Iglesia en camino

 

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 372. 17 de diciembre de 2000

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

 


 

Portada

Los catequistas constituyen
un pilar básico en la transmisión de la fe

El domingo se celebró el Jubileo de catequistas y profesores de religión en Roma

El amplio calendario Jubilar daba el turno, el pasado domingo en Roma, a los catequistas y profesores de religión.

En la misa del domingo, el Papa alertó ante la "peligrosa tendencia" de aceptar tan sólo aquellas verdades del cristianismo que más convienen, como si se tratara de un menú a la carta. Juan Pablo II, que en este tiempo de Adviento puso como modela a San Juan Bautista, invitó a los peregrinos a hacer "todos los esfuerzos necesarios para dar a comprender el mensaje a los hombres y mujeres de nuestro tiempo"

Según el Anuario Estadístico de la Iglesia, en el mundo hay 2.298.387 catequistas. En el caso de la diócesis de Mérida-Badajoz el número de catequistas es de unos 3.000, según el director del Secretariado Diocesano de Catequesis, don Juan Pablo Parejo, que ha manifestado que las demandas fundamentales de los catequistas están centradas en una mayor formación.

 


 

Editorial

La Navidad y los pobres

Nada más legítimo y hasta obligado que el recuerdo y la atención a los pobres, cuando nos llega cada año el ciclo entrañable de la Navidad. Aunque el primer reflejo en quienes celebramos el nacimiento de Cristo haya de ser lógicamente el alborozo y la fiesta por la salvación que Él nos trae, ¿quién puede ignorar, ni tampoco olvidar, que el Hijo de Dios vino a nuestro mundo, pobre entre los pobres y especialmente para los pobres?

A la escena indescriptible de la cueva de Belén se suma el Cántico de María sobre el Dios de Israel que exaltó a los humildes y colmó de bienes a los hambrientos. ¿Qué más lógico que los cristianos acentuemos en Navidad aquello que debe ser un talante permanente de los discípulos de Jesús?

Aplaudimos, por tanto, ¿cómo no? todos los "extras" de aportaciones y donativos que se destinen, por personas particulares, por parroquias, cofradías e instituciones cristianas, para los necesitados en Navidad. Bueno será por tanto contribuir a la Colecta de Cáritas, que tiene bien definidos sus servicios a los más necesitados.

Dos advertencias, empero. Primera: Lo más hondo de la Navidad es asumir en nuestra sensibilidad, talante y estilo de vida la pobreza del Niño de Belén. Cada cual verá cómo, pero el desprendimiento de los bienes terrenos rima con el Evangelio, conduce al Reino de Dios, en este mundo y en el otro. Lo contrario que el despilfarro, en Navidad o cuando sea. Segunda: La ayuda económica o de voluntariado personal a los pobres, debe repartirse equitativamente durante el año. La Navidad es un bonito recordatorio.

 


 

Carta del Arzobispo

Los hermanos alejados

Creo que fue el Papa Pío XI, en los años 20-30, quien acuñó la expresión "hermanos separados" para designar a los cristianos no católicos, en especial los ortodoxos, protestantes y anglicanos. Pero ha sido el Movimiento ecuménico posterior, fraguado sobre todo en el Vaticano II, el que ha dado carta de naturaleza a esta denominación, en la que se aprecia, de inmediato, una cierta paradoja, una tensión dialéctica entre el sustantivo y el adjetivo. Si hermanos, ¿por qué separados?; si separados, ¿por qué hermanos? La respuesta exigiría volúmenes de historia de la Iglesia, que descifren las rupturas patéticas de los Cismas de Oriente y de Occidente, en los siglos X y XVI.

Eso no quita para que el Movimiento ecuménico, en la búsqueda y la reconstrucción de la unidad, mantenga su andadura, de hace más de un siglo, en las filas católicas y en las no católicas, con señalados logros de acercamiento mutuo e importantes espectativas para el porvenir. Juan Pablo II es, como sabemos, el primer abanderado de la causa ecuménica.

 

Las otras ovejas

El mismo Jesús habla, en el Evangelio de San Juan, de algunas ovejas que no están en su redil. También a éstas, dice, "las tengo que conducir y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño y un solo pastor" (Jn 10,16). Estas palabras del Maestro no pueden referirse en directo y, menos en exclusiva, a la división de los cristianos divididos durante el segundo milenio; apuntan a todos aquellos miembros de su rebaño ("tengo" otras ovejas)que, por los avatares más diversos, no se encuentran dentro de su redil y están privadas de los bienes y dones que este lleva consigo. Jesús proclama también su empeño misionero: "He de conducirlas aquí".

En esa lista de ovejas ausentes figuran todos los cristianos desligados de sus compromisos bautismales, todos los distantes de la Iglesia (como templo y como comunidad) que se dan profusamente hoy, lo mismo entre las filas católicas que en las de otras confesiones cristianas. Es el fenómeno del secularismo integral, del alejamiento de la Iglesia y de las prácticas religiosas, en la quiebra de los comportamientos evangélicos, y hasta de la misma fe en Dios y en Jesucristo. Vamos a llamarlos hermanos alejados.

Hermanos los son por el bautismo, por la fe no renegada, porque muchos de ellos se autodefinen como católicos no practicantes. Alejados están porque, de hecho, brillan por su ausencia en todas las manifestaciones de la comunidad cristiana. No constituyen, que digamos, un colectivo homogéneo, porque se mueven entre el descuido, la frialdad o la indiferencia religiosa.Bastantes dan ya encefalograma plano en fe y religiosidad; los más experimentan de algún modo el sentido del misterio, el respeto por la fe y por los cristianos comprometidos, e incluso manifiestan, más o menos confesada, una cierta nostalgia de Dios. Hermanos alejados.

 

Cristianos a medias

¿Cuándo se produjo ese alejamiento? ¿Se fueron de repente o se deslizaron poco a poco? Pero, ¿estuvieron alguna vez dentro de veras? Y nosotros, ¿les hemos echado cuentas, los hemos echado de menos después de su partida silenciosa? Dando por sabido que cada ser humano es un caso aparte, sobre todo en su experiencia interior y en sus sentimientos religiosos, no vale introducir a nadie, de un plumazo, en el enorme saco de la semiapostasía, que define el horizonte espiritual de una sociedad tan terrenal y cabizbaja como la nuestra. Se trata aquí, por lo común, no tanto de unos incrédulos de raíz o ajenos al cristianismo, a los que poco o nada les dice el mundo de nuestra fe; más bien son y se les ve como cristianos de baja intensidad, a mitad de camino entre la fe y la increencia, desmotivados y débiles para iniciar por sí mismos la vuelta del hijo pródigo, pero permeables todavía a una acción misionera, iniciada con respeto, con calor humano, con acento testimonial.

Como ejemplos de casa, y sin pruritos sociológicos, puede hablarse de que en el catolicismo español puede hablarse "grosso modo" de un 5 % de lo que llamamos "católicos comprometidos", disponibles todoterreno para servir a Dios, a la Iglesia y a los hombres en donde se les diga; de un 30 % de creyentes y practicantes, que tienen por signo distintivo la participación en la misa dominical; y pongamos otro 40 % de católicos que se consideran tales en su adscripción religiosa: matrimonio, familia, sacramentos ocasionales, religiosidad popular, unido todo eso a las lacras antes enumeradas. Estos son, en su diversidad de modelos, los alejados recuperables para una praxis cristiana que renueve y fortalezca nuestra Iglesia.

 

Reevangelizar

Dos Papas, Pablo VI y Juan Pablo II, nos han convocado a los católicos a una evangelización, reevangelización o nueva evangelización de nuestro mundo. Cristo sale al encuentro de los hombres en el umbral del siglo XXI, con la oferta siempre nueva de la Buena Noticia de Jesús. No se trata de engrosar las filas de nuestras comunidades ni de lograr un mayor peso social en nuestra sociedad. El problema es más hondo y rigurosamente religioso. Son las personas y familias sin signos de fe en su vida ordinaria, que no escuchan nunca la Palabra, ni se purifican de los pecados, sometidos a la idolatría del dinero, a la paganía ambiente de la sociedad, a respirar ideologías contrarias al Evangelio, sin otro horizonte vital que el tener y disfrutar; sin el apoyo religioso en los sufrimientos y en las tentaciones, van alejando, cuesta abajo, su corazón de Dios.

Se va evaporando de sus vidas el sentido religioso y la esperanza en el más allá. Caen inexorablemente en el materialismo. Henos ante un desafío sin precedentes, al menos en la vieja Europa cristiana, a cuantos, por compromiso bautismal, de vida consagrada, de ministerio presbiteral o episcopal, estamos urgidos por las palabras testamentarias de Cristo "Id y predicad", con la seguridad y el estímulo de que "Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de Dios" (I Tim 2,4). Nueva evangelización, pues, "con renovado ardor, métodos y expresiones" (J.P. II). Dios no deja a nuestro mundo de sus manos: lo pone en las nuestras. La Iglesia del Concilio, de nuestro Sínodo-92, del Jubileo 2000, sabe que Dios nos sigue llamando a los hombres para el conocimiento de Cristo y para que encuentren en él una vida verdaderamente humana.

De ahí que nuestra diócesis de Mérida-Badajoz, en sintonía con muchas otras y en el umbral del tercer milenio, se apreste a programar un proceso de acercamiento, de diálogo, de anuncio evangelizador, de cara a estos "semicristianos" que tanto abundan entre nosotros. Casi dos años lleva en gestación el Proyecto de reflexión, oración y acción en favor de estos hermanos alejados. Muy pronto se notará ese impulso en nuestras parroquias y comunidades. Que nadie se quede al margen. Si calláramos nosotros, diría el Señor, gritarían las piedras (Lc 19,39).

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 


 

Centrales

En todo ambiente, favorable o no,
hay que proponer con valentía el Evangelio de Cristo

El Jubileo de los catequistas y profesores de Religión
reunió en Roma a más de 7.500 peregrinos

El Jubileo de los catequistas y profesores de religión, inaugurado el sábado pasado por el cardenal Darío Castrillón, prefecto de la Congregación vaticana para el Clero, reunió en Roma a más de 7.500 peregrinos, llegados de los cinco continentes.

La celebración de este Jubileo, según explicó el cardenal Castrillón, pretende lanzar "una catequesis y una enseñanza religiosa que presente el mensaje de siempre con un lenguaje, con respuestas y con acentos fáciles de comprender por las diferentes culturas, en un auténtico diálogo entre la ciencia y la fe". Una tarea decisiva, pues este mensaje "es capaz de responder a los interrogantes más graves del corazón del hombre y de la sociedad contemporánea", añadió.

El programa oficial de este Jubileo comenzó el pasado sábado, con la bienvenida ofrecida por el mismo cardenal Castrillón, quien presidió una procesión de los catequistas hacia la Basílica de San Pablo Extramuros, donde tuvo lugar la eucaristía inaugural.

A continuación, ya por la tarde, se inauguró un congreso mundial sobre la catequesis, en el que intervinieron el cardenal Castrillón, así como los testimonios de un escultor, un músico, un psiquiatra, una religiosa, un profesor de religión y del fundador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello. Este Congreso terminó el domingo por la tarde, con la intervención del cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quien habló sobre "La nueva evangelización".

 

Eucaristía del domingo

Pero el momento culminante de este Jubileo fue el domingo por la mañana, cuando el Papa presidió la celebración de la Eucaristía jubilar. En la homilía, Juan Pablo II, alertó ante la "peligrosa tendencia" de aceptar tan sólo aquellas verdades del cristianismo que más convienen, como si se tratara de un menú a la carta.

Con las mismas palabras pronunciadas hace treinta años por Pablo VI, su predecesor, el Papa denunció la extendida tentación de "reconstruir, según fundamentos psicológicos y sociológicos, un cristianismo arrancado de la Tradición ininterrumpida que se remonta a la fe de los apóstoles".

El Santo Padre invitó a los peregrinos a hacer "todos los esfuerzos necesarios para dar a comprender el mensaje a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, que no traicione nunca la verdad y la continuidad de la doctrina de la fe".

 

El modelo de Juan Bautista

El pontífice, en consecuencia, pidió a los presentes que hicieran un "cuidadoso examen de conciencia" en el que puso como modelo para todo catequista a Juan Bautista, el precursor del Mesías, que como el profesor de la fe es "indispensable", pues "la experiencia de la fe siempre tiene necesidad de un mediador, que al mismo tiempo sea testigo".

Como el Bautista, invitó a los catequistas a "enderezar las sendas", es decir, a ayudar a "esos creyentes que toman del patrimonio integral e inmutable de la fe algunos elementos escogidos subjetivamente, quizá a la luz de la mentalidad dominante, para alejarse del camino derecho de la espiritualidad evangélica, tomando como referencia los vagos valores inspirados en un moralismo convencional".

"En toda circunstancia, en todo ambiente, favorable o no, hay que proponer con valentía el Evangelio de Cristo, anuncio de felicidad para toda persona de cualquier edad, categoría, cultura y nación", concluyó Juan Pablo II.

Pusieron el broche de oro al encuentro los testimonios, a veces conmovedores, de varios catequistas sobre los desafíos que tienen que afrontar estos en los cinco continentes.

Según la última edición del Anuario Estadístico de la Iglesia (1998), en el mundo hay 2.298.387 catequistas. De ellos, 343.085 se encuentran en África; 1.258.836 en América (en Estados Unidos y Canadá hay 331.547; en América Central 210.661; y en América del Sur 666.474); 226.500 en Asia; 455.481 en Europa; y, por último, 14.485 en Oceanía.

ZENIT

 

Tres mil catequistas en Mérida-Badajoz

En nuestra archidiócesis, según los datos facilitados por don Juan Pablo Parejo Ayuso, director del Secretariado Diocesano de Catequesis, hay actualmente unas 3000 personas, en su mayoría mujeres, dedicados a la tarea de anunciar el Evangelio en las comunidades parroquiales mediante la catequesis.

Según Parejo Ayuso, el perfil del catequista está cambiando en los últimos años. De ser "amas de casa" la mayoría, se está pasando a un cada vez mayor número de mujeres que también trabajan fuera del hogar, así como la progresiva, pero lenta, incorporación del hombre a la misión catequética.

Las demandas fundamentales de los catequistas, y que son fruto del Sínodo Diocesano, están centradas en una mayor formación, tanto a nivel parroquial como arciprestal y diocesana. Fruto de esa necesidad de formación es la Escuela de Formación de Agentes de Pastoral, por la que ya han pasado unos 200 catequistas. También se está trabajando en la confección de un Plan Diocesano de Formación de Catequistas, tarea que desarrolla el Equipo Diocesano de Catequesis, así como la de editar la revista catequética "Sehkinah", también destinada a la formación, que acaba de cumplir su primer año de andadura, y que cuenta con cerca de mil suscriptores.

 

El legislador cristiano no debe contribuir
a reemplazar el matrimonio por la 'unión de hecho'

Nuevo documentos del Pontificio Consejo para la Familia

El Pontificio Consejo para la Familia ha publicado recientemente un documento titulado 'Familia, matrimonio y uniones de hecho'.

La razón de este documento es que en estos últimos años asistimos a repetidos intentos de conferir validez legal a las uniones de hecho. Se trata de uniones que ignoran o incluso rechazan la institución del matrimonio en sí misma o por lo menos la aplazan a un futuro incierto. Con conciencia de las graves repercusiones que comporta esta situación de incoherencia humana y cristiana para la sociedad y para la Iglesia, el Pontificio Consejo para la Familia ha considerado oportuno llevar a cabo un examen atento y profundo de una cuestión tan delicada.

En este documento, tras un examen del aspecto social de las 'uniones de hecho', de sus elementos constitutivos y de los motivos en que se basan, se afronta el problema de su reconocimiento y su equiparación jurídica en primer lugar con la familia fundada en el matrimonio. Sucesivamente, se toma en consideración la familia como bien social, los valores objetivos que hay que fomentar, y los deberes que la sociedad tendría justamente que proteger y promover.

Después se profundiza en algunos de los aspectos que esta reivindicación presenta en relación con el matrimonio cristiano. Se exponen, además, algunos criterios generales de discernimiento pastoral, necesarios para dar una orientación a las comunidades cristianas.

 

El legislador cristiano

En el documento se dice que "frente a cualquier ley que intente dar validez jurídica a uniones entre personas, incluso del mismo sexo, que pretenden reemplazar con los mismos derechos a la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, un legislador cristiano no puede ni contribuir a formularla ni aprobarla en sede parlamentaria, aunque allí donde ya existiera, le es lícito proponer enmiendas que atenúan el carácter perjudicial en sede de discusión parlamentaria".

VIS


Contra el sida lo mejor es la prevención,
la educación y el acompañamiento

Las conclusiones del Congreso levantan polémica

El pasado 3 de diciembre concluyó en el Vaticano la reunión intercontinental que ha congregado a expertos de todo el mundo en materia de sida por iniciativa del Consejo Pontificio para los Agentes Sanitarios.

Este organismo de la Santa Sede, presidido por el arzobispo mexicano Javier Lozano Barragán, presentó en el encuentro un dossier en el que afronta directamente la cuestión de la lucha contra el sida y de la prevención de la enfermedad.

El documento aborda los problemas, muchas veces dramáticos, ocasionados por el virus: la prevención, la educación, experiencias y proyectos de acción. En particular, se detiene en el acompañamiento de las personas enfermas de sida, desde el punto de vista sanitario, y más en concreto, en la cuestión de la posible transmisión de la madre al niño.

Los aspectos psicológicos, éticos y espirituales, decisivos al hablar de esta enfermedad, también son afrontados en profundidad.

En las naciones en vías de desarrollo, en especial en África sub-sahariana, la situación sigue siendo terrible. Todavía hoy, en el mundo, nacen 1.700 niños al día con el virus VIH.

 

Polémicas conclusiones

Tras la conclusión de este Congreso, se han levantado voces que acusan a la Iglesia de difundir el SIDA por plantear los interrogantes morales que suscita el preservativo. Estas críticas han sido tachadas de "terrorismo psicológico" por el subsecretario del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, padre Felice Ruffini.

En declaraciones efectuadas a los medios de comunicación Ruffini confirma que "es un verdadero acto de terrorismo psicológico presentar la posición de la Iglesia contra el profiláctico como una de las causas, si no la principal, de la difusión del sida. Si el virus se extiende, la culpa es, en todo caso, del hombre que no quiere hacer una autocrítica de sus propios comportamientos".

Para apoyar sus palabras, el religioso cita al científico francés Luc Montagner, uno de los descubridores del virus VIH, quien "dijo claramente en la Conferencia Internacional sobre el SIDA promovida hace unos años por el Consejo Pontificio para la Salud en el Vaticano que para combatir eficazmente el sida hacía falta un comportamiento sano en el plano sexual".

ZENIT

 


 

Noticiario diocesano

Los 'Doce Apóstoles de México'
ya tienen monumento en Belvís de Monroy

Eran franciscanos que partieron desde ese convento extremeño para evangelizar las tierras descubiertas

La localidad cacereña de Belvís de Monroy, de donde salieron los conocidos como "Doce Apóstoles de México" para evangelizar el Nuevo Mundo, cuenta con un monumento a los franciscanos, la orden a la que pertenecían esos religiosos evangelizadores. Se trata de una escultura gemela a la que será inaugurada a principios del año próximo en Huejotzingo, una ciudad mejicana con la que Belvís está hermanada desde hace tiempo.

La escultura, en bronce, fue embarcada en Veracruz (México) y llegó al puerto de Lisboa hace tres semanas. Desde allí fue transportada por carretera hasta Belvís de Monroy, una población cacereña situada en las cercanías de Almaraz.

La escultura tiene casi cuatro metros de altura y pesa 1.500 kilos. Representa a uno de los doce franciscanos, orientado hacia el océano Atlántico, que enarbola la cruz en signo de bendición de las tierras descubiertas. Sobre su brazo izquierdo cuelga un paño con la imagen de la Virgen María. Su autor es el escultor mejicano Jesús Corro Ferrer.

Ha sido instalada sobre piedras graníticas frente a la ermita de Nuestra Señora del Berrocal, compartiendo protagonismo con el restaurado convento de San Francisco.

 

Los 'Doce Apóstoles'

Los llamados 'Doce Apóstoles' de México salieron de Belvís de Monroy, provincia franciscana de San Gabriel, en el año 1523. Solamente tres de ellos eran extremeños de nacimiento. Sin embargo, en Extremadura vio la luz uno de las grandes santos americanos: san Juan Macías (1585-1645), que vivió en el convento limeño de Santo Domingo, que también dio a otro santo: san Martín de Porres, popularmente conocido en España, merced al cine, como 'fray Escoba'.

 

Rodríguez Ibarra alaba la labor de la Iglesia en favor del arte

La Juna de Extremadura entregó el retablo restaurado de la Catedral de Plasencia

El Presidente de la Junta de Extremadura, don Juan Carlos Rodríguez Ibarra, entregaba el pasado martes el retablo restaurado de la Catedral de Plasencia. En ese acto de entrega reconocía la labor secular de la Iglesia en la conservación y la potenciación del patrimonio artístico que beneficia a toda la sociedad. "De no haber sido por la Iglesia -dijo- estoy seguro de que nuestro patrimonio no sería ni la infinitésima parte".

Por su parte el obispo de Plasencia, don Carlos López, manifestó a la Junta la gratitud de la Iglesia por su aportación a la recuperación del retablo y alabó la cooperación de ambas instituciones. En su intervención don Carlos aseguró que a lo largo de la historia "la fe ha hecho cultura y para que este maridaje se mantenga, tienen que mantenerse dos elementos: lo religioso como sustento de lo cultural".

 

Dos nuevos diáconos para la Compañía de Jesús

El Arzobispo les impartió el sacramnto del Orden
en la parroquia de la Santísima Trinidad

El pasado 3 de diciembre, primer domingo de Adviento, en la parroquia de la Santísima Trinidad, situada en la Barriada de San Roque de Badajoz, que está regida por la Compañía de Jesús, el arzobispo don Antonio Montero ordenó de diáconos a los jesuitas Emilio Martínez y Daniel Izuzquiza.

 

Funciones del diaconado

Acompañados por sus familias y numerosos jesuitas, venidos para la ocasión, y por una nutrida representación de los miembros de la comunidad parroquial, los nuevos diáconos escucharon a don Antonio Montero, quien se refirió en su homilía a las funciones que, como diáconos, tendrán que realizar al servicio del Pueblo de Dios, atendiendo especialmente a los más necesitados, y animó a los neodiáconos a seguir en el camino que en ese momento comenzaban.

El arzobispo aprovecho, también, la ocasión para resaltar en su homilía la gracia que supone ser llamado a la vocación sacerdotal y la necesidad de la oración constante para que el Señor encuentre jóvenes abiertos a escuchar su llamada.

 

Celebración muy emotiva

La imposición de manos y el canto de las letanías fueron los momentos más emotivos de la celebración, junto con la distribución de la Eucaristía por parte de los nuevos ordenados, la presentación de estos al Arzobispo y la acción de gracias al final de la celebración de la Eucaristía.

Al día siguiente, don Antonio, volvió a esta parroquia para administrar el sacramento de la Confirmación.

 

Retiros arciprestales de Adviento en Alburquerque y Docenario

El pasado sábado se celebró en la casa parroquial de Alburquerque un retiro espiritual, con motivo del Adviento, para todo el arciprestazgo. Asistieron cerca de 30 personas, venidas de La Roca de la Sierra, Villar del Rey, La Codosera y la propia Alburquerque. Durante este retiro se impartió una meditación, a cargo de don Rafael Navarrete -párroco de San Vicente de Alcántara- que habló sobre el Adviento, y una charla, en la que don Luis Manuel Romero -párroco de Villar del Rey- habló sobre "La Espiritualidad de la Encarnación".

Con motivo del comienzo del Adviento, se reunieron en Docenario casi un centenar de catequistas del Arciprestazgo de Zalamea. Después de una breve acogida, la mañana estuvo distribuida en varias sesiones de meditación dirigidas por don Juan Pablo Parejo, director del Secretariado Diocesano de Catequesis, intercaladas con tiempo para la reflexión personal. Tras la comida, compartida por todos, tuvo lugar la presentación de las diversas actividades que se están llevando a cabo en la archidiócesis respecto a la catequesis. El día se clausuró con la Eucaristía.

Una joven inicia el noviciado carmelita en Fuente de Cantos

Recientemente, ha comenzado su noviciado en las Carmelitas Descalzas de Fuente de Cantos, la joven Hna. María de la Trinidad. Este periodo de noviciado se inicia con la imposición del hábito de la Orden carmelitana, y es un tiempo de reflexión y adaptación a la vida consagrada y contemplativa. La Eucaristía de acción de gracias fue concelebrada por el arcipreste de Fuente de Cantos, don Antonio López, el párroco de la localidad, don José Mª Borreguero y por don José Mª Redondo, vicario parroquial de Santa Teresa, en Badajoz.

 

Mérida celebró a la mártir Santa Eulalia con diversos actos

Es titular de 70 parroquias en Portugal, donde seis pueblos llevan su nombre

Han sido muchos y muy variados los actos organizados en la capital autonómica para celebrar a su patrona, a Santa Eulalia. La víspera tenía lugar la procesión con la santa desde su Basílica hasta la Concatedral, de donde retornaba a la mañana siguiente en una procesión en la que estaban representadas todas las asociaciones de la Iglesia en Mérida, además de instituciones civiles. A la llegada el Arzobispo presidía la Eucaristía. Como cada año, la Asociación Cultural Nuestra Señora de la Antigua organizaba la ofrenda floral en el Hornito.

Una iniciativa que también es digna de mención es la peregrinación a pie que, desde hace cinco años se realiza la víspera de la fiesta desde la Ermita de Perales, en Arroyo de San Serván a la Basílica de la santa, en torno a 23 kilómetros, a la que este año asistían más de mil personas.

El párroco de Santa Eulalia, don Antonio Bellido ha manifestado que la Asociación para el Culto de Santa Eulalia tiene previsto conmemorar el decimoséptimo aniversario de la muerte de la santa, que se cumple en el año 2004, colocando una escultura en bronce de la patrona emeritense en el parque infantil de las Ramblas. En este proyecto participarían los diversos pueblos y parroquias que tienen como patrona a Santa Eulalia.

Este año los emeritenses han estado acompañados en los actos de culto por peregrinos llegados de otras localidades que tienen también a Santa Eulalia por patrona. Según don Antonio Bellido, la santa extremeña es titular de 70 parroquias en Portugal, donde además, 6 pueblos llevan su nombre.

 


 

Al paso de Dios

Nace el hombre

Es imposible hablar de Jesús sin decir lo que es para nosotros, pues conocerle es el mejor camino para conocer al hombre. "Que yo te conozca a Ti, para que me conozca a mí".

Es por eso que la navidad es una experiencia que humaniza y esa es la razón por la que contemplar al recién nacido es una lección de humanidad. El Niño de Belén es el vivo retrato del hombre, porque es un proyecto de vida y dignidad para todos los seres humanos. Si Jesús nace es para que todos podamos vivir dignamente, sin que nada ni nadie nos niegue ese derecho en ninguno de los momentos del recorrido vital que Dios nos conceda.

No hay navidad sin respeto y sin amor a una vida digna para nosotros y para los demás. Por eso no son demagogos ni aguafiestas los que no dejan que el tierno ambiente y la dulce música de la navidad nos evada de nuestro entorno y nos recuerdan, con su denuncia, todo lo que no es digno en nuestro mundo. No se puede disfrutar del encanto del 2000 veces Niño, si no somos capaces de percibir en su mirada un guiño de complicidad con todas las víctimas inocentes de nuestra cicatería y de nuestro derroche. Por eso la navidad renueva cada año la tarea de trabajar, al calor del Portal de Belén, por un corazón que sienta el mismo amor de Jesús por los pobres y que lata en las personas y en las estructuras al ritmo de los valores de Reino, la gran apuesta de Dios en favor de la dignidad de todos los seres humanos.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)

 


 

Liturgia del domingo

Celebramos el III Domingo de Adviento

Palabra de Dios

Libro del Profeta Sofonías 3, 14-18a

Regocíjate, hija de Sión, grita de júbilo, Israel; alégrate y gózate de todo corazón, Jerusalén. El Señor ha cancelado tu condena, ha expulsado a tus enemigos. El Señor será el rey de Israel,en medio de ti, y ya no temerás. Aquel día dirán a Jerusalén: "No temas, Sión, no desfallezcan tus manos. El Señor, tu Dios, en medio de ti,es un guerrero que salva. É se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo como en día de fiesta".

 

Del Profeta Isaías 12, 2-3. 4bcd. 5-6

R. Gritad jubilosos:
"Que grande es en medio de ti el Santo de Israel".

El Señor es mi Dios y salvador:
confiaré y no temeré,
porque mi fuerza y mi poder es el Señor,
Él fue mi salvación.
Y sacaréis aguas con gozo
de las fuentes de la salvación.

Dad gracias al Señor,
invocad su nombre,
contad a los pueblos sus hazañas,
proclamad que su nombre es excelso.

Tañed para el Señor, que hizo proezas,
anunciadlas a toda la tierra;
gritad jubilososos, habitantes de Sión:
"Qué grande es en medio de ti
el Santo de Israel".

 

Carta de san Pablo a los Filipenses 4, 4-7

Hermanos: Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. Que vuestra mesura la conozca todo el mundo. El señor está cerca. Nada os preocupe; sino que, en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.


Evangelio según san Lucas 3, 10-18

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan:

- ¿Entonces, qué hacemos?

Él contestó:

- El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo.

Vinieron también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron:

- Maestro, ¿qué hacemos nosotros?

Él les contestó:

- No exijáis más de lo establecido.

Unos militares le preguntaron:

- ¿Qué hacemos nosotros?

Él les contestó:

- No hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie, sino contentaos con la paga.

El pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos:

- Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego; tiene en la mano el bieldo para aventar su parva y reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga.

Añadiendo otras muchas cosas, exhortaba al pueblo y le anunciaba el Evangelio.

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

18, lunes: Jr 23, 5-8; Mt 1, 18-24.
19, martes: Jue 13, 2-7. 24-25a; Lc 1, 5-25.
20, miércoles: Is 7, 10-14; Lc 1, 26-38.
21, jueves: Cat 2, 8-14; Lc 1, 39-45.
22, viernes: 1Sam 1, 24-28; Lc 1, 46-56.
23 sábado: Mal 3 1-4. 23-24; Lc 1 57-66.
24, domingo: Mi 5, 1-4a; Hb 10, 5-10; Lc 1, 39-45.
 

Comentario litúrgico

Alégrate y gózate

EL itinerario adviental está teñido por una esperanza que no es la virtud humana del optimismo que nos invita a vivir liberados de miedos y de ideas hipocondríacas. Se trata de otra cosa. Efectivamente, las dos primeras lecturas de este domingo son como un baño de esperanza pero a lo divino.

En esta línea debemos recrearnos en la primera lectura. Se vivía momentos difíciles de entender: el rey Josías, piadoso y preocupado de desterrar la idolatría, muere en combate contra el invasor; Dios había abandonado aparentemente al pueblo de Israel. A pesar de todo lo anterior, el profeta Sofonías dejó para sus conciudadanos y para nosotros la expresión vibrante de una alegría y de un gozo que trasciende lo humano y encuentra apoyo en la promesa divina: "Alégrate y gózate... El Señor, tu Dios, en medio de ti es un guerrero que salva".

Si en medio de la depresión de una derrota, el profeta invita a alegrarse pensando que Dios guerrea a favor de Israel, nosotros tenemos que revisar nuestras actitudes y ver si van más allá de simple optimismo cuando las cosas van bien.

En la segunda lectura, el mensaje de esperanza se refuerza con la novedad de Cristo, el Señor. San Pablo, con realismo, nos aconseja que no nos dejemos abrumar por las preocupaciones y nos invita a recurrir a la oración con la seguridad de que la paz de Dios será el escudo de nuestro débil corazón.

Estos derroteros del Adviento nos llevarán a vivir el consejo paulino que nos insta a estar siempre alegres en el Señor. Pero el evangelio nos pone ante unas exigencias que no podemos desechar como algo que no tiene nada que ver con nosotros.

Antonio Luis Martínez

 

Santoral

19 de diciembre: san Hilarión de Georgia (822-875)

Estamos ante un monje que consideraba la peregrinación como un estado de vida más perfecto que ser ermitaño y, dicho y hecho, deja su estable existencia para dedicarse a recorrer Tierra Santa, Roma, Constantinopla y las ciudades paulinas del Mediterráneo. Los sínodos medievales no le darán la razón, pues legislan en contra de los monjes, entonces llamados "giróvaros", que andaban de un lugar para otro con escaso espíritu evangélico.

El hecho de que hubiera vividores que asumían la mendicidad y la falsa piedad como formas de existencia, es claramente reprobable, pero no por estos casos de extremas falsía, la condición de viajero religioso pierde su autenticidad cristiana: libros como el "Peregrino Ruso", cuyos itinerarios interno y externo son paralelos, demuestran el aprecio de la Iglesia de Oriente por esta forma de vida.

En nuestros días, la comunidad de Taizè, tan católica, protestante y oriental a un tiempo, anuncia constantemente la "peregrinación del espíritu", que cada año tiene lugar en una ciudad distinta.

Lo cierto es que Hilarión hizo del viaje una forma de santidad y su vida es todo un camino hecho al andar de Dios en su interior.

Ciertamente, viajar es el primer gran signo de inteligencia y la puerta de grandes saberes y sabores interiores. ¿Veis? y todo eso con un nombre que recuerda inevitablemente al antagonista anciano "Felipe de mi vida" en la Zarzuela de la Verbena de la Paloma... Don Hilarión "las ciencias -incluso espirituales- adelantan que es una barbaridad".

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

18, lunes: Malaquías, Gatiano, Floro, Pablo Nguyén.

19, martes: Anastasio, Gregorio, Urbano, Francisco Javier Ha Trong, Hlarión de Goergia.

20, miércoles: Ceferino, Eugenio y Macario, Ursicino, Domingo.

21, jueves: Pedro Canisio, Micheas, Temístocles.

22, viernes: Isquirión, Capitón, Francisca Cabrini.

23, sábado: Juan de Kety, Teódulo, Saturnino, Sabiano.

24, domingo: Delfín, Irminia, Adela.

 

Contraportada

La formación moral es básica
para enfrentarse a la vida y construir la sociedad

Don Olegario González de Cardedal, sacerdote, catedrático y académico, dio una conferencia en Badajoz

El profesor don Olegario González de Cardedal, sacerdote, catedrático de la Universidad Pontificia de Salamanca y académico de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, impartía recientemente una conferencia en la Casa de la Iglesia de Badajoz bajo el título "La palabra y la paz 1975-2000. Logros y retos pendientes en el proceso de modernización de España", un asunto que conoce bien, ya que fue un estrecho colaborador del Cardenal Tarancón durante la Transición. Previamente había impartido una conferencia sobre Cristo en la Universidad de Extremadura.

Don Olegario nació en Lastra del Cano (Ávila) en 1934, estudió en Ávila, Munich y Oxford, y además de lo dicho anteriormente, es miembro de la Comisión Teológica Internacional. Como escritor es autor de numerosas publicaciones, entre ellas El poder y la conciencia,1984; La gloria del hombre, 1985; Jesús de Nazaret. Aproximación a la cristología,1993; Madre y muerte, 1994; Raíz de la esperanza, 1996; Cuatro poetas desde la otra ladera. Prolegómenos para una cristología, 1996; La entraña del cristianismo, 1997; La Palabra y la Paz. 1975-2000.

 

- Don Olegario, usted vivió intensamente el periodo de la Transición española, junto al Cardenal Tarancón.

- Sencillamente, me tocó vivirla. Yo era, y sigo siendo, profesor de la Universidad Pontificia de Salamanca y en aquellos momentos el Cardenal Tarancón era el Canciller de la Universidad. En ese contexto él nos asoció a varios profesores en las reflexiones que eran necesarias para pensar ese proceso y a compartir con él alguna de las decisiones fundamentales de textos e intervenciones que en aquel momento se esperaban de la Iglesia y que él hizo como presidente de la Conferencia Episcopal .

 

- Eran momentos difíciles porque uno no sabía que camino andaba y no sabía exactamente adonde iba ¿verdad?

- Era un momento donde había que transformar instituciones que venían de muy largo tiempo, situaciones jurídicas... había que llevar acabo el tránsito de un régimen personal, derivado de la guerra, tal como había sido el régimen del general Franco, y pasar a una situación democrática, de pluralismo, de respeto mutuo. Eso implicaba no sólo un cambio jurídico, también un cambio de actitudes morales, y en aquel contexto muchas veces no sabíamos que iba a ocurrir. No lo sabía la sociedad, porque no se sabía cómo reaccionarían los grupos de poder, desde ciertos partidos políticos a los militares, asociaciones... si con concordia y voluntad de convivencia o provocando situaciones pasadas de violencia y de ruptura.

 

- Suponemos que el cardenal Tarancón muchas veces lo pasaría mal, se sentiría solo.

- Lo pasó mal. Recuerde que en el entierro de Carrero Blanco se dirigieron las miradas a él con insultos, acoso... como si él fuera el responsable de una ruptura de la Iglesia con el Régimen de Franco. Él sencillamente quería llevar a cabo en España lo que el Concilio Vaticano II había previsto para toda la Iglesia, quería cumplir con su deber.

 

- ¿A lo largo de todos estos años se han cumplido las expectativas que se plantearon entonces?

- Yo creo que fundamentalmente sí. Ha habido un proceso a lo largo de estos años de normalización de la sociedad, primero por la aceptación masiva de la Constitución. Me parece un logro inmenso haber cambiado de régimen sin muertes prácticamente, ha habido una modernización de la sociedad y un reconocimiento mutuo de unos por otros. Queda ese problema tan dolorosamente manifiestos para nosotros como es el terrorismo; creo que ese es el único gran problema de fondo que está pendiente de esa vieja historia.

- Usted ha venido a Badajoz a pronunciar una conferencia sobre Cristo a la Universidad. Parece ser que interesan estos temas en ese ámbito.

- Hablar de Cristo y hablar de religión son dos constantes de la vida humana. El hombre es un ser abierto a la trascendencia, necesitado de sentido, que vive no sólo de la facticidad de las cosas que tiene a mano, del pan que come. El hombre es un ser con sentido, necesitado de esperanza, ordenado a un fin, que se pregunta por su origen, ¡que es una vocación de absoluto! Hay tiempos en que, por imposición externa o por olvido se descuidan las últimas cuestiones, pero esas cuestiones renacen siempre de nuevo y cuando las cuestiones religiosas renacen de nuevo, la referencia a Cristo es inevitable.

Moral, terrorismo y política

Para González de Cardedal el terrorismo es una expresión de una ausencia de cultura moral. "Lo que está en juego -dice- es la aceptación o no de la democracia. Justamente lo que ha permitido la Constitución es la posibilidad de que todos planteemos nuestros problemas y diferencias aceptando los marcos y cauces democráticos para resolverlos. Esa es la gran cuestión; el terrorismo lo que hace es no aceptar esos cauces democráticos de afirmación y apelar a la violencia. Yo lo situaría dentro de una tarea pendiente que es la dimensión moral de la sociedad".

Este intelectual se refiere nuevamente a la moral al hablar de los cambios sociales ya que "el régimen político anterior se había identificado con los presupuestos religiosos y morales del cristianismo. Cuando cae y se pasa a un régimen de libertades, la gente pensó que lo que no estaba prohibido era moral y eso no es así, la ley es una cosa y la moral es otra. No todo lo que está permitido o no está penado por la ley es moralmente bueno, hay que volver a descubrir y aprender lo que son las exigencias morales individuales, de grupos y sociales, las exigencias de la justicia, de la dignidad humana, etc. La ley no dice todo lo que es la vida humana, ni para bien ni para mal. Esa es una gran tarea, y sobre todo saber quién educa moralmente: el Estado dice que no es su tarea, las instituciones públicas gestionan recursos económicos o realidades jurídicas, pero educar en humanidad es una gran cuestión. ¿Quién tiene el coraje, el valor, las condiciones para forjar hombres?"

Juan José Montes

 


 

La Iglesia en América Latina:

http://www.aciprensa.com/iglesia.htm

 



Return to "Iglesia en Camino"