Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Número 305. 27 de junio de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

En la fiesta de San Pedro y San Pablo la iglesia nos anima a orar por el Papa

Juan Pablo II ha recorrido más de un millón de kilómetros en 20 años

El próximo martes, festividad de San Pedro y San Pablo, la Iglesia celebra el "Día del Papa". La jornada tiene como finalidad hacer una llamada a todos los católicos para orar por el Santo Padre y sus intenciones. También en las parroquias se realizará una colecta en favor de la Santa Sede.

Juan Pablo II lleva 20 años en la Cátedra de San Pedro. Durante este tiempo su labor en la Iglesia se ha hecho notar por su carisma y por su riqueza. Durante estos 20 años el Papa ha llegado a nombrar 128 de los 157 cardenales del Colegio Cardenalicio y ha nombrado a más de 2.650 de los casi 4.200 obispos de todo el mundo. Ha recorrido más de un millón de kilómetros en sus múltiples viajes, en los que ha pronunciado más de 3.100 discursos. Durante su pontificado se han establecido por primera vez relaciones con 64 países y se han restablecido con otros seis.

Según la Prefectura de la Casa Pontificia, responsable de las audiencias del Santo Padre, Juan Pablo II ha recibido a casi 14 millones de personas en cerca de 900 audiencias a lo largo de su pontificado.

 

Editorial

Ancianos en soledad

Según los datos que circulan sobre el particular, en España hay 6 millones de personas, mayores de 65 años, entre los que 1.200.000 viven en soledad, y de éstas, una buena proporción carece de las atenciones debidas. Se nos dice que esa quiebra social se incrementa y agudiza en el verano, por las comprensibles vacaciones de sus cuidadores, ya sean familiares propios o visitadores de fuera, ya profesionales o voluntarios.

El Año Internacional del Mayor brinda ocasión a las organizaciones de este sector para avivar la conciencia de la sociedad y de los poderes públicos ante el doloroso fenómeno, recordándonos a todos que no existe una respuesta suficiente para el envejecimiento de nuestra población. Sería injusto y miope no reconocer que, junto a las tradicionales residencias de ancianos, a cargo de congregaciones religiosas vocacionadas para este servicio, van surgiendo acá y allá hogares del pensionista, centros de día y nuevas ofertas residenciales para personas de la tercera edad. Con eso y con todo sólo existen todavía en España 2,83 plazas por cada cien personas mayores.

Todo es poco en este empeño. Hay que decir que la concentración de ancianos en esta instituciones, cada día, por cierto, más dignas y agradables, no es ni debe ser la panacea del fenómeno. Los que conocen a fondo esta realidad insisten en el papel preferencial de la familia; o, cuando ella falta, o no llega o no puede, lo mejor, es que los ancianos permanezcan en el propio domicilio y allí mismo se les visite, acompañe y atienda, con servicios muy personalizados.

Son de alabar todas las políticas estatales, autonómicas o municipales, tendentes a paliar la soledad de los ancianos y su insuficiencia para valerse por sí mismos. Nada acredita tanto el nivel de desarrollo social de un país como esas tupidas redes de agentes y de voluntarios sociales, promovidos por las insdtituciones públicas, las religiosas y un vasto ejército de voluntarias y voluntarios. Ojo al verano y al abandono fácil y cruel de quienes menos lo merecen!Alerta a todos los que podemos evitarlo!

 

Carta del Arzobispo

Desde Pedro hasta Juan Pablo

Queridos fieles diocesanos: Con la solemnidad de San Pedro y San Pablo, de tanta raigambre en la Iglesia desde los primeros siglos, acostumbramos ahora a celebrar, y con toda lógica, el Día del Papa. Al no ser ya día de precepto, se anticipa al Domingo precedente, este año el 27 de Junio. Tanto en el caso de Simón, hijo de Juan y hermano de Andrés, como en el de su último sucesor, el Santo Padre Juan Pablo II, Karol Wojtyla, los hijos de la Iglesia católica valoramos y festejamos a la vez, tanto su altísimo ministerio apostólico, como la singularidad entrañable de sus personas, elegidos por Dios para regir a su pueblo santo y para representar a Cristo en la tierra. La comunión de fe y la obediencia filial se enriquecen así con el cariño natural de las ovejas a su pastor. El amor al Papa se muestra también, ante propios y extraños, como un claro distintivo de la identidad católica.

El es, ante todo, el sucesor de Pedro, cabeza del Colegio apostólico. Pedro aparece en los Evangelios y en los Hechos de los Apóstoles como una figura destacada entre los doce, por voluntad y elección personal del Señor Jesús, quien, como primer signo de su singularidad en la Iglesia, le cambió el nombre de Simón hijo de Juan, por el de Piedra (Jn. 1,43); aclarándole más tarde que sobre esa piedra edificaría su Iglesia y garantizando que las "puertas del infierno" , los poderes del mal en todas sus versiones, no podrían derrocarla jamás (cf. Mt 16); que lo que Pedro atase o desatase en la tierra, quedaría atado o desatado en el cielo (cf. Mt 16-19).

Signos de elección

Pedro siguió siendo objeto de gestos muy significativos por parte del Señor. Lo llevó consigo, junto a los del Cebedeo, al monte Tabor, sostuvo con él en la noche de la Cena un diálogo muy vivo y entrañable, antes del lavatorio de los pies, y le hizo, acto seguido, una confidencia única, al anunciarle sus negaciones: "Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca" (Lc. 22-32).

Sobrevinieron después la agonía de Getsemaní, las tres negaciones en la casa de Anás, el silencio atroz del Viernes Santo. Hasta que Jesús resucitado se encuentra con Pedro y Juan y protagoniza con el primero la escena mañanera y testamentaria, en la ribera del Lago: Me amas más que estos? Señor, tú sabes que te quiero. Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas (Cf. Jn 21, 15-23).

Y vaya si lo quería! En los Evangelios Pedro acredita repetidamente su extraordinario amor al Maestro, con la vehemencia y el coraje característicos. Así, cuando otros lo abandonan: "A quién vamos a ir si tú tienes palabras de vida eterna?" (Jn 6, 68-69). Lo mismo que en la famosa confesión de Cesarea: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo". Después en el Tabor, con deliciosa, casi disparatada ingenuidad: "Haré tres tiendas, para ti, Moisés y Elías". Luego, en la noche de la Cena, siempre extremoso, "No me lavarás los pies. Pues no tendrás parte conmigo. Entonces, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza". Todavía en la santa Cena, entusiasta e impetuoso hasta la temeridad: "Aunque tenga que morir contigo, no te abandonaré". Después, ya sabemos lo que ocurrió tras el segundo canto del gallo. Pedro lloró amargamente y cruzó en el pretorio una mirada hondísima y contrita con Jesús. Y el final, dicho queda, la confesión del Tiberíades y la confirmación del pastoreo sobre los corderos y ovejas del Maestro.

Mártir en Roma

Pedro preside la Comunidad apostólica, antes y después de pentecostés. Se mantiene largos años en Jerusalén, impulsando la evangelización de los judíos, establece la Iglesia en Antioquía y recala finalmente en Roma, capital del Imperio, que será desde entonces y para siempre la Sede apostólica por excelencia, la Iglesia que presidirá en la caridad todas las del mundo, una, católica y apostólica. Con Pedro se cumplió la promesa del Maestro: "Cuando seas viejo, otro te ceñirá y te llevará a donde no quieres ir", refiriéndose, dice San Juan, "a la clase de muerte con que iba a dar gloria Dios" (Jn 21, 18-20).

En Roma sufrió el martirio (en cruz y cabeza abajo?) junto a un cementerio anónimo, hacia el año 67 de nuestra era. De entonces a hoy se concatenan los 262 papas de la sucesión apostólica: Lino, Cleto, Clemente, Anastasio... en el siglo primero; León XIII, Pío X, Benedicto XV, Pío XI, Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, en el último siglo. En torno a ellos se vertebra la historia humana de la Iglesia de Jesús, una, santa, católica y apostólica. Romana también, porque allí establece la sede definitiva el príncipe de los Apóstoles, de modo que el Obispo de Roma ha presidido, preside y presidirá siempre en la caridad a todas las Iglesias del Orbe, hasta que el Señor vuelva.

Centro de fe y de unidad

El Papa, como Pedro, confirma a sus hermanos en la fe, es cabeza del Colegio Episcopal y pastor universal de la cristiandad. Llamado por Catalina de Siena el "dulce Cristo en la tierra", su figura visibiliza en nuestro mundo a la de Jesucristo Buen Pastor y, con la asistencia del Espíritu, garantiza la recta doctrina y asegura la unidad del Pueblo de Dios. El ministerio petrino ha hecho efectiva siempre a lo largo de veinte siglos la promesa de Jesús, incluso en épocas obscuras de la historia de Roma y del pontificado. Iglesia santa, y necesitada siempre de purificación.

Por qué celebramos el día del Papa? Para que no se nos difumine su figura quedándose en un personaje de inmenso relieve humano o de prestigio universal, sin su relación directa y singular con el Señor Jesús y con nosotros, su pueblo santo. Vivir en comunión de fe y de amor con el Sucesor de Pedro enriquece la experiencia creyente de los católicos y estrecha los lazos entre ellos como miembros vivos de la Iglesia. Genera unos sentimientos de amor y de veneración, que enriquecen y esponjan la eclesialidad personal y comunitaria. El Día del Papa viene a avivar también en nosotros el cariño afectivo y efectivo hacia la augusta persona del Santo Padre. Al tiempo que nos da ocasión de aportar nuestra ofrenda, el clásico Óbolo de San pedro, para el sostenimiento de la Sede apostólica en su servicio universal a la Iglesia y al mundo.

Os estimulo, pues, queridos hermanos, a estrechar lazos de amor y reverencia en torno a nuestro Pontífice Juan Pablo II, a su figura nobilísima, nimbada hoy del respeto universal hacia su gloriosa y sufrida ancianidad. Que el Señor derrame sobre él su gracia, su fortaleza y su consuelo. Encomendemos sus intenciones de Pastor universal y ofrezcámosle también nuestra ayuda material, como signo de eclesialidad y como generoso testimonio de amor.

Os bendigo de corazón.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de M érida-Badajoz

 

Centrales

El día de San Pedro y de San Pablo se celebra el "Día del Papa"

Juan Pablo II ha recibido a casi 14 millones

de personas en cerca de 900 audiencias

El día de San Pedro y San Pablo, el martes, celebramos el Día del Papa, una jornada en la que la Iglesia nos recuerda nuestro deber de orar por las intenciones del Santo Padre. Las comunidades católicas de todo el mundo realizan, con este motivo, una colecta en favor de la Santa Sede.

Según la Prefectura de la Casa Pontificia, responsable de las audiencias del Santo Padre, éste ha recibido a casi 14 millones de personas en cerca de 900 audiencias a lo largo de su pontificado.

Juan Pablo II fue elegido como el 264 Papa en la segunda votación del segundo día del segundo cónclave de 1978, justo 5 meses después de cumplir 58 años. El 22 de octubre de 1978 inauguró su ministerio pastoral .

Hasta el momento, el suyo es el undécimo pontificado más largo de la historia. El más extenso fue el de Pío IX (1846-78: 31 años, 7 meses y 17 días).

Historia de una elección

A las 16.45 horas del 14 de octubre de 1978, diez días después del funeral de Juan Pablo I , 110 cardenales electores y 88 personas seleccionadas para asistirlos entraron en el cónclave para elegir a su sucesor. A las 18.18 horas del 16 de octubre, salió humo blanco de la pequeña chimenea de la Capilla Sixtina, lo que señalaba que los cardenales electores habían elegido un nuevo Papa. Veintisiete minutos más tardes, el cardenal Pericle Felici apareció en la logia central de la Basílica de San Pedro y anunció la elección de Juan Pablo II a la Sede de Pedro con estas palabras "Annuntio vobis gaudium magnum: Habemus Papam Carolum Wojtyla, qui sibi nomen imposuit Ioannem Paulum II".

A las 19.15, el nuevo Pontífice, revestido con el tradicional blanco papal, apareció en el mismo balcón y dijo en italiano las palabras ahora familiares a decenas de millones de personas en todo el mundo: "Alabado sea Jesucristo!". "Queridos hermanos y hermanas -continuó- todos estamos aún entristecidos por la muerte del querido Papa Juan Pablo I . Y ahora los eminentísimos cardenales han llamado a un nuevo obispo de Roma. Lo han llamado de un país lejano...lejano , pero siempre muy cercano por la comunión en la fe y en la tradición cristiana. He tenido miedo al recibir este nombramiento, pero lo he hecho con espíritu de obediencia a Nuestro Señor y con confianza total en su Madre, la Virgen Santísima".

El Papa desde el primer momento mostró su carisma con las masas al dirigirse a las personas congregadas en la Plaza de San Pedro en los siguientes términos "No sé si puedo expresarme bien en vuestra, en nuestra lengua italiana -los aplausos inundaron la plaza- . Si me equivoco, me corregiréis. Y así me presento ante todos vosotros, para confesar nuestra fe común, nuestra esperanza, nuestra confianza en la Madre de Cristo y en la Iglesia, y también para comenzar de nuevo por este camino de la historia y de la Iglesia, con la ayuda de Dios y con la ayuda de los hombres".

En estos 20 años, Juan Pablo II ha celebrado siete consistorios en los que ha nombrado 157 cardenales. El más reciente fue el 21 de febrero de 1998, en el que nombró 20 nuevos cardenales, reservando, además, dos nombres "in pectore". Juan Pablo II ha llegado a nombrar 128 cardenales de los 157 del Colegio Cardenalicio.

Nombró 2.650 obispos

Además ha nombrado a más de 2.650 de los casi 4.200 obispos de todo el mundo y se reunió con cada uno de ellos en diversas ocasiones, particularmente cuando cumplen su obligación quinquenal de la visita "ad limina Apostolorum".

En febrero fundó el Instituto Juan Pablo II para el Sahel, y en febrero de 1992, la Fundación "

Populorum Progressio" para los pueblos indígenas de Latinoamérica. También las Pontificias Academias para la Vida y las Ciencias Sociales. Asimismo, instituyó la Jornada Mundial de los Enfermos (celebrada anualmente el 11 de febrero) y la Jornada Mundial de la Juventud, cuya última edición se celebró en Francia en agosto de 1997. El propio Papa elige el tema y desarrolla sus contenidos en un mensaje anual que dirige a los jóvenes del mundo. (ZENIT)

Manuel Alcántara, José Luis Gago, Vicente Romero, Tony Leblanc, Ignacio Yepes y Miguel Delibes, premiados

La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social entregó los Premios Bravo 1999

La Conferencia Episcopal Española entregaba el pasado martes los Premios Bravo, que vienen a ser algo así como los oscar de la Iglesia en España, con los que ésta reconoce la labor de distintos profesionales y muestra el interés de la Iglesia por mantener la amistad con los medios con el arte.

El Premio Bravo de Prensa ha recaído en Manuel Alcántara, articulista en numerosos medios de comunicación escrita, el Premio Bravo de Radio ha sido para José Luis Gago, director del área socioreligiosa de la Cadena COPE. Por su parte, el reportero de RTVE Vicente Romero, corresponsal de guerra gran conocedor difusor de la labor de los misioneros, es el Premio de Televisión premio que fue recogido por su hijo,al encontrarse trabajando como reportero en Servia. Su trayectoria cinematográfica su espléndida humanidad han aupado al actor Ton Leblanc al Premio Bravo de Cine. El Premio Bravo de Música recayó sobre Ignacio Yepes, director artístico de la Semana de Música Religiosa de Valladolid. Miguel Delibes fue merecedor del Premio Bravo Especial, que reconoce sus valores estéticos, humanos cristianos, de los que son exponentes tanto su gran obra literaria y periodística como su propia trayectoria vital.

La entrega fue efectuada por el presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, Monseñor José Sánchez, que estuvo acompañado por el obispo Secretario General de la Conferencia Episcopal, Monseñor Juan José Asenjo y dos obispos de la Comisión de Medios de Comunicación Social: Monseñor Antonio Montero, Arzobispo de Mérida-Badajoz y Monseñor Teodoro Úbeda, junto a la directora del Departamento de Cine de la conferencia Episcopal, Rafaela Rodríguez.

El obispo presidente de la Comisión de Medios indicó en su discurso que "queremos trabajar en nuestra relación con los medios, conscientes de que esta amistad será beneficiosa para todos".

La Tierra Santa está ansiosa de acoger al Papa, afirma el nuncio en Israel

"La Iglesia en Tierra Santa está extremamente ansiosa de poder recibir al Papa", señaló el nuncio apostólico en Israel, monseñor Pietro Sambi. En declaraciones a Radio Vaticana, el prelado señaló que las varias denominaciones católicas latinos, melquitas, maronitas, sirios, armenios y caldeos esperan ya a Juan Pablo II con impaciencia. Asimismo, el nuncio subrayó el carácter religioso de la peregrinación del Pontífice. Frente a diversos sectores que ven en la visita objetivos políticos, el nuncio afirmó que sería más fácil el que la visita tuviera lugar en un ambiente de paz, pues ">subrayaría con mayor fuerza el carácter religioso de la peregrinación".

Acceso al Santo Sepulcro

Luego de siete siglos de espera, los cristianos por fin podrán recuperar un acceso al Santo Sepulcro, que estaba controlado por familias musulmanas.

Tras ocho meses de difíciles negociaciones, el acuerdo para la construcción de una nueva puerta al lugar donde fue sepultado Jesucristo se ha cerrado y serán los cristianos quienes tendrán la responsabilidad exclusiva del nuevo acceso.

La única puerta actualmente existente está controlada desde el año 1289 por las familias musulmanas Nuseibeh y Judda de Jerusalén. Sin embargo, dado que las autoridades israelíes temían que el acceso no ofrezca las seguridades mínimas necesarias, consideraron la posibilidad de abrir un nuevo acceso al lugar santo.

Cada año, entre setecientos mil y un millón de peregrinos visitan el Santo Sepulcro. Para el Jubileo del año 2000 se calcula que cerca de cuatro millones de personas se acercarán hasta Tierra Santa. (ZENIT)

 

Noticiario diocesano

Jubileo alcantarino

Durante este año se están llevando a cabo diversas peregrinaciones a los lugares donde vivió San Pedro de Alcántara, con motivo del V Centenario del nacimiento de este santo extremeño.

Una de las últimas peregrinaciones ha sido la realizada por 110 personas de la parroquia de Santa Eulalia de Mérida, que visitaron concretamente el Palancar.

El centenar de fieles pretendía ganar el Jubileo con motivo del centenario antes aludido.

Previamente, los peregrinos visitaron Coria, en cuya catedral celebraron la misa. En esta ciudad visitaron también el nuevo y hermoso Museo Diocesano, inaugurado hace tan sólo unos meses, que recoge piezas de sumo interés tanto artístico como histórico.

Por último los miembros de la parroquia de Santa Eulalia hacían una tercera parada en Serradilla para contemplar el Cristo de la Victoria.

 

Arciprestazgo de Llerena

Creada una coordinadora de Cáritas que tendrá ámbito arciprestal

El arciprestazgo de Llerena ha desarrollado, durante el curso que ahora termina, una coordinadora arciprestal de Cáritas que permita el encuentro y conocimiento de las personas implicadas en este área esencial de la pastoral comunitaria, además de facilitar cauces de formación, reflexión y actuación.

La Coordinadora ha estudiado los guiones preparatorios del congreso "La Iglesia en Extremadura ante la Pobreza" , concluyendo este proceso con un encuentro en la Casa de la Iglesia de Villagarcía de la Torre. Allí se dieron cita voluntarios de las Cáritas de Ahillones, Azuaga, Llerena, Valverde de Llerena y Villagarcía.

Previamente se expusieron algunas experiencias que se están viviendo en la zona: Posibilidad de coordinación con Cruz Roja, labor de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui y comercio justo en colaboración con la cooperativa ESPANICA de distribución de café.

Como conclusiones del plenario cabe destacar la necesidad sentida de renovar las Cáritas y de que toda la comunidad cristiana tome parte activa en la vida de la caridad. Se vio también la posibilidad de coordinar esfuerzos con otros ámbitos eclesiales. Para el próximo curso se espera que las líneas trazadas puedan irse haciendo realidad, contando con la Coordinadora Arciprestal y el apoyo de la Cáritas Diocesana, uno de cuyos coordinadores estuvo presente en gran parte del encuentro.

 

La Adoración Nocturna celebró la Vigilia

de Espigas en Villafranca de los Barros

Con gran afluencia de adoradores y fieles en general, procedentes de todos los puntos de la diócesis de Mérida-Badajoz se celebró en la noche del 19 de junio en Villafranca de los Barros la Vigilia de Espigas que cada año organiza el Consejo Diocesano de la Adoración Nocturna Española, en la que se dan por terminadas las actividades que se desarrollan a lo largo del curso.

A las once de la noche la procesión de banderas recorrió diversas calles de Villafranca de los Barros hasta llegar a la iglesia parroquial de Santa María del Valle. Desfilaron 14 banderas, que representan a distintas secciones de la diócesis, y cerraban la procesión los componentes de los consejos diocesanos masculino y femenino y los sacerdotes celebrantes.

Ya en la iglesia y tras el rezo de Vísperas, se celebró la Eucaristía, presidida por don Antonio Muñoz Aldana, vicario episcopal de Culto, asistido por el párroco don Lorenzo Pizarro y el consiliario diocesano don Miguel Ponce y concelebrando sacerdotes de Villafranca, Santa Marta, Ribera del Fresno y Granja de Torrehermosa. A su término se establecieron los turnos de vela.

La procesión del Santísimo por distintas calles y la bendición de los campos cerraron la Vigilia.

Parroquia San Juan de Dios de Badajoz

Campaña para construir el templo

y el centro parroquial "ladrillo a ladrillo"

La Parroquia de San Juan de Dios de Badajoz ha lanzado una campaña bajo el título "Operación ladrillo" con la cual pretende obtener fondos para la construcción del templo y del complejo parroquial. Esta parroquia ha comenzado a funcionar hace poco tiempo debido a la expansión de la ciudad.

La campaña consiste en que los fieles de la parroquia y fieles en general se comprometan a financiar los materiales necesarios para la construcción del complejo parroquial.

El párroco, don Enrique Cruz, ha manifestado que el nombre de la campaña es debido a que la propaganda que se está llevando a cabo para recaudar dinero destinado a la obra, está impresa sobre la figura de un ladrillo. En ella se informa del coste de varios ladrillos, de diversos metros de edificación, de parte del tejado etc, con el fin de que aquellos que lo deseen puedan aportar esas cantidades u otras de forma periódica.

La Parroquia de San Juan de Dios constará de un templo con capacidad para unas cuatrocientas personas sentadas, nueve salas de catequesis, dos despachos parroquiales, cuatro aulas para talleres destinados a jóvenes y mujeres, un salón de actos con capacidad para cien personas, una sala para mayores y una vivienda para el párroco.

Colaboración de otros fieles

La nueva iglesia estárá en la cabeza del Puente Real próxima al Hospita Infanta Cristina. El territorio de la parroquia abarca zonas muy distintas económica y socialmente: Las Moreras, Las Cañadas, la Urbanización Guadiana y la Urbanización Universitaria.

Don Enrique Cruz, ha hecho un llamamiento a todos los fieles de Badajoz para que contribuyan a la financiación del nuevo templo debido a que la mayor parte de los miembros de esta parroquia son gente humilde.

De momento la actividad parroquial se viene desarrollando en los bajos de unos pisos, insuficientes para acoger a todos los que asisten a los servicios religiosos y muy mal ubicado.

Los cuatro nuevos sacerdotes celebran sus primeras misas

Los cuatro nuevos sacerdotes, ordenados el pasado sábado, día 19 en la parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria de Fuente del Maestre, han cantado misa a lo largo de esta semana. El primero en hacerlo era don José Carrasco, el mismo día de la ordenación, en su parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria de Zafra. El domingo fue don José Juan López, en la misma parroquia donde fue ordenado el día anterior. Don Luis Manuel Romero celebró su primera misa en la parroquia de su pueblo, en Santa María Magdalena de Almendral.

El último en cantar misa fue don Juan Francisco Apolo, que lo hacía el pasado jueves, el día de San Juan, en la Purísima Concepción de Hornachos.

Próximamente se darán a conocer los destinos de estos cuatro sacerdotes recién ordenados.

Peregrinación diocesana a Tierra Santa con motivo del Jubileo

Los responsables diocesanos de peregrinaciones trabajan en la gran peregrinación diocesana a Tierra Santa del año 2000 para vivir la experiencia jubilar visitando los Santos Lugares. Dicha peregrinación tendrá lugar del 7 al 15 de octubre del 2000, con la participación del arzobispo, don antonio Montero. Previamente se han llevado a cabo ya una peregrinación a Zaragoza con ocasión del Congreso Mariano y a Santiago de Compostela, con motivo del Año Santo Compostelano, enmarcadas, ambas, en la preparación en la preparación al Jubileo del 2000.

Pasado el verano, a través de las parroquias, se concretarán todos los detalles. Las personas interesadas pueden comunicarlo en sus respectivas parroquias o al responsable diocesano, don Enrique Cruz Barrientos. También pueden dirigirse a cualquiera de las dos sedes de la Curia Diocesana, en Mérida o en Badajoz.

 

Mirada a nuestro tiempo

Ferias y fiestas

Con el verano llegan también las ferias y fiestas de nuestros pueblos y ciudades. Durante varios días los ciudadanos nos encontramos con un programa especial de actos y atracciones en las que participar y disfrutar. El motivo no es otro que la necesidad de la persona de romper el ritmo del trabajo con el descanso y salir de la rutina de la vida ordinaria con la fiesta.

Es verdad que hoy ya no hay tanta necesidad de buscar ocasiones para el ocio, porque cada vez las ofertas lúdicas y culturales son más habituales y más para todos, pero la fiesta sigue siendo necesaria como referencia cultural y como expresión de la identidad de los pueblos, que en ellas evocan sus raíces y se entroncan con la tradición y las tradiciones. También en la fiesta se cultiva la convivencia y se produce el reencuentro con sus familiares de aquellos que, por la movilidad actual o por necesidad, viven en otras lugares.

El corazón de las fiestas son normalmente los actos religiosos con los que se hace memoria y se honra pública y festivamente al patrón o a la patrona; aspecto este que no se debe olvidar, por lo que hay que huir de la tentación de querer convertirlos en unos actos folclóricos más, que desvirtuarían su verdadero sentido. Esta referencia religiosa, por ser la que, en definitiva, le da consistencia a todas las demás actividades de las ferias y fiestas, habrá que cuidarla con un esmero especial por parte de aquellos que tengan la responsabilidad de hacerlo, pues las celebraciones de la Iglesia nos ayudan a descubrir que la alegría y la convivencia de la fiesta son un regalo de Dios.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el XIII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

2º Libro de los Reyes 4, 8-11. 14-16a

Un día pasaba Eliseo por Sunam y una mujer rica lo invitó con insistencia a comer. Y siempre que pasaba por allí iba a comer a su casa.

Ella dijo a su marido:

-Me consta que ese hombre de Dios es un santo; con frecuencia pasa por nuestra casa. Vamos a prepararle una habitación pequeña , cerrada, en el piso superior ; le ponemos allí una cama , una mesa, una silla y un candil y así cuando venga a visitarnos se quedará aquí.

Un día llegó allí, entró en la habitación y se acostó. Dijo a su criado Guejazi:

-Qué podemos hacer por ella? Contestó Guejazi: Qué sé yo. No tiene hijos y su marido ya es viejo. Él le dijo: Llama a la sunamita. La llamó y ella se presentó a él. Eliseo dijo: El año que viene, por estas mismas fechas abrazarás a un hijo.

 

Salmo 88, 2-3, 16-17, 18-19

R. Cantaré eternamente las misericordias del Señor.

Caminaré eternamente las misericordias del Señor, /anunciaré tu fidelidad por todas las edades. / Porque dije: Tu misericordia es un edificio eterno, / más que el cielo has afianzado tu fidelidad.

Dichoso el pueblo que sabe aclamarte: / camina, oh Señor, a la luz de tu rostro; / tu nombre es su gozo cada día, / tu justicia es su orgullo.

 

Carta de S. Pablo a los Romanos 6, 3-4.8-11

 

Hermanos: Los que por el bautismo nos incorporamos a Cristo fuimos incorporados a su muerte.

Por el bautismo fuimos sepultados con él en la muerte, para que así como Cristo fue despertado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en una vida nueva.

Por tanto si hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos con Él, pues sabemos que Cristo una vez resucitado de entre los muertos ya no muere más; la muerte ya no tiene dominio sobre él. Porque su morir fue un morir al pecado de una vez para siempre, y su vivir es un vivir para Dios.

Lo mismo vosotros consideraos muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús.

 

Evangelio según san Mateo 10, 37-42

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles:

El que quiere a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí. El que encuentre su vida la perderá, y el que pierda su vida por mí, la encontrará. El que os recibe a vosotros, me recibe a mí, y el que me recibe, recibe al que me ha enviado. El que recibe a un profeta porque es profeta, tendrá paga de profeta; y el que recibe a un justo porque es justo, tendrá paga de justo. El que dé a beber, aunque no sea más que un vaso de agua fresca, a uno de estos pobrecillos, sólo porque es mi discípulo, no perderá su paga, os lo aseguro.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

Lecturas bíblicas para los días de la semana

28, lunes: Gn 18, 16-33; Mt 8, 18-22.
29, martes: Hc h 12, 1-11; 2Tm 4, 6-8, 17-18; Mt 16, 13-19.
30, miércoles: Gn 21, 5, 8-20; Mt 8, 28-34.
1, jueves:Gn 22, 1-19; Mt 9, 1-8.
2, viernes: Gn 23, 1-4, 19; 25, 1-8, 62-67; Mt 9, 9-13.
3, sábado: Ef 2, 19-22; Jn 20, 24-29.
4, domingo: Za 9, 9-10; Rm 8, 9, 11-13; Mt 11, 25-30.

 

Comentario Litúrgico

Exigencias y promesas

Con el evangelio de hoy termina la sección que san Mateo dedica a la elección de los apóstoles y ha acumulado una serie de advertencias del mismo Jesús que debemos actualizarlas para saber situarnos en el lugar que ocupamos en nuestra comunidad cristiana, pues sabemos que la llamada a la misión abarca a todos y a cada uno de los cristianos.

Para dejar las cosas claras, Cristo comienza con unas frases terriblemente exigentes. En primer lugar, antepone la relación con El a toda posible vinculación, por buena y natural que sea esta, si llega a ser un obstáculo para seguirle: "El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí , no es digno de mí". Evidentemente, la situación a la que se alude se da cuando la familia se opone, lo que no es infrecuente, a que el discípulo viva el evangelio con todas sus consecuencias.

Pero la exigencia más radical es la que sigue: "El que no coge su cruz y me sigue, no es digno de mí". Se trata de solidarizarse con la persona de Jesús de tal modo que no se ha de vacilar a la hora de renunciar a todas las seguridades que nos proponen nuestros sentidos y el ambiente antievangélico que nos rodea y optar por participar en su misterio pascual en el que se ha de esperar dificultades y contrariedades que hacen participar al discípulo de la misma cruz de Cristo.

Después de estas dos exigencias, Jesús pronuncia una frase que ha de llenar de consuelo al cristiano que se ve en las angosturas del seguimiento: "El que pierda su vida por mí la encontrará". Hay que perder muchas oportunidades para alcanzar la gran Oportunidad.

 

Antonio Luis Martínez

Santoral

28 de junio: Santos Potamiana y Basílides (+204)

Debemos las noticias de estos santos nada menos que a Tertuliano y a Orígenes. La literatura y el cine han multiplicado las circunstancias del verdugo convertido por el ejemplo de la víctima martirial. Todos esos novelescos lances se basan en la historia de Potamiana y Basílides.

El nombre de ella significa "belleza del río" y el de él, "servidor del rey". Ambos hicieron honor a su nombre embelleciendo el río del amor y sirviendo al Rey cuyo Reino de libertad y gracia ennoblece la humana condición. Potamiana se resiste a las seducciones y violencias de su dueño y, aunque esclava, se libera a través de la cárcel, la tortura y el martirio, pues denunciada por su despechado amo es conducida al suplicio.

El soldado Basílides es encargado de introducir a la doncella en aceite hirviendo: no era difícil preguntarse por las razones de la valentía de aquella joven esclava ante la muerte. Cuando los cristianos se las explicaron, Basílides se bautizó y lo pagó también con su vida.

Dichosa edad en la que el bautismo hacía libres a los esclavos y pacíficos testigos a los duros soldados... Hoy el bautismo no pasa de significar, en muchos casos "que el niño ya no está moro". Así nos va: en vez de bautizar a los convertidos, hemos de convertir a los bautizados, en su mayoría alejados de cualquier vivencia de fe. Santos Potamiana y Basílides, necesitamos un río de gracia y valentía en favor del Reino de Dios: un don que hemos de anticipar con no escasa creatividad pastoral. A que sí?

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

28, lunes: Ireneo, Teodequilda, Juan Southworth, Potamiana.
29, martes: Pedro y Pablo. Casio, Salomé y Judit.
30, miércoles: Protomártires de la Iglesia Romana, Basílides.
1, jueves: Julio, Aarón, Domiciano, Teodorico.
2, viernes: Proceso, Martiniano, Juvenal, Monegunda.
3, sábado: Tomás, Anatolio, Heliodoro, León II, José Nguyén.
4, domingo:Isabel de Portugal, Jacinto, Laureano, Florencio, Berta.

 

Contraportada

Conclusiones del informe realizado

por la 'Coalición para detener el uso de niños- soldados'

Robar la infancia

a mano armada

El horror de la guerra no conoce límites, ni siquiera los niños, espejo de la inocencia, se libran de él, es más lo sufren de forma especialmente intensa. En África, al hambre, la penuria o la orfandad, consecuencia inevitable de cualquier enfrentamiento armado, se suman agresiones directas contra los menores: los ejércitos y los grupos guerrilleros secuestran niños para incorporarlos a sus filas o para utilizarlos de cualquier manera.

El mayor tenía 17 años, algunos no habían cumplido los 12. Esta es la edad de los asesinos que decapitaron a una muchacha en un pueblo de Argelia. Más tarde jugaron al fútbol con su cabeza. El testimonio está recogido en el informe realizado por la 'Coalición para detener el uso de niños-soldados', con sede en Suiza, hecho público por la agencia de la Santa Sede 'Fides'.

Según el informe, hay más de 120 menores de 18 años reclutados como soldados en África. Algunos de ellos tienen poco más de 7 años. Los países más implicados en este fenómeno son Argelia, Angola, Burundi, Congo-Brazzaville, República Democrática del Congo, Liberia, Ruanda, Sierra Leona, Sudán y Uganda.

Secuestros en las escuelas

En Burundi, revela el documento, además del reclutamiento del ejército, grupos armados tutsis forman patrullas de niños y jóvenes de 12 a 25 años con permiso de las autoridades. La oposición armada hutu recluta también a niños menores de 15 años.

Los rebeldes en Sierra Leona han reclutado sistemáticamente niños de 7 años.

En Uganda, la Lord's Resistance Army (LRA), que se opone al gobierno del Presidente Miseveni, secuestra a niños de las escuelas, comunidades y casas privadas. Los niños que intentan escapar o esconderse son asesinados, y la misma suerte tienen los que enferman o no quieren combatir.

El gobierno ugandés, sin embargo, no se comporta mejor que los rebeldes: en enero de 1999 el ejército asesinó a sangre fría a cinco muchachos entre los 14 y 17 años sospechosos de pertenecer al ejército rebelde.

Y serían numerosos los niños reclutados por el ejército regular en Uganda, Congo-Brazzaville, República Democrática del Congo y Angola.

También niñas

La mayor parte de los países africanos establecen que la edad mínima para ser llamados a las armas o participar en el voluntario es de 18 años, excepto Angola, que ha reducido el límite a 17 años, y Uganda que, en algunas circunstancias, la ha reducido a 13 años. La República de Sudáfrica, que acepta voluntarios de 17 años, proyecta elevar el límite a 18 años.

El fenómeno no afecta sólo a los niños sino que muchas niñas son reclutadas también para colaborar con otros servicios de guerra.

Según la experiencia narrada por uno de los autores del Informe, Concy A., ugandesa de 14 años, fue raptada en Kitgum (Uganda) y llevada a Sudán por la Lord's Resistance Army. "En Sudán dijo fuimos entregadas a hombres y yo fui asignada a uno que acababa de asesinar a su mujer". Aunque no son utilizadas en operaciones bélicas, una niña como Concy vive la violencia de la guerra: "Las jóvenes que se negaban a hacer de mujeres de los guerrilleros de la LRA eran asesinadas ante nuestros ojos para que nos sirvieran de ejemplo".

ZENIT/ACI


Return to "Iglesia en Camino"