Semanario "Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz (España)
E-Mail: Iglenca@grn.es
No. 230 - Año V - 16 de noviembre de 1997
Director: José María Gil


Portada

8 de diciembre

Inmaculada y Madre

Cuando tus ojos en mis ojos dejan
titilando la luz de donde naces,
busco en la noche de mi andar el cielo
en donde estás: Inmaculada y Madre.

Albor de la hermosura, gracia plena,
alumbrando los pasos vacilantes.
Somos romeros de tu amor, y vamos
en busca de la luz de tu semblante.

Eres regazo del clamor de un pueblo
que te encuentra en el rezo de una "Salve".
Dulzura sin mancilla, azul y blanca,
desde el latido del primer instante.

Intacta aurora, casta concebida,
para alumbrar al sol en nuestra carne.
Orgullo virginal de nuestra raza
desde el día total que lo alumbraste.

Maternal hermosura de altos vuelos
que embelleces los pueblos y el paisaje
signando con tu nombre sus ermitas
entre olivos, encinas y trigales.

Dios te salve, María, pan de rezos
para andar el camino sin cansarse.
Extremaduramente con nosotros
compartiendo el quehacer de cada calle.

Pedro Belloso, 1997

Editorial

Gracias a boca llena

El Ayuntamiento de Badajoz ha tenido el acierto de publicar en una página completa del diario "Hoy", la lista a toda página y con letras casi microscópicas, para que cupieran en ella todos los nombres de las instituciones, grupos y personas que han expresado su solidaridad con nuestra capital, a través de su Municipio y a raíz de las trágicas inundaciones en la madrugada del 6 de noviembre.
Amigos y solidarios son todos los que allí están, pero ni están, ni pretenden estarlo, gracias a Dios, todos los que son. Como tampoco figurarán en las listas que se están confeccionando, sin dar abasto noche y día, en las oficinas de Cáritas diocesana, en cada parroquia, en cada ONG, en múltiples medios de comunicación, en cofradías, colegios, peñas y clubes, en innumerables cuentas de bancos y cajas de ahorro. Pensemos en el número, nombre y apellidos, de los que han depositado su ofrenda en las colectas, o efectuado un ingreso en las cuentas especiales, adquirido una entrada en los festejos benéficos, o efectuando, sin más, una llamada telefónica.
Están luego los que escriben al señor Arzobispo pidiéndole que calle sus nombres, los que acuden discretamente a su párroco o a Cáritas aportando el esfuerzo de su modestia, de su pobreza, de su desprendimiento evangélico. Millares de gestos, como el de la viuda del templo, pero también de cheque grueso, sin que lo sepa la mano izquierda. Nunca nuestro pueblo, nuestra ciudad, nuestra diócesis, han experimentado muestras tan intensas y extensas, tan bellas y tan emocionantes, de solidaridad fraterna.
Agradecéroslo en privado y en público es poca cosa. Rezar por vosotros, ya es compensaros en algo. Deciros que a los equipos de Cáritas, a los responsables diocesanos, al Pueblo de Dios de Mérida-Badajoz nos habéis hecho más buenos, nos habéis empujado hacia el bien, ya nos deja más tranquilos. Sobre todo si añadimos nuestro firme compromiso de emplear rigurosamente vuestras ayudas en el servicio más fiel y más certero a nuestros hermanos damnificados.

Carta del Arzobispo

Corazón ardiente, cabeza fría

Más de uno podría pensar que este obispo se mete donde lo llaman. Y están en lo cierto, porque en verdad, me siento convocado, empujado casi, a tomar la palabra en este foro y coro de voces, nada estridentes por cierto, sino inusitadamente elogiosas, que resuenan aquí en Extremadura, al cumplirse un mes de las inundaciones catastróficas. El asunto sigue acaparando las conversaciones de familia, los comentarios de bares y corrillos de calle; se trata sin descanso en las sesiones del Ayuntamiento, en los despachos parroquiales, en las Juntas de vecinos y, no digamos, en las reuniones de expertos y en las Comisiones oficiales de evaluación de daños, ayudas inmediatas, coordinación de recursos, análisis de causas, líneas de futuro.
Aquí en Badajoz, al menos por ahora y que sirva de precedente, todo el mundo habla bien de todo el mundo: De las autoridades estatales, autonómicas, provinciales y municipales; de las ayudas inmediatas, sucesivas y prometidas; de los servicios eficaces del Ejército, de Protección Civil, de la Cruz Roja, de Cáritas a todos los niveles, de las parroquias afectadas y de las de acogida; del comportamiento ejemplar y conmovedor de unos vecinos para con otros: acogiendo a niños, a enfermos y ancianos; dándoles cobijo, ropa, alimento y compañía amorosa en la tragedia. ┐Corazón generoso, buena vecindad, sentimientos solidarios? Claro que sí; pero, ┐amor cristiano, oiga!
No es que se trate, comprendámoslo, de un panorama idílico. Porque las víctimas mortales siguen provocando lágrimas en deudos y amigos, la pérdida de todas las pertenencias personales y familiares genera unas rupturas internas difíciles de restañar, al venirse estrepitosamente abajo el domicilio construido con los propios sudores, el pequeño negocio o taller, el autoempleo laboral, al borde, en ocasiones, de la economía sumergida; todo lo que, para tantos, constituía su patrimonio vital y familiar. Y esto, tanto en la barriada humilde, como en las casitas de los pueblos y en las parcelas de cultivo. Se te ahogaron las vacas o los cerdos, se te anegaron catastróficamente los frutales, se te embarró el maíz ya seco. ┐Cuánto desastre!
Pero, créanme, por lo comprobado aquí y allá, en este mes de pesadilla y de esperanza, deben consignarse también la digna serenidad de los más afectados, su encaje de las circunstancias del realojo, la humildad de pedir ropa y alimentos, en personas sin costumbre de hacerlo. Son gentes modestas, pero no míseras, algunas discretamente acomodadas. Sin el menor encogimiento tampoco, agradecen lo que reciben, dispuestos, por su parte, a levantarse y rehacerse en cuanto de ellos dependa.

Racionalizar el proceso

Digamos que el corazón ha funcionado a satisfacción en este proceso a escala de España entera, con una reacción solidaria sin precedentes, que se hace notar en las cuentas bancarias, en los programas televisivos, espectáculos benéficos, colectas espontáneas y bien nutridas, por todos los puntos de la geografía ibérica. Destacaron con mucho las comunidades de Iglesia: ayudas muy directas, discretas o secretas, de obispos, sacerdotes, conventos, parroquias, miles de cristianos de a pie. Riada de millones, riada de amor, que nos inunda, que nos abruma casi. Las Cáritas han batido el record de la prontitud, del arranque solidario, a golpe de cheque. Nada de limosnerismo empalagoso. Ayuda fraterna sin más, apretón de manos sin palabras. Aquí nos tenéis. ┐Sobresaliente al corazón! ┐Ah┐, ┐pero y la cabeza? Es ya proverbial en estos casos la corazonada emocional de alto voltaje, que se prodiga hasta el heroísmo. Algo hermosamente español, si no fuera porque no pocas veces llega a desembocar en un glorioso caos de donantes y de receptores, enmarcado en solemnes promesas de los poderes públicos y seguido todo ello posteriormente por toneladas de silencio e ineficacias clamorosas. ┐Quién puede dudar de la sinceridad de esos arranques? ┐Quién querrá atribuir a cinismo o desvergčenza los ofrecimientos no cumplidos? Todo es más simple. Se ha dado en todo el proceso un flagrante desequilibrio entre los sentimientos, las ideas y la voluntad de acción. Hoy se habla de caridad técnica, de caridad política, no para rebajar la densidad teológica, la altísima dignidad de la tercera (primera) virtud teologal, sino para tratarla con seriedad y respeto, para hacer buenos sus enunciados emocionales, o sus primeras ayudas solidarias, con una cobertura operativa, con una eficiente continuidad que haga llegar los bienes, concretos y tangibles, hasta donde los necesitan y reclaman las indigencias humanas.

Un camino acertado

Volviendo a Badajoz, es de rigor reconocer que, también en lo que atañe a la organización inteligente de las ayudas, la cosa viene funcionando hasta el momento en unas cotas satisfactorias de eficiencia, coordinación y prospectiva. Empecemos por los agentes principales. Aquí se hicieron presentes, al día siguiente de la catástrofe, en el entierro de las víctimas, el Príncipe Don Felipe con los presidentes del Gobierno y el Senado, más la plana mayor de la Comunidad extremeña. Todos pisaron el barro del Cerro de Reyes, visionaron la inundación de Valverde, pasaron incluso por poblados circunvecinos. Aquello era entonces un gran gesto moral, traducido después en contactos entre el Gobierno central y la Junta, que culminarían en la entrevista en Mérida el 26-N entre Álvarez Cascos y Rodríguez Ibarra.
Las palabras sobre valoración de daños y presupuestos de ayuda van concretándose en datos del siniestro y alcance de las inversiones, en paralelismo con las acciones inmediatas de entregas en metálico, realojos directos, traslado sucesivos a viviendas en alquiler, suministro de alimentos, vestidos, enseres domésticos de utilización a corto plazo; canalizado todo ello por una Comisión plural, coordinada por la subdelegada del Gobierno, Rosario Habela, con un triple radio de conexiones: Las consejerías de Bienestar Social y de Presidencia, los Ayuntamientos de la capital y de los pueblos, y las instituciones sociales más representativas del sector: Cruz Roja y Cáritas diocesana. Emanando desde allí la ayuda capilar, persona a persona, a través de las parroquias, en magnífica compenetración con las juntas de vecinos.

Nuevo horizonte

┐Lunares? Algunos. ┐Tensiones? Frecuentes. ┐Despistes? Más de dos y algunos de bulto. ┐Flecos sueltos? Bastantes quizá. Pero, piensen en la doble y colosal riada: de fango y de solidaridad. No damos para más. Sin embargo, a ninguno nos es lícito cerrar precipitadamente este proceso de regeneración, ni en las periferias urbanas ni en las zonas pobladas o sembradas de los pueblos circunvecinos. Hora, pues, de analizar el proceso, evaluar los aciertos y los errores del primer mes, pero mirando erguidos hacia adelante.
El Gobierno Central y la Junta autonómica han asumido los cambios de estructuras fluviales, urbanísticas, agrarias si es el caso. Los Ayuntamientos serán la proyección más directa del Estado, en la proximidad de los ciudadanos. Las parroquias, con Cáritas y los voluntariados, han de humanizar el proceso, contemplando de cerca cada caso, su rostro personal, sus indigencia y recursos verdaderos, las vías de liberación de cada sujeto. Todo eso, con amor y respeto, cediendo protagonismos, con desarrollo en libertad. Gastando también en ello el dinero que nuestros fieles, las Iglesias y las Cáritas de España han puesto en nuestras manos con ese fin. ┐Miren que si fuera ésta, entre tanto dolor de parto, la hora de Extremadura!
+ Antonio Montero
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Cáritas reparte ayuda entre los damnificados de la riada, siguiendo criterios de asistencia y promoción

La catástrofe producida por las riadas de la noche del día 5 al 6 de noviembre en la provincia de Badajoz, han afectado, según datos estimativos, a cerca de ocho mil personas de nuestra diócesis, ocasionando unas perdidas de unos cincuenta mil millones de pesetas. Esta enorme tragedia tiene una lectura optimista: la solidaridad, no sólo local, sino de toda España para con los afectados. Muchas y desde numerosas partes de España han sido las ayudas recibidas que nos vemos desbordados para poder trasmitir el agradecimiento a cuantos han colaborado con su trabajo o con sus aportaciones materiales. Hasta el momento actual se han repartido, como primeros auxilios, unos cuatrocientos mil kilos de alimentos y productos de limpieza que han llegado a 1.000 familias y a 5.000 damnificados. Para poder informar puntualmente a todos nuestros lectores de como están llegando sus donativos a las personas necesitadas, nos hemos puesto en contacto con Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz que, desde el primer momento de la riada, ha estado presente en el lugar de la tragedia.

Lo primero agradecimiento

Lo primero que, a través de nuestra revista, quiere trasmitir el delegado diocesano de Cáritas, don Enrique Cruz, es el agradecimiento, "la gente se ha portado extraordinariamente bien y la generosidad ha sido unánime, el voluntariado nos ha desbordado".
"Desde el primer momento, sigue diciendo don Enrique, Cáritas ha prestado su ayuda material, personal y moral en Badajoz y en los quince pueblos que se han visto afectados por la riada y donde las aguas se han llevado sus muebles, enseres, animales y trabajos agrícolas aunque no han tenido víctimas mortales ni pérdidas de casas". Todo se ha canalizado a través de las parroquias que, con su párroco a la cabeza, se han puesto a disposición y han abierto sus puertas para acoger a todo el que lo necesitaba. "Todas las parroquias afectadas, nos dice el director regional de Cáritas, don Francisco Maya, han estado dando la talla, tanto los sacerdotes, como los feligreses y voluntarios, desde el primer momento han estado en la brecha; desde quitar barro hasta atender y acoger a las familias que habían perdido todo, dándoles alimento, ropa y cualquier tipo de enseres". Y si en un primer momento se habla de las parroquias afectadas por la riada, ahora lo mismo se puede decir de todas las parroquias, unas colaborando y otras atendiendo a los realojados que les están llegando.
Actualmente todas las parroquias de Badajoz están coordinándose y manteniendo reuniones periódicas de manera que se atienda a estas personas que ya han salido de las zonas afectadas. Las comunidades parroquiales tienen ya los datos de estas familias realojadas y están siendo visitadas y atendidas por los voluntarios de las parroquias de acogida.

Reparto de primeras ayudas

Si el trabajo y cooperación del voluntariado ha sido extraordinario, la solidaridad material a través de aportaciones económicas ya se puede cuantificar. En las cuentas bancarias que Cáritas tiene abiertas para ayuda a los damnificados hay hasta ahora unos 340 millones de pesetas que proceden de los donativos de muchas Cáritas Diocesanas de España, de Cáritas Nacional, de las colectas de las parroquias de la diócesis, aportaciones diocesanas, de Televisión Española -que recaudó en unos programas 162 millones de pesetas- y de personas de nuestra región y de otros muchos puntos del país que están ingresando sus donativos.
Para hacer frente a las necesidades urgentes que se iban planteando en los primeros momentos de la tragedia se repartieron paquetes con los productos más necesarios y, como nos especifica don Francisco Maya, "la ayuda de Cáritas ha sido prestada primero desde un criterio concreto de colaboración con las instituciones administrativas. Nos hemos coordinado con la Subdelegación del Gobierno, con el Ayuntamiento y con la Junta de Extremadura. Cáritas no ha querido actuar en ninguna acción en paralelo con las actividades que se vienen realizando, de tal manera que todo tipo de ayuda, de enseres, alimentos y limpieza, que habían sido dados a Cáritas, se pusieron en común en un almacén que, coordinado por la Subdelegación del Gobierno, ha sido llevado por cuatro instituciones en concreto: Cruz Roja, Banco de Alimentos, Protección Civil y Cáritas Diocesana".
Gracias a esta coordinación -que ha durado hasta que se han terminado los enseres que había en el almacén, excepto los de alimentación y muebles que los ha asumido Cáritas- las primeras ayudas han podido llegar a sus destinatarios de la forma más directa posible.
Actualmente Cáritas y Cruz Roja siguen repartiendo, con cargos a sus cuentas y a través de un supermercado, unos paquetes, valorados entre treinta y cuarenta mil pesetas, a las familias que van a ser realojadas.
A las familias que se encuentran en sus barrios porque no han perdido sus casas, Cáritas les sigue dando alimentación, ropa e incluso ayudas económicas, que pueden llegar hasta 25.000 pesetas al mes, según la situación de la familia, desde un criterio valorado y analizado por la respectiva Cáritas parroquial con la ayuda de un trabajador social.

Ayudas económicas

Cáritas diocesana va a repartir entre los afectados la ayuda económica que le ha llegado, siguiendo unos criterios de acogida en un marco de protección social de las personas y teniendo en cuenta que la concesión de ayudas de asistencia primaria, aunque es imprescindible, no basta para conseguir la integración de las personas que ya carecían de todo antes de la riada. Para esto Cáritas Española está elaborando un plan amplio de Intervención Social que se va a llevar a efecto con la colaboración de la Junta de Extremadura.
Los subsidios económicos inmediatos van a ser estudiados siguiendo unos criterios operativos muy determinados: conceder la ayuda después de haber agotado y utilizado todas las prestaciones de las Administraciones y estudiar si los afectados ya han tenido acceso a estas ayudas.
Se va a elaborar, a corto plazo, un informe social para conocer la situación familiar de los afectados y el balance de los daños ocasionados por la riada, en la vivienda o negocio. Para otorgar ayudas inmediatas, Cáritas tiene en cuenta las necesidades concretas de los afectados y su cuantía es valorada por los equipos de la Cáritas Parroquiales que tienen para ello una serie de personas encargadas de hacer los seguimientos de las familias afectadas que estén dentro de su territorio parroquial, siempre en conexión con otras parroquias. Así se logra una gran seguridad de que las aportaciones hechas por todas las personas llega de una manera directa y real a los afectados después de una justa valoración.

Cara y cruz de la riada: datos sobre los daños y la solidaridad

23 personas muertas, 1 desaparecida, unos 50.000 millones en daños y un aluvión incontable de solidaridad

Pasado ya un mes de la devastadora riada que afectó a nuestra provincia de Badajoz, las cifras van haciéndonos ver la magnitud de la tragedia y ponen datos concretos a lo que hasta ahora sabíamos que era inmenso por sus tristes consecuencias de muerte y de destrucción.
Con los datos cuantificados que van ofreciendo ya distintas instituciones, elaborados por expertos, se da un paso importante para afrontar la solución inmediata y estructural, a medio y largo plazo, de los destrozos materiales que ha producido la riada y de aquellos que estaban latentes en estos asentamientos urbanos que han sido puestos aún más de manifiesto de manera trágica.
La pérdida de seres humanos, ciertamente, no es reparable, pero a la vez sirve de consuelo la corriente inmensa de solidaridad que se ha producido. También las cifras vienen a poner aquí una cara a la cruz anterior, sabedores siempre de que en lo cuantificable de la solidaridad se escapan tantos actos de heroísmos que sólo Dios y las buenas conciencias de mucha gente saben.
Ofrecemos a nuestros lectores unos datos que nos ha hecho llegar Cáritas diocesana y que nos muestran la cruz y la cara de una tragedia, por este orden.

Cruz

Damnificados

Unas 8.000 personas.
1.319 familias.
23 fallecidos y una persona desaparecida.

Viviendas afectadas

En la ciudad de Badajoz son aproximadamente unas 500 las viviendas que hay que derribar y 743 tendrán que ser reparadas. Las estimaciones sobre los gastos de viviendas en la ciudad son de 7.000 millones de pesetas y podrían ampliarse ya que pueden ser más las viviendas que hay que demoler, dependiendo del informe de la Confederación Hidrográfica del Guadiana que las declare situadas en zona inundable.
En la provincia de Badajoz:
Valverde de Leganés: 40 viviendas han de ser expropiadas y 106 las familias afectadas por daños en sus viviendas. Mérida: 270 viviendas afectadas. Almendral: 16 viviendas afectadas y 2 destruidas. Balboa: 137 viviendas afectadas. Cheles: 6 viviendas afectadas y 2 para derribar. Táliga: 47 viviendas afectadas y 2 para derribar. Corte de Peleas: 45 viviendas afectadas y 10 inhabitables. Alconchel: 10 viviendas afectadas y 4 en ruinas; Aceuchal: 17 viviendas afectadas y en 5 de ellas se ha perdido todo. Alcazaba: 8 viviendas afectadas y 3 en ruinas. Villanueva del Fresno: 30 afectadas y 6 en ruinas.

Locales comerciales y pequeñas empresas

En la ciudad de Badajoz aún no se ha cuantificado el número, aunque se estima en más de cien los locales comerciales y pequeñas empresas afectados. Hay que tener en cuenta además que en la zona más afectada de Badajoz podría haber locales que no estuvieran dados de alta.
En la provincia de Badajoz:
Mérida: 12 locales en la barriada de María Auxiliadora y 4 colegios afectados. Alconchel: 12 negocios y almacenes. Aceuchal: 12 negocios. Corte de Peleas: 4 negocios. Villanueva del Fresno: 1 negocio.

Estimación de daños

Según Cáritas, los daños sufridos por la riada en Badajoz y su provincia han sido valorados por la Delegación del Gobierno entre 40.000 y 50.000 millones de pesetas.
Con respecto a las pérdidas sufridas en el campo extremeño, según estimaciones del Ministerio de Agricultura, éstas han sido cifradas en 12.758 millones de pesetas.

Cara

La actuación de Cáritas en colaboración con otras instituciones


En un primer momento de la tragedia, Cáritas hizo frente con otras instituciones a las graves consecuencias de la riada con la atención inmediata y directa a las familias afectadas, a través de las parroquias de los barrios y poblaciones que habían sufrido este desastre, contando siempre con la colaboración de miles de voluntarios que se hicieron presentes en las distintas zonas de actuación. La ayuda prestada por Cáritas se ha materializado de la siguiente manera:

Alimentos y enseres

Se han repartido, en coordinación con la Delegación del Gobierno, Cruz Roja, protección Civil y banco de Alimentos, 337.000 kilos de alimentos, procedentes de los pueblos de la provincia y de todas las regiones de España. En los días posteriores a las primeras emergencias, están aún sin cuantificar las cantidades repartidas. Toneladas de ropa, que todavía están siendo clasificadas y repartidas.
Enseres de limpieza, útiles de aseo personal, muebles, etc. Para realizar la distribución de esos alimentos y enseres, todas las parroquias de las zonas afectadas por la riada, pusieron inmediatamente a disposición de Cáritas sus locales y sus voluntarios, siendo ellos los canales indispensables de la distribución a los damnificados.

Comedores

En los diez primeros días que siguieron a la riada, Cáritas instaló en diversos locales parroquiales unos comedores donde se servían unas 500 comidas diarias, en colaboración con la Junta de Extremadura. También se instaló en dichas dependencias un servicio de guardería y comedor para niños en situaciones más perentorias, siendo unos 70 los niños atendidos así.

Paquetes de alimentación y enseres


Para las familias que han perdido su vivienda y están siendo realojadas actualmente o van a vivir en las 100 viviendas prefabricadas, Cáritas, en coordinación con la Cruz Roja está entregando unos "kit" o paquetes de alimentación y enseres, con un coste de 37.000 por familia realojada.

Ayudas inmediatas

Cáritas, desde unos criterios sociales de suplencia, proporcionalidad de daños y evaluación de la situación familiar de los afectados, está dando actualmente unas ayudas tanto en efectivo como en alimentos y enseres por un importe de 25.000 pesetas por familia y mes. Al mismo tiempo se continúa proporcionando alimentos , ropas y otros artículos a través de las distintas parroquias.

Acogida e información

La ayuda prestada por Cáritas a través del voluntariado de las Cáritas parroquiales y sus sacerdotes, no ha sido sólo material, sino que ha sido también muy importante, aunque no cuantificable, la prestada a los damnificados desde el punto de vista moral y de cariño, de acompañamiento desde la fe en sus dolores y sufrimientos, dándoles ánimos y esperanza.
En el terreno informativo, Cáritas se propuso desde el primer momento tener informada a la población afectada, elaborando para este fin unos folletos sencillos a través de los cuales se les informaba a las familias de las ayudas existentes, lugares donde tenían que acudir para solicitarla y la documentación necesaria.
La colaboración con otras instituciones civiles y eclesiales la sigue manteniendo Cáritas, estando presente en los organismos de coordinación establecidos al efecto.

Noticiario diocesano

El año preparatorio del jubileo 2000 comenzó en Badajoz con una Vigilia diocesana

Fue presidida por el vicario general, don Amadeo Rodríguez

Como ya anunció nuestra revista, la diócesis de Mérida-Badajoz, inició la noche del pasado día 29 de noviembre, de manera solemne, el segundo año de preparación del Jubileo cristiano del Año 2000, mediante diversas Vigilia de oración.
Entre ellas destaca la que, con carácter diocesano, presidió en la iglesia pacense de Santo Domingo, el vicario general de la diócesis, don Amadeo Rodríguez Magro, en representación del Arzobispo, que se encontraba realizando la visita pastoral al arciprestazgo de Montijo, en concreto a la parroquia de Puebla de la Calzada.
El acto litúrgico, al que asistió un nutrido número de fieles, estuvo preparado por la Delegación diocesana para el Jubileo del 2000 y consistió en el rezo y canto de las I Vísperas del Primer Domingo de Adviento.
En su homilía de fuerte y bello contenido oracional, el vicario general trató del Espíritu Santo, a quien está dedicado este año preparatorio. "Conocido o no, el Espíritu Santo es la presencia creadora del amor de Dios", dijo don Amadeo. "Nada sucede sin su intervención. Todo lo bueno, rico y fecundo, sucede porque El lo realiza. Por El la vida íntima de Dios se nos abre y comunica". "El es el que guía a la Iglesia╔ y santifica a todos y a cada uno de sus miembros, repartiendo sus dones. Él suscita los profetas y los carismas╔ la Evangelización no sería posible sin El". Pero, la acción más "artesanal", según el vicario general, la realiza el Espíritu Santo en el interior de cada cristiano". El es el "Maestro interior y el Dulce huésped del alma". "El actúa en los sacramentos y nos comunica la capacidad de amor a los demás, especialmente a los más pobres."
En este sentido de compromiso con los más desvalidos, don Amadeo terminó su homilía teniendo un recuerdo especial, en su plegaria al Espíritu Santo - "Padre de los Pobres-, para con las víctimas y demás damnificados de la trágica riada sufrida en nuestra diócesis.
Pidió también por los que tienen la responsabilidad de gobierno y administrativa de ayudar a evitar y reparar los daños de estas catástrofes. Para todos, terminó pidiendo un corazón solidario.

Los escolares pacenses celebran la llegada del adviento cantando villancicos

Desde hace seis años, y por iniciativa del párroco de Santa María la Real, don José Gago, los escolares pacenses cantan villancicos al Niño Dios con motivo de la Navidad. Este año, por primera vez, los coros de trece colegios de Badajoz cantaron, en la mañana del domingo pasado, cánticos navideños en cinco parroquias de la ciudad para celebrar el inicio del adviento. Una preciosa iniciativa para demostrarnos con un espíritu cristiano que la preparación a la Navidad es algo más que el consumismo al que se nos insta desde los grandes almacenes. El próximo domingo actuarán todos los coros en el teatro López de Ayala.

Los universitarios cristianos harán una encuesta en el semidistrito de Badajoz

El Secretariado de Pastoral Universitaria, después de estudiar y analizar en el curso anterior la realidad de los jóvenes cristianos universitarios ha comenzado este año a dar los primeros pasos para alcanzar los objetivos marcados para esta primera etapa: que se conozcan los universitarios cristianos entre sí; que empiecen a coordinarse y que se impliquen evangélicamente en el medio universitario con pequeñas acciones que puedan ser significativas de la Presencia del Reino de Dios en la Universidad.
Tras la acogida a los nuevos universitarios -de la que ya dimos cuenta-, en la reunión de los representantes de los grupos terminó de perfilarse el plan pastoral para el curso 97-98. El punto de partida es la elaboración de una encuesta que tiene como objetivo la reflexión conjunta de los propios cristianos acerca de la realidad universitaria en sus dimensiones fundamentales (administración y organización académica, estudios, relaciones humanas, inquietudes, presencia de la Iglesia, relación Universidad-problemas sociales), a la que ves que será motivo para entrar en diálogo con otros compañeros y profesores sobre temas que son de gran interés para todos.
Alrededor de un millar de cuestionarios se han repartido entre los grupos que van a realizar el trabajo. El 17 de diciembre es la nueva cita en la casa de la Iglesia para entregar los resultados de la encuesta. Es de destacar la inquietud mostrada por los jóvenes de los pueblos, que, al llegar a la Universidad y animados por los sacerdotes y animadores se ha preocupado por conectar con el Secretariado.

Asamblea de los militantes de la Juventud Estudiante Católica

Los militantes de Extremadura de la Juventud Estudiante Católica (JEC), han celebrado en la la casa de oración "Las Alberguerías", de Trujillo su VII Asamblea en la que han analizado los problemas que se encuentran en la Universidad y en los institutos de enseñanza secundaria. En esta asamblea los militantes vieron la necesidad de formar jóvenes con espíritu crítico y de profesionales que, venciendo la pasividad, se implique en la transformación del ambiente estudiantil.
Durante este encuentro de los jóvenes estudiantes católicos, el militante Fabio Almeida, dejó sus cargo de responsable diocesano de la JEC, tras ejercerlo durante tres años, y fue elegido para los próximos años Francisco Javier Acero Díaz, estudiante de cuarto curso de Física.
Dentro d elas actividades programadas , los militantes de la JEC han tenido también, los días 21 al 23 de noviembre, un retiro espiritual en la casa de Ejercicios de Cabezuela del Valle (Cáceres), dirigido por el consiliario diocesano de este movimiento estudiantil de Acción Católica.

Bendecida la nueva capilla del Hospital regional "Infanta Cristina"

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero Moreno, presidió la Eucaristía con la que se inauguró la nueva capilla del hospital regional "Infanta Cristina", situada en el vestíbulo principal de la planta baja del mencionado centro hospitalario, en Badajoz. La anterior capilla ocupó el espacio de un aula docente en la planta octava del edificio, espacio que volverá a ser utilizado para fines académicos. Desde hace años se venía demandando el traslado de la capilla a un lugar más accesible.
En el acto inaugural estuvieron presentes la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Badajoz, el presidente del Colegio de Médicos, el director y el equipo de dirección del hospital, así como una nutrida representación de los trabajadores del hospital, enfermos y familiares.
El arzobispo estuvo acompañado del vicario episcopal don José Antonio Salguero y del grupo de capellanes del hospital. Don Antonio Montero resaltó la importancia de la asistencia religiosa en los hospitales, lugar donde los enfermos y sus familiares pasan por la experiencia humana del sufrimiento y donde se necesita un apoyo espiritual y un mensaje de esperanza de un modo especial.
El arzobispo resaltó la labor humana y abnegada del personal sanitario y no sanitario del hospital en su trato diario con los enfermos y animó a todos a desarrollar esta labor apoyándose en los valores trascendentes.
También se hizo un ofrecimiento de la capilla como espacio de oración y meditación abierto a miembros de otras confesiones religiosas.

Los sacerdotes comienzan el Adviento con un retiro

Los sacerdotes de la diócesis han iniciado el tiempo de Adviento con retiro espiritual celebrado de forma simultánea el pasado día 29 de noviembre en diversos puntos del territorio diocesano, a fin de que pudieran ir a ellos el mayor número posible de presbíteros.
Estos lugares han sido Castuera, Gévora, Villagonzalo y Zafra, habiendo sido dirigidos, respectivamente, por los sacerdotes don Sebastián Martín, don Luis Romero, don Rafael Corraliza y don José Cordero, lo que ha constituido este año una novedad ya que, habitualmente estos retiros los suele dar el Arzobispo, don Antonio Montero, u otro obispo invitado.
La temática de este encuentro de oración, con el que los sacerdotes quieren comenzar el tiempo de preparación de la Navidad, ha estado en esta ocasión muy vinculada a la temática del segundo año preparatorio del Jubileo cristiano del Año 2000, centrado en el Espíritu Santo.

Mirada a nuestro tiempo

Una buena vecina

La Iglesia se acerca a las alegrías, a las ilusiones, a las tristezas y a las angustias de los hombres y mujeres a través de la cercanía y vecindad de las parroquias. En ellas todo lo que la Iglesia hace y ofrece está a mano de quien lo necesite y por ellas ofrece todo lo que es y tiene a quien quiera acogerlo, comparta a no la misma fe y los mismos ideales.
Ofrece día a día buenas noticias de amor y salvación, acerca la gracia de Dios y reúne a quienes quieren expresarle su agradecimiento, se hacer lugar de encuentro y de fraternidad y y se acerca servidora a los pobres de pan, de luz y de esperanza. Para esta tarea todos sus miembros son útiles y necesarios, si bien sólo algunos tienen la suerte de comprender su vocación y de asumir más responsablemente lo que su condición de bautizado les pide. Éstos, animados y presididos por los sacerdotes, además de atender las tareas permanentes de la parroquia, están atentos a cualquier necesidad material o espiritual que puedan tener las personas que viven en la demarcación, aunque su generosidad no tenga barreras. ┐Que bien han hecho esto las parroquias afectadas por la riada!
Desde el primer momento cada una de ellas y todas juntas han estado disponibles para todos los servicios y tareas. Los sacerdotes y las comunidades no sólo prestaron su colaboración en el barro y el lodo de los primeros momentos, sino que se han convertido, a través de Cáritas, en punto de referencia para los damnificados en sus necesidades y gestiones.

Amadeo Rodríguez

Página litúrgica

Celebramos el Segundo Domingo de Adviento

Palabra de Dios:

Libro del Profeta Baruc 5, 1-9

Jerusalén, despójate de tu vestido de luto y aflicción y viste las galas perpetuas de la gloria que Dios te da; envuélvete en el manto de la justicia de Dios y ponte a la cabeza la diadema de la gloria perpetua, porque Dios mostrará tu esplendor a cuantos viven bajo el cielo. Dios te dará un nombre para siempre: "Paz en la justicia, Gloria en la piedad".
Ponte en pie, Jerusalén, sube a la altura, mira hacia oriente y contempla a tus hijos, reunidos de oriente a occidente, a la voz del Espíritu, gozosos, porque Dios se acuerda de ti. A pie se marcharon, conducidos por el enemigo, pero Dios te los traerá con gloria, como llevados en carroza real.
Dios ha mandado abajarse a todos los montes elevados, a todas las colinas encumbradas, ha mandado que se llenen los barrancos hasta allanar el suelo, para que Israel camine con seguridad, guiado por la gloria de Dios; ha mandado al bosque y a los árboles fragantes hacer sombra a Israel. Porque Dios guiará a Israel entre fiestas, a la luz de su gloria, con su justicia y su misericordia.

Salmo 125, 1-2ab, 2cd, 4-5, 6

R.El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres.
Al ir, iban llorando, llevando la semilla, al volver, vuelven cantando, trayendo sus gavillas.

Carta de san Pablo a los Filipenses 1, 4-6, 8-11

Hermanos: Siempre que rezo por vosotros, lo hago con gran alegría, porque habéis sido colaboradores míos en la obra del Evangelio, desde el primer día hasta hoy.
Esta es nuestra confianza: que el que ha inaugurado entre vosotros una empresa buena, la llevará adelante hasta el Día de Cristo Jesús. Testigo me es Dios de lo entrañablemente que os quiero, en Cristo Jesús.
Y esta es mi oración: que vuestra comunidad de amor siga creciendo más y más en penetración y en sensibilidad para apreciar los valores. Así llegaréis al Día de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de Justicia, por medio de Cristo Jesús, a gloria y alabanza de Dios.

Evangelio según san Lucas 3, 1-6

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:
- En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe virrey de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la Palabra de Dios sobre Juan, Hijo de Zacarías, en el desierto.
Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: "Una voz grita en el desierto: preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios".

Lecturas bíblicas para los días de la semana

8, lunes: Gn 3, 9-15, 20; Ef 1, 3-6, 11-12; Lc 1, 26-38.
9, martes: Is 40, 1-11; Mt 18, 12-14.
10, miércoles: Is 40, 25-31; Mt 11, 28-30.
11, jueves: Is 41, 13-20; Mt 11, 11-15.
12, viernes: Is 48, 17-19; Mt 11, 16-19.
13, sábado: Sir 48, 1-4, 9-11; Mt 17. 10-13.
14, domingo: So 3, 14-18a; Flp 4, 4-7; Lc 3, 10-18.

Comentario litúrgico

Abrir caminos

La liturgia de este segundo domingo de Adviento está marcada por el conocido grito profético: "Una voz grita en le desierto: Preparad el camino del Señor" y que Lucas recuerda para describir la misión del Bautista como precursor del Mesías.
Al resonar estas palabras en nuestra celebración hemos de reconocernos como encargados de continuar la tarea de abrir caminos para que el Señor pueda encontrarse con nosotros y con los demás hombres.
La lectura evangélica nos ofrece una buena pista: la introducción histórica que hace san Lucas está llena de los nombres altisonantes de los protagonistas de la historia en aquel momento y lugar. Sin embargo, el evangelista sabe dónde se está jugando la verdadera historia de Dios y del hombre y descubre el camino del Señor en un lugar apartado de los grandes de este mundo: "Vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto".
Minúsculo en el concierto de las naciones era el Israel que volvía del destierro y, sin embargo, para Dios merecía toda la atención que describe Baruc: "Dios ha mandado abajarse a todos los montes elevados y a las colinas encumbradas... para que Israel camine con seguridad".
Un puñado de cristianos era la comunidad de Filipo y san Pablo estaba convencido de que era una empresa inaugurada por el mismo Cristo.
Así, nosotros hemos de afianzarnos en los valores evangélicos, como recomienda san Pablo, "que vuestro amor siga creciendo en penetración y sensibilidad para apreciar los valores" y así podremos descubrir los caminos por donde quiere acercarse el Señor a nuestro entorno social, grupo parroquial, etc.

Antonio Luis Martínez

Santoral

10 de diciembre: Beato Pedro de los Peines

Se trata de un laico sienés del siglo XIII, al que bastó vivir su bautismo con radicalidad evangélica para alcanzar, ya en vida, la veneración de todos: desde el clero al Arzobispo y desde el Consejo de Siena a los enemigos de la ciudad. En un tiempo de guerras civiles y luchas entre gčelfos y gibelinos, partidarios del Papa o del Emperador, Pedro será consejero y mediador entre unos y otros, sembrando reconciliación y misericordia. Su muerte se tuvo por una verdadera calamidad pública. ┐Quién era?
Un fabricante de peines, un simple artesano pobre que, viudo prematuramente, vende lo poco que tiene y se dedica a echar una mano en los hospitales de los pobres, fabricando peines para sustentarlos. Su caridad es tan admirable, sus consejos tan llenos de sentido común, su vida tan sencillamente ejemplar, que la dividida Siena de su tiempo sólo es unánime en el afecto por el bendito Pedro. ┐Por qué?
Pues sencillamente porque vivió su condición bautismal en el ejercicio de su profesión, en la entrega a los pobres y, sobre todo, en el amor absoluto a Jesucristo:
Sin hacerse cura ni fraile, sin fundaciones, sin flagelaciones ni ayunos, con amor vivido en el aprendizaje de una virtud concreta: hablar sólo oportunamente y cuando se tenga algo cristiano que decir.
Desde luego, si se domina la propia lengua, es fácil llegar a santo, pues sabido es que, por la boca no sólo muere el pez, sino también la virtud de tantos que, calladitos, estaríamos, muchas veces, la mar de guapos.

Manuel Amezcua

Santos de la semana

8, lunes: Inmaculada Concepción de María. Macario, Eucario.
9, martes: Abel, Leocadia, Pedro Fourier, Cipriano, Bernardo María.
10, miércoles: Eulalia de Mérida. Ntra. Sra. de Loreto, Mauro.
11, jueves: Dámaso I, Ponciano, Sabino, Victor, Daniel.
12, viernes: Alejandro, Israel, Juana Francisca de Chantal. 13, sábado: Lucía, Aristión, Antíoco.
14, domingo: Juan de la Cruz, Tirso, Nicasio, Venancio Fortunato.

Contraportada

Entrevista a los responsables nacionales de organización y difusión

La HOAC: apóstoles para el mundo obrero

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), un movimiento especializado para realizar la misión evangelizadora en el mundo obrero, cumplía el año pasado medio siglo de existencia. No busca "convertir" a los obreros, sino hacerlos personas libres y conscientes para que puedan responder con plenitud a su ser cristianos precisamente en su condición de trabajadores. Intenta, como toda la Iglesia, hacer visible la comunión eclesial y el servicio en el ámbito de los trabajadores. En Badajoz, donde este movimiento tiene un rico pasado de evangelización y reivindicaciones sociales, han estado recientemente dos de sus responsables generales: José Ignacio Gámez Mesa (JI) --de organización- y Francisco Hernández Marín (P) -de difusión-. Gámez Mesa es electricista, está casado y tiene dos hijos. Su compañero Hernández Marín es maestro de educación especial y también está casado. Con ellos hemos hablado sobre las actividades de la HOAC ante las distintas situaciones que presenta hoy el mundo del trabajo, tanto en el medio rural como en el de las ciudades.
-┐Cuál ha sido el motivo de vuestra visita a Badajoz?
-Es práctica habitual de la HOAC que los responsables generales se interesen por el funcionamiento del movimiento en las distintas diócesis. Pero en esta ocasión hemos venido a acompañar a los militantes de Badajoz y solidarizarnos con ellos y el resto de la población afectada por la riada.
-El año pasado se cumplían los 50 años de la HOAC, con una historia fecunda de animación cristiana del mundo obrero, de presencia cristiana entre los trabajadores, ┐cómo es el presente de este movimiento?
-(P) La HOAC durante medio siglo ha intentado ser medio de encuentro entre la Iglesia y el mundo obrero. Pero esta efeméride es también un buen momento para proyectarse hacia el futuro. En el presente, y así respondo a su pregunta, la HOAC está tomando conciencia de ser Iglesia en el mundo obrero. Nacimos de la Iglesia para llevar la Buena Noticia de Jesús a nuestros compañeros del mundo del trabajo. Estamos ahora poniendo bases sólidas para que los militantes de la HOAC se vayan formando, ya que la evangelización del mundo obrero la hacen los propios trabajadores y para esa tarea hay que formar auténticos militantes obreros cristianos.
-┐Cómo es su misión concreta en el mundo laboral?
-(JI) Al hilo de lo que se decía antes sobre los 50 años de la HOAC, actualmente se dan unos indicadores sociales que son muy parecidos a los que se dieron en los comienzos de nuestro movimiento. Y hemos de preguntarnos dónde ha de encuadrarse nuestra misión, que no está tanto en la presencia pública global, sino en formar apóstoles que anuncien explícitamente a Jesús y a la Iglesia en el mundo obrero. El modo de hacerlo es mediante el compromiso apostólico de persona y equipo, que sean referentes de cómo vivir el mensaje de Jesús en ese ambiente laboral.
-┐Cómo es el perfil de los militantes actuales de la HOAC?
-(JI) La realidad de la militancia de la HOAC se ajusta a la que es la situación social de los trabajadores de hoy. Hay por ejemplo actualmente muchos militantes que son licenciados universitarios, ya que el acceso a la Universidad y a otros estudios se ha ido generalizando entre la población.

Pastoral obrera de toda la Iglesia

-No hace mucho, los obispos españoles publicaban un documento sobre la Pastoral obrera como tarea de toda la Iglesia, ┐está siendo comprendida así en la realidad?
-(P)Ese documento tiene una significación muy importante porque es el primero en que toda la Iglesia española hace referencia al campo de la Pastoral Obrera como tarea de toda la comunidad eclesial. Y con respecto a su pregunta he de decir que en algunos sitios sí se ha trabajado en la línea de la pastoral obrera, pero en otros sitios sigue siendo un terreno pastoral desconocido.
-En una diócesis como la de Mérida-Badajoz, con un peso muy importante de las parroquias de pueblos, ┐cuál sería en ellos la misión de la HOAC?
-(P) Es importante tener en cuenta que, aunque haya un mundo rural grande, ha de tomarse en consideración también que existen en él una gran masa de personas asalariadas y ellas son mundo obrero. La Iglesia ha de tomar conciencia de llevar a cabo en ese terreno su pastoral obrera. La propia Iglesia nos envía a la misión de llevar a Jesucristo a esos ambientes.
-┐Se ha superado ya la etapa de discrepancia, y posturas contrapuestas en el pasado sobre la misión de la HOAC?
-(JI) Tenemos que adaptarnos a este momento que es distinto de los tiempos pasados. Tenemos claro que hay que crear generaciones de militantes obreros cristianos, apóstoles obreros. Para que sean ellos mismos quienes evangelicen a los obreros. Actualmente estamos también redefiniendo cómo debe ser el compromiso del militante obrero hoy. Hemos pasado a otra etapa en la historia del movimiento obrero español y los trabajadores ya no están fundamentalmente condicionados por las grandes fábricas o las luchas obreras, sino que hay nuevos tipos de trabajadores que van desde los campesinos a la gente que trabaja en los comercios, etc. Es en ese mundo donde hemos de reflexionar sobre cómo hacer presente la Iglesia en ese mundo obrero.
Paro y comunicación de bienes

Paro y comunicación cristiana de bienes

-┐Denuncia la HOAC los problemas sociales y laborales de los trabajadores de hoy, como lo ha hecho en las pasadas décadas?
-(P)La HOAC lo que hace es mirar la realidad desde una perspectiva cristiana. Desde hace unos años se plantea que, ante situaciones concretas que existen en el mundo obrero, ha de hacer una reflexión cristiana de ellas que después se han de ofrecer al conjunto de los trabajadores y a la sociedad en general. Así desde hace años hemos estado viendo problemas concretos de los trabajadores como son el de los trabajadores extranjeros en nuestro país, los inmigrantes, la precariedad laboral, el paro, etc. Actualmente tenemos un mundo obrero muy fragmentado, muy distinto de la realidad obrera de cuando se fundó la HOAC. Antes estas y otras realidades, la HOAC ha de decir una palabra desde el punto de vista cristiano. Este año estamos reflexionando sobre el reparto del trabajo y a partir del próximo mes de marzo haremos una campaña de concienciación de la opinión pública y de los trabajadores, sobre esta cuestión del reparto del trabajo, entendido como comunicación de bienes y una forma de solidaridad para con los parados.
En este sentido hay dos sectores que nos tocan más de lleno, como son el sector juvenil, personas que no han accedido nunca a un puesto de trabajo, y los parados de larga duración.

José María Gil


Return to Camino
Please send your comments and problem reports to Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org