Iglesiaen camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica:http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 574. 15 de mayo de 2005

Director: Juan José Montes


Portada

Este domingo se celebra el Día del Apostolado Seglar y la Acción Católica

Los cristianos, con su presencia y actuación en la vida pública, hacen presente a la Iglesia en el mundo

Este domingo, Día de Pentecostés, es la jornada elegida por la Iglesia en España para celebrar el Día del Apostolado Seglar y la Acción Católica, cuyo objetivo es fomentar el papel del laicado en la tarea evangelizadora.

Para los obispos de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (CEAS), "los laicos no deben olvidar que son ellos los que hacen presente a la Iglesia en el mundo y tienen la misión de transformalo, lo que conlleva un necesario compromiso público de la fe".

En su mensaje para esta jornada, los obispos de la CEAS señalan que cada vez es más necesario el asociacionismo laical. "Cada día -dicen- se ve con más claridad la necesidad de impulsar el asociacionismo laical en la Iglesia como concreción y expresión de la comunión eclesial, como ayuda para todos aquellos que buscan y piden una formación cristiana y como medio para lograr una presencia significativa de la Iglesia en medio del mundo".


Editorial

En defensa de los pueblos

Este domingo celebramos a San Isidro, patrono del mundo rural. Según datos de 2004, en Extremadura la mitad del poco más de millón de habitantes que constituye la población, reside en pueblos de menos de 10.000 habitantes; casi un centenar de localidades tiene entre 100 y 500 habitantes, otro tanto registra entre 500 y 1.000 y casi 90 pueblos no sobrepasan los 2.000 pobladores. Ello nos da una idea de la importancia que juega la denominada población rural en nuestra región.

Son muchos los que identifican el desarrollo con la aglomeración, que confunden el nivel de vida con la calidad de vida de las personas y de las sociedades, y los que, haciendo gala de una concepción dual y simplista de la vida, no dudan en equiparar lo rural con el subdesarrollo y lo urbano con la prosperidad. En la aldea global, caracterizada por la homogenización cultural, con sus luces y con sus sombras, esto no puede sostenerse así, tan alegremente. Los nucleos rurales tienen cada vez más acceso a la cultura, nada se escapa a la era de la información, la red informática nos abre puertas donde antes no existían, las vías de comunicación están creando nuevas realidades fruto de posibilidades insospechas hace tan solo unos años...

Junto a ello, el mundo rural sigue teniendo sus propios valores, que no son resultado de una falta de evolución, sino de una identidad que nunca deben perder. Las relaciones interpersonales, más fáciles y más ricas que en las sociedades urbanas, son una parte de esas señas de identidad. La consideración del tiempo como oportunidad, más que como valor es otra. Recorrer el año salpicado por un calendario que nos recuerda las fiestas a golpe de santoral, asomados a la trascendencia, se suma a esas señas. Ni son pocas razones, ni son las únicas.


Benedicto XVI

El sentido de la Cátedra de Pedro

Homilía de Benedicto XVI al tomar posesión de la cátedra del obispo de Roma

Este día, en el que por primera vez puedo sentarme en la cátedra del obispo de Roma, como sucesor de Pedro, es el día en el que en Italia la Iglesia celebra la fiesta de la Ascensión del Señor. En el centro de este día, encontramos a Cristo. Y sólo gracias a Él, gracias al misterio de su ascensión, logramos comprender el significado de la cátedra, que a su vez es el símbolo de la potestad y de la responsabilidad del obispo. Entonces, ¿qué nos quiere decir la fiesta de la Ascensión del Señor? No nos quiere decir que el Señor se ha ido a algún lugar alejado de los hombres y del mundo. La Ascensión de Cristo no es un viaje en el espacio hacia los astros más remotos; pues en el fondo, también los astros están constituidos de elementos físicos como la tierra. La Ascensión de Cristo significa que ya no pertenece al mundo de la corrupción y de la muerte, que condiciona nuestra vida. Significa que pertenece completamente a Dios. Él, el Hijo Eterno, ha llevado nuestro ser humano a la presencia de Dios, ha llevado consigo la carne y la sangre de forma transfigurada. El hombre encuentra espacio en Dios, a través de Cristo; el ser humano ha sido llevado hasta dentro de la vida misma de Dios. Y, dado que Dios abraza y sostiene a todo el cosmos, la Ascensión del Señor significa que Cristo no se ha alejado de nosotros, sino que ahora, gracias al hecho de estar con el Padre, está cerca de cada uno de nosotros, para siempre. Cada uno de nosotros puede tutearle, cada uno puede dirigirse a Él. El Señor se encuentra siempre al alcance de nuestra voz. Podemos alejarnos de Él interiormente. Podemos vivir dándole las espaldas. Pero Él nos espera siempre, y siempre está cerca de nosotros.

Confirmar a los hermanos

Al sucesor de Pedro le corresponde una tarea especial. Pedro expresó en primer lugar, en nombre de los apóstoles, la profesión de fe: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo" (Mateo 16, 16). Esta es la tarea de todos los sucesores de Pedro: ser la guía en la profesión de fe en Cristo, el Hijo del Dios vivo. La cátedra de Roma es, ante todo, cátedra de este credo. Desde lo alto de esta cátedra, el obispo de Roma está obligado a repetir constantemente: "Dominus Iesus". "Jesús es el Señor", como escribió Pablo en sus cartas a los Romanos (10, 9) a los Corintios (1 Cor 12, 3). A los corintios, con particular énfasis, les dijo: "aun cuando se les dé el nombre de dioses, bien en el cielo bien en la tierra para nosotros no hay más que un solo Dios, el Padre; y un solo Señor, Jesucristo, por quien son todas las cosas y por el cual somos nosotros" (1 Cor 8, 5). La cátedra de Pedro obliga a sus titulares a decir, como hizo Pedro en un momento de crisis de los discípulos, cuando muchos querían irse: "Señor, ¿donde quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios" (Juan 6, 68 y siguientes). Quien se sienta en la cátedra de Pedro tiene que recordar las palabras que el Señor dijo a Simón Pedro en la Última Cena: " Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos" (Lucas 22, 32). El titular del ministerio petrino tiene que tener la conciencia de ser un hombre frágil y débil, como son frágiles y débiles sus propias fuerzas, necesitado constantemente de purificación y conversión. Pero puede también tener la conciencia de que del Señor le viene la fuerza para confirmar a sus hermanos en la fe y mantenerles unidos en la confesión de Cristo, crucificado y resucitado. En la primera carta de san Pablo a los Corintios, encontramos la narración más antigua de la resurrección con que contamos. Pablo la retomó fielmente de los testigos. Esta narración habla en primer lugar de la muerte del Señor por nuestros pecados, de su sepultura, de su resurrección, que tuvo lugar al tercer día, y después dice: "se apareció a Cefas y luego a los Doce" (1 Cor 15, 5). Una vez más, se resume así el significado del mandato conferido a Pedro hasta el final de los tiempos: ser testigo de Cristo resucitado.

El obispo de Roma se sienta en su cátedra para dar testimonio de Cristo. De este modo, la cátedra es el símbolo de la "potestas docendi", esa potestad de enseñanza que constituye una parte esencial del mandato de atar y desatar conferido por el Señor a Pedro y, después de él, a los Doce. En la Iglesia, la Sagrada Escritura, cuya comprensión crece bajo la inspiración del Espíritu Santo, y el ministerio de la interpretación auténtica, conferido a los apóstoles, se pertenecen mutuamente de manera indisoluble. Allí donde la Sagrada Escritura es extraída de la voz viva de la Iglesia, se convierte en víctima de las disputas de los expertos. Ciertamente todo lo que éstos pueden decirnos es importante y precioso; el trabajo de los sabios nos es de notable ayuda para poder comprender el proceso vivo con el que creció la Escritura y comprender así su riqueza histórica. Pero la ciencia por sí sola no puede ofrecernos una interpretación definitiva y vinculante; nos es capaz de darnos, en la interpretación, esa certeza con la que podemos vivir y por la que también podemos morir. Para ello se necesita la voz de la Iglesia viva, de esa Iglesia confiada a Pedro y al colegio de los apóstoles hasta el final de los tiempos. Esta potestad de enseñanza da miedo a muchos hombres dentro y fuera de la Iglesia. Se preguntan si no es una amenaza a la libertad de conciencia, si no es una presunción que se opone a la libertad de pensamiento. No es así. El poder conferido por Cristo a Pedro y a sus sucesores es, en sentido absoluto, un mandato a servir. La potestad de enseñar, en la Iglesia, comporta un compromiso al servicio de la obediencia a la fe. El Papa no es un soberano absoluto, cuyo pensamiento y voluntad son ley. Por el contrario, el ministerio del Papa es garantía de la obediencia a Cristo y a su Palabra. Él no debe proclamar sus propias ideas, sino vincularse constantemente y vincular a la Iglesia a la obediencia a la Palabra de Dios, ante los intentos de adaptarse y aguarse, así como ante todo oportunismo. Lo hizo el Papa Juan Pablo II, cuando ante todos los intentos, aparentemente benévolos, ante las erradas interpretaciones de la libertad, subrayó de manera inequívoca la inviolabilidad del ser humano, la inviolabilidad de la vida humana desde su concepción hasta la muerte natural. La libertad de matar no es una verdadera libertad, sino una tiranía que reduce el ser humano a la esclavitud. En sus grandes decisiones, el Papa es consciente de estar ligado a la gran comunidad de la fe de todos los tiempos, a las interpretaciones vinculantes desarrolladas a través del camino de peregrinación de la Iglesia. De este modo, su poder no está por encima, sino que está al servicio de la Palabra de Dios, y sobre él pesa la responsabilidad de hacer que esta Palabra siga haciéndose presente en su grandeza y resonando en su pureza, de manera que no se haga añicos con los continuos cambios de las modas.

La Iglesia y la Eucaristía

La cátedra es -digámoslo una vez más- símbolo de la potestad de enseñanza, que es una potestad de obediencia y de servicio, para que la Palabra de Dios -¡su verdad!- pueda resplandecer entre nosotros, indicándonos el camino. Pero, al hablar de la cátedra del obispo de Roma, ¿cómo es posible dejar de recordar las palabras que san Ignacio de Antioquia escribió a los romanos? Pedro, procedente de Antioquia, su primera sede, se dirigió a Roma, su sede definitiva. Una sede que se convirtió en definitiva con el martirio que unió para siempre su sucesión con Roma. Ignacio, por su parte, siendo obispo de Antioquia, se dirigía hacia el martirio que habría tenido que sufrir en Roma. En su Carta a los Romanos, se refiere a la Iglesia de Roma como la "que preside en el amor", expresión sumamente significativa. No sabemos con certeza lo que realmente quería decir Ignacio al utilizar estas palabras. Pero para la antigua Iglesia, la palabra amor, "ágape", hacía referencia al misterio de la Eucaristía. En este misterio, el amor de Cristo siempre se hace tangible entre nosotros. Aquí, Él se entrega siempre de nuevo. Aquí, Él se hace traspasar el corazón siempre de nuevo; Aquí, Él mantiene su promesa, la promesa según la cual, desde la Cruz, habría atraído a todos hacía sí. En la Eucaristía, nosotros mismos aprendemos el amor de Cristo. Gracias a este centro y corazón, gracias a la Eucaristía, los santos han vivido, llevando el amor de Dios al mundo de formas y maneras siempre nuevas. ¡Gracias a la Eucaristía, la Iglesia renace siempre de nuevo! La Iglesia no es más que esa red -¡la comunidad eucarística!- en la que todos nosotros, al recibir al mismo Señor, nos convertimos en un solo cuerpo y abrazamos a todo el mundo. Presidir en la doctrina y presidir en el amor, al final, tienen que ser una sola cosa: toda la doctrina de la Iglesia, al final, lleva al amor. Y la Eucaristía, como amor presente de Jesucristo, es el criterio de toda doctrina. Del amor dependen toda la ley y los profetas, dice el Señor (Mateo 22, 40). El amor es el cumplimiento de la ley, escribía san Pablo a los romanos (13, 10).

[Traducción realizada por Zenit. Resumen de 'Iglesia en camino']


Centrales

La Comisión Episcopal de Apostolado Seglar pide impulsar el asociacionismo laical

Este domingo se celebra el Día del Apostolado Seglar y la Acción Católica

Los obispos de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (CEAS) en su mensaje para la jornada se refieren al papel de los laicos en la tarea evangelizadora. "Esta misión de ser testigos del Evangelio en el mundo -dicen- confiada por el Señor a todos los bautizados, incumbe de modo especial a los fieles laicos. Ellos viven en el 'corazón del mundo', es decir, están implicados en todas y cada una de las actividades del mundo y en las condiciones ordinarias de la vida familiar y social. Ahí es donde Dios los llama, les manifiesta su designio y les comunica la particular vocación de buscar el Reino de Dios tratando las realidades temporales y ordenándolas según Dios".

Participación política

"Por eso - continúan los obispos españoles-, los cristianos laicos, al mismo tiempo que participan en las celebraciones sacramentales y en los proyectos evangelizadores de la comunidad cristiana, como ciudadanos de la sociedad 'de ningún modo pueden abdicar de su participación en la política; es decir, en la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común' (Ch. L. 42).

Para los obispos de la CEAS, los laicos no deben olvidar que son ellos los que hacen presente a la Iglesia en el mundo y tienen la misión de transformalo, lo que conlleva un necesario compromiso público de la fe. "Los cristianos, que quieren seguir a Cristo como único Señor de sus vidas, deben tomar conciencia de que, con su presencia y actuación en la vida pública hacen presente a la Iglesia en el mundo y colaboran eficazmente con su compromiso evangélico a la animación y transformación de la sociedad según el espíritu del Evangelio, puesto que la fe que profesan no es algo privado, sino que es constitutiva y esencialmente pública y, por consiguiente, tiene implicaciones políticas".

Miedo de manifestar la fe

Este compromiso público es manifestado por muchos cristianos, aunque los obispos españoles reconocen que no pocos tienen miedo a manifestar su fe. "En la actualidad, un buen número de cristianos vive su adhesión a Jesucristo y su pertenencia a la Iglesia con gran alegría, entrega y generosidad, siendo luz y levadura en medio del mundo. Otros, por el contrario, ante las dificultades para el anuncio de la Buena Noticia, tienen miedo a manifestar públicamente su condición de creyentes, se repliegan sobre sí mismos o se centran únicamente en las actividades y proyectos intraparroquiales".

Ante esta situación, el mensaje apunta a que cada vez es más necesario el asociacionismo laical, "cada día -dicen los obispos- se ve con más claridad la necesidad de impulsar el asociacionismo laical en la Iglesia como concreción y expresión de la comunión eclesial, como ayuda para todos aquellos que buscan y piden una formación cristiana y como medio para lograr una presencia significativa de la Iglesia en medio del mundo".

Algunos datos sobre la Acción Católica

¿Qué es la Acción Católica?

Es una asociación de la Iglesia Católica, en la que sus miembros:

- Comparten un mismo carisma.

- Se apoyan mutuamente.

- Se forman para el apostolado.

- Organizan la actividad apostólica.

- Tienen responsabilidad en su funcionamiento.

- Llevan a cabo acciones en común.

Un movimiento participativo.

Los miembros de la Acción Católica (AC), seglares comprometidos (llamados militantes) dan y reciben de la asociación.

Dan puesto que son ellos los que organizan, sostienen económicamente, estructuran y gobiernan la asociación.

Reciben pues la Acción Católica General cuida de su formación, su vida espiritual y les ayuda a adquirir un compromiso apostólico estable y constante.

Las Notas de la Acción Católica

Las Notas que definen a la AC son:

-Tiene como fin el mismo fin que la Iglesia: la evangelización

-Los seglares dirigen, elaboran y desarrollan el trabajo de esta asociación

-Los seglares trabajan de forma organizada, a la manera de un cuerpo orgánico

-Se trabaja unidos estrechamente a los pastores.

Estructura

Existen 3 ramas en la AC: Adultos, Jóvenes y Niños, de tal manera que un militante pueda vivir su fe desde la infancia. Cada una de éllas se divide, a su vez, en 'general' y 'especializada', que es aquella cuyo campo de acción es una realidad concreta (por ejemplo, la JEC para el mundo estudiantil, o el PROSAC, para el mundo sanitario).

 

La CEE afirma que la ley del "matrimonio" homosexual no es una "verdadera ley" porque contradice la recta razón y la norma moral

Tras su reunión del pasado viernes, el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha hecho pública una nota que bajo el título "Acerca de la objeción de conciencia ante una ley radicalmente injusta que corrompe la institución del matrimonio", acepta practicar este recurso ante una ley que pierde "la fuerza de obligar en conciencia" al contradecir la "recta razón".

Aunque el Comité Ejecutivo expresó su postura sobre el matrimonio homosexual en su Nota del 15 de julio de 2004: "A favor del verdadero matrimonio", añade en la nota conocida hoy, la posición de la Iglesia respecto a la objeción de conciencia ante la "aprobación inminente de una ley tan injusta".

La Nota analiza las consecuencias que traería el pretendido "matrimonio" homosexual pensando sobre todo en los niños, jóvenes, escuelas, y educadores. "No es verdad que esta normativa amplíe ningún derecho, porque la unión de personas del mismo sexo no puede ser matrimonio. Lo que se hace es corromper la institución del matrimonio. Esa unión es en realidad una falsificación legal del matrimonio, tan dañina para el bien común, como lo es la moneda falsa para la economía de un país".

Objeción de conciencia

En este contexto, el Comité Ejecutivo considera que "la ley que se pretende aprobar carecería propiamente del carácter de una verdadera ley, puesto que se hallaría en contradicción con la recta razón y con la norma moral". "La función de la ley civil es ciertamente más limitada que la de la ley moral, pero no puede entrar en contradicción con la recta razón sin perder la fuerza de obligar en conciencia", explican dando una primera justificación a ejercer la objeción de conciencia.

Respecto a los católicos, la advertencia de la Ejecutiva de la CEE es que "los católicos, como todas las personas de recta formación moral, no pueden mostrarse indecisos ni complacientes con esta normativa, sino que han de oponerse a ella de forma clara e incisiva".

"En concreto, no podrán votar a favor de esta norma y, en la aplicación de una ley que no tiene fuerza de obligar moralmente a nadie, cada cual podrá reivindicar el derecho a la objeción de conciencia. El ordenamiento democrático deberá respetar este derecho fundamental de la libertad de conciencia y garantizar su ejercicio", sostienen.

Los obispos consideran su deber "hablar con claridad cuando en España se pretende liderar un retroceso en el camino de la civilización con una disposición legal sin precedentes y gravemente lesiva de derechos fundamentales del matrimonio y de la familia, de los jóvenes y de los educadores".

La regulación civil del matrimonio "de una manera desconocida hasta ahora para la Humanidad", que el Gobierno español ha introducido, y la ulterior aprobación del Parlamento si se produjera, "supondría una flagrante negación de datos antropológicos fundamentales y una auténtica subversión de los principios morales más básicos de orden social".

(Véritas)

 

CONCAPA presentará una enmienda a la totalidad de la Ley de Educación en el Consejo Escolar del Estado

Luis Carbonel: "Este Gobierno se ha decantado por el partidismo, ignorando las justas peticiones de la mayoría de las familias españolas"

Luis Carbonel, Presidente de la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA), en declaraciones a la Agencia 'Véritas', ha manifestado su crítica a la política educativa que lleva el Consejo Escolar de Estado expresando que "ha entrado en un auténtico desprestigio, perdiendo en este momento toda credibilidad y función".

CONCAPA ha pedido también la dimisión de su Presidenta Marta Mata "mediante una carta dirigida a la misma y a la Ministra de Educación".

Además, la Comisión de Consejeros Escolares Autonómicos de CONCAPA ha acordado, en primer lugar, "presentar ante el Pleno del Consejo Escolar del Estado una enmienda a la totalidad, mediante la elaboración de un informe alternativo". Enmienda que irá acompañada de, al menos, "medio centenar de enmiendas parciales, tanto en referencia al informe de la Comisión Permanente del Consejo Escolar del Estado como al Anteproyecto de Ley Orgánica".

CONCAPA quiere, "no hacerse cómplice de la desvertebración a la que aboca esta ley ni del consiguiente fracaso escolar, que va a continuar con las medidas propuestas".

(Véritas)


Información Diocesana

Se han añadido tres nuevas salas

El Museo Devocional de Almendralejo amplía su espacio

El Museo Devocional de Almendralejo, que viene funcionando en dicha localidad extremeña desde 1995, ha ampliado sus instalaciones con la construcción de tres nuevas salas, que elevan la superficie de este museo a más de 400 metros cuadrados.

Las nuevas salas se han construido sobre un terreno anejo al edificio de la Ermita de Nuestra Señora de la Piedad, patrona de Almendralejo, donde se ubica este museo.

Cada una de las nuevas salas se ha destinado a una temática concreta. Así, la primera de estas nuevas dependencias, está dedicada a Jesucristo, dividida así mismo en tres zonas: Encarnación, vida pública y la Iglesia. En esta última zona, entre otras piezas, se pueden contemplar dos relicarios, uno de las Catacumbas romanas de San Calixto y otro de San Juan de Ribera, así como diversos objetos pertenecientes tanto a papas como a obispos.

La segunda sala está dividida en dos partes, una dedicada a la Virgen y otra al artista almendralejense Pedro María Campos, que fue el decorador de la Plaza de España de Sevilla. La última sala está dedicada íntegramente a los artistas italianos Nembrini y Gritti, autores de los frescos del templo de la Purificación de Almendralejo.

 

Ha sido a seis jóvenes de quinto y sexto del Seminario Mayor Diocesano

El Arzobispo de Mérida-Badajoz confiere ministerios laicales

El pasado sábado, en la capilla mayor del Seminario, varios seminaristas recibieron de manos de Monseñor Santiago García Aracil, los ministerios laicales de lector y acólito.

En una sencilla ceremonia, los alumnos de quinto curso de Estudios Eclesiásticos José Jiménez, de Corte de Peleas; Francisco Pecero, de Almendralejo; Javier Rivera, de Azuaga, y José Rubio, de Fuente del Arco, recibieron el ministerio de lector, que los capacita para la proclamación de la Palabra de Dios, tanto dentro como fuera de la celebración litúrgica.

Por su parte, los alumnos de sexto curso Mario Corrales, de Guareña y Antonio Sebastián Sabido, de Aldea de Retamar, recibieron el ministerio de acólito para servir el altar en la celebración eucarística y ejercer como ministros extraordinarios de la Comunión.

En la homilía, el Arzobispo alentó a los seminaristas que recibían los ministerios a entregar su vida en favor de la comunidad. A los lectores les animó a proclamar la Palabra de Dios no sólo en la celebración litúrgica y en la catequesis, sino también con su ejemplo de vida. A los acólitos los instó a presentar junto a los dones eucarísticos los gozos y las esperanzas, las preocupaciones y los problemas del Pueblo de Dios.

 

El Instituto Superior de C.C.R.R peregrinó a Guadalupe

El Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Santa María de Guadalupe", en su sede de Badajoz, ha celebrado una peregrinación al Monasterio de Guadalupe en la festividad de la Ascensión, en la que han participado mas de 50 personas, entre alumnos del centro y familiares.

Se trataba de la primera visita de esta institución, que lleva el título de la patrona de Extremadura, a ese lugar mariano.

Comenzó la jornada con la visita al monasterio y oración ante la imagen de la Virgen de Guadalupe; tras la visita celebraron la Eucaristía en la capilla de los 'Siete Altares', presidida por el director del ISCR, el sacerdote José Moreno Losada, quién invitó a dar gracias al Padre por el servicio que el Instituto está suponiendo para las personas que lo forman, para la Iglesia y para la Sociedad.

 

Encuentro luso-extremeño de Seminarios menores

Se desarrolló en la localidad portuguesa de Évora

El pasado domingo, 8 de mayo, tuvo lugar en Évora (Portugal), el Encuentro Luso-Extremeño de Seminarios Menores.

Un total de 70 seminaristas de Coria-Cáceres, Plasencia, Mérida-Badajoz y del seminario menor portugués de Vila Viçosa, anfitriones este año, vivieron un día de convivencia, que ya se viene repitiendo desde hace algún tiempo.

Con estos encuentros se pretende poner en contacto a chavales que, a pesar de estar en lugares distintos e, incluso, hablar idiomas distintos, se encuentran inmersos dentro de un mismo proceso, como es el que siguen en sus respectivos seminarios.

 

Badajoz

Semana intercultural en el 'Centro Hermano'

El 'Centro Hermano', para acogida de transeúntes y sin techo, de Badajoz, ha celebrado una Semana Intercultural con el objetivo de compartir los valores culturales de las personas de diferentes nacionalidades que viven en el mismo.

Con tal motivo, el Centro se ambientó con música, carteles y fotografías de los diferentes países de los acogidos. Además el menú de la semana ha sido elaborado conforme a la tradición de cada nación.

Durante esta semana, los acogidos han explicado el folclore, las costumbres, la geografía y otros aspectos de sus lugares de origen y se han visionado documentales sobre los países a los que pertenecen (España, Marruecos, Perú, Rumania y Portugal), "visitados" durante la Semana Intercultural.

 

Provincia Eclesiástica

Fue convocado en el año 2001, por el entonces obispo de la diócesis, Monseñor Carlos López

Este domingo se clausura el Sínodo Diocesano de Plasencia

Este domingo día 15, Solemnidad de Pentecostés, la Iglesia de la diócesis hermana de Plasencia clausura el Sínodo Diocesano que ha venido realizando desde que, en el año 2001, el entonces obispo de la diócesis, Monseñor Carlos López, lo convocara.

Está previsto que en la Eucaristía de clausura del Sínodo participen los arzobispos titular y emérito de Mérida-Badajoz, los obispos de Coria-Cáceres y Salamanca, el presbiterio diocesano y multitud de fieles de todas las parroquias de la diócesis de Plasencia.

En la rueda de prensa en la que se presentaba este acto de clausura, el actual obispo de Plasencia, Monseñor Amadeo Rodríguez Magro, destacaba que "estamos viviendo un acontecimiento histórico e importantísimo". Monseñor Rodríguez Magro también indicó a los periodistas que había recibido un mensaje sobre el Sínodo del Papa Benedicto XVI.

Sínodo juvenil

Entre los resultados más inmediatos de este Sínodo Diocesano, el Obispo placentino anunció la celebración de un Sínodo Diocesano de Jóvenes, experiencia que ya se ha realizado en Latinoamérica y en Europa, concretamente en Italia. Este Sínodo de Jóvenes ha sido uno de los temas tratados en las cinco Asambleas Sinodales que han tenido lugar y en las que han participado cerca de 200 miembros sinodales.

La primera asamblea abordó el tema "El anuncio del Evangelio en nuestra sociedad". En la segunda se trató "La transmisión de la fe a los jóvenes"; Luego vino "La participación de los laicos en la vida y misión de la Iglesia"; "Situaciones de pobreza y respuesta de la Iglesia"; y en la última se habló de "La experiencia del encuentro con Dios".

En total se han aprobado 109 orientaciones pastorales y 150 propuestas operativas que contemplan la renovación pastoral en la familia; el trabajo con los jóvenes; la promoción del laicado; los movimientos de apostolado Seglar; y los medios de comunicación social.


 

Liturgia dominical

Celebramos el domingo de Pentecostés

Palabra de Dios

 

Hechos de los Apóstoles 2, 1-11

Todos los discípulos estaban juntos el día de Pentecostés. De repente un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería.

Se encontraban entonces en Jerusalén judíos devotos de todas las naciones de la tierra. Al oir el ruido, acudieron en masa y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma. Enormemente sorprendidos preguntaban:

- ¿No son galileos todos esos que están hablando? Entonces, ¿cómo es que cada uno los oye hablar en nuestra lengua nativa? Entre todos hay partos, medos y elamitas, otros vivimos en Mesopotamia, Judea, Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia o en Panfilia, en Egipto o en la zona de Libia que limita con Cirine; algunos somos forasteros de Roma, otros judíos o prosélitos; también hay cretenses y árabes; y cada uno los oímos hablar de las maravillas de Dios en nuestra propia lengua.

 

Salmo 103. 1ab y 24ac. 29bc-30. 31 y 34

R. Envía tu Espíritu, Señor, / y repuebla la faz de la tierra. (o aleluya)

Bendice, alma mía, al Señor. / ¡Dios mío, qué grande eres!/ Cuántas son tus obras, Señor; /la tierra está llena de tus criaturas.

 

San Pablo a los Corintios 12, 3b-7. 12-13

Hermanos: Nadie puede decir &laqno;Jesús es Señor», si no es bajo la acción del Espíritu Santo. Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de servicios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos. En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común. Porque, lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo. Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu.

 

Evangelio según san Juan 20, 19-23

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas, por miedo a los judíos. En esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.

 

Comentario Litúrgico

Exhaló su aliento sobre ellos

La palabra "pentecostés" hace referencia a los cincuenta días del Tiempo Pascual y con toda razón pues la fiesta que celebramos hoy, la venida del Espíritu Santo, no es una fiesta autónoma ni es sólo la clausura del Tiempo Pascual. Es una celebración que nos hace caer en la cuenta de la presencia del Espíritu Santo en todo el misterio de Cristo y de su Iglesia.

Efectivamente, en el Credo confesamos que Cristo se encarnó en el seno de María por obra del Espíritu Santo y la lectura evangélica de este domingo nos narra que Cristo resucitado, en su primer encuentro con sus discípulos, comienza presentándoles sus heridas como credenciales de ser el mismo que vieron muerto en la cruz y, tras saludarlos con la paz, dice el texto que "exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: 'Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos'."

Con ese gesto Cristo introdujo en el seno de la humanidad, a través de su Iglesia, la fuerza divina que todo lo transforma y que hace posible continúe a lo largo de la Historia su acción redentora.

La Iglesia se sabe nacida por el don del Espíritu y también deudora del mismo en toda su obra de santificación de los hombres. Por ello no hay acción sacramental en la que Iglesia olvide de pedir a Dios Padre que envíe el Espíritu para que el agua bautismal, el crisma o los óleos, el pan y el vino se conviertan en sacramento, es decir en una acción del Resucitado que así continúa con su obra de salvación a través de los siglos.

Nosotros hemos de unirnos a la invocación: "Ven, Espíritu divino".

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

16, lunes: Si 1, 1-10; Mc 9, 14-29.
17, martes: Si 2, 1-13; Mc 9, 30-37.
18, miércoles: Si 4, 12-22; Mc 9, 38-40.
19, jueves: Is 52, 13 - 53, 12; Jn 22, 14-20.
20, viernes: Si 6, 5-17; Mc 10, 1-12.
21, sábado: Si 17, 1-13; Mc 10, 13-16.
22, domingo: Ex 34, 4b-6, 8-9; 2Co 13, 11-13; Jn 3, 16-18.

 

16 de mayo: San Juan Nepomuceno (+ 1383)

Juan nació en Nepomuc, de ahí lo de Nepomuceno, una pequeña ciudad de la región de Bohemia (actual República Checa).

En Praga, capital de aquella región, se había establecido el emperador Wenceslao IV que, al decir de las crónicas, era tan cruel que mandó quemar vivo a un cocinero porque éste no le preparó bien un asado.

El caso es que nuestro santo era el confesor de la emperatriz Juana, esposa de Wenceslao, y que era la otra cara de la moneda con respecto a su marido.

El emperador era muy celoso y 'veía fantasmas donde no los hay'. Un día se le metió en la cabeza que su mujer lo engañaba con otro hombre.

Pero, ¿cómo averiguarlo?, al emperador no se le ocurrió otra cosa que intentar obligar a nuestro santo a que le revelase lo que escuchaba en confesión de Juana.

Obviamente, Juan se negó a cometer tal sacrilegio y no hubo forma de convencerlo.

El resultado fue una placa en la catedral de Praga que dice: "Yace aquí el muy venerable Juan Nepomuceno, doctor, canónigo de esta iglesia, confesor de la reina, ilustre por sus milagros, quien, por haber guardado el sigilo sacramental, fue cruelmente martirizado y arrojado desde el puente de Praga al río Moldava, por orden de Wenceslao IV, el año 1383".

 

Los santos de la semana

16, lunes: Eufrasio, Juan Nepomuceno, Aquilino, Torcuato, Indalecio.
17, martes: Pascual Bailón.
18, miércoles: Juan I, Félix, Alejandro, Leonaldo.
19, jueves: Pedro Morón, Irón, Teófilo, Crispín, Celestino V.
20, viernes: Bernardino de Siena, Pautina, Basilia.
21, sábado: Secundino, Valente, Eutiquio, Donato.
22, domingo: Atón, Joaquina Vedruna, Faustino, Casto.


Contraportada

Estará abierta hasta el próximo 4 de junio, en horario de mañana (11-13'30) y tarde (18-20'30)

La exposición 'Gratia Plena', paso a paso

Hasta el 4 de junio permanecerá abierta en la Catedral de Badajoz, la exposición "Gratia Plena", con motivo del 150 aniversario de la Proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción.

Dicha muestra cuenta con cinco apartados. El primero de ellos se dedica al tema de los primeros tanteos artísticos para expresar el hecho de la Concepción Inmaculada de María, incluyendo los que se han venido a denominar los "retratos de la parentela de la Virgen". Destacan aquí obras como las pinturas del Abrazo de San Joaquín y Santa Ana de Valverde de Mérida (siglo XVII) y Granja de Torrehermosa (siglo XX), más una bellísima colección de pinturas y esculturas dedicadas a la Virgen Niña, por lo común acompañada de sus padres, como la hilanderita, rodeada por guirnalda floral, de Azuaga (siglo XVII) o la Santa Ana sedente tratando de calzar a la Niña, de Montijo (siglo XVIII).

En el segundo apartado, dedicado al Anuncio del Ángel a Ntra. Sra., sobresalen la conocida tabla de Luis de Morales (siglo XVI) y el grupo escultórico de Calzadilla de los Barros (siglo XVI).

El tercer apartado, la Virgen Madre con su Hijo infante, es soberbio en todas sus piezas. Su secuencia abarca desde los más tempranos ejemplos escultóricos de la Baja Extremadura (inicios del siglo XIV) a las más logradas muestras del Renacimiento. Para el Comisario de la exposición, Francisco Tejada Vizuete, "destacan las imágenes tardorrománicas de Arroyo San Serván, Ribera del Fresno, Fuente de Cantos; las del primer y último Gótico de Alburquerque y Ribera y las plenamente renacientes de Fuente del Maestre y Hornachos".

Tejada Vizuete señala que "en el cuarto apartado, el más numeroso, destacan las pinturas dedicadas a la "Tota pulchra" (siglo XVII), de Bienvenida y Fuente de Cantos, las diversas versiones del siglo XVIII de la Virgen de Guadalupe de México (Fregenal, Bodonal, Llerena, Badajoz) y, sin dejar a un lado cualquiera de las imágenes de la Inmaculada que integran dicho apartado, la pequeñita de la parroquia de San Andrés de Badajoz y la del retablo mayor de la Catedral de Badajoz (siglo XVIII), que se puede admirar de cerca después de 150 años sin bajarse de la parte superior de dicho retablo".

En el quinto apartado, se pueden ver muestras tan interesantes como la Asunción de Segura de León o la Coronación de la parroquia de San Andrés de Badajoz.

La Exposición, organizada por el Arzobispado de Mérida-Badajoz, cuenta con el patrocinio de Caja Badajoz, el Ayuntamiento de la ciudad y la Diputación Provincial.

Un equipo de tres restauradoras, más un restaurador proporcionado por el departamento de restauración de la Consejería de Cultura vienen trabajando hace unos meses para que las obras puedan exhibirse lo más dignamente posible. Varias de ellas, dada su importancia, han sido restauradas en su integridad.


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino