Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Número 340. 2 de abril de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

El sábado tenía lugar la de Catequesis de Adultos

Parroquias y grupos de toda la diócesis peregrinan a los distintos templos jubilares

La diócesis de Mérida-Badajoz está viviendo a fondo el Jubileo con la peregrinación de parroquias y grupos a los templos jubilares.

El pasado fin de semana se llevaba a cabo el Jubileo de la Catequesis de Adultos, coincidiendo con el día de la Encarnación, en el año que se cumple el 2000 aniversario del nacimiento de Jesús. El lugar fue la Concatedral de Mérida, donde se reunieron más de 350 miembros de los grupos de catequesis de Adultos de la diócesis. También durante estos días se realizan peregrinaciones de otros grupos: el pasado sábado tenía lugar el Jubileo de los niños en el arciprestazgo de Fregenal de la Sierra y la semana pasada peregrinaba la Curia diocesana a la Catedral Metropolitana. De la misma manera los colegios llevan a cabo peregrinaciones, recientemente el Santo Ángel de Badajoz la hacían a la Catedral, otros colegios y parroquias están optando por el resto de los once templos jubilares repartidos por toda la diócesis.

 

Editorial

Los costaleros

Se avecina la Semana Santa y van animándose los ambientes del mundillo cofrade, sacando del baul para ponerlas a punto las túnicas de los nazarenos. Las Juntas de la Hermandad se aprestan a ajustar los armazones de los pasos, encargan la cera y las flores, preparan cuidadosamente toda la ornamentación de sus imágenes.

Nada que objetar a esta colmena en acción, que engancha en bastantes parroquias a multitud de gente joven y contribuye, de suyo, a estimular el cariño y la devoción de los nazarenos y de sus familias hacia los cristos y las vírgenes titulares. Es éste un fenómeno entrañable de la religiosidad y de la cultura popular, que ojalá caminen del brazo y sin desajustes, fecundándose recíprocamente y en un afán de mejora constante.

Fijamos hoy particularmente la atención en el grupo que despierta quizá la más viva simpatía, dentro del conjunto humano de las cofradías. Se trata de los costaleros. Por tales se han entendido siempre el oculto y sufrido equipo de los que "arriman el hombro" en las llamadas trabajaderas de las andas, sobre las que se asientan la tarima, la peana y las imágenes sagradas. Imponen un gran respeto los que, en determinadas épocas y en algunos sitios todavía, prestan ese servicio percibiendo una compensación justa por un trabajo tan exigente. La verdad es que, en su mayoría o totalidad, nunca lo han hecho exclusivamente por dinero.

Están luego los otros, hermanos de la cofradía, que, en lugar de la túnica y el capirote, visten el "uniforme de trabajo" bajo el varal de las andas, en fila india y a compás, sufriendo el encallecimiento de sus hombros de estudiantes o de profesiones que no exigen trabajo material. Se entrenan, se sacrifican, caminan hasta la extenuación, por algo que llevan dentro. Quieren servir a Cristo y a María, a su Hermandad, a los que disfrutamos del paso desde las aceras. ¡Magnífico!

Pero, nada de halagarlos para que hagan piruetas. Mejor ofrecerles apoyo, formación, respeto y cariño. Y que sepan valorar su esfuerzo desde la fe y el amor.

 

Carta del Arzobispo

Pido perdón y perdono

Dos excelentes crónicas de Roma, la de Miguel Angel Agea en "Ecclesia" y la de Antonio Pelayo en "Vida nueva", enriquecidas luego por sendas "Terceras" de ABC, firmadas por Julián Marías y Carlos Seco Serrano, en torno los cuatro a la Jornada del Perdón, protagonizada por Juan Pablo II el 12 de marzo en la Basílica de San Pedro, me incitan a entrar en liza, como quinto en concordia, sobre este gesto de resonancia universal, que el Papa quiso situar en una meditada celebración litúrgica, en el primer domingo de Cuaresma y en el corazón mismo del Jubileo 2000.

El argumento eje de esa efemérides y de todo el proceso que representa, es, a mi parecer, más o menos así: La Iglesia católica, por boca de su cabeza el sucesor de Pedro, hace público reconocimiento de las infidelidades y pecados cometidos por sus miembros a todos los niveles durante el segundo milenio cristiano, que ella asume como suyos, en virtud de la solidaridad del cuerpo de Cristo. La Iglesia siente, por ello, hondamente arrepentida y pide humildemente perdón a Dios y a los hombres afectados por esas culpas. Quiere así purificar de esas obscuras adherencias su memoria histórica, para poder presentarse más pura y reconciliada a su Señor resucitado y reiniciar también, sin esos lastres, su acción evangelizadora en los albores del tercer milenio.

La jornada del 12 de marzo obtuvo, como es sabido, una resonancia mundial, mayoritariamente favorable. Conviene rescatar aquí su meollo esencial, su alcance histórico para el porvenir. Vamos, pues, con el Rito del día 12 en San Pedro; y lo llamo rito porque así fue diseñado por Monseñor Piero Marini, Prefecto de Liturgia del Santo Padre, para conferir a sus secuencias, aparte de la Eucaristía en la que se enmarcó, un carácter celebrativo y sagrado. Brillaron, por tanto, en él la dignidad, la mesura, la emoción contenida e incluso la sencilla majestad, tan propias de la Liturgia romana.

Dos impactos en la Basílica

La primera capilla lateral derecha de la Basílica de San Pedro no suele utilizarse para el culto, porque sirve de marco a la estatua sublime de la Pietá de Miguel Angel, con un número tal de visitantes que turbarían el ambiente religioso de los fieles. Pero la imagen purísima de Cristo muerto en los brazos de María, a más de ser un portento de la gubia de su autor y del mármol níveo de Carrara, es también la escultura más religiosa y devota del genial artista.

Ante ella se hundió de rodillas el viejo Pontífice penitente, ya con las sienes inclinadas entre sus manos, o alzando absorto sus ojos hacia el Cristo yacente y la Virgen que lo acuna y nos lo muestra. Juan Pablo les pide perdón a los dos por los pecados históricos del primer milenio cristiano. Todo pureza y santidad arriba. Todo plegaria, todo humildad contrita y confiada, abajo. Iconos perfectos de una Iglesia reconciliada y reconciliadora.

Segundo impacto, en el altar de la confesión. Acompañan al Papa, en cortejo penitencial, cinco cardenales, entre los treinta presentes allí, y dos arzobispos. Cada cual personaliza a un sector de la Iglesia, un cuadrante del planeta, un reconocimiento de culpas, una petición de perdón. Luego de un breve parlamento, cada uno depositará una lámpara expiatoria a los pies del crucifijo. El Papa mismo besará al final, con devoto y moroso estremecimiento, los pies del crucificado.

No nos cabe todo aquí. Sólo algunos detalles: Ratzinger, prefecto de la Doctrina de la Fe, llamada antes Santo Oficio y Santa Inquisición, deplora, ante Dios y ante la Iglesia, "el recurso a métodos no evangélicos, en el compromiso en defensa de la verdad". Cassidy, de Ecumenismo, reconoce "las responsabilidades de no pocos cristianos en los pecados cometidos contra el pueblo de la alianza"; Kamao, Arzobispo de Tokio, lamenta"la enemistad hacia los seguidores de otras religiones"; el cardenal nigeriano Arinze, pide perdón a cuantos "han sido ofendidos en sus derechos humanos, a las mujeres humilladas y marginadas con excesiva frecuencia". Por último, el arzobispo vietnamita, Nguyen Van Thuan, largos años de cárcel en su país, pide compasión para "las víctimas de los abusos, los pobres, los marginados, los últimos, los no nacidos suprimidos en el seno materno".

El Papa se reservó para la homilía ­imposible de reseñar aquí­ añadiendo una atención directa a los males de nuestro tiempo, de los que los cristianos y católicos no siempre somos inocentes. Estas son sus palabras: "Confesemos, con mayor razón nuestras responsabilidades como cristianos para con los males de hoy. Ante el ateísmo, la indiferencia religiosa, el relativismo ético, las violaciones del derecho a la vida, el desinterés por la pobreza de muchos países, no podemos dejar de preguntarnos cuáles son nuestras responsabilidades".

Perdón pasivo y activo

Hubo algo más, sustantivo y complementario del gesto de pedir perdón, cual fue el de ofrecerlo. Muy pocos conocen, que yo sepa, este otro fragmento de su homilía, que no puedo menos que transcribir: "Al mismo tiempo, mientras confesamos nuestras culpas, perdonamos las culpas que otros cometieron con nosotros. En el curso de la historia, en innumerables ocasiones han sufrido los cristianos vejaciones, prepotencias, persecuciones con motivo de su fe. Tal y como perdonaron las víctimas de tales atropellos, así también nosotros perdonamos. La Iglesia de hoy y de siempre se siente comprometida a purificar la memoria de tan tristes avatares de todo sentimiento de rencor o de desquite".

No figuran aquí todas las culpas de la lista, ni en términos tan explícitos como en otras declaraciones más de calle, que abundan en este proceso. Se han barajado, por demás, en otras declaraciones del Papa o de su entorno, términos como judíos, cruzadas, inquisición, protestantes y ortodoxos, silencios ambiguos. Extremistas de diverso signo exigirían aquí, o más leña a la Iglesia o menor "desarme unilateral" por su parte. Pero el Papa ha dicho y redicho que lo hecho se ha hecho desde dentro y sin pedir nada a cambio.

Como ocurre tantas veces en acontecimientos o debates de actualidad, bajo la espuma del oleaje se agitan corrientes de fondo, problemas o intereses de especial transcendencia. Estamos en un caso así. No, no ha sido esto del perdón una corazonada jubilar de Juan Pablo II. Se inscribe, por el contrario, en toda la ejecutoria ecuménica de su pontificado, con trazos tan llamativos, en estos mismos días, como sus encuentros con musulmanes y judíos (tradicionales enemigos de la cristiandad, y nosotros de ellos), que ahora coexistimos con esfuerzo y avanzamos, orando al Dios único, hacia la colaboración.

Un gran documento

Juan Pablo II encargó hace dos años a la Comisión Teológica Internacional un estudio a fondo sobre la legitimidad de hablar de los pecados de la Iglesia y de pedir perdón por ellos. La respuesta ha sido magnífica. Un apretado estudio de 40 folios, de singular riqueza y profundidad, que él mismo citó en su homilía, como soporte doctrinal y espiritual de su gesto, y que en adelante servirá como clave de lectura de este acontecimiento. Lleva por título Memoria y reconciliación: La Iglesia y las culpas del pasado. Aduce los mejores textos bíblicos y las más certeras intuiciones teológicas sobre el perdón activo y pasivo en la tradición de Israel, en el Nuevo Testamento y en la Tradición de la Iglesia. Analiza las dudas teológicas, las cautelas pastorales y hasta las consecuencias estratégicas de este paso adelante de la Iglesia. Todo cede ante el imperativo evangélico de realizar la verdad en el amor. Lean ese texto en las nombradas revistas o en ediciones separadas, que, a buen seguro, no les va a pesar.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

Jubileo 2000

Las parroquias y grupos de Iglesia despliegan una gran actividad jubilar durante estos días

Las diferentes comunidades de la diócesis continúan llevando a cabo actividades jubilares. El pasado fin de semana tenía lugar el Jubileo de la Catequesis de Adultos. El lugar elegido fue Mérida, donde se reunieron más de 350 miembros de los grupos de catequesis de Adultos de la diócesis. También es digno de mención el Jubileo de los niños en el arciprestazgo de Fregenal de la Sierra, que congregó el sábado a 350 niños, además de las peregrinaciones que se están realizando a los once templos Jubilares de toda la diócesis.

El encuentro de catequesis de adultos comenzó a las 11 de la mañana en la Basílica de Santa Eulalia, uno de los templos jubilares diocesanos, donde los asistentes compartieron un rato de oración y reflexión personal con el Arzobispo, que presidió este acto. Concluida la oración fue el Vicario General, don Amadeo Rodríguez, el encargado de ilustrar a los asistentes con una charla sobre el proceso que sigue la catequesis de adultos.

Peregrinación por Mérida

Para significar el hecho peregrinante que acompaña a todo Jubileo, los asistentes marcharon luego por las calles de Mérida hacia el colegio de las Madres Escolapias, donde fueron acogidos por la comunidad y por el equipo diocesano de Catequesis. En este centro, los catecúmenos se dividieron, según la etapa catequética en la que se encuentran, para reunirse por grupos y dialogar sobre algunas preguntas preparadas al efecto en torno a la vivencia de los sacramentos, la importancia de la oración, el compromiso cristiano, etc.

Tras la comida, que se realizó en el Colegio, todos los asistentes se desplazaron a la Concatedral de Santa María, el otro templo jubilar con que cuenta Mérida, para la celebración de la Eucaristía, presidida por el Arzobispo, y que sirvió para poner punto final a este encuentro.

La Curia Diocesana

La Curia diocesana se sumaba el pasado miércoles, día 22, a las actividades jubilares que se realizan en toda la diócesis.

Los miembros de la Curia peregrinaban desde el Arzobispado a la Catedral Metropolitana encabezados por el Arzobispo. Una vez allí tenía lugar el rezo del Via Crucis y la celebración de la Eucaristía, en la que don Antonio animó a los presentes a vivir el espíritu Jubilar de este año.

Jubileo de los niños

Los niños también son protagonistas del Jubileo. El sábado, el mismo día que los catecúmenos adultos, unos 350 niños de comunión y postcomunión, del arciprestazgo de Fregenal de la Sierra, acompañados por los sacerdotes de la zona, peregrinaban al Santuario de la Virgen de los Remedios, uno de los templos Jubilares de la diócesis de Mérida-Badajoz.

Los niños llegaron en autobuses que abandonaron dos kilómetros antes del templo para hacer ese tramo a pie. Una vez culminado el recorrido, los chicos participaron en una misa presidida por el vicario de la zona, don Francisco Maya. Posteriormente tuvieron la oportunidad de compartir la comida y pudieron disfrutar de diversos juegos.

Setecientos estudiantes

Por otro lado, continúan las actividades jubilares en colegios, grupos juveniles etc. Como ejemplo citamos el colegio Santo Ángel de Badajoz, que ha peregrinado este mes a la Catedral Metropolitana. Allí se celebró una Eucaristía que tuvo como oficiantes a don Jaime Peñaranda, capellán del colegio y a don Sebastián González, canónigo de la catedral y amigo del centro.

Los actos comenzaron, dentro de un clima de silencio y oración, en el patio del colegio con una celebración penitencial para continuar posteriormente con un peregrinar simbólico por la calle Ramón Albarrán en dirección a la Catedral, donde los más de setecientos niños, acompañados por padres y profesores, vivieron una jornada de amor y unidad familiar conjunta.

 

Los Oscars analizados por Radio Vaticana

La violencia, protagonista del cine

Gritos de alegría, rostros satisfechos y decepcionados. Como sucede todos los años, la 72 edición de los Oscar, celebrada el domingo pasado en el Shrine Auditorium de Los Angeles, ha acaparado la atención del mundo. "American Beauty" se llevó cinco estatuillas, a la mejor película, al mejor director, Sam Mendes, al mejor protagonista, Kevin Spacey, al mejor guión original y a la mejor fotografía.

El otro gran favorito, "Las normas de la casa de la sidra" ("The Cider House Rules") tan sólo obtuvo el reconocimiento al actor no protagonista, Michael Caine y al mejor guión adaptado, escrito por John Irving .

Radio Vaticano considera que esta edición de los Oscars pasará a la historia por la guerra entre las dos grandes casas de producción: la Miramax, que sale perdedora con "Las normas de la casa de la sidra»"y la Dreamworks, la gran ganadora. Se podría decir que el triunfo de "American Beauty" era anunciado --continúa constatando la emisora--, pues estuvo acompañado por una imponente campaña de prensa. Según Andrea Piersanti, presidente del "Ente del Espectáculo", organización católica del cine en Italia, esta gran batalla de la industria cinematográfica contrasta con la ausencia de películas realmente interesantes. En concreto, constata la ausencia de películas con motivos religiosos, particularmente en este año del Jubileo. "Es el único año en el que los medios de comunicación de todo el mundo están gritando una noticia positiva todos los días con insistencia, involucrando el interés de la opinión pública, especialmente en el esfuerzo pastoral del Papa en Tierra Santa, en donde ha hecho un enorme esfuerzo por promover la paz, entre culturas religiosas que hasta hace poco no han hecho más que pelearse en aquel pedazo de tierra. ..en la noche de los Oscars no ha habido ni rastro".

Piersanti considera en sus declaraciones a los micrófonos de Radio Vaticano que parecería que la Academia quiso redimirse de esta superficialidad al entregar el premio a la carrera al director de cine polaco Andrzej Wajda, un hombre muy querido por los críticos cinematográficos católicos de todo el mundo y, como demostró el aplauso de la noche de los Oscars, por todo el mundo del cine. Con ello, Hollywood no sólo ha premiado a un director, sino a toda una vida de integridad moral y de compromiso civil y social, destinado a construir un mundo más sano y más bello.

Por lo que se refiere a la mejor película extranjera, "Todo sobre mi madre" de Pedro Almodóvar, Andrea Piersanti considera que el director español ha hecho una "operación muy curiosa": "con el estilo que le es más familiar, ha querido afrontar el tema de la familia. Sin embargo, lo ha hecho con personajes que están lejos de la familia común: travestíes, prostitutas, y otras personas heridas por la vida. (ZENIT)

San Sebastián

Famosos cristianos acercan
la cuaresma a la gente

La diócesis de San Sebastián, con ocasión del Jubileo del año 2000, lleva a cabo durante toda la Cuaresma una serie de actos que tienen como objetivo acercar la figura de Jesucristo a la sociedad, cuando se conmemoran los 2000 años de su nacimiento, según ha informado el Servicio de Información de la Conferencia Episcopal (Sic).

Bajo el lema "Con Jesucristo, mejor", la Iglesia donostiarra ha puesto en marcha distintas actividades, que se van a desarrollar "dentro y fuera de los templos". De este modo, a las jornadas de oración y reflexión en las diferentes parroquias, se sumarán conferencias, mesas redondas, artículos en los periódicos, proyecciones de películas, intervenciones en programas de televisión, así como inserción de cuñas en radio con frases de Jesucristo y con la opinión de conocidos personajes sobre la figura de Jesús .

Entre las personalidades que intervendrán en las citadas cuñas se encuentran el entrenador del equipo de fútbol de la ciudad, la Real Sociedad, Javier Clemente, los jugadores de la Real Ricardo Sa Pinto y Miguel Fuentes, los ciclistas Abraham Olano y Miguel Indurain, el escritor Bernardo Atxaga, el periodista Iñaki de Mujika. La Campaña de Cuaresma también tiene previsto que todos los organismos diocesanos contribuyan con el 1% de su presupuesto a tres proyectos sociales y educativos a desarrollar en Eritrea.

Al final de la Campaña está previsto el reparto "masivo y gratuito" del evangelio de San Lucas, así como un vídeo sobre la vida de Jesucristo. La Misión de la diócesis de San Sebastián para anunciar la figura de Jesucristo se cerrará el sábado 15 de abril, víspera del Domingo de Ramos, con una marcha que partirá de Oñate y ascenderá hasta el Santuario de Aránzazu, cubriendo un empinado recorrido de nueve kilómetros. Estará presidida por el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte.

(ZENIT)

 

Tenerife

Los católicos visitan todas las casas
con motivo del Jubileo

La diócesis de Tenerife ha organizado, con ocasión del Jubileo del año 2000, una visita a cada uno de sus hogares con el fin de felicitar a los canarios por este acontecimiento y hacerles llegar, de parte de la Iglesia, un regalo. Es la primera vez que se organiza en la diócesis una iniciativa de estas características.

6.500 voluntarios

Desde este mes de marzo, 6.500 católicos voluntarios están visitando toda la geografía de las islas que componen la diócesis. En palabras del obispo de Tenerife "se trata de una acción sumamente sencilla en sus pretensiones y, a la vez, honda. Es más, precisamente en su sencillez reside su grandeza. La Iglesia quiere acercarse a cada persona, a cada familia, sin pedir nada, sin buscar ninguna compensación, para compartir con cada uno el gozo de poder celebrar los 2000 años de amor de Dios hacia los hombres en Jesucristo"

Evangelio y vídeo

En todos los hogares visitados se está dejando un ejemplar del Evangelio de San Lucas y una película de vídeo sobre la vida de Jesús. Por el momento ya se ha realizado un primer envío con 150 mil ejemplares. Asimismo, se hará entrega de una carta de saludo del párroco y una lámina con la Patrona de cada isla.

Como apoyo para esta "misión" se han impreso ya 2.500 carteles anunciadores de las visitas, 25.000 trípticos explicativos, 205.000 octavillas con la carta de saludo del obispo. Los voluntarios han recibido además diverso material destinado a su propia formación. (ZENIT)

 

Noticiario diocesano

 

Almendralejo

Diversos grupos juveniles se unen
para vivir la Cuaresma

Jóvenes de la parroquia de San José de Almendralejo y de los grupos claretianos pertenecientes a la parroquia de la Purificación de la misma ciudad, se unían el pasado domingo en una convivencia para vivir la Cuaresma y preparar más decididamente la Semana Santa.

La jornada consistió en una marcha hasta la ermita de san Marcos, distante unos cuatro kilómetros de la ciudad, en la que se planteó la vida cristiana como un camino en comunidad donde, a través del conocimiento de nosotros mismos y de los demás llegamos al conocimiento de Dios, todo ello planteando diversos interrogantes en puntos concretos del camino.

Una vez en San Marcos, se celebraba la Eucaristía y los jóvenes tenían una tarde de fiesta.

 

Conocerse y hacer oración juntos era el fin del encuentro

Jóvenes católicos y protestantes
se reúnen en Badajoz

Más de medio centenar de jóvenes católicos y evangélicos, llegados de Inglaterra, mantenían un encuentro el pasado sábado, día 25, en la Iglesia evangélica de El Salvador, situada en la calle Muñoz Torrero de la capital pacense.

Los jóvenes ingleses procedían de un colegio confesional y están llevando a cabo una experiencia basada en el proyecto conocido como" JC 2000", que pretende dar a conocer la figura de Jesús entre los jóvenes a través de actividades musicales y representaciones y que, según el pastor Ramón de Lewe, que preside la comunidad de Badajoz, a finales del año 99 había llegado ya a cinco millones de jóvenes ingleses.

El encuentro interconfesional daba comienzo a las once de la mañana. Por parte española participaban chicos del colegio Maristas y de la parroquia de San José. En un primer momento se realizaban una serie de juegos para romper el hielo, que estuvieron seguidos de las presentaciones un poco más a fondo y de actuaciones musicales. Un joven español, Jerónimo del Moral, miembro de la Pastoral Universitaria, se encargó de dirigir la oración. Tras ésta, los participantes en el encuentro se dirigieron al río para comer y pasar la tarde intercambiando experiencias y juegos.

Diez días

La treintena de muchachos ingleses, cuyas edades estaban comprendidas entre los 14 y los 16 años, han pasado diez días en Badajoz. Durante este tiempo han conocido la comunidad evangélica de la ciudad y han convivido con chicos católicos de su edad, convirtiendo este viaje en toda una experiencia ecuménica.

Para el día 30 de abril se prepara una mesa redonda sobre el acuerdo Ausburgo, alcanzado a finales del año pasado y que supone un acercamiento entre la Iglesia católica y la Luterana. En ella intervendrán un ponente católico y otro evangélico y se desarrollará en la Iglesia de El Salvador.

 

Zalamea de la Serena

Retiro espiritual para catequistas

El día 26 de marzo tenía lugar en Docenario un retiro espiritual para catequistas, organizado por el arciprestazgo de Zalamea de la Serena, abierto a todas las personas que deseaban asistir. La jornada comenzaba a las 11 horas, con la acogida. A continuación don Andrés Román García daba la primera meditación de la mañana, seguida de un tiempo de reflexión. A las 13 horas tenía lugar una charla dirigida por Antonia Mª. Fernández-Blanco, catequista de Zalamea y profesora del I.E.S. de Castuera. La tarde comienza con una dinámica organizada por la hermana Carmen de las Religiosas de Jesús María. Después se abría un tiempo para preparar la Eucaristía, con la que se clausuraba el retiro, y confesiones.

Abierto el plazo de inscripción para enfermos
de Mérida-Badajoz y Coria-Cáceres

Este año vuelve el "Tren de la Esperanza" con enfermos extremeños a Lourdes

La peregrinación de enfermos a Lourdes que realizan a finales de junio las diócesis de Coria-Cáceres y Mérida-Badajoz, volverá a hacerse este año en tren después de que el año pasado se realizase en autobús por falta de acuerdo con RENFE.

Este año la peregrinación tendrá lugar del 22 al 28 de junio, el número de plazas para enfermos es de 70, que estarán acompañados por 100 voluntarios y otro centenar de peregrinos más. Los voluntarios se ocupan del cuidado de los enfermos, trasladarlos a los distintos actos y estar pendientes de sus necesidades, por lo que no se necesita que sea personal sanitario.

Hasta Irún

El conocido como "Tren de la Esperanza" saldrá de Cáceres el día jueves 22 de junio a las 12 de la noche y conducirá a los peregrinos hasta la frontera hispano-francesa de Irún. Allí tomarán autobuses que los trasladará hasta Lourdes. Las personas de Mérida-Badajoz acudirán hasta la capital cacereña en autobús para unirse al resto de los peregrinos.

Según los organizadores, este año, al ser Jubilar, tiene unas connotaciones especiales, sobre todo teniendo en cuenta que la celebración del Corpus cae el 25 de junio, en plena peregrinación, y sabiendo que Lourdes acogerá una Semana Eucarística Jubilar.

Agenda cargada

Los enfermos tendrán la oportunidad de vivir la Eucaristía en la gruta de las apariciones, asistir a la procesión de las antorchas y a la procesión del Santísimo, entre otras cosas.

Las personas interesadas pueden informase en los teléfonos (924) 31 00 53 de Mérida o (924) 24 25 95 de Badajoz.

Hace unas semanas un grupo de enfermos extremeños acudía a Roma para vivir, junto al Papa, el Jubileo de los enfermos, al que asistían personas de todo el mundo.

 

UMAS en Badajoz

La Mutua de Seguros UMAS ha abierto sede en el Paseo de San Francisco Nº 6 de Badajoz, desde donde tiene el propósito de atender en un futuro a toda la Provincia Eclesiástica y a la que deberán dirigirse los mutualistas (parroquias, templos, casas de la iglesia etc.), que serán atendidos en el teléfono ( 924 ) 22 99 00.

La bendición de los locales estuvo a cargo del Arzobispo y a ella asistían el Director General de la mutualidad, don Benedicto Poza, el Consejero Delegado, don Bernardo Bañuls, el director general de la Mutualidad del Clero, don José Bosom y el delegado territorial, don Francisco Cantillana.

 

Al paso de Dios

Dejarse llevar

Ser cristiano no es limitarse al cumplimiento tibio y cauto de unas obligaciones mínimas hacia un Dios impersonal. Ser cristiano es sentir curiosidad por una persona, seguirle, confiar en ella y comprometerse en todo lo que nos vaya pidiendo. Y esto se hace no en solitario, sino en la compañía fraterna de todos los que comparten la misma fe en esa persona, que es Jesús de Nazaret.

Somos cristianos por una elección y una llamada y todo nuestro recorrido vital nos lleva a la maduración de esa identidad en las responsabilidades que vamos asumiendo a lo largo de la vida. No hay vida para la que no haya un proyecto pensado con amor y ofrecido a la libertad, pues todos tenemos un destino y todos valemos para la misión que se nos han confiado. Toda mujer y todo hombre llevan en su corazón un encargo de Dios sobre el mundo, al que llamamos vocación, que muchos realizan, con conciencia agradecida, a satisfacción de Aquel que se lo ha confiado, otros lo viven con humilde ignorancia -son los que hacen lo que deben sin saber que es un deber- y otros, sin embargo, lo frustran con un altanero desdén.

La vida no es, como algunos piensan, un dejarse llevar sin sentirse interpelados a compartir nada, a aportar nada; el vivir es, ciertamente, un dejarse llevar, pero por los pasos de Dios, en los que los nuestros encontrarán su utilidad y lo que hacemos cada día tendrá valor y sentido. Para vivir así es necesario saber decir sí y mantener la disponibilidad cueste lo que cueste.

Amadeo Rodríguez Magro

 

Página litúrgica

Celebramos el IV Domingo de Cuaresma

Palabra de Dios

Libro II de las Crónicas 36, 14-16. 19-23

En aquellos días, todos los jefes de lo sacerdotes y el pueblo multiplicaron sus infidelidades, según las costumbres abominables de los gentiles, y mancharon la Casa del Señor, que Él se había construido en Jerusalén.

El Señor, Dios de sus padres, les envió desde el principio avisos por medio de sus mensajeros, porque tenía compasión de su pueblo y de su morada. Pero ellos se burlaron de los mensajeros de Dios, despreciaron sus palabras y se mofaron de sus profetas, hasta que subió la ira del Señor contra su pueblo a tal punto que ya no hubo remedio.

Los caldeos incendiaron la Casa de Dios y derribaron las murallas de Jerusalén; pegaron fuego a todos sus palacios y destruyeron todos sus objetos preciosos. Y a los que escaparon de la espada los llevaron cautivos a Babilonia, donde fueron esclavos del rey y sus hijos hasta la llegada del reino de los persas; para que se cumpliera lo que dijo Dios por boca del profeta Jeremías: &laqno;Hasta que el país haya pagado sus sábados, descansará todos los días de la desolación, hasta que se cumpla los setenta años».

En el año primero de Ciro, rey de Persia, en cumplimiento de la palabra del Señor, por boca de Jeremías, movió el Señor el espíritu de Ciro, rey de Persia, que mandó publicar de palabra y por escrito en todo su reino: &laqno;Así habla Ciro, rey de Persia: El Señor, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra. Él me ha encargado que le edifique una casa en Jerusalén, en Judá. Quien entre vosotros pertenezca a su pueblo, ¡sea su Dios con él y suba!».

 

Carta de san Pablo a los Efesios 2, 4-10

Hermanos: Dios, rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó: estando nosotros muertos por los pecados, nos ha hecho vivir con Cristo ­por pura gracia estáis salvados­, nos ha resucitado con Cristo Jesús y nos ha sentado en el cielo con Él. Así muestra en todos los tiempos la inmensa riqueza de su gracia, su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque estáis salvados por su gracia y mediante la fe. Y no se debe a vosotros, sino que es un don de Dios; y tampoco se debe a las obras, para que nadie pueda presumir. Somos, pues, obra suya. Dios nos ha creado en Cristo Jesús, para que nos dediquemos a las buenas obras, que Él determinó practicásemos.

 

Evangelio según san Juan 3, 14-21

En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo: ­Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en Él tenga vida eterna.

Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que no perezca ninguno de los que creen en Él, sino que tengan vida eterna.

Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él. El que cree en Él no será condenado; el que no cree ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.

Esta es la causa de la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz, y no se acerca a la luz, para que se vean que sus obras están hechas según Dios.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

3, lunes: Is 65, 17-21; Jn 4, 43-54.
4, martes:
Ez 47, 1-9.12; Jn 5, 1-3a. 5-16.
5, miércoles: Is 49, 8-15; Jn 5, 17-30.
6, jueves:
Ex 32, 7-14; Jn 5, 31-47.
7, viernes:
Sb 2, 1a. 12-22; Jn 7, 1-2. 10. 25-30.
8, sábado:
Jer 11, 18-20; Jn 7, 40-53.
9, domingo:
Jer 31, 31-34; Heb 5, 7-9; Jn 12, 20-33.

 

Comentario Litúrgico

Somos obra suya

Es bella la frase que nos deja el Papa sobre el Jubileo. Dice así: &laqno;Que en este año jubilar nadie quiera excluirse del abrazo del Padre» y se refiere a que este año jubilar lo debemos aprovechar para sentirnos muy dentro de la casa del Padre. Como se sentiría el hijo pequeño cuando se vio sentado en la mesa del banquete que el padre le había organizado por su vuelta tan esperada.

Para sentirse en los brazos del Padre es suficiente meditar con el corazón abierto el contenido de las lecturas de este domingo. Si comenzamos por el evangelio nos encontramos con una completa descripción de la obra de Dios y que la presenta precisamente desde el corazón del Padre: &laqno;Tanto amó Dios al mundo, que entregó su Hijo único» para descubrir su último designio: &laqno;Porque Dios no mandó a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por El».

En la segunda lectura San Pablo nos presenta una síntesis muy madurada del misterio de la salvación. De nuevo aparece el protagonismo del Padre y la fidelidad de Cristo a su designio.

Con frases contundentes el apóstol va cincelando su descripción teológica. Nuevamente, el amor y la misericordia que esconde el corazón del Padre es el motor que desencadena el proceso de la salvación: &laqno;Dios, rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó... Así muestra en todos los tiempos la inmensa riqueza de su gracia, de su bondad para con nosotros».

El apóstol termina: &laqno;Somos, pues, obra suya», es decir, la salvación del Padre es como una nueva creación del hombre por la gracia alcanzada por Cristo. Suficiente para sentirse en el abrazo del Padre. ¿No?

Antonio Luis Martínez

Sigamos la misa

4. La acción sacramental

Ya vimos que en la epíclesis el sacerdote pide que el Espíritu Santo realice la acción sacramental para que el pan y el vino sean transformados en Cuerpo y Sangre de Cristo. A continuación el sacerdote pronuncia la palabras de la consagración: es una narración que comienza: El cual la víspera de su Pasión e incluye las palabras de Cristo: Tomad y comed; esto es mi Cuerpo. Tomad y bebed; éste es el cáliz de mi Sangre.

La frase: Este es el sacramento de nuestra fe que viene después de la consagración nos advierte que estamos en la presencia del mayor sacramento de nuestro credo pues contiene la presencia misma de Cristo resucitado.

La Iglesia sabe que si puede hacer la Eucaristía es porque Cristo, en la Ultima Cena, nos la entregó como sacramento que recordara permanente su muerte y resurrección. Para que no perdamos esta dimensión de la celebración eucarística, después de la consagración encontramos lo que llamamos la "anamnesis" que quiere decir recuerdo o memorial. Nos sonarán mucho estas palabras: Así, pues, Padre, al celebrar ahora el memorial de la pasión salvadora de tu Hijo, de su admirable resurrección y ascensión al cielo, mientras esperamos su venida gloriosa ...

La anámnesis va seguida de un ofrecimiento: la Iglesia toma en sus manos al mismo Cristo de los cielos, inmolado y glorioso, hecho presente en el misterio litúrgico, y lo ofrece al Padre, como él mismo, en actitud perenne, se está ofreciendo. Lo dice espléndidamente la tercera plegaria eucarística: Al celebrar ahora el memorial de nuestra redención, te ofrecemos su Cuerpo y su Sangre, sacrificio agradable a ti y salvación para todo el mundo. Dirige tu mirada sobre esta Víctima que tú mismo has preparado a tu Iglesia.

Que la Iglesia pueda hacer este ofertorio es un don del cielo y hace de la misa la acción cultual y santificadora por excelencia. En ella ofrecemos al Padre a su propio Hijo y por lo mismo El nos abre sus brazos paternales en momento cumbre de comunión y generosidad.

Al llegar a este instante, hemos de recordar que somos miembros de Cristo y, por tanto, solidarios en su ofrenda al Padre. En la oración siguiente lo especifican nuestras anáforas: Que él nos transforme en ofrenda permanente (III).Que seamos, en Cristo, víctima pura para tu alabanza (IV).

Se trata del auténtico ofertorio de la misa: aquí sí usamos el verbo ofrecer. Tenemos la única ofrenda aceptable para el Padre: el mismo Cristo que se le ofreció en la cruz. Pero hay que recordar que por el bautismo hemos muerto y resucitado con Cristo por eso, en este momento de la misa, la Iglesia nos ofrece al Padre junto al sacrificio de Cristo. Por tanto participar en la Eucaristía compromete a vivir como Cristo, pendiente de la voluntad del Padre y obediente hasta la muerte.

La Iglesia consciente de nuestra fragilidad invoca otra vez la acción del Espíritu Santo pidiendo que seamos capaces de entregarnos en las manos del Padre: Dirige tu mirada sobre esta Víctima que tú mismo has preparado a tu Iglesia, y concede a cuantos compartimos este pan y este cáliz, que, congregados en un solo cuerpo por el Espíritu Santo, seamos, en Cristo, víctima pura para tu alabanza.

Como brillante colofón, y sintetizando su dimensión trinitaria, la plegaria eucarística termina con la bella doxología: Por Cristo, con él y en él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. Toda la asamblea responde con el Amén mas solemne de la celebración y que manifiesta su adhesión a la acción sacramental y a sus compromisos.

Antonio Luis Martínez.

 

Santoral

9 de Abril: Santa Casilda (+ 1107)

El Toledo medieval no siempre fue un prodigio de tolerancia. Casilda es hija de un gobernador musulmán cuyos calabozos están repletos de cristianos condenados a tortura y hambre. Sabido es que la cárcel, al decir de Quevedo siglos después, es el lugar "donde toda incomodidad tiene su asiento".

La niña del gobernador, apiadada del estado de los cristianos, les baja comida diariamente. Sorprendida por el tiránico padre e interrogada acerca del contenido de su delantal, ella contesta humildemente: "sólo llevo rosas" y, efectivamente, al desplegar el faldón, la comida de los cautivos, se ha convertido en rosas.

Por legendario que sea este milagro, nos ofrece un ejemplo de misericordia y amor peligroso, de tolerancia activa y favorecedora del más pobre. En resumen: un ejemplo evangélico florecido en el regazo de la libertad frente a la despótica tiranía.

Me gusta esta santa no sólo por cuidar de los pobres con grave peligro para ella, sino también por su rebeldía y arriesgado atrevimiento, en la audaz osadía de las obras de misericordia.

Para servir al prójimo hay que echar el resto: quien haya mirado a los ojos de los inmigrantes ilegales magrebíes que se alojan en el Centro Hermano, sabe que el arco del triunfo es un buen sitio para pasarse por el idem la Ley de extranjería. Y es que en la Edad Media o ahora, la autoridad está para garantizar las libertades y no para secuestrarlas. Amén.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

3, lunes: Sixto I, Ulpiano, Ricardo.
4, martes:
Isidoro, Platón, José B. Dusmet.
5, miércoles:
Vicente Ferrer, Irene, María Crescencia Höss.
6, jueves:
Ireneo, Eutiquio, Gala, Guillermo, Pablo Le Bao Tinh.
7, viernes:
Juan de la Salle, Jorge, Ursulina.
8, sábado:
Dionisio, Amancio, Martín, Gualterio.
9, domingo:
Máximo, Casilda.

Contraportada

Un monje viaja personalmente a nuestra diócesis

La comunidad de Taizé invita a los jóvenes
a acudir al encuentro europeo de Barcelona

La comunidad de Taizé, situada a cien kilómetros al norte de Lyon, en Francia, está dando a conocer en las distintas diócesis españolas el encuentro europeo de jóvenes que organiza a finales de cada año en una ciudad desde 1978. Este año la ciudad elegida es Barcelona, donde ya se llevó a cabo en los años 1979 y 1985

Por nuestra diócesis pasaba hace unos días el hermano José Ramón, uno de los cien monjes que dedica su vida a la oración con un espíritu ecuménico en la comunidad fundada hace sesenta años por el hermano Roger.

 

En Taizé encontramos monjes católicos y de otras confesiones cristianas procedentes de 30 países de los cinco continentes que quieren manifestar que es posible la reconciliación.

El hermano José Ramón, natural de Puerto Rico, que estos días ha estado en la diócesis de Mérida-Badajoz presentando el encuentro europeo de jóvenes que se celebrará a finales de año en Barcelona, afirma que ese esfuerzo de unidad "no es para que la Iglesia sea más numerosa sino para que llegue a ser lo que está llamada a ser: fermento de confianza, de reconciliación y de paz en la familia humana".

Fin de año

Los encuentros europeos se vienen desarrollando desde el año 78, en el 79 y en el 85 se realizó en Barcelona, ciudad a la que vuelve este año, entre el 28 de diciembre y el 1 de enero. Esos días Barcelona se llenará con entre 70 y 100 mil jóvenes de toda Europa, desde el sur de Portugal hasta el norte de Rusia, desde Irlanda del Norte hasta Malta, entre ellos muchos extremeños.

El hermano José Ramón pide que los jóvenes de la diócesis de Mérida-Badajoz que se sientan invitados a participar en este evento y ofrece, a través de la Delegación de Pastoral Juvenil, la posibilidad de estar en la capital catalana o de acudir este verano a Taizé.

En los últimos cuarenta años Taizé se ha convertido en un punto de encuentro para millares de jóvenes que buscan profundizar en su vida interior, su vida de relación con Dios.

Todas las semanas

Para ello la comunidad abre sus puertas para compartir su oración común tres veces al día. Semanalmente se dan cita allí una media de seis mil jóvenes de todo el mundo y de muchas religiones para descubrir la importancia del silencio, un modo de encontrarse consigo mismos y así encontrarle un sentido a la vida, intercambiando y compartiendo la experiencia de búsqueda con otros jóvenes, conscientes de que no están solos. Se dan cita jóvenes que ya han hecho una opción de vida, son gente comprometida eclesial y socialmente, y jóvenes que no saben si creen o no, nadie pregunta al otro si es católico, ortodoxo o protestante, creyente o no creyente, simplemente se invita a vivir parte de la vida de la comunidad.

El hermano José Ramón, católico, asegura que también se invita a los que llegan a su comunidad a tener una experiencia de Iglesia "nosotros -asegura- comprendemos que no podemos aceptar a Cristo en su totalidad sin su cuerpo la Iglesia y quisiéramos ofrecer un espacio a esos jóvenes para reflexionar cómo podríamos comprometernos más en la Iglesia local, en la parroquia, allí donde uno vive".

También en familia

En Taizé se reúnen a orar no sólo jóvenes y adultos, también se organizan encuentros para familias, que acuden cada vez en mayor número, tanto es así, que en ocasiones el lugar de acogida se queda pequeño, por lo que se ha limitado el número por encuentro, no más de 110. Los que se han propuesto son del 16 al 30 de abril, del 4 al 18 de junio y del 25 de junio al 10 de septiembre. Los padres llevan a sus hijos consigo a las tres oraciones diarias con la comunidad de monjes. Los padres y los jóvenes animadores se turnan para velar a los más pequeños durante la oración del mediodía y de la tarde.

 

Juan José Montes


Return to Camino