Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Año VII. Número 286. 7 de febrero de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

En España se dan cada año
60.000 abortos y en EE.UU.
hay 3.300 condenados a muerte

Se celebra hoy la Jornada de la Vida

La vida humana y el derecho fundamental que todos tenemos a la vida no se respeta totalmente en los avanzados países ricos. Cuando se habla de derechos humanos todos miramos al Tercer Mundo y a la falta de libertades y guerras que en ellos se dan. Sin embargo los países desarrollados continúan imponiendo embargos que acaban cada año con miles de civiles inocentes, en España son abortados cada año sesenta mil niños y en Estados Unidos permanecen en los corredores de la muerte 3.300 presos, según datos de Amnistía Internacional. Junto a ello observamos cómo determinados grupos de presión defienden la eutanasia como salida a situaciones concretas, intentando así anular la trascendencia de la vida humana.

Sobre esta realidad, signo de una cultura de la muerte, la Iglesia llama a reflexionar hoy convocando la Jornada de la Vida.

De forma paralela a esa cultura de la muerte hallamos otra de la vida, que busca la defensa de valores y derechos fundamentales. Hoy encontramos una gran corriente de solidaridad, la entrega de muchos cristianos comprometidos y misioneros que dan su vida en los cinco continentes .

 

Editorial

Proteger la vida

La defensa de la universalidad y de la indivisibilidad de los derechos humanos es esencial para la construcción de una sociedad pacífica y para el desarrollo integral de los individuos, pueblos y naciones...Entre ellos, el primero es el derecho fundamental a la vida. La vida humana es sagrada e inviolable desde su concepción hasta su término natural. "No matar" es el mandamiento divino que señala el límite extremo, que nunca es lícito traspasar. "La eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente es siempre gravemente inmoral".

El derecho a la vida es inviolable . Esto implica una opción positiva, una opción por la vida. El desarrollo de una cultura orientada en este sentido se extiende a todas las circunstancias de la existencia y asegura la promoción de la dignidad humana en cualquier situación. Una auténtica cultura de la vida , al mismo tiempo que garantiza el derecho a venir al mundo a quien aún no ha nacido, protege también a los recién nacidos, particularmente a las niñas, del crimen del infanticidio. Asegura igualmente a los minusválidos el desarrollo de sus posibilidades y la debida atención a los enfermos y ancianos.

Un reto que suscita profundas inquietudes proviene de los recientes descubrimientos en el campo de la ingeniería genética. Para que la investigación científica en dicho ámbito esté al servicio de la persona, es preciso que esté acompañada en cada fase por una atenta reflexión ética, que inspire adecuadas normas jurídicas para salvaguardar la integridad de la vida humana. Jamás la vida puede ser degradada a objeto.

Optar por la vida conlleva el rechazo de toda forma de violencia. La violencia de la pobreza y del hambre, que aflige a tantos seres humanos; la de los conflictos armados; la de la difusión criminal de las drogas y el tráfico de armas; la de los daños insensatos al ambiente natural.

(Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 1999, n.4)

 

Mensaje del Santo Padre

Jornada Mundial del Enfermo

Amadísimos hermanos y hermanas:
1.- La próxima Jornada Mundial del Enfermo, el 11 de febrero de 1999, según una tradición que ya se va consolidando, tendrá su momento celebrativo más solemne en un importante santuario mariano. La elección del santuario de Nuestra Señora de Harissa, en la colina desde la que se domina Beirut, asume, por las circunstancias de tiempo y lugar, múltiples y profundos significados. La tierra en la que se halla este santuario es el Líbano que, como destaqué en otra ocasión, "es algo más que un país; es un mensaje (...) y un ejemplo (...) tanto para Oriente como para Occidente" (Carta apostólica sobre la situación en el Líbano, 7 de septiembre de 1989, n. 6: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 1 de octubre de 1989, p. 2).

Desde el santuario de Harissa la vigilante estatua de la Santísima Virgen María contempla la costa mediterránea, tan cercana a la tierra en la que Jesús pasó "proclamando la Buena Nueva del Reino y curando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo" (Mt 4, 23). No muy lejos se halla la región donde se conservan los cuerpos de los mártires Cosme y Damián, que acogiendo el mandato de Cristo se "proclamar el Reino de Dios y curar a los enfermos" (Lc 9, 2), lo cumplieron con tanta generosidad que merecieron el título de santos médicos "anargiros", pues ejercían la medicina sin cobrar.

(2-...) Qué lugar de la tierra, mejor que el Líbano, podría ser hoy símbolo de unidad entre los cristianos y de encuentro de todos los hombres en la comunión del amor? En efecto, la tierra libanesa, además de ser lugar de convivencia entre comunidades católicas de diversas tradiciones y entre varias comunidades cristianas, es una encrucijada de múltiples religiones. Como tal, puede servir muy bien de laboratorio para "construir juntos un futuro de convivencia y colaboración, con vistas al desarrollo humano y moral" de los pueblos (Exhortación apostólica postsinodal Una esperanza nueva para el Líbano, 93).

La Jornada Mundial del Enfermo (...) invita a la Iglesia universal a preguntarse sobre su servicio con respecto a aquella condición que, poniendo de manifiesto más que cualquiera otra los límites y la fragilidad de las criaturas humanas, suscita también su recíproca solidaridad. Así, la Jornada se convierte en un momento privilegiado de referencia al Padre y de exhortación a vivir el mandamiento principal del amor, de cuyo cumplimiento todos seremos llamados a rendir cuentas (cf. Mt 25, 31-46). El modelo en que hemos de inspirarnos nos lo muestra Jesús mismo con la figura del buen samaritano, parábola fundamental para comprender plenamente el mandamiento del amor al prójimo (cf. Lc 10, 25-37).

"Ecumenismo de las obras"

3.- La próxima Jornada Mundial del Enfermo debe situarse, por tanto, en el marco de una sensibilidad particular con respecto al deber de la caridad, que el encuentro de reflexión, estudio y oración en el santuario de Nuestra Señora de Harissa meta de peregrinaciones de todas las comunidades libanesas cristianas de las diversas Iglesias e incluso de devotos musulmanes subrayará sin lugar a dudas. Como consecuencia, se sentirá más vivamente la necesidad de unidad a través del "ecumenismo de las obras" que, en atención a los enfermos, a los que sufren, a los marginados, a los pobres y a los que carecen de todo, es el más urgente, y al mismo tiempo el menos arduo, de los caminos ecuménicos, como lo demuestra la experiencia. Por este camino no sólo será posible buscar la "unidad plena" entre cuantos profesan el nombre cristiano, sino también abrirse al diálogo interreligioso en un lugar como el Líbano, donde creencias religiosas diversas "tienen en común cierto número de valores humanos y espirituales indiscutibles", que pueden impulsar, también "más allá de las divergencias importantes entre las religiones", a fijarse ante todo en lo que une. (Exhortación apostólica postsinodal Una esperanza nueva para el Líbano, 13-14).

4.- Ninguna pregunta se revela con mayor intensidad desde los corazones humanos como la de la sanidad y de la salud. Así pues, no ha de sorprendernos que la solidaridad humana, en todos los niveles, pueda y deba desarrollarse con urgencia prioritaria en el ámbito de la sanidad. Por consiguiente, es urgente "realizar un estudio serio y profundo sobre la organización de loos servicios de asistencia sanitaria en las instituciones, con la mayor preocupación de hacer que se transformen en lugares de un testimonio cada vez mayor del amor a los hombres" (Ib. 102). A su vez, la respuesta que esperan los que sufren debe variar según las condiciones del destinatario, el cual, sobre todas las cosas, desea el don de una participación sincera en su dolor, de un amor solidario y de una entrega generosa hasta el heroísmo.

La contemplación del misterio de la paternidad de Dios se ha de transformar en razón de esperanza para los enfermos y en escuela de esmerada solicitud para los que se dedican a su asistencia.

La vida como un don

5.- A los enfermos, de cualquier edad y condición; a las víctimas de enfermedades de todo tipo, así como de calamidades y tragedias, dirijo mi invitación a abandonarse en los brazos paternos de Dios. Sabemos que el Padre nos ha dado la vida como un don, expresión altísima de su amor, y que sigue siendo don suyo en cualquier circunstancia. Todas nuestras opciones más responsables, cuya meta, a causa de nuestros límites, puede parecernos a veces oscura e incierta, deben ser dirigidas por esta convicción. Sobre ella se basa la invitación del salmista: "Encomienda a Dios tus afanes, pues él te sustentará; no permitirá jamás que el justo caiga" (Sal 54, 23).

Comentando estas palabras, san Agustín escribió: Por qué te has de preocupar? De qué te has de precaver? Quien te hizo cuida de ti antes de que existieras, cómo no te ha de cuidar siendo ya lo que quiso que fueras? (...) El que te hizo, te sostiene; no caigas de las manos de tu Creador; si caes de sus manos, te quebrarás. (...) Enarraciones sobre los Salmos, 39, 26-27: CCL 38,445, Cf. Obras de san Agustín, BAC, vol. XIX, Madrid, 1964, pp. 755-756).

6.- A los agentes sanitarios médicos, farmacéuticos, enfermeros, capellanes, religiosos y religiosas, administradores y voluntarios, llamados por vocación y profesión a ser custodios y servidores de la vida humana, les señalo una vez más el ejemplo de Cristo: enviado por el Padre como prueba suprema de su infinito amor (cf. Jn 3, 16) enseñó al hombre "a hacer bien con el sufrimiento y a hacer bien a quien sufre", desvelando, hasta el fondo, "bajo este doble aspecto, el sentido del sufrimiento" (Carta apostólica Salvifici doloris, 30).

En la escuela de los que sufren, sabed captar a través de la condescendencia amorosa las razones profundas del misterio del sufrimiento. El dolor del que sois testigos ha de ser la medida de la respuesta de entrega que se espera de vosotros. Y, al prestar este servicio a la vida, estad abiertos a la colaboración de todos, ya que el "el tema de la vida y de su defensa y promoción no es prerrogativa única de los cristianos. (...)" (Carta encíclica Evangelium vitae, 101).

7.- Hago un apremiante llamamiento a la comunidad eclesial a hacer que el año del Padre sea el año de la caridad efectiva, de la caridad de las obras, a través de la plena participación de todas las instituciones eclesiales.(...)

8.- La Virgen María, Nuestra Señora de Harissa, con su ejemplo sublime, acompañe en esta Jornada Mundial del Enfermo a todos los que sufren; inspire a cuantos dan testimonio de la fe cristiana mediante el servicio a los enfermos, y guíe a todos con mano materna a la casa del Padre de toda misericordia. Ella que veló por los grandísimos dolores del pueblo libanés, suscite en el mundo, a través de la esperanza que ha vuelto a florecer en esta tierra, una renovada confianza en la fuerza curativa de la caridad. (...)

+ Ioannes Paulus II

 

Centrales

Pena de muerte, aborto y eutanasia
siguen amenazando la vida

Este 7 de febrero se se celebra la Jornada de la Vida

Este domingo se celebra la Jornada por la Vida bajo el lema "La vida es sagrada, viene de Dios". Se trata de una jornada promovida por la Conferencia Episcopal respondiendo a la propuesta de Juan Pablo II en la encíclica Evangelium Vitae. Su fin fundamental es suscitar en las conciencias , en las familias, en la Iglesia y en la sociedad civil el reconocimiento del sentido y del valor de la vida humana en todos sus momentos y condiciones, centrando particularmente la atención sobre la gravedad del aborto y la eutanasia, pero sin olvidar los demás aspectos de la vida.

Pena de muerte

La Iglesia ha condenado reiteradamente los atentados contra la vida que se ejercen a veces con la complicidad necesaria de las leyes. En su último viaje a Estados Unidos el Papa ha condenado abiertamente la pena de muerte, un asunto que se ve con cierta naturalidad en el país más desarrollo del mundo. Es conocida la existencia del famoso corredor de la muerte, verdadera antesala de la silla eléctrica o la inyección letal, donde viven sus últimos días cientos de personas, especialmente personas que han cometido el pecado de nacer y vivir en ambientes de marginación. El tema ha adquirido especial dimensión en España después de conocer que un español, Joaquín José Martínez, es inquilino del corredor de la muerte en la prisión del Estado de Florida.

Es clara también en este sentido la posición de la Iglesia en torno a asuntos como el aborto o la eutanasia. Últimamente también se ha introducido un nuevo elemento de diálogo en este campo: la clonación.

Aborto y eutanasia

El aborto se despenalizó parcialmente en España en el año 85. Actualmente el número de abortos que se producen anualmente en nuestro país supera los cincuenta mil, de ellos más de medio millar en Extremadura. Recientemente el Partido Socialista e Izquierda Unida pretendieron ampliar la lista de casos en las que pudiera llevarse a cabo esta práctica bajo consentimiento legal. Finalmente el intento fue rechazado por la mínima, un solo voto impidió el avance de la ley en el Congreso de los Diputados.

La sociedad civil y las instituciones religiosas trabajan por la defensa de la vida en este campo. Esta últimas tienen centros de acogida a la vida en la que ofrecen ayuda a mujeres embarazadas con problemas económicos, familiares o sociales. Dentro del entramado asociativo social nos encontramos, además, con la existencia de las conocidas asociaciones proVida, que tienen como principio básico la defensa de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

En Badajoz nos encontramos una de esas asociaciones. Su teléfono, el (924) 251353, recoge las 24 horas del día llamadas de mujeres que vivan el problema o gente que quiera ayudar. En su seda, situada en la calle Afligidos, se ha establecido el reparto de alimentos a mujeres con hijos pequeños y sin recursos económicos. Cada martes desfilan por allí decenas de personas que reciben leche maternizada, cochecitos o cunas. Además de esta ayuda práctica, organizan charlas en colegios, asociaciones de mujeres etc. en las que un grupo de jóvenes proVida muestran vídeos, contestan preguntas y explican la realidad médica, jurídica y social que envuelve al aborto.

La eliminación del dolor eliminando la vida es otra amenaza a la que asistimos hoy. La tentativa de ser dueño de nuestro destino borrando a Dios de nuestra historia es algo puesto de manifiesto por muchos grupos de presión que sugieren la bondad de la eutanasia.

Clonación

El avance de la ciencia ha permitido la aparición de nuevas técnicas reproductoras conocidas como clonación, que permiten dar vida a un ser vivo sin necesidad de progenitores y de las que conocemos todavía muy poco.

El doctor Manuel Pérez Miranda, Jefe de Medicina Interna del hospital Infanta Cristina y catedrático de Medicina interna en la Universidad de Extremadura señalaba esta semana en el programa "El Espejo de la Iglesia" de la COPE que la ingeniería genética no es condenable moralmente siempre que respete la dignidad de la persona pues puede servir para tratar y evitar enfermedades de transmisión genética. Sobre la clonación humana señaló que hoy por hoy es inviable, ni siquiera se pueden clonar partes del cuerpo humano para trasplantes. El doctor Pérez Miranda afirmaba que en torno a este asunto existe mucha literatura y mucha ciencia ficción.

Juan José Montes

 

Es fundamental que siga siendo
en la familia donde nazca la fe

"La Iniciación Cristiana. Reflexiones y Orientaciones", nuevo documento de la Conferencia Episcopal

El presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis y Arzobispo Castrense, don José Manuel Estepa Llaurens, y el presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia y Obispo Auxiliar de Barcelona, monseñor Pere Tena Garrigas, presentaban esta pasada semana, en la sede de la Conferencia Episcopal Española, el documento "La Iniciación Cristiana. Reflexiones y Orientaciones". Ambos Prelados señalaron el sentido, las finalidades y los contenidos principales de este documento aprobado en la última Asamblea Plenaria del Episcopado Español.

Catequesis de cimentación

Monseñor Estepa recordó en su intervención que la Iglesia en España ha estado siempre preocupada por la renovación de la fe y por impulsar la nueva evangelización . Ahora, con este nuevo documento, intenta ponerse "realmente al servicio de la iniciación cristiana". Esto es, precisó, de "la cimentación de la personalidad del creyente. Del noviciado en el que el convertido madura en la fe y adquiere una edad adulta para la participación activa en la vida de la Iglesia al servicio de la sociedad". Por eso, según el obispo, la iniciación cristiana tiene que tener unas características catequéticas fundamentales: "la formación orgánica y sistemática. Una formación integral, esencial, básica y nuclear en la fe y en la vida cristiana.". Se trata de una "catequesis de cimentación" anterior a la catequesis permanente, que acompaña durante toda la vida.

El presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis dejó clara la importancia de la iniciación cristiana al afirmar que "una Iglesia que quiera ser activa y misionera en la situación nueva de la sociedad tiene que haber hecho un proceso de iniciación". En este sentido, explicó que en el documento late el deseo de una inspiración catecumenal en todo el trabajo de la Iglesia. De hecho, concluyó, "para asegurarnos de la vitalidad de una comunidad diocesana desde ahora habrá que preguntarse siempre cuántos catecúmenos y cuántos aspirantes al sacerdocio tiene. El responder afirmativamente será la comprobación de que nos estamos capacitando para anunciar la fe y la esperanza en el mundo de hoy ".

Vida cristiana

Monseñor Pere Tena fue el encargado de explicar el contenido del documento. Pero antes precisó una realidad: los porcentajes entre la práctica de los sacramentos de iniciación no coinciden con la realidad de la participación en la vida de la Iglesia. Por esto, entiende el prelado, hay que plantarse cómo se va haciendo un cristiano. Se trata -afirmó- "de una cuestión de formación básica" y "de clarificar qué hay que hacer". A resolver estas cuestiones ayuda este nuevo documento de 46 páginas y estructurado en tres partes: "Naturaleza de la iniciación cristiana", "La Iniciación Cristiana en la Iglesia" y "La renovación pastoral de la iniciación cristiana".

Tres partes

En la primera parte se presentan los fundamentos teológicos de la Iniciación cristiana, analizando la naturaleza de la misma en cuanto obra de Dios realizada por la mediación de la Iglesia para el bien del hombre.

La segunda parte acerca a su realidad y reflexiona sobre los "lugares" eclesiales de la Iniciación cristiana - la parroquia, la familia, los movimientos y asociaciones y la escuela católica - y sobre las dos funciones pastorales: la catequesis y la liturgia.

La tercera parte ofrece orientaciones concretas sobre la iniciación cristiana en niños, adolescentes, adultos y no bautizados. Así, ofrece unas pautas para preparar a los niños, adolescentes y jóvenes para recibir los sacramentos del bautismo, la confirmación, la eucaristía y la penitencia., Y sobre el itinerario a seguir en la iniciación cristiana de adultos.

El papel de la familia

El presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia destacó el papel fundamental de la familia como lugar para la iniciación cristiana. En este sentido constató que los niños no reciben ahora como antes en el seno de la familia el impulso a la fe cristiana. Sin embargo, es fundamental "que siga siendo en la familia donde nazca la fe". "Conseguir esto -señaló es un trabajo muy importante que tenemos que hacer".

Respecto al tema de la pastoral destacó la importancia de la preparación de los padres y de los padrinos del niño que va a ser bautizado como un factor de la Iniciación cristiana de éste. Esta preparación constituye hoy una de las mayores y más graves preocupaciones de los pastores ante la carencia de signos de vida cristiana que se observan en un buen número de padres, apenas evangelizados, y que mantienen actitudes de indiferencia y de alejamiento de la comunidad eclesial y de la práctica religiosa. El Obispo Pere Tena aclaró que lo que se recoge en este documento no es normativo, sino orientativo y pastoral.

SIC 

 

Noticiario diocesano

El Arzobispo inició su Visita Pastoral
al Arciprestazgo de Almendralejoo

Esta demarcación la forman 22 parroquias,
con una treintena de sacerdotes

Con una visita realizada el pasado día 5 de febrero al Santuario de la Virgen de la Piedad de Almendralejo y una solemne eucaristía en el templo parroquial de la Purificación, de esta misma ciudad, en la que participaron sacerdotes, religiosas y fieles de todas las comunidades del arciprestazgo, el Arzobispo don Antonio Montero dio comienzo solemnemente a la Visita Pastoral que a lo largo del mes de febrero y marzo llevará a cabo en esta demarcación eclesiástica de Tierra de Barros, compuesta por 22 parroquias atendidas por unos 30 sacerdotes y seis comunidades religiosas. El número de habitantes del Arciprestazgo de Almendralejo es de unas 65.000 personas.

La visita pastoral constituye uno de los momentos más importantes del ministerio del Obispo que, como pastor de la comunidad diocesana, se hace presente en las diversas parroquias para conocer de cerca su vida, sus problemas, retos y proyectos pastorales. Parte significativa de estos encuentros entre el Obispo y las comunidades lo constituye la visita a los enfermos y a sus familias; el encuentro con los sacerdotes y las comunidades religiosas; la visita a los centros educativos de la zona: la asamblea parroquial en la que se dan cita los agentes pastorales y la celebración de la Misa, en la cual el Pastor diocesano les dirige la palabra animándoles a la acción evangelizadora y al compromiso cristiano, en la línea renovadora emprendida por el Sínodo Diocesano de 1992.

Esta es la segunda vez que don Antonio Montero realiza la visita pastoral a este arciprestazgo desde que llegara a la diócesis en 1980. Aunque el Arzobispo conoce y sigue de cerca la vida las distintas comunidades por su presencia frecuente en la zona, todavía lo tiene más con motivo de la Visita ya que en ella acude a cada una de las parroquias, habiéndose estudiado previamente un informe que, sobre la situación de éstas, han elaborado sus sacerdotes.

En el comienzo de la visita pastorala, el Extremadura CF, el equipo de Almendralejo que milita en la Primera División del fútbol español, juega en su estadio contra el CF Barcelona. Don Antonio Montero ha sido invitado, y ha aceptado complacido, a presenciar este encuentro desde el palco del estadio Francisco de la Hera.

Programa

La Visita Pastoral del Arzobispo al arciprestazgo de Almendralejo se realizará con el siguiente programa:

El día 6 de febrero, sábado, el Arzobispo visita en Almendralejo el Monasterio de Monjas Clarisas y la parroquia de San Roque.

El domingo, día 7, continuará en Almendralejo: en la Parroquia de la Purificación y en la comunidad de religiosos Claretianos.

El miércoles 10 de febrero don Antonio visitará la parroquia de San José y los centros educativos del Complejo Cultural Santa Ana y el Colegio del Santo Ángel.

El viernes, 12 de febrero, el Arzobispo hará su visita a la parroquia de la localidad de Hinojosa del Valle, dedicando el día siguiente, 13 de febrero, a hacerse presente en la residencia de ancianos que atienden las religiosas Formacionistas en Villafranca de los Barros y las del Hospital del Pilar y la residencia de mayores, obras que son atendidas por las Hermanas Mercedarias en Almendralejo.

El día 18 de febrero don Antonio volverá a Villafranca para visitar las comunidades educativas del Instituto de Secundaria y del Colegio jesuita de San José. Por la tarde de ese día el Arzobispo estará con los fieles de la parroquia de Puebla del Prior. Al día siguiente seguirá en Villafranca con la visita a la comunidad y Colegio de las Hermanas de la Cruz y a la parroquia de Nuestra Sra. del Carmen. El día 20 el Arzobispo realizará la visita pastoral a la comunidad parroquial de Nuestra Señora del Valle.

El día 25 de febrero don Antonio estará con los fieles de la parroquia de la localidad de Puebla de la Reina y el 26 visitará la comunidad parroquial de Palomas.

El día 27 de febrero el Arzobispo hará la visita a la parroquia de Ribera del Fresno comenzando ésta con su presencia en la comunidad de religiosas Dominicas y en la del Instituto secular "Hogar de Nazaret" y el centro educativo "La Providencia".

En la tarde del domingo 28 de febrero, don Antonio visitará la comunidad parroquial de Santa Marta.

Del 12 al 21 de marzo

Tras el paréntesis de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, don Antonio Montero proseguirá, el 12 de marzo, la Visita Pastoral al arciprestazgo de Almendralejo con la que en esa fecha hará a la parroquia de Villalba de los Barros, continuando al día siguiente, el sábado 13, con la que llevará a cabo a la parroquia de Hornachos, haciéndose presente también en la comunidad religiosa de Hermanas Apostólicas de Cristo, de esta localidad.

El domingo, 14 de marzo, el Arzobispo lo dedicará a visitar las comunidades parroquiales de Entrín Bajo y Corte de Peleas, prosiguiendo el día 17 con la visita a la parroquia de la Aldea de Retamar.

El fin de semana siguiente, el Arzobispo de Mérida- Badajoz concluirá este periplo pastoral con la visita, el sábado 20 de marzo, a la comunidad parroquial de Aceuchal y a las parroquias de Aldea de Cortegana y Solana de los Barros, el día siguiente, 21 de marzo.

 

Almendralejo: La Archidiócesis recibe
la ermita de San Marcos, que seguirá
siendo de los almendralejenses

El pasado martes se firmaba en una notaría almendralejense la cesión de la ermita de san Marcos de Almendralejo a la Archidiócesis. Esta ermita reúne cada año a miles de vecinos el 25 de abril, festividad de san Marcos, que con frecuencia es declarada fiesta local.

La construcción del templo, escriturado en 15 millones, comenzó el día del trabajo del año 89 y su inauguración tenía lugar el día de san Marcos de 1993.

San Marcos es hoy una realidad gracias a las aportaciones de los vecinos y al trabajo realizado por la Comisión Gestora de su Hermandad. También se reconoce la importancia de la donación del terreno por parte de doña Concepción Álvarez, viuda de don Francisco Porras y el otorgamiento de una servidumbre de paso para acceder de la carretera de Badajoz a la ermita de doña Concepción y don Crispín Mateos.

El vicario general de Mérida-Badajoz, don Amadeo Rodríguez, representante de la Archidiócesis en la firma de cesión, tras agradecer a los benefactores y a todos los almendralejenses que la ermita sea una realidad, afirmaba que esa firma era un acto formal, ya que el templo seguirá siendo de los almendralejenses, que serán los principales beneficiados. Así mismo reconoció el trabajo llevado a cabo por don Jesús Núñez Mancera, párroco de San Roque, para que hoy esté en pie la ermita.

A partir de ahora, se podrá crear la hermandad. En este sentido, el presidente de la Comisión Gestora, don José María González Hortigón declaró que pretenden que ésta quede erigida canónicamente antes del próximo día de san Marcos.

La edición electrónica de 'Iglesia en camino'
es seguida en los cinco continentes

Es el primer mes del que se disponen datos
de medición de la empresa Nedstat

Iglesia en Camino no sólo es leída en nuestra diócesis, se lee en todo el mundo gracias a Internet. Hasta ahora no teníamos datos sobre las consultas efectuadas, pero a partir de enero, Estadísticas Nedstat realiza un seguimiento del número de accesos diarios desde cualquier punto del Planeta.

El número total de accesos durante este mes ha sido de 560, la mayor parte en Europa, el 23, 39%, sigue en el volumen de lectores Centroamérica, don Iglesia en Camino ha recibido cerca de un centenar de consultas. Destaca el caso de Méjico, donde nuestra publicación superó las 70 visitas. Dentro del continente americano, debemos tener también en cuenta Estados Unidos, donde más de sesenta personas consultan la publicación de nuestra diócesis. En este caso hay que reseñar que nuestros lectores americanos suelen utilizar el correo electrónico para ponerse en contacto con la redacción de Iglesia en Camino para pedir información sobre aspectos concretos o ampliación de determinadas noticias.

En Sudamérica han contactado con nosotros a través de Internet desde Argentina, el 5,6% del total, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Colombia, Perú y Chile.

Desde Japón

El seguimiento de Iglesia en Camino se ha realizado incluso desde los puntos más insospechados como Japón, con el 1,61% del total de las consultas, curiosamente el mismo porcentaje que Portugal, desde donde se recibieron la mitad de consultas que desde Brasil, otro país de habla portuguesa.

Entre los países desde los que se ha seguido Iglesia en Camino y que llaman la atención nos encontramos también con Finlandia, Australia, el país más lejano en kilómetros de España, Suecia, Noruega, Egipto, Israel o los Países Bajos. El continente que menos ha visitado nuestra publicación ha sido África, tan solo una.

Por horas el reparto es muy homogéneo, aunque el mayor número, 6,4%, tiene lugar entre las 11 y las 12 de la noche, hora española.

 

Mirada a nuestro tiempo

Juan Pablo II

Da que pensar que la figura más carismática de esta sociedad laica y secularizada de finales de siglo, que se mueve en torno al bienestar económico y por intereses materiales, sea la de alguien que representa y defiende unos valores alternativos. Me refiero al Papa que en este, por el momento, su último viaje a México y Estados Unidos ha vuelto a reunir en torno a su persona el entusiasmo de multitudes de creyentes de toda clase y condición.

Ante este fenómeno social, que nunca se agota, aunque sucesivos y fracasados profetas pronostiquen de vez en cuando su ocaso, muchos se preguntan dónde está su fuerza. Es cierto que Juan Pablo II está dotado de unas cualidades especiales, que le convierten en un extraordinario comunicador, pero no todo está en su indiscutible encanto personal, ese que antes hacía de él un Papa joven y arrollador y ahora un viejecito entrañable y de apariencia frágil. Su fuerza está en la autenticidad con que asume los valores que representa; es decir, en la coherencia con que siempre pone el punto evangélico en todo lo que hace y lo que dice, marcando en todo momento las distancias con opciones políticas, sociales, religiosas que entren en contradicción con las enseñanzas de la Iglesia, a la que sirve con clara conciencia de su misión como Sucesor de Pedro.

Impresiona su serena valentía para proclamar la verdad ante los poderes del mundo, lo que le convierte en el invitado más honesto y respetado, pero también en el más "incómodo". Que se lo pregunten sino a Fidel Castro o al propio Clinton, que acaba de escuchar el no del Papa a la pena de muerte o la condena a la intervención en Irak.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el V Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Profeta Isaías 58, 7-10

Esto dice el Señor:

"Parte tu pan con el hambriento, hospeda a los pobres sin techo, viste al que va desnudo, y no te cierres a tu propia carne.

Entonces romperá tu luz como la aurora, en seguida te brotará la carne sana; te abrirá camino la justicia, detrás irá la gloria del Señor. Entonces clamarás al Señor y te responderá; gritarás y te dirá: Aquí estoy. Cuando destierres de ti la opresión, el gesto amenazador y la maledicencia, cuando partas tu pan con el hambriento y sacies el estómago del indigente, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía."

Salmo 111, 4-5, 6-7, 8a y 9

R. El justo brilla como una luz.

En las tinieblas brilla como una luz
el que es justo, clemente y compasivo.
Dichoso el que se apiada y presta
y administra rectamente sus asuntos.
El justo jamás vacilará,
su recuerdo será perpetuo.
No temerá las malas noticias,
su corazón está firme en el Señor.
Su corazón está seguro, sin temor.
Reparte limosna a los pobres;
su caridad es constante, sin falta,
y alzará la frente con dignidad.

1ª carta de san Pablo a los Corintios 2, 1-5

Yo, hermanos, cuando vine a vosotros a anunciaros el testimonio de Dios, no lo hice con sublime elocuencia o sabiduría, pues nunca entre vosotros me precié de saber cosa alguna, sino a Jesucristo, y éste crucificado.

Me presenté a vosotros débil y temeroso; mi palabra y mi predicación no fue con persuasiva sabiduría humano, sino en la manifestación y el poder del espíritu, para que vuestra fe no se apoye en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

Evangelio según san Mateo 5, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

"Vosotros sois la sal de la tierra.Pero si la sal se vuelve sosa, con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte.

Tampoco se enciende una vela para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa.

Alumbre así vuestra luz a los hombres para que vean vuestras buenas cosas y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo."

Lecturas bíblicas para los días de la semana

8, lunes: Gn 1, 1-19; Mc 6, 53-56.
9, martes: Gn 1, 20-2; Mc 7, 1-13.
10, miércoles: Gn 2, 4-9, 15-17; Mc 7, 1-13.
11, jueves: Gn 2, 18-25; Mc 7, 24-30.
12, viernes: Gn 3, 1-8; Mc 7, 31-37.
13, sábado: Gn 3, 9-24; Mc 8, 1-10.
14, domingo: Si 15, 16-21; 1Co 2, 6-10; Mt 5, 17-37.

 

Comentario litúrgico

Ser sal

El evangelio de hoy es un pasaje muy bien estructurado, que recoge la predicación oral de Jesús con su viveza y cercanía. La forma de hablar de Jesús nos pone en contacto con su alma contemplativa que acertaba a ver en las cosas más insignificantes algo que le hablaba de las cosas de su Padre.

Efectivamente, comienza con una comparación de este estilo: "vosotros sois la sal de la tierra".

Se trataba de una experiencia del hogar de su infancia: la importancia de la sal en la sazón de las comidas y en la conservación de la carne y del pescado secos.

Jesús veía todo esto y su espíritu contemplativo le hacía descubrir que era eso lo que pretendía meter en el corazón de la humanidad: una "sal" que salvara al mundo.

Este es nuestro oficio de cristianos. Como la sal tenemos que dar sabor (sentido) a la vida y luchar contra la corrupción allí donde se invierten los valores porque se está construyendo un mundo dando las espaldas a Dios.

Esto sólo es posible si, como la sal, estamos totalmente dentro de la masa, de la vida, sin encerrarnos en capillismos cómodos y alienantes. Naturalmente, nuestra presencia cristiana producirá escozor allí donde haya heridas que sanar.

El cristiano es sal cuando sabe perdonar en un ambiente envenenado de enemistades, pone paz y esperanza en situaciones de duelo, es sobrio y sabe compartir con los otros en medio del consumismo y del egoísmo reinantes.

El testimonio cristiano debe ser visible y responde a una exigencia misionera: el cristiano no puede estar en el mundo, perdiéndose en él en la conformidad total con ese mundo y olvidando que debe ser testigo de la trascendencia.

Antonio Luis Martínez

Santoral

10 de febrero: San Guillermo el Magnánimo (+ 1157)

Guillermo era un soldado mercenario de los que se alquilan, sin otra lealtad que su propia eficacia en la violencia, cuyas desastrosas consecuencias les prestan fama y riqueza, posibilitando nuevos contratos millonarios por quienes arriendan servicios de asesinos a sueldo.

Estos llamados "soldados de fortuna" han existido siempre al socaire de los "señores de la guerra", y se han distinguido por su ferocidad: muchas ciudades han sido saqueadas por estos esbirros del mejor postor, sobre todo cuando no se consideraban bien pagados: tristemente, Sudamérica, África o Asia conservan esta subespecie humana cuya extinción no parece próxima.

Guillermo, en medio de una orgía de sangre, estupro y lujo, cae en la cuenta de que o cambia de vida o tiene perdida la única batalla digna de ganarse: la eternidad.

Pide perdón, en persona, al Papa Eugenio III, que le impone la pública penitencia de peregrinar a Jerusalén, dados sus numerosos y públicos crímenes.

Guillermo viene cambiado y se dedica a una vida de absoluta pobreza, oración y amor. Es esta una historia simple de conversión, o sea, de aceptación de la voluntad de Dios en la propia vida. Simple? Por parte de Dios sí, aunque tú y yo continuemos complicando la sublime simplicidad de la Gracia...la gracia que tendría que tú y yo nos convirtiéramos...

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

8, lunes: Jerónimo Emiliani, Honorato, Esteban, Evencio.
9, martes:
Apolonia, Sabino, Sisebuto, Miguel Febres.
10, miércoles:
Escolástica, Zótico, Amando, Austreberta, Guillermo.
11, jueves:
Ntra. Sra. de Lourdes, Sotera, Desiderio, Gregorio II.
12, viernes:
Saturnino, Eulalia, Benito.
13, sábado: Engracia.
Polieucto, Gilberto, Cristina, Pablo Le Van.
14, domingo:
Cirilo y Metodio, Valentín, Zenón, Vital.

 

Contraportada

Feriantes de Dios

Los Misioneros Claretianos tienen programadas misiones populares hasta el 2001

En cualquiera de nuestros pueblos la llegada de las fiestas rompía el ritmo de la vida llamada normal. Los feriantes iban de un sitio a otro llevando de todo, pero especialmente ilusión y alegría. Estos días hemos descubierto un grupo de gente que recorre pueblos y ciudades llevando el Evangelio. Se trata de un equipo de misioneros claretianos que realizan misiones populares. Celebran reuniones en casas, tratando de actualizar la iglesia doméstica, organizan reuniones con matrimonios, hombres, mujeres y jóvenes. Esta semana hemos hablado con esos jóvenes. Son ellos quienes nos acercan a la feria de Dios.

Son las siete y cuarto de la mañana de cualquier día de esta semana o la anterior. Cerca de medio centenar de jóvenes entre los 15 y los casi 18 se apiñan entorno a un grupo de misioneros claretianos en una pequeña ermita de La Codosera. Estos misioneros llevan a cabo una misión popular en el arciprestazgo de Alburquerque. Ahora están aquí y en Villar del Rey, después irán pasando por el resto de los pueblos. Esta reunión juvenil no es un taller de ocio y tiempo libre, que pueden estar más o menos de moda, es un "taller" de oración donde estos muchachos aprenden a distinguir el rezo de la oración, la repetición de la frase hecha, de la aventura que supone la contemplación. A la llegada preparan cantos y lecturas. Aprenden técnicas de relajación durante 15 minutos y terminan con el rezo del Padrenuestro.

Lo de la hora tiene su explicación: a las ocho menos cuarto sale el autobús para el instituto. Cuando lleguen allí no sé qué contarán a sus compañeros, lo que sí es cierto es que esta experiencia no se basa en la pura formalidad. La hora de los formulismos y los cumplimientos es a partir, por los menos, de las diez.

Estos aspirantes a adultos, descolocados entre la niñez que dejan y la madurez que intuyen pero que todavía no encuentran, vienen participando también en las asambleas, reuniones en casas organizadas por los misioneros. En esas reuniones, mezclados en ocasiones con los mayores, los jóvenes están aprendiendo la complejidad de las relaciones intergeneracionales, las formas diferentes que cada persona tiene de vivir la misma vida y de relacionarse con el mismo Dios.

Si el hecho de que se produzcan acontecimientos inesperados genera sorpresa, casi todos están sorprendidos. Primero porque a las asambleas acude gente que nunca esperaban que acudieran, después porque el miedo inicial a lo desconocido se ha convertido en confidencia y en algunos casos hasta en complicidad. No deja de ser sorpresa que se hayan dinamitado muchos tópicos, que hayan descubierto que los misioneros son "guays", "tienen un espíritu joven" o "son divertidos", pero sobre todo, más cerca de lo impresionante que de lo sorpresivo, que se den cuenta de que todas las personas pueden aportar algo importante, incluso los que menos lo esperas.

Y ahora qué?

Los sueños de una noche de verano son efímeros porque el día llega siempre y no siempre es verano. Por eso a toda experiencia que rompe lo establecido, diluye los prejuicios y sacude "la insoportable levedad del ser", puede suceder la inmunidad hacia lo imposible. Los jóvenes lo saben y piensan en la continuidad. La mayoría pertenecen a grupos juveniles, muchos se lo piensan, algunos ya lo han decidido. Parte de ellos no asisten los domingos a Misa, sus padres tampoco. El propósito es conjunto, unos se apoyarán en los otros y los otros en los unos. Han reflexionado y han descubierto algunas razones que los mantenían alejados de la Iglesia: no se sienten atraídos, hay muchas ocupaciones, no falta pereza, existe miedo al rechazo de los que están dentro y a la crítica de los que está fuera, encontramos una pizca de baja autoestima y miedo al fracaso. Muchos de estos complejos y deficiencias de todos los protagonistas que entran en la historia han sido removidos por el terremoto de las asambleas donde la gente "ha comido, ha bebido, ha rezado, ha llorado, se han abrazado, han perdonado...".

Esas reuniones asamblearias en las casas ofrecidas por los vecinos han sido el punto de encuentro y partida de toda la parroquia que ha tomado parte en el proceso misional, que no es otra cosa que una catequesis en lo doctrinal y una integración en lo comunitario, con conciencia de pertenencia a la Iglesia y asunción del compromiso evangelizador de todo bautizado, sostenido y actualizado, continuamente, en la oración y los sacramentos.

Reuniones sectoriales

Además de la vuelta a esa iglesia doméstica, son importantes en el proceso las reuniones sectoriales. Los jóvenes, los hombres, un auténtico tabú sostenido en los años de puertas adentro, los matrimonios o la tercera edad. No falta la visita a los enfermos, que no pueden participar físicamente en la misión, el rosario y la ofrenda floral a la advocación mariana más célebre del lugar así como una gran celebración eucarística, en la que suelen participar cientos de personas, o una misa familiar.

Cuando termine esta parte central de la misión se abrirá un proceso de seguimiento y continuidad sin la presencia ya de los misioneros que vendrán solo de forma ocasional. Entonces la misión estará en otra esfera, pero dentro de la vida: el instituto con los jóvenes madrugadores, en casa con los matrimonios de las reuniones sectoriales, en el trabajo con los hombres de puertas para dentro y para fuera o en las faenas de casa con las mujeres, verdadera alma de la misión. Los feriantes de Dios habrán llegado a otro pueblo para modificar la aparente lógica de las cosas o mostrar una lógica diferente.

Juan José Montes


Return to Camino