Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 529. 16 de mayo de 2004

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes


Portada

Este sábado, día de San Isidro Labrador

El mundo rural tiene aún mucho que aportar

El día de San Isidro es también, por motivos obvios, el día del mundo rural, un mundo que según la opinión de Juan Manuel Medina Maya, párroco de Zahinos, y de Amor Sánchez y Juan Antonio Morquecho, Coordinadores respectivamente de los Programas de 'Mujer e Infancia' y 'Acción de Base' de Cáritas diocesana, "está en vías de desaparición". Aseguran que este proceso es debido a determinadas políticas que están destruyendo su tejido social, con lo que se perderían una serie de valores (vínculos familiares más fuertes, mayor cuidado de los ancianos, conservación de las tradiciones, solidaridad...) que en el mundo urbano se encuentran mucho más diluidos cuando no desaparecidos.

Para potenciar el mundo rural, desde Cáritas, se fomenta la formación (humana, crecimiento personal...), el desarrollo, la participación y se ofrecen espacios de encuentro, sobre todo a la mujer.


Editorial

Los niños, presente y futuro

Esta semana se ha venido celebrando en la ciudad italiana de Florencia un congreso mundial de niños contra el trabajo infantil, en el que se ha puesto de manifiesto que 246 millones de niños sufren explotación laboral, un mal en sí mismo que además impide el disfrute de la infancia e imposibilita a estos niños a asistir al colegio para obtener una formación con la que afrontar la vida.

Razones variadas se esconden detrás de este tipo de explotación, todas con raíces económicas, caracterizadas por la conjunción de intereses empresariales en razón de los bajos costes salariales por un lado y por la necesidad de supervivencia en determinadas zonas del planeta de otro.

El Papa ha expresado su deseo de "que este encuentro contribuya a promover el concreto reconocimiento de los derechos de la infancia", a la vez que alentaba la labor de las escuelas católicas -maestros, alumnos y familiares- y pedía a cada colegio "continuar con su precioso servicio a la formación de nuevas generaciones". Previamente, el sábado, Juan Pablo II había recibido a los embajadores de diversos países ante la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), a los que dijo en un discurso en francés e inglés que "en estos tiempos difíciles, a menudo hemos visto nuestro progreso amenazado por los males de la guerra, la pobreza, el racismo y la explotación de los seres humanos. Estas influencias adversas pesan no solamente en nuestra existencia humana sino que obstaculizan nuestra capacidad para construir un mundo mejor".

El sufrimiento de la infancia se hace patente en otros ámbitos de la vida: su utilización en la guerra, explotación sexual... Ellos son la parte más débil de la sociedad y, por tanto, toda ella, los estados y las organizaciones internacionales, deben adquirir un especial compromiso en la defensa de los más pequeños.


Carta del Arzobispo

Los porqués de una televisión diocesana

Los lectores de "Iglesia en camino" están ya informados (nº 526) de nuestra incorporación con otras diócesis españolas al proyecto televisivo impulsado por la Conferencia Episcopal, con el apoyo empresarial y técnico de la COPE, consistente en la creación de la sociedad "Iniciativas Radiofónicas y televisivas, S. A.", como centro productor y distribuidor por satélite de la programación básica y común de las emisoras asociadas, quedando a cargo de cada una de ellas la cobertura del resto de la parrilla, con programas propios de ámbito local. El nombre de calle de toda la red y de cada emisora es Popular-TV. Por limitaciones legales estas emisoras sólo extienden su cobertura a la ciudad de emisión y lugares muy cercanos. Se espera, no obstante, que en nuestra provincia pueda difundirse este programa desde otros puntos de emisión.

No partimos de cero en nuestro caso, puesto que, como es sabido, venimos emitiendo desde hace dos años sendos programas religiosos semanales, De par en par y Escuela de padres, desde las antenas de "Telefrontera", la emisora local de Badajoz, de cuya empresa titular hemos sido accionistas parciales. Ahora, ante las nuevas perspectivas, nuestro socio mayoritario "Vocento" (la Sociedad editora del diario Hoy, e impresora de este semanario) ha comprendido con nosotros que el espacio televisivo de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz era, por vía natural y razones obvias, la incipiente Cadena de la iglesia. Por lo que hemos procedido de común acuerdo a cerrar con Telefrontera nuestros compromisos de accionariado y programación y concertar su trasvase a Popular-TV, con los trámites, los esfuerzos y la gradualidad que esto trae consigo.

Una emisora más, pero distinta

Bien; pues ya somos Popular-TV de Badajoz, con las características propias del Grupo: una televisión de contenidos sanos, orientada especialmente a la familia, cuidadora del buen gusto en todas sus emisiones y de clara coherencia católica en el conjunto de su programación audiovisual. No es, sin embargo, una emisora de las hoy llamadas temáticas, esto es, de las que se ciñen a un campo específico, en nuestro caso el religioso en el sentido usual de la expresión: culto, sacramentos, oración, espiritualidad. Se sitúa más bien en el sector audiovisual denominado generalista, que incluye en su campo óptico todos los segmentos de la existencia humana: materiales y espirituales, personales y sociales, económicos y culturales, políticos y deportivos, de información y de distracción, ocio o amenidad, propios de las comunicaciones sociales, que deben informar deleitando.

Popular-TV se ha impuesto como norma y regla de estilo el buen gusto y las buenas maneras, la limpieza moral de sus argumentos, de sus escenas y mensajes. Sin caer en la gazmoñería, sin miedo a la verdad ni a la libertad, tratando todo con respeto, sin agresividad ni ensañamiento con nada ni con nadie. Abundan los programas específicos de temática religiosa y moral, siempre, claro está, en clave católica y con sentido eclesial, sin oficiosidades encubiertas ni clericalismo a ultranza. Una emisión católica, en suma, de tan vastos horizontes como el mundo y como la Iglesia, siempre con voluntad de aproximar esos dos polos.

No es, en cambio, un órgano oficial ni oficioso de la Conferencia Episcopal ni de cada obispo; responde de sus propios errores y deficiencias. Se trata de un medio de comunicación abierto a la crítica de sus usuarios o telespectadores de ocasión. Y, sobre todo, en esta etapa de autoimplantación, posicionamiento en el sector y captación de audiencia, es, por definición, manifiestamente mejorable. Le haremos bien a Popular-TV con nuestro estímulo, pero también con las observaciones amistosas.

Un proyecto evangelizador

Estamos, sin duda, ante un empeño importante de reevangelización de nuestro pueblo, por parte de la Iglesia en España y de nuestra diócesis en concreto. Nuestra emisora no tiene vocación de gheto ante las cadenas gigantes de la Televisión del Estado, de las grandes empresas privadas multimedia y de las autonómicas o locales, que inundan, hasta desbordarlas, las pantallas domésticas de todo el país. Nos sentimos como un arbusto pequeño en un inmenso bosque, pero donde se posan y cantan algunos pajarillos. Vemos que se nos acepta bien por los colegas y esperamos con respeto y cortesía tocar un instrumento en la orquesta. Aquí estamos para servir y sabemos que no pocos esperan con gusto una oferta como la nuestra, motivados, como es público y notorio, por los excesos y los productos aberrantes, que emanan, por desgracia, de otras antenas.

Pequeña o grande -aspiramos a lo segundo- Popular-TV, en cada emisora o como Grupo, intenta concurrir en la lonja del sonido y de la luz con una oferta de calidad profesional, de buen gusto, de valores humanos y cristianos; y como espacio de diálogo fe-cultura, Iglesia-mundo, creencias firmes y acogida a quienes las buscan. Los niños, los jóvenes, los adultos hechos y derechos, los maduros de la edad dorada, la concurrencia parroquial de varones y féminas, serán en este barco, o banderín de enganche o mascarón de proa.

Todo esto puede quedarse en castillos en el aire, sueño de una noche de verano o cántaro de la lechera sin la colaboración animosa de los católicos sensibles, al menos de los que se lamentan hasta la indignación, incluso a veces con exageración e injusticia, gritando que no hay nada que ver en la pequeña pantalla y a punto de aporrear el televisor. Que sigan buscando y viendo en la parrilla de cualquiera otra cadena lo que allí encuentren de instructivo, deleitoso y enriquecedor. Y que exploren luego en la emisora local de Popular-TV los espacios que sean de su interés.

Todos somos necesarios

La radio es barata, la televisión es cara. Humanamente hablando -o no tanto, comercialmente hablando- el proyecto de una red de televisiones locales, con la aplastante competencia en derredor, sin grandes espectativas publicitarias, muy distante aún del nivel de audiencia imprescindible para sostenerse en antena, ronda, no ya la audacia sino la osadía. No ignoran esto ni la Conferencia Episcopal -años y años mareando la perdiz- ni nuestra diócesis -esfuerzo financiero empinado para arrancar con Telefrontera y reajustes costosos en el traspaso- ni los expertos en comunicación, con los que es notorio que tengo buen trato; pero nadie nos recomienda que nos quedemos en casa, todos nos repiten que quien no sale en la foto no existe, ninguno nos perdonaría que dejemos pasar la oportunidad actual de un reajuste drástico a la vista, en el reparto de frecuencias, antes del cierre, hoy por hoy definitivo, de los espacios supraterrestres. Todo, pensamos y se nos dice, menos una Iglesia afónica.

La suma de la Conferencia, el Obispo local y el equipo profesional de nuestra emisora, es tan imprescindible como insuficiente para sacar a flote un gran proyecto evangelizador, que pueda rendir una buena cosecha pastoral a medio plazo. Pero tan convencido estoy de eso, como de que no llegaremos al medio plazo, si no se incorporan al proyecto las diócesis necesarias, cada cual, como la nuestra, con una cuota alta para los costes del proyecto común. Si las comunidades parroquiales y todos los centros de la Iglesia no simpatizan con nuestra televisión, adapatando sus antenas, recomendando a otros que lo hagan, comentando, aunque sea con ribetes críticos, la programación ofrecida, no podría salir a flote.

¡Perdón! Me he pasado en esto último porque, en el proyecto Popular-TV, más que nuestra contabilidad, tan obligada como insuficiente, está el poder de lo alto, que se consigue con la oración de muchos y la entrega abnegada de una inmensa minoría, que mira por encima y más allá de las cejas. La Iglesia, decía el Cardenal De Lubac, es cosa de unos pocos para muchos.

+Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

Los vínculos familiares, la solidaridad o la atención a los ancianos están más arraigados en el mundo rural

Son valores que en el ámbito urbano están más diluidos o no, incluso, no están presentes

Todavía es tradicional en muchos de nuestros pueblos que el día de San Isidro sea festivo y campestre, como corresponde a la memoria del santo patrón del campo. Es por eso que este día se celebra también el "Día del mundo rural" que organizan el Movimiento Rural Cristiano (MRC) y el Movimiento de Jóvenes Rurales Cristianos (MJRC), pertenecientes ambos a la Acción Católica.

El mundo rural hoy

A la hora de hablar de 'mundo rural' hay que aclarar que no es lo mismo esto que decir mundo agrícola. Así lo aclaraba -en declaraciones a 'Iglesia en camino'- Juan Manuel Medina Maya, párroco de Zahinos y coordinador de diversos grupos de pastoral rural. Para Medina Maya, "el sector agrícola, hasta ahora, siempre ha sido el que ha marcado la realidad rural, pero desde que entramos en Europa, la agricultura toma otro camino, sobre todo hacia una mayor industrialización y tecnificación, lo que ha originado que el mundo rural no se pueda sustentar en el sector agrícola y se necesiten buscar otras fuentes de empleo y vías de riqueza, evitar la emigración... y todo esto es un proceso que está transcurriendo muy lentamente en una reconversión que se está viviendo de manera muy silenciada y silenciosa".

Para Amor Sánchez y Juan Antonio Morquecho, Coordinadores respectivamente de los Programas de 'Mujer e Infancia' y 'Acción de Base' de Cáritas diocesana, el mundo rural está siendo destruido debido a determinadas políticas europeas, que está diluyendo el tejido social del mundo rural, lo que provoca un despoblamiento de las comunidades rurales y una difusa idea de que 'en las ciudades se vive mejor'. Además, Sánchez y Morquecho opinan que se está sobredimensionando el turismo rural, argumentando que este no es aplicable en todas las comarcas ni de igual manera.

Vivir en el pueblo

Tanto para Medina Maya como para los coordinadores de Cáritas, es necesario destacar que -a pesar de las dificultades- la vida en el entorno rural tiene una serie de ineludibles ventajas, que van desde el simple hecho de vivir con menos estrés hasta un mayor vínculo familiar o una cercanía mayor a los ancianos. Esto sin olvidar una mayor conservación de las tradiciones, más solidaridad intervecinal o un régimen de vida más sano y menos contaminado.

Para Amor Sánchez, en las sociedades rurales, la mujer es el pilar donde se sustenta un poco toda la urdimbre social, y destaca que éstas están cada vez más motivadas para adquirir formación en el más amplio sentido del término. Así lo destaca también el MRC cuando, además, destaca que la mujer "tiene que participar en la vida laboral"

La labor de Cáritas

Además de las actividades del MRC y del MJRC, que se encuentra distribuido en varias de las localidades rurales de nuestra diócesis, es Cáritas la que está realizando un trabajo más amplio y estructurado en dichas comunidades.

Para Cáritas, el objetivo general, según Amor Sánchez, es "fomentar la formación (humana, crecimiento personal...), el desarrollo, la participación y ofrecer espacios de encuentro", dentro del mundo rural, sobre todo de la mujer.

"Desde el acompañamiento a las cáritas parroquiales, explica Juan Antonio Morquecho, se trabaja en una sensibilización y en una formación que permitan que dichos grupos se impliquen en el desarrollo de sus comunidades respectivas". Desde ahí surgen tanto las escuelas de padres, como los talleres de desarrollo integral (autoestima, habilidades sociales, comunicación...); los talleres creativos (manualidades, cuero...) y los de recuperación de tradiciones (encaje de bolillos); campañas de sensibilización y mercadillos solidarios; talleres de infancia y encuentros entre proyectos, que permitan espacios de intercambio y formación entre los distintos pueblos.

Todo esto está propiciando el crecimiento de la participación, por medio de grupos, lo que permite un mayor desarrollo y una renovación de las cáritas parroquiales, generando personas críticas y con capacidad de decisión.

 

Pascua del Enfermo

Con el VI Domingo de Pascua se pone fin a la Campaña del enfermo 2004

Este VI domingo de Pascua se clausura la campaña del Enfermo que ha venido celebrando la Iglesia española desde el pasado día 11 de febrero.

En el trascurso de este tiempo se han venido realizando en las parroquias desde encuentros de grupos de visitadores de enfermos hasta celebraciones comunitarias de la unción de los enfermos.

200 grupos

En nuestra diócesis son más de 600 personas, distribuidas en unos 200 grupos parroquiales, las que colaboran en la atención a los enfermos, según los datos facilitados por la directora del Secretariado Diocesano de Pastoral de la Salud Josefa Corchete.

Como ponían de manifiesto los obispos españoles en su mensaje para la Jornada del Enfermo, los destinatarios de esta son los propios enfermos y sus familias, las comunidades cristianas, los profesionales sanitarios, los voluntarios, las instituciones y personas implicadas, de alguna manera, en el mundo de la salud y de la enfermedad.

Además, recordaban los obispos en el mensaje antes citado, "la Iglesia ha de ser comunidad que cura, 'casa de salud' que acoge y dignifica, que enseña a vivir sanamente el sufrimiento, que propone modelos saludables de vida y que ofrece a todos la misma salud de Cristo".

Más cerca de los que están lejos

"Vendremos a él y haremos morada en él" (Jn 14, 23): Hermosa prome-sa de Aquel que vino a derribar muros, a eliminar barreras, a tender puentes y a juntar las orillas. Dios se hizo definitivamente encontradizo en Jesús. El Hijo viene a decírnoslo en rostro humano, a revelar en su carne, en sus gestos y en sus palabras la verdadera identidad del Padre. Y ahora, resucitado, antes de volver al que lo envió, regala, a quienes la acepten, la posibilidad de la mayor y más impensable intimidad.

Habitados por Dios: Más que cercanía es encuentro y comunión; un don que no nos merecemos, pero que requiere una condición esencial por parte de quien lo recibe: la adhesión a la persona y a la palabra de Cristo. "El que me ama guardará mi Palabra".

Habitados, porque estamos sedientos y deseosos de Él. Vino a los que andaban descarriados y perdidos, a los que caminaban en la oscuridad sin rumbo, a quienes vivían aletargados u oprimidos bajo el peso del pecado y de una ley sin alma, a los que aguardaban, enfermos, inútilmente en el borde de la piscina o en la soledad de los caminos, a los humildes y sencillos. Ahora, resucitado, nos recuerda que fueron ellos quienes mejor descubrieron en Él al Dios del encuentro que dignifica y que salva, que sana y renueva, que aúpa y abre horizontes nuevos; que nos devuelve la dignidad perdida y el entusiasmo de ser hombres y mujeres. Y nos señala el camino: Le encuentran quienes sienten deseo de ser salvados y sanados por Él. Porque han saboreado lo bueno que es el Señor, le siguen, diciendo lo que Él dijo y haciendo lo que Él hizo.

"Mas cerca de los que están lejos". En este domingo, culminación de la Jornada Mundial (11 de febrero), celebra la Iglesia en España la "Pascua del Enfermo". El lema nos sitúa en la onda de la liturgia de hoy. Es una invitación a revivir lo más genuino de nuestra fe: Su dimensión comunional. Hijos e hijas de un mismo Padre, estamos llamados a saborear el don maravilloso de la filiación y el compromiso gratificante de la fraternidad, de la proximidad y del encuentro.

El mundo de la enfermedad, de la dependencia y de la exclusión social son lugares de encuentro, de cercanía compartida y de lejanías a menudo im-puestas. En la experiencia de la adversidad somos tentados de abandonar a Dios en vez de abandonarnos en Él. Las preguntas se espesan y las respuestas se vuelven etéreas o incluso hirientes. La enfermedad nos introduce en un mundo extraño, sorprendente y desconocido; nos exilia del hogar habitual, has-ta el punto de resultarnos difícil cantar cánticos de Sión en tierra extranjera Sin embargo, por otro lado, nunca Dios ha estado tan cerca A menudo de incógnito, pero está ahí, con su silencio y con su presencia discreta, pero mis-teriosamente salvífica y saludable. Dando aliento y esperanza. Encarnándose en los últimos, identificado con ellos: "A mí me lo hicisteis" (Mt 25, 40).

"Más cerca de los que están lejos": la comunión (la Iglesia) se realiza allí donde se reproducen las actitudes, los gestos y los sentimientos de Cristo misericordioso. En la humanidad salvada y sanada de todos los buenos samarita-nos de hoy se revela la paternidad y la humanidad de Dios. Se reparte en sus hijos e hijas. La mesa se alarga. El hogar se ensancha. Donde alguien se hace prójimo es Dios mismo quien se acerca. "Vendremos a él".

"Más cerca". En la Pascua del Enfermo de este año se nos brinda la oportunidad de recuperar un poco más la dimensión cordial de la fe. El Señor que habita entre nosotros y dentro de cada uno, nos invita a frecuentar, sin cansarnos, la "schola cordis" (la escuela del corazón) del Buen Samaritano, icono siempre actual del amor misericordioso del Padre y de su pasión por la vida.

Dios, Padre nuestro,

Tú enviaste a tu Hijo para salvar a la humanidad entera

y conducirnos a todos a la plenitud.

En Jesucristo, buen Samaritano,

viniste a buscar a los que andaban perdidos,

a curar a los heridos de los caminos de la vida,

y a congregar en una sola familia a todos los hombres y mujeres.

Manifiesta también hoy tu amor

a cuantos no te conocen o están lejos de ti,

y a quienes caminan extraviados, marginados, en soledad forzosa.

Ayúdanos, Padre, a hacer del nuevo Pueblo

reunido en torno a tu Hijo,

un hogar de salvación y de salud para todos,

una comunidad que sale al encuentro de los que están lejos,

solidaria con los enfermos que la sociedad margina y excluye.

Así seremos testigos creíbles del Evangelio de tu Hijo:

a Él la gloria por siempre.

Amén.

Francisco Álvarez, religioso camilo, Instituto de Teología Pastoral Sanitaria (Roma)

 

Las elecciones europeas, "una oportunidad para concretar nuestros valores"

Los obispos europeos consideran que las próximas elecciones al Parlamento Europeo como "una oportunidad para concretar nuestros valores". Así lo constata un comunicado de la Comisión de Episcopados de la Comunidad Europea (Comece) ante la consulta democrática que se efectuará el 13 de junio.

La declaración alienta a todos los electores a participar en las elecciones, subrayando que se trata de un "deber moral". "Al votar, cada uno de nosotros se va a beneficiar del privilegio de la paz y de la democracia del que estuvieron privados nuestros antepasados", declaran los obispos, que proponen varios principios, basados en el Evangelio y en la enseñanza social de la Iglesia, para ayudar a los católicos a evaluar las posiciones tomadas por los candidatos.

Cuestiones candentes

Entre las cuestiones candentes, destacan el respeto de la vida, del ambiente, la solidaridad y el bien común, el apoyo a la educación y a la familia, la acogida de los inmigrantes y los que piden asilo, la justicia para los pobres del mundo entero y la promoción de la paz y del derecho internacional.

Los obispos afirman también que la honestidad en la vida pública, el respeto de la subsidiariedad y el diálogo con las religiones son de gran importancia para el futuro de Europa, por lo que es necesario que se tengan en cuenta.

Los prelados concluyen recordando su propuesta de mencionar la herencia cristiana de Europa en el 'Preámbulo' del Tratado constitucional de la Unión Europea.

La Comece se compone de obispos delegados por las conferencias episcopales de los estados miembros de la UE incluidos los de los diez nuevos países que han pasado a formar parte de la misma. La Conferencia Episcopal Suiza es un miembro asociado. (Zenit)

 

Los movimientos cristianos a favor de una Europa reconciliada y libre

Más de diez mil personas en un encuentro sin precedentes

Europa no puede limitarse a ser un mercado, pues como enseñan el Holocausto o los gulags, sin valores trascendentes puede ser testigo de los peores males, afirma el 'Mensaje final' del primer encuentro de movimientos cristianos de la historia.

El encuentro, celebrado en Stuttgart, con la participación de diez mil personas en representación de 150 movimientos y comunidades católicos, evangélicos, anglicanos y ortodoxos, se celebró con el lema 'Juntos por Europa'.

Desde 150 ciudades

Desde 150 ciudades europeas, se organizaron al mismo tiempo manifestaciones que se conectaron con la localidad alemana por satélite.

"Europa ha llegado a un momento decisivo para su existencia y su proyecto futuro", dice el Mensaje. "No puede limitarse a ser un mercado o una unión para la seguridad de sus ciudadanos ­añade­. Se advierte que un nuevo hálito del amor de Dios sobre todos sus pueblos empuja a Europa a ser mucho más que eso".

Esplendor y desarraigo

"Es el continente de la variedad y la belleza, y ha vivido momentos de esplendor y de crecimiento, pero también ha probado la amarga verdad que el hombre, si no hace referencia a valores profundos, se desarraiga de su humanidad y se manifiesta capaz de los peores males", agrega el mensaje.

"En el último siglo dos guerras mundiales, campos de concentración, gulags, y en especial la Shoah han sido testigos de las tinieblas que han cubierto nuestro continente e ha influido dolorosamente sobre el resto del mundo. Y ahora marginaciones, injusticias, explotaciones y la llaga del terrorismo reclaman soluciones", añade.

"Pero a pesar de todos estos males, hoy vemos con gratitud que se reafirma una Europa reconciliada. Una Europa libre y democrática", constatan los movimientos y comunidades.

En la Jornada participaron 25 obispos católicos, 14 obispos evangélicos, 8 ortodoxos, 2 anglicanos y 30 parlamentarios de 10 países europeos.

Chiara Lubich

Intervinieron en el encuentro Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares; Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio; los pastores evangélicos Friedrich Aschoff y Ulrich Parzany, y el sacerdote Heikki Huttunen, ortodoxo.

Tuvo hubo encuentro público sobre la contribución de los movimientos a Europa.


Información diocesana

Badajoz

La Parroquia de San Juan Macías celebró una asamblea de renovación de grupos

La parroquia de San Juan Macías de Badajoz celebró una Asamblea parroquial para renovar sus grupos y comisiones, a la que asistieron cerca de un centenar de personas, que forman el núcleo de la comunidad parroquial.

Tras la oración inicial, el párroco, don Manuel Santos, explicaba que la finalidad de la Asamblea no era otra que la de renovarse y preparar el final de curso con vista a terminar antes de agosto el programa del año 2004-2005. En su intervención don Manuel citaba a Joan Bestard diciendo que está convencido de "que la renovación eclesial depende en gran parte de la transformación parroquial, y éste es un gran reto para el futuro de nuestra diócesis; en la medida que consigamos que nuestras parroquias sean comunidades vivas y corresponsables, con conciencia comunitaria y dinamismo evangelizador, lograremos la revitalización de nuestras iglesias particulares".

Doce grupos

A continuación se expusieron los doce grupos que hay que renovar y los proyectos de cara al próximo curso, como la posible creación de una escuela parroquial de formación religiosa.

Después de un diálogo y de los ruegos y preguntas, muchos de los asistentes presentaron sus fichas para participar en las diversas comisiones.

La Asamblea terminó con una oración y un canto a la Virgen.

 

Marcha solidaria con Bolivia

Será el día 21 desde el colegio marista de Badajoz

El próximo viernes, día 21, la asociación juvenil Grupos de Amistad y Grupos de Vida Cristiana del colegio de los Hermanos Maristas de Badajoz, saldrá a la calle a reclamar justicia para la situación que actualmente vive Bolivia.

En las últimas dos semanas, se ha celebrado en el colegio la exposición del grupo misionero 'Proyecto Bolivia', una de cuyas actividades es una marcha por la ciudad de Badajoz, con el nombre de 'Solidarios en marcha'.

La salida se hará desde el colegio a las a las 16:30 horas, aunque la bienvenida se realizará a las 16:00 horas de la tarde en el patio.

 

Así lo recoge el manifiesto que aprobaron en el encuentro de Guadalupe

Más de mil jóvenes de la diócesis piden un puesto activo en la Iglesia

Los más de mil jóvenes que se dieron cita en el Encuentro Diocesano de Juventud celebrado recientemente en Guadalupe firmaron un manifiesto en el que, entre otras cosas, piden a la Iglesia que se modernice y que "introduzca ideas actuales con nuevas tecnologías".

Así queda recogido en el texto de mencionado manifiesto y que esta semana ha sido remitido a todas las parroquias de la diócesis.

Vivir el Evangelio de Cristo

Dicho documento, recoge además el compromiso, por parte de los jóvenes, de vivir y conocer el Evangelio y de "ser auténticos testigos, sin miedo ni verguenza a decir que somos cristianos por el rechazo de la gente".

En el campo de las peticiones, además de la antes mencionada, los jóvenes diocesanos piden que la Iglesia les tenga en cuenta y que les otorgue el protagonismo que les corresponde, tomando en cuenta su opinión y, asumiendo que viven una realidad concreta, se propongan celebraciones, encuentros y convivencias y no se cierren las puertas a los jóvenes alejados de la vida parroquial.

 

Agenda

Juventud; campamento de verano en Ávila

Con el título 'Yo soy protagonista', el Secretariado de Pastoral de Juventud ha organizado un campamento para chicos y chicas de bachillerato o edades equivalentes, que estén en grupos de parroquias o movimientos. La experiencia que se desarrollará en Solana de Ávila del 3 al 8 de julio pretende que los jóvenes vivan, en contacto con la naturaleza, una experiencia de encuentro con Dios y con los demás, que capacite para el seguimiento a Jesús en el propio grupo o en las posibilidades que ofrece la pastoral de juventud a los jóvenes mayores de dieciocho años. Toda la información sobre esta actividad se encuentra en www.yosoyprotagonista.com  o en el Secretariado de Pastoral de Juventud, teléfono 924 222847.

 

Hermanas Hospitalarias: ayuda a Liberia

Las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús han iniciado una campaña de ayuda a Liberia, país africano que ha sufrido una guerra durante 14 años, lo que ha generado hambre y miles de desplazados. Los liberianos necesitan con urgencia alimentos y asistencia médica. Con este fin se va a celebrar un festival el día 21, viernes, a las ocho de la tarde, en el aula de cultura de la Caja de Extremadura, edificio Hernán Cortés, avenida Antonio Masa Campos, 26, de Badajoz. La entrada será libre y se espera una gran asistencia para contribuir a esta causa solidaria.


Liturgia dominical

Celebramos el VI domingo de Pascua

Palabra de Dios

 

Libro de los Hechos 15, 1-2. 22-29

En aquellos días, unos que bajaron de Judea se pusieron a enseñar a los hermanos que, si no se circuncidaban conforme a la tradición de Moisés, no podían salvarse. Esto originó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; y se decidió que Pablo, Bernabé y algunos más subieran a Jerusalén a consultar a los apóstoles y presbíteros sobre la controversia. Los apóstoles y presbíteros con toda la Iglesia acordaron entonces elegir algunos de ellos y mandarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé. Eligieron a Judas Barsabá y a Silas, miembros eminentes entre los hermanos, y les entregaron esta carta: "Los apóstoles y los presbíteros hermanos saludan a los hermanos de Antioquía, Siria y Cilicia convertidos del paganismo. Nos hemos enterado de que algunos de aquí, sin encargo nuestro, os han alarmado e inquietado con sus palabras. Hemos decidido, por unanimidad, elegir algunos y enviároslos con nuestros queridos Bernabé y Pablo, que han dedicado su vida a la causa de nuestro Señor Jesucristo. En vista de esto mandamos a Silas y a Judas, que os referirán de palabra lo que sigue: Hemos decidido, el Espíritu Santo y nosotros, no imponeros más cargas que las indispensables: que os abstengáis de carne sacrificada a los ídolos, de sangre, de animales estrangulados y de la fornicación. Haréis bien en apartaros de todo esto. Salud".

 

Salmo 66, 2-3. 5-6 y 8

R. Oh Dios, que te alaben los pueblos, / que todos los pueblos te alaben. ( o Aleluya).

El Señor tenga piedad y nos bendiga, / ilumine su rostro sobre nosotros; / conozca la tierra tus caminos, / todos los pueblos tu salvación.

 

Libro del Apocalipsis 21, 10-14. 22-23

El ángel me transportó en éxtasis a un monte altísimo, y me enseñó la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo, enviada por Dios, trayendo la gloria de Dios. Brillaba como una piedra preciosa, como jaspe traslúcido. Tenía una muralla grande y alta y doce puertas custodiadas por doce ángeles, con doce nombres grabados: los nombres de las tribus de Israel. A oriente tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas, y a occidente tres puertas. La muralla tenía doce basamentos que llevaban doce nombres: los nombres de los apóstoles del Cordero. Santuario no vi ninguno, porque es su santuario el Señor Dios Todopoderoso y el Cordero. La ciudad no necesita ni luna que la alumbre, porque la gloria de Dios ilumina y su lámpara es el Cordero.

 

Evangelio según san Lucas 14, 23-29

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a Él y haremos morada en Él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: Me voy y vuelvo a vuestro lado. Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo".

 

Comentario Litúrgico

El que me ama

EN nuestro lenguaje religioso rueda una frase - me refiero a la de "amor de Dios"- que no tiene un significado tan transparente como a primera vista pueda parecer.

En primer lugar cuando hablamos del "amor de Dios" ¿de qué hablamos: del amor que Dios nos tiene o de amor que tenemos a Dios, o al menos debemos tenerle? En lo que yo recuerdo, puedo distinguir dos épocas diferentes por el distinto significado que se le ha dado a la expresión en cuestión.

En lustros anteriores al Vaticano II, el lenguaje religioso - ya sea la catequesis o la predicación- usaba la expresión "amor de Dios" en un sentido antropocéntrico que indicaba el amor que debíamos tener los cristianos a nuestro Dios. Era un eco de las solemnes palabras del primer mandamiento de la Ley de Dios. Lógicamente la espiritualidad que se derivaba de esta interpretación iba en una sola dirección: hacer de la vida cristiana un camino de fe, de obediencia y esperanza que realizase el único ideal: amar a Dios sobre todas las cosas.

Mas tarde, con un estudio más profundo de la Palabra revelada y con el acercamiento a la doctrina de algunos místicos, la expresión "amor de Dios" cambió de significado para expresar más bien el rostro de un Dios que se nos presentaba como Abba, como el Padre de Jesucristo y al que San Juan definió como Dios-Amor. Ante este descubrimiento, la vida cristiana también dio un giro y lo esencial era vivir desde la confianza y en la seguridad de saberse amado.

El evangelio de hoy nos acerca al misterio total del amor de Dios: Cristo se nos entrega por y con amor y, a la vez, nos pide fidelidad a la Palabra que le ha dado el Padre.

Antonio Luís Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

17, lunes: Hch 16, 11-15; Jn 15, 26-16, 4a.
18, martes: Hch 16, 22-34; Jn 16, 5-11.
19, miércoles: Hch 17, 15-22; Jn 16, 12-15.
20, jueves: Hch 18, 1-8; Jn 16, 16-20.
21, viernes: Hch 18, 9-18; Jn 16, 20-23a.
22, sábado: Hch 18, 23-28; Jn 16, 23b-28.
23, domingo: Hch 1, 1-11; Ef 1, 17-23; Lc 24, 46-53.

 

Santoral

18 de mayo: Santa Rafaela María del Sagrado Corazón (1850-1925)

Santa reciente la que esta semana recordamos. Nació en el año 1850 en un pueblo llamado Pedro Abad, en Córdoba (España). Eran 13 hermanos, 11 chicos y 2 chicas: Dolores y Rafaela.

Al morir sus padres, las dos hermanas marchan juntas a un convento de clarisas en Córdoba, y juntas también fundarán un Instituto secular, el de las Adoradoras del Santísimo Sacramento e Hijas de María Inmaculada.

Después se trasladan primero a Andújar y luego a Madrid, donde las acompañarán 16 religiosas más.

Cuando Rafaela tenía 27 años, el papa León XIII aprueba sus constituciones, con el nombre de "Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús". Pronto empiezan a multiplicarse y a extenderse.

Sin embargo, ocurre un hecho extraño aunque no insólito: la fundadora es apartada de todo cargo, a pesar de contar con tan sólo 43 años, y se elige como General del Instituto a Dolores, la hermana.

A pesar de esto, Rafaela vivirá los treinta largos años de vida que le quedan, en tranquilidad, entregada a la oración delante del Santísimo Sacramento.

Murió en el año 1925.

 

Los santos de la semana

17, lunes: Pascual Bailón, Adrián, Heraclio y Pablo, Restituta, Víctor.
18, martes: Juan I, María Josefa Sancho Guerra, Rafaela Mª Porras.
19, miércoles: Adolfo, Urbano I, Celestino V, Crispín de Viterbo.
20, jueves: Bernardino de Siena, Anastasio, Baudilio, Hilario, Lidia.
21, viernes: Cristobal Magallanes, Eugenio de Mazenod, Hospicio.
22, sábado: Atón, Joaquina de Vedruna, Julia, Rita de Casia, Lupo.
23, domingo: Efebo, Desiderio, Honorato, Lucio, Donaciano, Spes.


Contraportada

Entrevista al responsable en el arzobispado de Santiago

Santiago de Compostela espera a 50.000 jóvenes europeos

Roberto Martínez Díaz, responsable por parte del Arzobispado de Santiago de Compostela de la Peregrinación Europea de Jóvenes (PEJ 2004), está preparando a la ciudad del apóstol para recibir a unos 50.000 jóvenes de toda Europa del 5 al 8 de agosto. En esta entrevista concedida a la agencia Veritas, explica cómo se desarrollan los preparativos.

¿Están preparados para un imprevisto aumento de jóvenes tal y como pasó en Cuatro Vientos o en otros Encuentros Mundiales de la Juventud?

Roberto Martínez: Ciertamente la expectativa de participación en la PEJ,2004 la situamos en torno a 50.000 jóvenes. A día de hoy son ya muchos los grupos que se han puesto en contacto con nosotros, acercándonos, según la previsión de los responsables de los mismos, a 20.000 personas. Desde el pasado 1 de mayo se puede formalizar la inscripción a través de Internet en la página: www.pej2004.org.

En todo caso, desde la organización barajamos una cifra que creemos rondará el número de participantes previsto. En principio, no consideramos otras posibilidades. No obstante, habrá que esperar al 30 de junio cuando se cierre el plazo de inscripción.

Herencia espiritual

Uno de los objetivos de la Peregrinación es que los jóvenes "tomen conciencia de la herencia espiritual de Europa". ¿Podría explicarnos esta pretensión?

Roberto Martínez: En este sentido es importante recordar la famosa sentencia de Goethe: "Europa se hizo peregrinando a Santiago". La aportación de Santiago a la construcción Europea es indudable por su papel de vía de comunicación que unía las principales ciudades y naciones del Continente.

La transmisión de saberes y de creencias también centra la importancia de la peregrinación porque el peregrino, recorriendo Europa, hasta llegar a Compostela, comunicaba su visión del mundo y contagiaba los valores evangélicos que fortalecen el futuro de la sociedad, que está en la unión.

Peregrinar a Santiago implica reconocer el legado apostólico de tantas personas que nos han precedido en el suceder de los tiempos, hacer memoria de nuestros antepasados y tomar conciencia de la preciosa herencia espiritual que hemos recibido para convertirnos en portadores agradecidos de amor, solidaridad y confianza.

Hoy más que nunca recuperan toda su fuerza las palabras proféticas con las que el Santo Padre Juan Pablo II en el año 1982 exhortó a Europa desde Santiago a reencontrar su verdadera identidad: "Yo, obispo de Roma y Pastor de la Iglesia Universal, desde Santiago te lanzo vieja Europa, un grito de amor: vuelve a encontrarte. Sé tu misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa y benéfica tu presencia entre los demás continentes. Reconstruye tu unidad espiritual en un clima de pleno respeto a las otras religiones y a las genuinas libertades. Tú puedes ser todavía faro de civilización y estímulo de progreso para el mundo. Los demás continentes te miran y esperan de ti la misma respuesta que Santiago dio a Cristo: yo puedo".

Precisamente el pasado día 1 de mayo el Sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano, monseñor Leonardo Sandri en su visita a Santiago recordaba estas palabras del Papa, añadiendo que "conviene recordar esto precisamente en el momento tan decisivo que atraviesa actualmente el continente europeo, cuando sus gobernantes buscan encauzar el futuro a través de una Carta Magna que recoja el sentir de todos sus ciudadanos. No podemos menos que resaltar una vez más que Europa se levantó sobre la base común del cristianismo que inspiró su construcción como un continente sólido, apuntalado sobre los auténticos valores del Evangelio. El Camino de Santiago unió los pueblos de Europa y les llevó la fe y el ferviente amor a Jesucristo, constructor auténtico y verdadero de esta unidad".

Camino espiritual

-¿Qué disposición debería tener cada joven para que su peregrinación se convierta en un "camino espiritual"?

Roberto Martínez: Realizar el Camino de Santiago supone vivir cuatro etapas que están bastante diferenciadas. La primera es la preparación de la Ruta: saber de antemano el camino que vamos a recorrer, saber a dónde voy y a qué. En nuestro caso, reconocer que nuestro Camino es apertura interior para encontrarse con uno mismo, y de esta manera, encontrarse con Dios y con los demás.

La segunda etapa es el Camino de Santiago propiamente dicho. A medida que el peregrino camina se encuentra con otros peregrinos, por una parte, y experimenta también el cansancio del caminar. Esta última característica trae consigo el esfuerzo necesario para continuar, la fe interiorizada de quien sabe cuál es su destino, hacia dónde camina. Caminar físicamente y caminar hacia dentro, hacia nosotros, hacia el verdadero sentido de la vida. La tercera etapa es la llegada a Santiago, el encuentro hermoso ante la Tumba del Apóstol Santiago.

Y la última etapa es la vuelta a sus lugares de origen. Después de esta experiencia, este itinerario interior, el peregrino ya no es el mismo, el recorrido le devuelve a su quehacer diario con un encuentro con Dios que le hace preguntarse: ¿Qué he hecho por Cristo? ¿Qué hago por Cristo? ¿Qué voy a hacer por Cristo?.

Concretamente, en la PEJ 2004, cuando los jóvenes lleguen a Santiago tras su Camino interior ya recorrido, deberán estar dispuestos a encontrarse con otros jóvenes europeos, que viviendo la misma experiencia, compartirán una misma inquietud: el ser testigos de Cristo para construir una Europa de la esperanza.

Zenit


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com




Return to Camino