Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 647. 17 de diciembre de 2006

Director: Juan José Montes


Portada

Si los países ricos no duplican sus ayudas, tal y como se comprometieron, las cosas irán a peor

África tiene ya más de 300 millones de pobres

África, sobre todo la zona subsahariana, sigue siendo una de las zonas más deprimidas y con menor desarrollo del mundo. Casi la mitad de su población, es decir, más de 300 millones de personas son pobres. Además, 34 de los 48 países más pobres del mundo están también en este continente, lo mismo que 24 de las 32 naciones con menor índice de desarrollo humano.

Los conflictos armados, las enfermedades, la falta de infraestructuras o la corrupción son sólo algunos de sus problemas.

Desde instancias tan diversas como el Banco Mundial, las Naciones Unidas o la Santa Sede se pide a los países más ricos que cumplan sus promesas de duplicar las ayudas para el continente africano porque, como declaraba recientemente Paul Wolfowitz, Presidente del Banco Mundial, "los países africanos no pueden construirse sobre el cimiento de unas falsas promesas".


Editorial

fiestas versus Fiesta

El mes de diciembre tiene un encanto especial. Por un lado está escalonado de fiestas, algo que para algunos es suficiente para destacarlo y distinguirlo. Pero además no deja de tener su encanto el hecho de que sea el culmen de un año y antesala de otro y que constituya, entre sus once colegas, el mes del año con mayor dimensión social, escenario de intercambio de regalos, felicitaciones y parabienes, si bien es verdad que para muchos todos esos motivos de celebración se enturbian por la carga sentimental que conlleva la desaparición de familiares y amigos que fueron copartícipes de los mismos eventos en años anteriores.

Pero, entre todos los motivos de fiesta, el más importante y el que le pone nombre al conjunto es la Navidad, la celebración del nacimiento de Cristo. Tal es la magnitud de la Natividad, que ni las fiestas familiares o su ausencia, los jolgorios de amigos o la falta de éstos debería quitarle el sentido y el gozo que encierra. Cuando dejamos de poner en el centro de estos días la apasionante noticia que supone que Dios se haga uno de nosotros para acercarnos a Dios y dar sentido al sufrimiento de los hombres, convertimos la celebración en lo importante y la descarnamos de lo celebrado que la motiva, vaciando a la Navidad de su sentido.

Tanta es la importancia de la Navidad que la Iglesia nos propone un tiempo para prepararla con profundidad, el Adviento, para que la celebración del acontecimiento cale en nosotros, nos toque y transforme nuestra vida. Más adelante nos propondrá otro período, la Cuaresma, para preparar la Semana Santa y aprovechar a fondo la celebración de otros de los misterios importantes de la vida de los cristianos: la pasión, la muerte y la resurrección del Señor.

Dicho lo dicho, a vivir lo esencial y a celebrar lo que vivimos.


Palabras del Arzobispo

"El Adviento constituye una rica oportunidad para encauzar la fe y la vida"

Homilía de Monseñor Santiago García Aracil en el 2º Domingo de Adviento

Queridos hermanos sacerdotes concelebrantes, queridas religiosas y seglares consagradas, hermanas y hermanos todos, fieles seglares aquí congregados:

La Iglesia, como Madre nuestra que es, conoce nuestra realidad y sabe de nuestras virtudes, de nuestras ilusiones, de nuestras vacilaciones y de nuestras debilidades. Por eso, como Maestra nuestra que es también, nos quiere enseñar las actitudes y los comportamientos que deben regir nuestra vida. En el tiempo de Adviento, que constituye una rica oportunidad para encauzar nuestra fe y nuestra vida, la Iglesia nos advierte de la necesidad de salir al encuentro de Jesucristo, Señor y Redentor nuestro, luz que nos permite descubrir a Dios, maestro que nos lleva a conocerle como principio y fin de nuestra existencia y como quien da sentido a cuanto somos, tenemos y nos acontece, y camino para llegar a la verdad que ha de fundamentar nuestra vida.

Por ello, en la oración primera de la Misa, la Iglesia hace que el Sacerdote pida a Dios, para todos los fieles, la gracia de salir animosos al encuentro de su Hijo Jesucristo.

La Iglesia nos invita a pedir interiormente al Señor esta gracia, apoyados en la experiencia de su infinita misericordia. Sin la Misericordia de Dios no podríamos ni siquiera pensar en elevar la mente al Señor después de haberle sido ingratos ofensores en abundantes ocasiones. Gracias a la abundante misericordia de Dios, que ya hemos experimentado a lo largo de nuestra existencia, nuestra mente se abre al Señor y nuestro ánimo se inclina hacia Él en muchísimas ocasiones, incluso con verdadera ilusión y sincera decisión.

No obstante, nuestra compleja realidad hecha de virtudes y pecados, de ilusiones y torpezas, nos ha llevado también a la experiencia de sorprendentes fracasos motivados por la fuerza arrolladora de nuestras concupiscencias. Así ocurre que casi al mismo tiempo que brota en nuestro corazón el mejor de los propósitos, nos vemos en ocasiones arrastrados o impedidos por afanes mundanos que interfieren el ejercicio de la virtud que nos habíamos propuesto.

Dios toma la iniciativa

Esta consideración a que nos invita la Iglesia, uniéndola a nuestra humilde súplica, debe presidir nuestro camino hacia la próxima Navidad en la que el Señor quiere que actualicemos nuestras buenas disposiciones para buscarle, recibirle y seguirle. Él tomó y sigue tomando siempre la iniciativa en nuestras recíprocas relaciones. Y ahora, cuando es tan necesaria para nosotros esa oración, toma también la iniciativa brindándonosla a través de la Iglesia que nos la ofrece en su Liturgia. "Señor todopoderoso, rico en misericordia, cuando salimos animosos al encuentro de tu Hijo, no permitas que lo impidan los afanes de este mundo" (Orac. Col.).

Los afanes de este mundo obstaculizan, al mismo tiempo, el camino del Señor hacia nosotros y de nosotros hacia él, al modo como resulta difícil avanzar hacia la meta cuando el camino está lleno de empinadas prominencias y de simas profundas. Aunque Dios sea omnipotente, no se impone, sino que se ofrece. El Señor nos llama y se acerca; y, en ello, toma la iniciativa, como ya he recordado antes. Pero el encuentro entre nosotros y Él no será posible sin nuestra libre aceptación. Y la voluntad de esa libre aceptación se manifiesta y se mide por el esfuerzo que pongamos en allanar los montes y rellenar los valles que simbolizan nuestras irregularidades personales y ambientales. Así nos lo predica el profeta Baruc en la primera lectura, y así nos lo pide Juan Bautista en el Evangelio: "Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos" ((Lc. 3, 6)

Pero el profeta, no solo nos llama a este esfuerzo de allanar el camino para el encuentro con Dios, sino que nos anima a pedir a Dios que nos ayude a ello, porque, al fin y al cabo, si Dios no obra esto en nosotros, nosotros seriamos incapaces de lograrlo. Por eso nos da a entender que este logro es obra del poder divino: "Dios ha mandado abajarse a todos los montes elevados, a todas las colinas encumbradas; ha mandado que se llenen los barrancos hasta allanar el suelo, para que Israel camine con seguridad, guiado por la gloria de Dios... "(Bar. 5, 8-9).

A la luz de este mensaje, la conclusión es muy clara y debemos asumirla como norma de nuestro proceder en este tiempo de Adviento, inquietos por preparar el encuentro de la Navidad con el Señor. Se trata de que oremos confiadamente al Señor implorando que obre en nosotros ese allanamiento del alma que necesitamos, y propicie la superación de las irregularidades ambientales con que nos encontramos a la hora de caminar hacia el encuentro con Dios.

Indudablemente, la obra del Señor que deseamos y pedimos que realice en nosotros, no requiere solamente nuestra súplica, sino también, como nos dice hoy S. Pablo, exige también plena confianza en que "el que ha inaugurado en vosotros una empresa buena, la llevará adelante hasta el día de Cristo Jesús" (Filip. 1, 6).

Orar por los hermanos

Sin embargo, aunque tome Dios la iniciativa de llamarnos y la de ayudarnos a vencer los obstáculos y dificultades, hay ocasiones en que nuestra torpeza, o la oscuridad que nos invade algunas o muchas veces, constituye el inconveniente mayor. Por eso, la palabra de Dios, también a través de S. Pablo, nos anima a orar unos por otros pidiendo, para quienes la necesiten, la gracia de saber valorar la vida en el Señor; de saber apreciar el encuentro con Dios, que nos permite desentrañar las riquezas de la vida, que nos ayuda a afrontar las penurias y a gozar aquello que el Señor nos ofrece y nos promete. Nuestra plegaria, pues, ha de ser constante a favor nuestro y del prójimo, según la enseñanza del apóstol: "Esta es mi oración: que vuestra comunidad de amor siga creciendo más y más en penetración y en sensibilidad para apreciar los valores" (Filip. 1, 9-10).

Esta debe ser hoy nuestra petición de cada uno para sí y de todos por todos, en la celebración eminentemente comunitaria y cumbre de la liturgia, que es la Eucaristía.

Si lo hacemos así, podremos exclamar un día con el salmista: "El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres" (Sal. 125).

Que Dios nos conceda esta gracia por intercesión de la Santísima Virgen, madre nuestra y medianera de todas las gracias.

+ Santiago. Arzobispo de Mérida-Badajoz


Centrales

Conflictos armados, enfermedades endémicas o escasa inversión privada son algunos de los problemas principales de África

Desde nuestro país, en los últimos tiempos, se mira con cierta frecuencia hacia algunos de los países del África subsahariana. Se hace, más que nada, porque estos países -sobre todo los situados en la costa atlántica- suelen ser el punto de origen del periplo que cada día emprenden las pateras y cayucos llenos de seres humanos que se arrojan al mar con la esperanza de alcanzar un futuro mejor en Europa, usando como puerta las costas de las Islas Canarias. También porque, de cuando en cuando, el ministro de turno español visita alguno de esos países y, con la promesa de inversiones españolas en la zona, arranca a los mandatarios africanos el compromiso de poner freno a dicha inmigración descontrolada.

Sin embargo, pocas veces se plantean cuáles son los problemas reales a los que se enfrentan los países del África subsahariana, y que provocan no sólo la emigración de tantas personas sino la situación general de pobreza y subdesarrollo en la que se encuentra toda la zona.

300 millones de pobres

Según el Informe Anual 2006 del Banco Mundial, "a pesar de los niveles de crecimiento a nivel mundial y de la disminución de las tasas de pobreza, entre 1981 y 2002, el número de personas que viven en situación de extrema pobreza en África al sur del Sahara casi se ha duplicado, de 164 millones a 303 millones, es decir, casi la mitad de la población total. Se preve que para el año 2015 el número de personas pobres habrá aumentado aún más, hasta alcanzar los 336 millones". En general, el crecimiento de los países subsaharianos ha sido muy pequeño o nulo en los últimos años, como demuestra el hecho de que la renta per cápita para África y para el este de Asia era virtualmente la misma en 1960 y, sin embargo, a finales del siglo XX la renta per cápita del África subsahariana era menos de un cuarto de la del este de Asia.

Así es fácil comprender que -como señala el Banco Mundial- "en África se encuentran 34 de los 48 países más pobres del mundo, y 24 de las 32 naciones que ocupan el lugar más bajo en el índice de desarrollo humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo". Conflictos armados, enfermedades endémicas -como el paludismo, que mata cada día a cerca de 3.000 personas en África, o el SIDA-, corrupción de los organismos públicos, falta de infraestructuras, escasas inversiones de capital privado... son algunos de los principales problemas que aquejan a estos países.

Con todo, hay motivos para ser optimistas. Tal y como señala el informe del Banco Mundial, "desde 1995, 15 países africanos que no son productores de petróleo -y que representan el 35% de la población de África- han registrado tasas de crecimiento del 4% o superiores; la mediana de la tasa de crecimiento de los 15 países es del 5,3%. Las tasas de matriculación en la enseñanza primaria se dispararon del 73% en 1990 al 93% en 2004. Las mejoras en la gestión de gobierno -reformas administrativas, de la gestión de las finanzas públicas, y orientadas a aumentar la transparencia en varios países- también son esperanzadoras y ofrecen oportunidades a los habitantes de África".

La comunidad internacional

Sin embargo, estos progresos y otros que se logren dependerán de que la comunidad internacional cumpla sus promesas de incrementar el apoyo a África, tal y como manifestaba Paul Wolfowitz, Presidente del Banco Mundial, en septiembre pasado. Y es que "un año después de la promesa de Gleneagles (cumbre del G-8 en la que se prometió incrementar la ayuda a los países más pobres), la comunidad internacional corre el riesgo de no cumplir los compromisos de aumentar la ayuda a África. Los países africanos no pueden construirse sobre el cimiento de unas falsas promesas. Si los países ricos no cumplen sus compromisos de duplicar la ayuda a África para el año 2010, habremos abandonado lo que constituye la mejor esperanza para el futuro de África: su población", señaló Wolfowitz.

La Santa Sede pide que los países ricos cumplan sus promesas

La Santa Sede ha expresado recientemente la necesidad de cumplir las promesas hechas a África y a otros países en desarrollo. En este sentido se expresó monseñor Celestino Migliore, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Nueva York, en la Asamblea General sobre la "Nueva Alianza para el Desarrollo de África" (NEPAD por sus siglas en inglés) quien dijo que este organismo es bien venido "porque ha sido un proceso africano, llevado a cabo por africanos, que refleja una visión común africana y compromiso compartido de erradicar la pobreza". No obstante, el proceso necesita "creatividad", afirmaba el representante vaticano. En términos concretos, necesita establecer nuevas formas de solidaridad a nivel bilateral y multilateral. Lograr esto exigirá una nueva cultura política, añadía monseñor Migliore, quien criticó la lentitud de otros países a la hora de cumplir sus compromisos de ayuda, y la falta de actuación sobre la cuestión de la deuda externa.

Cinco días más tarde, monseñor Migliore volvió a hablar en la Asamblea General de las Naciones Unidas, esta vez sobre el tema del comercio internacional y el desarrollo. Observando la falta de progreso en las conversaciones mantenidas bajo los auspicios de la Organización Mundial de Comercio, el prelado criticaba la falta de progreso en los últimos años en el tema de la reforma de las finanzas y el comercio internacional.

"Pareciera -declaró el arzobispo- que los intereses de algunos sectores de los países más desarrollados han prevalecido sobre el bien común, aumentando la ya preocupante disparidad que separa a estos países de otras regiones del mundo en desarrollo".

La ayuda de los países ricos a su sector agrícola asciende a 10 veces la cantidad de ayuda destinada anualmente a África, comentaba el representante de la Santa Sede. Y mucho de este apoyo termina minando la agricultura de los países más pobres.

Redacción/Zenit

 

Este sacerdote era oriundo de Jaraicejo (Cáceres) aunque su vida se desarrolló en la capital de España

Madrid clausura el proceso informativo diocesano para la canonización de Abundio García Román

El pasado domingo, 10 de diciembre, el Cardenal Arzobispo de Madrid, Monseñor Antonio María Rouco Varela, clausuró el proceso informativo diocesano para la canonización de Abundio García Román, presbítero diocesano de la archidiócesis de Madrid y fundador de Hermandades del Trabajo. La celebración tuvo lugar en el salón de actos del Seminario Conciliar, edificio en el que el Siervo de Dios fue seminarista y luego profesor.

Además del Cardenal de Madrid, en la presidencia del acto estuvieron los miembros de la Comisión delegada, Monseñor Joaquín Martín Abad, Juez Delegado para esta Causa; Ernesto Berzosa, Promotor de Justicia; Carmen Sánchez-Laulhé, Notaria; y María del Carmen Cebader, Notaria; además, el Postulador de la Causa, P. Fernando Rojo Martínez, O.S.A.

En el acto de clausura participaron unas 400 personas, entre las que destacó la presencia de Monseñor Antonio Algora, Obispo de Ciudad Real; Monseñor Amadeo Rodríguez, Obispo de Plasencia; y Monseñor Fidel Herráez, Obispo Auxiliar de Madrid; familiares del Siervo de Dios; alcalde y ayuntamiento de Jaraicejo (Cáceres), pueblo natal de Abundio García, así como el párroco de la localidad, además de representantes de Centros de las Hermandades de Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Perú y España.

En su intervención, el Cardenal de Madrid afirmó que "estamos convencidos de que D. Abundio es santo, pero hay que probarlo". De su vida, destacó que vino a Madrid de niño, y en esta ciudad creció en virtud, en ciencia, en piedad, en celo sacerdotal, "y en una especie de visión apostólica de la situación de su tiempo, tanto desde la perspectiva de la Iglesia como de la sociedad, que significó al final que su vida y él se convirtieran en instrumento de bendición para la Iglesia y la sociedad de su tiempo".

InfoMadrid


Nuestros Mártires

Don Victoriano Triviño Dávila, fusilado en Azuaga tras ser sometido a terribles tormentos

Nació el 30 de junio de 1897, en Zalamea de la Serena, calle de las Monjas. Hijo legítimo de Manuel Triviño Pozo y María Jesús Dávila Pérez. Tuvo cuatro hermanos: Manuela, Consuelo, Ezequiel y Ricardo. Fue bautizado en Zalamea, iglesia arciprestal de Nuestra Señora de los Milagros, el 4 de julio del mismo año por don Juan Dávila y Jara, coadjutor de la misma. D. Félix Soto Mancera, obispo de Badajoz le administró el sacramento de la confirmación el día 18 de septiembre de 1908, cuando el siervo de Dios contaba con once años de edad.

Ingresó en el Seminario conciliar de Badajoz, donde cursó varios años de Latín y Humanidades (1911-15); tres de Filosofía (1915-18) y cuatro de Teología (1918-22) con nota media de notable.

D. Ramón Pérez Rodríguez le confiere las órdenes sagradas: Tonsura y Ostiario los días 16 y 17 de diciembre de 1921, en el colegio de los Jesuitas de Villafranca de los Barros; Lector, Exorcista y Acólito el 15 de abril de 1922; Subdiaconado el 15 de abril de 1922; Diaconado el 10 de junio de 1922; y el Presbiterado el 23 de diciembre de 1922, en la capilla del Seminario Conciliar de Badajoz.

Ministerio presbiteral

Don Victoriano Triviño Dávila recibió el nombramiento de cura ecónomo (párroco) de Hinojosa del Valle el 1 de julio de 1923 hasta ser trasladado a Azuaga, como coadjutor, el 19 de noviembre del mismo año, donde permanece hasta su muerte. Vivía con su hermana Manuela, que estaba viuda y no tenía hijos.

Martirio y sepultura

Fue sometido a los más crueles martirios y torturas, consistentes en diferentes casos de martirios, bien con azotes-vergajos o cables de acero- bien con fracturas de huesos e incluso hasta la castración, según testimonio de una de sus sobrinas.

El día 7 de septiembre de 1936 en las proximidades del cementerio a tiro de fusil, fue vilmente asesinado cuando contaba con treinta y nueve años de edad.

Hoy su cuerpo reposa en la cripta de la capilla del Santo Cristo del Humilladero, en Azuaga, donde fue depositado el día 20 de diciembre de 1944.


Información Diocesana

La imagen de la Mártir recorrió, como es tradición, las calles de la ciudad acompañada por miles de personas

Mérida celebra a su patrona Santa Eulalia

Una año más, Mérida se echaba a la calle para celebrar a su patrona Santa Eulalia el pasado domingo.

Los actos del día comenzaban con la Eucaristía celebrada a las 10 de la mañana en la Concatedral de Santa María, donde la imagen de la Mártir niña fue llevada en la tarde del día anterior. Tras la celebración, se organizó el desfile procesional que devolvería a Santa Eulalia a su basílica. A pesar del frio, la Puerta de la Villa -donde hace un par de años se instaló una estatua de la Santa con motivo del XVII centenario de su martirio- estaba abarrotada de miles de personas que recibieron el paso de la imagen con cánticos y pétalos de rosas. Llegada a su basílica, se realizó la ya tradicional ofrenda floral a la Mártir, a la que muchas otras personas se unieron con ramos de flores rojas y blancas. Ya en su templo, se celebró la Eucaristía solemne de la fiesta litúrgica de Santa Eulalia, presidida por Antonio Bellido Almeida, párroco de esta parroquia emeritense.

Este año la procesión tenía novedades, pues el traje que llevaba la imagen era nuevo y, también, los emeritenses pudieron contemplar la restauración a la que se ha sometido el paso de la Mártir, y que ha costado más de 20.000 euros.

 

Treinta jóvenes pertenecientes a la JOC de Extremadura participan en un encuentro interdiocesano

La Juventud Obrera Cristiana (JOC) de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz ha celebrado un encuentro en la localidad cacereña de Huerta de Ánimas, en el que han participado una treintena de jóvenes.

El objetivo de este encuentro era reunir a los jóvenes que participaron en la Acampada Veraniega, organizada por JOC en Perales del Puerto (Ávila), así como a otros jóvenes y militantes vinculados a este movimiento, con el fin de preparar una plan de actividades a realizar de cara a los próximos meses.

Entre otras cosas, los jóvenes pidieron que se realizaran más encuentros de este tipo, por cuanto que éstos sirven para profundizar en el trabajo que cada grupo realiza en su ciudad de origen y, además, porque compartir con otros miembros de JOC el trabajo diario de los grupos es un aliciente para ellos en su caminar como jóvenes cristianos.

Visita cultural

Además del trabajo, este encuentro también contó con una parte más lúdica y cultural y, además de distintas dinámicas, los jóvenes visitaron el Museo Etnográfico que hay en la localidad de Huerta de Ánimas.

 

Ha tenido lugar en Miajadas

Consiliarios de Acción Católica de Plasencia y Mérida-Badajoz celebran un encuentro conjunto

Un grupo de sacerdotes de las diócesis extremeñas de Plasencia y Mérida-Badajoz, todos ellos vinculados a movimientos de Acción Católica, han celebrado un encuentro en Miajadas con el objetivo de reflexionar sobre su misión como consiliarios y acompañantes de los laicos en la A.C.

Tanto en nuestra diócesis de Mérida-Badajoz, como en la de Plasencia este tipo de reuniones ya se venían realizando, si bien en ésta ocasión se ha querido reunir a los sacerdotes de ambas diócesis para poder así aportar nuevas experiencias a la reflexión sobre la labor de los consiliarios en los grupos de Acción Católica.

Monografías

En esta línea, en el encuentro se presentaron, como base para el diálogo, dos monografías sobre la experiencia del caminar de estos grupos a lo largo de su existencia en las respectivas diócesis.

A partir de estas monografías y del diálogo posterior, se señalaron como elementos fundamentales para realizar mejor la tarea del acompañamiento, entre otros aspectos, el protagonismo laical en la Iglesia, el compromiso en los distintos ámbitos de la vida, el desarrollo de la dimensión secular del sacerdote diocesano, la sensibilidad eclesial y diocesana, la evangelización en los ambientes específicos o la formación de los cristianos de un modo activo y personal.

Los organizadores de esta reunión han señalado "la riqueza que supone el encuentro de sacerdotes de diócesis extremeñas que comparten un mismo quehacer pastoral y el deseo de vivir en comunión el servicio en la realidad de Extremadura"

 

La Codosera

70 nuevos hermanos ingresan en la cofradía de Chandavila

El pasado domingo, dentro de la Eucaristía, tenía lugar en el santuario codoserano de Nuestra Señora los Dolores de Chandavila, el ingreso en la cofradía de 70 nuevos hermanos, con el fin de proceder a su renovación y ampliación.

El párroco, Diego Valle, pedía a los nuevos cofrades que su decisión de ingresar en la Cofradía los llevara a allanar los caminos del Señor en sus ambientes, en referencia al tiempo de Adviento en que nos encontramos.

En el transcurso de la ceremonia se entregó una placa a Inmaculada Barroso Salgado por su trabajo y su dedicación a la hermandad durante los últimos años.

 

Arciprestazgo de Olivenza

Los profesores de Primaria de ERE celebran reuniones mensuales

En el arciprestazgo de Olivenza se han puesto en marcha este curso pastoral una serie de encuentros entre los profesores de Primaria que imparten la asignatura de Educación Religiosa Escolar (ERE), una iniciativa novedosa en el trabajo de este arciprestazgo.

En estos encuentros, además de compartir las experiencias que cada uno de los profesores vive a la hora de impartir la asignatura, se analizan las distintas cuestiones que afectan al profesorado de religión y se buscan fórmulas nuevas para mejorar las clases. En esta línea, se está confeccionando un archivo donde se van incluyendo todos los materiales y trabajos que cada uno de los profesores usan en sus respectivos centros, a fin de que puedan estar disponibles para el resto de compañeros.

 

El extremeño José María Caballero, premio Brunet 2006

La Universidad Pública de Navarra ha concedido al misionero extremeño José María Caballero el Premio Internacional Brunet 2006.

Con la concesión de este galardón se reconoce la "extraordinaria labor" que ha realizado y realiza Chema Caballero en Sierra Leona con su trabajo con los niños soldados de este país africano, para los que puso en marcha un programa por el que pasaron más de 3.000 niños en los cuatro años que estuvo en funcionamiento, de 1998 a 2002, y que aún hoy perdura en otras líneas de actuación.

El premio, para el que concurrían otras 41 candidaturas, es compartido entre el misionero extremeño y la Fundación "El Compromiso", una ONG que desde 1994 contribuye con su labor a la solución de los problemas que padecen los sectores más marginados, sobre todo en países en vías de desarrollo.

 

Agenda

Campaña del Mochuelo

Una vez más, y ya van 25 ediciones, se pone en marcha este año la "Campaña del Mochuelo", una iniciativa solidaria que se celebra en Mérida y cuyo objetivo es recaudar fondos para diversas instituciones y organizaciones caritativas, tanto de la capital autonómica como de fuera de ella.

Esta campaña se centra en tres actos, el primero y más conocido de los cuales son los días que, desde los estudios de la Cadena COPE en Mérida, se realiza un programa en directo donde se van recibiendo las aportaciones para esta campaña. Este año será del 27 al 30 de diciembre.

Los otros dos actos son la celebración de un trofeo de pádel "pro-mochuelo", que se viene realizando desde el pasado viernes 15 hasta este domingo 17, y la tradicional subasta de una obra que, cada año, dona el pintor extremeño Eduardo Naranjo.


Liturgia dominical

Celebramos el III Domingo de Adviento

Palabra de Dios

 

Libro del Profeta Sofonías 3, 14-18a

Regocíjate, hija de Sión, grita de júbilo, Israel; alégrate y gózate de todo corazón, Jerusalén. El Señor ha cancelado tu condena, ha expulsado a tus enemigos. El Señor será el rey de Israel, en medio de ti, y ya no temerás. Aquel día dirán a Jerusalén: "No temas, Sión, no desfallezcan tus manos. El Señor, tu Dios, en medio de ti, es un guerrero que salva. É se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo como en día de fiesta".

 

Del Profeta Isaías 12, 2-3. 4bcd. 5-6

R /. Gritad jubilosos: / "Que grande es en medio de ti el Santo de Israel".

El Señor es mi Dios y salvador:/confiaré y no temeré,/porque mi fuerza y mi poder es el Señor,/ Él fue mi salvación./ Y sacaréis aguas con gozo/ de las fuentes de la salvación.

Dad gracias al Señor,/ invocad su nombre,/ contad a los pueblos sus hazañas,/ proclamad que su nombre es excelso.

Tañed para el Señor, que hizo proezas, / anunciadlas a toda la tierra;/ gritad jubilososos, habitantes de Sión:/ "Qué grande es en medio de ti/ el Santo de Israel".

 

Carta de san Pablo a los Filipenses 4, 4-7.

Hermanos: Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. Que vuestra mesura la conozca todo el mundo. El señor está cerca. Nada os preocupe; sino que, en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 

Evangelio según san Lucas 3, 10-18

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan:

- ¿Entonces, qué hacemos?

Él contestó:

- El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo.

Vinieron también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron:

- Maestro, ¿qué hacemos nosotros?

Él les contestó:

- No exijáis más de lo establecido.

Unos militares le preguntaron:

- ¿Qué hacemos nosotros?

Él les contestó:

- No hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie, sino contentaos con la paga.

El pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos:

- Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego; tiene en la mano el bieldo para aventar su parva y reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga.

Añadiendo otras muchas cosas, exhortaba al pueblo y le anunciaba el Evangelio.

 

Comentario Litúrgico

El pueblo estaba en expectación

Que bien describe san Lucas la reacción del pueblo ante la presencia y predicación de Juan Bautista, la sintetiza con esta frase: "El pueblo estaba en expectación".

Esta reacción del pueblo de Israel estaba muy justificada. Después de siglos de silencio de Dios por falta de profetas, de pronto, surge del desierto este personaje que intranquiliza y pone en guardia a las autoridades religiosas, pero cae bien al pueblo sencillo que va en masa a escucharlo y recibir el bautismo de las aguas del Jordán.

La lectura que hoy hacemos de este pasaje evangélico hemos que actualizarla y apropiárnosla reconociéndonos también parte del pueblo de Dios que intenta iniciar una nueva etapa de nuestra vida cristiana en esta tercera semana de Adviento con una actitud de expectación.

Por eso nosotros hemos de preguntarnos ¿qué hemos de hacer ante la verdad teológica de que Dios cada día quiere venir a nuestra vida: es más, está a la puerta y llama esperando que le abramos?

San Pablo, en la segunda lectura, nos ofrece una serie de reflexiones sobre cuál debe ser la actitud del cristiano ante la realidad teologal de que el Señor está cerca. Sintetiza su respuesta poniendo el acento en la alegría. Una alegría no puramente natural sino que encuentra su venero en la nueva realidad personal que adquiere el cristiano cuando acepta por la fe que el Señor está cerca de él y que por lo tanto en cualquier situación en la que se encuentre y cualquier realidad negativa que salga a su paso las podrá asumir si, por la fe y la esperanza, acepta que por encima de todo lo importante y definitivo es la cercanía del Señor.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

18, lunes: Jr 23, 5-8; Mt 1, 18-24.
19, martes: Jue 13, 2-7. 24-25a; Lc 1, 5-25.
20, miércoles: Is 7, 10-14; Lc 1, 26-38.
21, jueves: Cat 2, 8-14; Lc 1, 39-45.
22, viernes: 1Sam 1, 24-28; Lc 1, 46-56.
23, sábado: Mal 3 1-4. 23-24; Lc 1 57-66.
24, domingo: Mi 5, 1-4a; Hb 10, 5-10; Lc 1, 39-45.

 

Santoral

23 de diciembre: San Juan Cancio (+ 1473)

Nació en la ciudad polaca de Dant. Desde joven se distinguió por sus ayunos y penitencia para santificarse y hacer el bien a sus compañeros de clase. Estos, a veces, se reían de sus cosas extrañas. Daba cuanto tenía en sus manos apenas veía a un pobre pedir limosna. Se sentía feliz porque era consciente de que lo que hacía con el menesteroso lo hacía con el propio Jesús.

Era muy inteligente. Cuando le llegó la hora de optar por una vocación u otra, él se decidió por el sacerdocio. Al poco tiempo lo nombraron profesor de la universidad. Los envidiosos lo vieron con malos ojos y fueron a las autoridades respectivas para desprestigiarlo. Y éstas, aún sintiéndolo mucho, lo enviaron de párroco a un pueblo lejano.

Juan, en lugar de amilanarse, dijo estas palabras: "La tristeza no es provechosa. Si algún bien les he hecho en estos años, canten un himno de acción de gracias a Dios, pero vivan siempre alegres y contentos, que así lo quiere Dios".

Pasado algún tiempo, los envidiosos vieron que lo nombraron otra vez profesor de la Universidad de Cracovia para dar clases de Biblia.

Los ratos libres, los dedicaba a la oración y a ayudar a los enfermos. Todo lo que ganaba, lo entregaba a la gente pobre. La gente lo llamaba el "padre de los pobres".

Cuando llegó la hora de su muerte, se dedicó a la oración hasta que pasó a la eternidad el 23 de diciembre de 1473.

http://es.catholic.net

 

Los santos de la semana

18, lunes: Malaquías, Gatiano, Floro, Pablo Nguyén.
19, martes: Anastasio, Gregorio, Urbano, Fco. Javier Ha Trong.
20, miércoles: Ceferino, Eugenio y Macario, Ursicino, Domingo.
21, jueves: Pedro Canisio, Micheas, Temístocles.
22, viernes: Isquirión, Capitón, Francisca Cabrini.
23, sábado: Juan de Kety, Teódulo, Saturnino, Sabiano.
24, domingo: Delfín, Irminia, Adela.


Contraportada

Rodrigo Guerra López, doctor en Filosofía y miembro de la Academia Pontificia para la Vida

"Si el debate sobre la mujer se despliega al margen de la antropología, el vínculo mujer-varón queda oscurecido"

Existe un verdadero eclipse de lo masculino; viene por "algunos feminismos sumamente unilaterales" y por "el machismo". Así lo afirmaba a la Agencia Zenit el filósofo Rodrigo Guerra López, doctor en Filosofía por la Academia de Liechtenstein, profesor de la UNIVA-Querétaro y miembro de la Academia Pontificia para la Vida, en una entrevista que le ha concedido recientemente.

Guerra López es director del Observatorio social del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) y estudioso de la diferencia entre sexos. Entre sus obras destacan "Volver a la persona" (Caparrós, Madrid 2002) y "Afirmar a la persona por sí misma" (CNDH, México 2003).

¿Por qué el tema de la identidad sexual es hoy tan relevante en los debates sociales?

La sexualidad es una perfección que atraviesa todas las dimensiones de la persona humana. Por eso desde siempre ha tenido un interés y una importancia antropológica y cultural enorme. En la actualidad el "ethos" postmoderno ha puesto en crisis el tema de la identidad: social, psíquica y hasta somático-sexual.

En este contexto el ser humano busca nuevos referentes para explicar su sexualidad, para interpretarla, para realizarla. Estas búsquedas, si no se re-articulan de modo adecuado en una antropología integral, pueden lastimar la propia dignidad alienando una estructura humana sumamente delicada.

Al margen de la antropología

Son frecuentes los debates en torno a la "vocación", "identidad", "derechos" y "condición" de la mujer. Pero, ¿por qué motivo no se habla de la "condición masculina"?

Precisamente cuando el debate teórico y político sobre la mujer se despliega al margen de una antropología integral, el vínculo esencial mujer-varón y varón-mujer queda como oscurecido. El varón y la mujer son dos rostros, dos realizaciones empíricas de lo humano.

Existe un verdadero eclipse de lo masculino provocado hoy por una doble vía: por una parte están algunos feminismos sumamente unilaterales y por otra está el machismo, aún en sociedades aparentemente "desarrolladas". Ambos fenómenos disuelven el ethos propiamente masculino.

Usted afirma -en algunas de sus investigaciones sobre antropología de la sexualidad- que la vocación femenina consiste en "custodiar lo humano". ¿Esta vocación no es compartida por los varones?

"Custodiar lo humano" es una de las modalidades de expresión de la vocación femenina. Sin embargo, muchas perfecciones femeninas son realizadas también por el varón.

Esto no nos debe de sorprender debido a que varón y mujer poseemos las mismas facultades y la misma dignidad.

La especificidad femenina se define principalmente por el papel que juegan algunas perfecciones en el momento de la integración y la trascendencia de la persona en acción.

Una misma naturaleza humana está como articulada de dos modos diversos, complementarios y recíprocos. Así pues, la diferencia entre varón y mujer no es de naturaleza, sino de acentos y matices en la realización de lo humano.

¿Se podría decir que otra característica propia de la mujer es su "intuición"?

Varones y mujeres somos capaces de intuir y de razonar. Sin embargo, no es difícil reconocer que el varón suele privilegiar el discurso y el análisis, mientras que la mujer en su desempeño habitual privilegia la comprensión de contenidos mucho más holísticos y esenciales.

Usando el lenguaje de San Agustín, podríamos decir que la mujer despliega con gran fuerza el "intelectus", mientras que el varón hace lo propio con la "ratio". Ahora bien, la "ratio" debe estar al servicio del "intelectus", la argumentación al servicio de la comprensión.

Desde este punto de vista, mirar el mundo desde una perspectiva primordialmente masculina es sumamente incompleto. Es necesario incorporar la mirada femenina para una recuperación más global de todos los factores de lo real.

Reformas legislativas

En sus escritos usted recuerda que se ha marginado sistemáticamente a la mujer a lo largo de la historia. ¿Qué es necesario cambiar? ¿Bastan las reformas legislativas?

Las reformas legislativas tendentes a reconocer en plenitud los derechos que goza la mujer son muy importantes.

De nada sirve proclamar retóricamente que la mujer posee dignidad si esto no se traduce en instituciones como el Derecho.

Ahora bien, el Derecho para poder ser efectivo requiere de una cultura, de una educación, que lo aprecie, que lo facilite en su ejecución, y que eventualmente lo desarrolle en su expresión. Una nueva sociedad emerge cuando la cultura que la vitaliza se renueva desde sus fuentes más originarias.

Desde el comienzo del ser humano en la tierra, la mujer ha resultado ser un sujeto privilegiado para la creación de cultura, es decir, para la creación de auténtica "humanidad".

A la luz de estas consideraciones, ¿en qué nos podemos inspirar para entender el papel que le corresponde a la mujer en la Iglesia?

El Papa Juan Pablo II ha colaborado como nadie en el esclarecimiento del fundamento teológico de la participación y misión de la mujer en la Iglesia. La mujer, al igual que María, esta llamada de una manera misteriosa pero real a colaborar en la obra de la Redención.

Ahora bien, es necesario reconocer que existen resistencias para activar pastoralmente la doctrina del documento "Mulieris dignitatem".

La praxis pastoral de la Iglesia sería distinta si tomáramos en serio sus contenidos. Muchos siguen tratando a las mujeres como seres humanos de segunda, como sujetos destinados exclusivamente a labores de servicio asistencial o de educación básica.

No existe fundamento filosófico o teológico riguroso que argumente que la mujer no puede enseñar teología, no puede coordinar una estrategia pastoral, no puede activar una iniciativa política cuando es fiel laica.

Zenit


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino