Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Año VII. Número 288. 21 de febrero de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

El Papa pide una conversión
basada en el descubrimiento
del amor de Dios Padre

Con la celebración del Miércoles de Ceniza
comenzó la Cuaresma

El Miércoles de ceniza ha sido un años más el arranque de la Cuaresma. A partir de ahora tenemos 40 días para prepararnos a la celebración del Misterio Cristiano de la muerte y resurrección de Jesús.

El Santo Padre ha hecho público un mensaje para la Cuaresma inspirado en las palabras "El Señor preparará un banquete para todos los pueblos". En él Juan Pablo II propone tener en cuenta la presencia del Padre en la Historia de la Salvación, manifestada ya en el momento de la creación, continuada en su relación con el pueblo de Israel y ratificada con el envío de Jesús. Es, por tanto, una presencia que tiene como base el amor sobre el que debe sustentarse la conversión.

La Carta se refiere también a la Eucaristía, "No podemos olvidar que nuestra vida encuentra en ese banquete -anticipado en el sacramento de la Eucaristía- su meta final".

El Papa invita en su carta de Cuaresma a "Vencer la tentación de considerar como definitivas las realidades de este mundo y a reconocer que somos ciudadanos del cielo".

En otro pasaje se destaca la importancia de la caridad en la vida cristiana, especialmente este año, dentro de la preparación del Gran Jubileo del año 2000: "La Cuaresma, vivida con los ojos puestos en el Padre, se convierte así en un tiempo singular de caridad". El Papa afirma la existencia de muchos "Lázaros" que no participan de las ventajas materiales producidas por el progreso, unas situaciones de miseria que debemos afrontar tanto de manera personal como comunitaria. La misma obligación es extensible a "Las instituciones internacionales, los gobiernos de los pueblos y los centros directivos de la economía mundial".

Termina la Carta pidiendo la ayuda de María signo de Esperanza.

 

Editorial

La droga del alcohol

Pedimos excusas por volver en este recuadro con una especie de sonsonete, poniendo en guardia a los padres y a los educadores, a las autoridades públicas con sus agentes, y a lo que suele llamarse el público en general, contra los excesos alarmantes en el consumo de alcohol, que se ceban en dos grupos humanos de alto riesgo: los jóvenes y las mujeres.

La voz de alarma no es nuestra, sino que nos llega de la fuente mejor informada y con mayor autoridad en la materia: el Instituto Nacional de Toxicología, en su informe hecho público esta última semana. Allí se nos dice que el 1,1 por ciento de los españoles se emborracha todos los días y que éstos, en su casi totalidad, son menores de 29 años. Un tercio de la población española se inició en el alcohol antes de los dieciseis. En tanto que el 53,3 por ciento de los españoles considera que tomarse seis copas no supone problema alguno.

Lo que más preocupa a los expertos y responsables sociales en la materia es la naturalidad con que la ciudadanía contempla, más o menos indiferente, el hecho de que el consumo de alcohol por los jóvenes se triplique los fines de semana y que las mujeres superen en más de un punto a los varones entre los bebedores menores de edad, si bien la ingesta de los chicos es más voluminosa que la de sus compañeras.

El alcohol se considera hoy como una clara drogadicción con pésimas consecuencias personales, familiares, laborales y sociales; y tanto más peligrosa cuanto que, como hemos visto, la condena social es mínima. Son muchos los que contemplan impávidos el lento envenenamiento de los consumidores precoces, que irán engrosando después el coeficiente de alcohólicos de por vida; una tragedia silenciosa, una carcoma social, que va minando la salud física u ,oral de nuestros pueblos y ciudades.

No es infrecuente que el tabaco y el alcohol, consumidos sin discernimiento, abran paso a las llamadas drogas blandas, seguidas de las de diseño y la heroína. A qué nublar el horizonte? Medítenlo los afectados. Y apliquemos los demás, todavía indennes, los remedios posibles en nuestro entorno.

 

Mensaje del Papa para la Cuaresma

El Señor preparará un banquete
para todos los pueblos

Hermanos y hermanas en Cristo: La Cuaresma que nos disponemos a celebrar es un nuevo don de Dios. Él quiere ayudarnos a redescubrir nuestra naturaleza de hijos, creados y renovados por medio de Cristo por el amor del Padre en el Espíritu Santo.

1.- El Señor preparará un banquete para todos los pueblos.

Estas palabras, que inspiran el presente mensaje cuaresmal, nos llevan a reflexionar en primer lugar sobre la solicitud providente del Padre celestial por todos los hombres. Ésta se manifiesta ya en el momento de la creación, cuando "vio Dios cuanto había hecho, y todo estaba muy bien" (Gn 1,31), y se confirma después en la relación privilegiada con el pueblo de Israel, elegido por Dios como pueblo suyo para llevar adelante la obra de la salvación. Finalmente esa solicitud providente alcanza su plenitud en Jesucristo: en Él la bendición de Abraham llega a los gentiles y recibimos la promesa del Espíritu Santo mediante la fe (cf. Ga 3,14).

La cuaresma es el tiempo propicio para expresar sincera gratitud al Señor por las maravillas que ha hecho en favor del hombre en todas las épocas de la historia y, de modo particular, en la redención, para la cual no perdonó ni a su propio Hijo (cf. Rm 8,32).

El descubrimiento de la presencia salvadora de Dios en las vicisitudes humanas nos apremia a la conversión ; nos hace sentir a todos como destinatarios de su predilección y nos impulsa a alabarlo y darle gloria. Repetimos con San Pablo: "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo; por cuanto nos ha elegido en Él antes de la fundación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor" (Ef 1,3-4). Dios mismo nos invita a un itinerario de penitencia y purificación interior para renovar nuestra fe. Nos llama incansablemente hacia Él, y cada vez que experimentamos la derrota del pecado nos indica el camino de vuelta a su casa, donde encontramos de nuevo la singular atención que nos ha dispensado en Cristo. De este modo, de la experiencia del amor que el Padre nos manifiesta, nace en nosotros la gratitud.

2 .- El itinerario cuaresmal nos prepara a la celebración de la Pascua de Cristo, misterio de nuestra salvación.

Un anticipo de este misterio es el banquete que el Señor celebra con sus discípulos el Jueves Santo, ofreciéndose a sí mismo en el signo del pan y del vino. Como he dicho en la Carta apostólica Dies Domini, en la celebración eucarística "se hace real, sustancial y duradera la presencia del Señor resucitado (... ) y se ofrece el Pan de vida que es prenda de la gloria futura" (n. 39).

El banquete es signo de alegría porque manifiesta la intensa comunión de cuantos participan en él. La Eucaristía realiza así el banquete anunciado por el profeta Isaías para todos los pueblos (cf. Is 25,6). Hay en ella una ineludible dimensión escatológica. Por la fe sabemos que el misterio pascual ya se ha realizado en Cristo; sin embargo, debe realizarse plenamente todavía en cada uno de nosotros.

El Hijo de Dios, con su muerte y resurrección, nos dio el don de la vida eterna, que tiene su comienzo aquí, pero que tendrá su cumplimiento definitivo en la Pascua eterna del cielo. Muchos de nuestros hermanos y hermanas son capaces de soportar su situación de miseria, abatimiento y enfermedad sólo porque tienen la certeza de ser llamados un día al banquete eterno del cielo. De este modo, la Cuaresma orienta la mirada, más allá del presente, más allá de la historia y del horizonte de este mundo, hacia la comunión perfecta y eterna con la Santísima Trinidad. La bendición que recibimos en Cristo abate para nosotros el muro de la temporalidad y nos abre la puerta de la participación definitiva de la vida de Dios. "Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero" (Ap 19,9).

No podemos olvidar que nuestra vida encuentra en ese banquete -anticipado en el sacramento de la Eucaristía- su meta final. Cristo ha adquirido para nosotros no solamente una dignidad nueva en nuestra vida terrena, sino sobre todo la nueva dignidad de hijos de Dios, llamados a participar con él en la vida eterna. La cuaresma nos invita a vencer la tentación de considerar como definitivas las realidades de este mundo y a reconocer que "somos ciudadanos del cielo" (Flp 3,20).

3 .- Al contemplar esta maravillosa llamada que el Padre nos hace en Cristo, descubrimos el amor que Él nos ha tenido.

Este año de preparación al Gran Jubileo del 2000 quiere ayudarnos a hacernos conscientes de nuevo de que Dios es el Padre que en su Hijo predilecto nos comunica su propia vida. En la historia de la salvación que Él realiza con y por nosotros, aprendemos a vivir con nueva intensidad la caridad (cf. 1 Jn 4, 10ss), virtud teologal, que he recomendado profundizar durante el 1999 en la Carta apostólica Tertio millenio adveniente.

La experiencia del amor del Padre impulsa al cristiano a hacerse don viviente, con una lógica de servicio y de participación que lo abre a acoger a los hermanos. Innumerables son los campos en que la Iglesia ha testimoniado a través de los siglos, con la palabra y las obras, el amor de Dios. También hoy tenemos ante nosotros grandes espacios en los que ha de hacerse presente la caridad de Dios a través de la actuación de los cristianos. Las nuevas pobrezas y los grandes interrogantes que angustian a muchos esperan respuestas concretas y oportunas. Quien está solo se encuentra marginado de la sociedad, quien tiene hambre, quien es víctima de la violencia o no tiene esperanza, ha de poder experimentar en la atención de la Iglesia la ternura del Padre celestial, que desde el principio del mundo ha pensado en cada hombre para colmarlo de su bendición.

4.- La Cuaresma, vivida con los ojos puestos en el Padre, se convierte así en un tiempo singular de caridad, que se concretiza en las obras de misericordia corporales y espirituales.

Pienso sobre todo en los excluidos del banquete del consumismo cotidiano. Hay muchos "Lázaros" que llaman a las puertas de la sociedad; son todos aquellos que no participan de las ventajas materiales producidas por el progreso. Existen situaciones de miseria permanente que han de sacudir la conciencia del cristiano y llamar su atención sobre el deber de afrontarlas con urgencia, tanto de manera personal como comunitaria.

No sólo cada persona tiene ocasiones para demostrar su disponibilidad a invitar a los pobres a participar del propio bienestar; sino también las instituciones internacionales, los gobiernos de los pueblos y los centros directivos de la economía mundial deben responsabilizarse de elaborar proyectos audaces para una más justa distribución de los bienes de la tierra, tanto en el ámbito de cada país como en las relaciones entre los pueblos.

5 .- Hermanos y hermanas, al comenzar el camino cuaresmal, os dirijo este mensaje para animaros a la conversión, que conduce a un conocimiento cada vez más pleno del misterio de bien que Dios nos tiene reservado.

Que María, Madre de la misericordia, aliente nuestros pasos. Ella fue la primera en conocer y acoger el designio de amor del Padre, creyó y es "bendita entre las mujeres" (Lc 1,42). Obedeció en el sufrimiento y, por esto, fue la primera en participar de la gloria de los hijos de Dios.

Que María nos conforte con su presencia; que sea "signo de esperanza cierta" (Lumen gentium, 68) e interceda ante Dios, para que se renueve en nosotros la efusión de la misericordia divina.

+ IOANNES PAULUS II

Centrales

El Sacramento de la Penitencia, paso a paso

El encuentro con la misericordia

La Cuaresma que acabamos de estrenar, por celebrarse en el tercer año de preparación para el Gran Jubileo de 2000, ha de tener un especial matiz de encuentro entrañable con el Padre de las misericordias.

Son muchas las veredas que nos conducen a ese encuentro. Pero el camino que está marcado con la fuerza sacramental del perdón y de la reconciliación alcanzados por Cristo es el Sacramento de la Reconciliación. Por eso ha de estar en el primer plano de la actualidad de nuestra vida cristiana durante todo este año de 1999, de acuerdo con los deseos expresados por Juan Pablo II en carta Tertio Millennio Adveniente.

Con frecuencia, en documentos episcopales y otras intervenciones, se insiste en el poco aprecio que los cristianos de hoy sentimos hacia ese sacramento. Respondiendo a esa queja creo que es positivo hacer un esfuerzo por descubrir los secretos de gracia que encierra ese proceso sacramental, si hacemos nuestros los distintos elementos que propone el Ritual para su celebración en la forma más elemental, la individual.

Cuando me siento pecador, me duele haber traicionado mi condición de hijo de Dios y me siento interiormente movido a volver a la casa del Padre...

1.- La Iglesia me acoge

El sacerdote, como signo sacramental de Cristo, Buen Pastor y Médico, me da la bienvenida y me recuerda que el Señor no se complace en la muerte del pecador, sino en que se convierta y viva, con palabras del profeta Ezequiel u otras similares.

2.- La Palabra me ilumina

Inmediatamente, si no lo he hecho mientras me preparaba para el sacramento, el sacerdote me hace leer un texto del Nuevo Testamento que proclama la misericordia de Dios que nos llama a la conversión.

Así me doy cuenta de que es Él, no yo, el que tiene la iniciativa en este recorrido que he iniciado hacia su encuentro.

3.- Confesión de los pecados

Lo primero que se me ocurre es abrir mi corazón ante el Padre de la Misericordia y, por medio de su sacerdote, contarle mi situación. No porque Él no la conozca, sino para que yo la reconozca ante su presencia y mida la distancia que he marcado entre Él y yo; pues he sido yo el que me he separado, no Él, que desde el principio ha estado a la puerta esperando mi vuelta.

Al confesar mis pecados reconozco también las pasiones y los errores que me han llevado a tal situación y esto me ayudará positivamente al proceso de reconstrucción de la vida cristiana que exige el encuentro con el perdón de Dios.

4.- La satisfacción

Una vez que he hecho la confesión de pecados, el sacerdote, en diálogo fraterno, me impone una penitencia o satisfacción. Se trata de una obra y compromiso que me ayude a desandar el camino recorrido por el pecado, y sobre todo, coopere a la nueva etapa de vida cristiana que inicio y sirva de medicina que me cure la herida que han dejado en mi corazón los pecados cometidos.

5.- Manifestación del arrepentimiento

Aceptada la satisfacción y para reforzar el momento sacramental inminente, la Iglesia desea que exprese mi arrepentimiento y el deseo de ser perdonado con esta fórmula: Purifícame, y haz que camine como hijo de la luz u otra que se me ocurra.

6.- La absolución del sacerdote

Es momento esencial de todo el recorrido de la reconciliación.

En primer lugar el sacerdote se ha puesto de pie, en un gesto de respeto hacia la acción divina que se va a producir en ese momento, y ha colocado sus manos sobre mi cabeza como gesto de bendición, de acogida, de donación del Espíritu Santo.

Después, con voz clara y perfectamente audible, pronunció la fórmula sacramental de la absolución. Vale la pena recordar el sentido de cada una de sus partes.

Dios, Padre misericordioso, que reconcilió consigo al mundo por la muerte y resurrección de su Hijo y derramó el Espíritu Santo para la remisión de los pecados, te conceda , por el ministerio de la Iglesia, el perdón y la paz.

Yo te absuelvo de tus pecados en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

La primera parte de la absolución declara lo que podríamos llamar la mecánica de la reconciliación. Pues presenta la dimensión trinitaria de la reconciliación describiendo la obra de cada una de las divinas Personas.

Dios Padre es el gran protagonista, pues ha sido Él quien ha enviado a su Hijo y al Espíritu Santo para abrir el camino de la reconciliación.

El Hijo, al encarnarse se hizo representante de toda la humanidad y en nombre de cada uno de los hombres ha recorrido el camino de vuelta al Padre haciéndome posible la reconciliación con Él.

La presencia y la acción del Espíritu Santo, enviado a la Iglesia, hacen posible que, por el ministerio de la misma, pueda celebrarse sacramentalmente el perdón y la reconciliación.

La segunda parte de la absolución hace efectiva, en ese momento, la acción divina y da lugar a que mi interior se transforme volviendo al estado de gracia y amistad con Dios que recibí el día de mi Bautismo.

Naturalmente, después de haber oído esa fórmula, con las maravillas que pregona, no he podido hacer otra cosa que responder Amén, palabra que declara mi total adhesión al acto sacramental que ha hecho posible que me sienta otra vez en casa del Padre y con el corazón recién estrenado para llevar una vida de hijo.

7.- Acción de gracias y despedida

Para terminar, el sacerdote me invitó a la acción de gracias: Dad gracias al Señor porque es bueno y yo respondí: Porque es eterna su misericordia. Después, me ha despedido con esta buena noticia: El Señor ha perdonado tus pecados. Vete en paz.

Son sencillez y de un modo entrañable, he tenido un encuentro con la Misericordia divina.

Antonio Luis Martínez
Director del Secretariado diocesano de Liturgia

 

Juan Pablo II recibió en audiencia
al primado de la Iglesia de Inglaterra

El arzobispo de Canterbury participó en un acto ecuménico en Roma

Juan Pablo II ha recibido en audiencia privada al primado de la Iglesia anglicana, George Leonard Carey.

En el encuentro, los dos líderes religiosos hablaron de la situación de los cristianos que todavía siguen sin poder ejercer su derecho a la libertad religiosa, así como de la posibilidad de ofrecer un testimonio cristiano conjunto con motivo del gran Jubileo del año 2000.

Carey había sido recibido por última vez en el Vaticano en diciembre de 1997, durante una visita de tres días. En aquella ocasión, se confirmó el buen estado de las relaciones entre las dos Iglesias, a pesar de que sigue en pie el "obstáculo" que se ha interpuesto en el diálogo a causa de la decisión anglicana de admitir a las mujeres al sacerdocio y de las diferencias que siguen separando a las dos confesiones cristianas en la manera de concebir "la autoridad en la Iglesia", es decir, del papel y atribuciones del obispo de Roma.

El arzobispo de Canterbury se encontraba en la capital italiana para inaugurar la nueva sede del Centro anglicano, situada en el palacio Doria Pamphilii, en el centro de Roma.

Acto ecuménico

Por primera vez en la historia, el primado de la Iglesia de Inglaterra tomó la palabra en la basílica de Santa María en Trastévere, en Roma, frente al mismo mosaico ante el que rezaba durante sus visitas a Roma San Francisco de Asís, para comentar la segunda carta de San Pablo a los Corintios: "Llevamos este tesoro en recipientes de barro para que aparezca que una fuerza tan extraordinaria es de Dios y no de nosotros".

La iglesia estaba abarrotada de fieles en un encuentro ecuménico de oración organizado por la Comunidad de San Egidio.

ZENIT

La ciencia se rinde ante lo inexplicable

Milagro en Lourdes

Lourdes ha vuelto a ser testigo de un milagro. El pasado día 11, a las 10 de la mañana, en la basílica subterránea, el obispo de Lourdes y Tarbes, Monseñor Jacques Perrier, proclamó oficialmente, durante la solemne celebración de la Jornada Mundial del Enfermo, la aprobación eclesiástica de un milagro que se produjo hace doce años en la gruta y rigurosamente comprobado por la Oficina Médica del santuario mariano. Se trataba de la curación excepcional de un hombre de 51 años de esclerosis múltiple. El hecho no tiene explicación científica según los médicos.

Es la historia de Jean-Pierre Bély, que sufría una grave forma de esclerosis múltiple, curada instantánea, completa y duraderamente. Desde 1972, Bely, casado y padre de dos hijos, enfermero de la sección de oftalmología del hospital de Angulema, comenzó a experimentar síntomas dramáticos, como expresión de la destrucción selectiva de la mielina del sistema nervioso central. El diagnóstico del Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Poitiers fue claro: esclerosis múltiple.

No podía ponerse en pie

A partir de 1984, Jean-Pierre comenzó a caminar con un bastón pues sus miembros soportaban el peso de su cuerpo. Tuvo que abandonar definitivamente su trabajo. En febrero de 1985 la silla de ruedas se convirtió en el único sistema para poder moverse. De hecho, desde 1986 perdió la posibilidad de ponerse de pie.

La sorpresa tuvo lugar el 9 de octubre de 1987, durante una peregrinación al Santuario de Lourdes. Ese día, recibió el sacramento de la unción de los enfermos durante una misa en la explanada. En ese momento el señor Bély experimentó cómo lo invadía un poderoso "sentimiento de liberación y de paz" interior como nunca antes había experimentado.

A mediodía, cuando descansaba en la sala de los enfermos, experimentó una sensación de frío cada vez más fuerte hasta el punto de que se hizo casi dolorosa. A continuación, se apoderó de él una impresión de calor que se fue haciendo cada vez también más intensa y penetrante. En la noche que siguió, Bély se despertó brutalmente de un profundo sueño y, en ese momento, tuvo la sorpresa de "poder caminar por primera vez desde 1984".

ZENIT

"Visitas virtuales" a Roma
antes del gran Jubileo del 2000

Los peregrinos que planean visitar Roma durante el gran Jubileo del 2000, podrán realizar una visita virtual previa a la "Ciudad Eterna" y hasta realizar los arreglos necesarios para su estancia en una nueva página web vaticana dedicada al Año Santo.

El novedoso sitio, que pronto estará en línea en español, se encuentra en la dirección http://www.Jubil2000.org y ofrece a los usuarios abundante información práctica como el traslado desde el aeropuerto hasta la Plaza San Pedro, mapas de la ciudad, descripción de los eventos especiales y las horas de apertura de las basílicas mayores.

Asimismo, cuenta con un sinnúmero de información sobre liturgia, historia y prácticas relacionadas al Año Santo.

La hermana del Sagrado Corazón, Evelyn Delgado, que trabaja en la oficina de informática de la Santa Sede, aseguró que el sistema ha sido diseñado "para ser lo más accesible y amigable posible, aún para aquellos que nunca se han conectado a Internet".

Amplia información

Por ejemplo, la página de inicio conecta directamente a un mapa dividido en secciones que permiten una navegación ordenada y ágil. Su punto fuerte, sin embargo, son los lugares que los peregrinos pueden visitar y todo lo que pueden hacer durante el Jubileo, ofreciendo los nombres y números telefónicos de los hoteles recomendados por su precio y conveniencia, dando instrucciones sobre cómo obtener los tickets para los eventos especiales y un calendario con las actividades del año que pueden ser encontradas por fecha, palabra clave o localización.

En la página se encuentra toda la información deseada sobre los eventos especiales, desde su significado hasta consideraciones logísticas. Como muestra, la entrada al Congreso Eucarístico Internacional a celebrarse en Roma en junio del 2000, incluye una explicación completa del mismo así como el significado de su logotipo y las reglas de participación.

ZENIT

Noticiario diocesano

Los sacerdotes de la diócesis reflexionan
sobre el Sacramento de la Penitencia

Cursillo impartido por monseñor Julián López,
Obispo de Ciudad Rodrigo

Gran parte de los sacerdotes de nuestra diócesis han aprovechado los días de Carnaval para asistir al cursillo de actualización teológica y pastoral que, sobre el tema "El sacerdote como penitente y ministro de la Reconciliación", ha tenido lugar el día 15 en la Casa de Oración de Villagonzalo y el día 16 en la de Gévora, impartido por el Obispo de Ciudad Rodrigo (Salamanca) y experto liturgista, don Julián López Martín.

Estas jornadas han sido organizadas por la Delegación diocesana del Clero y se inscriben dentro del plan de formación permanente que realizan los sacerdotes a lo largo del año.

El tema elegido para esta ocasión está en consonancia con los objetivos propuestos por el Papa Juan Pablo II para este año de 1999, como preparatorio del Jubileo del 2000 y dedicado a Dios Padre, a la virtud de la Caridad y al Sacramento de la Reconciliación o Penitencia.

Tras una oración inicial, el Obispo de Ciudad Rodrígo desarrolló su ponencia en dos partes que fueron seguidas de un diálogo con los participantes.

Comenzó don Julián López haciendo una fundamentación bíblica del tema y hablando del misterio de la reconciliación como la tarea salvífica que Dios Padre Misericordioso lleva a cabo en su Hijo Jesucristo por el Espíritu, salvando a los hombres del pecado y haciéndolos hijos suyos. Tarea ésta que continúa en la historia por medio de la Iglesia a través del ministerio ordenado de los obispos y presbíteros, a quines ha encargado "el ministerio de la reconciliación".

Dedicar tiempo a confesar

En una segunda parte, el Obispo de Ciudad Rodrigo, se centró en el estudio de la teología y liturgia del Sacramento de la Reconciliación, animando a los sacerdotes a que se esfuercen por revitalizar la práctica gozosa y positiva de este sacramento en sus comunidades, siendo ellos mismos no sólo sus ministros, sino también penitentes que lo reciben con frecuencia, constituyéndose así en ejemplo para los demás fieles.

Don Julián describió también las cualidades humanas y espirituales que debe tener el confesor. Les pidió a los curas que sean "hermanos mayores capaces de tener misericordia" y dediquen tiempo y energía a este ministerio del Sacramento de la Penitencia, facilitándole a los fieles este gran don de Dios.

La Orden Franciscana Seglar
cumple 105 años en Villafranca de los Barros

La Orden Franciscana Seglar de Villafranca de los Barros acaba de celebrar su 105 aniversario. El nacimiento de la O.F.S. en la localidad villafranquesa tuvo lugar el 4 de febrero de 1894, según consta en el libro de actas, en la ermita de la Aurora (hoy Virgen Milagrosa) por el sacerdote don Miguel Berjano Flores, comisario autorizado en virtud de diploma expedido en esa fecha por el padre provincial de los franciscanos Fray Mariano de San José y por el entonces obispo de Badajoz, el franciscano Fray Francisco de Arturo Crespo. Actualmente esta fraternidad está compuesta por 104 personas que se reúnen todos los meses por pequeños grupos para robustecer la fe, profundizar en la vida de San Francisco y ver cómo pueden vivir el Evangelio desde su realidad. Además, cada mes se reúne toda la Fraternidad para orar y celebrar la Eucaristía.

Vida parroquial

Junto a la oración y la formación la Orden Franciscana Seglar colabora en diferentes actividades parroquiales y sociales, como son Cáritas, catequesis, limpieza de las parroquias, cofradías, asociaciones, visitas a enfermos y ancianos, recaudar ayudas económicas y realizar visitas domiciliarias a las personas que lo necesitan. También obtienen fondos en Navidad para colaborar con las necesidades más urgentes de las parroquias.

Un acto emotivo y de especial importancia es la imposición de la Tau y la profesión de las hermanas que han decidido formar parte de la Fraternidad.

 

Misa, teatro, música y radio en la VI Semana por la Paz, en San Vicente de Alcántara

La Parroquia de San Vicente Mártir, de San Vicente de Alcántara, junto a Aden ex y la Asociación Juvenil de Tiempo Libre MIsgosh, en colaboración con el Ayuntamiento y la emisora comarcal de Alburquerque, la RCA, ha celebrado la VI Semana por la Paz.

La semana, llevada a cabo entre el 29 de enero y el siete de febrero, comenzaba con la puesta en escena, en la Casa de la Cultura, de una obra de teatro: "Entre todas las mujeres", de Joaquín Bernal, a cargo del grupo local "Teatrex". La obra pone de manifiesto la superación de una serie de conflictos interiores y de relación entre las personas.

Recital de música y poesía

El miércoles, día tres de febrero, tenía lugar un recital de música y poesía en el pub "Abierto al aire". En él tomaba parte Jesús Álvarez, profesor del aula de música de la Casa de la Cultura sanvicenteña. A continuación, gente asistente al acto recitaba diversas poesías de autores consagrados.

Los cuentos ocuparon otra parcela de la Semana por la Paz. El II Marathón de Cuentos por la Paz se celebraba el día 4 en la emisora comarcal de Alburquerque. Durantes dos horas desfilaron por las ondas cuentos de todo tipo y música. Entre las personas que tomaron parte en esta actividad destacan José Miguel Santiago Castelo, subdirector del diario ABC y miembro de la Real Academia de Extremadura, el profesor Manuel Pecellín Lancharro y el poeta Plácido Ramírez. En el programa se tributó un homenaje a la poetisa Gloria Fuertes, recientemente fallecida y que el año pasado intervino en directo en el programa de radio.

Suelta de palomas

La clausura se puso el domingo con la celebración de una misa en la Plaza de la Libertad, que contó con una masiva asistencia de público. En la homilía, el organizador de la semana por parte de la parroquia, don Pedro Alberto Delgado se refirió a la superación de los problemas que nos impiden vivir en armonía, la existencia de conflictos personales, sociales y entre distintas naciones, a los que estamos asistiendo en los últimos días en Europa y fuera de ella y a la puesta en marcha de las misiones populares claretianas, que ya se preparan en la localidad y ya están ampliamente desarrolladas en otros pueblos del arciprestazgo de Alburquerque. Tras la eucaristía tenía lugar una suelta de palomas y la lectura de dos manifiestos por parte de dos niños.

Cáritas Parroquial de Quintana de la Serena recauda medio millón para un centro social en Cuba

Cáritas Parroquial de Quintana de la Serena ha dado por finalizada una campaña llevada a cabo durante el mes de enero bajo el lema "Un duro por Cuba". En ella se ha recaudado la cantidad de 500.000 pesetas. Esta suma de dinero será destinada íntegramente al "Proyecto Cuba-2000".

Proyecto Cuba 2000

El "Proyecto cuba 2000" tiene como objetivo último la superación de desigualdades sociales. Por ello el dinero obtenido por Cáritas en Quintana de la Serena se destinará íntegramente a la construcción de un centro social en la barriada de Arroyo Arenas, en La Habana, junto al Santuario de Jesús Nazareno del Rescate, para la acogida de niños y jóvenes que sufren graves problemas de marginación.

La campaña ha sido posible en todo momento gracias al apoyo manifestado por toda la comunidad parroquial y, de forma especial, al grupo de jóvenes de Cáritas, que se ha encargado de animar y promover dicha campaña entre los vecinos.

Se desarrollan en San Vicente de Alcántara actividades programadas por catequesis

El pasado día seis de febrero, catequistas y niños de postcomunión de la Parroquia de San Vicente de Alcántara, realizaron una excursión a Mérida y Almendralejo, dentro de las actividades programadas para este curso 98/99.

Alrededor de 125 personas, entre niños y catequistas, coordinadas por el vicario parroquial de la localidad, don Pedro Alberto Delgado Vadillo, visitaron la Basílica de Santa Eulalia y las excavaciones que allí se están llevando a cabo. Posteriormente, todavía en la capital autonómica, el grupo que se desplazó hasta hasta el Teatro y Anfiteatro romanos, para acabar la ruta emeritense disfrutando de la comida y la amistad en los alrededores del embalse de Proserpina. Ya por la tarde, en la cercana localidad de Almendralejo, visitaron primero las bodegas de Vinexa, más tarde tuvo lugar una celebración ante la patrona de la ciudad de la cordialidad, la Virgen de la Piedad. Para finalizar el día, jóvenes y mayores tuvieron ocasión de conocer el Estadio Francisco de la Hera, del Club Fútbol Extremadura.

 

Mirada a nuestro tiempo

Ha muerto María Antonia

La recuerdo como una criatura entrañable, capaz de querer y ser querida. Su alegría y su ternura alegraban la vida de los que tuvieron oportunidad de relacionarse con ella, y en especial de su madre, que era su compañera del alma, la destinataria más cercana de sus caricias y también la que sufría sus pequeños caprichos.

Era un ser perfectamente integrado en su familia y sus amigos, que eran todos los que la conocían, con los que compartía con su media lengua sus experiencias y fantasías.

Cultivaba su vida religiosa con los signos y los gestos que descubría a su alrededor, y se relacionaba con un Dios Padre, un Jesús amigo y su Madre la Virgen, con un piedad que en ella tenía ciertos límites en la inteligencia, pero una gran profundidad en su emotividad y sentimientos. Ya mayorcita encontró también la cercanía de la Iglesia y mostró un especial afecto por el sacerdote, su amigo.

Acompañada con tino pedagógico y sin prisas, disfrutó del encuentro sacramental de la Primera Comunión y consiguió la ilusión sincera, real y misteriosa por experimentar en su corazón la ternura de Jesús. Y supo siempre que vivía amada por Dios y por los suyos y esto la hacía feliz.

Pero, de pronto, todo lo que eran sensaciones se han convertido para ella en evidencia y, en un dulce sueño, ha pasado a ver con total lucidez y para siempre el rostro celeste de Dios; porque María Antonia ha muerto. Tenía cuarenta y cuatro años y era minusválida psíquica. Era un tesoro para su familia, como tantos otros seres en su situación, por su capacidad de irradiar y recibir amor y ahora es un tesoro predilecto de Dios.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el I Domingo de Cuaresma

Palabra de Dios

Libro del Génesis 2, 7- 9; 3, 1-7

El Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz un aliento de vida y el hombre se convirtió en ser vivo. El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia Oriente, y colocó en él al hombre que había modelado. El Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos de comer; además, el árbol de la vida, en mitad del jardín, y el árbol del conocimiento del bien y del mal. La serpiente era el más astuto de los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: Cómo es que os ha dicho Dios que no comáis de ningún árbol del jardín? La mujer respondió a la serpiente: Podemos comer los frutos de los árboles del jardín; solamente del fruto del árbol que está en mitad del jardín nos ha dicho Dios: "No comáis de él ni lo toquéis, bajo pena de muerte". La serpiente replicó a la mujer: No moriréis. Bien sabe Dios que cuando comáis de él se os abrirán los ojos y seréis como Dios en el conocimiento del bien y del mal.

La mujer vio que el árbol era apetitoso, atrayente y deseable porque daba inteligencia; tomó del fruto, comió y ofreció a su marido, el cual comió. Entonces se les abrieron los ojos a los dos y se dieron cuenta de que estaban desnudos; entrelazaron hojas de higuera y se las ciñeron.

Salmo 50, 3-4, 5-6a, 12-13, 14 y 17

R. Misericordia, Señor, hemos pecado.

Misericordia, Dios mío, por tu bondad;
por tu inmensa compasión borra mi culpa.
Lava del todo mi delito,
limpia mi pecado.

Carta de san Pablo a los Romanos 5, 12-19

Hermanos: Por un solo hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, porque todos pecaron. (..) Sin embargo, no hay proporción entre el delito y el don: si por la transgresión de uno murieron todos, mucho más la gracia otorgada por Dios, el don de la gracia que correspondía a un solo hombre, Jesucristo, sobró para la multitud. Y tampoco hay proporción entre la gracia que Dios concede y las consecuencias del pecado de uno: el proceso, a partir de un solo delito, acabó en sentencia condenatoria, mientras la gracia, a partir de una multitud de delitos, acaba en sentencia absolutoria. Por el delito de un solo hombre comenzó el reinado de la muerte, por culpa de uno solo. Cuánto más ahora, por un hombre, Jesucristo, vivirán y reinarán todos los que han recibido un derroche de gracia y el don de la justificación.

En resumen: si el delito de uno trajo la condena a todos, también la justicia de uno traerá la justificación y la vida. (..)

Evangelio según san Mateo 4, 1-11

En aquel tiempo, Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al final sintió hambre. Y el tentador se le acercó y le dijo: Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: "Encargará a los ángeles que cuiden de ti y te sostendrán en sus manos para que tu pie no tropiece con las piedras". Jesús le dijo: También está escrito: "No tentarás al Señor, tu Dios".

Después el diablo lo lleva a una montaña altísima y mostrándole todos los reinos del mundo y su esplendor le dijo: Todo esto te daré si te postras y me adoras. Entonces le dijo Jesús: Vete, Satanás, porque está escrito: "Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto".

Entonces lo dejó el diablo, y se acercaron los ángeles y lo servían.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

22, lunes: Lv 19, 1-2, 11-18; Mt 25, 31-46.
23, martes: Is 55, 10-11; Mt 6, 7-15.
24, miércoles: Jn 3, 1-10; Lc 11, 29-32.
25, jueves: Est 14, 1, 3-5, 12-14; Mt 7, 7-12.
26, viernes: Ez 18, 21-28; Mt 5, 20-26.
27, sábado: Dt 26, 16-19; Mt 5, 43-48.
28, domingo: Gn 12, 1-4a; 2Tm 1, 8b-10; Mt 17, 1-9.

 

Comentario litúrgico

Una tarea necesaria

El pasado miércoles, el austero rito de la ceniza expresó plásticamente que la Cuaresma exige un cambio de ruta en nuestra vida. Esta demanda cuaresmal está suficientemente justificada porque toda la comunidad cristiana se ha puesto en marcha al encuentro con el misterio de la muerte y resurrección de Cristo, que tendrá su gran eclosión en la Vigilia pascual.

Cada domingo, la Palabra de Dios nos irá marcando los hitos del camino.

Para comenzar nuestro recorrido cuaresmal, los primeros versículos de la lectura del Génesis nos sitúan ante nuestra ambivalente condición de criaturas: por nosotros somos un puñado de arcilla, pero por el soplo divino somos los únicos seres de la creación llamados a un diálogo libre y amoroso con Dios.

El resto de la lectura completa la descripción de nuestra condición hu-mana al recordarnos la realidad del pecado, que es la antítesis del ser criatura de Dios: estamos entre las manos de Dios pero, como perpetuos pródigos, construimos nuestras vidas sin prestar atención a su proyecto.

Es vieja la denuncia de que las generaciones actuales hemos perdido la conciencia de pecado. Esto justifica más que iniciemos la Cuaresma con una revisión seria de nuestras actitudes y comportamientos respecto a las grandes realidades de la vida y ante las cuales hemos de responder de acuerdo con nuestra condición de cristianos.

Las otras lecturas nos ayudan a realizar esa revisión en el contexto de la salvación de Cristo. El ha vencido en la tentación - dice el evangelio-. El, donde había pecado, ha puesto indulto y vida para todos, dice san Pablo.

Antonio Luis Martínez

Santoral

27 de febrero: Santa Ana Lyne (+ 1601)

Veniros conmigo a la Inglaterra del siglo XVI: Enrique VIII y su pasión por las mujeres provocan un cisma doloroso que dura hasta hoy y un baño de sangre martirial que es, por igual, honor de la Santa Iglesia y deshonra de la Corona Inglesa. Sus hijas, tanto María como Isabel, no se destacan precisamente por su tolerancia.

Ya al final del reinado de Isabel muere nuestra Ana Lyne, bajo la acusación de haber ayudado a un sacerdote católico a esconderse: se la descuartiza por traidora mientras grita, con auténtico humor inglés: "Me arrepiento de haber ayudado a un sacerdote -lo que sorprende a los verdugos, pero...nuestra mártir añade- debiera ayudado a mil más".

Su caso fue exhibido en la corte como un ejemplo de católico empecinamiento, por que para Isabel I, la católica inocencia, era simplemente un concepto inexistente.

Nuestra santa, casada con un inglés huido a España, vivió poco tiempo de la pensión con la que Felipe II acogía a los católicos huidos de Inglaterra, pero muerto el esposo, ejerció como gobernanta de una casa clandestina de jesuítas. Entró en el juicio -verdadera pantomima- en una silla, pues se encontraba muy enferma, sin perder nunca el buen humor.

Dicen que el poder absoluto corrompe absolutamente, incluso si se gana de forma democrática (de eso en España tenemos sobrada experiencia). No sólo es verdad, sino que ya el mismo hecho del poder absoluto es una corrupción moral incompatible con el sentido común y con el Evangelio.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

22, lunes: Cátedra de San Pedro. Papías, Concordia, Isabel, Margarita.
23, martes:
Policarpo, Sireno, Rafaela de Ibarra.
24, miércoles:
Roberto de Arbrisello, Constantino Servoli, Josefa Naval.
25, jueves:
Nestorio, Donato, Daniel, Varda, Sebastián Aparicio.
26, viernes:
Faustiniano, Porfirio, Roberto Drury.
27, sábado:
Julián Gabriel de la Dolorosa, Ana Line, Francisca A. Cirer.
28, domingo:
Romano, Hilario.

 

Contraportada

Inaugurada la página Web de la diócesis de Mérida-Badajoz en Internet

Nuestra diócesis se llama http://WWW4.planalfa.es/meridabadajoz/

La Diócesis de Mérida-Badajoz ya tiene página Web desde la que se podrá obtener información de nuestra diócesis desde cualquier parte del mundo. A mediados de la semana pasada se abrió la página en la que puede encontrarse información sobre todos los arciprestazgos, asociaciones y movimientos, breve historia de la Arquidiócesis, biografía del Arzobispo, información sobre el Seminario, datos estadísticos generales, órdenes religiosas que operan en la diócesis, instituciones, números y porcentajes del clero o misioneros diocesanos repartidos por los cinco continentes.

La diócesis de Mérida-Badajoz continúa dando pasos para no perder el ritmo de la historia y la modernización que posibilita llegar más lejos y, consecuentemente, a más gente. El último avance ha sido la puesta en marcha de una página Web. En ella se ofrece una amplísima información de la diócesis, desde cosas básicas como un esquema de funcionamiento hasta aspectos un poco más complejos.

Se abre la página con una breve historia de la Archidiócesis, erigida por el Papa Juan Pablo II sede metropolitana mediante la Bula "Universae Ecclesiae sustinentes", de 28 de julio de 1994, por la que elevaba a Arzobispado la diócesis de Badajoz, erigida en el año 1230 por el Papa Gregorio IX con el título de Pacensis tras la conquista de la ciudad a los árabes por el rey cristiano Alfonso IX de Castilla. También encontramos una biografía del Arzobispo, don Antonio Montero.

Destaca en esta primera parte de la página la cantidad de datos que se aportan y que posteriormente son desarrollados. Entre ellos encontramos extensión de la diócesis, población, número de católicos y porcentaje de éstos sobre el total de la población, arciprestazgos, parroquias existentes, sacerdotes que atienden a las parroquias, sacerdotes-religiosos, seminaristas mayores y menores, edad media del clero incardinado y del clero residente, casas religiosas, hospitales, residencias de ancianos, centros de atención a la población marginada o colegios de la Iglesia.

Catedral

La página Web de la diócesis ofrece datos sobre aspectos histórico-artísticos de la Catedral de Badajoz, entre los que no faltan ilustraciones fotográfica de la fachada, varias del retablo del altar mayor, la ventana plateresca y el coro.

A continuación aparece la guía de la Archidiócesis, en la que se recoge información sobre las asociaciones y movimientos existentes, casas religiosas con su ámbito de actuación y campo de trabajo, curia, instituciones, sacerdotes y arciprestazgos.

Todas aquellas personas que accedan a la página Web de la diócesis podrán hallar conocimientos sobre todos los secretariados diocesanos y sus directores: Misiones, Laicos, Pastoral Familiar, Pastoral Juvenil, Gitana, Enseñanza, emigración...Otros organismos diocesanos como la Casa de la Iglesia o las casas de Espiritualidad también pueden encontrarse en esta página.

Sacerdotes

En cuanto a los sacerdotes, ofrece un índice nominal de todos los curas que trabajan en la diócesis, sacerdotes religiosos con cargo pastoral diocesano, clero no diocesano con cargo pastoral en la diócesis, sacerdotes religiosos en la diócesis, sacerdotes incardinados en la diócesis residentes fuera de ella y sacerdotes de la prelatura del Opus Dei con cargo ministerial en la diócesis. También encontramos un listado de todos los misioneros diocesanos y el lugar en el que desempeñan su ministerio.

En el apartado de instituciones, los interesados pueden obtener información sobre el Consejo Episcopal, Consejo del Presbiterio, Cabildo de la Catedral, Centro superior de estudios Teológicos, Consejo Pastoral Diocesano, Consejo Diocesano de Asuntos Económicos, Junta del Seguimiento del Fondo para la Sustentación del Clero y la Junta de Templos y Casas Rectorales.

Arciprestazgos

Los arciprestazgos de la diócesis son descritos con sus respectivas parroquias y sacerdotes, teléfonos y direcciones de los mismos, así como población de cada pueblo, distancia a Badajoz, ubicación en la provincia y altitud respecto al nivel del mar.

Pero no solamente aparecen en la pagina Web datos sobre Mérida-Badajoz, también podemos abundar en el resto de las diócesis españolas. Entre los datos recogidos aparece un listado con determinadas diócesis del territorio nacional.

Por último, marcando la dirección apuntada en el titular, se nos ofrece la posibilidad de ampliar datos en torno al Seminario Diocesano: dirección y teléfonos, formadores y profesores con sus respectivas direcciones y materias que se estudian.

Juan José Montes


Return to "Iglesia en Camino"