Semanario "Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: Iglenca@grn.es

Número 251. 26 de abril de 1998

Director: José María Gil

 

Portada

Los obispos españoles piden una visión más humana y cristiana de los medios de comunicación


Se celebra este domingo la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Con el lema"Animados por el Espíritu, comuniquemos la esperanza" se celebra este domingo, 26 de abril, la XXXII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Día establecido por el Concilio Vaticano II a fin de concienciar a los cristianos sobre la importancia de los medios de comunicación en la acción evangelizadora y en la conformación de la sociedad.

Con este motivo, Juan Pablo II y los obispos españoles de la Comisión de Medios han elaborado sendos mensajes en los que animan a empresarios, profesionales y usuarios de los medios a elevar el tono ético y espiritual de la comunicación social para evitar que ésta quede reducida a la sola dinámica de los intereses económicos o a su recepción pasiva de meros consumidores de la industria mediática. Cada uno ha de asumir, según los obispos, su responsabilidad en una visión más cristiana y humana de los medios de comunicación social. "A todos nos implica dicen , sea cual fuere la adscripción religiosa personal, el lema inmortal de S. Pablo:Realizar la verdad en el amor""(Ef. 4,15).

Editorial

Marcha de la solidaridad

En este fin de semana se habrán celebrado en numerosos pueblos de nuestra diócesis, además de la de ayer en Badajoz, la llamada Marcha de la Solidaridad, una iniciativa de Cáritas, desenfadada y a la vez profunda en sus planteamientos, que moviliza nunca mejor dicho no sólo el cuerpo de miles de participantes en un ejercicio físico saludable, sino a la persona entera, hacia unos valores trascendentes que se resumen en la solidaridad, la fraternidad, o si se quiere, la caridad. Nada más y nada menos que el distintivo de los cristianos (cfr. Jn 13,35).

Los participantes en esta iniciativa no sólo recaudan fondos para programas de acción social de Cáritas (el año pasado se consiguieron 6.714.048 pesetas), sino que se imbuyen en un cultura de la solidaridad o civilización del amor, como la llama Juan Pablo II, tan necesaria en nuestro mundo en el que el individualismo y la cerrazón del corazón son tentaciones permanentes de los humano; sobre todo cuando en las sociedades avanzadas o Primer Mundo, se han conseguido ya grandes cuotas de libertad e igualdad y así se plasman en las legislaciones y se muestran en el llamado Estado del bienestar. Más que nunca acecha entonces el peligro de olvidarse de los prójimos, próximos y lejanos.

Feliz idea, por tanto, la de salir a la calle con estas marchas y fomentar esta cultura, y dar la talla de manera afectiva y efectiva en la tercera de las viejas aspiraciones revolucionarias y, sobre todo, cristiana: la fraternidad."Sabemos por donde vamos", dice el lema de este año. Claro que sí, seguro que así no se pierde el rumbo.

Escritos episcopales

Visión cristiana de los medios de comunicación

 

Mensaje de la Comisión Episcopal de Medios
de Comunicación Social

La Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, única establecida con ese carácter por el Concilio Vaticano II (1M-19), celebra este año, el domingo 26 de abril, su ya trigesimosegunda edición, bajo el lema pontificio Animados por el Espíritu, comuniquemos la esperanza. Ahora que el nuestro y tantos otros países se adentran de lleno en la sociedad de la comunicación, marcada por los avances técnicos más espectaculares lnternet, telefonía móvil, universo digital bueno es que la Iglesia vuelva a poner el acento en una dimensión radical de ese proceso: el Espíritu y la esperanza. Tal es la clave del mensaje para la Jornada que hacemos público los obispos de la Comisión Episcopal Española de Medios de Comunicación Social.

La lglesia contempla hoy el entramado mundial de los medios como una plataforma de libertad, de comunión y de progreso, a la que ella quiere aportar, con sincera voluntad, su presencia solidaria y evangelizadora. Sin olvidarse de que la luz del Evangelio ha de llevarse, de arranque, al interior mismo del mundo mediático, un mundo intensamente humano por sus cuatro costados. Porque personas son sus cuadros empresariales, personas, sus equipos de redacción y comunicación; personas, no digamos, sus millones y millones de destinatarios. Y además porque ésta, ambiguamente llamada "industria" de la comunicación, lo que fabrica y difunde son palabras, imágenes, ideas, sentimientos, valores y contravalores. Una industria, en definitiva, cultural y espiritual.

Doble rostro de los medios

El mensaje de Su Santidad Juan Pablo II para esta Jornada Mundial-1998 corrobora con lucidez esas apreciaciones. "Los medios de comunicación social dice , son el areópago del mundo de hoy. Un gran foro que, cuando cumple su papel, posibilita el intercambio de información veraz, de ideas constructivas y sanos valores, creando así comunidad". Y añade, apuntando al papel de la lglesia, que, en el uso de los medios "no ha de limitarse a la difusión del Evangelio, sino que debe integrar su mensaje en la nueva cultura, creada por las comunicaciones sociales con sus lenguajes, nuevas técnicas y nueva psicología" (Redemptoris Missio, 37)

Lo antedicho refleja una visión sana y correcta de cómo ha de conducirse ese asombroso conjunto de las comunicaciones sociales, que ha hecho realidad en nuestro planeta la gastada metáfora de la "aldea global y electrónica".

Qué fortuna, qué gloria, qué inmenso caudal de bienes para la humanidad, si todo lo que arrastra ese flujo oceánico de la información, careciera de ambigüedades y de lastres! Pero el debe ser, en éste como en tantos otros ámbitos de la actividad humana, se nos muestra, si no totalmente desmentido por las realidades que saltan a la vista, sí lo bastante deformado y negativo como para forzarnos a separar aquí el oro de la ganga, lo verdadero de lo engañoso, lo humanizador de lo degradante. Los regímenes totalitarios de ayer y de hoy se erigen en fuente única de información y de opinión, asfixiando esos derechos y libertades, con daños gravísimos para el cuerpo social.

Es verdad que en las democracias liberales está conjurado ese peligro, pero no por ello quedan disipadas todas las amenazas contra la dignidad y la libertad de los ciudadanos. Los medios, como es sabido, requieren de inversiones empresariales de considerable magnitud y tienden hoy, por dinámica interna técnica, financiera y laboral a una creciente concentración en pocas manos, restringiendo así, hasta límites preocupantes, el pluralismo informativo, con las consiguientes cortapisas del derecho activo y pasivo de los usuarios a una información libre, rica y fiable.

De nuevo la cita pontificia, cuyo texto emana de una visión supranacional, sólidamente informada y, por descontado, con fuerte acento humanizador, nos trae, por boca de Juan Pablo II en el mensaje de referencia, los dos polos a elegir: Uno, luminoso; "Los medios de comunicación social, usados correctamente, pueden ayudar a crear comunidades humanas basadas en la justicia y en la caridad; en la medida en que hagan esto, serán signos de esperanza". El otro polo es descorazonador y preocupante: "Los medios, dice el Papa, pueden a veces reducir a los seres humanos a simples unidades de consumo, o a grupos rivales de interés, o a espectadores manipulados, lectores y oyentes considerados como números, de los que se obtiene un rendimiento, sea en ventas o en apoyo político. Y todo ello destruye la comunidad".

La realidad española

El Papa escribe a escala universal y nosotros lo hacemos en España. Un país de Constitución demoliberal y de realidades homólogas a las de sus consocios de la U.E., involucrado también en el fenómeno de las empresas multimedia y multinacionales. Los cambios de orientación y línea editorial, a veces bruscos y desconcertantes, en cadenas mediáticas de ámbito nacional o más amplio, están entre nosotros a la orden del día y acreditan el papel determinante de los capitales financieros y los intereses concomitantes; dado, sobre todo, el escaso número y el sesgo ideológico de los gigantes de la comunicación.

Aun reconociendo que el volumen empresarial es, en los nuevos medios, un cuasi-imperativo para su viabilidad técnica y financiera, por lo que no procede demonizarlos a priori, este fenómeno no puede estar supeditado exclusivamente al libre movimiento de los capitales, por lo que requiere un adecuado encauzamiento legislativo, de ámbito internacional y nacional, en defensa de la competencia legítima y, sobre todo, de la pluralidad de opción para los usuarios. Pero, ante todo, este fenómeno reclama unas serias exigencias éticas de autocontrol por parte de los responsables de las empresas editoriales y audiovisuales, mediante códigos deontológicos internos con mecanismos eficaces para su aplicación, tales como, el Consejo Editorial, el Defensor del oyente, u otros similares.

No resulta edificante entre nosotros, ni constructivo para el prestigio de los medios (tan necesario para su credibilidad y para su noble servicio al cuerpo social) el enfrentamiento constante, a veces encarnizado, entre grupos empresariales de comunicación con orientaciones legítimamente diferentes.

Permítasenos invitar, con modestia y deferencia, a los titulares de esos medios y a los más destacados profesionales respectivos, a enterrar agravios, recuperar el compañerismo y activar sentimientos de reconciliación. El servicio a la verdad es el primer imperativo deontológico de la moral del periodista. Pero a todos nos implica, sea cual fuere la adscripción religiosa personal, el lema inmortal de San Pablo: "Realizar la verdad en el amor" (Ef. 4,15).

Los medios de la lglesia

La lglesia ha estado y estará siempre presente en el mundo de las comunicaciones por el mandato evangelizador de Jesucristo. Faltaría a ese deber, dice Pablo Vl (EN, 45), si no compareciera en ese foro de la comunicación y de la cultura humana. La lglesia cuenta en España con una importante cadena de radio y otras emisoras locales, con mil revistas de diferente contenido, tamaños y periodicidad; con programas en la televisión pública y en algunas autonómicas.

Somos conscientes de que todo lo antedicho sobre la dignidad intrínseca y la misión elevada de los medios de comunicación nos concierne directamente a nosotros y con un énfasis especial por la misión ejemplarizadora y evangelizadora de los medios de la Iglesia. Por eso lamentamos con mayor fuerza sus yerros y buscamos con sincera voluntad su enmienda y su mejora.

No dejamos de reconocer por ello las dificultades que salen al paso de los profesionales honestos, ya sea por la complejidad de los problemas públicos, la colisión de las presiones del exterior y de la conciencia, la celeridad obligada de vuestros trabajos. Que eso no os sirva, sin embargo, como pretexto para los tropiezos, sino como reto a vuestra conciencia profesional, humana y cristiana.

Y un recuerdo final -Cómo no?- sólo en el orden de los párrafos, que no en la valoración- para todos los comunicadores de publicaciones y programas de contenido religioso-católico. Reafirmamos la nobleza ministerial y evangelizadora de los comunicadores cristianos. Un servicio de Iglesia, comparable con los de los predicadores, los catequistas y los animadores pastorales. A vosotros se dirige, con acento propio, el mensaje papal de la Jornada de este año: "Animados por el Espíritu, comuniquemos la esperanza". Vuestro servicio a la Iglesia da por supuestas una vocación y una misión, entraña una espiritualidad. Habréis por ello de descubrir y difundir la Buena Noticia que irradia incesantemente de la presencia resucitada y salvífica de la Iglesia en el mundo. Aun con flaquezas y ropajes humanos, la Iglesia visible jamás ha de ser contemplada por nosotros con desdén, con distancia, con desafecto. Sólo desde ella sois profetas de esperanza. Con ese mismo talante animamos y bendecimos, en este tiempo pascual, a todos los hombres y mujeres del periodismo cristiano, incluidos también los y las jóvenes que se preparan para llegar a serlo, desde las aulas universitarias.

Antonio Montero, Arzobispo de Mérida-Badajoz;
José María Cirarda, Arzobispo Emérito de Pamplona;
Joan Martí Alanis, Obispo de Seo de Urgel;
Teodoro Úbeda, Obispo de Mallorca;
José Gómez, Obispo de Lugo;
CarmeloBorobia, Obispo de Tarazona,
y Joan Carrera, Obispo Auxiliar de Barcelona.
 

 

Noticiario diocesano

El Arzobispo comienza
la Visita Pastoral
al Arciprestazgo de Villanueva de la Serena

Comprende 11 parroquias, atendidas por 17 sacerdotes
y 6 comunidades religiosas

El Arzobispo don Antonio Montero comenzó el viernes, día 24 de abril, la Visita Pastoral al Arciprestazgo de Villanueva de la Serena, que se irá llevando a cabo en sus distintas parroquias y comunidades religiosas hasta el próximo día 22 de mayo.

A esta jurisdicción eclesiástica situada al este de la diócesis y limítrofe con las diócesis de Plasencia, y Toledo pertenecen 11 parroquias establecidas en las siguientes poblaciones encuadradas en las Vegas Altas, la Serena y la Siberia: Villanueva de la Serena, Entrerríos, Valdivia, Campanario, La Coronada, La Guarda, La Haba, Magacela, Esparragosa de Lares y Sancti Spiritus. En total una población en torno a los 40.000 habitantes, atendidos pastoralmente por 17 sacerdotes y seis comunidades religiosas.

La Visita Pastoral constituye un encuentro del Obispo con sus comunidades cristianas, especialmente las parroquias, a las que lleva en persona su enseñanza y celebra con sus fieles la eucaristía. Visita, además, a los enfermos, se reúne y ora con los sacerdotes y comunidades religiosas y con las asambleas parroquiales, donde escucha de primera mano lo referente al trabajo pastoral, las ilusiones y problemas con que se encuentran, etc.

La Visita al arciprestazgo de Villanueva de la Serena comenzó con la misa inaugural en la Iglesia Arciprestal de la Asunción en Villanueva, en la que concelebraron todos los sacerdotes del arciprestazgo. Al día siguiente, sábado 25, don Antonio visitó la comunidad de Concepcionistas Franciscanas de dicha localidad. El día 28 se reanuda la visita en la mencionada ciudad, en concreto en la parroquia de la Asunción.

La Visita Pastoral al arciprestazgo continuará con arreglo al siguiente programa: Día 6 de mayo, miércoles: visita al Colegio de las Hijas de San José en Villanueva y la parroquia de Nuestra Señora del Pilar.

Día 7, jueves: visita a la residencia de ancianos de las Hermanas C. de la Virgen María del Monte Carmelo y la parroquia villanovense de la Santa Cruz.

Día 8, viernes: visita a la comunidad parroquial de La Coronada.

Día 13, miércoles: visita a la comunidad parroquial de La Haba.

En la tarde del día 15, viernes, Don Antonio Montero visitará la parroquia de La Guarda.

El día 16, sábado, el Arzobispo dedicará la jornada entera a la parroquia de Campanario y a sus dos comunidades religiosas: las Clarisas y las Hermanas de la Providencia.

El domingo 17 de mayo, don Antonio hará por la mañana la visita a la parroquia de Valdivia y por la tarde a la comunidad de Entrerríos.

El día 20, miércoles, el Arzobispo visitará la histórica población de Magacela, que hasta la segunda mitad del siglo pasado dio nombre a la sede prioral de la Orden de Alcántara que aglutinó durante siglos, como jurisdicción eclesiástica, a los pueblos de la comarca de la Serena.

Las últimas parroquias que visitará el Arzobispo serán las situadas en la zona de la Siberia extremeña. La primera de ellas será la de Esparragosa de Lares el día 21 de mayo. Al día siguiente, 22 de mayo, don Antonio visitará Sancti Spiritus donde además se hará presente en la comunidad de las Carmelitas de la Caridad. Con la visita a esta parroquia el Arzobispo concluirá su segunda visita pastoral a este arciprestazgo de Villanueva.

Cáritas lleva invertido casi el 40% de lo recaudado para los afectados por la riada

En ayudas directas se ha distribuido el 93% de los fondos asignados

Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz ha hecho entrega ya a los damnificados por la riada del pasado 6 de noviembre el 93% de los fondos destinados a ayudas directas.

El total recaudado por Cáritas para ayudar a los damnificados por la riada fue de 463.427.238 pesetas. Esta cantidad procede de ingresos directos en las oficinas de Cáritas o en las cuentas abiertas al efecto: 271.605.206 pesetas; del programa "Saber vivir", de TVE: 190.492.461 pesetas, y de los ingresos obtenidos por reciclaje de ropa e ingresos financieros devengados y vencidos hasta el momento: 1.329.427 pesetas.

Cáritas decidió distribuir el total recaudado basándose en que una parte había que hacerlo llegar a los afectados de manera directa y otra parte conforme a los criterios de la institución para proyectos de intervención social, incidiendo en la revitalización del tejido social, la animación comunitaria y promoción de los afectados. Hasta ahora se ha distribuido el 93% del total destinado a ayudas directas y el 7% del total destinado a la puesta en marcha de proyectos.

En ayudas directas se han repartido 171.095.879 pesetas. La mayor parte, 112.280.000 pesetas, se ha entregado mediante cheques nominativos en concepto de ayuda directa a afectados por vivienda. En kits de primera necesidad en operación concertada con Continente, S.A., se han gastado 20.709.000 pesetas; en ayudas canalizadas a través de las Cáritas parroquiales, 17.362.000 pesetas, y en otras ayudas inmediatas, 941.829 pesetas.

En el capítulo de proyectos, se llevan invertidas 12.632.932 pesetas, con la siguiente distribución: 9.415.522 pesetas en infraestructura y gestión; 1.925.278 pesetas en apoyo al estudio de la población infantil; 1.000.000 pesetas en pretalleres laborales, y 292.132 pesetas en reciclaje de ropa.

El total aplicado hasta ahora de los 463.427.238 pesetas recaudados ha sido, por tanto, de 183.728.811 pesetas, que se acerca al 40% del total.

Tomasa Calderón profesa
como religiosa formacionista
en Villafranca de los Barros

Es profesora especialista en psicopedagogía

Tomasa Calderón Cuéllar, una joven licenciada en psicopedagogía y profesora en el colegio Nuestra Señora del Carmen de Puebla de la Calzada, celebró la profesión de sus votos simples perpetuos como religiosa Hija de la Virgen para la Formación Cristiana el pasado sábado día 18, en la capilla que tiene la comunidad en Villafranca de los Barros de donde es ella natural y también donde comenzó su andadura vocacional.

Don Sebastián González, párroco de San Juan de Ribera, de Badajoz, presidió la celebración eucarística, que tuvo un marcado matiz vocacional con la intervención de un grupo de jóvenes de Puebla de la Calzada y de la ciudad de Badajoz. Después de la lectura del Evangelio, Tomasa, en presencia de la Superiora General, la madre Dulce Nombre de María Grande Cantero, efectuó su profesión según las Constituciones de las Hijas de la Virgen para la Formación Cristiana, congregación nacida en nuestra diócesis, fundada por la Madre María Galán en 1941.

Sacerdotes de la diócesis reflexionan en Gévora sobre el perfil
del consiliario de Acción Católica

Una veintena de sacerdotes de la diócesis asistió el día 18 de abril en la casa de Oración de Gévora a un encuentro de reflexión y diálogo sobre el papel del consiliario de la Acción Católica, organizado por la Delegación diocesana de Laicos y que fue dirigido por don José Ángel Fuertes, consiliario Nacional de la Juventud Estudiante Católica.

El encuentro se inició por la mañana y giró fundamentalmente en torno a dos temas centrales, por una parte el estudio, reflexión y diálogo del perfil del consiliario de la Acción Católica y por otra la formación que éste ha de asumir como tarea propia para vivir adecuadamente esta forma de realización ministerial de acompañamiento a los militantes, formación que ha de ser tanto a nivel personal espiritualidad, conocimiento de la realidad, cercanía a las personas como a nivel metodológico: experiencia de revisión de vida, de los procesos de iniciación y de los materiales formativos específicos. Todo ello dentro de unos espacios formativos como son el propio movimiento de Acción Católica y dentro de él los equipos de militantes y de consiliarios.

Delinear el perfil del laico

En cuanto al laico, el ponente don José Ángel Fuertes ha manifestado a nuestra revista que previamente a delinear su perfil se ha procedido en el encuentro a examinar una serie de cuestiones: "Lo primero que hemos visto como punto de partida son las claves eclesiólogicas, una eclesiología del Vaticano II con una concepción de Iglesia como Pueblo de Dios, es decir, que éste no es sólo de los clérigos, sino de todos los bautizados que se dejan llevar por la acción del Espíritu que le va transformando. Desde ahí hemos contemplado a qué laico nos referimos: no a aquel que viene sólo a participar de los sacramentos, sino aquel laico, maduro, organizado, consciente de su fe y viviendo una síntesis de vida. Organizado en torno a algo que ya está y que es la Acción Católica. Para servir a ese laicado hemos incidido en qué presbítero es necesario.

En cuanto a los rasgos concreto que ha de tener el sacerdote consiliario de la Acción Católica, don Jose Ángel dijo que "no es el presbítero alguien sagrado, en el sentido de separado del pueblo, sino alguien inserto en medio de la historia del pueblo; en segundo lugar, es una persona que tiene un conocimiento de Dios hondo, profundo, no como concepto sino como experiencia del Dios de Jesucristo; en tercer lugar es un hombre que busca y fomenta la comunión y la eclesialidad, y, por último, un hombre que, en su relación con los demás, tiene un respeto profundo por las personas y una paciencia en los procesos catecumenales de crecimiento, además de confiar en la obra o acción del Espíritu ya que los grupos y el laicado adulto maduro no es sólo obra de su trabajo de sacerdote.

Desde ese perfil psicológico-espiritual del consiliario, terminó diciendo a nuestra revista, "hemos visto cuál sería la tarea del consiliario, la identificación con el movimiento, la pedagogía de la fe, el presidir la Eucaristía, celebrar los sacramentos. En definitiva, el acompañamiento de los militantes a todos los niveles."

Encuentro Pascual
en Puebla de la Calzada de jóvenes
del movimiento Cristo Vive

Ciento treinta jóvenes de la asociación cristiana "Cristo Vive",vinculada al Movimiento Juvenil Salesiano, han vivido y celebrado el acontecimiento pascual, desde el Viernes Santo hasta el Domingo de Resurrección, en Puebla de la Calzada, bajo el mensaje de "Pascua! Vivir en el Espíritu".

Ya desde el martes un grupo de treinta jóvenes, ayudados por algunos salesianos e Hijas de María Auxiliadora, formaron una comunidad animadora dedicada a organizar y preparar todo lo necesario para que los participantes pudieran vivir una auténtica experiencia de la Resurrección de Cristo en sus propias vidas.

Uno de los momentos fundamentales de la convivencia pascual fue la celebración del Viernes Santo donde se hizo presente el mensaje de la Cruz, que con Cristo se ilumina y da sentido a la vida. Los jóvenes reflexionaron, personalmente y en pequeños grupos, toda la jornada sobre la entrega sin límites que, desde el amor, hizo el Hijo de Dios. Otro momento especial fue la celebración de un Vía Crucis en la que los participantes pudieron llevar, físicamente, la cruz a cuestas como símbolo de su propio camino. El Sábado Santo, día central del encuentro, se reflexionó sobre el camino de fe que el cristiano debe vivir en servicio de entrega a los demás y, tras la celebración del sacramento de la reconciliación, tuvo lugar la Vigilia Pascual para celebrar la resurrección del Señor. La experiencia pascual vivida será inolvidable para estos jóvenes cristianos y les ayudará para tener un futuro más coherente y comprometido con su fe.

Los Equipos de Nuestra Señora celebran en Guadalupe los cincuenta años de su fundación

Doscientos matrimonios, procedentes de las tres diócesis extremeñas, pertenecientes al Movimiento de los Equipos de Nuestra Señora (ENS), se reunieron el pasado domingo en Guadalupe para celebrar el cincuenta aniversario de la Carta Fundacional, bajo el lema "Renovarse para ser fermento de renovación, la Carta sigue viva".

Como preparación a este encuentro, los matrimonios han reflexionado a lo largo del segundo trimestre sobre una conferencia pronunciada en Barcelona el 7 de diciembre del pasado año, sobre el pasado, presente y futuro de la Carta Fundacional.

La Jornada comenzó con una oración dirigida por don Ciriaco Benavente, obispo de Coria-Cáceres, quien comentó el texto de los discípulos de Emaús aplicándolo a la pareja cristiana y su encuentro con el Señor resucitado.

A continuación se dio lectura al trabajo de reflexión realizado por los grupos de matrimonios sobre la conferencia antes mencionada, hecha en base a cuatro preguntas que recogían la experiencia personal de cada uno y lo que el Movimiento había aportado a su matrimonio.

Experiencias personales

Terminada esta exposición se desarrolló una mesa redonda en la que dos matrimonios y un sacerdote consiliario expusieron su experiencia personal en los Equipos de Nuestra Señora.

El matrimonio Villalón-Plá, del Equipo Badajoz-3, manifestó lo que los Equipos han aportado a su vida matrimonial en los 33 años de pertenencia al Movimiento. Don Gabriel Cruz, como consiliario, expuso su trayectoria en el Movimiento desde su experiencia personal comentó lo que ha aportado a su vida sacerdotal el entrar en contacto con estos Equipos . Por su parte el matrimonio Bravo-Pérez, del Equipo Plasencia-15, con tan solo unos meses de vida en Equipo de Nuestra Señora en su exposición hicieron, lo que ellos llamaron "reflexiones de un matrimonio joven en el Movimiento acerca de los Equipos de Nuestra Señora".

Por la tarde en la Basílica de Santa María de Guadalupe se celebró la Eucaristía que estuvo presidida por el Arzobispo de la diócesis, don Antonio Montero, que en su homilía conjugó los textos pascuales y el acontecimiento que se celebraba e invitó a los matrimonios a ser testigos en nuestro mundo de los valores del matrimonio cristiano.

Este encuentro regional ha sido también un momento gratificante para el intercambio de experiencias además de favorecer la convivencia y el conocimiento mutuo de los numerosos miembros con que este Movimiento cuenta en las diócesis extremeñas.

Comunicado de la JOC y la HOAC
en el Día del Trabajo

Los movimientos obreros de Acción Católica reclaman una política activa de pleno empleo

Con motivo de la celebración del Día del Trabajo, los movimientos obreros de Acción Católica, Juventud Obrera Cristiana (JOC ) y Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), han emitido un comunicado donde manifiestan que "quieren celebrar este primero de mayo como un tiempo de gracia por el profundo significado que para el movimiento obrero tiene y porque en él renovamos con alegría nuestra fe en Jesucristo, liberación para el mundo obrero, y celebramos la solidaridad, fuente de trasformación".

Reconocen estos movimientos cristianos en su manifiesto que el mundo laboral esta viviendo tiempos difíciles a causa del paro, la precarización del trabajo, la economía sumergida, la despersonalización de muchos trabajos industriales, el gran número de accidentes laborales y las desigualdades cada vez más brutales en la sociedad y entre los países del Norte y del Sur y denuncian como trasfondo de todas estas situaciones "la enorme monetarización, competitividad y productivismo que dominan el trabajo y su secuela de valoración de las personas en función de estos criterios y no de la intrínseca dignidad de los seres humanos. También está la cultura difundida por los medios de comunicación social en manos de poderes financieros que fomentan el pensamiento único y la resignación ante las situaciones injustas"

Fe, solidaridad y esperanza

Pero, para los obreros cristianos, la fe se convierte en un revulsivo que aporta nuevos sentidos desde los que percibir y valorar esta realidad, porque "el mundo obrero es nuestro mundo, y asumimos la llamada de Cristo a ser promotores, testigos y anunciadores de su liberación en nuestras familias, entre nuestros compañeros de trabajo y en nuestros barrios". Se vive la esperanza también en las respuestas solidarias de promoción y de movilización que se sigue para que crezca la conciencia y la experiencia "de que el trabajo es una realidad esencial de la vida humana, conciencia que es también convicción fundamental de los cristianos".

Se pide en este comunicado que una política activa de pleno empleo ocupe el primer puesto en el catálogo de los objetivos político-económicos y consideran que el Plan de Acción para el Empleo presentado por el Gobierno no responde a esta primacía y no es lo suficientemente ambicioso y amplio que requiere la situación actual. Son necesarias propuestas globales e integrales que incluyan la implicación de todos

La JOC y la HOAC se incorporan a la búsqueda de las alternativas que reclama el momento presente y se unen a todas las personas que, comprometidas con el mundo obrero, tengan empeño en combatir la resignación y en gestar la cultura y las propuestas que la sociedad actual está exigiendo.

Manos Unidas ha celebrado en Badajoz su asamblea diocesana

La organización católica no gubernamental "Manos Unidas" ha celebrado el día 18 de abril en la Casa de la Iglesia de Badajoz, su asamblea diocesana a la que asistieron treinta y cinco personas que representaban a las secciones que esta organización tiene en las zonas o delegaciones comarcales de Badajoz, Almendralejo, Mérida, Montijo y Los Santos de Maimona.

Los actos de la asamblea comenzaron con unas palabras de bienvenida por parte de la delegada diocesana, Marisol Rovira, para posteriormente reflexionar sobre la identidad, cometidos de "Manos Unidas" como organización que trabaja por la erradicación del hambre en el mundo y la promoción de la justicia y el desarrollo de los pueblos más pobres.

También le fue expuesto a las personas participantes el organigrama de la delegación diocesana y los responsables de cada área.

50 millones este año

Por la tarde y antes de la celebración de la Eucaristía con la que terminó la jornada, los participantes en la asamblea expusieron las actividades y proyectos que llevan a cabo en sus respectivas demarcaciones, señalando también las dificultades que encuentran en la realización de las campañas contra el hambre en el mundo.

Manos Unidas funciona como ONG desde 1960, nacida en España en las filas de las Mujeres de Acción Católica, organiza desde entonces la tradicional campaña contra el hambre por la que obtiene fondos para financiar proyectos de desarrollo en el Tercer Mundo. Para realizar esta labor, de gran arraigo en la sociedad española, Manos Unidas cuenta con un mínimo equipo de personal contratado y una gran cantidad de personas que colaboran de forma desinteresada, especialmente mujeres.

Esta organización que en nuestra diócesis en la campaña de este año en lo hasta ahora contabilizado supera los cincuenta millones de recaudación, se rige a nivel nacional por un comité rector presidido por el Obispo Consiliario de Acción Católica que, junto con la Asamblea de Delegadas forma su órgano de gobierno. El Comité ejecutivo que reside en Madrid se encarga de proyectar todas las actividades a nivel nacional. A escala diocesana lo hacen las delegaciones que a su vez cuentan con responsable y equipos en los diferentes arciprestazgos.

Tuvo lugar en el Seminario de Badajoz el 203 Cursillo de Cristiandad

A la clausura asistieron 300 cursillistas de toda la diócesis y de la de Coria-Cáceres

Ha tenido lugar en el Seminario de Badajoz durante tres días el cursillo de cristiandad número 203 de nuestra diócesis. Asistieron 25 cursillistas procedentes de Alconera, Almendralejo, Badajoz, Calamonte, Llerena, Mérida, Montijo, Valdelacalzada y Zafra, en su mayoría jóvenes.

La clausura se celebró en el salón de actos del mismo centro, presidida por don José Antonio Salguero, vicario episcopal y estuvieron presentes unos trescientos cursillistas llegados de toda la diócesis. También asistieron cursillistas de la diócesis de Coria-Cáceres.

Durante el cursillo, muchos de los asistentes descubren por primera vez lo fundamental del cristiano y la fuerza de su mensaje en un clima de gozo y comunión extraordinario. Después de esta experiencia de revitalización de su fe los cursillistas vuelven a sus ambientes renovados y se insertan como miembros activos en las comunidades que los envían, en su mayoría las parroquias, al tiempo que desean comunicar a los demás lo que han vivido. También pueden integrarse en las comunidades que ofrecen cursillos de cristiandad, es decir, el Grupo y la Ultreya, hasta descubrir su papel en la Iglesia, o bien, si se sienten llamados a trabajar en cursillos, en la escuela.

 

El obispo auxiliar de Toledo, monseñor Juan José Asenjo, nuevo secretario de la Conferencia Episcopal Española

A las 12 horas del pasado jueves jueves, 23 de abril de 1998, en el transcurso de la Asamblea Plenaria de los Obispos españoles, ha sido elegido Secretario General de la Conferencia Episcopal Española el Obispo auxiliar de Toledo, Mons. Juan José Asenjo Pelegrina. Sustituye en el cargo a Mons. José Sánchez González, Obispo de Sigüenza-Guadalajara, quien accedía a la Secretaría General de la CEE el 18 de febrero de 1993.  

Seguntino de 52 años El nuevo Secretario General de la CEE nació en Sigüenza el 15 de octubre de 1945. Ordenado sacerdote en 1969, es licenciado en Teología y Diplomado en Archivística y Biblioteconomía. En su diócesis de origen, Sigüenza-Guadalajara, ha sido trabajado en la enseñanza, en la formación sacerdotal y en el patrimonio artístico. En 1985 fue nombrado Canónigo de la Catedral de Sigüenza y entre 1993 y 1997 fue Vice Secretario para Asuntos Generales de la CEE, con Mons. Sánchez como Secretario.

El 27 de febrero de 1997 era nombrado Obispo titular de Iziriana y Auxiliar del Arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Alvarez, quien le confirió la ordenación episcopal en la Catedral Primada el 20 de abril de 1997. Desde entonces pertenece a la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural y copreside la Comisión Mixta Ministerio de Educación y Cultura-Conferencia Episcopal Española para el seguimiento del Plan Nacional de Catedrales.    

Mirada a nuestro tiempo

El trabajo nos hace santos

De una sociedad en la que la aspiración de muchos era vivir como los que no trabajaban, se ha pasado a desear vivir como los que trabajan. De la concepción del trabajo como un mal y un castigo, se ha pasado a verlo como fuente de dignidad.

Hoy se valora mejor el trabajo y se valoran mejor los trabajos, aunque aún quede mucho por hacer y muchas desigualdades por corregir.

Hay muchos ángulos desde los que se puede mirar esta actividad básica del ser humano: el derecho a trabajar, el trabajo al servicio de la dignidad del hombre, el salario justo, el trabajo en condiciones dignas, la utilización criminal del trabajo infantil, etc.

Pero hay un ángulo que para los cristianos es fuente y origen de todos los demás: el trabajo santifica, porque en el planes de Dios el hombre ha de dominar y enseñorearse del mundo a través de él. El trabajo prolonga la obra del Creador, contribuye al progreso de la tierra y al crecimiento del Reino de Dios.

Los hombres y mujeres creyentes dan al trabajo un sentido especial cuando ponen en él y en las relaciones laborales, junto a una esmerada competencia profesional, los valores genuinos del Evangelio, especialmente la justicia y la caridad, y convierten en una ofrenda a Dios y en un servicio a los hombres todo lo que hacen con esfuerzo y sudor cada día.

AMADEO RODRÍGUEZ
 

Página litúrgica

Celebramos el III Domingo de Pascua

Hechos de los apóstoles 5, 7b-32. 40b-41

En aquellos días, interrogó a los apóstoles y les dijo: No os habíamos prohibido formalmente enseñar en el nombre de ése? En cambio, habéis llenado Jerusalén con vuestra enseñanza y queréis hacernos responsables de la sangre de ese hombre. Pedro y los apóstoles replicaron: Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres. El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien vosotros matásteis, colgandolo de un madero. La diestra de Dios lo exaltó, haciendolo jefe y salvador, para otorgarle a Israel la conversión con el perdón de los pecados. Testigo de esto somos nosotros y el Espíritu Santo, que Dios da a los que le obedecen.

Prohibieron a los apóstoles hablar en nombre de Jesús y los soltaron. Los apóstoles salieron del Sanedrín contentos de haber merecido aquel ultraje por el nombre de Jesús.

Salmo 29, 2 y 4, 5 y 6, 11 y 12a y 13b

R. Te ensalzaré, Señor, porque me has librado.

Te ensalzaré, Señor, porque me has librado / y no has dejado que mis enemigos se rían de mí. / Señor, sacaste mi vida del abismo, / me hiciste revivir cuando bajaba a la fosa.

Lectura del libro del Apocalipsis 5, 11-14

Yo, Juan, en la visión escuché la voz de muchos ángeles: eran millares y millones alrededor del trono y de los vivientes y de los ancianos, y decían con voz potente: Digno es el cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza. Y oí a todas las criaturas que hay en el cielo, en la tierra, bajo la tierra, en el mar todo lo que hay en ellos , que decían: Al que se sienta en el trono y al Cordero la alabanza, el honor, la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Y los cuatro vivientes respondían: "Amen". Y los ancianos se postraron rindiendo homenaje.

Evangelio según san Juan 21, 1-19

En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberiades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el mellizo, Natanael de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos.

Simón Pedro les dice: Me voy a pescar. Ellos contestan: Vamos también nosotros contigo. Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo. cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Éste les dice: Muchachos, tenéis pescado? Ellos contestaron: No. Él les dice: Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis. La echaron, y no tenían fuerza para sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro: Es el Señor.

Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: Traed de los peces que acabáis de coger. Simón Pedro subió hasta la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos no se rompió la red. Jesús les dice: Vamos, almorzad. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado.

Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos, después de resucitar de entre los muertos.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

27, lunes: Hch 6, 8-15; Jn 6, 22-29.

28, martes: Hch 7, 51-8; Jn 6, 30-35.

29, miércoles: Hch 8, 1b-8; Jn 6, 30-35.

30, jueves: Hch 8, 26-40; Jn 6, 44-51.

1, viernes: Hch 9, 31-42; Jn 6, 60-76.

2, sábado: Hch 9, 31-42; Jn 6, 60-76.

3, domingo: Hch 14, 21b-27; Apc 21, 1-5a; Jn 13, 31-33a. 34-35.

Comentario litúrgico

El ímpetu del Resucitado

En la lectura evangélica encontramos el último capítulo del cuarto evangelio. Parece ser un añadido posterior con la intención de presentar esquemáticamente quien es quien en la comunidad cristiana.

En primer lugar nos describe una noche de trabajo sin resultado alguno. Estaban los apóstoles, tenían los arreos propios de la pesca, pero faltaba Jesús. Con la luz del amanecer se les aparece Jesús resucitado y toma la iniciativa de la operación. Los resultados de la pesca milagrosa será una lección permanente para toda comunidad cristiana que quiera realizar la misión que ha recibido. Jesús es el Señor de la misión y es su ímpetu -la acción del Espíritu Santo- lo que hará fructuosa la actividad de los pastores y de los agentes de pastoral. Quizá en mas de una ocasión no contamos con esta novedad de la Pascua en nuestra programación pastoral.

Tras la actuación del Resucitado, el texto describe las reacciones de Juan y de Pedro. Son complementarias e igualmente necesarias para que se vaya construyendo la autentica comunidad cristiana.

La tradición ha visto en el discípulo amado la sensibilidad y la intuición del místico. Efectivamente es él quien reconoce a Jesús y lo da a conocer a los demás. Es el que le dice a Pedro: Es el Señor. Es larga la lista de santos y santas que han sido los vigías que han descubierto al resto de la comunidad las huellas del Señor.

El arrojo de Pedro que se echa al agua y el diálogo que Jesús mantiene después con él, se han traducido en la convicción de que al frente de la comunidad cristiana tiene que haber alguien que haya recibido el ministerio de pastor.

ANTONIO LUIS MARTÍNEZ

 

Santoral

1 de mayo: Beato Ricardo Pampuri (1897-1930)

Así como san Francisco se llamaba Juan y san Antonio, Fernando, así, nuestro buen Ricardo recibió bautismalmente el nombre de Herminio. Cosas de esta Iglesia edificada sobre un Simón llamado Pedro.

Sólo durante los tres últimos años de su corta vida cambió de nombre este singular médico, que ingresa en los hermanos de san Juan de Dios con 30 años, después de ejercer la medicina como una suerte de ofrenda de la propia vida. Durante la Primera Guerra Mundial fue miembro del Cuerpo de Sanidad de las tropas italianas, distinguiéndose con heróicas acciones en favor de sus compañeros. En la batalla ganó en valentía, desinterés y arrojo, pero perdió la salud definitivamente, arrastrando durante varios días en retirada un carro lleno de heridos y medicamentos.

Aún tuvo tiempo de dedicarse con celo increíble a sus enfermos de los alrededores de Milán, especialísimamente a los más pobres y desheredados, sanando con gran eficacia profesional a los que le era posible e infundiendo ánimo y esperanza en los que no tenían curación, según la ciencia de su época.

Decidió seguir los pasos de san Juan de Dios con total entrega, ingresando en la Orden Hospitalaria y muriendo pronto Pronto? Amó más en 33 años que otros en toda su existencia hasta la vejez.

Al fin, nuestra vida no es otra cosa que un entrenamiento en el amor, y Ricardo fue, en esta disciplina, un plusmarquista de élite.

En 1981 lo beatificó el Papa Juan Pablo llamado Carlos. Dios nos llama siempre con el nombre de su mayor amor.

MANUEL AMEZCUA

 

Los santos de la semana

27, lunes: Ntra. Sra. de Montserrat, Simeón, Teodoro, Zita.

28, martes: Ntra. Sra. de la Cabeza, Agapito, Prudencio, Pedro Chanel.

29, miércoles: Catalina de Siena, Severo, Wilfredo.

30, jueves: Pío V, Eutropio, Donato, Lorenzo, Indalecio.

1,viernes: José Obrero, Andéolo, Isaac, Segismundo, Ricardo P.

2, sábado: Atanasio, Félix, Boris, Segundo.

3, domingo: Felipe y Santiago, Evencio, Alejandro y Teódulo, Amelia Bicchieri.

Contraportada

Asia, desafío del Cristianismo en el Tercer Milenio

Juan Pablo II inauguró el pasado domingo en Roma el Sínodo para Asia

Mujeres indias de bellos e insondables rostros bailaban el pasado domingo 19 de abril junto al baldaquino de Bernini con ritmos gráciles, dejándose llevar por melodías que transportan al lejano Oriente. En la Eucaristía, celebrada en la imponente Basílica de San Pedro, se encontraba un auténtico arco iris de razas y lenguas: chinos, japoneses, indios, coreanos, iraníes, afganos, indonesios... Los representantes de la Iglesia católica de 51 países asiáticos se han reunido en Roma para analizar juntos los desafíos que tiene que afrontar el cristianismo en este continente en los albores del tercer milenio.

Más de tres quintas partes de los habitantes del mundo son asiáticos y una parte importante de ellos son jóvenes. Esta constatación, realizada por Juan Pablo II en la solemne apertura de la asamblea sinodal que durará hasta el 14 de mayo, refleja perfectamente la importancia de la cumbre eclesial.

Asia, el continente en el que nació el cristianismo, es también el continente donde la presencia cristiana es menor. El futuro de la humanidad depende necesariamente del desarrollo de estos países y, por tanto, el futuro del cristianismo se juega precisamente en la capacidad de la Iglesia para transmitir el Evangelio en una cultura lejana, caracterizada por valores muy diferentes a los Occidentales.

La inculturización

Para afrontar este dramático desafío, según explicó el Santo Padre, la Iglesia tiene que ir a lo esencial. La credibilidad del cristianismo no depende del poder de sus instituciones, ni de su capacidad para imponer un propio modelo cultural. Su única fuerza consiste en testimoniar a Cristo crucificado y resucitado, redentor del mundo. Tenemos que completar continuó explicando el pontífice la historia que comenzaron los apóstoles: a nosotros nos corresponde la tarea de escribir los nuevos capítulos del testimonio cristiano en cada rincón del mundo y, en particular, en Asia: de la India a Indonesia, de Japón al Líbano, de Corea a Kazakistán, de Vietnam a Filipinas, de Siberia a China.

El Santo Padre presentó claramente el reto de este sínodo (es el tercer continente que lo celebra en el contexto de preparación al tercer milenio): cómo es posible anunciar a Cristo en el contexto del hinduismo, del budismo, del sintoísmo, y de todas aquellas corrientes de pensamiento y de vida que estaban ya radicadas en Asia antes de que llegara la predicación del Evangelio?

Pero, para que el cristianismo pueda llegar a tocar el corazón del hombre que vive en el Medio y Lejano Oriente, es necesaria una escucha respetuosa y un sano discernimiento de las "realidades asiáticas". Esta adaptación del mensaje evangélico a la realidad y cultural del continente, normalmente llamada inculturación, será uno de los debates más calientes que afrontará la asamblea. La jerarquía católica asiática tendrá que huir de la tentación que plantean los dos extremos: por un lado, el anuncio de un cristianismo que depende de los esquemas de vida occidentales y, por otro, la obsesión por adaptar de tal manera el Evangelio al contexto asiático que acaba cayendo en un sincretismo religioso en el que no se hacen diferencias entre el budismo, el sintoísmo o el cristianismo.

China y Corea del Norte

Al abrir solemnemente el Sínodo de Asia, el sucesor de Pedro quiso recordar a los grandes ausentes de la ceremonia: los representantes católicos de China comunista. Él mismo reveló que ha invitado, además de a los obispos que trabajan en la diócesis de Hong Kong, a otros dos prelados de China continental. Dado que el gobierno comunista está poniendo todas las trabas posibles al viaje de estos dos obispos, Juan Pablo II afirmó: Espero que puedan estar con nosotros cuanto antes para testimoniar la vitalidad de aquellas comunidades.

Una vez concluida la ceremonia, después del rezo de la oración mariana de mediodía junto a los fieles en la plaza de San Pedro, el Vicario de Cristo quiso recordar también el sufrimiento del pueblo de Corea del Norte, exhausto por el hambre y las privaciones y concluyó: Al mismo tiempo que exhorto a las organizaciones caritativas de la Iglesia a hacerse cargo con generosidad de esta difícil situación, deseo que también la comunidad internacional no deje de enviar las ayudas necesarias.

ZENIT

El continente con el menor número de cristianos
y con el mayor índice de conversiones

De Tokio a Beirut, de Novosibirsk a Yakarta, Asia es el continente más fascinante y poblado. Es también un concentrado de contradicciones: antiguas tradiciones religiosas se encuentran con las sociedades más avanzadas; los tigres más rugientes del capitalismo mundial viven hombro a hombro (y, además, colaborando) con los últimos residuos del comunismo.

Asia es presa de cambios importantes que afectan directamente al cristianismo y a su búsqueda de justicia y de dignidad humana. Y sin embargo, la religión católica en este continente no representa más que una minoría, cuyo porcentaje supera apenas el 2% de la población.

Existen muchos obstáculos a las conversiones. Las tradiciones religiosas (sobre todo hinduismo y budismo) han influenciado de tal manera las culturas de los pueblos asiáticos que la conversión al cristianismo es vista con frecuencia como un abandono total de la propia cultura (basta pensar en Japón, Taiwán, India); a veces, incluso significa salir de la propia nación, pues algunas de estas religiones son estatales (por ejemplo, el budismo en Tailandia, Myanmar y Camboya o el hinduismo en algunos Estados de la India). A estas dificultades hay que añadir las derivadas de los países islámicos, donde el testimonio y las conversiones son frenados y hasta prohibidos (es el caso de Brunei, Malasia, Pakistán, Afganistán, Bangladesh y el paraíso de las Maldivas, etc.). Hay, además, países de dictadura comunista, en los que a una apertura económica convive con un control despiadado de la libertad religiosa (China, Vietnam, Corea Norte).

No obstante, las estadísticas deparan sorpresas: en los últimos años, los católicos en Asia han aumentado al ritmo de un 4,5% al año, superando los 101 millones. De los 3.400 millones de asiáticos, los católicos son una minoría, pero viva y dinámica.

B. Cervellera, Agencia Fides


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org