Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 615. 2 de abril de 2006

Director: Juan José Montes


Portada

Quedará constituido el 3 de junio

La diócesis, en sus distintos niveles, trabaja en la elección del Consejo Diocesano de Pastoral

La diócesis, en sus distintos niveles, está llevando a cabo el proceso de elección de los representantes para el Consejo Diocesano de Pastoral, que deberá quedará constituido el 3 de junio.

El Consejo Diocesano de Pastoral es un órgano consultivo, en el que están representado todo el pueblo de Dios: sacerdotes, laicos y religiosos y tiene como finalidad analizar las acciones pastorales de la diócesis y, al mismo tiempo plantear al arzobispo líneas y propuestas de acción de por dónde debe de ir la acción pastoral dentro de la diócesis.

En el Consejo Diocesano de Pastoral existen representantes de los Consejos arciprestales de Pastoral, de los Delegados episcopales, de los distintos sectores pastorales, de la Vida Consagrada, de agrupaciones arciprestales de Cofradías y Hermandades, de los Movimientos apostólicos y Asociaciones laicales, del Consejo presbiteral, de los arciprestes, del Cabildo y del Seminario.


Editorial

ETA y la Paz

Entre el lunes y el viernes de esta semana se ha reunido la Asamblea Plenaria del episcopado español. En su discurso de inauguración, el Presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Ricardo Blázquez Pérez, se ha referido a asuntos como la encíclica de su Santidad Benedicto XVI, se ha preguntado qué dice la Iglesia de sí misma y de Dios, ha hablado del amor a la verdad para referirse a la familia y a temas bioéticos y de la transmisión de la fe. El último párrafo fue para referirse a la tregua de ETA. Lo reproducimos íntegramente.

"El comunicado, que la organización terrorista ETA hizo público el día 22 declarando el alto el fuego permanente, ha suscitado un haz de sentimientos: alivio, alegría, prudencia, cautela, responsabilidad y, por encima de todo, esperanza. Aunque intentos anteriores no llegaron al fin deseado de la desaparición de la violencia terrorista y de la misma organización, renace ahora en nosotros la esperanza. Las víctimas, que son el testimonio doliente de la violencia padecida, nos recuerdan con la singular elocuencia de la muerte y del sufrimiento la trascendencia del desafío ante el que la nueva situación nos emplaza. La unidad de los gobernantes y representantes políticos, la colaboración de la sociedad, el trabajo paciente, la altura de miras y la esperanza que sostiene en el camino, a pesar de los obstáculos, son buena garantía para llegar a la meta de la paz plena, que se asienta en los pilares de la verdad y la justicia, la libertad y el amor.

Pedimos al Dios de la paz que ilumine y dé acierto a quienes tienen la responsabilidad específica de conducir este proceso. La Iglesia, que participa en las esperanzas y las tribulaciones de la sociedad, manifiesta su disponibilidad a contribuir en la medida de sus posibilidades"


Palabras del Arzobispo

"Ahora, adultos en la fe, el Espíritu nos envía para ser mensajeros del amor"

Homilía de Monseñor García Aracil en el cuarto domingo de Cuaresma

Mis queridos hermanos sacerdotes concelebrantes, queridos fieles cristianos, peregrinos de la Vicaría IVª, queridos hermanos y hermanas todos que os unís a esta Celebración:

Habéis llegado a la santa Iglesia Catedral metropolitana, centro de la vida cristiana de nuestra Archidiócesis. Salisteis de vuestros pueblos y ciudades como peregrinos que buscan al Señor y acuden, confiados, a la casa donde Dios Padre se reúne con los hijos en verdadera familia eclesial.

Vuestra peregrinación es un signo elocuente de la vida entera, que se caracteriza por el constante caminar hacia el encuentro con Dios, origen, camino y meta de nuestra existencia.

Vuestra peregrinación en busca del Señor, junto con los hermanos en la fe provenientes de otras parroquias, es también un signo de verdadera Comunión eclesial, que debe ser la nota más destacada de los cristianos, conscientes de pertenecer a la misma Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica.

Habéis venido para a reuniros con otras Comunidades cristianas, en torno a un mismo Altar, junto al Obispo y sus Presbíteros. Con esto hacéis una viva expresión de vuestra fe en la realidad de la Iglesia diocesana. En ella se hace presente, de modo pleno y concreto, la Iglesia universal extendida por todo el mundo.

Habéis hecho esta significativa peregrinación en el año conmemorativo de unos acontecimientos importantes que nos recuerdan las antiquísimas raíces de nuestra Iglesia particular y la gran riqueza de la historia que une sus orígenes con el presente que nos ha tocado vivir.

Nuestra reunión es hoy, pues, un canto a la Iglesia de Jesucristo, con cuya melodía principal entonamos himnos de gratitud a Dios por nuestra Archidiócesis. El Espíritu Santo ha ido configurándola, a través de los tiempos, hasta constituir la realidad que ahora nos acoge. En ella estamos integrados como miembros vivos del Cuerpo místico de Jesucristo. De ella recibimos la gracia divina para llevar a feliz término la misión que Dios ha encomendado a cada uno.

La Iglesia, madre nuestra en el orden de la gracia, nos ha engendrado en el Bautismo para que naciéramos a la vida divina como criaturas redimidas por Cristo. Por la Confirmación hemos sido constituidos testigos de la Luz y de la Vida que puede salvar a los hombres y mujeres de todos los tiempos. Ahora, adultos en la fe, el Espíritu del Señor nos envía para ser en el mundo, mensajeros del amor de Dios y profetas de la esperanza de salvación.

La Catedral, madre de todas las iglesias

Al reunirnos hoy en este lugar sagrado, iglesia madre de todas las iglesias esparcidas por la Archidiócesis; y al celebrar los Misterios del Señor junto al Obispo y sus presbíteros, estamos haciendo presente la principal manifestación de la Iglesia. Cumplimos con ello la enseñanza del Concilio Vaticano II que nos dice: "Es necesario que todos concedan gran importancia a la vida litúrgica de la diócesis en torno al obispo, sobre todo en la Iglesia catedral" (SC. 41).

Nuestra gratitud a Dios por la historia de nuestra Iglesia particular, que el Señor ha bendecido generosamente, ha de tener, también, una proyección de futuro. Agradecer lo que Dios ha obrado con nosotros hasta ahora, debe movernos al gozo, como canta el salmista: "El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres". Pero, además, ha de vincularnos al futuro con un propósito de fidelidad al Señor, como también nos indica el salmista: "Caminaré en presencia del Señor". De este modo, la mirada agradecida al pasado se convierte en trampolín que nos lanza a construir el futuro con serio compromiso, y con el optimismo que nace de la esperanza; a ella nos invita una vez más el salmista invitándonos a cantar: "El Señor es mi Pastor, nada me falta".

Estamos celebrando la santa Cuaresma, tiempo de revisión y de conversión, tiempo de arrepentimiento y de proyecto, tiempo de penitencia y de preparación para vivir intensamente la alegría de la Pascua que se avecina.

Lo primero que nos pide la llamada a la conversión es, precisamente, poner la atención en la obra del Señor a favor de su Pueblo elegido, a favor de cada uno de nosotros. Es el Señor quien nos obsequia con la salvación, porque nos ama mucho más y mejor que nosotros podamos amarnos a nosotros mismos. Hemos sido elegidos misteriosamente por el Señor que se ha fijado en nuestra pequeñez. Hemos sido ungidos por el Espíritu en el Bautismo como hijos de Dios, profetas de su gracia, y herederos de su gloria. Todo esto nos compromete a ser fieles al Señor, considerando constantemente, en unión con la Santísima Virgen María, el regalo inmenso de Dios que supone todo ello. Nuestra vida ha de ser una constante alabanza al Señor con las palabras de la Virgen María: "Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador".

Se multiplicaron las infidelidades

Sin embargo, como nos recuerda hoy la palabra del Señor en la primera lectura, se han multiplicado entre nosotros las infidelidades. En consecuencia, debemos hacer penitencia hasta reafirmar nuestra adhesión al Señor, como nos dice el salmo interleccional: "Que se me pegue la lengua la paladar, si no me acuerdo de ti" (Sal. 136). Deseo éste, que debemos pedir al Señor, suplicando una fe profunda en que sólo él es nuestro salvador, y que nuestro acercamiento a él es ya una bendición con la que nos distingue y enriquece. Así nos lo recuerda la oración inicial de la Misa, introduciendo la súplica con esta profesión de fe: "Señor, que reconcilias contigo a los hombres por tu Palabra hecha carne" (Orac. Col.)

Y como el Señor nos pide que demos gratis lo que gratis hemos recibido, debemos avivar nuestra conciencia de apóstoles incondicionales, y renovar la decisión de dar testimonio de Cristo para que los hombres crean y se salven. El Papa Benedicto XVI, en estos tiempos en que tanto se habla de la pobreza y de la solidaridad con los pueblos y con los hombres más desposeídos, nos recuerda que "la primera pobreza de los pueblos (y también de las personas) es no conocer a Cristo. Por esto es preciso ayudar a descubrir a Dios en el rostro misericordioso de Cristo". Y añade el santo Padre en su mensaje para esta cuaresma: "Sin esta perspectiva (la que ofrece el descubrimiento del rostro de Cristo) no se construye una civilización sobre bases sólidas". En atención a ello, debemos ser conscientes de que hay mucha gente que, por diversos motivos, no ha recibido todavía el don de la fe, y lo necesita para encontrar sentido a su vida, para vivir en la paz interior, y para saber luchar y esperar. Mucha gente está todavía sufriendo la penuria y la desorientación que conmovió repetidas veces a Jesús cuando se encontraba con las multitudes que andaban perdidas como ovejas sin pastor.

Es cierto que las apariencias pueden dar a entender que muchos no quieren aceptar el mensaje del Evangelio. Más todavía; somos conscientes de que hoy, como en tiempos del Antiguo Testamento según nos cuenta la primera lectura, existen quienes se burlan de los mensajeros de Dios, despreciando sus palabras y mofándose de sus profetas. Pero nosotros no hemos sido enviados a juzgar sino a predicar. En consecuencia, considerando que la paciencia de Dios ha sido nuestra salvación, debemos pensar que puede ser, también, la salvación de quienes aparecen como enemigos de la cruz de Cristo.

Los tiempos que corren, y los aires de la cultura dominante exigen de nosotros más fe, más confianza en el Señor que nos envía, más decisión, y más competencia cristiana tanto en el cuidado de nuestra espiritualidad, como en el conocimiento y meditación de la palabra de Dios. Necesitamos más formación y mayor santidad. Por eso, nuestra oración, como nos indica la plegaria de la Misa, debe dirigirse al Señor diciendo: "Haz que el pueblo cristiano se apresure con fe viva y entrega generosa, a celebrar las próximas fiestas pascuales" (Orac. Col). Este pueblo somos nosotros. Es a nosotros a quienes corresponde llenarnos de Dios viviendo intensamente el Misterio de la redención que celebramos especialmente en la Pascua. No olvidemos que de la abundancia del corazón habla la boca. Por tanto, la conversión de la propia vida es necesaria para llevar a los demás el anuncio de la vida de Dios que nos ha alcanzado Jesucristo.

Así como el Señor dice de sí que el Hijo del hombree tiene que ser elevado sobre la cruz para que todo el que crea en él tenga vida eterna (cf. Jn. 3, 14), así también es necesario que nos unamos a la Cruz de Cristo mediante el ejercicio de la penitencia y mediante el esfuerzo de la conversión. Sólo así seremos fieles transmisores de la salvación que hemos conocido, y todo el que escuche nuestra predicación podrá beneficiarse de la gracia que Dios le ofrece a través nuestro.

La mirada hacia el futuro, que debe acompañar a la gratitud por el pasado, nos compromete a una renovación personal e institucional, en orden al cumplimiento de la misión recibida del Señor. Por tanto ha de ser preocupación nuestra la renovación interior y la que necesitan nuestras instituciones para ser signo de la bondad de Dios y del amor divino que llevó al Padre a entregar a su Hijo para redención nuestra.

Pidamos a la Santísima Virgen que nos ampare en los momentos de especial debilidad; que nos enseñe a mirar, escuchar y seguir a Jesucristo, y a darlo a conocer a los demás.

María que, además de Madre de Dios y Madre nuestra, es Madre de la Iglesia, nos enseñe a amarla y a servirla como verdadera áncora de salvación universal.

Santiago. Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

Su función es asesorar y proponer al Arzobispo líneas de acción pastoral

El Consejo diocesano de Pastoral se constituirá el día 3 de junio

Esta semana todas las parroquias, los movimientos, las hermandades y cofradías, los religiosos... de nuestra Diócesis de Mérida-Badajoz han recibido la documentación necesaria para iniciar el proceso de constitución del Consejo Diocesano de Pastoral, que tiene como finalidad última "estudiar y pensar lo que se refiere a las actividades pastorales y proponer, en relación con ellas, conclusiones prácticas", como se explica en la introducción de los recién publicados Estatutos del Consejo Diocesano de Pastoral.

En Iglesia en camino hemos entrevistado al Vicario General para que nos explique qué es este órgano, quienes lo van a formar...

¿Qué misión tiene el Consejo Diocesano de Pastoral?

El obispo posee diferentes consejos a través de los cuales se asesora en distintos campos. Hay un Consejo de Economía, para todo lo administrativo, contable y de gestión de la diócesis; hay un Consejo del Presbiterio, donde están los distintos representantes de los sacerdotes de la diócesis, es un órgano que le sirve también para asesorar en el gobierno de la diócesis al obispo; y este Consejo Diocesano de Pastoral, que también es un órgano consultivo, en donde está representado todo el pueblo de Dios, es decir, hay sacerdotes, laicos y religiosos, y este órgano tiene como finalidad analizar, reflexionar las acciones pastorales de la diócesis y, al mismo tiempo, discernirlas y plantear al arzobispo líneas y propuestas de acción de por dónde debe de ir la acción pastoral dentro de la diócesis.

¿Quien puede estar en el consejo y de que manera están representadas las parroquias, la vida religiosa, los movimientos...?

En los estatutos que acaban de ser aprobados por el señor Arzobispo, se va viendo todo un proceso complejo de elección de los distintos representantes porque los hay de los Arciprestes, del Consejo del Presbiterio, de los Arciprestazgos (que siempre son laicos ­ya sea del Consejo Arciprestal o un laico que representa a todos los laicos), de las Hermandades y Cofradías y del obispo (nombrados por él mismo). Ahí están representados los distintos sectores, las distintas sensibilidades y, por tanto, todas las personas y movimientos y asociaciones laicales, de lo que está siendo el cuerpo vivo de nuestra diócesis.

Independientemente de la condición eclesial de cada uno -sacerdote, religioso o laico-, dentro del Consejo Diocesano de Pastoral todo el mundo tiene los mismos derechos y deberes...

Claro, cuando uno es elegido y forma parte del Consejo ya no está representando a ese grupo concreto sino que está actuando dentro de un consejo, donde se le ha dado un poder a él para que tenga ese derecho de poder actuar según lo que él piensa, aunque no quiere decir que en un momento determinado no pueda consultar al grupo de donde procede. Pero el Consejo ya es un órgano en sí mismo, donde él tiene que decidir, donde él tiene que participar activamente, por tanto, es un deber del que ha sido elegido de preparar las sesiones de ese Consejo y de reunir los requisitos de una persona con una fidelidad eclesial y con una cierta preparación, a la hora de participar en este Consejo. Por tanto, hay unos deberes, lo mismo que él tiene derecho a que todo lo que vaya a ser tratado en ese Consejo, recibirlo para que él pueda prepararlo y tiene el derecho también de participar, con voz y con voto, dentro de ese Consejo. Esa es la conjunción de derechos y deberes por parte del que es representante del Consejo.

Representantes por sectores y número en el Consejo Diocesano de Pastoral

* Un representante laico por cada uno de los Consejos arciprestales de Pastoral, o en el caso de no estar constituido, elegido por parte de los miembros del Equipo sacerdotal arciprestal.

* Un representante de entre los Delegados episcopales, elegido de entre ellos.

* Un representante laico por cada uno de los distintos sectores pastorales, elegido por los equipos de cada Delegación y de entre sus miembros.

* Un representante de la Vida Consagrada, por cada una de las Vicarías Territoriales, elegido de entre los miembros de Institutos de Vida Consagrada activa, propuestos por sus respectivas Comunidades.

* Un representante de entre los Presidentes de agrupaciones arciprestales de Cofradías y Hermandades, elegido por estos Presidentes.

* Un representante laico de los Movimientos apostólicos y Asociaciones laicales, elegido de entre ellos.

* Dos representantes del Consejo presbiteral, elegidos por dicho Consejo.

* Dos arciprestes, elegidos por el Colegio arciprestal.

* Un representante del Cabildo, elegido por los canónigos.

* Un representante del Seminario, elegido de entre los Formadores, y por ellos.

En la documentación enviada a todos los grupos anteriores se establece que la elección de los representantes se realice el 27 de abril, en la mayoría de los casos, o el 4 de mayo. Una vez recepcionadas todas las actas de elección, la constitución del Consejo diocesano de Pastoral tendrá lugar en un solemne acto el día 3 de junio a las 10,30 horas en el Salón de Actos del Arzobispado.

 

Abdul Rahman, de 41 años, fue detenido por convertirse al cristianismo

El presidente de Afganistán promete no aplicar pena de muerte al cristiano converso

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha asegurado al Gobierno canadiense que el afgano amenazado con una posible condena a muerte por convertirse al cristianismo no será ejecutado, según ha informado el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.

Harper ha hablado con Karzai, el presidente afgano, para expresarle su preocupación por el caso, que ha causado la repulsa internacional, después de que un juez afgano denunciara que el ciudadano Abdur Rahman haya sido encarcelado tras convertirse al cristianismo y afronta la pena de muerte si no se hace de nuevo musulmán.

En una rueda de prensa, el primer ministro canadiense declaró que Karzai "me ha asegurado que lo que nos ha alarmado a la mayoría se solucionará rápidamente... Me transmitió que no tenemos que preocuparnos por ese hipotético resultado. Antes de que yo hablara con él ya se había comunicado con el ministro de Justicia afgano sobre la situación", declaró el primer ministro.

Movilización internacional

El caso de Rahman ha suscitado numerosos llamamientos internacionales para que se le ponga en libertad.

La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, telefoneó a Karzai para interceder directamente por el converso, una iniciativa muy poco frecuente.

Rice no exigió específicamente que se pusiera fin al juicio contra Rahman, puesto que se trata de una "decisión afgana", declaró el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack. No obstante, según McCormack, "es importante que el pueblo afgano sepa que se respeta la libertad de religión en su país".

Rahman se convirtió al cristianismo hace quince años tras trabajar en una organización humanitaria que ayudaba a refugiados afganos en Pakistán.

Denuncia de su familia

El acusado, Abdul Rahman, de 41 años, fue detenido el mes pasado después de que su familia lo denunciara ante la policía por haberse convertido al cristianismo, dijo el juez Ansarula Mawlavezada. Tal conversión viola las leyes islámicas vigentes en Afganistán.

Durante la audiencia, el acusado confesó que se convirtió al cristianismo hace 16 años, cuando tenía 25 años y trabajaba como empleado de asistencia médica para refugiados afganos en la vecina Pakistán, dijo el juez.

La constitución de Afganistán se basa en la ley sharia, que establece que cualquier musulmán que rechaza su religión debe ser condenado a muerte.

"No estamos en contra de ninguna religión en el mundo, dijo el magistrado, pero en Afganistán, este tipo de cosa está contra la ley. Es una afrenta al islam... el fiscal está pidiendo la pena de muerte".

Mawlavezada dijo que tomaría una decisión en los dos siguientes meses.

Rehusó volver al islam

Se ofreció al acusado retirar los cargos si retomaba la fe musulmana, pero él rehusó hacerlo, dijo el fiscal Abdul Wasi.

Se cree que el juicio es el primero de su tipo en Afganistán y resalta la lucha existente entre conservadores religiosos y reformistas por la forma que el Islam debería tener aquí, cuatro años después del derrocamiento del régimen musulmán fundamentalista Talibán.

El 99% de los 28 millones de habitantes de Afganistán son musulmanes. Del resto, la mayoría son hindúes.

 

Don Antonio Cañizares, Arzobispo de Toledo, fue creado cardenal

El pasado día 24 se celebró el Consistorio en el que fue creado cardenal el Arzobispo de Toledo, don Antonio Cañizares.

Ocho cardenales españoles y catorce obispos y arzobispos acompañaron a don Antonio, así como numerosas autoridades y representantes de diversas instituciones. Además, 700 peregrinos de Toledo, Valencia, Ávila, Granada y Madrid, quisieron estar en Roma junto al nuevo Cardenal. Entre las autoridades se encontraban el Ministro de Defensa, José Bono, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, el presidente de las Cortes regionales, Fernando López Carrasco, y el alcalde de la ciudad, José Manuel Molina.

Al crear quince nuevos cardenales, el Papa les pidió que entreguen su vida para ayudarle en su misión de anunciar al mundo que Dios es amor.


Información Diocesana

Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz colabora en la Semana Cultural celebrada en el Centro Penitenciario de Badajoz

Con motivo de la Semana Cultural de la Escuela en el Centro Penitenciario de Badajoz, se celebró un " Gran Juego sobre Interculturalidad", bajo el lema " Nadie sin futuro, construyamos un lugar común" organizado por Cáritas Diocesana Mérida-Badajoz.

En la actividad participaron un total de 80 hombres y mujeres, distribuidos en grupos y organizados de manera que tenían que pasar por los distintos continentes -Asia, África y América-, superando diferentes pruebas que les acerquen al sueño deseado de conseguir llegar a Europa.

El recorrido de un continente a otro tenían que hacerlo en transporte, camiones o pateras, donde los participantes iban experimentado cómo se siente un inmigrante desde que abandona su país buscando un lugar mejor para vivir hasta que llega a su destino en Europa.

Una vez superada la prueba el animador les entregaba una palabra de la frase "Nadie sin futuro" para que entre todos formaran una "cadena de la convivencia fraterna" como signo de una sociedad abierta y acogedora, sin racismo, prejuicios ni rechazos, donde se pone en práctica la fraternidad humana, la fraternidad cristiana.

 

Más de 130 religiosos y religiosas de Extremadura participan en las XIV Jornadas de Vida Religiosa

Los religiosos y religiosas de las tres diócesis extremeñas han celebrado, el pasado fin de semana, las XIV Jornadas de Vida Religiosa, bajo el lema "Nuevos rostros, nuevas presencias".

El encuentro se celebró en la casa de oración de Gévora y en él participaron más de 130 religiosos y religiosas de las diócesis de Coria-Cáceres, Plasencia y Mérida-Badajoz, bajo la presidencia del Padre Francisco Javier Roero Suárez, Esclavo de María y de los Pobres, Presidente de la Confederación de Religiosos de Extremadura (CONFER-Ex).

Además, acompañó a los religiosos durante su trabajo María José Antúnez, Delegada Diocesana para los Religiosos, Institutos Seculares y Sociedades de Vida Apostólica de Mérida-Badajoz.

Las charlas formativas y los momentos de oración de estas Jornadas han sido dirigidas por el jesuita emeritense Juan Antonio Guerrero, en la actualidad Maestro de novicios en Zaragoza, quien trató entre otros temas "Los ritmos de trabajo de hoy, la interioridad y la vida espiritual" o "La comunidad en tiempos individualistas", para cerrar las ponencias con el tema "Testimonio y misión de la vida religiosa en el nuevo contexto".

 

Badajoz

Jóvenes cristianos denuncian la situación de abandono de su barriada

El grupo de la Juventud Obrera Cristiana (JOC) de la parroquia pacense de Jesús Obrero, en la barriada de Cerro de Reyes, ha iniciado una campaña con la que quieren sensibilizar a los habitantes de dicha barriada, a los de la vecina de Suerte de Saavedra, y a los dirigentes políticos tanto del Ayuntamiento como de la Junta de Extremadura, de las deficiencias que tienen dichas barriadas.

Esta campaña surge tras una 'reflexión de vida' en la que, a la luz del Evangelio, los jóvenes han analizado el entorno en el que viven. Como primer paso de su acción, el grupo ha recorrido las mencionadas barriadas fotografiando todo aquello que no está bien, que falta, o que no se ha cuidado convenientemente.

 

Es una actividad que se celebra desde hace más de 15 años

Un grupo de matrimonios de la zona de La Serena celebra un retiro

La casa de oración de Villagonzalo acogía, recientemente, el tradicional retiro-encuentro de matrimonios de la zona de la Serena.

En esta ocasión han sido quince parejas las que han participado en esta experiencia que ya se viene haciendo hace más de quince años. Los matrimonios participantes han estado acompañados por el párroco de Villagonzalo, José María Barrantes Gil quien, con el trasfondo de las Bienaventuranzas, invitó a los matrimonios a reflexionar sobre su vida cristiana.

 

Varios universitarios vivirán una experiencia de trabajo pastoral en Perú

La Delegación Diocesana para la Pastoral Universitaria, acompaña y anima un proyecto, que nace del ámbito juvenil universitario, y en el que varios estudiantes cristianos, algunos del Movimiento de Juventud Estudiante Católica, y profesionales jóvenes inmersos en procesos de vida cristiana y compromiso activo en la universidad y en la sociedad, llevan tiempo acariciando la idea de poder llegar a conectar y vivir la realidad del tercer mundo de un modo directo.

El objetivo del proyecto, que ha recibido el nombre de "Bajando al Sur", es poder estar y vivir en aquella realidad poniendo nombre y vida a personas y situaciones, especialmente del mundo campesino de Perú, para lo que se está en conexión con los religiosos y sacerdotes de nuestra diócesis que realizan su labor en dicho país, y con los que están organizando una estancia durante el mes de agosto en aquellas realidades humanas y pastorales.

 

Badajoz

Ejercicios Espirituales en la parroquia de San Juan Macías

La parroquia pacense de San Juan Macías, dentro del extenso programa de actividades que, con motivo de la Cuaresma, ha confeccionado el Consejo de Pastoral Parroquial, ha celebrado una tanda de ejercicios espirituales en la casa de oración de Gévora.

En esta actividad, han participado cerca de 50 personas que, durante los tres días de ejercicios, reflexionaron sobre la primera carta del apostol San Juan. Temas como 'Dios-Luz', 'Dios-Amor', 'vida de fe', 'filiación divina', 'esperanza en Dios' o 'amor a Dios y al prójimo' fueron los que marcaron el camino de reflexión de los participantes en estos ejercicios, impartidos por Manuel SAntos Durán, párroco de San Juan Macías.

 

El Arzobispo presidirá este año todas las celebraciones de la Semana Santa en la Catedral

En Mérida lo hará el Arzobispo emérito

Monseñor Santiago García Aracil, Arzobispo de Mérida-Badajoz, presidirá este año todas las celebraciones de la Semana Santa en la Catedral Metropolitana de San Juan Bautista, de Badajoz, comenzando con la conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén, el Domingo de Ramos, a las 12 de la mañana. El Jueves Santo, el Arzobispo presidirá la Misa de la Cena del Señor a las 19'00 horas, mientras que el Viernes Santo la celebración ser´a alas 18'30 horas. La Vigilia Pascual, por otra parte, está previsto que se celebre a las 23'00 horas y, ya el Domingo de Pascua, Monseñor García Aracil, presidirá la Eucaristía a las 12 de la mañana, tras la que impartirá la bendición papal.

Por otra parte, en la Concatedral de Santa María la Mayor, de Mérida, será Monseñor Antonio Montero Moreno, Arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, el que presida las celebraciones de la Semana Santa. El Domingo de Ramos, la celebración será a las 11'30 horas. El Jueves Santo, Monseñor Montero presidirá la Eucaristía de la "Cena Domini" a las 18'00 horas. El Viernes Santo la celebración de la Pasión del Señor será a las 17'00 horas, mientras que la Vigilia Pascual será a las 22'00 horas. Por último, el Domingo de Pascua, el Arzobispo emérito presidirá la Misa Conventual a las 10 de la mañana.

Misa Crismal

Además de las celebraciones mencionadas, el Martes Santo Monseñor Santiago García Aracil presidirá la celebración de la Misa Crismal, en la que el prebisterio diocesano renueva sus promesas sacerdotales y son consagrados los santos oleos.

 

Agenda

Día del Pueblo Gitano

El próximo 8 de abril se celebra el Día del Pueblo Gitano. La Delegación Diocesana para la Pastoral Gitana se quiere unir a dicha celebración invitando a la participación de los cristianos en los actos de ese día, al mismo tiempo que pide cercanía y acogida para un pueblo al que, no pocas veces, se le juzga desde los prejuicios.

 

Ejercicios para animadores

La Delegación Diocesana para la Pastoral de Juventud ha organizado, para el próximo fin de semana, unos ejercicios espirituales para los animadores de los grupos de jóvenes de nuestra diócesis. Estos ejercicios serán impartidos por el sacerdote diocesano Luis Romero y los participantes deben inscribirse antes del próximo 5 de abril, en el teléfono 924 22 28 47 o en el correo pastoraljovenes@archimeridabadajoz.org


Liturgia dominical

Celebramos el V domingo de Cuaresma

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Jeremías 31, 31-34

Mirad que llegan días ­oráculo del Señor­ / en que haré con la casa de Israel y la casa de Judá / una alianza nueva.

No como la que hice con vuestros padres, / cuando los tomé de la mano para sacarlos de Egipto: / Ellos aunque yo era su Señor, quebrantaron mi alianza ; / ­oráculo del Señor­ /: Meteré mi ley en su pecho, / la escribiré en sus corazones; / yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

Y no tendrá que enseñar uno a su prójimo, / el otro a su hermano, diciendo: / Reconoce al Señor.

Porque todos me conocerán, / desde el pequeño al grande / ­oráculo­ del Señor­, / cuando perdone sus crímenes, / y no recuerde sus pecados.

 

Salmo 50, 3-4, 12-13, 14-15

R. Oh Dios, crea en mí un corazón puro.

Misericordia, Dios mío, por tu bondad,

por tu inmensa compasión borra mi culpa;

lava del todo mi delito,

limpia mi pecado.

 

Carta a los Hebreos 5, 7-9

Cristo en los días de su vida mortal, a gritos y con lágrimas, presentó oraciones y súplicas al que podía salvarlo de la muerte, cuando en su angustia fue escuchado. Él, a pesar de ser Hijo, aprendió, sufriendo, a obedecer. Y , llevado a la consumación, se ha convertido para todos los que le obedecen en autor de salvación eterna.

 

Evangelio según san Juan 12, 20-33

En aquel tiempo, entre los que habían venido a celebrar la fiesta había algunos gentiles; estos, acercándose a Felipe, el de Betsaida de Galilea, le rogaban:

- Señor, quisiéramos ver a Jesús.

Felipe fue a decírselo a Andrés; y Andrés y Felipe fueron a decírselo a Jesús. Jesús les contestó:

- Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del hombre. Os aseguro, que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere da mucho fruto. El que se ama a sí mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se guardará para la vida eterna. El que quiera servirme, que me siga y donde esté yo, allí también estará my servidor; a quien me sirva, el Padre le premiará. Ahora mi alma está agitada y, ¿qué diré?: Padre, líbrame de esta hora. Padre, glorifica tu nombre.

Entonces vino una voz del cielo:

- Lo he glorificado y volveré a glorificarlo.

La gente que estaba allí y lo oyó decía que había sido un trueno; otro decía que le había hablado un ángel.

Jesús tomó la palabra y dijo:

- Esta voz no ha venido por mí, sino por vosotros. Ahora va a ser juzgado el mundo; ahora el príncipe de este mundo va a ser echado fuera. Y cuando yo sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí.

Esto lo decía dando a entender la muerte de que iba a a morir.

 

Comentario Litúrgico

Pero si muere, da mucho fruto

Entramos en la última semana de Cuaresma y la liturgia da un giro pedagógico: sin abandonar la tarea de la conversión de cada uno de nosotros, intenta orientarnos hacia el encuentro con el Cristo de la Pascua, que antes de ser el Resucitado, fue el Crucificado.

San Juan, en el evangelio, describe una escena muy tierna: unos paganos se acercan al apóstol Felipe para expresar un deseo: "queremos ver a Jesús". No es difícil que cada uno de nosotros nos apropiemos de ese deseo. Expresa lo que guarda nuestro corazón creyente como un secreto que nos acompañará toda nuestra vida y, esperamos, llegará a ser una realidad desde el momento de nuestra muerte.

Mientras no llegue ese momento nos tenemos que mantener atentos a la respuesta que Cristo dio a aquel deseo de los griegos. No fueron palabras que respondieran con una simple aceptación a la súplica de aquellos extranjeros, sino que el Maestro prefirió mostrar el camino que ha de recorrer quien de verdad quiera encontrar su Rostro, verse reflejado en el cristalino de sus ojos santísimos.

Son palabras que nos enseñan que el "ver al Señor" no es un mero deseo que se realiza y ahí acaba todo, sino que se trata de toda una historia que debe marcar la vida del discípulo de Jesús: es tomar la misma senda que Jesús marcó con sus benditos pies y que, de verdad, consigue que el Rostro del Padre, el que se refleja en el del Hijo, se manifieste de una vez hasta la eternidad.

Tanta ventura tiene un precio y es la muerte del propio egoísmo y el desprecio de los falsos valores de este mundo. !Es verdad que la Cuaresma nos encara con la Pasión del Señor!.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

3, lunes: Dan 13, 1-9. 15-17. 19-30. 33-62; Jn 8, 1-11.
4, martes: Nm 21, 4-9; Jn 8, 21-30.
5, miércoles: Dn 3, 14-20. 91-92. 95; Jn 8, 31-42.
6, jueves: Gn 17, 3-9; Jn 8, 51-59.
7, viernes: Jr 20, 10-13; Jn 10, 31-42.
8, sábado: Ez 37, 21-28; Jn 11, 45-56.
9, domingo: Is 50, 4-7; Sal 21; 1Flp 2, 6-11; Mc 14, 1-15, 47.

 

2 de abril: S. Francisco de Paula (1416-1507)

Francisco nació en Paula, región de Calabria (Italia) en el año 1416, y es uno de los más jóvenes fundadores de órdenes religiosas que recuerda la historia.

A los trece años vistió el hábito franciscano, pero dos años más tarde desapareció. Después de algunos años lo descubrió un cazador en un refugio en las ásperas montañas cerca de Cosenza.

La fama de su santidad y de sus milagros atrajo a un buen número de jóvenes deseosos de seguir su ejemplo, con los cuales fundó la Orden de los Mínimos o Ermitaños de san Francisco de Asís. Los invitó a la penitencia, reduciendo su alimentación durante los 365 días del año a pan, pescado, agua y verduras.

Pero las duras penitencias no acortaron su vida, pues vivió hasta la edad de 91 años.

Murió un viernes santo, el 2 de abril de 1507, mientras se encontraba en Francia, en Plessis-les-Tours.

Fue canonizado en 1519, a los doce años de su muerte, y aún hoy se le propone no sólo como modelo de penitencia, sino también -como dijo Pablo VI el 27 de mayo de 1977- como modelo de valentía para denunciar "las malversaciones de los poderosos".

http://es.catholic.net

 

Los santos de la semana

3, lunes: Sixto I, Cresto y Papio, Juan de Nápoles, Nicetas.
4, martes: Isidoro de Sevilla, Ambrosio, Benito de Palermo.
5, miércoles: Vicente Ferrer, Catalina Tomás, Geraldo, Irene.
6, jueves: Eutiquio, Ireneo de Sirmia, Urbano.
7, viernes: Juan Bautista de la Salle, Teodoro.
8, sábado: Ágeo, Amancio, Dionisio de Corintio, Máximo y Timoteo.
9, domingo: Casilda, Liborio, María de Cleofás y María de Salomé.


Contraportada

Hicieron público su compromiso en dos celebraciones que tuvieron lugar el 11 y el 19 de este mes pasado

El Instituto Secular Hogar de Nazaret cuenta con tres nuevos miembros

ESTE mes de marzo, el Instituto Secular 'Hogar de Nazaret' ha vivido dos momentos festivos con la entrada en su seno de tres nuevos miembros. El día 11 se comprometía con el carisma de esta Institución la joven Manoli Pozo Alcántara, natural de Castuera, en una celebración que tuvo lugar en el Colegio Santa Teresa de la capital pacense.

Por su parte, el día 19 de marzo, daban el mismo paso María Isabel Contador Tercero, de Almendral, y María José López Ferrera, de Badajoz, en una ceremonia que tenía lugar en Almendral.

'Iglesia en camino' ha hablado con estas tres mujeres, sobre el paso que han dado y sobre cómo se desarrolla la vida en un Instituto Secular.

Antes que nada, ¿qué es el 'Hogar de Nazaret'?

El 'Hogar de Nazaret es un Instituto Secular fundado por el sacerdote diocesano Luis Zambrano que, en un principio, nació como instrumento para ayudar en la vida de las parroquias, tanto en lo referente a la vida pastoral (catequesis, enfermos...) como en el cuidado de los templos y además, para la atención a los jóvenes y los niños. Hoy el Instituto Secular trabaja en todos esos campos y, también con ancianos, con universitarios y con disminuidos psíquicos. Precisamente, en este último campo de acción, tenemos dos centros en la diócesis: uno en Ribera del Fresno y otro en Badajoz.

Historias distintas

¿Cuál ha sido vuestro proceso hasta toma la decisión de formar parte del 'Hogar de Nazaret'?

Manoli nos explica que "cuando yo salí de Castuera para estudiar me alojé, precisamente, en la residencia para estudiantes universitarios que tiene el 'Hogar de Nazaret'. Yo me quedé allí como una estudiante más, aunque es cierto que yo ya venía un poco 'picada' con la idea de una posible vida de entrega. Y, en contacto con el Instituto Secular, lo que fui es dando forma a aquello que el Señor me pedía. Y no hay mucho más que contar. Simplemente fui conociendo el estilo de vida del 'Hogar de Nazaret' y que él te posibilita hacer tu tarea en medio del mundo pero viviendo los consejos evangélicos, pues en el Instituto Secular tenemos los votos de pobreza, castidad y obediencia".

María Isabel, por su parte tiene una historia distinta. "La verdad es que yo sentí algo desde pequeñita, aunque claro, Dios me fue puliendo poco a poco. También he tenido la suerte de que en Almendral hay un 'Hogar de Nazaret' pero yo, aunque no desechaba la idea del Instituto Secular, a cualquier sitio al que iba siempre buscaba tener un contacto profundo con Dios participando en convivencias, encuentros de oración, retiros... porque eso me atraía. Después sí entre en el 'Hogar de Nazaret' de Almendral y me fui como voluntaria al Colegio de la Luz en Badajoz, donde también empecé un proceso de formación y acompañamiento para formar parte plenamente del Instituto Secular".

María José nos contó también su historia: "yo llevo muchos años trabajando en el Hogar de Almendral, aunque mi camino empezó en Badajoz con la Legión de María, con quien realizaba trabajos parroquiales y de visitas a enfermos. Tuve que dejarlo cuando me fui a trabajar a Almendral donde también participaba en la vida parroquial, pero no plantee nunca eso de la vocación. Fue a raiz de unos ejercicios espirituales en Badajoz cuando parece que 'se me encendió algo' y fue cuando decidí iniciar el proceso de formación, de lo que estoy muy contenta".

La nota distintiva de los Institutos seculares es, precisamente, su estar en el mundo, insertos en medio de la sociedad, una sociedad en la que cada día parece que es más difícil ser cristiano. ¿Cómo os enfrentáis vosotras a este reto?

Entre las tres explican cómo viven ellas esta situación. María Isabel, por ejemplo nos explicó que "hay que dar testimonio de Jesucristo en el mundo y no tener miedo. Y para eso hay que 'agarrarse' a la oración y a una vida de compromiso con Él: yo le entrego todo al que me ha dado todo y así es posible vivir en medio del mundo, con sus dificultades y sufrimientos y también su muchas alegrías". Manoli, además apuntilló citando a Luis Zambrano "que decía siempre a los miembros del 'Hogar de Nazaret' que, para vivir la consagración en medio del mundo, se escogiera lo mejor de los tres estados: lo mejor de la vida sacerdotal, lo mejor de la vida religiosa y lo mejor de la vida de los laicos, para así hacer el estilo de vida propio de la Institución.

Redacción


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino