Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 471. 9 de febrero de 2003

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

Manos Unidas de Mérida-Badajoz acometerá este año 10 proyectos en el Tercer Mundo

Este domingo lleva a cabo su campaña

Manos Unidas lleva a cabo este domingo su campaña anual gracias a la cual acomete cientos de proyectos de desarrollo en países del Tercer Mundo.

En Mérida-Badajoz esta ONG católica se ha propuesto llevar a cabo este año una decena de proyectos: en Guinea Bissau, la instalación de energía solar en un hospital por valor de 90.152 euros; en Burkina Faso creará un centro comunitario por importe de 27.538 euros; para la República Democrática del Congo se estudia un proyecto de ampliación y aprovisionamiento de agua potable, donde invertirá 3.242 euros; en Ecuador se acometerán dos proyectos, la compra de semillas y capacitación de agricultores y la implantación de 20 invernaderos, todo ello valorado en 61.047 euros. La India se beneficiará de otros dos proyectos, uno consistente en la construcción de un salón multiusos y otro la compra de un vehículo para programas de desarrollo, para los que se destinarán 23.368 euros; se invertirán 3.505 euros en la ampliación y construcción de dos almacenes en Togo; a Colombia se destinarán 17.098 euros para remodelar todo un tejado de una casa-hogar, y en Nigeria se construirán 12 pozos con bombas manuales por un importe de 13.656 euros.

 


Editorial

Oración insistente por el mundo

Reclamábamos la semana pasada, desde este mismo recuadro, la utilidad o, mejor, la necesidad de adquirir una formación sólida, especialmente en problemas relevantes de la sociedad, para formarnos un juicio cabal sobre los mismos y poder comportarnos con cordura en nuestros deberes ciudadanos.

No es que así esté a nuestro alcance arreglar el mundo desde nuestra sala de estar o nuestra parcela de trabajo o, menos, desde la barra del bar; pero sí contribuimos grano a grano a construir una sociedad en la que se apoyen los que tienen poder para decidir el rumbo, lo mismo de un municipio que de un país y hasta, ensanchando el angular óptico, de la vida internacional.

Pensemos en la conciencia universal sobre los derechos humanos, sobre la dignidad de la mujer, sobre la prostitución de los niños, sobre el escandaloso reparto de la riqueza. De esa conciencia colectiva, de esas opiniones públicas acumuladas, nace el progreso moral de la humanidad que, antes o después, repercute en las Naciones Unidas y empuja hacia adelante la solidaridad entre los pueblos.

En estos días -y a esto viene sacar el tema- el mundo vive horas dramáticas ante la inminencia de una nueva Guerra del Golfo, ante las amenazas del terrorismo y ante las responsabilidades gravísimas de los Estados Unidos, de la ONU, de la OTAN, de la UE, del Gobierno español y de los partidos de la oposición.

Inclinados como estamos con el Papa y los obispos norteamericanos a que se agoten hasta los límites todas las opciones que no sean la del ataque preventivo, no ignoramos las tremendas razones que se barajan y la necesidad de juicio recto y decisión acertadas que tienen los hombres de estado a escala mundial y nacional.

Es la ora de la oración. Sólo Dios puede iluminar la mente, mover el corazón y sostener la voluntad hacia unas decisiones de justicia y de paz, de bien común y de misericordia para la humanidad. Oremos con insistencia.

 


Carta del Arzobispo

Los centros parroquiales

Acabamos de estrenar el de Olivenza y no hace mucho el de Talavera, después del de Fregenal. Son los últimos Centros parroquiales de una vasta red que se extiende a un centenar de los existentes en nuestra diócesis, con edificio independiente del templo y, los demás, en dependencias anejas al mismo. Más que de las iglesias de pueblos y ciudades, estamos hablando ya de complejos parroquiales.

Van quedando atrás, y sin nostalgia, aquellas comunidades que, a más de la nave central del templo, sólo disponían del coro, la sacristía y algunas capillas laterales para las catequesis, las reuniones de grupos y asociaciones, y hasta para la atención de pobres y visitantes. Existía, sí, el despacho parroquial en la casa del señor cura, donde atendía encargos de misas, extendía partidas sacramentales o daba curso a expedientes de matrimonio, acogiendo, ¿cómo no?, a personas con problemas espirituales y materiales que demandaban consejo o ayuda. Todo ello, por lo común, en un clima de afecto y confianza entre el pastor y las ovejas.

Eran los tiempos en los que la catequesis de niños se limitaba prácticamente a prepararlos para la primera comunión, y se impartía en dos tiempos: primero los pequeños se distribuían en grupos a cargo de una chica piadosa, con la que memorizaban el Catecismo y ensayaban canciones religiosas, instalándose los grupos, como podían, en todos los rincones del templo y sus aledaños. A esto se seguía la concentración del chiquillerío en la nave de la iglesia, para escuchar todos juntos al párroco, desde el altar, una alocución sobre los misterios de la fe. Aunque todo ello resultaba ruidoso y un tanto apelotonado, la verdad es que muchos curas hacían milagros de pedagogía para sostener la atención de su auditorio, dialogar y cantar con los chavales y, sobre todo, rezar con ellos. Nada de caricaturas. Las cosas eran como eran y tutti contenti.

Para no incurrir en valoraciones injustas sobre aquel sistema, conviene recordar que, en dicha situación que se ha dado en llamar de cristiandad, la transmisión directa de la fe se verificaba cumulativamente en la familia, en la escuela y en el ambiente social. No había entonces ni televisión ni apenas radio, y entre la escuela y la parroquia se establecían circuitos de enlace para la educación religiosa de los pequeños, con resultados muy estimulantes.

Cambios en la sociedad y en la Iglesia

Demos un salto en el tiempo, que deja a su espalda en España al régimen anterior, al preconcilio, e incluso a la transición democrática y al primer decenio posconciliar. Nos ceñimos sobre todo al último cuarto del siglo XX y a lo que va del XXI. Comprende el Pontificado de Juan Pablo II y el Estado de las autonomías, entrados ya de lleno en la posmodernidad y zambullidos también en la globalización. Nos movemos en un ambiente social marcadamente secularizado. Mas, hemos visto nacer y crecer en este periodo de entre siglos una nueva conciencia evangelizadora de la Iglesia (Evangelii nuntiandi, Nueva Evangelización) al par que una creciente inquietud misionera por el mundo en torno. La Iglesia quiere abrir puertas y ventanas para la oxigenación y la entrada del sol en sus recintos, al tiempo que ofrece a los hombres de hoy un acceso más fácil a las fuentes vivas del Evangelio. Todo eso está en la raíz del fenómeno extendido en esas décadas por todas las diócesis españolas, y señaladamente en la nuestra -por mor también de la obsesión de su Obispo- de los denominados Centros parroquiales, Casas de la Iglesia, Dependencias pastorales, o también y coloquialmente, el Edificio de los laicos, para equilibrar la exclusividad del templo, feudo más connatural de los clérigos.

Habíamos llegado entre tanto a una conclusión exagerada, pero con visos de verdad. Era ésta: que donde no hay más que templo, no suele haber más que culto; y donde sólo se dá éste, no estamos ya ante un culto plena y específicamente cristiano, que, además de sacrificios, reclama misericordia; antes, durante y después de celebrar la fe, debemos vivirla, anunciarla y refrendarla con el testimonio. Todo esto, en la óptica del "deber ser", aunque siempre haya quiebras y agujeros. La identidad, el equilibrio y el dinamismo de una comunidad cristiana -parroquial, diocesana o universal- se nutre de la Palabra, de los sacramentos y de la caridad, tanto hacia adentro como hacia fuera de la misma. En suma, el templo y lo que él significa, reclama otra serie de ofertas, exigidas todas ellas por el plan salvífico de Cristo y por la naturaleza de la Iglesia.

Un inmenso campo pastoral

A más de todo eso, el sentido práctico, que no siempre es común, nos dice que en una iglesia no caben, ni estirando al máximo, todas las personas y las actividades que configuran la vida parroquial: formación a todos los niveles, servicios caritativos y asistenciales, hermandades y cofradías, convivencias de niños, jóvenes y adultos, ambiente de acogida pastoral para los más cercanos y los más distantes de la comunidad. Los seres humanos nos movemos en el espacio. Todo esto exige, a gritos muchas veces, locales idóneos donde reunirse y encontrarse bajo techo.

Allí han de estar los servicios al público, como el despacho parroquial, acogedor y moderno; recepción de acogida de Cáritas; algún recinto más silencioso para acompañamiento espiritual y diálogo en privado. Sin olvidar ámbitos de cultura, como la biblioteca y la sala de audiovisuales o de ocio y convivencia, como un saloncito de tertulia, incluido, si cabe, el café. No sobra un patio de luz y de aireación, de estirar las piernas, o para echar un pitillo los fumadores impenitentes. Y como nos hemos salido del templo, suplirlo de algún modo con una capilla recogida y con sagrario, para la contemplación personal y como taller de oración.

Un objetivo histórico

En fin; la cuenta de nunca acabar, aunque ya se encarga el presupuesto de establecer los límites. Y a este propósito, fuerza es reconocer sin tapujos que la construcción de una Casa de la Iglesia o Centro parroquial es una empresa ardua, que hace historia en la vida, a veces de siglos, de una comunidad. De arranque ha de brotar entre todas sus fuerzas vivas, Párroco y Consejo Pastoral (incluso creado para esto), un impulso de colaboración y de entrega, para dar un gran paso hacia adelante en el dinamismo pastoral y cristiano de la feligresía. En todos los casos se han empeñado a fondo las aportaciones de la comunidad, el refuerzo de la Iglesia diocesana y algunos recursos exteriores, secundando la Providencia del Señor.

Para que una comunidad parroquial pueda ser y llamarse familia de Dios abierta a la humanidad, ha de conjugar los dones del Bautismo, la Palabra, el Perdón, la Eucaristía, la alabanza y la vida sacramental, con la formación integral, el seguimiento de Cristo, el testimonio evangélico y el anuncio del Reino de Dios, a extramuros del templo y de la Eucaristía. La suma de estos elementos, sin nada de talismán ni varita mágica, abre puertas, pregúntenlo, a una vivencia alegre y compartida de la fe y a un progreso visible en la nueva evangelización.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


Centrales

Manos Unidas de Mérida-Badajoz invertirá este año más de 240.000 euros en proyectos de desarrollo

Este domingo se realizarán colectas en las parroquias de la diócesis para este fin

Manos Unidas lleva a cabo este domingo su campaña, con el lema "El desarrollo, camino para la paz". Con ella pretende obtener fondos para ayuda al desarrollo en el Tercer Mundo. Manos Unidas es una Organización No Gubernamental para el Desarrollo, católica y de voluntarios. Desde su creación, en 1960, todo su trabajo se ha centrado en la consecución de dos objetivos diferentes pero complementarios: sensibilizar a la población española acerca de la realidad de los denominados países del Tercer Mundo, invitando al compromiso con los más desfavorecidos del planeta y colaborar con los pueblos del Sur a través del apoyo y financiación de proyectos de desarrollo en África, América Latina, Asia y Oceanía.

Financiando proyectos

Esta organización trabaja a base de financiar proyectos concretos, asumidos por sus distintas delegaciones comarcales, que básicamente coinciden con los arciprestazgos. Para este año Manos Unidas de Mérida-Badajoz, acometerá una decena de proyectos.

En Guinea Ecuatorial se llevará a cabo la instalación de energía solar en un hospital por valor de 90.152 euros, un proyecto que se encargará de desarrollar la delegación de Badajoz; Mérida construirá dos salas para un centro comunitario en Burkina Faso por importe de 27.538 euros; la delegación de Alburquerque se hará cargo de un proyecto de ampliación y aprovisionamiento de agua potable en la República Democrática del Congo, donde invertirá 3.242 euros; en Ecuador se acometerán dos proyectos, uno por parte de la delegación de Almendralejo para la compra de semillas y capacitación de agricultores en el que se invertirán 15.178 euros y otro asumido conjuntamente por siete delegaciones debido a su elevado coste, 45.869 euros, consistente en la implantación de 20 invernaderos.

La India se beneficiará de otros dos proyectos, uno que costeará la delegación de Calamonte, consistente en la construcción de un salón multiusos valorado en 19.863 euros y otro Jerez de los Caballeros, que costeará un vehículo para programas de desarrollo; Castuera invertirá 3.505 euros en la ampliación y construcción de dos almacenes en Togo; a Colombia se destinarán 17.098 euros para remodelar todo el tejado de una casa hogar, un proyecto que será sufragado por la delegación de Villanueva de la Serena y en Nigeria se construirán 12 pozos con bombas manuales por un importe de 13.656 euros que financiará Zafra.

Mayoría de fondos privados

Manos Unidas financió en el año 2001 un total de 860 proyectos de desarrollo en 54 países, para los que se destinaron 42,84 millones de euros. Estos recursos proceden en su mayor parte (87,3%) de fondos privados (cuotas de socios, colecta en las parroquias, aportaciones de colegios, empresas, donativos esporádicos, etc.).

Manos Unidas, que celebraba el pasado viernes el día del Ayuno Voluntario, ha querido dejar claras sus cuentas, por lo que en el primer semestre del pasado año 2002 encargaba una auditoria a Pricewaterhouse Coopers. En ella se concluía, textualmente y entre otras cosas, que "las cuentas anuales del ejercicio 2001 adjuntas expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de Manos Unidas al 31 de diciembre de 2001 y de los resultados de sus operaciones y de los recursos obtenidos y aplicados durante el ejercicio anual terminado en dicha fecha y contienen la información necesaria y suficiente para su interpretación y comprensión adecuada, de conformidad con principios y normas contables generalmente aceptados que guardan uniformidad con los aplicados en el ejercicio anterior".

Grito sangrante

Con motivo de su campaña, Manos Unidas ha elaborado un manifiesto en el que se denuncia que "en nuestro mundo unos pocos disfrutan de condiciones extraordinarias de desarrollo, mientras otros carecen de lo más imprescindible como el agua o el alimento, la sanidad o la educación, carecen absolutamente de las condiciones básicas para la paz".

En el manifiesto se denuncia también "el grito sangrante de millones de hermanos nuestros, que sufren condiciones inhumanas de vida, sin alimentos, sin agua, sin casa, sin asistencia sanitaria ni medicinas, sin libertad y sin paz". Manos Unidas advierte del "desequilibrio, cada vez más profundo, entre las condiciones de vida y los avances que gozan algunas partes del mundo, frente a la mayoría empobrecida y la violencia estructural que esto genera".

Por todo ello demanda "que todos los pueblos del mundo tengan asegurada su soberanía alimentaria, controlando la producción, el consumo y el comercio de sus propios alimentos". Por su parte, Manos Unidas se compromete a "apoyar proyectos destinados al desarrollo sostenible y la liberación integral de los pueblos del Tercer Mundo".

 

Fallece el padre Werenfried van Straaten, fundador de "Ayuda a la Iglesia Necesitada"

Se le ha llamado "el mendigo más importante del siglo XX"

El padre Werenfried van Straaten, fundador de la Asociación católica internacional "Ayuda a la Iglesia Necesitada", falleció el pasado día 31 de enero, a los 90 años de edad, según informa la sede central de la organización.

El padre van Straaten nació en 1913 en Mijdrecht (Holanda). Poco después de finalizar la Segunda Guerra Mundial, en 1947, fundó la asociación "Ayuda a la Iglesia Necesitada" para destinar fondos y alimentos en Holanda y Bélgica para los desplazados alemanes y a predicar a favor de la reconciliación con los que habían sido enemigos durante la guerra.

El hecho de reunir cientos de toneladas de tocino entre los campesinos flamencos le valió el apodo de "Padre Tocino", con el que se hizo muy popular.

Desde principios de los años cincuenta, "Ayuda a la Iglesia Necesitada" se esforzó por ayudar a la Iglesia perseguida en la Europa comunista.

En 1962 y a petición del Papa Juan XXIII, la Asociación extendió su ayuda a América Latina y, más tarde, a África y Asia.

Además de las iniciativas encaminadas a paliar necesidades alimentarias, sanitarias y de desarrollo en general, "Ayuda a la Iglesia Necesitada" tiene por objetivo principal apoyar la labor pastoral de la Iglesia amenazada de estas regiones.

Tras la caída del Telón de Acero y por expreso deseo del Papa Juan Pablo II, "Ayuda a la Iglesia Necesitada" empezó a establecer contacto con la Iglesia ortodoxa rusa para ayudar también a esta Iglesia.

Ingente tarea

El padre Werenfried fue también conocido por la elocuencia de sus predicaciones, con las que fue capaz de reunir más de tres mil millones de euros en donativos, convirtiéndose así en el "mendigo más importante del siglo".

"Ayuda a la Iglesia Necesitada" es una asociación dependiente de la Santa Sede que cuenta con filiales en dieciséis países. En la sede internacional, ubicada en Königstein (Alemania), se tramitan anualmente una media de diez mil proyectos de 130 países del mundo.

ZENIT

 

Con la vida no se comercia, advierte Juan Pablo II

La biogenética puede convertir a la persona en instrumento de intereses

Juan Pablo II recordaba, en su alocución del Ángelus del pasado domingo, ante aquellas manipulaciones genéticas que violan la dignidad inviolable de cada persona humana que "con la vida no se comercia".

Según el pontífice, en estos momentos, "hay situaciones en las que la persona humana se convierte en instrumento de intereses económicos, políticos, científicos, sobre todo cuando es débil y no tiene la fuerza de defenderse".

Mal uso de deseos buenos

"Una cierta lógica mercantil -denunció-, aliándose con las modernas tecnologías, puede aprovecharse en ocasiones de deseos humanos, buenos en sí mismos, como el de ser padre o madre, para llevar a querer un hijo 'a toda costa'".

El Papa no entró en detalles. Este deseo ha llevado a algunas parejas a pedir a algunos laboratorios la clonación como medio para tener hijos. Ha surgido así también un auténtico negocio de clínicas que ofrecen a pago tratamientos de fecundación artificial que entre otras cosas prevén el congelamiento y la eliminación sistemática de embriones humanos.

"En realidad, la vida humana no puede convertirse nunca en 'objeto' -siguió aclarando Juan Pablo II-: desde la concepción hasta la muerte, el ser humano es sujeto de derechos inviolables, ante los cuales la libertad tiene que saber detenerse".

Nuevas leyes

Por ello, consideró, es "indispensable que los Estados adopten, en estas materias complejas, leyes orgánicas y claras, fundadas sobre sólidas bases éticas, para tutelar el bien inestimable de la vida humana".

 

El descenso de vocaciones, relacionado con la crisis de la familia

La relación de la familia con el seminario menor es el tema que ha centrado el XXII Encuentro de Rectores y Formadores de Seminarios Menores de toda España, y que ha sido organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios.

El encuentro, que reunió a 65 responsables de seminarios menores tenía como objetivo, según José Luis Moreno, director de la Comisión, "sensibilizar a los formadores de seminarios sobre la relación que existe entre la familia y el seminario en la formación de los futuros sacerdotes".

"Digamos que la formación de un seminarista menor de edad se basa en tres fundamentos: la familia, la parroquia y el seminario. Este año queremos profundizar en el primer aspecto", añade.

En esta relación se constata, según Moreno, que el descenso de ingresos en los seminarios menores está directamente relacionado con la crisis de la familia.

"El ambiente actual de las familias no es el más propicio para que surjan vocaciones ya que, excepto en raras ocasiones, los valores que se transmiten son generalmente ajenos al evangelio", sigue diciendo Moreno. Para él, "es importante que se eduque en la familia en el sentido de la llamada. La llamada, incluso en un sentido humano, a 'hacer algo en esta vida', a pensar que estamos aquí para algo, para fundar una familia, para ser médico, etc. Ya esto abre la posibilidad de plantearse el sacerdocio".

El descenso de ingresos en los seminarios menores está también relacionado, señala José Luis Moreno, con un cambio en el perfil del seminarista español, que suele ser de vocación más tardía, tras haber superado la mayoría de edad e incluso haber realizado estudios universitarios.

ZENIT

 


Información diocesana

La comunidad cristiana de Olivenza inaugura su nuevo Centro Parroquial

Al acto asistió don Antonio Montero y ejerció de testigo de honor don Juan Carlos Rodríguez Ibarra

En Olivenza se ha inaugurado un nuevo Centro Parroquial, colocado bajo la advocación de San Juan Macías, en memoria del milagro que por su intercesión se realizó en la cocina de la casa donde ahora se levanta este Centro.

Los actos de inauguración comenzaron con la Eucaristía que presidía don Antonio Montero, Arzobispo de Mérida-Badajoz, concelebrada por don Amadeo Rodríguez, Vicario General de la diócesis, don Francisco Maya, Vicario Episcopal de zona, y por los sacerdotes que desarrollan o han desarrollado su labor pastoral en Olivenza. Así mismo, el templo de Santa María Magdalena, donde tuvo lugar esta Eucaristía, se encontraba abarrotado por miembros de la comunidad parroquial y, también, de Ribera del Fresno, localidad donde nació San Juan Macías.

En su homilía, don Antonio, explicaba que el Centro que se inauguraba era el complemento necesario para Olivenza que, con sus dos templos, ya tenía resuelta el aspecto celebrativo de la vida de la comunidad.

En esta misma idea ahondó el Arzobispo en las palabras que dirigió poco después, en el acto de inauguración propiamente dicho, recordando que una comunidad que sólo tiene templos se queda en lo cultual, y que son muy necesarias estructuras como la que esa tarde se inauguraba para cumplir con las otras dos grandes tareas de la Iglesia: evangelizar y servir a los más pobres.

En esta segunda parte de los actos, estuvo presente don Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente de la Junta de Extremadura, quien ejerció de testigo de honor del evento, y que aprovechó la ocasión para felicitar a la comunidad parroquial por este nuevo edificio.

El Centro Parroquial "San Juan Macías" cuenta con 14 salas de reunión, 2 salones grandes, despachos y archivos. La "cocina del milagro" se ha conservado y en ella se ha construido la capilla del nuevo edificio, decorada con un mural en azulejería portuguesa que recuerda el acontecimiento. El presupuesto total de la obra ha sido de unos 500.000 euros.

 

El Instituto Catequista Dolores Sopeña prepara la beatificación de su fundadora

Tendrá lugar en Roma el 23 de marzo

El Instituto Catequista Dolores Sopeña, que dirige el colegio OSCUS de Badajoz prepara la beatificación de su fundadora. El acto de beatificación de Dolores Sopeña tendrá lugar en Roma el 23 de marzo.

El Instituto fletará autobuses y aviones que saldrán de distintos puntos de España en diferentes fechas. Para informar de la peregrinación han habilitados dos teléfonos a través de los cuales se puede obtener información (924) 223018 y (924) 230993.

¿Quién fue?

Dolores Sopeña nació el 30 de diciembre de 1848 en Vélez Rubio (Almería) en el seno de una familia muy cristiana. Incansable evangelizadora de los sectores sociales más necesitados, hace presentes en ellos el amor de Dios por la entrega y testimonio de su vida. Se dirige también a otros sectores de la sociedad, para despertar en ellos la conciencia social cristiana. Organiza un laicado comprometido que se adhiere a sus ideales y trabaja con ella, se trata del movimiento de laicos Sopeña. Funda también una obra social de inspiración cristiana con un estilo abierto y respetuoso, hoy Obra Social y Cultural Sopeña.

Esta mujer se distinguió por un ardiente amor a Cristo, que desborda en un trabajo incansable a favor de la promoción y evangelización del mundo del trabajo necesitado y alejado de Dios.

Esta experiencia cristaliza en la fundación del Instituto Catequista Dolores Sopeña, fórmula original de su tiempo, de neta impronta ignaciana.

Muere en Madrid, con fama de santidad, el 10 de enero de 1918. En 1980 Juan Pablo II introduce su Causa de Beatificación, en 1992 declara la heroicidad de sus virtudes y, diez años más tarde se lee el decreto de aprobación del milagro atribuido a su intercesión .

Actualmente la Familia Sopeña está presente en España, Italia, Argentina, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, México y República Dominicana.

 

Encuentro Interdiocesano de animadores del MJAC

El pasado sábado se ha celebrado en la casa de oración de Villagonzalo el II Encuentro Interdiocesano de Animadores del Movimiento de Jóvenes de Acción Católica (MJAC).

En él participaron 20 animadores y consiliarios de las tres diócesis extremeñas, así como los respectivos responsables diocesanos, don Antonio Becerra, por la diócesis de Mérida-Badajoz, doña Mercedes Expósito, por Coria-Cáceres, y don Julián Martín, por Plasencia.

La dirección del encuentro recayó en don Fernando Urdiola, Consiliario General del MJAC.

Además del intercambio de experiencias, en este Encuentro se estudió el tema "del acompañamiento", como herramienta que se hace necesaria para el trabajo de los animadores con los jóvenes.

 

El Día del Misionero Extremeño será el 22 en Montijo

El próximo día 22 de febrero se celebra el "IX Día del Misionero Extremeño", jornada organizada por las Delegaciones de Misiones de las tres diócesis extremeñas, Mérida-Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia.

El Encuentro tendrá lugar a caballo entre Montijo, donde será la acogida, y el Santuario de Nuestra Señora de Barbaño, donde se desarrollarán el resto de las actividades. Entre estos dos puntos de realizará una marcha durante la cual se rezarán los nuevos misterios del Rosario, predicados por distintos misioneros extremeños.

La Delegación Diocesana de Misiones ha dispuesto un autobús para aquellas personas que deseen asistir.

Los interesados pueden obtener más información llamando en la Delegación diocesana de Misiones, teléfono (924) 222847.

 

Presentación del movimiento de mayores "Vida Ascendente"

El Secretariado Diocesano de Pastoral de Mayores ha organizado unas conferencias para presentar el Movimiento de Vida Ascendente, dedicado a la promoción de grupos de mayores. Estas conferencias serán impartidas por don José María Castaño, presidente nacional de este movimiento, y don Fernando Movilla, responsable del mismo en Sevilla.

Las conferencias se anuncian para el día 18 de febrero, en los salones parroquiales de San Juan Macías de Badajoz, y el 19, en los salones parroquiales de San Fernando también en Badajoz. Ambas conferencias comenzarán a las 18'00 horas y la entrada es libre.

 

Los colegios celebraron el Día de la Paz

Coincidiendo con el aniversario de la muerte de Gandhi, los niños celebraron en los colegios el Día de la Paz con diferentes actos como el que recoge la foto perteneciente al colegio Sagrado Corazón de Olivenza.

En este caso, la celebración ponía el cierre a toda una semana de trabajo en las aulas.

Todos los alumnos se concentraron en el patio formando un gran círculo y portando pancartas y murales reivindicativos. Después de hacer un minuto de silencio y reflexionar juntos se dio lectura a un manifiesto elaborado por los alumnos de 4º de E.S.O, donde se recordaban las continuas noticias sobre violencia que recibimos a diario, se hacía ver su sinrazón y se pedía diálogo para solucionar los problemas. Finalizó el acto con una suelta de palomas.

 

Actividades solidarias en Montijo

El I.E.S. "Vegas Bajas" de Montijo, a través del Departamento de Religión, está realizando durante este mes de febrero unas actividades encaminadas a fomentar y desarrollar entre los alumnos la conciencia y la educación en un mundo más justo y solidario, especialmente con aquellos sectores más desfavorecidos.

Para conseguir esto, durante esta semana que ahora termina, los alumnos de religión han trabajado la campaña de "Manos Unidas" siendo el acto principal la participación, el pasado viernes 7 de febrero, en la "Cena solidaria" de Montijo, donde leyeron un manifiesto contra el hambre y la desigualdad.

Otro conjunto de actividades es la "Semana de la Solidaridad", que se celebra a finales de este mes, cuyo centro es la exposición "Subiendo al sur" de la Coordinadora Extremeña de ONGs y una tienda solidaria.

 


Al paso de Dios

Reza por mí

ES habitual entre creyentes que nos repitamos los unos a los otros en determinadas circunstancias: "Reza por mi". Esta frase se ha convertido en habitual, sobre todo cuando compartimos un problema, una necesidad, una ilusión o, simplemente, cuando queremos que alguien nos recuerde en sus oraciones.

Yo sé que hay quien que no se toma en serio esta petición, porque dicen que Dios sabe muy bien lo que necesitamos, y quien sí le suelta al Señor la retahíla de nombres y necesidades de su prójimo, convencidos de que pueden mover el corazón de Dios. Estos últimos tienen toda la razón: el Señor quiere contar con nosotros para sus decisiones en favor nuestro. Es una ley que se ha dado a sí mismo, la de la encarnación. El Señor ha querido meterse en las entrañas de la humanidad, para desde la cercanía mostrar su amor y ofrecer la salvación.

Pero no lo hace sin nosotros, Él quiere que participemos en su decisión de favorecernos. La auténtica oración supone siempre complicidad entre los deseos de Dios y los nuestros. Ambos han de ser coincidentes; por eso toda petición ha de tener como actitud fundamental el "hágase tu voluntad" de Jesús y de María. Y esa misma coincidencia ha de extenderse a nuestro prójimo. Rezar por los demás es síntoma de generosidad: si ponemos sus cosas ante el Señor es porque queremos su bien y nos preocupan sus necesidades físicas, espirituales y sociales.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)


Liturgia del domingo

Celebramos el V Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro de Job 7, 1-4. 6-7

Habló Job diciendo: "El hombre está en la tierra cumpliendo un servicio, sus días son los de un jornalero. Como el esclavo, suspira por la sombra, como el jornalero ,aguarda el salario. Mi herencia son meses baldíos, me asignan noches de fatiga; al acostarme pienso: ¿cuándo me levantaré? Se alarga la noche y me harto de dar vueltas hasta el alba. Mis días corren más que la lanzadera y se consumen sin esperanza. Recuerda que mi vida es un soplo, y que mis ojos no verán más la dicha".

 

Salmo 146, 1-2. 3-4. 5-6

R. Alabad al Señor, que sana los corazones quebrantados. O bien : Aleluya.

Alabad al Señor, que la música es buena;
nuestro Dios merece una alabanza armoniosa.
El Señor reconstruye Jerusalén,
reúne a los deportados de Israel.

Él sana los corazones destrozados,
venda sus heridas.
Cuenta el número de las estrellas,
a cada una la llama por su nombre.

Nuestro Señor es grande y poderoso,
su sabiduría no tiene medida.
El Señor sostiene a los humildes,
humilla hasta el polvo a los malvados.

 

Carta 1ª de S. Pablo a los Corintios 9, 16-19. 22-23

Hermanos: El hecho de predicar no es para mí motivo de soberbia. No tengo más remedio y, ¡ay de mí si no anuncio el Evangelio!

Si yo lo hiciera por mi propio gusto, eso mismo sería mi paga. pero si lo hago a pesar mío es que me han encargado este oficio. Entonces, ¿cuál es la paga? Precisamente dar a conocer el Evangelio, anunciándolo de balde, sin usar el derecho que me da la predicación de esta buena noticia. Porque, siendo libre como soy, me he hecho esclavo de todos para ganar a todos.

Me he hecho débil con los débiles, para ganar a los débiles; me he hecho todo a todos, para ganar sea como sea a algunos.

Y hago todo esto por el Evangelio, para participar yo también de sus bienes.

 

Evangelio según san Marcos 1, 29-39

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol le llevaron todos los enfermos y poseídos. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían no les permitía hablar.

Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: "Todo el mundo te busca".

Él les respondió: "Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he venido".

Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

10, lunes: Gn 1, 1-19; Mc 6, 53-56.
11, martes: Gn 1, 20 - 2, 4a; Mc 7, 1-13.
12, miércoles: Gn 2, 4b-9. 15-17; Mc 7, 14-23.
13, jueves: Gn 2, 18-25; Mc 7, 24-30.
14, viernes: Hch 13, 46-49; Lc 10, 1-9.
15, sábado: Gn 3, 9-24; Mc 8, 1-10.
16, domingo: Lv 13, 1-2. 44-46; 1Co 10, 31-11, 1; Mc 1, 40-45.

 

Comentario litúrgico

Le llevaron todos los enfermos

San Marcos destaca por su interés en aprovechar algunas de sus páginas para presentar resúmenes muy vivos en los que salta a la vista alguna de las facetas del ministerio público de Jesús.

Un ejemplo de lo anterior lo tenemos en el evangelio de este domingo. En breve descripción, presenta una de las facetas más relevante del ministerio mesiánico de Jesús: la atención que prestaba a los enfermos.

La liturgia sabe captar la importancia de estos gestos de Cristo y nos propone como primera lectura el retrato interior de un hombre al que podemos considerar el "enfermo universal": Job. Como abiertas con fino bisturí, el autor del libro nos presenta las entrañas más intimas de este hombre: su concepción de la vida como un servicio impuesto, como el del esclavo, su tiempo vivido como meses baldíos y noches de fatiga. La resultante de esta dramática descripción es hacer reflexionar al lector sobre la limitaciones dolorosas que rodean la vida humana tanto la nuestra como la de tantos hombres y mujeres que nos acompañan en esta ruta en la que nos encontramos.

Teniendo lo anterior como telón de fondo, hemos de retomar el evangelio de hoy y fijar nuestra atención en la actitud de Jesús. Unas fiebres son suficiente para que preste toda su atención a la suegra de Pedro; a pesar de haber sido una jornada de trabajo y haber comenzado la noche, sale a la puerta de la casa de Pedro y cura a cuantos enfermos esperaban su virtud sacadora.

Meditar esta escena evangélica nos pone al borde del acto de fe que, por encima de nuestras fragilidades, deposita toda la confianza en el poder salvador de Jesús.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

11 de febrero: san Macedonio (s. V)

UN monje vive en una cueva solitaria, cerca de Antioquía, en Siria, orando en una suerte de penitencia que hoy nos parecería exagerada. Hasta aquí nada de particular, supuesto que en el reinado de Teodosio el Grande, el último emperador español del Mediterráneo romano, los monjes anacoretas se multiplicaban, ejerciendo de consejeros de los cristianos de su entorno. La originalidad de Macedonio reside en haber abandonado su retiro, de cuarenta años, en una sola ocasión: Teodosio subió los impuestos de los antioquenos y estos derribaron las estatuas imperiales, siendo condenados a la pena capital. La ciudad recurrió a su monje y este se presentó ante el monarca y le espetó: "Tus súbditos pueden reconstruir tus imágenes, pero tu, una vez ejecutado, no puedes reconstruir a ningún hombre, que es imagen de Dios".

Teodosio conmutó la sentencia, y el hecho no deja de ser un alegato contra la pena de muerte lleno de sentido común. No se puede rehacer lo que no es reconstruible, por eso me da risa que los políticos actuales llamen al crimen del aborto "interrupción del embarazo". El verbo interrumpir, en castellano, exige la posibilidad de proseguir, y en el aborto esa posibilidad no existe. Bendito San Macedonio, ayudanos a llamarle a las cosas por su nombre, frente a los poderosos, que buena falta nos hace. Amén.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

10, lunes: Escolástica, Porfirio, Zótico y Amancio, Troyano, Hugo.
11, martes: Nª Sª de Lourdes, Gregorio II, Secundino, Macedonio.
12, miércoles: Mártires de Abitina, Ludano, Eulalia de Barcelona.
13, jueves: Engracia. Benigno, Cástor, Esteban, Fulcrano, Gilberto.
14, viernes: Cirilo y Metodio, Antonio, Auxencio, Vital, Zenón.
15, sábado: Claudio de la Colombière, Decoroso, Faustino y Jovita.
16, domingo: Elías, Jeremías, Isaías, Samuel y Daniel, Juliana.

 


Contraportada

Las nuevas tecnologías, al servicio de los monasterios del tercer milenio

La "Red de Redes" también cuenta con la presencia de los monjes y monjas

Hace unos años, el Papa aconsejó a los religiosos de todo el mundo que estuvieran conectados al mundo real y, consiguientemente, a las nuevas tecnologías. En este sentido, el Vaticano permitía que Internet entrase en los conventos de clausura (eso sí, según el documento que lo autorizaba se especificaba que Internet debía ser usada con moderación y discreción). De este modo, se actualizaban disposiciones anteriores sobre la vida de clausura que ya habían autorizado la posibilidad de que las religiosas escuchasen emisiones como las visitas del Papa y otras emisoras diferentes a la Radio Vaticana, así como ver los informativos de televisión.

En este sentido, aunque se ha creído que los monjes de clausura están un poco alejados del día a día, durante los últimos años, han demostrado todo lo contrario. Muchos han manifestado su deseo de comunicarse y de estar al tanto de lo que sucede en el mundo, lo que no se contradice con llevar una vida de oración. Las nuevas tecnologías, en especial Internet, se han convertido en el apoyo básico para poder materializar esta intención. El acceso a las computadoras y la proliferación de páginas web surgidas de monasterios han empezado a mostrarse como un fenómeno cada vez más extendido.

España, caso paradigmático

España se ha convertido en un país paradigmático en este sentido. Así, durante el pasado año, la Fundación Riojana para la Sociedad del Conocimiento (Fundarco), una institución sin ánimo de lucro, dispuso ordenadores y acceso a Internet en los monasterios riojanos de Valvanera, Vico y Santa María de Salvador. A través del programa Monasterios con la red, que pretende acercar la informática e Internet a los monasterios riojanos, los 38 monjes y monjas de clausura de los tres monasterios obtuvieron dos ordenadores por centro para acceder a la red, darse a conocer en ella y recibir cursos de formación. Fundarco impartió cursos a los religiosos sobre las nuevas tecnologías y tal fue el éxito de la iniciativa que, a finales de 2001, cinco monasterios más ya estaban conectados.

Ya en 1998, el monasterio catalán de Valbuena de los Monjes se ponía a la última gracias a la introducción de Internet en sus salas. Ahora las veinte religiosas que lo habitan pueden navegar por la red e incluso disponen de una página propia (www.vallbona.com). Otra prueba de los logros conseguidos la podemos encontrar en el convento de clausura de las Carmelitas Descalzas de Medina de Rioseco, fundado en Valladolid en 1588, donde las religiosas decidieron crear una página web que recibió doce premios internacionales por su diseño y contenido (http://www.terra.es/personal/carmelit).

Despertando vocaciones

La disponibilidad de la infraestructura y los medios necesarios ha permitido que las nuevas tecnologías hayan sido empleadas en actividades que van más allá de la simple navegación. En este sentido, la red se ha convertido en una nueva plataforma a través de la que se pueden despertar vocaciones. Así pues, las hermanas benedictinas decidieron salir a la red para darse a conocer, ante el descenso en el número de novicias. El experimento se iniciaba, en 1999, en el convento de la Inmaculada Concepción en Ferdinand (Estados Unidos) y, tras su iniciativa, se fueron incorporando otros conventos de esta congregación. Esta misma estrategia fue seguida, a finales del año pasado, por las hermanas clarisas de la ciudad de Gubbio, en el centro de Italia, cuyo monasterio, fundado en 1559, sólo tiene diez religiosas (siete mexicanas, una española y dos italianas).

Por otra parte, muchos monasterios también han creado páginas web para comercializar los productos que elaboran. Por ejemplo, el Monasterio de Vico promociona su porcelana decorada, la repostería casera y otros productos artesanales de las Carmelitas Descalzas. También las religiosas del convento de Santa Clara, fundado en 1193 en la localidad de Siruela, pusieron a la venta en Internet una amplia gama de productos de repostería que ellas mismas fabrican y que, durante ocho siglos, han constituido la principal fuente de ingresos del convento gracias a la venta tradicional. Esta estela comercial fue seguida por las catorce monjas de clausura del monasterio de Santo Domingo de Silos de Toledo, que, a través de su página, anuncian la venta de mazapán artesano.

Otras páginas van más allá. Este es el caso de las del Monasterio del Sagrado Espíritu, de la orden del Cister, establecido en Georgia (Estados Unidos) en marzo de 1944. En una de sus páginas (http://www.bonsaimonk.com), ofrecen cerámica e instrumentos para el cuidado de bonsáis directamente obtenidos de Japón y diversos accesorios provenientes de China y Corea; y en la otra (http://www.abbeystore.org) ofrecen productos vinculados a la religión católica y que constituyen la mayor fuente de ingresos para el monasterio. No debe olvidarse la repercusión que han tenido otras páginas como la de Food for the Soul, que ofrece una amplia variedad de productos elaborados por congregaciones religiosas: confitura de fresa elaborada por las monjas del Buen Pastor en la ciudad de Baguio o el café procedente de los monjes benedictinos de Bukindon en Mindanao, ambos en Filipinas. Además de beneficiar a estas congregaciones, los ingresos de las ventas son destinados a ayudar a niños con problemas congénitos de corazón. Este tipo de página podría entrar en la modalidad de lo que se ha conocido como modelo de ''empresa social'', es decir, de una organización sin ánimo de lucro y con una misión o un objetivo social cuyos fondos irían destinados a objetivos sociales como las instituciones caritativas.

Óscar del Álamo
Analista del Instituto Internacional de Gobernabilidad
(Publicado en Boletín SOI - RIIAL)

 


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com




Return to Camino