Noticias de la Santa Sede


Christus Rex Information Service


9 de Febrero 1997


Semanario "Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)
E-Mail: Iglenca@grn.es
9 de febrero de 1997


Portada

La Campaña contra el Hambre dirigida este año a la promoción de la salud

En la última campaña contabilizada se recaudó en la diócesis casi 58.000.000 pesetas - Las zonas de Almendralejo, Olivenza y Mérida financiaron proyectos en Chiapas, Ruanda y Brasil

Como cada año, nada más comenzar el mes de febrero la organización católica Manos Unidas llama a la concienciación solidaria y lleva a cabo su campaña de lucha contra el hambre en el mundo.
Este año Manos Unidas quiere poner en primer plano la promoción de la salud en los países pobres, entendida ésta como "El bienestar físico, mental y social" y a ello dedica su campaña que en este domingo, día 9, tiene uno de sus momentos centrales al hacerse en todos los templos la colecta contra el hambre. La cantidad recaudada ha ido en aumento en nuestra diócesis , prueba de una mayor solidaridad.


Editorial

Ejercicios y retiros espirituales

Si alguien no necesita reponer fuerzas o cargar baterías en su vida cristiana personal, habría que felicitarle muy de veras por su resistencia y fortaleza; y si es él mismo quien asegura que no siente necesidad de ello, entonces habría que advertirle con suavidad que reconsidere su posición. Quien más quien menos, todos padecemos un desgaste contínuo con los afanes diarios, por nuestra condición pecadora o por los malos ejemplos que nos rodean.
Es curioso, pero quienes más se ejercitan en la oración y se atienen, en su línea de comportamiento, a un exigente proyecto de vida cristiana, son quienes más echan de menos y secundan con mayor asiduidad cualquier convocatoria a una tanda de Ejercicios, a un Retiro espiritual, a unas charlas de Cuaresma, a una jornada personal de recogimiento.
En tanto que los miembros más corrientes y menos esforzados de la comunidad creyente, nos las andamos con pretextos o subterfugios cada vez que se nos invita a dar un pequeño parón, buscar unas horas de desierto, encontrarnos allí a fondo con nosotros mismos, oír de nuevo la llamada a la conversión y decidir algunos ajustes en nuestra vida sacramental. En suma, renovarnos en Espíritu y reemprender el camino con nuevos brios.
El asunto no es baladí, ni, menos, secundario para nuestro camino personal o para la buena marcha de la Iglesia. └Qué logros personales, qué empeños evangelizadores, qué transformaciones de la sociedad cabe esperar de unos cristianos anémicos, de unas comunidades sin pulso? Ante preguntas como estas, diría Jesús: El que pueda entenderlo, que lo entienda.


Carta del Arzobispo

El silencio y la palabra

Empiezo por el silencio, porque a él están especialmente dedicadas las líneas que siguen. Pero, └cómo separarlo de su polo opuesto o, mejor, de su alternativa natural que es la palabra? Ya que, apenas puestos a pensar, descubrimos a la primera que el silencio y la palabra, lejos de oponerse entre sí, son las dos caras de una misma moneda que se implican la una con la otra, como la sombra con la luz.
Sólo pueden guardar silencio aquellos seres que tienen la capacidad de hablar. No cabe, por eso, afirmarse tal cosa, salvo en sentido figurado, de las piedras, los árboles o la luna. La naturaleza en su conjunto, aunque favorece, por su belleza y majestad, el silencio contemplativo, ella, de suyo, ni calla ni habla. Lo mismo ocurre, a su vez, aunque de forma distinta, con los animales. Estos, ciertamente pían, graznan, ladran, aullan, relinchan o rugen, pero sólo se entiende en ellos el silencio como dejar de proferir los sonidos propios de su especie. Si no hay palabras, no hay silencio.
El misterio del ser humano, en una de sus más acusadas expresiones, estriba precisamente en que, antes y después de conversar, cantar o gritar, circulan constantemente por su espíritu ideas, sentimientos, añoranzas y anhelos, tan reales y tan propios como los que afloran al exterior en la conversación con otras personas. Es más, su interioridad está poblada a menudo por palabras no pronunciadas que en casos agudos le hacen incluso hablar solo. La procesión más personal, y no siempre transferible, va siempre por dentro.
No basta, sin embargo, con callarse o tragarse, sin más, todo eso, para convertirnos en personas que saben cultivar provechosamente su silencio. Existe el silencio del durmiente y del despistado, del aburrido y del trabajador autómata. Los sabios cultivadores de la serenidad interior saben guardarse a la par de los ruidos callejeros y de la algarabía de la propia imaginación, de las sacudidas emocionales, de la pereza mental y del vacío religioso.
Pienso a veces que, lo mismo que nuestros padres y maestros nos enseñaron a hablar en los primeros años de la infancia, así haría falta también una enseñanza y un aprendizaje del silencio como tal, entendido como una actividad interior de la persona humana que la desarrolla y enriquece. Un silencio consciente que alimenta nuestras palabras y se nutre de ellas, ya sean las propias ya las ajenas.

Silencio para escuchar

Un silencio, ante todo, para escuchar. "Los españoles, me decía en mis años mozos mi viejo amigo alemán, Peter Erhard, no podéis aprender bien un idioma extranjero porque, para ello, es preciso escuchar primero y hablar después; pero vosotros habláis antes". El bueno de Peter era tan caritativo que repartía entre todos los españoles el defecto descubierto en mí. Pero, es verdad; sin el silencio de la escucha nadie aprendería ni tan siquiera el propio idioma materno. A los bebés les ayuda el no poder expresarse, para escuchar, sin réplica, miles de veces los secretos de la lengua materna.
Valga esta lección para otros muchos órdenes de la vida, en los que el silencio de la escucha, guardando el turno en la conversación, favorece una preciosa experiencia humana: la comunicación fluida entre dos personas, necesitadas una y otra de escuchar y de ser escuchadas. Así en la intimidad de los esposos, en el trato entre amigos, en la convivencia entre miembros de una comunidad consagrada, en la fe compartida por un grupo de creyentes. └Ven ustedes cómo desde el silencio hemos entrado en la palabra que, para que alguien la pronuncie, alguien la tiene que escuchar, cuanto más callado, mejor?
Aunque no es lo mismo silencio que soledad, la segunda, siquiera sea en forma de recogimiento personal o de disminución del ruido ambiente, contribuye a la vivencia rica y gratificante del propio silencio. Pregúntenselo, si no, a un compositor de música, a un científico de laboratorio, a una madre con su niño dormido, a un monje contemplativo. La escucha silenciosa, a la que acabo de referirme, alcanza sus mejores quilates cuando se aguzan los oídos interiores para percibir el murmullo de las aguas profundas de nuestro yo; cuando los ojos del alma se reflejan, con luz misteriosa, en las aguas cristalinas de la propia conciencia. Y, cuando esa luz es la de la fe bautismal, entonces lo que se vislumbra, en lo más íntimo y sagrado de nuestro ser, es el rostro amoroso de Dios Padre.

Silencio para orar

A partir de esa experiencia, el silencio religioso es en nosotros exactamente lo contrario del vacío. La contemplación filial y estremecida de su presencia, la escucha atenta y reverente de su palabra con el corazón abierto a su amor, es el quehacer más noble y más fecundo de un creyente cristiano. Bien está la escucha fraterna de nuestros semejantes; bien, nuestra propia concentración interior; pero mejor, inmensamente mejor, estar a la espectativa como Elías y, tras el viento huracanado, tras el enorme terremoto, tras el fuego abrasador, percibir "un ligero y blando susurro", signo de la presencia y la palabra salvadora de Yahve: └Qué haces, Elías? (Cfr.1Re, 11-14). Al igual que en la escena misteriosa del joven Samuel, que escucha unas llamadas en el silencio de la noche hasta que, a la tercera, percibe la presencia divina y exclama rendido: "Habla, Señor, que tu siervo escucha" (1Sam. 3,10).
Jesús, por su parte, nos recomienda entrar en nuestra cámara y cerrar la puerta para hablar con el Padre "que ve en lo escondido" (Mt. 6,6); y alabó la escucha silenciosa de sus palabras por María hermana de Lázaro. "Ella, dijo, ha escogido la mejor parte" (Lc.10,42).

Terapia contra el ruido

└A quién se le ocurre, pensará más de uno, si ha leído lo escrito hasta aquí, exponer cosas tan subidas para los aturdidos ciudadanos de esta irónica "cultura del ruido"? Ciclomotores del infierno, sirenas de bomberos y hospitales, aviones sobre las azoteas, por no hablar de baterías, timbales y maracas, estruendo de noche y de día, decibelios de ferias y discotecas hasta la reistencia misma del tímpano. Epoca trepidante y alocada por la contaminación del ruido. └El silencio? ┴Quién lo tuviera a su alcance! Pero, ya, ya. Son infinitos los que ya no resisten el silencio, que para ellos es sinónimo de aburrimiento mortal y hasta de crispación.
En esas estamos, pero, perdónenme; el abajo firmante no se rinde. Necesitamos el silencio como oxígeno del alma. Silencio de la lectura, del paseo por el campo, de la contemplación del mar, del sótano acogedor, la buhardilla coqueta o la terracita apartada de nuestra casa. Y, por supuesto, el recogimiento de la ermita, de la capilla del sagrario, de una casa de retiro, ojalá que con frecuencia y con intensidad.
Silencio fértil. Soledad sonora.


+Antonio Montero
Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

Este domingo se realiza la colecta de la Campaľa contra el Hambre promovida por Manos Unidas

En este año está orientada a la promoción de la salud integral en los países pobres

Como cada año, nada más comenzar el mes de febrero la organización católica Manos Unidas llama a la concienciación solidaria y lleva a cabo su campaña de lucha contra el hambre en el mundo. Cada año escoge un tema del desarrollo que trata de favorecer en los países más pobres y un lema que sirva para llegar de manera más directa al corazón, a la conciencia y al bolsillo de la gente.
Con el lema "Cambia tu vida para cambiar el mundo", este año Manos Unidas quiere poner en primer plano la promoción de la salud, entendida ésta como"El bienestar físico, mental y social".
No le faltan motivos a Manos Unidas para incidir en la salud en su campaña de este año, que hace ya la número 38. Las cifras de carencias sanitarias son alarmantes en el Tercer Mundo; por ejemplo, ocho millones de niños y niñas mueren al año por diarrea, sarampión, paludismo, neumonía y desnutrición; enfermedades de tan fácil remedio y tan superadas en el mundo rico. Y es que las diferencias entre un hemisferio y otro son inmensas: así mientras en los países industrializados hay un médico por cada 343 habitantes y en España por cada 262, en África subsahariana hay un facultativo por cada 18.488 habitantes y en algunos países , como Niger o Malaui, la proporción no llega a uno por 50.000.
Pobreza y carencia de salud guardan una estrecha relación causa-efecto que para millones de seres humanos en todo el mundo se convierte en un círculo vicioso fatal: la pobreza genera enfermedades y problemas sanitarios insuperables en la mayoría de los casos. La pobreza y la falta de salud son consecuencias directas de la injusticia y esa injusticia también es un problema al que hay que dar solución.

Organización católica

Manos Unidas es una organización ya experta en canalizar para la solidaridad toda la ayuda recogida en las parroquias, asociaciones, colegios, familias y en la entera sociedad española, desde que allá por el año 1960 un grupo de mujeres de Acción Católica puso en marcha esta gran iniciativa de lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo, yendo no sólo a sus consecuencias, sino poniendo remedio en la raíz; dicho con otras palabras: no dando peces, sino đy sobre todođ enseñando a pescar.
Nacida de una campaña puntual contra el hambre, a partir de 1978 "Manos Unidas" adquirió plena personalidad canónica y jurídica como organización no gubernamental para el desarrollo (ONGD) católica.
Formada por una gran multitud de personas voluntarias, sus líneas de trabajo se orientan en dos campos fundamentalmente: por una parte en concienciar e informar a la opinión pública sobre la realidad del Tercer Mundo, para impulsar cambios que favorezcan la justicia y el desarrollo y superar así la pobreza de aquellos pueblos.

Proyectos concretos y fiables

Por otro lado, la forma de actuar de Manos Unidas es mediante la financiación y seguimiento de proyectos de desarrollo en Asia, África, América Latina y Oceanía. Estos proyectos está elaborados por las personas que trabajan en el Tercer Mundo, sobre todo misioneros y misioneras, que solicitan la colaboración de Manos Unidas, y tienen como objetivo mejorar las condiciones de vida para que los habitantes de aquellos países puedan ser autosuficientes. Se pide siempre en los proyectos la participación activa de la población beneficiada para que ellos sean los propios protagonistas de su desarrollo y en su aprobación no se hace ninguna discriminación por raza, religión o país. "Manos Unidas" estudia las solicitudes de financiación a los proyectos, los aprueba y hace un seguimiento de ellos
. O sea que asegura que los fondos recibidos se destinan a proyectos de promoción que erradique la pobreza y el subdesarrollo y verifica su realización.

Presente en todas las diócesis españolas a través de sus 71 delegaciones, los fondos que gestionan Manos Unidas proceden fundamentalmente de las cuotas de los socios, de la colecta anual que como la de este domingo đ9 de febrerođ se realiza en todas las parroquias, aportaciones de empresas, colegios, herencias, etc., así como de la cofinanciación de proyectos por parte de organismos estatales, municipales y autonómicos, entre ellos la Junta de Extremadura. Pero sobre todo, el principal recurso de Manos Unidas son las personas que voluntariamente cooperan con sus trabajos en la captación de fondos.
De los 25.087 millones de pesetas recaudados en las últimas cinco campañas (1990-1995), el 93,7% ha sido enviado al Tercer Mundo, el 3,7% se ha invertido en sensibilización de la opinión pública española y sólo el 2,6% ha sido destinado a gestión y administración.
Con ese dinero recaudado se ha financiado un total de 5.156 proyectos de desarrollo en más de 60 países del Tercer Mundo distribuidos en cinco áreas de actuación: sanitaria, social, educativa, promoción de la mujer y agrícolas. En ellos se incluyen desde la creación y equipamiento de hospitales a programas de vacunación, pasando por edificación de viviendas y escuelas, construcción de carreteras, comedores, producción de energía, alfabetización, formación profesional, promoción de la mujer, creación de cooperativas, adquisición de tierras para cultivo, construcción de pozos, etc.

Recaudación en aumento

Durante estos años la Campaña de lucha contra el Hambre ha ido adquiriendo relevancia en la Iglesia y en la entera sociedad española y esto se traduce en el creciente aumento de los fondos económicos obtenidos en las sucesivas campañas, así se ha pasado del medio millón de pesetas recaudado en 1960 a los más 5.567 millones de la campaña (1994/95). Lo mismo ha ocurrido en la diócesis de Mérida-Badajoz , donde en los últimos cinco años se ha pasado de recaudar 27 millones de pesetas en la campaña (1990/91) a los 57.677.405 pesetas de la campaña de 1994-1995, lo que supone una media de 100,23 pesetas por habitante. Ojalá la campaña de este año que coincide con las fiestas de los carnavales no desdiga de este progresivo aumento en la recaudación y que sea al mismo tiempo traducción de una solidaridad efectiva con los más pobres del mundo.

José María Gil


La Operación Enlace: solidaridad con rostro

-Las comarcas de Almendralejo, Olivenza y Mérida ayudaron el año pasado a la financiación de proyectos de desarrollo en Chiapas, Ruanda y Brasil

Manos Unidas al canalizar los recursos económicos de los países ricos a los llamados del Tercer Mundo se asegura que cada proyecto que financia sea el adecuado y querido por los destinatarios de esas ayudas, que ellos mismos sean los protagonistas, respetando sus peculiaridades sociológicas y culturales. Se establecen así relaciones respetuosas y de igualdad entre los pueblos y, por eso, una de las formas de colaboración con la campaña de Manos Unidas en su lucha contra el hambre es la que hace posible una relación directa entre los donantes de los fondos económicos (colegio, parroquia, ayuntamiento, grupo de matrimonios, etc.) y los destinatarios de las ayudas en el Tercer Mundo a través de la llamada "Operación Enlace". Esta modalidad de ayuda es la que están siguiendo algunos arciprestazgos y grupos de nuestra diócesis.

Mérida con los "meninhos da rua"

En concreto, la ciudad de Mérida y su comarca han financiado el pasado año con un total de 7.517.700 pesetas un centro de acogida y de formación para los niños de la calle en Brasil, con el que se pretende paliar la situación por estos niños que han hecho de la calle su hogar, deambulando por ellas y sufriendo vejaciones, violencia, asesinatos y violaciones de quienes pretenden "limpiar" las calles de toda apariencia de miseria. Con escuelas como la financiada por Mérida y su comarca a través de Manos Unidas se les ofrecen mejores oportunidades y un futuro a estos "meninhos da rua" que abandonan sus familias con la edad con que otros comienzan a ir a la escuela, huyendo de la violencia, el hacinamiento, en definitiva, la pobreza.

Almendralejo ayuda a Chiapas

También en la pasada campaña, la ciudad de Almendralejo y su comarca han participado con un importe de 4 millones de pesetas en la financiación que Manos Unidas y la Secretaría de Estado de Cooperación están haciendo de un proyecto de desarrollo en Chiapas, Estado mejicano que saltó a los medios de comunicación por la revolución llevada a cabo por los campesinos y guerrilleros zapatistas reivindicando una mayor justicia social para los indígenas.
El plan de desarrollo iniciado comprende varios frentes, entre ellos la adquisición de tierras y la promoción de cultivos en las comunidades indígenas.
En concreto, Almendralejo y su comarca han financiado el desarrollo económico de 16 comunidades maya-tseltalesas, de los municipios de Chilon, Sitala, Yajalon y Pantelho.
Los tseltales son el grupo étnico mas numerosos de Chiapas. Para hacerse una idea de la desigualdad y pobreza que se sufre en este territorio mejicano, baste decir que en él se produce el 55% de la energía hidroeléctrica del país, pero el 34% de sus casas no poseen esta energía; el 29% de la población no sabe leer ni escribir y sólo en 1993 murieron 15.000 campesinos indígenas a causa de la miseria y de las enfermedades.

Olivenza đ Ruanda

Por otro lado, Olivenza y su comarca, con una larga tradición ya de ayuda a Manos Unidas a través de la "Operación Enlace", dirigió su ayuda en la pasada campaña a uno de los calvarios más significativos de los últimos años: a Ruanda, en concreto a las personas que más están sufriendo las cosecuencias del conflicto de los Grandes Lagos, a los más débiles de todos que no saben ni pueden entender el sinsentido de aquella tragedia de muerte y odios: los niños, especialmente los huérfanos, y los que han perdido a sus familias. A ellos los están ayudando, entre otros organismos, el Servicio Jesuita a los Refugiados ruandeses, con el que colabora Manos Unidas y, a través de ella, Olivenza y su comarca con 2.500.000 de pesetas.

Grupo de matrimonios de Badajoz

La modalidad de ayuda mediante la "Operación Enlace" de Manos Unidas no está sólo para instituciones como pueden ser parroquias, pueblos, ciudades o ayuntamientos, etc., sino que también pueden hacerlo pequeños grupos de personas, como lo vienen haciendo desde hace varios años un grupo de matrimonios de la ciudad de Badajoz que en la pasada campaña financió dos proyectos: uno de ellos en Malí, donde contribuyeron al equipamiento de las escuelas de dos poblados con un importe total de 530.400 pesetas; y el otro en la India, en el que ayudaron con 203.320 pesetas a terminar el segundo piso del hospital maternal y de urgencias de la localidad de Viriyur.

José María Gil


Cifras que hacen pensar

- La diarrea causa en los países pobres el 23% de las muertes de los menores de 5 años.
- Cada año mueren 4 millones de niños por enfermedades propagadas por el agua.
- El embargo impuesto a Irak por la ONU tras la Guerra del Golfo mata cada mes a 4.500 niños. Se calcula que desde que comenzó, en 1991, ha causado ya unas 600 mil muertes infantiles.
- Las minas antipersonas han matado en Camboya más personas en tres años de "paz" que en 20 de guerra civil.
El 80% de los niños que llegan a un centro de salud en el Tercer Mundo padecen una o varias de las cinco enfermedades más comunes en la infancia. Formar a un trabajador sanitario que pueda atenderlo adecuadamente requiere sólo 11 días de trabajo intensivo.
La tasa de infección de sida un 25% en los 2 últimos años. En África Subsahariana vive el 77% de los 7,7 millones de enfermos que hay actualmente.
đ La esperanza de vida en África descenderá para el año 2000 de 62 a 47 años a causa del sida.
- La riqueza de los 358 multimillonarios es superior a los ingresos anuales de los países donde vive casi la mitad (45%) de la población mundial.
- Con 100 dólares USA se puede comprar un rifle AK-47, o bien cápsulas de vitamina A suficientes para prevenir la ceguera de 3.000 niños y niñas de un año.
-23 aviones cazabombarderos F-16 cuestan 800 millones de dólares, tanto como la cantidad de sal yodada suficiente para proteger a 1.600 millones de personas del retraso mental u otras deficiencias por falta de esta sal. -2.400 millones de dólares es el precio de un submarino nuclear, o el coste de la inversión necesaria para dotar de servicios de agua y saneamiento para 48 millones de personas. (Fuentes Manos Unidas 1997)


Noticias

Vendidos siete millones de ejemplares del Catecismo

-La versión típica latina, que se publicará en primavera, abolirá la pena capital
Siete millones de ejemplares del Catecismo Universal de la Iglesia Católica se han vendido desde su publicación, hace cinco años.
El Catecismo ha sido traducido a 25 idiomas. La última edicipón publicada ha sido en ruso y, en su presentación, el cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, anunció que se están ultimando las versiones en otros dieciséis idiomas y que, en la próxima primavera, aparecerá la versión típica latina, a partir de la cual deberán realizarse las nuevas traducciones.

En Internet

Del Catecismo existen también versiones en CD, en seis idiomas, y está prevista su aparición en la red Internet en otros seis idiomas. Las Iglesias locales con escasos recursos económicos han conseguido traducir y publicar sus versiones del Catecismo gracias a la ayuda de la Santa Sede, que ha destinado a las mismas gran parte de los ingresos por derechos de autor cobrados en los países desarrollados.

El Catecismo y la pena de muerte

Laversión típica latina del Catecismo Universal de la Iglesia Católica, a la que deberán atenerse todas las traducciones que se hagan del dicho texto, incorporará la doctrina más reciente sobre la pena de muerte de la encíclica Evangelium vitae, que supone prácticamente su abolición, según declaró también el cardenal Ratzinger.
En su encíclica, el Papa sitúa la penal capital en el horizonte teológico de que "sólo Dios es el dueño de la vida", la cual es"sagrada e inviolable" y reconoce la "tendencia progresiva" a pedir "la total abolición" de la pena de muerte.


Convivencia vocacional en la Parroquia de los santos de Maimona

El pasado fin de semana se ha celebrado en la Parroquia de los Santos de Maimona una convivencia vocacional, en la que durante tres días los seminaristas de 1╝ de ESO y 8╝ de EGB del Seminario Metropolitano de Badajoz han vivido en las casas y con las familias de otros muchachos de su edad. Este tipo de convivencia tiene como objetivo sensibilizar a la comunidad parroquial, y en especial a las familias, de la importancia de las vocaciones sacerdotales, pretendiendo hacer una reflexión para ver si los padres cristianos son animadores de la vocación sacerdotal y religiosa de sus hijos y si los hijos se plantean una entrega a Dios de por vida.
Durante la convivencia también se ha tenido un encuentro entre las familias de la parroquia con los seminaristas y su formador, don Francisco José Andrades Ledo, en el que se habló del papel de los padr es en el discernimiento vocacional de los hijos.
No faltó en la convivencia el apartado festivo y así los seminaristas pasaron un día de campo con los catecúmenos que están en 7╝ y 8╝ año del proceso de catequesis en la comunidad parroquial. También se hicieron presente los seminaristas en la misa dominical para los niños.
Según ha manifestado a nuestra revista el párroco de los Santos de Maimona, don Ángel Muñoz, con esta convivencia vocacional "se espera que la comunidad parroquial se vaya interrogando sobre el tema de las vocaciones en la Iglesia y que sea, a la vez, un lugar en el que surjan las vocaciones, si Dios lo desea."

El Instituto Melendez Valdés, de Villafrancoa, organizó un retiro espiritual para sus alumnos

Alumnos de 1╝ y 2╝ de Bachillerato del Instituto de Enseñanza Secundaria "Meléndez Valdés", de Villafranca de los Barros, han participado en un retiro espiritual promovido por el centro y animado por el departamento de Religión.
Se reflexionó sobre la "otra movida". Poniendo como punto de partida las "movidas" que se organizan todos los fines de semana en las diversas ciudades extremeñas, analizó la postura del joven creyente ante esa realidad, sabiendo que es Jesús el que debe animar su existencia y que tienen que llevarle allí donde se encuentren, incluso en sus momentos de diversión, ya que es así como darán respuesta a su ser de bautizados.
Es el séptimo año consecutivo que se celebra el retiro espiritual en el centro.

Jóvenes de S. José de Badajoz

Por otra parte, dieciocho confirmandos de segundo año de la Parroquia de San José de Badajoz, junto con el sacerdote responsable y un grupo de seis misioneras del Verbum Dei, asistieron a una convivencia en Villagonzalo. Allí escucharon varias charlas-testimonios, trabajaron en grupos sobre los temas desarrollados y compartieron juegos y canciones.
La convivencia permitió reflexionar sobre Dios Padre, que extiende su amor a todos y que sufre al ver a sus hijos rozando la muerte por el egoísmo de los demás, y se concluyó que el hombre tiene que ser solidario con el hombre, para que los hermanos no mueran por falta de recursos sobre todo de alimentos, que aquí desperdiciamos y derrochamos.
Fernando Saavedra


Presentada a los responsables de la Catequesis de Adultos diferentes ofertas de compromiso cristiano

Los catequistas y sacerdotes que han dirigido el proceso de Catequesis de Adultos en las distintas parroquias de la diócesis durante las cuatro etapas de que consta éste, se han reunido, procedentes de todos los arciprestazgos, el día 1 de febrero en las ciudades de Badajoz, Castuera, Mérida y Zafra a fin de estudiar las ofertas de compromiso cristiano que la diócesis ofrece a las personas que han concluido ya su plan catequético, bien sea en tareas intraeclesiales como puedan ser la colaboración en la catequesis, en la animación de grupos juveniles o litúrgicos, en visita a enfermos, en el voluntariado de Cáritas, etc. o bien en compromisos referidos a una militancia cristiana seglar en los distintos ambientes en que se desenvuelve la vida propia de los laicos, como pueden ser el mundo del trabajo, la familia, etc.
Los diferentes encuentros, que estuvieron presididos por el vicario general, los respectivos vicarios episcopales de zona y el delegado diocesano para los Laicos, comenzaron con una evaluación del camino recorrido hasta ahora por la Catequesis de Adultos, comenzando por la etapa de precatequesis, pasando por la de profundización en la fe integral del cristiano y concluyendo en la etapa espiritual, donde a través de un acercamiento a las exigencias que nacen de los sacramentos de la iniciación cristiana se ha reflexionado sobre la necesidad de una participación mayor en la misión de la Iglesia.
En una segunda parte se pasó al trabajo por grupos en que se analizaron los resultados de una encuesta previa a la reunión en la que se les había pedido a los catecúmenos que evaluaran el proceso seguido en la catequesis y posibles campos de actuación en el futuro, y se les preguntaba también por la posibilidad de participar en la Acción Católica.
Después de una puesta en común de las conclusiones y una llamada al compromiso asociado en el ámbito parroquial, les fue presentado a asistentes la Acción Católica renovada como cauce apropiado para vivir el apostolado como seglares cristianos , sobre todo para aquellas personas que han concluido ya el proceso catequético.
Se trata de una oferta en la que está empeñada en estos momentos la Conferencia Episcopal Española y las distintas diócesis, entre ellas la nuestra, la cual tiene previsto realizar unos cursos de formación para consiliarios y monitores los días 8 de marzo y 19 de abril, al que fueron invitados los asistentes. (Redacción y Andrés Román)


El Obispo de Cáceres inauguró la III Semana Arciprestal de Plasencia

El obispo de Coria-Cáceres, don Ciriaco Benavente, inauguró la III Semana Arciprestal de Plasencia, que se desarrolló en esta ciudad del norte de Extremadura el pasado fin de semana y, entre las actividades programadas, figuró la celebración de talleres de reflexión sobre la misión de los cristianos en el mundo actual y un debate sobre "El cristianismo en la sociedad placentina de fin de siglo".
Monseñor Benavente, que dio una conferencia sobre la presencia de los cristianos en la vida pública, manifestó que son necesarias personas que asuman tareas dentro de la "dura y exigente" vida pública, ya sea familiar, profesional, cultural, política o económica, respetando las diferencias de ideas, porque "no respetarlas demuestra falta de madurez".


Opinión

Del Carnaval a la Cuaresma

Nuestro tiempo ha generalizado valores en la convivencia social que en otras épocas tenían menos vigencia. Uno de estos valores es el de la tolerancia, que hace que se aproximen las distancias que nos separan en la visión de las cosas y que los contrastes se entremezclen y se encuentren en sus matices.
También la tolerancia ha llegado a las relaciones del Carnaval con la Cuaresma. Ya no son tiempos enfrentados como lo pueden haber sido en algunos momentos de la historia. Aunque pueda darse el contraste en las conductas individuales, cada vez más aisladas y excepcionales, los valores que representan el uno y la otra pueden ser complementarios. Es verdad que el carnaval y la cuaresma conservan cada uno su peculiaridad: el uno representa la fiesta, la alegría, la convivencia, el descanso, la ilusión compartida, una sana y saludable crítica social, disfrazando la realidad con humor y hasta con cierta belleza plástica; la cuaresma, sin embargo, es más tiempo de silencio, de mirada hacia nosotros mismos, de conversión, de austeridad, de perdón y reconciliación, de solidaridad y de preparación para la vida nueva de la Pascua.
Uno y otra representan sólo acentos que los hombres le ponemos al devenir de nuestra vida, acentos que, por otra parte, son necesarios y complementarios. En la vida de un cristiano, ambos pueden cohexistir, porque a ambos le puede dar unidad y coherencia nuestro compromiso cotidiano de configurar nuestra vida en la de Cristo; y, en principio, lo mejor del carnaval no parece que sea incompatible con esta tarea.

Amadeo Rodríguez


Página litúrgica

Celebramos el V Domingo del Tiempo Ordinario Palabra de Dios:

đ Libro de Job 7, 1-4, 6-7

Habló Job diciendo: El hombre está en la tierra cumpliendo un servicio, sus días son los de un jornalero. Como el esclavo suspira por la sombra, como el jornalero aguarda el salario. Mi herencia son meses baldíos, me asignan noches de fatiga; al acostarme pienso: └cuándo me levantaré? Se alarga la noche y me harto de dar vueltas hasta el alba. Mis días corren más que la lanzadera y se consumen sin esperanza. Recuerda que mi vida es un soplo, y que mis ojos no verán más la dicha.

đ Salmo 146, 1-2

R. Alabad al Señor, que sana los corazones quebrantados. Alabad al Señor, que la música es buena;/ nuestro Dios merece una alabanza armoniosa./ El Señor reconstruye Jerusalén,/ reúne a los deportados de Israel./ Él sana los corazones destrozados,/ venda sus heridas./Cuenta el número de las estrellas,/a cada una la llama por su nombre./ Nuestro Señor es grande y poderoso,/ su sabiduría no tiene medida./ El Señor sostiene a los humildes,/ humilla hasta el polvo a los malvados.

Carta 1╗ de S. Pablo a los Corintios 9, 16-19, 22-23

Hermanos: El hecho de predicar no es para mí motivo de soberbia. No tengo más remedio y, ┴ay de mí si no anuncio el Evangelio! Si yo lo hiciera por mi propio gusto, eso mismo sería mi paga. pero si lo hago a pesar mío es que me han encargado este oficio. Entonces, └cuál es la paga? Precisamente dar a conocer el Evangelio, anunciándolo de balde, sin usar el derecho que me da la predicación de esta buena noticia. Porque, siendo libre como soy, me he hecho esclavo de todos para ganar a todos. Me he hecho débil con los débiles, para ganar a los débiles; me he hecho todo a todos, para ganar sea como sea a algunos. Y hago todo esto por el Evangelio, para participar yo también de sus bienes.

Evangelio según san Marcos 1, 29-39

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol le llevaron todos los enfermos y poseídos. La población entera se agolpaba a la puerta.
Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: Todo el mundo te busca. Él les respondió: Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he venido. Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.


Lecturas bíblicas para los días de la semana

10, lunes: Gen 1, 1-9; Mc 6, 53-56.
11, martes: Gen 1, 20-2, 4a; Mc 7, 1-13.
12, miércoles: Jl 2, 12-18; 2Cor 5, 20-6, 2; Mt 6, 1-6, 16-18.
13, jueves: Dt 30, 15-20; Lc 9, 22-25.
14, viernes: Is 58, 1-9a; Lc 9, 14-15.
15, sábado: Is 58, 9b--14; Lc 5, 27-32.
16, domingo: Gn 9, 8-15; 1P 3, 18-22; Mc 1, 12-15.


Aviso: el día 12 de febrero, Miércoles de Ceniza Ayuno y abstinencia

El miércoles que precede al primer domingo de Cuaresma los cristianos inician, con la imposición de la ceniza, el tiempo de purificación del espíritu: periodo penitencial que se abre con un día de ayuno y abstinencia.


Comentario

"Curó a muchos enfermos"

Leemos hoy un trozo del primer capítulo del evangelio de san Marcos. El evangelista lo dedica a presentar diversas dimensiones del misterio de Cristo. Es evidente que la lectura de hoy nos habla de Jesús como taumaturgo. Está en Cafarnaún, ha predicado por primera vez en aquella sinagoga, se hospeda en casa de Pedro y lo primero que hace, al llegar, es curar a la suegra del apóstol que estaba postrada a causa de unas fiebres. La caída de la noche pone fin al descanso sabático. Inmediatamente, se desencadena un movimiento en todo el pueblo: "le llevaron todos los enfermos y endemoniados... Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios".
Va a ser una constante en la vida pública de Jesús. Según los entendidos, la mayor parte de su tiempo lo dedicó Jesús a sanar a los enfermos y a liberar a los endemoniados. Permitió que la muchedumbre fracturada por los males del cuerpo y del espíritu fuera el permanente cortejo que acompañara su presencia por los caminos y ciudades.
La actividad taumatúrgica de Jesús fue la expresión más viva de la gran compasión y solidaridad que su corazón sentía por cada uno de los hombres. Quien se acercaba a Él recibía la que necesitaba para seguir el camino de la vida.
Nosotros, sus discípulos de finales del segundo milenio, estamos llamados a ser, de un modo especial, los signos vivientes del misterio entrañable de misericordia que guarda su corazón. Lo seremos en la medida que nos dejemos traspasar por esa misericordia y cada uno de nosotros y nuestras comunidades permitamos que nos aborde la humanidad quebrantada de nuestros días.

Antonio Luis Martínez


Santoral

9 de febrero

San Miguel Febres Cordero (1854-1910)

El Ecuador, y sobre todo Quito, su capital, son testigos de la vida de este hombre, de nombre Francisco, que, siendo uno de los primeros alumnos de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en toda América, será, con el tiempo, el primero de los miembros y de los santos con que cuenta su congregación en el continente americano.
Cuando Paquito contaba sólo 9 años, en 1863, se establecen en su ciudad los Hermanos; acude a su colegio y cinco años más tarde dice querer vivir como ellos. Los padres le orientan hacia el Seminario Diocesano, pero su salud quebradiza parece dar al traste con los proyectos vocacionales del niño. Por fin, en 1868 viste el hábito de los hermanos cambiando su nombre por el de Miguel y residiendo en Quito consagrado al estudio de las lenguas española, francesa e inglesa y a la edición de libros de texto para escolares. El reconocimiento a su inmensa labor pedagógica llegará incluso de las Academias nacionales de estos países. Su vida fue la de un pedagogo enamorado del difícil arte de enseñar y entregado al hombre, con opción preferencial por los jóvenes, sembrando el nuevo continente de una cultura cristiana intensa y extensa. Sus superiores lo llaman a Bélgica, donde enferma, para trasladarlo a la costa catalana. Aquí, lejos de mejorar, entrega su vida.
La Iglesia, fundada para enseñar, tiene en su vocación docente la mejor justificación y en sus santos enseñantes a los hijos discípulos más parecidos al "Maestro". └Ven ustedes? Hasta aquellos que escriben los torturantes textos escolares pueden ser santos. ┴Qué grande es Dios!

Manuel Amezcua


Santos de la semana

10, lunes: Escolástica, Zótico y Amando, Austreberta, Hugo.
11, martes: N╗S╗ de Lourdes, Sotera, Desiderio, Evagrio, Gregorio II.
12, miércoles: De Ceniza. Saturnino, Benito de Aniano.
13, jueves: Engracia. Polieucto, Gilberto, Cristiana, Pablo Le Van.
14, viernes: Cirilo y Metodio. Valentín, Vital, Zenón.
15, sábado: Faustino, Decoroso, Claudio de la ColombiĆre, Walfrido.
16, domingo: Juliana, Elías, Jeremías.


Contraportada

ą Fátima acoge la celebración del Día Mundial del Enfermo

Con la presencia del cardenal Fiorenzo Angelini, enviado especial del Papa, se celebrará el próximo martes día 11, en Fátima, el Día Mundial del Enfermo.
Profesionales y voluntarios de la salud, capellanes hospitalarios, voluntarios y agentes parroquiales de Pastoral sanitaria tendrán el lunes, día 10, una jornada de reflexión, en la que el cardenal Angelini dará lectura al Mensaje del Papa para el Día Mundial del Enfermo đdel que damos un amplio resumenđ y en la que están previstas conferencias a cargo del cardenal O'Connor, arzobispo de Nueva York, y de monseñor Javier Lozano, presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud.
El día 11, con asistencia de enfermos y deficientes, profesionales, voluntarios, párrocos y agentes pastorales, capellanes y religiosos, se presentará el Plan Pastoral de la Salud para el trienio 97-99 y habrá en el Santuario de Fátima una gran celebración eucarística presidida por el cardenal Angelini.

Mensaje del Papa para esta jornada

"Me complace que se celebre en Fátima la celebración oficial de una Jornada como la del Enfermo que tanto amo. Ella será para cada uno ocasión propicia para colocarse a la escucha del mensaje de la Virgen, que tiene como centro la llamada a la conversión y a la penitencia, como pide el Evangelio. Esta llamada ha sido pronunciada a comienzos del siglo XX y, por lo mismo, ha sido dirigida especialmente a este siglo. Al parecer, la Señora del mensaje ha leído con especial perspicacia los signos de los tiempos, los signos de nuestro tiempo"╔
En Fátima, María es portadora también de otras palabras del Hijo. En la Gruta de Iría resuena, de modo especial la invitación de Cristo: 'Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré' (Mt 11,28). Las muchedumbres de peregrinos que, de todas partes del mundo, llegan a esa tierra bendita, └no son acaso un elocuente testimonio de la necesidad de consuelo y alivio que innumerables personas experimentan en la porpia vida.
Anto todo, son los que sufren quienes se sienten atraídos Ante la perspectiva del 'alivio' que el Médico divino es capaz de dar a quien va a Él con confianza. Y en Fátima este alivio está presente: a veces como alivio físico, cuando en su providencia Dios concede la curación de la enfermedad; y más a menudo, el alivio espiritual, cuando el alma, invadida por la luz interior de la gracia, encuentra la fuerza para aceptar el peso doloroso de la enfermedad transformándolo, mediante la comunión con Cristo, Siervo sufriente, en instrumento de redención y de salvación para sí y para los hermanos.

Por María a Jesús

La voz materna de María nos indica el sendero que debemos seguir en este difícil camino, pues en la historia y en la vida de la Iglesia, y particularmente en nuestro tiempo, ella continúa repitiendo las palbras: 'Haced lo que Él os diga'.
La ejemplaridad de María encuentra su expresión más elevada en la invitación para contemplar al Crucificado y aprender de Él que, al asumir totalmente la condición humana, ha querido ofrecerse voluntariamente para cargar con nuestros sufrimientos y ofrecerse al Padre como víctima inocente por nosotros los hombres y por nuestra salvación, 'con poderoso clamor y lágrimas' (Hb ,7). De este modo Él ha redimido el sufrimiento, trasnformándolo en don del amor salvífico.
┴Queridos hermanos y hermanas, que sufrís en el espíritu y en el cuerpo! No cedáis ante la tentación de considerar el dolor como experiencia únicamente negativa, hasta el punto de dudar de la bondad de Dios. Cada enfermo encuentra en Cristo sufriente el significado de su padecimientos. El sufrimiento y la enfermedad pertenecen a la condición del hombre, criatura frágil y limitada, marcada desde el inicio por el pecado original. Sin embargo, en Cristo muerto y resucitado la humanidad descubre una nueva dimensión de su sufrimiento: en vez de ser una derrota, el sufrimiento se manifiesta como ocasión propia para ofrecer un testimonio de fe y de amor.
Amados enfermos, sabed encontrar en el amor el sentido salvífico de su dolor y las respuestas válidas a todos vuestros interrogantes. Vuestra misión es de altísimo valor tanto para la Iglesia como para la sociedad. Vosotros que lleváis el peso del sufrimiento estáis en los primeros puestos que corresponden a los que ama el Señor. Del mismo modo que hizo a todos los que Él encontró en los caminos de Palestina, a vosotros os ha dirigido una mirada llena de ternura y su amor no disminuirá. Sed testigos generosos de este amor privilegiado a través del don de vuestro sufrimiento, de gran alcance para la salvación del género humano.
En una sociedad como la actual, que busca construir su futuro en el bienestar y en el consumismo y todo lo evalúa de acuerdo a la eficacia y al provecho, al no poder negarlos, la enfermedad y el sufrimiento son marginados o vaciados de significado con la ilusión de superarlos a través de los únicos medios ofrecidos por el progreso de la ciencia y de la técnica.
Sin duda, la enfermedad y el sufrimiento son un límite y una prueba para la mente humana. Mas, a la luz de la Cruz de Cristo, son un momento privilegiado de crecimiento en la fe y un instrumento precioso para contribuir, en unión con Jesús Redentor, a la realización del plan divino de la salvación.

Buenos samaritanos

Siguiendo el ejemplo de Jesús, es preciso acercarnos al hombre que sufre como 'buenos samaritanos'. Es necesario aprender a 'servir en los hombres al Hijo del Hombre╔ Es necesario saber ver con ojos solidarios los sufrimientos de los propios hermanos, no 'pasar de largo', sino hacerse 'prójimo', deteniéndonos junto a ellos, con gestos de servcio y de amor que buscan la salud integral de la persona humana. Una sociedad se cualifica gracias a los cuidados que presta a quienes sufren y por la actitud que adopta ante ellos.
En el mundo donde vivimos , demasiados seres humanos están al margen del amor de la familia y de la sociedad. Apareciéndose en Fátima a tres pobres pastorcitos para transformarlos en anunciadores del mensaje evangélico, la Virgen Santísima ha querido renovar su liberador Magnificat
Ella, que en Fátima ha secado tantas lágrimas, nos ayude para transformar esta Jornada Mundial en un momento cualificado de "nueva evangelización"
Con mi afectuosa Bendición.

Juan Pablo II


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org