Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Número 342. 16 de abril de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

Semana Santa Del Jubileo 2000

Tanto amó Dios al mundo
que entregó a su hijo único...

Foto: Jesús de la caña Verde
Talla S. XVII de autor desconocido
Parroquia de Santa María del Castillo (Olivenza)

 

Carta del Arzobispo

Diálogo contemplativo en Getsemaní

 

Permíteme, Señor, asociarme a tus tres discípulos predilectos, los galileos del Tiberiades, que subieron contigo a Getsemaní y ahora, bajo los olivos y la luna llena de Nisan, los tienes a un tiro de piedra mientras, postrado sobre esa roca, invocas tú a tu Padre desde la desolación y la agonía. Ellos se caen de sueño y yo experimento a mi vez una cerrazón de espíritu, un sopor profundo del alma, que me impide calar en tu misterio, sumergirme en tu sagrada intimidad.

¡Y bien que lo quisiera, tú lo sabes! Acudo, para intentarlo, a mi maestro y amigo Fray Luis de Granada y me digo con él: "¿Qué haces, alma mía, qué piensas?No es ahora tiempo de dormir. Ven conmigo al huerto de Getsemaní y verás allí grandes misterios. Allí verás cómo se entristece la alegría, y teme la fortaleza, y desfallece la virtud, y se confunde la majestad y se nubla y obscurece la gloria" (Vida de Cristo. Ed. "Edibesa", p. 227).

Algo insólito, en efecto, despiertan en todo mi ser aquellas tus primeras palabras: Mi alma siente una tristeza de muerte. Quedaos aquí y velad conmigo. ¿Cómo puede ser esto, Señor? ¿Tú, descorriendo tu intimidad de par en par, desahogándote sin rodeos ante unos pobres muchachos rudos e inexpertos, pidiéndoles sin disimulo que no te dejen solo? Ellos y yo hemos escuchado de tus labios exactamente lo contrario: "Venid a mí todos los que estáis agobiados y oprimidos, que yo os aliviaré y encontraréis descanso para vuestras almas". Es terrible, Maestro, escuchar de tu propia voz que estás hecho polvo y que te sientes morir; y, para colmo, que necesitas la compañía de los tres galileos del Huerto o de los extremeños de ahora. ¡Qué cambiados están los papeles!

Recurro de nuevo a Fray Luis y él lo hace a San Bernardo, de quien recoge esta sentencia: "Ciertamente, Señor, ese temor tuyo no es tuyo, sino mío; lo mismo que la fortaleza de los mártires no era de ellos sino tuya". Y remacha el gran dominico, granadino de origen, morador varios años en Badajoz: "La flaqueza de mi humanidad se descubre en los temores de Dios, y la virtud de tu deidad se muestra en la flaqueza del hombre... Doblada merced fue ésta que nos hiciste, Padre nuestro, pues, no contento con vestirnos de ti, te quisiste vestir de nosotros" (Ibd., p. 228).

Y bien que se comprueba en las secuencias siguientes el drama de Getsemaní. Anoto, de paso, esta actitud de mi Señor, tan contraria a la mía. Las tres horas más negras de su vida coinciden, minuto a minuto, con tres horas intensas y sublimes de oración. (¡Lo mismito que yo! Basta un malestar de cabeza, una nonada apremiante, un ruido interior o exterior, para excusarme de la oración; me basta con estar cansado para sentirme excusado).

Se adelantó un poco, dice San Mateo, y postrándose sobre su rostro oraba diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz, pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que Tú. San Marcos añade un detalle en la plegaria de Jesús: Padre, Tú lo puedes todo: (luego, no moriste a la fuerza, cabían otras fórmulas para salvarnos). Lo demás, me lo sé, Señor, por repetido y bochornoso. Te tomas un respiro, te acercas a los tuyos buscando un consuelillo, y ellos, dormidos como troncos. Después tu queja, comprensiva y elegante: ¿No habéis podido ni siquiera estar en vigilia una hora conmigo? De nuevo, un detalle del evangelista Marcos, discípulo del apóstol Pedro, a quien debió escuchar el relato, dejándose, como siempre, éste a sí mismo en mal lugar con su ruda sinceridad. En este Evangelio, Jesús habla en singular: "Pedro, ¿no has podido ni por una hora mantenerte despierto?" Jesús les advierte a todos con dulzura: Velad y orad para que no entréis en tentación. Sutil advertencia ante las ya inminentes negaciones. El espíritu está pronto pero la carne es débil. (Hasta en este trance límite, el Maestro sigue evangelizando).

Vuelve a la oración, rostro en tierra. Me guío ahora, Señor, por el relato de San Lucas: Un ángel del cielo se le apareció para confortarle. ¿Tan mal debió ver las cosas el Padre, o tan fatal lo estabas pasando tú, Jesús, para que El te enviara un rayo de luz, mientras seguían durmiendo los de al lado. Pero no os tembló el pulso ni a El ni a Ti. Era la noche obscura, era el poder de las tinieblas. Estabas compartiendo con la humanidad las tragedias desgarradoras del ser humano; estabas ejerciendo Tú lo que llama Laín Entralgo la hombreidad. Misterio, misterio. Ya me lo aclararás cuando estemos en tu Reino (Tú me lo ganaste ahí). Sigue ahora, según San Lucas, el trance crucial, el momento límite de tu aplastamiento ­uva pisada en el lagar­ y de tu plegaria in extremis. Lo leo de rodillas: Entrando en agonía, oraba con mayor fervor y su sudor vino a ser como de gotas de sangre que caían sobre la tierra.

Este coloquio mío, Señor Jesús, requiere aquí un respiro de silencio adorante: de la mente, de la voz y la pluma... Y hasta un cerrar de los ojos de quien esto lea, si él o ella lo tienen a bien. ¡Oh Cristo bendito! Aún no has iniciado las catorce estaciones del Viacrucis ­que son muchas más, como sabemos­ y ya has probado las heces del cáliz de la amargura. Aún no ha puesto nadie sus manos sacrílegas sobre tu cuerpo santo (aunque ya asoman las antorchas en la ladera opuesta del Cedrón, y se oyen venir las huestes siniestras de Judas) y ya has bajado, antes que al sepulcro de piedra, antes que a "los infiernos" de los patriarcas, a los abismos del corazón humano.

Así tenía que ser para que se cumplieran las Escrituras, para que el Dios cristiano "se enterara" (perdón) de lo que pasa por estos pagos. No son sólo las hambrunas, los terremotos, los genocidios. ¡Qué ya esta bien, Señor! Son las penas hondísimas de los seres humanos; las reales, o las imaginarias que son aún peores: como las depresiones en cadena, las neurosis obsesivas, los miedos atroces de tantos oprimidos. Señor, la carne es flaca, y el espíritu, la psique o los nervios, también se las traen. Cunden, por toneladas, los sufrimientos morales de este dichoso género humano. Hasta que tú probaste todo esto, en primera persona del singular, no quedó consumada tu encarnación, a la que pertenece ­¿cómo no?­ tu muerte redentora.

Desde que tú te sumergiste en la corriente oceánica de las víctimas de la humanidad, éstas pueden identificarse contigo y con tu destino. Cruz y luz serán ya inseparables para siempre. "Lucharon vida y muerte en singular batalla, y muerto el que es la vida, triunfante se levanta", pregona la liturgia pascual. Ya podemos ver todos la cara soleada del planeta: en los miles de millones de gentes de bien, en los grandes sabios, artistas, gobernantes, misioneros. En los milagros de la ciencia y de la técnica, en la liberación de la mujer, de los pueblos hambrientos, de todos los excluídos. Brilla en la Tierra la luz de tu Reino, al que peregrinamos sudorosos. Resucitaremos por derecho propio, porque así lo reclama nuestra historia de dolor, porque Tu has pagado por todos.

 

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

Comisión Episcopal de Pastoral Social

Encarnación, unidad, perdón, y condonación de la deuda, Claves para el Día del Amor Fraterno

La Comisión Episcopal de Pastoral Social he emitido un comunicado con motivo del Día del Amor Fraterno, que se celebra el Jueves Santo. En él se habla de los dos mil años de la Encarnación con la esperanza que ello supone para el género humano, de unidad de todos los hombres, servicio a ejemplo de Jesús que lava los pies de los Apóstoles, reconciliación en este Año Jubilar y condonación de la deuda externa a los países pobres.

Los obispos pertenecientes a esta comisión afirman que "el Jueves Santo de este año del Gran Jubileo de la Encarnación nos recuerda, con una viveza especial, la presencia real de Jesucristo, de su Cuerpo, en medio de nosotros, "presente en todos los pueblos y en todos los hombres del orbe entero" (San Agustín), presente en su cuerpo, que es la Iglesia , presente en la Eucaristía, "tomad, esto es mi cuerpo" , presente en los más pobres y humildes del mundo".

El mensaje se refiere también a la esperanza "prenda y anticipo misterioso" y recuerda que "cada persona humana, con una humanidad como la de Jesús, desde su Encarnación, está invisiblemente visitada por el amor del Padre, rodeada por la fraternal solidaridad del Hijo, acogida y defendida insospechadamente a la sombra del Espíritu".

En el Día del Amor Fraterno, se vuelve a hablar de unidad, cuando los obispos afirman que "desde hace dos mil años, la humanidad de Cristo es un impulso inagotable de comunión, fraternidad, solidaridad, cercanía y compromiso con cada vida humana, con toda persona de cualquier lengua, raza, nación y religión; un impulso incomparable de libertad, de dignidad, de promoción humana, de divinización, palabra ésta tan querida de nuestros hermanos de la Iglesia Oriente, que los cristianos de Occidente no debemos olvidar. Más aún, la humanidad de Cristo no solo es un impulso inagotable e incomparable sino que en ella ya se ha realizado la plenitud a la que están llamados los que no rechazan su entrega en la cruz y la vida que nos es dada en su resurrección".

La Eucaristía ocupa una parte importante del Jueves Santo de este año, del que se dice es "intensamente eucarístico" y "nos vuelve a plantear, con renovada urgencia, el reto permanente, desde el principio, de hacer de la Eucaristía mesa de comunión y no de rivalidad, de acepción de personas, de autoafirmación sectorial, de exclusión. Que nadie pueda sentirse extranjero, ni extraño, olvidado y excluido de la mesa del Señor".

La Comisión Episcopal de Pastoral Social recuerda el llamamiento a la reconciliación que conlleva, de forma especial un año jubilar. Por ello se invita a " volver a contemplar con mirada limpia y renovada, las manos y los brazos y el cuerpo de Jesucristo, el Maestro y el Señor, abajándose a lavar los pies de los discípulos",

Por último, el mensaje del Día del Amor Fraterno hace incapié en la petición de condonar la deuda externa a los países pobres, para lo que recuerda las palabras del Papa "muchas naciones, especialmente las más pobres, se encuentran oprimidas por una deuda que ha adquirido tales proporciones que hace prácticamente imposible su pago. Resulta claro, por lo demás, que no se puede alcanzar un progreso real sin la colaboración efectiva entre los pueblos de toda lengua, raza, nación y religión. Se han de eliminar los atropellos que llevan al predominio de unos sobre otros: son un pecado y una injusticia... ¡Que este año de gracia toque el corazón de cuantos tienen en sus manos los destinos de los pueblos!".

 

En una jornada celebrada en Zafra

El Director de Cáritas Diocesana presentó
a los coordinadores un modelo de actuación

El pasado sábado, día ocho de abril, en el centro parroquial San Miguel de Zafra, se dieron cita en torno a sesenta coordinadores de otras tantas Cáritas Parroquiales de toda la geografía diocesana, además de un buen número de consejeros y sacerdotes responsables de la acción caritativo-social en los arciprestazgos. Durante toda la jornada el equipo directivo estuvo acompañado por el vicario de Comunión y Solidaridad, don José Antonio Salguero.

El equipo directivo, en sucesivas intervenciones a cargo del Delegado Diocesano, el Director y la Secretaria General, respectivamente, presentaron los temas referidos al marco de la jornada, con referencias al Congreso de la Pobreza, encuadrado en el contexto del Año Jubilar en el seno de nuestra Iglesia Particular.

El Director de Cáritas, don Adrián Ribera, guió la reflexión sobre qué caridad y qué Cáritas queremos para los próximos años, mientras que doña María Dolores Ojeda, Secretaria General de la Institución, hizo referencia a los recursos humanos y económicos necesarios para prestar los servicios que competen a esta institución de la Iglesia.

Tras el trabajo por grupos, en el que los participantes pudieron señalar dificultades y propuestas de superación, los asistentes mantuvieron un diálogo abierto con los responsables de Cáritas en el que se abordaron cuestiones importantes referidas al papel de los laicos y sacerdotes en la actuación de Cáritas o cómo impulsar la comunicación cristiana de bienes.

Marcha de la Solidaridad

En otro orden de cosas, desde Cáritas se hace público que la XI Marcha de la Solidaridad, se celebrará este año el sábado, día tres de junio, en buena parte de los pueblos de la diócesis, excepto en Fuente de Cantos, Hornachos y Cabeza del Buey, donde se realizará en otra fecha más adecuada a su entorno.

El año pasado se llevó a cabo en 21 pueblos y ciudades de la diócesis, donde se recaudó una cantidad cercana a los cuatro millones de pesetas con los que se financiaron 19 proyectos de mujer, familia e infancia, repartidos por diferentes poblaciones de la diócesis.

Desde Cáritas se espera que se sumen a esta edición más pueblos.

 

Noticiario diocesano

El acto fue presidido por el Arzobispo en Hornachos

Las Escuelas de Agentes de Pastoral entregan los diplomas a una nueva promoción

Las Escuelas de Agentes de Pastoral continúan dando fruto. El pasado sábado, día ocho, recibían el diploma ochenta personas de distintos puntos de la diócesis que han realizado los tres cursos que ofrecen estos centros de formación diocesanos.

Las Escuelas nacieron en el curso 93/94, fruto del Sínodo Diocesano, con el fin de formar personas procedentes de las parroquias que animaran la vida de sus comunidades en campos determinados.

Especializaciones

El programa ofrecido comprende dos cursos comunes y uno de especialización en catequesis, pastoral juvenil, liturgia, cáritas y pastoral familiar. Entre los que terminaban el ciclo formativo figuraban cuarenta personas que se han especializado en catequesis y una media de diez en el resto de las especialidades antes señaladas procedentes de las Escuelas de la Campiña Sur, Tierra de Barros, Mérida y La Serena.

En la actualidad existen ocho Escuelas de Agentes en otras tantas zonas de la diócesis: Mérida, Tierra de Barros, Campiña Sur, Zona Sur (Jerez y Fregenal), La Serena, Zafra, Badajoz y Alburquerque, estas dos creadas este curso, y para el próximo año se proyecta la creación de otra en la capital pacense.

Doscientas personas

En la actualidad los ocho centros imparten clase a unas 200 personas de toda condición y edad interesadas en su formación y comprometidas en sus respectivas comunidades parroquiales.

La clausura fue realizada por el Arzobispo, que se congratuló de que la Iglesia cuente con un laicado cada vez mejor formado, capaz de trabajar, codo con codo, con los sacerdotes en la labor de evangelización.

Las Escuelas de Agentes de Pastoral cuentan con un profesorado integrado por sacerdotes, religiosos y laicos, que realizan un gran papel en la labor que éstas desempeñan.

Ya venía ayudando a este país africano desde hace varios años

Cáritas potencia su campaña de ayuda
a Etiopía por la hambruna

Cáritas Española, con la colaboración de todas las Diocesanas españolas, está potenciando en estos momentos la Campaña "Cáritas con Etiopía" que se comenzó hace varios años debido a la misma sequía y hambruna que está asolando a la población de la zona.

Cáritas lleva más de cinco años realizando proyectos de desarrollo en esta zona. La mayoría de los proyectos están dirigidos a la apertura de pozos de agua, proyectos de desarrollo agrícola y fomento de las microempresas con mujeres cabezas de familia.

Ante este agravamiento de la situación se ha decidido apoyar esta emergencia al mismo tiempo que continuar con los proyectos ya iniciados.

Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz está apoyando esta campaña de emergencia, y a tal efecto ha abierto cuatro cuentas corrientes para el ingreso de donativos. De momento, se ha decidido no realizar ningún envío de alimentos, ya que es una opción más lenta y costosa que la adquisición de alimentos en zonas cercanas, además de ser una medida que contribuye a fortalecer y fomentar el comercio interno de aquellos países donde se adquieren los alimentos.

Los números de estas cuentas corrientes son:

Caja de Ahorros de Badajoz: 2010 - 0001 -34 - 0502130304
Caja Sur: 2024 - 0360 - 29 - 3300002233
Caja Madrid: 2038 - 4603 - 13 - 6000135811
Caja Rural de Extremadura: 3009 - 0001 - 28 - 0200094905.

 

El sacerdote don Cristino Portalo,
nombrado Amigo de Badajoz del Año

La asociación Amigos de Badajoz ha elegido al sacerdote don Cristino Portalo Tena "Amigo de Badajoz del año", junto a don Julio Cienfuegos, a título póstumo.

Con este galardón se pretende "premiar a las personas que hayan peleado de modo altruista en favor de la ciudad desde cualquier punto de vista cultural".

Don Cristino es canónigo y el galardón supone un reconocimiento a su labor de divulgación de la Catedral Metropolitana.

Los galardones se entregarán en una gala que se celebrará el día 28 de abril en el hotel Barceló-Zurbarán de Badajoz.

Oliva de la Frontera

Se cumple el XXV aniversario
de la Pasión Viviente

Con el título "Un sueño vivo", se clausuró el domingo dos de abril una exposición cronológica montada por la Agrupación Local de la Pasión Viviente de Oliva de la Frontera. La exposición, que se inauguró el sábado veinticinco de marzo, respondía por un lado al deseo de commemorar el cumplimiento de veinticinco años de representaciones de las escenas de la Pasión Viviente en el pueblo, y por otro el revisar la trayectoria durante este largo periodo.

Durante la Semana Santa del año 1976 se escenificó por primera vez la Pasión Viviente en esa localidad, si bien la idea se venía fraguando varios años antes.

En este año Jubilar -en que da comienzo el tercer milenio de nuestra Era Cristiana, se cumple pues su vigésimo quinto aniversario con mayor esplendor año tras año.

La idea de su escenificación fue del anterior párroco, don José Ramos Capilla, ya fallecido; a partir de ahí, se constituyó la Agrupación Local de la "Pasión Viviente". Desde entonces y hasta ahora, con gran esfuerzo y apoyo económico de todo el pueblo, se han ido ampliando las distintas escenas, mejorando los escenarios, el vestuario, la iluminación y la interpretación de los personajes, hasta que en 1997 la Consejería de Medio Ambiente, Urbanismo y Turismo de la Junta de Extremadura la declaró Fiesta de Interés Turístico regional.

 

Acuden a ganar el Jubileo

Los jóvenes del arciprestazgo de Castuera peregrinan a Piedra Escrita

El pasado uno de Abril setenta jóvenes del arciprestazgo de Castuera peregrinaron al santuario mariano de Nuestra Señora de Piedra Escrita, en Campanario. Los jóvenes procedían de Peraleda, Monterrubio, Castuera y Cabeza del Buey y comenzaron la jornada con la acogida, a la salida de Campanario, para después dirigirse andando al santuario mariano. Una vez llegados al templo, se celebró la eucaristía que había sido preparada por los propios jóvenes participantes. En ella se profundizó en la idea de ir por la vida con espíritu de peregrino, de no dejarse llevar por la rutina y la comodidad, de ser capaces de dejar el calor del hogar para tener el calor del sol, para agrandar nuestro corazón y nuestras metas. Después de la comida se celebró una fiesta con juegos y canciones pasando un rato muy divertido y participativo. Terminó la jornada con una oración a María.

Los chicos salieron muy contentos y animados de esta convivencia, dispuestos a participar en otras, y a continuar formándose en los grupos juveniles de sus respectivas parroquias.

El encuentro estuvo organizado por los sacerdotes: Víctor Pérez, Máximo Martín y David Martínez.

 

Se llevó a cabo en la Parroquia de Nuestra Señora de los Milagros de Mérida

La II Asamblea de Acción Católica
confirma su consolidación

El pasado día 8 de abril tenía lugar la II Asamblea Diocesana de Acción Católica General de Adultos en la Parroquia Nuestra Señora de los Milagros de Mérida en la que participaron alrededor de un centenar de personas procedentes de las parroquias de Almendral, Villagarcía de la Torre, La Zarza, La Santa Cruz de Villanueva de la Serena, Santa María y Nuestra Señora de los Milagros de Mérida y San José y San Roque de Badajoz.

Comisión gestora

Se hizo memoria y lectura creyente del camino recorrido y se acordaron propuestas de futuro, siendo dentro de éstas, la elección de una Comisión gestora, la más notable. Así mismo se informó de la inmediata incorporación de nuevos grupos en las Parroquias de Ribera del Fresno, Lobón y la Roca de la Sierra.

Es digno de señalar la hondura en la participación, el clima de familiaridad creado y cómo se vio que el Movimiento tiene herramientas suficientes para equipar al laico y capacitarlo para la nueva evangelización, vivirlo en la comunión de la Iglesia Diocesana y organizados para la mejor transformación de nuestro mundo según los valores del Reino.

 

Medio millar de niños y jóvenes
participaron en la Canción Misionera

Niños y jóvenes procedentes de diversos pueblos de la diócesis tomaban parte el pasado sábado, día uno, en la XIII edición del Festival de la Canción Misionera, celebrada en Badajoz.

Este festival está organizado, año tras año, por "Cristianos sin fronteras"en colaboración con la Delegación Diocesana de Misiones y tiene como objetivo concienciar a los niños y jóvenes de lo que suponen las misiones en la Iglesia y en el mundo, además de ayudar económicamente a proyectos de desarrollo que acometen los misioneros en distintos puntos del Planeta.

La jornada comenzó en el colegio de los Hermanos Maristas, donde tenía lugar una jornada de convivencia previa al concurso musical, celebrado por la tarde en el teatro López de Ayala.

El ganador en el concurso infantil fue el colegio Santa Teresa, mientras que en el juvenil se alzó con el primer puesto el colegio Marista, ambos de Badajoz.

 

Saludo al Nuncio

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, tenía la oportunidad de saludar al nuevo Nuncio de Su Santidad en España, Monseñor Manuel Monteiro, el pasado día 4 en la recepción ofrecida en la Nunciatura a los obispos españoles.

Don Manuel Monteiro es portugués, hasta ahora había sido Nuncio Apostólico en Sudáfrica, Namibia, Swazilandia y Lesotho. Ha venido a sustituir a Monseñor Lajos Kada, que, tras cumplir los 75 años de edad, Marchaba de la Nunciatura Apostólica en España el pasado mes de febrero.

El 29 de marzo el nuevo Nuncio en España cumplió 62 años de edad. Monseñor Manuel Monteiro de Cautro nació en la localidad de Santa Eufemia, archidiócesis de Braga, en Portugal, el 29 de marzo de 1938. Fue ordenado sacerdote el 9 de julio de 1961, entró en el servicio diplomático de la Santa Sede en 1967 y fue ordenado obispo el 23 de marzo de 1985.

 

Niños en el "Pocito"

Más de medio millar de niños procedentes de los colegios pertenecientes al ámbito de la parroquia de San Juan Macías de Badajoz, han visitado la localidad de Ribera del Fresno, con motivo de los veinticinco años de la canonización de San Juan Macías. La propuesta fue efectuada por la propia parroquia, situada en el polígono de la Paz, a los colegios, que aceptaron la invitación enviando una representación de alumnos y una treintena de profesores.

En Ribera tuvieron la oportunidad de visitar la ermita del Cristo y la Iglesia parroquial, donde rezaron juntos y siguieron las explicaciones del párroco ribereño, don Antonio Pina, acompañado por el párroco de San Juan Macías, don Manuel Santos.

Para la comida, los niños se trasladaron al conocido "Pocito", lugar recogido en la fotografía, donde compartieron sus bocadillos.

 

Al paso de Dios

¿...Va bien?

En este país se ha hecho celebre la frase "España va bien". Independientemente de que sea cierto o no, hay que reconocer que es un hallazgo feliz, porque crea sensación de optimismo en la sociedad e invita a valorar positivamente la situación.

Tras dos mil años de Encarnación redentora tendríamos que tener razones para poder decir, tras echarle un vistazo a las cosas de Dios con los hombres, que lo que afecta a las relaciones entre ambos, es decir, a la fe y a la vida cristiana, va también bien. Pero ¿es esto así? Ciertamente lo es en lo que le corresponde a Dios: El sigue haciendo con nosotros lo que siempre ha hecho: amarnos y cuidarnos sin límites en su generosidad. Por su parte no hay duda de que todo va bien.

Pero mucho me temo que no podemos ser tan optimistas en lo que nos toca a nosotros: con frecuencia desaprovechamos lo que Dios nos ofrece. Sin embargo, tenemos la suerte de que nuestra situación nunca es irreversible, porque siempre nuestros pecados tienen una oportunidad: la que viene de la Pascua del Señor, la que se fragua en el misterio de su muerte y resurrección. Por eso, la Semana Santa es una buena ocasión para volver al bien, haciendo, como primer paso de nuestro retorno, lo que se ha llamado tradicionalmente en la Iglesia "el cumplimiento pascual": acoger el don de la misericordia de Dios que renueva nuestra vida y nos recrea con su gracia. Como dice en una entrevista el famoso actor italiano Alberto Sordi: "No me considero un santo, pero para esto está la confesión... y estás de nuevo como un santo".

Amadeo Rodríguez Magro

 

Página litúrgica

Celebramos la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor

Palabra de Dios

 

Domingo de Ramos

Mc 11, 1-10

Se acercaban a Jerusalén, por Betfagé y Betania, junto al monte de los Olivos, y Jesús mandó a dos de sus discípulos, diciéndoles :

- Id a la aldea de enfrente, y en cuanto entréis, encontraréis un borrico atado, que nadie ha montado todavía. Desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta por qué lo hacéis, contestadle: El Señor lo necesita, y lo devolverá pronto.

Fueron y encontraron el borrico en la calle atado a una puerta, y lo soltaron. Algunos de los presentes les preguntaron:

- ¿Por qué tenéis que desatar el borrico?

Ellos les contestaron como había dicho Jesús; y se lo permitieron.

Llevaron el borrico, le echaron encima los mantos, y Jesús se montó.

Muchos alfombraron el camino con sus mantos, otros con ramas cortadas en el campo.

Los que iban delante y detrás, gritaban:

-¡Viva! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! Bendito el reino que llega, el de nuestro padre David. ¡Viva el Altísimo!

 

Comentario

Palmas y pasión

La liturgia de estos días, en sus oraciones, nos ofrece el contenido de lo que celebramos y, por tanto, los caminos que ha de recorrer nuestro compromiso de comulgar con la muerte y resurrección de Cristo, meta que se propone la celebración de la Semana Santa.

En la oración del rito de la bendición de ramos, la liturgia nos advierte del sentido que tiene la procesión. Pide una bendición para los ramos y para los presentes y da el sentido de la procesión: &laqno;santifica...a cuantos vamos a acompañar a Cristo aclamándolo con cantos» Por tanto se trata de una procesión exultante en la que la comunidad cristiana se adhiere a su Señor que se entrega a la muerte.

Al comenzar la eucaristía, la celebración cobra otra tonalidad y sentido. La oración colecta lo matiza adecuadamente pues, dirigiéndose al Padre, hace esta súplica: &laqno;tú que quisiste que nuestro Salvador se hiciese hombre y muriese en la cruz, para mostrar al genero humano el ejemplo de una vida sumisa a tu voluntad; concédenos que las enseñanzas de su pasión nos sirvan de testimonio».

Antonio Luis Martínez

Jueves Santo

1ª Corintios 11, 23-26

Hermanos: Yo he recibido una tradición que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido:

Que el Señor Jesús , en la noche en que iban a entregarlo, tomó pan y, pronunciando la acción de gracias lo partió y dijo: &laqno;Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía.»

Lo mismo hizo con el cáliz después de cenar, diciendo: &laqno;Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que lo bebáis, en memoria mía.»

Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis del cáliz, proclamáis la muerte del Señor, hasta que vuelva.

 

Comentario

La oración colecta de este día ofrece una completa catequesis sobre los misterios que celebramos y nos anima a sentirnos identificados con todos ellos. Son tres las motivaciones que presenta para facilitarnos la tarea.

Comienza con estas palabras: &laqno;Señor Dios nuestro, nos has convocado esta tarde para celebrar aquella misma memorable Cena en que tu Hijo.. ». Por tanto estamos reunidos porque el Señor, personificado en el sacerdote que preside la Eucaristía, nos ha convocado como convocara a Pedro, Juan, Andrés...

Continúa la oración así: &laqno;antes de entregarse a la muerte, confió a su Iglesia el sacrificio nuevo de la Alianza eterna y el banquete de su amor». De esta manera la oración nos recuerda que Cristo, al instituirla, entregó la Eucaristía a su Iglesia. De ahí, la posibilidad de toda celebración eucarística y la acción de gracia que por tal don ha de surgir en el corazón de todos los cristianos.

Termina la oración pidiendo &laqno;que la celebración de estos santos misterios nos lleve a alcanzar plenitud de amor y de vida». Más, no se puede pedir.

Antonio Luis Martínez

Viernes Santo

Isaías 52, 13-53,12

Mirad,mi siervo tendrá éxito, subirá y crecerá mucho./ Como muchos se espantaron de él, porque desfigurado no parecía hombre, ni tenía aspecto humano; así asombrará a muchos pueblos: ante él los reyes cerrarán la boca, al ver algo inenarrable y contemplar algo inaudito () Lo vimos sin aspecto atrayente, despreciado y evitado por los hombres, como un hombre de dolores, acostumbrado a sufrimientos, ante el cual se ocultan los rostros; despreciado y desestimado.

Él soportó nuestros sufrimientos y aguantó nuestros dolores; nosotros lo estimamos leproso, herido de Dios y humillado, traspasado por nuestras rebeliones, triturado por nuestro crímenes. Nuestro castigo saludable vino sobre él, sus cicatrices nos curaron El Señor cargó sobre él todos nuestros crímenes. Maltratado, voluntariamente se humillaba y no abría la boca; como un cordero llevado al matadero, como ante el esquilador, enmudecía y no abría la boca Le arrancaron de la tierra de los vivos, por los pecados de mi pueblo lo hirieron Cuando entregue su vida como expiación, verá su descendencia, prolongará sus años; lo que el Señor quiere prosperará por sus manos...

 

Comentario

Cruz y muerte

La celebración de este día comienza con una oración breve, pero grandiosa, en la que podemos beber abundantemente de la sabiduría de la cruz y meditar en toda la riqueza del misterio pascual.

En esta tarde, a la hora en que Cristo agonizaba en el Gólgota, la Iglesia dirige al Padre esa invocación: &laqno;Recuerda que tu ternura y misericordia son eternas». Es una frase que está tomada del salmo 24 y la podríamos oír como pronunciada por todos los hombres que, desde el Adán perdonado de su pecado, han experimentado en sí mismos los latidos del corazón del Padre que no se cansa de esperar.

Sigue una petición: &laqno;santifica a tus hijos y protégelos siempre » que recuerda las peticiones de la oración sacerdotal de Cristo en aquella "hora de la verdad" que en este día recordamos y celebramos.

Termina la oración proponiendo el motivo que la Iglesia puede esgrimir en esta tarde ante el Padre: &laqno;pues Jesucristo, tu Hijo, en favor nuestro instituyó por medio de su sangre el misterio pascual». !Sangre de Cristo embriáganos!

Antonio Luis Martínez


Contraportada

El Viernes Santo se realiza una cuestación en todas la iglesias

Los cristianos de los Santos Lugares
piden ayuda al resto de la Iglesia

El Viernes Santo se celebra en toda la Iglesia la tradicional Jornada por Tierra Santa.
Con el lema "Que Cristo siga vivo en su Tierra" se pretende que los fieles católicos tomen conciencia de las necesidades de los cristianos en Tierra Santa, donde podrían desaparecer por las dificultades en que viven y que los llevan a emigrar fuera de su lugar de origen.
Por todo ello el Viernes Santo de este año Jubilar es una llamada a orar y ayudar a los cristianos de Tierra Santa.
El año pasado la colecta de este día recaudó para ellos en España casi 96 millones de pesetas. Gracias a estas aportaciones es posible acometer labores pastorales y sociales, mantener el culto y promover proyectos educativos, sanitarios o de atención a los mayores, por citar algunos de ellos.
La custodia de los Santos Lugares está especialmente confiada a la Orden franciscana, que mantiene allí una rica presencia.

 

El mantenimiento de los Santos Lugares es una cuestión que afecta a todos los cristianos, sobre todo teniendo en cuenta la situación por la que atraviesa la minoría cristiana que habita esas tierras. Por ello el Viernes Santo se celebra en toda la Iglesia la Jornada de ayuda a los Santos Lugares, un signo eficaz de la caridad, que brota del amor fraterno vivido el Jueves Santo, que debe desembocar en la solidaridad con los cristianos de Palestina, manifestada en la oración y en la ayuda concreta y generosa.

Los cristianos que habitan Tierra Santa continúan siendo un testimonio vivo de Cristo entre los judíos y los musulmanes, a la vez que mantienen despierta la presencia en los sitios sagrados.

Cosas concretas

El año pasado, la iglesia española aportó a la conservación de los Santos Lugares, mediante la colecta del Viernes Santo, casi 96 millones de pesetas, una cifra que debería verse incrementada este año.

Este dinero es utilizado para el sostenimiento de las parroquias y sus actividades sociales y caritativas, para solucionar el problema del trabajo y la vivienda, evitando así la emigración, promoviendo la educación con más de 63.000 alumnos, casas de estudiantes, universitarios, formación profesional, internados y becas, socorriendo a los más desfavorecidos con dispensarios, ambulatorios y residencias de ancianos, para desarrollar la acción cultural, científica y ecuménica con centros de estudios bíblicos y teológicos, editoriales y publicaciones diversas.

Los franciscanos se han ocupado tradicionalmente de la custodia de los Santos Lugares, el padre Luis Blanco Arias, Comisario de Tierra Santa, afirma que "también nosotros hoy, como los fieles de Corinto tenemos una deuda con los cristianos de Jerusalén porque hemos recibido de ellos los bienes espirituales".

Dos mil años después

Para el padre Blanco Arias, "en este Año Santo Jubilar, dos mil años después, debemos recuperar la conciencia de gratitud: "estamos en deuda con la comunidad cristiana de Tierra Santa porque en ella están las raíces de nuestra fe y, en esa Tierra, a través de la entrega del Hijo, experimentamos el amor que nos tiene el Padre.

También el Papa, que acaba de volver de su visita a los lugares que vieron nacer a Jesús, ha hablado a la obligación de todos los cristianos de contribuir a sostener la Iglesia de esa parte del mundo. A ello se ha referido señalando que con la colecta del Viernes Santo "se busca mantener la presencia de los cristianos y desarrollar las obras pastorales, caritativas y sociales en las que la Iglesia ha dado vida en aquella bendita tierra".

Cristo, vivo en su Tierra

El cristianismo sigue teniendo presencia en Tierra Santa en los santuarios y lugares evangélicos que recuerdan el paso de Jesús entre los hombres (5 basílicas y 70 santuarios custodiados por la Orden franciscana) y en la comunidad cristiana que, aunque pequeña (sólo 175.000) y dividida (18 confesiones) testimonia la vida evangélica entre los judíos y musulmanes y da sentido eclesial a los santuarios.

Redacción


Return to "Iglesia en Camino"