Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 659. 25 de marzo de 2007

Director: Juan José Montes


Temas de la semana

Centenario de la proclamación de Santa María de Guadalupe como patrona de Extremadura (1907-2007)


Actualidad

Fue el acto central del I Centenario de la proclamación de la Virgen como Patrona de Extremadura

15.000 peregrinos asistieron en Guadalupe a la apertura del Año Jubilar

Alrededor de 15.000 personas abarrotaron el pasado sábado la Plaza de Guadalupe y las calles aledañas para participar en la misa conmemorativa del I Centenario del Patronazgo de la Virgen de Guadalupe sobre Extremadura y la apertura del Año Jubilar Guadalupense.
Los que pasaron por Guadalupe la tarde antes pudieron percibir que algo excepcional se preparaba. Se tiraban miles de metros de cables para llevar el sonido a cada rincón; calles escalonadas por grandes pantallas para seguir la Misa; unidades móviles de Popular TV, que retransmitía para toda España y daba señal a otras televisiones, sembrando de cámaras la plaza y la basílica; el coro, dirigido por fray David, puliendo sonidos; autobuses abarrotados de voluntarios, tan jóvenes como imprescindibles para que todo saliera bien; altar vestido de fiesta dispuesto a aguantar los envites de toda la noche a la intemperie…
Los primeros rayos de luz del día 24 de marzo sorprendían a las mujeres engalanando balcones y a los primeros peregrinos buscando puestos privilegiados para seguir la celebración. Los cantos y el ambiente festivo aumentaba de manera proporcional a la llegada de personas que a partir de las 8 de la mañana era una riada.
La celebración comenzaba un par de minutos antes de las 11, presidida por el Cardenal Arzobispo de Toledo, que estuvo acompañado por sus obispos auxiliares, el Arzobispo de Mérida-Badajoz y el Arzobispo Emérito, el Obispo de Plasencia, el Administrador Diocesano de Coria-Cáceres y más de doscientos sacerdotes de las cuatro diócesis.
Entre los asistentes se encontraban autoridades regionales, encabezadas por el Presidente de la Junta, la Delegada del Gobierno en Extremadura y el líder del Partido Popular extremeño, entre otros.
Al inicio mismo de la Misa se procedía al rito de apertura del Año Jubilar Guadalupense, con la apertura de la puerta basilical, el traslado de la imagen de la Virgen al altar y el anuncio de la concesión de Indulgencia Plenaria otorgada por la Santa Sede.
Partiendo del Magnificat, don Antonio Cañizares fue esbozando su homilía en la que afirmaba, entre otras cosas que “Esta es la Madre, a la que tantas y tantas personas a lo largo de generaciones y generaciones, durante siglos acuden aquí, invocada como Virgen de Guadalupe, Patrona de Extremadura, Reina de las Españas. Porque ha creído, Dios Amor está en Ella, actúa en Ella, el Amor obra por Ella. El amor permanece eternamente y tiene el futuro en la mano: vence el amor y no el odio, al final vence la paz”, o que “en María vemos y palpamos que Dios es amor. Junto a Ella experimentaremos que Dios es amor. A quienes les resulta difícil creer en Dios, les digo y repito: ‘Dios es amor’”.
En la extensa homilía, tan solo en un párrafo se refirió a la polémica que venía coleando desde días anteriores en relación al catálogo fotográfico blasfemo. La multitud dedicó un cerrado aplauso a las palabras de don Antonio Cañizares cuando afirmó “Quienes no saben lo que hacen han podido infamarla, ofenderla, maltratarla con composiciones fotográficas horrendas, blasfemas, expuestas en tierras extremeñas. Pero eso, tan rechazable y grave, no representa a Extremadura; los extremeños sois nobles, amantes como pocos de María Santísima: Sí, la queremos como a nada ni a nadie en el mundo. Es lo más entrañable, lo más sagrado, lo más grande para nosotros; también en toda España, tierra de María, se la quiere como la más preciosa”. También fue muy aplaudido el gesto de Monseñor Antonio Cañizares cuando se acercó a dar la paz al Presidente de la Junta.
Durante la Misa se procedió también a la bendición de una réplica de la imagen de Santa María de Guadalupe, que será portada por los peregrinos que acudan a Roma en la peregrinación interdiocesana de finales de mayo para entregársela al Papa.
Los peregrinos se repartieron por distintos puntos de la localidad para la comida, que dio paso a una tarde festiva con diversas actuaciones. El rezo del Rosario puso el punto final a la jornada e iniciaba el regreso escalonado de los peregrinos, para evitar problemas debido a la gran cantidad de personas que habían acudido a la Puebla de Guadalupe.

 

 

Cordobilla de Lácara

Cáritas diocesana celebra su encuentro anual del Programa de Mujer

El pasado domingo, día 25 de marzo, se ha celebrado en Cordobilla de Lácara el Encuentro de Mujer Rural bajo el lema “La mujer rural, dinamizadora de su pueblo”, organizado por Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz.
El objetivo de este encuentro es ofrecer un espacio de formación, reflexión y convivencia a las mujeres integradas en los diferentes proyectos que se llevan a cabo en la Diócesis.
350 mujeres
A él asistieron 350 mujeres de diferentes pueblos de nuestra diócesis -Táliga, Alburquerque, La Morera, La Nava de Santiago, Campanario, Cordobilla de Lácara, Azuaga, Zafra, Zahínos, Almendralejo, La Roca de la Sierra, Cabeza La Vaca, Calera de León, Llerena, Atalaya, Burguillos del Cerro, Valverde de Burguillos, La Coronada, Villagarcía de la Torre y Montemolín- pertenecientes a los Proyectos de Mujer Rural con las que se trabaja durante todo el curso. Este año también participaron mujeres de distintos proyectos de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres.
Acogieron y dieron la bienvenida al encuentro Vicente Parra, Alcalde de Cordobilla de Lácara, Francisca Manzano, Coordinadora de la Cáritas Parroquial y Pedro Solís, párroco de la localidad.
La inauguración corrió a cargo del Director de Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz José Mª Vega y la Directora General del Instituto de la Mujer de Extremadura, Josefa Mª Caraballo Saavedra.
También estuvieron presentes en este encuentro la Secretaria General de Cáritas diocesana, Ana Correa, y el responsable de ésta diócesis en Cáritas Española, Juan Antonio Almonacid.
Mujer dinamizadora
Durante la mañana, tras una presentación del tema, dirigido por Cáritas Diocesana de Jerez de la Frontera, hubo un trabajo en grupo donde se reflexionó sobre el papel de la mujer en el pueblo como agente de dinamización y sus niveles de participación en temas de educación, cultura, política o sanidad, a través de su implicación en asociaciones, colectivos u organizaciones que trabajen estos temas.
Una vez celebrada la Eucaristía -presidida por el Vicario de zona, Pedro Gómez- tuvo lugar la comida compartida y después se organizó un festival donde cada grupo participó con canciones, obras de teatro o poesías.
A lo largo del día, además, estuvieron expuestos los trabajos que los distintos Proyectos elaboran durante el año, así como una venta solidaria.

 

 

Entre otros actos, han realizado una ruta por las “Tierras del Cardenal”

Villagarcía de la Torre recuerda al Cardenal Silíceo, uno de sus hijos más ilustres

La parroquia de Villagarcía de la Torre celebra este año el 450 aniversario de la muerte de Juan Martínez, Cardenal Silíceo, natural de dicha localidad.
Dentro de los actos que se están organizando por esta efeméride, se ha celebrado una ruta senderista por las “tierras del Cardenal”, con el fin de que se conozcan algunas de las posesiones que constituyeron, en su día, la capellanía fundada en Villagarcía por Juan Martínez. En dicha actividad participaron 40 personas que recorrieron los alrededores de Villagarcía, visitando las ruinas del antiguo convento de Santa Elena, comprado por el cardenal Silíceo a mediados del siglo XVI.

 

 

Varias parroquias realizan tandas de ejercicios espirituales

Son las parroquias pacenses de San Juan Bautista y San Juan Macías

Diversas parroquias de Badajoz han celebrado, en los últimos días, varias tandas de ejercicios espirituales.
Por un lado, la parroquia de San Juan Bautista, celebraba su tanda de ejercicios en la que participaron cerca de una treintena de personas, dirigidas por el párroco de la misma, Emilio González. Además, esta parroquia también ha realizado un día de retiro espiritual dirigido por la superiora de la casa de oración de Gévora.
Por otro lado, la parroquia de San Juan Macías hacía lo mismo y también dirigidos por su párroco Manuel Santos Durán.
En esta ocasión, fueron una cincuentena de personas las que participaron en esta tanda de ejercicios en los que, entre otras cuestiones, los participantes reflexionaron sobre las virtudes teologales.

 

 

Badajoz

La Hermandad del Rocío peregrina a la ciudad de Évora, en Portugal

La Hermandad del Rocío de Badajoz realizaba recientemente una visita a la ciudad portuguesa de Évora, invitada por don Manuel Ferrera, párroco de San Francisco y vicerrector del Seminario.
Durante su visita, celebraron una eucaristía en la que se utilizaron los dos idiomas, el español y el portugués, y actuó el coro de la hermandad rociera de Badajoz. Posteriormente acudieron al Seminario, donde se realizó una comida de convivencia.
Misa de peregrinación
Por otro lado, la Hermandad celebrará su misa anual de peregrinación el 8 de abril en el Rocío, y el 29 de abril peregrinarán a Guadalupe, dos actividades que se realizan todos los años.
Por último, como es tradicional, el domingo de Pentecostés peregrinarán al Rocío, una actividad precedida por un tríduo preparatorio los días 26, 27 y 28 de abril, en el que se impondrán las medallas a los nuevos hermanos y hermanas y se realizará el pregón preparatorio

 

 

Ejercicios espirituales para universitarios

Organizados por el servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Extremadura, junto a las delegaciones para la Pastoral Universitaria de las diócesis extremeñas, se ha celebrado en la “Quinta S. Joao”, Elvas (Portugal), una tanda de ejercicios espirituales para universitarios, en la que participaron más de una veintena de jóvenes. Los participantes estuvieron acompañados por Santiago Aparicio, sacerdote de Zaragoza y Consiliario nacional de la Juventud Estudiante Católica.

 


 

España/Mundo

 

Así lo ha afirmado el Custodio Franciscano de Tierra Santa, Fray Pierbattista Pizzaballa

La colecta del Viernes Santo es hoy el único recurso seguro de los Santos Lugares

Inmersa en medio de la celebración del Triduo Pascual, la Iglesia vuelve su mirada hacia los lugares donde eso mismo que está celebrando ocurría dos mil años atrás. Lo hace mediante la “Jornada en favor de Tierra Santa” o “Colecta por los Santos Lugares”, cuyo sentido es recordar a todos la absoluta y urgente necesidad de sostener a los hermanos y a las hermanas de Tierra Santa de todos los modos posibles y, de manera particular, invocando para ellos la paz que viene de lo Alto.
Hablar hoy de presencia cristiana en Tierra Santa es hablar de una minoría establecida entre dos pueblos distintos -palestinos e israelíes- y que ve cómo su número se va mermando, año tras año, con un goteo incesante de emigrantes que no tienen más remedio que abandonar la que también es su tierra, por falta de medios, por miedo o por la presión de las comunidades judías o musulmanas. Poco a poco “los santuarios se convertirán en museos, al faltarles el calor de la oración de una comunidad local”. Así lo afirman los Franciscanos, conocedores como pocos de la realidad de Tierra Santa, donde llevan casi 800 años, desde que el propio San Francisco de Asís fundara la Custodia Franciscana en 1217. Años después, en 1342, el Papa Clemente VI, además, encargó a los Franciscanos la salvaguarda de “la memoria” del paso del Señor en 74 Lugares Santos en nombre de toda la Iglesia.
Desde entonces, los franciscanos han venido desarrollando una labor impagable no sólo en el sostenimiento de los Santos Lugares, sino también -y hoy más que nunca- en el sostenimiento, material y moral, de las comunidades cristianas.
Actividades en Tierra Santa
La Custodia Franciscana de Tierra Santa está formada por algo más de 300 religiosos, provenientes de treinta naciones diversas, distribuidos en 59 casas esparcidas por 12 países distintos, principalmente en el Medio Oriente. Además, cuenta con casi 70 Comisarios en 35 naciones, encargados de difundir el conocimiento, amor y veneración por Tierra Santa entre las comunidades diocesanas.
La Custodia ejerce actualmente la pastoral en una treintena de parroquias y unas ochenta iglesias; dirige 16 escuelas con 10.000 alumnos y 400 profesores, diversas oficinas con 250 puestos de trabajo, cinco hospederías (las “Casas Nova”) con medio millar de plazas para peregrinos, tres residencias de ancianos y dos internados para huérfanos. Además, ayuda a las familias brindándoles viviendas o pagando los alquileres. A la juventud universitaria la respalda con becas de estudio, y los niños con guarderías y centros de día. También promueve la acción científica, cultural y ecuménica desde la Facultad de Teología Bíblica y Arqueológica, el Estudio Teológico Jerosolimitano, el Centro de Estudios Orientales Cristianos de El Cairo, la Editorial “Franciscan Printing Press” y la asistencia espiritual a peregrinos.
La Colecta en favor de los Santos Lugares
Todas estas actividades son posibles gracias a la generosidad de cristianos de todo el mundo expresada, desde hace muchos siglos, en la “Colecta en favor de los Santos Lugares” que se realiza el Viernes Santo en todas las parroquias.
El origen de esta colecta está conectado, directamente, con la actividad evangélica de San Pablo, quien en su carta a los Romanos habla de una colecta para los hermanos pobres de Jerusalén (Rom 15,26). Sin embargo, fue la terrible situación en que quedó Tierra Santa tras la finalización de las cruzadas, con el sucederse de dinastías islámicas a cual más feroz, lo que motivó la necesidad de un compromiso constante de ayuda a la Custodia de Tierra Santa para el sostenimiento de sus religiosos y el cumplimiento del empeño encomendado de recuperar los santuarios evangélicos y sostener a una comunidad cristiana-católica en torno a ellos.
En un reciente Congreso Internacional de Comisarios de Tierra Santa, celebrado en la ciudad de Jerusalén, el Custodio Franciscano de Tierra Santa, Fray Pierbattista Pizzaballa, señalaba que “nuestro único recurso es, actualmente, la Colecta del Viernes Santo´”. Sin embargo, advertía el Padre Pizzaballa, “en el mundo occidental, a excepción quizás de Estados Unidos, se tiene cada vez menos conciencia de la importancia y del significado de esta colecta. Hay además que tomar en consideración que el proceso continuo de secularización en los países occidentales está poco a poco resquebrajando este recurso”.

Principales Santuarios cristianos en Tierra Santa

Los principales santuarios de Tierra Santa están en Galilea (Cafarnaún -Memorial de San Pedro y ruinas de la Sinagoga-; Caná -lugar del primer milagro de Jesús y capilla de San Bartolomé Apóstol-; Nazaret -Basílica de la Anunciación e iglesia de la Sagrada Familia-; Tabgha -Bienaventuranzas, Primado de San Pedro, multiplicación de los panes y los peces-; Tabor -Transfiguración del Señor- y Tiberíades -iglesia de San Pedro). Judea (Ain Karem -iglesia del nacimiento de San Juan Bautista y Basílica de la Visitación-; Betania -Santuario de San Lázaro-, Río Jordán -lugar del bautismo del Señor-, Jerusalén -Calvario y Santo Sepulcro; Cenáculo; iglesia de la Flagelación; Basílica de la Agonía y Gruta de los Apóstoles; Dóminus Flevit-, Betfagé -Santuario de las Palmas-, Emaús -Santuario de la aparición de Jesús a los discípulos-), Siria (Damasco -casa de Ananías y lugar de la conversión de San Pablo-) y Jordania (Monte Nebo -Santuario del profeta Moisés-)

 


Análisis

 

Homilía de Monseñor Antonio Cañizares en Guadalupe

Selección de textos

Quienes no saben lo que hacen han podido infamarla, ofenderla, maltratarla con composiciones fotográficas horrendas, blasfemas, expuestas en tierras extremeñas. Pero eso, tan rechazable y grave, no representa a Extremadura; los extremeños sois nobles, amantes como pocos de María Santísima: Sí, la queremos como a nada ni a nadie en el mundo. Es lo más entrañable, lo más sagrado, lo más grande para nosotros; también en toda España, tierra de María, se la quiere como la más preciosa. Y por eso, hoy, en este día, los extremeños, y también españoles de tantas partes, le venimos a decir que le queremos con toda nuestra alma: que es nuestra madre, que le damos gracias por todo lo que ella es, obra entera de la maravillosa misericordia del Señor, que la ha hecho la más santa, toda santa, llena de gracia y hermosura, de las criaturas humanas; la ha hecho, nada menos, que la madre de Dios y Salvador nuestro, Jesucristo, Hijo de Dios vivo, Amor de los amores, fuente de todo amor, redentor de los hombres, perdón y propiciación por nuestros pecados. ¡Que no nos toque nadie a la Madre de Dios, nuestra Madre! ¡Nos pueden injuriar a nosotros, pero jamás, jamás, a la Virgen y a su Hijo Jesucristo, nuestro Señor! Son lo más santo. Cuando esto ocurre, además se degrada el hombre, se rompe la convivencia, se nos humilla.
 

En este día de acción de gracias, en esta magna asamblea de fieles cristianos extremeños, sale de nuestros labios un gozoso e inmenso Magníficat, un canto de alabanza a Dios por la misericordia que se ha mostrado en favor nuestro al darnos a María, como madre y especial protectora de Extremadura. Somos parte de todas las generaciones que felicitan a María, porque el Poderoso ha hecho obras grandes en Ella y por Ella. Hoy damos gracias por las grandes hazañas que Dios ha llevado a cabo en María y por Ella; hoy proclamamos la grandeza del Señor contemplando a la Virgen.
 

Hoy, podemos y debemos alabar a María, venerar a María porque es dichosa, porque es feliz para siempre, porque está unida a Dios, porque vive con Dios y en Dios, porque es morada de Dios en la tierra y puerta por la que Dios abrió la tierra al cielo, y porque es abogada nuestra, defensora nuestra, guía nuestra.
 

“Creer no es añadir una opinión a otras. Y la convicción, la fe en que Dios existe, no es una información como otras. Muchas informaciones no nos importa si son verdaderas o falsas, pues no cambian nuestra vida. Pero, si Dios no existe, la vida es vacía, el futuro es vacío. En cambio, si Dios existe, todo cambia, la vida es luz, nuestro futuro es luz y tenemos una orientación para saber cómo vivir.
Por eso, creer constituye la orientación fundamental de nuestra vida. Creer, decir: 'Sí, creo que Tú eres Dios, creo que en el Hijo encarnado estás presente entre nosotros, orienta mi vida, me impulsa a adherirme a Dios, unirme a Dios y a encontrar así el lugar donde vivir, y el modo como debo vivir. Y creer no es sólo una forma de pensamiento, una idea; es una acción, una forma de vivir. Creer quiere decir seguir la senda señalada por la Palabra de Dios" (Benedicto XVI), como la siguió María. Creer es fiarse de Dios que es Amor: Sólo el Amor es digno de fe. Ahí cambia todo.
 

Esta es la Madre, a la que tantas y tantas personas a lo largo de generaciones y generaciones, durante siglos acuden aquí, invocada como Virgen de Guadalupe, Patrona de Extremadura, Reina de las Españas. Porque ha creído, Dios Amor está en Ella, actúa en Ella, el Amor obra por Ella. El amor permanece eternamente y tiene el futuro en la mano: vence el amor y no el odio, al final vence la paz.
 

Si acudimos a la Virgen, invocada por todos los extremeños, por los pueblos de España y de América, seguros y con la certeza de su solicitud amorosa y llena de piedad, es porque en Ella hemos palpado el amor que no falla, no lo olvidemos, es porque Ella se pliega por completo a la voluntad de Dios, que entera y eternamente está por el hombre.
 

En María vemos y palpamos que Dios es amor. Junto a Ella experimentaremos que Dios es amor. A quienes les resulta difícil creer en Dios, les digo y repito: "Dios es amor". Necesitamos acercarnos a Ella, y aprender en la escuela de María.
 

La fe hace que nuestra vida esté impregnada de la fuerza de Dios mismo, de su mismo amor, como en María.
 

Al finalizar esta homilía me dirijo a la Santísima Virgen María, Señora y Madre nuestra de Guadalupe, Patrona de los pueblos y gentes de Extremadura, Reina de España para decirle sencillamente: Virgen de Guadalupe, aquí tienes a tu querida y noble Extremadura, escucha sus súplicas, vela por ellos, atiende a sus necesidades como atendiste a los novios que no tienen vino para que Jesús adelante en medio de ellos y para ellos su hora suprema, la hora de su amor hasta el extremo y sin límites. 

 

Editorial

De Badajoz al cielo

Este martes los pacenses asistían a un evento curioso que ha pasado casi inadvertido para el común de los mortales, pero que hace no más de siete u ocho años, estamos seguros que hubiese arrancado portadas de periódicos. Nos estamos refiriendo a la conexión, a través de videoconferencia, que se establecía entre las autoridades locales de Badajoz y el astronauta de origen pacense Miguel López Alegría, que se encuentra en la Estación Espacial Internacional.
El hecho no deja de ser una anécdota, ya que el objetivo era comunicarle al “americano-pacense”que un parque de Badajoz, situado en la zona de Valdepasillas, llevará su nombre. Para los curiosos, el astronauta expresaba su deseo de pasarse pronto por aquí para visitar a la familia, afirmaba que estaba buscando Badajoz en la gran bola que giraba delante de sus narices, aunque a muchos kilómetros, declaraba que en el espacio no se duerme tan a gusto como en la tierra, que se trabaja demasiado y que desde allí el cielo se ve negro con luz muy brillante.
Este evento, entrañable y localista a pesar de entrar en juego el espacio, nos puede llevar a pensar a todos que el desarrollo de la ciencia y de la técnica ha sido exponencial. Actualmente avanzamos mucho más en cinco años que lo que se avanzaba en 100 años hace cinco siglos.
Esa capacidad de evolución está haciendo que los saltos tecnológicos sean muy superiores a la capacidad de asimilación de los avances que la técnica nos regala. Y esto, curiosamente, no deja de provocar inadaptaciones y vértigo, una especie de miedo individual y colectivo por nuestra incapacidad de controlar nuestro presente y las realidades que nos rodean, miedo a no saber defendernos de nuestras propias creaciones.
La bendita técnica, que pone delante de nosotros posibilidades antaño sólo soñadas o esbozadas en libros de ciencia-ficción, no siempre va acompañada por un desarrollo paralelo de la virtud humana; es más, a veces la relación entre una y otra es inversamente proporcional: a más técnica, menos humanismo y menos humanidad, mayor soberbia intelectual acunada en un cientificismo estrecho y borracho de materialismo.
No es “razonable” enfrentar fe y razón, y es un mal servicio a la verdad, a la armonía y a la felicidad humana enemistar a Dios y a la ciencia. La prueba es que un mundo más desarrollado científicamente, no está siendo un mundo más satisfecho y que las respuestas a problemas tecnológicos no responden a los grandes interrogantes que llenan de verdad a las personas y las hacen más libres y más felices. 

 

 

Este mundo nuestro

¡Gracias, Virgen de Guadalupe!

El sábado 24 de Marzo de 2007 se nos quedará muy grabado a las cerca de quince mil personas que vinimos a Guadalupe para orar a y con la Virgen, en el primer centenario de su patronazgo sobre Extremadura.
D. Antonio Cañizares, cardenal arzobispo de Toledo, presidió la Concelebración de la Eucaristía y expresó con toda nitidez, durante la homilía, el rechazo, reprobación y condena sin fisuras a la ofensa, infringida al Señor, a su Madre santísima y a símbolos cristianos, con fotos pornográficas y nauseabundas, por quienes “no saben lo que hacen”; al tiempo que destacó la fe y nobleza de la inmensa mayoría del pueblo extremeño y su probado amor a la Virgen de Guadalupe.
Don Juan Carlos Rodríguez Ibarra presidía la representación civil en la Misa. En el momento previsto por la liturgia, el señor Cardenal se dirigió al Presidente de la Junta de Extremadura a quien le expresó la paz cristiana con el rito correspondiente. La fe cristiana se transmite con gestos y con palabras.
El pueblo allí congregado, junto con sus sacerdotes, irrumpió con un aplauso, similar al producido en instantes anteriores, cuando Mons. Cañizares condenó lo repudiable. Los cristianos practicantes que estaban en la plaza, convertida en templo, leyeron en ese gesto una expresión pública de rectificación por una parte y manifestación de perdón y amor cristiano por otra. A más de uno se le hizo un nudo en la garganta: el Dios que esencialmente es amor estaba muy presente en la Eucaristía y en este gesto.
¡Gracias, Santa María de Guadalupe, gracias Madre y Patrona de Extremadura! Sólo Tú sabes lo que has realizado en los corazones de nuestras autoridades y otros extremeños, al inicio de este año jubilar. Nuestro arzobispo, Don Santiago, no ha tenido poco que ver en ello, aunque haya sido como mediación. Una vez más decimos: se consigue más con miel que con hiel.

Sebastián González González

Vicario General

 


Iglesia y familia

 

Escuela de Padres

Conversión

Estamos en un momento de la historia en el que es necesaria una conversión individual y comunitaria para terminar con aspectos de nuestra vida que no nos ayudan a crecer como personas, pero antes de mencionar algunos de ellos, deseo definir qué entiendo por conversión.
El fenómeno de la conversión ha sido y es un tema muy atractivo por sus implicaciones psicológicas. Autores como Tertuliano, San Agustín, Pascal, Albert Coe, Edwin Diller Starbuck, García Morente, y un largo etcétera han dedicado parte de su obra a su estudio. La conversión supone un cambio radical, el final de una etapa de la vida y el inicio de otra nueva que rompe con lo anterior e inicia un camino diferente que no pocas veces se enfrenta al modo de vivir, de pensar y de actuar practicado hasta entonces por esa persona. La conversión muestra su esencia en lo más profundo e íntimo del ser humano y abarca toda su existencia.
La conversión es un acontecimiento preciso y breve, de gran intensidad, que se acompaña de manifestaciones y sucesos que proporcionan datos relevantes para describir y explicar lo que es la propia vida. Podemos hablar de conversiones instantáneas que ocurren en un momento determinado de la persona, suelen presentar un elevado contenido afectivo y emocional. Las hay más reflexivas y pausadas, pero menos llamativas, en las que la inteligencia y la voluntad suponen un papel preponderante y suelen prolongarse en el tiempo.
La conversión constituye el inicio de un camino en el que la persona desea continuar, para lo cual debe actualizar con frecuencia la decisión tomada. En ocasiones lo que llama la atención de este proceso puede ser un momento de peculiar intensidad y singularidad, pero que responde a un proceso preparatorio, que debe ser tenido en cuenta, si no se quiere reducir el amplio y complicado proceso únicamente al instante de la conversión.
Este es un buen momento para plantearnos algunas cuestiones que deberían ser modificadas. Debemos poner fin a las situaciones de precariedad en la que viven muchas personas, debemos poner fin a las injusticias que se están cometiendo, debemos terminar con las pobrezas en todas sus dimensiones, con las guerras, los malos tratos, el terrorismo, los robos... Debemos terminar con las discriminaciones por cuestiones de sexo, raza, edad, estados de salud, capacidades intelectuales, dotaciones cromosómicas, etc.
Ha llegado el momento en el que desaparezcan los regímenes totalitarios que no respetan la libertad individual ni colectiva, en donde la justicia se basa en el principio del “más fuerte”.
Debemos iniciar un nuevo camino en el que hombres y mujeres podamos vivir dignamente y en paz, en donde sea posible encontrar el trabajo para el que uno se ha formado, en el que podamos expresar las propias ideas y convicciones y en el que estén cubiertas las necesidades básicas (trabajo, vivienda, educación, sanidad, etc.). Muchas cosas de estas son una realidad en España, pero no así en otras zonas del mundo, de ahí la necesaria y obligada conversión transnacional. Situaciones como las de Irak, Oriente Próximo, Liberia, África Subsahariana, etc. nos empobrecen como personas, aunque estemos a muchos kilómetros de distancia.
Debemos iniciar un nuevo estilo de vida en el que las relaciones personales se basen en la sinceridad y en el respeto, en el que no se comercialice las intimidades de los demás, ni en donde unos se enriquezcan a costa de otros. Un estilo de vida que respete a los demás seres vivos y que cuide el patrimonio ecológico heredado, tanto el propio como el ajeno.
Si esto fuese así, nos situaríamos en un estado de paz y armonía, en una situación de plenitud y de coherencia frente a la disgregación y a la falta de sentido. Estaríamos encontrando sentido a la vida o, más precisamente, estaríamos dando con el sentido de la vida 

José María Fernández Chavero
Psicólogo

chavero@correo.cop.es

 

Libros 

“El Libro de la Misa” y “El Libro de la Confesión”

Esta semana traemos dos libros escritos por un mismo autor: José Pedro Manglano, sacerdote, doctor en filosofía, teólogo y autor de cerca de veinte títulos, algunos de los cuáles han rebasado las diez ediciones y han sido traducidos al inglés, al italiano y al polaco.
Nuestro autor de esta semana presentó en 2004 “El Libro de la Misa” y en 2006, “El Libro de la Confesión” donde un personaje imaginario, “Pipa, la princesa de la buhardilla” hace de Cicerón para el lector y nos ayuda -de un modo distendido y ameno pero, a su vez, con análisis profundos y categorías teológicas rigurosas- a descubrir un poco mejor estos dos sacramentos de la iglesia.
En “El Libro de la Misa”, “Pipa” ejerce de periodista e interroga a diferentes personajes (Tolkien, san Pedro, Asterix y Obelix…), para que le expliquen algo sobre la Eucaristía. Ejerce de reportera y, así, de modo desenfadado va desentrañando doctrina profunda.
Al contrario de lo que pueda parecer, los primeros capítulos no pueden leerse demasiado deprisa porque, a pesar del género elegido, son de gran densidad teológica. En una segunda parte se explica brevemente cada parte de la Misa. Esta sección tiene un carácter propio y va acompañada por ilustraciones hechas por niños. Las explicaciones son breves y prácticas y verdaderamente pueden ser una ayuda para vivir mejor la Eucaristía. Finalmente, en una tercera sección se ofrece un cuadernillo esquemático de toda la celebración de la Misa.
10 entrevistas
Por otra parte, “En el libro de la confesión” la protagonista realiza diez entrevistas a personajes de la historia y de la ficción, como Pepito Grillo, Nietzsche, Adán y Eva, María Magdalena, Caperucita Roja, o Freud… Cada uno de ellos afronta el enigma de la culpa desde un punto de vista, en una diversidad de enfoques que ayudan a despejar la oscuridad del misterio del mal en el hombre. Con rigor y riqueza teológica y filosófica, el autor construye un soporte fantasioso para transmitir verdades últimas para el hombre.
Ambas obras han sido editadas por Planeta y, además, tienen una página web, pues lo que aportan estos libros no se agota en lo que ellos mismos recogen. La dirección es www.pipa.manglano.org

 

Vamos al cine

El perro mongol

Una verdadera joya del cine oriental. Tiene los ingredientes de un hermoso documental, la redondez de un guión de ficción, la estética de una poesía visual, y la humanidad grande y sana de los mejores De Sica. Todo eso esta en La cueva del perro amarillo, película dirigida por Byambasuren Davaa (La historia del camello que llora). Una familia nómada –familia en la realidad y en absoluto actores- se traslada todos los años a un valle aislado de Mongolia para residir allí durante el verano. El padre viaja ocasionalmente a la ciudad para vender algunos productos, la madre atiende la casa y las labores del campo y los niños juegan y ayudan en lo que pueden. Un argumento tan sencillo como ese. Como una fábula para niños.
La película nos muestra formas de vivir con gran humanidad y dignidad, al margen de las presiones de las grandes ciudades; de hecho en la escena final se permite una ironía sobre esto, llena de sentido del humor. Aunque la familia pueda parecer idílica, lo cierto es que expresa muy bien el valor de la familia y de la salud mental, ambas cosas a punto de desaparecer en occidente. Los paisajes y la música son una auténtica terapia para el espectador.
Un film de una altura que recuerda al Zhang Yimou más clásico.

Juan Orellana

Crítico de cine

 

 

De web en web

buenasnuevas

De vez en cuando uno se encuentra con sorpresas, por lo agradable, o por el contenido de una página. Eso me ha pasado con www.buenasnuevas.com . La verdad es que la conocía, pero ahora la he recorrido y, la verdad, es de lo más interesante. Hay recursos de esos que uno quiere encontrar siempre en Internet. Además está hecha principalmente por laicos, lo cual es una nueva buena noticia. Gusto, variedad, practicidad,… En fin, un mundo por descubrir. Nos viene desde Argentina y resulta muy, pero que muy recomendable.

Casimiro Muñoz


Celebrar la fe

Celebramos el Domingo de Ramos

 

Pasión de Nuestro Señor Jesucristo según San Lucas 23, 1-49

En aquel tiempo, se levantó toda la asamblea, o sea, sumos sacerdotes y escribas, y llevaron a Jesús a presencia de Pilato. Y se pusieron a acusarlo, diciendo: hemos comprobado que éste anda amotinando a nuestra nación, y oponiéndose a que se paguen tributos al César, y diciendo que él es el Mesías rey. Pilato preguntó a Jesús: ¿Eres tú el rey de los judíos?. Él le contestó: Tú lo dices. Pilato dijo a los sumos sacerdotes y a la gente: No encuentro ninguna culpa en este hombre. Ellos insistían con más fuerza, diciendo: Solivianta al pueblo enseñando por toda Judea, desde Galilea hasta aquí. Pilato, al oírlo, preguntó si era galileo; y, al enterarse que era de la jurisdicción de Herodes, se lo remitió.
Herodes estaba precisamente en Jerusalén por aquellos días. Herodes, al ver a Jesús, se puso muy contento; pues hacía bastante tiempo que quería verlo, porque oía hablar de él y esperaba verle hacer algún milagro. Le hizo un interrogatorio bastante largo; pero él no le contestó ni palabra. Estaban allí los sumos sacerdotes y los escribas acusándolo con ahínco. Herodes, con su escolta, lo trató con desprecio y se burló de él; y, poniéndole una vestidura blanca, se lo remitió a Pilato. Aquel mismo día se hicieron amigos Herodes y Pilato, porque antes se llevaban muy mal.
Pilato, convocando a los sumos sacerdotes, a las autoridades y al pueblo, les dijo: Me habéis traído a este hombre, alegando que alborota al pueblo; y resulta que yo lo he interrogado delante de vosotros, y no he encontrado en este hombre ninguna de las culpas que le imputáis; ni Herodes tampoco, porque nos lo ha remitido: ya veis que nada digno de muerte se le ha probado. Así que le daré un escarmiento y lo soltaré
Por la fiesta tenía que soltarles a uno. Ellos vociferaron en masa, diciendo: Fuera ése! Suéltanos a Barrabás. A éste lo habían metido en la cárcel por una revuelta acaecida en la ciudad y un homicidio. Pilato volvió a dirigirles la palabra con intención de soltar a Jesús. Pero ellos seguían gritando: ¡Crucifícalo, crucifícalo! . El les dijo por tercera vez: Pues, ¿qué mal ha hecho éste? No he encontrado en él ningún delito que merezca la muerte. Así es que le daré un escarmiento y lo soltaré. Ellos se le echaban encima, pidiendo a gritos que lo crucificara; e iba creciendo el griterío. Pilato decidió que se cumpliera su petición: soltó al que le pedían (al que había metido en la cárcel por revuelta y homicidio), y a Jesús se lo entregó a su arbitrio.
Mientras lo conducían, echaron mano de un cierto Simón de Cirene, que volvía del campo, y le cargaron la cruz, para que la llevase detrás de Jesús. Lo seguía un gran gentío del pueblo, y de mujeres que se daban golpes y lanzaban lamentos por él. Jesús se volvió hacia ellas y les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos, porque mirad que llegará el día en que dirán: "Dichosas las estériles y los vientres que no han dado a luz y los pechos que no han criado." Entonces empezaran a decirles a los montes: "Desplomaos sobre nosotros", y a las colinas: "Sepultadnos"; porque, si así tratan al leño verde, ¿qué pasará con el seco?. Conducían también a otros dos malhechores para ajusticiarlos con él.
Y, cuando llegaron al lugar llamado “La Calavera”, lo crucificaron allí, a él y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen
Y se repartieron sus ropas, echándolas a suerte.
El pueblo estaba mirando. Las autoridades le hacían muecas, diciendo: A otros ha salvado; que se salve a si mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido. Se burlaban de él también los soldados, ofreciéndole vinagre y diciendo: Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo
Había encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: Éste es el rey de los judíos
Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo: ¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros. Pero el otro le increpaba: ¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha faltado en nada. Y decía: Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino. Jesús le respondió: Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso.
Era ya eso de mediodía, y vinieron las tinieblas sobre toda la región, hasta la media tarde; porque se oscureció el sol. El velo del templo se rasgó por medio. Y Jesús, clamando con voz potente, dijo: Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu. Y, dicho esto, expiró. El centurión, al ver lo que pasaba, daba gloria a Dios, diciendo: Realmente, este hombre era justo.
Toda la muchedumbre que había acudido a este espectáculo, habiendo visto lo que ocurría, se volvía dándose golpes de pecho. Todos sus conocidos se mantenían a distancia, y lo mismo las mujeres que lo habían seguido desde Galilea y que estaban mirando.

 

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

2, lunes: Is 42, 1-7; Jn 12, 1-11.
3, martes: Is 49, 1-6; Jn 13, 21-33.36-38.
4, miércoles: Is 50, 4-9; Mt 26, 14-25.
5, jueves: Ex 12, 1-8.11-14; 1Cor 11, 23-26; Jn 13, 1-15.
6, viernes: Is 52, 13 - 53, 12; Hb 4, 14-16; Jn 18, 1 - 19, 42.
7, sábado: Ex 14,15 -15,1; Rm 6, 3-11; Mt 28, 1-10.
8, domingo: Hch 10, 34.37-43; Col 3, 1-4; Jn 20, 1-9.

 

El Santo de la semana

2 de abril: Francisco de Paula (1416-1507)

Hijo de un matrimonio que, tras quince años casados y sin descendencia, se encomendaron a Dios por intercesión de San Francisco de Asís, a quien le prometieron que si les concedía un hijo le pondrían su nombre. En 1416 nació en Paula (Italia) y lo bautizaron con el nombre de Francisco.
No había cumplido un año cuando se le formó en un ojo un tumor maligno, sin que la medicina obtuviese la curación. Los padres acudieron de nuevo a la intercesión de San Francisco de Asís, prometiéndole que si curaba, le vestirían el hábito franciscano y estaría durante un año con los frailes. En pocos días le desapareció el tumor. Tenía trece años cuando cumplió la promesa de sus padres en el convento de San Marcos.
Cumplido el año de su promesa, regresó con los suyos a Paula. Acompañado de sus padres peregrinó a Roma y luego a Asís. Francisco de Paula cree tener vocación de ermitaño y, con el permiso de sus padres, con sólo catorce años se retiró a un lugar solitario, propiedad de su familia. Pero al ser visitado con frecuencia decide retirarse a un lugar donde vivió durante cinco años entregado a la oración y a una austera penitencia. Allí acudieron muchos con el ánimo de aprender de él, rogándole que les hablase de Dios. Algunos le suplicaban quedarse con él.
Hacia el año 1450 con la autorización del arzobispo de Cosenza, formó un grupo de ermitaños a los que el pueblo llamaba: “Ermitaños Pobres de fray Francisco de Paula”, más tarde llamados “Mínimos”, nombre que ellos prefirieron, es decir, menores aún que los frailes menores de San Francisco de Asís.
Luis XI, rey de Francia, estaba enfermo y confiaba poder curar si Francisco de Paula rezaba por él, y como éste no quiso ir al palacio, el rey recurrió al Papa Sixto IV, quien le mandó un Breve en el que le ordenaba ir a la corte. Francisco obedeció y le manifestó al rey que no curaría y que era necesario poner en orden sus asuntos. El rey hizo lo posible por reparar sus desórdenes anteriores, aceptando la muerte con admirable resignación cristiana.
El Papa Alejandro VI aprobó la Regla en 1493 y el Papa Julio II confirmó y aprobó de nuevo el Instituto con la Regla que San Francisco de Paula había perfeccionado.
Francisco de Paula murió el dos de abril, el Viernes Santo de 1507. Fue beatificado en 1513 y canonizado en 1519 por el Papa León X.

Gonzalo Encinas Casado

 

 

La liturgia...paso a paso

El aglutinante

Creo que todos tenemos una experiencia muy curiosa: cuando un grupo va de excursión casi siempre al ponerse en marcha el autobús, alguien comienza o propone un canto que suele ser bien acogido. Algo parecido sucede cuando unos amigos están de fiesta y celebran su alegría.
Los entendidos en la materia nos dicen que esto es así porque el canto sirve de aglutinante, es decir, une aún más a las personas que están reunidas para celebrar algo en común.
Por eso no existe fiesta sin canto ni celebración sin música. En la liturgia cristiana este dato fundamental de la fenomenología antropológica es todavía más evidente porque la celebración litúrgica se mueve en el ámbito de lo inefable del misterio, así como de la comunidad por antonomasia, la comunidad eclesial.
Los Santos Padres fueron grandes enamorados del canto de la asamblea litúrgica. San Juan Crisóstomo refiriéndose al salmo responsorial nos ofrece este rico párrafo: “Desde que baja en medio de nosotros el salmo, reúne las voces más diversas y forma con todas ellas un cántico armonioso: jóvenes y viejos, ricos y pobres, mujeres y hombres, esclavos y libres, hemos sido arrastrados a una misma melodía.
Si un músico haciendo sonar con arte las diversas cuerdas compone con ella un solo canto a pesar de ser múltiples sus sonidos ¿nos asombraremos que nuestros salmos y cantos tengan el mismo poder?”
En la celebración de la misa hay variedad de cantos para los distintos momentos celebrativos. Algunos acompañan una procesión (entrada, ofrendas y comunión), otros son meditativos (salmo responsorial), otros aclamativos (Aleluya, Santo, Cordero de Dios) y otros oracionales (Padrenuestro). Cada uno de ellos cumple una función y en nosotros está participar uniéndonos a la comunidad y haciendo nuestro el contenido de lo que cantamos. Así nos sentiremos más integrados en la acción litúrgica.  

Antonio Luis Martínez

 

Dichos y preguntas

Hacernos mayores gozosamente

Hacernos mayores no debería asustamos… Es ley de vida. Pero, con frecuencia, vemos más los aspectos negativos inherentes a la vejez que el hecho de seguir viviendo a una edad avanzada.
No olvidemos que jubilación viene de júbilo, es decir, gozo. Estaremos de acuerdo en que la jubilación es una conquista social, y que no vale la pena estar lamentándose del trabajo profesional que quedo atrás, como si lo máximo a lo que pudiéramos aspirar es a "ir matando el tiempo". ¡Ni mucho menos¡ Con la jubilación se abren nuevos horizontes.
Si no estás preocupado, exclusivamente, de ti y de tus cosas, podrás experimentar el gozo de amar y sentirte amado, ayudando a los demás a través de alguna de las múltiples formas de voluntariados. Si sabemos estar equilibradamente ocupados en tareas a la vez agradables y variadas… ¡no tendremos tiempo ni para envejecer!
Jubilarse no equivale a dejar de trabajar, sino a trabajar de manera distinta a como hemos trabajado antes.
Debemos aspirar no sólo a añadir años a la vida, sino, sobre todo, a añadir vida a los años. Que ¿cómo hacerlo?: mirando con esperanza hacia adelante, sintiéndonos todavía útiles, transmitiendo a los demás lo que nosotros hemos adquirido con la experiencia de los años.
Si nos interesamos por la marcha del mundo y nos solidarizamos con los sufrimientos y alegrías de nuestros contemporáneos, viviremos proyectados hacia el mañana, o lo que es lo mismo: nacidos ayer, seremos ciudadanos del hoy.

Emilio Rodríguez Benítez 

Delegado Episcopal para la 3ª Edad

 

Última

 


Iglesia en camino realiza un pequeño paréntesis durante la Semana Santa.
Nuestro próximo número será el del 15 de abril


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino