Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org/www1/camino/camino.html

Número 492. 13 de julio de 2003

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

Así lo ponen de manifiesto los sacerdotes que participan en ella

La formación permanente del clero es una necesidad en la sociedad de hoy en día

Durante la semana que ahora termina y durante la anterior, los sacerdotes de Mérida-Badajoz estaban convocados a participar en el XVI Curso de Verano de formación permanente.

Entre las dos sesiones de trabajo han participado una cincuentena de sacerdotes que han reflexionado, en la primera semana, sobre programación pastoral, acompañados por don Pedro Escartín, Vicario general y de Pastoral de Barbastro-Monzón y don Francisco Maya, Vicario episcopal de Evangelización de Mérida-Badajoz. La bioética ha sido el otro tema tratado, a cargo de don José Román, Decano de la Facultad de Teología de Salamanca, don José María Fernández, director del Centro de Rehabilitación social de enfermedades mentales de Badajoz, y los sacerdotes diocesanos, don José Manuel Álvarez, profesor de moral del Centro Superior de Estudios Teológicos, y don Fermín J. González, biólogo y profesor del Colegio Diocesano.


Editorial

Vacaciones para el ama de casa

Los de julio se fueron y a los de agosto les falta menos, aunque siempre quedan los rezagados de septiembre y los pocos que dividen las vacaciones a gusto del consumidor. Lo cierto es que las playas están llenas y en el monte te encuentras gente donde antes no había nadie. Llegaron las vacaciones de verano que, entre nosotros, también toma cuerpo en otra modalidad: la vuelta temporal a nuestros pueblos de los que un día nos dejaron buscando en otros lugares mejores medios de vida. Son nuestra gente y vienen a estar con los suyos, nuestros emigrantes y sus familias. Con su presencia animan de nuevo nuestras calles y plazas, reviven nuestra fiestas, se encuentran con sus raíces... !Bienvenidos sean!

Pero, sea cual fuere la modalidad de nuestras vacaciones veraniegas en las que, ciertamente, hemos de descansar y emplearnos a fondo en el sano ocio y en el encuentro con los parientes y las viejas amistades, no podemos hacerlo a costa de los demás, especialmente de aquellas personas que ven sobrecargada su actividad precisamente cuando los demás descansan.

No nos referimos al llamado "sector servicios", dedicado a la hostelería, restauración, turismo...etc, que en los veranos hace su "agosto", sino a las personas más entregadas que suelen pasar desapercibidas y que cargan estos días en nuestros hogares con casi todo el trabajo: las amas de casa.

Precisamente en su último documento, en la Exhortación Apostólica "Ecclesia in Europa", el Papa Juan Pablo II aboga para que "el servicio prestado por la madre, del mismo modo que por el padre, en la vida doméstica, se considere como una contribución al bien común, incluso mediante formas de reconocimiento económico". Ahí queda eso y, si todavía no remuneramos a las amas de casa por su valioso trabajo, empecemos, al menos, por hacerles posible unas buenas vacaciones, aunque sea en el propio hogar.


Juan Pablo II

Jesucristo, nuestra esperanza

La tarde del día 28 de junio, vigilia de la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, el Santo Padre Juan Pablo II promulgó la Exhortación Apostólica "Ecclesia in Europa", durante las vísperas celebradas en la basílica de San Pedro. El texto tiene 130 páginas y consta de una introducción, seis capítulos y una conclusión. El documento es un texto cargado de riqueza en sus exposiciones y análisis, del que, a continuación, extractamos algunos párrafos.

 

Jesucristo, el Verbo eterno de Dios que está en el seno del Padre desde siempre (cf. Jn 1, 18), es nuestra esperanza porque nos ha amado hasta el punto de asumir en todo nuestra naturaleza humana, excepto el pecado, participando de nuestra vida para salvarnos. La confesión de esta verdad está en el corazón mismo de nuestra fe. La pérdida de la verdad sobre Jesucristo, o su incomprensión, impiden ahondar en el misterio mismo del amor de Dios y de la comunión trinitaria (Cf. Propositio 4, 2.)

 

Jesucristo es nuestra esperanza porque revela el misterio de la Trinidad. Éste es el centro de la fe cristiana, que puede ofrecer todavía una gran aportación, como lo ha hecho hasta ahora, a la edificación de estructuras que, inspirándose en los grandes valores evangélicos o confrontándose con ellos, promuevan la vida, la historia y la cultura de los diversos pueblos del Continente.

Múltiples son las raíces ideales que han contribuido con su savia al reconocimiento del valor de la persona y de su dignidad inalienable, del carácter sagrado de la vida humana y el papel central de la familia, de la importancia de la educación y la libertad de opinión, de palabra, de religión, así como también a la tutela legal de los individuos y los grupos, a la promoción de la solidaridad y el bien común, al reconocimiento de la dignidad del trabajo. Tales raíces han favorecido que el poder político esté sujeto a la ley y al respeto de los derechos de la persona y de los pueblos. A este propósito se han de recordar el espíritu de la Grecia antigua y de la romanidad, las aportaciones de los pueblos celtas, germanos, eslavos, ugrofineses, de la cultura hebrea y del mundo islámico.

Sin embargo, se ha de reconocer que estas influencias han encontrado históricamente en la tradición judeocristiana una fuerza capaz de armonizarlas, consolidarlas y promoverlas. Se trata de un hecho que no se puede ignorar; por el contrario, en el proceso de construcción de la " casa común europea", debe reconocerse que este edificio ha de apoyarse también sobre valores que encuentran en la tradición cristiana su plena manifestación. Tener esto en cuenta beneficia a todos.

 

La Iglesia "no posee título alguno para expresar preferencias por una u otra solución institucional o constitucional " de Europa y coherentemente, por tanto, quiere respetar la legítima autonomía del orden civil.(Cf. Centesimus annus (1 mayo 1991), 47). Sin embargo, tiene la misión de avivar en los cristianos de Europa la fe en la Trinidad, sabiendo que esta fe es precursora de auténtica esperanza para el Continente.

Muchos de los grandes paradigmas de referencia antes indicados, que son la base de la civilización europea, hunden sus raíces últimas en la fe trinitaria. Ésta contiene un extraordinario potencial espiritual, cultural y ético, capaz, entre otras cosas, de iluminar algunas grandes cuestiones que hoy se debaten en Europa, como la disgregación social y la pérdida de una referencia que dé sentido a la vida y a la historia. De ello se desprende la necesidad de una renovada meditación teológica, espiritual y pastoral sobre el misterio trinitario.

 

Confesar la verdad de Cristo

Las Iglesias particulares en Europa no son meras entidades u organizaciones privadas. En realidad, actúan con una dimensión institucional específica que merece ser valorada jurídicamente, en el pleno respeto del justo ordenamiento civil. Al reflexionar sobre sí mismas, las comunidades cristianas han de reconocerse como un don con el que Dios enriquece a los pueblos que viven en el Continente. Éste es el anuncio gozoso que han de llevar a todas las personas. Profundizando su propia dimensión misionera, deben dar constantemente testimonio de que Jesucristo "es el único mediador y portador de salvación para la humanidad entera: sólo en Él la humanidad, la historia y el cosmos encuentran su sentido positivo definitivamente y se realizan totalmente; Él tiene en sí mismo, en sus hechos y en su persona, las razones definitivas de la salvación; no sólo es un mediador de salvación, sino la fuente misma de la salvación ".

 

El pluralismo y la Verdad

En el contexto del pluralismo ético y religioso actual que caracteriza cada vez más a Europa, es necesario, pues, confesar y proponer la verdad de Cristo como único Mediador entre Dios y los hombres y único Redentor del mundo. Por tanto ­como he hecho al final de la asamblea sinodal­, con toda la Iglesia, invito a mis hermanos y hermanas en la fe a abrirse constantemente con confianza a Cristo y a dejarse renovar por Él, anunciando con el vigor de la paz y el amor a todas las personas de buena voluntad, que quien encuentra al Señor conoce la Verdad, descubre la Vida y reconoce el Camino que conduce a ella (cf. Jn 14, 6; Sal 16 [15], 11). Por el tenor de vida y el testimonio de la palabra de los cristianos, los habitantes de Europa podrán descubrir que Cristo es el futuro del hombre. En efecto, en la fe de la Iglesia "no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que debamos salvarnos " (Hch 4, 12).

Para los creyentes, Jesucristo es la esperanza de toda persona porque da la vida eterna. Él es "la Palabra de vida" (1 Jn 1, 1), venido al mundo para que los hombres "tengan la vida y la tengan en abundancia " (Jn 10, 10). Así nos enseña cómo el verdadero sentido de la vida del hombre no queda encerrado en el horizonte mundano, sino que se abre a la eternidad. La misión de cada Iglesia particular en Europa es tener en cuenta la sed de verdad de toda persona y la necesidad de valores auténticos que animen a los pueblos del Continente. Ha de proponer con renovada energía la novedad que la anima. Se trata de emprender una articulada acción cultural y misionera, enseñando con obras y argumentos convincentes cómo la nueva Europa necesita descubrir sus propias raíces últimas. En este contexto, los que se inspiran en los valores evangélicos tienen un papel esencial que desempeñar, relacionado con el sólido fundamento sobre el cual se ha de edificar una convivencia más humana y más pacífica porque es respetuosa de todos y de cada uno.

Es preciso que las Iglesias particulares en Europa sepan devolver a la esperanza su dimensión escatológica originaria. En efecto, la verdadera esperanza cristiana es teologal y escatológica, fundada en el Resucitado, que vendrá de nuevo como Redentor y Juez, y que nos llama a la resurrección y al premio eterno.

+ Joannes Paulus II


Centrales

Los sacerdotes diocesanos vuelven al Seminario para participar en la formación permanente

Durante dos semanas una cincuentena han participado en el XVI Curso de Verano

 

Durante la semana que ahora termina y la anterior, los sacerdotes estaban convocados a participar en el XVI Curso de Verano organizado por a Delegación Episcopal para el Clero. En total han participado unos 50 sacerdotes en ambas semanas.

Estos cursos de verano surgen de lo apuntado por el papa Juan Pablo II en su exhortación apostólica "Pastores dabo vobis". En el número 71 de este documento se dice que "la formación permanente de los sacerdotes, tanto diocesanos como religiosos, es la continuación natural y absolutamente necesaria de aquel proceso de estructuración de la personalidad presbiteral iniciado y desarrollado en el Seminario o en la Casa religiosa". Atendiendo a esto, la formación permanente pretende ser un proceso integral en los aspectos de la formación humana, espiritual, intelectual y pastoral.

Los cursos de este año

Este año se han tratado dos cuestiones bien diferentes. Mientras que en la primera semana la 'Programación y organización pastoral' centró el trabajo, en la segunda se ha tratado el tema 'Bioética, la vida humana en sus dimensiones ética y teológica".

Siempre se suele recurrir a especialistas en cada materia que se imparte y esta no ha sido una excepción. La primera semana, participaron don Pedro Escartín Celaya, Vicario general y de Pastoral de Barbastro Monzón y don Francisco Maya Maya, Vicario episcopal de Evangelización de Mérida-Badajoz. En el tema de bioética, se contó con la participación de don José Román Flecha, Decano de la Facultad de Teología de Salamanca, don José María Fernández Chavero, director del Centro de Rehabilitación social de enfermedades mentales de Badajoz, y los sacerdotes diocesanos, don José Manuel Álvarez Maqueda, profesor de moral del Centro Superior de Estudios Teológicos, y don Fermín Jesús González Melado, biólogo y profesor del Colegio Diocesano.

 

Lo que opinan los sacerdotes

D. José Corrales Guisado, párroco de La Torre y Almendral, destaca dos aspectos importantes; por un lado, la convivencia que se establece entre los sacerdotes y, por otro lado, la formación como tal, que es un "ponerse al día en este nuestro mundo tan cambiante". Ha participado en ambas semanas y considera que, cada una en su campo, responden a las necesidades del mundo de hoy.

    

    

   

D. José M. Álvarez Maqueda, párroco de Santiago Apóstol (Badajoz) y profesor en estos cursos, está satisfecho de "poder plantear abiertamente ante los compañeros temas tan complejos como los que se están tratando en la disciplina de la bioética". Destaca también como positivo el hecho de "compartir y reflexionar conjuntamente con los compañeros sobre las situaciones que tenemos que afrontar".

    

    

   

D. Juan Pablo Parejo Ayuso, párroco de Sagrajas y profesor de la Universidad de Extremadura, dice que la formación permanente es "una cuestión fundamental para el sacerdote en el momento actual en el que nos encontramos, si queremos ir respondiendo a todos los retos que nuestra sociedad y nuestra iglesia nos están demandando". Según él, "al sacerdote no le basta ya lo que aprendió en el seminario, debe actualizarse".

    

    

   

D. Gabriel Cruz Chamizo, Delegado para el Clero y organizador de las jornadas, opina que la formación permanente no es un "simple reciclaje o un ponerse al día, sino que es algo más especial". Se define como un "convencido de la formación permanente" y considera que el hecho de que un grupo de sacerdotes "tengan la posibilidad de convivir durante unos días es muy importante para la espiritualidad de los mismos".

 

    

    

   

Cumple 30 años en España

La Renovación Carismática Católica Española lleva a cabo un Encuentro para alabar y dar gracias

Bajo el lema 'Buscad el Rostro del Señor' (Sal 68), miembros de los casi 700 grupos de oración de la Renovación Carismática Católica (RCC) en España han llevado a cabo en Madrid un gran encuentro de alabanza y de acción de gracias.

Dos aniversarios hicieron de la cita de este año un momento particularmente importante: la RCC cumple 30 años en España y esta gran asamblea nacional celebró sus bodas de plata.

Además de los miembros de la RCC de España , también acudieron de Portugal, Suiza, Alemania y diversos países de Hispanoamérica­, así como amigos y simpatizantes, ya que la Asamblea Nacional está abierta a todo el que lo desea.

Espacios de alabanza e intensos ratos de adoración y acción de gracias se intercalan entre los momentos centrales del programa: la Eucaristía, que se celebra cada día, y la celebración del sacramento de la Reconciliación.

Los rostros de Dios

Las enseñanzas programadas en estos tres días han corrido a cargo de Oreste Pesare y del padre Jorge Córdova. El primero se centraba en 'el rostro del Hijo', 'la contemplación del rostro misericordioso del Padre' y el reflejo de éste en nosotros. Padre de familia de origen italiano, Oreste Pesare está al frente de los 'Servicios Internacionales de la Renovación Carismática Católica' (ICCRS, por sus siglas en inglés), con sede en el Vaticano, desde 1996.

'El rostro Doliente' y 'el rostro del Resucitado' han sido el eje de las enseñanzas del sacerdote ecuatoriano Jorge Córdova.

La celebración del doble cumpleaños de la 'Renovación' en España tenía un momento de gran fiesta con el concierto que en la tarde del sábado ofrecía a todos los participantes el Ministerio Nacional de Alabanza, a través del cual se ha podido grabar un nuevo CD, un auténtico 'Álbum de Familia' que refleja estas tres décadas de camino recuperando cantos de los comienzos así como el repertorio más actual.

Los niños celebraron paralelamente su propia asamblea. Compartieron enseñanzas, ratos de adoración y eucaristías especialmente celebradas para ellos.

El domingo, los chavales se unieron a toda la Asamblea Nacional en la Eucaristía.

 

Informe de 'Ayuda a la Iglesia Necesitada'

Casi mil cristianos murieron a causa de su fe en el año 2002

La libertad religiosa es violada diariamente en muchos rincones del planeta, según el V Informe redactado por 'Ayuda a la Iglesia Necesitada' (AIN).

Presentado recientemente, el documento constata que en el año 2002 murieron en el mundo 938 cristianos, 629 fueron heridos, y 100.345 detenidos.

"No somos 'Amnistía Internacional' en plan católico", precisó Attilio Tamburrini, director en Italia de 'Ayuda a la Iglesia Necesitada', "nuestro trabajo es de campo, hunde sus raíces en las realidades que seguimos desde hace cincuenta años, en particular, las discriminaciones que sufren los católicos y otros creyentes".

Los más intolerantes

La situación más crítica en estos momentos para la libertad religiosa se vive quizá en Nigeria, Sudán, China y Cuba, según se pude desprender del informe.

En Europa, los casos más complicados son Bielorrusia, con una de las leyes más restrictivas sobre libertad religiosa, y Rumanía, donde las comunidades católicas de rito oriental se ven privadas de sus iglesias, confiscadas por el régimen comunista en 1948.

Treinta páginas del informe se dedican a Rusia, subrayando que "el respeto por la libertad religiosa ha encontrado nuevas dificultades, sobre todo para la Iglesia católica". El libro constata que la administración ha adoptado gestos hostiles, como la expulsión de algunos sacerdotes, en respuesta al "supuesto expansionismo católico". En Venezuela, por su parte, "la Iglesia ha sido objeto de controles y amenazas por parte de la policía" y "no han faltado tampoco las injurias al máximo nivel institucional", en referencia al presidente Hugo Chávez que definió a la Iglesia como el cáncer para la "revolución" que promueve.

 

Manos Unidas le pide a los turistas que traten con respeto a la población de países pobres

Manos Unidas ha publicado un artículo para incentivar el turismo responsable y recordar algunas pautas de comportamiento, especialmente al visitar países subdesarrollados.

"Cuando disfrutamos de este período de descanso viajando por países subdesarrollados, debemos hacerlo con responsabilidad y respeto. Al visitar lugares con costumbres diferentes no podemos comportarnos con arrogancia ni irreverencia respecto a sus humildes condiciones de vida o a confesiones distintas a las nuestras", sugiere la Ong.

Aunque "las vacaciones son una manifestación de la calidad de vida de los países desarrollados" y "un derecho que nos corresponde para sobrellevar una vida laboral exigente y tensa", Manos Unidas no olvida "que las personas más pobres se desplazan sólo para satisfacer sus necesidades básicas".

En su artículo, la Ong dedica un apartado al llamado "turismo sexual" que se ha incrementado "vergonzosamente" en las últimas décadas y que Manos Unidas considera aún "más indignante" cuando el abuso se produce sobre menores.

"Aprovecharse de los pobres para obtener servicios sexuales degrada a quien lo hace, pero lo cierto es que los peores efectos se producen sobre quienes lo sufren, ya que les arruina la vida".

Manos Unidas considera que la prostitución obligada por la pobreza que especialmente en los países del Sur, se ejerce desde edades muy tempranas acabaría si no hubiera demanda. "Resulta desalentador que individuos de países desarrollados que disfrutan de cierto nivel social abusen de niñas, y luego sean capaces de llevar una vida "normal" cuando vuelven a sus lugares de origen", afirma la Ong.


Información diocesana

Varias parroquias clausuran el curso con peregrinaciones a santuarios marianos

La de La Santa Cruz, de Arroyo de San Serván, peregrinó hasta Guadalupe a pie con 25 jóvenes

 

Por octavo año consecutivo, la Hermandad del Santísimo Cristo y María Santísima de la Merced en sus Misterios Dolorosos de Almendralejo ha organizado, desde la parroquia de San Roque, una peregrinación al santuario de Nuestra Señora de Fátima en la que han participado personas de las tres parroquias almendralejenses.

Los peregrinos tomaron parte en distintos actos como la Misa en español, procesión de las velas, via Crucis por el camino que recorrían los Pastorcitos y la Eucaristía internacional del "adiós", en la que el sacerdote don Juan Francisco Holguín, que acompañó la peregrinación, participó en las lecturas.

El mismo santuario ha sido el fin de la peregrinación de la parroquia de Santa Eulalia, de Mérida, en la que han participado 107 personas. El motivo de dicha peregrinación ha sido, como en años anteriores, orar ante la imagen de la Virgen y presentarle los trabajos de la Pastoral Parroquial como clausura del curso 2002/3.

En Guadalupe

Por su parte, la parroquia de La Santa Cruz, de Arroyo de San Serván, ha llevado a cabo su IV Peregrinación a Guadalupe entre el 7 de julio, que salió a pie desde el pueblo, hasta este domingo que regresan en autobús, después de celebrar la Eucaristía en el Monasterio.

La peregrinación constó de seis etapas. La primera de ellas, entre Arroyo de San Serván y Trujillanos; la segunda de Trujillanos a Torrefresneda; la tercera entre este pueblo y Vivares; la cuarta de Vivares a Alcollarín; la quinta de Alcollarín a Logrosán; y la sexta entre Logrosán y Guadalupe.

En total han participado en la peregrinación 22 jóvenes, al frente de la cual se encontraba el párroco de la localidad, don Ángel Maya Romero.

La marcha se iniciaba cada día de madrugada y concluía sobre las 11 ó las 12 para evitar las fuertes temperaturas propias del tiempo.

A la llegada los peregrinos se aseaban en casas de los vecinos o de los párrocos, les sellaban las credenciales y disfrutaban de tiempo libre. Por la tarde realizaban una sesión de trabajo en la que debatían y analizan diferentes temas. Posteriormente celebraban la eucaristía o bien tenían un rato de oración antes de la cena y del descanso.

 

Festival en La Nava de Santiago

La Parroquia de La Nava de Santiago organizó para terminar el curso un festival con el fin de recaudar fondos con destino al arreglo de la iglesia, en el que participaron niños, adolescentes, adultos y mayores y cuyo número principal fue la representación de una obra teatral original de Ángela Benito, poetisa del pueblo, a cargo del grupo de mujeres del Taller de Manualidades de Cáritas.

 

El Arzobispo, en La Garrovilla

El Arzobispo, don Antonio Montero Moreno, estuvo en la Garrovilla para impartir la confirmación a 67 jóvenes. En el transcurso de la liturgia eucarística, que fue concelebrada por el Arzobispo, el vicario de Zona, don José Antonio Salguero, y el párroco de Nuestra Señora de la Asunción, don Valeriano Domínguez Toro, cantó la coral municipal 'Virgen de la Caridad', dirigida por don Emilio González Barroso.

 

Con el Cursillo de Cristiandad número 220 este Movimiento clausuró el curso

Con él se pone fin al presente curso pastoral

 

Durante el último fin de semana de junio se ha celebrado el Cursillo de Cristiandad nº 220 con participación de 19 personas entre cursillistas y dirigentes.

Este es el cuarto cursillo de los celebrados en el presente curso y con él terminan las actividades que tenía programadas para el 2002-03 el Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, dándonos unas pequeñas vacaciones hasta el próximo mes de septiembre. En el cursillo participó, como coordinador del mismo, Paco Bobadilla Guzmán, anterior presidente del Movimiento, y como directores espirituales, Don Feliciano Leal Cáceres, actual consiliario, y D. Miguel Caballero García. El equipo dirigente lo completaban un grupo de 4 jóvenes del Movimiento.

Clausura

La clausura, en la que participaron más de 100 personas se celebró en la noche del domingo con la asistencia de muchas personas procedentes de localidades de fuera de Badajoz. Los nuevos cursillistas fueron recibidos por la comunidad de veteranos con el canto "De colores".

Los testimonios, de nuevos y veteranos, alentaron a los participantes en el acto a seguir caminando siendo testigos de Cristo en el mundo, a escucharle para que oriente nuestros pasos y a agarrarse a El en las dificultades encontradas en el camino. Así mismo, no fueron pocos los que testimoniaron la fuerza que da vivir la fe junto a otros en grupos.

 

Los sacerdotes ordenados en el año 1993 celebran con sus familias su décimo aniversario

Los sacerdotes diocesanos Francisco José Andrades Ledo, Marceliano Guerrero Montero, Juan Manuel Medina Maya, Juan Román Macías y Nicomedes Silos Montero, han celebrado el décimo aniversario de su ordenación sacerdotal, el 26 de junio de 1993, con una jornada de convivencia en la que tomaron parte sus respectivas familias, a semejanza de las que realizaban en sus tiempos de seminaristas.

La celebración de la Eucaristía y la comida fraterna fueron los dos momentos importantes del día.

 

Programa informático para la asignatura de Religión

El sacerdote diocesano don Francisco Ramírez Pantano, párroco de Solana de los Barros y de Aldea de Retamal, ha desarrollado un programa informático como apoyo para la asignatura de religión y moral católica.

El nombre del programa es 'Kerygma', y en él se incluyen una serie de actividades interactivas, crucigramas bíblicos, juegos de palabras... dirigidas al ciclo completo de la ESO. Además, el programa también incluye plantillas de ejercicios o exámenes para que los alumnos se evalúen.

Según Ramírez Pantano, el programa probablemente será distribuido por la Editorial Casals el curso que viene y está prevista su ampliación a los ciclos de primaria y bachillerato.


Al paso de Dios

Siempre servidores

Estoy convencido de que los seres humanos nos sentimos atraídos en todo momento por el amor de Dios, aunque esto no se vea reflejado en nuestras conductas; y también creo que todos nacemos para vivir en fraternidad con los demás, aunque esto se vea desmentido tantas veces por nuestro modo de actuar. La vida ciertamente transcurre en manos de Dios y el mejor modo de expresar esa inmersión en el regazo paterno es el servicio al hombre.

Vivir atentos a las necesidades humanas, hasta ser verdaderamente expertos en las cosas de nuestros semejantes, para servirles, es el modo más digno de vivir, porque es el que más agrada a Dios. Para los cristianos, y especialmente para quienes han sido llamados a algún ministerio en la Iglesia, no hay otra forma mejor de vida que la de imitar a Nuestro Señor Jesucristo, que vino a compartir nuestra condición humana, es decir, por nosotros los hombres y por nuestra salvación. A nuestro alrededor, en efecto, hay muchas necesidades humanas que han de ser atendidas; y las hay espirituales, patentes o latentes, que hay que acompañar con el agua que apague su sed de Dios. Tampoco faltan las situaciones sociales, que hay que atender, la mayoría de las veces sin más recursos que una presencia fraterna y solidaria. Y, aunque en ocasiones lo desmientan las apariencias, abundan en nuestro mundo aspiraciones nobles, limpias y auténticas, que han de ser encauzadas hacia el Bien y la Verdad.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)


Liturgia del domingo

Celebramos el XV Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Amós 7, 12-15

En aquellos días, dijo Amasías, sacerdote de Casa-de-Dios, a Amós:

-Vidente, vete y refúgiate en tierra de Judá: come allí tu pan y profetiza allí. No vuelvas a profetizar en Casa-de-Dios, porque es el santuario real, el templo del país.

Respondió Amós:

-No soy profeta ni hijo de profeta, sino pastor y cultivador de higos. El Señor me sacó de junto al rebaño y me dijo: "Ve y profetiza a mi pueblo de Israel".

 

Salmo 84, 9ab-10. 11-12. 13-14

R. Muéstranos Señor, tu misericordia/ y danos tu salvación.

Voy a escuchar lo que dice el Señor:

"Dios anuncia la paz/ a su pueblo y a sus amigos".

La salvación está ya cerca de sus fieles,

y la gloria habitará en nuestra tierra.

 

Carta del apóstol san Pablo a los Efesios 1, 3-14

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales.

Él nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante Él por el amor.

Él nos ha destinado en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido Hijo, redunde en alabanza suya.

Por este Hijo, por su sangre, hemos recibido la redención, el perdón de los pecados.

El tesoro de su gracia, sabiduría y prudencia ha sido un derroche para con nosotros, dándonos a conocer el Misterio de su Voluntad.

Este es el plan que había proyectado realizar por Cristo, cuando llegase el momento culminante: recapitular en Cristo todas las cosas del cielo y de la tierra.

Por su medio hemos heredado también nosotros. A esto estábamos destinados por decisión del que lo hace todo según su voluntad. Y así, nosotros, los que ya esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria.

Y también vosotros, que habéis escuchado la Verdad, el evangelio de vuestra salvación, en el que creísteis, habéis sido marcados por Cristo con el Espíritu Santo prometido, el cual es prenda de nuestra herencia, para liberación de su propiedad, para alabanza de su gloria.

 

Evangelio según san Marcos 6, 7-13

En aquel tiempo llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto.

Y añadió:

-Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.

Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

 

Comentario litúrgico

Dándoles autoridad

Nos encontramos hoy con una página evangélica que, como un poliedro de luz, puede iluminarnos a todos los cristianos cualquiera que se nuestra situación y nuestra misión en la Iglesia.

Según el relato de san Marcos, Jesús ya había instruido suficientemente a los apóstoles y estos habían sentido el calor de su amistad y el atractivo de su persona durante un tiempo preciso como para poder ser transmisores del mensaje de conversión y salvación que Jesús tenía como encargo de su Padre.

Leyendo está página desde nuestra perspectiva de veinte siglos de Iglesia, se nos agolpan todas las generaciones cristianas con sus respectivos evangelizadores y pastores que, cada uno en su tiempo y estilo, han tomado la antorcha y han hecho avanzar tanto la conversión de los no creyentes como la salvación de los que han formado las comunidades cristianas a los largo de la historia.

En este enclave de la página evangélica y de la historia de la Iglesia nos tenemos que ver cada uno de nosotros como integrantes de aquel primer envío que dio comienzo a algo inaudito: que la misión del Hijo se prolongara en los suyos, que la Palabra única del Padre encontrara continuidad en los pobres balbuceos de hombres y mujeres.

San Marcos, tan parco en su redacción, no se olvida de darnos un dato que lo explica todo: Jesús no envía a los apóstoles sin más. Los envió "dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos". Desde ese momento la palabra y los gestos del apóstol están de algún modo enajenados para él y enriquecidos y puestos al servicio de una causa que lo rebasa y quien recibe su palabra escucha al mismo Cristo.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

14, lunes: Ex 1, 8-14; Mt 10, 34-11,1.
15, martes: Ex 2, 1-15a; Mt 11, 20-24.
16, miércoles: Ex 3, 1-6. 9-12; Mt 11, 25-27.
17 jueves: Ex 3, 13-20; Mt 11, 28-30.
18, viernes: Ex 11, 10-12, 14; Mt 12, 1-8.
19, sábado: Ex 12, 37-42 ; Mt 12, 14-21.
20, domingo: Jr 23, 1-6; Ef 2, 13-18; Mc 6, 30-34.

 

Santoral

Santa Sinforosa (+ 130)

A Crescencio lo estrangulan, y a Nemesio le lancean el pecho, apuñalan los cuerpos de Primitivo y Julián, rompen las caderas de Justino y descuartizan a Extacteo y al menor de todos, llamado Eugenio. Se trata de los siete hijos de Sinforosa; noble matrona romana de los tiempos del emperador Adriano. Parecen haber sufrido el martirio en la vía Tiburtina, y sus actas martiriales, muy tardías, se inspiran en las anteriores de Felícitas, o bien, en el texto bíblico de los hermanos Macabeos.

En suma: no parece que los hechos narrados en la "pasión", así se llaman las actas martiriales antiguas por identificación con la de Jesucristo, sean auténticos, y es dudosa incluso la existencia de la misma Sinforosa. ¿Por qué traerla entonces a las páginas del santoral? Porque supone una fuente histórica cuya crítica arroja luz sobre el sentir cristiano. No son pocas las veces en que han debido buscarse ejemplos de coherencia total entre la vida y la fe. Algunos han preferido la edificación del pueblo cristiano a la narración de hechos veraces. Así nos encontramos con leyendas tan piadosas como falsas, pero indicadoras de una incesante búsqueda: la ansiada coherencia entre lo que se cree y lo que se vive. Gracia que para todos, como para mi, deseo... que buena falta me hace.

Manuel Amezcua

 

Los santos de la semana

14, lunes: Camilo de Lelis, Onésimo,Vicente Madelgario.
15, martes: Buenaventura, Eutropio, Felipe, Pompilio.
16, miércoles: Nuestra Señora del Carmen, Reinalda.
17, jueves: Justa y Rufina, Narzalies, Jacinto, Marcelina.
18, viernes: Emiliano, Federico, Sinforosa, Rufilo, Teodosia.
19, sábado: Macrina, Isaac, Aurea, Bernoldo, Pablo y Sisenando.
20, domingo: Marina, Elías, Frumencio, Juan Bautista Zola.


Contraportada

El nuevo Obispo placentino afirma que mantendrá el talante de diálogo en sus relaciones institucionales

Don Amadeo Rodríguez Magro contará con sus diocesanos en el ejercicio de su ministerio

Hombre sólidamente formado, pero a la vez cercano, afable y sencillo. Don Amadeo Rodríguez acaba de ser designado por Juan Pablo II Obispo de Plasencia y, por ello, en el momento de realizar esta entrevista, se amontonan en su despacho cartas, telegramas y correos electrónicos, que encierran felicitaciones a las que se suman las llamadas telefónicas -la última de don Juan del Río, el obispo periodista de Jerez- que interrumpen continuamente nuestro diálogo para gozo de don Amadeo. Ha sido colaborador de Iglesia en camino desde su nacimiento, hace 10 años, lo que le ha servido, dice, para acercarse a la vida y a la gente de la diócesis. Finalmente será el domingo 31 de agosto en la Catedral de Plasencia cuando se consagre y tome posesión como Obispo de Plasencia.

- ¿Cuáles son sus primeras impresiones, una vez que conoció la noticia de que el Papa había decidido elegirlo para el ministerio episcopal?

- La primera impresión es de profundo agradecimiento; en primer lugar a todas aquellas personas que han confiado en mi, en particular el Santo Padre, lógicamente a través de mediaciones. También estoy experimentando una gran gratitud a todos los que se están alegrando por mi nombramiento: los sacerdotes y los fieles en general que me lo hacen llegar.

- ¿Qué proyectos tiene?

- Planes y proyectos no tengo ni debo tener porque los planes y los proyectos en la Iglesia siempre se hacen en comunión y son comunitarios porque la Iglesia es comunidad. Eso no quiere decir que no tenga iniciativas, que las tendré, lógicamente, cuando llegue su momento, una vez que pise la realidad.

El Sínodo de Plasencia

- Una de las primeras tareas con las que se encontrará será el Sínodo que se lleva a cabo en la diócesis placentina.

- Sí. Todo el mundo sabe que yo tengo experiencia en este terreno, pues viví en primera línea nuestro sínodo diocesano de 1992. Pienso que los sínodos constituyen una experiencia extraordinaria por muchas razones, pero sobre todo porque es la que más impulsa la renovación de las iglesias locales, porque crea mucha comunión, mucho sentido de Iglesia diocesana, muchos lazos de unión entre todos los miembros del pueblo de Dios y sobre todo porque se recoge y estructura el aliento pastoral y doctrinal de la Iglesia universal y las enseñanzas del Papa.

Hay muchas razones por las que un Sínodo es importante. En este sentido agradezco mucho la iniciativa de mi antecesor, de don Carlos López, que desde el primer momento hago mía y a la que me voy a entregar.

- La diócesis de Plasencia es conocida, querida, cercana...

- Efectivamente. En este momento me produce una enorme emoción. Cada vez que pienso en Plasencia me imagino ya sus pueblos, mi presencia entre sus gentes. Una vez que me vaya allí seré de allí con todas las consecuencias.

- La realidad placentina, sus problemas, sus inquietudes, la forma de ver la vida y la Iglesia deben ser muy parecidas a las que existen aquí.

- Yo creo que en lo eclesial estamos muy cercanos, en esto nos parecemos mucho. Tenemos cosas en común, somos de la misma tierra, aunque yo no olvido en modo alguno que la diócesis de Plasencia se abre al norte por Salamanca, a la región de Castilla y León y, naturalmente, siempre tendré en cuenta esa diversidad que entiendo que para la diócesis de Plasencia es riqueza. Que no duden los fieles de la comarca de Béjar que siempre serán entendidos y queridos desde su propia identidad local y regional.

- Eso en lo referido a su labor intraeclesial. Pero hay que mirar también a la extraeclesial. Usted tiene mucha experiencia en el terreno de la negociación con la administración autonómica desde su puesto como Secretario General de la Provincia Eclesiástica. ¿Ello facilitará el avance en determinados temas vinculados a la enseñanza, patrimonio, bienestar social...?

- Llevo muchos años manteniendo una relación directa con distintas instituciones: la Junta, Diputación, ayuntamientos, etc. Me precio de tener muy buenos amigos y de que todos sean mis amigos, aunque en algunas ocasiones, naturalmente, hayamos tenidos diferencias propias de nuestros puntos de vista. Pienso mantener la misma línea de relación porque uno no cambia porque pase de ser sacerdote a obispo.

Mi talante será de cercanía a las personas y de diálogo institucional, que unas veces será desde posturas afines y otras desde el disenso, si hubiera lugar a ello, pero intentando encontrar siempre soluciones a los temas que se planteen.

Obispo catequeta

- Otro 'frente' que se abre ahora es la Conferencia Episcopal. Allí existen una serie de comisiones. Usted es experto en catequética ¿Hacia donde apunta su posible trabajo allí?

- En principio ya me llamó el Presidente de la Subcomisión de Catequesis para decir que cuentan conmigo para la Subcomisión, que es parte de la Comisión de Enseñanza y Catequesis. Entiendo que es en este momento mi lugar idóneo, donde mejor puedo servir, pues no abundan mucho los obispos catequetas y yo lo soy. También acaba de ofrecerme el señor Obispo de León formar parte de la de Liturgia, proponiéndome que haga "doblete". Estoy al servicio de la Iglesia.

- Para terminar, permítame que hablemos de nosotros. Ha sido colaborador de 'Iglesia en camino' desde su inicio y no todos los días hacen obispos a los colaboradores de nuestra publicación.

- He sido colaborador desde el comienzo, desde hace 10 años, semana a semana. Un artículo semanal a veces es un sacrificio, unas veces está uno más acertado, otras menos, pero también tengo que decir que es una de las cosas de las que más orgulloso me siento, más que nada porque he podido experimentar permanentemente el calor y el afecto de los lectores. Pocas semanas ha habido que no me haya llegado el eco de quien me leía en forma de alabanza o de disensión, menos en esta última, pero también en alguna ocasión como es lógico.

Juan José Montes González


 

Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com




Return to Camino