Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 522. 21 de marzo de 2004

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes


Portada

Juan Pablo II la beatificará en la Plaza de San Pedro

Matilde Téllez Robles, una monja extremeña que este domingo sube a los altares

Juan Pablo II beatifica este domingo a la Madre Matilde Téllez, monja extremeña fundadora de las Hijas de María Madre de la Iglesia.

La Madre Matilde del Sagrado Corazón Téllez Robles, nació en Robledillo de la Vera, provincia de Cáceres y entrelazó en su vida contemplación y apostolado, entregando su vida a la asistencia de los más necesitados, en particular los enfermos.

La Madre Matilde falleció el 17 de Diciembre de 1902 en Don Benito. En 1975 se introduce su Causa de Beatificación que culmina este domingo en la Plaza de San Pedro de Roma.

La Congregación sigue creciendo. La obra y el mensaje de Matilde ya son universales: Colombia, España, Italia, México, Perú, Portugal y Venezuela.

Su persona, su mensaje, sus gestos y palabras permanecen. Son muchos los que se acercan a ella buscando su protección e intercesión.


Editorial

En beneficio de todos

Cuando la campaña electoral se encaminaba al cierre, echadas las llaves sobre los pronósticos demoscópicos favorables al Partido Popular, un atentado terrorista sin precedentes en nuestro país vino a destrozar la vida de más de 200 personas y cientos de familias con ellos. Una de las consecuencias de esta barbaridad por la que lloraremos mucho tiempo fue el giro electoral sobre lo que todos los pronósticos aventuraban.

El Partido Socialista se alzó con el triunfo, una victoria agridulce. Primero, y principalmente, por el luto de todo un país, y segundo porque las matemáticas parlamentarias hablan de necesidad de apoyos como le ocurrió al Partido Popular en 1996. Ello debe llevar necesariamente a la moderación y al diálogo con sentido institucional en beneficio de todos, por encima de imposiciones ideológicas que separen o dividan. Tanto el PP en la retirada, como el PSOE en el desembarco, están dando muestras de una sensatez plausible. En esta coyuntura sentimental y real se impone la razón y el sentido común para no gobernar en contra de nadie sino en beneficio de todos.

Como señala la nota de felicitación enviada por el Presidente de la Conferencia Episcopal Española (C.E.E), Cardenal Antonio María Rouco, al Secretario General socialista, Rodríguez Zapatero, "el pueblo español, en un momento doloroso y delicado, le ha encomendado a usted altas responsabilidades, cuyo empeño demanda clarividencia y energía particulares"... La Iglesia española "ora siempre por los gobernantes, sin distinción alguna". El Presidente la C.E.E ha reiterado la disposición personal y de la Conferencia Episcopal para colaborar sinceramente con las autoridades legítimas del Estado en orden al mejor servicio del bien común, que incluye a los católicos y a todos los españoles". Esperamos que la buena disposición de todos de buenos frutos.


Carta del Arzobispo

Las víctimas nos hacen más buenos

Homilía de Don Antonio en el funeral por los fallecidos en el atentado de Madrid

Venimos a esta Iglesia Catedral a llorar y rezar juntos, en amor y fraternidad para con las casi 200 personas muertas, quinientos heridos de suma o seria gravedad, e incontables familiares, víctimas todos ellos del más atroz, infamante y destructivo de los atentados terroristas cometidos en España. Ocurrió, como sabéis, ayer mañana, en varias estaciones ferroviarias de las cercanías de Madrid. La tragedia, que golpea tan fieramente a los afectados más directos, ha provocado el dolor, la indignación y la solidaridad de todas las personas bien nacidas de dentro y de fuera de las fronteras españolas.

Nos sobrecoge y estremece, ante un crimen de tal magnitud, la perversidad deshumanizada de sus autores, que vierten su odio sobre un grupo humano de honrados trabajadores, de jóvenes estudiantes, de humildes inmigrantes, de gentes inocentes y anónimas. ¡Qué abismo de maldad, qué dureza de corazón, Señor, en quienes maquinan o ejecutan unos actos tan aberrantes! ¿Qué ofensa más grave puede hacerse a Dios nuestro Padre, autor y señor de la vida, y a miles de seres humanos de tan alta dignidad y, en este caso, de tan clamorosa inocencia? ¿Qué cabe sentir o hacer, queridos hermanos, además de la repulsa total de los crímenes y del apoyo total a las víctimas, que lo son, en grado sumo, los muertos, los supervivientes y las familias, que son padres, hijos, esposos, hermanos, de los tan cruelmente asesinados?

El odio y la venganza contra gentes tan malvadas, que nos llevaría, a ser posible, a su linchamiento inmediato, no es, por supuesto, recomendable; no sería admisible, ni desde la legalidad, ni desde la ética, ni desde el Evangelio. El rencor fermentado que pudre el corazón y nos destruye por dentro para siempre, sería, además, otorgar a los terroristas el privilegio siniestro del doble asesinato: de la vida de unos y la esperanza de todos. ¡Que actúe con toda contundencia el Estado de derecho, los poderes constituídos, la colaboración de toda la sociedad con las fuerzas del Orden! Pero sobre todo, hermanos, busquemos cada cual en el propio corazón los mejores sentimientos, actitudes y acciones. ¡Todos contra el terrorismo! ¡Todos con sus víctimas! ¡Nadie en colaboración directa o indirecta con quienes lo practican!

Vale aquí la preciosa consigna de San Pablo: "No te dejes vencer por el mal, antes bien, vence al mal con el bien" (Rom 12, 21). Y, no digamos la profunda advertencia de Jesús: "Del corazón nacen las intenciones malas, asesinatos, adulterios, fornicación, robos, falsos testimonios, injurias. Eso es lo que contamina al hombre" (Mt 15, 18-20).

Hermanos, ayer y hoy, dentro y fuera de Madrid, en medio del espanto y de la desolación, se produjeron pequeñas y grandes victorias del bien sobre el mal. Todo lo que hemos conocido tiene ese sabor: se superaron todos los records y necesidades en la donación de sangre; se habilitó en el inmenso tanatorio de IFEMA un centro de acogida para los familiares, asistidos por voluntarios experimentados en el tratamiento personal para estos trances; sobreabundaron las colaboraciones heróicas y espontáneas en la retirada de heridos y de víctimas mortales, en los trenes de las explosiones y en los andenes ferroviarios; funcionaron a tope y a tiempo todos los servicios humanitarios y sanitarios; fue admirable y ejemplar la cobertura del acontecimiento por la Radio y la Televisión.

Y a otros niveles, fue también elevado y constructivo el acuerdo unánime de los partidos políticos de suprimir inmediatamente la Campaña electoral, identificados todos con la magnitud de la tragedia, y en los sentimientos solidarios y la repulsa total del terrorismo. Confortante también el Acuerdo del Parlamento Europeo de declarar en adelante en Europa "Día contra el terrorismo" la fecha del 11-III. Y, para terminar, como anécdota, la buena disposición del Gobierno para identificar a los inmigrantes muertos o heridos que no tuvieran sus papeles en regla, y darles en todo el mismo trato que si los tuvieran.

Paradójicamente, el terrorismo, si algo consiguiera, debería ser hacernos más buenos y más unidos a todos. Y ojalá también que estas actitudes cobren carta de naturaleza en nuestra vida ordinaria. En esta visión y voluntad se sitúan esta misa funeral, así como los cultos religiosos que se celebrarán esta tarde en las parroquias de nuestra diócesis. Hemos venido a rezar.

Somos conscientes de que nuestra fe en la vida eterna y en la comunión de los santos nos garantiza que la oración cristiana sube, como el incienso, hasta el trono de Dios, por los vivos y por los difuntos, e incrementa, por los méritos de Jesucristo, el caudal de gracia que El tiene reservado para sus hijos; y más, cuando se ciernen sobre ellos desgracias tan abominables. Sabemos que estos sufragios benefician a los que nos dejaron, consuelan y fortalecen a los que quedamos. Nunca, como en estos trances, experimentamos todos la riqueza misteriosa de la fe. La muerte redentora de Jesús y su resurrección gloriosa son para nosotros la clave luminosa y esperanza de nuestro destino, en este mundo y en el otro.

Con estos mismos sentimientos, acudiré esta tarde, Dios mediante, a la pacífica concentración ciudadana, convocada conjuntamente por todas las formaciones políticas para todos los vecinos de la ciudad.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Las condolencias del Papa

1. La página evangélica que nos propone la liturgia en este domingo hace referencia a dos trágicos hechos de las crónicas del tiempo de Jesús: la cruenta represión de una revuelta y el derrumbe de la torre de Siloé sobre una muchedumbre (Cf. Lucas 13,1-9). Nos hace pensar en la actualidad de nuestros días, marcados por desgracia por repetidas noticias de violencia y de muerte.

El jueves pasado tuvo lugar el dramático atentado en Madrid, que ha provocado doscientas víctimas y ha provocado más de mil heridos. El horrendo crimen ha conmocionado a la opinión pública mundial. Ante tanta barbaridad, uno se queda profundamente trastornado, y se pregunta cómo es posible que el espíritu humano pueda llegar a concebir felonías tan execrables.

2. Al confirmar la absoluta condena de semejantes actos injustificables, expreso una vez más mi participación en el dolor de los familiares de las víctimas y mi cercanía en la oración a los heridos y a sus seres queridos.

Ha tenido un eco conmovido en todo el mundo el testimonio conjunto de solidaridad que se levantó de todas las partes de España el viernes pasado, con la participación de las autoridades políticas de toda Europa.

Apoyándose en la contribución armónica de todas las fuerzas sanas del continente, es posible mirar hacia delante con confianza y esperar en un futuro mejor. En particular aquellos que creen en Dios, Creador y Padre, deben sentirse comprometidos a trabajar por la edificación de un mundo más fraterno y solidario, a pesar de las dificultades y obstáculos que pueden encontrarse en este camino obligado e inaplazable.

3. En las manos maternales de María, Virgen de la misericordia, ponemos de manera particular a las víctimas del terrible atentado terrorista de Madrid. Le pedimos que proteja y vele por la querida nación española, por Europa y por el mundo entero. (Zenit)


Centrales

El Papa beatifica este domingo a la religiosa extremeña Matilde Robles

Nació en Robledillo de la Vera, Cáceres, y fundó a las Hijas de María Madre de la Iglesia

El Papa Juan Pablo II beatificará este domingo a la Madre Matilde del Sagrado Corazón Téllez Robles, fundadora de la Congregación de las Hijas de María Madre de la Iglesia.

La Matilde Téllez Robles nació en Robledillo de la Vera, Cáceres, el 30 de Mayo de 1841. Allí transcurren sus primeros años, los primeros aprendizajes y las primeras oraciones recitadas con su madre. Doña Basilea inculcará en su hija un profundo espíritu de oración y una atenta escucha hacia las necesidades de los demás.

Don Félix, su padre, que era notario, tiene que someterse a continuos traslados. Matilde aprende pronto que la vida tiene mucho de camino, que no hay destinos definitivos y que conviene ir ligera de equipaje.

En 1851 la familia se traslada a Béjar. En esta ciudad industrial descubre Matilde sus dos grandes amores: Jesús Eucaristía y los pobres. Su intuición le lleva a unir la adoración al Sacramento y el servicio a los hermanos. Dedica grandes espacios de tiempo a la oración y vive en total disponibilidad a las necesidades de los demás. Sus predilectos, aquellos a los que dedica su tiempo y su preocupación, son los más débiles y pobres: acoge a niñas huérfanas, atiende a enfermos, instruye a las clases sociales más desfavorecidas, impulsa la promoción de la mujer

El día de San José

De María, su Madre y Maestra, aprende la escucha atenta del discípulo y la entrega incondicional. Este es el sueño de Matilde: hogares donde, como en Nazaret, se viva en sencillez y humildad, en pobreza y fraternidad, confiando siempre en Dios.

El 19 de Marzo de 1875 en amor y por amor, junto a María Briz Manzano, funda la Congregación de "Amantes de Jesús e Hijas de María Inmaculada". Desde 1965 "Hijas de María Madre de la Iglesia".

En absoluta pobreza comienzan un camino de servicio y entrega en el que no faltarán las pruebas. En Marzo de 1879 llegan a Don Benito, donde establecen el noviciado. Allí la Madre Matilde pasará los veintitrés últimos años de su vida. En 1885 la tragedia recuerda la fragilidad de la vida, una fuerte epidemia de cólera trucó vidas, sueños y esperanzas. Se declara la cuarentena. Las Amantes de Jesús, valientes y decididas, atienden a los enfermos. El 16 de Julio muere María Briz. La muerte misma vino a dar más vida, porque ese mismo día se le concede la Aprobación Diocesana al Instituto.

A este camino de Evangelio se unen nuevas jóvenes. La Congregación se va extendiendo. En cada nueva casa el Sagrario será el centro y las puertas estarán siempre abiertas a todas las necesidades.

El 17 de Diciembre de 1902, en Don Benito, va al encuentro del que siempre fue su amor. Ni la misma muerte pudo detener a la que con total convicción pasó su vida diciendo: "Sea toda nuestra vida un acto de amor". En 1975 se introduce su Causa de Beatificación.

Actualmente

La Congregación sigue creciendo. La obra y el mensaje de Matilde ya son universales: Colombia, España, Italia, México, Perú, Portugal y Venezuela.

Su persona, su mensaje, sus gestos y palabras permanecen. Son muchos los que se acercan a ella buscando su protección e intercesión.

Madre Matilde y el postulador de su causa

El postulador de la causa de beatificación de la Madre Matilde es el padre Antonio Sáez de Albéniz, quien asegura que en ella la contemplación y la acción no van separadas, sino que son concomitantes.

- ¿Qué movió a Matilde Téllez Robles a fundar la Congregación de las Hijas de María Madre de la Iglesia?

-Padre Antonio Sáez de Albéniz. Siendo presidenta de las Hijas de María, tenía algunas amigas que buscaban ir más lejos en el seguimiento de Jesús. Después de mucho hablar y consultar, decidieron que iban a constituirse en asociación religiosa que llamaron &laqno;Amantes de Jesús e Hijas de María Inmaculada». Pero el día señalado para empezar la vida en común, todo el grupo, con una sola excepción, se echó atrás. Sólo María Briz acompañó a Matilde. En una humilde y reducida casita comenzaron su vida en común y su apostolado con los enfermos, huérfanas, etc. No tardaron en trasladarse a Don Benito, donde el Instituto comenzó a extenderse y en vida de Matilde llegó a tener ocho casas. Con ocasión de la peste que se declaró en Don Benito, las Hermanas dieron su medida heroica, hasta el punto que la primera compañera de Matilde, María Briz, contagiada del mal en la asistencia a los enfermos, murió dejando un halo de buen recuerdo y de heroicidad.

-¿Cómo funde la vivencia eucarística con la atención a los más necesitados?

-P. Antonio Sáez de Albéniz. Cuando Matilde salía a la calle para asistir a los enfermos o a cualquier otro trabajo de apostolado llevaba la sonrisa y el amor que había recibido ante el Sagrario; y al volver a casa iba a la capilla a dar cuenta a Jesús de lo que había hecho y expansionarse en requiebros de amor y de agradecimiento. Su vida estaba verdaderamente "unificada".

-¿Qué rasgos marianos imprimieron la vida de la madre Matilde y la fundación que llevó a cabo?

-P. Antonio Sáez de Albéniz: Desde muy niña aprendió a amar a María. En su familia se rezaba y honraba continuamente a la Madre de Dios. En su juventud ya he mencionado que fue presidenta de las Hijas de María. Pero no sabría yo decir si fue María quien la llevó al Sagrario, o fue el Sagrario el que le hizo comprender el lugar único que María tiene en la historia de la salvación. El hecho es que ella supo unir sus dos devociones de manera admirable. "María me acompaña a todas horas y no cesa de recordarme un sagrario", escribió alguna vez. Y también: "Madre mía, ámale con tu corazón por el mío... Cobija mi inutilidad delante de Jesús Sacramentado".

Para Matilde, María era Madre, Maestra, Guía y Confidente. Amaba ponerse ante la imagen de la Virgen y contarle todas sus cosas, sus preocupaciones, su amor por Jesús... (Zenit)

 

Padre Víctor, Capellán del Gregorio Marañón:

"Mucha gente daba gracias en la capilla al enterarse que su familiar estaba vivo"

El personal sanitario y los capellanes del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, acogieron a 350 víctimas del atentado terrorista de Madrid, que ha costado la vida a 200 personas y ha dejado heridas a más de 1.400.

El padre Víctor ha relatado a la agencia Veritas lo duro que fue "tener que acompañar a gente que en ese momento no tenía ninguna información o que esperaba saber si su familiar salvaría o no la vida". "En esta situación, se trataba de aportar algo de serenidad y esperanza en medio de la sinrazón, se trataba de acompañar y escuchar", añade.

Como recuerda el sacerdote, entre los centenares de víctimas que recibió el Gregorio Marañón, había "desde gente con cortes que podía volver a las pocas horas a casa, hasta otra en estado de extrema gravedad".

Los capellanes que querían estar "al lado de la gente, acompañando", se vieron desbordados, aunque recibieron el ofrecimiento de ayuda de capellanes de otros hospitales privados de Madrid. El padre Víctor tiene un recuerdo para el capellán del Hospital del Niño Jesús, al que "le pilló una de las bombas y que posiblemente perderá un brazo".

Según este sacerdote, pasado el primer momento, la situación más complicada se produjo en torno a las 11,30 de la mañana, con "la avalancha de familiares que llegaba al Hospital en busca de noticias".

Entonces se habilitó "el aula magna del pabellón de docencia que está justo enfrente de urgencias, donde los psicólogos y el personal sanitario ayudaban a las familias; cada veinte minutos se leía una relación de las personas de las que se tenía filiación, y 1 ó 2 personas acompañaban a la familia a localizar a sus familiares, nunca se las dejaba solas".

Con la voz llorosa por la emoción, este sacerdote recuerda la angustia de una de las tantas familias: "esperaban desde las ocho menos cuarto de la mañana, a las 11 comunicaron a la familia que estaba en el Gregorio Marañón, luego había que localizarlo dentro del hospital, hasta que la familia vio que a pesar de tener una pierna destrozada, su familiar estaba vivo". "En ese momento continúa el sacerdote, cuando cesa la tensión, la familia se derrumba".

"Muchas de las familias bajaban a rezar a la capilla para dar gracias al comprobar que sus familiares habían salvado la vida".

La capilla del Gregorio Marañón celebró el día 11 dos misas de funeral por las víctimas, una por la mañana y otra por la tarde, ésta última "con mayor asistencia, pues ya estábamos un poco más tranquilos que por la mañana".

El padre Víctor dice que la gente en general "estaba en estado de shock, rezaban, aunque me sorprendió que hasta que no localizaban a sus familiares apenas lloraban".

El capellán ha querido destacar la actuación del personal sanitario del hospital: "hasta las 12 del mediodía se continuaron realizando las intervenciones de mayor urgencia, se operaba en salas que no eran propiamente quirófanos, pero se consiguió que en poco tiempo sólo quedaran en urgencias unas 20 personas, el resto ya había sido intervenido o bien, estaba en las habitaciones".

La clave de la atención a los familiares en estas circunstancias, está según el sacerdote, en "tratarlos con mucho amor y delicadez". El padre Víctor cree que "a pesar de la locura", esto se consiguió; incluso algunas "enfermeras jubiladas se presentaron para ayudar".

Pasado el primer momento de ayuda a las familias, el capellán cree que habrá que prestar ayuda también al personal sanitario "porque el shock psicológico y espiritual fue muy fuerte. Ayer, en un descanso, mientras tomábamos un café y llorábamos, me preguntaban: cómo Dios puede permitir esto".

Según ha dicho a Veritas el padre Víctor, el arzobispado de Madrid ha habilitado una web en la que se ofrecen recursos para el acompañamiento en el duelo después de los atentados, así como el comunicado que el Delegado de Pastoral de Salud de la Archidiócesis de Madrid, Jesús Conde Herranz, ha dirigido a todas las personas vinculadas a la pastoral de enfermos. (VERITAS)

 

Oración por las víctimas del atentado terrorista

Dios todopoderoso y eterno,

de infinita misericordia y bondad,

con el corazón apesadumbrado, acudimos a Ti.

Escucha nuestra oración,

ten misericordia de nuestro pueblo,

atiende las súplicas de quienes te invocan

en esta hora de tribulación y de prueba.

Te pedimos, Dios de la vida, por las víctimas

mortales de los brutales atentados.

Son hijos tuyos; son hermanos nuestros.

Nunca debían haber muerto en estas circunstancias.

Padre Nuestro, acógelos en tu seno.

Atiende nuestra oración, Dios de la salud,

por los heridos de esta masacre.

Sana sus heridas, fortalece sus corazones,

llénalos de tu gracia y de tu paz.

Visita, Dios consolador, a los familiares de las víctimas.

Son también inocentes.

Reviste con tu manto de misericordia y de amor

las llagas de su corazón y de su alma ateridos.

y pedimos, Señor de los pueblos y Rey de las naciones,

por España y por todos los pueblos que sufren

el zarpazo de la violencia y del terrorismo.

Príncipe de la Paz, Señor Crucificado,

Jesucristo Resucitado,

compadécete de nosotros,

intercede por nosotros.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra,

Salud de los enfermos, consoladora

de los afligidos,

reina de la Paz y de la familias.

Ruega por nosotros. Amén


Información diocesana

Cáritas Diocesana apuesta por la renovación de sus proyectos y de los equipos parroquiales

Así se pone de manifiesto en la Asamblea celebrada la pasada semana

El pasado sábado, día 13 de marzo, y en el salón de actos de Caja Badajoz de la ciudad de Mérida, tenía lugar la Asamblea Diocesana de Cáritas, que contó con una numerosa participación, cerca de doscientas personas según la organización.

Tras la oración inicial, presidida por el Vicario General de la Diócesis, don Francisco Maya, el Director de Cáritas, don Andrés Guerra, presentó su informe en el que hizo un recorrido por los acontecimientos más importantes vividos por la esta Institución a lo largo del año pasado, deteniendose con más detalle en los avatares sufridos por el "Centro Hermano".

Informe y propuestas

El lugar central de esta Asamblea, lo ocupó la presentación del documento-informe de la comisión, a cargo del sacerdote diocesano don Vicente Martín. En este informe se hizo un recorrido por el papel esencial que Cáritas debe ocupar en el conjunto de la acción evangelizadora de la Iglesia. Al mismo tiempo quedó claro que el conjunto de programas que lleva adelante Cáritas, responde a lo más profundo de su identidad y misión de servir a "los últimos y no atendidos". Finalmente, el documento recogía una serie de propuestas de cara al futuro de la institución diocesana, que pasa por la "reconducción de los grandes proyectos y la renovación de los equipos de las Cáritas parroquiales, con una mayor implicación en la comunicación cristiana de bienes".

Tras la presentación de este informe, se estableció un diálogo en el que los asambleístas pudieron aportar nuevas propuestas o modificaciones a las ya realizadas. Todas las aportaciones fueron recogidas y serán estudiadas por una comisión para su posible incorporación al informe definitivo, que tiene que ser aprobado por el Consejo Diocesano de Cáritas.

También sirvió esta Asamblea para la presentación y aprobación del informe económico y de gestión correspondiente al año 2003 y la aprobación de los presupuestos para este año 2004.

 

Son las primeras que se realizan a nivel diocesano

Jornadas de formación de la Adoración Nocturna Femenina

Durante los días 13 y 14 de marzo la Adoración Nocturna Femenina Española (ANFE) ha celebrado las primeras Jornadas diocesanas de Formación. En ella han intervenido los sacerdotes diocesanos don Luis Maya Garduño, profesor del Centro de Estudios Teológicos de Badajoz, con el tema de reflexión "La Eucaristía y su centro: Cristo muerto y resucitado"; don Antonio Luis Martínez Núñez, director del Secretariado Diocesano de Liturgia, que habló sobre "La Plegaria eucarística" y don Antonio Bellido Almeida, Consiliario Diocesano de la ANFE, que habló sobre "La dimensión penitencial de la Eucaristía".

Cuestiones específicas

Además de estos temas teológicas, se trataron otros asuntos, referentes sobre todo a cuestiones más específicas de la organización de la ANFE. Estos temas específicos corrieron a cargo de doña Susana Fernández, presidenta nacional de ANFE, doña Ana María Martínez, ex-presidenta nacional de la misma y doña Emilia Ripado Lensent, presidenta diocesana.

En total asistieron a estas jornadas de formación unas 50 personas de las diversas secciones de ANFE en la Diócesis.

 

Segura de León

170 actores recrean la vida del sacerdote don Ildefonso Serrano

170 actores aficionados de Segura de León están representando entre el viernes, día de San José, y el sábado, la vida del sacerdote don Ildefonso Serrano (1860-1935).

La obra, que lleva por título "Legado de un clérigo" está dirigida por Isidro Leyva. El lugar elegido para su representación es el patio de armas del castillo de Segura de León, con capacidad para 1000 personas.

El alcalde segureño, don Luis Maya ha destacado que don Ildefonso era un sacerdote muy querido y admirado. Durante el tiempo que permaneció en el pueblo, entre 1889 y 1927, creó un colegio y seminario menor, un sindicato agrícola y Caja Rural para ayudar a los trabajadores, organizó círculos católicos, editó revistas, adquirió una máquina de cine, puso en marcha un coro y actividades musicales, montó una imprenta y escribió numerosos trabajos dedicados a la formación de sacerdotes.

El actual párroco, don Fernando Agudo, ha declarado que don Ildefonso es un referente y ha quedado ligado a la historia del pueblo: tiene dedicada una calle y el instituto lleva su nombre.

El director de la obra afirmó en su presentación que ha creado un texto con dos actos en once escenas.

 

Padres e hijos unidos en la búsqueda del diálogo

Se inicia el proyecto Nazaret

El pasado fin de semana se celebraba el primer encuentro del "Proyecto Nazaret", uno de los desarrollados desde el Plan de Dinamización de Juventud.

Este primer encuentro se celebró en dos sedes, por un lado en el Seminario Metropolitano "San Atón" de Badajoz y, por otro, en el Centro Parroquial "San Miguel" de Zafra, y en ellos participaron una cincuentena de personas, entre padres e hijos, pues el objetivo de este proyecto está encaminado, precisamente, a mejorar la comunicación y el diálogo entre los unos y los otros.

Para conseguir esto último, se hace descubrir la responsabilidad que cada miembro tiene en la comunicación y en el ambiente que hay en casa. Una vez dado este paso, se "adiestra" a los miembros en el uso de técnicas de comunicación.

En este primer encuentro el tema fue "Errores y barreras en la comunicación", que tuvo como resultado la constatación de que en la familia no sólo hay que hablar de los problemas existentes entre padres e hijos sino también de los que atañen a la vida familiar.

Encuentro de jóvenes

Por otra parte, el Secretariado de Juventud ha dado por concluida la fase del "Ver", primera en el camino de preparación al Encuentro Diocesano de Juventud que está previsto se celebre en Guadalupe el próximo 24 de abril. En esta fase han participado más de 600 jóvenes de 25 comunidades parroquiales y también 300 adultos. Con las aportaciones recogidas del trabajo de estos grupos se ha elaborado un material, el "Juzgar", que será el utilizado como preparación inmediata para el Encuentro diocesano. Más información en las parroquias y en http://www.yosoyprotagonista.com

 

La CONFER celebra unas jornadas de vida religiosa

La Conferencia de Religiosos de Extremadura (CONFER-Ex) ha celebrado en la casa de oración de Gévora unas "Jornadas de Vida Religiosa" en las que han participado más de un centenar de religiosos y religiosas de nuestra comunidad autónoma.

Las jornadas estuvieron dirigidas por la religiosa de la Compañía de Santa Teresa, M. Asunción Codes, vicepresidenta nacional de CONFER, que desarrolló el tema "Comunidad religiosa y fraternidad", atendiendo a los contextos de misión, globalización, exclusión y violencia y analizando la vivencia de la fraternidad en ellos.

En la clausura de las jornadas participó el Arzobispo don Antonio Montero, quien animó a los religiosos a continuar con la organización de jornadas pues éstas suponen un gran aporte para las tres diócesis extremeñas.

 

Agenda

Charlas y conciertos en la ermita de Jesús de Montijo

La Parroquia de San Pedro Apóstol de Montijo ha organizado, con motivo de la Cuaresma, una serie de actos en la ermita de Jesús Nazareno que tendrán como objetivo la difusión cultural a través de la historia y de la música que se desarrollarán los días 18, 24 y 26 de marzo a partir de las 20,30 horas.

Para ello contará con la colaboración de una serie de personas de la localidad que expondrán diversos temas relacionados con la Iglesia tanto a nivel nacional como local y un conjunto de reflexiones sobre determinados momentos de su historia.

La parte musical correrá a cargo del Conservatorio Profesional de Música de Montijo (obras de Chopin, Mozart, Corelli, Schubert, Bach, Debusin, Mendelson, Vivaldi y Baermann) a quien queremos agradecer, en la persona de su director, don Luis Gordillo Macho la inestimable colaboración y disponibilidad en todo momento. El programa comenzaba este viernes con una conferencia sobre "La Iglesia en la Transición", a cargo de don Alfonso Pinilla García, doctor en Historia y profesor en la UEX.

El miércoles, día 24 de marzo la conferencia será "La asistencia y la Caridad en la Iglesia de Montijo. Siglos XV-XX", a cargo de don Pablo Iglesias Aunión, licenciado en Historia y profesor de Religión en el Instituto de Enseñanza Secundaria "Vegas Bajas".

El ciclo se cierra el viernes 26 de marzo con otra conferencia que lleva por título "La procesión de la sangre en Montijo. Cofradía de la Vera-Cruz. Siglos XVI-XVIII", y que será pronunciada por don Manuel García Cienfuegos.


Liturgia dominical

Celebramos el IV Domingo de Cuaresma

Palabra de Dios

Libro de Josué 5, 9a. 10-12

En aquellos días el Señor dijo a Josué: "Hoy os he despojado del oprobio de Egipto." Los israelitas acamparon en Guilgal y celebraron la pascua al atardecer del día catorce del mes, en la estepa de Jericó. El día siguiente a la pascua, ese mismo día, comieron del fruto de la tierra: panes ázimos y espigas fritas. Cuando comenzaron a comer del fruto de la tierra, cesó el maná. Los israelitas ya no tuvieron maná, sino que aquel año comieron de la cosecha de la tierra de Canaá.

 

Carta 2ª de san Pablo a los Corintios 5, 17-21

Hermanos: El que es de Cristo es una criatura nueva. Lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha comenzado. Todo esto viene de Dios, que por medio de Cristo nos reconcilió consigo y nos encargó el ministerio de la reconciliación. Es decir, Dios mismo estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, sin pedirle cuenta de sus pecados, y a nosotros nos ha confiado la palabra de la reconciliación. Por eso, nosotros actuamos como enviados de Cristo, y es como si Dios mismo os exhortara por nuestro medio. En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios. Al que no había pecado Dios lo hizo expiación por nuestro pecado, pero que nosotros, unidos a él, recibamos la justificación de Dios.

 

Evangelio según san Lucas 15, 1-3, 11-32

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: Ese acoge a los pecadores y come con ellos. Jesús les dijo esta parábola: &laqno;Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte que me toca de la fortuna. El padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, emigró a un país lejano y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible y empezó él a pasar necesidad. Fue entonces, y tanto le insistió a un habitante de aquel país, que lo mandó a sus campos a guardar cerdos. Le entraban ganas de llenarse el estómago de las algarrobas que comían los cerdos; y nadie le daba de comer. Recapacitando, entonces, se dijo: Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: "Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a tus jornaleros". Se puso en camino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió; y, echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo. Su hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo. Pero el padre dijo a sus criados: Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo; ponedle un anillo en la mano y sandalia en los pies; traed el ternero cebado y matadlo; celebraremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado. Y empezaron el banquete.

Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y el baile, y llamando a uno de los mozos, le preguntó qué pasaba. Éste le contestó: "Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha matado el ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud. Él se indignó y se negaba a entrar; pero su padre salió e intentaba persuadirlo. Y él replicó a su padre: Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; y cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado". El padre le dijo: "Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo; deberías alegrarte, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado."

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

22, lunes: Dan 13, 1-9, 15-17, 19-30, 33-62; Jn 8, 1-11.
23, martes: Nu 21, 4-9; Jn 8, 21-30.
24, miércoles: Dn 3, 14-20, 91-92, 95; Jn 8, 31-42.
25, jueves: Is 7, 10-14; 8, 10; Hb 10, 4-10; Lc 1, 26-38.
26, viernes: Jr 20, 10-13; Jn 10, 31-42.
27, sábado: Ez 37, 21-28; Jn 11, 45-46.
28, domingo: Is 50, 4-7; Flp 2, 6-11; Mt 26, 14-17, 66.

 

 

Apunte litúrgico

Nos reconcilió consigo

Ha sido un acierto el recuperar para el sacramento del perdón el nombre de 'sacramento de la reconciliación' e intentar que, poco a poco, se olvide el antiguo de 'confesión'.

No es un mero retoque gramatical sino que detrás de este cambio está todo un enfoque distinto del sacramento en cuestión. El nombre que le demos resalta el aspecto que él mismo indica. Si le llamamos "confesión" estamos diciendo que lo que importa es hacer un relato completo de los pecados... para quitarnos un peso de encima. Si ahora le llamamos "reconciliación" es porque la esencia del sacramento es que a través de él el cristiano pecador se pone al alcance del perdón de Dios y se siente invadido por la misericordia del Padre que constantemente nos ofrece la posibilidad de reconciliarnos con Él.

La lectura evangélica nos presenta la famosa parábola del hijo pródigo. Todos la conocemos pero con frecuencia no la leemos bien. La vuelta del hijo al hogar paterno no es por arrepentimiento, es un puro buscar cobijo y trabajo en una casa que ya no se reconoce como hogar paterno. Es el anciano -imagen del Padre- el que transforma aquel encuentro en una realidad perdurable y a disposición de todos: sale al encuentro del hijo, lo abraza, organiza un festín... ni una sola palabra sobre la escapada y el tiempo de ausencia de hijo. En definitiva, es el Padre el que ofrece la posibilidad de reconciliación.

San Pablo recoge perfectamente la doctrina de Jesús cuando sintetiza el anuncio de evangelio en esta súplica: "En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios". Confesarse es aceptar la amistad de Dios.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

22 de marzo: Beato Diego José de Cádiz (1743-1801)

Dicen que junto a San Vicente Ferrer y San Juan de Ávila, nuestro buen franciscano completa el trio de los más famosos predicadores de la historia de España. Recorrió la península como un infatigable proclamador de verdades: nacido en Cádiz, crecido en Ubrique, formado en Ronda y ordenado sacerdote en Carmona, se dedicará a predicar el perdón y la reconciliación como un modo de purificar a las personas, las familias y la sociedad.

Su fama se extiende de tal manera que, en algún caso, se reunen más de 50.000 personas para escucharlo, como ocurrió en Barcelona. Esto, con los medios de transporte de la época, es una exageración absoluta. En serio.

Además de su inteligencia y santidad de vida, a mí me gusta este fraile por su decidida defensa de los derechos del Papa sobre la Iglesia. En España el Papa ha sido el rey durante siglos. Si ya los Austrias eran jefes efectivos de la Iglesia, con los Borbones el poder absoluto de los monarcas sobre la vida eclesial llegó a límites inconcebibles.

Fray Diego José nunca será un cristiano silencioso ante la injusticia de un intervencionismo político tan agudo: ¡lástima que su actitud resulte tan excepcional en su tiempo!

Luchar contra corriente es una forma de anunciar proféticamente el futuro. Es bueno practicar el inconformismo de la fe.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

22, lunes: Pablo de Narbona, Basilio, Lea, Bienvenido, Basilisa.
23, martes: Toribio de Mogrovejo, José Oriol, Otón, Walter.
24, miércoles: Catalina de Suecia, Dionisio, Diego José de Cádiz.
25, jueves: Anunciación del Señor. Dimas, Matrona, Quirino.
26, viernes: Cástulo, Eutiquio, Desiderio, Braulio de Zaragoza.
27, sábado: Compasión de la Virgen, Ruperto, Francisco Fará.
28, domingo: Castor, Cirilo, Marcos, Esteban Harding, Hilarión.


Contraportada

Don José Román Flecha Andrés, Decano Facultad de Teología de la Pontificia de Salamanca

"A la Iglesia no se le puede negar el derecho a la libertad de expresión"

El catedrático de Teología Moral y Decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, D. José Román Flecha Andrés, impartió una serie de conferencias a los seminaristas de las tres diócesis extremeñas en un encuentro celebrado recientemente. Aprovechando esta circunstancia, los propios seminaristas realizaron la siguiente entrevista.

IC: ­Usted se dedica, como profesor e investigador, a la Teología Moral. La Iglesia interviene de un modo más o menos oficial en temas que afectan a la sociedad ofreciendo su valoración moral. ¿Cómo podríamos explicar tal intervención pública como autoridad moral?

JRFA: ­ La moral católica, dedicada a la persona, tiene que asumir como propios los valores de toda ética racional que busque la humanización de la persona y la sociedad: los valores de paz, justicia, solidaridad Si, además, algunos de estos valores están reflejados en la figura de Cristo y en su mensaje, la Iglesia tiene un deber añadido en la transmisión de estos valores, aun a riesgo de su propio descrédito. Estoy pensando, por ejemplo, en Monseñor Óscar Romero que, por defender la justicia en un país lleno de injusticias, entregó su vida hasta el derramamiento de su sangre.

Además, vivimos en un mundo que concede y reconoce el derecho a la libertad de expresión de partidos políticos, asociaciones, sindicatos e individuos. En este contexto, sería muy peligroso negar este derecho a la Iglesia Católica.

Parejas homosexuales

IC: ­ Refiriéndonos a temas concretos, hay una serie de cuestiones morales que han vuelto a cobrar actualidad en las últimas semanas. Algunos partidos políticos han presentado sus programas electorales el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Qué valoración moral de este fenómeno podemos dar como creyentes?

JRFA: ­ Es muy curioso que cuando la Iglesia dice que el matrimonio homosexual es contrario al orden de lo natural y, por tanto, es algo no querido por Dios, la opinión pública se revuelve contra la Iglesia. Sin embargo, en las últimas semanas, hemos asistido a la aparición en ciertos medios de comunicación de opiniones cercanas a la de la Iglesia, expresadas por pensadores ajenos a la Iglesia, y la sociedad no ha tenido ningún reparo en aceptar que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer para formar una comunidad de vida y amor abierta a la comunicación de la vida.

IC: ­ Y, ¿cómo podemos valorar la utilización política de estos temas?

JRFA: ­ Es sorprendente lo fácilmente que politizamos en nuestra sociedad ciertos temas. Y es que vivimos en una sociedad cínica, muy cínica, ya que, en general, la familia y su problemática se relegan al ámbito de lo privado; pero, cuando interesa para hacer de ellas una bandera política contra otras opciones, las sacamos del ámbito privado y las convertimos en puntal de lo público.

De igual modo, nuestra sociedad teoriza poco sobre la familia. La filosofía, la antropología y la sociología se han ocupado mucho de la teorización del Estado y de la sociedad, y han expulsado a la familia de la reflexión racional. La familia queda entonces relegada al ámbito del sentimiento, del que sólo sale para justificar o apoyar alguna opinión o teoría.

IC: ­ Se habla, además de la posibilidad de adopción por parte de parejas homosexuales. Este debate cobra actualidad por una sentencia judicial de un tribunal de Navarra que concede la adopción por parte de una pareja de mujeres de unos niños, hijos biológicos de una de ellas. ¿Qué es prioritario, el derecho de los adultos a la adopción o el derecho de los niños a una familia?

JRFA: ­ Hoy la moderna ética defiende en gran medida el principio de autonomía. Pero, en el caso de una pareja homosexual, la única autonomía que se reivindica es la de los propios miembros de la pareja y no la de los hijos que van a ser adoptados.

A preguntas como esta suelo responder citando el 'caso Zapata', la denuncia de un estadounidense contra su padre biológico por haberlo engendrado en una relación adulterina. Alegaba como causa de la denuncia las consecuencias personales y sociales que le había producido el hecho de ser hijo de un adúltero. Ganó el juicio y el padre fue condenado a pagar una multa considerable. Como consecuencia del caso, podemos afirmar que hay que salvaguardar siempre los derechos de los otros. No sólo hay que pensar en los derechos propios, sino en las consecuencias que el ejercicio de estos derechos suponen para los derechos de los demás.


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com




Return to Camino