la educación integral de los niños.

 

Carta del Arzobispo

A formarse tocan!

HabrÍa que extender a toda la sociedad la voz de mando en el Ejército que ordena alinearse a los soldados, al grito taxativo de: "A formar!" Pero, añadiendo a ese infinitivo el reflexivo se, que comprometa consigo mismo a cada miembro del cuerpo social: A formarse todos! Esa ha de ser, en efecto, la palabra de orden, en un mundo de cambios imparables que nos trae a todos en jaque y sin resuello, incapaces de asimilar lo nuevo y, menos, de incorporarlo al patrimonio anterior.

No es cuestión, digámoslo pronto, de emprender una carrera jadeante para ponernos al día, para estar a la última, intentando mantener como sea una juventud artificial. Dentro de la ola de cambios destaca, en los países desarrollados, el consumismo, casi frenético, de toda clase de productos, también los intelectuales y culturales. Es la obsesión de muchos por no perderse un cursillo, practicar un deporte de moda, hojear y ojear libros sin digerirlos, viajar sin ton ni son para culturizarse y actualizarse. Y no digamos si se traslada esto a los niños, atiborrándoles el fin de semana con aprendizaje de kárate, de danza, de inglés, de alpinismo y una retahila de ofertas. En fin, una selva en la que ha de abrirse paso a veces la misma catequesis de los pequeños, apareciéndoles como una carga más.

La formación permanente, que así se llama y de ella se trata, no consiste tanto en saber más cosas como en saberlas mejor; y más que nada, en cultivar nuestra persona en todas sus dimensiones, aunque sólo vayamos a responder de ello ante nosotros mismos. Se trata de estar en forma, para lo que la vida nos demande. Lo cual exige, además de mantener la figura exterior, que también tiene su importancia, enriquecer el espíritu con ideas fecundas, con nuevas capacidades profesionales y con experiencias interiores valiosas; ensanchar las relaciones humanas y crecer, por múltiples caminos, en bondad y en sabiduría.

No se escapa nadie

Aplicado todo ello a la vida cristiana, en todos los estamentos del Pueblo de Dios, hemos de entender la formación permanente en los términos que la describe el Papa en sus tres Exhortaciones famosas, dirigidas sucesivamente al Clero (Pastores dabo vobis, 1992), a los laicos (Christi fideles laici, 1988) y a los religiosos o asimilados (Vita consecrata, 1996). No pretendo comentarlas; baste con recordar que en la primera exhortación diseña Juan Pablo II, con riqueza de conceptos y buena puntería de análisis, el currículo formativo de los ministros de la Iglesia, desde los años primaverales del Seminario hasta el crepúsculo luminoso de su ancianidad.

Al referirse a los sacerdotes, es obligado trazarles las cuatro dimensiones ineludibles de su formación permanente: humana, teológica, espiritual y pastoral. Unos elementos parecidos, salvadas la identidad y las situaciones propias de cada sector de la Iglesia, les son aplicables a los laicos del Pueblo de Dios. Su formación integral ha de prolongarse durante todos los tramos biográficos del varón o la mujer, desde la niñez a la tercera edad, desde el preescolar al título universitario, desde la catequesis infantil hasta el catecumenado de adultos. Pero advirtiendo previamente que, aunque los estudios académicos constituyen un soporte magnífico para la formación integral, ni son siempre necesarios para ella ni tampoco basta con tenerlos.

Saberes y sabores

Para que ésta alcance su madurez, supuesta una base de preparación y de capacidades humanas, lo mismo a nivel de primeras letras que al de graduado universitario, tiene que haberse producido, aunque sea a ritmo lento, un entrenamiento en la vida cristiana, en todos los estratos de la persona: ideas, criterios, valores, sentimientos, experiencia religiosa.

Debo completar o matizar lo dicho sobre la preparación intelectual y teológica. No retracto lo afirmado sobre que ésta no lo es todo y que, si se tiene, tampoco es suficiente. Pero, no me entiendan mal, sobre todo las y los laicos lectores de estas líneas. Los conocimientos son importantísimos, ya que conserva todo su valor el viejo adagio filosófico en latín: Nihil volitum quin praecognitum; (nada puede quererse sin conocerse). Las actitudes y las aptitudes que requiere una buena formación, en el orden personal y en el profesional, se asientan siempre en un buen pedestal de saberes. Saberes científicos y técnicos, que no sobran, sino todo lo contrario; pero, ante todo, saberes humanistas, éticos, estéticos, culturales, sociales, espirituales y religiosos. Saberes convertidos en sabores, que forman, conforman, transforman a la persona. Pónganles nombres y apellidos a los hombres y mujeres que ustedes conocen con este equipamiento formativo, y compárenlos con gentes de su misma edad, profesión y promoción, que se dejan llevar por el continuismo y la inercia. Qué diferencia tan enorme! Verdad?

Afinar el instrumento

De ahí que, aunque pueda darse el caso de un consumismo obsesivo de libros, revistas, y cursillos, para "estar al día", que antes rechacé, me inclino, sin titubeos por la inquietud de quienes, como los virtuosos del violín, viven pendientes de afinar siempre el instrumento para que su música, su vida, les suene a ellos mismos cada vez más bella y, por lo mismo, más significante y atractiva para los demás. Dicho lo cual, vuelvo a lo mío: la formación permanente de los laicos cristianos en nuestro tiempo y en nuestro mundo. Y prueba de que no se trata de un 'hobby' personal del que suscribe, la tienen ustedes en la serie innumerable de cursos de verano que nos anuncian ahora las revistas de la Iglesia: Biblia, teología, catequesis, misiones, espiritualidad, doctrina social, medios de comunicación, pedagogía religiosa, vocaciones, y los mismos campamentos infantiles y juveniles, que ya empieza a haberlos también para adultos.

A formarse tocan!, parece ser el santo y seña de las religiosas y religiosos (por orden de intensidad), del clero joven, de los laicos más despiertos de nuestras Iglesias locales, todos ellos, de uno u otro modo, con las manos en la masa de la pastoral diocesana. Bien es verdad que los cursos de verano son siempre un complemento a la formación de base, una ventana abierta a los horizontes de la Iglesia y a los hombres de nuestro tiempo. Porque la columna vertebral de cualquier formación sólida, a los niveles que fueren, ha de ser, como algunos trenes, de largo recorrido: años y años de catequesis de niños, adolescentes, jóvenes, novios y adultos. Escuelas, donde las haya, de agentes de pastoral, cursos de Teología para laicos y, ya en algunos sitios, centros superiores de cultura religiosa, con diplomatura y licenciatura.

Todo esto adobado con retiros y ejercicios espirituales, con escuelas y grupos de oración, con asambleas pastorales a toda pastilla. Esa es la Iglesia de hoy. Si prefiriera haber nacido en la Edad Media, no está en mi mano concedérselo.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

El Espíritu Santo en la Iglesia y en el mundo,
tema del XIII Curso de Verano para el Clero

Las clases han estado a cargo de los profesores Faustino Lobato,
José Moreno y Luis González Carvajal

Organizado por la delegación diocesana del Clero y bajo la coordinación de su responsable don Grabriel Cruz, más de cuarenta sacerdotes de la diócesis han participado durante más de dos semanas en el XIII Curso de Verano que fue clausurado el pasado viernes, día 17, en el Seminario Metropolitano de Badajoz y que este año ha tenido como tema de estudio El Espíritu Santo en la Iglesia y en el mundo.

Ejercicios Espirituales

El curso de formación permanente del clero consta de dos etapas, una primera dedicada a la oración en la que los sacerdotes hacen unos ejercicios espirituales en una de las dos casas de oración de la diócesis: la de Gévora y la de Villagonzalo. Siendo la primera la que acogió la tanda inicial del presente curso de verano, dirigida por el vicario general de la diócesis de Segovia, don Andrés de la Calle García. Otra de las tandas ejercicios programada para los sacerdotes es la que tendrá lugar en Villagonzalo los días 20 al 25 del próximo mes de septiembre, predicada por el director general de los Sacerdotes del Prado, don Antonio Bravo.

La segunda etapa de los cursos sacerdotales de verano está dedicada sobre todo a la formación teológica y pastoral, desarrollada a lo largo de dos semanas. En ellas, las lecciones las imparten especialistas en Teología, S. Escritura, Pastoral, etc.

Este año, al estar dedicado en toda la Iglesia al Espíritu Santo, como preparación del Jubileo del 2000, ha sido también éste el centro de la reflexión del XIII Curso de Verano, siguiendo en concreto las indicaciones del documento pontificioTertio Millennio Adveniente en el que se señala que "entre los objetivos primarios de la preparación del Jubileo se incluyen el reconocimiento de la presencia y de la acción del Espíritu que actúa en la Iglesia tanto sacramentalmente, sobre todo por la Confirmación, como a través de los diversos carismas, tareas y ministerios que Él ha suscitado para su bien".

En la primera de las semanas del curso los encargados de impartir las enseñanzas han sido profesores del propio Centro de Estudios Teológicos de Badajoz: don Faustino Lobato, director del Secretariado de Ecumenismo y don José Moreno Losada, director del secretariado de Pastoral Universitaria.

En la Iglesia y en el mundo

El primero de ellos, don Faustino Lobato, ha desarrollado el tema del Espíritu Santo en la Iglesia, partiendo en su exposición de un análisis de la teología sobre el Espíritu Santo en la dogmática católica y sus perspectivas ecuménicas. Después trató sobre la propuesta que hace el Concilio Vaticano II a esta teología, la cual fue exponiendo en su vertiente eclesiológica, concibiendo a la Iglesia como sacramento del Espíritu y de comunión y describiendo, bajo este prisma, las notas de la Iglesia, su acción profética y sacramental, y su entera misión, con sus carismas y ministerios.

Por su parte, don José Moreno Losada, expuso en diferentes clases la teología y práxis pastoral de la Confirmación, teniendo presente la problemática actual en torno a este sacramento. En su enseñanza partió de un recorrido por la Biblia y la historia de la Iglesia sobre la Confirmación, para después centrarse en la teología actual en torno a este sacramento del Espíritu y de la iniciación cristiana y sus distintas dimensiones: personal, eclesiológica y misionera.

Las clases de la segunda semana del curso fueron impartidas, bajo el título de El Espíritu en el mundo , por don Luis González Carvajal, quien ha hecho una lectura de la historia humana, de sus logros en todos los terrenos, especialmente en la defensa de la persona y sus derechos como una obra del Espiritu de Dios, a quien nada de lo humano le es ajeno.

Durante todo el curso de verano, uno de los aspectos más valorados y vividos por los sacerdotes ha sido la convivencia de todos ellos, el intercambio de experiencias pastorales, y los ratos de ocio compartidos en el tiempo libre, en los que no han faltado el deporte, la asistencia a actos culturales, y hasta una visita a Expo´98 de Lisboa. Los sacerdotes también visitaron la Comunidad Terapéutica del Proyecto Vida, perteneciente al Programa diocesano de Rehabilitación de Drogodependientes.

El Papa, de vacaciones

Juan Pablo II está pasando 15 días dedicados a la oración, los paseos,
la lectura y a su nueva encíclica

Las campanas repicaron el día 7 de julio como si fuera Pascua, al atardecer, en la parroquia de San Lorenzago di Cadore. Anunciaban la llegada de Juan Pablo II a esta pequeña localidad de 645 habitantes situada a 900 metros sobre el nivel del mar en la cadena montañosa de los Dolomitas (al Norte de Italia). Allí permanecerá hasta el el día 21 de julio.

Es la sexta vez, desde 1987, que el Santo Padre escoge este pueblecito para descansar un par de semanas. Los habitantes llenaron la plaza del pueblo de banderas de color blanco y amarillo y, desde sus casas, colgaron pancartas para dar la bienvenida al Papa.

En el campanario se encontraban Marco de 16 años y Emilio Alessandro de 17. Sudan tocando las campanas en expresión de júbilo. Pero el más contento de todos es el párroco, don Sesto Da Prà, nacido en 1909, sacerdote desde hace 62 años. Compañero de estudios de Juan Pablo I (Albino Luciani), el Papa le tiene un especial cariño por su sencillez montañera. Antes de que llegara el Papa bromeaba: "He criado a tres generaciones de personas...". Y añade con una sonrisa socarrona, "el Santo Padre tiene que cuidarse a su edad", sabiendo muy bien que tiene once años más que el pontífice.

Una sencilla casa para el Papa

La casa que acoge al Papa se encuentra algo más arriba, a dos kilómetros del pueblo, a unos 1.000 metros de altura. Se trata de una residencia veraniega para seminaristas y acampadas de la Acción Católica de la diócesis de Belluno. Tiene dos pisos. Al entrar, en frente del perchero, se encuentra la cocina con muebles de madera: las cacerolas, las baldas, una cafetera, y un frigorífico nuevo más grande que el del año pasado.

La comida la realizan tres religiosas, Discípulas del Evangelio, una congregación de la mencionada diócesis, auténticas maestras de la cocina. Sor Immacolata revela cuál será el menú: "Platos sencillos, de nuestra tierra, como los diferentes tipos de arroz".

Delante de la cocina hay una mesa con el teléfono que tiene línea directa con el Vaticano y una mesilla llena de periódicos. Al lado, se encuentra una luminosa sala de estar con un televisor, una mesa de madera y un sillón para el Papa.

Para subir al piso de arriba, el Juan Pablo II tiene que superar veinte escalones. Lo primero que se ve es la capilla con unas sillas, un reclinatorio, un icono de la Virgen, y el sagrario. A la izquierda, detrás de la puerta de cristal, se encuentra la habitación del Santo Padre, con un baño que acaba de ser reestructurado, pues el pavimento patinaba, una cama de tamaño media, un espartano armario para guardar la ropa, una mesa de estudio de madera y un cuadro de Pío X. Cuenta además con un pequeño balcón. En la madrugada, al Papa le gusta asomarse un rato, para respirar el aire fresco y contemplar las montañas.

La casa, rodeada de abetos, expone jardineras con espléndidos geranios. Un poco más adelante, en el bosque, se han colocado unas bancas. En ellas, se sienta el pontífice por la tarde, para admirar las puestas de sol.

Ultimando una encíclica y viendo el mundial

El Papa ha dedicado estos días a la oración, a la lectura, a los ratos de conversación con amigos de toda la vida, es posible que venga alguno de Polonia, y a pasear entre los bosques. No ha faltado el seguimiento del campeonato del mundo de Fútbol de Francia, especialmente la final que disputaron Brasil y Francia, y que concluyó con la victoria del equipo galo. "El Papa no estuvo del lado de una selección ni de la otra, sino del lado del deporte" ha manifestado Joaquín Navarro-Valls, portavoz del Vaticano. Sin embargo, el Pontífice manifestó especial simpatía por los dos porteros, dado que en su juventud jugó en esa posición.

Juan Pablo II aprovecha también este descanso estival para preparar algún documento o discurso. Y así, según ha confirmado también Navarro-Valls, aunque el Papa ha terminado antes de las vacaciones su decimotercera encíclica sobre la relación entre Fe y Razón, ha querido aprovechar estos días de paz y recogimiento para darle una última revisión antes de su publicación, posiblemente en el próximo otoño.

ZENIT/IC

 

Noticiario diocesano

Más de 2.000 participantes asistieron en Guadalupe (México) al III Encuentro Mundial de Sacerdotes

El vicario general, don Amadeo Rodríguez,
encabezó la representación de nuestra diócesis

Con una solemne misa, en la que el prefecto de la congregación vaticana para el Clero, el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos, ordenó a nuevos sacerdotes mexicanos, concluyó en la Ciudad de México, en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, el encuentro internacional de sacerdotes que comenzó el 7 de julio y en el que ha participado más de dos mil sacerdotes de todo el mundo. En representación de la diócesis de Mérida-Badajoz han participado en el encuentro el vicario general don Amadeo Rodríguez Magro, don José Sánchez-Arjona, vicario parroquial de San Juan de Ribera y don Teodoro López, párroco de Balboa.

Este encuentro en México supone el tercer momento del camino hacia el gran Jubileo programado por el organismo vaticano para los sacerdotes. Los dos encuentros anteriores en los que también estuvieron presentes sacerdotes de la diócesis de Mérida-Badajoz se celebraron en Costa de Marfil y Fátima. En 1999, la cita será en Jerusalén y en el 2000 en Roma.

El Encuentro de Guadalupe ha ofrecido tres pistas de reflexión en las que han profundizado los sacerdotes reunidos: el tema de la conversión, confiado al cardenal Castrillón; el de la comunión, del que habló el arzobispo de Boston, el cardenal Francis Law; y el de la misión con María, tema ilustrado por monseñor Francisco Álvarez Martínez, arzobispo de Toledo y primado de España.

Cada día ha estado caracterizado por el silencio, la oración y las intervenciones de algún testigo del sacerdocio contemporáneo, por la mañana, mientras que por la tarde y la noche los participantes se han dedicado a la celebración de emocionantes encuentros litúrgicos en el extraordinario marco de la Villa, el santuario más visitado del mundo. Estos actos y eucaristías fueron presididos por cardenales y obispos procedentes de los cinco continentes.

ZENIT/IC
 

Nuestra diócesis participará en la Peregrinación
Mariana Nacional a Zaragoza del mes de septiembre

Con el título "María, Evangelio vivido" se celebrará en Zaragoza, del 10 al 13 de septiembre próximo, el Congreso Mariano Nacional, previsto en el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española que se enmarca dentro de las acciones preparatorias para el Jubileo del 2000.

La Archidiócesis de Mérida-Badajoz ha organizado, con tal motivo, una peregrinación diocesana, que se unirá a la Nacional Mariana los días 12 y 13 de septiembre.

Los actos previstos son: el día 12, acogida de peregrinos en la basílica de Nuestra Señora del Pilar y celebración festiva oracional "el cristal del Rosario" en el pabellón de deportes Príncipe Felipe; el día 13, oración de alabanza matinal y celebración de la Eucaristía, unidos los peregrinos a los participantes en el congreso mariano.

La peregrinación diocesana saldrá de Badajoz el día 11 de septiembre y, además de asistir a los actos mencionados, visitará el Monasterio de Piedra. Las personas interesadas en participar en la peregrinación deberán formalizar su inscripción en las oficinas del Arzobispado, en Badajoz, teléfono 924- 22 28 47, antes de finalizar el presente mes de julio. El sacerdote responsable de la organización es don Enrique Cruz Barrientos, con quien se puede contactar en horario de mañana en Cáritas Diocesana, teléfono 924-23 11 57, y en horario de tarde, en la Parroquia de San Juan de Dios, teléfono 924- 27 27 92. El precio global del viaje lo ha concertado la Oficina Diocesana para la peregrinación a Zaragoza en 17.000 pesetas.

En lo que se refiere al Congreso Mariano Nacional, las inscripciones se realizarán en las respectivas diócesis, donde se distribuyen las plazas que tienen asignadas. Acudirán 1.600 participantes de todas las diócesis: obispos, sacerdotes, miembros de institutos de vida consagrada y laicos. Tendrá lugar en el Palacio de Congresos de Zaragoza. Los objetivos del Congreso son reflexionar y contemplar a María a la luz del misterio de Cristo y contribuir a la revisión y actualización de la auténtica devoción a María.

 

Unas cien personas de nuestra diócesis participaron
en la Peregrinación de enfermos a Lourdes

Subieron al 'Tren de la Esperanza' organizado por la de Coria-Cáceres

Según nos informa el sacerdote don Luis Pérez-Rangel Casquete, un centenar de personas de la diócesis de Mérida-Badajoz ha tomado parte en la Peregrinación a Lourdes organizada por la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes y presidida por don Ciriaco Benavente, obispo de Coria-Cáceres.

Los peregrinos pacenses que provenían de Badajoz, Cabeza del Buey, Mérida, Almendralejo, Villafranca de los Barros, Fuente del Maestre, Montijo, La Nava de Santiago, La Garrovilla, Villagonzalo y Paloma partieron en autocar desde Badajoz, Mérida y Villafranca de los Barros hacia Cáceres, donde tomaron el "Tren de la Esperanza", junto con doscientos cincuenta peregrinos de las otras dos diócesis extremeñas.

El tren fue bendecido antes de partir por don Ciriaco Benavente y despedido en la estación de Cáceres por una multitud de cacereños. Los enfermos, y los voluntarios que se hicieron cargo de su cuidado, llegaron a Irún, donde se les sumaron otros voluntarios, y siguieron hasta el Lugar de las Apariciones: Lourdes. El cariño y servicio a los enfermos, la grata convivencia, las celebraciones litúrgicas de la Penitencia y de la Unción de Enfermos, la asistencia a las misas en la basílica, en la cripta y en la gruta, la bendición con el Santísimo a los enfermos, el Rosario cantado por todos y la oración personal han dejado en los peregrinos la sensación de haber asistido a una auténtica experiencia de Dios y de caridad fraterna.

Dado el auge de participantes pacenses que se viene registrando, desde hace años en esta peregrinación a Lourdes, ha hecho que sus responsables estén pensando realizar en el futuro una específica de la diócesis de Mérida-Badajoz, como la tienen ya las otras diócesis extremeñas.

 

La parroquia pacense de San Juan Macías peregrina
a Tierra Santa

Un grupo de ochenta fieles, entre ellos diez sacerdotes, de la parroquia pacense de San Juan Macías, acompañados por su párroco, don Manuel Santos, y el vicario parroquia,l don Francisco Gordón, han peregrinado a Tierra Santa. La visita a los Santos Lugares, en los que hizo de guía don Francisco Gordón , profesor de Sagradas Escrituras, ha significado para los peregrinos una gran experiencia de espiritualidad en sus vidas y todos han regresado llenos de fe, gozo y paz.

 

Publicados dos nuevos libros de sacerdotes
de nuestra diócesis

Antonio Bellido ha escrito "Manantial"
y Benito Acosta "Lectura de la Buena Noticia"

Acaban de ver la luz dos libros de dos sacerdotes de nuestra diócesis que tienen en común, además del origen pacense y el sacerdocio, la condición de poetas consagrados. Ellos son Antonio Bellido Almeida, párroco de Santa Eulalia, en Mérida, y Benito Acosta García-Quintana, que ejerce su ministerio en la diócesis de Málaga.

El primero de estos autores une a su ya larga producción literaria la obra que acaba de editar con el número 5 de la Colección Eulaliense, bajo el título "El Manantial". Se trata, como el propio Bellido señala abiertamente, de "un libro sobre la oración y un libro de oración". Esta sumaria descripción muestra ya las dos partes en las que el autor ha dividido su obra: la primera de ellas es un compendio de doctrina sobre la oración "su esencia, su finalidad, sus modos, formas o clases, ventajas, actitudes, dificultades, testimonios Es un sencillo manual al alcance de todos y pensando muy especialmente en nuestros grupos parroquiales en esta nueva era del despertar oracional." En la segunda parte, Bellido Almeida ofrece un compendio de oraciones, madurado en la propia experiencia orante y en la de las comunidades y grupos parroquiales de Almendralejo y Mérida que le ha tocado animar". En definitiva un libro de madurez, de estilo cuidado que viene, de manera oportuna, a sumarse a los materiales que en nuestra diócesis pueden acompañar a quienes se han decidido a seguir el plan de iniciación en la oración que se ha puesto en marcha.

El libro de Benito Acosta, por su parte, publicado por la editorial Manantial Comunicaciones, es, tal como señala el teólogo José María González Ruiz en el prólogo, una obra "que condensa en pocas páginas y con lenguaje completamente asequible el mensaje profundo y entrañable" del Nuevo Testamento, sobre todo de los Cuatro Evangelios.

Benito Acosta presta con este libro un gran servicio a la divulgación del mensaje evangélico, acercándolo, con un estilo conciso, llano y a la vez profundo, al hombre y mujer de la calle, de los pueblos y de los barrios. No se ahorra él personalmente las dificultades exegéticas y la problemática surgidas en los últimos tiempos en torno a los textos bíblicos, pero sí se las da solucionadas al lector, ofreciéndoles una obra de acercamiento a Jesús y su mensaje, con llaneza y radicalidad, sin aditivos puestos por los siglos o la "sabiduría humana" que quiere domesticar la pobreza y exigencia del mensaje del Nazareno. Un libro también para la oración y el compromiso.

 

Una cofradía de Montijo organiza un campo de trabajo
de ayuda a las misiones

La parroquia de San Pedro Apóstol editó una guía de su templo

La Cofradía de Jesús Salvador de los Hombres (Domingo de Ramos) de Montijo ha organizado por cuarto año consecutivo un campo de trabajo de ayuda a las misiones, realizado del 6 al 10 de julio en la Casa de la Iglesia de Montijo.

Se han recogido 295 sacos de ropa, zapatos y juguetes, 29 cajas con comida, material escolar, productos de limpieza y aseo personal y unas 60.000 pesetas en donativos. Este material les será entregado a las Religiosas Formacionistas de la Parroquia del Perpetuo Socorro de Badajoz, para su envío a sus hermanas de congregación en Perú.

En este campo de trabajo han participado unos 40 niños, jóvenes y adultos de las dos parroquias de Montijo.

Guía del templo parroquial

La parroquia de San Pedro Apóstol ha editado una guía con la historia de su templo cuyo primer aporte documental aparece en 1494. Dos fechas resultan de gran importancia para el conocimiento de esta historia: cuando se otorga el territorio para la parroquia en 1494, y el momento en que los Reyes Católicos dan el consentimiento en 1501.

Desde el punto de vista arquitectónico el templo tiene una primera construcción de estilo gótico tardío y posee unos preciosos retablos, entre ellos, el mayor, del siglo XVII, atribuido a Francisco Morato. Destacan también la puerta principal, del perdón y la torre.

 

Dos jóvenes de la India hicieron su profesión temporal
en las Trinitarias de Badajoz

El pasado día nueve hicieron su profesión temporal en el convento de las MM, Trinitarias de Badajoz sor Mini de la Santísima Trinidad Kurisingal y sor María José de Jesús Kolangara, dos jóvenes de nacionalidad india a las que nuestros lectores ya conocen a través de estas páginas. Ámbas nacieron en el estado de Kerala, sor Mini en MaNalikadu en 1973 y sor María José en Madathumpady en 1976. Llegaron a Ba dajoz, donde se han ido adaptando a nuestra cultura y a nuestro clima, hace tres años como postulantes para preparar su noviciado con las religiosas Trinitarias. Ya han realizado sus votos temporales y ahora empiezan a preparar los definitivos y perpetuos.

A la Eucaristía, que fue presidida por el arzobispo, don Antonio Montero, asistieron numerosos fieles.

 

Mirada a nuestro tiempo

De Guadalupe a Guadalupe

Sin que sirva de precedente y por una vez, quiero reflejar en este diálogo semanal con los lectores de Iglesia en camino una experiencia personal que acabo de vivir: durante una semana he participado en un encuentro sacerdotal en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe de Méjico.

Dos mil quinientos curas llegados de todo el mundo -más de cincuenta países- hemos rezado, reflexionado y dialogado sobre nuestra identidad y nuestra vida bajo la atenta mirada de la Morenita, que se apareció y se regaló al indio Juan Diego en el monte del Tepeyac en tierras mejicanas.

En la imagen, que refleja en sus ojos un amor profundo a los hombres y mujeres que con sencilla religiosidad se acercan cada mañanita a visitarla, nos hemos sentido queridos por la Virgen y ante sus plantas hemos puesto nuestras ilusiones y desvelos, que son las ilusiones y desvelos de la Iglesia del final de este siglo, la que busca nuevos caminos y expresiones para el Evangelio en el siglo que viene.

Los extremeños que allí estábamos no podíamos dejar de evocar a nuestra Guadalupe, y al comprobar el cálido amor que los mejicanos y los latinoamericanos en general sienten por su Niña y Señora, nos parecía más madre y más querida. Al ver el fervor filial de aquellos hijos, crecía el de mis compañeros y el mío por nuestra Morenita, la Augusta Reina de Extremadura, que tiene con la de aquellas tierras una "fraternidad" tan especial.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el XVI Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro del Génesis 18, 1-10a

En aquellos días, el Señor se apareció a Abrahán junto a la encina de Mambré, mientras él estaba sentado a la puerta de la tienda, porque hacía calor. Alzó la vista y vio a tres hombres en pie frente a él. Al verlos corrió a su encuentro desde la puerta de la tienda y se prosternó en tierra, diciendo:

- Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. Haré que traigan agua para que os lavéis los pies y descanséis junto al árbol. Mientras, traeré un pedazo de pan para que cobréis fuerzas antes de seguir, ya que habéis pasado junto a vuestro siervo.

Contestaron:

- Bien, haz lo que dices.

Abrahán entró corriendo en la tienda donde estaba Sara y le dijo:

- Aprisa, tres cuartillos de flor de harina, amásalos y haz una hogaza.

Él corrió a la vacada, escogió un ternero hermoso y se lo dio a un criado para que lo guisase en seguida. Tomó también cuajada, leche, el ternero guisado y se lo sirvió. Mientras él estaba en pie bajo el árbol, ellos comieron.

Después le dijeron:

- Dónde está Sara, tu mujer?

Contestó :

- Aquí en la tienda.

Añadió uno:

- Cuando vuelva a ti, dentro del tiempo de costumbre, Sara habrá tenido un hijo.

Salmo 14, 2-3ab. 3cd-4ab. 5

R. Señor, quién puede hospedarse en tu tienda?

El que procede honradamente
y practica la justicia,
el que tiene intenciones leales
y no calumnia con su lengua.

Carta a los Colosenses 1, 24-28

Hermanos: Me alegro de sufrir por vosotros; así completo en mi carne los dolores de Cristo, sufriendo por su cuerpo que es la Iglesia, de la cual Dios me ha nombrado ministro, asignándome la tarea de anunciaros a vosotros su mensaje completo: el misterio que Dios ha tenido escondido desde siglos y generaciones y que ahora ha revelado a sus santos. A éstos ha querido Dios dar a conocer la gloria y riqueza que este misterio encierra para los gentiles: es decir, que Cristo es para vosotros la esperanza de la gloria.

Nosotros anunciamos a ese Cristo; amonestamos a todos, enseñamos a todos, con todos los recursos de la sabiduría, para que todos lleguen a la madurez en su vida en Cristo.

Evangelio según san Lucas 10, 38-42

En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Y Marta se multiplicaba por dar abasto con el servicio, hasta que se paró y dijo:

- Señor, no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano.

Pero el Señor le contestó:

- Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor, y no se la quitarán.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

20, lunes: Mi 6, 1-4, 6-8; Mt 18, 38-42.
21, martes: Mi 7, 14-15. 18-20; Mt 14, 46-50.
22, miércoles: Jr 1,1. 4-10; Mt 13. 1-9.
23, jueves:Jr 2, 1-3. 7-8.. 12-13; Mt 13, 10-17.
24, viernes: Jr3, 14-17; Mt 13, 18-23.
25, sábado: Hch 4, 33; 5, 12. 27b-33; 2Co 4, 7-15; Mt 20, 20-28.
26, domingo: Ge 18, 20-32; Col 2, 12-14; Lc 11, 1-13.

Comentario litúrgico

Las prisas

No sé si ha sido por un afán de canonizar a Marta, pero la tradición que nos ha llegado, por lo menos hasta hace unos años, presenta a las dos hermanas de Lázaro como perfectas seguidoras de Jesús. Es más, se ha aprovechado el pasaje para presentar a las hermanas como representantes de uno modo concreto de vida cristiana: María la contemplativa y Marta la activa.

Una lectura más ponderada del texto muestra que las hermanas, ante la visita del Maestro, tuvieron dos posturas difícilmente homologables entre sí como las propias de un seguidor de Jesús.

Efectivamente, al llegar Jesús cada una de las hermanas adopta una actitud totalmente diferente ante Jesús: María se sienta a su vera para escuchar la Palabra de salvación y María se dedica con todo afán a preparar todo lo necesario para el buen banquete que requería una visita tal especial.

Simplificando, mientras que María se desconectó de todo para adoptar una postura de discípula y seguidora de Jesús, Marta creyó mas necesario dedicarse a arreglar las cosas de este mundo, sin antes orientar su actividad con la luz de las palabras de Cristo

El juicio de Jesús lo tenemos en el texto. Marta escucha una reprimenda, mientras que María es presentada como la que "ha escogido la mejor parte y no se la quitarán".

Si queremos traducir a nuestra vida este mensaje, quizá la palabra 'prisas' es la que mejor define el pecado de Marta y el nuestro. Estamos tan entretenidos en las cosas de la vida que no prestamos atención a la vida de fe, a la necesaria puesta a punto que nos aporta el encuentro con Jesús en la oración o en la misa dominical, como acaba de recordar el Papa.

Antonio Luis Martínez

Santoral

20 de julio: Modesto Andlaver (+ 1900)

Recuerdan ustedes la película 55 días en Pekín? Naturalmente muestra un heroísmo principalmente americano No podía ser de otro modo, pero la realidad de los asesinatos multitudinarios de la guerra de los Boxers, es bien distinta: la llamada "sociedad de la justicia y la concordia" propagó un terrorismo de estado, masacrando todo lo no genuinamente chino incluido preferentemente lo cristiano: miles de católicos fueron asesinados con métodos tan inhumanos que hay que venir a la España de 1936 para encontrar cosas parecidas.

Nuestro buen Modesto, jesuita nacido en Estrasburgo, terminó con la cabeza expuesta en lo alto de una lanza, sobre la muralla y todo por predicar una ley de amor que prohíbe la esclavitud, que niega las castas de origen divino de los ricos, que asegura que las novias no pueden ser vendidas a cambio de cargas de opio y que la vida humana del recién nacido, incluso del no nacido, es tan sagrada como la del emperador de la ciudad prohibida Está visto que la verdad sienta mal a los tiranos de cualquier época.

La famosa película exhibe, apenas, el martirio de un sacerdote atado a una noria la historia es otra; China sigue sin valorar la vida, especialmente la femenina, porque sustituyó a unos tiranos feudales por otros comunistas: Modesto anuncia el grito de libertad del estudiante de la plaza de Tian-nan-men frente a los tanques.

Libertad para China! Ya! Amén.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

20, lunes: Marina, Frumencio, Juan Bautista Zola, Modesto Andlaver.
21, martes: Lorenzo de Brindis, Daniel, Juan, Arbogasto.
22, miércoles: María Magdalena, Anastasio, Menelao.
23, jueves: Brígida, Apolinar, Valeriano, Juan Casiano.
24, viernes: Cristina, Victorino, Eufrasia.
25, sábado: Santiago, apóstol, patrón de España. Cristófero, Cucufate.
26, domingo: Joaquín y Ana, padres de la Virgen María, Juana, Hugo.

 

Contraportada

La Biblia, la escuela de la vida

El cardenal Carlo Maria Martini, arzobispo de Milán,
nos habla sobre su nuevo libro "Vivir con la Biblia"

El cardenal Carlo Maria Martini, arzobispo de Milán, ha publicado en España su libro "Vivir con la Biblia" (Planeta + Testimonio), que recoge su meditación sobre ocho figuras bíblicas. El arzobispo de Milán aporta a su profundo conocimiento de la Biblia sus más de quince años al frente de una de las diócesis más importantes del mundo. En esta entrevista nos habla sobre la importancia que tiene para el cristiano y para cualquier hombre el libro de los libros: la Biblia.

- De dónde surgió la idea de escribir sobre las figuras del Antiguo Testamento?

- Prácticamente todos mis escritos publicados sobre figuras bíblicas se basan en guiones de ejercicios espirituales. Para prepararlos busco un título que me estimule y, por lo común, pasa mucho tiempo hasta que lo encuentro. Si escojo a Jeremías, me preparo el tema, leo los mejores comentarios sobre Jeremías, leo y releo el texto bíblico y veo en qué me reconozco en él. Los ejercicios espirituales son una singular aventura del Espíritu que consiste en una serie de meditaciones impartidas a un pequeño grupo de personas, durante varios días, en una atmósfera de silencio y oración.

- Qué es la "lectio divina"?

- Llamo "lectio divina" a la lectura de una página bíblica que tiende a convertirse en oración y a transformar la vida. Es un ejercicio metódico, ordenado y no casual, de escucha de la Palabra en un clima de silencio y oración. Una lectura que debe ser de toda la Biblia, no sólo de un texto en particular. Es, por ello, una "lectio" continua y completa. Es precisamente esta "lectio" la que la liturgia nos ayuda a cumplir en el ciclo triple de las lecturas eucarísticas de los domingos, en el doble ciclo de las lecturales feriales y en el ciclo anual de las lecturas del breviario para los sacerdotes.

- Tiene necesidad de practicar este tipo de oración?

- La "lectio" es, en primer lugar, una constante renovación de motivos para resistir, para no sucumbir, para esperar a pesar de todo. Repara las energías perdidas, restaura las energías gastadas, estimula constantemente nuestra tarea diaria. Personalmente siento que, cuando me falta el contacto con la Palabra, se me agota la fuente que surte a mi mente y a mi corazón, que me permite vivir, buscar siempre lo mejor, renovar las pautas de trabajo para mí y para los demás, superar los momentos de flojedad, de oscuridad, de impaciencia, de disgusto y de amargura. La "lectio divina", la Palabra, es la fuente viva de la que brota la creatividad y desenvoltura. La Biblia es una escuela extraordinaria para discernir los sentimientos, pues cuando reflexiono sobre mis sentimientos cotidianos y sobre los de los personajes bíblicos, me siento inclinado a comparar mi mundo afectivo, pasional y sentimental con la claridad, la transparencia y el orden del misterio de Dios; siento la invitación a contemplar mis sentimientos en y con Jesús.

- Es necesaria una vuelta a la Biblia por parte de la Iglesia?

- El concilio exhorta "con ardor e insistencia a todos los fieles, sobre todo a los religiosos, a aprender la sublime ciencia de Jesucristo con la frecuente lectura de las divinas Escrituras...". Creo que es providencial este hincapié, sobre todo para nuestro mundo occidental. En él nos encontramos con frecuencia en un contexto prácticamentre ateo, en el que el misterio de Dios ya no está presente en signo alguno exterior de la vida y de la sociedad, y no es presentado a la conciencia por una atmósfera de fe.

- Qué gana el cristiano con el contacto con la Biblia?

- Una aridez interior amenaza a todos y se corre el riesgo de que sofoque las conciencias cristianas, que no lleguen a expresar en su experiencia cotidiana el gusto por el Dios vivo. No creo que sea posible pasar indemnes a través del desierto espiritual del mundo moderno europeo si no se alimenta la fe con un contacto personal con la palabra de Dios. En otras épocas, cuando la mayoría de la gente no sabía leer, la meditación sobre la Biblia dependía más de la predicación eclesiástica. Hoy, que existe una necesidad mayor de meditación bíblica personal, la Providencia da a todos los cristianos la posibilidad de acercarse directamente a la Escritura. Pero, sobre todo, hay que recordar que san Jerónimo decía que "la ignorancia de las Escrituras es ignorancia de Cristo".

- A nivel práctico, qué se podría hacer para acercarse a la Biblia?

- Un primer método es la Escuela de la Palabra. Se trata de una lectura bíblica para el pueblo, especialmente los jóvenes, hecha según el método de la "lectio divina" de que antes hablábamos, un ejercicio de interiorización de la Palabra. En Milán comencé yo mismo, en 1980, a dirigir la Escuela de la Palabra y durante los primeros cinco años de mi episcopado convoqué el primer jueves de mes a miles y miles de jóvenes en la catedral. Hoy, la Escuela de la Palabra se ofrece una vez al mes en 65 grandes iglesias de la diócesis y los encuentros los dirigen sacerdotes que convoco al inicio del año instruyéndoles sobre el método y el contenido de cada encuentro. Cada mes, de 10.000 a 15.000 jóvenes siguen regularmente este camino.

- Qué es lo que hace que la Biblia sea "especial"?

- La vida, la muerte, la amistad, el dolor, el amor, la familia, el trabajo, las diversas situaciones personales, la soledad, los secretos movimientos del corazón, los grandes fenómenos sociales, toda esta vida humana no la presenta la palabra de Dios escrita en la Biblia bajo una luz nueva y verdadera. El contacto con esta Palabra lleva a una riqueza de vida inesperada. Para mí, que leo la Sagrada Escritura desde hace cincuenta años, se presenta cada vez como algo nuevo, capaz de provocar mi estupor y la emoción de estar en contacto con los valores mismos de Dios. No es una casualidad que la Escritura sea la fuente cultural, insustituible, de la Iglesia, el punto de referencia de todo cambio cultural.

JUSTO AMADO

Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org