Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: Iglenca@grn.es

Número 262. 12 de julio de 1998

Director: José María Gil

 

Portada

El Papa pide a los cristianos una mayor vivencia del domingo

Reivindica la participación regular en la misa dominical y el descanso festivo

El pasado día 7 de julio se hizo pública la Carta Apostólica Dies Domini (El Día del Señor), un documento del Papa Juan Pablo II dedicado al domingo, fiesta genuinamente cristiana que en los últimos años, debido al creciente ambiente secularizado, está sufriendo un deterioro.

El Papa levanta ahora su voz de forma para reivindicar, a escala universal el valor del domingo. Se trata de una llamada, de forma catequética, a la sociedad de tradición cristiana para que no olvide el sentido profundamente humanizador del ritmo semanal y trabaje por recuperar los valores del domingo.

Editorial

Nativos y forasteros

Antes que ninguna otra cosa, el verano, o mejor el veraneo, es una gran movida. Decenas de millones de vehículos arrastran por tierra y aire, ya muy pocos por mar, a muchedumbres de seres humanos, que cambian de sitio y ambiente, que se entrecruzan entre sí como visitantes o como moradores, entre los cuales se originan lazos de relación humana, más pasajeros o más estables, más profesionales o más personales.

La periferia costera, las grandes urbes del país, sin excluir tampoco las tierras y pueblos del interior, cual nos ocurre en Extremadura, nadie cae fuera, por activa o por pasiva, del fenómeno arrollador, no ya del turismo propiamente dicho, sino de la presencia intensiva, el trato normalizado y continuo, ya sea de extranjeros en sentido estricto, ya de connacionales ajenos a nuestra región. En este aluvión multiétnico, internacional o, cuando menos, pluriregional, va quedando atrás, como una pieza de museo, el aislamiento clásico de los españoles y, más intenso aun, de los extremeños.

Aunque salten de vez en cuando, aquí y allá, chispazos de intolerancia, ribetes de racismo, explotaciones de picaresca o talantes poco acogedores hacia los de fuera, la nota dominante es la apertura, la naturalidad, el respeto y la simpatía. También nosotros salimos cada vez más y agradecemos el buen trato que se nos dispensa en Escocia o en Baviera, en Asturias o en Alicante. Son pasos en la mundialización que nos humanizan, que nos dignifican a todos.

Por ahí van los vientos de la historia; por ahí el impulso del Evangelio y el progreso del Reino de Dios. Hagamos el mundo de las personas. Ya irá llegando el de los pueblos y el de los Estados.

 

Carta del Arzobispo

Tres encuentros de vacaciones

Para la gente de más calado, para los espíritus más finos, pocas experiencias hay tan gratificantes como la de conversar con sosiego, teniendo por interlocutor a una persona que sintonice con nosotros en la misma longitud de onda. La conversación, como el tenis, ha de discurrir siempre a dos bandas, entrecruzando el parlamento y la escucha y, más que nada, esta segunda. Exquisita experiencia, hondo placer el de escuchar al que pronuncia palabras auténticas, henchidas de sabiduría, o de humildad, o de sentimiento, o de buen juicio. Pues, anda que poder expresarte a tus anchas, sin artificios ni cortapisas, sintiéndote escuchado con gusto!

Murió hace pocos años un viejo amigo de juventud, Manuel Alonso García, presidente nacional, a finales de los cincuenta, de los jóvenes de Acción Católica, luego, toda su vida, catedrático de Derecho laboral. Hablábamos con frecuencia Manolo y yo, en vísperas de su boda, y me decía sabiamente: Lo importante en la pareja es disfrutar los dos hablándose y escuchándose con interés, sin hastío por ninguna de las partes. Te casas, remachaba, para tener a quien soltarle el rollo. Todo lo contrario, aunque parezca lo mismo, de aquella maldad atribuida a Don Miguel de Unamuno. -Qué es un pelmazo, Don Miguel? -Pues, alguien que te quita soledad y no te da compañía.

Darnos compañía sin robarnos soledad, antes enriqueciéndola, iluminándola, llenándola de jugo. Qué bonito! Hablemos, pues, sin reparos. Pero, con quién, cuándo y cómo?Conversar es un arte, un don, una necesidad, una obligación. Mas, hoy por hoy, se trata de un bien escaso. De suyo, la vida ordinaria de los más transcurre entre el trasporte urbano o el utilitario individual, a la ida y vuelta del trabajo. En medio, oficinas, fábricas, centros escolares o sanitarios, sector de la construcción. Y, ya en casa, no digamos. Se cruzan los horarios de chicos y mayores, nos inunda a todos la tele, nos vence el cansancio o el sueño.

Sé que estoy cargando las tintas, porque en los pueblos es de otra manera. Aun quedan vecinos que se sientan por las noches en sus puertas para hablar sosegadamente unos con otros. Es este un manjar de dioses que ya se lleva poco. Sea por falta de interlocutor o por impedimentos del ambiente, lo cierto es que nos comunicamos escasamente, por mucho que, en contrapartida, abunden la verborrea y el estruendo en los bares, los bingos, los estadios y asimilados. Todo eso en la vida cotidiana, que, sea como sea, engendra rutinas, acumula cansancios, nos convierte, más o menos, en autómatas.

Ah! Pero, y en las vacaciones? A ellas se encamina, en efecto, todo lo que vengo diciendo. Vamos, pues, con el tema. Cierto que las vacaciones o el verano son una realidad poliédrica, un proyecto en abanico: playa, montaña, pueblecito, turismo interior o viajes al extranjero. Busquemos, por eso, un común denominador, no de todos, pero sí de bastantes veraneos: el descanso, el sosiego, las horas muertas, el tiempo de lectura, el paseo silencioso o acompañado, la estancia prolongada con la familia, la tertulia sin reloj con los amigos. No cuenta aquí tanto el sitio donde estés, pero sí el género de ocio que, dicho en castizo, tú te quieras montar.

Conversar consigo mismo

Y en ese horizonte, una invitación: Por qué no corregir en estas semanas ese déficit de comunicación o de diálogo que yo experimento con aquellos conversadores que más deben interesarme?El primero, es unipersonal y tan cercano a mí, que soy yo mismo. Es lo que se llama reflexión, introspección, encuentro a solas con mi yo más profundo. Acercarme a ese ser, un tanto olvidado, que me acompaña desde que nací y se identifica conmigo para siempre. El lema "conócete a ti mismo" es tan antiguo como Sócrates y tuvo ejemplos tan calificados como San Agustín, Pascal, los místicos de Oriente y de Occidente.

Una escucha silenciosa de los latidos del propio corazón, una mirada amorosa a nuestros anhelos y a nuestras frustraciones, un recuento esencial del saldo de nuestra existencia, incluso atreviéndonos a puntuar nuestra ejecutoria en la vida, cual si se tratase de un examen de reválida. Y más todavía: hacia dónde se orienta la quilla de nuestro futuro? Estoy viviendo de las rentas, resbalo en la mediocridad, he pactado secretamente con el conformismo?Avanzan mis años y tengo fecha de caducidad. Quizá me roza alguna vez el ala del misterio, la brisa de Dios que me espera a la otra orilla, como en aquel himno de Tercia?

Otra vez -te conozco- me has llamado
y no es la hora, no, pero me avisas.
De nuevo traen tus celestiales brisas
claros mensajes al acantilado...
...Y tú llamas y llamas y me hieres
y te pregunto aún, Señor, qué quieres,
qué alto vienes a dar a mi jornada.

En suma, consolar al ser humano que llevamos dentro; abrirlo al rocío del Espíritu, hacer limpieza general en nuestras estancias interiores, recuperar nuestra libertad profunda. Un buen libro espiritual?Un encuentro con un guía de almas? Un acercamiento más vivo a la comunidad de fe?

Romper el aislamiento

Con esto estamos pasando al segundo interlocutor, por desgracia también no muy conocido. Ese otro déficit de comunicación es plural y tiene muchos nombres: los familiares más directos, el ambiente del propio trabajo, el círculo de amistades, el municipio, la región, el país al que pertenecemos. -Mi marido es un hombre de su casa: ni amigos, ni peña, ni sindicato, ni partido, ni socio de nada. Su casa y su trabajo. Y con la Iglesia? Vamos juntos a misa de doce y hasta que resisten los niños. Pero, sin mucha sacristía, ni cofrades ni cáritas. Cuando hay que dar para los pobres, ellos saben que pueden contar con nosotros.

Pues, no está mal; pero ni tampoco está bien. Si está leyendo estas líneas a la sombra de un chozo en la playa o en una casita de pueblo, tengo que pedirle excusas para decirle que por ahí no van los tiempos, ni la Iglesia, ni el Reino de Dios. Sin inquietud social, cultural, política, transformadora de la sociedad, nuestro mundo camina a grandes zancadas hacia ninguna parte. Aproveche las vacaciones para leer cosas que le inquieten, para tratar con gente interesante, para dialogar a fondo con los suyos. Es cosa de romper el círculo y enmendar el rumbo en septiembre.

El encuentro liberador

Qué pasa aquí? Pues, que hay que entrar en contacto con el tercer veraneante desconocido. Este último, como el primero, es uno solo, aunque no unipersonal. Se trata del Dios trinitario de nuestra fe. El sí que veranea e inverna con cada uno de nosotros. Decía San Agustín que Dios es más íntimo a nuestro ser que nuestra propia mismidad. Y, completando a Sócrates, tenía este lema: Conózcame yo a mí, conózcate a ti. La verdad es que, quien empalma la hebra consigo mismo y con los demás, se da gozosamente de bruces con Dios, y se abre de verdad a una comunicación liberadora. Un verano para despegar en la oración. Ande, inténtelo! Y si encuentra algo mejor venga a decírnoslo.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

Carta Apostólica "Dies Domini"

Juan Pablo II afirma que no se puede vivir plenamente la fe sin la participación regular en la misa dominical

Es de importancia capital que cada fiel esté convencido de que no puede vivir su fe, con la participación plena en la vida de la comunidad cristiana, sin tomar parte regularmente en la asamblea eucarística dominical

El pasado día 7 de julio se hizo pública la Carta Apostólica Dies Domini (El Día del Señor), un documento del Papa Juan Pablo II dedicado al domingo, fiesta genuinamente cristiana que en los últimos años, debido al creciente ambiente secularizado, está sufriendo un deterioro.

Los obispos españoles ya alertaban en 1995 de esta minusvaloración del domingo, sobre todo en lo que se refiere a la celebración de la misa y el descanso, aunque en España, según estadística de los años 80, eran unos nueve millones los católicos que asistían a misa, un 29 por ciento de la población que, según Francisco Azcona, hasta hace poco director de la Oficina de Sociología y Estadística de la Conferencia Episcopal, sigue manteniéndose en los años 90 en torno al 26-19 %. El propio Amando de Miguel, prestigioso sociólogo, ha llegado a afirmar que "los asistentes a la misa dominical pueden parecer pocos, pero superan ampliamente las cifras de asistencia a todo tipo de actos públicos, sindicales y deportivos".

El Papa levanta ahora su voz para reivindicar, a escala universal el valor del domingo. Lo hace mediante la mencionada carta apostólica. Se trata de una llamada a la sociedad de tradición cristiana para que no olvide el sentido profundamente humanizador del ritmo semanal y trabaje por recuperar los valores del domingo. Es también el primer documento pontificio en la historia Iglesia dedicado a explicar de manera extensa la significación litúrgica, teológica y pastoral del domingo, en este caso siguiendo el Concilio Vaticano II.

Otra característica de esta carta del Papa es su forma eminentemente catequética. Juan Pablo II afirma explícitamente que está comunicando algo más que un aspecto doctrinal. Habla del domingo como una realidad directamente vinculada con la fe en Cristo resucitado, y lo hace en un lenguaje lleno de citas de la Biblia y de los Santos Padres. Tiene también en cuenta en su enseñanza las variadas situaciones que tienen la vida de los cristianos de hoy. En algunos casos, porque la organización de la sociedad en la que viven no está bajo el influjo tradicional del cristianismo, como tampoco lo estuvo la sociedad en la que los cristianos de los primeros siglos comenzaron a celebrar el domingo; en otros, porque, aún conservando socialmente el ritmo de la semana, han dejado de percibir o se ha debilitado la vivencia de lo que el domingo significa para la fe. Sería falsa una interpretación de la carta de Juan Pablo II en término de juicios sobre la sociedad actual. El texto del Papa es una explicación eminentemente positiva y gozosa d elo que significa para el hombre la "fiesta" que Dios le prepara y manda "santificar". Es también una explicación de cómo esta fiesta "a las puertas del Tercer Milenio, continúa siendo un elemento característicos de la identidad cristiana".

En cuanto a su estructura, el documento está formado de cinco capítulos, con una introducción y una conclusión. Los capítulos están titulados de acuerdo con el ritmo catequético que, como se ha señalado, tienen la Carta Apostólica.

El primero de ellos Dies Domini (Día del Señor) parte de la contemplación de la creación como obra de Dios, y de la obra de Cristo como "nueva creación". Siguiendo el Génesis y otros textos del Antiguo Testamento, Juan Pablo II destaca la actitud de adoración y de comunión con Dios por parte del hombre. A este propósito, motiva fuertemente el descanso entendido no tanto como una simple interrupción del trabajo, sino "como la celebración de las maravillas obradas por Dios ". La santificación de las fiestas no se inscribe como una simple observancia de disciplina religiosa, sino como uno de los fundamentos de la vida moral inscrita en el corazón de cada hombre. El Antiguo Testamento tuvo en el sábado el día del "recuerdo para la santificación"; la Iglesia tienen todo su "recuerdo", es decir, su fe, centrada en la resurrección de Cristo, el día después del sábado.

Día de Cristo, Día del hombre

En el segundo capítulo, titulado Dies Christi (Día de Cristo), Juan Pablo II explica cómo llegan a su plenitud, en la celebración del domingo en honor de Cristo resucitado, todos los aspectos de la fiesta: es la Pascua semanal, que los cristianos progresivamente separaron del sábado judío; es el día de la nueva creación, el día que anuncia la eternidad, el día de Cristo-Luz, el día del don del Espíritu, el día de la fe. Termina con una afirmación solemne acerca del carácter "irrenunciable" del domingo cristiano. Citando el Concilio Vaticano II, reafirma que la Iglesia no se opone a los diferentes sistemas del calendario civil, siempre que garanticen y conserven la semana de siete días con el domingo".

Con el título de Dies Ecclesiae (Día de la Iglesia), en el tercer capítulo el Santo Padre hace una descripción entusiasta de la celebración eucarística dominical, en todos sus aspectos. En el corazón de toda la explicación, aparece el impulso de Juan Pablo II a los pastores y fieles para que valoren pastoralmente esta síntesis de alimento de la fe que es la Asamblea litúrgica del domingo. Ante los desánimos de unos, las dudas de otros sobre la necesidad de que sea precisamente el domingo el día de la Asamblea, la impresión que no pocos cristianos tienen de la no urgencia de la participación en la misa dominical, el Papa reafirma el sentido profundo de la obligación grave que afecta a todos los cristianos, fundada en la suma importancia de la Eucaristía para la vida cristiana. Es una afirmación que será clarificadora para los pastores, los educadores, los padres cristianos, y para todos los fieles.

El cuarto capítulo Dies homini (Día del hombre) trata de las consecuencias que se derivan de la celebración del domingo para la calidad de vida de los hombres: una alegría liberadora, un descanso humanizador que comporte enriquecimiento espiritual. No se trata de ir contra el fútbol o cualquier otra afición, sino una decisión de "elegir, entre los medios de cultura y las diversiones que la sociedad ofrece, los que sean más conforme a los preceptos del Evangelio". El domingo es igualmente una oportunidad para la solidaridad, para aprender a compartir. En estos aspectos es donde, sobre todo, el Papa tienen en cuenta la diversidad de situaciones sociales en las que viven los cristianos.

El último capítulo titulado Dies dierum (Día de los días) es una reflexión sobre el sentido cristiano del tiempo. Si Cristo es el centro de la historia, la celebración del Día de Cristo es también "el día que revela el sentido del tiempo". El domingo es la jornada que estructura todo el año litúrgico y su celebración es el paradigma de todas ellas. Estas afirmaciones del Papa son un llamamiento a no cubrir con otros aspectos la celebración del misterio d e Cristo en el domingo.

La Carta termina con una invitación a los cristianos para que vivan plenamente la misa dominical: "Es de importancia capital dice el Papa que cada fiel esté convencido de que no puede vivir su fe, con la participación plena en la vida de la comunidad cristiana, sin tomar parte regularmente en la asamblea eucarística dominical El cristiano se siente, en cierto modo, solidario con los otros hombres al gozar del día del reposo dominical; pero, al mismo tiempo, tiene viva conciencia de la novedad y originalidad del domingo, día en el que está llamado a celebrar la salvación suya y de toda la humanidad". El Papa termina con una referencia mariana, y con una inspirada alusión al Jubileo: este pasará, pero "el domingo seguirá marcando el tiempo de la peregrinación de la Iglesia hasta el domingo sin ocaso".

 

Noticiario diocesano

Don Ciriaco Benavente apela a la conciencia personal de los conductores

Ofició en Almendralejo la misa de la Jornada
de Responsabilidad en el Tráfico

La celebración eucarística de la Jornada Nacional de Responsabilidad en el Tráfico se celebró este año en Almendralejo. Fue presidida por don Ciriaco Benavente, obispo de Cáceres y promotor del Apostolado de la Carretera, acompañado por el director nacional, don Segisfredo Oñate; el director del Secretariado de Mérida-Badajoz, don Guillermo Soto; el párroco de San Roque y capellán de la Hermandad de Conductores de San Cristóbal, de Almendralejo, don Jesús Núñez, y otros sacerdotes relacionados con el Apostolado de la Carretera.

El veinticinco aniversario de la Hermandad de Conductores de San Cristóbal en Almendralejo motivó la solicitud de que se celebrase en esta ciudad de Tierra de Barros la misa de la Jornada Nacional, que fue transmitida en directo por Televisión Española. En la homilía, don Ciriaco Benavente señaló, al hilo del eslogan de la Jornada ('Motor de vida') que "tenemos que apostar todos juntos por unas carreteras y unos motores que no sean medios o artilugios de muerte, sino arterias y motores de vida".

"No puedo dejar de hacerme eco -prosiguió el obispo de Cáceres- de los innumerables accidentes que generan llanto y lamento para unos, largo pesar para otros y, para muchos, la destrucción del regalo más hermoso que hemos recibido de Dios: el don de la vida. Queremos que la carretera y el motor sigan siendo factor de desarrollo económico, medio para acortar distancias, que acerque a los hombres y las culturas. Nos sentimos ciudadanos de la aldea global. Pero queremos recordaros también que el vehículo es un medio, no un fin. Ha de ser utilizado con responsabilidad, con prudencia, con respeto a las personas y a la naturaleza, con civismo y cortesía, con atención a las normas de circulación, con todas aquellas cualidades que nos capacitan no sólo para conducir, sino para conducirnos".

Monseñor Ciriaco Benavente apeló "a la conciencia personal de todos los hombres de buena voluntad y, tratándose de cristianos, al Espíritu que hemos recibido para ser luz y dinamismo de nuestra existencia, manantial de amor y solidaridad, generador de virtudes" y concluyó deseando "para todos los que os ponéis cada día en camino, un viaje hermoso y feliz", "Que San Cristóbal os proteja. Amen".

Perú condecora al obispo extremeño
don Cipriano Calderón Polo

En reconocimiento a su prolongada labor evangelizadora, así como por su contribución a la paz entre Perú y Ecuador,  el gobierno peruano ha otorgado al obispo extremeño don Cipriano Calderón Polo, vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina, la condecoración de la  "Orden del Sol del Perú".

La ceremonia de entrega ha tenido lugar en la residencia del Embajador del Perú ante la Santa Sede, Luis Solari Tudela, y contó con la presencia del presidente del Congreso de esa nación, Carlos Torres, la embajadora del Perú ante Italia, varios  embajadores latinoamericanos, miembros de la Curia Romana, numerosos amigos del prelado placentino y distintas personalidades de la colonia peruana en Roma.

El embajador Solari resaltó el trabajo evangelizador que monseñor Calderón ha llevado a cabo al servicio de las Iglesias en América Latina. "El Perú está especialmente reconocidodijo por esa valiosa labor en favor de la evangelización y de la paz en nuestro país".

Solari recordó el viaje que monseñor Calderón Polo realizó el año pasado al Perú y el Ecuador, destacando la misa por la Paz que celebró en el puente fronterizo de Aguas Verdes-Huaquillas.

ACI

Ordenado de sacerdote en Fuente de Cantos
un misionero de la Preciosa Sangre

José Ángel Araújo es natural de esta población e inició
sus estudios en el Colegio San Francisco Javier

Los Misioneros de la Preciosa Sangre, que celebran este año el primer centenario de su presencia en la Península Ibérica, han vivido el pasado sábado, 4 de julio, la ordenación presbiteral de uno de los hermanos de conundad, José Ángel Araújo, natural de Fuente de Cantos.

La ceremonia fue oficiada por don Ciriaco Benavente, obispo de Coria-Cáceres, y animada por la coral de Fuente de Cantos, en la Parroquia de Nuestra Señora de la Granada.

Fuente de Cantos ha sido, junto con Cáceres, uno de los lugares que más se han beneficiado de la labor pastoral de los Misioneros de la Preciosa Sangre. Casi cincuenta años de servicio y entrega al mundo de los niños y jóvenes, con la intención de transmitir los valores del Evangelio, han sido recompensados por el Señor con varias vocaciones misioneras. La última la de José Ángel Araújo, un joven nacido en Fuente de Cantos el 27 de mayo de 1973, el cual, tras realizar sus estudios de bachillerato en el colegio San Francisco Javier, de Fuente de Cantos, y los de Filosofía y Teología en Madrid y Cáceres, ha decidido dedicar toda su vida al servicio de los hombres y mujeres de hoy bajo el espíritu misionero de la Preciosa Sangre.

José Ángel ha estado presente en el mundo del apostolado penitenciario, en las cárceles de Valdemoro (Madrid) y Cáceres II, y ha colaborado en distintas acciones parroquiales, así como en el colegio San Francisco Javier. Ahora, vivirá su sacerdocio en la misma parroquia que le vio nacer: la de Nuestra Señora de la Granada.

Gaspar del Búfalo, un joven sacerdote romano, fundó la Congregación de los Misioneros de la Preciosa Sangre por encargo del PíoVII, una vez que el Papa pudo regresar a su sede tras la derrota en 1814 de las tropas de Napoleón Bonaparte, que habían ocupado los territorios pontificios.

En 1898, la congregación abre una casa de misión en Cáceres. Fue la primera de las que se fundaron en la Península Ibérica.

 

Se celebra en Villagonzalo
el 204 Cursillo de Cristiandad

Los participantes provenían de de Azuaga, Badajoz, Mérida,
Oliva de Mérida, Pinofranqueado, Torrecilla de los Ángeles, Villanueva de la Serena y Zafra

En la casa de espiritualidad de Villangonzalo se ha celebrado, del día 25 al 28 del pasado mes de junio, un cursillo de cristiandad que hace el número 204 de los desarrollados en nuestra diócesis.

Se han reunido 23 cursillistas, de diferentes edades y situaciones, procedentes de Azuaga, Badajoz, Mérida, Oliva de Mérida, Pinofranqueado, Torrecilla de los Ángeles, Villanueva de la Serena y Zafra, que, durante estos tres días, han descubierto las vivencias fundamentales del cristianismo, objetivo primordial de estos cursillos de cristiandad. Cuando se terminan estas vivencias, los cursillistas comunican a la sociedad lo que han vivido y tratan de insertar en sus diferentes ambientes una visión más positiva del mundo, de acuerdo con los principios del Evangelio.

La clausura, en el templo parroquial de Villagonzalo, fue un momento muy especial, al encontrarse los participantes con las distintas comunidades de las que procedían. Con esta clausura del cursillo 204 se dan por terminadas las actividades de este curso 1997-98 de las Escuelas de Cursillos que, con sus grupos y ultreyas reanudaran sus trabajos en el próximo mes de septiembre.

 

Promoción laboral de la mujer desde la Parroquia de la Concepción en Badajoz

Una docena de mujeres del caso antiguo de Badajoz ha diseñadocinco modelos de camisetas inspirados en Badajoz. Estas mujeres participan en el proyecto "La Bayeta", puesto en marcha por Cáritas en la Parroquia de la Concepción, en Badajoz.

Las mujeres, de entre 25 y 37 años, han asistido a cursos donde se les ha enseñado plancha, cocina y otras labores domésticas.También han efectuado prácticas en el Asilo.

Entre su aprendizaje se incluyó el diseño y estampación de cinco modelos de camisetas con motivos inspirados en Badajoz. Cigüeñas, la Puerta de Palmas, un perfil esquemático del casco antiguo y la Torre de Espantaperros figuran entre los modelos.

Se han confeccionado 125 camisteas para iniciar su comercializción al precio de mil pesetas cada uno. Si le venta tuviera éxito, se intentará seguir formando a las mujeres en este u otro tipo de labor artesanal.

 

Fregenal de la Sierra: Semana del Enfermo
y clausura del curso de Asambleas Familiares Cristianas

Se ha celebrado en la comunidad parroquial de Fregenal de la Sierra, organizada por el grupo de visitadores de enfermos, la Semana del Enfermo. Durante todos estos días se ha intentado sensibilizar a la comunidad de la importancia que debe tener para la vida parroquial la atención a las personas que padecen alguna enfermedad.

Todas las tardes se ha celebrado el sacramento de la Unción en las casas de las personas impedidas, junto a sus familias y a los representantes de la parroquia en esta tarea pastoral.

La semana concluyó con una celebración comunitaria de la Unción en la parroquia de Santa Catalina, dando por finalizad, con esta actividad, el año pastoral en Fregenal.

Asambleas Familiares

También se clausuró el curso de las Asambleas Familiares Cristianas, con una oración de acción de gracias y una convivencia en el convento de las Madres Agustinas.

Esperando ya reiniciar después del verano todas las actividades pastorales, la comunidad parroquial de Fregenal de la Sierra está viviendo con ilusión el comienzo de las obras de la Casa de la Iglesia.

Desde que se hizo patente su necesidad y se acordó su construcción en la Asamblea de 1993, todos los grupos parroquiales esperan poder contar, dentro de un año, con este centro que va a servir de aglutinación a todas las tareas pastorales que se vienen realizando en la Parroquia.

 

Salvatierra: final del curso
de Catequesis de Adultos de la zona

La Parra, La Morera, Feria y Salvatierra de los Barros se unieron en la parroquia de Salvatierra para celebrar juntos la clausura del curso de catequesis de adultos, como ya es tradicional desde que esta experiencia comenzara a raíz del Sínodo pacense.

Hubo una oración de acción de gracias, donde catequistas y algunos catecúmenos de primer año compartieron su experiencia en la catequesis, aportando todos ellos la riqueza espiritual y personal que les supone pertenecer a un grupo de catequesis de adultos. Se reunieron unas 50 personas que compartieron la oración, la experiencia y como colofón, la eucaristía con la comunidad de Salvatierra, concelebrada por los párrocos de esta localidad y La Parra y la Morera. Después en el centro parroquial de Santa María, pudieron disfrutar de un aperitivo preparado por catecúmenos y catequistas de Salvatierra, donde se estrecharon los lazos de amistad que caracteriza este tipo de celebración.

Juan A. Calderón

 

La Parra y La Morera: jóvenes de Confirmación celebran una convivencia preparatoria

Cincuenta y cuatro adolescentes y jóvenes de las parroquias de La Parra y La Morera, acompañados de sus catequistas y el párroco, don Antonio Becerra, han asistido, los días 26 al 28 del pasado mes de junio, a una convivencia en la casa de oración de Villagonzalo, con objeto de prepararse para recibir el sacramento de la Confirmación.

Todos los participantes, en un clima comunitario y de inmensa alegría, oraron juntos y recibieron la catequesis sobre el sacramento que iban a recibir y sobre la celebración, que, en representación del arzobispo, fue presidida por el vicario episcopal de Evangelización y de la zona, don Francisco Maya Maya, el pasado 4 de julio en las parroquias de La Parra y La Morera.

 

Villafranca de los Barros: conmemoración
del V Centenario de Juan Bautista Méndez, obispo de Santa Marta (Colombia)

La Parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Villafranca de los Barros conmemora el quinto centenario de fray Juan Bautista Méndez de Villafranca, obispo de Santa Marta (Colombia).

El día 15, a las diez de la noche, habrá una conferencia a cargo del canciller secretario del Obispado de Santa Marta, y el día 16, festividad de la Virgen del Carmen, a la una de la tarde, se descubrirá una placa conmemorativa en la Puerta del Perdón de la Parroquia del Carmen, para quedar constancia de que un villafranqués fue en la primera expedición de misioneros a América. El Ayuntamiento de Villafranca entregará otro placa igual para ser colocada en el sepulcro de fray Juan Bautista Méndez en la catedral de Santa Marta.

De Villafranca a Colombia

Juan Bautista Méndez nació en Villafranca de los Barros entre 1498 y 1500. Juan Bautista ingresó en la Orden de los Dominicos en Andalucía. Pasó a Nueva Granada (nombre de la actual Colombia) en 1528 en la primera expedición de misioneros desde España hacia el Nuevo Mundo. Con él viajaron fray Jerónimo de Loayza, primer obispo de Lima, fray Gregorio Beteta, obispo de Cartagena de Indias,y fray Domingo de Salazar, primer obispo de Filipinas.

Méndez de Villafranca predicó a los indios tayronas, nación tan belicosa como los araucanos de Chile y en 1540 marchó al territorio de la actual Cundinamarca, donde durante treinta años evangelizó numerosas poblaciones.

La ciudad colombiana de Santa Marta fue fundada en 1525, el día 29 de julio, festividad de Santa Marta, por el Adelantado sevillano Rodrigo Gutiérrez de Bastidas.

 

Juan Pablo II comienza quince días consagrados a la oración, los paseos, la lectura y los amigos

 

Las campanas repicaron el pasdo día 7 de julio como si fuera Pascua de las 20:30 a las 21:00. Anuncian la llegada de Juan Pablo IIa Lorenzago di Cadore, la pequeña localidad de 645 habitantes situada a 900metros sobre el nivel del mar en la cadena montañosa de los Dolomitas (al Norte de Italia).

Es la sexta vez, desde 1987, que el Santo Padre escoge este pueblecito para descansar un par de semanas. Los habitantes han llenado la plaza de banderas de color blanco y amarillo y, desde sus casas, han colgado pancartas para dar la bienvenida al incansable peregrino de la paz que regresa humildemente entre nosotros.

En el campanario se encuentran Marco de 16 años y Cesare, Emilio Alessandro de 17. Sudan como condenados. Pero estos estudiantes, amigos de toda la vida, que han aprendido a tocar todos los ritmos posibles de campana, aseguran: El Papa se lo merece.

Pero el más contento de todos es el párroco, don Sesto Da Prà, nacido en 1909, sacerdote desde hace 62 años. Compañero de estudios de Juan Pablo I (Albino Luciani), el Papa le tiene un especial cariño por su sencillez montañera. Antes de que llegara el Papa bromeaba: He criado a tres generaciones de personas.... Y añade con una sonrisa socarrona, el Santo

Padre tiene que cuidarse a su edad, sabiendo muy bien que tiene once años más que el pontífice. La casa que acoge al Papa se encuentra algo más arriba, a dos kilómetros del pueblo, a unos 1.000 metros de altura. Se trata de una residencia veraniega para seminaristas y campamentos de la Acción Católica de la diócesis de Belluno. Tiene dos pisos. Al entrar, en frente del perchero, se encuentra la cocina con muebles de madera: las cacerolas, las baldas, una cafetera, y un frigorífico nuevo más grande que el del año pasado.

La comida será realizada por tres religiosas, Discípulas del Evangelio un instituto de la diócesis, auténticas maestras de la cocina que hace maravillas de ingredientes comunes. Sor Immacolata revela cuál será el menú: Platos sencillos, de nuestra tierra, como los diferentes tipos de arroz.

Delante de la cocina hay una mesa con el teléfono que tiene línea directa con el Vaticano y una mesilla llena de periódicos. Al lado, se encuentra un luminoso salón de estar con una televisión, una mesa de madera y un sillón para el Papa.

Para subir al piso de arriba, el Papa tendrá que superar veinte escalones. Lo primero que se ve es la capilla con unas sillas, un reclinatorio, un icono de la Virgen, y el sagrario. A la izquierda, detrás de la puerta de cristal, se encuentra la habitación del Santo Padre, con un baño que acaba de ser reestructurado, pues el pavimento patinaba, una cama de grandeza media, un espartano armario para guardar la ropa, una mesa de estudio de madera y un cuadro de Pío X, orginiario de estas tierras. Cuenta además con un pequeño balcón. En la madrugada, al Papa le gusta asomarse un rato, para respirar el aire fresco y contemplar las montañas.

La casa, rodeada de abetos, expone jardineras con espléndidos geranios. Un poco más adelante, en el bosque, se han colocado unas bancas. En ellas, se sienta el pontífice por la tarde, para admirar el ocaso.

El Santo Padre dedica estos días a la oración (para él la contemplación de la naturaleza siempre ha sido un momento particular de elevación trascendente), a la lectura, a los ratos de conversación con amigos de toda la vida, es posible que venga alguno de Polonia, y a pasear entre los bosques. Suele ser el momento privilegiado para preparar algún documento o discurso particularmente sentido. Sus únicos encuentros públicos tendrán lugar el domingo, cuando al mediodía se encuentre con la gente del lugar y con algunos peregrinos y curiosos para rezar la oración mariana del Angelus. ZENIT

 

Festiva audiencia del Papa antes de empezar las vacaciones

Entre los presentes, se encontraban dos mil andaluces, dirigentes de la COPE y Vicente Fox

Horas antes de tomar el avión rumbo a Lorenzago di Cadore, localidad montañosa del Norte de Italia, para disfrutar de unas merecidas vacaciones que durarán hasta el 21 de julio, Juan Pablo II no quiso renunciar a su tradicional cita del miércoles con los miles de fieles venidos de todo el mundo.

Fue un encuentro particularmente festivo. Y no era para menos. Entre los grupos presentes, Juan Pablo II saludó a más de dos mil fieles del Sur de España, muchos andaluces, que acompañaban a sus obispos en la visita ad limina apostolorum. Se trata de un signo muy significativo con el que estas Iglesias locales han querido demostrar su cercanía al Sumo Pontífice. Asimismo, dirigió palabras de aliento a los dirigentes de la COPE, emisoraradiofónica líder de audiencia en España, y les invitó a colaborar fielmente en la misión de la Iglesia a través del importante medio de comunicación que es la radio.

El Papa tuvo también un encuentro caluroso con Vicente Fox, gobernador del Estado de Guanajuato, quien vino a Roma para manifestar al pontífice el cariño de los habitantes de ese Estado mexicano.

Al final, el Papa quiso saludar a un grupo de suizos que han realizado su peregrinación a Roma en bicicleta.

En su intervención, el Santo Padre habló sobre la importancia del Espíritu Santo en la vida de la Iglesia. Para dar peso a sus palabras, recordó queen sus orígenes, tras la muerte y resurrección de Cristo, la Iglesia no eramás que un núcleo cerrado y estático de unas 120 personas. Sin embargo, tras Pentecostés se convirtió en una bomba explosiva de unas 3 mil personas, que irradiarían el mensaje del cristianismo por los cinco continentes, hasta el punto de que la historia ha quedado dividida en dos: antes y después de Cristo. ZENIT

 

Juan Pablo II dirige un mensaje a los sacerdotes reunidos en el III Encuentro Internacional de presbíteros que se celebra en Guadalupe (México)

El sacerdocio, la Eucaristía y la Virgen María, los tres pilares de la espiritualidad católica en América Latina, son también los puntos de referencia que ha presentado Juan Pablo II a los presbíteros reunidos en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en México.

En un mensaje enviado a los más de dos mil sacerdotes que participan desde el 7 de julio en este III Encuentro Internacional, el Papa habla a corazón abierto: Pensando en vosotros vienen a mi mente las iglesias y capillas donde celebráis, las habitaciones donde residís, los lugares que recorréis, las acciones con las que plasmáis vuestro ministerio con los niños, los jóvenes, los adultos, las familias, y demás grupos para dispensarles los tesoros de Dios.

Al afrontar la difícil tarea de los presbíteros en la nueva sociedad consumista, donde la indiferencia religiosa sigue avanzando a grandes pasos, el pontífice recordó que la misión del sacerdote sigue siendo la misma de hace quinientos años, que quedó plasmada bellamente en el texto guadalupano del Nican Nopoua cuando refiere lo que la Santísima Virgen le dijo a Juan Diego : Escucha, hijo mío, Juanito, a dónde te diriges?, él le contestó: Mi Señora, Reina, Muchachita mía, allá llegaré, a tu casita de México Tlatilolco, a seguir las cosas de Dios que nos dan, que nos enseñan quienes son las imágenes de nuestro Señor: nuestros sacerdotes.

El Papa recuerda el auténtico sentido de la consagración sacerdotal: En virtud del sello de Cristo que lleváis impreso, os habéis convertido en propiedad de Dios con un título exclusivo, para ocuparos en cuerpo y alma aprolongar la misión de anunciar la presencia del Reino de Dios entre los hombres.

Al mismo tiempo, es consciente de las dificultades que hoy día experimenta el sacerdote. Considera que el éxito del sacerdocio no depende de sus obras, o de su fama, sino de convertirse en lo que la gente sencilla de América llama el ser un hombre de Dios, es decir, de oración y vida

interior. La oración unifica la vida del sacerdote, tantas veces en peligro de dispersión por la multiplicidad de tareas que hay que realizar,--explicó--, y confiere autenticidad a lo que hacéis, pues hacebrotar del Corazón de Cristo los sentimientos que animan vuestra labor.

Al final desea lo más bello que se puede pedir a un sacerdote: Conservdel ardor de los primeros años del sacerdocio, sin caer en el desaliento, sosteniéndoos mutuamente, fuertes en la fraternidad sacerdotal que brota del mismo Sacramento.ZENIT

 

Mirada a nuestro tiempo

La Iglesia en verano

Todo tiempo tiene su fecundidad; lo importante es saber en cada momento lo que debemos hacer y hacerlo. A veces tenemos la impresión de que el verano es infecundo en lo pastoral, que es tiempo de suspenderlo todo y de esperar a que pase el calor del estío para reanudar la actividad.

Sin embargo, hay asuntos en las parroquias que no sólo no se suspenden, sino que es tiempo de cultivarlos especialmente. Ese es el caso de los campamentos que se organizan para niños y jóvenes; el de los encuentros de formación o el de las peregrinaciones y excursiones.

El verano es un tiempo muy oportuno para cultivar la relación personal, de un modo especial con los enfermos y sus familiares. En muchos pueblos se cuida también con esmero la acogida de los emigrantes, organizando incluso actos culturales y religiosos en la época de mayor presencia de éstos con motivo de sus vacaciones.

Y como la actividad ordinaria no se interrumpe, quizás lo que más haya que cultivar en este tiempo sea la oración: muchos grupos sustituyen sus actividades formativas por el encuentro con el Señor, en el que se resume lo recogido en el curso que ha terminado y se llenan de ganas e ilusión para la nueva etapa que pronto comenzará.

Es tiempo también de programar el próximo curso y de invitar personalmente a todos aquellos a los que les vayamos a pedir alguna tarea u ofrecer algún servicio, sobre todo de formación. n

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el XV Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro del Deuteronomio 30, 10-14

Moisés habló al pueblo, diciendo: Escucha la voz del Señor, tu Dios, guardando sus preceptos y mandatos, lo que está escrito en el código de esta ley; conviértete al Señor, tu Dios, con todo el corazón y con toda el alma. Porque el precepto que yo te mando hoy no es cosa que te exceda, ni inalcanzable; no está en el cielo, no vale decir: Quién de nosotros subirá al cielo y nos lo traerá y nos lo proclamará, para que lo cumplamos?; ni está más allá del mar, no vale decir: Quién de nosotros cruzará el mar y nos lo traerá y nos lo proclamará, para que lo cumplamos? El mandamiento está muy cerca de ti: en tu corazón y en tu boca. Cúmplelo.

Salmo 68, 8. 9. 10. 11

R. Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón.

La ley del Señor es perfecta
y es descanso del alma;
el precepto del Señor es fiel
e instruye al ignorante.

Carta a los Colosenses 1, 15-20

Cristo Jesús es imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura; porque por medio de Él fueron creadas todas las cosas: celestes y terrestres, visibles e invisibles, Tronos, Dominaciones, Principados, Potestades; todo fue creado por Él y para Él. Él es anterior a todo, y todo se mantiene en Él. Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en Él quiso Dios que residiera toda la plenitud. Y por Él quiso reconciliar consigo todos los seres: los del cielo y los de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz.

Evangelio según san Lucas 10, 25-37

En aquel tiempo, se presentó un maestro de la Ley y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba:

- Maestro, qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?

Él le dijo:

- Qué está escrito en la Ley? Qué lees en ella?

Él contestó:

- Amarás al señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo.

Él le dijo:

- Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida.

Pero el maestro de la Ley, queriendo justificarse, preguntó a Jesús:

- Y quién es el prójimo?

Jesús dijo:

- Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, saco dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: "Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta". Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos?

Él contestó:

- El que practicó la misericordia con él.

Díjole Jesús:

- Anda, haz tú lo mismo.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

13, lunes: Is 1, 10-17; Mt 10, 34-11, 1.
14, martes: Is 7, 1-9; Mt 11, 20-24.
15, miércoles: Is 10, 5-7; Mt 11, 25-27.
16, jueves: Is 26, 7-9. 12. 16-19; Mt 11, 28-30.
17, viernes: Is 38, 1-6. 21-22. 7-8; Mt 12, 1-8.
18, sábado: Mi 2, 1-5; Mt 12, 14-21.
19, domingo: Ge 18, 1-10a; Col 1, 24-28; Lc 10, 38-42.

Comentario litúrgico

"Abel, dónde está tu hermano?"

No, no está confundido el titular. Ya sé que el libro del Génesis, al narrar el primer conflicto humano que terminó con la muerte del bueno, Dios le hace la famosa pregunta precisamente al malo: "Caín, donde está tu hermano?".

El relato desarrolla una lógica que va muy en consonancia con un criterio legalista, según el cual, a quien hay que pedir responsabilidades es al delincuente y que solamente este es quien actúa contra la ley.

Con estas ideas preconcebidas, el ciudadano normal no tiene que preocuparse de que le pidan responsabilidades de nada, pues, siguiendo el dicho popular, puede decir: "yo no mato, ni robo".

Quizá fuera esa mentalidad la que tenían en sus cabezas tanto el sacerdote como el levita que, al ver al herido a la vera del camino, no se sintieron interpelados por la situación. Realmente, ellos no estaban en el caso de Caín, así que Dios no les podía pedir responsabilidades.

La parábola del buen samaritano cambia totalmente toda esta mecánica defensiva que el egoísmo humano ha creado. Así vivimos tranquilamente a pesar del mal que existe a nuestro alrededor.

Efectivamente, Jesús presenta al samaritano como el único que actuó responsablemente ante la desgracia del herido. No porque hubiese tenido algo que ver con el atropello -él no tenía la culpa de lo que habían hecho los bandidos- sino porque su corazón estaba tocado por el amor al prójimo.

Quizá ahora se entiende mejor el interrogante del titular. Según Cristo, el cristiano, aunque no sea causante del mismo, debe sentirse interpelado ante el mal que sufre cualquier hombre y ayudarle como hermano.

Antonio Luis Martínez

Santoral

12 de julio: Juan y Catalina Tanaka (+ 1626)

Los dos forman un matrimonio japonés de pobres campesinos rebeldes a la tiranía imperial que persigue a los cristianos de Nagasaki. Esta ciudad, una de las más cristianizadas del Imperio del Sol, contempló, antes del holocausto nuclear, el goteo de muertes cristianas numerosas en la bien llamada colina de los mártires.

El matrimonio Tanaka, acoge a los fugitivos cristianos en su casa, incluso al sacerdote Bartolomé Torres y a su propio catequista Miguel Tozo, la hospitalidad, llevada al límite de la acogida heróica, les costará la denuncia de un vecino deseoso de congraciarse con los representantes del emperador.

Después de torturas absolutamente "orientales", los cuatro, marido, mujer, catequista y sacerdote, suben a la colina martirial y entregan su vida como supremo testimonio. Catalina fue decapitada y los tres varones quemados vivos. Juan pudo desatarse de la hoguera y aún alcanzó, abrasado y moribundo, a besar las manos del cuerpo de su esposa.

Esta verídica historia de amor pone de manifiesto que el matrimonio cristiano, vivido en la Iglesia, alimentado en la catequesis y el estudio y cómo no? santificado en los sacramentos, expresa y realiza el amor que Cristo siente por su Iglesia. El calvario de Nagasaki nos lo demuestra A que sí?

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

13, lunes: Enrique, Serapión, Miropes, Mildreda.
14, martes: Camilo de Lelis, Onésimo, Vicente Madelgario.
15, miércoles: Buenaventura, Eutropio, Felipe.
16, jueves: Nuestra Señora del Carmen, Onesíforo.
17, viernes: Justa y Rufina, Narzalíes, Jacinto, Marcelina.
18, sábado: Emiliano, Rufilo, Teodosia.
19, domingo: Macrina, Isaac, Aurea, Bernoldo.

 

Contraportada

Los juegos de azar: evasión
y problema moral

Europa y Estados Unidos llenan las arcas públicas
con loterías y casinos

La construcción de la Europa unida ha llevado a los gobiernos a aumentar sus ingresos, para poder cumplir con los parámetros de Maastricht. Una manera eficaz para llenar las arcas públicas ha sido la promoción de las loterías del Estado y otras formas de juegos de azar. El gobierno italiano se lleva el primer premio en entradas gracias a las loterías: unos dos mil millones de dólares al año. En total, en los Estados europeos, las loterías en 1996 generaron 57.000 millones de dólares de ventas, un aumento de un 54% comparado con 1992. De esa cantidad el Estado se lleva alrededor de la tercera parte. Los gobiernos han aumentado el tipo de juegos disponibles al público, los lugares de venta y han lanzado grandes campañas de publicidad.

En Gran Bretaña, el gobierno introdujo hace tres años una nueva lotería nacional que ha tenido un gran éxito. En los primeros meses, el número de las personas que compraban sus boletos era superior al de los votantes de las elecciones nacionales anteriores. En el primer año de operación, la gente apostó casi 6.000 millones de libras ingleses en esa lotería.

En Estados Unidos la situación ha cambiado radicalmente en los últimos años. De 1894 a 1964 las loterías eran ilegales en todos los Estados. En 1988, sólo había casinos en dos Estados. En un inicio Las Vegas era el único lugar donde había casinos legales. A partir de 1976 comenzaron a ser permitidos en Atlantic City, New Jersey. Posteriormente se han ido extendiendo los permisos, en gran parte motivados por el deseo de los políticos de encontrar nuevos ingresos para los gastos del gobierno. Actualmente los casinos funcionan en 27 Estados.

Los costos de los juegos de azar

Los promotores de los juegos de azar aseguran que su actividad genera beneficios indiscutibles. Por una parte, tienen en cuenta el dinero que va a las finanzas públicas. Por otra, explican que los casinos generan actividades comerciales en su zona y, además, crean puestos de trabajo. Por lo que se refiere al trabajo creado por los casinos no todos están de acuerdo. En primer lugar, la mayor parte de los trabajadores son de sueldos bajos: limpieza, servicio de comida, etc. En segundo lugar, si la gente se gasta el dinero en los casinos, no podrá hacerlo en otras diversiones o en ropa, etc. Resultado? Las tiendas locales se ven dañadas.

Además, los juegos de azar no sólo traen utilidades, también generan costos. Es muy difícil cuantificar el precio social que resulta de la difusión de los abusos de los juegos de azar. Si bien el número de personas adictas a este tipo de juegos es reducido, los problemas que causan son consistentes. En Estados Unidos se ha calculado que el 40% de los crímenes de fraude hunden sus raíces en los juegos de azar. Un estudio de 1990 realizado en el Estado de Maryland valoró el costo social infligido por sus 50.000 jugadores empedernidos en 1.500 millones de dólares. Asimismo, la adicción a los juegos de azar es la causa de bancarrotas que más se está extendiendo. En diversos lugares de Estados Unidos, la introducción de los casinos ha sido asociada con un aumento en el número de divorcios y suicidios.

En muchos casos las personas que van a los casinos, o compran los billetes de la lotería, no son las que pueden permitirse el lujo de tirar el dinero por la ventana. De este modo, el gobierno está aumentando sus ingresos muchas veces a costo de los grupos de la sociedad que debería proteger. Varios estudios han demostrado que la gente con menos educación gasta más, en términos absolutos, en billetes de lotería que las personas educadas.


Please send your comments and problem reports to
Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org