Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 620. 14 de mayo de 2006

Director: Juan José Montes


Portada

Desde entonces se han desarrollado numerosos proyectos entre ambas iglesias

Nuestra diócesis y la peruana de Chachapoyas cumplen 25 años de colaboración misionera

La diócesis de Mérida-Badajoz y la diócesis peruana de Chachapoyas celebran este año las bodas de plata de la presencia evangelizadora de misioneros diocesanos pacenses en la parroquia de Leymebamba, perteneciente a la mencionada diócesis de chachapoyas.

El 13 de mayo de 1981 el sacerdote de nuestra diócesis Angel Maya, junto al sacerdote Juan Bautista Carreño -de la diócesis granadina de Guadix-, se hizo cargo de la misión de Leymebamba. Posteriormente han sido varios los sacerdotes que han ido detrás, lo que ha propiciado un hermanamiento entre ambas diócesis, la presencia de religiosas Formacionistas allí, que nuestro Fondo Diocesano de Solidaridad haya financiado numerosos proyectos en la zona y haya becado varias veces a los seminaristas de Chachapoyas para que puedan cursar sus estudios en el Seminario del Vicariato peruano de Jaén donde, además, también varios profesores del Seminario Diocesano de Mérida-Badajoz han impartido clases.


Editorial

Derecho a una vida digna

Esta semana hemos asistido a un caso de suicidio asistido, lo que los grupos de presión que luchan por legalizar la eutanasia denominan muerte digna. Jorge León, un hombre pentaplégico, angustiado por su situación quería morir y, ante la imposibilidad de suicidarse por sus propios medios, había solicitado la "ayuda" de terceros para que le ayudasen a suicidarse.

Independientemente de todas las reacciones que se hayan suscitado, tal vez lo primero que nos debería hacer pensar es el vacío tan dolorosísimo que este hombre habría experimentado en su vida para pedir que se la quitaran, y que probablemente sea muy similar al que experimentan todos los que sufren el mismo desenlace autopropiciado o ayudados. Por ello, más que la condena o justificación, este caso requiere antes que nada una reflexión sobre qué trato y qué motivaciones tenía esta persona para seguir viviendo.

No olvidemos que este caso de eutanasia constituye una excepción, dado que en la misma situación o similar que se encontraba este hombre se encuentran miles de personas que no quieren ser eliminados. Esto nos hace ver claramente que el suicidio no constituye la única salida ante la dificultad para encontrar sentido a la vida, por lo que el verdadero progresismo, más que pedir una "muerte digna", debería defender una vida digna, donde la persona con leves problemas o extremas dificultades encuentre la ayuda de todos: amigos, familiares, sociedad y administración mediante la prestación de servicios a la vida y no de facilidades para la muerte.

Para los cristianos la vida es un don de Dios, el único que tiene poder para darla y para quitarla. Desde la Cruz tiene sentido el sufrimiento y sencillamente no podemos decir que creemos en Cristo muerto y resucitado si detestamos la Cruz como una maldición. Por otro lado, en la Resurrección de Cristo encuentra sentido toda vida humana para ser vivida en esperanza por difícil que se presente.

Para los no creyentes podemos decir que utilizar la excepción para legislar no deja de ser un contrasentido. No es un disparate afirmar que legalizar la eutanasia sería abrir una puerta a la eliminación de los más débiles; lo vimos en el caso del aborto (el 98,02% de los que se realizan en España se acogen al supuesto de peligro para la madre, lo que jurídicamente es clarísimamente un fraude de ley). En estas historias nos jugamos mucho.


Benedicto XVI

A través de la sucesión apostólica, Cristo llega a nosotros

Intervención en la audiencia general del miércoles 10 de mayo

En las últimas dos audiencias hemos meditado en lo que es la Tradición de la Iglesia y hemos visto que es la presencia permanente de la palabra y de la vida de Jesús en su pueblo. Pero la palabra, para estar presente, tiene necesidad de una persona, de un testigo. De este modo nace esta reciprocidad: por una parte, la palabra tiene necesidad de la persona, pero, por otra parte, la persona, el testigo, está ligado a la palabra que le ha sido confiada y que él no ha inventado. Esta reciprocidad entre contenido -palabra de Dios, vida del Señor- y persona que lo transmite es una característica de la estructura de la Iglesia, y hoy queremos meditar sobre este aspecto personal de la Iglesia.

Los inicios del episcopado

El Señor lo había comenzado, como habíamos visto, al convocar a los doce, que representaban al futuro Pueblo de Dios. En la fidelidad al mandato recibido por el Señor, en un primer momento, los doce, tras su Ascensión, completan su número con la elección de Matías en lugar de Judas (Cf. Hechos 1,15-26), y luego asocian progresivamente a otros a las funciones que les han sido confiadas para que continúen su ministerio. El Resucitado mismo llama a Pablo (Cf. Gálatas 1, 1), pero Pablo, a pesar de que había sido llamado por el Señor como apóstol, confronta su Evangelio con el Evangelio de los doce (Cf. ibídem 1,18), se preocupa por transmitir lo que ha recibido (Cf. 1 Corintios 11, 23; 15, 3-4) y en la distribución de las tareas misioneras es asociado a los apóstoles, junto a otros, por ejemplo, Bernabé (Cf. Gálatas 2, 9). Así como al inicio de la condición del apóstol se encuentra una llamada y un envío del Resucitado, del mismo modo la sucesiva llamada e invitación a otros tendrá lugar, con la fuerza del Espíritu, por obra de quien ya ha sido constituido en el ministerio apostólico. Este es el camino por el que continuará este ministerio que, después, comenzando por la segunda generación, se llamará ministerio episcopal, "episcopé".

Quizá es útil explicar brevemente lo que quiere decir obispo. Es la forma italiana ["vescovo", nota del traductor] de la palabra griega "epíscopos". Esta palabra hace referencia a uno que tiene una visión de lo alto, uno que mira con el corazón. De este modo, el mismo san Pedro, en su primera Carta, llama al Señor Jesús "pastor y guardián de vuestras almas" (2, 25). Y, según este modelo del Señor, que es el primer obispo, guardián y pastor de las almas, los sucesores de los apóstoles han sido llamados después "obispos". Se les confía la función del "episcopé". Esta función precisa del obispo se desarrollará progresivamente con respecto a los inicios hasta asumir la forma, ya claramente testimoniada por Ignacio de Antioquia, en los inicios del siglo II (Cf. "Ad Magnesios", 6,1: PG 5,668), de la triple función de obispo, presbítero y diácono. Es un desarrollo guiado por el Espíritu de Dios, que asiste a la Iglesia en el discernimiento de las formas auténticas de la sucesión apostólica, definidas cada vez mejor entre una pluralidad de experiencias y de formas carismáticas y ministeriales, presentes en la comunidad de los orígenes.

De este modo, la sucesión en la función episcopal se presenta como continuidad del ministerio apostólico, garantía de la perseverancia en la Tradición apostólica, palabra y vida, que nos han sido confiadas por el Señor. El lazo entre el Colegio de los obispos y la comunidad originaria de los apóstoles se entiende, ante todo, en la línea de la continuidad histórica. Como hemos visto, a los doce se les asocia en primer lugar Matías, y después, Pablo, y luego Bernabé, y más tarde otros, hasta la formación, en la segunda y tercera generación, del ministerio del obispo. Por tanto, la continuidad se expresa en esta cadena histórica. Y en la continuidad de la sucesión se encuentra la garantía de perseverancia en la comunidad eclesial, en el Colegio apostólico, reunido a su alrededor por Cristo. Pero esta continuidad, que vemos antes en la continuidad histórica de los ministros, debe entenderse también en sentido espiritual, pues la sucesión apostólica en el ministerio es considerada como lugar privilegiado de la acción y de la transmisión del Espíritu Santo. Un eco claro de estas convicciones puede constatarse, por ejemplo, en este texto de Ireneo de Lyón (segunda mitad del siglo II): "la Tradición de los Apóstoles ha sido manifestada al universo mundo en toda la Iglesia, y podemos enumerar a aquellos que en la Iglesia han sido constituidos obispos y sucesores de los Apóstoles hasta nosotros [] [Los apóstoles] querían que aquellos a quienes dejaban como sucesores fuesen en todo "perfectos e irreprochables" (1 Tim 3,2; Tt 1,6-7), para encomendarles el magisterio en lugar suyo: si obraban correctamente se seguiría grande utilidad, pero, si hubiesen caído, la mayor calamidad" ("Adversus haereses", III, 3,1: PG 7,848).

Ireneo, después, al presentar esta red de la sucesión apostólica como máxima garantía de la perseverancia en la palabra del Señor, se concentra en esa Iglesia, entre "las más antiguas y de todos conocidas, la Iglesia fundada y constituida en Roma por los dos gloriosísimos apóstoles Pedro y Pablo", subrayando la Tradición de la fe anunciada, que en ella llega hasta nosotros a través de los apóstoles mediante las sucesiones de los obispos. De este modo, para Ireneo y para la Iglesia universal, la sucesión episcopal de la Iglesia de Roma se convierte en el signo, el criterio y la garantía de la transmisión sin interrupción de la fe apostólica: "Es necesario que cualquier Iglesia esté en armonía con esta Iglesia, cuya fundación es la más garantizada -me refiero a todos los fieles de cualquier lugar-, porque en ella todos los que se encuentran en todas partes han conservado la Tradición apostólica" ("Adversus haereses", III, 3, 2: PG 7,848). La sucesión apostólica, verificada en virtud de la comunión con la de la Iglesia de Roma, es por tanto el criterio de permanencia de cada una de las Iglesias en la Tradición de la fe común apostólica, que a través de este canal ha podido llegar hasta nosotros desde los orígenes: "Por este orden y sucesión ha llegado hasta nosotros la Tradición que inició de los apóstoles. Y esto muestra plenamente que la única y misma fe vivificadora que viene de los apóstoles ha sido conservada y transmitida en la Iglesia hasta hoy" (ibídem, III, 3, 3: PG 7,851).

Fidelidad a la enseñanza

Según estos testimonios de la Iglesia antigua, la apostolicidad de la comunión eclesial consiste en la fidelidad a la enseñanza y a la práctica de los apóstoles, a través de los cuales se garantiza la unión histórica y espiritual de la Iglesia con Cristo. La sucesión apostólica del ministerio episcopal es el camino que garantiza la fiel transmisión del testimonio apostólico. Lo que representan los apóstoles en la relación entre el Señor Jesús y la Iglesia de los orígenes, lo representa análogamente la sucesión ministerial en la relación entre la Iglesia de los orígenes y la Iglesia actual. No es una mera concatenación material; es más bien el instrumento histórico del que se sirve el Espíritu para hacer presente al Señor Jesús, cabeza de su pueblo, a través de quienes son ordenados por el ministerio por medio de la imposición de las manos y de la oración de los obispos. Entonces, a través de la sucesión apostólica, Cristo llega a nosotros: en la palabra de los apóstoles y de sus sucesores Él nos habla; mediante sus manos Él actúa en los sacramentos; en su mirada, su mirada nos envuelve y nos hace sentirnos amados, acogidos en el corazón de Dios. Y también hoy, al igual que al inicio, Cristo mismo es el verdadero pastor y guardián de nuestras almas, a quien nosotros seguimos con gran confianza, gratitud y alegría.

Vaticano, 10 de mayo de 2006


Centrales

El 13 de mayo de 1981 llegó a esas tierras peruanas el sacerdote Ángel Maya, al que siguieron otros

Se cumplen 25 años de presencia de misioneros de Mérida-Badajoz en Chachapoyas

Durante este mes de mayo, la diócesis de Mérida-Badajoz celebra el XXV Aniversario de la presencia evangelizadora de misioneros diocesanos en la parroquia de Leymebamba, en la diócesis peruana de Chachapoyas.

Por este motivo tanto en nuestra diócesis como, sobre todo, en la mencionada diócesis peruana, se están realizando numerosos actos que tienen su acto central en la próxima semana cuando se celebre la "semana conmemorativa" de la llegada del sacerdote diocesano Angel Maya, primer misionero de nuestra diócesis que, junto al sacerdote Juan Bautista Carreño -de Guadix-, fue el que se hizo cargo de la misión de Leymebamba. Este mismo sacerdote diocesano, además, sigue prestando sus servicios en dicha parroquia misionera, si bien pasó algunos años en nuestra diócesis antes de volver a tierras de misión. Para asistir a estos actos se han trasladado a Perú el actual Delegado de misiones, Juan Andrés Calderón y el anterior, Pedro Losada.

De esta primera presencia misionera fueron luego naciendo mayores compromisos y nuevas presencias de misioneros diocesanos en la misma zona.

Hermanamiento

Así, hace ya varios años que la diócesis de Mérida-Badajoz y la de Chachapoyas establecieron un hermanamiento; los obispos de ambas diócesis han mantenido numerosos y fructíferos encuentros; nuestro Fondo Diocesano de Solidaridad ha financiado numerosos proyectos en la zona y ha becado varias veces a los seminaristas de Chachapoyas para que puedan cursar sus estudios en el Seminario del Vicariato peruano de Jaén donde, además, también varios profesores del Seminario Diocesano de Mérida-Badajoz imparten, desde hace varios cursos, diversas asignaturas de filosofía y teología.

Además de esta colaboración material, espiritual y formativa, son varios los sacerdotes que han pasado y están, hoy en día, en tierras peruanas.

Actualmente nuestra diócesis, además de Leymebamba, cuenta con presencia en la parroquia de Rodrigo de Mendoza, donde se encuentran Antonio León y Federico Grajera; y en las parroquias de Sorochuco y Celendín, pertenecientes a la vecina diócesis de Cajamarca, donde están José Ardila y Antonio Sáenz, respectivamente.

No son éstos los únicos misioneros diocesanos en el Perú pues, además, también están en el mismo país el sacerdote Fernando Cintas, en la parroquia de Mala (Cañete), y hay dos comunidades de las Religiosas Hijas de la Virgen para la Formación Cristiana, una de ellas en Chachapoyas y otra en Lima.

XXV años de presencia evangelizadora

Carta del primer misionero diocesano en la parroquia de Leymebamba

El 13 de mayo de 1981; Juan Bautista Carreño, sacerdote de la diócesis de Guadix (Granada) y yo, llegábamos a la Parroquia de Leymebamba, diócesis de Chachapoyas (Perú). No es el lugar más antiguo donde hay misioneros de nuestra diócesis, pero este año celebramos las bodas de plata de presencia evangelizadora en estas queridas tierras y queremos compartir esta alegría con todos vosotros.

Era el mismo día en el que el Papa Juan Pablo II, de feliz memoria, sufrió el atentado en la Plaza del Vaticano. El obispo de entonces Monseñor Antonio de Hornedo S.I., hace poco fallecido, en nuestra presentación aludió a este hecho: "Han atentado contra el Papa. No lo han matado, pero aunque hubiera muerto, la Iglesia seguiría viva porque cuenta con la promesa de Cristo hasta el fin de los tiempos".

¿Cómo llegamos hasta aquí? Fue de un modo muy sencillo: En el mes de junio de 1980, alrededor de la fiesta de San Juan en Badajoz, Juan Bautista y yo sentados en un banco del paseo San Francisco, hojeábamos la revista Mensaje. En ella venían peticiones de sacerdotes por parte de obispos americanos. Antes de seguir leyendo y abrumados por el sofocante calor extremeño, dijimos: "Nos vamos a un lugar donde no haya calor". Tropezamos con la parroquia de Leymebamba en la diócesis de Chachapoyas (Perú). Buen clima, decía su obispo, se necesitan dos sacerdotes.

Luego viene todo rodado. Monseñor Antonio Montero, recién llegado a Badajoz, acoge con cariño la propuesta. Escribimos a Chachapoyas y pocos meses después nos entrevistamos con su obispo en Madrid. Cursillo de preparación, arreglo de pasaportes y billetes para el viaje y arribo a Leymebamba en el día de la Virgen de Fátima ya citado.

Desde entonces no han faltado sacerdotes de nuestra diócesis en Leymebamba: Antonio León Durán, Isidro Luengo Cruda, Josely Ardila Codosero, Juan Andrés Calderón Carrasco y Diego Isidoro García. Los obispos de ambas diócesis se han visitado mutuamente con frecuencia. Ahora esperamos pronto la visita de Monseñor Santiago García Aracil.

Por providencia de Dios que todo lo ordena para el bien, la pequeña semilla leymebambina ha crecido y se ha extendido. Hoy la presencia de nuestra diócesis, además de en Leymebamba, está en Rodríguez de Mendoza con los sacerdotes Antonio León y Federico Gragera; en Sorochuco con el Padre Josely Ardila; en Celendín, el Padre Antonio Sáenz (Estas dos últimas parroquias son de la diócesis de Cajamarca). Las religiosas Hijas de la Virgen María para la Formación Cristiana tienen casa en Chachapoyas y en Lima. También profesores de nuestro Seminario San Atón han impartido clases en el seminario del Vicariato de Jaén (Perú) donde estudian los seminaristas de Chachapoyas.

Por todos estos lugares han venido muchas visitas de distintas procedencias especialmente de la diócesis de Mérida-Badajoz: sacerdotes, seminaristas, religiosas, seglares, varones y mujeres. Algunos han permanecido durante bastantes días, incluso meses, conviviendo con nosotros y nuestra gente. No quiero nombrar a nadie porque mi memoria es frágil y fácilmente habría omisiones.

Otros muchos, que sólo Dios conoce, con sus trabajos, aliento, apoyo material y espiritual y sus oraciones han estado y están unidos en la misión. De forma especial nuestros familiares son misioneros con todos los que por aquí han pasado. La comunión de los santos no conoce fronteras ni distancias.

A Dios, dador de todo bien, vayan nuestras oraciones y nuestra acción de gracias.

Leymebamba a 7 de mayo de 2006
Ángel Maya Romero
Párroco de Leymebamba

 

En nuestra diócesis la pide casi el 80% en la enseñanza pública y la práctica totalidad en la privada

Los padres tienen el derecho de pedir Religión cuando inscriban a sus hijos para el próximo curso

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha lanzado una campaña para pedir a los padres que apunten a sus hijos a clase de religión católica. La CEE recuerda que los padres son los principales responsables de la formación religiosa y moral de sus hijos y señalan que el Concilio Vaticano II "recuerda a los padres la grave obligación que tienen de disponer, y aún de exigir, todo lo necesario para que sus hijos puedan disfrutar de tales auxilios y progresen en la formación cristiana a la par que en la profana".

Deber de los centros

Por lo que se refiere a los centros, la campaña de la Conferencia Episcopal recuerda que deben ofrecer el Área de Religión y Moral Católica y aplicar a esta enseñanza un horario justo, que permita su desarrollo. En el tríptico editado para la campaña se dice, además que "los directores tienen el deber de asegurar que la religión y Moral Católica ocupe, en la organización escolar, el lugar que le corresponde como materia equiparable a las demás asignaturas fundamentales".

Sobre la aportación de la asignatura de Religión, se asegura que aporta respuestas a preguntas trascendentales para la persona y ayuda a comprender el arte, el lenguaje, las costumbres, las fiestas, las personas y sus problemas.

Datos en nuestra diócesis

Desde la Delegación Diocesana de Educación y Centros de Enseñanza se han facilitado los datos de los alumnos matriculados en Enseñanza Religiosa Escolar en el presente curso académico. En los centros religiosos el porcentaje de inscritos es del 98,34%, en los centros privados de titularidad civil el porcentaje es del 94,65%.

Por lo que se refiere a los centros públicos la media de padres y alumnos que solicitan enseñanza de Religión católica se sitúa en el 77,51%.

 

Expuesta, tras su restauración, en el Seminario de Plasencia la Biblia Políglota de Amberes

El obispo de Plasencia, monseñor Amadeo Rodríguez, ha presentado en el Seminario diocesano de la ciudad, la exposición "En el Principio, la Palabra", organizada en torno a la Biblia Políglota de Amberes, recientemente restaurada.

El Instituto del Patrimonio Histórico Español, ha empleado seis años para la restauración de la conocida también como Biblia Regia, que volverá tras este proceso a su sitio original, en la Biblioteca del Seminario Diocesano.

Sin embargo, y antes de su regreso a la Biblioteca, esta obra del siglo XVI está expuesta al público desde el pasado jueves 11 de mayo y hasta finales de este mes, en los claustros del Seminario diocesano. La exposición cuenta de cinco bloques, que se referirán respectivamente al "Proceso de la elaboración del papel", "Historia de la imprenta", "La Biblia Políglota", "La palabra a través del Antiguo y Nuevo Testamento", y "Testigos de la Palabra".

Asimismo, se ha organizado un ciclo de conferencias que ayudarán a comprender la importancia de esta pieza. El profesor Jorge Fernández, de la Universidad Pontificia de Salamanca, iniciará mañana este ciclo con una conferencia titulada "Los estudios bíblicos: presente y futuro en la vida de la Iglesia".

El ciclo continuará el 18 de mayo, con María Francisca Villares, restauradora del Servicio de Libros y Documentos del Instituto del Patrimonio Histórico Español, quien hablará de "La restauración". Finalmente, el 25 de mayo, será el turno del catedrático de Teología Hebraica de la Universidad Pontificia de Salamanca, Santiago García Jalón, quien disertará sobre "La Biblia de Amberes".

(Veritas)

 

El Papa nombra al cardenal Antonio Cañizares miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe

El Santo Padre Benedicto XVI ha hecho pública la relación de los nuevos nombramientos dentro de la Curia Vaticana para los cardenales creados en el último Consistorio del pasado 24 de marzo de 2006. El cardenal Antonio Cañizares Llovera junto al cardenal Jean-Pierre Ricard formarán parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El cardenal Joseph Levada, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe desde que el cardenal Ratzinger dejara vacante el puesto, ha sido nombrado miembro de otras dos Congregaciones vaticanas, la Congregación de la Causas de los Santos y la Congregación para los Obispos, así como miembro del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

Otro de los nombramientos múltiples ha recaído sobre el cardenal Franc Rodè, en dos Congregaciones: la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los sacramentos junto al cardenal Joseph Zen, y en la Congregación para los Obispos. Además es nuevo miembro del Consejo Pontificio para la Cultura.

Uno de los nombramientos esperados, junto con el del cardenal Cañizares, por el trabajo desempeñado en sus años como sacerdote primero y como obispo posteriormente es el del cardenal Carlo Caffarra como miembro del Comité de Presidencia del Consejo Pontificio para la Familia junto al cardenal Nicolas Cheong Jinsuk. También se le añadió a los miembros del Consejo para la Evangelización de los Pueblos junto al cardenal Joseph Zen.

El que fuera secretario de Juan Pablo II, el nuevo cardenal Stanislaw Dziwisz fue nombrado miembro de la Congregación para la Educación Católica, y junto a los cardenales Gaudencio B. Rosales, elegido también miembro del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, y Nicolas Cheong Jinsuk, miembro del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales.

(Veritas)


Información Diocesana

Encuentro de voluntarios del programa de infancia de Cáritas Diocesana

Los días 5 y 6 de Mayo se celebró en Barbaño (Montijo) el XI Encuentro del Programa Infancia bajo el lema " Todos construimos, todos colaboramos, todos somos necesarios" organizado por Cáritas Diocesana dentro del Programa de Infancia.

A él asistieron 30 voluntarios de los proyectos de Badajoz, que comprende a las Caritas parroquiales de San Juan de Dios y Nuestra Señora de la Asunción, así como de las Cáritas parroquiales de Almendralejo y Alburquerque.

El este encuentro también estuvieron presentes, Vicente Martín Muñoz, párroco de Alburquerque y Consiliario diocesano de Cáritas, José María Vega, Director de Cáritas Diocesana y Ana Correa, Secretaria General de la misma.

También se contó con la colaboración de la Cáritas de Montijo y la presencia de Purificación Marcos, Técnico de Cáritas Española que estuvo acompañando a los participantes durante todo el Encuentro.

Además, los participantes escucharon una conferencia sobre 'Comercio Justo', a cargo de Paco López, responsable de Cooperación Internacional de Cáritas Diocesana.

 

Ha tenido lugar en la casa de oración de Gévora

El Movimiento de Jóvenes de Acción Católica celebra su Asamblea diocesana

El Movimiento de Jóvenes de Acción Católica (MJAC) de la diócesis de Mérida-Badajoz ha celebrado el pasado fin de semana, en la casa de oración de Gévora, su Asamblea diocesana en la que han participado jóvenes de Alburquerque, Badajoz, Olivenza, Ribera del Fresno, Salvatierra de los Barros y San Jorge de Alor, localidades donde actualmente se encuentra implantado dicho movimiento general de Acción Católica (AC).

Este encuentro tuvo una doble finalidad. Por un lado, el sábado, los jóvenes participantes celebraron un retiro en el que, desde la metodología propia de la AC, reflexionaron sobre su paso al MJAC como miembros de pleno derecho -lo que en la terminología de AC se conoce como 'paso a la militancia'-.

Ya el domingo, los participantes celebraron su Asamblea anual en la que, entre otras cuestiones, analizaron la marcha de este movimiento en nuestra Diócesis y plantearon algunas acciones de cara al próximo curso.

Presidente nacional

Durante la Asamblea, los jóvenes contaron con la presencia de Alberto Montaner, presidente nacional del MJAC, quien declaró "estar muy contento por poder participar en este encuentro". Además de Montaner, en este encuentro ha participado Antonio Becerra Cordero, Vicario Episcopal de Apostolado Seglar de Mérida-Badajoz.

 

Badajoz

400 escolares realizan una marcha solidaria

Recientemente, en el Colegio Marista de Badajoz, tenía lugar la clausura de la campaña solidaria: "ENDeuda" de la ONG Marista "Solidaridad, Educación y Desarrollo". Como culminación de esta campaña se realizó, por tercer año consecutivo, una marcha solidaria - "Solidarios, ¡en marcha! III"-, en la que participaron unos 400 chicos y chicas del citado centro. Según han explicado los organizadores, "la marcha es un gesto solidario que quiere denunciar aquellas situaciones de injusticia que se viven entre los países del Norte y del Sur". El aspecto práctico de esta marcha lo ponía el "bonomarcha", donde los participantes anotan a sus patrocinadores junto con la cantidad con colaboran. Con lo recaudado, se subvencionaran becas de estudio para el internado marista de Comarapa (Bolivia).

 

La Parra y La Morera

Más de cincuenta personas peregrinan a diversos santuarios marianos

Las parroquias de Nuestra Señora de la Asunción de La Parra y San Lorenzo Mártir de La Morera han realizado distintas actividades dentro de su programa pastoral.

Jóvenes y niños

Entre éstas se cuenta la convivencia que han realizado 86 adolescentes y jóvenes -pertenecientes al proceso de Confirmación- en la casa de oración de Villagonzalo donde han reflexionado sobre la importancia de este sacramento y la necesidad del testimonio cristiano de la juventud dentro de nuestra sociedad. Además, los más pequeños de ambas parroquias han visitado la población de Olivenza donde compartieron la Eucaristía con otros niños de esta población y pasaron en ella una jornada de visita cultural y convivencia.

El 'plato fuerte' de las actividades ha sido la peregrinación mariana realizada a los santuarios del Pilar (Zaragoza), Torreciudad (Huesca) y Lourdes en donde, durante dos jornadas, han participado en los distintos actos frecuentes allí y que hacen que esta visita haya enriquecido a los 52 personas que han peregrinado a estos lugares.

 

Congreso sobre la Eucaristía

En el contexto del reciente 'Año de la Eucaristía' que ha celebrado la Iglesia y como clausura de los dos aniversarios que, durante este curso, ha venido conmemorando nuestra diócesis de Mérida-Badajoz, se ha programado la celebración de un Congreso sobre la Eucaristía, que está previsto para los días 16 al 18 de junio.

Este Congreso tendrá como escenario el Centro Cultural 'Alcazaba' de la capital autonómica y en él participaran varios especialistas nacionales, entre los que se cuenta Monseñor Braulio Rodríguez, Arzobispo de Valladolid y miembro de la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Española, o Manuel González, profesor de Liturgia de la madrileña Facultad de Teología de San Dámaso.

La clausura de este Congreso y del doble aniversario diocesano la pondrá la concelebración Eucarística que presidirá Monseñor Santiago García Aracil en la Concatedral de Santa María de Mérida, y en la que está previsto que participen los Vicarios Episcopales y el Cabildo Metropolitano.

 

La parroquia pacense de Nuestra Señora de Guadalupe ha celebrado su X Aniversario

La parroquia pacense de Nuestra Señora de Guadalupe, ha celebrado estos días su semana de la parroquia en la que, además, se ha recordado el décimo aniversario de la bendición del primer lugar de culto que tuvo esta parroquia.

Entre otros actos, durante esta semana se han celebrado varias exposiciones o una conferencia a cargo de Francisco Maya, Vicario General de Mérida-Badajoz, con el tema 'Parroquia misionera'. Además, durante estos días también hubo actividades para los niños y adolescentes y un concierto de arpa a cargo de alumnos del Conservatorio de Badajoz.

 

Semana de la familia

El arciprestazgo de San Fernando, uno de los tres en los que está dividida la capital pacense, ha celebrado su III 'Semana de la familia' en la que han tenido lugar diversos actos culturales y lúdicos. Entre otras cuestiones, se organizó una conferencia sobre los padres ante el botellón, o una mesa redonda sobre la situación de la familia. Finalmente, esta 'Semana de la familia' se clausuró con un día de convivencia campestre.

 

Agenda

Badajoz

Cincuentenario de la Hermandad de San Isidro

Este año se cumple el cincuentenario de la fundación de la Hermandad de San Isidro en Badajoz. Por este motivo los actos organizados en el entorno de la fiesta de San Isidro se recubren este año de un carácter especial y así, en esta ocasión, la imagen del santo será trasladado a la parroquia pacense de San Andrés este domingo 14. Allí se celebrará un triduo en su honor los días 17, 18 y 19, a las 20'30 horas.

La imagen regresará en procesión hasta su ermita el sábado 20, a las 17'30 horas, y el domingo se pondrá fin a las actividades de este año con una Eucaristía a las 12'00 horas.


Liturgia dominical

Celebramos el V Domingo de Pascua

Palabra de Dios

 

Hechos de los Apóstoles 9, 26-31

En aquellos días, llegado Pablo a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos, pero todos le tenían miedo, porque no se fiaban de que fuera realmente discípulo. Entonces Bernabé se lo presentó a los apóstoles.

Saulo les contó cómo había visto al Señor en el camino, lo que le había dicho y cómo en Damasco había predicado públicamente el nombre de Jesús.

Saulo se quedó con ellos y se movía libremente en Jerusalén predicando públicamente el nombre del Señor. Hablaba y discutía también con los judíos de lengua griega, que se propusieron suprimirlo. Al enterarse los hermanos, lo bajaron a Cesárea y le hicieron embarcarse para Tarso. Entre tanto la Iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaría. Se iba construyendo y progresaba en la fidelidad al señor y se multiplicaba animada por el Espíritu Santo.

 

Salmo 21, 26b-27, 28 y 30, 31-32

R. El Señor es mi alabanza en la gran asamblea.

Cumpliré mis votos delante de sus fieles./ Los desvalidos comerán hasta saciarse,/ alabarán al Señor los que lo buscan:/ viva su corazón por siempre. / Lo recordarán y volverán al Señor/ hasta de los confines de la Tierra;/ en su presencia se postrarán las familias de los pueblos./ Ante Él se postrarán las cenizas de la tumba,/ ante Él se inclinarán los que bajan al polvo.

 

Carta 1ª del apóstol san Juan 3, 18-24

Hijos míos, no amemos de palabra ni de boca, sino con obras y según la verdad. En esto conocemos que somos de la verdad, y tranquilizaremos nuestra conciencia ante Él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo.

Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios; y cuanto pidamos lo recibiremos de Él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros tal como nos lo mandó.

 

Evangelio según san Juan 15, 1-8

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

- Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo poda para que dé más fruto. Vosotros estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí y yo en vosotros.

Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante, porque sin mí no podéis hacer nada. El que no permanece en mí, lo tiran fuera, como al sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pediréis lo que deseéis y se realizará.

Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos.

 

Comentario Litúrgico

Permaneced en mi

La liturgia, domingo a domingo, nos ayuda a entender y a vivir el misterio de la Pascua del Señor en sus diversas dimensiones que son otras tantas riquezas para nosotros y para la edificación de nuestra vida de fe.

El medio del que se vale la liturgia para obtener esta meta es la aportación que cada domingo nos trae la liturgia de la Palabra.

Con sus noticias completa un retablo maravilloso en el que, al final, podemos entender y, a la vez participar en ella, la gesta salvadora que realizó Jesús con su muerte y resurrección y que se nos ofrece cada año gracias a la fuerza sacramental de las celebraciones de la Iglesia.

Si nos acercamos al evangelio de hoy, encontramos la alegoría de la "Vid y los Sarmientos" que, para entenderla, la hemos de leer en un tiempo presente comprometedor a la vez que salvador para nosotros.

Esta alegoría evita el riesgo de que, una vez terminada la liturgia de la Semana Santa, nos sintamos un poco descolgados de los misterios que hemos celebrado, porque en ella Cristo nos revela la actualidad y la presencia salvífica del Misterio pascual en y para cada uno de nosotros.

Así, Cristo se presenta como la verdadera Vid y nos considera a cada uno de nosotros, sus sarmientos. De esta manera aclara la dimensión salvífica de toda su obra de Redentor: por la Encarnación se ha hecho de nuestra familia humana creando un vínculo personal con cada uno de nosotros y, haciéndose pecado y muriendo en la cruz, se ha hecho nuestro valedor ante el Padre y por el bautismo nos ha unido de tal forma a Él que si Él es la Vid, nosotros somos los sarmientos en tanto vivamos en comunión con Él.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

15, lunes: Hch 14, 5-18;Jn 14, 21-26.
16, martes: Hch 14, 19-28; Jn 14, 27-31a.
17, miércoles: Hch 15, 1-6; Jn 15, 1-8.
18, jueves: Hch 15, 7-21; Jn 15, 9-11.
19, viernes: Hch 15, 22-31; Jn 15, 12-17.
20, sábado: Hch 16, 1-10; Jn 15, 18-21.
21, domingo: Hch 10,25-26, 34-35.44-48; 1Jn 4,7-10; Jn 15, 9-17.

 

15 de mayo: Santa Dimpna (S. VII)

Aunque en todos nuestros pueblos este día celebramos especialmente a san Isidro, éste santo español comparte su fiesta con Dimpna. Fue una virgen mártir del siglo VII.

Hay una bella leyenda belga habla de esta joven cuando se descubrieron sus reliquias en el siglo XIII, cerca de Anvers.

Dado que se hicieron muchas curaciones en este lugar, los devotos no tuvieron la menor duda en edificar un hospital para enfermos mentales.

Se cuenta que era la hija de un rey pagano de Irlanda. Y cosas absurdas del destino: cuando perdió a su mujer y se quedó viudo, dice el padre que alguien le aconsejó que se casara con su propia hija.

La chica salió huyendo del castillo en compañía de su confesor y de dos amigos.

El rey montó en cólera. Mandó buscarlos por todos sitios. Cuando los encontraron, dio la orden de que los decapitasen.

Cuenta la leyenda que se parecía totalmente a su madre, y por este motivo se enamoró de ella su padre. En estas circunstancia, Dios nunca abandona a sus fieles. Puso en sus manos la orientación del confesor Gereberno y a Gheel.

Todo se fueron a vivir como ermitaños, es decir, personas que buscan a Dios en la soledad, la plegaria frecuente y la penitencia.

Por último, en el lugar donde se encuentran sus reliquias se han hecho muchos milagros sobre epilépticos y poseídos por el diablo.

http://es.catholic.net

 

Los santos de la semana

15, lunes: Isidro, Dimpna, Heraclio, Hilario, Torcuato.
16, martes: Alejandro, Peregrino, Ubaldo.
17, miércoles: Pascual Bailón, Restituta, Antonia Mesina.
18, jueves: Juan I, Félix, Epafrodito, Blandina Merten.
19, viernes: Urbano I, Partenio, Dunstano.
20, sábado: Bernardino de Siena, Austregisio, Etelberto.
21, domingo: Cristofaro y comps. mrts, Timoteo, Paterno, Teolbaldo.


Contraportada

Quieren que los poderes públicos adopten medidas para garantizar su desarrollo óptimo

El Movimiento Rural Cristiano pide mayor preocupación por los pueblos en el día de San Isidro

La fiesta de San Isidro Labrador es celebrada aún hoy en numerosos puntos de la geografía diocesana y en toda España. Es un día en el que, tradicionalmente, se mira al campo, a las tareas agrícolas y a las raíces de muchas localidades. También es el día en el que se celebra el 'Día del Mundo Rural', una jornada auspiciada por el Movimiento Rural Cristiano (MRC), tanto de adultos como de jóvenes (MJRC), y del que contamos con varios grupos en nuestra diócesis. Es, por tanto, un día en el que también se quiere llamar la atención sobre la situación del mundo rural, sus dificultades y su futuro que, para el MRC, pasa por "adoptar medidas para preservar lo mejor del mundo rural y garantizar su óptimo desarrollo".

El 15 de mayo, memoria litúrgica de San Isidro Labrador, es día de fiesta para no pocas poblaciones extremeñas que, con romerías y misas camperas, recuerdan al patrón del campo y de los agricultores y, al mismo tiempo, recuerdan que sus raíces más profundas se hunden en el mundo rural. Y eso a pesar de que en nuestra sociedad hay quienes piensan que el mundo rural es algo del pasado o que, poco a poco, lo va siendo.

Es cierto que el mundo rural ha sufrido, en los últimos decenios, una profunda transformación de sus estructuras económicas tradicionales y también, al compás de la sociedad general, una profunda transformación de sus costumbres y valores. Hoy en día lo 'rural' ya no es sólo lo que hace referencia a lo agrario, sino que el mundo rural es un complejo entramado de actividades económicas y situaciones diversas que hacen que, cada vez más, las áreas rurales ya no dependan exclusivamente del progreso de la agricultura como principal fuente de rentas y de empleo.

Aspectos como el crecimiento de la población flotante, debido a la cada vez más extendida 'segunda residencia' -que suele ser la vieja casa familiar adaptada a las comodidades del mundo moderno-; el progresivo interés por el turismo rural; la llegada de numerosos inmigrantes, bien para trabajos estacionales bien para fijar su residencia en el ámbito rural; han hecho que el balance demográfico del mundo rural sea positivo, pues han entrado más personas en el ámbito rural de las que han salido (según datos que recoge el balance hecho desde 1988 a 1999, salieron 2'43 millones de personas y entraron 2'78 millones en las áreas rurales).

Dificultades y crisis

No obstante, la vida en las áreas rurales tiene planteado una serie de dificultades e interrogantes que pasan, ineludiblemente, por la situación del sector agrícola.

Según denuncia el Movimiento Rural Cristiano, en el documento de trabajo dado a conocer con motivo del 'Día del mundo rural', "la entrada en la Unión Europea y la creciente intromisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en la agricultura ha supuesto para ésta una reconversión salvaje y gratuita que ha puesto en grave crisis al mundo rural. Como consecuencia se ha dado un agotamiento progresivo en las explotaciones familiares y su sustitución por las grandes explotaciones con el consiguiente aumento de excedentes agrarios, situación aprovechada en su beneficio por el comercio internacional. A la vez que se introducen prácticas dañinas para el medio ambiente mediante los transgénicos, fitosanitarios, etc, que controlan las grandes multinacionales, se mira al pequeño agricultor como sospechoso de atentar contra el ecosistema". La progresiva concentración de extensas áreas de terreno agrícola en manos de unos pocos viene demostrada por el hecho de que, sólo el 9 % de los agricultores recibe el 60 %de los pagos directos de las ayudas y, así, muchos de los beneficios de las Políticas Agrícolas Comunitarias acaban en manos de las multinacionales agrícolas.

Para el MRC, "el éxodo, la despoblación, el envejecimiento, la llegada de nuevos pobladores de otros países y culturas y otras dificultades parecen amenazar el futuro de la agricultura y el futuro de nuestros pueblos. Además, toda situación de cambio acarrea momentos de crisis y estas, en ocasiones, desaliento y desánimo".

Optar por el mundo rural

Ante todo esto, en su manifiesto final, el MRC pide que "los poderes públicos adopten las medidas necesarias para preservar lo mejor del mundo rural y para garantizar su óptimo desarrollo. Creemos que la apuesta por la agricultura familiar sigue siendo elemento imprescindible para el futuro del mundo rural. En todo caso, debe darse prioridad a la satisfacción de las necesidades económicas y sociales básicas de las personas que viven en el mismo. Las estrategias de conservación de los ecosistemas y paisajes deben incorporar una especial preocupación por la sociedad rural en su conjunto. Un mundo rural sano y activo es la mejor garantía de preservación de sus cualidades esenciales".

Redacción


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino