Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Número 335. 27 de febrero de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

Una misma fe puede conducir
a compromisos políticos diferentes

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal ante las elecciones

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal lanzaba a finales de la semana pasada un mensaje con motivo de las elecciones generales del 12 de marzo.

En su mensaje los obispos afirmaban que "para votar en coherencia con la propia fe, se deberá valorar quién promueve y defiende eficazmente los derechos fundamentales de la persona: el derecho a la vida, a la educación, al trabajo, a la vivienda, a la sanidad, a la información veraz y plural, sin olvidar el respeto a las legítimas opiniones y creencias y a los derechos de las minorías étnicas y religiosas".

La Conferencia Episcopal subraya como asuntos especiales dignos de tener en cuenta a la hora de votar que los partidos promuevan respeto sin fisuras a la vida desde su inicio hasta su fin natural, el apoyo a la familia, a la calidad y libertad de enseñanza, el respeto a las creencias religiosas, el compromiso con los desfavorecidos y la búsqueda sincera de la paz y la condena del terrorismo.

 

Editorial

No acostumbrarse al terrorismo

Escribimos bajo el espanto del feroz atentado cometido el martes en Vitoria, del que han sido víctimas, tan cruentas como inocentes, el diputado socialista del Parlamento vasco, Fernando Buesa, y el ertzaina de su escolta, Jorge Díez.

Apenas nos habíamos repuesto, si es que cabe reponerse en estos casos, del coche-bomba criminal que se llevó en Madrid, hace unas semanas, al Coronel Pedro Antonio Blanco, ya tenemos de nuevo la siniestra llamarada del artilugio cargado de dinamita segando dos vidas en plenitud, destrozando cruelísimamente a dos familias, sumiéndonos a todos en la irritación y el abatimiento.

Este último hay que atajarlo, apenas transcurrida la sorpresa, porque no cabe bajar la guardia de la indignación moral y de la cohesión democrática. Hay que mantener alerta el espíritu que conforte a las familias de las víctimas, sostenga a los guardianes de la seguridad ciudadana y de la paz social; que eduque a niños y a jóvenes en el respeto a la vida, la aceptación del diferente, la opción por los cauces legales, la erradicación absoluta del odio y la condena rotunda del terrorismo.

Son ya más de treinta años los del cáncer de la Eta. Más de novecientas víctimas mortales y centenares de parapléjicos. Y los impactos terribles en sus familias, en las filas del Ejército, de la Guardia Civil, del Cuerpo Nacional de Policía, de los compañeros de partido o de corporación de tantos representantes del pueblo. Los hombres y mujeres honrados, con verdadera conciencia ciudadana, no deben acostumbrarse al crimen. Cada muerte tiene un valor absoluto.

 

Carta del Arzobispo

Yo pecador

Pecador me concibió mi madre. Así condensa David, que de esto sabía bastante, en el versículo 7 del salmo Miserere, la cara obscura de la condición humana, que arrastramos todos desde los albores de la especie. El que de vosotros esté sin pecado, que tire la primera piedra (Jn 8,7) les diría Jesús a los ardorosos lapidadores de la mujer adúltera. El misterio del mal y el misterio del hombre caminan de la mano por la historia y así caminarán mientras el mundo sea mundo.

¡Qué visión tan desolada! ¿No? Lo sería, si el pecado fuera a la vez inevitable y culpable. Pero no es así. Para aclararlo hemos de situarnos necesariamente en el plano religioso y cristiano, porque la palabra pecado pertenece al diccionario de la fe. Y yo la trato aquí desde una visión religiosa y cristiana de la vida, que ojalá interese también a quienes no comparten mi fe o la viven a medias. Desde ella hay que conjugar el verbo pecar, que no se aplica a las actuaciones mecánicas o forzosas de la vida, como dormir o respirar. El pecado es, por definición, una obra humana libre y responsable y, por ende, evitable.

Sin enmendarles la plana a David ni ¡faltaría más! a Jesús, se impone aquí una interpretación clarificadora de esos textos. Nacemos pecadores, sí; pero porque nacemos inteligentes, libres, capaces del bien y del mal. Pecador es el que puede pecar y también puede no pecar. Otra cosa es que se multipliquen, de hecho, los pecadores, hasta el punto de que el libro de los Provervios (24,16) reconozca que el justo peca siete veces, en tanto que el pobre San Pablo se dolía, refiriéndose a sí mismo: No hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero (Rom. 7,19). Lo que, a su vez trae a mi mente otra cita muy querida de Rabindranath Tagore: "Aquel que yo soy saluda llorando a aquel que quisiera ser". Por todo lo cual está, sí, justificado que se nos llame, como Jesús a los fariseos, una generación pecadora.

Buenos y malos

Entonces, ¿en qué quedamos? En lo que podemos llamar paradojas del mundo de la fe, que no son misterios a secas, en el sentido de enigmas y, menos, de contradicciones o absurdos; antes bien lo que requieren es ser contemplados en el universo total de la fe, donde el sol ilumina a los planetas y estos, a su vez, a los satélites. La libertad nos es dada para el bien; de hecho, hasta los seres más depravados tienen vetas de bondad e incluso páginas luminosas en su "curriculum vitae". Y que, por supuesto, éste, en otros aspectos perro mundo, está habitado también por incontables justos y por infinitas personas que luchan, luchamos, por implantar la bondad en la vida propia y en la ajena. Pero, bueno; en definitiva, justos, injustos y menos justos, semejamos navegar por un océano de pecado. Y, para colmo, nos dice usted que el pecado no es automático, sino libre y responsable, o, en definitiva, culpable.

Vamos a ver. Si en esa argumentación se agotara toda la visión bíblica, cristiana y católica de las culpas de la humanidad, pues estaría servido un pesimismo radical. Ahora bien; lo dicho es tan sólo la mitad de la verdad, y no por reservarme la otra media para poner a la película un "happy end", que les deje a los lectores un buen sabor de boca; sino para encuadrar, como acabo de decir, esa realidad tan negativa, en el firmamento total de los misterios (realidades, personajes, luces, dones) de nuestra fe.

Recordemos, entonces, que por pecado se entiende en los libros santos y en toda la Tradición de la Iglesia, una transgresión libre y consciente por parte del ser humano de la ley divina, impresa por Dios, en sus imperativos esenciales, en el corazón del hombre y legible por los ineteresados en su propia conciencia. Completada luego por la Ley y los profetas, cifrada en el decálogo, durante la antígua alianza; iluminada después, hasta su radiante plenitud, en las enseñanzas y sobre todo en la persona de Cristo, muerto y resucitado, camino, verdad y vida. Proclamada finalmente por la Iglesia, con la asistencia del Espíritu.

El rostro del pecado

Decir transgresión, es decir desobediencia; decir desobediencia, es decir orgullo y rebeldía; sentir y hacer todo esto equivale a ingratitud e insolencia de la criatura hacia su creador, del hijo hacia su Padre. Sería muy pobre por eso reducir la culpa del hombre creyente a la infracción de una ley material. La ofensa a Dios que representa, conlleva, en la propia persona la exaltación del egoísmo, por un lado, y la degradación de la dignidad por otro; cual ocurre en los pecados capitales: soberbia, envidia, lujuria, gula, embriaguez, drogodependencia; o desprecio de la de los demás: homicidio, explotación, mentira, perversión. El pecado es feo, nos mancha, nos prostituye. Algarrobas del hijo pródigo.

¿Qué nos falta por decir para una visión creyente del pecado? Pues acudamos a las mismas fuentes. La afirmación antes transcrita de los Proverbios "el justo peca siete veces" , añade a renglón seguido: "y se levanta otras siete". San Pablo también es contundente: "Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia" (Rom. 5,20) Jesús dijo a Nicodemo: "No envió Dios a su Hijo al mundo para que juzgue el mundo, sino para que el mundo se salve por él" (Jn. 3,13); y afirmaría después en primera persona: Yo no he venido a salvar a los justos, sino a los pecadores (Mt 9,13), para cerrar el ciclo, ya resucitado, diciendo a sus apóstoles "A quienes les perdonéis los pecados les serán perdonados" (Jn 20,23). Quedó así instituido para siempre en la Iglesia el sacramento del perdón. Hablar de pecado en la Escritura es hacerlo siempre sobre el amor y la misericordia.

Tenemos un salvador

Una correcta antropología cristiana habrá de conjugar siempre estos binomios: pecado y gracia, perdiciión y redención, carne y espíritu, muerte y resurrección. Sería negar la evidencia una lectura optimista del pasado y del presente de la humanidad, que hiciera caso omiso del componente trágico de la condición humana, donde el misterio del mal hace de las suyas y la fragilidad del hombre deambula a la intemperie: guerras, hambre, explotación, materialismo, ausencia de Dios. Mas, ¿no corrobora todo esto la visión, bíblica también, del pecado de origen, del destierro, del éxodo, del paciente Job, de las Bienaventuranzas de los sufrientes, de la huella del pecado que arrastra el hombre? ¿No se ha estado clamando siempre por un salvador?

Pues lo cierto es que ¡lo tenemos! En promesa y esperanza, desde el Paraíso terrenal; en presencia e impulso constante, desde los dos mil años que ahora festejamos. Cristo, Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, vencedor del pecado y de la muerte, ha trocado victoriosamente en esperanza los fracasos terrenos de millones de pobres y oprimidos, y ha sanado por dentro a millones de pecadores; sigue siendo Buena noticia de paz y de perdón para la humanidad futura. La historia cambia de clave y de eje con su Resurrección y con la nuestra. Grito siempre de libertad para los que creemos en El; puerta abierta a la acogida y a la fiesta para los que quieran venir.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

El voto debe ser decidido con responsabilidad
y depositado en libertad con recta conciencia

Nota de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española
ante las Elecciones Generales

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española emitía un comunicado el pasado día 17 en el que aportaba una serie de criterios de cara a las elecciones generales del 12 de marzo. Desde los distintos medios de comunicación se han hecho análisis muy diversos de la nota, por lo que desde Iglesia en camino ofrecemos ese comunicado íntegro.

"El 12 de marzo se celebrarán en España elecciones generales. La periódica llamada a las urnas para que elijamos a nuestros gobernantes en cualquiera de los niveles de la Administración es ya una costumbre firmemente asentada en nuestra sociedad democrática. Es éste uno de los momentos más importantes de participación responsable de los ciudadanos en el gobierno de los pueblos y en la gestión pública. Por lo cual, votar en las elecciones no es sólo un derecho civil y constitucional, sino también una obligación de la que sólo por razones graves puede uno sentirse dispensado.

El voto debe ser decidido con responsabilidad y depositado en libertad. No basta, sin embargo, votar libremente, sino desde la conciencia rectamente formada. Esto nos obliga a los Obispos, como Pastores de la Iglesia, a cumplir con la misión de iluminar la conciencia moral de los católicos y de quienes quieran escucharnos.

Informarse

La primera condición para que el voto sea depositado en libertad es la buena información a los ciudadanos. Las campañas descalificadoras e insultantes no ayudan a conocer los programas electorales. Por eso invitamos a los candidatos y a los partidos políticos a que expongan sus propuestas con honradez y de forma positiva. Invitamos también a los medios de comunicación a que informen veraz y objetivamente y a los electores a que se esfuercen en conocer, no sólo el programa electoral, sino también las opciones de fondo de los partidos que reclaman su voto.

A la hora de juzgar los programas, no podemos pretender que resuelvan inmediatamente todos los problemas que la sociedad tiene planteados, pero sí podemos y debemos pedirles que hagan propuestas para avanzar en su resolución y corrijan aquellos que se han resuelto incorrectamente. Somos conscientes de que una misma fe cristiana puede conducir a compromisos políticos diferentes y que en algunas cuestiones, una propuesta electoral es una opción entre otras igualmente lícitas y legítimas (Carta Apostólica "Octogesima adveniens", 50). En otras ocasiones, afectan directamente a bienes morales que son irrenunciables. En caso de conflicto, habrá que optar por el bien posible.

Derechos fundamentales

Para votar en coherencia con la propia fe, se deberá valorar quién promueve y defiende eficazmente los derechos fundamentales de la persona: el derecho a la vida, a la educación, al trabajo, a la vivienda, a la sanidad, a la información veraz y plural, sin olvidar el respeto a las legítimas opiniones y creencias y a los derechos de las minorías étnicas y religiosas.

Ante las próximas elecciones, queremos subrayar algunos asuntos de especial relevancia:

1. Respeto sin fisuras a la vida, desde su inicio a su fin natural. El aborto en cualquiera de sus formas y la eutanasia no pueden ser defendidos en conciencia.

2. Apoyo claro y decidido a la familia fundada en el verdadero matrimonio, monogámico y estable, respondiendo a sus necesidades con servicios que garanticen sus derechos: vivienda digna, reconocimiento del trabajo del ama de casa, ayuda a las madres que trabajan fuera del hogar, beneficios fiscales a las familias numerosas, etc.

3. Apoyo a la calidad de la enseñanza y garantía efectiva del derecho de los padres a escoger el modelo de educación integral que desean para sus hijos, lo cual exige un apoyo equitativo a los centros de iniciativa social y una regulación satisfactoria de la enseñanza religiosa escolar.

4. Promoción de una cultura dignificadora de la persona y respetuosa con los valores morales y las creencias religiosas, base del verdadero progreso.

5. Aplicación de políticas que favorezcan la libre iniciativa social, el trabajo para todos, la justa distribución de las rentas y la moralidad en la vida económica, con una especial atención a los más desfavorecidos de la sociedad: pobres, inmigrantes, ancianos y enfermos que viven solos, etc. En este campo no podemos olvidar las obligaciones de nuestro país con los pueblos subdesarrollados o en vías de desarrollo, pues la solidaridad internacional es una exigencia del orden moral.

6. Búsqueda sincera de la paz y de la reconciliación y condena de la violencia y del terrorismo.

Pedimos al Señor y a su Santísima Madre que nos iluminen a todos para que nuestro voto sea responsable y libre y las elecciones que se anuncian contribuyan a la paz y el bien común de nuestro pueblo".

 

Noticiario diocesano

Se propone a todas las parroquias un itinerario celebrativo
y solidario durante la Cuaresma y la Pascua

Los fieles de Mérida-Badajoz poseen una oferta celebrativa y vivencial de cara a la Cuaresma y la Pascua con motivo del año Jubilar.

A finales de la semana pasada se presentaba en Badajoz un material que bajo el título de "Itinerario pascual" ofrece a las parroquias de la diócesis un guión básico a partir del cual se puedan vivir de forma diferente, mucho más profunda, estos tiempos litúrgicos fuertes.

El Itinerario se divide en tres etapas. La primera de ellas lleva por título "Te llevará al desierto y hablaré a tu corazón" (Os 2,16). Trata de gustar y experimentar el amor de Dios en la alabanza y en la conversión del corazón. La segunda, titulada "Tened entre vosotros los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús" (Fil 2,11) pretende potenciar el seguimiento de Cristo y la solidaridad con los pobres de la tierra. Por último, la tercera etapa que lleva el nombre de "Os infundiré mi Espíritu y viviréis" (Ez 37,14) intenta el cultivo de la pertenencia corresponsable a la Iglesia.

Acentos

Todo este material contiene unos acentos o dimensiones. En primer lugar encontramos una dimensión espiritual ya que se hace en la alabanza con la oración y la vida en la conversión a Dios y a los hermanos, y se cultiva la vida sacramental, especialmente la penitencia y la Eucaristía, otra dimensión es la eclesial, se refuerza la pertenencia a la Iglesia y la corresponsabilidad. Comprende de la misma manera un componente solidario porque todo el recorrido es una llamada a la solidaridad, un componente misionero que lo vemos en que todo el recorrido personal desemboca en el testimonio explícito de la experiencia vivida. Por último el camino propuesto posee un aire mariano ya que el itinerario está recorrido por la transversalidad de la Virgen.

El itinerario comprende unos elementos pedagógicos como catequéticos; dos para la cuaresma (El amor de Dios y Jesús) y dos en Pascua (El día del Señor el El Espíritu y la comunidad), con un recorrido en tres tiempos: personal, asambleas domésticas y de testimonio en los ambientes. Junto a las catequesis aparecen otros complementos como sugerencias para la oración personal y familiar, textos bíblicos para reforzar la oración personal en torno a la carta catequesis y propuestas muy variadas tales como la celebración de una mesa redonda, un ayuno solidario, gestos litúrgicos para cada domingo, una semana de la parroquia y un envío misionero.

Las acciones propuestas pueden tomar forma mediante encuentros, asambleas domésticas y celebraciones con un calendario específico que conviene respetar porque es el que va marcando el ritmo del itinerario.

Calendario

Primera etapa:

Marzo

4 y 5: se convoca a la comunidad, en las diferentes Eucaristías, a vivir este itinerario Pascual.

8: Miércoles de Cenizas.

10 y 11: Encuentro de preparación para seguir este itinerario pascual y entregar la carta catequética "Dios es amor".

16: Toda la tarde estará expuesto el Santísimo.

17: Vía crucis en la Parroquia preparado por los diferentes grupos parroquiales.

19: Día para visitar a algún enfermo o anciano y compartir con ellos él amor de Dios.

20: Encuentro catequético sobre el "Amor de Dios" en las Asambleas domésticas, reuniones de familias, vecinos, etc.

23 (jueves): En esta tarde estará expuesto el Santísimo. A una hora determinada se puede tener un encuentro de oración con los textos que se ofrecen para cada día de la semana. (Lo prepara un grupo que participe en el itinerario).

Segunda etapa

Marzo:

24: Encuentro comunitario en la Parroquia. En él se entrega la carta catequética sobre "Jesús".

30 : Toda la tarde estará expuesto el Santísimo.

31: Mesa Redonda en la Parroquia:Presente y Futuro del Pueblo.

Abril:

3: Encuentro catequético sobre jesús. Se celebrará en las Asambleas domésticas, en las reuniones de familias, vecinos..

7: Vía Crucis en la Parroquia.

10 al 1 5: Actos referentes a la Pasión del Mundo.

14: Ayuno Solidario y Encuentro penitencial y solidario .

16: Domingo de Ramos.

20-23: Triduo Pascual.

Tercera etapa

Abril:

28: Encuentro comunitario para la entrega de la carta-catequética el "Día del Señor".

Mayo:

4: Reflexión en grupos sobre la carta-catequética a fin de estudiar juntos cómo renovar nuestra experiencia del Domingo.

8: Encuentro catequético sobre el Día del Señor en las asambleas domésticas, en las reuniones familiares, de vecinos, etc.

21: Día del envío en la Parroquia.

22-28: Semana de la Parroquia:

22: Encuentro comunitario para la entrega ade la carta catequética: "El Espíritu y la comunidad". Exposición sobre la historia de la Parroquia.

23 : Asamblea Parroquial

24 : Encuentro catequético en las Asambleas familiares, de vecinos.

25 : Trabajo en grupos.

26 : Charla sobre la Parroquia Misionera y trabajo en grupo.

27: Eucaristía Día del Enfermo y colecta solidaria.

28: Eucaristía Día del Señor y colecta solidaria.

Junio:

1 0 : Encuentro Diocesano y Vigilia de Pentecostés.

1 1: Pentecostés.

El Itinerario finaliza con una peregrinación a un lugar jubilar.

 

Medio centenar de jóvenes en la convivencia
vocacional del Seminario Metropolitano

Procedían de 15 parroquias de la diócesis

El Seminario Metropolitano de San Atón, en Badajoz, celebraba el pasado fin de semana su segunda convivencia vocacional de este curso, en la que tomaban parte 43 niños que cursan estudios desde 5º de primaria hasta 4º de E.S.O, así como tres jóvenes que quieren ingresar directamente en el seminario mayor.

Entre los objetivos de estas convivencias periódicas figuran abrir el seminario para que pueda ser conocido por los niños y jóvenes de las parroquias, motivar vocacionalmente a los muchachos que acuden a ellas para que puedan ingresar en el seminario y mostrar el modo de vida interno del centro.

Actividades

En este tipo de jornadas se realizan actividades de todo tipo, desde las púramente lúdicas y deportivas hasta otras un poco más serias como reuniones por grupos según los niveles o la oración: de carácter vocacional el viernes por la tarde-noche, laudes el sábado por la mañana y eucaristía compartida con todo el seminario y presidida por el director espiritual del seminario mayor, don Manuel Cobo.

Los asistentes al encuentro han tenido la oportunidad de convivir también con los jóvenes seminaristas.

 

El proyecto de transeúntes recibe
como donativo una furgoneta

Se celebró un festival benéfico para los "sin techo" en Badajoz

El Subdirector General de la Obra Social de Caja Sur, don José Eduardo Huertas Muñoz, hizo entrega el pasado viernes día 18, de una furgoneta a Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz. Este vehículo estará destinado a cubrir las necesidades del programa de Transeúntes que Cáritas viene desarrollando en esta Diócesis.

Actualmente, Cáritas cuenta con tres centros de acogida de transeúntes en la diócesis: uno en Badajoz, otro en Mérida y otro en Almendralejo y esta furgoneta servirá para cubrir las necesidades de transporte que hasta ahora venían sufriendo.

En relación a los sin techo cabe decir que el pasado sábado, día 19, se celebraba un festival en el Teatro López de Ayala de Badajoz a beneficio de los tres centros de transeúntes que esta institución posee en la diócesis. Ocho grupos de música, teatro y danza intervinieron en este festival, cuya duración sobrepasó las dos horas con un teatro lleno de público.

Escuela de tiempo libre

El pasado día 13 finalizó el IV Curso de Directores de Tiempo Libre en el que han participado 18 jóvenes de las tres diócesis extremeñas que, durante siete fines de semana, han ido adquiriendo los conocimientos necesarios para realizar su tarea como directores de campamentos y coordinadores de proyectos de infancia y juventud en el tiempo libre. Los contenidos Normativos se han desarrollado mediante las siguientes áreas temáticas: socio-cultural, psicológica, educativa, técnicas y recursos para la animación, gestión, organización y educación para la salud, finalizando con una acampada en el albergue municipal de Los Santos de Maimona. Ha destacado el buen nivel de participación y la cohesión grupal así como el enriquecimiento mutuo logrado por el compartir diversas experiencias.

Este curso ha estado organizado por la Escuela "Jálama" y coordinado por María José Corraliza, responsable de Formación de Cáritas Diocesana.

 

Más de un centenar de catequistas participan
en unas jornadas de formación en Zafra

"Nos toca mover ficha". Bajo este lema, los días 14, 15 y 16 de Febrero, en horario de tarde, se han celebrado unas jornadas de formación para los catequistas de las dos parroquias de Zafra.

Más de un centenar de catequistas de diferentes niveles han tomado parte en dichas jornadas, que fueron dirigidas y animadas por don Juan Pablo Parejo Ayuso, director del Secretariado Diocesano de Catequesis.

Los temas principales tratados en las jornadas han sido tres: ¿Qué entendemos por dar catequesis?, Animar un grupo de catequesis y Orar con los catequizandos.

Metodología de trabajo

Exposición de temas, trabajos en grupo y puesta en común, ha sido la metodología del trabajo en un ambiente animado y de gran interés que ha servido para actualizar y descubrir nuevas metas de realizar la catequesis en el momento actual de tanto cambio en el que tan importante es la preparación.

 

Ejercicios para jóvenes y familiares de sacerdotes

La casa de espiritualidad de Gévora prepara una tanda de ejercicios espirituales para jóvenes que se llevará a cabo entre el 9 y el 12 de marzo. Los ejercicios estarán dirigidos por un jesuita, el padre Paco López.

También se prepara otra tanda para padres y familiares de sacerdotes. La fecha elegida es del 13 al 16, también del mes que viene. En este caso el director de los ejercicios será el vicario general, don Amadeo Rodríguez.

Las personas interesadas pueden ponerse en contacto con las religiosas en el teléfono (924) 43 00 45.

 

Calendario del Año Santo en los templos jubilares

A continuación les ofrecemos la programación elaborada en los templos jubilares de Campanario y Calera de León. Comenzábamos la publicación de los calendarios hace dos semanas con las actividades previstas en la Catedral de Badajoz, la Concatedral de Mérida, el santuario de Carrión de Alburquerque y el de Ntra. Sra. de la Piedad de Almendralejo. La semana pasada les ofrecíamos información sobre El santuario del Santísimo Cristo del Humilladero de Azuaga y de la parroquia de Santa Eulalia de Mérida.

Santuario de Ntra. Sra. de Piedraescrita (Campanario)

Horario de apertura y cierre: Todos los días; en invierno de 8 a 18 horas y en verano de 7 a 20 horas.

Del 27 de abril al 4 de junio la Imagen de la Virgen estará en el templo parroquial de Campanario.

Jubileo de las Cofradías y Hermandades: 10.03.00 a las 17,30 h.

Jubileo de la Tercera Edad: 15.03.00

Jubileo de los jóvenes del Arciprestazgo de Villanueva: 08.04.00

Romería: 24.04.00 a las 13 horas.

Eucaristía y traslado de la Virgen a la Parroquia: 27.04.00 a las 18 horas.

Eucaristía y traslado de la Virgen al Santuario: 04.06.00 a las 18 horas.

Jubileo de los agentes de pastoral: 09.06.00 a las 18,30 h.

Jubileo de los jóvenes. Marcha de la solidaridad desde el pueblo hasta el Santuario. Celebración de la Palabra: 16.06.00 a las 18,30 h.

Celebración de la Eucaristía: 05.07.00 a las 20,30 h.

Jubileo de los emigrantes: 09.08.00 a las 20,30 h.

45 aniversario de la coronación de la Virgen: Misa y procesión: 23.09.00 a las 20,30 h.

Celebración eucarística: 24.09.00 a las 13 horas.

Rosario y celebración de la eucaristía: 06.10.00 a las 18 horas.

Celebración eucarística: 16.11.00 a las 17 horas.

Celebración eucarística: 12.12.00 a las 17 horas.

 

Monasterio de Santa María de Tentudía (Calera de León)

Horario de apertura y cierre: Todos los días, excepto los lunes, desde las 11 horas hasta las 17 horas.

Celebración de la Eucaristía: Todos los domingos del año, excepto los meses de Julio y Agosto, a las 12,30 horas.

Confesiones: Media hora hora antes de la misa.

Bendición de una cruz de hierro con motivo del año 2000: 07.05.00

Convivencia vocacional: 18.03.00

Jubileo de los niños del Arciprestazgo: Abril

Encuentro de jóvenes: Mayo

Fiesta de la Asunción. Celebración de la Eucaristía: 15.08.00 a las 12 horas.

Romería de la Virgen de Tentudía: 08.09.0.

 

Al paso de Dios

Una decisión en conciencia

Una vez más la nota de nuestros Obispos ante las próximas elecciones ha producido un cierto alboroto sin que al menos yo acierte a saber el porqué. Leída, aunque entiendo que le duela a algunos por el elenco de exigencias que plantea a los programas de los partidos, pienso que no puede ser más correcta de lo que es. Por cierto, que del tan cacareado voto en blanco no dice ni una palabra, aunque es una opción tan legítima y responsable como cualquier otra.

Pero no es de la defensa de los Obispos de lo que yo quiero escribir, sino de la obligación de los cristianos a formarse un criterio antes de emitir su voto el día 12 de marzo. Porque son ellos los que tienen que dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios; son ellos los que con su decisión han de conjugar las obligaciones que tienen para con Dios con las que tienen con el César: asunto siempre complicado, si tenemos en cuenta que al César en las sociedades democráticas lo representan diversas posibilidades y alternativas, entre las que hay que elegir una.

Lo que pretenden nuestros Obispos con su nota, es ayudarnos a ir al paso de Dios por los complicados caminos de la vida política y a elegir desde la fe la opción más en consonancia con nuestra propia conciencia y con las necesidades de la sociedad. Lo que quieren es ofrecernos -tienen obligación de hacerlo- algunas pautas, como apoyo de nuestra libertad y responsabilidad, desde las que poder analizar las ofertas de cada partido y decidir qué personas y qué programa pudieran merecer nuestra confianza.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el VIII Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Profecía de Oseas 2, 16b. 17. 21-22

Así dice el Señor: "Yo me la llevaré al desierto, le hablaré al corazón. Y me responderá allí como en los días de su juventud, como el día en que la saqué de Egipto. Me casaré contigo en matrimonio perpetuo, me casaré contigo en derecho y justicia, en misericordia y compasión, me casaré contigo en fidelidad, y te penetrarás del Señor".

Salmo 102, 1-2. 3-4. 8 y 10. 12-13

R. El señor es compasivo y misericordioso.

Bendice, alma mía, al Señor,
y todo mi ser a su santo nombre.
Bendice, alma mía al Señor,
y no olvides sus beneficios.

Él perdona todas tus culpas,
y cura todas tus enfermedades;
él rescata tu vida de la fosa
y te colma de gracia y de ternura.

El Señor es compasivo y misericordioso,
lento a la ira y rico en clemencia.
No nos trata como merecen nuestros pecados
ni nos paga según nuestras culpas.

Como dista el oriente del ocaso,
así aleja de nosotros nuestros delitos.
Como un padre siente ternura por sus hijos,
siente el Señor ternura por sus fieles.

Carta 2ª de san Pablo a los Corintios 3, 1b-6

Hermanos: ¿Necesitamos presentaros o pediros cartas de recomendación? Vosotros sois nuestra carta, escrita en nuestros corazones, conocida y leída por todos los hombres. Sois una carta de Cristo, redactada por nuestro ministerio, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en las tablas de la carne del corazón.

Esta confianza con Dios la tenemos por Cristo. No es que por nosotros mismos estemos capacitados para apuntarnos algo, como realización nuestra; nuestra capacidad nos viene de Dios, que nos ha capacitado para ser ministros de una alianza nueva: no de código escrito, sino de espíritu; porque la ley escrita mata, el Espíritu de vida.

Evangelio según san Marcos 2, 18-22

En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban en ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jesús:

- Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?

Jesús les contestó:

- ¿Es que no pueden ayunar los amigos del novio, mientras el novio está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar. Llegará un día en que se lleven al novio; aquel día sí que ayunarán. Nadie le echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto, lo nuevo de lo viejo, y deja un roto peor. Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque revientan los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos".

Lecturas bíblicas para los días de la semana

28, lunes: IP 1, 3-9; Mc 10 17-27.
29, martes: 1P 1, 10-16; Mc 10, 28-31.
1, miércoles: IP 1, 18-25; Mc 32-45.
2, jueves:1P 2, 2-5. 9-12; Mc 10, 46-52.
3, viernes: 1P 4, 7-13; Mc 11, 11-26.
4, sábado: Judas 17, 20b-25; Mc 11, 27-33.
5, domingo: Dt 5, 12-15; 2Co 4, 6-11; Mc 2, 23-3,6.

 

Comentario Litúrgico

Los amigos del novio

No está demás que, alguna vez, hablemos de nuestra fe en niveles que superan con mucho la medianía de nuestra vida cristiana. Las lecturas de hoy ofrecen una buena oportunidad para hacerlo.

No se trata de meternos en mística, pero sí saborear, para sacar provecho, lo que nos dice la Palabra sobre la relación que Dios quiere tener con cada uno de nosotros. Después, cada cual se encontrará en la actitud a la que le haya llevado el Espíritu.

La escena narrada en el evangelio de este domingo parece llamada a pasar desapercibida: se trata de una discusión más entre Jesús y los fariseos.

Pero el lector atento se da cuenta de que Jesús, al referirse a El y las relaciones que quiere mantener con los discípulos, las describe con términos esponsales: el novio, los amigos del novio, etc. Es más, se presenta él mismo como el novio cuando anuncia su muerte con estas palabras: &laqno;Llegará un día en que se lleven al novio, aquel día sí que ayunarán».

El paso siguiente es fácil de dar: si Cristo es el novio la relación que quiere tener con cada cristiano es una relación íntima en la que este representa el papel de la esposa, como nos lo aclara el texto de la primera lectura.

Todavía se trata de la relación de Dios con Israel, en la Antigua Alianza, y podemos encontrar frases entrañables, que los cristianos debemos leer y meditar con más derecho y de manera más comprometida.Para sacar fruto de esta reflexión, lo mejor es que leamos, como dirigido a nosotros todo lo que, como un enamorado, le dice Dios a Israel para atraerlo a una relación de mutuo amor. Así lo han hecho nuestros hermanos mayores, los santos.

Antonio Luis Martínez

Santoral

25 de febrero: Beato Sebastián de Aparicio (1502-1600)

En 98 años de carretero da tiempo de muchas cosas. No es difícil recordar aquella melancólica canción: "Porque no engraso los ejes me llaman abandonao, si a mí me gustan que suenen, pá que los quiero engrasaos; no necesito silencio, yo no tengo en quién pensar, tenía, pero hace tiempo, ahora ya no tengo ná..." Pues bien, estamos, lector amigo, ante un carretero totalmente opuesto al de la canción:

Sebastián de Aparicio es un gallego emigrante a México, que se hizo carretero desde Veracruz a Puebla, convirtiendo su continuo viaje en una peregrinación interior mediante la que Dios pudo llegar hasta él y transformarlo totalmente.

El silencio de los caminos ­Sebastián sí tenía en quién pensar­ le llevó de la mano al interior de sí mismo y a crecer en un amor que desbordó por fuera de su corazón. Recogía en su casa a los pobres y enfermos de los caminos, haciendo de su carreta una ambulancia para el débil y un vehículo de suministro para el hambriento. Enviudó dos veces y terminó, ya a los 72 años, pidiendo ingresar en el convento franciscano de México. Los frailes no le dejaban por su avanzada edad, pero terminan accediendo dada su vida de oración y entrega. Al fin, anciano pero fecundo, pudo vivir como hijo de san Francisco y ser limosnero del convento de Puebla, recorriendo de nuevo los caminos para llenarlos de amor, que es el ruido de los ejes de la carreta de Dios, cuando se les engrasa de oración y servicio al prójimo: "A mí me gusta que suenen...", porque nada es demasiado aburrido cuando se sigue la huella de Cristo.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

28, lunes: Romano, Hilario, Daniel Britter.
29, martes: Osvaldo, Antonia de Florencia, Agustín Chapdeleine.
1, miércoles: Simplicio, Albano, León Lucas, Rosendo.
2, jueves: Poncio, Carlos Boni, Ángela de la Cruz, Inés de Praga.
3, viernes: Marino, Asterio, Emeterio, Celedonio, Anselmo.
4, sábado: Casimiro,Casiano, Adriano, Humberto III, Cristóbal Bales.
5, domingo: Lucio, Eulogio, Focas, Hadriano.

Contraportada

Mérida celebra este año el cincuenta aniversario
de la llegada de las Madres Escolapias a la ciudad

Estas religiosas llevan a cabo su apostolado en la Enseñanza

Este año se cumple el cincuenta aniversario de la llegada de las Escolapias a Mérida y, con él, medio siglo dedicado a la educación en la capital autonómica. la enseñanza impartida por estas religiosas se deja sentir en la ciudad; como muestra un ejemplo: seis de las concejalas del Ayuntamiento emeritense son antiguas alumnas de las Escolapias. Estos días celebran ese aniversario con diversos actos, entre ellos una recepción en el Ayuntamiento y actividades culturales en el propio centro educativo.

Primero fue en la calle Marquesa de Pinares, de donde pasaron a la calle Cervantes, para situarse definitivamente en el lugar que ocupan, en San José de Calasanz, frente a la plaza de toros emeritense.

Lejos quedan aquellos años de arranque con cinco alumnas y graves estrecheces económicas. Nos cuenta la superiora de la comunidad y directora del colegio, la hermana Begoña Ruiz, que esa escasez fue tan notoria que los tabiques del colegio no llegaban hasta el techo, sino que se detenían cuando su altura era suficiente para separar un aula de otra. Ahora la comunidad está compuesta por 16 religiosas y el número de alumnos alcanza los 730.

El Ayuntamiento de Mérida les ofrecía el sábado pasado un homenaje en el transcurso del cual se les entregaba una placa en reconocimiento a su labor educativa a lo largo de medio siglo. También se han desarrollado actos culturales como conferencias, una eucaristía y una cena con antiguas alumnas o una gran exposición sobre la historia del colegio.

La directora asegura que "sólo" tienen 730 alumnos porque la ley es restrictiva en cuanto al número de alumnos por aula, ya que en otros tiempo han llegado a tener 1.200 estudiantes. Ahora hay que decir a la gente que no caben más.

Modelos educativos

Pero este centro educativo no ha sido importante solamente para Mérida, en él se han formado jóvenes de los pueblos de alrededor, de hecho el colegio contó con internado hasta hace 15 ó 20 años.

La fundadora de la congregación, Paula Montal, decía hace dos siglos que había que educar a las niñas para salvar a las familias. Desde entonces los modelos educativos han cambiado mucho. La hermana Begoña señala que "la educación ahora es muy difícil, pero que cada tiempo ha tenido sus dificultades. Uno de los principales problemas sociales que inciden en la educación es la desestructuración familiar. Los niños están dispersos, falta motivación y en casa parece que no hay autoridad". La superación de estos y otros problemas está continuamente en la agenda de profesores y dirección del colegio, con una preparación cada vez más profunda e intensa.

Lejos pero cerca

Los alumnos emeritenses de las Escolapias tienen la suerte de vivir en el mundo rico, pero saben que existen otros niños como ellos que carecen de cosas básicas. Es parte de la educación integral, en valores, que procuran darles desde pequeños y en la que colaboran los padres.

Todos los años el colegio asume un proyecto demandado por otros colegios de la congregación que se encuentran en el Tercer Mundo. Entre otras muchas acciones realizan la "Fiesta de la Solidaridad" en la que se implican todos: profesores, padres, trabajadores del colegio... De esta forma los niños saben de primera mano lo que cuesta conseguir las cosas y que no todo el mundo tiene de todo, ni siquiera, muchas veces, cosas que son necesarias.

Juan José Montes


Return to "Iglesia en Camino"