Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Número 298.9 de mayo de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

La Pastoral de la Salud cuenta con más de mil visitadores de enfermos
en toda la diócesis

Este domingo se celebra el "Día del Enfermo"

Hoy celebra la Iglesia el ":Día del Enfermo", una jornada que pretende sensibilizar a la sociedad de la existencia de la enfermedad y de personas concretas que la padecen. Para que estos enfermos no estén solos y para que la Iglesia se haga presente en sus vidas, funcionan los grupos de visitadores de enfermos, que, en la actualidad, están integrados por más de mil personas en toda la diócesis de Mérida-Badajoz.

El Secretariado Diocesano de la Salud, se marca como un objetivo básico la formación de esta gran cantidad de voluntarios repartidos por toda la provincia. La hermana Isabel Rodríguez, hija de la caridad y directora del Secretariado de la Salud, ha manifestado que "los enfermos son parte de la parroquia que no pueden participar en la vida de la misma, por ello la parroquia tiene que hacerse presente, bien llevándolos a la iglesia o bien desplazando miembros de la parroquia a las casas de los enfermos".

 

Editorial

Leemos poco

La reciente celebración del "Día del libro" y de las "Ferias del libro" en este mes, en Badajoz, Madrid y otras ciudades, vienen a recordarnos, por enésima vez, la escasa afición de los españoles a la lectura, cargando el acento sobre los que ocupamos la mitad sur de la Península. Parece ser que una holgada mayoría de nuestros compatriotas se lo pasan tan ricamente sin leer un solo libro en todo el año.

Y no es que en nuestro país estén paradas las imprentas. Se nos dice, por el contrario, que en España se editan, entre títulos nuevos y antiguos, entre los escritos en nuestro lenguaje y los traducidos de otros, bastante más libros por metro cuadrado y miles de habitantes, que en los más avanzados países de Europa y de América.

Qué pasa, pues? Muy sencillo: que el número de ejemplares editados por cada título es muy escaso y que tampoco se consume, por lo general y salvo best sellers, la totalidad de lo editado. Los editores y libreros se las arreglan para salir adelante, a base de vender muchos pocos. Y la calidad? Pues, sufre también lo suyo en este proceso.

Comparando las horas de televisión con las de lectura, ésta sale perdiendo estrepitosamente. Cuanto más tele, menos libros. Es malo eso? Digamos simplemente que empobrecedor. La tele engendra pasividad, en tanto que la lectura obliga, de suyo, a pensar y a discernir, alimenta al que la digiere bien. Cierto que hay libros y libros, pero la misma lectura nos va educando en el sentido crítico.

Con la expansión de los estudios a todos los niveles, los españoles, sin duda, saben más. Pero no crece al mismo compás su interés y su dedicación a la lectura. Lo cual incrementa el déficit de su cultura personal. Estos desajustes empobrecen también la formación religiosa y la vida espiritual, lo mismo de los clérigos que de los laicos en la Iglesia, cada cual a su nivel. Muchas de estas carencias, como decía Baroja a un joven extremista, se nos quitan leyendo.

 

Carta del Arzobispo

Celebración de la Vigilia
de Pentecostés

Queridos hermanos y hermanas:

 

1.- A mediados ya del tercer año del periodo prejubilar, la Iglesia se prepara en todas partes para celebrar con espíritu renovado, y unida en la esperanza, el año dos mil de la Era de Jesús, de su venida a la tierra y de la presencia salvadora del cristianismo en la historia humana.

 

Nuestra Iglesia local no quiere bajar la guardia en ese proceso, dentro del cual, y en el último mes, han celebrado nuestros jóvenes su tercera jornada regional en Guadalupe, nos hemos encontrado los sacerdotes en Alcántara, para festejar en su lugar de origen el V Centenario de nuestro San Pedro, copatrón de Extremadura, y tendrá lugar, Dios mediante, en Villafranca de los Barros, la víspera de Pentecostés, un encuentro diocesano de animadores litúrgicos el día 22 de mayo.

 

2.- Es verdad que la vida cristiana personal y el incremento interior de la Iglesia se fraguan en el discurrir anónimo de los días ordinarios, pero no es menos cierto que las personas y las comunidades necesitan también momentos extra, que concentren las energías espirituales en celebraciones fervorosas. De lo contrario, nos come también la rutina y se nos cubre el alma de polvo, a los individuos y a las instituciones.

 

Estamos pensando ya en algunos encuentros de mayor relieve religioso que marquen nuestro calendario jubilar en el año 2000. Pronto tendremos a punto el programa y el calendario de los acontecimientos más señeros, de los que habremos de ser sujetos activos en el ámbito diocesano, regional, nacional y supranacional. Ahora, para tensar el arco y afinar el arpa, nos proponemos vivir con fuerza este año el día de Pentecostés, fundiendo en nuestra experiencia adorante y en nuestra celebración jubilosa, el misterio del Padre misericordioso y el del Espíritu Santo, Señor y dador de vida.

 

En principio pensábamos organizar en este mes de mayo una gran celebración diocesana de la Vigilia de Pentecostés, al estilo de las entrañables e inolvidables vividas años pasados en Almendralejo y en Villafranca. Pero los acontecimientos descritos y algunos ya anunciados para otoño, como el magno Encuentro en Guadalupe de personas de la Tercera edad, nos han disuadido de hacerlo. Pasar de largo, entonces, por la solemnidad litúrgica de Pentecostés, sin destacarla y vivirla con fuerza? Pues, tampoco.

 

3.- Hemos decidido en nuestro ámbito diocesano, fomentar la celebración de especiales "Vigilias de Pentecostés", en la tarde del 22 de mayo, ya sea, según los casos, en cada parroquia por separado, ya, en los sitios donde hay varias, promover la celebración conjunta de algunas comunidades parroquiales en uno de los templos del lugar. Os llegarán pronto a los párrocos y rectores de templos unos materiales sencillos, que os ayuden a ambientar primero, y a celebrar después, esa fervorosa Vigilia, que puede coincidir con la misa vespertina del sábado, o, mejor incluso, donde pueda hacerse así, con una celebración más nocturna.

 

El acto litúrgico estará enriquecido, en todo caso, por algunos elementos complementarios, que propicien la oración comunitaria y la celebración festiva de los misterios del Padre y del Espíritu. Será muy conveniente que en las misas sabatinas y dominicales de la semana anterior (esta próxima de los días 8 y 9) anunciéis esa Vigilia a los fieles, para que se animen a participar en ella. Buscamos una Vigilia concurrida, solemne y fervorosa.

 

4.- Comprendo los apremios que todos vivimos en estas semanas, con las catequesis, primeras comuniones, confirmaciones y, en algunos casos, hasta Visitas pastorales. Pero nada nos exime de este arranque generoso, y no tan difícil, de anunciar, ambientar y preparar con esmero la Vigilia de Pentecostés, en el último año anterior al gran Jubileo-2000. Estoy convencido de que el mismo Espíritu, con mayor fuerza y encanto que esta Exhortación mía, moverá los corazones de sacerdotes y fieles, para abrirse juntos a la presencia del Espíritu, en esta ocasión tan propicia.

 

Volviendo a lo concreto, os encarezco que, en las parroquias de ciudades, os pongáis al habla los sacerdotes y los agentes pastorales para ver qué cabe hacer en conjunto. Y en las demás comunidades, tanto parroquiales como religiosas, si ha lugar, busquéis la manera más idónea sumaros con ilusión a este gran momento de oración comunitaria de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz.

 

Por mi parte, como Pastor diocesano, procuraré también organizar sendas celebraciones de la Vigilia en la Catedral metropolitana de Badajoz y en la Concatedral de Mérida.

 

Ven, Espíritu divino!

 

Os encomienda y bendice,

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

La formación de sus miembros
es el objetivo inmediato que se marca la Pastoral de la Salud

Este domingo se celebra el "Día del Enfermo"

La Iglesia pone este domingo su atención en los enfermos, un campo que siempre ha sido especialmente mimado desde todos los ámbitos eclesiales. Con la Jornada, que este año tiene como lema "María salud de los enfermos. La mujer se hizo salud", se pretende sensibilizar al pueblo de que existe la enfermedad y los enfermos y dedicarle ese día desde la parroquia a la gente que sufre la enfermedad. Actualmente, la labor en este terreno está coordinada desde el Secretariado Diocesano de la Salud, que lleva dos años funcionando y que está integrado por personal sanitario, médicos, ATS, auxiliares, religiosas que trabajan en este campo y capellanes de hospitales.

Mil visitadores de enfermos

La directora del Secretariado, la hermana Isabel Rodríguez, Hija de la Caridad, afirma que éste tiene censados más de mil visitadores de enfermos en las parroquias de la diócesis. Los visitadores llevan a cabo una labor básicamente de acompañamiento en las casas de los propios enfermos o en los hospitales. La hermana Isabel destaca que, en relación con los visitadores, la Pastoral de la salud pretende que "se sientan enviados desde la parroquia. Los enfermos son parte de la parroquia que no pueden participar en la vida parroquial. Por ello la parroquia tiene que hacerse presente, bien llevándolos a la iglesia o bien desplazando miembros de la propia parroquia a las casas de los enfermos. Por ello una de las prioridades que queremos darle al secretariado es la formación . Al enfermo no puede ir cualquiera, tiene que ser una persona madura, llena de paz, con calor y, por supuesto, que viva su fe para sentirse enviado desde su parroquia".

Desde el Secretariado se refuerza la importancia de los visitadores manifestando que el único contacto que muchos enfermos tienen con la parroquia es a través de esos voluntarios y el párroco la mayor parte de las veces se encuentra impotente porque no llega a todos los rincones.

En relación al mundo de los enfermos, cabe destacar que durante estos días se prepara una peregrinación a la ciudad francesa de Lourdes que saldrá el día 24 de junio y regresará el 30 del mismo mes. Los interesados pueden obtener información e inscribirse en la Casa de la Iglesia de Badajoz, en la calle Ramón Albarrán, 36, teléfono (924) 24 77 50.

Mensaje de la Comisión Episcopal de Pastoral

La mujer se hizo salud

La Comisión Episcopal de Pastoral ha hecho público un mensaje con motivo del "Día del Enfermo". En ella los obispos afirman que el lema de este año, "María, salud de los enfermos. La mujer se hizo salud", tiene su razón de ser en la vinculación de la Virgen con el sufrimiento humano ya que "ante cualquier mirada limpia, ella aparece siempre cercana a la vida de cada día y a sus vicisitudes, sensible ante todo sufrimiento, compartiendo los gozos y las esperanzas, las alegrías y las tristezas de los hombres".

La nota asegura que "Aceptando el plan de Dios sobre ella y declarándose "sierva del Señor" (Lc 1,38), muestra a todos los creyentes el camino que conduce a la plenitud: dejar que Dios sea Dios en nuestras vidas, aprendiendo de ella una nueva relación sana y filial. Visitando a su prima Isabel, con un gesto cargado de sencillez y en un contexto familiar nos revela la grandeza de todo encuentro cuando en él nos hacemos vehículo e instrumento del amor de Dios, cuando la vida está entretejida de solidaridad diligente y cotidiana".

María y los enfermos

El Mensaje de la Comisión Episcopal de Pastoral afirma que en María "se resume de modo admirable la identidad humana y espiritual del evangelizador y del servidor de la salud y de los enfermos. Hoy el complejo mundo de la salud y de la enfermedad necesita de creyentes que, como ella, acogen la Palabra y el plan de salvación de Dios sobre la humanidad y ayudan, sobre todo a los enfermos a recorrer el itinerario que va de la salud a la salvación, sin sustituir ésta por aquella, y, al mismo tiempo, dotados de una fina sensibilidad ante todo cuanto acontece en el hombre".

María es puesta como ejemplo necesario ya que "En un mundo tan tecnificado como el de la salud y el de la enfermedad, María es también, ahora más que nunca, modelo y referencia de actitud creyente. Ella no es la intercesora que suplanta a la ciencia, ni remedio mágico para las negligencias profesionales ni para la insolidaridad. Pero es siempre memoria de que no podemos salvarnos por nosotros mismos".

 

El Papa beatificó al Padre Pío en una de las ceremonias más concurridas

El nuevo beato, fraile capuchino, era considerado un santo ya en vida

Roma vivió el domingo pasado una jornada histórica: la beatificación del padre Pío de Pietrelcina, conocido comúnmente como el "fraile de los estigmas". Este hecho se convirtió en el acontecimiento religioso de Roma que más peregrinos ha congregado en la historia. La plaza de San Pedro y la Vía de la Conciliación no pudieron contener el río humano. De este modo, la celebración, que fue presidida por el Papa, se extendió a otra de las históricas plazas de Roma, la de San Juan de Letrán,así como a San Giovanni Rotondo, localidad en la que se encuentra el convento en el que vivía el padre Pío. Los fieles pudieron seguir el acontecimiento a través de grandes pantallas

El Papa conoció al Padre Pío

"Cuando yo era estudiante -recordó el Papa durante la homilía-,tuve la oportunidad de conocerlo personalmente aquí en Roma, y agradezco a Dios que hoy me da la oportunidad de inscribirlo en la lista de los santos". Más adelante se refirió el Pontífice a las duras pruebas e incomprensiones que hubo de soportar el Padre Pío, al ser acusado por no pocos de estafador debido a los estigmas que presentaba. En todo momento el nuevo Beato supo sobrellevar las pruebas heróicamente desde una fiel obediencia a la Iglesia y a sus superiores, obediencia que se convirtió para él en "crisol de purificación, senda de progresiva asimilación con Cristo, rejuvenecimiento de la auténtica santidad".

Los milagros

Al Padre Pío, gran amante de la Virgen y del que se dice que podía estar en dos sitios a la vez, se le atribuyen numerosas curaciones mientras estaba vivo. La reconocida oficialmente por la Iglesia ha sido la de Consiglia de Martino, recuperada de una grave enfermedad gracias a la mediación del fraile capuchino. Sin embargo, uno de los milagros más comentados estos días ha sido la curación de una amiga del Papa, la psiquiatra polaca Wanda Poltawska. El Papa, cuando todavía era arzobispo de Cracovia, pidió al ya beato italiano su intercesión. A las pocas semanas Poltawska se curaba inexplicablemente del tumor que le habían detectado en la garganta.

ZENIT/ACI

 

Candidatura de Cáritas al premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1999

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal ha decidido presentar a Cáritas Española como candidata al premio Príncipe de Asturias de la Concordia 1999. El presidente de la CEE, cardenal don Antonio María Rouco Varela, se ha dirigido, en este sentido, a destacadas personalidades de la vida pública, social y cultural de España, solicitando el apoyo a esta candidatura, que está avalada por la aportación de Cáritas al conocimiento del mapa de la pobreza y de sus causas en España, su decisiva contribución a la lucha contra la pobreza y su eficaz y acreditada acción humanitaria con ocasión de emergencias y catástrofes en todo el mundo.

Varios miles de voluntarios trabajan en Cáritas al servicio de los marginados, transeúntes, emigrantes, víctimas de las drogas, ancianos, niños sin hogar....

 

La Iglesia prepara un programa de acogida
a los refugiados de la guerra

La Comisión Episcopal de Migraciones, en colaboración con Cáritas, la Confederación de religiosos (Confer) y la Federación de Asociaciones pro inmigrantes-Acoge (Fain), han preparado conjuntamente un programa de acogida a los refugiados albanokosovares.

Desde las instituciones religiosas y organizaciones sociales se ha solicitado al Gobierno la necesidad de impulsar medidas y medios para atender a los refugiados con la mayor dignidad posible en los campamentos limítrofes con Kosovo, conscientes, por otro lado, de que la salida de su territorio a países lejanos puede producir en ellos un desarraigo.

Fases de la acogida

El programa de acogida se articulará en varias fases. La primera de ellas será la selección en los campos de refugiados de acuerdo con la propuesta elaborada por el Acnur. Una segunda fase consistirá en el estudio de cada caso en centros españoles gestionados por el Imserso para establecer las necesidades prioritarias a atender. En colaboración con las comunidades autónomas, organizaciones no gubernamentales, instituciones religiosas etc, se pondrá en marcha el dispositivo de acogida de refugiados. Una vez pacificada la zona se apoyarán todas las iniciativas de refugiados que deseen retornar a su país.

 

Noticiario diocesano

El Secretariado diocesano
de Migraciones se pone en marcha

Mantiene contactos con senegaleses, guineanos, marroquíes y chinos

El Secretariado diocesano de Migraciones ha organizado recientemente el Primer encuentro con inmigrantes. En él participaron miembros de algunas comunidades de extranjeros presentes en Badajoz como senegaleses, marroquíes, guineanos y chinos y pretendía ser una primera toma de contacto y conocimiento mutuo entre estos dos colectivos llamados a una estrecha colaboración. El Encuentro comenzaba con una presentación de los integrantes del Secretariado y del primer objetivo del mismo: conocer la realidad de los inmigrantes presentes en nuestra tierra para coordinarse con ellos de modo que se estimule a la sociedad en general y a la comunidad cristiana en particular a un mayor y mejor encuentro y cooperación con todos los que conviven entre nosotros procedentes de otros países. Se dieron a conocer algunos extremos de las realidades de estas personas de otros países: número de residentes en Badajoz, tiempo de su estancia y situación laboral y familiar.

Entre los miembros del Secretariado se encuentra el sacerdote don Eugenio Campanario, doña María Gemio y las religiosas Catalina Jiménez, Hija de la Caridad, y Aurora Martínez, de la Compañía de María. En un clima de convivencia y diálogo se acordó continuar en posteriores encuentros el camino ahora comenzado.

 

La Asociación de la Medalla Milagrosa de San Vicente de Alcántara peregrinó a Santiago de Compostela

La Asociación de la Medalla Milagrosa de San Vicente de Alcántara peregrinó recientemente a Santiago de Compostela, con motivo del Año Jubilar Compostelano. Fue un grupo de 55 personas. Una vez en el sepulcro del apóstol participaron en la celebración del sacramento de la Reconciliación y de la Eucaristía.

Al volver, los peregrinos visitaron el Santuario portugués de Nuestra Señora de Fátima, patrona de San Vicente de Alcántara, donde celebraron la Eucaristía.

 

Convivencia de padres y niños de primera comunión
en Zalamea de la Serena

La parroquia de Nuestra Señora de los Milagros de Zalamea de la Serena, como es costumbre desde hace varios años, ha organizado una convivencia en la que participan los niños que hacen su primera comunión y sus padres.

La convivencia de este año se ha desarrollado en el santuario de la Virgen de la Antigua, en la Haba. A ella asistían 250 personas, entre familiares y niños. El programa del encuentro contó con la celebración de una misa, comida compartida y juegos.

 

Oración al Cristo de la Paz para que termine la guerra de Kosovo

En la Parroquia de San Roque, en Badajoz, habrá este lunes, día 10, a las nueve de la noche, una oración ante el Santísimo Cristo de la Paz, para que termine la guerra declarada en os Balcanes como consecuencia de la crisis de Kosovo.

Esta rogativa se hizo también con motivo de la guerra del Golfo.

 

Los estudiantes informan sobre los contenidos
de las titulaciones universitarias

Pastoral Universitaria organiza la "II Feria de las Carreras"

Pastoral Universitaria realizaba el pasado sábado en Badajoz la II Feria de las Carreras. La actividad, que se llevó a cabo en la Avenida de Huelva, consiste en el establecimiento de varios puntos informativos donde grupos de estudiantes universitarios, informan a sus compañeros de Bachillerato sobre los contenidos de las carreras por las que se muestren interesados, salidas profesionales etc.

A pesar de la lluvia, varias decenas de jóvenes se pasaron por esta Feria, algunos no saben de qué va y se acercan a preguntar y otros vienen expresamente.

Tienen las ideas claras?

Fabio Almeida, de la Juventud Estudiante Católica, manifestaba que algunos de los que se acudían a preguntar tienen las ideas claras de lo que quieren estudiar y simplemente preguntan sobre aspectos puntuales como salidas profesionales, sin embargo otros no lo tienen tan claro.

"Algunos dudaban entre carreras muy dispares como pueden ser ingenierías o económicas, afirma Fabio. Destaca sobre todo la obsesión que tienen los estudiantes con las salidas laborales a los estudios. Mucha gente, más que preguntarnos sobre la Universidad nos preguntan qué se van a encontrar después de que terminen la carrera".

Qué dicen los padres?

Algunos padres acompañaban a sus hijos. Ellos son una parte importante de este puzzle. Sus preocupaciones tienen varios sentidos, desde la cercanía del centro a casa, el coste económico de los estudios, la duración, la dificultad... Uno de esos padres, que acudía con su hija, estudiante de segundo de Bachillerato, nos aseguraba que lo que más le importaba es que no se fuera lejos de casa, que la carrera tenga salida y que le guste.

Los padres son conscientes de su responsabilidad y de las consecuencias que tendrán que asumir si los estudios no van bien. Por ello tratan de orientar personalmente, pero cuentan con la opinión y el consejo de otros hijos que ya pasaron por este trance.

El director del Secretariado diocesano de Pastoral Universitaria, don José Moreno Losada, destaca que "ésta pretender ser un instrumento de acogida a todos los universitarios que llegan de las comunidades parroquiales de los pueblos y de grupos cristianos. Desde Pastoral Universitaria se presentan los grupos que funcionan en la ciudad y sobre todo se les ofrece la oportunidad de encontrar grupos de reflexión y de trabajo dentro de las propias facultades". Dentro de este objetivo se enmarca la Feria de las Carreras.

 

Mirada a nuestro tiempo

Caridad contra justicia?

Con frecuencia algunos políticos contraponen en sus discursos públicos la justicia a la caridad. Ignoran seguro que por desinformación que estas dos virtudes se entienden tan bien que la una no se ve sin la otra, y ambas se mueven con naturalidad tanto en el ámbito privado como en el público, en el religioso como en el civil. Doy por sentado que a la caridad que aluden es a ciertas caricaturas de la misma, que indudablemente las ha habido; pero deberían advertirlo, porque no haciéndolo y generalizando son injustos con la historia y suelen provocar bastante malestar en los creyentes que los escuchan.

Se supone que no se refieren a todo lo que en el pasado se ha hecho, adelantándose en el tiempo, en favor de los más débiles y los menos capacitados, cuando aún no había una conciencia social en favor de sus problemas y cuando las instituciones civiles no habían aún asumido la responsabilidad de su solución. Si es a eso a lo que aluden, ignoran que en lo que ellos le llaman caridad con cierto desdén había mucho de justicia, pues sus acciones e instituciones eran un grito en el desierto en favor de los derechos de los desfavorecidos. En la caridad de entonces había tanto de justicia, como en los proyectos que hoy se ponen en marcha por parte de las instituciones públicas y privadas, hay también mucho de caridad, fruto de una mayor conciencia de la justicia social.

La caridad, en efecto, lleva siempre en sus entrañas la justicia y ésta, además de ser siempre el reconocimiento de unos derechos, es también el reflejo y la concreción de la misericordia de Dios.

Amadeo Rodríguez Magro

 

Página litúrgica

Celebramos el VI Domingo de Pascua

Palabra de Dios

Hechos de los Apóstoles 8, 5-8, 14-17

En aquellos días, Felipe bajó a la ciudad de Samaría y predicaba allí a Cristo. El gentío escuchaba con aprobación lo que decía Felipe, porque habían oído hablar de los signos que hacía y los estaban viendo: de muchos poseídos salían los espíritus inmundos lanzando gritos, y muchos paralíticos y lisiados se curaban. La ciudad se llenó de alegría.

Cuando los apóstoles, que estaban en Jerusalén, se enteraron de que Samaría había recibido la palabra de Dios, enviaron a Pedro y a Juan; ellos bajaron hasta allí y oraron por los fieles, para que recibieran el Espíritu Santo; aún no había bajado sobre ninguno, estaban sólo bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo.

Salmo 65, 1-3a, 5-5, 6-7a, 16 y 20

R. Aclamad al Señor, tierra entera. (O Aleluya).

Aclamad al Señor, tierra entera;
tocad en honor de su nombre,
cantad himnos a su gloria.
Decid a Dios: Qué temibles son tus obras!.
Que se postre ante ti la tierra entera,
que toquen en tu honor,
que toquen para tu nombre.

1ª carta del apóstol san Pedro 3, 15-18

Hermanos: Glorificad en vuestros corazones a Cristo Señor y estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere; pero con mansedumbre y respeto y en buena conciencia, para que en aquello mismo en que sois calumniados queden confundidos los que denigran vuestra conducta en Cristo; que mejor es padecer haciendo el bien, si tal es la voluntad de Dios, que padecer haciendo el mal.

Porque también Cristo murió una vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios. Murió en la carne, pero volvió a la vida por el Espíritu.

Evangelio según san Juan 14, 15-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis porque vive con vosotros y está con vosotros.

No os dejaré desamparados, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis, y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama, lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

10, lunes: Hch 16, 11-15; Jn 15, 26; 16, 4a.
11, martes: Hch 16, 22-34; Jn 16, 5-11.
12, miércoles: Hch 17, 15-22; 18, 1; Jn 16, 12-15.
13, jueves: Hch 18, 1-8; Jn 16, 16-20.
14, viernes: Hch 1, 15-17, 20-26; Jn 15, 9-17.
15, sábado: Hch 18, 23-28; Jn 16, 23b-28.
16, domingo: Hch 1, 1-11; Ef 1, 17-23; Mt 28, 16-20.

 

Comentario Litúrgico

Una promesa cumplida

Durante todo el tiempo pascual, la liturgia se empeña en la tarea de presentarnos la profundidad y las dimensiones del Misterio Pascual que en Cristo fue el paso de este mundo al Padre mediante su muerte y resurrección, pero que lo realizó como Primogénito de entre los muertos y, por tanto, como realidad salvadora que nos concierne a todos los hombres.

Para esta tarea, el evangelio de san Juan ofrece páginas luminosas que han servido a los cristianos de todas las épocas. Esto se cumple en la lectura evangélica de hoy que ofrece unos párrafos del llamado Discurso de la Cena. Sabemos que no podía ser más angustiosa la situación pues era inminente la muerte de Cristo y Él trataba de consolar a los suyos.

Ante los atónitos apóstoles, Cristo les asegura que no les queda solos. Concretamente, les dice: "Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad" y "No os dejaré huérfanos, volveré".

Seguro que esas eran las palabras que querían oír los apóstoles en aquella noche de desolación, aunque su huida en Getsemaní nos confirma que no sirvieron para mucho en aquellos instantes.

Nosotros, lectores de esta página evangélica con casi dos mil años de experiencia cristiana, sí que estamos capacitados para testificar que aquellas palabras de Cristo son una promesa cumplida. Efectivamente, conocemos los frutos abundantes de la presencia del Espíritu Santo en la Iglesia que ha suscitado la fe en incontables generaciones de cristianos que, en lo profundo de su corazón, han acogido a Cristo resucitado como el mayor tesoro de su vida.

Antonio Luis Martínez

Santoral

11 de mayo: San Francisco de Jerónimo (1642-1716)

Era ya sacerdote cuando entró en la Compañía de Jesús, dedicándose a la predicación de las misiones populares, particularmente en las calles de "mala fama" y entre los encarcelados. Este hombre viene a ser una especie de especialista en casos perdidos: prostitutas, chulos, condenados y presos.

Dicen que hubo de perder el miedo primero y, después, la simple compasión para llegar, finalmente, a la cercanía sin avaricia ni desprecio que se llama amistad.

Cuando la Iglesia prefiere a los que nadie estima hace presente a Aquel que tuvo por primeros a los últimos. Nadie es tan cristiano como el que se consagra a los que, por no tener, no tienen ni siquiera "buena fama". El mundo de la cárcel y el prostíbulo es un gueto cuya sordidez nos produce miedo. Su corte de alcoholismo y adición a las drogas y al juego nos hace pensar más en la responsabilidad personal de los que viven esas esclavitudes que en el grado de culpa que a todos y cada uno nos corresponde, al menos en lo que antiguamente se llamó "redención del cautivo" y ahora ha dado en denominarse "rehabilitación sicosocial"... Está visto que a ciertas cosas no hay manera de llamarlas con sencillez.

Francisco de Jerónimo no entra a juzgar de quién es el pecado, simplemente apuesta siempre por la persona: cuando su amada Nápoles es invadida por los austriacos, que luchan contra los españoles, Francisco media entre los dos ejércitos y logra detener el saqueo. No es extraño que los napolitanos lo tengan por patrón: quien siembra justicia recoge paz. En serio.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

10, lunes: Juan de Ávila, Dioscórides, Solongia.
11, martes: Antimo, Francisco de Jerónimo, Mamerto.
12, miércoles: Nereo y Aquiles, Pancracio, Epifanio, Imelda Lambertini.
13, jueves: Ntra. Sra. de Fátima, Servilio, Marcelino, Magdalena Alb.
14, viernes: Matías, Bonifacio, Poncio, Justa, María Dominica Mazz.
15, sábado: Isidro, Heraclio, Torcuato, Hilario, Aquileo.
16, domingo: Ascensión del Señor. Alejandro, Peregrino, Ubaldo.

 

Contraportada

Al servicio de los marginados
de la sociedad durante 150 años

Conferencias de San Vicente de Paúl,
en Mérida-Badajoz

Las Conferencias de San Vicente de Paul tienen 150 años. Desde su fundación en Francia, su labor ha consistido en trabajar con los más necesitados. En Mérida actúan en tres campos: atención primaria, formación de mujeres y niños y denuncia de situaciones injustas. Los miembros de las Conferencias dicen que San Vicente de Paul y el beato Federico de Ozanám, el fundador, van por delante abriendo puertas, lo cierto es que esta gente se pasan el día buscando dinero para financiar sus proyectos para ayudar a los más olvidados.

Francia, mediados del siglo XIX. Un joven, Federico de Ozanám y siete amigos suyos, se deciden a combatir las ideas antirreligiosas de la época que tenían un buen caldo de cultivo en el poso dejado por la revolución del 1789 y la filosofía ilustrada que generó el país galo en el siglo XVIII. Todo ello regado con generosidad por los utópicos sant-simonianos, precedente de lo que luego se llamaría socialismo científico o marxismo a secas.

Para combatir las ideas anticristianas en un ambiente adverso estos jóvenes se pusieron a dar charlas en la universidad parisina, en la Sorbona. Allí se estableció un diálogo, pero no sólo un diálogo. Cuando alguien interpeló a Ozanám sobre qué hacían en la práctica, él los invitó a que los acompañasen a un suburbio de París. allí una hermana de la caridad, sor Rosalía les fue indicando qué familias carecían de lo más mínimo para sobrevivir. Con lo que recaudaban entre ellos, les llevaban alimentos y ropa. Así nació la Sociedad de San Vicente de Paul. Posteriormente, en 1833 funda las Conferencias de San Vicente de Paul, que en la actualidad tienen presencia en 324 países y cuentan con un millón de socios.

A España llegan en 1849

A España llegaron en 1849, el 11 de noviembre hará 150 años, de manos de Santiago Masarnau, un profesor de música, quien en una de sus estancias en París conoció a Ozanám.

Las Conferencias de San Vicente de Paul tienen presencia en nuestra diócesis principalmente en Mérida. La fecha exacta de su fundación se desconoce, aunque habiendo aparecido en Don Benito una carta del fundador del año 1862, no sería extraño que datara de la misma época. Sea cuando sea, lo cierto es que, en la actualidad, las Conferencias de San Vicente de Paul trabajan en las barriadas más pobres de la capital autonómica: en La Paz y en Peri de San Lázaro. Allí operan en tres campos, la atención primaria, formación de mujeres y niños y la denuncia de situaciones injustas.



Return to Camino