Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 379. 11 de febrero de 2001

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


Portada

Manos Unidas en Mérida-Badajoz
acometerá varios proyectos en la India

Sus delegaciones comarcales también financiarán
otros en Kenia, Bolivia, Brasil y Angola

Este domingo se desarrolla en todas las parroquias la Campaña contra el hambre de Manos Unidas.

Con el lema elegido "Si quieres la paz, defiende la justicia", esta organización católica de voluntarios quiere profundizar en las condiciones de justicia que hacen posible la paz "porque las injusticias de hoy son las guerras de mañana".

Manos Unidas, presente en España a través de 71 delegaciones, lleva a cabo una labor de sensibilización de la población sobre la realidad de los países del Sur y sobre la necesidad de una transformación en los valores y actitudes. Asimismo, recauda fondos, procedentes de las cuotas de los socios, de una colecta anual en todas las parroquias, de aportaciones de entidades religiosas y colegios y de donativos esporádicos, fondos que son destinados a colaborar con los pueblos del Sur mediante el apoyo y financiación de "proyectos de desarrollo" en África, América Latina y Asia.

La diócesis de Mérida-Badajoz se hará cargo este año de ocho proyectos de desarrollo concretos, la mayor parte de ellos en La India, además de aportar fondos para otros, que debido a su elevado coste, no pueden ser abordados por un arciprestazgo.

 


Editorial

Autoridades en concordia

Sin mengua de la parquedad con que solemos tratar aquí los acontecimientos de carácter o de sabor político, no ocultamos la satisfacción experimentada en estos días con los grandes proyectos ferroviarios que se anuncian autorizadamente para nuestra provincia y región.

La autoridad les viene del dato relevante de que, en las jornadas sobre las infraestructuras de Extremadura en el siglo XXI, se hayan dado cita y hayan colaborado activamente, en privado y en público, el Presidente de la Junta de Extremadura y el Ministro de Fomento del Gobierno central, ambos con sus equipos de colaboradores y de técnicos.

Se anuncia y se ratifica un nuevo y ambicioso sistema viario para nuestra región, cuyos exponentes más calificados son el tren AVE Madrid-Badajoz, y la autovía completa de la Vía de la Plata. Tanto el Presidente Rodríguez Ibarra como el ministro Álvarez Cascos garantizan con su presencia y con su testimonio público, que la cosa va en serio y que los planes en cuestión, o están ya en vías de ejecución o de proyecto avanzado, con voluntad política de sacarlos adelante en su totalidad durante la ya corriente década.

Es de destacar el esclarecimiento de que el corredor extremeño del AVE tendrá autonomía propia y completa, sin estar condicionado por el punto de entrada en Portugal. ¡Excelente noticia! Como también lo es el que los gobiernos central y autonómico trabajen en buen concierto, sin que sea óbice para ello el diverso color político de sus representantes actuales. Buen camino.

 


Carta del Arzobispo

La pobreza voluntaria

El "Día de la Vida Consagrada" (2-2-2001) los religiosos de nuestra diócesis han escogido por lema de primer año del siglo su renovación simultánea en la pobreza evangélica y en el servicio a los pobres. Se inspiran, como es obvio, en el seguimiento de Cristo, propio de su especial consagración, y como referentes más próximos, en la Exhortación Apostólica de Juan Pablo II Vita consecrata (1996) y en las líneas programáticas del Congreso sobre "La Iglesia de Extremadura ante la pobreza", de noviembre del 99.

Cultivar la propia pobreza y eliminar la ajena denota, a primera vista, una contradicción: si la pobreza es mala, ¿porqué se la cultiva; si buena, ¿porqué se la combate? Escuché, hace años, a un viejo arzobispo, en su intervención ante la Asamblea episcopal, una fórmula aclaratoria de esta paradoja: "La Iglesia, ­decía­ debe cultivar la pobreza como virtud y combatirla como injusticia". Avanzando en ese razonamiento, hay que dar por sentado que la pobreza, la indigencia material, es a todas luces una realidad negativa y, de suyo dañina. Veamos.

Los bienes no son males

Cuando Dios sacó al mundo de la nada ­cielo y tierra, animales y hombres­ contempló complacido, dice el Génesis (2,4), el cuadro asombroso de la creación y "vio que todo era bueno". Lo mismo vendrá a decir más tarde, desde su reflexión humana, el filósofo griego Aristóteles: "Todo ser es bueno". Y, por tanto, deteriorarlo, destruirlo, perderlo, nunca puede ser un bien. Y ¿qué otra cosa es la pobreza, sino una carencia de bienes? Observemos el mapa espantoso de la pobreza de pan, de trabajo, de salud, de letras, de derechos, en los continentes africano y asiático, en el cono sur y en las bolsas de miseria (cuarto mundo) que segregan las sociedades opulentas de Europa y de América.

En el mundo de hoy ­hablamos desde España y Extremadura­ los religiosos y, en su medida, todos los cristianos, nos preguntamos por el sentido que puede tener para nosotros la virtud de la pobreza. Nótese que, con este nombre, no se designa de suyo en la Iglesia a ninguna virtud. Ser pobre no equivale automáticamente a ser virtuoso. Cierto que Cristo sitúa a los pobres en la primera de las Bienaventuranzas. Pero con un matiz bien conocido: habla de "pobres en el espíritu",o,como lo traducen otros, "los que tienen espíritu de pobres",y también "los que saben que son pobres". No ignoro que esa mención del espíritu puede ser malentendida y aprovechada para ser pobres sin serlo, refugiándose en la espiritualidad. Pero, lejos de toda trampa, lo que ese texto acentúa es la personalización de la pobreza en orden al Reino de Dios.

Podrían contemplarse a este propósito tres situaciones: los pobres mondos y lirondos sin haberlo buscado ellos; son simplemente desgraciados, que incluso reniegan de esa situación. Estos merecen nuestro respeto y nuestra solidaridad, contemplamos en ellos al propio Cristo. Pero no son como los del segundo grupo, los llamados "anawines" en el viejo testamento, que tienen depositada en Dios toda su confianza; estos son a la vez pobres materiales y espirituales, preferidos de Dios y candidatos al Reino. Y nos queda un tercer grupo, el de la que podríamos llamar pobreza apostólica, aquellos que lo dejan todo para seguir a Cristo pobre, y para servir mejor a los pobres.

La pobreza por el Reino

La pobreza voluntaria y por amor está en la cima de la perfección cristiana. No se puede servir a Dios y a las riquezas. Donde está tu tesoro, allí está tu corazón. ¡Qué difícil es que un rico entre en el Reino de los Cielos! Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dalo a los pobres y, después, ven y sígueme. Las raposas tienen cuevas y las aves del cielo nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza. ¿Les suena a ustedes todo esto?

Nunca ha entendido la Iglesia, en su comprensión del Evangelio, que ese tercer grado de la pobreza apostólica haya de exigirse a todos, como requisito indispensable para la pertenencia a la comunidad cristiana. De hecho, el sistema fracasó en los Hechos de los Apóstoles cuando Pedro, antes de conminar a Ananías, que haba falseado el precio del campo que regalaba, le dijo: ¿Es que mientras lo tenías no era tuyo y, una vez vendido, no podrías disponer del precio? Luego, no era obligatoria la entrega de los bienes; lo que se le pedía, más que el donativo material, era la verdad del gesto.

Al cristiano auténtico le recomienda Jesús que no atesore avaramente y para sí los bienes de este mundo, que no ponga el corazón en ellos. Pero ¡cuán difícil es estar seguros de tal desprendimiento, sin el riesgo continuo de engañarse a sí mismo! Mas no faltan caminos para que el propio interesado o quienes le aconsejan con sabiduría evangélica, puedan comprobar la sinceridad del propósito. Ante todo, haciendo la prueba del propio desprendimiento, mediante la pérdida real de los bienes propios, en favor de los necesitados. La generosidad es una aproximación a la pobreza: tú te quedas menos rico para que otros sean menos rico para que otros sean menos pobres.

Pobres para los pobres

Las dos opciones sobre la pobreza,cultivada como virtud y combatida como justicia, han ido muy de la mano en la tradición de la Iglesia, de modo que la primera engendra la segunda. Así, desde el famoso gesto de San Martín de Tours ­quedarse con media manta para darle a un pobre la otra media­ hasta ejemplos muy cercanos, al menos en mi caso, como el del Beato Manuel Martín Serra, mártir de la guerra civil (de mi pueblo y muy cercano a mi familia) que, en su vida sacerdotal ordinaria, daba con frecuencia su comida al pobre que llamaba a la puerta, renunciando él a comer. La pobreza voluntaria lleva aparejada la generosidad y la caridad.

¿Cómo no va a tener sentido la pobreza elegida o asumida por el Reino, como seguimiento de Cristo que "siendo rico, se hizo pobre por nosotros" (11 Cor 8,9)? Su empobrecimiento fue a un tiempo indigencia propia, solidaridad con los pobres del mundo, dignificación total de éstos. "Lo que hicísteis con uno de ellos, conmigo lo hicísteis". Existen sin duda en el mundo otros modelos de pobreza voluntaria, como el de los monjes hindúes, austeros hasta desposeerse de toda apetencia y sumergirse en una especial quietud de espíritu. Nos merecen los mayores respetos, pero la pobreza cristiana no es desprecio de los bienes, sino renuncia a ellos por amor a Cristo y servicio de los necesitados.

La práctica de la pobreza en cualquier grado, incluidos los pudientes que practican la solidaridad, es siempre un crecimiento en libertad interior. Si el apego a los bienes esclaviza, el desprendimiento libera. En los casos más logrados se conquistan cotas excelsas de libertad, como la de aquel contemplativo: "Yo necesito poco; y lo poco que necesito, la necesito poco". Es la libertad de los monjes, de los apóstoles, de los misioneros. La pobreza así asumida, es riqueza, grandeza y belleza. Bienaventurados, porque vuestro es el Reino de los Cielos.

+ ANTONIO MONTERO MORENO
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


Centrales

La Campaña de Manos Unidas en Mérida-Badajoz servirá para financiar proyectos en diez países

"Si quieres la paz, defiende la justicia" es el lema de este año, "porque las injusticias de hoy son las guerras de mañana"

Con la campaña contra el hambre de este año 2001 y bajo el lema "Si quieres la paz, defiende la justicia", la organización católica de voluntarios Manos Unidas quiere profundizar en las condiciones de justicia que hacen posible la paz "porque las injusticias de hoy son las guerras de mañana".

La Unesco ha puesto de manifiesto que "la paz no puede consistir tan sólo en la ausencia de un conflicto armado, sino que supone, principalmente, un proceso de progreso, de justicia y de respeto mutuo entre pueblos, concebido para afirmar la construcción de una sociedad internacional en la que todos los pueblos puedan hallar su verdadero lugar y disfrutar de su parte de recursos intelectuales y materiales del mundo". Sin embargo, como señala Federico Mayor Zaragoza, ex director general de esta institución de las Naciones Unidas, "los modelos vigentes de desarrollo, basados en el reparto asimétrico de la creación y la distribución de las riquezas, sólo darán paso a la democracia plena ­que significa el gobierno del pueblo y para el pueblo­ si logramos desmontar la estructura bipolar que acumula progresivamente riqueza en un extremo y miseria en el otro".

"Las políticas de ajuste estructural, los réditos de la deuda y el deterioro de los términos de intercambio hacen que las naciones pobres contribuyan cada vez más a financiar la opulencia del primer mundo", subraya Mayor Zaragoza en un artículo que reproduce el boletín de prensa de Manos Unidas.

71 delegaciones

Manos Unidas, presente en España a través de 71 delegaciones que cubren todo el territorio nacional, lleva a cabo una labor de sensibilización de la población sobre la realidad de los países del Sur y sobre la necesidad de una transformación en los valores y actitudes, a través de la "educación para el desarrollo". Asimismo, recauda fondos, procedentes de las cuotas de los socios, de una colecta anual en todas las parroquias, de aportaciones de entidades religiosas y colegios y de donativos esporádicos, fondos que son destinados a colaborar con los pueblos del Sur mediante el apoyo y financiación de "proyectos de desarrollo" en África, América Latina y Asia.

Este organismo experto en estrategia de desarrollo humano ­"nuevo nombre de la paz", en palabras de Pablo VI­ nos invita a poner manos a la obra para erradicar la injusticia institucionalizada, en cuyo mantenimiento todos tenemos algún grado de responsabilidad.

De Badajoz a la India

La diócesis de Mérida-Badajoz financiará varios proyectos este año, la mayoría de ellos en la India. Los proyectos asumidos por los arciprestazgos son los siguientes:

Badajoz; ampliación de un colegio para jóvenes tribales, en Zanjvar (La India), por importe de 7.840.800 pesetas.

Zafra; formación de técnicos en desarrollo rural, en Umran (La India), por importe de 5.733.981 pesetas.

Olivenza; dotar de agua potable y servicios higiénicos a una escuela de 350 niños, en Zimjavalur (La India), por importe de 2.000.250 pesetas.

Villanueva de la Serena; construcción de un centro de desarrollo en Baruipur (La India), por 4.349.246 pesetas.

Mérida; programa de educación a pescadores, en Loduar (Kenia), por 8.003.226 pesetas.

Almendralejo; mejora de un centro comunitario en La Paz (Bolivia), por 5.831.408 pesetas.

Montijo; perforación e instalación de pozos artesanos en comunidades rurales de Cansanção (El Brasil), por importe de 2.500.000 pesetas.

Además, la financiación de un proyecto de construcción y equipamiento de talleres de promoción juvenil en Benguela (Angola), presupuestado en 8.890.354 pesetas, se repartirá entre las delegaciones de Alburquerque (500.000 pesetas), Zalamea de la Serena (700.000 pesetas), Castuera (700.000 pesetas), Azuaga (800.000 pesetas), Fuente de Cantos (1.100.000 pesetas), Jerez de los Caballeros (1.400.000 pesetas), Llerena (1.800.000 pesetas) y Fregenal de la Sierra (1.900.000 pesetas).

 

"Yo fui esclava sexual de los soldados de la OTAN en Macedonia", asegura Anna, de 28 años

Denuncia de una joven moldava acogida por un centro de la Iglesia en Italia

Anna, una joven moldava de 28 años, con un niño de ocho años que la espera en su país, se ha decidido a denunciar a la opinión pública lo que ha sufrido como &laqno;esclava sexual» de fuerzas de la OTAN en Macedonia.

Acogida en el centro &laqno;Regina Pacis» de la diócesis italiana de Lecce, cuenta su odisea que ha durado casi un año. &laqno;Por cien dólares, podían hacer de mí lo que quisieran. Llegaban borrachos a cualquier hora, pagaban y hacían de todo. Quise pedir ayuda a uno de los muchos soldados que me han llevado a la cama pero ellos pagaban, sólo querían una cosa, y no escuchaban».

Es la historia de miles de jóvenes de los países del Este, denunciada ya por numerosas asociaciones. Pero es de las pocas veces que una de ellas se decide a contar los abusos sufridos. Anna apunta directamente contra las fuerzas de la OTAN presentes en los Balcanes y, concretamente a la KFOR, acuartelada en Macedonia.

Según la joven, los soldados de la KFOR se habrían aprovechado durante diez meses de su condición de &laqno;esclava» del sexo.

Su pesadilla comienza en un pueblecito entre Moldavia y Rumanía. Algunos hombres de su país se ponen en contacto con ella y le ofrecen un trabajo en Italia como camarera. Luego, es vendida sucesivamente en el mercado del sexo y pasa sucesivamente a ser propiedad de rumanos, kosovares, macedonios, hasta que llega a Truka, pequeña ciudad donde tiene su cuartel la KFOR.

Los soldados que pagaron por abusar de ella sexualmente, informan desde el centro &laqno;Regina Pacis», eran &laqno;franceses, ingleses, italianos y alemanes».

Más tarde, la joven volvió a ser vendida y esta fue su salvación porque, desde Valona, llegó a Italia. Su destino final debían ser las calles de las ciudades del Reino Unido. Pero Anna ha denunciado al proxeneta que la había comprado, al mismo tiempo que eran acogida en el centro de la diócesis de Lecce &laqno;Regina Pacis».

Secuestrado el sacerdote italiano que denunció a las mafias del sexo

El padre Cesare Lodeserto, coordinador del centro diocesano 'Regina Pacis' de Lecce, que había sacado a la luz el drama de la joven moldava Anna, fue secuestrado y liberado tras recibir amenazas.

Dos albaneses (la mafia albanesa ha establecido nexos de colaboración con redes mafiosas italianas) lo mantuvieron secuestrado durante un par de horas y, mientras era encañonado con una pistola, recibió advertencias.

&laqno;Me sorprendieron cuando, como es habitual, estaba dando un paseo solo para tener un momento de recogimiento», declaró el padre Cesare Lodeserto antes de viajar a Moldavia para devolver a su familia a Anna, la joven explotada sexualmente por redes de prostitución que la ponían a ella y otras chicas a disposición de soldados de la Kfor en Macedonia.

ZENIT

 

Las peregrinaciones a Tierra Santa
van recuperando la normalidad

El Papa viajará a Siria en mayo

El Papa Juan Pablo II viajará a Siria y Malta siguiendo las huellas de San Pablo, el Apóstol de los Gentiles, en los primeros días del mes de mayo. El Papa estaría un día en la isla de Malta rumbo a Siria. El Santo Padre visitará Siria el 5 de mayo.

El Papa también ha previsto viajar a Ucrania del 23 al 27de junio de este año.

Por otro lado los peregrinos comienzan a verse de nuevo por las callejuelas de Jerusalén después de que su presencia disminuyera drásticamente al estallar la violencia entre palestinos e israelíes a finales de septiembre. Desde mediados de enero, la Obra Romana para las Peregrinaciones, institución ligada a la Santa Sede, ha comenzado a enviar pequeños grupos de peregrinos a Tierra Santa. En dos semanas, volverá a retomar las peregrinaciones otra de las agencias más importantes en Italia, la Brevivet, a la que secundarán las de otros paises de tradición peregrina, como es el caso español.

De este modo, estas instituciones católicas responden al llamamiento lanzado en varias ocasiones por los líderes religiosos cristianos de Tierra Santa.

ZENIT

 

Nuevo Obispo de Zamora

Juan Pablo II ha nombrado Obispo de la diócesis de Zamora al sacerdote don Casimiro López Llorente, vicario general de la diócesis de Osma-Soria. La de Zamora estaba vacante desde hace un año por el traslado de su anterior obispo, monseñor Juan María Uriarte, a la diócesis de San Sebastián.

Don Casimiro López Llorente nació en El Burgo de Osma el 10 de noviembre de 1950. Es, por tanto, el obispo más joven de España. Fue ordenado sacerdote en 1975. Cursó la licenciatura en Teología en Salamanca y la de Derecho Canónico en Munich.

Fue rector del seminario de Osma-Soria entre 1988 y 1993 y administrador diocesano durante unos meses en 1995.


Noticiario diocesano

Encuentro de oración por la vida consagrada

Participaron más de 150 religiosos de Mérida-Badajoz junto con el Arzobispo

El pasado domingo día 4, diversas comunidades de religiosos y religiosas de la diócesis, así como miembros de diversos Institutos Seculares, se reunieron en la parroquia de Santo Domingo de Badajoz -atendida por los Padres Paules-, para celebrar juntos el día de oración por la Vida Consagrada.

En total fueron más de 150 religiosos los que participaron en este encuentro de oración, que contó con la presencia del Arzobispo, don Antonio Montero, así como del vicario episcopal don José Antonio Salguero y el presidente de la Confederación de Religiosos (Confer) en la diócesis, don Francisco Martín.

Este encuentro consistió, básicamente, en una celebración de la Eucaristía en la que se utilizaron textos de las actas del Congreso Regional sobre la pobreza en Extremadura, leídos al comienzo de la celebración, y textos de la Exhortación Postsinodal "Vita Consacrata" del papa Juan Pablo II, leídos tras la comunión. Todos estos textos están en la linea de lo que la CONFER viene reflexionando en este año pastoral, sobre el papel de los religiosos y religiosas en el compromiso con la vida que los circunda y, más concretamente, con la realidad de pobreza existente en Extremadura. Además, don Antonio Montero recordó en su homilía el papel de la vida consagrada en la Iglesia e invitó a los asistentes a no olvidar nunca la necesaria comunión que han de mantener los religiosos, religiosas y miembros de Institutos seculares con la Iglesia diocesana.

 

Las aportaciones a la Infancia Misionera
superan ampliamente a las de años anteriores

La respuesta de la diócesis en la colecta de la Infancia Misionera que este año irá destinada a los niños de El Salvador, está superando ampliamente los resultados de años anteriores, según se ha puesto de manifiesto desde la Delegación Diocesana de Misiones.

El responsable de dicha Delegación, don Pedro Losada, ha manifestado que algunas parroquias y colegios están duplicando e incluso triplicando sus aportaciones con respecto a pasadas campañas. Para don Pedro Losada la explicación podría estar en el hecho de que este año la colecta va destinada a los niños de El Salvador, lo cual "demuestra una vez más la sensibilidad de la gente ante las tragedias". Desde la Delegación de Misiones se espera ofrecer próximamente datos definitivos.

 

Una joven de 23 años profesa en el monasterio de las Clarisas de Zafra

El Monasterio de Santa María del Valle de las hermanas Clarisas, en Zafra, ha sido escenario de la profesión de votos temporales de sor María Paulina de la Santísima Trinidad Ngina Mbevi. Esta hermana, de 23 años de edad, procede de la parroquia de Machakos-Kola, de Kenya, en la que colaboró como catequista durante ocho años.

La ceremonia solemne fue presidida por el padre Antonio Artola, Pasionista, y concelebra por otros siete sacerdotes, entre ellos el Delgado Diocesano para la Vida Consagrada, don Manuel Santos.

Entre los asistentes al acto, figuraba una hermana de sor Paulina, Francisca Lucía, que es novicia de la Congregación de las Hermanitas de los Pobres en Francia. La comunidad estuvo acompañada por religiosas de diversas congregaciones.

 

Segundo encuentro vocacional de este año
en el Seminario Metropolitano

El curso de ingreso se llevará a cabo entre el 27 y el 29 de abril

El Seminario Metropolitano de San Atón acogía el pasado viernes día 2, una convivencia vocacional a la que asistían veinte jóvenes de diversos pueblos de la diócesis de Mérida-Badajoz.

Esta es la segunda convivencia que se organiza este curso con el objetivo de acercar el Seminario a los niños y jóvenes y facilitar así el descubrimiento de la llamada de Dios.

Los chicos y jóvenes que se muestren interesados en acudir al Seminario el próximo curso deberán, no obstante acudir a un curso específico que programado para los días 27, 28 y 29 de abril.

Charlas, oración y deporte

Durante la convivencia se realizaban diversas actividades de todo tipo: charlas, deporte, oración, juegos...

El mismo viernes por la tarde se disputaba un partido de fútbol entre los seminaristas y los asistentes a la convivencia, posteriormente se presentaba, mediante una proyección de vídeo la llamada de Jesús a todo cristiano. En esta actividad tomaban parte alumnos del Seminario menor y del mayor que en su día pasaron por el menor que expusieron su experiencia personal.

La jornada del viernes se completaba con la celebración de la Eucaristía, a la que se unió todo el Seminario, tanto mayores como menores.

El segundo día , el sábado, se abría con una oración en la que el tema central era la llamada de Dios a los hombres. Terminaba el encuentro con un gran juego de todos los chicos en las amplias instalaciones que posee el Seminario.

Don Manuel Fernández Rico, uno de los formadores del Seminario ha manifestado que la idea que preside este tipo de actividades, tres a lo largo del curso, no es otra que acercar el Seminario a los jóvenes, ya que "el Seminario es el corazón de la diócesis, crear familia y fomentar la vocación al sacerdocio, facilitando a los niños y jóvenes el discernimiento vocacional".

 

Olivenza inicia un proceso de formación parroquial

El pasado día 2 se inauguró en Olivenza una Escuela de Formación Parroquial. En total son treinta personas las que participan en esta iniciativa. En su mayor parte son miembros de las parroquias de Olivenza, aunque también están acompañados por algunos miembros de la Cáritas parroquial de Villanueva del Fresno, por tratarse en esta primera fase de la Escuela temas de carácter socio-caritativo. Debido a esto es el Área de Formación de Cáritas Diocesana, a través de su coordinadora María José Corraliza, quien lleva el peso en esta fase.

 

Ejercicios espirituales para jóvenes
y animadores

El Secretariado Diocesano de Pastoral de Juventud de la archidiócesis de Mérida-Badajoz ha organizado Ejercicios espirituales para jóvenes, que tendrán lugar en la casa de ejercicios de Villagonzalo los próximos días 16, 17 y 18.

Estos ejercicios están dirigidos a jóvenes de 16 años en adelante y serán dirigidos por M. Asunción Díaz Molina y don Francisco Javier Moreno Soltero.

Se admitirán inscripciones hasta el próximo día 13, en la Casa de la Iglesia de Badajoz, teléfono 924-247750, de 10 a 14 horas (Yolanda) y de 18 a 21 horas (Mariví).

Para animadores

El mismo secretariado diocesano ha organizado también Ejercicios Espirituales para animadores de grupos juveniles. Tendrán lugar en la casa de ejercicios de Gévora los días 2, 3 y 4 de marzo próximo y también serán dirigidos por don M. Asunción Díaz Molina y don Francisco Javier Moreno Soltero.

Las inscripciones se admitirán hasta el 28 de febrero.

 


Al paso de Dios

Comer en compañía

Se equivocan los que limitan la dignidad a las formas, pues, aunque es necesario hacer bien las cosas, éstas son sólo apariencia, si no son el reflejo de lo que se siente y se vive. La dignidad nace de la experiencia interior de la persona y desde ahí aflora a las conductas, en todos sus detalles y maneras. El cuidado exterior es sólo el resultado del esmero con que forjamos nuestras actitudes y nuestros sentimientos.

Comulgar es comer el Pan de Vida con nuestra boca y con nuestras manos, es cierto, pero lo importante es conformar nuestra existencia con esa comida. Sobre todo, es necesario asumir la fraternidad, que es el distintivo que han de mostrar los que se sientan en esa mesa familiar. El amor fraterno, que imita al Maestro que se levanta de la mesa para lavarle los pies a sus discípulos, será lo que haga digna nuestra comunión.

El que come el Cuerpo del Señor y bebe su Sangre se hace en Él hermano de todos; y vivir dando testimonio de esos lazos fraternos es el mayor signo de respeto por la Eucaristía que podemos dar. Por eso, el banquete eucarístico se ha de prolongar siempre en la gran mesa del mundo, a la que se sientan todos los hombres y mujeres que necesitan comer para saciar sus necesidades espirituales y humanas. A todos ellos han de servir los que cada domingo constituyen la comunidad eucarística en nuestras parroquias. Y en esa mesa ha de haber siempre un lugar especial para los que son predilectos en el Reino de Dios, los pobres.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


Liturgia del domingo

Celebramos el VI Domingo del Tiempo Ordinario

Palabra de Dios

Libro de Jeremías 17, 5-8

Así dice el Señor: "Maldito quien confía en el hombre, y en la carne busca su fuerza, apartando su corazón del Señor. Será como un cardo en la estepa, no verá llegar el bien; habitará la aridez del desierto, tierra salobre e inhóspita. Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto".

Salmo 1, 1-2. 3, 4 y 6

R. Dichoso el hombre
que ha puesto su confianza en el Señor.

Dichoso el hombre
que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,
y medita su ley día y noche.

Será como un árbol
plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón
y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin.

No así los impíos;
serán paja que arrebata el viento.
Porque el Señor protege el camino de los justos,
pero el camino de los impíos acaba mal.

Carta 1ª a los Corintios 15, 12. 16-20

Hermanos: Si anunciamos que Cristo resucitó de entre los muertos, ¿cómo es que dice alguno de vosotros que los muertos no resucitan? Si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; y, si Cristo no ha resucitado, vuestra fe no tiene sentido, seguís con vuestros pecados; y los que murieron con Cristo se han perdido. Si nuestra esperanza en Cristo acaba con esta vida, somos los hombres más desgraciados.

¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos.


Evangelio según san Lucas 6, 17. 20-26

En aquel tiempo, bajó Jesús del monte con los Doce y se paró en un llano, con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Él levantando los ojos hacia sus discípulos, les dijo:

- Dichosos los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios. Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis. Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas.

Pero, ¡ay de vosotros, los ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que ahora reís!, porque haréis duelo y lloraréis. ¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

12, lunes: Gn 4, 1-15. 25; Mc 8, 11-13.
13 martes: Gn 6, 5-8; 7, 1-5. 10; Mc 8, 14-21.
14, miércoles: Hch 13, 46-49; Lc 10, 1-9.
15, jueves: Gn 9, 1-13; Mc 8, 27-33.
16, viernes: Gn 11, 1-9; Mc 8, 34-9, 1.
17, sábado: Hb 11, 1-7; Mc 9, 2-13.
18, domingo: 1S 26, 2. 7-9. 12-13. 22-23; 1Co 15, 45. 49; Lc 6, 27-38.

 

Comentario litúrgico

Un cardo en la estepa

ENTRE la diversidad literaria que ofrecen los setenta y dos libros de la Biblia, los escritos proféticos están entre los más bellos y nos ofrecen las imágenes más sugerentes.

Un ejemplo muy cercano lo tenemos en la primera lectura de este domingo. El profeta quiere describir la resultante de una vida humana que se ha descentrado y busca la felicidad y seguridad existencial en los bienes tangibles, en lo meramente temporal, olvidando la alternativa de Dios. Pues bien, en ese caso Jeremías a ese hombre le profetiza que será &laqno;un cardo en la estepa» para indicarle que su vida perderá peso y sentido pues &laqno;no verá llegar el bien y habitará la aridez del desierto, tierra salobre e inhóspita».

En el evangelio nos encontramos con el llamado "sermón del llano". Jesús quiere abrir por primera vez toda la riqueza que el Reino puede aportar a los hombres y lo hace de una manera muy original: enfrenta a sus oyentes con realidades muy cotidianas como son, por una parte, sentir hambre, llorar, ser víctima del odio que engendra a su alrededor quien obra en conciencia y, por otra, los que se creen superiores por ser ricos, los que se divierten y ríen, los que triunfan entre la gente de mundo.

Ese encuadre termina con resultados bien diferentes. Los primeros entrarán en el Reino y quedarán saciados, reirán y tendrán un gran recompensa en el cielo. Los otros, ya han tenido su consuelo en la tierra, por eso encontrarán hambre y sed, duelo y llanto en la otra vida.

El profeta, a estos últimos, los ha descrito como &laqno;cardo en la estepa». Sólo nos queda revisar nuestros anhelos, nuestras sendas y ... meditar.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

12 de febrero: san Melecio (Siglo IV)

Sabido es cómo la primera nación cristiana es Armenia, a pesar de los tiranos antiguos y medievales y también de la opresión comunista reciente. Los armenios han conseguido mantenerse como un bastión oriental de la fe en Cristo, gracias al testimonio de sus muchos mártires y la belleza única y profunda de su liturgia.

También se sabe que el principal problema de la Iglesia, como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos, es la comunión o unidad interna y profunda.

Melecio es un ejemplo de profundidad de fe verdaderamente arménica y de la búsqueda incesante de la verdadera comunión eclesial en medio de unas circunstancias heróicas durante la gran crisis doctrinal que abarca los periodos más candentes del siglo IV.

Cuando se quieran buscar caminos de entendimiento en el Concilio de Constantinopla del 381, se pedirá a Melecio que lo presida, pero murió durante las sesiones, siendo enterrado entre los elogios fúnebres de sus amigos Gregorio Nacianceno y Gregorio de Nisa, dos grandes padres de la Iglesia oriental.

Melenio pasó su vida entre divisiones intentando pensar más en lo que une que en lo que separa, como un Juan XXIII mil seiscientos años anticipado. La verdad siempre es mayor que nosotros, por eso el diálogo es una actitud magnífica de servicio. Amén.

Manolo Amezcua

Los santos de la semana

12, lunes: Saturnino, Melecio, Benito.
13, martes: Polieucto, Gilberto, Cristiana, Pablo Le Van.
14, miércoles: Cirilo y Metodio, Valentín, Vital, Zenón
15, jueves: Faustino, Claudio de la Colombière, Decoroso, Walfrido.
16, viernes: Juliana, Elías, Jeremías.
17, sábado: Los siete Fundadores Servitas, Teodoro, Bonoso.
18, domingo: Angilberto, Guillermo Harrington, Francisco Clet.

 

Contraportada

"Condonar la deuda externa
a los países pobres es devolverles lo robado"

Miguel Ángel Sánchez, secretario general de Justicia y Paz,
dio una conferencia en la Casa de la Iglesia de Badajoz

Miguel Ángel Sánchez, secretario general de la institución eclesial "Justicia y Paz", estuvo el pasado jueves día 8 en la Casa de la Iglesia de Badajoz para dar una conferencia titulada "La justicia, pasión de los cristianos". En ella que ofreció una reflexión sobre el papel de los cristianos en la lucha a favor de la justicia y de los derechos humanos en el mundo. La asociación Justicia y Paz se fundó dos años después de la finalización del Concilio Vaticano II, en 1967 y llegó a España casi inmediatamente, en 1968. Su última campaña, junto a Confer, Cáritas y Manos Unidas, ha sido la realizada en favor de la condonación de la "deuda externa".

- En los últimos años, Justicia y Paz ha destacado por su defensa del proyecto de condonación de la "deuda externa", llegando a recogerse más de un millón de firmas, ¿en qué otros proyectos ha trabajado?

- De entrada, hay que decir que es la primera vez que en nuestra sociedad se reúnen tal cantidad de firmas, aunque en esta denuncia no solamente ha participado Justicia y Paz. También fuimos los primeros que pedimos la amnistía para los presos políticos después del régimen anterior; los que introdujimos la demanda del 0'7% del PIB de los países del norte en favor de los del sur; los que luchamos por el reconocimiento de la objeción de conciencia al servicio militar. En definitiva, los que en aquel periodo de transición defendimos toda una serie de ideas que hoy, gracias a Dios, son patrimonio común de toda la sociedad española.

- ¿Qué pasos se han dado en este sentido?

- Es cierto que se ha avanzado, pero de una manera muy avara y muy calculada, de manera que todavía está por ver un gesto realmente de generosidad, que además no sería generosidad sino que sería justicia simplemente, es decir, devolverles a los pueblos del sur lo que le hemos estado robando durante los últimos 20 años. La "deuda externa" surge por una coyuntura económica favorable al norte, que presta de una forma engañosa a los países del sur y que, de repente y sin consultar con nadie, aumenta enormemente los intereses de esa deuda y deja colapsada la posibilidad del sur de rescindir la deuda. Hay países del sur que han pagado hasta dos veces ya lo que en su día recibieron como préstamo. Por lo tanto, con la condonación de la deuda, no se hace otra cosa que justicia, ni siquiera llega a la generosidad.

- La llamada "globalización" también afecta a esos mismos principios.

- No cabe duda, la "globalización" tiene dimensiones que no son sólo económicas, sino también políticas, ideológicas, sociales y culturales pero, desde luego, el aspecto económico juega un papel fundamental. Y lo que está claro es que a estas alturas de la vida hay dos visiones completamente distintas del mundo: una representa Davos, en Suiza, y la otra Portoalegre, en el Brasil.

No es verdad que vivamos en un mundo globalizado, ni muchísimo menos, vivimos en un mundo escindido, donde una minoría muy pequeña vive espléndidamente y la mayoría de la humanidad vive bastante mal.

Un número muy importante de millones personas vive en la pura miseria, su mayor problema no es qué coche voy a comprar sino que voy a cenar hoy, qué voy a darle de comer a mis hijos mañana.

¿Dónde está tu hermano?

Un tema que está continuamente presente en la opinión publica y sobre el que trabaja Justicia y Paz es la inmigración. Preguntado sobre la solución del asunto, Miguel Ángel Sánchez asegura que "solución difícil tiene, sobre todo cuando no se quiere solucionar. Nosotros, justamente el día de entrada en vigor de la nueva Ley de extranjería, sacamos a la luz pública, junto con otras asociaciones y movimientos, una nota muy crítica con esta nueva Ley. Una Ley que, desde luego, no abre la posibilidad a la integración de los inmigrantes, que deja a miles de personas en la clandestinidad, que los deja sometidos a la incertidumbre de no saber si al día siguiente van a seguir en España o habrán sido detenidos y expulsados". Miguel Ángel Sánchez asegura que ellos, al ser críticos, lo que quieren decir es que el problema de la inmigración hay que abordarlo con otra óptica. "Yo mismo -declara- me traiciono cuando digo problema, porque nosotros no creemos que lo sea sino que es un fenómeno. Desde el momento en que hablamos de problema el lenguaje nos traiciona, porque a los problemas se les ponen soluciones radicales de tipo policial, mientras que con los fenómenos lo que se trata es de encauzarlos de la mejor manera posible y de acuerdo con criterios éticos que, desde luego, no son los contenidos en esta Ley. Por eso nosotros hemos denunciado que no se ajusta a criterios de justicia superior". El secretario general de Justicia y Paz manifiesta que no hacen otra cosa que seguir las indicaciones del Papa en los mensajes para las Jornadas de migraciones de los últimos años, "estamos completamente a favor de ayudar a estos inmigrantes, tengan o no tengan regularizada su situación, a integrarse lo más posible en nuestra sociedad, porque tal como decía el Papa en el año 1995, cada uno de los inmigrantes llamados "ilegales" -un término que nosotros no aceptamos- es aquel hermano del cual se nos pregunta ¿qué has hecho de tu hermano? y al cual hay que dar una respuesta.

Juan José Montes


La Iglesia en América Latina:

http://www.aciprensa.com/iglesia.htm

 


ZENIT


Return to Camino