Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 508. 7 de diciembre de 2003

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes


Portada

La propuesta partió de la Facultad de Comunicación

La Universidad Pontificia de Salamanca nombra Doctor Honoris Causa a don Antonio Montero

El Claustro de Profesores de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) ha aprobado por unanimidad el nombramiento de Monseñor Antonio Montero, arzobispo de Mérida-Badajoz, como Doctor Honoris Causa por dicha Universidad.

La propuesta partía de la Facultad de Comunicación de la UPSA, y era formulada por su decano, don José Angel Losada, quien justificaba esta petición en virtud de la labor intelectual, el apoyo constante a esa Facultad y la permanente preocupación por todos aquellos asuntos relacionados con el periodismo, los medios de comunicación y su relación con la Iglesia, que ha desempeñado siempre don Antonio Montero. No en vano, ha sido durante quince años Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y por dos mandatos quinquenales miembro del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales.


Editorial

0,7% o más

La Cumbre del Milenio de 2000, y anteriormente, en 1972, en el seno de la ONU, adoptaba el compromiso de destinar el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) al desarrollo económico y social de los países en situación de pobreza. Actualmente la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España (CONGDE) trata de reclamar que ese compromiso se haga efectivo.

Hoy la sociedad ha tomado conciencia de lo importante que es su implicación, a todos los niveles, para conseguir el compromiso de los gobiernos en la resolución de conflictos y en la puesta en marcha de determinadas políticas. Esa implicación se hace necesaria y es loable cuando se ordena a fines nobles, porque es la unión de los ciudadanos la que crea un estado de opinión que, a la larga, termina siendo tenida en cuenta por los responsables de tomar las decisiones. Junto a la movilización social encontramos también el compromiso de muchos, cristianos y no cristianos, que se cuelgan el cartel de cooperantes y dejan atrás su casa y sus amigos para acudir donde hacen falta.

Es cierto que en ocasiones los préstamos blandos de los países ricos han terminado en los bolsillos de dictadores de países pobres cuyos pueblos han tenido que pagar por lo que no recibieron engordado con intereses, pero también es cierto que el desarrollo de los países del Tercer Mundo nunca será una realidad sin la ayuda de los del Primero. Es necesario que se arbitren modelos y que se avive la generosidad para que ese 0,7% pueda destinarse a los que menos tienen.

La Iglesia de Mérida-Badajoz creó en el año 95 un "Fondo de Solidaridad" al que va a parar el 1% de los gastos ordinarios anuales de sus instituciones: parroquias, Seminario, cofradías... Ese dinero se dedica al desarrollo de proyectos en países necesitados. Los gestos, aunque limitados en los efectos, también son importantes.


Carta del Arzobispo

El Plan de animación vocacional

Sin triunfalismo antes ni victimismo después los fieles de nuestra Iglesia diocesana de Mérida-Badajoz están al tanto de que, durante el primer cuarto de siglo posterior al Concilio, mantuvo en sus Seminarios Mayor y Menor un nivel de alumnado que cosechaba, año tras año, media docena de nuevos sacerdotes. Esto contrastaba a nuestro favor con la escasez o penuria de muchas diócesis españolas, afectadas por una crisis patética de escasas entradas y múltiples abandonos en el alumnado de su Seminario.

No es que lo nuestro fuera miel sobre hojuelas, pero nos defendíamos bastante bien, a pesar de que las bajas del clero, por defunciones, jubilación, secularización o ida a misiones, mermaba cada año en cuatro o cinco unidades los efectivos personales de nuestro presbiterio. Ese goteo de pérdidas se ha ido haciendo notar en el último decenio y se irá incrementando con más fuerza en un futuro que ya ha comenzado.

Tiempo de sequía

Pero, con la misma honradez hay que decir que las cosas han cambiado porque en los seis o siete últimos años, una drástica y creciente disminución de entradas en el Seminario Menor ­rico granero de vocaciones durante los últimos trescientos años- debida en primer término, y por lo que observamos, a la disminución escandalosa de la natalidad (incoada cuando hubieran podido nacer los seminaristas virtuales de hoy) que se traduce casi siempre en "la parejita", cuando no en el hijo único. ¿Qué padres, así orientados, tienen luego valor de ingresar a su hijo adolescente en el Seminario o a su hija muchachita en la vida consagrada, caso de que él o ella posean una iniciación cristiana que los inclinen en esa dirección? Y, menos, cuando los Institutos de Secundaria y Bachillerato se construyen por centenares (gracias a Dios) y suponen una oferta tentadora para que los niños no se alejen de casa.

Con todo, hemos tenido hasta hace muy poco sesenta seminaristas menores y sólo cuando el descenso amenazaba el cierre, optamos por transformar y modernizar un pabellón del Seminario y acondicionarlo, con buenos resultados, como Colegio diocesano de Secundaria y Bachillerato, ofreciéndolo a las barriadas de la Estación y otras colindantes en la ribera derecha del Guadiana.

Disponemos ahora, a Dios gracias, de un bonito Centro de enseñanza, abierto a chicos y chicas del mismo nivel de estudios de los seminaristas, donde los treinta actuales estudian ya entre un alumnado de trescientos alumnos, normalizados con ellos en la enseñanza, educación y formación. Se trata de un centro cristiano, ¿cómo no?, si bien nuestros chicos residen en el pabellón contiguo como seminaristas internos. La experiencia está dando buen juego y esperamos que un día, ya a corto plazo, contribuirá a frenar la sangría que, también en el último decenio, ha conducido a la merma tan drástica de los seminaristas mayores (de 60 a 20).

Miedo a un compromiso definitivo

¿Qué es lo que ocurre ahora? Que, terminado el bachillerato y la prueba de ingreso en la Universidad, los alumnos del Mayor optan en gran proporción por seguir los estudios civiles. ¿Por qué dejan el Seminario? Recuerden la página evangélica del joven rico, o también aquello de los granos del sembrador, cuyos brotes se agostaban por el escaso grosor de la tierra y el enredo de las zarzas. Se trata, las más de las veces, de unos chicos sanos y buenos, que dan después juego en la sociedad como cristianos excelentes; mas, los halagos del mundo que dirían los clásicos ­carrera, noviazgo, posición social y económica- frenan su arranque apostólico, como en el joven rico del Evangelio. Lo que más les asusta, por lo general, es dar el primer paso hacia un sacerdocio -celibato, austeridad de vida y compromisos con la Iglesia- de por vida y para siempre.

Es éste un fenómeno eclesial, en los seminarios y en los noviciados de hoy, que nos obliga, desde años, a los obispos y a los formadores a una mejor selección y a un proceso formativo de madurez personal, hondura religiosa y fortaleza de ánimo, que les lleve a disponer libremente de sí mismos, si llegan al convencimiento de que Dios se lo pide y el mundo los necesita.

Mientras tanto, fuera del Seminario, los chicos y chicas de la misma edad cursan desde sus casas los estudios de la E.S.O o del Bachillerato y son tributarios del ambiente en el que viven, mundo rural o barrios urbanos; en familias humildes o acomodadas, con sensibilidad religiosa en mayor o menor grado; cuyos hijos, salvo casos reducidos, manifiestan un escaso nivel de catequización y de práctica religiosa, aunque tampoco son hostiles a ella, por experiencia religiosa de la primera Comunión o de la Confirmación. Y, desde luego, no han tenido casi nunca ni en casa ni en la enseñanza, y quizá tampoco en la parroquia, la menor referencia de un posible camino para ellos en la vida religiosa o sacerdotal.

Nuestra parte en las vocaciones

Somos personas corrientes y molientes los más de un millón de hombres y mujeres consagrados a Dios y a la Iglesia, para vivir y anunciar el Evangelio en el mundo. Cada uno y cada una tenemos nuestra historia personal, en la que alguien hizo de enviado de Dios (los padres, los maestros, un sacerdote, un cristiano comprometido o un encuentro con la cruz del Señor) nos ayudaron a dar el paso. Es lo mismo que ahora en la Iglesia diocesana de Mérida-Badajoz nos hemos propuesto hacer el obispo, los formadores del Seminario, un equipo de curas jóvenes y miles de personas de buena voluntad, empezando por cumplir el encargo del Señor: "La mies es mucha y los obreros pocos, pedid al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies".

Nos enrolamos, primero, en un ejército de personas orantes para implorar esa gracia del Señor; y luego hemos diseñado juntos un programa de acción para el que están convocados también, a la medida de sus fuerzas y de su amor a la Iglesia, todos los sacerdotes, religiosos, maestros, catequistas, padres y madres de familia que quieran hacer algo bueno por la causa de las vocaciones sacerdotales y religiosas. El Plan está redactado en un escrito de treinta folios que nos señala, descubre y describe un abanico de iniciativas, un cuadro de actitudes, un guión de acciones concretas, conducentes todas ellas a mover el corazón de Dios para la llamada y el corazón de los llamados para seguirla.

¿Se animará algún lector a acompañarnos? Si así es, dígaselo por escrito al director del Plan de Animación Vocacional, en el Seminario Metropolitano, Avenida Manuel Saavedra Martínez, 2 06006 Badajoz. Alguien del equipo dará señales de vida.

Un fuerte abrazo

+Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

Así lo ponía de manifiesto el Decano de la Facultad de Comunicación, Angel Losada

Monseñor Montero se ha preocupado siempre por los medios de comunicación

El Arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero Moreno, ha sido designado Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) según quedó aprobado en el Claustro de Profesores de la mencionada universidad, celebrado el viernes 28 de noviembre.

El decano de la Facultad de Comunicación, don Ángel Losada Vázquez, fue el encargado de proponer, en nombre de dicha Facultad, el nombramiento de don Antonio Montero Moreno como Doctor Honoris Causa. Losada justificó la propuesta por su labor intelectual, su apoyo constante a la Facultad de Comunicación de la UPSA, desde su creación, y la permanente preocupación por todos aquellos asuntos relacionados con el periodismo, los medios de comunicación y su relación con la Iglesia.

El Rector de la Universidad, don Maximiliano Arranz, apuntó que la propuesta contaba con el agrado del Gran Canciller, Monseñor Ricardo Blázquez, Obispo de Bilbao, y del Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Monseñor Antonio Mª Rouco Varela; y el suyo propio. A continuación, el Claustro Universitario aprobó por unanimidad la propuesta para esta investidura, que se celebrará la próxima primavera.

Un sacerdocio dedicado a la comunicación

Don Antonio recibió el Orden sacerdotal el 19 de mayo de 1951 en la Basílica de San Juan de Letrán, de Roma, y realizó su primera labor sacerdotal, durante dos años escasos, como coadjutor de la parroquia granadina de San Agustín, capellán del Hospital Clínico de la Facultad de Medicina y profesor de Religión en el Colegio de Cristo Rey.

Durante sus años romanos formó parte activa del grupo literario de jóvenes sacerdotes creadores de la revista poética 'Estría', donde publicó composiciones líricas junto a José Luis Martín Descalzo, José María Cabodevilla y José María Javierre, luego afamados escritores.

En 1953 el cardenal Pla y Daniel lo nombra subdirector de la revista 'Ecclesia' y director en 1958, cargo en el que permanece hasta 1967 y del que quedan huellas de su función directiva en más de setecientos artículos editoriales, que marcaron la línea de este semanario oficioso de la Iglesia en España, en los años precedentes, concomitantes y posteriores al Concilio Vaticano II. Desde 1955 a 1969 simultaneó esta responsabilidad, junto a un grupo de prestigiosos sacerdotes y laicos, con la creación y dirección de una de sus obras más importantes, la institución editorial PPC (Promoción Popular Cristiana), cuyo Consejo editorial ha presidido hasta hace poco.

Desde 1954 a 1960 fue profesor de Historia eclesiástica y de Patrología del Seminario Hispanoamericano (OCHSA) de Madrid. Participó en congresos internacionales de Prensa Católica, como los de Nueva York y Viena. De su labor periodística destaca su trabajo como cronista durante la celebración del Concilio Vaticano II y de redactor editorialista del diario 'YA' desde 1967 a 1969.

En ese año, concretamente el 10 de abril de 1969, el Papa Pablo VI lo nombró Obispo titular de Regina y Auxiliar de Sevilla, siendo consagrado el 17 de Mayo en la Catedral Hispalense por el Cardenal Bueno Monreal. Las huellas más señaladas de su labor en Sevilla fueron el Sínodo diocesano de los años 70-72 y su presencia activa en la creación y dirección del Centro de Estudios Teológicos y de la Escuela de Magisterio de la Iglesia. El día 3 de mayo de 1980 fue nombrado Obispo de Badajoz, haciendo su entrada en la Diócesis el 24 del mismo mes. Catorce años después, en 1994, su Santidad el Papa Juan Pablo II, por la Bula 'Universae Ecclesiae sustinentes' crea la nueva Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz, que comprende a las tres diócesis extremeñas, y nombra primer Arzobispo de la nueva Sede Metropolitana a Monseñor Antonio Montero Moreno.

Responsabilidades supradiocesanas

Don Antonio ha sido durante quince años Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y por dos mandatos quinquenales miembro del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales.

Durante doce años ha sido miembro activo del Comité Episcopal Europeo para las Comunicaciones Sociales, agotando en este cargo todos los mandatos estatutarios.

En función de sus cargos sacerdotales y episcopales don Antonio ha recorrido numerosos países de Europa, de las dos Américas, del mundo árabe y del África negra.

En reconocimiento a su labor en este campo pastoral le fue otorgado, en el año 2001, el Premio Bravo Especial a toda una vida dedicada a las comunicaciones sociales, galardón concedido por la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social.

Su vinculación con la UPSA

La vinculación de Monseñor Antonio Montero con la Universidad Pontificia de Salamanca viene de antiguo, pues no en vano fue en esta universidad donde obtuvo su doctorado en teología.

Es, sin embargo, su papel en la gestación y puesta en marcha de la Facultad de Comunicación lo que lo une irremediablemente a esta universidad y justifica que sea precisamente la facultad que el ayudó a crear la que ahora haya propuesto su nombramiento como doctor Honoris Causa, como ponía de relieve el propio Decano de la Facultad, don José Ángel Losada.

 

En un telegrama enviado al presidente del Gobierno español

El Papa expresa su cercanía a las familias de los militares asesinados

Juan Pablo II ha enviado un mensaje al presidente del gobierno español, José María Aznar, para condenar el "execrable atentado terrorista" en el que el sábado pasado perdieron la vida en Swaira (Irak) siete miembros del Servicio Nacional de Inteligencia de España.

En el telegrama, enviado por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, el Papa confirma "su más firme reprobación por este nuevo acto de injustificable violencia, que se añade a tantos gestos crueles perpetrados en aquella atormentada nación".

Oración por las victimas

"El Papa en sus oraciones suplica al Señor por el eterno descanso de las víctimas, y asegura también su cercanía a las familias que, sumidas en un gran dolor, lloran a sus seres queridos", asegura el cardenal Sodano.

Asimismo, "el Santo Padre invita a todos a rezar y a trabajar para que en aquella región, tan probada, puedan darse cuanto antes las condiciones de normalidad y de paz".

Zenit

 

Conclusiones del Congreso Internacional de Teología Moral

El hundimiento de la Moral objetiva es un problema actual

El Congreso Internacional de Teología Moral celebrado en la Universidad Católica, del 27 al 29 de noviembre, ha puesto de relieve la primera afirmación de la Encíclica cuyo X Aniversario se conmemoraba: "El Esplendor de la Verdad brilla en todas las obras del Creador y, de modo particular, en el hombre, creado a imagen y semejanza de Dios".

El hombre, como sujeto de la experiencia moral, aparece como ser que desea la felicidad y está abierto al bien, pero a la vez, como sujeto que no tiene, originariamente, conocimiento de la ciencia del bien y del mal, aunque participa de él a través de la razón natural y la revelación divina.

Otra de las conclusiones del Congreso es que: "Comprobamos un hundimiento de la moral objetiva y algunos intentos, no siempre acertados, de superar esta crisis. Frente a posturas de un relativismo ético, recuperar el realismo filosófico parece algo fundamental en estos momentos. Afirmar la Ley Natural y entender correctamente el concepto de conciencia moral es necesario para evitar contraposiciones y dicotomías entre libertad y verdad, libertad y moral o entre fe y moral".

Más adelante se concluye que: "El Congreso ha profundizado en las fuentes de la moralidad y se ha insistido en la imposibilidad de una fundamentación puramente teleológica de la ética, y la afirmación de que hay acciones malas en sí mismas. La Encíclica afirma que pertenece a la Doctrina de la Iglesia la tesis de que existen algunos tipos o especies de acciones morales que no pueden ser elegidas deliberadamente sin cometer una culpa moral. El Congreso también ha puesto de manifiesto la insuficiencia y negatividad de algunos elementos de la teoría de la 'opción fundamental', que son contrarios a la estructura moral del hombre, pero aportando claves para su desarrollo positivo. Seguir a Cristo es el fundamento de la moral cristiana.

En definitiva, este Congreso, celebrado en el Campus de los Jerónimos de la UCAM, nos invita a caminar como "hijos de la luz", que han de ver los demás en nosotros por los frutos de la vida cristiana: bondad, justicia y verdad, sin desdoblamiento ni ruptura entre el ser y el actuar, entre la Fe y la vida. Sólo resta compartir con otros lo aprendido e insistir en que urge la renovación de las personas, de las sociedades y del mundo político, en base a normas universales e inmutables de la verdad".

En el Congreso Internacional de Teología Moral, han participado especialistas españoles y extranjeros de reconocido prestigio internacional, en los campos de la teología, la ética, la moral y la filosofía.

Gabinete UCAM

 

La Plenaria de la CEE aprobó un informe sobre Tierra Santa

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) aprobó en su última reunión, celebrada en Madrid del 17 al 21 de noviembre, unas propuestas sobre la situación de los cristianos en Tierra Santa y sobre la ayuda que se les puede prestar desde España. El Obispo de Urgell, Monseñor Joan Enric Vives, fue el encargado de presentar el informe. El prelado representó a la CEE en un encuentro que se celebró en Jerusalén, del 13 al 16 de enero de 2003, y que reunió a Obispos de Conferencias Episcopales de Europa y América del Norte, miembros del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) y de la Comisión de Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE) con representantes de la Iglesia de Tierra Santa para buscar formas concretas de ayuda a los cristianos de Oriente Medio.

Cuatro lineas de acción

La CEE recibió información sobre este encuentro en la reunión Plenaria de junio de 2003. En la última Asamblea se retomaron las deliberaciones y se aprobaron algunas líneas de actuación y propuestas para vivir una "mayor comunión y solidaridad con las comunidades cristianas de Tierra Santa", que se definen en cuatro apartados: dar a conocer la existencia de las Comunidades Cristianas en Tierra Santa; reanudar las peregrinaciones, pues "las comunidades cristianas en Tierra Santa nos ayudarían a realizarlas de forma segura"; también estudiaron los Obispos la forma de priorizar las ayudas materiales a estas comunidades cristianas ya que "la situación es desesperada". Entienden que las ayudas se pueden potenciar y canalizar a través de Cáritas Española, las Cáritas diocesanas y Manos Unidas. Además se asumirían algunos proyectos concretos a través del Patriarcado de Jerusalén; por último, la Plenaria aprobó acciones concretas en las que se constata que la CEE debe estar presente en Tierra Santa a través de la Obra Pía y de la Casa de Santiago. (Gabinete CEE)


Información diocesana

Es la primera vez que el Ayuntamiento concede esta distinción a una entidad del pueblo

Fuente de Cantos otorga su medalla de oro a los Misioneros de la Preciosa Sangre

Dentro de los actos de clausura del cincuentenario del Colegio 'S. Francisco Javier', la alcaldesa de Fuente de Cantos, doña Maximina Delgado Berjano, hizo entrega al director del colegio, padre Ramón Rodríguez, de la medalla de oro de la localidad. Se da la circunstancia de que es la primera vez que el Ayuntamiento entrega dicha distinción a una entidad del pueblo. La alcaldesa destacó en sus palabras la labor docente llevada a cabo por el centro de enseñanza a lo largo de estos cincuenta años, haciendo hincapié en la vinculación del Colegio con Fuente de Cantos.

Eucaristía de clausura

El acto de entrega de la medalla de oro tuvo lugar una vez finalizada la Eucaristía de clausura de los actos del cincuentenario, presidida por el Vicario General de la Diócesis, D. Francisco Maya y concelebrada por el Provincial de la Orden, P. Paulino Hernández, así como por varios misioneros de la misma.

Ya por la tarde, el Grupo local de Teatro de la Asociación Cultural "Lucerna" junto con el grupo de teatro del Colegio, pusieron en escena la obra "Cincuenta años de vivencias" en la que se recogían los momentos más significativos de la historia del Colegio.

La Congregación de Misioneros de la Preciosa sangre fue fundada por S. Gaspar del Búfalo, sacerdote italiano, en el año 1815. Los misioneros de la Preciosa Sangre viven en comunidad unidos por el "vínculo de la Caridad". Su carisma es la predicación de la Palabra por medio de misiones, retiros, etc. y su espiritualidad es la espiritualidad que emana de la Sangre de Jesucristo.

La Provincia Ibérica de los Misioneros de la Preciosa Sangre tiene casas y miembros en España y Portugal y recientemente ha abierto una misión en Guinea­Bissau. En Extremadura los Misioneros de la Preciosa Sangre se hallan presentes en Cáceres, Fuente de Cantos, Arroyo de la Luz, Santiago de Alcántara y Santiago del Campo.

 

Ha sido escrito por el sacerdote diocesano Antonio Luis Martínez

Presentada una biografía del padre Leocadio Galán

El día 29 de noviembre se presentaba en la Casa de la Misericordia de Alcuéscar, la biografía del padre Leocadio Galán Barrena, cuyo autor es el sacerdote de nuestra diócesis don Antonio Luis Martínez.

El acto, presidido por el Obispo de Coria-Cáceres don Ciriaco Benavente, comenzaba a las 5 de la tarde con la presentación del evento por parte del Padre General de la congregación Esclavos de María y de los Pobres, fundada por el Padre Leocadio en 1949.

Experiencia personal

Posteriormente don Antonio Luis Martínez realizó la presentación del nuevo libro, en el transcurso de la cual narró su propia experiencia personal al ponerse en contacto con los escritos autobiográficos del Padre Leocadio, que según don Antonio Luis "me han causado un gran impacto espiritual que enfrentó mi propio sacerdocio con la entrega total de don Leocadio". El título del libro "El sacerdote que se hizo esclavo" hace referencia, según el biógrafo en su intervención, tanto al itinerario espiritual del Padre Leocadio, que de sacerdote y párroco se sintió llamado a una entrega total a los pobres y olvidados de este mundo, como a la posterior fundación de la Congregación de los Esclavos de María y de los pobres.

El acto culminó con la intervención de Monseñor Ciriaco Benavente, que apuntó la calidad de la obra biográfica, de la que resaltó su estilo sencillo y popular, "lo que no le impide -afirmó- presentar las distintas facetas de la vida de un personaje tan fascinante como el Padre Leocadio".

 

Además, se evaluó el curso pasado y se presentó el programa del actual

La ANFE acuerda en su Asamblea celebrar unas jornadas diocesanas de formación

La Adoración Nocturna Femenina (ANFE) celebró su asamblea diocesana en Oliva de la Frontera, donde se reunieron 82 adoradoras de las secciones de Badajoz, Mérida, Hornachos y de la propia Oliva. No pudieron asistir las de Fuente de Cantos.

'Iglesia, Eucaristía y María' fue el tema doctrinal y programático de la asamblea. Fue desarrollado por el director espiritual diocesano, don Antonio Bellido Almeida.

En la asamblea se hizo la evaluación del curso pasado y se presentó el programa del actual.

Entre los acuerdos adoptados figura la celebración de unas jornadas diocesanas de formación.

La Eucaristía de clausura fue presidida por el párroco de la localidad, don Juan María Suárez Gallardo, y concelebrada por don Antonio Bellido.

 

Material de oración para jóvenes

El Secretariado Diocesano de Pastoral de Juventud ha presentado, por cuarto año consecutivo, un cuaderno de oración para Adviento-Navidad, cuyos destinatarios principales son los jóvenes insertos en grupos parroquiales.

Este material está dividido en semanas, comenzando con una oración más larga los domingos y continuando con pequeñas 'píldoras' para la reflexión durante el resto de la semana. Además, en este material se recogen oraciones especiales para los días 'más fuertes' de este tiempo litúrgico, como son la Inmaculada, Navidad o Año Nuevo. Según doña Yolanda Pírez, miembro del Secretariado de Pastoral de Juventud, este material pretende ser una herramienta que ayude y oriente a los jóvenes en su oración diaria.

Todo el cuaderno, además de su distribución en las parroquias, puede ser consultado en la web de la diócesis ( www4.planalfa.es/meridabadajoz ).

 

Sustituye a Francisco Martín, OMI, que ha sido trasladado

Francisco Javier Roero Suárez nuevo presidente de la CONFER-Extremadura

Se celebró en Villagonzalo la XII Asamblea General de Confer Extremadura, que eligió presidente al padre Francisco Javier Roero Suárez, de la Congregación de los Siervos de María y de los Pobres, residente en Alcuéscar y actualmente Padre General de dicha congregación.

Traslado del presidente

El Padre Roero sustituye al Padre Francisco Martín, OMI, que ha sido trasladado a Jimena de la Frontera (Cádiz) y cuyo buen hacer y muchos servicios fueron agradecidos por la Asamblea con un gran aplauso.

La Asamblea trató el tema 'Papel de la Confer en el hoy de la vida religiosa', que fue expuesto por cuatro religiosos y religiosas, quienes expresaron sus experiencias y el enriquecimiento que ha supuesto para ellos el pertenecer a Confer, así como destacaron el buen servicio que presta esta organización en cada una de las tres diócesis extremeñas.

La celebración de la Eucaristía clausuró este encuentro.

Agenda

Mérida

Rastrillo benéfico para la Hospitalidad de Lourdes

La Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de Mérida ha organizado, como viene siendo tradicional en estas fechas, un rastrillo benéfico para recaudar fondos para los enfermos e impedidos que cada año realizan la Peregrinación Interdiocesana "Tren de la Esperanza a Lourdes".

El Rastrillo, cuyo lema es 'La Caridad, tu mejor regalo', estará abierto desde el 9 al 15 de diciembre, en horario de mañana y de tarde. Este año ha cambiado su ubicación y estará situado en la c/ Berzocana, 24 (al lado de INKA, antigua 'Planta Alta').

En este Rastrillo se pueden encontrar productos artesanos, dulces y otras labores realizadas por las voluntarias de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes.


 

Liturgia del domingo

Celebramos el II Domingo de Adviento

Palabra de Dios

 

Libro del Profeta Baruc 5, 1-9

Jerusalén, despójate de tu vestido de luto y aflicción y viste las galas perpetuas de la gloria que Dios te da; envuélvete en el manto de la justicia de Dios y ponte a la cabeza la diadema de la gloria perpetua, porque Dios mostrará tu esplendor a cuantos viven bajo el cielo. Dios te dará un nombre para siempre: "Paz en la justicia, Gloria en la piedad".

Ponte en pie, Jerusalén, sube a la altura, mira hacia oriente y contempla a tus hijos, reunidos de oriente a occidente, a la voz del Espíritu, gozosos, porque Dios se acuerda de ti. A pie se marcharon, conducidos por el enemigo, pero Dios te los traerá con gloria, como llevados en carroza real.

Dios ha mandado abajarse a todos los montes elevados, a todas las colinas encumbradas, ha mandado que se llenen los barrancos hasta allanar el suelo, para que Israel camine con seguridad, guiado por la gloria de Dios; ha mandado al bosque y a los árboles fragantes hacer sombra a Israel. Porque Dios guiará a Israel entre fiestas, a la luz de su gloria, con su justicia y su misericordia.

 

Salmo 125, 1-2ab, 2cd, 4-5, 6

R . El Señor ha estado grande con nosotros,

y estamos alegres.

Al ir, iban llorando,

llevando la semilla,

al volver, vuelven cantando,

trayendo sus gavillas.

 

Carta de san Pablo a los Filipenses 1, 4-6, 8-11

Hermanos: Siempre que rezo por vosotros, lo hago con gran alegría, porque habéis sido colaboradores míos en la obra del Evangelio, desde el primer día hasta hoy.

Esta es nuestra confianza: que el que ha inaugurado entre vosotros una empresa buena, la llevará adelante hasta el Día de Cristo Jesús. Testigo me es Dios de lo entrañablemente que os quiero, en Cristo Jesús.

Y esta es mi oración: que vuestra comunidad de amor siga creciendo más y más en penetración y en sensibilidad para apreciar los valores. Así llegaréis al Día de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de Justicia, por medio de Cristo Jesús, a gloria y alabanza de Dios.

 

Evangelio según san Lucas 3, 1-6

En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe virrey de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la Palabra de Dios sobre Juan, Hijo de Zacarías, en el desierto.

Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: "Una voz grita en el desierto: preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios".

 

Comentario litúrgico

Los afanes de este mundo

LA oración que abre hoy la liturgia eucarística, intentando ponernos en una actitud de adviento como preparación para el encuentro con el Cristo de la gloria y haciendo un balance de nuestra vida, incluye una petición muy oportuna: se pide al Padre que en nuestro buen propósito de vivir atentos a la venida de Cristo a nuestra vida "no lo impidan los afanes de este mundo".

Tiene bastantes siglos esa oración del Misal romano, pero con toda seguridad tiene hoy más vigencia que cuando se compuso pues nuestro contexto social y cultural nos llenan afanes, preocupaciones y distracciones que evidentemente son de este mundo y nos distraen de la verdad profunda de nuestra vida en cuanto cristianos, hijos del Padre y llamados a vivir junto a Cristo en el más allá.

Como un altavoz de esta súplica aparece en el evangelio Juan el Bautista y su pregón. Viene del desierto, en el que todo es espera, todo es futuro encuentro con el Señor porque es un erial en el que el hombre no se encuentra a gusto y está mas pendiente del futuro que del presente. Con esa actitud llega a las multitudes que le escuchan en las orilla del Jordán y les grita: "Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos...".

Con un lenguaje mas sosegado san Pablo exhorta a los cristianos de Filipo, y también a nosotros, para que aumente nuestra inteligencia de los verdaderos valores, aumente nuestra caridad fraterna y así podamos estar limpios e irreprochables cuando llegue el día de Cristo y comience nuestra verdadera historia, la que Dios nos ha reservado en su Gloria. Esto redondea el mensaje de este segundo Domingo de Adviento.

Antonio Luis Martínez

Lecturas bíblicas para los días de la semana

8, lunes: Gn 3, 9-15, 20; Ef 1, 3-6, 11-12; Lc 1, 26-38.
9, martes: Is 40, 1-11; Mt 18, 12-14.
10, miércoles: Is 40, 25-31; Mt 11, 28-30.
11, jueves: Is 41, 13-20; Mt 11, 11-15.
12, viernes: Is 48, 17-19; Mt 11, 16-19.
13, sábado: Sir 48, 1-4, 9-11; Mt 17. 10-13.
14, domingo: So 3, 14-18a; Flp 4, 4-7; Lc 3, 10-18.

 

10 de diciembre: Santos Behnan y Sara (s. IV)

La santidad es un don de Dios puede darse en cualquier tiempo y lugar. El mismo día que nosotros celebramos a Santa Eulalia, nos acercamos a Mosul, en pleno Irak. La carretera que une Bagdad y Mosul es la ruta de la muerte, pero el fenómeno no es nuevo, pues hace 1600 años, dos jóvenes hermanos, Behnan y Sara, convertidos al cristianismo por la predicación de Mattai -catequista que huye de las persecuciones del emperador Juliano el apóstata- son martirizados por su padre, el rey Sanherib I de Asiria, deseoso de congraciarse con el emperador renegado.

Posteriormente, el padre se convierte también a la fe de Cristo y honra la memoria de sus hijos mártires construyendo un monasterio en Mosul para albergar sus tumbas, muy veneradas por las iglesias de oriente siriacas y coptas.

Desde la guerra en Irak o la violencia doméstica, pasando por la familia, hasta llegar a las vocaciones monásticas o las persecuciones a los cristianos, son todos asuntos vitalmente actuales que podemos y debemos poner bajo la intercesión poderosa de estos hermanos mártires. ¿Nada nuevo bajo el sol?. De ninguna manera: Dios siempre es nuevo y estrena cada día su amor, que es más grande que todos nuestros pecados. Por eso para las familias iraquíes sigue habiendo esperanza... aunque desde EE. UU. no lo parece.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

8, lunes: Inmaculada Concepción de María. Macario, Eucario.
9, martes: Abel, Leocadia, Pedro Fourier, Cipriano, Bernardo María.
10, miércoles: Eulalia de Mérida. Ntra. Sra. de Loreto, Mauro.
11, jueves: Dámaso I, Ponciano, Sabino, Victor, Daniel, Maravillas.
12, viernes: Juana Francisca de Chantal, Alejandro, Israel.
13, sábado: Lucía, Aristión, Antíoco.
14, domingo: Juan de la Cruz, Tirso, Nicasio, Venancio Fortunato.


Contraportada

El próximo año se cumplen 150 de la proclamación del dogma por parte de Pío IX

La piedad popular española defendió la Inmaculada Concepción antes del dogma

El año que viene se cumplirán 150 años de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción por Pío IX. En ese dogma se asegura que, por una gracia especial de Dios, la Virgen María fue preservada del pecado original desde su concepción; por ello, cuando hablamos de la Inmaculada Concepción debemos entender que no se trata de la concepción de Jesús quién, claro está, también fue concebido sin pecado.

Pío IX, en su bula Ineffabilis Deus, fechada el 8 de diciembre de 1854, por la que se proclama el dogma de la Inmaculada concepción dice "...declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles..."

Don Miguel Ponce, sacerdote de nuestra diócesis, miembro de la Sociedad Mariológica Española y miembro de número de la Pontificia Academia Mariana Internacional, señala que mientras que a todos los hombres la gracia de Dios nos libera, en el caso de María esa Gracia es de tal fuerza que no sólo la libera, sino que la preserva del pecado.

Defensa en España

Según don Miguel, la piedad popular en España defendió tradicionalmente la Inmaculada Concepción de María mucho antes de ser proclamado como dogma por el Papa. "Ya san Justino habla de que María se contrapone a Eva, de tal manera que mientras por Eva nos entra el pecado, por María nos viene la liberación que es Cristo. En España esta verdad de fe representó una riqueza especial; cuando los teólogos no eran capaces de formular esa proclamación, la piedad popular defiende a capa y espada la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen. Esa fuerza del pueblo lleva a los teólogos a coordinar la liberación de María del pecado y la redención universal de Cristo. En las universidades se hace el voto de defender la Inmaculada Concepción, incluso en España se llega a emitir lo que conocemos como el voto de sangre, es decir, defender la Inmaculada Concepción hasta derramar la sangre; aquí, por ejemplo en Mérida, se conserva la tradición y el alcalde renueva cada año el voto en el convento de las Concepcionistas". Por lo que se refiere a Extremadura, don Miguel Ponce, asegura que los grandes difusores de la creencia en la Inmaculada Concepción de María fueron los franciscanos. "Todos recodamos las novenas a la Inmaculada que llenaban las iglesias y posteriormente las vigilias", dice.

Antes de la proclamación del dogma, Pío IX consultó a los obispos, para que éstos a su vez consultaran al pueblo cristiano; unánimemente la respuesta fue sí, ya antes de la proclamación estaba fuertemente implantada en el pueblo cristiano la clara convicción de que la Virgen había sido concebida sin pecado original por la gracia redentora de Jesucristo.

De la defensa que habían hecho los españoles queda un símbolo: la imagen de la Inmaculada erigida en la Plaza de España de Roma, que cada año, el 8 de diciembre, es visitada por el Papa.

La Inmaculada y la Biblia

La Biblia no menciona de forma explícita el dogma de la Inmaculada Concepción, pero hay pasajes que, interpretados a la luz de la Tradición Apostólica, apuntan hacia él. "Así, destaca don Miguel, el conocido como Proto-evangelio, el primer pasaje que contiene la promesa de la Redención (Gn 3,15), Dios declara la enemistad entre la serpiente y la mujer. Ahí se pone de manifiesto cómo la descendencia de la mujer y la mujer están unidas en orden a la lucha contra el único enemigo que es el demonio y hay una victoria plena de la descendencia de la mujer (Cristo) y de la mujer. Si la victoria es plena, ¿cómo la mujer puede tener pecado?".

Hay un segundo momento en las Sagradas Escrituras, concretamente en el Evangelio de san Lucas, cuando el Ángel de la Anunciación llama a María "la llena de gracia". Por otra parte hay una cosa clara en toda la Escritura: la unión de María con Cristo, que es tan plena que participa totalmente de los frutos de la redención de Jesucristo, y "la manera más plena de participar es no teniendo pecado y siendo llena de gracia", concluye don Miguel Ponce.

Juan José Montes González


Noticias de América Latina:

http://www.aciprensa.com




Return to Camino