Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: Iglenca@grn.es

Número 259. 21 de junio de 1998

Director: José María Gil

 

Portada

Cuatro nuevos sacerdotes para servir

Reciben la ordenación de presbíteros en Villanueva de la Serena

Al cierre de nuestra revista, el pasado miércoles, está anunciada la ordenación por parte del Arzobispo, D. Antonio Montero, de cuatro nuevos sacerdotes de nuestra diócesis el día 20 de junio en el templo parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de Villanueva de la Serena. Se trata de los diáconos Felipe M. Gallego Casco, de Guadiana del Caudillo; Fermín J. González Melado, de Badajoz; Fermín Luengo Luengo, de Villanueva de la Serena y Manuel Valero Sánchez, de Mérida.

Son jóvenes de 25 a 29 años, nacidos en familias cristianas que, cada uno con su historia personal, han decidido seguir a Cristo por el camino del sacerdocio, atraídos por el ejemplo de algún sacerdote o al calor de un movimiento apostólico o de una comunidad parroquial. Tras largos años de formación en el Seminario, ahora estrenan su sacerdocio con ilusión, dispuestos a ser curas del Tercer Milenio, sacerdotes para servir.

Esta ordenación sacerdotal es un motivo de alegría, a la vez que una invitación a orar por una vieja intención, ahora más necesaria: las vocaciones sacerdotales.

Editorial

Un sonoro ejemplo

En el espléndido marco del Teatro Romano de Mérida tenía lugar, el pasado día 13 de junio, el X Encuentro de Corales Extremeñas. Más de una treintena de agrupaciones, llegadas de todos los puntos cardinales de nuestra región, se daban cita a fin de homenajear a la Coral Augusta Emérita.

Para hacerlo unieron sus voces en una maravillosa armonía y conjunción que trascendía el ámbito de lo bello que lo fue mucho para pasar a constituirse en algo paradigmático, por lo que hoy ocupa este espacio de nuestra revista.

Esas más de mil quinientas voces, con su rica variedad, dan el verdadero tono nunca mejor dicho de nuestro pueblo.

Lo distinto se auna y complementa en una unidad maravillosa, lo que le constituye en un sonoro ejemplo a seguir en la vida social y política de nuestros pueblos, ciudades y provincias, tantas veces enzarzadas en particularismos y celotipias mezquinas que han paralizado no pocas veces el progreso de nuestra región.

La lograda conjunción de tan importante número de voces no es fruto del azar ni del arrebato espontáneo, sino de un proyecto compartido, del esfuerzo que supone largas horas de ensayo, de renuncias a la comodidad, de sacrificios por vencer vicios y defectos, de fortaleza para no sucumbir a desánimos, de dejarse ayudar por quienes saben más y de los forman el propio grupo coral. Ojalá los extremeños captemos este tono y sepamos conjuntar nuestro trabajo en una interpretación común: Extremadura. Verán que bien les suena

 

Escristos para reflexionar

Educar a los jóvenes en la fe: el encuentro con Cristo

Nos sentimos comprometidos a ofrecer a las nuevas generaciones la posibilidad de un encuentro con Cristo. El encuentro con Cristo es el punto crucial de la educación en la fe. A él se dirige, de él se parte: el hecho, la cualidad y la continuidad del encuentro. La palabra es lo más concreto que hay para expresar el comienzo, la experiencia y la naturaleza de la fe. Tiene una abundante correspondencia en los evangelios. Estos se detienen en narrar los encuentros de Jesús con las personas más diversas: los que se convertirían luego en apóstoles, la samaritana, la adúltera, Zaqueo, Marta y María, el joven rico, los discípulos que caminaban hacia Emaús. No sólo insinúan los encuentros, sino que refieren hasta los mínimos gestos y las palabras de Jesús, así como las reacciones más profundas de sus interlocutores.

Encuentros con Jesús en los Evangelios

El primer impulso parte siempre de Jesús. Él tiene la iniciativa y provoca el encuentro. Entra en una casa, se acerca al pozo donde una mujer va a buscar agua, se para ante un recaudador, dirige la mirada hacia quien ha trepado a un árbol para verle, se añade a quien está recorriendo un camino. De sus palabras, de sus gestos y de su persona emana una fascinación que envuelve a su interlocutor. Es admiración, amor, confianza y atracción.

Para muchos el primer encuentro se transformará en deseo de escucharle más todavía, de hacer amistad con Él, de seguirle. Se sentarán en torno a Él para interrogarle, le ayudarán en su misión, le pedirán que les enseñe a orar, serán testigos de sus horas felices y dolorosas. En otros casos el encuentro termina con una invitación a un cambio de vida.

Los encuentros del Evangelio narran la fe, nos dicen cómo nace y qué es. Es la autorevelación de Jesús: "El Mesías soy yo que hablo contigo".

Jesús se manifiesta por medio de gestos y palabras. Quien se ha encontrado con Él lo conoce, no sólo según lo que comenta y dice de él la gente, sino personalmente. Hace la experiencia de su sabiduría y de su bondad. La vida entonces comienza a cambiar en sus perspectivas, sentimientos, hábitos y proyectos. La familiaridad con Jesús y sus revelaciones llevará a conocerlo y confesarlo como Hijo de Dios.

El encuentro, y lo que en él acontece, es misterioso e incomprensible como el amor humano: lo es aún más. Jesús afirma que nadie viene a Él si el Padre no lo atrae. A los discípulos les dice: "No me habéis elegido vosotros, soy yo quien os he elegido". Así, el encuentro no aparece como una casualidad ni como habilidad de las personas, sino precisamente como don de Dios. Para cada joven la fe personal comienza en el momento en que Jesús se le manifiesta como aquel de quien obtener un sentido para su vida, a quien dirigirse en la búsqueda de la verdad, a través de quien entender la relación con Dios e interpretar nuestra condición humana.

El encuentro momentáneo no basta. Crecemos en la fe en la medida en que este encuentro se convierte en conocimiento personal y adhesión permanente.

Uno se topa a menudo con alguien que cuenta haber hecho una "experiencia" religiosa. Y se ve que ésta ha dejado en él un grato recuerdo. A veces, sin embargo, ésta no tiene continuidad. La fe no es sólo sentimiento, fascinación o admiración por Jesucristo. Como el amor humano no es el "enamoramiento". En el clima de subjetivismo que respiramos, esta confusión está siempre al acecho. Nos sentimos satisfechos con un momento intenso y fugitivo.

Del primer entusiasmo a la amistad con Jesús

El primer entusiasmo es ciertamente una gracia. Pero la fe es tal cuando ésta conduce a la acogida de la persona de Jesús en la propia vida, a la confianza en su enseñanza, al cambio de actitudes según sus indicaciones. Esto es lo que deja entender el Evangelio en las narraciones sobre la fe. A lo largo de las riberas del Jordán, Juan ve pasar al Señor: siente la llamada y experimenta el sobresalto. Le sigue, cultiva su amistad, se siente amado y cambia. Jesús se convierte para él en una compañía indispensable. No alcanzaría a concebir su existencia sin Él. Se convierte en discípulo predilecto. He aquí qué es la acogida: es referirse a Jesús para orientarse y optar, es deseo de oírle de nuevo, es caminar haci Él, renovar la admiración, asumir su proyecto.

A Pedro, que toda la noche había pescado en vano, Jesús le propuso echar de nuevo las redes. Quizá apareció de improviso una duda en la mente del experto pescador:Echar todavía las redes donde no habían pescado nada? Y en pleno día? Pero Pedro se fió: "Si tú lo dices..." La fe implica confianza en aquello que Jesús indica y promete: una confianza que se traduce en las opciones vitales.

En la pequeña ciudad de Jericó, Zaqueo, conquistado por Jesús, lo acoge en su casa. A la luz de sus palabras y de sus gestos intuye cuán mezquina es una vida entregada al dinero, sin piedad. Reniega de ella, promete no robar y restituir, cuatro veces más, cuanto había sustraído. La fe comporta el cambio de criterios, gustos y relaciones.

Muchos han escuchado una vez a Cristo con admiración, como las multitudes que querían hacerlo rey. Bastantes lo han encontrado y no se han preocupado de cultivar su amistad. Otros, buscados por Él de un modo singular, algunos de ellos incluso entre los más próximos, no le han acogido. No todos se han fiado de su juicio, de su equilibrio mental (Está fuera de sí!), de sus capacidades (No es éste el hijo del carpintero?), de su sabiduría (Nosotros tenemos la Ley!), de su rectitud (Está poseído por el demonio!). También hoy se dice: está fuera del mundo, es un idealista, predica lo imposible, es una creación de la Iglesia, es un personaje mítico.

Ámbitos y lugares del encuentro

La confianza mira hacia tres ámbitos en los que el hombre juega todas sus fuerzas: la felicidad, la verdad, el bien; juntos determinan la "vida" y la "salvación: "Qué sentido se da a la existencia?, cómo se piensa?, cómo se actúa?" Sobre todo ello, frente a la multiplicidad de propuestas y a los márgenes de incerteza, el joven creyente dice: "Sólo tú tienes palabras de vida eterna".

La acogida de Jesús conducirá a un cambio de mentalidad y a una orientación nueva de la vida según el código de la felicidad proclamado por Jesús, las Bienaventuranzas: la pobreza, la paz, la dulzura de corazón, la justicia, la misericordia. Conforme a este código aprenderá a juzgar los bienes materiales, el amor humano, el uso del cuerpo, la relación con semejantes y extraños, los acontecimientos y el proyecto de Dios sobre él. En definitiva, un cambio que tiene necesidad de brújula , de acompañamiento, de verificaciones y apoyos.

Provocar el encuentro, preparar la ocasión de éste y fijar una cita es hoy una de las preocupaciones de la pastoral juvenil. No siempre es fácil. El lugar privilegiado del encuentro es la comunidad cristiana. Pero con frecuencia entre ésta y la mayoría de los jóvenes se da una distancia física y psicológica. Por otra parte, las expectativas sobre Cristo que yacen en el ánimo de los jóvenes son por lo demás muy variadas. Hoy se difunden imágenes superficiales e incompletas, de consumo, talk show o "camiseta". Hay en el ambiente un desfile de personajes que conduce a reducir la relación con todos a simpatía sentimental. Se está a la espera de algo sensacional. La sobreabundancia de mensajes, la escasez de tiempo y las tendencias actuales del lenguaje hacen ardua una exposición sistemática de lo que la reflexión cristiana ofrece sobre Jesús.

Pero todo esto no es definitivo. El Espíritu y el Padre mueven cada joven hacia Cristo. Él suscitará siempre una fascinación y una energía que deben ser sostenidas y motivadas.

El pastoreducador ensaya, por lo tanto, todos los caminos que conducen al encuentro: el testimoniuo de los creyentes que es necesario poner en relación con la presencia de Cristo en ellos, la reflexión sobre la vida y sus interrogantes, sus aspiraciones, que el educador ayudará a hacer emerger, a llamar por su nombre, interpretar y llevar a confrontación con la historia y la palabra de Jesús; las experiencias de valores, situaciones y relaciones que ponen de manifiesto nuevas dimensiones; el anuncio directo que tiene una elocuencia interna capaz de tocar la mente y el corazón.

El encuentro es un "momento" que no se debe quemar, ni tan solo retardar o aplazar. También el educador debe fiarse de Cristo y del joven.

Padre Juan E. Vecchi
Rector Mayor de los Salesianos

 

Centrales

Los nuevos sacerdotes destacan el buen ejemplo de otros curas en su vocación

Al cierre de nuestra revista está anunciada la ordenación por parte del Arzobispo, don Antonio Montero, de cuatro nuevos sacerdotes de nuestra diócesis el día 20 de junio en el templo parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de Villanueva de la Serena. Se trata de los diáconos Felipe M. Gallego Casco, de Guadiana del Caudillo; Fermín J. González Melado, de Badajoz; Justo Fermín Luengo Luengo, de Villanueva de la Serena y Manuel Valero Sánchez, de Mérida.

Son jóvenes de 25 a 29 años, nacidos en familias cristianas que, cada uno con su historia personal como nos explican en esta página, decidieron seguir a Cristo por el camino del sacerdocio, atraídos por el ejemplo de algún sacerdote y al calor de un movimiento apostólico o de una comunidad parroquial. Tras largos años de formación en el Seminario, ahora estrenan su sacerdocio con ilusión, dispuestos a ser curas del Tercer Milenio, sacerdotes para servir.

La misión que van a realizar los nuevos sacerdotes, a partir de su ordenación la describe el Concilio Vaticano II al señalar que "los presbíteros, aunque no tengan la plenitud del sacerdocio y dependan de los obispos en el ejercicio de sus poderes, sin embargo están unidos a estos en el honor del sacerdocio y, en virtud del sacramento del Orden, quedan consagrados como verdaderos sacerdotes de la Nueva Alianza, a imagen de Cristo, sumo y eterno Sacerdote, para anunciar el Evangelio a los fieles, para dirigirlos y para celebrar el culto divino"(LG 28). En definitiva van a ser los "dispensadores de los misterios de Dios" y servidores de los demás.

En España hay actualmente unos 20.000 sacerdotes y la diócesis de Mérida-Badajoz cuenta según datos facilitados por la Secretaría General del Arzobispado, con 326, a los que se unen el medio centenar de sacerdotes religiosos que prestan también su servicio ministerial en ella.

De los 326 sacerdotes diocesanos, 276 residen en el territorio de nuestra diócesis (84 en la ciudad de Badajoz y 192 en las otras poblaciones), el resto de los sacerdotes incardinados realiza su ministerio fuera de la diócesis: 15 de misioneros en Hispanoamérica, uno en África, dos de capellanes de emigrantes y 32 más que trabajan en otras diócesis.

Por lo que se refiere a ordenaciones sacerdotales, en el quinquenio 1991-1995 se ordenaron 19 sacerdotes en la diócesis de Mérida-Badajoz. En 1996 se ordenaron cuatro sacerdotes y ocho en 1997. Respecto a la edad media de los sacerdotes españoles, un estudio publicado por la Conferencia Episcopal situaba en los 58 años la de los que ejercen su ministerio o están en activo. La edad media del clero de nuestra diócesis está en torno a los 52 años.

Esta ordenación sacerdotal y estos datos son una ivitación a orar por una vieja intención, ahora más necesaria: las vocaciones sacerdotales.

 

Las preguntas...

1. Cómo comenzó en vosotros la idea de ser sacerdotes?

2. Cuáles son las ilusiones que tenéis al ordenaros sacerdotes?

Las respuestas...

Felipe Manuel Gallego Casco

1. -Mi historia vocacional comenzó hace once años cuando un sacerdote me propuso entrar en el Seminario. En principio no tenía nada claro lo de ser cura. Poco a poco va uno viendo en el Seminario a chavales jóvenes ilusionados y entusiasmados con ser sacerdotes y así fue como empecé a plantearme más en serio lo de ser sacerdote. En un principio te dices a ti mismo que este asunto no e s para ti, pero después, poco a poco, descubres que Dios quiere para ti la felicidad y que saques lo mejor que hay en ti mismo y para ello te ofrece este camino del sacerdocio.

2. -Tengo muchas ilusiones; también algunos temores. Pero creo que gana la esperanza, ya que siempre me han dicho que hoy día un sacerdote puede hacer mucho bien. Mi mayor ilusión es poder llegar a los hombres y mujeres para mostrarles la misericordia de Dios y acercarlos a Él.

Fermín Jesús González Melado

1. -Mi historia es muy sencilla: me acerqué más a la parroquia cuando llegó el momento de la Confirmación y entrar en un grupo de catequesis. En ese grupo conocí a un sacerdote que fue el que me hizo un acompañamiento de ayuda cristiana en mi adolescencia y juventud. Así a los 18 años me planteé por primera vez la vocación sacerdotal. Prolongué todavía más la decisión durante tres años, en los que realicé estudios universitarios y en los que fui madurando la vocación, después ingresé en el Seminario.

2. -Este momento me parece atractivo porque vamos a ser sacerdotes del comienzo del nuevo milenio. Estamos bastante ilusionados en responder, con nuevos métodos y nuevos planteamientos, a la nueva evangelización de Europa y, concretamente, de nuestra diócesis. Impulsar Extremadura, desde la Iglesia, me parece que también es una tarea importante para nosotros.

J. Fermín Luengo Luengo

1. -Yo no estaba metido en un ambiente relacionado con la parroquia. Es más, durante mucho tiempo estuve alejado de la Iglesia y de la práctica religiosa. Pero fue en un campamento donde Dios se valió de un amigo mío que ahora es sacerdote entonces no lo era para irme acercando a Cristo, a la Iglesia. Así comencé a dar mis primeros pasos a través de un movimiento cristiano como es el de los Scouts, que me ha ayudado también mucho a ir acercándome a Dios.

Poco a poco fui cambiando mi vida, ordenando mis estudios, haciendo más oración, sobre todo con los grupos de Taizè, y llenándome más de Dios. Así progresivamente, casi sin saber cómo, decidí un día irme al Seminario y entregar mi vida a ser sacerdote.

2. -A mí sinceramente, después de estar seis años preparándome en el Seminario, me ilusiona mucho desarrollar una labor y poner en práctica la misión que Dios me ha encomendado con el sacerdocio. Tengo muchas ganas de ponerme a trabajar.

Manuel Valero Sánchez

1. -Mi proceso vocacional empezó a los 19 años, cuando un catequista de la parroquia comenzó a mostrarme la posibilidad del sacerdocio en mi vida. También hubo gente dentro del movimiento eclesial al que pertenezco, la Renovación Carismática, que me animó a plantarme el sacerdocio. En un principio estuve haciendo unas pruebas con franciscanos, para ver si aquello era lo que Dios me pedía, pero al final me incliné más por ser sacerdote diocesano. Así es como decidí irme al Seminario. Todos estos años en él me han servido para clarificar la vocación, para leer la propia historia personal en la que Dios tiene un papel tan importante, que a Él quiero dedicarle toda mi vida.

2. -Al entar en contacto con distintos ambientes, uno se da cuenta de que existen muchas ofertas de cosas materiales en el mundo, pero hay en el ser humano un vacío que llenar, ya que busca algo más, un plus. He descubierto que ese plus, ese vacío sólo puede llenarlo Dios. Espero, y por eso me he decidido por esto, contribuir a ello con mi trabajo, anunciando el Evangelio .

 

Noticiario diocesano

La promoción sacerdotal de 1948 celebró sus bodas de oro en el Seminario

 

El pasado día 13 de junio, en una entrañable eucaristía de acción de gracias, cuatro sacerdotes celebraban en la capilla del Seminario de Badajoz los 50 años de su ordenación sacerdotal. Ellos son don Hipólito Fernández Contador, adscrito de la parroquia pacense de Santa María; don Ángel Muñoz Ramírez, parroco de Los Santos de Maimona; don Juan María Robles Febré, capellán de la Residencia Universitaria del Sagrado Corazón de Jesús, y don Francisco Arroyo Navarro, sacerdote de Valverde (Huelva) y párroco de Buitrón y Pozuelo. Faltaba don Vicente Navarro del Castillo, que no pudo asistir por motivos de salud. También hubo un recuerdo especial para otros dos sacerdotes de esta promoción fallecidos: don Ramón Vázquez Zambrano y don Francisco Sánchez Rodríguez.

Un nutrido grupo de seminaristas acompañó con su presencia esta celebración en la que don José García Fernández sacerdote querido del presbiterio pacense, que fue durante 23 años rector del Seminario y durante 46 años profesor de este centro diocesano dirigió, durante la homilía, unas sentidas palabras a los componentes de esta promoción sacerdotal, recordándoles lo que tantas veces oyeron de sus labios en los lejanos años ya de formación: el amor al sacerdocio como identificación con Cristo Pastor. Siguiendo al Papa Juan Pablo II, describió don José el sacerdocio, como un "don y misterio": un regalo o don de Dios a su Iglesia que ha de provocar, en quien lo recibe, una permanente acción de gracias; y un misterio en cuanto que quien es elegido lo es por la misericordia de Dios. "Siempre os decía que no os iba a faltar la amistad de nuestro amigo Jesús", les dijo don José García, quien alabó también la fraternidad que viven estos sacerdotes y que el tiempo no borra, como lo muestra esta celebración jubilar conjunta.

Don Ángel Muñoz

El mismo día trece de junio las celebraciones jubilares continuaron para algunos de los mencionados sacerdotes en sus respectivas comunidades parroquiales, así la parroquia de Los Santos de Maimona quiso unirse al que es su párroco desde hace casi 33 años, don Ángel Muñoz Ramírez, en una eucaristía organizada por los feligreses y cantada por el el grupo "Angelus", en la que estuvo acompañado de gran numero de sacerdotes naturales de la localidad, de antiguos vicarios parroquiales y de los compañeros del arciprestazgo de Zafra. En la homilía, el vicario episcopal de la zona, don Francisco Maya, antiguo seminarista de Don Ángel, dió gracias a Dios por la larga trayectoria pastoral del párroco de Los Santos de Maimona. A este homenaje se ha sumado el boletín parroquial de junio en el que aparece una serie des testimonios de gratitud.

Don Hipólito Fernández

El otro homenaje fue para don Hipólito Fernández Contador y tuvo lugar en la parroquia pacense de Santa María la Real, en la que presta sus servicios sacerdotales desde hace más de 20 años. Allí se reunieron el día 13, jornada sacerdotal parroquial, un grupo de sacerdotes y numerosos fieles para dar gracias a Dios por los 50 años de sacerdote de don Hipólito. Don José García, antiguo formador de esta promoción de sacerdotes en el Seminario, sería también el encargado de dirigir unas sentidas palabras sobre el sacerdocioio y don Hipólito.

Nuestra felicitacióna todos ellos.

 

Parroquia de los Santos de Maimona:

Eucaristía, derechos humanos y solidaridad, temas de la Semana Cultural del Corpus Christi 98

 

Organizada por la Cofradía Sacramental, la parroquia de Los Santos de Maimona, ha realizado una semana cultural en torno a la festividad del Corpus Christi. Junto a los concursos de pintura, redacción y fotografía, en colaboración con los colegios de la localidad, se han llevado a cabo una serie de actos que comenzaron el día 6 de junio, tras la celebración de la misa de clausura del curso pastoral, con la La Marcha de la Solidaridad, que, con una animada participación, recorrió diversas calles del pueblo.

El día 8 de junio el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, don Angel Juanes Peces, impartió una conferencia en la Casa de la Cultura sobre "El Derecho ante los malos tratos domésticos. Tras la conferencia, que compaginó sencillez y precisión, se entabló un animado diálogo.

El día siguiente, el tema de la conferencia fue el del "Eucaristía y solidaridad" y corrió a cargo del vicario episcopal don José Antonio Salguero, quien hizo ante un nutrido auditorio una reflexión sobre el compromiso que nace de la celebración de la Eucaristía y que es inherente para toda vida cristiana auténtica.

El resto de los actos celebrados en la localidad de Los Santos de Maimona, con motivo de las fiestas del Corpus estuvieron dedicados al mundo infantil, al teatro y a la música con diversas celebraciones en la que parte de los fondos recaudados se destinarán a Cáritas parroquial. El momento culminante lo constituyó la procesión con el Santísimo Sacramento por las calles del pueblo bellamente engalanadas, en la que estuvo acompañado de numerosos fieles.

La comunidad franciscana de Guadalupe publica el libro del Congreso sobre San Pedro de Alcántara

El Libro de Actas y Estudios del Congreso que sobre San Pedro de Alcántara se celebró en Guadalupe en los primeros días de octubre de 1997 con motivo del V Centenario del nacimiento del santo franciscano extremeño acaba de ser publicado por la Comunidad Franciscana de Guadalupe.

En más de 700 páginas, que se abren tras una portada que exhibe un bello relieve en madera de nogal de Juan Miguel Oliva Mateos, realizado en 1991 para el Monasterio y que se cierran, en contraportada, con una vista parcial de El Palancar, el convento del santo, el libro recoge, como dice Antonio Ramiro Chico, cronista del Congreso, "parte de la historia de Extremadura, como máximo exponente del franciscanismo en España, vista desde la óptica de la más estricta observancia franciscana, donde, además de copiosísima bibliografía sobre el tema, presenta el elenco patrimonial de más de setenta conventos extremeños, así como la manifestación artística de San Pedro en la plástica extremeña, entre otros temas".

Se ofrecen los textos de la lección magistral de apertura pronunciada por don Antonio Montero, arzobispo de Mérida-Badajoz; del discurso de don Carlos Sánchez Polo, vicepresidente de la Junta de Extremadura; de la homilía de clausura predicada por don Guillermo Cerrato, ministro provincial de los franciscanos de la Provincia Bética;y de la crónica del Congreso escrita por don Antonio Ramiro Chico; con prólogos de fray Luis Blanco, superior del Real Monasterio, y de fray Sebastián García, secretario del Congreso.

Aparecen luego los diecisiete trabajos de estudio presentados al Congreso por don Melquiades Andrés, fray Rafael Sanz, fray Hipólito Ámez, fray Hermenegildo Zamora, fray Alfonso García, don Julio Herranz, don Gregorio Carrasco, fray Francisco Chavero, don Francisco Tejada, don Francisco de Asís Hipólito, doña Carmen Araya y don Germán Grau, don Manuel Pecellín, fray Manuel Domínguez, fray Antolín Abad, doña Pilar Hernández, don Francisco Javier Campos y don Antonio Ramiro Chico.

Una publicación nacida con el objetivo de servir de ayuda a la celebración del quinto centenario del nacimiento de Pedro de Alcántara, que se conmemorará en 1999, será una contribución para más allá de ese año porque es obra necesaria para el estudio del santo, del franciscanismo y de Extremadura.

Para favorecer el reparto del trabajo

La Hermandad Obrera de Acción Católica continúa su campaña en contra de las horas extraordinarias

Dentro de la campaña que, bajo el lema "Trabajar menos. Trabajar todos. Vivir más", viene desarrollando este curso la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) para fomentar el empleo, ha tenido lugar la pasada semana, en Badajoz, una rueda de prensa para impulsar aún más este esfuerzo de solidaridad con los desempleados y concienciar a la opinión pública con el drama que viven estas personas y sus familias. En esta rueda de prensa a la que siguió una celebración de la Eucaristía para pedir por esta causa, intervinieron el director del Secretariado diocesano de Pastoral Obrera, Jesús Martín, y los militantes Arancha Maéztu y Joaquín Carrasco que propusieron la eliminación de las horas extraordinarias como medio para que aumenten los puestos de trabajo.

Manifestaron que en España se están haciendo unos 70 millones de horas extras al año, que, si se suprimieran, podrían generar unos 60 mil ó 70 mil puestos de trabajo. Sólo en Extremadura se realizan unas 200 mil horas extras al año.

Dada la situación actual de la organización económica de nuestro país y del uso cada vez mayor de las nuevas tecnologías, el acceso al empleo se ha convertido, según Jesús Martín, en una difícil conquista, lo que ocasiona cada vez más parados. Se produce así una sociedad dual en la que unos pocos cada vez recogen mayores beneficios mientras que aumenta el número de desempleados. Esto contradice de manera clara la Doctrina Social de la Iglesia y genera pobreza y marginación.

La campaña de la HOAC incluye la recogida de firmas de apoyo en parroquias, a fin de presentarlas en el Congreso de los Diputados y favorecer una legislación que postule la disminución de la jornada laboral.

Para apoyar este reparto del trabajo como algo viable, la Hoac argumenta en un documento la evolución de la jornada laboral a lo largo de las últimas décadas: "hoy se gana el triple que hace treinta años con una reducción del trabajo reducida a un tercio". También se señala que "una vida laboral actual, con jornada completa, corresponde a una media jornada de hace 40 años".

Los militantes de la HOAC propugnan, en definitiva, una cultura más solidaria en favor del pleno empleo en el que entra también una mayor valoración del descanso, del tiempo libre, como factor humanizador y cristiano.

El Arzobispado y Cáritas diocesana, homenajeados por su actuación en la riada de noviembre

El Ayuntamiento de Badajoz ha rendido un homenaje a los fallecidos en la pasada riada del mes de noviembre y a quienes apoyaron a los damnificados. Se entregaron, en medio de un ambiente de intensa emoción, setenta placas en las que versaba un texto de reconocimiento por la generosa y abnegada colaboración en aquellos trágicos momentos. Entre los homenajeados están el Arzobispado de Mérida-Badajoz en la persona de su Arzobispo, don Antonio Montero, Cáritas Diocesana, representada por su director, don Adrián Ribera, y los sacerdotes de la parroquia de Jesús Obrero.

La Dirección General de Protección Civil y el Ministerio del Interior también hizo entrega de unas medallas como reconocimiento a diez colectivos, entre ellos, Cáritas Diocesana que recibió una medalla de bronce con distintivo blanco. La única medalla de oro entregada fue para la Asociación de Vecinos del Cerro de Reyes.

Dos jóvenes de nuestra diócesis marchan

de voluntarios a Perú

Dos jóvenes de nuestra diócesis van a trabajar este verano en Perú, colaborando con los misioneros. Ellos son: José María Hernández Núñez y Manuel Matos López

José María Hernández, de 25 años de edad, diplomado en Magisterio y natural de Zafra, salió el pasado día 17, enviado como voluntario por Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz. Va a desarrollar su labor en la región del Amazonas, en Chachapoyas, donde se encuentran cuatro sacerdotes de nuestra diócesis.

Enviado por Cáritas diocesana

José María va a trabajar, en concreto, con dos de ellos en la parroquia de Mendoza. Su tarea consistirá en la realización de informes sobre los diversos proyectos que Cáritas desarrolla en esa zona: una Planta potabilizadora de agua en Leymebamba, un Hogar de Ancianos en Mendoza y la construcción de un puente en Chachapoyas. También se va a encargas de tareas educacionales y de alfabetización. Este joven voluntario lleva a las parroquias de Mendoza una aportación económica, recolectada entre familias e instituciones de Zafra, como la parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria y el propio Ayuntamiento de la ciudad.

Compartir la realidad

También se marchará a Perú, el próximo día 27 de este mes de junio, Manuel Matos López, seminarista de quinto curso, que va a tener una experiencia de encuentro con la realidad misionera que viven allí nuestros sacerdotes en la diócesis de Chachapoyas, compartiendo con ellos la labor que desarrollan.

 

El Arzobispo presidió la Eucaristía del X Encuentro de Corales

1.500 voces cantaron la misa en el Teatro Romano de Mérida

El día 13 de junio se celebró en el Teatro Romano de Mérida el X Encuentro de Corales Extremeñas, organizado por la Coral Augusta Emérita con motivo de su vigésimo aniversario. La celebración fue toda una fiesta coral y musical, de más de tres horas de duración, en la que participaron más de 1.500 voces de más de una treintena de corales extremeñas.

Comenzó el encuentro al atardecer con una solemne Eucaristía oficiada por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, en la que participaron todas las corales en los diferentes cantos litúrgicos. Destacaron en el acto el Himno a la Alegría y el de Extremadura, interpretado por todas las voces que participaban en el Encuentro.

 

Mirada a nuestro tiempo

Confirmarse es necesario

El Catecismo de la Iglesia Católica nos recuerda la unidad de los tres Sacramentos de la Iniciación Cristiana y cómo el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía ponen los fundamentos de toda la vida cristiana. Por el primero se nace, por el segundo se fortalece y por el tercero se alimenta. Los tres son, pues, necesarios para la Iglesia, que tiene obligación de formar a todos aquellos que se incorporan a la fe en Jesucristo, y por eso los prepara cuidadosamente a través de un largo proceso catequético; los tres son necesarios para todos aquellos que quieren ser y vivir como cristianos, y por eso reciben la enseñanza de la Iglesia que los hacen conscientes de estas acciones de Dios que marcan definitivamente sus vidas.

En efecto, en esta tarea de hacer un cristiano, que son los Sacramentos de Iniciación, Dios pone en cada uno de ellos su acción específica: se podría decir que el Bautismo es más del Padre; la Eucaristía, más del Hijo; la Confirmación, más del Espíritu Santo. Aunque esto sea sólo un modo de hablar, porque las personas de Dios siempre actúan en solidaridad, nunca por separado.

Si los tres son necesarios para plantar, alimentar y fortalecer la fe y hacerla vida, no tiene mucho sentido que dé lo mismo ofrecer o no la Confirmación, para los que tienen la misión de hacerlo, o de recibirla o no, para los que tienen obligación de preocuparse por ser un cristiano con las capacidades y posibilidades que dan estos tres sacramentos.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el XII Domingo del Año

Palabra de Dios

 

Profecía de Zacarías 12, 10-11; 13,1

Así dice el Señor: "Derramaré sobre la dinastía de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de clemencia. Me mirarán a mí , a quien traspasaron, harán llanto como llanto por el hijo único, y llorarán como se llora al primogénito.Aquel día, será grande el luto en Jerusalén, como el luto de Hadad-Rimón en el valle de Meguido."

Aquel día, se alumbrará un manantial, a la dinastía de David y a los habitantes de Jerusalén, contra pecados e impurezas.

Salmo 62

R. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mio

Oh, Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,

mi alma está sedienta de ti;

mi carne tiene ansia de ti,

como tierra reseca, agostada, sin agua.

Cómo te contemplaba en el santuario

viendo tu fuerza y tu gloria!

Tu gracia vale más que la vida,

te alabarán mis labios.

Toda mi vida te bendeciré

y alzaré las manos invocándote.

Me saciaré como de enjundia y de manteca,

y mis labios te alabarán jubilosos.

Porque fuiste me auxilio,

y a la sombra de tus alas canto con júbilo;

mi alma está unida a ti,

y tu diestra me sostiene.

 

Carta a los Gálatas 3, 26-29

Hermanos: Todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Los que os habéis incorporado a Cristo por el bautismo os habéis revestido de Cristo. Ya no hay distinción entre judíos y gentiles, esclavos y libres, hombres y mujeres, porque todos sois uno en Cristo Jesús. Y, si sois de Cristo, sois descendencia de Abrahán y herederos de la promesa.

 

Evangelio según san Lucas 9, 18-24

Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó:

"Quién dice la gente que soy yo?"

Ellos contestaron:

"Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas."

Él les preguntó:

"Y vosotros, quién decís que soy yo?"

Pedro tomó la palabra y dijo:

"El Mesías de Dios."

Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y añadió:

"El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día."

Y, dirigiéndose a todos, dijo:

"El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la salvará."

Lecturas bíblicas para los días de la semana

22, lunes: 2R 17, 5-8, 13-15a; Mt 7, 1-5.

23, martes: 2R 19, 9b-11, 14-21, 31-35a, 36; Mt 7, 6, 12-14.

24, miércoles: Is 49, 1-6; Hch 13, 22-26; Lc 1, 57-66, 80.

25, jueves: 2R 24, 8-17; Mt 7, 21-29.

26, viernes: 2R 25, 1-12; Mt 8, 1-4

27, sábado: Lm 2, 2, 10-14, 18-19; Mt 8, 5-17.

28, domingo: 1R 19, 16b, 19-21; Ga 5, 1, 13-18; Lc 9, 51-62.

Comentario litúrgico

El Mesías de Dios

 

En la lectura evangélica, San Lucas enmarca la escena narrada en un momento de oración de Jesús. No es atrevido leer todo lo que presenta el evangelista como surgido por ese encuentro de intimidad que Jesús había tenido con su Padre.

Por el contexto, el diálogo de Jesús con el Padre debió versar sobre su misión y destino mesiánico y desde ese diálogo con su Padre debió surgir la pregunta que inmediatamente lanzó a los discípulos.

Llevaba ya un tiempo suficiente entregado a su misión de dar la Buena Noticia y confirmarla con los milagros. Entre El y el Padre todo estaba claro, pero le saltaría una duda: quién dice la gente que soy yo?.

La respuesta de Pedro no ha cerrado el interrogante de Cristo porque, aunque fue teológicamente exacta, fueron sólo palabras y eso no basta para responder a la pregunta de Cristo.

Para poder decir quien es Cristo no es suficiente ni una catequesis ni una tesis doctoral sobre cristología, bien lo quedó claro el Señor al unir su destino mesiánico al seguimiento de los suyos.

Es necesario conocer el destino de cruz, de muerte y resurrección de Cristo. Pero para hablar de El, para poder decir a los demás quien es el Señor sólo hay un camino eficaz y es el propuesto por El mismo: el testimonio de un seguimiento que comienza con el despojo de todo egoísmo, el coraje de encarar la vida cristiana con todos sus trabajos y ponerse tras el Nazareno pisando sus huellas.

Así, si El pudo manifestar el rostro misericordioso del Padre no le bastó sus parábolas le fue necesario llegar hasta la cruz para testimoniar la seriedad del amor del Padre que nos entregó a su propio Hijo.

Antonio Luis Martínez

Santoral

23 de junio:

Beata María de Oignies (1177-1213)

Esta admirable mujer belga, contemporánea de Santo Domingo y San Francisco, es una seglar que debiera ser declarada patrona de eso que hoy, no sin un poco de ambigüedad, llamamos "voluntariado", o sea, la práctica afectiva y efectiva de las bien llamadas "obras de misericordia", de las que el juez eterno nos examinará según la hermosa parábola del juicio final del capítulo 25 del Evangelio de San Mateo: dar de comer al hambriento, visitar al enfermo y al preso, dar vestido al desnudo

Pues bien, a eso se dedicó nuestra buena María, desposada con Luis de Nivelles, por pura obediencia a sus padres, a los catorce años de su tierna adolescencia: el marido era también de recia vida evangélica y los dos jóvenes, después de una "sesuda y sabrosa sentada", se deciden a regalar todo lo que tienen a los pobres y dedicarse por entero a los leprosos de Willambroux.

Su actividad y, sobre todo, la intensidad espiritual de su profunda oración, atraen a tantas personas que han de retirarse a Oignies, donde su ejemplo arrastra a muchos para esa suerte de "voluntariado".

Sospecha el lector que tengo algo en contra de los "voluntarios". Nada más lejos de la verdad! Pero me dice la experiencia, la propia y la de la Historia de la Iglesia, que cuando las motivaciones de la colaboración humanitaria esconden la propia soledad, el "voluntariado" se convierte en una simple "moda" que sale barata a los responsable políticos de la promoción social. Lo que no nace de motivaciones profundamente orantes, termina en activismo estéril y transitorio.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

22, lunes: Paulino de Nola, Juan Fisher, Tomás Moro, Consorcia.

23, martes: Zacarías e Isabel, Etelreda, Tomás Garnet, María de Oignies.

24, miércoles: Natividad de san Juan Bautista.. Simplicio, Agoardo, Agilberto.

25, jueves: Máximo, Próspero de Aquitania, Amando, Tigrida.

26, viernes: Pelayo, Diosdado, Magdalena, Josemaría Escrivá.

27, sábado: Cirilo de Alejandría, Crescencio, Julián, Nemesio, Zoilo.

28, domingo: Irineo, Teodequilda, Juan Southworth.

 

Contraportada

El lento despegue de los jóvenes europeos

Se prolongan los estudios y se retrasan el empleo y el matrimonio

 

Mas y mejor formados, tienen sin embargo más dificultades que la generación de sus padres para encontrar trabajo. Tranquilos a la hora de independizarse, tardan en abandonar la casa paterna y retrasan el momento de casarse. Con una esperanza de vida más larga, están expuestos, sin embargo, a riesgos peculiares, a causa de suicidios y accidentes de tráfico. Más sensibles hacia los grandes valores, se declaran dispuestos a dar la cara por el Tercer Mundo, los derechos del hombre y el medio ambiente. Estas son, en pocas líneas, las conclusiones del informe realizado por Eurostat sobre los jóvenes de la Unión Europea: Les jeunes de l'Union Européenne ou les âges de transition, Office des Publications Officielles des Communautés Européennes, Luxemburgo (1997).Hoy en día, haber cumplido los 20 y seguir estudiando es algo bastante normal en la Europa de los Quince. El mercado laboral exige hoy trabajadores cada vez más cualificados; por otra parte, las dificultades que encuentran los jóvenes en la búsqueda del primer empleo llevan a que prolonguen sus estudios. El resultado: el tiempo dedicado a la formación en Europa se ha multiplicado. Si en 1987, de 100 jóvenes europeos de 15 a 24 años, 44 pertenecían a la población activa, 7 eran inactivos y 49 se estaban formando, ocho años más tarde las cifras se han convertido, respectivamente, en 36, 6 y 58.

El fomento de la formación por parte de la UE ha hecho que los jóvenes europeos desarrollen una serie de características comunes. Por ejemplo, al alargarse el tiempo de formación, lo normal es que la gente siga estudiando incluso después de haber cumplido los 30, especializándose, variando su trayectoria profesional o incluso haciendo compatible el estudio de una licenciatura con el desempeño de un rabajo profesional.

Lo difícil: encontrar trabajo

Otro dato común digno de ser tenido en cuenta es que el origen social de los padres continúa pesando sobre el recorrido de la formación de los jóvenes. Es orientativo el hecho de que, en el total de la UE, más del 30% de los hijos de ejecutivos estudian en la universidad, mientras que sólo lo hace el 11% de los nacidos en familias donde el padre es un obrero no cualificado.

Eurostat muestra que la entrada de los jóvenes en el mercado laboral es, en general, más tardía. Mientras en 1987 la mitad de los jóvenes europeos de 18 años trabajaban, al menos a tiempo parcial, ahora hay que esperar a los 20 para poder decir lo mismo. Junto a esto, la incorporación al mercado laboral se ha convertido en un proceso paulatino, en el que es frecuente que los periodos de estudio, paro y empleo se alternen.

De todos modos, no se puede medir a todos los países con el mismo rasero. En Francia y Bélgica, por ejemplo, los jóvenes no suelen compaginar estudio y trabajo. En Dinamarca, sin embargo, cerca del 60% conjuga formación y empleo. Y en el Reino Unido es más corriente que los jóvenes de 18 años se dediquen sólo a trabajar. En cualquier caso, trabajar media jornada y seguir formándose es algo cada vez más frecuente entre los jóvenes de la UE.

Pero una de las características más paradójicas de los jóvenes europeos es que, estando mejor formados que sus mayores, tienen más dificultades para encontrar empleo y, además, cobran menos. Pero, aunque hoy en día Europa cuente con 5 millones de parados menores de 25 años, no están igualmente repartidos. En Austria, por ejemplo, la tasa es del 5,6%; y en España, del 42,5%. Los únicos países donde el paro juvenil no ha aumentado en los últimos años son Dinamarca e Irlanda.

Para las mujeres la tasa es aún más alta. Por ejemplo, en España el paro afecta al 50% de las chicas y sólo al 36% de los chicos, y los salarios de ellas siguen siendo un 10% más bajos que los de ellos. En definitiva, buscar el primer empleo en Europa, para un joven menor de 25 años, significa, casi siempre, pasar un tiempo por el paro, aunque, por regla general, esta situación no se alargue por mucho tiempo.

No se van de casa

Y entramos de lleno en las formas de vida de los jóvenes europeos. En las décadas de 1960 a 1980, el número de jóvenes que abandonaron la casa paterna para independizarse fue grande, especialmente en los países del norte europeo. Sin embargo, en el último decenio parece que se han puesto de acuerdo para hacer exactamente lo contrario. En términos generales podríamos decir que, en la Europa de los Quince, casi la totalidad (90%) de los jóvenes de 15 a 19 años y el 65% de los de 20 a 24 años viven bajo el techo familiar. A partir de los 25 años, la situación cambia según los países: mientras en el sur europeo e Irlanda casi la mitad no han dejado todavía la casa paterna (cuando lo hacen es para casarse), en el norte Alemania o Finlandia la proporción de no independizados es mínima, aunque sólo el 10% de ellos viven solos.

Por otro lado, también hay que señalar que, en la casa paterna, no todos los jóvenes europeos viven en el seno de una familia en el sentido clásico del término. En 1995, más del 20% de los británicos y de los finlandeses de 15 a 24 años tenían una familia monoparental. Eso sí, en casi todos los países conviven, además, con otros hermanos, salvo en Finlandia y en Alemania, donde un 30% son hijos únicos o ya viven por su cuenta. En España y en Irlanda, por el contrario, hay mayores proporciones de familias numerosas, aunque el descenso de la tasa de natalidad de los últimos años haya causado verdaderos estragos.

Por qué no abandonan el nido?

Por qué se resisten a abandonar el nido? Dos factores entran en juego: la prolongación de los estudios universitarios y el paro, que impide a muchos contar con los recursos económicos necesarios. Además, un convencionalismo social puede estar tomando cartas en el asunto: no irse de casa está cada vez mejor visto por jóvenes y adultos, especialmente si se pregunta a las madres. En España se sigue considerando como algo negativo, mientras los griegos lo ven como una opción maravillosa que consolida la unidad familiar.

Sin embargo, permanecer en la casa paterna no siempre significa vivir como un rey: el 14% de los jóvenes europeos comparten con alguno de sus padres la situación de paro. Y la situación continúa también cuando deciden formar su propio hogar. Entonces la gran mayoría alquila un piso porque los medios económicos no dan para más, y cuando lo compran, es con la ayuda económica de los familiares más cercanos. De lo que no se privan es del coche el 78% de las parejas de jóvenes lo tienen y del vídeo y la televisión,poseídos por el 69%.

María F. de Córdova

(Aceprensa)


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org