Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 482. 4 de mayo de 2003

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

¡¡¡Bienvenido a España!!!

Cientos de miles de personas se encontrarán este fin de semana con el Papa

Al cierre de nuestra edición estaba previsto que el avión que traslada a Juan Pablo II desde Roma a Madrid aterrizara en Barajas a las 12 del mediodía del sábado. Es la quinta visita de este Papa a España y tiene dos momentos centrales, el encuentro con los jóvenes el sábado por la tarde en Cuatro Vientos y la ceremonia de canonización de cinco beatos españoles: Sor Ángela de la Cruz, el Padre José María Rubio, la Madre Genoveva Torres, el Padre Pedro Poveda y la Madre Maravillas de Jesús.

Tras su breve estancia de poco más de treinta horas en Madrid, Juan Pablo II regresará a Roma el domingo a las 18,45 horas.

A lo largo de sus casi veinticinco años de papado, Juan Pablo II ha afrontado 240 viajes, entre los realizados dentro del territorio italiano (142 viajes) y los realizados al resto del mundo (98 viajes). En estos últimos ha recorrido 129 naciones, con más de 609 localidades visitadas.


Editorial

Humanizarnos humanizando

Los avances de la medicina, combinados con las mejoras higiénicas y en la alimentación, entre otras, están tirando hacia arriba de las estadísticas que nos ilustran sobre la edad media de vida de la persona humana. Esas posibilidades que nos regala la ciencia médica auxiliada por el bienestar económico, ganan cada vez más "batallas" a la enfermedad, aunque estén condenadas a perder la "guerra" por la supervivencia.

Recientemente podíamos leer en la prensa regional que el curso de Alzheimer organizado por la Universidad Popular de Badajoz era incapaz de atender la demanda de plazas por el interés que despierta entre los familiares de estos enfermos y los profesionales que se dedican a cuidarlos. Esta penosa enfermedad, como otras tantas que padecemos y vemos padecer, viene a recordarnos que ningún avance puede hacer a la persona autosuficiente, que entre el individuo y el grupo, ya sea familiar o social en sentido restringido o amplio, debe existir siempre una interacción de ida y vuelta. Las personas que no pueden valerse por sí mismos, como es el caso de los enfermos de Alzheimer, nos humanizan en la medida en que nos recuerdan que somos vulnerables.

Los progresos en la ciencia se quedan cojos sin el acompañamiento paralelo y, por lo menos al mismo nivel, de un humanismo que sepa convivir y compartir las alegrías y sufrimientos, hacer nuestros los dolores de los demás. Y en eso de hacer propios los sufrimientos ajenos encontramos, gracias a Dios, legiones de personas sin buscar demasiado. En este saco entran los médicos y trabajadores sanitarios que viven su trabajo con una dedicación envidiable, los familiares que tienen a su cargo a padres, hijos, hermanos, maridos o mujeres, religiosas que se olvidan de sí mismas pensando en los otros y voluntarios que entregan el tiempo que les hace falta.


Carta del Arzobispo

Un Papa, un pueblo, una Iglesia

Del Cónclave que eligió a Juan Pablo II no ha habido, que yo sepa, filtraciones dignas de crédito. Se conservan, en cambio, un par de anécdotas, preciosas y significativas, divulgadas más tarde por el propio Papa Wojtyla, en unos apuntes autobiográficos publicados por él mismo. Cuando los cardenales entraron en la Sixtina para el que vislumbraban como el último escrutinio, uno de ellos, Maximiliano de Fürstenberg, que fuera rector suyo, cuando residía de estudiante romano en el Colegio belga, le dijo cariñosamente al oído: "El Maestro está aquí y te llama". Eran las palabras evangélicas que, el día de la resurrección de Lázaro, le dijo Marta a su hermana María. La segunda anécdota, la protagonizó, a la salida, el primado de Polonia, Esteban Wishinski, su hermano mayor, mentor y padrino: Karol, le dijo, Dios te ha elegido para que introduzcas a su Iglesia en el siglo XXI, en el tercer milenio cristiano.

El nuevo Papa tenía a sus espaldas un curriculum vitae rigurosamente excepcional. Nacido en Wadowice (Cracovia) en 1920, fue sacerdote a los 26 años, obispo a los 38, arzobispo a los 44, cardenal a los 47 y Papa a los 58. Huérfano precoz de madre, fue educado por su padre en la fe viva y la ejemplaridad cristiana. En plena Guerra mundial, aplastado su país por la bota soviética, Karol vivió, no obstante, entre los años 40-46, una juventud a tope, trabajando rudamente en la cantera de la planta química de Solvay, matriculado a ocultas en la Facultad de Teología, enrolado en un grupo teatral como actor y como autor de cualidades relevantes, sin olvidar tampoco el alpinismo y el esquí, que ha venido practicando hasta hace poco.

Un seglar y su Arzobispo

Dos hombres modelaron su espíritu en este proceso: el uno, seglar, sastre de su pueblo, Jan Tryanowski, hombre místico y apóstol de juventudes, que lo introdujo en los escritos de Santa Teresa y San Juan de la Cruz; el otro, su Arzobispo Monseñor Sapieha, que lo alojó en su propia casa con otros seminaristas, y guió sus pasos hacia el sacerdocio. Siguen luego su ordenación sacerdotal, sus viajes por la Europa libre y su doctorado en Roma con la tesis sobre San Juan de la Cruz. Del 48 al 64, intensa vida sacerdotal, profesor en la Universidad, animador de jóvenes, guía de matrimonios, escritor de renombre sobre temas familiares.

Estas parcelas de su programa pastoral las siguió cultivando como obispo, arzobispo y cardenal, imbricado a la vez muy a fondo en la problemática de su país bajo el régimen comunista de Gomulka, en estrecha colaboración y complementarios puntos de vista con el cardenal Wishinski, dentro del apasionante proceso de la "Ostpolitik" (Política con la Europa del Este), animado desde el Vaticano por el cardenal Tardini. A Wojtyla le quedaba tiempo, en las décadas 60-70, para participar en reuniones con obispos europeos (coincidí con él dos veces), visitar las comunidades polacas en América y seguir al día los avatares de la Europa Comunitaria. Este es su bagaje humano, espiritual, cultural y pastoral, cuando accede al sumo pontificado en otoño del 78.

Su mandato como líder religioso mundial a finales del siglo XX y comienzos del XXI desborda los límites de la Iglesia Católica y lo inscribe entre los grandes protagonistas de la historia de nuestro tiempo. Es considerado, junto a Mijail Gorbachov y al presidente Ronald Reagan, en sus campos respectivos, como artífice moral de la caída del muro de Berlín y de la liberación de la Europa del Este. Cien viajes apostólicos a los cinco continentes -28 veces la vuelta al mundo- ocho Sínodos universales y cinco continentales, un nuevo Código de la Iglesia, un Catecismo universal, millares de nuevos santos y beatos, catorce encíclicas, un magisterio oral y escrito que ronda los treinta volúmenes, etc., etc.

Firme timonel de la promoción, custodia y afirmación de la fe. Es el suyo un magisterio marcado por la tradición de la Iglesia, sin ser conservador a ultranza ni, menos, fundamentalista. De signo abiertamente avanzado en lo social, en su opción preferencial por los pobres, en una defensa firme de los derechos humanos y las libertades públicas, con fuerte acento en la libertad religiosa. Defensor intrépido de la vida humana desde el embrión hasta el encefalograma plano; valeroso en su independencia apostólica ante los poderes de este mundo; con gallardía y humildad para reconocer los pecados históricos de la Iglesia y pedir perdón por ellos a la humanidad; debelador de las guerras y propulsor a ultranza de un trabajo inacabable por la paz. Abierto hasta la tozudez al espíritu ecuménico, a la unidad de las Iglesias y al diálogo interreligioso. En fabulosa sintonía y contagiosa confianza con los jóvenes del mundo entero. De firme esperanza sobre el porvenir del hombre y sobre el puesto de los cristianos en la construcción de un futuro humanista y trascendente.

Entrega hasta el límite

Todo esto, hasta una entrega sobrehumana, a despecho de atentados y dolencias, del fuego graneado de la crítica o de la incomprensión, de la resistencia física de su organismo octogenario y maltrecho. He ahí al hombre. Llega a España en el despertar turbulento del siglo XXI, que empezó de veras el 11 de Septiembre del año 2001 en Manhattan. Pertenecemos a un pueblo que él conoce bien y que visita por quinta vez. La España de la Constitución del 78, de la Monarquía parlamentaria, de las Autonomías, de los Acuerdos con la Santa Sede, del desarrollo económico y de la plena inserción en Europa y en otros foros mundiales.

Hemos aprobado con nota la andadura democrática, la vigencia de derechos y libertades, la digestión del pluralismo, la convivencia amistosa con otros pueblos. En cambio, nos sigue atenazando el terrorismo; nos acosan las pateras y nos vamos aclimatando a una sociedad multiétnica y pluricultural. Vuestra visita, Santo Padre, tan jubilosa siempre para nosotros, nos pilla con el paso cambiado. Crispado el talante e hinchadas las narices, por mor de un barco pirata y de una guerra mal digerida, que, a más de en el Golfo Pérsico, se ha librado en nuestras conciencias, en las cámaras y en las calles, dividiendo los espíritus, cuarteando una cohesión social, conseguida a precios muy altos. No es éste un momento afortunado, Santo Padre. Bendíganos, alúmbrenos, anímenos, únanos.

Una gracia para los católicos españoles

En su apretada brevedad, esta visita pastoral del Vicario de Cristo será una gracia singular para la comunidad católica española, sus 80 obispos, sus sesenta Iglesias diocesanas, sus casi cuarenta millones de bautizados; los cuales, a su vez, siguen en su conjunto bautizando a sus hijos; que los inscriben, en casi un 90%, en la clase de religión católica; con dos millones de alumnos en los centros docentes de la Iglesia; y una alta proporción de ciudadanos que contribuyen en fuerte proporción a su sostenimiento material. Crecen y mejoran nuestros Centros asistenciales de niños abandonados, ancianos en soledad, indigentes sin techo, víctimas del Sida y de la droga. La comunidad católica trabaja más que nunca en la educación de la fe de sus miembros en la infancia, adolescencia, juventud y adultez.

Nuestra Iglesia está en calma, para algunos excesiva pero, no hay que olvidar tampoco que el último quinquenio no ha sido ni una balsa de aceite ni un lecho de rosas. Por fallos propios o por imputaciones gratuitas, con tambores de orquestación mediática, hemos padecido campañas de descrédito, con un anticlericalismo paleolítico. De todo salen bienes y hemos procurado orillar el victimismo lastimero.

Riquezas y pobrezas

La presencia activa de los laicos creyentes y comprometidos en nuestras comunidades, no es una guinda de adorno, sino un fenómeno visible, vigoroso y en auge. Es pobre, sin embargo, la visibilidad de la fe en la Universidad, en la cultura, en el mundo del pensamiento y de las letras, en la vida pública, en la juventud. Las crisis de la familia se ceban también en las parejas y en los hogares cristianos. No somos inmunes al pensamiento débil, al agnosticismo perezoso ni a la cultura del vacío. Nos muerde una crisis de vocaciones a la vida consagrada, por el miedo enfermizo a los compromisos permanentes, incluído el del matrimonio.

Los lectores más lúcidos de nuestra realidad, como Olegario Cardedal, nos hablan de un otoño en la Iglesia y nos han recordado que el otoño es la estación de la siembra. En la Iglesia de España reina hoy, todo es relativo, la calma y la paz, no de los sepulcros, sino de las bodegas, de los talleres, de las aulas. Los cinco santos que hoy suben a los altares, por vuestra sagrada mediación, Padre Santo, nos estimulan y retan, son memoria gloriosa del siglo XX y valiente profecía del XXI. ¡Denos ánimos, Santidad!.

+Antonio Montero
Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

Juan Pablo II desarrolla este fin de semana su quinta visita a nuestro país

España se convierte así en el tercer país más visitado por el Santo Padre

Al cierre de nuestra edición estaba prevista la llegada, este sábado día 3, del papa Juan Pablo II a España para iniciar su quinta visita apostólica a nuestro país. Esto sitúa a España como tercer destino más visitado de Juan Pablo II junto con México y Estados Unidos, por detrás de Polonia, con nueve, y Francia, con seis.

Las visitas de Su Santidad a nuestra patria han durado desde unas pocas horas, como su segunda visita con destino a Zaragoza y que duró apenas 16 horas, hasta varias jornadas, como la primera de ellas que duró 10 días, en el año 1982, cuando visitó -entre otras localidades- Guadalupe. En esta ocasión, la visita de Juan Pablo II se sitúa en penúltimo lugar, con unas 30 horas.

Corta pero intensa

Sin embargo, esta aparente escasez de tiempo y el hecho de que toda ella se desarrolle en un único lugar, Madrid, no ha limitado el alcance de esta visita. Basta echar un vistazo al programa para comprobar que hay muy poco espacio para el descanso.

A su llegada al aeropuerto de Madrid-Barajas, a las doce de la mañana, Juan Pablo II pronunciará una pequeña alocución en la ceremonia de bienvenida. Ese mismo día, por la tarde, encuentro con el presidente del gobierno, don José María Aznar, seguido del multitudinario encuentro con los jóvenes españoles en el aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos. También está previsto un encuentro con el Secretario General del PSOE, don José Luis Rodríguez Zapatero, aunque no se ha facilitado el programa de esta entrevista.

El domingo, a las 10, tendrá lugar en la Plaza de Colón la Eucaristía en la que se canonizará a los beatos españoles Ángela de la Cruz, José María Rubio, Genoveva Torres, Pedro Poveda y Maravillas de Jesús, de cuya vida y obra les hemos venido informando en la última página de 'Iglesia en camino'.

Después, encuentro y comida con los cardenales españoles, los miembros del comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española y los miembros de la curia romana que acompañan a Juan Pablo II en su visita, entre los que se encuentran los cardenales españoles Martínez Somalo y Javierre Ortas, así como el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, don Joaquín Navarro Valls. Este encuentro se celebrará en la Nunciatura Apostólica de Madrid donde, a las 5 de la tarde, Juan Pablo II tenía previsto recibir, siempre según datos de la organización al cierre de nuestra edición, a Sus Majestades los Reyes de España, don Juan Carlos I y doña Sofía de Grecia.

Los viajes del Papa

A lo largo de sus casi veinticinco años de papado, Juan Pablo II ha afrontado 240 viajes, entre los realizados dentro del territorio italiano (142 viajes) y los realizados al resto del mundo (98 viajes). En estos últimos ha recorrido 129 naciones, con más de 609 localidades visitadas. En kilómetros, el Papa ha recorrido 1.237.584. En estos viajes ha pronunciado 3.284 discursos, de ellos 2.389 pronunciados fuera de Italia. Si los uniéramos todos, los viajes de Juan Pablo II han durado 946 días 17 horas y 5 minutos, tanto los internacionales como los realizados dentro de Italia. El primer viaje del Papa fue a la República Dominicana, México y Bahamas (de finales de enero al primero de febrero de 1979), luego vino su tierra natal, Polonia (en junio de 1979), y en el tercero volvió a cruzar el Atlántico, al visitar Estados Unidos, tras pasar primero por Irlanda.

Toda la agenda del Encuentro del Papa con los jóvenes estaba preparado para que se combinasen cada hora los momentos lúdicos, la oración, los testimonios de los jóvenes y las actuaciones musicales.

Así, a lo largo de cada hora, siguiendo los horarios de la organización, había un motivo central, sobre el que versar el contenido de la programación. Los temas elegidos eran: La realidad juvenil, la comunión eclesial, la vocación, la acción misionera y evangelizadora de la Iglesia y jóvenes constructores del Reino y la Paz. Un momento destacado era la acogida de la Cruz que ha acompañado siempre a las Jornadas Mundiales de la Juventud, que sirve para producir un momento de silencio y recogimiento y preparar a los asistentes para recibir al Papa.

250 músicos y voces

La Vigilia, con la intervención de un coro y una orquesta compuesta por 250 músicos y voces, tenía como tema central la contemplación de los Misterios del Rosario, en este año internacional.

La organización había previsto completar el día con un gran festival que daría comienzo a las 12 de la mañana y terminaría tras la marcha del Papa. En él las previsiones señalaban a decenas de solistas y grupos de música religiosa como el extremeño Migueli, Brotes de Olivo, la Hermana Glenda o Getsemaní. Junto a ellos otros cantantes como Diego Torres, Niña Pastori o Marta Botía.

Los jóvenes son protagonistas tanto de los testimonios como de la presentación, la animación musical etc.

Las canonizaciones

La ceremonia de las canonizaciones, que dará comienzo este domingo a las 10 de la mañana, será también multitudinaria. como ya es sabido serán canonizados Sor Ángela de la Cruz, el Padre Jose María Rubio, la Madre Genoveva Torres, el Padre Pedro Poveda y la Madre Maravillas de Jesús, por lo que se espera una multitudinaria asistencia de fieles vinculados a las congregaciones de los nuevos santos y de religiosos y religiosas pertenecientes a las mismas. Esos cientos de miles de fieles estarán acompañados por altas autoridades entre los que cabe citar a la Familia Real, SS.AA.RR el Infante don Carlos de Borbón y la Princesa doña Ana De Orleans, S.A.R la Infanta Alicia de Borbón o Su Majestad la Reina Fabiola.

También han confirmado su asistencia los presidentes del Congreso y del Senado, doña Luisa Fernanda Rudí y don Juan José Lucas, respectivamente; el Defensor del Pueblo, don Enrique Mújica; los portavoces parlamentarios de los partidos más importantes; Presidentes de las distintas comunidades autónomas; delegados del gobierno y los alcaldes de las ciudades más importantes.

¿Porqué voy al encuentro con Juan Pablo II?

Lidia; Ya participó en el Encuentro Mundial de la Juventud de Roma 2000 y aquello supuso para ella "un cambio en mi forma de ver la Iglesia: ahora me comprometo más". En el Encuentro de Madrid "espero encontrar lo mismo que en Roma pero a una escala más pequeña", ya que son menos los jóvenes que están convocados.

Pilar; No participó en el Encuentro de Roma pero "me quedé con muchas ganas, por eso voy ahora a Madrid con muchisima ilusión". Espera que la visita del Papa sea "un encuentro de fe a lo grande".

Para ella, los encuentros sirven para ver que no es sólo el grupo de tal o cual parroquia, sino que son muchos los jóvenes comprometidos.

Mario; Es seminarista. Participa, al igual que Lidia y Pilar, en la peregrinación que ha organizado el Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil, y que sale el jueves.

Para Mario, el Papa es una referencia para los jóvenes y la preocupación que muestra por todos ellos, "para él nosotros somos el futuro de la Iglesia, y por eso nos anima".

Jose Antonio; Ve al Papa Juan Pablo II como un padre, como la cabeza visible de la Iglesia. A él le anima mucho ver a una persona, "tan viejecita pero con tanta juventud".

José Antonio tiene, además, un papel especial en este Encuentro, pues es uno de los elegidos para actuar durante el festival que, el sábado, precede al encuentro con Juan Pablo II.


Información diocesana

El Encuentro-Festival de la Canción Misionera reunió en Badajoz a 1.500 jóvenes de toda España

La organización habilitó cinco sedes repartidas por toda la ciudad

El pasado fin de semana se celebró en Badajoz la fase nacional del Festival-Encuentro de la Canción Misionera, que el movimiento 'Cristianos Sin Fronteras' junto con la Delegación Diocesana de Misiones habían organizado con motivo de las bodas de plata de dichos festivales.

A la convocatoria asistieron 1500 jóvenes procedentes de todas las comunidades autónomas españolas integrados en cuarenta grupos pertenecientes a parroquias y colegios.

El sábado, a las 13,30 el alcalde de la Ciudad, don Miguel Celdrán y el Arzobispo, don Antonio Montero, daban la bienvenida oficial de la ciudad y de la diócesis a todos los participantes en el Paseo de San Francisco. Allí los asistentes pudieron disfrutar con la música y la animación del grupo "Sal y luz".

Música y oración

Por la tarde, a partir de las 4, cada grupo se dirigió a las distintas sedes: la parroquia de San José, la de San Fernando, colegio de los Salesianos, colegio de los Maristas y el colegio de Santa Teresa. En estas sedes, después de reflexionar sobre el lema del Encuentro ("Es la hora de la misión") los distintos grupos interpretaron sus canciones originales inspiradas en el mensaje evangelizador de Jesús y en el propio lema del evento. También hubo tiempo para realizar una visita guiada por el casco antiguo de la ciudad pacense.

Avanzada la noche, y después de una "marcha joven" que partió de la Plaza de España, los asistentes se concentraron en la espaciosa iglesia de Santo Domingo, que se quedó pequeña. Allí se celebró una vigilia de la luz, de gran espectacularidad estética y de contenido profundo en la que los jóvenes renovaron sus promesas bautismales y se comprometieron a seguir a Jesucristo y a ser sus testigos en la sociedad que les ha tocado vivir.

El domingo, en el auditorio Ricardo Carapeto, se celebraba la Eucaristía presidida por el Arzobispo, que contó, además, con la presencia del alcalde de la ciudad.

Fiesta de los 25 años

Con una fiesta de los 25 años, animada por los Coros y Danzas de Badajoz, finalizaron todas las actividades del fin de semana. La despedida no fue un adiós, sino un hasta luego, ya que este sábado muchos de esos jóvenes han tomado parte también en el encuentro con Juan Pablo II en Madrid.

Desde la organización se ha expresado la satisfacción por el resultado del Encuentro, que transcurrió sin ningún tipo de problema ni de incidencia digna de resaltar.

¿Qué piensan...?

David llegaba de Madrid. Para él este tipo de encuentros son una oportunidad para que los jóvenes "que pensamos lo mismo y que nos une la misma misma persona , que es Jesús, tengamos la oportunidad de conocernos y transmitir su mensaje, que hoy en día es igual de válido que siempre y ser testigos de lo que Él hizo".

Sara venía de Burgos. Afirmaba que la Canción Misionera es el colofón a otras muchas actividades que realizan a lo largo del año. "Nos encargamos del coro de la parroquia y realizamos también animación misionera entre los pequeños".

Olaya es de Zafra. Destaca que es una satisfacción encontrarse con tantos jóvenes "con los que compartes la fe". En su grupo realizan durante el año convivencias y cuentan con grupos de pastoral.

Jornada del Clero Nativo

Este domingo, día 4, también se celebra una jornada de corte misionero, se trata de la Jornada Pontificia del 'Clero Nativo', que este año tiene como lema "En la Misión aumentan las vocaciones, ¡coopera!". Con él se pretende expresar una doble realidad. Por un lado, el crecimiento de las iglesias locales del Tercer Mundo, lo que aumenta la necesidad de nuevos centros de formación, tanto seminarios como noviciados, y por otro lado, la escasez de recursos con los que cuentan esas mismas iglesias para hacer frente a las nuevas necesidades.

En el año 2002 se repartieron alrededor de 38 millones de euros provenientes de esta campaña pontificia, dos tercios de los cuales fueron para África, con cerca de 19 millones, y Asia, con casi 10,5 millones. El dinero recaudado va íntegramente a parar a manos de los seminarios y congregaciones religiosas del Tercer Mundo en forma de becas de estudio. Costear los 6 años de estudio de un seminarista o novicio cuesta 2.000 euros para toda la carrera, una cantidad muy baja si lo comparamos con España donde sólo un año puede costar esa misma cantidad. En la diócesis de Mérida-Badajoz se recaudó en la campaña del año pasado 9.528'83 euros, el doble que en la edición anterior, mientras que el total de España alcanzó mas de 1,8 millones de euros

Este año, con motivo de la visita a España de Juan Pablo II, se quiere aumentar estas cantidades, poniendo en manos del Papa una fuerte ayuda para la iglesia más necesitada.

 

HOAC, JOC y Hermandades del Trabajo ante el 1º de Mayo

Movimientos eclesiales vinculados al mundo del trabajo piden la prioridad de la persona

Coincidiendo con el 1º de Mayo, fiesta de San José Obrero, y Día del Trabajo, los grupos de Iglesia vinculados al mundo obrero realizaban comunicados invitando a la reflexión. Así, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) y la Juventud Obrera Cristiana (JOC) , reivindicaban mejores condiciones de vida y de trabajo, a la vez que denunciaban "las grandes injusticias que en nombre de un desarrollo economicista se siguen realizando a través de nuevos modos de explotación". La denuncia de estos movimientos se concretan en varios aspectos como la explotación y la exclusión de los inmigrantes, la lacra de los accidentes laborales, el empleo precario, la indignidad del empleo sumergido y la desesperación de quienes sufren el paro.

Las personas primero

En su comunicado la HOAC y la JOC condenan las políticas neoliberales que ponen los intereses económicos por encima de las persona. "Como seguidores de Jesucristo -aseguran- afirmamos que la persona es siempre la medida de todas las cosas y que el bien común debe situarse por encima de cualquier interés". En el comunicado se llama, también, al cese de todas las guerras.

En la paz centran su mensaje del 1º de Mayo las Hermandades del Trabajo. "No olvidamos - señalan también- otros 'jinetes del Apocalipsis', menos manifiestos que el de la guerra: las hambrunas, el subdesarrollo económico y social, cultural, sanitario, el desamparo e indefensión de los débiles, los terrorismos".

No a la precariedad

En el manifiesto se condena también la precariedad laboral, la siniestralidad, se hace alusión a la situación de los inmigrantes y se pide una política centrada en la familia.

 

Badajoz

Encuentro de responsables de Pastoral familiar

Los responsables de pastoral familiar y prematrimonial de las parroquias que componen lo tres arciprestazgos de la ciudad de Badajoz, celebraron en la casa de oración de Gévora un encuentro en el que tuvieron la oportunidad de compartir las distintas experiencias que en cada parroquia de vienen desarrollado en este campo pastoral. Además, los casi 40 participantes fueron informados de los temas de formación prematrimonial que la diócesis de Mérida-Badajoz ha preparado, con carácter experimental, para este año.

En el encuentro también participaron los tres responsables arciprestales de pastoral familiar y los participantes recibieron la visita del Vicario General, don Amadeo Rodríguez Magro, quien animó a los presentes a continuar con la importante tarea de la formación en el campo de la familia.

 

Canonización de María de Mattias

La fundadora de las Adoratrices de la Sangre de Cristo, que poseen una comunidad en Castuera, será canonizada el próximo 18 de mayo por Juan Pablo II en Roma. A Castuera llegaron en el año 66 y cuentan con una residencia de ancianos.                                                                  

María De Mattias nació en Vallecorsa (Italia) el 4 de febrero de 1805. Su carácter fuerte y decidido la llevó a descubrir a través de las vicisitudes de su tiempo el valor de la Obra realizada por Jesús y cómo Su Sangre puede establecer el "hermoso orden de cosas en la tierra".

Animada por San Gaspar del Búfalo, Fundador de los Misioneros de la Preciosa Sangre y guiada por D. Juan Merlini, M.P.S. funda la Congregación de Adoratrices de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, en Acuto, (Italia) en marzo del 1834. En la actualidad el nombre de la Congregación es Adoratrices de la Sangre de Cristo.

El fin principal de la nueva fundación será "la salvación de las almas que cuestan tanta sangre a Jesús". Esta salvación la realizaría a través de la educación cívica y moral de la juventud.


Al paso de Dios

Estoy en Madrid

DOY por seguro que mi experiencia va a ser como la de millones de españoles. Yo -al menos esa es mi intención- estaré en Madrid participando en los actos públicos de la breve visita que el Santo Padre hace a España este fin de semana; y, como yo, también estarán en Cuatro Vientos y en la Castellana una inmensa multitud para recibirle, acompañarle, escuchar sus palabras y celebrar con él el acontecimiento de gracia que es la canonización de cinco santos españoles. Pero no sólo estarán en Madrid los que se desplacen a esta ciudad los días 3 y 4 de Mayo. Estoy convencido de que también estarán allí, a través de los medios de comunicación, con una presencia afectiva y cordial, la gran mayoría de los españoles.

Desde cualquier rincón de nuestra geografía, todos o casi todos estaremos junto al Papa. Todos participaremos en este acontecimiento, agradecidos porque se haya acercado una vez más a España y haya hecho de Madrid el centro de la catolicidad. Su gesto de predilección y cercanía no va a pasar desapercibido para nadie y lo vamos a acoger entre nosotros con profunda y filial simpatía y afecto.

Estoy también seguro de que muchos esperamos esta visita de Juan Pablo II como la del mensajero que en nombre del Señor trae palabras aliento para nuestra vida cristiana. Por eso estaremos en Madrid como peregrinos que desean escuchar del Pastor que guía a la Iglesia en nuestro tiempo su llamada a ser testigos del Evangelio de Jesús aquí en nuestra tierra y con sus circunstancias.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)


Liturgia del domingo

Celebramos el III Domingo de Pascua

Palabra de Dios

 

Hechos de los Apóstoles 3, 13-15, 17-19

En aquellos días, Pedro dijo a la gente: "El Dios de Abrahán, Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, al que vosotros entregasteis y rechazasteis ante Pilato, cuando había decidido soltarlo. Rechazasteis al santo, al justo y pedisteis el indulto de un asesino; matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos y nosotros somos testigos. Sin embargo, hermanos, sé que lo hicisteis por ignorancia, y vuestras autoridades lo mismo; pero Dios cumplió de esta manera lo que había dicho por los profetas: que su Mesías tenía que padecer. Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que se borren vuestros pecados".

 

Salmo 4, 2. 7. 9

R. Haz brillar sobre nosotros / la luz de tu rostro.

Escúchame cuando te invoco,

Dios, defensor mío;

tú que en el aprieto me diste anchura,

ten piedad de mí y escucha mi oración.

 

Carta 1ª del apóstol san Juan 2, 1-5a

Hijos míos, os escribo esto para que no pequéis. Pero, si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo el Justo. Él es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero. En esto sabemos que lo conocemos: en que guardamos sus mandamientos. Quien dice: "Yo lo conozco" y no guarda sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en él.

 

Evangelio según san Lucas 24, 35-48

En aquel tiempo, los discípulos contaron lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.

Estaba hablando de estas cosas cuando se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo:

- Paz a vosotros.

Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo:

- ¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo.

Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo:

- Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros; que todo lo escrito en la Ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí tenía que cumplirse.

Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y añadió:

- Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto.

 

Comentario litúrgico

Soy yo en persona

San Lucas acaba de narrar la preciosa página de la aparición de Señor a los discípulos de Emaús y, no satisfecho con lo dicho, nos describe otra aparición del Resucitado, ya en el Cenáculo, cuando los dos de Emaús relataban a sus compañeros lo que les había sucedido en el camino.

La nueva visita del Señor vuelve a producir en los discípulos una alarma que nosotros consideraríamos injustificada. De nuevo creen ver un fantasma. El evangelista describe minuciosamente el esfuerzo de Jesús para intentar calmarlos: les muestra las cicatrices de las llagas, les invita a que le toquen, que palpen la realidad de su presencia corporal. Pero como todo esto no era suficiente les pide algo que comer y, ante sus atónitos ojos, tomó y comió un trozo de pescado.

Para entender todo esto tenemos que meternos en el ánimo de aquellos benditos hombres: estaban traspasados aún por la angustia que tuvieron que pasar cuando, el Viernes Santo, fueron testigos del desastre y fracaso de la pasión y muerte del Señor. Tan convencidos estaban que todo había terminado que sólo temían por sus propias vidas y lo que menos podían esperar era volver a ver al Maestro.

La Tradición de la Iglesia ha leído estas páginas como el testimonio más fehaciente de la verdad de la resurrección del Señor y ha encontrado en ellas un buen soporte para apoyar su propia fe cristiana.

A nosotros nos corresponde meditar estas páginas para poder interpretar en clave de Misterio Pascual: todos los "viernes santos" que oscurecen la vida de cada uno de nosotros y escuchar, en medio de la algarabía, la voz del Señor que repite: "Soy yo en persona".

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

5, lunes: Hch 6, 8-15; Jn 6, 22-29.
6, martes: Hch 7, 51-8, 1a; Jn 6, 30-35.
7, miércoles: Hch 8, 1b-8; Jn 6, 35-40.
8, jueves: Hch 8, 26-40; Jn 6, 44-51.
9, viernes: Hch 9, 1-20; Jn 6, 52-59.
10, sábado: Hch 9, 31-42; Jn 6, 60-69.
11, domingo: Hch 4, 8-12; 1Jn 3, 1-2; Jn 10, 11-18.

 

Santoral

4 de mayo: Beato Ceferino Jiménez Malla (1861-1936)

Era laico y gitano de esencia y de existencia, vendedor ambulante de cestos y tratante de ganado. Se casó y tuvo sus hijos en Barbastro, donde era solicitadísimo para poner paz y solucionar conflictos. Sacaba su fuerza de un inmenso amor a la Eucaristía y a la Virgen. Era un fenomenal catequista bíblico, dotado de una sabiduría natural que da eso que podríamos llamar "mundología" y que se aprende cabalmente en medio del mundo.

La Santa Iglesia lo propone como modelo desde 1997. Sorprende contemplar sus imágenes en pantalones, evocadoras de una santidad demasiado anecdótica, cuyo tratamiento folklórico no termina de gustarme porque puede parecer una excentricidad del santoral.

Pero, seamos serios, hondos y cabales. Se trata de un seglar que da toda su vida por Cristo en medio de unas circunstancias heróicas, y de un gitano al que no le asusta ser menospreciado ni ridiculizado por los que poseen el poder... al fin y al cabo ya está acostumbrado. También se pensaba que de Nazaret no podía salir "nada bueno". Los "bienpensantes" son siempre "malpensados", por eso, tanto Jesús como "el Pelé" fueron menospreciados por su origen y tuvieron un destino común: ser injustamente ajusticiados por vivir la verdad. Este hombre, lejos de todo lo anecdótico, es ante todo un hombre de verdad, con toda la seriedad gitana que ello comporta.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

5, lunes: Ángel de Sicilia, Avertino, Britón, Eutimio, Niceto, Hilario.
6, martes: Benita de Roma, Domingo Savio, Mariano, Venerio.
7, miércoles: Agustín Roscelli, Antonio de Kiev, Flavio, Augusto.
8, jueves: Acacio de Bizancio, Arsenio, Nª. Sª. de la Salud.
9, viernes: Catalina de Bolonia, Dionisio, Isaías, Casilda, Hermas.
10, sábado: Juan de Ávila, Nª. Sª. de Argeme, Quarto y Quinto.
11, domingo: Antimo, Mamerto, Mocio de Bizancio, Gengulfo.


Contraportada

La Madre Maravillas de Jesús, aún desde la clausura, desarrolló una gran labor social

Será canonizada por Juan Pablo II este domingo en Madrid

María de las Maravillas Pidal y Chico de Guzmán nació en Madrid el día 4 de noviembre de 1891, la menor de cuatro hermanos; fue bautizada en la Parroquia de San Sebastián a los ocho días y confirmada en 1896. Hizo su primera comunión en 1902. Sus padres, don Luis y doña Cristina, eran los marqueses de Pidal. Don Luis había sido Ministro de Fomento y en aquellas fechas era Embajador de España ante la Santa Sede. Fue educada en sus primeros años especialmente por su abuela materna, Patricia Muñoz, y ya desde niña experimentó una llamada a consagrarse al Señor en virginidad. Mientras estudiaba en casa, durante su adolescencia y juventud se dedicó a obras de caridad, ayudando a muchas familias necesitadas.

Leía frecuentemente las obras de Santa Teresa de Jesús y de San Juan de la Cruz y, cautivada por sus vidas y experiencias espirituales, decidió entrar en las Carmelitas Descalzas de El Escorial (Madrid), donde ingresó el 12 de octubre de 1919 recibiendo el nombre de Maravillas de Jesús. Con este motivo D. Pedro Poveda -que será canonizado juntamente con ella- le escribió una carta de felicitación, a la que contestó agradecida. Tomó el hábito en 1920 e hizo su primera profesión en 1921. Allí mismo, detrás de la celosía que da al sagrario de la Iglesia conventual, recibió en 1923 la inspiración de fundar un Carmelo en el centro geográfico de España, El Cerro de los Ángeles, donde se había levantado el monumento al Sagrado Corazón de Jesús justamente el año en que ella había profesado como carmelita descalza.

La primera fundación

El obispo de Madrid-Alcalá, Monseñor Eijo y Garay acogió y se entusiasmó con la idea y en 1924 la Hermana Maravillas y otras tres monjas carmelitas de El Escorial se instalaron provisionalmente en una casa de Getafe para atender desde allí la edificación del Convento. En esa casa hizo su profesión solemne el 30 de mayo de ese mismo año. En 1926 fue nombrada, por el obispo Eijo, priora de la comunidad y el 31 de Octubre se inauguraba el nuevo Carmelo de El Cerro de los Ángeles.

Como ya entonces acudieron muchas vocaciones, la Madre Maravillas vio en ello una señal de Dios para fundar nuevas casas. En 1933, a petición del obispo, misionero carmelita, Monseñor Arana, fundó otro Carmelo en Kottayam (India) enviando a ocho monjas. A ella no le permitieron ir sus superiores.

Durante la persecución religiosa en España a partir de 1931 pasaba todas las noches muchas horas orando desde su Carmelo, contemplando el monumento al Sagrado Corazón, y solicitó y obtuvo permiso del papa Pío XI para salir con su comunidad, exponiendo sus vidas, si llegara el momento de defender la sagrada imagen, en caso de ser profanada. En julio de 1936 las Carmelitas fueron expulsadas de su Convento y llevadas detenidas a las Ursulinas de Getafe. Después se refugiaron en un piso de la calle Claudio Coello, 33 de Madrid, donde pasaron catorce meses de sacrificios, privaciones, registros y amenazas, deseando recibir la gracia del martirio. En 1937 la Madre pudo salir con su comunidad de Madrid y, pasando por Lourdes entró en España para instalarse en el abandonado "desierto" de Las Batuecas (Salamanca), que había podido adquirir antes de la guerra. Allí y a petición del obispo de Coria-Cáceres fundó un nuevo Carmelo. En 1938 hizo voto de hacer siempre lo más perfecto. En marzo de 1939 pudo volver a recuperar, totalmente destruido en la guerra, el de El Cerro de los Ángeles, donde fue elegida nuevamente priora. En este tiempo dio testimonio de fe, heroísmo y fortaleza, prudencia y serenidad y de una extraordinaria confianza en Dios.

8 fundaciones en 20 años

Desde entonces y en muy pocos años realizó las fundaciones de otros muchos Carmelos: en 1944 el de Mancera de Abajo (Salamanca); en 1947 el de Duruelo (Ávila), cuna de la reforma carmelitana de San Juan de la Cruz; en 1950 traslada la comunidad de Las Batuecas, -cediendo este "desierto" a los padres carmelitas descalzos-, a Cabrera (Salamanca); en 1954 el de Arenas de San Pedro (Ávila); en 1956 el de San Calixto, en la sierra de Córdoba; en 1958 el de Aravaca (Madrid); en 1961 el de La Aldehuela (Madrid), en el que es elegida priora y en él vivió hasta su muerte; en 1964 el de Montemar-Torremolinos (Málaga).

Además, con hermanas de algunos de los Carmelos fundados por ella, ayudó en 1954 al de Cuenca (Ecuador), en 1964 al de El Escorial y en 1966 al de La Encarnación de Ávila, donde había entrado y vivido Santa Teresa de Jesús durante treinta años. En 1960, en Talavera de la Reina (Toledo), edifica un convento, también con iglesia de nueva planta, para los padres carmelitas descalzos.

Labor social

Desde el Carmelo de La Aldehuela, la Madre Maravillas, donde pasó sus últimos catorce años, continuó atendiendo las necesidades de todos esos Carmelos e, incluso desde la clausura, realizó una labor social como la construcción de viviendas prefabricadas y la ayuda en la construcción de una barriada de doscientas viviendas. A sus expensas hizo edificar también una Iglesia y un colegio. Sostuvo económicamente a distintos seminaristas para que pudieran llegar a ser sacerdotes, realizó una fundación benéfica para sostener a religiosas enfermas, compró una casa en Madrid para alojar a las carmelitas que tuvieran necesidad de permanecer algún tiempo en tratamientos médicos y costeó al Instituto Claune la edificación de una clínica para religiosas de clausura.

En 1972 sufrió un paro cardíaco del que se recuperó, pero su salud quedó ya muy quebrantada. En la solemnidad de la Inmaculada de 1974, recibió la Unción de los enfermos y el santo Viático. Murió, a los 83 años, en el Carmelo de La Aldehuela, el 11 de diciembre de 1974. Fue beatificada en Roma por el Papa Juan Pablo II el día 10 de mayo de 1998, sus reliquias permanecen en la Iglesia del Carmelo de La Aldehuela (Madrid).

sereismistestigos.com


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com


Contraportada

La Madre Maravillas de Jesús, aún desde la clausura, desarrolló una gran labor social

Será canonizada por Juan Pablo II este domingo en Madrid

María de las Maravillas Pidal y Chico de Guzmán nació en Madrid el día 4 de noviembre de 1891, la menor de cuatro hermanos; fue bautizada en la Parroquia de San Sebastián a los ocho días y confirmada en 1896. Hizo su primera comunión en 1902. Sus padres, don Luis y doña Cristina, eran los marqueses de Pidal. Don Luis había sido Ministro de Fomento y en aquellas fechas era Embajador de España ante la Santa Sede. Fue educada en sus primeros años especialmente por su abuela materna, Patricia Muñoz, y ya desde niña experimentó una llamada a consagrarse al Señor en virginidad. Mientras estudiaba en casa, durante su adolescencia y juventud se dedicó a obras de caridad, ayudando a muchas familias necesitadas.

Leía frecuentemente las obras de Santa Teresa de Jesús y de San Juan de la Cruz y, cautivada por sus vidas y experiencias espirituales, decidió entrar en las Carmelitas Descalzas de El Escorial (Madrid), donde ingresó el 12 de octubre de 1919 recibiendo el nombre de Maravillas de Jesús. Con este motivo D. Pedro Poveda -que será canonizado juntamente con ella- le escribió una carta de felicitación, a la que contestó agradecida. Tomó el hábito en 1920 e hizo su primera profesión en 1921. Allí mismo, detrás de la celosía que da al sagrario de la Iglesia conventual, recibió en 1923 la inspiración de fundar un Carmelo en el centro geográfico de España, El Cerro de los Ángeles, donde se había levantado el monumento al Sagrado Corazón de Jesús justamente el año en que ella había profesado como carmelita descalza.

La primera fundación

El obispo de Madrid-Alcalá, Monseñor Eijo y Garay acogió y se entusiasmó con la idea y en 1924 la Hermana Maravillas y otras tres monjas carmelitas de El Escorial se instalaron provisionalmente en una casa de Getafe para atender desde allí la edificación del Convento. En esa casa hizo su profesión solemne el 30 de mayo de ese mismo año. En 1926 fue nombrada, por el obispo Eijo, priora de la comunidad y el 31 de Octubre se inauguraba el nuevo Carmelo de El Cerro de los Ángeles.

Como ya entonces acudieron muchas vocaciones, la Madre Maravillas vio en ello una señal de Dios para fundar nuevas casas. En 1933, a petición del obispo, misionero carmelita, Monseñor Arana, fundó otro Carmelo en Kottayam (India) enviando a ocho monjas. A ella no le permitieron ir sus superiores.

Durante la persecución religiosa en España a partir de 1931 pasaba todas las noches muchas horas orando desde su Carmelo, contemplando el monumento al Sagrado Corazón, y solicitó y obtuvo permiso del papa Pío XI para salir con su comunidad, exponiendo sus vidas, si llegara el momento de defender la sagrada imagen, en caso de ser profanada. En julio de 1936 las Carmelitas fueron expulsadas de su Convento y llevadas detenidas a las Ursulinas de Getafe. Después se refugiaron en un piso de la calle Claudio Coello, 33 de Madrid, donde pasaron catorce meses de sacrificios, privaciones, registros y amenazas, deseando recibir la gracia del martirio. En 1937 la Madre pudo salir con su comunidad de Madrid y, pasando por Lourdes entró en España para instalarse en el abandonado "desierto" de Las Batuecas (Salamanca), que había podido adquirir antes de la guerra. Allí y a petición del obispo de Coria-Cáceres fundó un nuevo Carmelo. En 1938 hizo voto de hacer siempre lo más perfecto. En marzo de 1939 pudo volver a recuperar, totalmente destruido en la guerra, el de El Cerro de los Ángeles, donde fue elegida nuevamente priora. En este tiempo dio testimonio de fe, heroísmo y fortaleza, prudencia y serenidad y de una extraordinaria confianza en Dios.

8 fundaciones en 20 años

Desde entonces y en muy pocos años realizó las fundaciones de otros muchos Carmelos: en 1944 el de Mancera de Abajo (Salamanca); en 1947 el de Duruelo (Ávila), cuna de la reforma carmelitana de San Juan de la Cruz; en 1950 traslada la comunidad de Las Batuecas, -cediendo este "desierto" a los padres carmelitas descalzos-, a Cabrera (Salamanca); en 1954 el de Arenas de San Pedro (Ávila); en 1956 el de San Calixto, en la sierra de Córdoba; en 1958 el de Aravaca (Madrid); en 1961 el de La Aldehuela (Madrid), en el que es elegida priora y en él vivió hasta su muerte; en 1964 el de Montemar-Torremolinos (Málaga).

Además, con hermanas de algunos de los Carmelos fundados por ella, ayudó en 1954 al de Cuenca (Ecuador), en 1964 al de El Escorial y en 1966 al de La Encarnación de Ávila, donde había entrado y vivido Santa Teresa de Jesús durante treinta años. En 1960, en Talavera de la Reina (Toledo), edifica un convento, también con iglesia de nueva planta, para los padres carmelitas descalzos.

Labor social

Desde el Carmelo de La Aldehuela, la Madre Maravillas, donde pasó sus últimos catorce años, continuó atendiendo las necesidades de todos esos Carmelos e, incluso desde la clausura, realizó una labor social como la construcción de viviendas prefabricadas y la ayuda en la construcción de una barriada de doscientas viviendas. A sus expensas hizo edificar también una Iglesia y un colegio. Sostuvo económicamente a distintos seminaristas para que pudieran llegar a ser sacerdotes, realizó una fundación benéfica para sostener a religiosas enfermas, compró una casa en Madrid para alojar a las carmelitas que tuvieran necesidad de permanecer algún tiempo en tratamientos médicos y costeó al Instituto Claune la edificación de una clínica para religiosas de clausura.

En 1972 sufrió un paro cardíaco del que se recuperó, pero su salud quedó ya muy quebrantada. En la solemnidad de la Inmaculada de 1974, recibió la Unción de los enfermos y el santo Viático. Murió, a los 83 años, en el Carmelo de La Aldehuela, el 11 de diciembre de 1974. Fue beatificada en Roma por el Papa Juan Pablo II el día 10 de mayo de 1998, sus reliquias permanecen en la Iglesia del Carmelo de La Aldehuela (Madrid).

sereismistestigos.com


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino