Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 428. 3 de marzo de 2002

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

El Cardenal Rouco, reelegido Presidente de la Conferencia Episcopal Española

Los obispos celebraron su LXXVIII Asamblea Plenaria

El Cardenal Rouco Varela ha sido reelegido Presidente de la Conferencia Episcopal Española en la LXXVIII Asamblea Plenaria que este organismo ha celebrado esta semana. El nuevo Vicepresidente es el Arzobispo de Pamplona, Monseñor Fernando Sebastián.

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero permanece en la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación.

En su discurso de apertura, el Cardenal Antonio María Rouco Varela volvió a condenar con dureza el terrorismo de ETA y se refirió a la situación bélica que se vive en buena parte del Planeta. El Presidente de la Conferencia Episcopal aludió también a la presidencia española de la U.E. Pidió que no se margine a Dios de la construcción europea y que la moneda única no sea sólo un hito político-económico, sino que ayude a la promoción de la justicia y la solidaridad en favor de todos los ciudadanos.

 


Editorial

¿Campeones y corruptos?

Por si fuera poca la degradación moral que nos llega del mundo del narcotráfico, del alcoholismo como plaga y de la corrupción en círculos empresariales, financieros y políticos, ese escandaloso fenómeno se manifiesta también, aunque sólo sea episódicamente, en el mundo judicial, e incluso salpica, con huellas muy dolorosas, a la propia Iglesia.

Aunque un grano no hace granero ni es justo hacer leña cualquier árbol caído, lo cierto es que ese aire viciado, ventilado con muchas revoluciones por los medios de comunicación de masas, va haciendo irrespirable por días la atmósfera moral de nuestra sociedad.

Y, por si algo nos faltaba, han tenido ultimamente resonancia mundial los casos, a la vez presuntos y demostrados de dopaje, de dos deportistas-estrella de nuestro país: el futbolista barcelonés de la selección española José Guardiola y el esquiador hispano-alemán Juan Muehlegg tras conseguir tres medallas de oro consecutivas en los Juegos Olímpicos de invierno en Salt Lake City. Guardiola sostiene tenazmente su inocencia, a prueba de pruebas en contra, y es creído por muchos. Muehlegg, tras prueba y contraprueba acusadoras y un contorno personal más discutible, no ha dado su brazo a torcer y algunos lo mantienen presunto.

Nosotros, dada la altísima calidad de estos deportistas, y el respeto a sus personas, no entramos ni en el problema de hecho ni en el de derecho. Queremos con toda el alma que se demuestre su inocencia y salgan airosos ambos.

Pero el timbre de alarma ha sonado con fuerza e incluso con tono de estridencia. Los grandes y sanos deportistas, que acceden a medallas o podios, tras esforzadas carreras de talento, sacrificio y tesón, merecen galardones y son ejemplos a imitar. Pero ellos tienen unas responsabilidades sobreañadidas a sus hazañas deportivas: mantener una grandeza moral equiparable a su valía deportiva. Sólo así serán divos auténticos.

 


Discurso del Cardenal Rouco

La Iglesia ante la presidencia española de la Unión Europea

En el discurso de apertura de la última asamblea Plenaria de la Conferencia episcopal española, su Presidente, el Cardenal Antonio María Rouco, ha tratado de la nueva etapa europea, presidida por España, en los términos que a continuación transcribimos.

Corresponde a España, durante estos meses de la primera mitad del año 2002, asumir la Presidencia de la Unión Europea, en un momento extraordinariamente decisivo del desarrollo político y económico de sus instituciones y de la propia sociedad europea.

Es loable el empeño en la elaboración del "instrumento jurídico" de su articulación básica en torno a los derechos fundamentales, y el esfuerzo realizado en las reformas de sus organismos y en la ampliación a otros países del Centro y del Este de Europa. Se piensa en una probable ley constitucional de la Unión en la que es de esperar que los miembros de la "Convención" instituida durante la cumbre de Laeken no marginen a las comunidades de creyentes. A nadie se le oculta que se descubre una cierta correspondencia entre los principios de bien común, subsidiaridad y solidaridad según la Doctrina Social de la Iglesia, y el proceso, la naturaleza y fines de la Unión Europea. Con todo, la "Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea", firmada el 7 de diciembre de 2000 en Niza, aunque sin determinar el valor jurídico que se le ha de reconocer, deja en la penumbra lo más propio del alma europea. De muy poco sirve cuidar celosamente la integración económica cuando se olvida que "el punto central de toda cultura lo ocupa la actitud que el hombre asume ante el misterio más grande: el Misterio de Dios".

Los 12 países de la Unión acaban de estrenar moneda única, el Euro, con un innegable éxito técnico en su implantación. Es un signo más del camino recorrido hacia la unificación. No puede quedarse sólo en un importante hito económico-político ni en el mero logro organizativo de una meta histórica en la política financiera sino que tiene que servir de ayuda en el orden de la promoción de la justicia y de la solidaridad a favor de todos los ciudadanos. "A España le corresponde colaborar ­decíamos los Obispos españoles en el 1993­ en la construcción de Europa desde su propia historia y desde su personalidad colectiva con la aportación original de unos valores humanizantes".

La aportación española a la cultura europea

España no puede olvidar cuáles han sido sus más señeras aportaciones a la historia política y espiritual de Europa y del mundo en la Edad Moderna. Me refiero a la teoría filosófico-jurídica y teológico-jurídica de la dignidad de la persona y de sus derechos inalienables que han alumbrado los mejores pensadores de la Escuela de Salamanca de los siglos XVI-XVII. Sin ellos es impensable su evolución doctrinal y práctica ulterior. Lo mismo hay que decir respecto a su aportación al "ius gentium", que ha constituido un indiscutible precedente del moderno derecho internacional. Así lo ha reconocido la Sociedad de las Naciones con los murales de la Sala de Sesiones de su edificio de Ginebra, incorporado hoy al patrimonio de las Naciones Unidas.

Un actualizado estudio de la doctrina y las aportaciones hispánicas en toda su hondura filosófica y teológica permitirá tratar y resolver ­aplicando los principios evangélicos­ los problemas más delicados del derecho a la vida, de los derechos sociales y culturales ­la solidaridad­ y de la adecuada protección del matrimonio y de la familia, que son los que subyacen a los interrogantes más acuciantes que en el presente se hace la sociedad europea.

El reconocimiento y aprovechamiento creativo de esta fecunda historia ayudará, por otra parte, a abrir la recta perspectiva para ordenar debidamente las relaciones de las instituciones europeas con la realidad religiosa de los pueblos europeos; de forma especialmente singular, con las confesiones cristianas y la Iglesia Católica. La forma como actualmente se están planteando estas relaciones es claramente discriminadora, históricamente miope y de efectos nada buenos para el futuro del proyecto de Unión Europea, como ha recordado Juan Pablo II en el Discurso de este año ante el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede.

El acompañamiento eclesial al proceso de construcción europeo

La Iglesia Católica siguió atentamente el proceso de convergencia europeo y ha acompañado y sostenido su desarrollo desde sus mismos inicios para "servir al bien común de todos...a fin de asegurar lo más posible la justicia y la armonía" entre sus miembros actuales y futuros. Los Obispos españoles en nuestro documento sobre Europa subrayábamos la importancia decisiva y trascendental de la dimensión moral y espiritual del proyecto común y manifestábamos la preocupación por su creciente tono de secularización laicista, en un contexto social, paradójicamente, del aumento de la denominada "religiosidad salvaje". Constituiría un fallo sin excusas el ignorar, eludir y/o dificultar la aportación de los cristianos en la construcción de "la verdadera Europa del espíritu" con las urgencias éticas que de él se derivan. Así como resultaría extraordinariamente preocupante la pretensión relativista de los que intentan imponer su visión fragmentaria de la cultura europea mediante la teoría de un indiferenciado multiculturalismo. Europa posee una precisa identidad cultural (de inconfundibles raíces greco-romano-cristianas) que es la que la hace capaz de integrar a otros sin pérdida de su propio ser y personalidad histórica. En el centro de la imborrable conciencia de Europa están el hombre como persona libre e imagen de Dios, igual en su dignidad, titular de derechos fundamentales inviolables; la  idea de verdad y del derecho natural; la memoria bíblica de la encarnación, muerte y resurrección de Jesucristo confesado como Hijo de Dios.

Sólo así cabe hablar de un punto de partida auténtico y veraz para el ejercicio noble e integrador de una verdadera tolerancia frente a tendencias en el fondo "suicidas" de la cultura europea que la fragmentan y disgregan. Ante los peligros de posibles atomizaciones o rupturas, la Iglesia presenta su experiencia bimilenaria de reciprocidad entre lo particular y lo universal que sigue ofreciendo para el enriquecimiento de la cultura europea.

Guarda permanente actualidad al respecto el constante magisterio de Juan Pablo II sobre Europa, especialmente su Discurso de Santiago de Compostela en el acto europeísta del 9 de noviembre de 1982: "La historia de la formación de las naciones europeas va a la par con la evangelización; hasta el punto de que las fronteras europeas coinciden con las de la penetración del Evangelio..., se debe afirmar que la identidad europea es incomprensible sin el cristianismo, y que precisamente en él se hallan aquellas raíces comunes de las que ha madurado la civilización del continente, su cultura, su dinamismo, su actividad, su capacidad de expansión constructiva también en los demás continentes; en una palabra, todo lo que constituye su gloria". El futuro de la Unión europea corre paralelo a su madurez moral, religiosa y espiritual. En esta importante tarea formativa la Iglesia no puede ni quiere quedar al margen. Es "consciente del lugar que le corresponde ­son palabras de Juan Pablo II­ en la renovación espiritual y humana de Europa... se pone al servicio... para contribuir a la consecución de aquellos fines que procuren un auténtico bienestar material, cultural y espiritual a las naciones".

En las vísperas de la caída del Muro de Berlín, el Papa subrayaba "que si el sustrato religioso de este continente fuese marginado en su papel inspirador de la ética y en su eficacia social, no sólo sería negada toda herencia del pasado europeo, sino también estaría gravemente comprometido un futuro digno del hombre europeo, creyente o no creyente". A estas y otras muchas referencias habría que sumar las ricas alusiones a Europa en la Carta Encíclica Centesimus annus. Y recientemente, con ocasión del XII centenario de la coronación de Carlomagno, afirmaba: que "cada vez que Europa saca de sus raíces cristianas los grandes principios de su visión del mundo, sabe que puede afrontar su futuro con serenidad".

+ Antonio Mª Rouco Varela
Cardenal-Arzobispo de Madrid y Presidente de la C.E.E.


Centrales

El Cardenal Rouco volvió a condenar el terrorismo y habló de la presidencia española de la U.E.

LXXVIII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española

Se ha desarrollado en Madrid la LXXVIII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, en la que ha sido reelegido Presidente de la misma, para el trienio 2002-2005, el Cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela. El cargo de Vicepresidente lo ocupará Monseñor Fernando Sebastián, Arzobispo de Pamplona, que sustituye en el cargo al Cardenal de Barcelona, Ricardo María Carles, mientras que en la Secretaría General continuará el Obispo Auxiliar de Toledo, Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, cuyo mandato no expira hasta abril de 2003.

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero continúa en la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social.

La Plenaria de los obispos españoles comenzaba el lunes a las once de la mañana con el discurso del Presidente. "A nadie se le oculta que la paz, dijo el Cardenal Rouco, en todo el mundo, atraviesa por una situación sumamente delicada. De nuevo se enfrenta a graves amenazas. El Santo Padre advertía que 'la escena internacional continúa estando turbada por preocupantes tensiones'". El Presidente de la Conferencia Episcopal aludió a los conflictos bélicos en numerosos países de África, a la dramática situación en Oriente Medio y a los tiempos difíciles y atribulados por los que pasan algunos países latinoamericanos. En contraposición a estas dificultades puso como ejemplo el encuentro de Asís. También se refirió a la presidencia española de la Unión Europea (ver página 3) .

En su mensaje, Rouco condenó de forma expresa el terrorismo de ETA. "No debe quedar duda alguna en ninguno de nuestros fieles y en la conciencia de cualquier persona mínimamente formada -dijo el Cardenal- de que el terrorismo de ETA, como cualquier otro terrorismo, es "una gravísima inmoralidad", "intrínsecamente perverso" y absolutamente reprobable. No admite colaboración ni justificación alguna, sea del grado y del tipo que sea, explícita o implícita, sociopolítica o cultural; y, por supuesto, ninguna de naturaleza ética y moral. Solamente estaremos en condiciones de eliminar las raíces del terrorismo si nos proponemos sin tardanzas y vacilaciones la regeneración moral y la atención a los niños y jóvenes con una educación cristiana que les conduzca al encuentro con el Dios vivo, que es Amor y plenitud del hombre.

La renovación de los cargos, uno de los puntos centrales de esta plenaria, comenzaba en la mañana del martes con la elección del Presidente y del Vicepresidente, tras un espacio de reflexión y diálogo sobre la actividad y funcionamiento de la CEE en el trienio 1999-2002. Las elecciones iban precedidas, en todos los casos, por una votación de sondeo para la designación de candidatos, a título indicativo.

Otros asuntos

Los Obispos elegían en esta Asamblea a sus representantes en el Congreso Social Conjunto que se celebrará en El Escorial del 12 al 14 de mayo, organizado por la Comisión de Episcopados de países de la Unión Europea (COMECE) y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en las vísperas de la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y de Europa, que tendrá lugar en Madrid con ocasión de la presidencia española de la Unión Europea.

La Subcomisión Episcopal de Universidades presentaba el tema titulado "Decisiones sobre los Institutos Superiores de Ciencias Religiosas" y la Secretaría General de la CEE y la Comisión Episcopal de Pastoral proponían la creación del Departamento de Hermandades, Cofradías y Piedad Popular en el seno de la citada Comisión Episcopal de Pastoral.

Nombramientos

Son miembros natos del comité Ejecutivo el Presidente, el Vicepresidente y el Secretario General de la CEE. Los otros miembros del Comité Ejecutivo, elegidos son:

Cardenal Ricardo Mª Carles Gordó, Arzobispo de Barcelona, Monseñor Elías Yanes Álvarez, Arzobispo de Zaragoza, Monseñor Juan Mª Uriarte Goiricelaya, Obispo de San Sebastián y Monseñor Antonio Dorado Soto, Obispo de Málaga.

Presidentes de Comisiones

Presidente de la Comisión episcopal (C. E.) de Apostolado Seglar: Monseñor Braulio Rodríguez Plaza, Obispo de Salamanca.

Presidente de la C.E. del Clero: Monseñor Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Oviedo.

Presidente de la C.E. para la Doctrina de la Fe: Monseñor Eugenio Romero Pose, Obispo Auxiliar de Madrid.

Presidente de la C.E. de Enseñanza y Catequesis: Monseñor Antonio Cañizares Llovera, Arzobispo de Granada.

Presidente de la C.E. de Liturgia: Monseñor Julián López Martín, Obispo de Ciudad Rodrigo.

Presidente de la C.E. de Medios de Comunicación Social: Monseñor José Sánchez González, Obispo de Sigüenza-Guadalajara.

Presidente de la C.E. de Migraciones: Monseñor Ciriaco Benavente Mateos, Obispo de Coria-Cáceres.

Presidente de la C.E. de Misiones: Monseñor Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla.

Presidente de la Comisión Obispos y Superiores Mayores: Monseñor Luis Gutiérrez Martín, Obispo de Segovia.

Presidente de la C.E. de Pastoral: Monseñor José Vilaplana Blasco, Obispo de Santander.

Presidente de la C.E. de Pastoral Social: Monseñor Juan José Omella Omella, Obispo de Barbastro-Monzón.

Presidente de la C.E. de Patrimonio Cultural: Monseñor Santiago García Aracil, Obispo de Jaén.

Presidente de la C.E. de Relaciones Interconfesionales: Monseñor Ricardo Blázquez Pérez, Obispo de Bilbao.

Presidente de la C.E. de Seminarios y Universidades: Monseñor Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela.

 

Una oportunidad para estrechar lazos con las comunidades hermanas americanas

Este domingo se celebra el "Día de Hispanoamérica

Con el lema "Soy inmigrante... y me acogisteis" se celebra hoy domingo en las diócesis españolas, el Día de Hispanoamérica, una Jornada en la que se recuerda el fuerte vínculo que existe entre las Iglesias hispanoamericanas y la Iglesia española. Esta comunión entre ambas Iglesias se ha ido enriqueciendo con el paso de los años mediante la labor evangelizadora de los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos españoles que mantienen el empuje misionero y el espíritu de solidaridad con las Iglesias de América.

En el Mensaje de la Pontificia Comisión para América Latina para esta Jornada, se hace hincapié en los desafíos que se plantean en España como es la presencia cada vez mayor de miles de inmigrantes hispanoamericanos. Esta creciente inmigración exige una acción pastoral generosa y decidida.

La hospitalidad y acogida cristianas -añade el documento- deben acompañarse de una atención espiritual y sacramental para que éstos se encuentren más integrados en la Iglesia y participen activamente en ella. La presencia de los inmigrantes hispanoamericanos en tierras españolas tiene que asumirse con un espíritu evangelizador.

En el mensaje, se insta a los católicos españoles a que, en el inicio de este nuevo milenio, intensifiquen el compromiso de contribuir a la "globalización de la solidaridad" (Ecclesia in América, 55) y a anunciar a Jesucristo con gozo.

Según el Secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación, actualmente 915 sacerdotes diocesanos españoles se encuentran realizando su labor pastoral en el continente americano, entre los que se encuentran los 13 pertenecientes a Mérida-Badajoz. Además nuestra diócesis cuenta con cuatro misioneras seglares en Brasil, Colombia, República Dominicana y Paraguay. A todo este grupo hay que añadir más de 70 religiosos y religiosas.

Aportaciones económicas

En el pasado año 2001, el total de las aportaciones de las diócesis españolas en la colecta por el Día de Hispanoamérica, supuso una cantidad de 8.910.942 de pesetas.

A las aportaciones de las diócesis españolas hay que añadir la de la Pontificia Comisión para América Latina que fue de 2.677.772 pesetas, y otros donativos, sin especificar, que aportaron 2.130.000 pesetas. La suma de todos estas cantidades ascendió a 13.718.714 pesetas.

Aquellos que quieran participar en la Campaña del Día de Hispanoamérica 2002 pueden hacerlo mediante una transferencia bancaria a la siguiente cuenta de Caja Badajoz 2010/0000/91/0013034504, indicando que es para el Día de Hispanoamérica, ó bien mediante un giro postal a favor de la Delegación Diocesana de Misiones, dirección C/ Obispo san Juan de Ribera, 2- 06002 Badajoz.

 

El voluntariado contribuye y debe seguir contribuyendo a la creación de una cultura globalizada de la solidaridad

Conclusiones del Congreso sobre el Voluntariado que se ha celebrado en Murcia

El pasado día 24 de febrero se clausuraba el Congreso Internacional de Voluntariado "Caridad y Voluntariado en el III Milenio", que se celebraba en Murcia, del 22 al 24 de febrero de 2002. El Consejo Pontificio "Cor Unum" y la Universidad Católica de Murcia han sido las dos instituciones organizadores.

El Congreso, que estuvo presidido por Monseñor Paul Josef Cordes, presidente del mencionado Consejo Pontificio, fue inaugurado por el Arzobispo de Madrid, Monseñor Antonio María Rouco Varela, quien habló en su discurso de apertura sobre "Sentido y alcance del Congreso", donde abordó el estado de la cuestión del voluntariado tomando como referencia histórica los acontecimientos fundamentales de los últimos 50 años. Asimismo, este acto inaugural contó con los saludos institucionales del obispo de la Diócesis de Cartagena y Gran Canciller de la Universidad Católica de Murcia, Monseñor Manuel Ureña y el Presidente de la Universidad Católica de Murcia, don José Luis Mendoza Pérez.

El viernes, día 22, el tema tratado fue "Historia de la actividad social y del voluntariado", en el que diferentes especialistas hablaron sobre la evolución histórica del voluntariado desde el siglo I. Ese mismo día, por la tarde, el tema fue "Globalización y situación actual del voluntariado".

El sábado el tema de la mañana fue "Identidad y formación del voluntariado". Por la tarde, centró el trabajo la mesa redonda titulada "Grandes asociaciones del voluntariado".

El domingo, 24, último día del congreso, a primera hora de la mañana, se expusieron los testimonios de representantes de la Iglesia Católica en la India, del Voluntariado Universitario de México y Perú, de Cáritas El Líbano, del Voluntariado Cristiano de Madagascar y del Voluntariado Anti-sida.

Conclusiones

Tras los testimonios se leyeron las conclusiones de este Congreso, donde se resaltó sobre todo el papel de los jóvenes en el gran desarrollo del voluntariado, así como el valor de la gratuidad como permanente testimonio para el mundo, a pesar de las injusticias que, a veces, empañan la labor del voluntariado.

SIC

 


Información diocesana

Los Misioneros Oblatos celebran sus más de cuarenta años en Badajoz

Presidieron los actos su Provincial y el vicario general de la diócesis

En 1958 se instalaban en Badajoz los Misioneros Oblatos de María Inmaculada. Su destino fue la barriada del Gurugú, en una capilla construida años antes por el párroco de San Fernándo. Tras su llegada, este templo pasó a ser la cabeza de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción.

La historia de estos más de 40 años se ha celebrado el pasado domingo con una conferencia, donde se resumió brevemente la tarea realizada por los Oblatos en estos años, una eucaristía, presidida por el Provincial de los Oblatos y concelebrada por el Vicario General, don Amadeo Rodríguez y por los Misioneros Oblatos que han pasado por esta parroquia en estos años así como por los que actualmente prestan sus servicios en ella, y la proyección de un video sobre la presencia de los Misioneros Oblatos en nuestro país.

Esta celebración encaja en un proceso de evaluación, a nivel general y universal, la misión que los Oblatos realizan en más de 70 países. Este programa de evaluación lleva como lema "Una inmensa esperanza", bajo el que se pretende revisar la vocación misionera y abordar las urgencias de la sociedad y de la Iglesia.

 

 

Animadores de jóvenes reflexionan sobre la oración

El pasado fin de semana se ha celebrado un encuentro de animadores juveniles en el arciprestazgo de Villanueva de la Serena. El lugar elegido fue la Ermita de la Virgen de la Antigua en la localidad de la Haba, y a él han asistido alrededor de veinte animadores de este arciprestazgo.

El lema de este encuentro fue "Enséñanos a orar" y toda la temática se centró en torno a la oración del animador, la necesidad de ésta en la vida de fe, y sobre cómo introducir este valioso elemento en los grupos juveniles.

El referido Encuentro forma parte de la programación que, para este curso pastoral 2001-2002, ha realizado el Equipo Arciprestal de Pastoral de Jóvenes, que ya tiene previstas otras actividades para los proximos meses.

 

Curso de Cáritas sobre prevención de drogodependencias

En los pasados días 15 al 17 de febrero se ha celebrado en la casa de oración de Villagonzalo un curso sobre prevención de drogodependencias, organizado por el Programa de formación de Cáritas Diocesana.

En este curso han participado 50 voluntarios procedentes de diferentes Cáritas parroquiales, así como de Proyecto Vida, Pisos de Acogida y Centros de Transeúntes.

El contenido formativo de este Encuentro corrió a cargo de los trabajadores, terapeutas y algunos Hermanos Maristas, que participan en el Proyecto Vida, posibilitando así que la reflexión y la profundización partiesen del mismo hecho experiencial.

 

El Colegio de los Salesianos de Badajoz estrena sitio web

El colegio "Ramón Izquierdo", que los Salesianos tienen en Badajoz, acaba de estrenar su sitio web, donde ofrecen todo tipo de servicios relaccionados con la propia comunidad educativa (claustro de profesores, proyecto educativo...). Además, este sitio contiene información sobre la vida de la parroquia que los salesianos atienden, sobre la Asociación de Antiguos Alumnos, o el movimiento juvenil "Cristo Vive".

La dirección es http://www.salesianosbadajoz.cjb.net

 

 

I Encuentro interdiocesano de animadores de Jóvenes de Acción Católica

El pasado 16 de febrero se celebró, en la Casa de Espiritualidad del Pago de San Clemente (Trujillo), el primer encuentro interdiocesano de animadores y consiliarios del Movimiento de Jóvenes de Acción Católica (MJAC). En este encuentro participaron cerca de 25 personas, que estuvieron acompañadas por el Consiliario Nacional del MJAC, don Fernándo Urdiola, quien no dudó en calificar este primer encuentro como hecho histórico para la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz.

Al ser la primera vez que se realizaba, el evento tenía un doble objetivo, por un lado el conocimiento mutuo y compartir experiencias, para lo que se trabajó por grupos donde se dialogó sobre las dificultades -y las soluciones a ellas- que cada uno tenía. Por otro lado, los animadores y consiliarios coincidieron, tras un análisis, en señalar que el MJAC es una respuesta válida para la realidad juvenil extremeña.

Entre los frutos de este Encuentro, que fue valorado muy positivamente por los asistentes, se encuentran una convivencia interdiocesana del MJAC para julio y un próximo encuentro de animadores y consiliarios.

 

Más de cien personas participan en el Retiro arciprestal de Zalamea de la Serena con motivo de la Cuaresma

El pasado domingo, día 24, el arciprestazgo de Zalamea de la Serena celebró un retiro cuaresmal al que fueron convocadas todas las parroquias de dicho arciprestazgo. El lugar elegido fue la casa de la iglesia de Docenario y a esta actividad asistieron más de 100 personas, entre sacerdotes, religiosas y laicos, estos últimos en su mayoría catequistas.

Fue don Francisco Maya Maya, Vicario de Evangelización, el encargado de acompañar a los asistentes en su reflexión y oración. En una primera meditación, don Francisco habló de la necesidad de la coversión, teniendo como telón de fondo la parábola del "Hijo mayor". A continuación, una charla sobre "Cómo evangelizar en nuestro pueblo. Un montaje audiovisual sobre la cuaresma y la Eucaristía, pusieron punto final al Retiro.

 


Al paso de Dios

Confesar y comulgar

No tengo ninguna duda de que los que entren con profundidad en este tiempo de gracia, que es la cuaresma, van a recibir el don de la conversión, el que cambia al hombre viejo, triste y sin grandes esperanzas (o con esperanzas equivocadas), en hombre que emprende la ruta de la felicidad y la libertad.

Ese maravilloso intercambio se produce por la intervención de la Iglesia, que hace de intermediaria entre Dios, que busca, llama y clama, y los seres humanos, que oímos su voz. Es en las acciones de la Iglesia donde Dios pronuncia sus palabras y realiza sus obras salvadoras y donde nosotros acogemos y respondemos ­según el nivel de atención- poniéndonos en sus manos y dejando que haga su voluntad.

Hay un momento imprescindible en esa relación entre Dios y el hombre, que naturalmente se realiza por su Hijo y en el Espíritu: el Sacramento de la Reconciliación. Hacia ese encuentro se encaminan nuestros pasos en la cuaresma y en él culmina todo el recorrido de vuelta a Dios. Esos minutos de gracia entre nuestro Padre y nosotros ­con la mediación del sacerdote- son para Dios lugar y tiempo de un derroche de amor y para los cristianos un espacio de reencuentro con nuestra libertad, nuestra dignidad, y un tiempo para la alegría del perdón. Confesar y comulgar por pascua florida sigue siendo necesario para que se verifique nuestra vuelta al Amor, aunque ésta sea aún pequeña y tímida.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el III Domingo de Cuaresma

Palabra de Dios

 

Libro del Éxodo 17, 3-7

En aquellos días, el pueblo, torturado por la sed, murmuró contra Moisés: ¿Nos has hecho salir de Egipto para hacernos morir de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?

Clamó Moisés al Señor y dijo: ¿Qué puedo hacer con este pueblo? Poco falta para que me apedreen. Respondió el Señor a Moisés: Preséntate al pueblo llevando contigo alguno de los ancianos de Israel; lleva también en tu mano el cayado con que golpeaste el río y vete, que allí estaré yo ante ti, sobre la peña en Horeb; golpearás la peña y saldrá de ella agua para que beba el pueblo.

Moisés hizo así a la vista de los ancianos de Israel. Y puso por nombre a aquel lugar Massá y Meribá, por la reyerta de los hijos de Israel y porque habían tentado al señor diciendo: ¿Está o no el Señor en medio de nosotros?

 

Salmo 94, 1-2. 6-7. 8-9

R. Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor:
"No endurezcáis vuestro corazón".

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

 

2Carta de san Pablo a los Romanos 5, 1-2. 5-8

Hermanos:

Ya que henmos reciobido la justificación de la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo. Por él hemos obtenido con la fe el acceso a esta gracia en que estamos: y nmos gloriamos, apoyados en la esperazna de alcanzar la gloria de Dios.

Y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuetsros corazones con el Espíritu San to que se nos ha dado.

En efecto, cuando todavía estábamos sin fuerzas, en el tiempo señalado. Cristo murió por los impíos; en verdad, apenas habrá quien muera por un justo; por un hombre de bien tal vez se atrevería uno a morir; más la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros pecadores, murió por nosotros.

 

Evangelio según san Juan 4, 5-42

En aquel tiempo, llegó Jesús a un pueblo de Samaría llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José: allí estaba el manantial de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al manantial. Era alrededor del mediodía.

Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice:

- Dame de beber. (Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida).

La samaritana le dice:

- ¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana? (Porque los judíos no se tratan con los samaritanos).

Jesús le contestó:

- Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.

La mujer le dice:

- Señor, si no tienes cubo y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas el agua viva?, ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo y de él bebieron él y sus hijos con sus ganados?

Jesús le contesta:

- El que beba de este agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed; el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta vida la eterna.

La mujer le dice:

- Señor, dame esa agua; así no tendré más sed , ni tendré que venir aquí a sacarla.

Él le dice:

- Anda llama a tu marido y vuelve.

La mujer le contesta:

- No tengo marido.

Jesús le dice:

- Tienes razón, que no tienes marido; has tenido ya cinco y el de ahora no es tu marido. En eso has dicho la verdad.

La mujer le dice:

- Señor veo que tú eres un profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte , y vosotros decís que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén.

Jesús le dice:

- Créeme, mujer: se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén daréis culto al Padre. Vosotros dais culto a uno que no conocéis; nosotros adoramos a uno que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero se acerca la hora , ya está aquí, en que los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre desea que le den culto así: Dios es espíritu, y los que le dan culto deben hacerlo en espíritu y verdad.

La mujer le dice:

- Sé que va a venir el Mesías, el Cristo; cuando venga Él nos lo dirá todo.

Jesús le dice:

- Soy yo: el que habla contigo. (...)

En aquel pueblo muchos samaritanos creyeron en Él por el testimonio que había dado la mujer: "Me ha dicho todo lo que he hecho" (...). Todavía creyeron muchos más por su predicación [de Jesús] y decían a la mujer: Ya no creemos por lo que tú dices, nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que Él es en verdad el salvador del mundo.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

4, lunes: Re 5, 1-15a; Lc 4, 24-30.
5, martes: Dn 3, 25. 34-43; Mt 18, 21-35.
6, miércoles: Dt 4, 1. 5-9; Mt 5, 17-19.
7, jueves: Jr 7, 23-28; Lc 11, 14-23.
8, viernes: Os 14, 2-10; Mc 12, 28b-34.
9, sábado: Os 6, 1-6; Lc 18, 9-14.
10, domingo: s 16, 1b. 6-7. 10-13a; Ef 5, 8-14; Jn 9, 1-41.

 

Comentario litúrgico

Morir de sed

Con este domingo comenzamos la cuaresma catecumenal en la que brillan, con luz espléndida, las tres lecturas evangélicas tomadas de San Juan y que presentan, con distintos símbolos, la salvación que ofrece Cristo a todo hombre que se acerca a Él.

La primera lectura de hoy nos mete de bruces en el simbolismo que usa San Juan para ayudarnos a descubrir un poco más a Cristo. La situación era caótica: todo un pueblo, con niños, mujeres y ancianos, en medio de un desierto hostil se cree abandonado de la mano de Dios y brota la queja "¿Nos has hecho salir de Egipto para hacernos morir de sed?".

Esa amenaza de morir de sed revoletea por la página del evangelio, no ya en un sentido físico, sino existencial. La Samaritana se acerca al pozo porque necesita el agua; Jesús, al ver el chorro de agua que llena el cántaro de la mujer, hace una petición, que en el calvario se hará estremecedora: "Dame de beber, tengo sed".

Antes de seguir adelante, reconoce amigo, que hay mucha sed en nuestra propia existencia: nuestras limitaciones personales para conseguir un grado tolerable de felicidad a diario y nuestra conciencia de cristianos insatisfechos de nuestra poca fe están cavando un foso en nuestras posibilidades de felicidad que las vacía de contenido tanto humano como divino.

Con el evangelio en la mano, acerquémonos al costado herido de Cristo y, como en la roca de Horeb, bebamos una vez más del agua viva que nos ofreció en nuestro bautismo y tanta veces brota en la Palabra y en la Eucaristía para fortalecer nuestro ser y aplacar la sed que mana de nuestra vocación de infinito que sólo puede saciar Él.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

6 de marzo: san Fridolino (+ 540)

A un misionero de la Europa del s. VI, muy venerado en Alsacia, Suiza y Alemania, se le hace patrón del buen tiempo, de las cosechas, protector contra las inundaciones, abogado para evitar los incendios, garante en caso de epidemias ganaderas y super agente ante el Señor cuando enferman los niños. ¡Caramba!. ¿Me quieren explicar ustedes como no va a estar centroeuropa mucho más avanzada que nosotros?. Está visto que quien no tiene padrinos no se bautiza, incluso en el cielo celestial. Así ya se puede... con un santo tan eficaz no es extraño un desmesurado progreso lleno de grandes cosechas y buena salud...

Bromas aparte, la vieja Europa ha tenido figuras de una luminosidad tan completa, que su resplandor todavía se proyecta sobre la actualidad. Los monjes misioneros en el ocaso de la Edad Antigua construyeron una civilización basada en los principios de la vida sobrenatural y de la natural dignidad del ser humano.

La civilización europea debe a sus raices monásticas no sólo su gastronomía o el cultivo de sus vides, sino también sus jornadas de ocho horas y su calendario anual, junto a sus usos ganaderos o su práctica de la enfermería. Por si todo esto fuera poco, los planes de estudio, las bibliotecas y la transmisión de la literatura clásica, son obra de los monasterios.

Es incalculable la cantidad y calidad de saberes y sabores que debemos a los monjes, cuyo ardor bien podría servirnos de ejemplo en la nueva evangelización: hacer el bien, bien hecho. No hay mejor impulso evangelizador.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

4, lunes: Casimiro, Apiano, Basino, Focio, Arquelao, Quirino.
5, martes: Adriano, Gerásimo, Kierano, Virgilio, Juan J. de la Cruz.
6,miércoles: Ciriaco, Julián, Marciano, Colecta Boylet, Evagrio.
7, jueves: Perpetua y Felicidad, Basilio, Eugenio, Pablo el Simple.
8, viernes: Juan de Dios, Apolonio y Filemón, Poncio, Veremundo.
9, sábado: Francisca Romana, Bruno, Domingo Savio, Paciano.
10, domingo: Flavia, Domitila, Domiciano, Rosa Venerini.

 


Contraportada

Hay que distinguir entre el Islam fundamental y el Islam fundamentalista

Emilio Galindo Aguilar, Padre Blanco y experto en Islam

Determinados acontecimientos mundiales y algunas noticias surgidas en España en los últimos días, han hecho surgir interrogantes sobre el mundo islámico. El padre blanco, Emilio Galindo Aguilar es uno de los grandes conocedores en España de la religión y la cultura musulmana. Este religioso es doctor en filosofía y profesor de Ciencias de las religiones en la Universidad de Comillas. Ha trabajado como misionero en países como Túnez, Argelia, Níger y Alto Volta y en 1969 fundó el Centro Islamo-Cristiano Darek-Nyumba. Esta semana ha hablado del Islám y el Cristianismo en Badajoz; el martes por la mañana lo hizo en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura donde impartió una conferencia bajo el título "¿Y si el Islám fuera otra cosa?", por la tarde hablóen la Casa de la Iglesia sobre "Islamismo y Cristianismo: puntos de encuentro".

- La religión musulmana y la cultura islámica parecen estar de actualidad en todo el mundo después del atentado de las Torres Gemelas.

- Sí, realmente yo estoy todavía recibiendo los cascotes de las Torres Gemelas porque me han llevado por toda España dando conferencias sobre el Islám y publicando artículos en revistas. Ha sido un impacto manipulado. El mundo no ha nacido después de los atentados, ni la civilización, ni la cultura. Ha habido acontecimientos más importantes, lo que pasa es que esta vez ese golpe criminal le ha tocado a los que dominan el mundo sufrir lo que millones de seres sufren a diario a causa de una injusticia que se viene cometiendo contra los más pobres.

Inmigración musulmana

- España se está convirtiendo en un país receptor de inmigración y entre esos inmigrantes hay muchos musulmanes. La diferenciación cultural está empezando a generar problemas, ¿por dónde va a ir esto?

- Antes el Islam estaba lejos, ahora ya no hay fronteras para las religiones y la convivencia en el ágora de la modernidad se hace obligada. Todo esto nos obliga a un cambio de mentalidad. Yo creo que deberiamos saber recibirlos como hermanos que son, como creyentes del único Dios. Tenemos que leer el Concilio y saber dialogar. Cuando uno lee a san Juan de la Cruz, a santa Teresa o a otros místicos del crisitianismo, nos encontramos muy cerca porque la experiencia de Dios no es diferente.

- Sin embargo se están originando problemas con las niñas que se niegan a quitarse el velo en los colegios, las que se niegan a asistir a clases de gimnasia... ¿Es cierto que otros países europeos como Francia o Alemania ya han pasado por ahí?

- A nosotros nos llega la cuestión un poco más tarde. El hecho de que una niña lleve un pañuelo cubriéndole la cabeza no es una agresión al cristianismo, es un fenómeno cultural. Yo creo que no hay que exagerar y no hay que llenar páginas con este asunto.

Problema integrista

- Quizás el problema es la imagen de radicalismo que proyectan los medios de comunicación de la cultura islamica. ¿Qué peso tienen las corrientes integristas en el conjunto de los pueblos musulmanes?

- Hay que hacer una distinción fundamental, que es lo que no se hace. Cuando se habla del Islam, tendremos que preguntarnos de qué Islam se habla para comprender donde estamos. Hay un Islam fundamental que arranca de la experiencia profunda de Dios. El Islam tiene una colección de místicos comparable a cualquier otra religión. Junto al Islam fundamental está el fundamentalista, que es el mismo pero en el que el hombre ha metido mano con una interpretación muy determinada de la revelación, una revelación en la que ya el hombre no interviene, el texto del Corán es totalmente divino, es increado. Con esa interpretación no cabe una adaptación ni una interpretación de nada, se coje al pie de la letra.

Los fundamentalistas ni siquiera son musulmanes conservadores como muchos piensan. Son facistoides dispuestos a lo que sea y donde haya violencia no hay Dios, los que hablan de guerra santa están manipulando a Dios y se están engañando.

Musulmanes en Europa

- Uno de sus libros es "El Islam a finales del siglo XX". ¿Cómo es el Islam a principios del siglo XXI, sobre todo en relación a nuestra sociedad?

- Actualmente hay doce millones de musulmanes en Europa sin contar los orientales. Los españoles tenemos todavía hoy la Reconquista en la cabeza. El Islam, y el cristianismo del siglo XXI serán los del diálogo verdadero, de la tolerancia verdadera.

El Islam no ha hecho un análisis crítico del Corán, yo conozco, no obstante, bastantes pensadores que están haciendo este trabajo; todavía es difícil plantear esto en público plenamente porque existe una especie de poder político-religioso que tiene el Islam todavía, que no es islámico, es una invención de califas que se rodearon de teólogos, como lo hicimos nosotros.

Juan José Montes

 



 

Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com



Return to Camino >