Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 378. 4 de febrero de 2001

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

Toda la vida y la vida de todos

Se celebra la jornada Pro-Vida

La Jornada Pro-Vida, en la que la Iglesia nos recuerda el valor sagrado de la vida humana, lleva por lema este año "Toda la vida y la vida de todos".

Las cifras sobre el aborto en Extremadura aseguran que el año pasado se hicieron en nuestra región algo más de 800 abortos. En el otro lado de la balanza está la dignidad profesional de los médicos extremeños que, en su totalidad, han alegado razones de conciencia para negarse a realizar abortos, por lo que han tenido que aguantar críticas de ciertos grupos.

En ese mismo lado de la balanza se encuentran los movimientos y grupos que defienden el derecho a la vida desde su concepción hasta la muerte natural como un derecho fundamental de todos. En la provincia de Badajoz la Asociación Pro-Vida presta ayuda actualmente a medio centenar de mujeres que tienen problemas para llevar adelante a sus hijos nacidos o en gestación.

 


Viernes 9 de febrero: Día del ayuno voluntario

El próximo viernes, día 9, será el día del ayuno voluntario,
previo a la Jornada contra el Hambre, que se celebrará el domingo día 11.

  


Editorial

Comunicación solidaria

Con tan solo un mes, el nuevo milenio ya nos ha traído dos grandes terremotos que han zarandeado con la desolación dos zonas de nuestro planeta: El Salvador y la India.

Casi sin solución de continuidad en el tiempo, hemos pasado de dirigir nuestra mirada solidaria al castigado -una y mil veces- país centroamericano a hacerlo a la aún más infinita desgracia de la India, de la que tardarán muchos años en salir.

Los medios de comunicación nos han hecho espectadores de estos trágicos acontecimientos, pero a la vez han removido nuestras conciencias hacia una respuesta generosa de ayuda para con quienes sufren estos duros desastres.

Esta virtualidad de los medios de comunicación los redime de la superficialidad, materialismo y chavacanería -por no decir otra cosa- a los que nos tienen acostumbrados casi a diario y les devuelve su más genuina función: el servicio público y el fomento de la vida social, en este caso la promoción de la solidaridad y la caridad. Los medios así no sólo informan y entretienen, sino que nos unen, nos hacen buenos en definitiva.

En esta dinámica ha sido necesario para los medios el recurso a unos reporteros improvisados que nos han informado de primera mano y que representan lo mejor de nuestra Iglesia en el exterior: nuestros misioneros. Ellos y ellas nos han mostrado, una vez más, como hace años en Ruanda y después con el Mitch y las inundaciones de Mozambique, el testimonio coherente y convincente de una Iglesia samaritana que evangeliza con la caridad. Esto sí que es un filón comunicativo de primera.

 


Carta del Arzobispo

Miembros de una Iglesia

No les falta del todo la razón a quienes dicen que lo difícil, en materia de fe, no es tanto creer en lo que no se ve, cuanto en aquello que vemos y tocamos. Para ellos, creer en Dios, en el cielo, en la presencia de Cristo en la Eucaristía, es, aseguran, hasta cierto punto lógico y asumible, por tratarse de realidades inmateriales o ultraterrenas, a las que sólo puede llegarse por fe, mientras que la razón ni las comprueba ni las desmiente. En cambio, aquellas otras creencias en la zona visible del Credo: divinidad del hombre Jesús, salvación a través de la Iglesia, ministerio del Papa, de los obispos, del clero, eso ya se les atraganta a algunos porque lo que están viendo parece tapar lo que no ven.

Vamos por puntos. Eso pudiera justificarse si en dichas realidades exteriores no hubiera más que lo que vemos: si Jesús no es más que el hijo del carpintero, la Iglesia una gigantesca ONG, Karol Woytila un polaco singular, el clero un cuerpo profesional. Pero, la divinidad de Cristo, el misterio de la Iglesia, el ministerio de Pedro y el sacerdocio cristiano, son tan reales como las personas o instituciones que las encarnan y, además, inseparables de ellas. En estos artículos de fe, creemos en la parte que no se ve de aquello que estamos viendo. Y ese plus de misterio y de gracia nos afecta también y nos enriquece a nosotros mismos. Yo soy, por mi bautismo, mucho más de lo que soy: hijo de Dios, miembro de Cristo, templo del Espíritu, ciudadano de un pueblo santo, sacerdote, profeta y rey.

La vidriera y el sol

Acudo, para explicarlo, a un símil que no es mío; lo leí en José Antonio Marina, el cual, a su vez, creo que lo remite a un tercer autor. Quienes contemplan desde dentro las vidrieras de una catedral gótica ­León, Chartres­ al tiempo en que el sol incendia de esplendores sus fastuosas policromías, ven cómo las figuras sagradas de sus viñetas semejan un trasunto de la gloria celeste. Miradas, sin embargo, desde el exterior, en los altos ventanales de los muros, son solo un entramado de vidrios opacos, con toscas soldaduras de plomo. Tal es la diferencia que media entre quienes contemplan y viven el misterio de la Iglesia desde el sol de la fe y aquellos otros que, por fas o por nefas, no gozan de esta gracia. Recuérdese el arpa de Bécquer, cubierta de polvo en un desván, o tantos armonios abandonados y rotos en viejos coros de parroquias. Nada son ellos sin la música, ni nosotros sin la fe.

Desde ésta, descubrimos nuestra pertenencia a la Iglesia como miembros de un cuerpo del que Cristo es la Cabeza. Les remito al Catecismo universal (nn. 787-96, 805) para repasar esa doctrina, que no consiste en teoremas abstractos sino en verdades vitales."Yo soy la vid, vosotros los sarmientos" (Jn 15, 5) Incorporarse a Cristo y a la Iglesia por el bautismo expresa en su etimología y en su realidad que pasamos a formar parte de su Cuerpo. Esto lo describe con alta maestría el Apóstol Pablo en sus mensajes a los romanos, corintios, colosenses y gálatas; imposible aquí, no ya reproducir, pero ni tan siquiera resumir sus enseñanzas, como lo hace magistralmente el Concilio en el número 7 de su Constitución sobre la Iglesia, al que también les remito.

Pablo descubre con trazos brillantes la unidad vital, la intercomunicación de dones, el servicio fraterno, que distingue a los miembros todos del cuerpo del Señor, sin diferenciar en esto a los órganos de apariencia noble, como los ojos, de los de función más humilde como los pies. Todos se necesitan entre sí, todos ayudan a todos. La variedad de dones y ministerios enriquece, ennoblece, edifica y construye la unidad de la Iglesia; pero no anula ni aminora las diferencias , que son también constructivas de su ser. En términos paulinos y actuales, pastores, doctores y ministros; mujeres y hombres de especial consagración; laicos en matrimonio o celibato, ciudadnos todos del Pueblo de Dios, son iguales en dignidad y libertad, diversos en su vocación y misión.

Santos en el siglo XXI

Habrá quien diga, no sin argumentos, que lo aquí escrito es el deber ser, pero que luego ... Pues, abramos los ojos a la realidad presente de la Iglesia, en cualquier punto del planeta donde brotan con vigor y belleza flores de santidad, ejemplos a montones de vida evangélica. Apele cada cual a su experiencia y diga si conoce a pastores ejemplares de la comunidad cristiana, a misioneros intrépidos, a monjas abnegadas, a matrimonios magníficos, a gentes que se dejan el pellejo, sí, ahora mismo, por Dios y por la Iglesia. En la Christian World Encyclopedy de David B. Barrett, se calcula que en veinte siglos de cristianismo han muerto por su fe unos 40 millones de mártires, de los que más de la mitad, quizá porque son más fáciles de comprobar, pertenecen al siglo XX. No son mártires canonizados todos ellos, pero sí testigos de Cristo con el supremo testimonio. Ese es el tesoro que la Iglesia contemporánea nos ha legado a raudales, con todas las arrugas que se quiera, con todos los yacimientos de mediocridad que muchos aportamos.

Mas, cuando intentamos ser mejores, que al menos esa gracia no nos falta, recurrimos, como es obvio, al modelo de Cristo y de María, a los santos apóstoles, a los mártires de todos los tiempos: pero miramos también a los millones de mártires del siglo XX y a los quince mil nombres de cristianos excepcionales que se han registrado en Roma con motivo del año jubilar, que llenan dos volúmenes de oro, aún por publicar. Son todos los que están, pero, ni remotamente están todos los que son. La Iglesia, mi Iglesia de Roma, además de católica, sigue siendo santa y apostólica, aunque siempre necesita de purificación.

Una escuela de comunión

En este camino de renovación cristiana, quizá el imperativo más apremiante, en este estreno de siglo y de milenio, sea el de la unidad interna de la Iglesia, cifrada en la comunión de amor y de fe, a todos los niveles: de los pastores entre sí y con el sucesor de Pedro, de éstos con su grey en los grandes sectores de la vida consagrada y en todas las variedades del mundo laical. De la Teología con el Magisterio, enterrando desconfianzas recíprocas. Sería un contrasentido avanzar en el camino ecuménico con los hermanos separados o con los creyentes de otras religiones, y fallar en el ecumenismo hacia el interior de la Iglesia.

Que nadie estire el dedo índice para señalar a personas, estamentos, instituciones o grupos, a los que pide esa actitud. Ojalá no encuentre yo en mi ojo ni pajas ni vigas. Se nos impone a todos, acaba de decir Juan Pablo II, "hacer de la Iglesia la Casa y escuela de la comunión; éste es el gran desafío que tenemos ante nosotros en el milenio que comienza, si queremos ser fieles al designio de Dios y responder también a las profundas esperanzas del mundo... Espiritualidad de la comunión significa, además, capacidad de sentir al hermano de fe en la unidad profunda del Cuerpo místico y, por tanto, como uno que me pertenece... Espiritualidad de la comunión es también capacidad de ver ante todo lo que hay de positivo en el otro, para acogerlo y valorarlo como regalo de Dios: un don para mí, además de ser un don para el hermano que lo ha recibido directamente". (Novo Millennio Ineunte, n. 43).

+ ANTONIO MONTERO MORENO
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


Centrales

El aborto nunca es una solución a problemas
de ningún tipo porque supone eliminar una vida

La Asociación Pro-Vida de Badajoz ofrece ayuda
y reparte alimentos infantiles a 50 mujeres

La defensa de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural constituye la preocupación de muchos movimientos en los últimos años. En la provincia de Badajoz la asociación Pro-Vida, que se ha destacado por trabajar en la difusión de ese ideario está trabajando seriamente en los últimos años en la atención directa a mujeres embarazadas con problemas de toda índole. Ofrecen acompañamiento, asesoramiento jurídico, ayuda material...

En su memoria del año pasado se refleja la ayuda a medio centenar de mujeres jóvenes, principalmente facilitándoles leche maternizada, pañales etc. Se quejan de que ninguna institución les ayuda económicamente y que subsisten gracias a las aportaciones de los socios, las ayudas del Banco de Alimentos y las aportaciones puntuales de gente sensibilizada con el tema.

La presidenta de la asociación, Pilar Alfaro declara que el aborto no es nunca la única salida y siempre la más dramática porque supone eliminar una vida humana. "Existen alternativas al aborto; las asociaciones provida y mucha gente de buena voluntad lo están demostrando".

Leche

Dulce Blanco es la encargada del reparto de alimentos y material infantil a las mujeres que lo solicitan. El reparto se hace cada martes en la sede de la asociación, en la calle Afligidos número 4 de 10 a 11 de la mañana. También existe un teléfono de atención (924) 251353 Dulce afirma que muchas mujeres se enteran de este servicio a través de las que ya han ido, otras son enviadas desde parroquias, Cáritas o asistentes sociales.

Hace unos días Pro-Vida ha recibido una ayuda extra de los jóvenes scouts Luis de Morales de Badajoz. Los chicos se han lanzado a llevar a cabo una gran campaña en la ciudad; han empapelado las calles con carteles solicitando ayuda urgente debido a que los almacenes se quedaban vacíos y el medio centenar de mujeres que atiende Provida corría el peligro de quedarse sin alimentos para sus hijos. José María, uno de los scouts manifiesta que se han recogido unos 130 kilos de alimentos infantiles, carritos de bebé, alguna cuna y algo de "ropita" para niños. A pesar de todo la ayuda se hace muy necesaria.

La cuna natural de la vida convertida en el 'corredor de la muerte'

Mensaje de los obispos de la Subcomisión de Familia y Defensa de la Vida

Los obispos de la Subcomisión de Familia y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Española han hecho público un mensaje con motivo de la Jornada por la Vida que se celebra este domingo con el lema "Toda la vida y la vida de todos". Partiendo del texto evangélico en que le preguntan a Jesús qué hay que hacer para ganar la vida eterna, los obispos señalan que "todos los seres vivos participan de la vida del Creador" pero que "el ser humano, como criatura personal, participa de un modo peculiar y especialísimo en la intimidad personal de la Vida divina, que es Comunión de amor. Por eso todo hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios, posee una dignidad sagrada, que sobrepasa de modo absoluto al resto de las criaturas no personales".

Apaleado y despojados

Continuando con la parábola del buen samaritano, los obispos llaman la atención de cómo el prójimo, ese hombre apaleado y medio muerto del que hablan las Escrituras, son hoy los miles de niños despojados de su derecho a vivir. La carta señala que "podríamos afirmar que esa persona concreta despojada es hoy uno de los miles de niños -la criatura más débil e inocente- que son eliminados en el seno materno. La cuna natural de la vida se convierte para ellos en el 'corredor de la muerte'. Una sociedad que legitima un crimen tan abominable como el aborto está perdiendo el sentido mismo de la dignidad humana, base de los derechos fundamentales y de la verdadera democracia. Esa persona concreta despojada en nuestra sociedad puede ser una de las madres que, ante las dificultades para sacar adelante al hijo de sus entrañas, es dejada sola. En ese período en el que necesita más ayuda muchas veces no encuentra el apoyo efectivo al que tendría derecho".

Bienestar no repartido

A lo dicho anteriormente los obispos añaden que "esa persona concreta despojada puede ser también hoy, en nuestra sociedad, uno de los emigrantes pobres que acuden a nuestras tierras ­quizá tras sobrevivir a una penosa travesía- buscando una oportunidad en la vida. En ocasiones encuentra que el bienestar no es repartido entre todos. Esa persona concreta despojada puede ser hoy, en nuestra sociedad, uno de esos muchos ancianos abandonados. La sociedad los considera cada día más como una carga insoportable. Se llega a la aberración de la aceptación cultural y legal de la llamada eutanasia, forma gravísima de insolidaridad. La enumeración de formas de despojo podría seguir".

Por último el mensaje hace un llamamiento para que todos construyamos una nueva cultura de la vida, a la vez que denuncian la indiferencia de muchas personas que, igual que los que pasaron ante el apaleado de la parábola y no lo socorrieron, se muestran indiferentes ante los actuales atentados a la vida.

 

"No podemos permanecer impasibles
ante la marginación de los inmigrantes"

Nota de diversas organizaciones eclesiales, ante la nueva ley española de Extranjería

Varias organizaciones eclesiales, entre ellas Cáritas y Confer, han emitido una nota en relación con la Ley de Extranjería, que entró en vigor el 23 de enero. Dice así:

"La entrada en vigor de la Ley de Extranjería supone:

1) Que primen los aspectos de control frente a una verdadera voluntad de integración de los inmigrantes. Esto, si bien es cierto para todos, todavía es más acusado respecto de quienes se encuentran en situación irregular en España, a los que, mediante el recorte de derechos, el incremento de las causas de expulsión y la práctica inexistencia de cauces para su acceso a la regularidad administrativa, se condena a la marginalidad y a la clandestinidad, con las consecuencias que ello comporta. Se viola, así, el principio ético fundamental de que "los emigrantes han de ser tratados siempre con el debido respeto a la dignidad de toda persona humana", recordado por Juan Pablo II en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2001. "A este principio", continúa diciendo, "ha de supeditarse incluso la debida consideración al bien común cuando se trata de regular los flujos inmigratorios".

2) Las organizaciones abajo firmantes han manifestado inequívocamente a través de diversos documentos (y fundamentalmente con la publicación del estudio sobre la postura de Cáritas Española respecto a la reforma de la L. O. 4/2000) su posición a favor de una ley más justa y respetuosa con los derechos de las personas inmigrantes. Desde esta situación afirmamos que la nueva ley no es ni más justa ni más respetuosa con estos derechos, sino más restrictiva que la anterior.

3) Desde nuestro compromiso con la justicia, no podemos permanecer impasibles ante la situación de marginación en que van a quedar muchos inmigrantes irregulares como consecuencia de la nueva ley, y promoveremos y apoyaremos todas aquellas actuaciones legítimas que favorezcan su verdadera integración en la sociedad.

4) Instamos al Gobierno a que ofrezca soluciones humanas para la efectiva integración de los miles de personas que se encuentran en situación irregular en España."

 

Monseñor Fernando Sebastián:
"Es incompatible ser cristiano y apoyar a ETA"

Declaraciones realizadas de su carta pastoral titulada 'Claridad y firmeza'

El Arzobispo de Pamplona, Monseñor Fernando Sebastián, publicó una carta pastoral en la que advierte que los cristianos que dicen apoyar el terrorismo del grupo separatista vasco ETA, están siendo infieles a su propia identidad.

"Si los cristianos (sacerdotes, obispos, religiosos o seglares) no estuviéramos claramente frente a ETA y no rechazáramos abiertamente el terrorismo de ETA, estaríamos siendo infieles a nuestra propia identidad, a nuestra conciencia y a la obligación que tenemos en estos momentos como discípulos de Jesucristo y miembros de su Iglesia", escribió Monseñor. Sebastián.

En la carta titulada "Claridad y Firmeza", Monseñor. Sebastián afirmó el derecho de la Iglesia a pronunciarse con su propio lenguaje sobre los actos de violencia y aclaró que si bien "no coincidimos con los terroristas, no por eso tenemos que coincidir siempre y en todo con los contrarios".

"Cuando yo digo 'paz' no quiero decir lo que los terroristas o los nacionalistas puedan significar con esa misma palabra, ni siquiera lo que un demócrata pueda expresar con ella, sino lo que en el contexto moral y cultural de la Iglesia y del cristianismo significamos con esa palabra, con sus elementos sociales, personales, espirituales y religiosos", explicó el Arzobispo.

En esta misma línea, indicó que "cuando se pide que haya más diálogo en nuestra sociedad, entre nuestros políticos, no es justo acusarnos de que estamos pidiendo el diálogo que quiere ETA para salirse con la suya".

Según el Arzobispo, "tenemos además el derecho de expresarnos desde nuestro punto de vista, fundamentalmente religioso y moral, con el sentido que los términos y conceptos tienen en el mundo espiritual del Evangelio y de la tradición cristiana que muchas veces no coincide con el lenguaje social o político, ni de los nacionalistas ni de los antinacionalistas".

"El sentido religioso y moral de algunos conceptos desborda las significaciones políticas. No verlo así, no querer aceptarlo así es no querer aceptar la libertad y la identidad de la Iglesia, difamarla injustamente, despreciar la aportación específica de los cristianos en esa dura tarea de la lucha moral contra el terrorismo, debilitar la reacción moral de la sociedad y facilitar las cosas a la propaganda ideológica y cultural de ETA", concluyó.

ACI

Un ciego en silla de ruedas podría ser el primer periodista beato

La Iglesia elevará por primera vez a la gloria de los altares de la santidad a un periodista. Un caso fuera de lo común: 28 años en una silla de ruedas, 10 años ciego y, sin embargo, autor de apasionantes artículos y libros.

Se trata de Manuel Lozano Garrido, más conocido en su Andalucía natal como &laqno;Lolo», quien sufrió una grave enfermedad llamada espondilitis. Fue capaz de cristianizar el dolor y encontrar un nuevo sentido a su vida. De este modo escribió nueve libros de espiritualidad, fundó la revista para enfermos &laqno;Sinaí», y colaboró con diversas revistas y diarios de corte evangelizador.

Su causa de beatificación está siendo estudiada por el Colegio de consultores y cardenales último trámite para solicitar la aprobación papal.


Noticiario diocesano

Cáritas de Fuente de Cantos, junto a varias parroquias,
ayuda a inmigrantes africanos

Proclade Bética recauda dos millones en Almendralejo para El Salvador

Cáritas de Fuente de Cantos, en colaboración con otras parroquias de la diócesis, ha acometido una campaña de ayuda a inmigrantes africanos que llegan a España buscando un futuro mejor. Para ello se han puesto en contacto con Cáritas de Tarifa que les comunicó que lo más necesario eran zapatillas. Así se pusieron a trabajar junto a las parroquias de Villagarcía de la Torre, Azuaga, Calzadilla de los Barros, Montemolín, el Hospital de Llerena y la Hermandad del Cristo de la Piedad de Usagre.

El resultado fue la consecución de más de 250 pares de zapatillas de deporte y otros tantos pares de calcetines, también se recogieron 171.000 pesetas que se entregaron a los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca de Algeciras, junto con patucos, calcetines infantiles, jabones y colonias infantiles y zapatillas para ancianos.

Desde Cáritas de Fuente de Cantos se asegura que lo más positivo de esta campaña es la semilla sembrada que, como fruto, deja un grupo de más de veinte jóvenes trabajando semanalmente en ordenar y clasificar ropa para enviarla a Tarifa, así como el contacto con Cáritas de Tarifa, que les ha cedido a sus colegas de Fuente de Cantos fotografías para una exposición y el compromiso de que vendrán voluntarios de esa Cáritas parroquial al pueblo el día cuatro de abril, para hablar a los jóvenes sobre la realidad de los inmigrantes.

Contenedores a El Salvador

En otro orden de cosas,la Asociación Proclade Bética en Extremadura, con sede en Almendralejo, ha realizado durante hace 15 días, una campaña de solidaridad con el pueblo de El Salvador, fruto de la cual se han recogido más de 1.500 kilos de zapatos, 2.500 de ropa, 3.600 de alimentos no perecederos y 10 cajas de medicinas.

Todo este material ha sido enviado, en un único contenedor, a la zona de Armenia, una de las más castigadas por el devastador terremoto, donde los claretianos se encargarán de su distribución.

Por su parte, Cáritas diocesana ha recaudado ya para este mismo fin más de 6 millones de pesetas.

 

Grupos de la JOC de Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia
celebran una convivencia

Unos 140 jóvenes de la Juventud Obrera Cristiana de las diócesis de Plasencia, Coria-Cáceres y Mérida-Badajoz han celebrado una jornada de convivencia en la sierra de Candelario (Salamanca).

La JOC es un movimiento de sensibilización, principalmente de carácter educativo, que trabaja con y para jóvenes del mundo obrero. Su objetivo es hacer presente el mensaje evangélico a través de la vida concreta de cada joven, tanto en sus ambientes individuales como colectivos.

La Juventud Obrera Cristiana se encuentra en toda Extremadura en un proceso de iniciación y para ello se llevan a cabo diversas acciones a lo largo del año. En esta ocasión, varios grupos de iniciación y conexión de Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia, acompañados por militantes y consiliarios, se desplazaron a Candelario.

 

Inaugurada una exposición sobre África en la Asamblea de Extremadura

El Patio Noble de la Asamblea de Extremadura recoge hasta el día 15 de febrero una exposición fotográfica promovida por la ONG "Solidaridad don Bosco" y la comunidad salesiana de Mérida bajo el título Destellos de África. En estas fotos de María Claus se ve un rostro esperanzado de África, hombres y mujeres dee mirada tierna, ancianos de ojos serenos y sabios y niños alegres y vivaces a pesar de vivir situaciones difíciles.

 

La zona sur de la diócesis celebró un encuentro misionero en Llerena

Dos misioneras hablaron de sus experiencias en Malí y Mozambique

El sábado día 20, se celebraba un encuentro misionero organizado por la Delegación Diocesana de Misiones destinado preferentemente a la zona sur de la diócesis.

Con una oración dio comienzo el Encuentro en la Casa de la Iglesia de Llerena, tras la cual la hermana Clara Cerrato Otero, de la congregación del Santo Ángel en Valverde de Llerena, con una vida de 28 años de trabajo en Malí, situó a los asistentes en el país del que iba a hablar. Trató de los problemas más importantes de Malí: educación, hambre, marginación, infraestructuras sanitarias y económicas..., todo ello apoyado en diapositivas que refrendaban su exposición. Se notaba la labor y el desarrollo realizado en zona donde trabaja el Santo Ángel.

A continuación, Mercedes Mota Mimbrero, de Villagarcía de la Torre, coincidió en su exposición con todo lo dicho anteriormente, ya que África, aunque con diferencias entre los distintos países, tiene muchos denominadores comunes. Impresionó su experiencia en Mozambique, uno de las tierras más pobres del planeta cuya situación se ha visto agravada por una larga guerra y las recientes inundaciones, vividas y experimentadas por esta misionera.

Los diversos grupos intercambiaron opiniones y dialogaron sobre el ser misionero, la comunidad misionera y la necesidad del grupo misionero en cada parroquia o colegio. Después de un descanso para compartir la comida, se puso en común el trabajo realizado en la mañana y se aprovechó para divulgar el Encuentro Niños 2001 que se celebrará próximamente en Madrid, en el Parque de las Naciones, los días 27, 28 y 29 de abril, un acontecimiento para el que ya están trabajando diversos grupos de niños de la diócesis.

Entre los asistentes al Encuentro se encontraban sacerdotes, religiosas y laicos del arciprestazgo de Llerena y otras personas con inquietud misionera pertenecientes a otras zonas de la diócesis de Mérida-Badajoz.

Finalizó el Encuentro con la concelebración de la Eucaristía.

 

Estudiantes de Medicina reflexionan
sobre el sentido critiano en su futura profesión

Universitarios de la Facultad de Medicina de Badajoz se han venido reuniendo, desde comienzos de este curso,en respuesta a la convocatoria del Secretariado de Pastoral Universitaria, para plantearse cuestiones en torno a su presencia creyente en la universidad y el sentir cristiano de sus estudios y de su futura profesión.

Se han organizado en grupos de trabajo para estudiar la problemática de distintos colectivos de enfermos (toxicómanos, ancianos, afectados por cáncer etc.), en su situación personal, actitud familiar ante la enfermedad y la respuesta de la sociedad ante estos colectivos de enfermos.

 

Parroquianos de Villar del Rey disfrutan una jornada de convivencia con los ancianos de Alcuéscar

En el pasado mes de enero, miembros de la comunidad parroquial de Nuestra Señora del Rosario, de Villar del Rey, con su párroco don Luis Manuel Romero, se desplazaron a Alcuéscar para vivir un día de convivencia con los ancianos alojados en la Residencia de Ancianos de los Esclavos de María. Aprovecharon la visita para hacerles entrega de lo obtenido en la "Campaña del Kilo" que esa comunidad parroquial había realizado en los días de navidad.

 


Al paso de Dios

Poner la mano

La única ocasión en la que ser pobre y poner la mano para recibir algo no es una desgracia es cuando lo hacemos para que nos den el Pan de la Eucaristía. Eso, al contrario, es una gracia, pues el don que recibimos es fuente de riqueza y dignidad. Por eso, comulgar en la mano ha de hacerse con actitud de humilde agradecimiento, pues ese alimento se recibe del Señor, que siendo el más grande y rico, a pesar de todo, se sitúa a nuestra altura, nos sienta a su mesa y nos hace participar en su misma vida.

También la forma de recibir la Sagrada Forma ha de reflejar la relación que en ese momento se establece. Esta es una antigua cuestión, de la que ya se ocuparon los primeros cristianos y que nos viene muy bien recordar. Dice el libro de la Didajé, del siglo II: "Cuando te acerques a comulgar haz de tu mano izquierda un trono para tu mano derecha, puesto que ésta debe recibir al Rey, y en el hueco de tu mano recibe el cuerpo de Cristo diciendo: Amén. Tómalo y procura que no se pierda nada, porque lo que perderías sería como si perdieses uno de tus propios miembros. Porque dime, si te dieran unas pepitas de oro, ¿no las conservarías con el mayor cuidado, procurando no perderlas y evitando que sufrieran ningún daño? ¿No procurarás mucho mayor cuidado con algo que es mucho más precioso que el oro y las piedras preciosas?". A todo eso hay que añadir, naturalmente, el traje de fiesta, de un corazón reconciliado, que es necesario llevar para sentarse a la mesa del Señor.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)


Liturgia del domingo

Celebramos el V Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro de Isaías 6, 1-2a. 3-8

El año de la muerte del rey Ozías, vi al Señor sentado sobre un trono alto y excelso: la orla de su manto llenaba el templo. Y vi serafines en pie junto a Él. Y se gritaban uno a otro, diciendo: "Santo, santo, santo, el Señor de los ejércitos, la tierra está llena de su gloria".

Y temblaban los umbrales de las puertas al clamor de su voz y el templo estaba lleno de humo.Yo dije: "¡Ay de mí, estoy perdido! Yo, hombre de labios impuros, que habito en medio de un pueblo de labios impuros, he visto con mis ojos al Rey y Señor de los ejércitos".

Y voló hacia mí uno de los serafines, con un ascua en la mano, que había cogido del altar con unas tenazas; la aplicó a mi boca y me dijo: "Mira, esto ha tocado tus labios; ha desaparecido tu culpa, está perdonado tu pecado". Entonces escuché la voz del Señor, que decía: "¿A quién mandaré? ¿Quién irá por mi?". Contesté: "Aquí estoy, mándame".

Salmo 137, 1-2a. 2bc-3. 4-5. 7c-8

R. Delante de los ángeles tañeré para ti, Señor.

Te doy gracias, Señor, de todo corazón;
delante de los ángeles tañeré para ti,
me postraré hacia tu santuario.

Daré gracias a tu nombre:
por tu misericordia y tu lealtad,
porque tu promesa supera a tu fama;
cuanto te invoqué, me escuchaste,
acreciste el valor en mi alma.

Que ten gracias, Señor, los reyes de la tierra,
al escuchar el oráculo de tu boca;
canten los caminos del Señor,
porque la gloria del Señor es grande.

Tu derecha me salva.
El Señor completará sus favores conmigo:
Señor, tu misericordia es eterna,
no abandones la obra de tus manos.

Carta a los Corintios 15, 1-11

(...) lo primero que yo os transmití, tal como lo había recibido, fue esto: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se le apareció a Cefas y más tarde a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos juntos, la mayoría de los cuales viven todavía, otros han muerto; después se le apareció a Santiago, después a todos los apóstoles; por último, como a un aborto, se me apareció también a mí. (...) Pues bien; tanto ellos como yo esto es lo que predicamos; esto es lo que habéis creído.


Evangelio según san Lucas 5, 1-11

En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la palabra de Dios, estando Él a orillas del lago de Genesaret. Vio dos barcas que estaban junto a la orilla, los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente.

Cuando acabó de hablar, dijo a Simón:

- Rema mar adentro y echad las redes para pescar.

Simón contestó:

- Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero en tu palabra, echaré las redes.

Y puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan grande que reventaba la red. Hicieron señas a los socios de la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Se acercaron a ellos y llenaron las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús diciendo:

- Aléjate de mí, Señor, que soy un pecador.

Y es que el asombro se había apoderado de él y de los que estaban con él, al ver la redada de peces que habían cogido y lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón.

Jesús dijo a Simón:

- No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.

Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

5, lunes: Gn 1, 1-19; Mc 6, 53-56.
6, martes: Gn 1, 20 - 2, 4a; Mc 7, 1-13.
7, miércoles: Gn 2, 4b-9. 15-17; Mc 7, 14-23.
8, jueves: Gn 2, 18-25; Mc 7, 24-30.
9, viernes: Gn 3, 1-8; Mc 7, 31-37.
10, sábado: Gn 3, 9-24; Mc 8, 1-10.
11, domingo: Jr 17, 5-8; 1Co 15, 12. 16-20; Lc 6, 17. 20-26.
 

Comentario litúrgico

Se arrojó a los pies de Jesús

Es curioso constatar cómo el evangelista Lucas rompe la lógica del discurso y, apenas ha iniciado la narración de la vida pública de Jesús, nos presenta esta magnífica página que podríamos presentar como una síntesis del credo cristiano. Se ha olvidado de hacer el desarrollo y tiene prisa por presentar a su personaje en toda su dimensión divina.

En primer lugar se recrea describiendo la autoridad de Jesús: ya se agolpa la gente para escucharle y necesita montar en una abarca para poner distancia entre la multitud y poder ver a la gente y ser escuchado.

Después viene el milagro con todas sus anécdotas y afirmaciones. Pedro se manifiesta estupendo tanto al advertir a Jesús que la noche no estaba de pesca como cuando añade que se fía de la palabra de Jesús. La pesca debió ser espléndida pues llenaron la dos barcas.

Pero lo mejor, lo que Lucas quiere resaltar es el impacto que causó a aquellos hombres lo acontecido. De nuevo aparece en primer plano la figura del apóstol Pedro y en una actitud clásica de quien se ha topado con una manifestación divina: &laqno;Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús diciendo: "Apártate de mí, Señor, que soy un pecador" ». La escena está llegando a su desenlace y Lucas presenta la originalidad de la teofanía cristiana: las palabras de Jesús siembra la paz en aquel corazón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.

Lucas nos ofrece la ocasión de reflexionar sobre nuestra experiencia creyente: es un recorrido en el que uno acepta su condición de pecador, siente estremecimiento ante la santidad de Dios y termina sintiéndose acogido amorosamente.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

9 de febrero: san Sisebuto (siglo XI)

Este burgalés, abad del monasterio de San Pedro de Cardeña, que bajo su influjo y dirección alcanzó justo renombre entre los monasterios españoles, es famoso por sus amistades. Santo Domingo de Silos, San Íñigo de Oña o San García de Arlanza son otros tantos abades del medievo hispánico que trabaron profunda amistad con nuestro santo.

También alcanzó gran popularidad San Sisebuto por sus múltiples socorros y cuantiosas limosnas para los más pobres. Es sabido que la sanidad y la educación estuvieron durante más de un milenio, no en manos del estado, sino de la autoridad eclesiástica tanto abacial como episcopal.

Pero Sisebuto es conocido sobre todo por su solidaridad con el Cid Campeador. Resulta particularmente atractivo este personaje, por su rebeldía frente a Alfonso VI de Castilla y León. Si éste había desterrado a Rodrigo Díaz de Vivar, Sisebuto lo ampara, favorece y otorga derechos de enterramiento en su iglesia abacial, además de proteger a su mujer, Jimena, y a sus hijas.

¿Qué queréis que os diga? A mí me gusta este santo por amigo de sus amigos ¡abades medievales santos haciendo pastoral de conjunto! Por generoso hasta el despilfarro con los pobres y por su rebeldía ante las decisiones injustas de los que mandan.

Sobre el "nombrecito", nada diré, excepto que no es culpa del santo ni mía. Quede claro.

Manolo Amezcua

Los santos de la semana

5, lunes: Águeda, Abrahán, Teodosio, Pablo Ni y Andrés.
6, martes: Pablo Miki, Silvano, Dorotea, Guarino.
7, miércoles: Paternio, Juliana, Antonio Stronconio, Eugenia Smet.
8, jueves: Jerónimo Emiliani, Evencio, Honorato, Esteban.
9, viernes: Apolonia, Sabino, Sisebuto, Miguel Febres.
10, sábado: Escolástica, Zótico y Amando, Austreberta.
11, domingo: Nª.Sª. de Lourdes, Sotera, Desiderio, Evagrio, Gregorio II.

 

Contraportada

La Confer programa un año dedicado a reflexionar sobre la pobreza en la vida de los religiosos

El dos de febrero, día de la Vida Consagrada

Desde que se celebrase el Sínodo de la Vida Consagrada, en el año 96, la Iglesia dedica el día dos de febrero a rezar y agradecer a Dios la dedicación de miles de hombres y mujeres que han dejado todo por seguirlo en la entrega a los demás. En la diócesis de Mérida-Badajoz hay actualmente entre 800 y 900 religiosas y religiosos, según don Francisco Martín, presidente de la Confederación de Religiosos diocesana (Confer), si bien el número exacto es muy difícil conocerlo "debido, señala, a que la movilidad es muy grande dentro de las distintas comunidades de la diócesis".

Ese casi millar de religiosas y religiosos de la diócesis de Mérida-Badajoz viven en 110 comunidades; 80 de ellas de religiosas de vida activa y 12 de religiosos, además de 17 comunidades de vida contemplativa, según datos ofrecidos por la Confer. A todo ello hay que sumar los institutos seculares y otras formas de consagración existentes en la Iglesia.

Las personas que han consagrado su vida a Dios en distintos ámbitos tendrán una celebración especial este domingo en la parroquia de Santo Domingo de Badajoz a las cinco y media de la tarde. Consistirá en una eucaristía presidida por el Arzobispo en la que las religiosas, religiosos, miembros de institutos seculares y otros consagrados podrán reflexionar con textos de la exhortación apostólica postsinodal "La vida apostólica", el documento firmado por el Papa tras el Sínodo de Vida Consagrada. A lo largo de la Eucaristía se significará la cercanía de la vida religiosa por los pobres. Y es que los religiosos de nuestra diócesis meditan este año de forma especial sobre la pobreza en sus actividades, retiros y encuentros, procurando llevar a la práctica las conclusiones del Congreso sobre la Pobreza celebrado en noviembre del año 99.

Actividades para el 2001

Según don Francisco Martín, la Confer regional trabaja ya en diversas actividades para este año. Entre ellas destacan las Jornadas de Vida Religiosa, los días 17 y 18 de marzo. En ellas se tratarán tres asuntos que tienen en la pobreza su hilo conductor: el seguimiento a Cristo desde los pobres, compartir experiencias y actividades de lo que se hace en el mundo de la pobreza y cuestiones que se le plantean a la Confer sobre la tarea que se lleva a cabo en el terreno de la pobreza.

También se prepara un encuentro de religiosos jóvenes de Extremadura para que, entre ellos, analicen cómo viven su vocación religiosa y cómo se encarnan en la región.

La Confer diocesana

Por lo que se refiere a la Confer diocesana, cabe decir que durante el año pasado se realizaron dos actividades comunes en las cuatro zonas en las que la Confederación de Religiosos divide la diócesis (Badajoz, Mérida, Villanueva de la Serena y Zafra). Estas actividades fueron una jornada de oración y un acto jubilar. Además de éstas, cada zona organizaba sus actividades propias.

En la actualidad se imparte un curso de formación permanente sobre espiritualidad y vida religiosa por correspondencia al que se han inscrito veinte comunidades.

En el programa para el 2001 se han programado tres encuentros en los que se profundizará sobre la presencia de los religiosos en el mundo rural, la pastoral vocacional y juvenil y la espiritualidad y la pobreza.

Juan José Montes


La Iglesia en América Latina:

http://www.aciprensa.com/iglesia.htm

 



Return to "Iglesia en Camino"