Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 625. 18 de junio de 2006

Director: Juan José Montes


Portada

Este domingo, solemnidad de Corpus Christi, la Iglesia celebra el Día del Amor Fraterno

Cáritas atendió a casi 15.000 personas en nuestra diócesis durante el año 2005

Este domingo, solemnidad de Corpus Christi, la Iglesia celebra el Día del Amor Fraterno, una jornada ya tradicional en la que Cáritas ha puesto en el centro de su mirada a los inmigrantes.

Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz ha aprovechado esta jornada para presentar el resumen de su memoria anual 2005. Según los datos aportados por la Institución diocesana de Caridad, el año pasado se invirtieron algo menos de dos millones de euros en los diversos proyectos y servicios, tanto de Caritas Diocesana como de las Caritas parroquiales, de los que se han beneficiado casi 15.000 personas.

Toda esta labor que desarrolla Cáritas no sería posible sin la ingente labor que desarrollan los más de 1.200 voluntarios con los que cuenta Cáritas Diocesana, sus más de 5.000 socios y la labor técnica y de apoyo de sus cerca de 50 trabajadores.


Editorial

La vida ¿es una competición?

El pasado fin de semana hemos sabido que la Administración General del Estado necesita cubrir 4.581 plazas. Nos hemos enterado, entre otras cosas, porque para cubrirlas se han presentado 78.507 candidatos, o sea, casi 20 personas por plaza disponible, y eso es noticia. Esa gente no tendrá que demostrar que son buenos en función de los parámetros calificadores y de las personas que califiquen, deberán demostrar que son mejores que los demás para arrebatarles una plaza que no es de nadie y que todos quieren.

Para muchos de los aspirantes, tal vez la mayoría de los que concurren a las dichosas pruebas de selección, no será la primera vez, ya tendrán experiencia a fuerza de repetir en estas mismas u otras como estas en sus lugares de residencia o paseándose por España, esperando que una mezcla de preparación personal, suerte y adversidad ajena les otorgue lo que la ley de probabilidades en función del número de aspirantes le pone muy difícil.

Los que sí carecen de experiencia en esto de intentar dejar probado que son los mejores para una reñida plaza, en este caso en la Universidad, son los miles de estudiantes que durante esta semana han tenido que pasar por las pruebas de Selectividad. No en balde ellos han sido un elemento importante en el lleno total que han experimentado durante las últimas semanas todas las bibliotecas públicas.

Saben, porque durante todo el curso se lo han recordado machaconamente, que unas décimas pueden hacer que no estudies lo que quieras sino lo que te dejen. Y empiezan a saber que los compañeros de viaje, aquellos con los que de pequeños jugaron en el recreo y un poco más mayorcitos fueron cómplices en justificar ante los padres las noches de parranda, son también competidores. Ustedes mismos.


Palabras del Arzobispo

El Templo cristiano es el lugar donde nos espera la misericordia de Dios

Homilía en la consagración de la Concatedral de Santa María

Con verdadera ilusión y con la conciencia de estar urgido por un deber episcopal, he deseado y esperado este día. Desde que supe que el templo parroquial de Santa María, elevado al rango de Concatedral de esta Archidiócesis, no estaba consagrado o dedicado, sentí la necesidad de cubrir este vacío.

El Derecho eclesiástico es muy claro y expeditivo al respecto. Dice así: "Dedíquense con rito solemne las iglesias, sobre todo, las Catedrales y parroquiales" (c. 1237). Lo mismo dice del Altar, que preside el templo y constituye el punto central de la vida que en él acontece: la Sagrada Eucaristía, fuente y cumbre de la Sagrada Liturgia. Dice, también, el Código de Derecho Canónico: "Se deben dedicar los altares fijos, y dedicar o bendecir los móviles, según los ritos litúrgicos" (c. 1237). El altar de esta Concatedral tampoco estaba consagrado o dedicado porque no reunía las condiciones para ello.

Preparado el presbiterio, como corresponde a la Liturgia Catedralicia, y remodelado el Altar según la normativa correspondiente, procedemos hoy, a las consagraciones del templo y del Altar de esta Concatedral Metropolitana. Ojalá que la solemnidad y significación de esta ceremonia sirva para entender bien y aprovechar debidamente cuanto acontece hoy en este lugar Sagrado y cuanto el Señor tiene destinado regalarnos en él.

Ojalá que el gozo que hoy nos embarga, permanezca y vaya creciendo en nosotros por la participación, consciente y bien preparada, en la Sagrada Liturgia y en la oración pública y privada que nos debe ocupar en adelante dentro de este Templo ya consagrado.

Importancia del templo cristiano

Lo primero que debemos considerar en relación con la prescripción de la iglesia que manda consagrar este templo es la central importancia del Templo cristiano en la vida de la Iglesia. La Sagrada Liturgia alude a ella citando las palabras del Patriarca Jacob cuando despertó del sueño en que se había encontrado con Dios y se le había manifestado como Señor de cuanto existe, como guía para el peregrinar de la humanidad y como protector de todos y cada uno de los que caminamos en busca de la Verdad junto al Señor. Exclamó Jacob: "Realmente está el Señor en este lugar y yo no lo sabía ­y añadió aterrorizado­ ¡Qué terrible es este lugar! Es nada menos que casa de Dios y puerta del Cielo" (Gn 28, 17)

Ciertamente, el Templo del Nuevo Testamento, nuestro Templo, es la morada de Dios con los hombres. Es el espacio en que habita el Señor hecho Eucaristía. Es el lugar donde la asamblea litúrgica, la comunidad creyente, se une a Cristo en la celebración de los misterio de la salvación. Es el punto de encuentro con nuestro Señor Jesucristo en la intimidad y en la sorprendente, misteriosa y real fraternidad que nos une a él. Por ello admirablemente iniciada en la Encarnación el sacerdote eleva al cielo, la Sagrada Eucaristía, el sacramento del Cuerpo y Sangre del Redentor, diciendo: "Por Cristo, con Él y en Él, a ti, Dios Padre omnipotente, en el unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos" (Doxologia de la Plegaria Eucarística)

El Templo cristiano es, ciertamente, un lugar tremendo, sorprendente, admirable, misterioso; y, al mismo tiempo, familiar, espiritualmente confortable, hogareño, que convoca a la adoración, al recogimiento, a la oración y a la meditación.

Es el lugar donde nos encontramos con el Señor que, desde la soledad del Sagrario, llama pacientemente a la puerta de nuestra alma deseando que nos unamos a El por el amor.

Es el lugar donde nos espera la misericordia inagotable de Dios para derramar abundantemente sobre nosotros el Sacramento de la Penitencia.

Es el lugar donde el Señor nos recuerda el nacimiento a la vida divina por la gracia de la redención en el sacramento del Bautismo, configuración pascual con nuestro Salvador.

Es el espacio de encuentro con la Cabeza y los miembros del Cuerpo místico de Cristo en el que vivimos el misterio de la comunión eclesial, sintiéndonos hermanos unos de otros.

Y, sobre todo, es el lugar donde el Salvador obra la gesta de la Redención, haciéndonos partícipes, en la historia y por la celebración de la Eucaristía, de lo que aconteció de una vez para siempre en Tierra Santa hace casi 2000 años.

Por tanto, el Templo es el lugar de la Vida, de la Salvación, de la esperanza; y, por la ley del amor, es, también, el espacio del proyecto de futuro ordenado según Dios; el lugar del compromiso generoso y decidido para el que el Espíritu Santo nos bendice con sus dones.

Iglesia, familia de los hijos de Dios

En el Templo se construye la Iglesia, la familia de los hijos de Dios, por el nacimiento en el Bautismo, por la educación mediante la palabra de Dios, por el alimento de la Eucaristía, y por los Sacramentos de la curación espiritual, especialmente por la penitencia.

La riquísima realidad y significación del templo cristiano, ha sido bien entendida, a su modo, por el pueblo fiel. Por eso han contribuido a su amplia construcción y a su embellecimiento material dando lugar en ellos, también, a las imágenes de Nuestro Señor, de la Santísima Virgen y de los Santos de especial devoción. En ellos manifestamos la Comunión espiritual lograda por Cristo y que nos une a los hermanos del Cielo y de la Tierra. Las imágenes sobre todo, de la Santísima Virgen María son un claro testimonio de nuestra fe en la tutela de la Madre de Dios que es también madre nuestra y medianera de todas las gracias.

Por todo ello, el sentido profundo del pueblo fiel, orientado por la Iglesia, Madre y Maestra, ha motivado nuestra plegaria hoy, en labios del sacerdote como una súplica de gracia y bendición diciendo: "Dios todopoderoso y eterno, derrama tu gracia sobre este lugar de oración y socorre a cuantos en él invocan tu nombre; que la fuerza de tu palabra y la eficacia de tus sacramentos fortalezca el corazón de los fieles que aquí se congregan" (oración colecta) Cumpliéndose cuanto hemos pedido en esta oración, se va edificando el templo espiritual que somos cada uno, donde Dios habita en lo más intimo de nuestra intimidad. Y así, somos configurados como piedras vivas del templo universal que es la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica, peregrina incansable hasta convertirse, definitivamente, en la nueva Jerusalén. Ella será la ciudad del amor, de la paz, de la felicidad eterna donde celebraremos la liturgia definitiva con Himnos y Cánticos inspirados en la que se unirá toda la corte celestial.

Penetrados del profundo significado del templo, podemos entender el sentido y la necesidad de consagrarlo.

Los edificios, los objetos, las personas que reciben la consagración, pertenecen, desde ese momento, exclusivamente a Dios. Nada ni nadie puede interferir en la relación directa con el Señor.

Desde la consagración el templo deja de ser un espacio grande, bello, acogedor, y atractivo para tantas expresiones legítimas del alma humana, y pasa a ser un lugar sagrado, excluido del escenario de las apetencias terrenas, aunque en sí mismas fueren legítimas. Sólo para quienes buscan a Dios en el encuentro sacramental y de la oración ante el Sagrario.

Actitud personal

Nosotros, consagrado por el Bautismo y constituidos en templos vivos del Espíritu por la confirmación, debemos considerar nuestra dedicación real al Señor, preguntándonos ¿cuál es el tiempo que dedicamos a la escucha de la Palabra de Dios? ¿cuál el reservado para la oración? ¿cuál es la forma de santificar el Domingo, día consagrado al Señor por la memoria de la resurrección?

Todo lo que nos parece una exigencia en este campo debemos mirarlo como una bendición, como un privilegio. Así nos ayuda a considerarlo el Salmo diciendo: Dichosos los que viven en tu casa alabándote siempre. Dichosos los que encuentran en ti su fuerza... Vale más un día en tus atrios que mil en mi casa" (Sal 83)

Todo cuanto hemos dicho del Templo considerando las cualidades que lo adornan, es una clara indicación para que aprendamos qué virtudes debemos adquirir y cultivar puesto que somos templo del Espíritu Santo y piedras vivas del Templo que es la Iglesia.

Por eso el Santo Evangelio nos recuerda hoy la necesidad de velar por nuestra rectitud y transparencia de vida. Y la primera lectura, tomada del Antiguo Testamento, nos ha dado una preciosa lección en el comportamiento de Salomón ante el Templo que él mismo había mandado construir para el encuentro del Señor con su pueblo. La oración del Rey sabio y afortunado debería ser nuestra plegaria al entrar en este espacio cuya dignidad sagrada crece hoy con su consagración.

"Señor Dios nuestro... escucha el clamor y la oración que te dirige hoy tu siervo. Día y noche estén tus ojos abiertos sobre este templo, sobre el sitio donde quisiste que residiera tu Nombre... escucha la oración de tu siervo y de tu pueblo... cuando recen en este sitio; escucha tú desde tu morada y perdona" (1Re 8, 27-30)

Queridos hermanos que os habéis congregado en este lugar santo para esta sagrada celebración; procurad acercaros al Templo con la plena confianza de encontraros con Dios. Venerad este lugar como la morada de Dios con los hombres y como el espacio donde brota y se cultiva especialmente la vida del Señor que es la vida que anhelamos y a la que hemos sido llamados.

Que la Virgen María, primer templo del Hijo de Dios hecho hombre, nos ayude a cuidar este templo del Señor que somos nosotros y aprovechar los dones que el Señor nos depara al acercarnos a el y recibirle en la Sagrada Eucaristía.


Centrales

Así lo recoge esta institución en su memoria anual, presentada con motivo del Día de Caridad

Cáritas diocesana cuenta con más de 1200 voluntarios y tiene 50 trabajadores contratados

Este domingo, día de Corpus Christi, Cáritas celebra la segunda jornada destacada dentro de su campaña anual que este curso, al igual que el pasado, tiene como protagonistas a los inmigrantes. Además, también es la jornada en la que las Cáritas diocesanas aprovechan para "rendir cuentas" de su labor. Así, Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz, ha presentado el pasado jueves el resumen de su memoria anual 2005.

Según los datos aportados por la Institución diocesana de Caridad, el año pasado se invirtieron algo menos de dos millones de euros en los diversos proyectos y servicios de Caritas, tanto diocesana como parroquiales. Esta cifra supone un sensible descenso con respecto al año anterior, cercano a los cuatrocientos mil euros. Por lo que respecta a la procedencia de los recursos, se observa un aumento en el porcentaje de recursos propios, que han crecido casi un 5%, en detrimento de las subvenciones y conciertos con organismos oficiales, obras sociales... que han descendido en la misma proporción.

Personas, no números

Estos datos económicos, no obstante, serían sólo números si no se viera tras ellos a las personas que se han beneficiado de la acción de Cáritas a través de cualquiera de sus muchos programas. Desde el llamado de 'Acción de Base', en el que las Cáritas parroquiales actúan en primer lugar acogiendo, ayudando y orientando -si fuera necesario- a otros programas de Cáritas, y por el que han pasado 7.560 personas durante 2005. Junto a estas personas, también se puede hablar de los más de 1.000 hombres y mujeres atendidos en el Programa de "Sin Hogar", los cerca de 500 inmigrantes que recibieron apoyo del Programa correspondiente o las más de 1.200 mujeres atendidas entre los 36 proyectos del Programa de "Mujer y Familia".

Toda esta labor no sería posible sin la ingente labor que desarrollan los más de 1.200 voluntarios con los que cuenta Cáritas Diocesana, sus más de 5.000 socios y la labor técnica y de apoyo de sus cerca de 50 trabajadores contratados.

Mensaje de la CEE

Junto a lo que Cáritas presenta para esta Jornada, está el mensaje de los Obispos de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española, donde se pide a los cristianos que "defiendan a los débiles" frente a los "poderes del mundo".

Para los prelados, la fiesta del Corpus Christi invita a discernir "si la adoración y la acción de gracias fecundan desde dentro nuestro servicio a los más débiles y vulnerables de la sociedad" que crecen, "de día en día, a causa de los procesos de una globalización a veces inhumana".

Respecto al servicio a los pobres, que la Iglesia presta en su misión evangelizadora, los obispos recuerdan que "nuestras Cáritas nacieron con la vocación de animar este dinamismo (litúrgico, de la predicación, de la caridad) en el seno de la comunidad eclesial, tanto a nivel diocesano como parroquial".

En este sentido, se sostiene que "en una sociedad tan compleja como la actual, la comunidad cristiana será tanto más significativa y creíble en la medida en que se convierta, por su amor y estilo de vida pobre, en hogar de los desvalidos y en casa de los marginados".

Sin embargo, los obispos advierten que "el servicio nacido de la comunión con el Cuerpo y la Sangre de Cristo no puede limitarse a hacer cosas por los pobres. Puesto que están llamados a ser comensales privilegiados del banquete del Reino, la comunidad compartirá fraternalmente con ellos los bienes, tanto espirituales como materiales".

(Redacción/Véritas)


Nuestros Mártires

Don José Antonio Carretero Peláez, martirizado cerca de Jerez de los Caballeros

Este siervo de Dios nació, el día 18 de diciembre de 1877, en la calle Jerez de Burguillos del Cerro, hijo de Manuel Carretero Rodríguez y Teresa Peláez Alba, casados en la parroquia de Santa María de la Encina y San Juan Bautista de dicha villa.

Como era corriente en esa época, recibió el bautismo en los primeros días de su vida, a los dos días de nacer, con el que recibió el nombre de José Antonio de la O, al coincidir la fecha con el día de la fiesta de Nuestra Señora de la Esperanza. El ministro de este sacramento fue don Antonio Abdón Ramos López, a la sazón párroco.

Siendo muy niño ­también según costumbre de entonces ­ cuando todavía no tenía cuatro años recibió el sacramento de la Confirmación, el día 16 de Octubre de 1881, de manos del Obispo don Fernando Ramírez Vázquez, rectificando el nombre de pila por los de Juan José. Bien que necesitaría uno de los frutos de este sacramento para confesar fielmente su fe hasta el final de su vida en la tierra.

Al cumplir los doce años, ingresa en el Seminario Conciliar de Badajoz, haciendo cuatro cursos de Latín y Humanidades (1890-94), tres de Filosofía (1894-97), cuatro de Teología (1897-1901) y, como alumno externo, el 5° de Teología y dos de Derecho Canónico (1901-03), con calificaciones de "sobresaliente" ("Meritissimus"). Obtuvo el grado de licenciatura en Sagrada Teología el día 23 de junio de 1905 en el Seminario Universidad Pontificia de Sevilla.

El Obispo pacense don Ramón Torrijos Gómez confirió al siervo de Dios todas las sagradas órdenes en la Capilla del Seminario conciliar de San Atón en Badajoz en el año 1901: Tonsura y órdenes Menores los días 1 y 2 de marzo; Subdiaconado, a titulo de suficiencia, el 23 de marzo; después el Diaconado y finalmente el Presbiterado el día 1 de junio.

Ministerio sacerdotal

Su primer destino fue en la capital pacense como Coadjutor de la Parroquia de la Purísima Concepción, sita en calle de S. Juan (1902-1903).25. En el 1904 pasó a ser capellán en la Ermita de Ntra. Sra. de la Soledad, patrona de la Ciudad; al principio del curso de 1914 se incorpora al claustro de profesores del Seminario Menor para explicar Historia y Matemáticas; en 1922 le encontramos como adscrito en Burguillos del Cerro, su pueblo natal; más tarde, el 5 de Julio de 1929 pasó a ser coadjutor en Villafranca de los Barros en la parroquia de Ntra. Sra. del Valle.

Martirio y sepultura

D. José Antonio tenía una gran personalidad. Se hospedaba en la fonda "Reverte" de Villafranca de los Barros. Al verse perseguido por los milicianos, huye a su pueblo natal para refugiarse en la familia, pensando que allí estaría más seguro. Después de mucho sufrir en la prisión, el día 27 de agosto de 1936, fue conducido a la dehesa de la Granja y sitio del Pontón, en término municipal de Jerez de los Caballeros, donde fue vilmente asesinado con armas de fuego, cuando contaba con 59 años de edad. Sus restos reposan en el cementerio municipal. Fue inscrita su defunción en el registro civil el 24 de octubre de 1936, según el Decreto del Fiscal General de la Causa General del 4 de noviembre de 1941.


Información Diocesana

Mérida

El Arzobispo consagra la Concatedral

Tal y como estaba previsto, el pasado jueves 8 de junio, Monseñor Santiago García Aracil consagraba el Altar Mayor y el Templo de la Concatedral de Mérida, dedicada a la Asunción de Santa María.

Esta bendición y la Eucaristía congregaron a numerosas personas, acompañados por el Arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, Monseñor Antonio Montero y varias decenas de sacerdotes.

La liturgia de consagración de un templo se desarrolla mediante diversos ritos que comienzan con la aspersión de agua bendita del recinto del Templo. Otro de los ritos fue la colocación, debajo del Altar Mayor, de las reliquias de los santos mártires Probo y Victoriano, martirizados en el siglo IV . Posteriormente el Arzobispo ungía con Crisma el Altar Mayor y también fueron ungidos los muros del Templo.

Tras la unción se procedía a incensar el Altar y el Templo, pero primero fueron inciensados los asistentes, ya que ellos son el verdadero 'Templo vivo'.

Finalmente, antes de continuar con la liturgia eucarística, se iluminó el Altar y el templo al completo mientras el Arzobispo proclamaba "brille en la Iglesia la luz de Cristo para que todos los hombres lleguen a la plenitud de la verdad".

Santos Padres Emeritenses

Junto a esta consagración, y ese mismo día, también se instalaron en la sacristía mayor de la Concatedral 5 bustos que representan a los Santos Padres Emeritenses Paulo, Fidel, Massona, Inocencio y Renovato, pertenecientes los siglos V y VI, cuando Mérida vivía su mayor esplendor y era la Sede Metropolitana de la Iglesia Lusitana, realizados por el artista Ángel Texeira.

 

Villanueva de la Serena

Más de 300 personas participan en la Vigilia diocesana de Espigas

La Adoración Nocturna de nuestra diócesis, como ya viene siendo tradicional, ha celebrado el pasado sábado la "Fiesta de Espigas". En esta ocasión el lugar elegido fue Villanueva de la Serena y, hasta allí, se desplazaron cerca de 350 adoradores y adoradoras de los diferentes grupos con los que cuenta este movimiento.

La Eucaristía que antecede a los turnos de vela de la 'Fiesta de Espigas' fue presidida por Monseñor Santiago García Aracil, y concelebrada por numerosos sacerdotes, tanto consiliarios de los grupos de adoradores como de la propia Villanueva y alrededores.

 

El Arzobispo preside las celebraciones del Corpus en Badajoz y Mérida

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, Monseñor Santiago García Aracil, tiene previsto presidir la Eucaristía y posterior procesión del Corpus en las dos sedes catedralicias diocesanas.

En Mérida será este domingo por la mañana, a las 10, cuando comenzará la Eucaristía en la Concatedral de Santa María que, además, servirá de clausura para los actos del doble aniversario que ha venido celebrando este curso nuestra diócesis. Terminada la celebración, hacia las 11, dará comienzo la procesión del Corpus por las principales calles de la capital autonómica.

Por lo que se refiere a Badajoz, la Eucaristía tendrá lugar a las 19'00 en la Catedral de San Juan Bautista para, a continuación celebrar la procesión del Corpus Christi por las calles de Badajoz.

 

Miembros de Profesionales Cristianos de la diócesis participan en un encuentro estatal

Miembros de los distintos grupos de Profesionales Cristianos (PX) -perteneciente a la Acción Católica- de la diócesis de Mérida-Badajoz han participado en Madrid en la 'Sesión de Estudios' organizada por este movimiento a nivel estatal.

Ademas de los miembros pacenses de PX, también tomaron parte en el encuentro, profesionales de las diócesis de Cáceres, Palencia, Las Palmas, Sevilla, Zaragoza, Madrid y Zamora.

El tema central del encuentro ha sido "La contemplación y la oración desde la vida profesional" para lo que se contó con la ayuda de Manuel Barco, Secretario de la Comisión episcopal de pastoral Obrera en la Conferencia Espiscopal Española y que trabaja en una parroquia del barrio madrileño de Vallecas.

Oliva de la Frontera

Clausura del curso catequético

Más de 300 niños y niñas de los grupos de catequesis de la parroquia de Oliva de la Frontera han participado en la clausura del año catequético en dicha localidad.

Esta clausura de curso se revistió de un especial carácter mariano, de ahí que comenzara con una oración a la Virgen María en la capilla de la casa que las Hermanas de la Cruz tienen en Oliva, para continuar con la procesión de una imagen de la Virgen niña por las calles de la localidad.

Durante el recorrido de esta procesión, los niños y niñas llevaban globos y cestas de flores y fueron entonando varios cantos festivos. Mientras que sus padres, y los mayores en general de la localidad, observaban el paso de la comitiva en la que los niños se sentían los protagonistas.

 

Concierto de Migueli

El pasado viernes, día 9 de junio, el cantautor extremeño Migueli, daba un concierto en el patio del Colegio Marista de Badajoz en el que participaron más de 400 personas. El motivo de este concierto, como han explicado los organizadores a 'Iglesia en camino', era "poner música a la experiencia vivida por tantas personas durante este curso, a través de las celebraciones del 75º aniversario de la presencia marista en Badajoz y del proyecto "Dando color a la vida... aquí en Badajoz".

 

Asamblea "Todosuno"

Durante el pasado fin de semana se ha celebrado en Badajoz un encuentro del consejo preparatorio de la Asamblea Universal "Todosuno", que pretende ser una convocatoria a todas las Iglesias cristianas para buscar juntos caminos de unidad. En este encuentro se trabajó sobre el documento "Origen, caminos y fin de la comunión", instrumento de trabajo para la preparación de la mencionada Asamblea, que está previsto que se celebre en octubre de este año.

 

Agenda

Aniversario de las Hospitalarias

La Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús celebra este año el 125 aniversario de su fundación. En nuestra diócesis cuenta con una comunidad en Badajoz capital, donde se dedican a la atención de enfermos mentales. En esta ciudad celebrarán el aniversario con una Eucaristía en la parroquia de San Juan Bautista el viernes, 23 de junio, a las 20,00 horas. Las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús es una congregación fundada por Benito Menni, un hospitalario de San Juan de Dios, en Ciempozuelos (Madrid). En la actualidad tienen presencia en 25 países de cuatro continentes.


Liturgia dominical

Celebramos el XI Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

 

Libro del Éxodo 24, 3-8

En aquellos días, Moisés bajó y contó al pueblo todo lo que había dicho el Señor y todos sus mandatos; y el pueblo contestó a una:

- Haremos todo lo que dice el Señor.

Moisés puso por escrito todas las palabras del Señor. Se levantó temprano y edificó un altar en la falda del monte, y doce estelas, por las doce tribus de Israel. Y mandó a algunos jóvenes israelitas a ofrecer al Señor holocaustos y vacas, como sacrificio de comunión. Tomó la mitad de la sangre, la puso en vasijas, y la otra mitad la derramó sobre el altar. Después tomó el documento de la alianza y se lo leyó en alta voz al pueblo, el cual respondió: Haremos todo lo que manda el Señor y le obedeceremos.

Tomó Moisés la sangre y roció al pueblo, diciendo:

- Esta es la sangre de la alianza que hace el Señor con vosotros, sobre todos estos mandatos.

 

Carta de san Pablo a los Hebreos 9, 11-15

Hermanos: Cristo ha venido como Sumo Sacerdote de los bienes definitivos. Su templo es más grande y más perfecto: no hecho por manos de hombre, es decir, no de este mundo creado. No usa sangre de machos cabríos ni de becerros, sino la suya propia; y así ha entrado en el santuario una vez para siempre, consiguiendo la liberación eterna.

Si la sangre de machos cabríos tiene el poder de consagrar a los profanos, devolviéndoles la pureza externa, cuánto más la sangre de Cristo que, en virtud del Espíritu eterno, se ha ofrecido a Dios como sacrificio sin mancha, podrá purificar nuestra conciencia de las obras muertas, llevándonos el culto del Dios vivo.

Por esa razón, es mediador de una alianza nueva: en ella ha habido una muerte que ha redimido de los pecados cometidos durante la primera alianza; y así los llamados pueden recibir la promesa de la herencia eterna.

 

Evangelio según san Marcos 14, 12-16. 22-26

El primer día de los ázimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, le dijeron a Jesús sus discípulos:

- ¿Dónde quieres que vayamos a prepararte la cena de Pascua?

Él envió a dos discípulos, diciéndoles:

- Id a la ciudad, encontraréis un hombre que lleva un cántaro de agua: seguidlo, y en la casa que entre decidle al dueño: "El maestro pregunta: ¿Dónde está la habitación en que voy a comer la Pascua con mis discípulos?" Os enseñará una sala grande en el piso de arriba, arreglada con divanes. Preparadnos allí la cena.

Los discípulos se marcharon, llegaron a la ciudad, encontraron lo que les había dicho y prepararon la cena de Pascua.

Mientras comían, Jesús tomó un pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio, diciendo:

- Tomad, esto es mi cuerpo.

Cogiendo una copa, pronunció la acción de gracias, se la dio y todos bebieron. Y les dijo:

- Esta es mi sangre, sangre de la alianza, derramada por todos. Os aseguro que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el Reino de Dios. Después de cantar el salmo, salieron para el Monte de los Olivos.

 

Comentario Litúrgico

De la memoria a la esperanza

Los textos litúrgicos que sirven a la Iglesia para expresar su fe en la múltiple riqueza del misterio eucarístico invitan a sumergirnos en un movimiento que parte del pasado y llega hasta la eternidad.

En efecto, en la oración colecta leemos "Oh Dios, que en este sacramento admirable nos dejaste el memorial de tu pasión". Se nos invita a rememorar la muerte 'sacrificial' de Cristo que sacramentalmente se hace presente cuando celebramos la eucaristía. En la misma línea tenemos que leer, en las plegarias eucarísticas, los textos llamados memorial y que hacen referencia a casi todas las etapas del misterio pascual de Cristo. La Iglesia obedece el mandato de Cristo : "Haced este en memoria mía".

Pero la celebración no nos permite quedarnos en una mera evocación del pasado, sino que nos introduce en la realidad actualísima de la presencia sacramental de Cristo. Nos lo indican las diversas fórmulas de invocación por la que pedimos al Padre que envíe el Espíritu Santo para que el pan y el vino, que están sobre el altar, se conviertan en Cuerpo y Sangre de Cristo.

Finalmente, la fe de la Iglesia recoge, en múltiples textos litúrgicos, la idea de que celebrar y recibir la Eucaristía tiene como meta final la de alcanzar que consigamos el último y definitivo encuentro con Cristo en el más allá del tiempo, como reza la poscomunión de hoy: "Tu Cuerpo y Sangre, Señor, ... nos llenen del gozo eterno de tu divinidad". Esto aclara la paradoja del texto de la aclamación que sigue a la consagración. Acaba de realizarse la presencia sacramental y sin embargo, aclamamos: !Ven, Señor Jesús!.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

19, lunes: 1R 21, 1-16; Mt 5, 28-42.
20, martes: 1R 21, 17-29; Mt 5, 43-48.
21, miércoles: 2R 2, 1.6-14; Mt 6, 1-6. 16-18.
22, jueves: Si 48, 1-15; Mt 6, 7-15.
23, viernes: Os 11, 1.3-4.8-9; Ef 3, 8-12.14-19; Jn 19, 31-37.
24, sábado: Is 49, 1-6; Hch 13, 22-26; Lc 1, 57-66.80.
25, domingo: Jb 38, 1.8-11; 2Co 5, 14-17; Mc 4, 35-40.

 

18 de junio: Santa Juliana (+ 1341)

Muchas veces las personas vienen marcadas por los propios familiares. En este caso, el tío de la joven Juliana fue un santo (San Alejo) y, además, tuvo la dicha de que la dirigiera espiritualmente otro santo (San Felipe Benicio).

Con estos antecedentes, esta chica florentina, nacida en el 1270, tenía todas las ventajas para escalar los senderos de la santidad. El mismo padre, muy devoto, mandó construir un templo en honor de la Virgen María. Los padres no podían tener hijos. Y a base de muchos ruegos al Señor, éste les concedió el fruto de su hija. Su confesor le dijo a la madre: "Dios no sólo te da una hija, sino un verdadero ángel".

La madre se quejaba que dedicara tanto tiempo a la oración y tan poco a la vida normal de cocina, costura y otros menesteres necesarios para vivir en el futuro.

Cuando era una adolescente, le dieron el título de Terciaria de los Siervos de María, Congregación fundada por su tío.

Debido a su carácter abierto, muchas jóvenes se le unieron para formar la Tercera Orden de los Siervos de María.

A pesar de que vivía en casa, observaba las reglas de la Congregación. Sus amigas y ella llevaban en la cabeza un manto. Por eso les llamaban las "chicas de la pañoleta". Estas chicas, llegado el momento oportuno, lograron una casa en donde reunirse. Eligieron como superiora a Juliana. Su nombre sería en adelante "Siervas de la Virgen María".

http://es.catholic.net

 

Los santos de la semana

19, lunes: Romualdo, Gervasio y Protasio, Gaudencio, Juliana.
20, martes: Ursicino, Florentina, Adalberto, Margarita Ebner.
21, miércoles: Luis Gonzaga, Eusebio, Engelmond, Ramón.
22, jueves: Inmaculado Corazón de María. Tomás Moro, Paulino de Nola
23, viernes:Sagrado Corazón de Jesús. Zacarías e Isabel.
24, sábado: San Juan Bautista. Simplicio, Agoardo y Agilberto.
25, domingo: Guillermo, Máximo, Amando, Próspero de Aquitania.


Jutta Burggraf, profesora de Teología Dogmática de la Universidad de Navarra

"La ley de identidad de género es, sencillamente, absurda"

EL pasado 2 de junio, el Gobierno presentó un anteproyecto de Ley de Identidad de Género, que agilizará los trámites para que una persona pueda cambiarse de sexo legalmente. Al respecto, la Agencia Veritas ha entrevistado a la doctora Jutta Burggraf, profesora de Teología Dogmática de la Universidad de Navarra y experta en cuestiones sobre el feminismo y mujer.

Según la pensadora, la ideología de género, "llevada a sus últimos extremos, destruye la persona, la familia y la sociedad. Ni la mujer ni el hombre pueden ir en contra de su propia naturaleza sin hacerse desgraciados. El feminismo radical, en vez de curar las injurias y las heridas recibidas, las intensifica todavía más", añade.

-¿Qué opina de la ley de identidad de género recientemente propuesta por el Gobierno?

Es, sencillamente, absurda. Si puedo decidir libremente sobre si soy hombre o mujer, entonces tendría que reclamar también el derecho a decidir sobre el día de mi nacimiento, sobre mi raza o mi altura: una persona, por ejemplo, que mide 2 metros, y que preferiría tener sólo 1,50, tendría que poder obligar a la gente a afirmar que mide 1,50, aunque ­evidentemente- es contrario a la realidad que se muestra delante de nuestros ojos. Llegaríamos a construir un mundo completamente arbitrario donde no hay quien se oriente.

-¿Qué connotaciones ideológicas y filosóficas tiene actualmente el término "género"?

Algunos quieren obligarnos a hablar de género en vez de sexo. Efectivamente, no se trata sólo de un cambio de palabra, sino de una decisión ideológica. Según ella, la masculinidad y la feminidad no estarían determinadas fundamentalmente por el sexo, sino por la cultura. Mientras que el término sexo hace referencia a la naturaleza e implica dos posibilidades (varón y mujer), el término género proviene del campo de la lingüística donde se aprecian tres variaciones: masculino, femenino y neutro. Las diferencias entre el varón y la mujer no corresponderían, pues, a una naturaleza "dada", sino que serían meras construcciones culturales "hechas" según los roles que en cada sociedad se asignan a los sexos.

Estas pretensiones han encontrado un ambiente favorable en la antropología individualista del neoliberalismo radical. Se apoyan, por un lado, en diversas teorías marxistas y estructuralistas, y por el otro, en los postulados de algunos representantes de la "revolución sexual", como Wilhelm Reich (1897-1957) y Herbert Marcuse (1898-1979) que invitaban a experimentar todo tipo de situaciones sexuales.

-¿Cómo afectará a la sociedad, y especialmente a la educación, la idea de que el género es algo a disposición del propio individuo?

Si tomáramos en serio esta supuesta ley, pronto nos volveríamos locos. La sexualidad nos afecta más profundamente que la raza o la cultura. Hay una diferencia originaria entre el hombre y la mujer. Esta diferencia no es ni irrelevante ni adicional, y tampoco es un producto social. No es una mera condición que igualmente podría faltar, y tampoco es una realidad que se pueda limitar sólo al plano corporal. El hombre y la mujer se complementan en su correspondiente y específica naturaleza corporal, psíquica y espiritual. Ambos poseen valiosas cualidades que les son propias, y cada uno es, en su propio ámbito, superior al otro.

Si no nos aceptamos, con alegría, tal como somos, perderemos el equilibrio psíquico. Imagínense un niño que se va a un colegio diferenciado para niñas, porque los adultos han decidido que es una chica. Me contó una vez una pobre mujer de los Países Bajos que su nacimiento había sido una gran decepción para su padre (que había querido a un hijo), y, en consecuencia, ella fue llamada "Juan" los primeros diez años de su vida. Se puede comprender que hoy es una feminista obsesiva.

Evidentemente, hay casos trágicos, también en el nivel biológico. Pero si una persona, realmente, no sabe si es masculina o femenina, sufre un drama humano. En vez de utilizarla como propaganda para conseguir la "deconstrucción" de las bases de la familia y de la sociedad, conviene mostrarle mucho respeto y darle un tratamiento médico adecuado.

-¿Como afectará la ideología de género a la familia y a sus lazos de parentesco? ¿Y a la idea de persona?

Algunos medios de comunicación nos cuentan los sueños fantásticos de unos hombres, que quieren disponerse a intervenciones quirúrgicas (implantarse un útero, etc.) para poder hacer la experiencia de dar a luz Si algún día llamo "mamá" a un señor y "papá" a una señora, mientras que estoy reflexionando profundamente sobre si conviene casarme con mi mejor amigo o con una amiga, probablemente no me encuentro en mi casa, sino en una clínica psiquiátrica

La ideología de género, llevado a sus últimos extremos, destruye la persona, la familia y la sociedad. La unidad y la igualdad entre hombre y mujer no anulan las diferencias. Naturalmente las cualidades femeninas (tanto como las masculinas) son variables hasta cierto punto, pero no pueden ser ignoradas completamente. Sigue habiendo un trasfondo de configuración natural, que ya no puede ser anulado sin esfuerzos desesperados, que conducen, en definitiva, a la autonegación. Ni la mujer ni el hombre pueden ir en contra de su propia naturaleza sin hacerse desgraciados. El feminismo radical, por lo tanto, da una respuesta falsa a las injusticias sufridas. En vez de curar las injurias y las heridas recibidas, las intensifica todavía más. Por tanto, no podemos seguir en absoluto la ideología extremista de género, marcada en los congresos de la mujer.

 

Veritas


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino