Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 439. 26 de mayo de 2002

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

Día Pro Orantibus: Orar por aquellas personas que rezan por nosotros

En España hay alrededor de 13.000 religiosas de clausura y 16 son las comunidades de vida contemplativa en Mérida-Badajoz

Coincidiendo con la Solemnidad de la Santísima Trinidad, se celebra este domingo el Día "Pro Orantibus", jornada con la que se quiere acercar a todos los cristianos la importancia que tiene para la Iglesia la vida contemplativa y que oren por los que dedican su vida a orar por nosotros.

De los casi 3.600 monasterios femeninos del mundo, 911 están en España, habitados por unas 13.000 monjas, 350 novicias y 200 aspirantes. Por lo que se refiere a monasterios de monjes, en España existen 38, pertenecientes a 13 institutos monacales, con más de un millar de monjes y cerca de un centenar de novicios.

En nuestra diócesis de Mérida-Badajoz existen 16 comunidades de vida contemplativa: Clarisas Franciscanas, Concepcionistas Franciscanas, Carmelitas Descalzas y Agustinas.

El lema de esta jornada es "Fueron y permanecieron con Él".


Editorial

Una noticia de luz

Se trata de una historia personal, sin pretensiones publicitarias, sino más bien lo contrario, que tiene por protagonista a una religiosa de las Hermanas de Jesús, de la que tan siquiera se nos da el nombre, que va a ingresar, con carácter voluntario, en la cárcel de mujeres de Melilla, para hacer vida común, en las mismas circunstancias que sus compañeras, con el objeto de darles ánimo, asesoramiento y compañía, sin interferir las responsabilidades del personal penitenciario. Y, por supuesto, recibirá el mismo tratamiento que las demás reclusas.

Sabemos de la monja que es doctora en Medicina y que tampoco actuará allí en calidad de tal, sino con ánimo de vivir personalmente esa experiencia regular y, aparte del valor evangélico del gesto, experimentar un género de vida, difícil de comprender y valorar fuera de las rejas, al tiempo que conoce de cerca a mujeres de carne y hueso, seres humanos en condiciones singulares, lo que sin duda también acrecentará su comprensión y su amor al prójimo.

Jesús predica entre las obras de misericordia la de visitar al cautivo, y hay familias religiosas , como la Orden española de la Merced, llamada también Redención de Cautivos, que cultiva en sus miembros el servicio a los encarcelados y cuyos miembros a lo largo de la historia se han intercambiado por presos, padeciendo las galeras o la prisión, para que quedara en libertad un preso padre de familia o con otros compromisos humanos.

En la actualidad, la Pastoral Penitenciaria es un campo privilegiado del amor preferencial de la Iglesia por el sector dolorido de los encarcelados. Muchos voluntarios laicos, junto con capellanes de prisiones y religiosas vocacionadas para ello, colaboran en humanizar el mundo de los presos y poder abrirles después camino en la sociedad.

 


Carta del Arzobispo

Sínodo-92, memoria y profecía

1.- Bienvenidos, en el nombre del Señor Jesús, las y los hermanos que representáis en esta magna Asamblea a las comunidades e instituciones eclesiales de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz. La Asamblea se contempla a sí misma como un proceso intensivo y extensivo de comunión y de comunicación, entre los miembros más despiertos de nuestra Iglesia local.

Este encuentro de hoy y el del próximo sábado constituyen el embalse donde vierten sus aguas claras cientos de riachuelos: grupos parroquiales, comunidades consagradas, equipos diocesanos. Canalizados luego por las asambleas arciprestales y las comisiones de síntesis, ofrecen el pan resultante de moler tantos granos y amasar tantos cuencos de harina.

Las 170 propuestas presentadas a la valoración de las Asambleas finales serían, siguiendo el símil, como otros tantos panecillos tiernos para alimento de la vida cristiana y misionera del Pueblo de Dios en nuestra diócesis. Todo el proceso de octubre de 2001 a junio de 2002 componen la Asamblea diocesana a comienzos del siglo y del milenio.

2.- Venimos de lejos. La tradición cristiana emeritense, de alta significación en la España romano-visigoda y larga permanencia posterior en la Iglesia mozárabe, tendría desde el siglo XIII hasta nosotros, su implantación cristiana y eclesial en el obispado de Badajoz, colindante con la jurisdicción de las Órdenes Militares. Desde 1873, todo su territorio se incorporaría al Obispado y, desde 1994, este se convertiría en Sede metropolitana de la Provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz

Aún así, la herencia cristiana se asentó profundamente en esta tierra bajo extremeña con la misma intensidad y parecidos avatares a los de las otras Iglesias ibéricas: grandes órdenes religiosas, impresionantes expediciones misioneras, santos y santas insignes, teólogos eminentes, humanistas de renombre universal, esplendoroso patrimonio histórico-artístico y, como zenit en pleno siglo XX, un raudal de sangre martirial. Pero siempre, siempre, un pueblo recio, humilde y creyente, sumido también secularmente en la pobreza, cuando no en la explotación.

Eso somos, sin engreimiento ni encogimientos. Hombres y mujeres cristianos de nuestro tiempo, ya sin ribetes folklóricos ni crisis de identidad. Pisando seguros una tierra hermosa y abiertos a horizontes de fuera, en la Iglesia y en la sociedad. Mirando al pasado más reciente, damos hoy gracias al Señor por el Concilio Vaticano II, que oxigenó la Iglesia católica y abrió sus ventanas a los hombres de nuestro tiempo, con entrañas de misericordia y talante de servicio.

3.- La Iglesia local de Mérida-Badajoz celebra ahora con estremecida gratitud el décimo aniversario del Sínodo Pacense de 1992, que aunque fechado en ese año conclusivo discurrió durante tres completos y ocupó intensamente a más de ocho mil personas, recogiendo el sentir de más otros treinta mil y contribuyó poderosamente a la asimilación por nuestra comunidad creyente de la letra y el espíritu del Vaticano II.

El Sínodo Pacense desencadenó múltiples procesos de renovación en todo el organismo de nuestra Iglesia local y repercutió benéficamente sobre la sociedad civil, en proceso entonces ella misma de una intensa transformación socio-política y cultural.

Al Sínodo le debemos la implantación en la práctica totalidad de las parroquias de las catequesis de adultos, como experiencia cristiana de vasto alcance y, en el campo de la formación de los laicos, el fortalecimiento de la Escuela diocesana de Teología, la creación de siete Escuelas de agentes de pastoral, todavía en pleno auge y, hacia arriba, el impulso creativo del Instituto Superior de Ciencias Religiosas, cuya primera promoción de diplomados va a obtener su título a final de este curso.

En lo tocante al campo social, son hijos del Sínodo el Proyecto Vida, los Centros Hermanos y el Congreso Extremeño sobre la Pobreza; en el mundo de las comunicaciones sociales, el semanario Iglesia en camino, los programas religiosos en una veintena de emisoras radiofónicas locales y, desde el último octubre, el programa televisivo diocesano De par en par, en Telefrontera, y pronto el nuevo espacio Escuela de padres. Lo dicho no pretende ser Memoria del decenio, sino un simple muestrario del caudal de energías que, por la acción inefable e impagable del Espíritu ha soplado las velas de nuestra Iglesia local, a partir de 1992.

4.- ¿Y ahora qué? Me ahorro todo lo dicho, escrito y vivido, antes, durante y después del benéfico Jubileo del 2000, en el bimilenario del nacimiento de Cristo y de la vida de su Iglesia. Nadie como el Santo Padre Juan Pablo II en su Carta Apostólica Novo millennio Ineunte ha acertado tanto en las claves del mundo en que vivimos, en las sinergias capaces de encauzar el futuro de la Iglesia con los valores del Evangelio en dirección del Reino de Dios. Memoria, pues, enormemente agradecida hacia el pasado, pero lucidez y valentía también en la profecía del porvenir.

Duc in altum! Rema hacia alta mar, nos alerta el Pontífice descartando de cuajo cualquier talante rutinario, inmovilista o medroso ante el porvenir del mundo y de la Iglesia. No es que nos falten excusas para el aburguesamiento, la desgana o el desánimo ante un mundo tan duro de pelar, tan ajeno a las llamadas a la conversión. Nos damos cuenta de que los ismos tan gastados del positivismo, el relativismo, el escepticismo y el nihilismo se han adueñado de la cultura dominante y no están de por sí muy empeñados en llamar a los apóstoles como en las primeras comunidades paulinas.

Si intentáramos calcar en tres instantáneas otras tantas situaciones del mundo liberal-capitalista en el que nos desenvolvemos, podríamos hacerlo con sendas parábolas evangélicas: La del rico Epulón, La del viajero herido en el camino de Jericó y La del hijo pródigo, comiendo algarrobas y pesaroso de su suerte. Muchos de los satisfechos del hoy no se acuerdan, mientras lo están, ni de los pobres ni del padre Abraham; lo mismo que, ante el viajero sangrante (media humanidad hoy) pasan indiferentes los que recorren la ruta de Jericó (aunque sea por televisión); en tanto que otros muchos experimentan el hastío del hijo libertino y viven como desterrados del Dios al que sirvieron. Todos los personajes de esas parábolas, incluidos los más opulentos, son pobres de solemnidad. Todos ellos son sujetos virtuales de la misericordia de Dios, de la compasión samaritana de la Iglesia y de la nueva evangelización.

5.- Volvemos a la pregunta: ¿y qué hacer ahora? Pues, lo más claro es hacerles caso a Jesús y al sucesor de Pedro, es remar mar adentro en las olas de la historia, que más pequeña era la barquilla de Pedro de Betsaida ¡Hay de nosotros si no evangelizamos! En tu nombre, Señor, echaremos las redes. La Novo millennio Ineunte nos recuerda con meridiana claridad, pero también con garbo y con buen ánimo, que la evangelización empieza en nosotros mismos y se concreta en el redescubrimiento del rostro de Jesús resucitado encontrando en Él la luz y la energía y tomando a su persona como referente supremo de un estilo de vida que nos hará testigos fiables de su evangelio.

Se nos impulsa allí sin rodeos a la conversión y a la santidad. Se nos introduce también en el camino de la experiencia de Dios por la contemplación de sus misterios y por el acercamiento humano a los hombres que sufren, icono todos ellos del Señor crucificado. Las necesidades de los pobres, los testimonios de las personas santas, que nos rodean por los cuatro costados, y el mudo clamor de los alejados de la fe y necesitados de liberación han de ser los impulsos desencadenantes de un nuevo ardor misionero. Nuevo ardor, es la primera nota señalada por Juan Pablo II para definir, junto a los nuevos métodos y expresiones, la nueva evangelización. Pues entonces, para calentarnos por dentro, nada como una experiencia viva de Dios en todos los sentidos, porque Dios es amor. En el primer bloque de Propuestas de nuestra Asamblea aparecen excelentes maneras de cargar nuestras baterías.

6.- Y con el ardor religioso, contemplativo o místico, como lo queremos llamar, brotará el ardor misionero, émulo de las llamaradas de Pentecostés. Todos los motores, también los espirituales, se mueven con combustible, en los tiempos de San Pablo y en los nuestros. La inquietud misionera por los alejados habrá de traducirse, por supuesto, a escala humana y eclesial, en una serie de actitudes, procedimientos y compromisos, como los que se han condensado con lucidez y pisando tierra en las XXX propuestas del bloque de misión. No es bueno contraponer en esto la letra al espíritu, la contemplación a la acción, el amor a Dios al del prójimo, los métodos y organismos pastorales a la sabia teológica, espiritual y pastoral que les dan sentido.

Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre. Una Iglesia más conjuntiva que disyuntiva y, menos aún, que alternativa. En ella se funden, en Comunión fraterna, la contemplación y la misión. Desde esas claves quiero invocar sobre nuestra Asamblea la presencia de Jesús, la acción de su Espíritu y la gracia intercesora de Santa María, Madre de la Iglesia.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


Centrales

Una cuarta parte de los monasterios femeninos existentes en el mundo están en España

La diócesis de Mérida-Badajoz cuenta con 16 comunidades de vida contemplativa

Bajo el lema "Fueron y permanecieron con Él" se celebra hoy la Jornada Pro Orantibus, es decir, la jornada de la vida consagrada contemplativa, los monjes y monjas de clausura.

Esta jornada se presenta con el triple objetivo de orar a favor de los religiosos y religiosas de vida contemplativa; dar a conocer esta vocación específica dentro de la Iglesia; y desarrollar iniciativas pastorales dirigidas a promover la vida de oración en las diócesis y las parroquias.

Un tercio en España

De los casi 3.600 monasterios femeninos que existen actualmente en el mundo, una cuarta parte están en nuestro país, exactamente 911. En ellos viven alrededor de 13.000 monjas, 350 novicias y 200 aspirantes. Por lo que se refiere a los monasterios de monjes, en España existen 38, pertenecientes a 13 institutos monacales, con más de un millar de monjes y cerca de un centenar de novicios.

En la diócesis de Mérida-Badajoz existen 16 comunidades de vida contemplativa. Su distribución es la siguiente: Clarisas Franciscanas (Almendralejo, Campanario, Jerez de los Caballeros, Llerena, Montijo y dos comunidades en Badajoz capital), Concepcionistas Franciscanas (Cabeza del Buey, Fuente del Maestre, Mérida y Villanueva de la Serena), Carmelitas Descalzas (Badajoz, Fuente de Cantos, Talavera la Real) y Agustinas (Fregenal de la Sierra).

En cuanto a comunidades masculinas, no existe ninguna en la provincia de Badajoz y la única existente en la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz es la de Jerónimos de Yuste.

No es una huida del mundo

En su mensaje para esta Jornada, la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada se dice que "los claustros monásticos no se han construido para quienes quieren vivir con el Maestro un día ni algunos días aunque sean intensos, sino para  aquellos y aquellas que quieren recorrer de por vida el camino de fe en la presencia y experiencia del Verbo que habita en cada uno de los creyentes y, con Él, también el Padre y el Espíritu Santo". Es decir, que no se trata de una fuga del mundo, sino de buscar una cercanía total y permanente a Dios.

En el citado mensaje se afirma también que "la vida contemplativa monástica es ante el mundo testimonio de lo que todo cristiano ha de confesar, a saber, la fe en un Dios que vive y ante cuya presencia estamos, penetrados por su amor".

Testimonio de una monja: El día a día está tejido de la certeza de una vida eterna

Nos encontramos en el mes de mayo del año 2002. La vida es absolutamente concreta. Estoy en un Monasterio de vida contemplativa en la vieja Castilla y tengo en mi haber 36 años. Todo ello, absolutamente concreto. También el contento de mi corazón es algo concreto.

Al volver los ojos sobre mi vivir cotidiano descubro que junto a la sencilla realidad de mis actividades diarias, irrelevantes, el día a día está tejido de la certeza de una vida eterna que ya he comenzado a disfrutar.

Soy inmortal y eso da a mis ojos la capacidad de mirar la realidad de un modo profundamente positivo.

Una bienaventuranza ha sido pronunciada sobre mí: "Dichosa tú, porque has creído que la Palabra de Dios se cumple".

Esta Bendición va dando consistencia a mi vida. La edifica desde dentro al modo que la savia resucita a las hojas y vivifica los frutos. Nada queda fuera de este "buen-decir" de Dios sobre mí.

¿Qué hace que mi vida sea diferente sino la profunda conciencia de ser salvada por un amor apasionado y concreto? Sí, concretado en una existencia humana. La del Hijo de Dios sobre la tierra. Una vida de amor y dolor, de esfuerzo y descanso, de esperanzas y desvelos. Atravesada toda ella por un amor infinito capaz de salvar el universo.

La muerte de mi Dios en una cruz conmueve toda mi existencia y la Resurrección del Crucificado en la mañana del primer día de la semana lanza mi confianza más allá de los umbrales de la muerte.

Mi vida es sencilla, sin alardes. Y, sin embargo, encierra en sí la grandeza de una vida resucitada para siempre.

Todos los días vuelvo a elegir permanecer aquí, entre cuatro muros y un puñado de Hermanas, que por cierto, hacen mi vida muy feliz. Y esta elección es el reflejo concreto de la fidelidad de Dios. Mi más profundo gozo es que mi Dios utiliza mi vida para bendecir a todos los hombres que entre luces y sombras caminan hacia el Cielo. Y así, la vocación contemplativa es una Bendición; para quien la vive y para quienes viven por ella.

Cuando escucho mi propio corazón oigo en él un Grito de Victoria, incontenible, que quiere atravesar de horizonte a horizonte la tragedia de nuestras guerras, violencias, tristezas y desilusiones, incoherencias y frivolidades, obstinaciones y fraudes, injusticias y crueldades.

Es el Grito de Cristo, un grito de Triunfo: "Estoy Vivo y tengo pleno poder sobre la Muerte y el Abismo".

Es un Grito de Consuelo: "Alegraos, no temáis, estoy con vosotros".

Quiero prestar mi voz a este Grito, desde el silencio de la clausura. Porque eso es contemplación: Esperanza en la desesperanza, júbilo en la tristeza, amor que sana la herida del pecado.

¡Alegraos! ¡Cristo ha resucitado en mi vida y yo soy testigo!

Hna. Isabel, clarisa

 

La Iglesia realizó su aportación a la II Cumbre de la Unión Europea, América Latina y el Caribe

El Congreso Social se celebró en El Escorial

Representantes de la Iglesia Católica en América Latina, el Caribe y Europa celebraban la pasada semana en El Escorial un Congreso Social con vistas a la II Cumbre de los Jefes de Estado y de Gobierno que tenía lugar los días 17 y 18 de Mayo en Madrid. En este Congreso estuvo presente el Presidente del Gobierno español, José María Aznar, que escuchó las propuestas lanzadas.

En sus deliberaciones las participantes constataban que tanto en el Norte como en el Sur "estamos afectados por la creciente miseria, la violencia, el terrorismo, el tráfico de estupefacientes, la corrupción, la inestabilidad política y la debilidad de algunas democracias. Estamos preocupados por el fenómeno de la secularización y la crisis de valores en nuestra sociedad, pero nos alienta la búsqueda de espiritualidad, de sentido, de humanización y de nuevas respuestas, en los diversos campos, para esta nueva época de la humanidad".

Luces y sombras

Los asistentes constataban que entre América Latina, el Caribe y Europa existen lazos muy profundos que, con sus luces y sus sombras, "nos estimulan a mirar con sano realismo y sólida esperanza un futuro de mutua colaboración entre nuestras Iglesias y nuestros pueblos. Es preciso reconocer que Europa y Latinoamérica tienen la obligación de mirar el mundo globalizado desde dos ángulos diversos pero desde un propósito que, siendo común, identifica más de cinco siglos de diálogo, cuyos resultados son la base de la firme determinación de continuar profundizando el proceso de humanización".

Algunas conclusiones

Para los asistentes al Congreso, "el encuentro entre estos dos mundos no ha concluido. En estos días hemos querido dar un paso más reflexionando sobre los desafíos políticos, económicos y sociales más urgentes". De esa reflexión se deriva la necesidad de "dar prioridad a la dimensión social del desarrollo económico, sobre todo en la lucha contra la pobreza y en la creación de puestos de trabajo digno y de salarios justos, de combatir la corrupción pública y privada, incluyendo el lavado de dinero del narcotráfico, a través de la promoción de una ética de responsabilidad en los negocios, velar por la protección del medioambiente, cuyo deterioro afecta potencialmente a toda la humanidad, a través de instrumentos políticos y legales efectivos, adecuar las estructuras de gobierno para asumir los desafíos de la globalización incluyendo la modernización del Estado, estructuras más eficientes de integración regional y de cooperación mundial, así como el fortalecimiento de la estabilidad democrática basado en la participación ciudadana que se expresa en una sociedad civil cada vez más activa y responsable".

 

Miquel Batllori, José Luis Perales, Ramón Pi y Justino Sinova, entre los Premios ¡Bravo! 2002

Los concede anualmente la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social

El jurado de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación (CEMCS) fallaba el pasado miércoles los premios Bravo 2002.

El periodista Justino Sinova, Director del Master del Diario "El Mundo" y comentarista de este rotativo, de RNE y Telecinco, profesor de Ciencias de la Información, resultó elegido Premio Bravo de Prensa 2002.

El colaborador de RNE y Radio Intereconomía, de la Revista Época, de "ABC" y de TMT, Ramón Pi, en reconocimiento a su profesionalidad y a su identidad cristiana ha sido premiado con el Bravo de Radio.

El programa de Televisión Española "En Portada", dirigido por el periodista Fernando De Giles, y que cuenta con un excelente equipo de reporteros, en virtud de la calidad, variedad y pluralidad de sus reportajes, ha sido considerado acreedor del Premio correspon- diente de este año en el apartado de Televisión.

Cine y música

El Premio Bravo de Cine 2002 ha recaído en la crítica cinematográfica, creadora y ex-directora de la revista "Pantalla 90", Rafaela Rodríguez Raso, en reconocimiento a toda una vida de servicio a este campo de la comunicación social.

El conocido autor José Luis Perales, artista de renombre internacional, es el premiado en el apartado de Música 2002 por su trayectoria profesional y su talante personal y familiar, de claras resonancias cristianas. José Luis Perales es autor, asimismo, de destacadas canciones y adaptaciones de temas cristianos.

Premio especial y diocesano

El jesuita catalán Miquel Batllori, historiador, académico, ensayista y escritor de primer orden recibirá el Premio especial a la trayectoria de toda una vida en la comunicación social y en el mundo intelectual.

Radio Santa María de Toledo empezará este otoño su décima temporada en antena. Poco después nacía del mismo tronco común el Canal diocesano de Televisión de la archidiócesis de Toledo. El sacerdote y periodista Juan Díaz Bernardo es el creador y el director de ambas realidades. El jurado le ha concedido el premio Bravo al trabajo pastoral en Comunicación Social en las diócesis a la Radio y Televisión Diocesana de Toledo.

 

Juan Pablo II proclama cinco nuevos santos, entre ellos la primera santa del Brasil

Juan Pablo II proclamó el pasado domingo de Pentecostés a cinco nuevos santos, entre quienes se encontraba la primera santa de Brasil, Paulina del Corazón Agonizante de Jesús (1865-1942).

Los otros nuevos santos son el agustino español Alonso de Orozco (1500-1591), así como los italianos Umile da Bisignani (1582-1637), Ignazio da Santhia (1686-1770) y Benedetta Cambiaggio Frassinello (1791-1858).

Según el sucesor de Pedro, los nuevos santos "recorrieron los caminos del mundo anunciando y testimoniando a Cristo con la palabra y con la vida. Por este motivo, se han convertido en signo elocuente del perenne Pentecostés de la Iglesia".

Al final de la celebración de dos horas y media de duración, que tuvo lugar en buena parte bajo la lluvia en la plaza de San Pedro del Vaticano, el cardenal beninés Bernardin Gantin, decano del Colegio de los cardenales, tomó la palabra para felicitar al Papa por sus 82 años, cumplidos este sábado.

Juan Pablo II, con voz débil y cansada respondió confesando: "Las oraciones especiales por mi persona y por el cumplimiento del ministerio petrino que el Señor me ha confiado me han reconfortado particularmente".

ZENIT

 


Noticiario diocesano

La residencia parroquial de la tercera edad de Burguilos del Cerro pide ayuda a los vecinos

Inicia obras de remodelación para adecuarla a la normativa vigente

La Residencia Parroquial de Ancianos "Nuestra Señora del Amparo" de Burguillos del Cerro, gestionada por las Hermanas Terciarias Franciscanas del Rebaño de María, ha iniciado las obras de remodelación para adecuarla a las normativas vigentes. Estas obras incluyen la instalación de ascensores espaciosos para camillas de enfermos, construcción de cuartos de baño, cambio de estructuras eléctricas, alicatados, tabiques, sistemas antiincendios etc.

Respuesta positiva

Con un presupuesto que ronda los 30 millones de pesetas, el Consejo Pastoral Parroquial coordina todas las acciones encaminadas a recaudar fondos.

La respuesta del pueblo ha sido generosa (hasta ahora se han recaudado 60.000 euros, en torno a 10 millones de pesetas). Todos los sectores de la población burguillana, incluido el Ayuntamiento, están implicados en esta obra.

La residencia parroquial tiene unas dimensiones reducidas, cuenta con cuarenta plazas, pero desde el espíritu fraternal del bueno de Asís, es una gran familia que está dando respuestas a los problemas de soledad, invalidez e indefensión en la que se encuentran muchos ancianos.

 

Día Nacional de Caridad

El próximo domingo, coincidiendo con la solemnidad del Corpus Christi, Cáritas celebra el Día Nacional de Caridad. Desde Cáritas se asegura que "este día es una ocasión propicia para seguir animando a nuestras comunidades y a los equipos de las cáritas parroquiales para seguir desarrollando el servicio de la caridad, en sus mil expresiones".

El lema escogido para este año es "Gracias por aceptarme en la diferencia", siguiendo la línea de las diferentes campañas que para el curso 2001-2002 está haciendo Cáritas, y que se refieren a la exclusión juvenil.

Desde Cáritas se afirma que son muchos los que se sienten "diferentes": jóvenes rotos por la droga y el alcohol, jóvenes excluidos del acceso al empleo por falta de cualificación, jóvenes parejas con graves problemas en su ambiente familiar, jóvenes de etnia gitana con graves problemas de integración etc.

 

Misa en la Concatedral de Mérida por Monseñor Duarte, Arzobispo de Cali asesinado en marzo

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, presidió la pasada semana una misa en la Concatedral de Mérida por el Arzobispo colombiano Isaías Duarte Cancino, asesinado en marzo pasado en Cali.

A misa asistieron, entre otras personas, el cónsul de Colombia en Mérida, don José Blanco Miguel, que agradeció a don Antonio Montero que presidiera la eucaristía.

Monseñor Duarte Cancino era Arzobispo de Cali y fue asesinado por dos sicarios, que le dispararon en la cabeza cuando salía de la parroquia del Buen Pastor donde había presidido una celebración.

Condena de la violencia

Duarte Cancino se había distinguido, como otros obispos, sacerdotes y laicos colombianos, por sus denuncias del terror y el narcotráfico en los momentos difíciles que atraviesa el país.

Monseñor Isaías Duarte, había llegado a la sede episcopal de Cali el 19 de Agosto de 1995, en sustitución de Monseñor Pedro Rubiano Sáenz, hoy Cardenal de Bogotá, que presidió el funeral de Duarte en nombre del Santo Padre.

 

Un grupo de jóvenes de La Garrovilla peregrina a Guadalupe

En el año 1999, la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, en La Garrovilla, organizó una peregrinación a pie desde esta población al Monasterio de Guadalupe. En aquella ocasión, debido a la dureza del camino, no todos los participantes pudieron completar la marcha hasta el monasterio franciscano.

Ahora aquellos mismos que en su día no pudieron, han recorrido a pie los kilómetros que les faltaban.

En total han sido 60 personas las que han participado, 35 de las cuales han hecho andando los 17 kilómetros que hay entre Las Villuercas y Guadalupe, en esta peregrinación en honor a la Patrona de Extremadura.

 

El Teléfono de la Esperanza nombra socio de honor a don Antonio Montero

Teófilo Martín sustituye en la dirección a Manoli Rodríguez y a José Ángel García

El Teléfono de la Esperanza de Badajoz ha nombrado Socio de Honor a don Antonio Montero, que conoció y colaboró con el fundador de esta institución en España, el religioso de San Juan de Dios Fray Serafín Madrid.

La distinción se realiza cuando el Teléfono cumple 29 años en Badajoz, momento que ha sido aprovechado para abrir una nueva etapa con un cambio en la dirección. Don José Ángel García Sabina y doña Manoli Rodríguez Jiménez, que llevaban diez años al frente del Teléfono, han cedido el puesto a don Teófilo Martín Losada, hasta ahora responsable de Formación.

El Teléfono de la Esperanza pretende proporcionar de manera totalmente gratuita, anónima y especializada, un servicio permanente de ayuda de urgencia por teléfono o personalmente a cuantas personas lo soliciten en situación de conflicto grave. En Badajoz, el número de este teléfono es el (924) 22 29 40.

Desde el Teléfono de la Esperanza de Badajoz se está trabajando para crear una infraestructura en Mérida y en Cáceres.

Este servicio surgió en Sevilla en el año 1971 y llegó a Badajoz en el año 1973, después de Madrid y Valencia.

 

La comunidad de Villanueva del Fresno celebra los 25 años de su ermita de Fátima

Además se tributó un homenaje a María Ina Casanova

El arzobispo de la diócesis de Mérida-Badajoz, monseñor Montero, presidió los actos con motivo del XXV aniversario de la inauguración de la ermita de la Virgen de Fátima de Villanueva del Fresno, bendecida por el entonces obispo de Badajoz don Doroteo Fernández y Fernández.

Esta ermita, de sencilla construcción, se realizó gracias a los esfuerzos del párroco don Andrés Alonso Trejo y de la comunidad de Villanueva en aquellos momentos, y con ella se pretendía que la comunidad parroquial - de manera física- tuviera una presencia en esta barriada de Villanueva del Fresno.

También un homenaje

Durante este acto, además, se le tributó un pequeño homenaje a María Ina Casanova, quien ha permanecido estos 25 años prestando sus servicios en la barriada de Fátima, donde se enclava la Ermita.

En la eucaristía, don Antonio Montero, resaltó la trayectoria de esta mujer en estos 25 años y su labor de ayuda a los cuatro párrocos, presentes en este acto de aniversario y homenaje, que ha tenido Villanueva del Fresno en estos años, animando a los fieles de la citada barriada a que siguiesen siendo fieles al Señor.

 


Al paso de Dios

Una regla de vida

EN ocasiones cometemos el error de contraponer las opiniones, sin buscar lo que haya de integrable en ellas. Por ejemplo, si yo les digo, repitiendo las palabras de Jesús, que hay que adorar a Dios "en espíritu y en verdad", digo lo que digo, pero no estoy afirmando que sea opuesto a hacerlo respetando unas normas y atendiendo a unas pautas de conducta. En modo alguno el amor interior se debe oponer a las prácticas religiosas, aunque, efectivamente, éstas pueda estar vacías y ser meramente rituales.

Una regla de vida bien pautada debe ser la expresión exterior de nuestras actitudes interiores. ¿Cómo puedo yo mostrar mi condición de hijo de Dios? Pues con gestos que me mantengan conscientemente unido a él. ¿Cómo puedo mostrar mi intimidad con Jesucristo? Naturalmente, poniendo la impronta de los valores evangélicos en todos los asuntos que traigo entre manos, y mostrando así que soy un sarmiento unido a la vid; pero esa unidad se consolida frecuentando los gestos sacramentales que me hacen intimar con Jesús, especialmente la Eucaristía, y con otros momentos que mantengan fluida esa relación de intimidad y cercanía.

Es poniendo gestos a lo largo de la jornada ­de la mañana a la noche- como se toma conciencia y se enriquece lo que somos y tenemos habitualmente. La presencia amorosa de Dios y la intimidad con Jesús se alimenta con tiempos de oración sencilla y confiada, y esa oración se prolonga en la vida, que recoge y expresa, en todas sus situaciones, esa relación.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos la solemnidad de la Santísima Trinidad

Palabra de Dios

Éxodo 34, 4b-6. 8-9

En aquellos días, Moisés subió de madrugada al monte Sinaí, como le había mandado el Señor, llevando de la mano las dos tablas de piedra.

El Señor bajó de la nube y se quedó con él allí, y Moisés pronunció el nombre del Señor.

El Señor pasó ante él proclamando: Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia y lealtad.

Moisés al momento se inclinó y se echó por tierra. Y le dijo: ­Si he obtenido tu favor, que mi Señor vaya con nosotros, aunque este es un pueblo de cerviz dura; perdona nuestras culpas y pecados y tómanos como heredad tuya.

Salmo: Libro de Daniel 3,52-56

R. A ti gloria y alabanza por los siglos.

Bendito eres Señor, Dios de nuestros padres:
a ti gloria y alabanza por los siglos.

Bendito tu nombre santo y glorioso;
a Él gloria y alabanza por los siglos.

Bendito eres en el templo de tu santa gloria.
bendito eres sobre el trono de tu reino.

Bendito eres tú,
que, sentado sobre querubines, sondeas los abismos.

Bendito eres en la bóveda del cielo.

2ª carta de S. Pablo a los Corintios 13, 11-13

Hermanos:

Alegraos, trabajad por vuestra perfección, animaos, tened un mismo sentir y vivid en paz.

Y el Dios del amor y de la paz estará con vosotros. Saludaos mutuamente con el beso santo. Os saludan todos los fieles.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo esté siempre con vosotros.

Evangelio según san Juan 3, 16-18

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:

- Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único, para que no perezca ninguno de los que creen en Él, sino que tengan vida eterna.

Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él.

El que cree en Él no será condenado; el que no cree ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

27, lunes: 1P 1, 3-9; Mc 10, 17-27.
28, martes:
1P 1, 10-16; Mc 10, 28-31.
29, miércoles:
1P 1, 18-25; Mc 10, 32-45.
30, jueves: 1P 2, 2-5. 9-12; Mc 10, 46-52.
31, viernes:
So 3, 14-18 (o Rm 12, 9-16b); Lc 1, 39-56.
1, sábado:
Judas 17, 20-25; Mc 11, 27-33.
2, domingo: Dt 8, 2-3. 14b-16a; 1Co 10, 16-17; Jn 6, 51-58.

 

Comentario litúrgico

Tu admirable misterio

Después de las fiestas pascuales, que durante cincuenta días nos han hecho saborear la gloria de Cristo resucitado, la liturgia nos propone en este domingo celebrar la solemnidad de la Santísima Trinidad.

Como proemio y resumen de lo que conmemoramos este día, la misa nos propone una bellísima oración colecta. En ella se sintetiza lo que celebramos y se hace con un gran dinamismo: se trataba de revelar a los hombres el admirable misterio del Padre y para que los hombres lo pudiesen percibir el Padre envió la Palabra de la verdad y el Espíritu de santificación al mundo

En esa bella síntesis tenemos el camino de acceso al Padre que es Cristo en cuanto Palabra que nos descubre el rostro del Padre, pero esto sólo es posible por la acción santificadora del Espíritu Santo que, desde el bautismo, nos ha elevado a la dignidad de hermanos de Cristo y, por tanto, también de hijos del Padre.

Nos podemos preguntar: ¿cuál es el misterio admirable del Padre?. La riqueza reveladora de la Biblia nos permite arrancar de un texto antiquísimo -del Éxodo- que nos acerca a su primera manifestación hecha a Moisés a quien se le presenta con estas palabras: &laqno;Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia y piedad».

San Pablo nos trae un saludo, muy conocido por todos nosotros, que nos acerca a la versión neotestamentaria del misterio entrañable: &laqno;La gracia del Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo esté con todos vosotros.». Nos presenta el misterio trinitario y las posturas determinadas a tener respecto de cada una de las divinas personas.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

28 de mayo: san Andrés Salos (siglo V)

Un esclavo es comprado y vendido en diversas ocasiones y a distintos amos. Por fin, un funcionario imperial de Constantinopla, apercibido de sus grandes dotes, le proporciona esmerada educación y le nombra secretario.

Al pobre esclavo aquello debió de parecerle un cuento de cenicienta, corregido y aumentado, en clave de "Operación Triunfo". Pero Andrés, nuestro héroe, tiene un sueño: Cristo le invita a parecer loco, riendose de si mismo, del demonio y del mundo entero. Ni corto ni perezoso se pone a vivir como mendigo, dedicándose a la oración y exponiéndose con unos extravagantes harapos, para cantarle las cuarenta a todo ser que aliente, desde el pobre al poderoso.

Tiene un amigo llamado Epifanio, que llegará a ser arzobispo y patriarca de la capital imperial, pero Andrés, jamás utilizará esta amistad en provecho propio. Tan sólo pedirá que se instituya la fiesta de la Protección, el 1 de octubre, en honor de María como protectora de la humanidad.

En el santoral están representadas toda clase de vocaciones, incluso la de loco: sus consejos, sus experiencias místicas y su ejemplo al reirse de sí mismo y del mundo, fueron los verdaderos caminos para liberarse de la soberbia, la más esclavizante de las cadenas humanas.

Su ejemplo... ¿es una cuestión bizantina o un cuerdo modo de estar loco?

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

27, lunes: Agustín de Cantorbery; Clemente, Bárbara.
28, martes: Helicónides, Justo, Andrés S., Ubaldesca, Mª Bartolomé.
29, miércoles: Restituto, Olbiano, Máximo, Bona, Úrsula, José Gérard.
30, jueves: Fernando, Gabino, Eusebio, Juana de Arco.
31, viernes: Visitación de la Virgen. Petronia, Herminio.
1, sábado: NªSª de la Luz, Justino, Amonio y Zenón, Tespecio, Florencio.
2, domingo: Corpus Christi. Marcelino y Pedro, Erasmo, Eugenio I.

 


Contraportada

Lo que no se ve ni se conoce de nuestra Asamblea Diocesana

Hablamos con la gente que está detrás del envío de los materiales y de su diseño

La iglesia de Mérida-Badajoz se encuentra inmersa en el proceso de actualización que supone la Asamblea Diocesana. El día 25 se celebraba la primera sesión de la fase final de la Asamblea, donde se votaban las propuestas relativas al bloque de "Contemplación", propuestas que fueron enviadas en su momento por los diversos arciprestazgos y que -una vez redactadas- han sido presentadas a los asambleístas para su discusión. Todo este material es el resultado del trabajo de muchas personas, trabajo que no se ve, pero sin el cual no sería posible celebrar la Asamblea. En nuestra última de esta semana, hablamos con gente que ha trabajado en la trastienda de la Asamblea.

Don Pedro Fernández Amo es el Vicecanciller de la diócesis y es el que ha llevado el peso principal en la recogida de los datos de los participantes de esta Asamblea. Ha sido, además, el autor del diseño de los materiales que se han utilizado a lo largo de todo el proceso de la Asamblea. Por su parte, doña María Jesús García Franganillo, trabaja en el departamento de montaje y encuadernación del obispado, es decir, el área encargada de que todo llegue a su destino y llegue bien.

A ellos les preguntamos que si estas últimas semanas han experimentado un aumento en el trabajo normal. Ambos coincidieron en señalar que, efectivamente, estos días han sido de mayor trabajo, pues al trabajo ordinario -que ya de por si es mucho- se ha añadido todo lo que supone el final de la Asamblea, con el envío del Reglamento y los últimos materiales a los asambleístas.

430 inscritos

Don Pedro Fernández nos habló sobre el proceso que siguen las fichas de inscripción en esta fase final, 430 en total sobre 8.000 que se iniciaron en la fase parroquial. Cada uno de los inscritos ha recibido en sus casas no sólo el reglamento de la Asamblea, también recibieron cada uno de los dos documentos -contemplación y misión- con las propuestas enviadas desde los arciprestazgos ya sintetizadas por las comisiones nombradas al efecto, 103 para contemplación y 68 para misión, sobre las cuales los asambleístas podían proponer modificaciones o redacciones alternativas -nunca nuevas propuestas- que luego pueden defender en la propia Asamblea.

Equipos de voluntarios

Pero todo este trabajo no lo realizan sólo Pedro Fernández Y María Jesús García, detrás de ellos hay un equipo de gente. Por ejemplo, con María Jesús trabaja un grupo de personas voluntarias, normalmente entre 6 y 7, que dedican parte de su tiempo diario a 'echar una mano' en la tarea de reunir los materiales y de preparar su envío a donde sea necesario.

Por último, quisimos saber qué frutos piensan que dará la Asamblea, ellos que la viven desde una perspectiva distinta al resto de la gente. "La Asamblea, nos dicen, ya ha dado frutos, como el hecho de que durante este curso hubiera 8.000 personas que se han estado reuniendo semanalmente, escuchando la Palabra de Dios y estudiando por donde debería caminar nuestra diócesis. O el hecho de haber celebrado asambleas parroquiales y arciprestales, ya son frutos de la Asamblea".

J. C. P.

 


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino