Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Número 294.4 de abril de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

La Iglesia quiere aumentar su presencia
en televisión con la creación de un canal temático

Este domingo se celebra la XXXIII Jornada Mundial
de las Comunicaciones Sociales

La Iglesia española quiere aumentar su presencia en la sociedad a través de la televisión, de forma que el mensaje de Cristo y el modelo de sociedad cristiana que se deriva del Evangelio llegue a más gente, aprovechando las posibilidades que la técnica pone en nuestras manos. Para ello se está estudiando la posibilidad de poner en marcha un canal temático digital.

Este domingo la Iglesia centra su atención en los medios de comunicación de masas con la celebración de la XXXIII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

Actualmente varias cadenas de radio, además de TVE ofrecen programación de carácter religiosa. En radio destaca la Cadena COPE, que mantiene todo un área de información socio-religiosa, también Radio Nacional de España y Radio Exterior de España tienen en antena programas de contenido religioso.

 

Editorial

Los niños, un bien escaso

Los niños, siempre se dice, son el futuro de la sociedad y, como tales, hay que educarlos y prepararlos con esmero para que se hagan cargo, en su momento, de las responsabilidades del mañana.

Nada que objetar a ese enfoque del curso vital de este primer segmento de la colectividad humana, al que todos dispensamos cariño y ternura, protección y toda clase de cuidados. Podría deducirse equivocadamente de lo anterior, que los niños han de contemplarse como "futuros mayores", que viven y se orientan en función de lo que vayan a hacer o producir cuando alcancen la edad adulta. Nos servirán, luego; ahora, no todavía.

Mas ellos tienen una significación, un "rol" como dicen los sociólogos, que va más allá, que alcanza mucho más que su proyección adulta, si es que llegan a ella, que de todo pasa en este extraño planeta. Los niños forman parte, por estructura natural de la sociedad, de toda comunidad humana que se precie de tal. Los necesitamos a ellos, tanto o más que ellos a nosotros, para que aporten inocencia, frescura, utopía y gozo vital a la existencia de todos. Una familia, un pueblo, un barrio, una parroquia, sin los niños enredando por doquier, es un producto extraño, huérfano, de otra manera.

España y Extremadura están en la banda récord de la baja de natalidad. No entramos en estadísticas, baste lamentar que se confunda tan a menudo la paternidad responsable, estudiada y bien resuelta en cada caso, con el control de la natalidad, siempre hacia mínimos, copiando modelos nada ejemplares. Pero, refiriéndonos a los ya nacidos, que ahora se les alimenta, viste, enseña y mima más que nunca, sólo unos avisos para quien los acoja: Estemos con los niños, llevémoslos con nosotros, hagámoslos visibles en la sociedad y en la Iglesia, donde tienen su puesto natural, no sólo en el sector escolar. Enriquezcámonos con su trato y su presencia. Eduquémoslos en la pertenencia activa a la comunidad humana y cristiana. Tomésmoslos en serio.

 

Carta del Arzobispo

Ellos en guerra, yo en paz?

Le vienen ganas a uno, me decía hace poco un teleadicto mohino, de tirar el televisor por la ventana y hacerlo añicos en la acera, en un momento en que no pase nadie. Este tal estaba agobiado, cansado y ahito con los horrores que asoman día y noche a la pantalla, ahora desde Kosovo, antes desde Bosnia, Rwanda, Liberia o Sudán, y cuando las catástrofes naturales de Nicaragua y Colombia. Por no hablar del patio casero, de nuestro propio país, donde antes corría la sangre por la ETA y ahora por los sobresaltos filiales de baja intensidad.

Por qué no pensamos un poquillo? Empecemos por una evidencia, que hasta resulta tonto recordar: Qué supone nuestro malestar, de tenedor y mantel, ante los sufrimientos desgarradores de los niños llorando, las madres aterradas, los campos de cadáveres, los ancianos arrastrándose, los enfermos portados con tracción humana, a hombros de otros hombres exhaustos? Qué, ante la espantosa pirotecnia nocturna de los misiles, las filas famélicas de los fugitivos del horror, la cutre promiscuidad de los barracones de refugiados?

Lo peor de todo es que eso que vemos en pantalla no es lo que hoy se llama realidad virtual, imágenes de un cine inventado, sino reflejo vivo de unos acontecimientos horribles, que les están ocurriendo ahora mismo a personas como nosotros. Tomarla con el televisor, ya se entiende que no con el chisme, sino con el montaje informativo de los reporteros y los cámaras, que en una arriesgada corresponsalía, de guerra o de catástrofes, nos ponen en contacto con unas desgarradoras realidades a las que no debemos volver cobardemente las espaldas, es matar con torpeza al mensajero. Aunque tal reacción pueda explicarse por la vida achuchada que arrastramos muchos, no es, sin embargo, de recibo. Vamos, que no se sostiene en personas dignas y adultas.

Un contraste muy incómodo

Contemplar y estremecerse no es todavía pensar. Así es que, tomada nota de la infinita distancia que media entre el dolor de conocer los dramas ajenos y el de padecerlos uno mismo, sacamos fortaleza moral para asumir nosotros, como mínimo, el malestar de conocerlo. Comamos en paz, si procede, porque así es nuestra complexión psicofísica pero asumamos, por vergüenza y sentido común, el compromiso diario de seguir de cerca esas tragedias, en la búsqueda activa de contribuir a remediarlas en cuanto de nosotros dependa. Es ese un primer gesto de respeto hacia las víctimas, que abre paso a otras consideraciones provechosas.

Más delicada es la pregunta, o más bien la desazón, de sentirnos de algún modo culpables de la marcha tétrica del mundo. Tenemos alimento, vestido, vivienda, educación, seguridad social y, la mayoría, un trabajo estable y remunerado; y, a más de eso y en proporción mayoritaria, fe en Dios, sentido de la vida, distinción del bien y del mal, una cierta buena conciencia de andar por el buen camino. Señor, yo no soy digno.

Lo cierto es que lo pasamos mal y que nos está minando a todos -Y ay de a los que no!- un malestar difuso, una desazón creciente. Porque nos consta que esos ríos de llanto, esas imágenes macabras, no son lo que hoy se llama una realidad virtual, como las escenas inventadas de una película de ficción. Lo que vemos en pantalla es la realidad cruda y dura de lo que les está pasando ahora mismo a gentes como nosotros. No es necesario, tal vez ni respetuoso, visionar esto mientras comemos; pero pulsar el interruptor en el mando a distancia eso sí que le acarrearía un corte de digestión a las gentes de conciencia.

Estamos ante un asunto harto grave, y no precisamente para nuestro estómago, sino por las tragedias dantescas que nos entran sin descanso por ojos y oídos, hasta estremecer el corazón, a través de los medios informativos. Siempre ha sido estúpido matar al mensajero, y ahora sería egoísta y culpable, si no se buscan otros medios de acercarse personalmente al horror, volver la espalda a la información, como si eso suprimiera la realidad.

Apoyo a todos los niveles

A Dios gracias, no es ese nuestro caso. Sí el de estudiar cada cual con sus luces los engranajes de la guerra y de la paz, para tener criterio propio en la materia, y actuar en apoyo de la causa más justa desde nuestras posiciones y posibilidades. Ese respaldo moral (que ya es mucho, porque los gobernantes están a la escucha de la opinión pública), habría de ir secundado por todas las ayudas posibles: el voluntariado personal, la aportación económica, la oración del creyente. La paz no es coto cerrado para la acción de los políticos o militares. Nace de la solidaridad activa y compartida por muchos. En esas estamos.

Existen, y a la vista están, modelos muy variados de contribuir a la paz, ninguno con la fórmula, ni exclusiva ni completa, para una solución satisfactoria, y menos a corto plazo. Imaginemos a los políticos de alto nivel, con capacidad de decisión en la ONU, en la UE y en la OTAN. Ellos, seres humanos como nosotros, están abocados a decisiones trascendentales, acertadas o erróneas, pero siempre encauzadas por la moral y el derecho (hasta donde éste llegue) por el servicio a las personas y a los pueblos. Empeñados ante todo y por todos los medios a evitar la guerra o interrumpirla cuanto antes.

Estallado el conflicto por responsabilidades ajenas, se impone una jerarquía de prioridades, tales como impedir el genocidio, salvar a las poblaciones civiles, y, en lo personal, hasta las de instalaciones militares, tener siempre tendida la mano hacia la paz inmediata, contribuir hasta el máximo a la ayuda humanitaria de las víctimas propias o ajenas. Sopesar rigurosamente en conciencia, compartida con quienes aceptan esos valores, todas las medidas bélicas!

Todos damnificados

Aparte de voluntarios de entrega ejemplarísima, las religiosas en vanguardia, he conocido últimamente gestos de alta caridad fraterna y cristiana. Primero, en Noviembre del 97, cuando la riada de Badajoz. Fue más fuerte, dijimos entonces, la marea del amor que la del fango. En los dos últimos años, como he dicho antes, Nicaragua y Colombia se han llevado la palma. Y ahora, Kosovo. Gentes nada potentadas se han volcado en donativos generosos, de bastantes dígitos, consumiendo ahorros de años.

Eso está contribuyendo, de inmediato, a socorrer a los damnificados, lo cual ya es mucho, aunque no esté a nuestro alcance remediar las causas de las catástrofes, naturales o bélicas. Pero, incluso más que esto segundo, cuenta aquí la conversión al hermano, la apertura a la mundialidad.

Es mucho que los pobres, los damnificados compartan nuestra riqueza. Pero es infinitamente mejor que nosotros compartamos, en algún grado, su indigencia. El Evangelio nos llama a dar quedándonos más pobres, aceptando que toda catástrofe humana nos afecte directamente a nosotros, al bolsillo y al nivel de vida. Todos hemos de ser damnificados por las guerras y los terremotos. Eso no debería parecer heróico en los ambientes cristianos. Se van poniendo las cosas de modo que enriquecerse es una complicación. Y dar más de lo que se puede, una libertad.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Centrales

La evolución tecnológica en los medios
de comunicación constituye un reto para la Iglesia

XXXIII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Los medios de comunicación ocupan en la sociedad actual un papel de primera línea en el importante papel de informar y formar opinión en la sociedad plural en la que nos movemos. Tanto es así que a la prensa se le ha llegado a denominar el cuarto poder y de ella se ha dicho que lo que no recoge en sus espacios, no existe. La Iglesia no quiere mantenerse al margen de los medios, consciente de que éstos constituyen un gran instrumento para hacer llegar su mensaje a todos, creyentes y no creyentes. Por ello este domingo celebra la XXXIII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación, ha declarado que en la actualidad esta Comisión trabaja en un proyecto de televisión católica a través de canal por satélite. Para ello se mantienen contactos con Vía Digital, si bien las negociaciones no permiten hablar aún de fechas. En este sentido don Antonio Montero, ha adelantado que "estamos intentando conseguir que en una de las plataformas digitales, que tienen canales llamados temáticos, pudiera concertarse que un canal fuera de la Iglesia, no digo durante las 24 horas del día, que no sería tan necesario, pero sí diez o doce". En este canal se tratarían "los problemas de la fe, de la moral, de la familia, de la educación, del sufrimiento, de la esperanza, de los misterios, de las creencias, de los valores cristianos, no para estar predicando todo el santo día, sino para, a través de reportajes, de entrevistas, de música, hacer que penetre la fe de Cristo y lo que es el mensaje del Evangelio en la gente".

Don Antonio destaca que "es necesario crear conciencia en el mundo de la importancia de los medios que llegan a todos los pueblos del Planeta. Se nutren de ellos los niños, los jóvenes los adultos, los ancianos... yo creo que después de la comida, el vestido, el techo y la medicina no hay ningún producto que se consuma en el mundo de una manera tan abundante como la radio, el cine, la televisión, la prensa y ahora, a través del ordenador, muchos caminos de comunicación".

Obispos de toda Europa

El pasado fin de semana se ha reunido en Barcelona, en Monasterio de Montserrat la Comisión Episcopal Europea de Medios de Comunicación, treinta obispos acompañados por periodistas, expertos en comunicación y empresarios de este campo. En ella el Arzobispo de Mérida-Badajoz daba una de las dos lecciones magistrales sobre "Presencia Evangelizadora de la Iglesia en la era de la comunicación". Se parte del supuesto de que hemos entrado en una realidad mundial totalmente diferente en esta materia.

El Arzobispo afirmó que la Iglesia ha de evangelizarse a sí misma en esta tarea, integrando más a los medios de comunicación en la vida eclesial, que ha de servir a los medios y evangelizarlos y evangelizar a través de ellos.

Programación religiosa en radio y televisión

Cadena COPE (Área socio-religiosa)

Guía dominical: domingos , 06,30 horas.

Santa Misa: domingos, 09,00 horas.

Iglesia noticia: domingos, 09,45 horas.

Angelus: todos los días, 12 horas.

Línea COPE: de lunes a viernes, 14,30 y 19,00 horas.

Santoral: sábados, 07,20 horas.

El Espejo del tercer milenio: lunes,15,05 horas.

El Espejo de la educación: martes , 15,05 horas

El Espejo de la marginación: miércoles, 15,05 horas.

El Espejo de la actualidad: jueves, 15,05 horas.

El Espejo de la Iglesia: viernes, 15,05 horas

Los decanos: de lunes a jueves, 15,30 horas.

Radio Ensanche: sábado,14,30 horas.

Letra y música: domingos, 14,30 horas.

La Linterna de la Iglesia: domingos, 22,05 horas.

Programas diocesanos (COPE)

Noticiario diocesano: domingos, 09,45 horas.

El Espejo de la Iglesia: lunes, 19,00 horas.

Televisión Española

Pueblo de Dios: lunes en "La 2" a las 17,15 horas. Se repite los domingos en "La 2" a las 09,30 horas.

Últimas preguntas: domingos en "La 2" a las 10 horas.

Testimonio: domingos en "La 2" a las 10,25 horas.

El día del Señor (reportaje y celebración de la Santa Misa): domingos y fiestas en "La 2" a las 10,30 horas.

Radio Nacional de España

Buenos días nos dé Dios: todos los días a las 05,55 horas.

Misa de España: domingos y fiestas a las 08,15 horas.

Frontera: sábados y domingos a las 07,30 horas.

Radio Exterior de España

Horizontes: los lunes (para todo el mundo), a las 01,30 (hora española).

..............................................................

 

Cáritas Española ha recaudado más de 300 millones para ayuda humanitaria en Kosovo

Los Obispos del Comité Ejecutivo de la C.E.E, preocupados por el recrudecimiento
de la guerra

Los obispos miembros del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, en su reunión mantenida el pasado martes día 13, han expresado su preocupación por los hechos que están teniendo lugar en Yugoslavia. En una nota los prelados señalan que "en nuestra reunión nos hacemos eco de los dramáticos efectos que está teniendo el recrudecimiento del conflicto en Yugoslavia sobre la población civil de Kosovo, víctima de la llamada "limpieza étnica" contraria a la Ley de Dios y a los Derechos Humanos. Lamentamos también el sufrimiento de las demás víctimas del conflicto".

Los obispos del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal unen su voz al reciente llamamiento del Santo Padre para que "la Paz y la hermandad retomen la palabra" en la solución del conflicto. "Ante la masiva afluencia de refugiados hacia países vecinos, señalan los obispos "no podemos permanecer insensibles frente al aluvión doliente de hombres y mujeres de Kosovo que llaman a nuestras puertas buscando ayuda". Termina el comunicado pidiendo a los católicos españoles y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que eleven sus oraciones para la solución definitiva y justa del conflicto y colaboren generosamente con las iniciativas de emergencia que está desarrollando Cáritas Española en estrecha colaboración con la red de Cáritas Internacional y Cáritas de Albania.

Al cierre de nuestra edición, Cáritas Española llevaba recaudados 300 millones de pesetas, una cantidad a la que habría que sumarle la que se está obteniendo en las cáritas diocesanas.

Cáritas Española ha puesto a disposición de todos un teléfono desde el que se ofrece información de las actuaciones que podemos acometer desde aquí. El teléfono es el (902) 101804. Por su parte, cáritas diocesana de Mérida-Badajoz ha abierto dos cuentas corrientes, una en Caja Sur, número 2024 0360 2933 00002233 y otra en la Caja de Ahorros Badajoz cuyo número es 2010 0001 3405 02130304.

 

Noticiario diocesano

Parroquias y comunidades religiosas celebran
el triduo pascual especialmente para jóvenes

Los jóvenes y los niños, protagonistas en Semana Santa

Diversas parroquias y comunidades religiosas de toda la diócesis han organizado celebraciones de Semana Santa especiales para jóvenes. Como muestra recogemos algunas de ellas comenzando por la que llevan a cabo los salesianos. La orden salesiana volvía a reunir, un año más, a un centenar de jóvenes en Puebla de la Calzada para celebrar el Triduo Pascual. Los participantes, todos mayores de 17 años, llegaron de diversos puntos de España. Ellos fueron los encargados de la preparación de todas las celebraciones, que estuvieron caracterizadas por la cercanía y la expresividad litúrgica.

Mérida

Un grupo de 50 jóvenes pertenecientes en su mayoría a los grupos de pastoral juvenil de la parroquia Ntra. Sra. de los Milagros de Mérida han profundizado intensamente durante la Semana Santa en la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

Las mañanas estuvieron dedicadas a la reflexión sobre el misterio pascual, con diversas actividades y dinámicas, entre las que destaca una experiencia de reflexión personal y en silencio el Sábado Santo, lo que se conoce como desierto. Por las tardes, los jóvenes se unían al resto de la comunidad parroquial en la celebración de la liturgia propia de cada día.

Badajoz

El Colegio Público "San José de Calasanz" de Badajoz, en colaboración con la Asociación de Padres y Madres de Alumnos y la Parroquia Nuestra Señora de Gracia, puso en escena la Pasión en un templo parroquial abarrotado de público.

Alrededor de 60 "actores" de sexto de Educación Primaria, dirigidos por sus profesores Francisco L. Bobadila y Encarna Muñoz, fueron los encargados de representar los 16 actos en que se dividía la obra. Con una ambientación musical perfecta, los pequeños actores representaron sus papeles de forma magistral, para su corta edad.

En el ánimo de los asistentes está que esta actividad continúe en años sucesivos, dándola a conocer para que llegue a la mayor cantidad de gente posible de la Barriada Antonio Domínguez y a toda la ciudad.

Almendralejo

La asociación ALREX y Radio Comarca de Barros representaron un año más en el Teatro Carolina Coronado "Vida, muerte y resurrección de Cristo", escrita y dirigida por Alonso Arenas. Como novedad cabe destacar que la obra ha sido ampliada este año con la Resurrección.

La obra cuenta con 48 personajes , lo que hace compleja la puesta en escena y fuerza a que los ensayos sean largos, al menos tres meses.

Al final de la representación alguno de los personajes se dirige al público con estas palabras: "...vayamos por el mundo construyendo la Iglesia....Vivamos unidos ...y tengamos todos un solo corazón y una sola alma. Que no haya ni tuyo ni mío, sino que lo que se tenga sea de todos...Vayamos por el mundo... pregonando a Jesús vivo y que el distintivo de los cristianos sea este: amaos los unos a los otros".

Algunas escenas fueron emitidas por T.V.E, en un programa especial.

 

El "Festival de la canción misionera" reúne a mil personas
en el pabellón Entrepuentes de Badajoz

Previamente los participantes convivieron y reflexionaron juntos en el Seminario

El Festival de la Canción Misionera, organizado por el movimiento Cristianos sin Fronteras y la Delegación Diocesana de Misiones, reunió el pasado sábado a mil personas llegadas de toda la diócesis en el pabellón Entrepuentes de Badajoz.

El festival, que este año alcanzaba su decimosegunda edición, estuvo precedido por un encuentro matinal en el Seminario Metropolitano San Atón. En él los jóvenes y niños reflexionaron sobre el tema propuesto para el festival: "Peregrinos del amor", en el caso de los niños y "Con tu palabra podemos", en el de los jóvenes. La reflexión terminó con el impactante testimonio del misionero extremeño José María Caballero, que narró sus vivencias misioneras en los tristes acontecimientos de Sierra Leona.

La segunda parte, el festival propiamente dicho, daba comienzo a las cinco y cuarto de la tarde. En él tomaban parte 19 grupos. En la modalidad de niños fue seleccionado el grupo del colegio María Inmaculada de Zafra, con la canción "Alzaré el vuelo". En la modalidad juvenil fue el representante de la parroquia de Santa Teresa de Jesús de Badajoz, que interpretó la canción "Siempre al corazón".

 

Halladas varias tablas con pinturas del siglo XV
en la Catedral de Badajoz

Permitirán investigar sobre la historia de la pintura en el templo

Varias tablas de finales del siglo XV han sido halladas en la capilla de la Encarnación de la Catedral de Badajoz. En dos de ellas se representa el abrazo de san Joaquín y santa Ana y la Anunciación a la Virgen; en una tercera queda parte del que parece ser el tema de la Visitación de María a su prima santa Isabel. De otras dos ha desaparecido prácticamente la pintura. Se puede afirmar que todo el conjunto formaba el retablo primitivo de la citada capilla sobre el que se sobrepuso, a causa de su mal estado, la pintura actual de la Anunciación a finales del siglo XVII, pintura que ahora se pretendía restaurar.

El hallazgo resulta sumamente interesante, porque permite secuenciar con más detalle la historia de la pintura en la Catedral desde finales del siglo XV, para enlazar con todo el siglo XVI.

El director del museo de la Catedral y director diocesano de Patrimonio, Francisco Tejada Vizuete, ha manifestado a esta redacción la conveniencia de que las dos tablas principales estén restauradas, en parte al menos, y disponibles para ser admiradas por el público, a finales del mes de mayo, con ocasión de la exposición sobre "La diócesis y catedral pacense. De los orígenes medievales al siglo XVI", que se inaugurará al comienzo del simposio conmemorativo del IV Centenario de la muerte de Rodrigo Dosma; tema del que ofreceremos detallada información en su día.

 

Feligreses de Arroyo de San Serván peregrinan al Palancar

La comunidad parroquial de Arroyo de San Serván ha aprovechado el V Centenario del nacimiento de san Pedro de Alcántara para visitar el Palancar y otros lugares alcantarinos, con el fin de ganar el jubileo. Más de un centenar de fieles de la parroquia, representando a todos los grupos que trabajan en la misma, participaban en la peregrinación. En el monasterio se celebró la Santa Misa, después de recorrer las dependencias donde el santo vivió su máxima expresión de penitencia. El padre superior explicó a los peregrinos el sentido del Jubileo e hizo un relato breve de la vida del santo franciscano.

La peregrinación incluyó también un viaje a San Pedro de los Majarretes y a San Vicente de Alcántara. Los participantes han expresado su deseo de peregrinar a Santiago de Compostela o bien unirse a la peregrinación diocesana a la ciudad compostelana.

 

Sacerdotes de la diócesis realizan ejercicios espirituales

Una veintena de sacerdotes de nuestra diócesis, junto a 2 de la diócesis de Astorga y uno de Guadalajara, han participado en los Ejercicios Espirituales que organiza la delegación del Clero en la primera semana de Pascua, del 5 al 9 de Abril. El lugar elegido fue la casa de espiritualidad de Villagonzalo. Los sacerdotes estuvieron acompañados por Florentino Muñoz Muñoz, responsable del clero en la diócesis de Coria-Cáceres.

Por otro lado, los días 9 y 10, fueron los sacerdotes jóvenes de la diócesis los que, en el mismo lugar, celebraron un encuentro de formación, acompañados por el Delegado del clero y por el Vicario General. Los temas elegidos fueron el documento "Espiritualidad y retribución económica", a cargo de don José María Barrantes, el otro llevaba por título "Para madurar en la misión", a cargo de don Jose Luis Molina y don Francisco José Andrades Ledo.

 

Homenaje a una teresiana en Cheles

La localidad pacense de Cheles inauguraba el viernes día 9 un mural con la imagen de la beata perteneciente a la Institución Teresiana Victoria Díez. Esta mujer dedicó toda su vida a la educación. A los 24 años de edad ejerció el magisterio en Cheles durante un curso. Aunque querida por todos, el odio y la anarquía que generan las guerras la llevaron al martirio en agosto de 1936 en la localidad de Hornachuelos (Córdoba).

Cheles había reconocido ya la labor de esta teresiana en el pueblo dándole su nombre a la casa de la cultura, un reconocimiento que completa con la colocación de la imagen de la beata. El hecho de que se le haga este perenne reconocimiento 70 años después de pasar por el pueblo, donde sólo estuvo un curso académico, demuestra el talante y el carisma de esta mujer, que aún es recordada por los más mayores de la localidad.

 

Fallece un padre claretiano de Almendralejo

En la madrugada del 4, día de Pascua, a los 77 años, falleció en Badajoz el padre Amadeo Rodrigo, de la Orden Claretiana. Don Amadeo había nacido en Burgos pero su labor misionera se desarrolló durante muchos años en varias localidades de nuestra diócesis Jerez de los Caballeros, Zafra y Almendralejo, donde pasó los últimos 31 años. Ha sido en esta ciudad donde ha dejado una mayor huella. Su sencillez, su servicio generoso, sus largas horas de confesionario y sus visitas a los enfermos hicieron que la gente del pueblo le tuviese gran simpatía.

El pasado día 24 de octubre celebró, rodeado del cariño de muchas personas, sus bodas de oro sacerdotales, las mismas personas que abarrotaron la iglesia de los Misioneros del Corazón de María, Claretianos, en Almendralejo, para darle su último adiós. Descanse en la paz del Señor Resucitado.

 

 

Mirada a nuestro tiempo

La cuarta diócesis

No, no se trata de la antigua idea de crear una nueva diócesis en el territorio de Extremadura. La "cuarta diócesis" son los cientos de miles de extremeños que están fuera de nuestra región: los que se marcharon en los años de la emigración, con sus hijos y nietos, y los que siguen saliendo en busca de otras posibilidades, por necesidad o por opción. Son, en definitiva, todos los nacidos a la fe en las pilas bautismales de nuestras parroquias y recibieron su herencia religiosa en nuestras comunidades cristianas.

La Iglesia extremeña se siente también madre de esos hijos, aunque hoy pertenezcan a otras Iglesias, que estamos seguros los acogen con cariño, aunque no siempre con acierto. Muchos están integrados en ellas y han encontrado el clima oportuno para desarrollar la formación cristiana que recibieron en su tierra; otros, sin embargo, rompieron sus vínculos religiosos. Unos y otros vuelven vuelven a nuestros pueblos y ciudades, especialmente con motivo de sus vacaciones y siguen teniendo aquí, en nuestras fiestas y acontecimientos religiosos, sus referencias cristianas. Nuestras diócesis, a través de las parroquias, deben acogerlos con comprensión, cariño y tacto pastoral.

En colaboración con las diócesis españolas de destino, -como suele hacerse con los emigrantes en el extranjero- deberían también mantener algún tipo de comunicación con ellos. Una idea para empezar podría ser que las Casas Regionales repartidas por la geografía española recibieran Iglesia en camino y que ésta se hiciera eco de la vida religiosa de la cuarta diócesis.

Amadeo Rodríguez Magro

 

Página litúrgica

Celebramos el III Domingo de Pascua

Palabra de Dios

Hechos de los Apóstoles 2, 14, 22-33

El día de Pentecostés se presentó Pedro con los once, levantó la voz y dirigió la palabra: Escuchadme israelitas: Os hablo de Jesús Nazareno, el hombre que Dios acreditó ante vosotros realizando por su medio los milagros, signos y prodigios que conocéis. Conforme al plan previsto y sancionado por Dios, os lo entregaron, y vosotros, por mano de paganos, lo matasteis en una cruz. Pero Dios lo resucitó rompiendo las ataduras de la muerte; no era posible que la muerte lo retuviera bajo su dominio, pues David dice: Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. Por eso se me alegra el corazón , exulta mi lengua y mi carne descansa esperanzada. Porque no me entregarás a la muerte ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. Me has enseñado el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia.Hermanos, permitidme hablaros con franqueza. El patriarca David murió y lo enterraron, y conservamos su sepulcro hasta el día de hoy. Pero era profeta y sabía que Dios le había prometido con juramento sentar en su trono a un descendiente suyo; cuando dijo que no lo entregaría a la muerte y que su carne no conocería la corrupción, hablaba previendo la resurrección del Mesías. Pues bien, Dios resucitó a este Jesús, y todos nosotros somos testigos. Ahora exaltado por la diestra de Dios , ha recibido del Padre el Espíritu Santo que estaba prometido, y lo ha derramado. Esto es lo que estáis viendo y oyendo.

Salmo 15, 1-2 y 5, 7-8, 9-10, 11

R. Señor, me enseñarás el sendero de la vida. (o Aleluya)

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti;
yo digo al Señor: "Tú eres mi bien".
El Señor es el lote de mi heredad y mi copa;
mi suerte está en tu mano.

Bendeciré al Señor que me aconseja,
hasta de noche me instruye internamente.
Tengo siempre presente al Señor,
con él a mi derecha no vacilaré.

Por eso me alegra el corazón,
se gozan mis entrañas,
y mi carne descansa serena.
Porque no me entregarás a la muerte,
ni dejarása tu fiel conocer la corrupción.

Me enseñarás el sendero de la vida,
me saciarás de gozo en tu presencia,
de alegría perpetua a tu derecha.

Primera carta del apóstol san Pedro 1, 17-21

Queridos hermanos: Si llamáis Padre al que juzga a cada uno, según sus obras sin parcialidad, tomad en serio vuestro proceder en esta vida.

Ya sabéis con qué os rescataron de ese proceder inútil recibido de vuestrios padres: no con bienes efímeros, con oro o plata, sini a precio de la sangre de Cristo, el Cordero sin defecto ni mancha, previsto antes de la creación del mundo y manifestado al final de los tiempos por nuestro bien.

Por Cristo vosotros creéis en Dios, que lo resucitó de entre los muertos y le dio gloria, y así habéis puesto en Dios vuestra fe y vuestra esperanza.

Evangelio según san Lucas 24, 13-35

Dos discípulos de Jesús iban andando aquel mismo día, el primero de la semana, a una aldea llamada Emaús, distante unas dos leguas de Jerusalén; iban comentando todo lo que había sucedido. Mientras conversaban y discutían, Jesús, en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Pero sus ojos no eran capaces de reconocerlo. Él les dijo: Qué conversación es esa que traéis mientras vais de camino? Ellos se detuvieron preocupados. Y uno de ellos, que se llamaba Cleofás, le replicó: Eres tú el único forastero en Jerusalén que no sabe lo que ha pasado allí estos días? Él les replicó: Qué? Ellos le contestaron: Lo de Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y palabras ante Dios y todo el pueblo; cómo le entregaron los sumos sacerdotes y nuestros jefes para que lo condenaran a muerte, y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que Él fuera el futuro liberador de Israel. Y ya ves, hace dos días que sucedió esto. Es verdad, que algunas mujeres de nuestro grupo nos han sobresaltado, pues fueron muy de mañana al sepulcro, no encontraron su cuerpo e incluso vinieron diciendo que habían visto una aparición de ángeles, que les ha- bían dicho que estaba vivo. Algunos de los nuestros fueron también al sepulcro y lo encontraron como habían dicho las mujeres; pero a él no le vieron.

Entonces Jesús les dijo: Qué necios y torpes sois para creer lo que anunciaron los profetas! No era necesario para que el Mesías padeciera esto para entrar en su gloria? Y comenzando por Moisés y siguiendo por los profetas, les explicó lo que se refería a Él en toda la Escritura. Ya cerca de la aldea donde iban, Él hizo ademán de seguir adelante, pero ellos le apremiaron diciendo: Quédate con nosotros porque atardece y el día va de caída. Y entró para quedarse con ellos. Sentado a la mesa con ellos tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio. A ellos se les abrieron los ojos y lo reconocieron. pero Él desapareció. Ellos comentaron: No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras? Y levantándose al momento, se volvieron a Jerusalén, donde encontraron reunidos a los once con sus compañeros, que estaban diciendo: Era verdad, ha resucitado el Señor y se ha aparecido a Simón. Y ellos contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo había reconocido al partir el pan.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

19, lunes: Hch 6, 8-15; Jn 6, 22-29.
20, martes: Hch 7, 51-8; Jn 6, 30-35.
21, miércoles: Hch 8 1b-8; Jn 6, 35-40.
22, jueves: Hch 8, 26-40; Jn 6, 44-51.
23, viernes: Hch 9, 1-20; Jn 6, 52-59.
24, sábado: Hch 9, 31-42; Jn 6, 60-69.
25, domingo: Hch 2, 14a, 36-41; 1P 2, 20b-25; Jn 10, 1-10.

 

Comentario Litúrgico

Recorrer el camino

La liturgia de este domingo nos ofrece unos de las más bellas narraciones de las apariciones del Señor Resucitado y, sin duda, una catequesis sobre el camino de la fe que ha marcado la pastoral de la Iglesia a lo largo de los siglos. Para una lectura provechosa será bueno seguir su proceso.

Parte de la angustia de los discípulos que escapan hacia Emaús y su imposibilidad de reconocer a Jesús que se les unió en el camino. Algo parecido nos pasa también a nosotros: nuestra vida es la patria del Señor pues Él continuamente nos acompaña, pero la angustia del vivir, las prisas, nuestras propias debilidades nos impiden descubrir su presencia.

Ante esta situación Cristo comenzó a iluminar el corazón de los dos discípulos: el Viernes Santo tenía sentido y la esperanza era posible. A nuestros oídos también llega su Palabra en las lecturas de la misa, la homilía, la catequesis, etc. y, si abrimos el corazón, nos hace descubrir que es posible la esperanza porque nuestra vida no es solamente las cosas que nos pasan sino que está en marcha el plan de Dios que les da sentido y profundidad.

Finalmente, Cristo les hace pasar desde la Palabra al Sacramento para que le reconociesen y volviesen a la Comunidad. también a nosotros la escucha y meditación de la Palabra nos abre los ojos de la fe para reconocer al Señor y salir a su encuentro donde se nos da permanentemente: en la Eucaristía y demás sacramento y en la vida fraterna de la comunidad cristiana.

El Camino de Emaús se repite cada día en nuestra vida: partir de nuestra situación, iluminarla con la Palabra, encontrar al Señor en su Iglesia y en la vida.

Antonio Luis Martínez

Santoral

11 de abril:San Estanislao de Cracovia (+ 1079)

Este hombre era, hasta nuestros días, el arzobispo más famoso de Cracovia, relevado por el actual pontífice, Juan Pablo II, hasta el día de su elección sucesor de San Estanislao.

Le tocó luchar contra la tiranía de Boleslao II "el cruel", hombre de una furia impía que demuestra cómo las cuatro grandes dificultades para ser bueno comienzan con la letra "b" y son, a saber: bolsillo, bragueta, barriga y boca. Bolsillo, porque cuando el dinero nos atenaza somos insaciables en la sed de tener más; bragueta, porque nada puede manifestar mejor el egoísmo humano y la humana generosidad que una sexualidad vivida para sí mismo o para los demás... también en este aspecto somos insaciables; la barriga, porque puestos al placer, la mesa es signo de soberbia ante el prójimo y de embriaguez insaciable; finalmente, la boca es el único miembro del cuerpo que no padece agujetas por su mucho ejercicio. Todos los demás se cansan, hasta la vista puede necesitar que cerremos los ojos, pero la boca jamás se cansa de hablar, de criticar y de calumniar. La boca es insaciable. El rey Boleslao demostró que las cuatro "bes" eran de su pleno dominio.

San Estanislao le reprende durante años sus abusos y el rey le parte la cabeza por la mitad mientras celebra la Eucaristía. Recordáis el martirio de Tomás Becket o de Óscar Romero? Todos son obispos muertos en el altar: está visto que a los tiranos no les sienta nada bien que los pastores de la Iglesia les canten las cuarenta.

Gracias, San Estanislao por engrosar la lista de los arzobispos mártires de la libertad de expresión.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

19, lunes: León IX, Marta, Isnardo de Chiampo, Sibilina Biscossi.
20, martes: Aniceto, Secundino, Mariano, Flavio, Sulpicio.
21, miércoles: Anselmo, Apolonio, Conrado de Parzán.
22, jueves: Sotero, Cayo, Agapito, Oportuna, Hugo de Grenoble.
23, viernes: Jorge, Gerardo, Adalberto, Teresa María Cruz.
24, sábado: Ntra. Sra. de la Montaña, Ntra. Sra. del Puerto, Fidel, Cleofé.
25, domingo: Marcos, Aniano, Esteban, Franca.

 

Contraportada

Enfermos de la diócesis peregrinarán a Lourdes junto a los de Coria-Cáceres

La Pastoral de la salud se suma a la iniciativa, en marcha desde hace años, de la diócesis cacereña

l os enfermos de la diócesis de Mérida-Badajoz que lo deseen podrán peregrinar a Lourdes este verano, entre el 24 y el 30 de junio. Hasta ahora los que querían lo hacían por su cuenta con la diócesis de Coria-Cáceres, ahora la Pastoral de la salud de nuestra diócesis se suma oficialmente a la iniciativa llevada a cabo durante años por los cacereños.

La Diócesis de Mérida-Badajoz se sumará este año a la peregrinación de enfermos que cada año realiza ya la diócesis de Coria-Cáceres a Lourdes. En años anteriores se unían a la peregrinación algunas personas pero no la diócesis como tal de forma oficial. Los enfermos se alojan en casas de acogida y acuden a la ciudad francesa acompañados por decenas de voluntarios, algunos de ellos sanitarios, que ayudan a los enfermos en todo lo que se necesita, desde tirar de un carrito hasta ayudar a hacer camas.

56 enfermos

El número de enfermos que podrán viajar es de 56 ya que las plazas son reducidas y se asignan con dos años de antelación. Los peregrinos saldrán el 24 de junio y regresarán una semana después, el 30.

Debido al número limitado de plazas, la inscripción de peregrinos se realizará por orden de llegada. Los teléfonos a los que se puede recurrir son el (924) 222336 de Francisco Pacheco y el (924) 275878 de María Jesús Tobar, ambos coordinadores de la peregrinación y miembros del grupo de Pastoral de la salud. A principios de mayo las inscripciones podrán hacerse en la Casa de la Iglesia de Badajoz, en la calle Ramón Albarrán número 36 con el teléfono (924) 247750.

Qué buscan los enfermos?

María Jesús Tobar ha manifestado que "la idea de sumarse a las otras diócesis extremeñas surgió porque el año pasado comenzó a trabajar en la Pastoral de la salud de Mérida-Badajoz un grupo de personas: médicos, capellanes de hospital, religiosas que se mueven en este campo, algún ATS... se ha intentado darle un impulso a la pastoral y ha surgido esta idea". La peregrinación a Lourdes se enmarca en esa iniciativa ya que el equipo de Pastoral de la salud tenía conocimiento de la que se hacía en la diócesis de Coria-Cáceres.

A la pregunta de qué buscan los enfermos que acuden en masa a Lourdes, Francisco Pacheco afirma que mucha gente lo pregunta pensando que la respuesta va a ser curarse sin más, sin embargo no es así. "Lourdes, manifiesta, es un centro de oración más que de milagrería, aunque es cierto que se producen milagros. Lourdes está volcado hacia el enfermo pero no olvidando al resto de peregrinos. La persona que llega allí lo primero que nota es un ambiente de fe, de oración, de fraternidad, de enfermos que hablan con otros siendo de distintos puntos del mundo. "Cargan pilas" en este centro mariano".

Aunque no haya milagro de curación en estos viajes, la verdad es que la persona vuelve de la ciudad francesa con otro concepto de su enfermedad, mucho más animada, el voluntario viene con otro concepto de servicio y los peregrinos que acompañan a unos y a otros regresan a casa mucho más llenos.

Voluntarios jóvenes

María Jesús Tobar expresa su deseo de que se sumen a la peregrinación de este año voluntarios jóvenes. "Últimamente los jóvenes, asegura, están perdiendo muchos valores y esto es una forma de darse cuenta de la realidad, que valoren el hecho de estar sanos. Muchos no piensan en el futuro, viven el momento sin más, no piensan que si abusan de las cosas llegará un momento que acabarán enfermos y no han visto la enfermedad. Jóvenes mayores de 18 años y universitarios nos podrían ayudar".

Juan José Montes


Return to Camino