Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 622. 28 de mayo de 2006

Director: Juan José Montes


Portada

Se trata de personas que murieron por su fe, nunca por causas políticas

Abierto el proceso de canonización de los mártires de la persecución religiosa entre 1936 y 1939

El pasado viernes, 26 de mayo, a las 8 de la tarde, el Arzobispo abría el proceso de canonización de los mártires de la persecución religiosa de 1936-1939 en nuestra diócesis.

El número de personas que integran esa lista, y que fueron asesinadas estrictamente por razones de fe, es de 35, de los que 29 eran sacerdotes diocesanos, 2 seminaristas diocesanos y 4 religiosos. "Estas personas entregaron su vida en favor de la fe, murieron perdonando con el nombre de Jesucristo en sus labios y no por cualquier otra causa por muy noble que fuera, exclusivamente testigos de la fe que la Iglesia ha tenido siempre", según destaca Sebastián González, Delegado Diocesano para la Causa de los Santos.

En una carta pastoral a los fieles de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz sobre este particular, el Arzobispo, don Santiago García Aracil, afirma que "a simple vista, puede parecer a algunos, que ésta es una acción innecesaria; y que, además, puede contribuir a despertar diferencias ya superadas. Sin embargo quiero manifestaros, después de haberlo pensado y consultado ampliamente desde la responsabilidad que me compete como pastor de esta Iglesia y como fautor de la unidad y no de la discordia, que tomo esta decisión con verdadero deseo de ofreceros un camino de paz y de tolerancia en el amor. Tengamos en cuenta que el amor y la justicia no pueden caminar separados si queremos construir una sociedad nueva, libre de posturas partidistas, de egoísmos, de actitudes violentas, de rencores, de miedos y de cualquier clase de agresividad".

Don Santiago afirma que "necesitamos ejemplos recientes, contemporáneos, actuales de que es posible ser fieles al Señor en medio de las dificultades" y ha pedido la ayuda de todos los fieles "para que se esclarezcan las circunstancias y se logre el discernimiento acerca del carácter de genuino martirio de quienes vamos a presentar al Santo Padre el Papa para su última decisión".


Editorial

¡Fiesta!, ¿que fiesta?

Llegadas estas fechas, días arriba o abajo, toman el protagonismo los niños y niñas que durante los últimos años se han estado preparando para recibir la primera comunión.

En nuestro mundo complejo, donde las relaciones sociales animadas por cierta o bastante capacidad adquisitiva han adquirido tanto peso, estamos corriendo el riesgo de darle la primacía a lo secundario y valorar más la celebración que lo celebrado, algo que en muchos casos hace que lo principal se diluya hasta casi desaparecer en lo secundario convirtiéndose en pura excusa o trámite obligado.

La celebración es consustancial a la persona humana en todos los tiempos y en todas las culturas, pero por definición no puede ser más importante que lo que la origina, por ello los padres cristianos, las comunidades parroquiales y los catequistas se ven obligados actualmente a realizar un esfuerzo añadido para hacer comprender a los niños el verdadero sentido que tiene acercarse a la Eucaristía por primera vez e ilusionarlos para que no sea la última, que esa es otra.

Tal vez en la preeminencia de la forma sobre el fondo, de la estética sobre el sentido profundo y verdadero, encontremos explicación al hecho de que desde concepciones laicistas y se planteen ya intentos de "suplantar" lo que los cristianos vivimos en los sacramentos. Así vemos fiestas a modo de bautizos, lo que incomprensiblemente alguien ha denominado "bautizos civiles" o fiestas juveniles que intentan simular lo que de festivo tiene la confirmación pero sin el sacramento.

Visto lo visto urge profundizar en el sentido de las cosas, sobre todo si son de Dios para evitar que se queden en cosas de los hombres, decapitadas de la profundidad vital que contienen.


Conferencia Episcopal

El valor de comunicar la verdad

Mensaje de los Obispos de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social

1 La celebración de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales fue instituida por el Concilio Vaticano II (cf. Inter mirifica, 18) para concienciar a los fieles sobre la importancia que los medios de comunicación tienen para la misión de la Iglesia y su destacada influencia en las personas y comunidades.

Constituye también una oportunidad para agradecer a los medios y a sus profesionales el servicio que prestan al libre y democrático ejercicio de la vida ciudadana, la cual no se puede construir al margen de Dios y de los valores trascendentes, por lo que a la vez les pedimos tengan en cuenta, a la hora de reflejar la realidad, estas dimensiones sin las cuales no sería completo y veraz su tratamiento informativo.

2 A eso se añade la necesidad que la propia Iglesia tiene de una adecuada información religiosa y de medios de comunicación en los que, además de mostrar de forma coherente la doctrina del Evangelio, se refleje la variada vida de la comunidad cristiana. Vaya pues por delante, igualmente nuestra gratitud y reconocimiento a cuantos hacen posible que los medios encuentren un adecuado lugar en la Iglesia, ya sea trabajando directamente en el campo de la información religiosa en prensa, radio, televisión e Internet, o bien en la pastoral de las comunicaciones sociales, especialmente en las delegaciones diocesanas de medios. Con ellos se sirve notablemente a la comunión y a la participación eclesial.

Medios para la cohesión social

3 Precisamente para fomentar el papel y la responsabilidad de los medios de comunicación como instrumentos de cohesión social, el Papa Benedicto XVI ha elegido como lema para la Jornada de las Comunicaciones Sociales de este año el de "Los medios: red de comunicación, comunión y cooperación".

Este compromiso operativo se nos muestra más urgente cuando la fragmentación y hasta la fractura van ganando terreno en la vida personal y en el marco social, dificultando la necesaria serenidad y la convivencia armónica. Por esto mismo resulta muy oportuna y provechosa la llamada del Papa cuando afirma que "los medios de comunicación deben aprovechar y ejercer las grandes oportunidades que les brinda la promoción del diálogo, el intercambio de conocimientos, la expresión de solidaridad y los vínculos de la paz. De esta manera ellos se transforman en recursos incisivos y apreciados para la construcción de la civilización del amor que toda persona anhela" (n.4).

4 Especialmente útil es esta contribución de los medios en nuestro país donde hemos de seguir trabajando por una mayor cohesión social y unidad de los ciudadanos, sabiendo que ello exige necesariamente tanto la opción por la verdad, mostrada con caridad (cf. 1Cor 13,1-3; Col. 4,6; Ef 4, 25.29), como por los valores que sustentan la dignidad de la naturaleza humana, y que tienen en Jesucristo, el Verbo Encarnado, el verdadero modelo de referencia y plenitud (cf. Concilio Vaticano II. Gaudium et spes, 22). A conseguir esto han de ayudar los medios y los comunicadores que, en virtud de su adhesión a la verdad, ejerciten serena y pacificadoramente el quehacer informativo.

5 Los avances tecnológicos facilitan una comunicación instantánea y directa que puede favorecer el bien común de la sociedad. Sin embargo, esta inmediatez de la comunicación moderna no se traduce, en muchas ocasiones, en una mayor cooperación entre los pueblos y en una más profunda comunión entre las personas. Así lo confirman la persistencia entre nosotros de grandes diferencias sociales e incluso la ausencia en la conciencia de la opinión pública de los problemas de las zonas más pobres y deprimidas del planeta. ¿Cuándo aparece, por ejemplo, África en los medios?, o ¿cuál de estos medios nos habla con profundidad y extensión de las causas que obligan a tantas personas a salir de sus países y buscar mejores condiciones de vida en Europa arriesgando sus vidas?, ¿por qué se debilita este sentido social de la comunicación, inherente a su verdadera naturaleza y en cambio se prima el puro interés económico y consumista o el entretenimiento superficial? Sencillamente porque iluminar las conciencias, formar opinión y crear pensamiento nunca es una tarea neutral.

Para que haya una comunicación verdadera en las actuales circunstancias de pensamiento único, de manipulación del lenguaje y de relativismo gnoseológico y moral, se requieren principios, valentía y decisión (cf. Benedicto XVI. Discurso a la plenaria del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales, Roma 17/3/2006). En este nuevo siglo, el periodismo se enfrenta a desafíos nunca imaginados, porque los comunicadores sociales se han convertido "en oscuro objeto del deseo" de los grupos de presión, especialmente de los gobernantes. De ahí que el periodismo necesita hoy volver a razonar sobre los principios y fundamentos del oficio, ya que una comunicación sin trampas requiere superar las cortapisas ideológicas, económicas y políticas que a veces dificultan la auténtica información. Es ineludible, por tanto, fomentar entre los periodistas y demás comunicadores la conciencia responsable de que son servidores de la verdad y promotores de la paz.

Apostar por los valores éticos

6 Para lograrlo, animamos, con respeto y humildad, a cuantos trabajan en los medios, ya sean de titularidad eclesial o civil, a un verdadero rearme ético, tomando pie de las palabras del recordado Juan Pablo II cuando invitaba a los periodistas a que concibiesen su trabajo como una tarea en cierto sentido "sagrada", ejercida con la conciencia de que "se les confían los poderosos medios de comunicación para el bien de todos, en particular para el de las capas más débiles de la sociedad... No se puede escribir o emitir sólo en función del índice de audiencia, a despecho de servicios verdaderamente formativos. Ni tampoco se puede recurrir al derecho indiscriminado de información, sin tener en cuenta los demás derechos de la persona" .

Una verdadera comunicación humana sólo es posible mediante el diálogo y el intercambio de conocimientos, a fin de construir entre todos una sociedad más justa y solidaria (cf. Juan Pablo II, Carta Apostólica El rápido desarrollo, Roma 2005, nº 11), donde la comunicación esté basada en la objetividad de las noticias, se faciliten los máximos datos de los hechos de interés público, sean respetados los diversos puntos de vista, se apoye a la familia y se defiendan los grandes valores de la dignidad de la persona humana.

7 Todo esto no es sólo obra de los periodistas, sino también del público en general. Las exigencias éticas en el campo de la comunicación no son únicamente para las entidades públicas, sino también para las empresas privadas. La conquista de una información veraz ha de ser empeño común de creyentes y no creyentes, aunque los medios confesionales ciertamente tendrían que estar en la delantera del compromiso por la verdad y en la denuncia de la falsedad, en especial, como dice Benedicto XVI, "de aquellas tendencias perniciosas que corroen el tejido de una sociedad civil y de la persona" (cf. Discurso a la plenaria del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales, Roma 17/3/2006).

8 En ese horizonte de esperanza, ofrecemos a los que trabajan en los medios nuestro apoyo y disponibilidad, a fin de que juntos podamos comunicar con valentía la verdad y construir en nuestro país una comunicación verdaderamente humana en la que, ciertamente, hay muchas más cosas que nos unen que las que nos separan.

Y como prueba de afecto y señal de amistad, os aseguramos nuestra oración y bendición,

+ Juan del Río, Obispo de Asidonia-Jerez y Presidente

+ Antonio Montero, Arzobispo emérito de Mérida-Badajoz

+ José H. Gómez, Obispo de Lugo

+ Joan Piris, Obispo de Menorca

+ Joan Carrera, Obispo auxiliar de Barcelona

+ Raúl Berzosa, Obispo auxiliar de Oviedo


Centrales

El viernes se abrió la causa de canonización de los mártires de la persecución religiosa entre 1936 y 1939

Los mártires de la persecución religiosa son modelos de perdón y referentes actuales de fe

El proceso que ahora se pone en marcha en nuestra diócesis, lo ha hecho hace tiempo en buena parte de las diócesis españolas, un proceso que ha llevado a los altares a muchos testigos de la fe. En la nuestra, tras la apertura del proceso por parte del Arzobispo, se nombra una comisión jurídica para iniciar los interrogatorios a los testigos y todo lo que conlleva el proceso; unido a ello va una comisión histórica y el postulador que es el que lleva el peso de la causa.

En una carta pastoral a la Archidiócesis de Mérida-Badajoz sobre este particular, el Arzobispo, don Santiago García Aracil, afirma que "a simple vista, puede parecer a algunos, que ésta es una acción innecesaria; y que, además, puede contribuir a despertar diferencias ya superadas. Sin embargo quiero manifestaros, después de haberlo pensado y consultado ampliamente desde la responsabilidad que me compete como pastor de esta Iglesia y como fautor de la unidad y no de la discordia, que tomo esta decisión con verdadero deseo de ofreceros un camino de paz y de tolerancia en el amor. Tengamos en cuenta que el amor y la justicia no pueden caminar separados si queremos construir una sociedad nueva, libre de posturas partidistas, de egoísmos, de actitudes violentas, de rencores, de miedos y de cualquier clase de agresividad.

El amor y la justicia nos exigen ser testigos valientes de la verdad y, al mismo tiempo, ejercitar generosa y permanentemente el perdón. No debemos ocultar una verdad auténticamente ejemplar, como es el martirio de hermanos nuestros. Y no lo celebraríamos cristianamente si, de ello, no surgiera una clara y expresa voluntad de contribuir a la reconciliación en el seno de la sociedad".

Don Santiago afirma que "necesitamos ejemplos recientes, contemporáneos, actuales de que es posible ser fieles al Señor en medio de las dificultades. Sobre todo, cuando se oyen demasiadas referencias a cualquier adversidad como si fueran poco menos que impedimentos para ser auténticos discípulos de Cristo y verdaderos apóstoles de nuestro tiempo.

Demos gracias a Dios porque nos ha regalado frutos muy selectos que nos hablan de la madurez de nuestra Iglesia".

Por otro lado, el Arzobispo ha pedido la colaboración de todos los fieles de la diócesis para poder acometer el proceso de canonización. "Quiero dirigir una llamada a cuantos podáis ofrecer datos acerca de los supuestos mártires...Es necesario emprender un serio trabajo de verificación rigurosísima para que, a través del proceso que vamos a iniciar, se esclarezcan las circunstancias y se logre el discernimiento acerca del carácter de genuino martirio de quienes vamos a presentar al Santo Padre el Papa para su última decisión...Os ruego encarecidamente que ofrezcáis con generosidad vuestra posible colaboración en esta causa tan digna y beneficiosa para la Iglesia.

Os pido, también, que elevéis oraciones al Señor, Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, para que se supere todo posible rencor en nuestra sociedad, para que seamos capaces de construir mirando al futuro y dándonos la mano, para que todos podamos gozar de una patria unida, empeñada en el verdadero progreso y capaz de mirar al pasado con misericordia y arrepentimiento, y al futuro con ilusión y esperanza".

Los santos como referentes

El sacerdote Sebastián González es el Delegado Diocesano para la Causa de los Santos. El objetivo de esta delegación viene marcado por el propio Juan Pablo II cuando nos introdujo en este milenio. Entonces afirmó: "no dudo en decir que la perspectiva en la que debe situarse el camino de la pastoral es el de la santidad. Hacer hincapié en la santidad es más que nunca una urgencia pastoral". Como trabajo de fondo está siempre encauzar, estimular, alentar, todo lo que tenga relación con la santidad en el arco iris que es esta realidad en la vida de la Iglesia; los distintos carismas, los distintos santos... sobre todo los santos de nuestra época, porque pueden servirnos de estímulo y de referencia.

Una parte importante del trabajo de esta Delegación lo está ocupando el inicio de la Causa de Canonización de los testigos de la fe en la persecución religiosa de 1936 a 1939. Preguntado sobre qué requisitos cumplen las personas que se proponen para la canonización, Sebastián González afirma que "es evidente que en aquellos momentos difíciles en España, se hicieron barbaridades desde todos los sitios. Ni que decir tiene que nosotros no tenemos ningún afán partidista en ningún sentido. Las personas que proponemos para iniciar esta causa, este proceso de canonización son aquellas que, bien constatado por testigos, entregaron su vida en favor de la fe y murieron perdonando con el nombre de Jesucristo en sus labios y no por cualquier otra causa por muy noble que fuera, exclusivamente testigos de la fe que la Iglesia ha tenido siempre".

Con nombre propio

El listado completo de los testigos de la fe, en la persecución religiosa de 1936-1939, cuyo proceso de canonización se ha abierto es el siguiente:

Sacerdotes diocesanos:

D. Tomás Carmona Gómez - D. Juan Blanco Dávila - D. José Antonio Carretero Peláez - D. Eduardo Casillas Pérez de León - D. Manuel Casimiro Morgado - D. José Castilla Fernández - D. Baltasar de la Cruz y Cruz - D. Arcángel Domínguez López - D. Rafael Fernández Díaz - D. José Luís García Cuadrado - D. Pedro Gómez Asensio - D. José Antonio Gómez-Álvarez y Blanco-Romo - D. Benito González Pozuelo - D. Marcial González Tejero - D. José Granda Galea - D. José Isaac Gañán - D. Fernando Maya León - D. Alonso Miranda Gallardo - D. Gumersindo Naharro Sánchez - D. Raimundo Nieto Bravo - D. Diego Pino Manchado - D. Juan Romero Sánchez - D. Pedro Rubio Liébana - D. Javier Santamaría Cabanillas - D. Victoriano Triviño Dávila - D. José Jaime Valentín Cuadrillero - D. José María Vázquez Díaz - D. Francisco Vera Murillo - D. Plácido Verde Verde.

Seminaristas diocesanos:

D. Francisco Arcos Arcos - D. José Antonio Díaz Montalvo.

Religiosos:

D. Lorenzo Cerdán Celiqueta - D. Constantino Garmendía Iraola - D. Víctor Sillaurren Fernández - D. Francisco Vicioso Corraliza.

 

El Papa recibió las cartas credenciales del nuevo embajador de España ante la Santa Sede

"Nacer, formar y vivir en familia" y "profesar sin obstáculos la propia fe religiosa": en estos derechos esenciales se centró el sábado Benedicto XVI al recibir las cartas credenciales del nuevo embajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez.

En sus palabras el Papa recordó las "multiseculares relaciones diplomáticas entre España y la Santa Sede" como reflejo del "vínculo constante del pueblo español con la fe católica" - algo a lo que el diplomático español también había aludido en su discurso-.

El Santo Padre subrayó que los ciudadanos del país "son también en gran medida hijos muy queridos de la Iglesia", y señaló como un "camino importante" para la "cooperación" cuanto trazan "los Acuerdos suscritos entre el Estado Español y la Santa Sede para garantizar a la Iglesia Católica el libre y público ejercicio de las actividades que le son propias y en especial las de culto, jurisdicción y magisterio".

Apuntó entonces, al describir la acción de la Iglesia, que ésta "impulsa a los creyentes a que amen la justicia y participen honestamente en la vida pública o profesional con sentido de respeto y solidaridad, para promover orgánica e institucionalmente el bien común".

Igualmente "está comprometida en la promoción y defensa de los derechos humanos, por la alta consideración que tiene de la dignidad de la persona en su integridad, en cualquier lugar o situación en que se encuentre", explicó.

Inviolabilidad de derechos

Por ello "pone todo su empeño, con los medios que le son propios, en que ninguno de esos derechos sea violado o excluido, tanto por parte de los individuos como de las instituciones", añadió.

De ahí también que la Iglesia proclame "sin reservas el derecho primordial a la vida, desde su concepción hasta su ocaso natural, el derecho a nacer, a formar y vivir en familia, sin que ésta se vea suplantada u ofuscada por otras formas o instituciones diversas", expresó Benedicto XVI.

En ese momento reconoció la "ilusión" con la que espera el V Encuentro Mundial de las Familias -que acogerá la ciudad española de Valencia- y la oportunidad que le dará "de celebrar la belleza y la fecundidad de la familia fundada en el matrimonio, su altísima vocación y su imprescindible valor social".

La Iglesia igualmente insiste -continuó- "en el derecho inalienable de las personas a profesar sin obstáculos, tanto pública como privadamente, la propia fe religiosa, así como el derecho de los padres a que sus hijos reciban una educación acorde con sus propios valores y creencias, sin discriminación o exclusión explícita o encubierta".

En este contexto Benedicto XVI expresó su satisfacción por "la gran demanda de la enseñanza de la religión católica en las escuelas públicas españolas...lo cual significa que la población reconoce la importancia de dicha asignatura para el crecimiento y formación personal y cultural de los jóvenes...Esta importancia para el desarrollo de la personalidad del alumno es el principio básico del Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre la enseñanza y asuntos culturales -advirtió al diplomático-, en el cual se establece que la enseñanza de la religión católica se impartirá en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales". Desde el inicio de su actividad hace dos años, el gobierno socialista de España ha impulsado novedades legislativas que ponen en entredicho la enseñanza de la religión en la condición pactada en el citado Acuerdo, así como la libertad en el ámbito educativo .

Familia y vida

Benedicto XVI afirmó en su discurso que en el terreno "familia y vida" el Gobierno español ha promovido cambios legales -desoyendo la voz de millones de ciudadanos- como la creación del llamado "matrimonio" entre homosexuales (y la posibilidad de adopción de menores) y el divorcio "exprés".

Por su parte, las recientes modificaciones en materia de "reproducción humana asistida" abren las puertas a una amplia manipulación ­también destrucción- de embriones humanos.

En una rueda de prensa posterior a la presentación de las cartas credenciales, Francisco Vázquez confirmó que el Papa "preguntó explícitamente si se tiene previsto realizar nuevas leyes en torno a la vida". El diplomático señaló que "Mi respuesta ha sido que no; que no habrá nuevas leyes ni sobre el aborto y nada en torno a la vida".

No dudó en describir a Benedicto XVI como "el Papa de la libertad, porque ha insistido mucho en que se respete el derecho a la libertad religiosa, la libertad de elegir la educación católica, la libertad del creyente en la vida pública".

Zenit

 

Preocupación de los obispos del Sur de España por el Estatuto de Andalucía

Al finalizar su CIV Asamblea Ordinaria, los obispos del Sur de España han hecho público un comunicado en el que expresan su preocupación por el Estatuto de Andalucía, especialmente en lo que afecta a derechos fundamentales de las personas.

Los obispos han analizado "las preocupantes consecuencias que tiene para el conjunto de la sociedad española, y especialmente la andaluza" el Estatuto de Andalucía.

Según el comunicado, "objeto particular de preocupación son aquellas cuestiones que afectan a derechos fundamentales, como el significado de la vida humana y los derechos del no nacido, el matrimonio y la familia, la libertad religiosa y la libertad de educación".

Finalmente, "los obispos subrayan que en estos momentos, de especial trascendencia social, es necesario que la sociedad tome conciencia de su protagonismo de cara al presente y al futuro de la sociedad, y de su libertad para decidir sobre su futuro".

Veritas

 

Presentado el documental "El lado oscuro del Código da Vinci"

La Universidad CEU San Pablo, ha presentado el documental "El lado Oscuro del Código da Vinci", de Goya Producciones.

Durante el documental, de 45 minutos de duración, se muestran testimonios de expertos procedentes del judaísmo y de las diversiones confesiones cristianas: protestante, ortodoxa y católica, entre los que destacan César Vidal, Luis Suárez, Amy Welborn, Elizabeth Lev y Cristina López Schlichting.

En estos testimonios se responden a diversas cuestiones planteadas por esta novela. Los expertos desentrañan así "los errores más aparatosos del Código, en especial los que afectan a Jesucristo y al pretendido papel de la Magdalena", expresan los responsables del DVD documental.

Veritas

 

Las cifras de religiosos profesos no sacerdotes y religiosas profesas han evolucionado de forma dispar por continentes

Entre 1978 y 2004 crecen en Asia y África, pero disminuyen en Europa, América y Oceanía

Más de 55 mil religiosos profesos no sacerdotes se contaron en todo el mundo en 2004; las religiosas profesas superaron la cifra de 767 mil.

Las tablas comparativas brindadas por la Santa Sede muestran la evolución global y por continentes de la vida religiosa en esos más de cinco lustros.

Se ha registrado una tendencia decreciente (a nivel planetario) en el grupo de los religiosos profesos no sacerdotes: en 1978 eran más de 75 mil, en 1988 menos de 65 mil. Supone una reducción del 27,4% al llegar 2004.

Esta disminución es común a varios continentes, excepto África y Asia, donde se observan variaciones del +48% y aproximadamente del +39% respectivamente. La variación en Europa ha sido del -46%, en América del -30% y Oceanía del -47%. La distribución mundial de la vida religiosa masculina (no ordenados presbíteros) evolucionó, de 1978 a 2004, de la siguiente forma: Asia, del 8,59% al 16,40%; África, del 6,92% al 14,16%; América, del 31,33% al 30,14%; Europa, del 48,95% al 36,24%; Oceanía, del 4,21% al 3,06%.

El análisis de la Santa Sede confirma que "también para el grupo de las religiosas profesas se observa una dinámica fuertemente decreciente con una reducción de más del 22% en el período considerado" en todo el mundo.

De 990.768 religiosas contadas a nivel global en 1978, se pasó a 767.459 veintiséis años después.

Europa, América y Oceanía vuelven a ser los continentes donde se registra el decrecimiento (-39%, -27% y -41%, respectivamente).

En cambio "el incremento ha estado decididamente sostenido" -constata la Santa Sede- en África y Asia: aproximadamente +62% y +64%, respectivamente.

Por lo tanto, la proporción de religiosas en África y Asia sobre el total mundo ha pasado aproximadamente de 13% al 27% (del 3,58% al 7,49% en el continente africano, del 9,24% al 19,64% en el asiático), mientras que su incidencia se ha reducido en Europa (del 55% al 43%) y en América (del 30% al 28%). (Zenit)


Información Diocesana

Creada por la Compañía de María, aunque con independencia jurídica

Presentada en Extremadura la ONG para el Desarrollo Fundación Internacional de Solidaridad

La ONG para el Desarrollo Fondo Internacional de Solidaridad (FISC), creada por la Compañía de María, aunque con independencia jurídica, se presentaba este miércoles en la Casa de la Iglesia de Badajoz.

Sus objetivos fundamentales son sensibilizar y educar para el desarrollo de los ciudadanos respecto a los problemas de la pobreza e impulsar la solidaridad entre los países y cooperar al desarrollo a través de la financiación y realización de actividades y proyectos.

Según Josefa Romero, Delegada de la ONG en Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía, además de trabajar en España, esta ONG desarrolla su actividad, en 12 países de 3 continentes: Europa, África y América.

En estos momentos el FISC ha asumido el proyecto "Solidaridad 400 años", que tiene como objetivo crear una plataforma educativa en Kinshas (República Democrática del Congo).

Esta ONG ha desarrollado el pasado año más de medio centenar de proyectos, la mayoría en países del tercer mundo, pero algunos también entre colectivos del cuarto mundo, dirigido a inmigrantes y a minorías gitanas. Durante el 2005 su trabajo se ha centrado en dos importantes ámbitos: la educación y el apoyo a programas de salud en África y el desarrollo de los movimientos agrícolas, formación de jóvenes, creación de microcréditos, atención a desplazados y creación de escuelas en América Latina.

En todos los proyectos que realiza el FISC existe la idea de promover la participación directa de las personas beneficiarias, para que los los proyectos respondan a necesidades reales y puedan ser gestionadas por los mismos agentes beneficiados y llevados a cabo en colaboración con organizaciones locales, ya que según José Antonio Romero, uno de los voluntarios en Extremadura, la Fundación Internacional de Solidaridad Compañía de María solamente cuenta con dos trabajadores, el resto son voluntarios.

Más información

(924) 246691/(646) 174957

e-mail: fiscand@cajamar.es

página web: http://www.fisc-ongd.org

 

El Arzobispo se sumó a la celebración del cincuenta aniversario de la ermita de San Isidro en Badajoz

El Arzobispo presidió la Eucaristía celebrada el pasado domingo en la ermita de San Isidro de Badajoz, que este año cumplía medio siglo. Para conmemorar este aniversario, la imagen del santo fue trasladada el domingo anterior en procesión a la ciudad, a la parroquia de San Andrés, donde se celebró un triduo entre el jueves y el sábado presidido por los sacerdotes Pedro Rodríguez, Sebastián González y Teodoro Agustín López. El sábado la imagen regresó de nuevo a su ermita, donde se celebró una misa a la llegada.

Valorar el campo

Don Santiago García Aracil afirmó que no siempre valoramos en su justa medida al campo, de donde sale todo, estimando que es un error pensar que la industria lo resuelve todo.

La Eucaristía dio paso a la procesión del patrón del campo por los alrededores de la ermita con la participación del Grupo de la Asociación de Coros y Danzas de Badajoz, que también había intervenido en la Misa.

La jornada de campo se prolongó hasta la tarde, con la presencia en el entorno de la emita de miles de pacenses.

 

Tras los pasos de San Pablo

Tras el éxito de la Peregrinación a Tierra Santa en noviembre pasado, la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Badajoz organiza un viaje a Turquía como continuación de aquel, con el deseo de visitar las raíces de las primeras comunidades cristianas vinculadas a San Pablo.

Del 7 al 14 de octubre, visitarán Efeso, el triángulo jónico, y las maravillas del oeste del país. De allí podrán apreciar la espiritualidad de los Padres Capadocios de los primeros siglos de la era cristiana, en un marco natural incomparable, con paisajes casi imposibles: Capadocia, en la región central. Y terminan en Estambul, antigua Bizancio, primera Constantinopla.

Desde la parroquia se pretende que este viaje sea un encuentro con Dios, y con las primeras comunidades cristianas que narra el Nuevo Testamento.

Los interesados pueden obtener más información en la parroquia (924241603) en horario de tarde o en el teléfono móvil 639523265.

 

Fallece el sacerdote diocesano don Manuel Mantrana Díaz

El pasado sábado falleció el sacerdote diocesano Manuel Mantrana Díaz.

Natural de San Benito (Ciudad Real), cursó sus estudios sacerdotales en el Seminario Diocesano de Badajoz.

Ordenado sacerdote en junio de 1947, su primer destino fue la parroquia de Lobón, donde permaneció hasta agosto de 1951. Posteriormente fue enviado a las localidades de Almendral, de 1951 a 1959, y Alburquerque, del 59 a 1962.

Fue nombrado, en mayo de 1962, capellán del entonces obispo coadjutor de la diócesis de Badajoz, Monseñor Doroteo Fernández, y secretario de Visita Pastoral hasta que, en 1964, fue nombrado Beneficiario de Gracia de la Catedral de Badajoz donde permaneció, hasta su jubilación, en 1987. En ese mismo año se le nombró Canónigo Honorario de la Catedral.

Además fue durante mucho tiempo, capellán del antiguo Hospital de la Cruz Roja de Badajoz, donde destacó siempre por su amabilidad y buen trato con los enfermos y el personal del mismo.

 

Agenda

Exposición de artesanía

El salón de actos de la parroquia San Juan de Ribera de Badajoz acoge, entre este sábado y el viernes próximo, una exposición de artesanía a beneficio de las misiones, una actividad que se ha convertido ya en tradicional.

La exposición está a cargo del grupo misionero de la parroquia en colaboración con el grupo "Misioneros en casa" y la parroquia de Oliva de la Frontera.

La muestra permanece abierta de 18,30 horas a 22,00, excepto este domingo que podrá visitarse en horario de mañana y tarde.

Triduo al Espíritu Santo

En otro orden de cosas, esta parroquia realizará un triduo al Espíritu Santo los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio a las 8 de la tarde, con vistas a la celebración de Pentecostés, el domingo 4 de junio.


Liturgia dominical

Celebramos la Ascensión del Señor

Palabra de Dios

 

Hechos de los Apóstoles 1, 1-11

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí de todo lo que Jesús fue haciendo y enseñando hasta el día en que dio instrucciones a los apóstoles, que había escogido, movido por el Espíritu Santo, y ascendió al cielo. Se les presentó después de su pasión, dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo, y apareciéndoseles durante cuarenta días, les habló del reino de Dios.Una vez que comían juntos, les recomendó: No os alejéis de Jerusalén, aguardad que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que yo os he hablado. Juan bautizó con agua, dentro de pocos días vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo. Ellos le rodearon preguntándole: Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar la soberanía de Israel? Jesús contestó: No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta los confines del mundo. Dicho esto lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndolo irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse.

 

Salmo 46, 2-3, 6-7, 8-9

R. Dios asciende entre aclamaciones;

el Señor, al son de trompetas.

O bien: Aleluya.

Pueblos todos, batid palmas,

aclamad a Dios con gritos de júbilo;

porque el Señor es sublime y terrible,

emperador de toda la tierra.

 

Carta de san Pablo a los Efesios 1, 17-23

Hermanos: Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé el espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos, y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros, los que creemos, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no sólo en este mundo, sino en el futuro. Y todo lo puso bajo sus pies y lo dio a la Iglesia como cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos.

 

Evangelio según san Marcos 16, 15-20

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo:

- Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.

Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

 

Comentario Litúrgico

Estoy con vosotros

La religiosidad popular hizo del tradicional día de la Ascensión uno de los jueves más esplendorosos del Año cristiano. Y estaba bien destacar ese día de fiesta pues es un elemento esencial del Misterio Pascual. Lo que ya no era tan correcto es considerar ese misterio de Cristo como una despedida como si Cristo hubiera abandonado a los hombres para volver al seno del Padre.

La liturgia del día se apresura -concretamente en la oración colecta- a deshacer el equívoco presentando el misterio de la Ascensión como una realidad que nos incumbe a los hombres en cuanto es parte del misterio de la salvación. Así, la Iglesia se vuelve hacia el Padre y le pide que la comunidad que celebra la Eucaristía exulte de gozo porque la Ascensión de Cristo es ya nuestra victoria.

No se queda corta la plegaria, pues explicita que la Ascensión es ya nuestra victoria en cuanto que hace posible la esperanza de toda la comunidad celebrante de que podemos esperar llegar también a donde nos ha precedido Cristo.

La certeza de la Iglesia al proclamar la Ascensión como un misterio no sólo de Cristo sino también de los hombres la fundamenta el versículo del Aleluya que cita la frase de Cristo en el momento de su despedida, según el evangelio de san Mateo: "Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" Y si no se llevó consigo a sus discípulos es porque les quedaba la tarea de pregonar la Buena Noticia a todos los pueblos y a todas las generaciones futuras.

La segunda lectura toma el versículo de un salmo que es sugerente al respecto. Dice así: "Subió a lo alto llevando cautivos y dio dones a los hombres".

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

29, lunes: Hch 19, 1-8; Jn 16, 29-33.
30, martes:Hch 20, 17-27; Jn 17, 1-11a.
31, miércoles: Rm 12, 9-16b; Lc 1,39-56.
1, jueves:Hch 22,30. 23,6-11; Jn 17, 20-26.
2, viernes: Hch 25, 13-21; Jn 21, 15-19.
3, sábado: Hch 28, 16-20.30-31; Jn 21, 20-25.
4, domingo: Hch 2,1-11; 1Co, 12, 3b-7. 12-13.Jn 20, 19-a3.

 

30 de mayo: San Isaac (+ 406)

Cristo podría decirte: "Compartí todo. Conocí la bondad y la generosidad del corazón humano. Encontré más de una vez al tentador. También conocí el abandono de los míos. Después de haberme acompañado, algunos me dejaron. Y a uno de ellos le dije: ¿...también tú quieres dejarme?"

Este joven dio un salto capital en su vida. Pasaba sus años felices como ermitaño en el desierto de Siria. Pero, ante la voz del emperador, tuvo que abandonar su soledad, su mortificación y su penitencia, para trasladarse a Constantinopla.

Nadie se podía imaginar que un ermitaño pudiese desempeñar el papel que llevó a cabo junto al emperador. Se sabe que esta metrópolis quedó sin monasterios por causa de la herejía arriana, y en aquel tiempo ­como ocurre hoy­ no se concebía una vida cultural, moral y religiosa sana sin la existencia de estos lugares santos.

Por eso, el cometido fundamental de Isaac consistió en restaurar los monasterios. Su influencia en este terreno fue muy grande. Tan es así que los monjes lo honraban como a su padre.

Era un asceta ejemplar. Pero cometió el error de ponerse en contra de san Juan Crisóstomo, arzobispo de la capital.

Arrepentido por lo que había hecho, se retiró a un monasterio, para nunca más en su vida inmiscuirse en asuntos políticos y eclesiásticos. Murió en el año 406.

http://es.catholic.net

 

Los santos de la semana

29, lunes: Restituto, Olbiano, Máximo, Ursula.
30, martes: Fernando, Gabino, Eusebio, Juan de Arco, Emelia.
31, miércoles: Visitación de la Virgen María, Petronila.
1, jueves: Justino, Amonio, Zenón, Florencio.
2, viernes: Marcelino, Pedro, Erasmo, germán, Justo.
3, sábado: Carlos Luanga, Hilario, Clotilde, Olivia.
4, domingo: Quirinio, Metrofanes, Optato.


Contraportada

José María Gil Tamayo, Director del Secretariado de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal

La Iglesia debe ejercer su derecho a estar en los medios de comunicación con su propia identidad

Los medios, red de comunicación, comunión y cooperación es el lema de la Jornada mundial de las comunicaciones sociales, que se celebra este domingo; una Jornada establecida por el Concilio Vaticano II en su Decreto "Inter mirifica".

Según el Director del Secretariado de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, sacerdote de nuestra diócesis y responsable durante varios años del Secretariado de Medios de Mérida-Badajoz, la Iglesia se plantea como retos para los próximos años la potenciación de la formación, mejorar sus propias infraestructuras informativas, incrementar se presencia en los medios propios con el apoyo de los fieles y potenciar la presencia en los medios de titularidad pública.

¿Dónde tiene su origen la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales?

En el Concilio Vaticano II, nada más y nada menos, que como dijo Juan Pablo II es el acontecimiento eclesial más importante del siglo XX y probablemente del siglo XXI.

El Concilio reflexionó sobre la Iglesia y sobre el mundo en el que vive la Iglesia, y en ese mundo juegan un papel importantísimo los medios de comunicación social, que no podían pasar desapercibidos para la comunidad cristiana.

El Concilio mandó que se celebrara esta jornada para concienciar a los fieles de la importancia de los medios, cuánto influyen en la vida de las personas de hoy en día y para que la Iglesia tome conciencia de que no solamente debe usarlos, sino integrar el propio mensaje del Evangelio, las costumbres cristianas, su visión de la vida a través de los medios de comunicación social.

Hoy los medios tienen un peso muy grande, no sólo a la hora de informar, también a la hora de crear opinión. ¿Qué papel quiere jugar la Iglesia en este terreno?

Hay dos cuestiones, por un lado la Iglesia quiere influir en el ámbito social aunque en la sociedad haya tendencias, sean gubernamentales, sean de ámbitos políticos, culturales o sociales que quieren excluir el hecho religioso del ámbito público.

Le religión no puede ser reducida a una especie de reserva india o a un reducto de la intimidad o el interior de los templos, tiene que manifestarse, eso sí, en un exquisito respeto a las conciencias de los demás, pero al mismo tiempo exigiendo su propia presencia y su carta de ciudadanía en ese foro común de debate público que influye en la manera de pensar y en el diseño de la sociedad, de las leyes, de las costumbres. Lo ha hecho la Iglesia a través de todos los siglos y nadie puede reducirla a que se quede solamente en el interior de las conciencias o de los templos.

En este sentido, los medios son el paradigma hoy del ámbito público. Lo que no está en los medios no existe, querámoslo o no esta es la sociedad que tenemos y los ciudadanos, entre ellos los católicos, tenemos que ejercer nuestro derecho a estar presentes con nuestra propia identidad, no imponiendo nada a nadie, sino convenciendo.

Por lo que se refiere a los medios de comunicación podemos hablar de medios propios y la presencia en el resto de los medios.

Yo creo que hay que huir de las disyuntivas. Las dos opciones no son excluyentes.

Por una parte la Iglesia, como grupo significativo, tiene derecho crear sus propios medios de comunicación y por otro a estar presente en el resto de los medios por dos vías. Primero dando forma en los medios en general a una presencia mediática a lo que es una presencia religiosa y cultural del cristianismo en nuestro país y segundo con presencia en los medios de titularidad pública en virtud del artículo 20.3 de la constitución, según el cual los grupos especialmente significativos tienen derecho de acceso a los medios de titularidad pública que son de todos los ciudadanos, también de los católicos. Eso está reglamentado, se está presente de una manera yo creo que satisfactoria a nivel nacional y en la comunidad autónoma se están dando los pasos para que este reconocimiento no sólo sea formal sino que se instrumentalice, se haga efectivo en la radio y la televisión autonómica de reciente creación; en esa vía se está y quiero decir que con muy buena predisposición por parte de los gobernantes autonómicos.

Después está la presencia de la Iglesia a través de los cristianos en los medios, que es distinto. Hay cristianos que por propia iniciativa, en coherencia con su fe, no dejan sus convicciones religiosas colgadas en la percha a la hora de trabajar en una redacción, en una radio o una televisión.

Redacción


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino