Semanario "Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)
E-Mail: Iglenca@grn.es
No. 206 - Año V - 27 de abril de 1997
Director: José María Gil


Portada


"Resucitados con Cristo en el mundo de hoy", Carta Colectiva de los Obispos extremeños


Con fecha del pasado domingo, los obispos de las diócesis extremeñas de Mérida-Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia, don Antonio Montero, don Ciriaco Benavente y don Carlos López respectivamente, hicieron pública la primera Carta Colectiva que, como prelados de la Provincia Eclesiástica, dirigen a sus fieles con el título "Resucitados con Cristo en el mundo de hoy".
Este escrito, que pretende ser una catequesis pascual, comienza haciendo una afirmación de fe en la resurrección de Cristo. Y es, precisamente de ahí de donde los obispos quieren extraer la fuerza para "acrecentar el dinamismo creador, estimular nuestras posibilidades, abrirnos confiadamente al futuro, orientando nuestra existencia por caminos de fe, de amor y de justicia", tanto para la Iglesia como para la región extremeña.

Editorial


Comuniones y comilonas


Nos gustaría dedicar estas líneas a los padres cristianos que transmiten la fe a sus pequeños, desde los primeros albores de la razón. A los catequistas y maestros que acompañaron a los niños en su iniciación cristiana, con años de preparación, en su mente y en su espíritu, antes de acceder a la primera Eucaristía. Y, ソcómo no?, a los celosos párrocos que suelen escalonar, en domingos sucesivos, la celebración de estas comuniones, evitando aglomeraciones tumultuosas de familiares, invitados, fotógrafos, y consiguiendo así un ambiente religioso de mucha calidad, con el valor añadido de evangelizar a muchos de los asistentes, que sólo en esas ocasiones asoman por la iglesia.
Pero ocurre que... este pero nos llega, mire usted por donde, nada más ni nada menos que de la UCE (Unión de Consumidores Españoles), una organización de autodefensa de nuestros bolsillos, contra los abusos de un mercado sin escrúpulo y contra los excesos, pásmense ustedes, de un consumismo desaforado. Pues bien; la UCE, en aras de su servicio a los asociados, los previene contra el despilfarro alarmante que está provocando -。qué aberración!- la entrañable y conmovedora recepción por nuestros niños del Santísimo Sacramento.
Es curioso, tirando a chusco, que haya tenido que ser precisamente la UCE la que les haga a las familias españolas la saludable advertencia de que "no se dejen llevar por los reclamos publicitarios ni por los excesos consumistas, valorando y razonando sobre el objetivo de la celebración y no toda la parafernalia que lo acompaña"; y añade que un proceder semejante "aparte de desequilibrar la economía familiar, no guarda relación alguna con el acto religioso". 。Ahí queda eso!
La UCE ha elaborado un informe al respecto, del que resulta que vestir al o a la comulgante cuesta entre cincuenta mil y ciento setenta mil pesetas; el menú de los comensales, entre cuatro y doce mil por cubierto; y el vídeo, las fotografías, los regalos y otros flecos, unas tarifas variables, pero elevadísimas. En total, un pastón. El trance puede salirles rondando el millón, por arriba, o el medio millón por abajo.
Un disparate, un contrasigno, una estupidez, como quiera llamársele. Lo más penoso del caso es su santo pretexto: La Primera Comunión de un niño o una niña angelicales. ソLlevarán razón los que dicen que en España el sector sanitario menos atendido es el de la salud mental?

Centrales


"Resucitados con Cristo en el mundo de hoy"


Primera Carta Pastoral conjunta de los obispos de Extremadura


Esta primera carta pastoral como Obispos de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz quiere ser un gozoso mensaje, dirigido a los fieles cristianos de las tres diócesis con sede en Extremadura, y extensivo también a todas las personas que quieran acoger de buen grado nuestra palabra...

Con fecha del domingo IV de Pascua, 20 de abril, los obispos de las diócesis extremeñas de Mérida-Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia, don Antonio Montero, don Ciriaco Benavente y don Carlos López respectivamente, hicieron pública la primera Carta Colectiva que, como prelados de la Provincia Eclesiástica, dirigen a sus fieles con el título "Resucitados con Cristo en el mundo de hoy".
Comienzan su escrito, que pretende ser una catequesis pascual, haciendo una afirmación clara de fe en la resurrección de Cristo, a quien precisamente dedica la Iglesia este año de 1997 como preparación del Jubileo del año 2000. "。Jesús está vivo! Y en ネ se nos anuncia el futuro de la humanidad." Vive presente en las diócesis extremeñas, la cuales tienen tras de sí un pasado fecundo de historia cristiana, cuyo más eximios representantes son los santos de nuestra tierra y los evangelizadores que de ella partieron a lo largo de los últimos cinco siglos para la evangelización del Nuevo Mundo.

De la cruz a la luz


"La resurrección no es un dogma lejano o un simple acontecimiento del pasado", señalan. Y es, precisamente, de esta fe en la resurrección de Cristo de donde los prelados extremeños quieren extraer la fuerza para "acrecentar el dinamismo creador, estimular nuestras posibilidades, abrirnos confiadamente al futuro, orientando nuestra existencia por caminos de fe, de amor y de justicia", tanto para la Iglesia como para la entera región extremeña. Como la misma resurrección de Jesús presupone la cruz, los obispos dirigen su mirada en primer lugar a las cruces y sufrimientos que hoy padecen tantos hombres y mujeres en nuestro mundo, especialmente en los escenarios de la guerras y la pobreza -sobre todo en el Tercer Mundo- como también en nuestra región. Afirman en su carta que "Dios se solidariza en Cristo con todos los perdidos, se identifica con los crucificados en su cuerpo y en su espíritu: los que padecen enfermedad, soledad, pobreza, desprecio, exclusión..."
Una letanía de sufrimiento que para los Pastores de la Iglesia en Extremadura toma rasgos y acentos propios en "en los jóvenes que buscan trabajo y en los menos jóvenes que lo han perdido... en la crisis y quiebras de empresas..., en el mundo rural que acusa más quebrantos e inseguridades... Y nada digamos del desarraigo y la marginación de los inmigrantes y transeúntes".
En esta lista de sufrimientos o penalidades, los obispos, sin pretender buscar culpables, sí analizan sus causas y entre ellas señalan que no pocas son secuelas inmediatas de la quiebra de valores éticos, del vacío espiritual, de la falta de sentido social, de la dejación de responsabilidades en la familia, en la escuela, en la Iglesia o los poderes públicos". Y concretan aún más al decir que "para nosotros, la indiferencia religiosa, causa y efecto del materialismo ambiente, además de suponer ella misma un grave daño personal y social, está en la base del egoísmo y la despreocupación por el prójimo, causante de estos males".

Cerca de los que sufren


No se quedan con el mero lamento o el sólo señalar las causas de los males que nos aquejan, sino que, por la fe en Cristo resucitado, apuntan a la esperanza en su solución y se ponen de parte de quienes más sufren: "Nos sentimos muy cerca de vosotros y queremos ayudaros... podemos aseguraros que no os va a faltar la fuerza de Dios". Y es que "afirmar hoy la resurrección del Crucificado en nuestra tierra es creer que Dios está aquí, dinamizando nuestra historia, posibilitando la esperanza". Confiesan los obispos que "ネ puede vencer siempre. Puede vencer en la historia" con la fuerza de su amor.

"Reconversión" en nuestras comunidades


La resurrección de Jesús no sólo le afecta a ネ, sino "también a cuantos creen en ネ". Es una resurrección compartida, salvadora y su eficacia llega para los creyentes ya de manera anticipada en los sacramentos.
Por eso van a invitar a los fieles cristianos a una vivencia más profunda de los sacramentos de la iniciación cristiana para identificarse con Cristo y vivir su misma vida. Así del Bautismo, "celebración condensada de la Pascua ", dicen en la carta que es "como el código genético de la vida cristiana", y los padres y familias han de valorarlo más.
De la Eucaristía señalan, entre otras cosas, que "es el signo eficaz la presencia resucitada de Cristo" en medio de su Iglesia a la que presta su fuerza para la misión.
Al referirse al sacramento de la Penitencia -"don pascual de Cristo"- animan a los fieles a recibirlo. "Hemos de superar -dicen- un cierto eclipse de este sacramento, incorporando su práctica renovada a nuestra vida creyente".
No se olvidan en sus peticiones de indicar al pueblo cristiano un mayor aprecio por la Palabra de Dios y que ésta empape toda la espiritualidad y vida de los católicos extremeños.
En definitiva, los prelados postulan para las comunidades cristianas una auténtica "reconversión". Para ello apuntan una serie de exigencias y desafíos como son, entre otros, recuperar la referencia al espíritu de las Bienaventuranzas, una mayor conciencia comunitaria o sentido de Iglesia, cuidar más la catequesis a todos los niveles, amor preferencial por las familias, un mayor aprecio por el domingo y cuidado de la liturgia, el fomento de la oración, promover una mayor participación y corresponsabilidad de los laicos en la vida y misión de la Iglesia, amor a los pobres haciendo propias y prioritarias sus exigencias de justicia, creación de Cáritas en todas las parroquias, fomentar una presencia cristiana más activa y visible en la vida pública, potenciar la acción apostólica de los movimientos, especialmente de la Acción Católica, preparar con alegría y esperanza el Jubileo cristiano del año 2000, etc.

Los obispos invitan a la renovación cristiana de la Iglesia y al trabajo en bien de Extremadura


Para afrontar estos retos -y es otro motivo más para la esperanza en nuestra Iglesia y en la Región- los prelados de las diócesis extremeñas reconocen todos los elementos positivos que se dan en ellas, en especial la solidaridad, "valor en alza que eleva a las personas y a los pueblos". Agradecen y aprecian en este sentido la extensa red de instituciones y servicios benéficos que la Iglesia gestiona en Extremadura que "contribuyen a presentar ante los hombres un rostro más samaritano de nuestras Iglesias locales".

Más elementos positivos


Elementos positivos de la Iglesia son también el mismo hecho de la creación de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz en 1994, la cual posibilita y da cauce el trabajo conjunto de las tres diócesis extremeñas, el cual ya se venía haciendo por muchas instituciones eclesiales desde hacía tiempo.
Estos rasgos positivos también se dan en la entera Comunidad autónoma de Extremadura como lo prueban el aumento de las ayudas y gestos de apoyo a los países del Tercer Mundo, la buena acogida de las campañas del 0,7% y de las de ayuda a Ruanda, Zaire, Bosnia, etc.
Destacan también "como signos de esperanza" la disminución, según los últimos datos, del paro en nuestra región, la aceleración de nivel del ritmo de su crecimiento económico, la mayor cota educativa en todos los aspectos, crecimiento y cohesión del tejido social mediante un mayor aprecio del asociacionismo, las mejoras de las comunicaciones, y del turismo...
"Hemos de ejercitarnos más cada uno -señalan los obispos- en descubrir lo positivo de las personas, de los acontecimientos y de los problemas. Resulta más fácil resaltar lo negativo; en cambio, lo positivo, exige mayor esfuerzo y una más seria atención. En el ámbito eclesial y civil de nuestra región hemos de pasar del lamento a una actitud más positiva que impregne nuestro pensamiento, sentimientos y actitudes. Creemos que existen recursos para traspasar las fronteras de las crisis y abrirse a un futuro más humano y más justo".

Una llamada a la esperanza


Esta es precisamente la llamada a la esperanza que recorre toda esta carta colectiva para la renovación cristiana y al trabajo común en bien de nuestra Iglesia y nuestra Región, señalando incluso las posibles metas, entre las que destacan que Extremadura logre alcanzar niveles económicos decorosos que nos hagan salir de la pobreza y de los lugares de cola de la Unión Europea, el acceso a un trabajo digno de todos los hombres y mujeres de la Región, que las familias tengan una renta mínima garantizada, que el campo no sufra las consecuencias desastrosas de algunas políticas comunitarias, que se valore e impulse el desarrollo cultural en todos los ámbitos, y, por su puesto que pueblo extremeño crezca en los valores religiosos, morales y culturales.
"Y por último -dicen los obispos- nuestras miradas y deseos se orientan especialmente hacia una Iglesia,a la que queremos renovada y evangelizadora. Una Iglesia pobre y humilde, al par que arrojada y valiente, una Iglesia libre, acogedora y misericordiosa, que haga presente a Jesucristo... La Pascua es compromiso y tarea hasta que ネ vuelva".
Concluye la primera carta colectiva de los obispos de Mérida-Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia "invocando sobre nuestras Iglesias y sobre todo el pueblo extremeño la protección maternal de Santa María de Guadalupe, en la que ponemos toda nuestra confianza".

Nuestras metas y utopías en Extremadura

-Recuperar las Bienaventuranzas como estilo de vida personal y comunitario.
-Despertar la conciencia comunitaria, haciendo de las parroquias hogar donde se comparte la misma fe.
-Acrecentar el sentido de pertenencia a la Iglesia y potenciar el domingo como fiesta cristiana.
-Promover un modelo de cristiano que lleve a la vida las actitudes de Cristo, le ame y le imite de palabra y obra.
-Valorar y cuidar los procesos catequéticos en la infancia y en la adolescencia y promover los de los adultos para consolidar su fe. Fomentar más la oración y la experiencia de Dios.
-Acompañar a los jóvenes en su fe y atender con amor preferencial a las familia y defender en don de la vida desde la concepción hasta su término natural.
-Abrir cauces de participación del laicado en la vida y misión de la Iglesia. Hacer que las parroquias se impliquen de manera activa en la vida de los pueblos y ciudades.
-Fomentar los servicios y acogida de los más pobres y desfavorecidos e implantar Cáritas en todas las parroquias. -Preparar con sentido de renovación el Jubileo del 2000. en la región.
-Que Extremadura alcance niveles económicos decorosos y unas infraestructuras y servicios adecuados, para lo cual es necesario que las fuerzas políticas y sociales aúnen voluntades.
-Que desaparezca la pobreza endémica que afecta a un 40 por ciento de la población.
-Que no falte un trabajo digno a nuestros hombres y mujeres. Que las familias marginadas accedan por derecho propio a una renta mínima garantizada.
-Que la Política Agraria Comunitaria no arrastre a los pueblos extremeños al abandono, a la marginación y a depender sólo de subvenciones.
-Que se valore e impulse el desarrollo cultural en todos los campos., apostando por una Universidad que integre las exigencias académicas con las sociales.
-Que se avance no sólo en lo económico, sino también de forma armónica en lo cultural y moral. "Maastricht no es la meta definitiva", sino los valores de la solidaridad, la salud moral de la familia, la seguridad ciudadana, etc.
-Y salvando la libertad religiosa, que los extremeños sigan cultivando los valores de su patrimonio cristiano.

Catequesis pascual de los obispos extremeños


Selección de textos


-Los males que aquejan a nuestro tiempo son inmensos: llagas en el cuerpo, lacras en el alma. Soledad y el llanto de los hombres y eclipses de Dios. pero también signos de esperanza, que debemos descubrir, porque en ellos late la fuerza de la Resurrección. A la luz de Cristo crucificado, pasamos a ocuparnos de nuestro pueblo, con sus sombras y sus luces, con sus simas y sus cimas, con sus negatividades y sus creatividades. Pero, ante todo, queremos contemplarlo con profundo amor, compresión y misericordia. Como los padres cuando miran a sus hijos, o como los hermanos se miran entre sí...
-Para comprender a fondo lo que significa vivir la resurrección vamos a acercarnos a la experiencia pascual de los apóstoles para hacer con ellos el recorrido de la muerte y resurrección de Jesús y acompañarles en sus encuentros con el resucitado.

Dios se pone a favor de los crucificados


-El Dios que calló ante la cruz de su Hijo sigue callando ante las cruces de sus hijos, ante las cruces de la Historia. Y este silencio de Dios nos desconcierta en cierto modo a todos e incluso puede hacernos daño. Dios calló en los campos de concentración nazis, en Hiroshima y Nagasaki, como parece callar ahora ante el genocidio de los Grandes Lagos y las tragedias de Bosnia y Albania; ante los atentados terroristas, ante las catástrofes naturales y los accidentes mortales de circulación... Y no rompe con milagros su silencio frente a los problemas de nuestra región o de cualquier pueblo...
-El silencio de Dios no significa que no intervenga en nuestra historia... Dios está ahí respetando la autonomía de la historia, pero también rendimiento todo sufrimiento humano, compartiéndolo y haciéndolo suyo. Dios se solidariza en Cristo con todos los perdidos, se identifica con los crucificados en su cuerpo o en su espíritu: los que padecen enfermedad, soledad, pobreza, desprecio...
-A todos los que estáis marcados por cualquier clase de sufrimiento os decimos que no estáis solos; que Cristo lo comparte, que ネ os da fuerzas y consuelo para salir a flote y autorrealizaros dignamente como personas, que podréis abrir a vuestra vida ventanas de luz y de felicidad. Nos sentimos muy cerca de vosotros y queremos ayudares...

Una resurrección compartida

-La resurrección no sólo afecta a Jesús, también a cuantos creen en ネ. "El que cree en mí, aunque muera vivirá. De ahí la alegría de los discípulos y la nuestra... Así pues , los cristianos no sólo creemos en la resurrección de Jesucristo, sino que nos abrimos a la experiencia de resurrección... Mientras peregrinamos hacia el Señor, los cristianos estamos abiertos a una vida resucitada, viviendo en santidad y justicia el compromiso con este mundo, y en la esperanza del venidero los valores del reino de Dios.
-La vida nueva llega al creyente por medio de los sacramentos, fuente de vida, que brotan del costado de Cristo... Por los sacramentos somos introducidos en el misterio cristiano de muerte y resurrección.
-Bautizarse es, en efecto, una opción radical por Cristo... Por ello queremos llamar la atención de los padres, de las familias y de las comunidades cristianas, para que superando rutinas, costumbres deformadas y perezas paralizantes, valoren el sacramento del bautismo dentro de toda la iniciación cristiana. No basta con bautizar, sino que el neófito ha de recorrer todo el proceso de la iniciación cristiana hasta que madure en él la fe recibida en el bautismo.
-El sacramento de la reconciliación, que tanto ha contado y cuenta en la vida de la Iglesia, es un don pascual de Cristo resucitado, que los cristianos hemos de acoger y agradecer en nuestra vida creyente. Quienes aspiramos acá abajo a una vida resucitada, no podemos eludir este segundo bautismo de la reconciliación penitencial. Los pastores administrándolo y todos los fieles recibiéndolo, hemos de superar un cierto eclipse de este sacramento, incorporando su práctica renovada a nuestra vida de creyente.
-Necesitamos darle mayor importancia a la Palabra de Dios en nuestros procesos catequéticos, en las reuniones y encuentros, en la liturgia y en la oración, en nuestros planes de formación. Al mismo tiempo hemos de hacer una lectura creyente de la realidad presente, ya que Dios nos habla a través de los acontecimientos de la vida humana... Queremos, en suma, que nuestras comunidades presenten cada día con mayor fidelidad el rostro de una Iglesia evangelizada y evangelizadora y que asuman, cada día más, un estilo de vida nuevo como lo asumieron los primeros testigos de la resurrección en este itinerario pascual.

Signos de esperanza


-Un claro signo pascual del momento presente es el movimiento solidario... Valoramos en primer término la extensa red de instituciones y servicios benéfico-sociales a cargo de congregaciones religiosas y otras entidades de la Iglesia, que contribuyen, en medida muy notable, a remediar las carencias y necesidades de nuestro pueblo... Seguimos así mismo con vivo interés y apoyamos decididamente el incremento del voluntariado, que favorece en nuestras iglesias: voluntarios y voluntarias que trabajan generosamente en Cáritas y en otras instituciones de ayuda a la pobreza, tanto en nuestras diócesis como más allá de nuestras fronteras.

Esperanzas y utopías


-El espíritu pascual que da sentido e impulso a este mensaje nuestro ha de soplar las velas de la esperanza en un futuro de paz, de desarrollo y de prosperidad para el pueblo extremeño, al que servimos como pastores de la Iglesia. dejadnos soñar , en las de la utopía, conscientes de que los buenos deseos no lo son todo, pero animan la voluntad y el esfuerzo de cuantos queremos construir un mañana mejor.
-Finalmente, nuestras miradas y deseos se orientan especialmente hacia la Iglesia, a la que queremos renovada y evangelizadora. Una Iglesia pobre y humilde, a par que arrojada y valiente, una Iglesia libre, acogedora y misericordiosa, que haga presente a Jesucristo.

Noticiario diocesano


Badajoz: Concluyó la Misión Popular en la parroquia de la Santísima Trinidad


En este domingo termina en la parroquia pacense de la Santísima Trinidad, confiada pastoralmente a los PP Jesuitas, la misión popular que se ha estado desarrollando en ella a lo largo de dos semanas, a cargo del equipo misionero claretiano de Almendralejo, como también ocurriera en estos meses precedentes en las parroquias de S. Roque, S. Andrés, N. Señora de Gracia y S. Pedro de Alcántara.
Han sido dos semanas en las que se realizado una gran campaña de renovación religiosa en toda la barriada de la Picuriña, en la primera de ellas se ha tenido una intensa acción evangelizadora a través de las llamadas asambleas familiares cristianas, en las que un vecino o vecina acoge en su casa diariamente a otro grupo de ellos y juntos oran con la Palabra de Dios, reflexionan sobre las exigencias de la fe y comparten sus inquietudes, bajo la guía de un monitor, fomentando así el sentido comunitario que se quiere sea potenciado a partir de ahora en la parroquia. En total son 65 las asambleas familiares con que ha contado esta misión y que tenía uno de sus momentos centrales el sábado 19 y el domingo 20 en la Eucaristía, en la que dieron testimonio tanto los monitores como los anfitriones de lo gratificante que ha sido desde el punto de vista religioso y humano esta experiencia de encontrarse con otros hermanos y compartir la misma fe. La segunda semana, que termina en este domingo con la "Eucaristía de continuidad", ha estado centrada en la presentación de Cristo como Salvador del mundo. Se celebran también el llamado pregón misionero, cargado de ricos símbolos y la celebración de la Penitencia.
También se han tenido encuentros con los distintos niveles de edad que componen la comunidad parroquial: jóvenes, niños, Tercera Edad, matrimonios, exponiéndoles lo fundamental del mensaje cristiano y animándoles al compromiso en la vida de la parroquia. Para el párroco, P. Francisco Moreno, "Dios ha sembrado a través de su Espíritu copiosamente para renovar la comunidad parroquial... Ahora toca continuar y romper los complejos que paralizan el compromiso, conscientes de que ser cristianos no es nada fácil, pero tenemos la fuerza del Espíritu Santo, como María".

Se incorporan a la HOAC de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz 16 nuevos militantes


Los militantes de la HOAC de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz se reunieron en la parroquia de Santa Engracia, de Badajoz, para celebrar la entrada de 16 miembros, que se incorporan al movimiento después de haber terminado el proceso de iniciación, que ha durado dos años. Siete de los nuevos militantes se han iniciado en Almendralejo y los otros nueve en la parroquia pacense de Santa Engracia. Todos ellos han sentido la llamada para seguir a Jesús en el perfil del seglar cristiano que hoy necesita la Iglesia para llevar a cabo su misión evangelizadora.
La Eucaristía final contó con la presencia de don Juan Manuel Ucieda, consiliario de la HOAC de la Parroquia de Jesús Obrero; don Jesús Martín Mendieta, consiliario de la HOAC diocesana, y don Luis Romero Rangel, delegado de Apostolado Seglar, quien dio las gracias a Dios por estos nuevos militantes, a los que animó a contribuir a la formación cristiana en las diversas comunidades.

Comunicado ante el Primero de Mayo


La HOAC, la Juventud Obrera Cristiana (JOC) y el Movimiento Junior de Acción Católica han emitido un comunicado con motivo del Primero de Mayo, en el que ponen de manifiesto que, después de más de un siglo en que se instauró esta fiesta de lucha por la liberación, los trabajadores siguen sufriendo la explotación por parte del sistema económico capitalista "cuyo objetivo es la obtención del máximo beneficio aunque sea a costa de la dignidad y los derechos de las personas".
El comunicado denuncia el acuerdo sobre reforma laboral, pues "el empresario no aporta nada y ni siquiera lo arriesga".

Los voluntarios cristianos de prisiones celebran una jornada en Cáceres


Se ha celebrado en el Colegio Diocesano de Cáceres la I Jornada del Voluntariado Cristiano de Prisiones.
Alrededor de cuarenta voluntarios que colaboran en la Pastoral Penitenciaria en los dos centros penitenciarios de Cáceres y en el de Badajoz vivieron unas horas de reflexión, diálogo y convivencia fraterna en torno a los objetivos, problemática y dificultades de la Pastoral Penitenciaria.
Al encuentro asistió el padre mercedario don José Sesma, director del Secretariado nacional de Pastoral Penitenciaria, que presentó la ponencia "La Pastoral Penitenciaria como puente entre el problema y la respuesta".
Hubo también un rico intercambio de experiencias de las distintas actividades que dicho colectivo viene realizando en los tres centros penitenciarios extremeños. Esta jornada contó también con la presencia de don Ciriaco Benavente, obispo de Coria-Cáceres, quien animó a todos a seguir llevando la fuerza liberadora de Evangelio a estos "preferidos" del Señor.

El Movimiento de los Focolares celebró en Almendralejo la jornada anual


Asistieron unas cien personas, de Cáceres, Don Benito, Zafra, Almendralejo, Olivenza y Badajoz


El Movimiento de los Focolares ha celebrado el Almendralejo, para la zona de Extremadura, su jornada anual, bajo el lema "Un nuevo pueblo, una nueva cultura". Las jornadas anuales tienen por finalidad dar a conocer la espiritualidad y la vida del movimiento a personas interesadas. En el Instituto Santiago Apóstol se reunió un centenar de personas, de Cáceres, Don Benito, Zafra, Olivenza, Badajoz y Almendralejo.
El lema de este año brotó espontáneo en una conversación que tuvo Juan Pablo II con la fundadora, Chiara Lubich. Los temas que se desarrollaron recogían el "somos un pueblo", a través de una charla que Chiara Lubich ha dirigido recientemente a los focolares del Extremo Oriente. La fundadora contó cómo es ahora el movimiento y cómo está presente en más de 180 naciones, y explicó cómo sus miembros trabajan para crear una nueva mentalidad en el mundo con la cultura evangélica del dar en sustitución de la cultura consumista del tener.
Otro tema expuesto en Almendralejo fue el de la "Economía de la comunión". En Brasil, en el mismo corazón de la pobreza -un barrio pobre de Sao Paulo-, nació hace seis años este nuevo estilo de economía empresarial, que surge del Evangelio y cuya novedad está en la forma de repartir los beneficios y en el espíritu de quienes gestionan este nuevo estilo de empresas.
Los asistentes vivieron la jornada con alegría y de compromiso en compromiso.

La Asociación Juvenil "Portalegre" de Badajoz celebra sus Bodas de Plata


La Asociación Juvenil Portalegre, perteneciente a la entidad Tamarán, celebra sus Bodas de Plata. Son ya miles las chicas que, en estos 25 años, han participado de la iniciativa del Club Juvenil, cuya tarea formativa ha sido encomendada a la Prelatura del Opus Dei, donde un grupo de padres, buscando completar la educación de sus hijos en la familia y en el colegio, decidieron dedicar parte de su tiempo a promover, junto a jóvenes universitarias, el primer club. En Portalegre se realizan actividades extraescolares y educativas para chicas de 10 a 17 años, encaminadas a colaborar con los padres en la educación de sus hijas y a proporcionarles los medios necesarios para adquirir una completa formación humana y religiosa. A las chicas asociadas se les ofrece diversas actividades: informática, inglés, pintura, teatro, tenis, aerobic, senderismo... otra forma de pasar el tiempo fuera de los peligros del alcohol y la movida.
Para celebrar estas Bodas de Plata la Asociación Juvenil Portalegre está realizando numerosos actos, la pasada semana tuvo lugar una cena coloquio del escritor premio Planeta José Luis Olaizola quien habló sobre la familia.

Se marchan las monjas de Valencia del Ventoso


Las Hermanas Celadoras del Culto Eucarístico, tras casi ocho años de permanencia en Valencia del Ventoso, se tienen que marchar del pueblo obligadas por la falta de vocación y por la enfermedad de alguna de ellas. Estas religiosas llegaron a Valencia del Ventoso en 1989 cuando las hermanas concepcionistas, después de varios siglos de trabajo parroquial, se marcharon del pueblo.
Para el acto de despedida de estas religiosas se celebró una Eucaristía concelebrada por el párroco anterior, don Elías Gómez, que recibió a esta comunidad, y por el actual, don Manuel Jesús Cintas, que las ve marchar. Asistió prácticamente toda la comunidad y, en medio de una enorme emoción, se les hizo entrega, entre otra cosas, de unas medallas de la Virgen del Valle y una placa de recuerdo.

Convivencia en Guadalupe de los canónigos y el Coro de Laicos de la concatedral de Mérida


Los canónigos de la sección de Mérida y el coro de laicos, que vienen desarrollando el Canto Coral los sábados y domingos en la Concatedral, han celebrado su primera convivencia en el Santuario de Nuestra Señora Guadalupe, Patrona de Extremadura.
El sábado 19 de abril han querido presentarle a la Patrona de Extremadura este Oficio de alabanza que gustosamente y con gran esfuerzo vienen realizando. Por la tarde cantaron las Vísperas seguidas de la Eucaristía, vestidos con las túnicas blancas que utilizan en la Concatedral.
Después de tantos ensayos esta convivencia ha venido muy bien para un mayor conocimiento mútuo y para compartir de una forma distendida el gozo de cantar la alabanza divina en este proyecto, posiblemente inédito, de canónigos y laicos como es el de Mérida.

Peregrinación rociera al Santuario de Guadalupe


También el pasado domingo, más de seiscientas personas de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío peregrinó a Guadalupe.
En una Eucaristía cantada por el coro de la Hermandad y celebrada por su capellán, don José Gago, los rocieros pidieron a la Virgen fuerzas para el realizar el "Camino" que les llevará próximamente, como todos los años por estas fechas, a la ermita almonteña de la Virgen del Rocío.

Opinión


Dónde celebrar los Sacramentos


Hace unos días la prensa daba la noticia de que el Arzobispado de Barcelona había prohibido la celebración del Bautismo de un nieto del famoso jugador de fútbol Biosca en la capilla del Nou Camp, estadio donde juega el C.F. Barcelona.
Si esta noticia no se sabe interpretar desde la teología y la pastoral de la Iglesia, podría parecer un acto caprichoso de la autoridad eclesiástica; sin embargo, nada está más lejos de la realidad. Esta decisión está completamente de acuerdo con lo establecido por el derecho de la Iglesia para la celebración del Bautismo, según el cual, éste se celebrará normalmente en la pila bautismal de la parroquia, seno materno en el que se nace a la fe y a la vida cristiana.
La parroquia es de ordinario el lugar propio de celebración de los sacramentos, porque es el hogar común en el que celebran los acontecimientos importantes los miembros de esa familia de fe. La Iglesia quiere, en efecto, que celebremos los sacramentos en la comunidad y en la casa en la que vivimos y compartimos la vida cristiana y no en otros lugares, como fincas, restaurantes, clubes sociales, etc.
Es verdad que este principio básico ha de ser contemplado desde cada sacramento y que incluso puede haber excepciones, pero éstas siempre serán por causas graves y teniendo en cuenta situaciones humanas; nunca para privilegiar a quienes sólo ven los sacramentos como actos sociales o a los que quieren convertirlos en actos privados al margen de la comunidad eclesial.
Amadeo Rodríguez

Página litúrgica


Celebramos el V Domingo de Pascua


Palabra de Dios:


Hechos de los Apóstoles 9, 26-31


En aquellos días, llegado Pablo a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos, pero todos le tenían miedo, porque no se fiaban de que fuera realmente discípulo. Entonces Bernabé se lo presentó a los apóstoles.
Saulo les contó cómo había visto al Señor en el camino, lo que le había dicho y cómo en Damasco había predicado públicamente el nombre de Jesús.
Saulo se quedó con ellos y se movía libremente en Jerusalén predicando públicamente el nombre del Señor. Hablaba y discutía también con los judíos de lengua griega, que se propusieron suprimirlo. Al enterarse los hermanos, lo bajaron a Cesarea y le hicieron embarcarse para Tarso. Entre tanto la Iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaría. Se iba construyendo y progresaba en la fidelidad al señor y se multiplicaba animada por el Espíritu Santo.

Salmo 21, 26b-27, 28 y 30, 31-32


R. El Señor es mi alabanza en la gran asamblea.
Cumpliré mis votos delante de sus fieles.
Los desvalidos comerán hasta saciarse,
alabarán al Señor los que lo buscan:
viva su corazón por siempre.
Lo recordarán y volverán al Señor
hasta de los confines de la Tierra;
en su presencia se postrarán las familias de los pueblos.
Ante ネ se postrarán las cenizas de la tumba,
ante ネ se inclinarán los que bajan al polvo.

Carta 1サ del apóstol san Juan 3, 18-24


Hijos míos, no amemos de palabra ni de boca, sino con obras y según la verdad. En esto conocemos que somos de la verdad, y tranquilizaremos nuestra conciencia ante ネ, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo.
Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios; y cuanto pidamos lo recibiremos de ネ, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros tal como nos lo mandó.

Evangelio según san Juan 15, 1-8


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo poda para que dé más fruto. Vosotros estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí y yo en vosotros.
Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí.
Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante, porque sin mí no podéis hacer nada. El que no permanece en mí, lo tiran fuera, como al sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pediréis lo que deseéis y se realizará.
Con esto recibe gloria mi Padre, con que déis fruto abundante; así seréis discípulos míos.

Lecturas bí;blicas para los dí;as de la semana


28, lunes: Hch 14, 5-18; Jn 14, 21-26.
29, martes: Hch 14, 19-28; Jn 14, 21-26.
30, miércoles: Hch 15, 1-6; Jn 15, 1-8.
1 jueves: Gen 1, 26-2; Mt 13, 54-58.
2, viernes: Hch 15, 22-31; Jn 15, 12-17.
3, sábado: 1Co 15m 1-8; Jn 14, 6-14.
4, domingo: Hch 10,25-26,34-35,44-48; 1Jn 4,7-10; Jn 15,9-17.

Comentario

Enraizados en Cristo

Si el domingo pasado, san Juan nos advertía que el mundo no nos conoce porque no conoce a Cristo, las lecturas de hoy nos ayudan a reconocer nuestro propio ser cristiano.
Más de una vez nos encontramos como fuera de juego en el campo de la vida cristiana. Parece que todo se ha desvanecido y nos hallamos extraños para nosotros mismos: la Palabra, los Sacramentos, la misma oración ya "no nos dicen nada".
Es reconfortante leer despacio y profundizar el evangelio de hoy. Lo dice claramente, ser cristiano no es una urdimbre afectiva que dependa de nuestra estado de ánimo. Nuestra vinculación con Cristo real y gratuita -no depende de nuestros méritos-. ネ mismo la presenta con una imagen plástica y tomada del mundo tangible de la vida vegetal: "Yo soy la vid, vosotros los sarmientos".
Es decir, estamos enraizados en un origen -dado en el bautismo- que nos da fuerza y produce fruto, en virtud del cual podemos vivir una existencia útil y llena de sentido. A nosotros nos toca la tarea de no romper ese vinculo que nos vincula con el Resucitado.
San Juan, en la segunda lectura, parece que intenta resolver toda la casuística que podemos plantearnos nosotros mismos como seres inconstantes y nos deja dos criterios para vivir con paz interior.
En primer lugar, al decir "si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza en Dios" quita fuerza a los escrúpulos, a los estados de hora baja o aridez. Sólo el pecado grave rompe nuestra vinculación con Cristo. Pero en este caso, el evangelista nos anima a refugiarnos en la misericordia divina "pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo".
Antonio Luis Martínez

Santoral


29 de abril: San Pedro mártir de Verona (+1252)
San Longinos (s. I)


Era la fiesta de Pentecostés del año 1221, cuando un joven, llamado Pedro, hijo de padres maniqueos y sectarios, escucha en Bolonia la predicación ardiente de Santo Domingo. Los sentimientos despertados en él le harán ingresar en la nueva Orden Dominicana y entregarse al estudio y la predicación.
Desde la católica convicción enraizada en el amor a la Iglesia, Pedro predica por toda Italia desenmascarando las sectas Valdenses, Cátaras y Albigenses: 。La Iglesia no es de los auto-elegidos, sino de todos!
Las sectas destrozan la familia, los sentimientos, la capacidad crítica y el bolsillo...la Iglesia respeta al hombre, le sirve y alaba su libre responsabilidad, ejercida en el amor a todos, no sólo a unos pocos. Esta lucha contra todo sectarismo le lleva a fundar cofradías para afirmar la diferencia entre la Iglesia y las sectas.
No es extraño que a los sectarios les pareciera peligroso este fraile dominico tan activo y elocuente, dotado de un sentido práctico fuera de lo común. Pedro pagó con su vida el haber marcado la distancia entre la Iglesia Universal, "Católica", y las sectas "come-cocos" y "destroza- vidas" de su época: he aquí una víctima de la violencia que, al mismo tiempo, es un monumento a la dignidad humana: San Pedro de Verona, enséñame cómo los que no me hacen libre, no pueden ser ni amigos de Dios ni amigos míos, por muy buenos que parezcan. Amen.
Manuel Amezcua

Santos de la semana


28, lunes: NサSサ de la Cabeza, Pero Chanel, Agapito, Prudencio.
29, martes: Catalina de Siena, Severo, Wilfredo, Pedro de Verona.
30, miércoles: Pío V, Eutropio, Donato, Lorenzo.
1, jueves: José, obrero. Andéolo, Segismundo, Ricardo Pampuri.
2, viernes: Atanasio, Félix, Boris.
3, sábado: Felipe y Santiago, Evencio, Alejandro y Teófilo, Amelia
4, domingo: Agapito y Secundino, Antonia, Silvano.

Contraportada


Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales: Anunciar a Jesucristo en los Medios


Este año se celebra la XXXI Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que viene celebrándose ininterrumpidamente desde 1967 en que fue establecida por el Concilio Vaticano II Es la única jornada que tiene mandato conciliar y colecta imperada por dicho Concilio. Y como éste es el año de Cristo, el lema escogido por el Papa para esta Jornada mundial de los Medios se expresa en estos términos: Comunicar a Jesús, como el Camino, la Verdad y la Vida. La prensa, con sus adláteres audiovisuales, es una fuerza tan decisiva, un poder tan descomunal, que transciende a todos los otros; que sostiene con su apoyo, anula con su silencio o destruye con su crítica a los poderes restantes y a cualquiera otra instancia del entramado social.

Triple objetivo


Por esta tremenda importancia que tienen en nuestros días los medios de comunicación social, el Decreto conciliar "Inter Mirifica" ha dejado claramente señalado los tres los objetivos que esta Jornada pretende alcanzar: la formación de las conciencias ante la responsabilidad que incumbe a cada individuo, grupo o sociedad, en la formación de la opinión pública, la invitación a la oración para para ofrecer el testimonio de que el hombre depende en todo de su creador y para dar a los "medios" el carácter religioso que les es debido y, por último, la generosa colaboración económica que ayude a promover, sostener y fomentar las iniciativas promovidas por la Iglesia en estos medios sociales que abarcan la prensa, editoriales, radio y televisión... porque el trabajo de los medios de comunicación católicos no es sólo una actividad suplementaria y añadida a las demás de la Iglesia: ciertamente las comunicaciones sociales tienen que jugar un papel en todos los aspectos de la misión de la propia Iglesia.

Una Iglesia comunicadora


En su escrito para esta Jornada, la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social nos recuerda que "el mensaje de Cristo ha circulado con profusión en periódicos y revistas durante los tres últimos siglos. Y, en éste que está para terminar, las antenas de la radio y de la televisión han voceado el anuncio del Evangelio por todos los cielos del Planeta".
Pero también los obispos nos advierten de las sombras del cuadro y nos recuerdan las palabras dolorosas del Papa al referirse a la opinión pública que "se ha visto sorprendida con la facilidad con que las más avanzadas tecnologías pueden ser explotadas por quienes tienen malas intenciones"; y se preguntan, con tristeza, en este Mensaje "ソqué menos puede decirse cuando nos enteramos de que el tráfico de armas, el adiestramiento en el terrorismo, la pornografía más inmunda, circulan impunes por las autopistas informáticas de la Comunicación?

Que reaccione la sociedad


La Comisión Episcopal, después de afirmar que ni son enemigos de la libertad ni adictos a la gesticulación, sino que les preocupa la formación y la salud moral de las personas,terminan pidiéndole a la sociedad que reaccione ante estos bochornosos espectáculos que cada día invaden más los rostros de la sociedad: "Como pastores de la Iglesia, instamos a los cristianos más conscientes y a quienes nos honren escuchándonos, a que, con lecturas, audiciones y visionados, nutran su espíritu de cosas bellas, de espectáculos nobles. No todo es corrupción".

Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org