Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Número 300.23 de mayo de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

La Iglesia necesita a los laicos para hacer presente a Jesús en la sociedad

Coincidiendo con Pentecostés se celebra
el Día del Apostolado Seglar

La Nueva Evangelización pedida por el Papa deberá ser realizada por los laicos o quedará sin hacer. Los cristianos de a pie llegan a todos los ambientes a los que los sacerdotes no pueden llegar y son ellos, como parte de la Iglesia, los responsables de anunciar el Evangelio de Jesús en esos ambientes, con su palabra y con su testimonio.

La Iglesia estima que esto es hoy ya una obligación incuestionable, por lo que este domingo de Pentecostés celebra el Día del Apostolado Seglar.

Uno de los grandes cauces para organizar y hacer efectivo el apostolado seglar en el mundo desde la Iglesia es la Acción Católica, que cuenta con un Movimiento General y una serie de Movimientos Especializados integrados por gente del trabajo, la cultura y el mundo rural. En nuestra diócesis está teniendo una gran implantación, ya que en tan solo dos años se han creado 30 grupos.

 

Editorial

¡Dale con el botellón!

Cuidado, que no decimos ¡Dale al botellón! Este comentario, que confesamos es riterativo sobre el mismo tema, o recurrente, como ahora se dice, viene a cuento esta vez por la publicación de un estudio, preparado por los alumnos, suponemos que guiados, del Instituto cacereño "El Brocense", sobre el consumo y otras circunstancias del famoso botellón finisemanal de los jóvenes que se concentran , durante las noches del viernes al sábado, en la Plaza Mayor de Cáceres.

El estudio recoge y ordena los datos recogidos en el seno de la "Movida" , de labios de los propios interesados y da a conocer que un 85 % de los jóvenes de la capital concurren fielmente al rito semanal de la litrona, de los cuales un 75 % asegura participar en un botellón por semana, en tanto que el 10 % se enrrolla en dos o más experiencias de esta índole. Más de la mitad de todos confiesan beber más de cuatro copas en la noche, en tanto que un 40 % afirma no sobrepasar ese límite. Por último, sólo un 30 % se reconocen a sí mismo como bebedor o, al menos, como consumidor de alcohol.

¡Vive y no bebas tu juventud! Es el lema de una campaña de formación y de liberación, promovido por los movimientos juveniles cristianos desde hace dos años y nos consta que la campaña al respecto está siendo bien acogida, y estudiada con interés, en grupos de chicos y chicas y en clases de Secundaria y de Bachillerato, por iniciativa de los profesores de Religión. Algo es algo.

Apoyamos todas las disposiciones legales de cualquier nivel, que tiendan a restringir la venta de alcohol a menores, o el horario de las movidas nocturnas, en favor del vecindario. Pero optamos por las vías preventivas de convicción, en la familia, en la Escuela o en el Instituto, en la Catequesis. Desde luego, desde acciones convergentes y con el mismo mensaje educativo.

 

Carta del Arzobispo

Acción Católica, ¡adelante!

La solemnidad grandiosa de Pentecostés ha sido la escogida como fiesta emblemática por la Acción Católica de España, desde sus albores fundacionales en la primera mitad del siglo que termina; y sigue siéndolo por la Conferencia Episcopal como "Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar". Lo que se busca es vivir a tope este asombroso Don del Espíritu Santo; abrir de par en par nuestros adentros a su presencia radiante; lograr que su acción todopoderosa sostenga y dinamice nuestra acción (católica aquí).

Centrarnos particularmente en el caso singular de la Acción Católica, no supone, ni por asomo, olvidarnos de tantas otras fuerzas laicales, de signo espiritual, apostólico, mariano, caritativo o social, que ponen hoy de manifiesto en el mundo entero, la rica variedad de dones y la enorme vitalidad misionera de la Iglesia católica en los umbrales del tercer milenio. En esta selva plural, con tantos dones en presencia, vuelve a encontrar su sentido originario, justifica su carácter propio, una realidad laical como la Acción Católica, cuya identidad consiste en servir a los fines generales de la Iglesia, poner el acento en el bien común del Pueblo de Dios, acogerse a una dependencia más directa de los Obispos y acentuar su pertenencia activa a las comunidades parroquiales y a la Iglesia diocesana.

Antigua, pero no vieja

No es momento de nostalgias ni de añorar las viejas glorias de la Acción Católica, que aportó a la Iglesia, desde los años treinta y hasta las mismas puertas del Concilio Vaticano II, una presencia activa de laicos y de laicas admirables, que sirvió, sin duda alguna, de referente para las reflexiones, debates y enseñanzas del Concilio, singularmente en los capítulos II (El Pueblo de Dios) y IV (Los laicos) de la Constitución sobre la Iglesia; en la casi totalidad de la constitución Gaudium et spes (La Iglesia en el mundo actual); y, con atención exclusiva a nuestro tema, en el Decreto Apostólicam actuositatem (sobre el Apostolado de los Seglares), en cuyo capítulo IV, n. 20,aborda explícitamente el Concilio el tema de la Acción Católica, con sus famosas cuatro notas distintivas.

Lean, si lo tienen a mano, el n. 20 del Decreto al que aludimos, y comprobarán con creces que lo que allí se pondera es la legitimidad, la conveniencia y la utilidad eclesial, de un sector de seglares, mujeres y varones, jóvenes y adultos, que realicen su compromiso evangélico, eclesial y apostólico, como miembros o militantes de una asociación de ese tipo, aun cuando no se acojan ni a la etiqueta ni al nombre de la Acción Católica histórica.

Las famosas cuatro notas

Las cuatro notas del Decreto conciliar, que aquí no puedo reproducir, desarrollan estos enunciados: a) Asumir el fin apostólico de la Iglesia, de evangelizar y santificar a los hombres y llevar el evangelio a todas partes. b) Responsabilizarse de la propia organización, analizar las condiciones humanas de la acción de la Iglesia y colaborar en sus programas pastorales. c) Formar un cuerpo orgánico que manifieste la unidad de la Iglesia. d) Cooperar directamente en el apostolado de la jerarquía de la Iglesia.

Siento saltarme, por exigencias del guión, todas las aclaraciones e interpretaciones que ha dado de sí este texto conciliar. Baste saber que, con posterioridad al Concilio, el Sínodo de los Obispos de 1987 ­dedicado especialmente a los laicos­ dio pie a la conocida Exhortación de Juan Pablo II Christi fideles laici, de 1988, "libro de cabecera" para el laicado católico de la última década del siglo XX. Y, para España, recogiendo, adaptando y actualizando todo lo anterior, disponemos, desde 1991, del famoso CLIM ("Cristianos Laicos en la Iglesia y en el Mundo"), documento episcopal d la Conferencia Episcopal Española, que viene siendo eje referencial y punta de lanza para los empeños renovadores de nuestros laicos y laicas comprometidos en esta franja de entresiglos.

No puedo privarles, ni siquiera en aras de la brevedad, de este párrafo de Juan Pablo II. Refiriéndose a los diversos movimientos de Acción Católica, recordados en el Sínodo del 87, dice textualmente: "Los laicos se asocian libremente de modo orgánico y estable, bajo el impulso del Espíritu Santo, en comunión con el Obispo y las sacerdotes, para poder servir con fidelidad y laboriosidad, según el modo que es propio de su vocación y con un método particular, al incremento de la Comunidad cristiana, a los proyectos pastorales y a la animación cristiana de todos los ámbitos de la vida" (CLIM, 31) ¡Chapó! Esta es la definición.

A. C. una y plural

Las grandes órdenes religiosas tienen desde la Edad Media unas "órdenes terceras" (ahora fraternidades laicales) que viven en la vida civil, antes se decía en el siglo, la espiritualidad franciscana, carmelitana, dominica, etc. Pues algo así, desposeyéndola de ribetes clericales, sería la Acción Católica: un laicado en sintonía con la pastoral y la persona del Obispo y del párroco; con la espiritualidad y la programación que derivan de la Teología y de la misión pastoral de la Iglesia local.

Otra precisión: La diócesis y la parroquia, los planes pastorales diocesanos y el bien común de la Iglesia, pueden engendrar la creencia de que eso es aplicable tan sólo a lo que llamamos Acción Católica general o parroquial, pero no a los Movimientos especializados: HOAC, JOC, JEC, JUNIOR. Me aclaro. Es cierto que estos movimientos se encarnan y actúan en sectores diferenciados de la sociedad. ­¿Dónde está aquí su unión "a la manera de un cuerpo orgánico" , expresión de la comunidad de la Iglesia, de la que habla el Concilio? Respondo ­ En la unidad de misión. Todo eso es programa eclesial, jerárquico, diocesano. No siempre estos Movimientos pueden radicar en la parroquia, pero siempre habrán de estarlo en la Iglesia diocesana. ¿Problemas? Haylos. Pero la dialéctica, asumida en la comunión, también genera creatividad y energías.

¿Por dónde vamos nosotros?

Una mirada a nuestra casa. Es sabido que, como un fenómeno más de la crisis postconciliar, la Acción Católica General y los Movimientos cayeron en picado y han perdurado, con baja intensidad, durante un cuarto de siglo, hasta el Sínodo del 87, que puede considerarse como fecha simbólica de un proceso de recuperación que, en los últimos cinco años, por obra también de la nueva evangelización de Juan Pablo II, ha ido tomando cuerpo en las diócesis de España. La nuestra, de Mérida-Badajoz, quiere ser fiel a ese soplo del Espíritu y puso en marcha, hace tres años, la Delegación diocesana de Laicos, ha remozado los Movimientos laicales preexistentes (HOAC, JOC, JEC, JUNIOR) junto a algunos Centros parroquiales de Mujeres de A.C., y ha impulsado la creación de la Acción Católica General de adultos en unas quince parroquias.

Contamos también con una veintena de grupos parroquiales juveniles (Gepejotas) dispuestos a incorporarse en bloque a la Acción Católica, en diversas acepciones. Está en marcha, a Dios gracias y a sus intrépidos propulsores, un proceso esperanzador de implantación de la Acción Católica renovada, en los ámbitos eclesiales y humanos más despiertos de nuestra geografía diocesana.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

La Acción Católica continúa afianzándose en las parroquias
de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

Este domingo se celebra el Día del Apostolado Seglar

Los laicos piden participar en la acción evangelizadora de la Iglesia, los sacerdotes no llegan a todos los ambientes y necesitan que los seglares se impliquen en función de su fe y el Papa habla de la Nueva Evangelización, que la harán los seglares o quedará por hacer. Es la Iglesia que tenemos. Por todo ello, entre otras cosas, nos propone este domingo, día de Pentecostés, una jornada especial para reflexionar sobre el apostolado seglar.

A la hora de hablar de apostolado seglar hay que pensar ineludiblemente en la Acción Católica, un gran movimiento surgido a finales del siglo pasado y que recibe, con el pontificado de Pío XI, sobre todo en los años 30, el espaldarazo de la jerarquía de la Iglesia. No obstante en los años 60-70 entra en una profunda crisis debido a la crisis general que vivió la sociedad y la Iglesia en aquellos años y a las dificultades en el diálogo entre los obispos y los laicos. Actualmente resurge con un nuevo empuje, de forma que en nuestra diócesis se han formado, en tan sólo dos años, 30 grupos.

¿Qué es la Acción Católica?

Según don Luis Romero, Delegado Diocesano para los laicos, "la Acción Católica trata de incorporar a todo el laicado a la tarea evangelizadora de la Iglesia de una forma asociada". Se pretende que los cristianos laicos vivan en el mundo con sus deberes y ocupaciones y en las condiciones ordinarias de la vida familiar y social con conciencia y actitud cristiana, integrados en la vida parroquial y evangelizando los ambientes en los que se desarrolla su actividad humana, profesional, familiar o social.

Cuatro notas

En este sentido se habla de cuatro notas propias: eclesialidad, ya que su fin es el fin propio de la Iglesia, protagonismo de los seglares, manifestado en su responsabilidad en el propio Movimiento, la organización, ya que se trata de una asociación de laicos y la comunión con la jerarquía de la Iglesia.

Dentro de la Acción Católica encontramos una división básica entre lo que es el Movimiento General y los Movimientos Especializados. En la Acción General aparece la Acción Católica General de Adultos, en la que tienen cabida todas aquellas personas que deseen integrarse en este movimiento eclesial, y el Movimiento Junior, integrado por niños. Los Movimientos Especializados acogen gente que procede de campos específicos. Dentro de la Acción Católica Especializada nos encontramos a la Juventud Estudiante Católica (JEC), los Jóvenes Obreros Cristianos (JOC), el Movimiento de Jóvenes Rurales Cristianos (MJRC), las Mujeres Trabajadoras Cristianas (MTC) y la Hermandad Obrera de acción Católica (HOAC).

Composición de la Acción Católica

Acción Católica General

· Acción Católica General de adultos. Nace de la fusión de varios grupos del Movimiento a partir de las nuevas bases que se sientan en el año 93. Está implantada en Almendral, La Parra, La Zarza, Usagre, Villagarcía de la Torre, Llerena, Esparragosa de Lares, Los Milagros (Mérida), Santo Domingo y San Roque (Badajoz).

· Movimiento Junior de Acción Católica. Un movimiento de niños con especial compromiso por los ambientes populares. Está en casi 50 diócesis españolas y a él pertenecen 4.500 educadores y más de 30.000 niños. En nuestra diócesis está implantado en las parroquias de Villagarcía de la Torre, Alburquerque, San Roque y Santa Engracia de Badajoz.

Acción Católica Especializada

· Juventud Estudiante Católica (JEC). Movimiento especializado de apostolado entre estudiantes de enseñanzas medias y universitarias. Está implantado en unas 45 diócesis españolas y cuenta con aproximadamente unos 11.000 estudiantes entre militantes y asociados. En nuestra diócesis tienen su sede en la parroquia de S. José de Badajoz y en la Asunción de Villanueva de la Serena.

· Jóvenes Obreros Cristianos (JOC). Fue fundado en Bélgica en 1925 por Joseph Cardijn. Está encarnado este movimiento en la vida y problemas de los jóvenes trabajadores. Está implantado en unas 40 diócesis y cuenta actualmente con varios miles de personas que ya son militantes o están en iniciación. Existen grupos en la parroquia Jesús Obrero de Badajoz y en Los Milagros de Mérida.

· Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC). Movimiento de militantes obreros que tienen como objetivo la evangelización del mundo del trabajo. Está implantado en más de 40 diócesis y cuenta con unos 1.600 militantes, un millar en iniciación y en grupos de acción unos 5.000. En nuestra archidiócesis de Mérida- Badajoz tiene implantación en la parroquia de Santa Engracia (Badajoz) y San José (Almendralejo).

· Movimiento Rural Cristiano (MRC). Está organizado en dos sectores (jóvenes y adultos) y pretende llevar el compromiso cristiano al mundo de los trabajadores del campo, al medio rural. Cuenta con casi 2.000 militantes y unos 2.500 más en iniciación. Tiene grupos en Zahinos.

· Mujeres Trabajadoras Cristianas (MTC). Antes HOACF. Cuenta en España con unas 600 personas. Tene implantación en Almendralejo.

 

La Iglesia se ofrece para cooperar con el Parlamento Europeo que salga elegido

La Comisión de Obispos de la Comunidad Europea
hace un llamamiento ante las elecciones

Del 10 al 13 de junio de 1999, los ciudadanos de los quince Estados miembros de la Unión Europea serán llamados de nuevo a las urnas para elegir a sus diputados en el Parlamento Europeo.

Los Obispos de la Comisión de Episcopados de la Comunidad Europea, delegados por las conferencias episcopales de los países miembros para contribuir con nuestras reflexiones a la construcción europea, invitamos a todos los ciudadanos a tomar conciencia de la importancia que tienen la apuesta europea y el hecho de ir a votar.

El Parlamento europeo se ha convertido en una instancia importante de la vida política europea. El ciudadano que participa en las elecciones disfruta de una oportunidad única de colaborar personalmente en la construcción europea. Además, la elección de un Parlamento Europeo se traduce en un gesto de solidaridad con respecto a los esfuerzos democráticos de Europa Central y del Este.

En un mundo cada vez más interdependiente, la Unión Europea ha querido ser un ejemplo único de cooperación internacional. Esta integración europea ha demostrado su valor y ha probado sus capacidades. Para realizar sus objetivos, la Unión Europea debe ser percibida por sus ciudadanos en la plenitud de sus potencialidades políticas y no únicamente como una excelente organización de naturaleza técnica. Además, conviene tener en cuenta que Europa está buscando un nuevo aliento. En vísperas de proceder a una nueva ampliación, la Unión Europea deberá convocar otra conferencia intergubernamental que hará que sus instituciones sean más eficaces y más transparentes.

Voto y conciencia

Nosotros consideramos que el compromiso de cada cristiano en favor de los valores humanos profundizados por el Evangelio, como el respeto a la vida y a la dignidad humana, nos conduce a ejercer nuestro derecho de voto para que el cristiano continúe aportando su contribución particular al proyecto europeo.

Estas elecciones alcanzan un especial relieve en el contexto actual de la terrible guerra que envuelve a Kosovo y Serbia. Mediante su participación en el voto, cada uno refuerza la legitimidad del Parlamento Europeo y la autoridad de la Unión Europea, permitiéndoles también una contribución más eficaz a la búsqueda de una solución pacífica. En este contexto, nosotros deseamos apelar a la Declaración que hicimos pública el 11 de marzo pasado "Verdad, memoria y solidaridad: claves de la paz y de la reconciliación".

Influencia política europea

La Unión Europea se desarrolla y ejerce una influencia creciente sobre la vida cotidiana de todos los habitantes de los Estados miembros. Mediante la cooperación económica en un mercado único, la política comercial común y la moneda única, la Unión Europea contribuye a la estabilidad, a la prosperidad y a la paz en Europa. En función del principio de subsidiariedad, participada en los esfuerzos para reducir el paro y la exclusión.

La Unión Europea se presenta como un factor de concordia y promotor de solidaridad. Se siente cada vez más próxima a los ciudadanos. Por eso mismo, aunque el Parlamento Europeo tiene competencias distintas de las que corresponden a un parlamento nacional, el Tratado de Maastrich de 1992 le ha concedido ya un poder de codecisión.

Esas competencias se han acrecentado con la entrada en vigor del Tratado de Amsterdam firmado en 1997. Desde ese momento, los diputados europeos participan en igualdad en un gran número de reglamentaciones del Consejo de Ministros, principalmente en materia de mercado interior, de sanidad, protección de los consumidores, así como en el campo de las políticas de medio ambiente, de transportes y de desarrollo. También disponen de competencias en el ámbito de lo social. Además, si se presenta el caso, los diputados europeos podrán adoptar junto con los gobiernos decisiones en materia de condiciones del trabajo, de formación y de consulta a los trabajadores, de igualdad de oportunidades sobre el puesto de trabajo y de inserción profesional de los grupos desfavorecidos.

Este desarrollo ilustra la importancia del impacto europeo sobre la vida de las personas y de las familias., Por otra parte, los ámbitos de la actividad de las instituciones europeas aparecen cada vez más ligados a los grandes y delicados problemas de los derechos humanos, de la protección y de la promoción de la vida y de la protección de la familia fundada sobre el matrimonio.

Al cumplir su deber de ciudadano, cada uno realiza un acto de importancia política concreta y toma también en sus manos su propio destino. La participación en las elecciones europeas dignifica mucho más que un gesto puramente simbólico o que un indicador de popularidad para los gobiernos nacionales.

Los obispos de la Comece, en nombre de la Iglesia implicada en la sociedad deseamos establecer vínculos de comunicación y de colaboración con los nuevos miembros del Parlamento.

Los futuros diputados europeos deberán ejercer también sus responsabilidades, lejos de las contingencias de la pura técnica política., Deberán aportar todo lo que pueda favorecer la cercanía de los ciudadanos. Deberán ser sensibles a las responsabilidades de Europa ante el resto del mundo; deberán permitir, en fin, una ampliación de la Unión Europea a la par que se profundiza en los ideales comunitarios. Queremos cooperar con ellos en la construcción de una sociedad cada día más justa para preservar la dignidad humana en todos los campos, principalmente en el recuso a las nuevas tecnologías y en la adopción de una política sanitaria. En materia social, participamos en la búsqueda de soluciones para combatir el paro y la exclusión y luchamos para eliminar el racismo y la xenofobia.

La credibilidad del futuro Parlamento Europeo estará en función de la autoridad moral y la competencia de sus miembros.

Comisión de Episcopados de la Comunidad Europea

 

 

Noticiario diocesano

Los centros de transeúntes de Mérida
y Badajoz acogieron a más de 700 personas el último año

I aniversario del Centro Padre Cristóbal de Mérida
y IV del Centro Hermano de Badajoz

El Programa Diocesano de los Sin techo celebra, durante este mes, el aniversario de dos de sus proyectos más punteros: el Centro Padre Cristóbal, en Mérida y el Centro Hermano, en Badajoz, ambos dedicados a la atención de los transeúntes y sin techo en nuestra región. Para el Centro de Mérida es este su primer aniversario, celebrado el pasado día 18, mientras que para el Centro Hermano es ya su cuarto aniversario, que se celebrará el próximo día 25.

4.000 personas en 4 años

Son más de 4000 las personas que han sido acogidos en estos Centros desde su puesta en marcha. El 'Padre Cristóbal', a pesar de su corta andadura, lleva 273 acogidos, mientras que en Badajoz son casi 3600, en los cuatro años.

Los dos centros acogen inmigrantes, ex reclusos, alcohólicos, toxicómanos, enfermos mentales, minusválidos psíquicos y físicos, prostitutas, maltratados, personas en situación de emergencia y jóvenes tutelados por la Junta.

Para llevar a cabo esta labor es imprescindible la labor de sus trabajadores, pero también hay que tener en cuenta la aportación de los noventa voluntarios que tienen ambos centros.

Su mantenimiento se consigue gracias a la aportación de la Junta, en torno a un 70%, los respectivos ayuntamientos y las donaciones de particulares e instituciones como Cáritas Diocesana o la Caja Rural de Extremadura, que en el caso de Badajoz, se encarga de sufragar los costes de las medicinas.

Aumentan los sin techo

La tarea de estos Centros se encamina a la atención global al transeúnte y sin techo, impulsando procesos de autonomía y recuperación de la persona, luchando por que adquieran los derechos fundamentales que les corresponden. Sin embargo, el evidente aumento de este colectivo, tiñe estas celebraciones de una llamada a la solidaridad con los más desfavorecidos. Tanto a nivel individual como colectivo, se invita a ayudar y compartir con los que menos tienen. Sin vivienda, sin trabajo, sin familia, con enfermedades y adicciones, los sin techo son los más pobres entre los pobres, los "sin voz".

 

Un simposio y una exposición recuerdan el IV centenario de la muerte de Rodrigo Dosma

La comisión del Cabildo Metropolitano de la Catedral de Badajoz organiza un simposio conmemorativo sobre la figura del canónigo del siglo XVI Rodrigo Dosma, coincidiendo con el IV centenario de su muerte.

Los actos tendrán lugar en la nueva Sala Capitular de la Catedral de Badajoz entre los días 27 y 29 de este mes de mayo. En este simposio se analizará la figura de este gran humanista bajoextremeño desde los que fueron sus campos de trabajo: teología, latín, escritura, arqueología, historia y matemáticas. Las conferencias correrán a cargo de reputados especialistas en cada materia.

También, coincidiendo con estos actos, se inaugurará una exposición de arte, organizada por el Museo y Archivo Catedralicios, que permanecerá abierta hasta el próximo 18 de junio. La exposición lleva por título "Diócesis y Catedral pacense. De los orígenes medievales al siglo XVI". En ella se presentará una selección de documentos de los siglos XV y XVI, así como una muestra de obras artísticas del mismo periodo, entre las que se encuentran algunas recientemente restauradas. También se expondrá una de las tablas góticas recientemente halladas en la Catedral.

 

La Adoración Nocturna cumple este año su 150 aniversario

En Badajoz lo celebraron con una Asamblea General en la Catedral

La Adoración Nocturna nació en París de la mano del Vicario General Monseñor de la Bouillerie, impulsado por el judío converso Hermann Cohen. Se celebró la Primera Vigilia el día 6 de diciembre de 1848. En España, veintinueve años después de haberse establecido en Francia, un grupo de siete caballeros con su fundador, don Luis de Trelles Noguerol iniciaban en Madrid, su primera vigilia la noche del 3 de Diciembre de 1877.

En Badajoz se efectuó la Primera Vigilia el día 20 de Abril de 1907 y hasta la fecha se viene celebrando con toda normalidad, en los cinco turnos existentes. En la actualidad, algunos turnos son mixtos y parroquiales. Está presente en la parroquia de San Juan Bautista, en la de Santo Domingo, en San Fernando, en San Juan de Ribera y en Santa María la Real.

Adoración femenina

La sección de la Adoración nocturna femenina en Badajoz se inauguró el día 5 de Abril de 1986, en la actualidad cuenta con dos turnos, uno en la parroquia de San Juan Macías y otro en la parroquia de San Juan Bautista.

Posee la Adoración Nocturna 11 beatos adoradores y otros 35 en proceso de beatificación.

Al celebrar el día 17 la festividad de San Pascual Bailón, patrón de la Adoración nocturna y el 150 aniversario de su fundación, las secciones de ANE Y ANFE, de Badajoz, celebraron conjuntamente una Vigilia General, abierta a todos, en la Santa Iglesia Catedral. La vigilia daba comienzo a las 21 horas, con vísperas, eucaristía, exposición, presentación de adoradores, invitatorio, un turno de vela, bendición y reserva, Salve a la Santísima Virgen y despedida. Esta vigilia estuvo presidida por el Arzobispo.

En la noche del 19 al 20 de junio, la Adoración Nocturna celebrará una Vigilia de Espigas en Villafranca de los Barros, a la que están convocadas las 19 secciones de adoradores masculinos y femeninos.

 

Mirada a nuestro tiempo

Fe y vida

En muchos cristianos la fe no impregna sus vidas y, por tanto, no orienta su modo de ser, de pensar y de vivir: es más bien un asunto ocasional -para determinados momentos y circunstancias- y se reduce al ámbito de lo privado; pues, en el fondo, piensan que sus relaciones públicas tienen que regirse por otros parámetros. Se suele llagar a esa conclusión cuando la fe va por un lado y la vida por otro, cuando la fe es tan poco significativa que no unifica su identidad cristiana.

Sin embargo, muchos de los que piensan de este modo se creen buenos cristianos, porque son fieles a unas prácticas que aprendieron de niños y confiesan sin pestañear las creencias heredadas de sus mayores. No les importa demasiado si esto les ayuda a vivir con sentido y casi nunca se preguntan qué tiene que ver la fe con lo con lo que sucede a su alrededor: su familia, su entorno social, laboral, cultural, etc. Consideran que eso son cosas del mundo y, por tanto, tienen muy poco que ver con las de la fe, pues ambas, según ellos, constituyen mundos aparte, que para algunos son, incluso, enemigos irreconciliables.

Para esos cristianos tener fe no es una experiencia vital, quizás porque no la alimentan en el calor comunitario, en la relación personal con Dios y no la actualizan en la formación. Para que la fe sea motivo y testigo de nuestra esperanza ha de ser un rayo de luz que penetre todas las vivencias del ser humano; sólo enriquecidos por esta llama interior podemos dar razones de lo que llevamos en nuestras vasijas de barro.

Amadeo Rodríguez Magro

 

Página litúrgica

Celebramos el Domingo de Pentecostés

Palabra de Dios

Hechos de los Apóstoles 2, 1-11

Todos los discípulos estaban juntos el día de Pentecostés. De repente un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería.

Se encontraban entonces en Jerusalén judíos devotos de todas las naciones de la tierra. Al oir el ruido, acudieron en masa y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma. Enormemente sorprendidos preguntaban:

- ¿No son galileos todos esos que están hablando? Entonces, ¿cómo es que cada uno los oye hablar en nuestra lengua nativa? Entre todos hay partos, medos y elamitas, otros vivimos en Mesopotamia, Judea, Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia o en Panfilia, en Egipto o en la zona de Libia que limita con Cirine; algunos somos forasteros de Roma, otros judíos o prosélitos; también hay cretenses y árabes; y cada uno los oímos hablar de las maravillas de Dios en nuestra propia lengua.

Salmo 103. 1ab y 24ac. 29bc-30. 31 y 34

R. Envía tu Espíritu, Señor,
y repuebla la faz de la tierra.
(
o Aleluya)

Bendice, alma mía, al Señor.
¡Dios mío, qué grande eres!
Cuántas son tus obras, Señor;
la tierra está llena de tus criaturas.

San Pablo a los Corintios 12, 3b-7. 12-13

Hermanos:

Nadie puede decir "Jesús es Señor", si no es bajo la acción del Espíritu Santo. Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de servicios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos. En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común. Porque, lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo. Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu.

Evangelio según san Juan 20, 19-23

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas, por miedo a los judíos. En esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

- Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:

- Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

24, lunes: Si 17, 20-28; Mc 10, 17-27.
25, martes: Si 35, 1-15; Mc 10, 28-31.
26, miércoles: Si 36, 1-2a, 5-6, 13-19; Mc 10, 32-45.
27, jueves: Is 52, 13-53, 12 (o Hb 10, 12-23); Jn 22, 14-20.
28, viernes: Si 44, 1, 9-13; Mc 11, 11-26.
29, sábado: Si 51, 17-27; Mc 11, 27-33.
30, domingo: Ex 34, 4b-6, 8-9; 2Co 13, 11-13; Jn 3, 16-18.

 

Comentario Litúrgico

Exhaló su aliento

Un modo muy interesante de entender lo que celebramos en este día de Pentecostés es leer el evangelio de hoy dándonos cuenta de la originalidad que aporta san Juan.

No espera a que transcurran los clásicos cincuenta días (el pentecostés) sino que sitúa "al anochecer de aquel día, el primero de la semana", ­es decir, el mismo Domingo de Resurrección­ la venida del Espíritu Santo.

No lo hace proceder de las alturas sino del mismo Cristo al declarar "Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo...".

Y presenta al Espíritu Santo como quien va a hacer posible que se realice la obra de reconciliación que Cristo ha realizado con su muerte y resurrección: "a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos".

Todo lo anterior puede ayudar a situarnos frente a la presencia del Espíritu Santo. Y esto es necesario pues es frecuente, incluso en personas piadosas, sentirse un poco incómodo cuando se habla de la tercera Persona de las Santísima Trinidad pues, en el mejor de los casos, se le da un tratamiento parecido al culto dedicado a los santos importantes: se le hace una novena, se celebra su fiesta y... hasta el año que viene.

El relato de Juan nos da estas claves: el envío del Espíritu es el mejor fruto de la muerte y resurrección de Cristo, por eso es El quien se lo entrega a la Iglesia naciente y, además, hace ese don para que la acción del Espíritu sea la fuerza que nos vaya trasformando en Cristo y acercándonos al Padre.

Ese es el lugar que debe tener, cada día, el Espíritu en nuestra vida "espiritual".

Antonio Luis Martínez

Santoral

Domingo de Pentecostés: María Santísima del Rocío

El año 1654 la fiesta de la Virgen de las Marismas pasó a celebrarse en el Domingo del Espíritu Santo: sabía teología aquel que denominó "Rocío" a una advocación mariana celebrada en semejante fecha. El Espíritu Santo es, ciertamente, como el rocío que empapaba la tierra de nuestra alma y la deja mullida y fresca para poder encenderse en el mediodía del amor más ardiente a Dios y a los hermanos. Alfonso X el Sabio conquista en 1262 la última parte del bajo Guadalquivir, llamada entonces "las Rocinas", y edifica ermita a la Virgen en su coto real de caza.

Hoy, la Virgen del Rocío preside el paraje natural más singular de Europa, como si la belleza natural y la sobrenatural se fundieran en un mismo canto de alabanza al único Dios Padre, por el Hijo, en la Blanca Paloma del Espíritu Santo.

Las hermandades alzan sus "simpecados" cada año en honor de María, unas banderas cuya inscripción alaba su pureza. Quiera ella hacerlas estandartes de nuestra propia conciencia para que el egoísmo humano no manche nuestra alma, ni tampoco el coto que santifica la ermita: ninguna contaminación es justa en torno a los dones de Dios. Mantenga Santa María, por el Espíritu Santo, incontaminadas sus hermandades de todo fanatismo e impureza, pues no en balde los Vicarios de España admiten ya que la religiosidad popular es un signo de los tiempos, y su entorno natural ­el coto de Doñana­ de los venenos que genera el peor capitalismo. Amen.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

24, lunes: María Auxiliadora, Zoelo, Donaciano, Vicente, Simeón.
25, martes: Beda el Venerable, Gregorio VII, Magdalena Pazzi.
26, miércoles: Felipe Neri, Eleuterio, Felicísima, Ana de Jesús.
27, jueves: Agustín de Cantorbery, Clemente, Bárbara Kim.
28, viernes: Helicónides, Justo, Germán, Ubaldesca, María Bartolomé.
29, sábado: Restituto, Olbiano, Máximo, Bona, Úrsula.
28, domingo: Fernando III, Gabino, Eusebio, Juana de Arco.

 

Contraportada

"Espero recibir de África mucho más
de lo que voy a aportar "

Don Nemesio Frías Palanco está a la espera del visado para marcharse de misionero a Zimbabue

La diócesis de Mérida-Badajoz contará dentro de unos días con un nuevo misionero en África, concretamente en Zimbabue, donde ya se encuentra un sacerdote de Ribera del Fresno, don Serafín Suárez y otro de Plasencia, don Ildefonso Trujillo. Don Nemesio Frías, joven sacerdote de Hornachos, está a la espera del visado para marcharse al continente negro. Confía en recibir allí más de lo que va a dar, así como encontrar gente acogedora, una Iglesia joven que está naciendo y desarrollándose al mismo tiempo. Su labor se desarrollará en la diócesis de Huange, donde hay 19 misiones con 30.000 católicos, el diez por ciento de la población.

Zimbabue es un país situado al sur de África con una extensión de 390.759 kilómetros cuadrados y 12 millones de habitantes, el 10% de ellos católicos. El resto (75%) practica religiones tradicionales o son cristianos no católicos (15%).

Este será el destino, dentro de unos días de don Nemesio Frías Palanco, un sacerdote de Hornachos, de 36 años, que hace tiempo decidió marchar a misiones. Para ello ha pasado el último año en Inglaterra, estudiando inglés, lengua oficial de Zimbabue junto al shona y al sindebele.

De momento no sabe exactamente el papel que se le encomendará, aunque está disponible para lo que haga falta.

- ¿Por qué a misiones y por qué a África?

- Yo tenía ganas de ir a misiones donde fuese. Le manifesté al arzobispo esa disponibilidad y vimos que lo más oportuno en este momento era África, a la diócesis de Huange, donde tenemos otro misionero de la diócesis, don Serafín Suárez, que es de Ribera del Fresno.

Abierto al mundo

- ¿De dónde viene tu vocación misionera?

- Desde que estaba en el Seminario. Mi idea de sacerdote era de apertura al mundo en el que vivimos. Después de ordenarme estuve en el Valle de Santa Ana y en el Valle de Matamoros y posteriormente me integré en el equipo sacerdotal de Jerez de los Caballeros hasta que decidí que era el momento de marchar.

- ¿Cómo es la diócesis?

- Está en la parte occidental del país. Es algo mayor que toda Extremadura y sólo cuenta con 27 sacerdotes y 67 religiosas, si bien la población es poco densa, unos 300.000 habitantes, de los que 30.000 son católicos. La diócesis es muy joven, fue fundada hace tan solo 43 años, en 1953.

- ¿Sabes ya cuál va a ser tu misión concreta?

- No. Voy disponible para lo que haga falta y yo pueda hacer. Tengo que meterme en aquella familia, "nacer de nuevo" entre ellos y una de las cosas que necesito es la lengua, entonces una de las lenguas de aquellas tribus la tengo que tener como objetivo primero. Por ello pienso que al principio me dedicaré a estudiar. Luego trabajaré en una de las 19 misiones existentes en la diócesis.

Recibir más que dar

- ¿Qué esperas encontrar allí?

- Espero encontrar un campo de trabajo muy interesante, con una gente muy acogedora, una iglesia que está naciendo y desarrollándose, que necesita acompañantes. Espero encontrar una fe que pienso que me servirá para revitalizar la mía. Espero recibir de África mucho más de lo que voy a aportar. Pienso también que el trabajo será intenso pues son muchas las realidades que necesitan ser evangelizadas.

Se cuida la liturgia

- Las celebraciones de estas comunidades son muy diferentes a las nuestras.

- Sí, suelen ser muy vivas. Se cuida la liturgia con cantos, expresiones de danza...Las celebraciones son largas, entre otras cosas, quizás porque tienen que andar muchos kilómetros para ir a una celebración eucarística. Un aspecto destacable es la existencia de muchos lugares donde no llega el sacerdote donde están los ministros de la Eucaristía y los ministros de la Palabra, los catequistas que tienen una labor impresionante en África.

Se valora mucho el tiempo, la gente no va deprisa para acabar pronto.

Zimbabue

Zimbabue, antigua Rodesia, obtuvo su independencia de Gran Bretaña en el año 1980. Tiene una extensión de 390.759 kilómetros cuadrados y cerca de 12 millones de habitantes. su capital es Harare.

Prácticamente la totalidad de la población es de raza negra, aunque existen también blancos y mestizo. Este país situado en el sur de África, cuenta con seis tribus: Shona, Ndebele, Tonga, Nambya, Dombe y Shanwe.

Posee una gran riqueza forestal, recursos minerales (oro, amianto, hierro y cromo), ganadería e industria textil siderúrgica y química principalmente. La población católica es el 10%.

Juan José Montes


Return to "Iglesia en Camino"