Semanario "Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: Iglenca@grn.es

Número 252. 3 de mayo de 1998

Director: José María Gil

 

Portada

Orar por las vocaciones a la vida consagrada, tarea de toda la Iglesia

La celebración de la XXXV Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones en este 3 de mayo, IV Domingo de Pascua, "es una ocasión dice el Papa para anunciar que el Espíritu Santo de Dios escribe en el corazón y en la vida de cada bautizado un proyecto de amor y de gracia".

En su mensaje para esta Jornada de 1998, que se celebra, en el camino de preparación al Gran Jubileo del 2000 bajo la nube luminosa del Espíritu Santo, Juan Pablo II desarrolla el tema El Espíritu y la Esposa dicen: ven!, palabras que, afirma el Santo Padre, nos llevan a considerar la relación fecunda entre el Espíritu Santo y la Iglesia de la que nacen las diversas vocaciones.

Este año, el número de jóvenes de más de18 años que en España han decidido seguir la llamada de Dios y entrar en el Seminario Mayor o en un noviciado de vida religiosa asciende a 1.599 (876 chicos y 723 chicas). De ellos, 38 han ingresado en seminarios mayores diocesanos. Oremos para que el Señor siga enviado vocaciones a su Iglesia! Es una tarea de Todos.

Editorial

Día de la Madre: motivo para
el agradecimiento

Vencido un primer asalto de resistencia a tomar en consideración la fiesta del Día de la Madre, por aquello de su origen comercial, como un reclamo más para el consumo masivo, no está demás servirnos de ella para dirigir una mirada agradecida a las madres; sobre todo si se tiene en cuenta que, en los tiempos que corren en nuestro país, la maternidad constituye un verdadero acto de heroísmo de las mujeres, ya que existe un escaso amparo social y laboral cuando éstas se quedan embarazadas y crían a sus hijos. A ello contribuye también la falta de valoración social de la maternidad, en aras de una pretendida liberación y realización de la mujer, cuando no la aversión al hogar.

Somos además unos de los países con una de las tasas de natalidad más bajas del mundo (1,20 hijos por mujer en 1996), con lo que al heroísmo, que siempre ha existido en la generosidad de una madre, se va empezando a unir la rareza en este hecho tan humano.

Todo estos datos debieran hacer pensar a las familias cristianas sobre sus responsabilidades en este sentido, proclamando sin ningún silencio con respecto a otras formas legítimas de realización de la mujer la grandeza de la maternidad; acontecimiento y situación que afecta a la totalidad del ser de la mujer y permanece de por vida.

Así lo hace el Papa Juan Pablo II, quien señala que "el humano engendrar es común al hombre y a la mujerSin embargo, aunque los dos sean padres de su niño, la maternidad de la mujer constituye una parte especial de este ser padres en común, así como la parte más cualificada. Aunque el hecho de ser padres pertenece a los dos, es una realidad más profunda en la mujer, especialmente en el periodo prenatal. La mujer es la que paga directamente por este común engendrar, que absorbe literalmente las energías de su cuerpo y de su alma. Por consiguiente, es necesario que el hombre sea plenamente consciente de que en este ser padres en común, él contrae una deuda especial con la mujer". (MD, 18). Gracia por todo ello, mujeres, madres.

Carta del Arzobispo

La existencia pascual

Digámoslo o no, quién de nosotros no lleva dentro una nostalgia, si mira hacia atrás, una utopía, si lo hace hacia adelante, de otra existencia más hermosa y distinta de la que viene interpretando en su vida real? Me gusta, por eso, repetir la conocida cita de Rabindranat Tagore: "Aquel que soy saluda llorando a aquel que quisiera ser". Circuló hace unos años un libro de divulgación sicológica, del jesuita P. Mateo Andrés, que lleva por título "Puedo ser otro y feliz". Pero, se puede acortar distancia entre esos dos modelos biográficos de nuestra propia persona? Creo firmemente que sí y en conseguirlo consiste aquello que los espirituales de la Edad Media y del Renacimiento dieron en llamar el combate cristiano.

En esas estamos. Y yo no encuentro ocasión más propicia para relanzar un intento así, como estas semanas de Pascua y de primavera, cuando en la liturgia cristiana y en las dehesas de Extremadura estalla la vida por los cuatro costados: "Yo soy la resurrección y la vida" (Jn 11,25) le había dicho Jesús a Marta, aludiendo entonces a Lázaro, pero, sobre todo, afirmando algo grandioso para El y para nosotros.

Eso es cabalmente lo que celebramos en la Pascua y lo que da sentido, valor y energía a toda la andadura cristiana. Se trata de pasar de una existencia gris a una vida pascual o, al menos, de empeñarnos en ello con valentía y coraje, pasando, día tras día, de la muerte a la vida, del aburrimiento al entusiasmo. Eso supone ir dando muerte sin piedad al hombre viejo que llevamos dentro, para revestirnos del nuevo, nacido, creado por Dios en el Bautismo, en la justicia y santidad de la verdad.

Hombre, la vida pascual, luminosa, resucitada, quien no la ve simpática de arranque? Pero ya somos mayores o perros viejos y conocemos por experiencia propia los intentos de levantar vuelo, soñando ser águilas o cóndores, y nos quedamos luego, lamentablemente, en aves de corral. A quién no le pasa lo mismo que a San Pablo que, viendo y aprobando lo más bueno, luego se queda uno en lo peor? Admitido, aunque sin pasarse. Lo que sí es verdad es que lo de existencia pascual no ha de entenderse como vida risueña, sonrosada, boba. Pero, sí como experiencia de felicidad.

La Pascua, un paso, una fiesta

Aclarémoslo entonces. Qué es y significa la Pascua? A nosotros nos lleva desde el latín y el griego a su raíz hebrea, la palabra pasah que significa curiosamente en castellano pasar de largo; o, en otros caso, dar pasos o saltos rítmicos en una danza ritual. En el libro del Éxodo, se aplica al paso del Angel de Dios por las casas de los judíos de Egipto, marcadas en sus jambas con la sangre del cordero, librando así de la muerte a sus primogénitos. De ahí que Moisés pusiera el nombre de Pascua a la fiesta fundante y emblemática del Pueblo judío, que lo sigue siendo hasta hoy. Como lo es también para los cristianos, a partir de la nueva Alianza, sellada con la sangre de Cristo, el Cordero inocente de Dios que quita el pecado del mundo.

Sin cansarles con datos prolijos de símbolos y significados pascuales, hay que añadir unos pocos, para movernos con soltura y provecho, por el universo religioso judeo-cristiano. En Israel la Pascua era ante todo una celebración de acción de gracias a Yavé por los antiguos prodigios, desde Egipto hasta Canaán, expresada con el doble rito del cordero y de los panes ázimos, comidos con atuendo de peregrinos, como nómadas que emprendían una peregrinación, un camino, una pascua. El cordero, macho, de un año y sin defecto alguno, equivalía al rescate de los primogénitos propios, que se ofrecían bárbaramente en los antiguos ritos cananeos. Eso es lo que significaba hacia atrás; porque hacia adelanta apuntaba ya, como queda dicho, al primogénito de Dios inmolado por nuestras culpas.

Los ázimos eran los panecillos primerizos que se ofrecían a Dios de la cosecha inicial de la cebada y que, para acentuar la prisa por consagrarlos, no se esperaba ni siquiera a su fermentación. Luego le darían a los ázimos en la pascua judía una significación de pureza, sin fermento, y también de agilidad, en la comida fugaz del peregrino. Y, para los cristianos, los ázimos estaría vinculados a la primera Eucaristía de Jesús en su cena pascual de despedida. Más tarde recomendará San Pablo: "Alejad la vieja levadura para ser masa nueva. Sois los panes sin levadura de la Pascua nueva, porque nuestra Pascua, Cristo, ya ha sido inmolada" (I Cor 5,7). Encierra, pues, un sentido venerable el uso del pan ázimo en la Liturgia romana, que, aunque opinable en sí mismo, ayuda a distinguir las especies consagradas del pan común de nuestras mesas.

Pertenecemos al futuro

En esta constelación de signos y símbolos, en estas páginas hermosas del Nuevo Testamento, se asienta el sentido pascual de la existencia cristiana. Por Pascua, en sentido dilatado y profundo, se entiende el paso del Pueblo de Dios a través de la Historia humana hasta su plena liberación en la Patria definitiva. Pero en lenguaje cristocéntrico, la Pascua es el paso de Jesús de este mundo al Padre, a través de su pasión, muerte y resurrección. La Iglesia celebra en la Semana Santa esos acontecimientos inefables, en los que se jugó la suerte de la Humanidad, con el Tríduo sacro: desde la Cena del Jueves Santo hasta la Vigilia pascual en la madrugada del Domingo de Resurrección.

La vida cristiana, a pesar de nuestras sombras y miserias, es una pascua continuada e irreversible. "Sabemos que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más; la muerte ya no tiene dominio sobre El" (Rm 6,9). en la doctrina de San Pablo, el bautismo supone una inmersión en la muerte y la resurrección de Jesucristo; por lo que cabe decir que el bautizado pertenece ya al mundo futuro y ha de anticipar en éste las condiciones de la vida resucitada, como auténtico "hombre nuevo", hijo de Dios, templo del Espíritu, miembro del Cuerpo de Cristo, ciudadano del Pueblo de Dios, sacerdote, profeta y rey, llamado a la santidad, con independencia de su estado laical, clerical o religioso.

Eucaristía diaria?

Al igual que el Bautismo, también la Eucaristía anticipa en nosotros la condición resucitada. "El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el día final" (Jn 6,40). A este pan del cielo la Iglesia lo llama "viático" (alimento para el camino) cuando se da en comunión a los enfermos graves. Pero, con la misma verdad, es y puede llamarse así para los que comulgamos cada día. No sólo comulgar, sino celebrar y vivir cada día el sacrificio eucarístico el misterio pascual, la mejor definición de la misa eso sí que enriquece la existencia. Antes, definíamos al cristiano fervoroso y comprometido como una persona "de comunión diaria". No se trata de volver por volver al pasado; pero sí de renovar la recomendación a los mejores laicos de la Eucaristía diaria, cuando les sea posible, como el mejor modo de vivir, en su existencia real, la vida resucitada.

Pregunta: Aún así, no será un poco angelical este género de vida para los laicos metidos en el mundo? Respuesta: (a la gallega)Si con todo el bagaje de doctrina y de vida que poseen los cristianos de hoy, lo mismo los laicos que los demás, vivieran a tope el Bautismo y la Eucaristía, no sería la suya una existencia pascual? Yo conozco a muchos. Y ustedes?

Antonio Montero, Arzobispo de Mérida-Badajoz

Centrales

Juan Pablo II: "Originado en Dios, el diálogo vocacional se realiza en la Iglesia y por la Iglesia"

Mensaje con motivo de la Jornada Mundial
de Oración por la Vocaciones

La celebración de la XXXV Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones (3 de mayo, IV Domingo de Pascua) "es una ocasión dice el Papa para anunciar que el Espíritu Santo de Dios escribe en el corazón y en la vida de cada bautizado un proyecto de amor y de gracia, que sólo puede dar sentido pleno a la existencia, abriendo el camino a la libertad de los hijos de Dios y capacitando para el ofrecimiento del propio, personal e insustituible concurso al progreso de la humanidad en el camino de la justicia y de la verdad".

En su mensaje para esta Jornada de 1998, que se celebra, en el camino de preparación al Gran Jubileo del 2000 bajo la nube luminosa del Espíritu Santo, Juan Pablo II desarrolla el lema El Espíritu y la Esposa dicen: ven! (Ap 22,17). "Estas palabras del Apocalipsis afirma el Santo Padre nos llevan a considerar la relación fecunda entre el Espíritu Santo y la Iglesia de la que nacen las diversas vocaciones, y a recordar aquel Pentecostés en el que cada comunidad cristiana fue engendrada en la unidad, modelada por el fuego del Espíritu en la multiplicidad de dones y enviada a llevar la Buena Nueva al corazón de la espera. En efecto, si es verdad que la llamada tiene su origen en Dios, es igualmente cierto que el diálogo vocacional se realiza en la Iglesia y por medio de la Iglesia. La fuerza del Espíritu que impulsó a Pedro a ir a casa del centurión Cornelio para llevarle la salvación (Act 10, 19) y que dijo: Separadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que os llamo (Act 13, 2), no se ha agotado. El Evangelio continua difundiéndose no sólo con palabras, sino también con poder y con el Espíritu Santo (1 Ts 1, 5)."

En la Iglesia y por medio de ella

Se centra a continuación en el tema: "El Espíritu Santo y la Iglesia, su mística Esposa, repiten también a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo su Ven! Ven a encontrar el Verbo encarnado, que quiere hacerte partícipe de su misma vida! Ven a acoger la llamada de Dios, venciendo titubeos y rémoras! Ven y descubre la historia de amor que Dios ha entretejido con la humanidad: Él quiere realizarla también contigo. Ven y saborea el gozo del perdón recibido y otorgado! El muro de separación que existía entre Dios y el hombre, y entre los mismos seres humanos, ha sido abatido. Se perdonan las culpas y el banquete de la vida está preparado para todos."

Oración y testimonio

El Papa expresa su deseo de que la celebración anual de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones suscite en el corazón de los fieles una oración más insistente para obtener nuevas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, y reanime la responsabilidad de todos, en especial de los padres y de los educadores en la fe, en el servicio a las vocaciones, y termina haciendo una triple invitación.

"En primer lugar dice Juan Pablo II os invito a vosotros, queridísimos obispos, y con vosotros a los sacerdotes, a las diáconos y a los miembros de los Institutos de vida consagrada, a dar incansablemente testimonio de la plenitud espiritual y humana que impulsa a cada uno de vosotros a hacerse todo para todos, para que el amor de Cristo pueda alcanzar al mayor número posible de personas. Estableced relaciones apropiadas con todos los componentes de la sociedad; valorad las vocaciones ministeriales y carismáticas que el Espíritu suscita en vuestras comunidades, favoreciendo la complementaridad y la colaboración recíprocas; dad vuestro aporte para que cada uno crezca hacia la plena madurez cristiana. Que mirándoos a vosotros, gozosos servidores del Evangelio, pueden los jóvenes sentir la fascinación de una existencia enteramente dedicada a Cristo en el ministerio ordenado o en la opción radical de la vida consagrada."

A continuación, invita a los esposos cristianos. "Estad prontos a dar testimonio de la realidad profunda de vuestra vocación matrimonial: la armonía en el hogar, el espíritu de fe y de oración, el ejercicio de las virtudes cristianas, la apertura a los otros, sobre todos a los más pobres, la participación en la vida eclesial, la serena fortaleza para afrontar las diarias dificultades, constituyen el terreno favorable para la maduración vocacional de los hijos. Considerada como Iglesia doméstica la familia, sostenida por la gracia sacramental del matrimonio, es la escuela permanente de la civilización del amor, donde es posible aprender que sólo del don libre y sincero de sí mismo brota la plenitud de la vida."

Por último, invita a los educadores, catequistas, animadores pastorales y a cuantos desempeñan funciones educativas. "Sentíos, en el desempeño de vuestro importante y laborioso servicio, cooperadores del Espíritu. Ayudad a la juventud para que libere sus corazones y sus mentes de cuanto obstaculiza su camino; espoleados a dar lo mejor de sí mismos en una tensión constante de crecimiento humano y cristiano, moldead en ellos, con la luz y la fuerza de la palabra evangélica, los sentimientos más profundos, para que así puedan, si son llamados, realizar su vocación para el bien de la Iglesia y del mundo".

Oración

Espíritu de Amor eterno,

que procedes del Padre y del Hijo,

te damos gracias por todas las vocaciones

de apóstoles y santos que han fecundado la Iglesia.

Continúa, todavía, te rogamos, esta tu obra.

Acuerdate de cuando, en Pentecostés,

descendiste sobre los Apóstoles reunidos en oración

con María, la madre de Jesús,

y mira a tu Iglesia que tiene hoy

una particular necesidad de sacerdotes santos,

de testigos fieles y autorizados de tu gracia;

tienen necesidad de consagrados y consagradas,

que manifiesten el gozo de quien vive sólo para el Padre,

de quien hace propia la misión y el ofrecimiento de Cristo,

de quien construye con la caridad el mundo nuevo.

Espíritu Santo, perenne Manantial de gozo y de paz,

eres tú quien abre el corazón y la mente de la divina llamada;

eres tú quien hace eficaz cada impulso

al bien, a la verdad, a la caridad.

Tus "gemidos inenarrables"

suben al Padre desde los corazones de la Iglesia,

que sufre y lucha por el Evangelio.

Abre los corazones y la mentes de los jóvenes,

para que una nueva floración de santas vocaciones

manifieste la constancia de tu amor,

y todos puedan conocer a Cristo,

luz verdadera del mundo,para ofrecer a cada ser humano

la segura esperanza de la vida eterna. Amén.

Juan Pablo II
 

Monseñor Juan José Asenjo, nuevo secretario
de la Conferencia Episcopal Española

El nuevo secretario sucede a monseñor Sánchez
y es obispo auxiliar de Toledo

En el transcurso de la Asamblea Plenaria de los obispos españoles, celebrada en Madrid del 20 al 24 de abril, ha sido elegido secretario general de la Conferencia Episcopal Española el obispo auxiliar de Toledo, monseñor Juan José Asenjo Pelegrina. Sustituye en el cargo a don José Sánchez González, obispo de Sigüenza-Guadalajara, quien ha ocupado este importante cargo desde febrero de 1993.  

El nuevo secretario general de los obispos nació en Sigüenza el 15 de octubre de 1945. Ordenado sacerdote en 1969, es licenciado en Teología y Diplomado en Archivística y Biblioteconomía.

En su diócesis de origen, Sigüenza-Guadalajara, ha trabajado en la enseñanza, en la formación sacerdotal y en el patrimonio artístico. En 1985 fue nombrado canónigo de la Catedral de Sigüenza y entre 1993 y 1997 fue vicesecretario para Asuntos Generales de la Conferencia Episcopal, con monseñor Sánchez como secretario.

El 27 de febrero de 1997 fue nombrado Obispo titular de Iziriana y Auxiliar del Arzobispo de Toledo, don Francisco Álvarez, quien le confirió la ordenación episcopal en la Catedral Primada el 20 de abril de 1997. A la diócesis de Toledo ha dedicado don Juan José de manera especial sus esfuerzos en el último año en un abnegado servicio pastoral que le ha llevado a recorrer sus parroquias y comunidades, con gran cercanía a los sacerdotes. Desde su consagración episcopal pertenece a la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural y copreside la Comisión Mixta Ministerio de Educación y Cultura-Conferencia Episcopal Española para el seguimiento del Plan Nacional de Catedrales. 

Su nueva responsabilidad al servicio de la Iglesia en España, de la que es profundo conocedor, será compaginada por monseñor Asenjo con su servicio episcopal a la archidiócesis de Toledo.

Según el plan previsto en la mencionada Asamblea episcopal otros de los asuntos tratados ha sido el de la Vida religiosa y en este sentido los obispos han tenido un encuentro con los máximos responsables de los religiosos, religiosas e institutos seculares de España.

 

Noticiario diocesano

Gran participación en la Marcha de la Solidaridad

Organizada por Cáritas, se ha celebrado en Badajoz
y otras 22 localidades de la diócesis

El sábado 25 de abril se celebró la novena edición de la Marcha de la Solidaridad, este año con el lema "Sabemos por donde vamos". Consigna que demostraron unas mil personas que en Badajoz acudieron a la cita, ya convertida en costumbre desde hace nueve años. Entre los asistentes sobresalieron escolares y jóvenes pertenecientes a multitud de grupos parroquiales y de colegios de la Iglesia. Esta marcha, que organiza Cáritas diocesana cada año, ha tenido también su desarrollo en otras 22 localidades de la diócesis (Alburquerque, Alange, Monesterio, Cabeza del Buey, Puebla de Sancho Pérez, Salvatierra de los Barros, Villanueva de la Serena, La Codosera, Villanueva del Fresno, Los Santos de Maimona, Burguillos del Cerro, Segura de León, La Nava de Santiago, Medina de las Torres, Villafranca de los Barros, Montijo, La Parra, La Morera, Calera de León, Zahínos, Mirandilla y Ribera del Fresno).

Este año se espera superar la cantidad de 6.714.048 pesetas obtenidas en la pasada edición. Hasta el momento no tenemos datos concretos ya que a los participantes se les ha dado un plazo de 15 días para entregar lo que hayan recaudado. El sistema ha sido el mismo de años anteriores: cada participante contaba con un carné con los nombres de las personas que le patrocinaban, los cuales tenían que pagar la cantidad que quisieran por kilómetro recorrido, siendo un total simbólico de 10 kilómetros. Durante la marcha se establecieron tres puestos de control donde se sellaban los carnés para atestiguar que el recorrido se había realizado. De este modo se podrá cumplir el objetivo de la iniciativa: colaborar económicamente con el Fondo de Ayudas de Promoción Social (Proyectos de Mujer, Infancia y Juventud, Empleo y Familia), El Centro Hermano (acogida a transeúntes) y el Proyecto Vida (reinserción de toxicómanos).

La marcha estuvo acompañada en todo momento por un sol radiante, lo cual ayudó a que la concentración se desarrollara con normalidad; a las 10.30 salieron los participantes desde Puerta Palma y llegaron a su destino a las 12, aunque esta vez la meta no fuera la Plaza de San Francisco, por causa de las obras que allí se realizan, sustituyéndole la Plaza de los Cañones en Puerta Pilar, que además sirvió como reclamo a otra alternativa a este espacioso lugar de recreo tristemente conocido por los "botellones" de cada fin de semana; también la marcha se distinguió por poner una nota de color diferente: cada uno llevaba un globo que al final soltaron todos al cielo como muestra de su solidaridad y sus ganas de colaborar con los más desfavorecidos de nuestra sociedad.

Pastoral Universitaria informa de las carreras
a los futuros estudiantes

Universitarios de la diócesis participan en un encuentro estatal
de la Juventud Estudiante Católica

Dentro d elas actividades que a lo largo de este curso está llevando a cabo el Secretariado diocesano de Pastoral Universitaria se encuadra la que tuvo lugar el día 25 en la pacense avenida de Colón, donde pusieron trece puntos de información en los que 46 universitarios suministraron información a los futuros estudiantes de la Universidad. La intención de esta iniciativa era precisamente ayudar con sus experiencias a los que este curso, o próximamente, deseen entrar en la Universidad. Con los planes de estudios en las manos y un tríptico realizado por cada Facultad donde se exponía la relación que guarda cada carrera con la sociedad y las posibilidades de mejorarla a través de los estudios universitarios, hablaron con más de un centenar de jóvenes que se acercaron a los puestos a lo largo de toda la mañana para consultar sus dudas y plantearles cuestiones a las que los miembros los universitarios cristianos contestaron gustosamente.

Además aprovecharon para informar a nuestra revista de los actos que también tienen organizados, entre ellos la Mesa Redonda que se celebrará el próximo día 4 de mayo a las 20.30 en el Aula de Cultura de la Residencia Universitaria Hernán Cortés sobre "La Clonación en Ciencias" a cargo de las Facultades de Biológicas y Física.

Por otro lado y siguiendo con el mundo estudiantil, un grupo de estudiantes, la mayoría universitarios, de nuestra diócesis, acompañados de profesores de la Universidad y del consiliario diocesano, don José Moreno Losada, han participado en un encuentro estatal de formación que organizó el movimiento de Juventud Estudiante Católica- JEC- en la localidad castellonense de Segorbe la pasada Semana Santa. El tema del encuentro era analizar "Los signos del Espíritu en la escuela" y el objetivo, descubrir desde la historia concreta, especialmente desde el ámbito estudiantil, las verdades fundamentales de nuestra fe sobre el Espíritu Santo. En los tres días que duro el encuentro se expusieron se expusieron varias ponencias: El Espíritu de Dios, Señor y dador de vida, que corrió a cargo del teólogo don Joan Llidó; El Espíritu nos empuja al compromiso, expuesta por don Alvar Miralles y don Juan Pablo Ferrer expuso El Espíritu en nosotros construye la Iglesia. Previamente al encuentro, los militantes desde su grupos de revisión de vida, habían trabajado sobre profundizando en la teología del espíritu por lo que ya estaban preparados para trabajar activamente sobre las ponencias y poder renovar su compromiso con la Iglesia.

Unas 300 personas han participado en el III Encuentro diocesano de los Grupos Parroquiales de Jóvenes

Con el lema "Auténticos desde el Espíritu (juntos para dar la cara)", más de 300 personas, en su mayoría jóvenes de entre 16 y 25 años, han participado el día 25 de abril en el III Encuentro diocesano de los Grupos Parroquiales de Jóvenes en Salvatierra de los Barros, acompañados por el vicario episcopal, don Francisco Maya y una decena de sacerdotes.

Actuó de coordinadora del encuentro la responsable arciprestal de Pastoral Juvenil de Zafra, Juliana Naharro.

El encuentro se desarrolló en un clima de alegría, ilusión y reflexión sobre la responsabilidad de los jóvenes cristianos en sus ambientes y en la sociedad.

Comenzaron la concentración en la Plaza de España d ela mencionada localidad, donde se les dio la bienvenida y el material, para después de una oración dirigirse a la explanada de la ermita del Cristo, donde se desarrollaron los diversos actos: entre ellos la representación de una obra de teatro-musical ("Vuelos de luz y libertad"), interpretada por un grupo de jóvenes de Salvatierra, sobre la problemática juvenil actual.

También actuó, en concierto, el grupo pop-rock "Límite sur" de Los Santos de Maimona; terminando la jornada con una oración donde se recogió todo lo reflexionado durante el día en las reuniones por grupo.

Los jóvenes organizan un mercadillo de la solidaridad en Oliva de la Frontera

Desde el día 19 de abril y hasta el pasado día 30 los jóvenes de la Parroquia de Oliva de la Frontera han llevado a cabo en esta localidad un Mercadillo de la Solidaridad en el que se han expuesto numerosos trabajos realizados y donados por vecinos del pueblo.

Esta iniciativa es obra de los Animadores de Pastoral Juvenil (APJs) que, desde el mes de diciembre del año pasado lo han ido organizado con gran dedicación, dirigidos por el sacerdote de la parroquia don Manuel Alegre.

Los objetivos principales de esta actividad han sido recaudar fondos para destinarlos al Proyecto Vida del Plan diocesano de rehabilitación de drogodependientes que gestiona Cáritas. Asimismo concienciar a los jóvenes y adultos de este grave problema y despertar en el pueblo el valor de la solidaridad.

En la inauguración estuvieron presentes el párroco don Juan María Suárez, el alcalde don Ildefonso Gata y representantes de las distintas instituciones. Don Manuel Alegre comenzó dando las gracias y el alcalde, por su parte, animó a los jóvenes a seguir siendo solidarios. El párroco informó de los objetivos y filosofía del Proyecto Vida .

Matrimonios de la parroquia emeritense de San Juan celebran un retiro

Un grupo de 14 matrimonios de la parroquia de San Juan Bautista y María Auxiliadora de Mérida, han celebrado Ejercicios Espirituales en Villagonzalo. Con ellos han finalizado los ciclos de retiro y convivencia que organiza esta parroquia y que comenzaron los jóvenes de mediana edad a primeros de año, en febrero tuvo lugar el de los adolescentes y en marzo los mayores de 20 años se reunieron en el pueblo de San Clemente, cerca de Trujillo

Esta parroquia emeritense realiza, ininterrumpidamente desde el año 1975, retiros durante el curso en Villagonzalo y, desde el verano del 79, también hacen convivencias, durante una semana, en diversos lugares.

Lo que se pretende con estas convivencias y retiros es completar la labor formativa y de vida interior que durante el curso van teniendo en su vida parroquial. Se da la circunstancia que una gran mayoría de los matrimonios que están en estos grupos comenzaron ya a participar cuando eran adolescentes.

La Canción Misionera celebró su XI Festival en Badajoz

Más de mil personas se reunieron el pasado domingo, en la capital pacense, en el XI Encuentro-Festival de la Canción Misionera, al que se presentaron diecisiete grupos de niños y jóvenes procedentes de diversos colegios y parroquias de la diócesis de Mérida-Badajoz.

El encuentro, organizado por el Movimiento Cristianos sin Fronteras y la Delegación Diocesana de Misiones, comenzó con la acogida de todos los asistentes en el Seminario Metropolitano de Badajoz. A continuación hubo una reflexión por grupos sobre el lema del encuentro: Ven, Espíritu misionero!. La mañana finalizó con la celebración de la Eucaristía. Por la tarde, en el Pabellón Entrepuentes, los grupos participantes interpretaron sus canciones originales, cuyas letras estaban basadas en el lema del encuentro. De esta manera se conseguía uno de los objetivos del festival: evangelizar a través de la música.

Las canciones elegidas por el jurado: Señor, dame tu Espíritu, interpretada por el coro de niños de la parroquia de San Juan Macías y Lléname, Señor, cantada por el grupo Jezrael, ambos de Badajoz, representan a la Diócesis en la fase final que se está celebrando en Santander.

Almendralejo acogió el Encuentro Misionero Diocesano

En la Casa de la Iglesia de Almendralejo ha tenido lugar el Encuentro Misionero Diocesano en el que participaron cincuenta personas de los diversos grupos misioneros de nuestra diócesis.

Después de una oración compartida, don Pedro Losada, delegado de misiones, expuso el tema del encuentro: La animación misionera de la Iglesia particular, y a continuación, los participantes, divididos por grupos, trabajaron sobre la ponencia expuesta.

El testimonio misionero corrió a cargo del sacerdote don Diego Isidoro García que trabaja en Perú, en la misión diocesana de Leymebamba. También aportaron su experiencia la ruandesa Agnés Mukankwwiro, hermana Carmelita de la Virgen del Monte Carmelo; María Victoria López, de Medicus Mundi y don Nemesio Frías Palanco, sacerdote de nuestra diócesis que se está preparando para la misión africana de Zimbabue. El encuentro finalizó con la celebración de la Eucaristía.

Mirada a nuestro tiempo

Silencio, por favor!

El templo es lugar de diálogo: se habla con Dios, habla el que preside con la comunidad y esta habla entre sí, por ejemplo, con el canto o con los salmos y oraciones alternadas.

El templo es el espacio en el que la comunidad cristiana tiene sus encuentros con Dios, en la presencia de Cristo, que siempre está entre los que se reúnen en su nombre. Es, por tanto, lugar de oración y lugar de fraternidad.

El templo es la casa familiar en la que entramos con confianza, en la que nos sentimos a gusto, en la que nos reconocemos hermanos y en la que juntos escuchamos la Palabra de Dios y le decimos las nuestras en la oración personal y en la celebración comunitaria.

Todo esto ha de vivirse en un clima que huya tanto del individualismo hierático y pietista, que aisla de la comunidad, como del alboroto y la algarabía con que en muchos templos se conducen los cristianos antes, durante y después de las celebraciones. Para esto están los atrios y los lugares de acogida, no el templo.

El diálogo con Dios necesita del silencio, para que nada nos distraiga en la escucha y cuando seamos nosotros los que le hablemos. No podemos tampoco olvidar que en nuestros templos Jesús está presente en el sagrario y no podemos dejar de tener con él los gestos de amor y de respeto que se merece.

Amadeo Rodríguez
 

Página litúrgica

Celebramos el IV Domingo de Pascua

Palabra de Dios

Libro de los Hechos 13, 14, 43-52

En aquellos días, Pablo y Bernabé desde Perge siguieron hasta Antioquía de Pisidia; el sábado entraron en la sinagoga y tomaron asiento. Muchos judíos y prosélitos practicantes se fueron con Pablo y Bernabé, que siguieron hablando con ellos, exhortándolos a ser fieles a la gracia de Dios.

El sábado siguiente, casi toda la ciudad acudió a oír la palabra de Dios. Al ver el gentío, a los judíos les dio mucha envidia y respondían con insultos a las palabras de Pablo. Entonces Pablo y Bernabé dijeron sin contemplaciones: - Teníamos que anunciaros primero a vosotros la palabra de Dios; pero como la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, sabed que nos dedicamos a los gentiles. Así nos lo ha mandado el Señor: " Yo te haré luz de los gentiles, para que lleves la salvación hasta el extremo de la tierra". Cuando los gentiles oyeron esto, se alegraron y alababan la palabra del Señor; y los que estaban destinados a la vida eterna creyeron.

La palabra del Señor se iba difundiendo por toda la región. Pero los judíos incitaron a las señoras distinguidas y devotas y a los principales de la ciudad, provocaron una persecución contra Pablo y Bernabé y los expulsaron del territorio. Ellos sacudieron el polvo de los pies, como protesta contra la ciudad, y se fueron a Iconio. Los discípulos quedaron llenos de alegría y de Espíritu Santo.

Salmo 99, 2, 3, 5

R. Somos su pueblo y ovejas de su rebaño. (o Aleluya)

Aclama al Señor, tierra entera,

servid al Señor con alegría,

entrad en su presencia con vítores.

Sabed que el Señor es Dios:

que Él nos hizo y somos suyos,

su pueblo y ovejas de su rebaño.

"El señor es bueno,

su misericordia es eterna,

su fidelidad por todas las edades".

Libro del Apocalipsis 7, 9, 14b-17

Yo, Juan, vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y uno de los ancianos me dijo:

- Estos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus vestiduras en la sangre del Cordero. Por eso están ante el trono de Dios, dándole culto día y noche en su templo. El que se sienta en el trono acampará entre ellos. Ya no pasarán hambre ni sed, ni les hará daño el sol ni el bochorno. Porque el Cordero que está delante del trono será su pastor y los conducirá hacia fuentes de aguas vivas. Y Dios enjugará las lágrimas de sus ojos.

Evangelio según san Juan 10, 27-30

En aquel tiempo dijo Jesús:

- Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

4, lunes: Hch 11, 1-18; Jn 10, 1-10.

5, martes: Hch 11, 19-26; Jn 10, 22-30.

6, miércoles: Hch 12, 24; 13, 5a; Jn 12, 44-50.

7, jueves: Hch 13, 13-25; Jn 13, 16-20.

8, viernes: Hch 13, 26-33; Jn 14, 1-6.

9, sábado: Hch 13, 44-52; Jn 14, 7-14.

10, domingo: Hch 14, 21b-27; Ap 21, 1-5a; Jn 13, 31-33a, 34-35.

Comentario litúrgico

La vida eterna

La expresión que titula estas líneas no está de moda en nuestro lenguaje cristiano y es una pena porque pertenece a lo más esencial del mensaje cristiano y , con pleno derecho, al mismo contenido del Misterio Pascual que estamos celebrando en estas semanas.

Todo lo anterior lo ratifican las tres lecturas de este domingo que intentan hacernos sintonizar con la novedad que nos ha traído la resurrección de Cristo.

La primera lectura narra las dificultades que encontró Pablo y ante los judíos que le impedían que predicase la Palabra de Dios. Les echa en cara que no os consideráis dignos de la vida eterna mientras que de los que gentiles que escuchaban con gusto la predicación del apóstol se dice los que estaban destinados a la vida eterna, creyeron.

En el evangelio Cristo es más explícito que el Apóstol y, también en un ambiente de hostilidad creado por los que no querían aceptarle, afirma contundentemente y refiriéndose a sus ovejas, es decir a los creen en El, que yo les doy la vida eterna, no perecerán para siempre. Es claro que la vida eterna es la vida del Resucitado que es el gran don que aporta Cristo a los suyos, como vid da la sabia a los sarmientos.

La segunda lectura casi describe la vida eterna al presentar la muchedumbre inmensa de los que, venidos de la gran tribulación de esta vida, han llegado a ella y ya no pasaran hambre ni sed serán conducidos por el Cordero hacia las fuentes de aguas vivas y Dios enjugará las lagrimas de sus ojos.

Realmente es la gran noticia que necesitamos recordar, alguna vez, para encontrar el sentido total que tiene nuestra vida cristiana.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

4 de mayo: San Ciriaco (s. IV)

Parece que son cerca de 30 los santos que la Iglesia venera con este mismo nombre, de muy diversa época y diferente lugar. Elegimos un Ciriaco, obispo de Jerusalén, de familia hebrea y llamado Judas, que cambia su nombre al convertirse, constituyendo todo un ejemplo de abnegación, ímpetu catequético, entrega a los pobres y martirio junto a su bendita madre, llamada Ana, como la de la Virgen María.

Murió bajo la breve persecución de Juliano el Apósta, emperador que, educado en la fe, quiso devolver al paganismo el terreno perdido, legislando en contra de Dios. Por eso lo he elegido entre otros tantos ciriacos: por ser testigo insobornable de la lucha por las leyes justas. También en nuestro tiempo no pocos gobernantes promulgan leyes humanas contra la Ley divina, y ejercen sutiles modos de persecución contra los derechos del hombre y los derechos de Dios, siempre absolutamente coincidentes.

Algún patriarca de Constantinopla, del mismo nombre, morirá en el 606 resisténdose al tirano emperador. Parece que el nombre de Ciriaco cuadra bien con los que podríamos llamar obispos de la resistencia, o sea, aquellos pastores que, para guiar a su rebaño, no han dudado en proclamar la verdad y la justicia contra toda opresión y tiranía. Treinta ciariacos son pocos para interceder por nosotros y darnos valentía, cuando nos conformamos con una fe cobarde, pero bastantes para ayudarnos con su ejemplo a desenmascarar leyes inhumanas. Esto es también denuncia profética: Acaso el aborto no conculca un derecho humano y divino?

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

4, lunes: Ceferino Jiménez 'El Pelé', Ciriaco, Agapito, Secundino, Mónica.

5, martes: Joviniano, Eutimio, Máximo, Amador, Martín de Finojosa.

6, miércoles: Evodio, Mariano, Juan A., María Catalina, Domingo Savio.

7, jueves: Flavia y Domitila, Domiciano, Rosa Verini.

8, viernes: Ntra. Sra. de la Salud, Victor, Acacio, Bonifacio IV.

9, sábado: Pacomio, Geroncio, Beato, María Teresa de Jesús.

10, domingo: Juan de Ávila, Dioscórides, Salongia.

Contraportada

El OSCUS, medio siglo
educando en Badajoz

La Obra Social y Cultural Sopeña - OSCUS- fue fundada como Asociación Civil por Dolores Rodríguez Sopeña en 1941 a fin de servir, desde una concepción cristiana del mundo, a la promoción de los más desvalidos de la sociedad

Las Damas Catequistas, institución a cuyo cargo esta el OSCUS, llegan a Badajoz en 1946, para trabajar en la promoción de la mujer y para contribuir a la formación integral del trabajador y su familia. Al cambiar las necesidades y la problemática social, el carisma fundacional va adaptandose a las nuevas demandas que exige la sociedad actual y, en los años 70, el Centro Sopeña construye en Badajoz, en el Polígono de la Paz, un moderno edificio para atender a las necesidades formativas de niños, adolescentes, jóvenes y adultos. En la actualidad el Centro, equipado de amplias instalaciones, con laboratorio, biblioteca, patio de recreo y deportes, gimnasio, múltiples aulas-talleres y un moderno teatro de estilo italiano, ejerce una función básica de formación basada en los principios cristianos en tres ramas específicas: promoción de la mujer, Centro de Enseñanza de Educación Infantil, Primaria y Secundaria completa y toda una rama cualificada de Formación Profesional Específica. Igualmente el Centro dispone de un programa infantil bilingüe que acoge y educa a los niños desde los tres años.

María Jesús Bodes, profesora de Lengua e Historia del colegio, ha vivido toda la evolución del OSCUS desde los primeros cursos para graduados escolares hasta la implantación de las nuevas titulaciones.

- Qué labor social se realiza desde este centro educativo del Polígono de la Paz?

- Siempre se ha atendido preferentemente la labor promocional de la mujer y del mundo del trabajo, claro está, dando respuesta a lo que la sociedad demanda en cada momento. En los primeros años de la llagada a Badajoz, en plena postguerra, las carencias culturales en el mundo del trabajo eran totales y había que empezar por lo primero: la alfabetización.

Cambios en la educación

- Y en la actualidad?

- Respondiendo a las necesidades de estos años, actualmente, ademas de las labores promocionales, se imparte Enseñanzas Primaria y Secundaria y una de las salidas a esta última, que es la Formación Profesional.

- Os costó adaptaros a estos cambios educativos?

- Más que a nosotros, a las personas del barrio. La Educación Infantil y la Primaria creo que son las grandes desconocidas de nuestro colegio en la barriada: unos porque piensan que el OSCUS es un centro privado al que hay que pagar cuando en realidad es concertado y totalmente gratuito , otros, creen que es un centro promocional y no un colegio de enseñanza reglada. Somos un colegio que imparte enseñanza, una enseñanza personalizada donde prima la tutoría y el seguimiento del alumno y donde, además de la formación intelectual, se le da al alumno una formación en valores.

- Tuvisteis menos problemas con la Formación Profesional?

- En este campo, el OSCUS, ha tenido desde el principio un prestigio reconocido. En bastantes años, hemos sido el único centro de peluquería y estética de FP1 en Badajoz. Ahora, con la reforma, todo esto se ha convertido en los llamados ciclos formativos y a los alumnos que vienen de FP se les oferta, en la actualidad, una gran variación de posibilidades de salida a la secundaria.

- Cuáles son esas salidas y como se pude acceder a ellos?

- Vamos a especificar, si un alumno ha cursado primero de administrativo, de peluquería o primero y segundo de BUP, puede acceder a segundo de FP1, donde se imparte administrativo-comercial y peluquería-estética. Otra opción, son los Ciclos Formativos de Grado Medio, donde se puede estudiar administración, comercio e imagen personal y para acceder es necesario haber cursado FP1, BUP, ESO 2 o la prueba de acceso. Para los alumnos que hayan terminado FP2, COU o Bachillerato Logse, se les oferta el Curso Formativo de Grado Superior que imparte, dentro de la rama de administración, la especialización de secretariado.

Abierto a todos

- Y si un alumno carece de titulación?

- Los que tengan desde 16 hasta 21 años, y no tengan ningún título, pueden acceder a la Iniciación Profesional para estudiar auxiliar de oficina.

- Qué duración tienen estos ciclos?

- Todos se imparten durante dos cursos y tienen una estructura general de entre 1.400 y 2.000 horas lectivas, la mayoría se imparte en el centro y algunas ya en centros de trabajos

- María Jesús, la promoción de la mujer trabajadora es, tal vez, la labor más conocidas, al menos la más numerosa, del Centro Cultural Sopeña qué ofertáis y cuantas personas asisten a los cursos?

- Más de 600 mujeres acuden a formarse a nuestro Centro y reciben toda clase de cursos desde danza, pintura,a gimnasia, etc. El OSCUS sigue manteniendo su carisma de promoción de la mujer.

El Tren de la Esperanza volverá a viajar a Lourdes

El Tren de la Esperanza volverá a ponerse en marcha el 22 de junio desde la estación de Cáceres, para llevar al Lourdes a enfermos de toda Extremadura, junto a un alto número de voluntarios y peregrinos en general. Esta peregrinación que suponen una autentica experiencia de fe, devoción mariana y solidaridad con el mundo del dolor, es presidida cada año por el obispo de Coria-Cáceres, don Ciriaco Benavente, y está organizada por la Hospitalidad Nuestra Señora de Lourdes, integrada en la Pastoral de Salud.

El año pasado participaron en la peregrinación más de setenta personas de nuestra diócesis de Mérida-Badajoz. Por su parte la diócesis de Plasencia, debido al aumento de peregrinos de sus parroquias, comenzó el año pasado sus propia peregrinación del Tren de la Esperanza a Lourdes,

Los interesados en participar como voluntarios o enfermos en la peregrinación a Lourdes pueden dirigirse al teléfono de Cáceres 927 24 41 47.


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org