Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 566. 13 de marzo de 2005

Director: José María Gil

Redactores: Juan José Montes y José Carrasco


Portada

Es el actual obispo de Bilbao y Gran Canciller de la Pontificia de Salamanca

Los obispos españoles eligen a Monseñor Ricardo Blázquez como su Presidente

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha elegido esta semana a su nuevo Presidente. El nombramiento ha recaido en Monseñor Ricardo Blázquez, actual obispo de Bilbao, toda vez que Monseñor Rouco, arzobispo de Madrid, no consiguiera los votos necesarios para renovar por un tercer mandato. Se da la circunstancia, además, de que ésta es la primera vez que se elige como Presidente de la CEE a un obispo, pues todos los anteriores eran arzobispos.

En sus primeras declaraciones, Monseñor Blázquez declaró que había recibido con "agradecimiento, sorpresa, disponibilidad y conciencia del peso que caía sobre sus hombros", su sorpresiva elección como Presidente del episcopado español.

Además, en esta misma Asamblea, se han renovado la mayoría de las presidencias de las distintas comisiones en las que se divide la CEE.


Editorial

Cercanía con el Papa

Quienes hemos tenido la posibilidad de ser recibidos por el Papa hemos encontrado en él al Pastor de la Iglesia Universal a quien el Señor ha encomendado el cuidado de todos los pastores y de todos los fieles. Hemos podido comprobar personalmente una vez más cómo Juan Pablo II gasta y desgasta su vida en aras del ministerio que se le ha confiado con una entrega completa y conmovedora. Las circunstancias de su salud, de todos conocidas, no han permitido que algunos de los hermanos obispos que visitaban Roma en el segundo grupo hayan podido encontrarse con el Santo Padre. Han podido, en cambio, unirse en la misma ciudad de Roma a la oración que desde todo el orbe católico, y también desde España, se ha elevado a Dios por la persona entrañable del Vicario de Cristo. Deseo renovar en este momento la invitación a la plegaria por el Santo Padre: que el Espíritu Santo le conforte y le asista de modo especial en esta etapa de su vida. Juan Pablo II ha servido a la Iglesia de un modo verdaderamente excepcional mientras gozó de salud y de fuerzas físicas. Dios nuestro Señor tiene sin duda sus caminos para que el servicio de Pedro siga siendo prestado a la Iglesia por este gran Papa según las modalidades y los tiempos queridos por su Providencia divina. He ahí el objeto de nuestra oración confiada.

(Del discurso del cardenal Rouco en la apertura de la 84 Asamblea Plenaria de la CEE).


Nota sobre la Solemnidad de San José

La solemnidad de San José, que siempre ha gozado de una gran significación religiosa para la Iglesia católica española coincide, en el calendario litúrgico del presente año, con la víspera del Domingo de Ramos, celebración que no puede ser suprimida; por lo que ante la imposibilidad del traslado de San José a otra fecha posterior, Monseñor García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz, dispensa a los fieles del territorio diocesano de participar en la Eucaristía de la expresada Solemnidad de San José.


Escritos teológicos

El don y la tarea de la unidad

Profundización en el discurso que el Papa pronunció el 24 de febrero ante los obispos españoles

Continuamos esta semana con el comentario al discurso que el papa Juan Pablo II dirigió a los obispos españoles.

Esta semana, el comentario al punto quinto del discurso papal corre a cargo de don Francisco Maya Maya, Vicario General de la diócesis de Mérida-Badajoz y licenciado en Teología Pastoral por la Universidad Pontificia de Salamanca.

En los albores del siglo XXI, los hombres seguimos viviendo en tensión ante las grandes amenazas, aún presentes en nuestras sociedades: el hambre, la pobreza, el terrorismo, los nacionalismos excluyentes, los individualismos egoístas, las inmensas desigualdades entre los pueblos... Son desafíos a los que hemos de responder los discípulos de Jesús reconstruyendo el proyecto del Padre Dios para toda la humanidad: formar una única y gran familia de hermanos, viviendo como hijos del mismo Padre Dios y hermanos de todos los hombres.

Las esperanzas profundas del mundo, según el Papa, desafían a los cristianos a hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión. El Dios, comunión trinitaria, crea al hombre para "vivir en comunión": Consigo mismo: en plenitud de sus facultades, en paz y reconciliado consigo mismo. Con los otros: en amor mutuo: "No es bueno que el hombre esté solo" (Gen 3,18), llamado a vivir en el amor y en el servicio a los otros. Con las cosas: "les puso nombre" (Gn 3,20), respetando todo lo creado y colaborando con el Creador. Con Dios: "se paseaba por el jardín cada tarde" (Gn 3,8), degustando y escuchando a Dios. Cuando el hombre lleva a cabo este proyecto de comunión en su vida, ama a Dios, manteniendo con Él una confianza personal, de la que surge coraje para arriesgarse, para abrirse al otro, para someter a crítica la propia vida, para trabajar por la unidad y la fraternidad entre todos.

Dios nos ha llamado a formar parte y a vivir la vida en comunión con los demás (cf. Gál 5, 8; 1 Te 5, 24) y nos sigue llamando: nos llama a hacer de todos los hombres una inmensa familia de hijos en torno a Jesús (el Hijo mayor). La comunidad de los seguidores de Jesús, es una comunidad en crecimiento permanente en la espera de su plenitud con la segunda venida del Señor. Es una creación siempre inacabada. La Iglesia, sacramento de comunión, en cuanto "signo", deberá manifestar inequívocamente el misterio de amor de Dios a los hombres, y como "eficaz", deberá a la vez hacerlo dentro de la realidad del mundo, obrando en él como fermento de transformación de la familia humana.

Si Dios nos convoca formando un pueblo, el cristianismo no es una religión individualista, sino comunitaria y solidaria. No se puede entablar una relación personal con Jesús que no lleve consigo la fraternidad de los discípulos. Se sigue a Jesús formando parte, de una u otra forma, de su comunidad. El cristiano se hace en el seno del pueblo de Dios. Nadie puede decir "yo creo" sino en la sinfonía del "nosotros creemos", y por lo mismo nadie puede decir "yo soy Iglesia" más que integrándose en el "nosotros somos Iglesia". Por ello, dice Juan Pablo II, es primordial conservar y acrecentar el don de la unidad que Jesús pidió para sus discípulos al Padre (cf. Jn 17,11).

Y para testimoniar la unidad en nuestro mundo, la comunión con Dios y con todo el género humano, necesitamos promover "una espiritualidad de comunión" (cf. NMI 43. 49), que nos lleve a vivir en sintonía con el Espíritu de la unidad, asumiendo al hermano como "uno que me pertenece", para compartir sus alegrías y sus sufrimientos, para intuir sus deseos y atender a sus necesidades, para ofrecerle una verdadera y profunda amistad. Es también capacidad de ver ante todo lo que hay de positivo en el otro, para acogerlo y valorarlo como regalo y don de Dios. Es saber "dar espacio" al hermano, llevando mutuamente la carga de los otros, caminando hacia la práctica de un amor activo y concreto con cada ser humano. Esta vida en el Espíritu de comunión ha de impregnar la vida cristiana, el estilo eclesial y la actuación pastoral.

La comunión no está reñida con la diversidad: la unidad en la Iglesia se enriquece con la pluralidad de carismas y servicios (1Cor 12-14). Hemos de saber vivir en un sano pluralismo. Sabernos distintos y sentirnos complementarios debe ser la meta de nuestra educación. La Iglesia está integrada por ministerios y carismas profundamente diversificados, pero congregados en la unidad de un solo Señor, una sola Fe, un solo Bautismo. Cristo no está dividido, y la unidad es estrictamente necesaria "para que el mundo crea" (Jn 17, 21).

Acojamos este llamamiento del Papa, en esta visita ad limina de los obispos de la Provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz, para acrecentar la comunión con la Iglesia universal y con nuestra Iglesia diocesana a través de nuestro obispo, para romper con nuestros parroquialismos cerrados, para fomentar la fraternidad entre presbíteros, religiosos y laicos, para promover los carismas y ministerios en la comunidad, para crear y cuidar los espacios y estructuras necesarias para hacer efectiva la corresponsabilidad: Consejos Pastorales, Consejos de Economía, Asambleas, etc., para favorecer el protagonismo y la participación laical: "los laicos son Iglesia... no sólo pertenecen a la Iglesia, sino que son Iglesia"(CLIM 24), para avivar la unidad y la coordinación pastoral entre los movimientos, asociaciones y grupos, para trabajar de forma constante e ininterrumpida por construir la comunión en nuestros pueblos y ciudades, favoreciendo un clima de entendimiento, diálogo, respeto, fraternidad y servicio a los otros hermanos. Seamos testigos siendo signo e instrumento de aquella comunión que se atribuye al Espíritu Santo en el seno de la Trinidad y de la historia.

El texto comentado

Por lo que se refiere a la situación religiosa, en vuestros informes se refleja una seria preocupación por la vitalidad de la Iglesia en España, a la vez que se ponen de relieve varios retos y dificultades. Atentos a los problemas y expectativas de los fieles ante esta nueva situación, vosotros, como Pastores, os sentís interpelados a permanecer unidos para hacer más palpable la presencia del Señor entre los hombres a través de iniciativas pastorales más apropiadas a las nuevas realidades. Para ello es primordial conservar y acrecentar el don de la unidad que Jesús pidió para sus discípulos al Padre (cf. Jn 17,11). En vuestra propia diócesis, estáis llamados a vivir y dar testimonio de la unidad querida por Cristo para su Iglesia. Por otra parte, la diversidad de pueblos, con sus culturas y tradiciones, lejos de amenazar esta unidad, ha de enriquecerla desde su fe común. Y vosotros, en cuanto sucesores de los Apóstoles, tenéis que esforzaros en "conservar la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz" (Ef 4,3). Por eso os quiero recordar que "en la transición histórica que estamos viviendo debemos cumplir una misión comprometedora: hacer de la Iglesia el lugar donde se viva y la escuela donde se enseñe el misterio del amor divino. ¿Cómo será posible esto sin redescubrir una autentica espiritualidad de comunión?" (Mensaje a un grupo de Obispos, 14.II.2001, n.3), válida para todas las personas y en todos los momentos.

(Discurso de Juan Pablo II)


Centrales

En su primera comparecencia pública como presidente de la CEE Monseñor Blázquez hizo un recorrido por todas las cuestiones de actualidad

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) que se ha venido celebrando durante toda esta semana en Madrid, tenía como 'punto fuerte' de su agenda la renovación, casi en su totalidad, de la Comisión Permanente de la CEE, empezando por el propio Presidente de los obispos españoles. Tras las votaciones, la elección recayó en Monseñor Ricardo Blázquez, obispo de Bilbao. Hasta esta Asamblea, dicho cargo venía siendo desempeñado por Monseñor Antonio Mª Rouco, arzobispo de Madrid, quien para su reelección necesitaba al menos dos tercios de los votos pues, según marcan los estatutos de la propia CEE, éstos son los necesarios para un tercer mandato, caso en el que se encontraba Rouco.

El nuevo Presidente de la CEE, nació en Villanueva del Campillo, Ávila, el 13 de abril de 1942. Fue ordenado sacerdote el 18 de febrero de 1967. Cursó estudios de Bachillerato en el Seminario Menor de Ávila desde 1955 a 1960 y los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de Ávila entre 1960 y 1967. Es Doctor en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, entre 1967 y 1972.

Tras cursar sus estudios en Roma regresó a su diócesis de origen, Ávila, donde fue, entre 1972 y 1976, Secretario del Instituto Teológico Abulense. En el año 1974 comenzó la docencia en la Universidad Pontificia de Salamanca, donde fue, hasta 1988, Profesor de Teología. Fue Decano de la Facultad de Teología de esta Universidad entre 1978 y 1981.

El Papa Juan Pablo II le nombró en 1988 Obispo auxiliar del entonces Arzobispo de Santiago de Compostela Monseñor Rouco Varela. En 1992 fue promovido a Obispo de Palencia y el 8 de septiembre de 1995 fue nombrado Obispo de Bilbao.

En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (1988-1993) y de Liturgia (1990-1993). Ha sido Presidente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe (1993-2002) y de Relaciones Interconfesionales en el último trienio, 2002-2005. Además, es Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca desde el año 2000.

En su primera comparecencia pública monseñor Blázquez hizo un sucinto recorrido por todas las cuestiones de actualidad, tales como la asignatura de Religión, acuerdos Iglesia-Estado, hoja de ruta del Gobierno, aborto y eutanasia, "matrimonios" entre homosexuales, investigación con embriones...

Así mismo, Monseñor Blázquez confesó que había recibido con "agradecimiento, sorpresa, disponibilidad y conciencia del peso que caía sobre sus hombros", su sorpresiva elección como Presidente. El prelado afirmó además que "hasta ahora en el recorrido de servicio a la Iglesia, he podido aceptar todo lo que me han pedido".

El nuevo presidente de la CEE expresó su "disponibilidad para el servicio de la Iglesia y de la sociedad entera" y añadió que "la Iglesia es una institución de orden religioso que tiene repercusión en la vida de la sociedad y en la comunidad de los ciudadanos".

La nueva Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Ricardo Blázquez Pérez, Obispo de Bilbao, Presidente.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Antonio Cañizares Llovera, Arzobispo de Toledo, Vicepresidente.

P. Juan Antonio Martínez Camino, Secretario General

Emmo. y Rvmo. Sr. Cardenal D. Antonio Mª Rouco Varela,    Arzobispo de Madrid, miembro del Comité Ejecutivo.

Emmo. y Rvmo. Sr. Cardenal D. Carlos Amigo Vallejo,    Arzobispo de Sevilla, miembro del Comité Ejecutivo.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Lluís Martínez Sistach, Arzobispo de Barcelona, miembro del Comité Ejecutivo.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Oviedo, miembro del Comité Ejecutivo.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela, Presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. José Vilaplana Blasco, Obispo de Santander, Presidente de la Comisión Episcopal del Clero.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Eugenio Romero Pose, Obispo Auxiliar de Madrid, Presidente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Antonio Dorado Soto, Obispo de Málaga, Presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Julián López Martín, Obispo de León, Presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Juan del Río Martín, Ob. de Jerez de la Frontera, Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. José Sánchez González, Ob. de Sigüenza-Guadalajara, Presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Ramón del Hoyo López, Obispo de Cuenca, Presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Jesús E. Catalá Ibañez, Obispo de Alcalá de Henares, Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. José Omella Omella, Ob. de Calahorra y La Calz.-Logroño, Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina, Obispo de Córdoba, Presidente de la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Adolfo González Montes, Obispo de Almería, Presidente de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Joan Enric Vives Sicilia, Obispo de Urgell, Presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades.

Excmo. y Rvmo. Sr. D. Jesús Sanz Montes, Obispo de Huesca y de Jaca, Presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada.

 

El último libro del Papa, "Memoria e identidad", bate records de venta

Se traducirá a más de 40 idiomas

La edición española del último libro de Juan Pablo II, "Memoria e identidad. Conversaciones al filo de dos milenios", había vendido 50.000 ejemplares a los tres días de salir a la venta, según ha informado la editorial. La gran demanda por parte de los lectores ha obligado a La Esfera de los Libros, su editorial en España, a lanzar ya una segunda edición. Aparte del italiano, alemán, portugués y español ­las primeras lenguas a las que ha sido traducido­ está prevista ya su publicación en más de 40 idiomas.

El libro recoge las reflexiones del Pontífice sobre cuestiones tan actuales como los conceptos de patria y nación, libertad y responsabilidad, las ideologías totalitarias, la relación entre Iglesia y Estado o la construcción de Europa. Todo ello, desde un análisis de la historia del siglo XX y de las preocupaciones del mundo de hoy.

Conversaciones filosóficas

El libro, que surgió de las conversaciones que Juan Pablo II mantuvo en 1993 con los filósofos polacos Józef Tischner y Krzysztof Michalski acerca de las dictaduras que marcaron el siglo XX, no se limita a esas cuestiones, sino que ha ampliado su temática a otros problemas relevantes en nuestro tiempo.

Según palabras del arzobispo de Madrid durante la presentación del libro en la capital de España, para escribir este libro, el Papa "no dimite de su condición de obispo de Roma", la obra debe inscribirse en las que el cardenal calificó como "obras particulares" de Juan Pablo II, para diferenciarlas de las publicaciones de su Magisterio como Pastor universal de la Iglesia.

Mirada al pasado

Según el arzobispo de Madrid, con este libro ­en el que el Papa, teniendo en cuenta el tema y los contenidos, hace un "ejercicio de memoria de su ministerio como sucesor de Pedro"­ se completa la trilogía de Juan Pablo II, integrada por "Don y Misterio" (memoria de sus 50 años de vida sacerdotal) y "Levantaos, vamos" (recuerdo del 25 aniversario de su ordenación episcopal).


Información Diocesana

Esta ha sido la décimo primera edición de este encuentro organizado por las Delegaciones Diocesanas de misiones de las tres diócesis extremeñas

Más de setecientas personas participan en el 'Día del Misionero Extremeño'

Más de 700 personas se congregaron el pasado sábado, día 5, para celebrar el Día del Misionero Extremeño. Esta efeméride que viene celebrándose desde hace once años, siempre se realiza el día anterior a la Jornada de Hispanoamérica.

Este año se ha desarrollado en la población cacereña de Casar de Cáceres. Los peregrinos procedentes de las tres diócesis extremeñas, se concentraron por la mañana en el Santuario de Nuestra Señora del Prado, Patrona de los casareños, a nueve kilómetros del pueblo del Casar, donde el Arcipreste de la zona expresó su saludo de bienvenida a todos los asistentes.

A continuación y recorriendo la campiña que rodea la ermita, diversas familias con experiencias misioneras, fueron desgranando las siete palabras de Jesús en la Cruz, de acuerdo con el lema de este año: "Familia, vive tu compromiso misionero".

Finalizado este acto, todos se reunieron en distintos grupos y reflexionaron acerca del testimonio misionero que más les había impresionado de los que habían escuchado, así como, sobre lo que habría que hacer para que las familias fuesen más misioneras.

Después de la comida los participantes, se trasladaron a la Iglesia del Casar, donde se celebró la Eucaristía, presidida por Monseñor Ciriaco Benavente Mateos, Obispo de Coria-Cáceres, y concelebrada por los sacerdotes asistentes. El prelado exhortó a todos para que la familia fuese luz y testimonio para este mundo de hoy que tanto lo necesita.

Nuestra diócesis estuvo representada por participantes de Arroyo de San Serván, Badajoz, La Coronada, Lobón, Mérida, Montijo y Segura de León.

Según ha declarado Pedro Losada, Delegado Diocesano de Misiones, a 'Iglesia en camino', "los peregrinos regresaron a sus respectivos hogares, alegres y contentos, con un espíritu renovado y más afianzado en la misión de la Iglesia, habiendo rezado y recordado a los más de trescientos misioneros extremeños, repartidos por todo el mundo".

 

Entre otras cosas, ha convocado un 'Día Diocesano de la Familia' para el próximo día 10 de abril

El Secretariado Diocesano de Familia impulsa la acción pastoral en esta área

El pasado cinco de marzo la Delegación Diocesana de Pastoral Familiar celebró un encuentro en la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Mérida con los responsables de equipos y grupos matrimoniales de la Archidiócesis. El encuentro supuso un tiempo para la reflexión y el diálogo sobre "La misión de la Familia en nuestra Iglesia" y sobre el protagonismo que poseen los equipos matrimoniales, tanto parroquiales como los pertenecientes algún movimiento, a la hora de anunciar la Buena Noticia de la Familia en medio de nuestra sociedad, fortaleciendo nuestra identidad cristiana y siendo matrimonio cien por cien.

Día Diocesano de la familia

Al mismo tiempo se aprovechó la ocasión para presentar el Día Diocesano de la Familia que se celebrará en Zafra, el próximo día 10 de abril bajo el lema "La sociedad... tu hogar y tu compromiso". A esta jornada están invitadas todas las familias de nuestra Archidiócesis. Como preparación a este Día Diocesano se está haciendo llegar a todas las parroquias y equipos de matrimonios un material de trabajo que ayude a todos a profundizar en la necesidad que tiene la sociedad y la Iglesia de que la familia ocupe el lugar que le corresponde.

Temas prematrimoniales

En otro orden de cosas, se está evaluando por distintas zonas de la Archidiócesis: Zafra, Badajoz, Mérida y Campanario, el material conocido como "Temas de formación para el matrimonio", publicado ad experimentum en el año 2003 por el Secretariado Diocesano de Pastoral Familiar. Las aportaciones de las personas que llevan las riendas de la pastoral de cursillos prematrimoniales en las diferentes parroquias de nuestra geografía diocesana están permitiendo un contacto entre quienes se dedican a ello en primera línea, así como revisar los aciertos y dificultades del material.

 

En la actividad toman parte grupos de Arroyo de San Serván y otros pueblos

El Grupo misionero de La Haba se suma al envío de un contenedor de ayuda humanitaria a Perú

El grupo misionero de La Haba ha enviado a Arroyo San Serván un camión repleto de material, que unido a otro que procede de este pueblo y los lugares donde trabaja la Congregación "Hijas de la Virgen para la formación Cristiana", saldrán en un contenedor para Chachapoyas (Peru).

La recogida en La Haba es labor de un grupo misionero que existe hace doce años compuesto por personas de todas la edades y que tiene como labor rezar por las misiones y colaborar con ellas, especialmente con las religiosas de nuestra diócesis que trabajan en el país andino.

Es importante saber que detrás de un envío de ayuda a estas hermanas está el trabajo y los donativos de muchísima gente. Todo el pueblo se siente misionero con los destinatarios y con las religiosas, tanto es así que cuando necesitan algo concreto se dirigen al grupo misionero de La Haba. El envío cuenta, entre otras cosas, con 171 sacos de ropa, 460 pares de medias, 27 sabanas, 270 litros de aceite de oliva, 365 kilos de tocino envasado al vacío, 327 kilos de garbanzos, 307 libretas de caligrafía, 2.306 trozos de jabón casero, 100 kilos de arroz, 307 libretas, 47 kilos de lentejas, 700 pares de zapatos, 521 pañales, 80 lápices y 70 rotuladores.

Todos han vivido esta acción como una forma estupenda de comenzar la cuaresma.

 

La Conferencia de Religiosos de Extremadura celebra un encuentro en Gévora

Los días 5 y 6 de marzo se han celebrado las XIII Jornadas de Vida Religiosa en Extremadura en la Casa de Ejercicios que las Esclavas de Cristo Rey tienen en Gévora.

Convocados por CONFER Extremadura se reunieron 175 religiosos y religiosas de 46 Ordenes y Congregaciones diferentes para escuchar y dialogar con la Hermana Dolores Aleixandre, RSCJ, quien versó su ponencia sobre "Buen samaritano. Buena samaritana". Además, el viernes, esta misma religiosa impartió otra conferencia en la parroquia pacense de San Roque, en esta ocasión, sobre la Eucaristía.

 

Fue en la parroquia pacense de Mª Auxiliadora

Más de sesenta personas participan en un encuentro del movimiento 'Vida Ascendente'

El movimiento "Vida Ascendente" de Badajoz ha celebrado en días pasados un encuentro en la parroquia de María Auxiliadora, de la capital pacense, donde se está, precisamente, consolidando un grupo de éste movimiento que aglutina a personas de la 'tercera edad' y jubiladas. A dicho encuentro acudieron más de 60 personas y las charlas que en él se impartieron corrieron a cargo del presidente nacional de este movimiento, Santiago Serrano, y la vicepresidenta nacional del mismo, María Luisa Marente.

 

El proyecto "Damasco" celebra su última convivencia de este curso

El pasado fin de semana, un total de 70 chicos y chicas de nuestra Diócesis, entre 10 y 12 años, se han reunido en Seminario Diocesano convocados por el proyecto "Damasco", del Plan Diocesano de Animación vocacional (PDAV), para participar en las últimas convivencias programadas para este curso 2004-2005.

Han sido tres días de intensa vivencia donde los testimonios vocacionales de diversas personas han servido para que los niños y pre-adolescentes participantes descubran distintas maneras de seguir a Jesús.

En esta convivencia han participado chavales de Higuera la Real, Campillo de Llerena, Salvaleón, Badajoz, Carmonita, Ribera del Fresno, La Nava de Santiago, La Albuera, Valdelacalzada, Jerez de los Caballeros y los jóvenes que están siguiendo el proyecto, también del PDAV, de Seminario menor externo.

 

Agenda

Encuentro Diocesano de Catequistas

El Secretariado de Catequesis ha convocado a todos los catequistas de la diócesis de Mérida-Badajoz a la celebración de un encuentro de catequistas el próximo día 2 de abril.

Dicha actividad se desarrollará en cuatro lugares diferentes, teniendo como referencia las zonas en las que está estructurada nuestra diócesis: Zalamea de la Serena, Mérida, Jerez de los Caballeros y Badajoz, con lo que el Secretariado de Catequesis pretende facilitar la asistencia de las parroquias a la zona que mejor les convenga.

El lema del encuentro es 'Salid a los caminos' y el tema de fondo es la transmisión de la fe, teniendo en cuenta sobre todo a los alejados.

Está previsto que en todas las zonas se siga el mismo horario; los encuentros comenzarán a las 11 de la mañana .

 

Exposición sobre Semana Santa

La próxima semana del 14 al 17 de marzo tendrá lugar en el Colegio Marista Ntra. Sra. del Carmen, de la capital pacense, la segunda edición de una exposición sobre la Semana Santa. Este año lleva por lema: "Atrévete a vivirla".

Este proyecto se organiza desde los departamentos de Educación Plástica, Musical y ERE, junto con los alumnos de 2º y de 3º de ESO.

Al igual que el año pasado, la exposición permanecerá abierta al público de lunes a miércoles, de 17:00 a 20:00 horas y el jueves, de 17:00 a 21:00. Contará con la representación en maquetas de todas las estaciones de penitencia de las cofradías y hermandades de la capital pacense y sus correspondientes murales con información sobre las mismas y, además, una exposición permanente de los distintos hábitos de dichas hermandades y cofradías.


Liturgia dominical

Celebramos el V domingo de Cuaresma

Palabra de Dios

 

Libro del profeta Ezequiel 37, 12-14

Esto dice el Señor : Yo mismo abriré vuestros sepulcros, y os haré salir de vuestros sepulcros, pueblo mío, y os traeré a la tierra de Israel. Y cuando abra vuestros sepulcros, pueblo mío, sabréis que yo soy el Señor: os infundiré mi espíritu y viviréis; os colocaré en vuestra tierra, y sabréis que yo, el Señor, lo digo y lo hago. Oráculo del Señor.

 

Salmo 129, 1-2, 3-4ab, 4c-6, 7-8

R. Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.

Si llevas cuenta de los delitos, Señor,/¿quién podrá resistir? /Pero de ti procede el perdón, / y así infundes respeto.

 

Carta de san Pablo a los Romanos 8, 8-11

Hermanos: Los que viven sujetos a la carne no pueden agradar a Dios. Pero vosotros no estáis sujetos a la carne, sino al espíritu, ya que el Espíritu de Dios habita en vosotros. El que no tiene el Espíritu de Cristo no es de Cristo. Pues bien, si Cristo está en vosotros, el cuerpo está muerto por el pecado, pero el espíritu vive por la justificación obtenida. Si el Espíritu del que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, el que resucitó a Jesús de entre los muertos vivificará también vuestros cuerpos mortales, por el mismo Espíritu que habita en vosotros.

 

Evangelio según san Juan 11, 1-45

En aquel tiempo, las hermanas [de Lázaro] le mandaron recado a Jesús diciendo: ­Señor, tu amigo [Lázaro] está enfermo.

Jesús, al oírlo, dijo: ­Esta enfermedad no acabará en la muerte, sino que servirá para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando se enteró de que estaba enfermo, se quedó todavía dos días en donde estaba. Sólo entonces dice a sus discípulos: ­Vamos otra vez a Judea. () Cuando Jesús llegó, Lázaro llevaba ya cuatro días enterrado (). Al enterarse Marta de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa.

Y dijo Marta a Jesús: ­Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.

Jesús le dijo: ­Tu hermano resucitará. Marta respondió: ­Sé que resucitará en la resurrección del último día.

Jesús le dice: ­Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?

Ella le contestó: ­Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo. () Jesús () muy conmovido preguntó: ­¿Dónde le habéis enterrado? Le contestaron: ­Señor, ven a verlo. Jesús se echó a llorar. Los judíos comentaban: ­¡Cómo le quería! Pero algunos dijeron: ­Y uno que ha abierto los ojos a un ciego, no podía haber impedido que muriera éste?

Jesús, sollozando de nuevo, llegó a la tumba (era una cavidad cubierta con una losa). Dijo Jesús: ­Quitad la losa. Marta, la hermana del muerto, le dijo: ­Señor, ya huela mal, porque lleva cuatro días.

Jesús le dijo: ­¿No te he dicho que, si crees, verás la gloria de Dios? Entonces quitaron la losa. Jesús levantando los ojos a lo alto, dijo: ­Padre, te doy gracias porque me has escuchado; yo sé que tú me escuchas siempre; pero lo digo por la gente que me rodea para que crean que tú me has enviado. Y dicho esto, gritó con voz potente: ­Lázaro, ven afuera. El muerto salió, los pies y las manos atados con vendas, y la cara envuelta en un sudario. Jesús les dijo: ­ Desatadlo y dejadlo andar. Y muchos judíos que habían venido a casa de María, al ver lo que había hecho Jesús, creyeron en Él.

 

Comentario Litúrgico

Llamados a la vida

Una primera ojeada a la lectura de Ezequiel nos dará la impresión de estar ante un "relato para no dormir" a los que nos tiene acostumbrado la TV. Sin embargo, en el contexto histórico en el que fueron pronunciadas por primera vez, estas palabras proféticas sonarían más bien a "cuento de hadas".

El pueblo de Israel estaba en pleno destierro de Babilonia. Era gente privada de libertad y de la alegría de vivir. Parecerían cadáveres ambulantes, por eso el profeta, para anunciarles la liberación que les ofrecía Dios, transcribe este oráculo divino: "Yo mismo abriré vuestro sepulcro, y os haré salir de vuestros sepulcros, pueblo mío, y os traeré a la tierra de Israel".

Es evidente que la liturgia ha escogido este trozo de Ezequiel por su paralelismo con el relato evangélico de la resurrección de Lázaro. Pero el evangelista san Juan consigue que el lector no se quede en anécdota del milagro. Aprovecha éste para que Jesús presente su propia identidad y misión con estas palabras: "Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre".

Si para los israelitas el destierro era como una sepultura, ¿cuales son los sepulcros de donde nos quiere sacar Jesús? La respuesta es muy personal, pero hay "fosas comunes" como el pecado que nos atenaza, el dolor por la ausencia de los que se nos han ido, los miedos que nos tienen enterrados en vida,... De todos ellos nos puede sacar la fe en Cristo pues, según Pablo, nos hará salir de las obras y de los sentimientos de la carne y hará habitar en nosotros el Espíritu vivificante.

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

14, lunes: Dan 13, 1-9. 15-17. 19-30. 33-62; Jn 8, 1-11.
15, martes: Nm 21, 4-9; Jn 8, 21-30.
16, miércoles: Dn 3, 14-20. 91-92. 95; Jn 8, 31-42.
17, jueves: Gn 17, 3-9; Jn 8, 51-59.
18, viernes: Jr 20, 10-13; Jn 10, 31-42.
19, sábado: 2 Sam 7,4-5a.12-14a.16;Rom 4,13.16-18.22;Mt 1,16.18-21.24a.
20, domingo: Is 50, 4-7; Flp 2, 6-11; Mt 26, 14-27, 66.

 

13 de marzo: Santos Rodrigo y Salomón (s. IX)

Se encuentran en la cárcel de Córdoba durante la persecución del emir Mohamed I, hijo de Abderramán II.

San Rodrigo había nacido junto a la ciudad de Egabro, llamada posteriormente Cabra, y en Egabro cursa los estudios eclesiásticos y recibe la ordenación sacerdotal.

Maltratado por un hermano suyo musulmán, ejerce su ministerio en la sierra cordobesa. Hasta que su mismo hermano lo entrega al cadí, acusándolo de no seguir a Mahoma.

Por la misma causa está en la cárcel un cristiano mozárabe, de nombre Salomón.

El juez quiere atraérselos con promesas. Pero Rodrigo responde: "Haz propuestas, así, a quienes buscan antes conveniencias de esta tierra que felicidad eterna; nosotros sólo vivimos en Jesucristo; y morir por Él es la mejor ganancia".

Una contestación similar, igualmente consignada por San Eulogio, encuentran en Rodrigo las amenazas del cadí: "No intentes luchar con nuestra alma, y superar nuestro espíritu, firme en la confesión; a más furor en el tormento, más feliz gloria nos deparas". Y el 13 de marzo del año 857, los santos Rodrigo y Salomón aprestan sus cuellos a la cimitarra con tanta firmeza como alegría.

'Los santos. Noticia diaria'. Valeriano Ordóñez, S. J.

 

Los santos de la semana

14, lunes: Afrodisio, Agno.
15, martes: Luisa de Marillac, Clemente Mª, Raimundo de Fitero, Longinos.
16, miércoles: Ciriaco, Hilario, Taciano.
17, jueves: Patricio, José de Arimatea, Teodoro.
18, viernes: Cirilo de Jerusalén, Narciso, Eduardo.
19, sábado: Solemnidad de S. José, esposo de la Virgen María.
20, domingo: Eugenio, Joaquín, Pablo, Martín Dumiense.


Contraportada

Entrevista a Monseñor Irizar, responsable de Pastoral de la Movilidad Humana de la Conferencia Peruana

"Dentro del fenómeno de la globalización, la inmigración es la compensación de los pobres"

Del 14 al 17 de febrero se celebró en Ecuador un Simposio cuyo objetivo fue analizar la migración de los países andinos hacia España; a él acudieron expertos, tanto del ámbito civil como eclesiástico, de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y España.

En el encuentro, monseñor Miguel Irizar, obispo del Callao (Perú) y presidente del Departamento de Pastoral de la Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Peruana, pronunció una conferencia sobre la Familia y las Migraciones. Ya de regreso a su país, este prelado analizó para la agencia Veritas la importancia de la migración hispanoamericana en España.

- ¿Qué importancia ha tenido el Simposio Andino Hispano de cara a un mejor servicio a la pastoral de la migración a ambos lados del Atlántico?

El Encuentro ha sido positivo y hemos visto diferentes ángulos del problema de la migración; por supuesto, el hecho siempre más objetivo e inmediato es la situación de ilegalidad de tantos emigrantes nuestros, en este caso particularmente en España, donde la mayoría son ecuatorianos.

Junto al fenómeno de la regularización o legalización, estaba el hecho de la situación de las familias: de las que quedan cuando una de sus partes ha migrado y luego la llegada al país de recepción que origina desintegración de la familia.

Con los obispos, sacerdotes, laicos, periodistas, han intervenido hombres del mundo de la economía, para analizar el beneficio que aporta la migración a las familias, pero también el mal uso que pueda hacerse de esos recursos o remesas que envían.

La participación y labor de los periodistas, permite que el fenómeno de la migración sea mejor conocido, lo que esto significa como realidad humana como realidad familiar, social, económica y también como encuentro de culturas, de valores que se transmiten, o que se pueden perder en ese camino de la migración. Por tanto es un panorama muy amplio y ha sido un diálogo muy interesante.

- ¿Cree que la migración andina, y sudamericana en general, es un fenómeno que tiende a ampliarse?

Todavía estamos en la ola en crecida. Cuando yo paso por el consulado de España en Lima veo las largas filas y a mucha gente joven. Ahora que hemos estado en Ecuador el cónsul me dijo lo mismo.

Sin duda el grupo mas masivo ha sido el ecuatoriano porque es un fenómeno muy grande, se habla de casi medio millón de ecuatorianos en España, no es fácil saber la cifra oficial por la cuestión de ilegalidad.

En los últimos años ha migrado mucha gente joven y gente profesional; eso tiene su aspecto bueno, en el sentido de que buscan condiciones de trabajo (ojalá con el contrato respectivo puedan regularizar su situación en España), pero también tiene la parte contraria: estamos perdiendo capacidad productiva, gente preparada que le ha costado al país y que son aporte a los países más desarrollados, y a su vez cumplen trabajos que los españoles no realizan. La tendencia es creciente, pero llegará un momento que tendrá su limitación.

En España, en Europa, necesitan mano de obra, y dentro del fenómeno de la globalización, la migración es la compensación de los pobres, ya que el mundo globalizado se desarrolla en un lado y no en otro, entonces los que estamos olvidados podemos recurrir a esa fuente y ser acogidos.

En general, la suerte de los países latinoamericanos es mejor en cuanto a nuestras culturas y modos de vida, nuestra fe y estilo es más cercano, y facilita más; y creo que los españoles prefieren esta emigración latinoamericana que los países del África, aunque en eso no debiera haber discriminación.

Ahora en Europa la vida va a ser más dura, y a España también le están exigiendo que de una vez regularice mejor las cosas, esto va a traer sus consecuencias penosas y va tendremos siempre el sufrimiento de los que van a ser devueltos a sus tierras, algo que por desgracia no se va a poder evitar, porque no van a tener todos la posibilidad de contrato de trabajo, de establecerse en ese país.

De aquí en adelante, habrá que cuidar que la emigración sea lo más razonable y lo más preparada posible, que se haga por orden para evitar los traficantes de migrantes que se dan en todos los países. Esto es lo que hay que cortar por ambos lados.

- ¿Que consecuencias traería el crecimiento de inmigrantes para los países emisores y receptores, en este caso España?

Como en toda migración histórica siempre hay un lado positivo, positivo para quien en su país no ha encontrado una forma de vida digna y no ve futuro, entonces tiene esta oportunidad de realizarlo en otra parte (con lo que significa la ruptura de dejar su patria y la familia); en ese sentido, ese grupo humano que llega a España, sin duda aporta mano de obra y estilo de vida, otra forma de ser, dentro de su realidad cultural que puede beneficiar a esos países.

En concreto pienso que Europa recibe de nosotros una forma de vida más humana, más sencilla, más solidaria, de la manera de ser nuestra, un poco es la experiencia de los pobres que tiene que luchar para desarrollar y promover su realidad familiar.

En el lado negativo esto significa una ruptura, romper o suspender vínculos familiares dolorosos, los padres que se van o los hijos mayores que se van, la desintegración de esa familia, puede ocurrir el fenómeno de un segundo compromiso por el otro lado y el olvido de los hijos, aun cuando manden recursos o remesas para ayudarlos económicamente. Esta es la parte dolorosa que afecta la realidad familiar.

Finalmente, creo que la dimensión cultural, la dimensión religiosa va a ser uno de los aportes a España, un mundo más secularizado, más desarrollado en lo material o en lo económico pero que ha perdido ciertos valores que todavía nosotros, a Dios gracias tenemos: desde una religiosidad popular, un sentido de Iglesia, un sentido también de cariño, de cercanía a las personas que agradecen las personas mayores en España, los ancianos que son atendidos por nuestras mujeres, nuestras jóvenes peruanas, ecuatorianas, bolivianas en fin los diferentes países, y eso los españoles lo reconocen.

Véritas


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino