Iglesia en camino

 Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 347. 28 de Mayo de 2000

Director: José María Gil

Redctor Jefe: Juan José Montes

 

 


 

Portada

Los jóvenes de nuestra diócesis celebraron
su encuentro anual con marcado acento jubilar

Se celebró el pasado sábado en el santuario de la Virgen
de los Remedios, de Fregenal de la Sierra

Los jóvenes de la diócesis celebraron el sábado pasado su encuentro diocesano en el santuario de la Virgen de los Remedios, en Fregenal de la Sierra. En esta ocasión la jornada ha tenido un marcado acento Jubilar.

El medio millar de chicos y chicas que participaron en el encuentro, que tenía por lema "Peregrinos en medio de nuestro mundo", realizaron a pie los siete kilómetros que separan Fregenal de la ermita. El camino estaba sembrado de reflexiones sobre asuntos que preocupan a los jóvenes de hoy, como el alcohol, el desempleo, la falta de recursos os y la drogadicción.

A la llegada a la ermita tenía lugar la comida, una pequeña fiesta y la eucaristía, que puso fin a la jornada.

La misa estuvo presidida por el Arzobispo, que animó a los jóvenes a no perder la ilusión en su peregrinar por la vida imitando a Jesús en sus ambientes.

 


 

Editorial

Don Antonio, 20 años en la diócesis

No es frecuente personalizar en el editorial de Iglesia en camino, sin embargo esta semana tenemos motivos más que de sobra: se acaban de cumplir veinte años de la llegada de don Antonio Montero a la diócesis.

Este granadino, nacido en Churriana de la Vega el 28 de agosto de 1928, llegó a Badajoz el 24 de mayo de 1980, 21 días después de ser nombrado obispo de la diócesis.

El mes de mayo está muy ligado a la dedicación episcopal de este doctor en Teología, en Historia de la Iglesia y graduado en periodismo. También el mes de mayo de 1969 fue consagrado obispo en la Catedral de Sevilla por el cardenal Bueno Monreal.

Extensa e importante ha sido la labor desarrollada durante estas dos décadas por don Antonio en Extremadura, pero si tuviéramos que tirar de agenda para analizarlas, nos quedaríamos forzosamente con dos hechos que pasarán a la historia de la Iglesia en nuestra diócesis y en nuestra región: la celebración del Sínodo Diocesano en el año 92 y la creación de la Provincia Eclesiástica.

El Sínodo ha supuesto un esfuerzo por "poner al día" a nuestra iglesia local, subiéndonos al carro del Concilio Vaticano II y sentando las bases del que queremos que sea nuestro modelo de comunidad cristiana en las próximas décadas.

La Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz, que comprende las tres diócesis de Extremadura, se crea el 28 de Julio de 1994, y supone una unidad regional en la Iglesia extremeña. Don Antonio es nombrado entonces primer Arzobispo de la nueva Sede Metropolitana .

Iglesia en camino es también un fruto suyo, a ella ha dedicado muchos desvelos y esfuerzos derivados de su sensibilidad por los medios de comunicación.

Desde estas páginas recogemos el sentir de toda la diócesis y agradecemos y felicitamos al arzobispo por su entrega durante este tiempo. ¡Que dure!

Carta del Arzobispo

y III.- Pros y contras de la religiosidad sociológica

Transcribimos un tercero y último extracto de la conferencia de don Antonio en Huelva,
sobre las prioridades de la Iglesia en España.

La Conferencia Episcopal Española, en su LXXIV Asamblea plenaria, ha dedicado tres jornadas compartidas a un ponderado análisis de las urgencias pastorales que ésta, vertiginosamente cambiante, sociedad de la información y de la informática, le plantea, casi a gritos, a nuestra Iglesia. Han sido extraordinariamente ricas las aportaciones de las comisiones episcopales, apasionante el debate, inquietantes los problemas y arriesgados los desafíos que nos salen al encuentro, tendentes a robustecer la fe de los bautizados y a hacerla operativa en su vida personal, en su entorno familiar, en la comunidad eclesial y en el proceso humano y social en la sociedad a la que pertenecen.

Es un fenómeno común en pueblos de tradición religiosa uniforme la asimilación del elemento religioso, dentro de la herencia cultural en la que se nace. En nuestro caso, el catolicismo ha sido consustancial en nuestra cultura y ha conformado los modos de ser, de existir y de situarse en el mundo de generación en generación. En las familias de recia fe, en las escuelas de ideario y proyecto educativo conscientemente cristiano, en las parroquias de catequesis y pastoral de niños y de jóvenes bien estructuradas, con ofertas religiosas y sacramentales ricas, el cristiano resultante ha presentado un modelo evangélico y evangelizador.

Cristianismo sociológico

Pero, ¿dónde existe ahora tanta dicha? No está hoy tan a la vista que las familias y las parroquias se atengan a esos patrones; que las escuelas y las catequesis actúen convergentes y en sintonía pedagógica sobre el alma de los niños y de los adolescentes. Más bien estas instancias formativas de la persona caminan cada cual por su lado, sin que el resultado final se exprese en una fe personal, madura y adulta. Las evidencias de hoy son más bien las de un cristianismo sociológico, expresado en costumbres de religiosidad masiva y de sacramentalización ritual: bautizos, comuniones, bodas, fiestas patronales, entierros y misas de difuntos. Sin negar que ahí anida un poso de creencias, un recurso a Dios en los aprietos, unas devociones muy centradas en Vírgenes, Cristos y figuras del santoral, junto a un cierto sentido de pertenencia a la Iglesia.

De acuerdo, con que no debemos hablar con menosprecio de un catolicismo sociológico, que tiene como soporte espiritual a lo que llamamos "fe heredada". Lo cual da a nuestras creencias un arraigo antropológico, afectivo y cultural, que cuadra muy bien con la fe bíblica y con la tradición cristiana: El Dios de nuestros padres, el Dios de Abrahán y de Jacob; el Dios de David y de los profetas. Y, para nosotros, la fe transmitida amorosamente con la leche materna, la de nuestra pila de bautismo, la de nuestra primera comunión, de nuestra parroquia, nuestra escuela, nuestra boda y nuestros difuntos.

Aún siendo pobre y cuarteada, esa fe les da todavía a muchas gentes el sentido de la vida y de la muerte, del bien y del mal, de la cruz y de la gloria. Una devoción al Cristo, a la Virgen de la ermita, a los santos protectores. De la cual se derivan, se den o no se den cuenta los interesados, el modelo de familia, la conciencia de la dignidad humana, la primacía del amor. Todo un código moral derivado del Decálogo, de las Bienaventuranzas, del padrenuestro, de las Obras de misericordia y de algunas parábolas del Evangelio.

Religiosidad popular

La religiosidad popular, con sus luces y sus sombras, manifiesta todavía un extenso arraigo en todas las clase sociales, porque en el aspecto religioso, son millones las personas de clases acomodadas y hasta de cierto nivel de cultura, que se mantienen cómodamente en su fe de niños y cuya catequización es muy débil. Sobreabundan entre nosotros los hombres y mujeres, hechos y derechos, con una personalidad adulta e incluso destacada en su profesión o en su rango social, que se mantienen todavía en los moldes de una religiosidad popular, o, por mejor decir, infantil. Cuando no se la cultiva, purifica y desarrolla, le es aplicable lo de aquel refrán cubano: "El padre bodeguero, el hijo caballero, el nieto pordiosero". Lo acumulado heróicamente por el abuelo, es dilapidado alegremente por el hijo, hasta dejar al nieto en la misera. Por eso hablo de riquezas y de pobrezas.

Los pueblos que aún gozamos de una religiosidad popular abundantísima, ¿no seremos el hijo caballero, que está dilapidando alegremente un patrimonio espiritual, acumulado desde siglos? Es más que evidente que la religiosidad popular está pidiendo, casi a gritos, un discernimiento crítico, que separe el grano de la paja y el trigo de la cizaña. Porque, l que es paja y cizaña, haylas y en abundancia. La ignorancia religiosa, la escasa formación moral, la permeabilidad de la persona y de la familia a los vientos solanos del materialismo hedonista, del relativismo ético, del dualismo contradictorio entre las creencias y las conductas, va arrastrando insensiblemente a las masas de la sociedad de consumo, que mantienen exteriormente esa fisonomía religiosa, hacia un vaciamiento espiritual que amenaza convertir el cuerpo social cristiano en un cascarón vacío.

O, sin llegar a tanto, si a las tradiciones religiosas y a los hábitos culturales, no se les inyecta constantemente el jugo de una fe personal, de una experiencia religiosa auténtica, de una praxis cristiana, en la vida privada y en el comportamiento social, estamos al cabo de la calle. Y lo que es peor, si la Iglesia como tal no está sobreaviso, si pasa por todo en la digestión de ese fenómeno, el culto se reduce a cultura y deviene folklore, susceptible de manipulaciones comerciales, vanidosas y políticas; la fe se va diluyendo en sentimientos o supersticiones; la sal del Evangelio se hará insípida, y la vida cristiana un recuerdo.

Un gran desafío

Pero, partiendo para ello de nuestras luces y recursos, en bastantes países de abolengo cristiano y, desde luego en España, mucho más que en el antiguo "resto de Israel", del que hablaban los profetas del exilio, contamos con una reserva cristiana en la Iglesia establecida y en las comunidades creyentes de toda la geografía autonómica, con posibilidades reales y signos esperanzadores de una progresiva evangelización del inmenso colectivo de los no practicantes o alejados.

Estamos más en Nínive que en Babilonia. O sea, que en muchos de nuestros ambientes descristianizados no existe un rechazo formal de Dios, ni de Cristo, ni del Evangelio ni de la Iglesia. Se aprecia en muchos sitios una permeabilidad de estas personas ante el testimonio cristiano y el anuncio humilde de la fe y de la salvación en Cristo. Tengo a veces la impresión de que, a pesar de todo, y hablando en términos comerciales; sólo aplicables a la Iglesia con cierta tosquedad­ en España existe todavía, en el orden religioso, más demanda que oferta. ¿Qué pasaría si en los ambientes de campo, de barrio, de empresa, de universidad, del mundo sociopolítico, de la marginación, tuviéramos miles de agentes pastorales, no en plan de activistas ni con aire conquistador, sino de testigos sencillos de las Bienaventuranzas y de la Resurrección del Señor?

¡Ahí tenemos el gran desafío! Los cristianos, para serlo y vivirlo con autenticidad, hemos de ser testigos valientes del Evangelio, en la Iglesia y en el mundo. También para eso habremos de ser catequizados debidamente en la familia, en la parroquia y en la escuela cristiana. La mejor evangelización es la del testimonio de la vida, que puede y debe ir acompañado de la palabra humilde, de la escucha recíproca, de la paciencia y del respeto. No somos proselitistas, sino apóstoles, para lo que el arma principal es la oración. Pero sigue siendo verdad lo de San Agustín: El que salva un alma, salva la suya. Y lo de Juan Pablo II: La fe se multiplica dándola.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


 

Centrales

El Encuentro Diocesano de Jóvenes se convirtió
este año en una gran peregrinación jubilar

Medio millar de personas se congregaron en el santuario de la Virgen de los Remedios, en Fregenal

El tradicional Encuentro Diocesano de Jóvenes ha tenido este año un profundo acento jubilar. Se celebraba el pasado sábado, día 20, en el santuario de la Virgen de los Remedios, en Fregenal de la Sierra, uno de los templos jubilares diocesanos, bajo el lema "Peregrinos en medio de nuestro mundo".

La asistencia rondó el medio millar de jóvenes llegados de diversos puntos de la diócesis. A las 10 de la mañana llegaban los participantes al Paseo de la Constitución frexnense, junto a la parroquia de Santa María. Media hora después comenzaban los actos con una oración y unas palabras por parte del director del Secretariado Diocesano de Jóvenes, don Juan Román.

Siete kilómetros a pie

Los jóvenes iniciaban posteriormente la peregrinación a pie desde el pueblo hasta la ermita, siete kilómetros escalonados por diversos carteles en los que aparecían diversas frases sobre inquietudes y problemas de la juventud de hoy y dos paradas en las que se podían realizar actividades en las que los peregrinos tenían la oportunidad de compartir vivencias e inquietudes.

A la llegada a la ermita tenía lugar la comida, una pequeña fiesta y la eucaristía, que puso fin a la jornada.

La misa estuvo presidida por el Arzobispo, que animó a los jóvenes a no perder la ilusión en su peregrinar por la vida imitando a Jesús y a ser testigos de Jesús en sus ambientes, unos ambientes en los que no siempre Cristo es admirado ni imitado.

Proyección parroquial

El director del Secretariado Diocesano de Jóvenes, don Juan Román, manifestaba a 'Iglesia en camino' que esta jornada "ha tenido una preparación en las parroquia a través de un material que preparó el Secretariado en el que se invitaba a los jóvenes, a través de unos temas sencillos, a reflexionar en tono al sentido del Jubileo, a reflexionar sobre sus vidas, de lo que puede significar peregrinar en sus propias vidas y quien debe ser Cristo para ellos. Hemos querido introducir este año también una catequesis en torno a la Eucaristía".

La próxima, en Roma

Don Juan Román afirma que "estos Encuentros siempre tienen una proyección parroquial en cuanto que los jóvenes que participan en ellos vuelven a sus comunidades con más fuerza al ver que no están solos, que hay muchos otros que se encuentran en el mismo camino".

Desde este secretariado se trabaja ya en la XV Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Roma en el mes de agosto.

Desde la diócesis se realiza una labor callada en materia de juventud a lo largo del año: acompañamiento y formación de animadores parroquiales, ofrecimiento de material a las parroquias, coordinación de grupos, etcétera.

 

Obispos españoles y portugueses acuerdan colaborar
en materia de medios de comunicación

En un encuentro celebrado en Guadalupe

La Iglesia española y portuguesa estrecharán lazos de colaboración en materia de medios de comunicación social. Así lo han acordado los obispos españoles y portugueses pertenecientes a la Comisión de Medios de ambas conferencias episcopales, reunidos en Guadalupe entre el lunes y el miércoles pasado.

A grandes rasgos se acordó llevar a cabo proyectos comunes en el campo formativo y colaboración en el terreno de los audiovisuales, apoyándose en la experiencia televisiva de la comisión portuguesa, especialmente a través de la productora Logomedia.

En el encuentro se ha analizado la labor que desarrolan las dos comisiones espiscopales: planes pastorales, proyectos, estructura mediática en ambos países y presencia de la Iglesia.

A lo largo de los tres días se han intercambiado experiencias de formación cristiana en el campo de la comunicación social llevadas a cabo en la Universidad Católica de Lisboa, la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Pontificia de Salamanca y la Escuela de Comunicación Cristiana de la misma universidad, así como los cursos de verano de la Comisión Episcopal de Medios de comunicación Social.

Las dos delegaciones han acordado mantener reuniones anuales a este nivel para analizar la colaboración y establecer nuevos caminos.

A gran nivel

A la reunión asistían don Antonio Montero, el presidente de la Comisión de Medios de la Conferencia Episcopal Española, don José Sánchez, el obispo de Mallorca, don Teodoro Úbeda, el de Lugo, don José Gómez y don Eugenio Romero, obispo auxiliar de Madrid. Por parte portuguesa acudieron don Joao Alves, obispo de Coimbra, don Antonio Vitalino, obispo de Beja, don Manuel Franco da Costa, obispo emérito de la misma diócesis y don Fernando Magallaes, gerente de Radio Renacensa, emisora católica portuguesa.

Los obispos tuvieron la oportunidad de conocer el Monasterio y de celebrar en él la Eucaristía.

 

Los objetivos de la diócesis en materia de salud
pasan por la creación de grupos de visitadores

Este domingo se celebra el Día del Enfermo

Cuando hablamos de Pastoral de la Salud en la diócesis tenemos que pensar en varios aspectos. Por un lado están los capellanes de los distintos hospitales, por otro las congregaciones religiosas que viven dedicadas a los enfermos y por otro los grupos de visitadores de enfermos que trabajan en las parroquias. En el terreno de la coordinación existe un secretariado diocesano compuesto por sacerdotes, médicos, enfermeros, psicólogos, religiosas y visitadores de enfermos que, como miembros de la Iglesia insertados en el mundo de la enfermedad, tratan de evangelizar esa realidad y aliviar el sufrimiento de los que la padecen.

El Secretariado Diocesano tiene como objetivo actualmente llegar a todos los arciprestazgos y crear y potenciar los grupos de visitadores de enfermos. Además, durante al año, envían a las parroquias material formativo, folletos con diez temas para que los visitadores los traten en grupo y profundicen en sus conocimientos.

Desde el Secretariado se apunta a que les gustaría favorecer el voluntariado en enfermedades específicas, estar más atentos al mundo de los disminuidos físicos, como los sordos para lograr una mayor integración y allanar de alguna manera la evangelización de estas personas.

Relación capellán-enfermo

Los capellanes de los hospitales tienen una relación muy directa con los enfermos. Todos los días se pasan por las distintas plantas para verlos y ponerse a su disposición. Por la mañana suelen distribuir la comunión entre aquellos que lo solicitan.

Según don Santos Ramos, capellán del Hospital de Mérida, los enfermos no sólo piden ayuda espiritual, "muchos también nos exponen problemas de otro tipo para los que buscan solución o consejo".

Don Santos asegura que muchas veces no se pide la extrema unción por la familia, que piensa que el enfermo se impresiona, por lo que es el propio enfermo el que lo demanda, otras por el contrario, lo pide la familia.

Jesús no eliminó la enfermedad pero le dio otra dimensión

El Secretariado Episcopal de Pastoral de la Salud han hecho público un comunicado coincidiendo con esta jornada bajo el título "El Verbo se hizo carne" del que entresacamos algunos puntos.

Partiendo de la encarnación de Jesús, los obispos se centran en determinados momentos de la vida de Jesús. "Cargó sobre sí con nuestras dolencias" (Mt. 8,17); En la Encarnación llega a su momento culminante la "pasión" de Dios por el hombre, revelándonos de manera definitiva su amor entrañable.

"He venido para que tengan vida" (Jn 10, 10); Cristo mostró una especial solicitud hacia quienes estaban situados en la periferia de la vida, sobre quienes pesaba la exclusión o la marginación: los enfermos, los pobres, los proscritos, los pecadores. En Él encontraron la dignidad perdida, el regreso a la casa paterna, otra relación con Dios, una nueva salud, la esperanza. Él no eliminó la enfermedad ni la muerte, pero hizo posible que pudieran ser vividas como experiencias salvíficas y de plenitud. Él mismo, sacrificando su cuerpo en la cruz, mostró que la plenitud de lo humano camina de la mano del amor que se entrega, de la libertad sanada de la esclavitud.

Encarnar la salvación en el mundo de la salud y de la enfermedad. Desearíamos, pues, que la celebración del Día del Enfermo este año fuera una buena oportunidad para: Dar gracias al Dios de la vida por los enfermos atendidos y curados, por las heridas sanadas, por el bálsamo vertido, por la esperanza renacida, por el progreso de la ciencia

Lecciones de la historia

­ Reconocer deficiencias y aprender las lecciones de la historia; pedir perdón por los pecados de omisión ("pasar de largo") por las oportunidades perdidas, por los rostros no reconocidos.

- Descubrir de nuevo la raíz cristiana y la dimensión humana del servicio a la salud y a los enfermos, y del esfuerzo por promover la vida y su calidad, apostando por la difusión de una cultura que, con respecto a otras opciones, explicite su inspiración evangélica, especialmente la defensa de la dignidad humana.

­ Acometer, cada vez con más empeño, la compleja tarea de la humanización del mundo de la salud y de la enfermedad.

­ Redescubrir el mundo de la salud y de la enfermedad como un lugar privilegiado para la nueva evangelización.

­ Asumir las orientaciones y compromisos marcados por el Congreso "Iglesia y Salud". Entre otros, la participación de los seglares en la acción evangelizadora, la promoción de la pastoral de la salud en las parroquias, la profundización e iluminación de los problemas éticos y la potenciación del voluntariado. *Finalmente, en un mundo donde se experimenta a diario la decepción y el desencanto, celebrar el don saludable y hasta terapéutico de la esperanza cristiana, que permite descubrir el último sentido de la vida y de la muerte.

Por su parte, el Papa, con motivo de la VII Jornada Mundial del Enfermo, manifiesta que "En el ocaso del segundo milenio de la era cristiana, la Iglesia, mientras mira con admiración el camino realizado por la humanidad para aliviar el sufrimiento y promover la salud, se pone a la escucha de los interrogantes que surgen en el mundo de la sanidad, para definir mejor su presencia en ese ámbito y responder de modo adecuado a los urgentes desafíos del momento actual.

El Papa afirma no obstante que "En el ocaso del segundo milenio, no se puede decir que la humanidad ha hecho todo lo posible para aliviar el peso inmenso del sufrimiento que grava sobre las personas, sobre las familias y sobre toda la sociedad". Juan Pablo II manifiesta textualmente "Tengo presentes no sólo las camas de los hospitales, donde yacen tantos enfermos, sino también los sufrimientos de los prófugos, de los niños huérfanos y de las numerosas víctimas de los males sociales y de la pobreza". En su documento el Santo Padre declara que "Con el eclipse de la fe, especialmente en el mundo secularizado, se añade una ulterior y grave causa de sufrimiento: ya no se capta el sentido salvífico del dolor y el consuelo de la esperanza escatológica".

 

 


 

Noticiario diocesano

Este domingo se ofrecen en las parroquias
las 'huchas solidarias' del Itinerario Pascual

Los fondos irán a proyectos en el Tercer Mundo
y al programa de infancia de Cáritas Diocesana

Las denominadas 'huchas solidarias' distribuidas entre las cerca de nueve mil personas que vienen realizando el itinerario pascual, serán ofrecidas en la Eucaristía que se celebre en las parroquias este domingo 28 de mayo. Esos fondos ya tienen destino: la mitad irán al Tercer Mundo y la otra mitad a proyectos diocesanos con menores.

La Iglesia diocesana propuso celebrar durante la Cuaresma y el tiempo pascual un itinerario catequético, celebrativo y solidario. Este ha tenido también una dimensión espiritual, con la oración y la vida sacramental, especialmente la penitencia y la Eucaristía , y una dimensión eclesial, reforzando la pertenencia a la Iglesia y la corresponsabilidad. Comprendía, de la misma manera, un importante componente de carácter solidario porque todo el recorrido fue una llamada a la solidaridad.

Tercer Mundo y la Diócesis

Las casi nueve mil personas que han recorrido este itinerario han ido reuniendo en las denominadas "huchas solidarias" las aportaciones de las familias, que serán recogidas hoy en todas las parroquias y cuyo destino serán tres proyectos en el Tercer Mundo y un programa diocesano dirigido a un colectivo de niños y adolescentes, de cuatro a dieciséis años, que viven en contextos deprimidos y sufren situaciones de graves carencias económicas, culturales y socioafectivas.

Desde este programa se plantean como finalidades prevenir procesos de deterioro personal y social, potenciar el desarrollo integral de los niños y niñas y recuperar los barrios como espacios de vida educativos y socializadores.

Los proyectos que se subvencionarán en el Tercer Mundo son: construcción de un centro misional en Jotsholo, diócesis de Huange, en Zimbabue, donde trabajan dos misioneros de nuestra diócesis; construcción de viviendas en Chachapoyas, donde trabajan sacerdotes y religiosas Formacionistas de nuestra diócesis, y reconstrucción de 72 viviendas en suburbios de Santo Domingo, la capital de la República Dominicana, que sufrieron graves daños por el huracán Georges.

 

Las niñas de la Casa de la Providencia, de Ribera del Fresno,
viajan a Roma y son recibidas por el Papa

El pasado día 7 de mayo, tuvo lugar para la "Casa de la Providencia ", de Ribera del Fresno, dedicada a acoger a mujeres con minusvalías psíquicas, un gran acontecimiento: treinta y dos de estas residentes, y gracias a la O.N.G. "De Todo Corazón", viajaron a Roma.

Una vez allí, visitaron la ciudad y fueron recibidas personalmente por Juan Pablo II, en su audiencia de los miércoles.

Este hecho es un paso más en el camino de la integración de estas personas discapacitadas; camino que el Instituto Secular "Hogar de Nazaret" inició hace ya más de 60 años y en el que colaboran un gran número de voluntarios.

Solidaridad infantil

También en Ribera, y como una actividad más de las clases de Religión Católica los alumnos del C.P."Meléndez Valdés" de Ribera del Fresno, han realizado una cuestación "pro Etiopia".

La idea, nacida de las dos jóvenes que imparten las referidas clases de religión, ha sido secundada con ilusión y generosidad por todos los alumnos, como un "entrenamiento" en la práctica y vivencia de la solidaridad.

Lo recaudado ha sido ingresado en la cuenta que Cárítas tiene en favor de Etiopia.

 

El Seminario Metropolitano de Mérida-Badcajoz
celebró a San Atón con actos religiosos y culturales

Con motivo de la festividad de su santo patrón, san Atón, el Seminario Metropolitano ha celebrado durante estos días una serie de actos destinados a honrarlo y a promover la dimensión vocacional y festiva en la vida de los seminaristas, así como en la de sus familiares, profesores y comunidad educativa en general.

El lunes, día de san Atón, hubo una concelebración eucarística presidida por don Antonio Montero con asistencia de profesores, sacerdotes, laicos y seminaristas. A continuación el profesor don Antonio Luis Martínez, colaborador de esta revista, pronunció una conferencia, en la que hizo una bonita semblanza de la vida de don Luis Zambrano, sacerdote diocesano y fundador del Instituto Secular '"Hogar de Nazaret". Entre los asistentes hubo una nutrida representación de esta institución y personas allegadas a ella.

El domingo pasado, víspera de la festividad de san Atón, se reunieron las familias de de los seminaristas para celebrar una jornada de convivencia y el Jubileo en la Catedral, presididos por el Arzobispo. En esta celebración recibieron el sacramento de la Confirmación 14 alumnos de ESO, del Seminario Menor.

Tras compartir la comida en los jardines de la piscina del Seminario, se puso en escena la obra de teatro "Francesco", que, preparada por el sacerdote don Diego Valle durante todo el curso, va narrando la vida y conversión de Francisco de Asís.

 

Falleció don Pedro Caballero Lergo, canónigo,
a los 78 años de edad

Desarrolló su sacerdocio en torno a la Catedral,
el Seminario y el Obispado de Badajoz

Don Pedro Caballero Lergo, canónigo jubilado, ha fallecido en Badajoz a la edad de 78 años. Las exequias se celebraron en la Catedral Metropolitana el pasado día 20 y fueron presididas por el arzobispo don Antonio Montero.

Don Pedro Caballero desarrolló su vida sacerdotal en torno a la Catedral de Badajoz. Nada más fue ordenado sacerdote el 25 de junio de 1944, fue nombrado Sacristán Mayor del templo catedralicio. En 1963 monseñor Alcaraz y Alenda lo nombró Beneficiado de la Catedral y en 1982, monseñor Montero Moreno lo promovió a Canónigo.

Además, fue secretario contador del Erario Diocesano y profesor del Seminario Menor (1944), capellán del Asilo de Ancianos Desamparados de Badajoz (1965). Consiliario diocesano de Aspirantes de Acción Católica y viceconsiliario de la Juventud Masculina de Acción Católica (1950), vicedirector diocesano de la Adoración Nocturna y director espiritual de la misma (1964), consiliario de sector del movimiento matrimonial "Equipos de Nuestra Señora" (1971), Administrador General del Erario Diocesano (1974) y Ecónomo Diocesano (1984). En 1991 pasó a la situación de jubilado.

En ocasión de sus bodas de oro en el sacerdocio, celebrada en 1994, don Pedro Caballero dijo a Iglesia en camino: "He intentado a lo largo de mis 50 años en el sacerdocio ser fiel a la llamada del Señor y entregarme al servicio de su Iglesia y al bien de las almas que se me han confiado. No sé si lo he logrado plenamente; por eso pido a todos que me perdonen en todo aquello que les haya defraudado".

Y añadió: "En este año jubilar de mi sacerdocio, quiero pedirles a mi querido obispo y a todos mis hermanos del Presbiterio diocesano que rueguen por mí al Buen Pastor, para que, cuando tenga que rendirle cuentas, puedan salir de mis labios las palabras que Pemán pone en boca de Javier en la hora de su muerte: "Señor, cinco talentos me diste, yo te devuelvo otros cinco".

 


 

 

Al paso de Dios

Vive en Guadalupe

Con motivo de la celebración de los 2000 años del nacimiento de Jesús de Nazaret se ha puesto de relieve, una vez más, que la novedad de nuestra religión cristiana está, sobre todo, en que Dios busca con tenacidad y tacto al hombre, adelantándose así a cualquier movimiento nuestro hacia El.

Estos gestos de acercamiento de la iniciativa amorosa de Dios se han multiplicado a lo largo de la historia humana. Uno de esos gestos -el mejor tras la Encarnación Redentora de su Hijo- es el regalo de la presencia permanente de María en la vida de la Iglesia: junto a la cruz, Jesús le encomendó a su Madre y a Juan una relación materno filial que se prolonga hasta hoy en todas las comunidades cristianas. Del mismo modo que la Iglesia se hace vecina y vive en las casas de sus hijos y de sus hijas, la Virgen, Madre de todos los hombres, es madre de cada pueblo, de cada cultura, de cada región o de cada causa.

En Extremadura ha puesto su casa en un hermoso lugar de la serranía de las Villuercas, en la que cuida y acoge a todos los hijos que vivimos en esta región. El Santuario de Guadalupe ha sido testigo de una relación, llena de devoción y fervor, de los cristianos de esta tierra con su virgen morena. Desde la aparición de su imagen al pastor cacereño Gil Cordero (parece que incluso desde antes) se han acumulado multitud de detalles recíprocos entre la madre y los hijos y se han afianzado los lazos entre María de Guadalupe y el pueblo extremeño. Así lo ha reconocido la Iglesia, declarándola en 1907 Patrona de Extremadura, y así lo han reconocido las autoridades políticas, escogiendo el día de la fiesta de su patrona para celebrar la identidad regional.

Amadeo Rodríguez Magro

 

 

Liturgia del domingo

Celebramos el VI Domingo de Pascua

 

Palabra de Dios

Hechos de los Apóstoles 10,25-26,34-35, 44-48

Cuando iba a entrar Pedro, salió Cornelio a su encuentro y se echó a sus pies a modo de homenaje, pero Pedro lo alzó diciendo: Levántate, que soy un hombre como tú.

Pedro tomó la palabra y dijo: Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea.

Todavía estaba hablando Pedro, cuando cayó el Espíritu Santo sobre todos los que escuchaban sus palabras. Al oírlos hablar en lenguas extrañas y proclamar la grandeza de Dios, los creyentes circuncisos, que habían venido con Pedro, se sorprendieron de que el don del Espíritu Santo se derramara también sobre los gentiles.

Pedro añadió: ¿Se puede negar el agua del bautismo a los que han recibido el Espíritu Santo igual que nosotros?

Y mandó bautizarlos en el nombre de Jesucristo. Le rogaron que se quedara unos días con ellos.

Salmo 97, 1, 2-3ab, 3cd-4

R. El Señor revela a las naciones su salvación.
O bien: Aleluya

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas;
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo.


El Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel.

Carta 1ª del apóstol san Juan 3, 7-10

Queridos hermanos: Amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene; en que Dios mandó a su Hijo único, para que vivamos por medio de Él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó y nos envió a su Hijo, como víctima de propiciación por nuestros pecados.

Evangelio según san Juan 15, 9-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

- Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en el amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

29, lunes: Hch 16 11-15; Jn 15, 26-16, 4a.
30, martes: Hch 16, 22-34; Jn 16, 5-11.
31, miércoles: Hch 17, 15. 22-18, 1; Jn 16, 12-15.
1, jueves: Hch 18, 1-18; Jn 16, 16-20.
2, viernes: Hch 18, 9-18; Jn 16, 20-23a.
3, sábado: Hch 18, 23-28; Jn 16, 23b-28.
4, domingo: Hch 1, 1-11; Ef 1, 17-23; Mc 16, 15-20.

 

 

Comentario litúrgico

Vivir en el amor

El evangelio de hoy es una continuación del leído el pasado domingo que presentaba la alegoría de la vid y los sarmientos con la invitación, por parte de Cristo, de permanencia mutua de Cristo en nosotros y de nosotros en Cristo. El texto de hoy ahonda en el significado de esa doble permanencia. La clave está en la categoría del amor.

Cristo comienza hablando del amor que le une al Padre y termina hablando del amor mutuo que debe unir a sus discípulos.

Dejándonos un jirón de luz de la vida intratrinitaria, Cristo nos habla con toda sencillez del secreto eterno que esconde el amor que el Padre le tiene y que es la fuente de su eterna alegría para, inmediatamente, abrir el secreto de su propio corazón y decirles a sus discípulos: "Así os he amado yo". Esta revelación debió estremecer el alma de aquellos benditos hombres, pero las palabras de Cristo no sólo eran revelación sino también llamada y exigencia por eso continuó diciendo: "Permaneced en mi amor".

Es bueno detenernos en este punto. La predicación actual insiste con toda razón en el amor que Dios nos tiene pero, quizá en más de un caso, no completa el mensaje añadiendo que el Amor quiere ser correspondido, incluso esto puede sonar a pietismo. Pero, la verdad es que se trata de evangelio puro y así lo hemos de recibir.

Como tal es una invitación a extender la Buena Noticia del amor de Dios. Por eso, corresponder al amor de Dios no es sólo una relación afectiva hacia la Santísima Trinidad que tiene en la oración una expresión muy adecuada, sino que también implica la tarea de extender ese amor de Dios a los hermanos y así vivir en el amor.

Antonio Luis Martínez

 

 

Santoral

29 de mayo: beata Julia Ledochowska (1867-1939)

Es de todos conocido que no existe postura intelectual y política más absurda que el nacionalismo, porque todo racismo, incluso encubierto, ni puede ser intelectualmente defendible ni políticamente estable. Si la vieja Europa no estuviera corrompida de nacionalismos aldeanos, sería mucho más fecunda.

Julia es hermana de Teresa, también beatificada, y del XXVI General de la Compañía de Jesús, Wladimiro Ledochowski... hija de noble familia, no precisamente atea. Nacida en Viena, ingresa en las Ursulinas de Cracovia y es enviada a San Petersburgo, para educar a jóvenes polacas. Conseguirá fundar en Rusia y en Finlandia, hasta que en la Primera Guerra Mundial, dado su origen austriaco, es deportada a Suiza y crea en Upsala conventos y periódicos. En 1917 trabaja en Dinamarca y en 1920 funda, de nuevo en Polonia, la otra rama de Ursulinas. Murió en Roma en 1939 tras fundar treinta y cinco colegios por toda Europa.

¿Se comprende por qué el provincialismo de los "arzallus" es propio de cerebros a los que la boina, calada hasta las trancas, no los deja pensar? Las fronteras no existen, son un invento de las guerras y las "perras". Están ahí porque los ejércitos no llegaron a más o a menos y porque los ministros han de saber hasta dónde pueden robar. Los racismos, por muy encubiertos que estén, son antinaturales y anticatólicos: Ledochowska o Teresa de Calcuta ­albanesa de la India­, lo demuestran. La Iglesia o es una multinacional del amor o se la comen los piojos nacionalistas.

Manuel Amezcua

 

 

Los santos de la semana

29, lunes: Justo, Restituto, Olbiano, Máximo, Bona.
30, martes: Fernando, Gabino, Eusebio, Juana de Arco.
31, miércoles: Visitación de la Virgen María.Petronia, Herminio.
1, jueves: Justino, Amonio, Zenón, Tespecio.
2, viernes: Marcelino, Pedro, Erasmo., Germán y Justo, Eugenio I.
3, sábado: Carlos Luanga y compañeros, Hilario, Clotilde, Olivia.
4, domingo: La Ascensión del Señor. Quirino, Metrofanes, Optato.

Contraportada

La globalización interroga a la Iglesia
sobre la nueva economía y el trabajo

¿La doctrina social católica debe actualizarse?

Nueva economía, globalización, flujos financieros velocísimos y especulaciones de efectos mundiales: un nuevo panorama que interroga a la Iglesia sobre la economía y el trabajo. El modo en que la doctrina social debe afrontar el torbellino de la economía tecnológica y financiera ha sido objeto de una jornada en la Universidad Pontificia Salesiana bajo el título: "¿La Doctrina social de la Iglesia necesita actualizarse?. Nueva economía y nuevas relaciones internacionales interpelan a la enseñanza social católica".

Una doctrina, la de la Iglesia, que conoce interpretaciones distintas según las sensibilidades. Se reflexiona desde la divergencia de ideas, como las surgidas en el Congreso celebrado con motivo del Jubileo de los Trabajadores, entre el pensador Michael Novak y el ex director del Fondo Monetario Internacional, Michel Camdessus, ambos católicos: el primero defensor de la libertad de mercado, el segundo de la necesidad de proporcionar reglas a la globalización.

Para Mario Toso ­sacerdote y profesor de doctrina social y Filosofía social­ "el problema es precisamente la posibilidad de reglamentar un fenómeno que tiene extensión planetaria y respecto al cual la soberanía de cada Estado es limitada". La 'financiarización' de la economía "la lleva a estar cada vez más alejada de la economía real" y de las exigencias "de los distintos países y de las diversas categorías sociales".

Todo por la pasta

La doctrina católica invita, a la nueva economía a que, como toda actividad humana, esté "regulada por la ley moral". La tendencia, según Toso, sin embargo va en una dirección opuesta, la del beneficio por el beneficio. La ética no debe "verse como enemiga de la nueva economía, sino más bien como algo intrínseco a ésta". En la orientación de la nueva economía al servicio del hombre y de la sociedad están involucrados todos los sujetos.

Stefano Fontana, director de 'La società', revista científica organizadora de este encuentro, afirmó que "hoy la relación entre trabajo y capital debe revisarse por completo". En su opinión, la encíclica de Juan Pablo II 'Centesimus Annus', cuando habla de recursos y capital humano, ya contiene indicios de afinidad con las nuevas realidades económicas, cada día más productoras de bienes inmateriales. Un segundo punto a considerar es la estructura de la empresa, que "para la doctrina social es, ante todo, una comunidad de personas". Hoy asistimos a un fenómeno de desarticulación, descentralización, flexibilidad, descenso de las relaciones entre empleados y de la confianza entre trabajador y empresa. "El riesgo radica en olvidar las consecuencias para las personas de los flujos de capital". Y también "concentrarse en el resultado a corto plazo y verlo sólo bajo el aspecto financiero. Sobre estos puntos la doctrina social tiene que hablar más. Permanecen los principios tradicionales: prioridad del trabajo, solidaridad y subsidiariedad".

La economía es imprevisible

Los dos factores decisivos de la nueva situación son: la velocidad y la imprevisibilidad del cambio, y el derribo de las categorías de espacio y tiempo. Sobre esto reflexiona Marco Martini, presidente de la facultad de Estadística en la Estatal de Milano-Bicocca. "La imposibilidad de extender previsiones más allá de dos o tres años modifica instituciones y modelos conceptuales en los que estamos acostumbrados a pensar". La inseguridad ha sido hasta ahora "atenuada por la estabilidad de la relación con la organización productiva y con el Estado social". El problema ya no es el de la justicia distributiva, sino la introducción de la dimensión solidaria. Ésta se construye "en conocimientos y relaciones", en el "bagaje profesional" en torno al cual tiene lugar un "reparto del riesgo". Además, otra dificultad en la actualidad es que "ya no controlamos el mercado a través de los Estados", cosa que para Martini hay que hacer al nivel político.

 

Zenit

 


 

Pon la X en la casilla de la Iglesia

Declara tu compromiso

Para hacer el bien

Declaración de la renta 1999

 



Return to Camino >