Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Iglenca@grn.es

Número 279.13 de diciembre de 1998

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

Cáritas pide mejorar
el concepto de solidaridad

Las fiestas navideñas no deben ser motivo de consumo desmedido
sino de solidaridad a raudales

Los números hablan por sí solos. Si echamos mano de la memoria de Cáritas del año pasado podemos observar que las aportaciones para desarrollar proyectos en beneficio de los más desfavorecidos de nuestra sociedad fueron de 70 millones. Este año, en poco menos de un mes se han recaudado 85 millones para ayudar a los afectados por el huracán Mitch. De estas cifras podemos extraer varias conclusiones: la primera de ellas es que la gente es generosa, que cuando se les pide para una causa justa y noble, no duda en dar de lo que tiene, otra conclusión es que nuestro concepto de solidaridad es casi asistencial. Por ello desde esta institución de la Iglesia se pide un paso más, se demanda pasar de una solidaridad puntual a sentir como propias las necesidades ajenas durante todo el año, una filosofía que nos ahorraría muchas ayudas urgentes y que haría, sin duda, una sociedad mucho más igualitaria.

 

Editorial

Los niños mimados

Ahora, que ya están encima las fiestas de Navidad y Reyes, no es mal momento para reflexionar un poco sobre la loca carrera que emprenden cada año por estas fechas, hacia un consumismo desaforado y voraz, muchos de los que pueden permitírselo y algunos también que tienen que entramparse o poco menos.

Sabemos de sobra que toda compra es una venta, que toda venta arrastra una producción y que ésta, a su vez, genera puestos de trabajo. La conclusión no es, por supuesto, liarnos todos a consumir a lo loco, sino, a lo más, conseguir que consuman muchísimos seres humanos lo necesario con lo que los demás derrochamos en lo superfluo, cuando no en lo perjudicial.

A este último apartado pertenecen muchos de los dispendios que se practican profusamente en favor de los niños, dándoles todo lo que les viene en gana y llegando a menudo al paroxismo en el consumo de juguetes. Dejemos a un lado este año lo del género de juguetes (violentos, deseducadores, horteras) para detenernos en su abundancia y en su costo.

En muchos caso parece no haber veto al costo. Con lo que se educa como potentados a hijos de padres que sudan tinta entre los dos para sostener un determinado tren de vida. Que gocen nuestros hijos de lo que nosotros no pudimos tener! Y con esas se va maleducando a los vástagos, que no toleran que se les niegue nada sin enfadarse o entrar en crisis. A los que, con esos y otros caprichos, se les hace empinadísimo cualquier tipo de sacrificio, cualquier limitación a las propias exigencias. Luego crecen y se vienen abajoante cualquier contrariedad. Es que los profesores son muy exigentes, la Universidad no ayuda, la juventud es incomprendida!

Llevarán probablemente razón en muchas de sus quejas, pero los hemos convertido pervertido en personas enclenques, en voluntades de goma. Se educan las ideas, los sentimientos, la fuerza de voluntad. Y también se maleducan. Ojo!

 

Carta del Arzobispo

Pentálogo del Adviento

Adviento es abreviatura de advenimiento y éste equivale a venida, entendiéndola como el traslado de alguien desde un punto da salida a otro de llegada. Aquí hablamos del de Jesucristo, el Mesías de Dios, el deseado de las naciones, que descendió desde el seno del Padre hasta el de la Virgen María para hacerse hombre y salvarnos.

En el lenguaje de la Iglesia, Adviento es el tiempo litúrgico de las cuatro semanas que anteceden al día de Navidad, durante las cuales el Señor Jesús está como viniendo nuevamente hacia nosotros, cual hiciera hasta Belén hace ahora dos mil años. Y nosotros, yendo hacia él, animados por la música ambiental de la esperanza, un arpa de muchas cuerdas, de las que sólo cinco vamos a pulsar aquí.

Primera: El Anhelo

He aquí un bello sentimiento, muy expresivo del corazón humano, que coloca, a quien lo experimenta, con la mirada alzada hacia adelante, el pulso levemente acelerado, pero el talante abierto y confiado. El anhelo es más que la simple apetencia de algo bueno, sin llegar a convertirse en angustia o ansiedad. En la espiritualidad cristiana es un buen componente de la esperanza teologal. Bienaventurados los que tienen sed. Los que sienten el tirón de Dios, de su presencia, de su gracia, de su perdón, de su justicia. "Como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a Ti, Dios mío".

Pulsando esta cuerda del Adviento, aflora y se hace canto en nuestros labios el grito final del Apocalipsis: Ven Señor Jesús Y, en el retablo de Navidad, emergen dos figuras sublimes, que encarnaron ante Jesús y María, en el templo de Jerusalén, el anhelo del Adviento: los ancianos Simeón y Ana, que habían pasado allí dos tercios de siglo "esperando la consolación de Israel" (Lc 22, 25)

Segunda: La Vigilia

Debí haber dicho antes que el Adviento se refiere también a la segunda venida del Señor, cuando "de nuevo vendrá con gloria a juzgar a vivos y muertos y su reino no tendrá fin". Durante siglos ha contemplado la Iglesia esa venida final, atenta a la advertencia del Maestro: "Estad atentos y vigilad, porque en la hora en que menos penséis, vendrá el Hijo del hombre". Vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos, tratando a cada cual con arreglo a su comportamiento en este mundo. Es muy natural que esto nos estremezca, pero, la reacción no ha de ser el miedo ni el abatimiento, sino la esperanza activa, de la que es un precioso componente la vigilancia continua, la conciencia de que le Señor está viniendo siempre y una vez será la última.

Esa esperanza es la de las Vírgenes prudentes, que aguardan al esposo con las lámparas encendidas y bien cebadas de aceite. Como la del siervo bueno y fiel, que tenía siempre aderezada la mesa de su señor, y a quien éste, al encontrar todo a punto, felicitó efusivamente e introdujo en su mansión. Para el creyente, siempre es vigilia del "día final", o de su propia vida o del mundo visible. Y en todo caso, de la que San Bernardo llama su "venida intermedia", ahora y aquí a nuestras vidas concretas, especialmente en Adviento y Navidad.

El Concilio y los teólogos hablan de la tensión escatológica que ha de impregnar la vida del cristiano: estamos acogiendo de contínuo la venida del Reino de Dios a nosotros; lo estamos anunciando y expandiendo en el mundo. Paso a paso se van desvaneciendo las fronteras entre este mundo fugaz y nuestra patria definitiva. Cantemos, con el Tanhäuser de Wagner, la Marcha de los Peregrinos!

Tercera: la Alabanza

Es la cuerda central del arpa del Adviento. Bendito el que viene en el nombre del Señor! Los antes referidos, Simeón y Ana, cantaban, tal vez bailaban a sus ochenta primaveras, ante la venida de Jesús. No tan ancianos como ellos, pero sí entrados en años, eran la pareja feliz de Zacarías e Isabel. Ambos se vieron agraciados por la paternidad de Juan el Bautista. Hago caso omiso aquí de la preciosa narración de su anuncio y nacimiento, sólo comparables en belleza a la Anunciación de su prima María y al nacimiento en Belén de su sobrino Jesús. Me quedo, en cambio, con el poema que Zacarías, lleno del Espíritu Santo, recitó a su niño Juan recién nacido. Es uno de los tres himnos grandiosos que ha heredado de San Lucas la oración de la Iglesia, los tres de aquel Adviento del que vienen todos los demás. Son, en sus títulos latinos: el Benedictus, el Magníficat y el Nunc dimittis. El himno de Zacarías bendice al Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo... realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán... (luego unos versos para el niño) y termina diciendo: "Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que yacen en tinieblas y en sombras de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz". Este es el himno de alabanza que la Iglesia recita cada día, a prueba de siglos, en el Oficio de Laudes.

Lo mismo ocurre con el Magnificat de Nuestra Señora, desde el gozo de su encuentro con Isabel. "Proclama mi alma la grandeza del Señor, porque ha hecho en mí cosas grandes el que es todopoderoso, su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación" Este, en su integridad, ha sido desde tiempo el himno de Vísperas en la Liturgia de la Iglesia. Lo mismo que el himno de Simeón, emotivo y crepuscular, lo ha sido de la oración de la noche, de monjes, clérigos y asimilados. "Ahora Señor puedes dejar a tu siervo irse en paz, porque mis ojos han visto a tu salvador". La alabanza, cuerda vibrante de Zacarías, de Simeón, de María, del Adviento y de la Iglesia. Música inefable de los ángeles y de los bienaventurados en la gloria de Dios Padre.

Cuarta: la prueba

Pienso en la turbación y en la duda de Zacarías, cuando incensaba en el Santuario del Templo y fue interrumpido por el Ángel: Yo ya soy viejo y mi mujer estéril. Y luego, con la sanción misteriosa del mutismo, hasta el nacimiento de Juan. Pienso en la primera turbación de Nuestra Señora ante el tremendo anuncio de Gabriel. Y, cómo no?, me vienen al recuerdo las dudas angustiosas de José, hasta el punto de decidirse a abandonar a María. Sosegado y animoso después por la intervención divina, les esperaban a los dos trances muy amargos, en las semanas previas al alumbramiento, caminantes ambos a Belén, perdidos y menospreciados en la ciudad, refugiados en el establo y acostando al Mesías en un pesebre. Qué pensaba Dios de todo esto? Ni entonces ni después entendieron sus designios, si bien, anota San Lucas por dos veces (2,19; ibid 51) que su madre "guardaba todo esto y lo meditaba en su corazón". La cuerda doliente de la prueba, ineludible en todos los advientos.

Quinta: Salida y encuentro

Es ya la Navidad, pero para quienes vivieron el Adviento, caminaron hacia Belén, o le abrieron al Niño las puertas del corazón. El ciclo prenavideño y el natalicio están llenos de salidas y de encuentros. El viaje presuroso de María, desde Nazaret a Ainkarin, en las montañas de Judea, para compartir con Isabel los secretos del Señor y preparar ambas la Navidad primera. La citada peregrinación del empadronamiento, jornadas anhelantes de la expectación del parto, Belén de Judá. Allí acudieron los pastores, al grito de vamos a Belén, a ver esto que el Señor nos ha anunciado! Fueron con presteza y encontraron a María, a José y al niño, acostado en un pesebre. Más largo sería el viaje de los Magos, con las peripecias de la estrella, del rey Herodes, de los doctores de Jerusalén. Pero, al fin, se lo encontraron con su madre, se postraron ante él, le adoraron y le ofrecieron sus dones.

El Adviento terminó en el Encuentro. Así debe ser siempre. Amen.

+ Antonio Montero Moreno
Arzobispo de Mérida-Badajoz

 

Centrales

Cáritas advierte la necesidad de pasar de una
solidaridad puntual a una sociedad solidaria

La campaña de Navidad pide que esta celebración
suponga un cambio de estructuras

La proximidad de la Navidad lleva a plantear un año más la idea de consumo y el consumo exagerado desde criterios morales, mirando a nuestro alrededor, donde pocos tienen mucho y muchos no tienen nada. Según datos aportados por la Unión de Consumidores de Extremadura, el gasto medio previsto para la celebración de las Navidades será este año de 91.297 pesetas por persona, una cifra que supone un notable incremento respecto al año pasado, que se situó en las 80.257.

Desde Cáritas acaba de lanzarse la campaña navideña, que este año lleva el lema: "Nada cambia, Nada va a cambiar? Tú decides". No es una simple crítica al consumo exacervado, sino una llamada a cambiar las estructuras y la mentalidad frente a la Navidad y frente a la forma de celebrarla. Este lema deja una puerta abierta a la iniciativa de cada uno por la posibilidad que todos tienen de transformar la realidad global cambiando sus propias costumbres.

En Cáritas se afirma que el objetivo inmediato con la campaña navideña es sensibilizar, pero sensibilizar no es un fin, el fin es transformar.

Bien, pero de otra manera

Desde Cáritas se es consciente de que la solidaridad existe en nuestro mundo como se ha demostrado a raíz del desastre provocado por el Huracán Mitch en Centroamérica. La propia Cáritas de Mérida-Badajoz ha recaudado a través de donativos y aportaciones efectuadas en las distintas parroquias 85 millones de pesetas. Esta generosidad viene a ratificar la que ya se vio con motivo de las inundaciones del año pasado en Badajoz. No obstante, desde esta organización se quiere dar un paso más e ir desde la solidaridad puntual que vemos con alegría en casos concretos a una solidaridad que afecte a todas las estructuras sociales, económicas y políticas a las puertas del tercer milenio. El ejemplo está en las cifras que refleja el anuario de la institución, que en todo el año 97 recaudó para sus proyectos de ayuda 70 millones de pesetas, mientras que como se apuntaba más arriba, en un mes han sido 85 los millones aportados para la campaña centroamericana.

Hacer propios los problemas de los demás, cada día, evitaría la necesidad de socorros de emergencia porque no se darían tantas diferencias entre personas en función del lugar en el que hayan nacido.

El órgano encargado de ejercer la caridad en la Iglesia se plantea el contrasentido que supone la celebración consumista del nacimiento de un Dios que quiso nacer pobre, por lo que si el consumo desmedido es ya de por sí una paradoja respecto al mensaje de Jesús, más paradógico aún resulta celebrar el nacimiento de este Jesús consumiendo desmedidamente. El director de Cáritas Diocesana, Adrián Ribera afirma que "parece que la manera de celebrar, en lugar de ser, es consumir, y ahí están los datos de lo que nos gastamos ya sea en lotería, en juegos o juguetes, por citar algunos ejemplos, datos que todos los años por estas fechas se nos dan en los medios de comunicación". En este sentido recuerda que somos lo que somos y estamos donde estamos porque nos ha tocado, nadie es responsable, ni para bien ni para mal, de haber nacido en una familia o en un lugar del mundo, "por ello, añade, hay que ser desprendido y solidario permanentemente, no porque otro lo necesite y me lo venga a pedir, es que yo, por iniciativa propia debería meter en mis gastos una partida por gratuidad, porque a mí me ha venido dado, independientemente de que haya luchado más o menos por conseguir las cosas.

La Navidad como alimento

Cáritas no realiza ninguna acción puntual durante estas fechas, su trabajo se limita a la sensibilización. Ribera justifica este hecho afirmando que la Navidad es como un alimento para el resto del año donde se llevan a cabo muchos proyectos y actividades. "Si la vida espiritual de un cristiano, afirma, está en función de que nace Jesús, esta llegada debería incorporar a nuestras vidas unos principios. Es una llamada a cómo tenemos que hacer realidad el resto del año lo que aquí hemos asumido".

 

Se suman a la petición del Papa, ONGs y asociaciones eclesiales
y cívicas

Los obispos españoles piden al Gobierno la condonación de la deuda
de los países afectados por el Mitch

La Asamblea Plenaria celebrada por los obispos españoles del veintitrés al veintisiete del pasado mes de noviembre en Madrid ha hecho pública una breve declaración sobre la condonación de la deuda externa a los países afectados por el huracán Mitch que ha redactado la Comisión Episcopal de Pastoral Social y que se hizo pública al final de la mencionada reunión.

Apelación a la generosidad

Los obispos señalan que "a pocas semanas después de los demoledores efectos que el huracán Mitch ha producido en distintos pueblos de América Central, sobre todo por la pérdida de tantas vidas humanas, hacemos plenamente nuestras las peticiones que en diferentes ocasiones, desde hace años, han formulado tanto los Papas como lo organismos de la Santa Sede y, uniendo nuestras voces a las de muchos ciudadanos, organizaciones no gubernamentales y organismos, asociaciones eclesiales y cívicas, apelamos a la generosidad del Gobierno español para que, en un acto de solidaridad y también de justicia social, condone la deuda externa de estos países, exigiéndoles que su importe sea invertido en infraestructuras y servicios necesarios para la población en general y, de un modo especial, para los sectores más pobres y afectados por esta tragedia."

Ya lo había hecho el Papa

Los prelados españoles terminan la mencionada petición señalando que "en las presentes circunstancias se dan las condiciones invocadas para la condonación de la deuda externa a los países pobres por Su Santidad el Papa Juan Pablo II, particularmente en la Encíclica Centesimus annus (nº 35) y en la Carta Apostólica Tertio Millennio Adveniente (nº 51)". 

Noticiario diocesano

Una joven de Kenia toma el hábito
de hermana clarisa en Zafra

Se trata de Paulina Ngina Mbevi, catequista en su país

Una joven keniata, Paulina Ngina Mbevi, se inició a la vida religiosa con la toma del hábito como hermana clarisa franciscana el pasado martes, festividad de la Inmaculada, en el convento de Santa Clara de Zafra.

Esta joven llegó a Zafra hace dos años procedente de una parroquia viva en Makueni (Machacos) en la que era catequista de jóvenes. En estos dos años ha aprendido el castellano, que ya domina, y toda la formación religiosa propia del postulantado, pasando desde ahora al noviciado.

La ceremonia se celebró en la capilla del convento, completamente abarrotada, y fue presidida por don Manuel Santos, Delegado Diocesano para la vida consagrada, y cuatro sacerdotes de Zafra y de Villafranca de los Barros.

Cursillo sobre teología de la vida religiosa en Badajoz

La Conferencia de Religiosos ha organizado un curso sobre teología en la vida religiosa que profundizará enla relación de este estado de vida y las Sagradas Escrituras, la Iglesia, la teología y la vida religiosa de cara al tercer milenio.

El curso se imparte en seis sesiones, la primera de las cuales se desarrolló el día 12 de diciembre. Todas ellas lo harán en horario de diez de la mañana a una del mediodía y en sábado.

La primera sesión trató sobre la vida religiosa en la Escritura. El día 9 de enero tendrá lugar la segunda en torno a los orígenes de la vida religiosa. La Iglesia como lugar teológico de la vida religiosa será el tema de la tercera sesión, programada para el día veintitrés del mismo mes. Para el mes de febrero se programan dos; una el día seis sobre vida religiosa e Iglesia Local y otra para el día veinte en torno a la teología de la vida religiosa. Culmina el programa el seis de marzo con una reflexión de la vida religiosa cara al tercer milenio cristiano.

El cursillo de formación se desarrolla en la Casa de la Iglesia de Badajoz.

Inscripción

Las religiosas y religiosos que aún no se hayan inscrito pueden hacerlo en la Confer de Mérida-Badajoz. Desde este organismo se advierte que los asistentes no deberán pagar matrícula, ya que los gastos corren a cargo de la propia Conferencia de Religiosos de Mérida-Badajoz, desde donde se informa que el número de personas inscritas ronda el medio centenar.

Piden que la investigación tenga en cuenta
a las personas más débiles

Pastoral Universitaria presentó la campaña
"Créditos para la solidaridad"

El Secretariado diocesano de Pastoral Universitaria ha presentado en la Facultad de Educación , de Badajoz, su campaña "Créditos para la solidaridad". Previamente se convocó a alumnos de las distintas facultades y escuelas universitarias del semidistrito pacense, a través de puestos donde se ofrecían "sobres de matrícula solidaria", cuyo contenido consistía en impresos de matrícula ficticia para asignaturas que recogen aspectos que inciden en una formación para la solidaridad.

En el acto de presentación se explicó por qué se desea una Universidad solidaria, que investigue y trabaje para los más débiles. Se señaló la necesidad de encontrar en el estudio el sentido del servicio a la sociedad con preferencia a los pobres, en vez de caer en la competitividad.

Tras una pequeña representación sobre diferentes tipos de universitarios y su visión retrospectiva de lo que es solidaridad, se debatió sobre este término y se llegó a la conclusión de que a menudo se fomenta una solidaridad que no compromete ni establece una continuidad, sino que se queda en acciones esporádicas para tranquilizar conciencias, pero que no transforman. Al final, los asistentes formaron grupos por escuelas o facultades para seguir trabajando.

Por otro lado, un grupo de alumnos y profesores de la Universidad de Extremadura, acompañados por el Director del Secretariado de Pastoral Universitaria, han realizado unos días de ejercicios espirituales en Cabezuela del Valle, en Cáceres. El hilo conductor de la oración fue el reconocimiento de nuestro protagonismo en la Historia de la Salvación bajo la paternidad de Dios y conducidos por su Espíritu que nos lleva a trabaja r por la reconciliación de todos los hombres.

Presentado en Mérida un libro sobre música litúrgica

Con el título Cantamos, melismas y tropos fue presentado recientemente en Mérida un libro sobre música litúrgica, obra realizada por don Manuel Domínguez Merino, organista de la parroquia de Santa Eulalia de la capital autonómica. El libro pretende ser un acercamiento a la utilización y el uso de la música litúrgica, tomando como base las indicaciones del Concilio Vaticano II.

Al acto de presentación asistieron más de 200 personas, que también pudieron disfrutar de una breve muestra musical de lo explicado en el libro por parte del Coro parroquial de Santa Eulalia, cerrándose el acto con unas breves palabras de agradecimiento a cargo de don Manuel Grillo, arcipreste de Mérida.

Pastoral Juvenil de Extremadura lanza
el boletín "Voz Joven"

La asociación Pastoral Juvenil Extremadura ha publicado un boletín informativo bajo el nombre "Voz Joven" dirigido a los jóvenes extremeños, con el objetivo de canalizar toda la información que genera tanto la propia asociación como los foros públicos donde se debate la realidad juvenil, donde se deciden y programan las acciones dirigidas a los jóvenes.

Dicho boletín pretende garantizar el protagonismo y la expresión de los jóvenes cristianos , teniendo en el mismo también un espacio dedicado a los grupos, asociaciones y movimientos cristianos de la región que quieran darse a conocer y compartir sus experiencias sobre ocio, tiempo libre y participación.

La periodicidad de esta publicación será bimensual y estará subvencionada por la Junta de Extremadura desde la Consejería de Educación y Juventud, a través de la Dirección General de la Juventud.

La Juventud Estudiante Católica pone
en marcha la formación de animadores

La Juventud Estudiante Católica (JEC) ha puesto en marcha un proceso de formación e iniciación de animadores con la reunión de un grupo de algo más de treinta personas, pertenecientes a diferentes localidades extremeñas y en contacto con el mundo de la enseñanza, en la sede del Arzobispado en Mérida el pasado día 28 de noviembre.

Entendido como un servicio a la Iglesia diocesana, se ofrece un proyecto educativo y evangelizador con los jóvenes estudiantes de Enseñanza Secundaria y de la Universidad, para ir creando un tipo laico adulto, consciente del mundo en el que vive que sea capaz de lograr una síntesis fe-vida.

Como movimiento de Acción Católica que es, la Juventud Estudiante Católica se ofrece a las parroquias como "forma ordinaria" de asociar a los jóvenes estudiantes, siendo cauce para llevar la misión de la parroquia a las aulas y para trasladar la realidad estudiantil al seno de las comunidades parroquiales. Por esto, deben ser agentes pastorales de cada parroquia los que dinamicen y acompañen a los jóvenes de JEC.

Iglesia y sociedad

La primera jornada, celebrada en Mérida, estuvo dedicada a la presentación de los asistentes y del proceso que se inicia. A continuación se realizó un análisis de la Iglesia y de la economía y sociedad de Extremadura, para lo que se contó con la ayuda de don Agustín Cornejo, sacerdote de la diócesis de Plasencia y consiliario del Movimiento Rural Cristiano.

Los próximos encuentros estarán dirigidos al análisis de la realidad estudiantil, así como al perfil del laico que se pretende conseguir y la pedagogía de la acción, que se plasma en las diferentes herramientas de la Juventud Estudiante Católica: revisión de vida, campaña, proyecto personal y de acción..., para concluir con los aspectos organizativos propios del movimiento JEC.

Las restantes jornadas se celebrarán a lo largo de cinco sábados, a razón de uno por mes, desde las 10 de la mañana a las 5 de la tarde, siendo la próxima convocatoria el sábado día 19 en la Casa de Oración de Gévora.

Mosebey, el grupo musicial del colegio marista de Badajoz, cumple su veinticinco aniversario

De él surgió el famoso grupo español "Tam, Tam Go"

La música como instrumento transmisor de valores cristianos ha inspirado a este grupo nacido en el colegio Marista de Badajoz. Para ellos la música es un valor, pero ha habido otras muchas aptitudes e inquietudes que ha sabido descubrir en todos los que por allí pasaron. El descubrimiento de la amistad ha sido uno de los objetivos, así como la potenciación de los valores humanos y espirituales.

Durante estos veinticinco años han pasado por él cerca de mil jóvenes, entre ellos los hermanos Javier y Nacho Campello Reino, que andando el tiempo formarían el grupo "Tam, Tam Go", que ha llegado a ocupar los primeros puestos en el mundo de la música nacional e internacional.

Actualmente el número de componentes del grupo Mosebey es de ochenta.

El grupo, que tiene más de 760 canciones, ha actuado en decenas de poblaciones de la región extremeña, en muchas concentraciones juveniles, copn motivo de muchos acontecimientos, como el día de la Juventud Diocesana, confirmaciones en el Seminario, fiesta de Nuestra Señora de Chandavila en La Codosera, Congreso Lusitano-Español de Lisboa...

Junto a la música los componentes del grupo no olvidan su formación como cristianos. Se organizan convivencias, especialmente a principio de cada curso, y todos los domingos, después de la misa, se reúnen para analizar el grupo, hacer un repaso de las actividades del mismo y programar actuaciones.

La vigilia de la Milicia de Santa María convocó a varios centenares de personas en Badajoz

Este movimiento organiza vigilias a la Inmaculada en toda España

La noche del lunes volvió a tener como centro la figura de la Virgen. La Inmaculada Concepción congregó a miles de personas en las iglesias de nuestra diócesis que celebraban vigilias.

La Milicia de Santa María, movimiento mariano, reunió un año más a cientos de personas que abarrotaban la parroquia de San Juan de Ribera. Desde sus orígenes, en los años cuarenta, el padre jesuita Luis Morales, fundador de la Milicia, quiso que este acto fuese un homenaje de los hombres a la Madre de Dios, sin embargo, con el paso de los años, la vigilia se ha ido abriendo a las familias.

Cabe destacar la importante asistencia de jóvenes, que son los encargados de la organización y buena parte del desarrollo del acto. La del pasado lunes comenzó con el rezo del rosario comentado por estudiantes de enseñanza media en su mayoría. Posteriomente un seglar, Javier del Hoyo, profesor de filología latina en la Universidad Autónoma de Madrid, aportaba un testimonio personal en el que, entre otras cosas, destacó el papel importante que los laicos pueden y deben desarrollar en la Iglesia y en la Evangelización de nuestro mundo. El culmen de la vigilia fue la celebración de la Eucaristía a cargo del párroco de San Juan de Ribera, don Sebastián González. La vigilia contó con la participación de un coro formado por una veintena de jóvenes.

 

Mirada a nuestro tiempo

La venganza

Hay hechos que por su gravedad reciben la repulsa general de la sociedad con una coincidencia casi unánime. En el debate público suscitado por el linchamiento del pobre camionero de Valencia que ha tenido la mala fortuna de atropellar involuntariamente a un niño de apenas dos años, la opinión pública se ha inclinado por el horror y la incomprensión.

Esta reacción podría dar pie a pensar que nuestra sociedad ha optado por el perdón y la reconciliación y que en su código ético no cabe ya la venganza, porque ha superado el primitivo y veterotestamentario estilo de la ley del talión. Desgraciadamente, nada está más lejos de la realidad; no hay más que asomarse a una hemeroteca y ver los diarios de nuestro país, incluso los más recientes, para comprobar lo que cuesta perdonar y como al que perdona se le tacha de débil y desmemoriado. Esto ocurre en las relaciones políticas, sociales y también en las cotidianas entre las personas, en las que se usa poco el evangélico poner la otra mejilla y es más común el que la hace la paga y el no te dejes pisar por nadie.

Sin embargo, el perdón, querámoslo o no, y aunque cueste llegar a él, es la última y definitiva solución cuando se tuercen las relaciones entre los seres humanos, porque sin magnanimidad la paz no puede asentarse nunca entre las personas y los pueblos.

En cualquier caso, saber perdonar no tendría que ser algo extraordinario para los que viven del perdón de Dios: Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, decimos en el padre nuestro.

Amadeo Rodríguez Magro
 

Página litúrgica

Celebramos el III Domingo de Adviento

Palabra de Dios

Libro del profeta Isaías 35, 1-6a, 10

El desierto y el yermo se regocijarán, se alegrarán el páramo y la estepa, florecerán como flor de narciso, se alegrarán con gozo y alegría. Tienen la gloria del Líbano, la belleza del Carmelo y del Sarión. Ellos verán la gloria del Señor, la belleza de nuestro Dios.

Fortaleced las manos débiles, robusteced las rodillas vacilantes: decid a los cobardes de corazón: "Sed fuertes, no temáis". Mirad a vuestro Dios, que trae el desquite; viene en persona, resarcirá y os salvará. Se despegarán los ojos del ciego, los oídos del sordo se abrirán, saltará como ciervo el cojo, la lengua del mudo cantará. Volverán los rescatados del Señor, vendrán a Sión con cánticos: en cabeza, alegría perpetua; siguiéndolos, gozo y alegría. Pena y aflicción se alejarán.

Salmo 145, 7, 8-9a, 9bc-10

R. Ven, Señor, a salvarnos. (O bien, Aleluya).

El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente,
hace justicia a los oprimidos,
da pan a los hambrientos.
El Señor liberta a los cautivos.
El Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos,
el Señor guarda a los peregrinos.

Carta del apóstol Santiago 5, 7-10

Tened paciencia, hermanos, hasta la venida del Señor. El labrador aguarda paciente el fruto valioso de la tierra mientras recibe la lluvia temprana y tardía. Tened paciencia también vosotros, manteneos firmes, porque la venida del Señor está cerca. No os quejéis, hermanos, unos de otros para no ser condenados. Mirad que el juez está ya a la puerta. Tomad, hermanos, como ejemplo de sufrimiento y de paciencia a los profetas , que hablaron en nombre del Señor.

Evangelio según san Mateo 11, 2-11

En aquel tiempo, Juan, que había oído en la cárcel las obras del Mesías, le mandó a preguntar por medios de dos de sus discípulos:

- Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?

Jesús les respondió:

- Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo: los ciegos ven y los inválidos andan; los leprosos quedan limpios y los sordos oyen; los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia el evangelio. Y dichoso el que no se escandalice de mí!

Al irse ellos, Jesús se puso a hablar a la gente sobre Juan:

- Qué salisteis a contemplar en el desierto?, una caña sacudida por el viento? O qué fuisteis a ver?, un hombre vestido con lujo? Los que visten con lujo habitan en los palacios. Entonces, a qué salisteis?, a ver un profeta?; él es de quien está escrito: "Yo envío mi mensajero delante de ti, para que prepare el camino ante ti". Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan el Bautista, aunque el más pequeño en el Reino de los cielos es más grande que él.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

14, lunes: Num 24, 2-7, 15-17; Mt 21, 23-27.
15, martes: Sof 3, 1-2, 9-13; Mt 21, 28-32.
16, miércoles: Is 54, 6-8, 18, 21-25; Lc 7, 19-23.
17, jueves: Is 54, 1-10; Lc 7, 24-30.
18, viernes: Is 56, 1-3, 6-8; Jn 5 33-36.
19, sábado: Jdt 13, 2-7, 24-25a; Lc 1, 5-25.
20, domingo: Is 7, 10-14; Rm 1, 1-7; Mt 1, 18-24.

 

Comentario litúrgico

Eres tú?

El pasado domingo atravesaba nuestras celebraciones la figura de Juan Bautista como un gigante del desierto que con su fuerte voz fustigaba a la muchedumbre echándole en cara su poca fe.

El evangelio de hoy presenta al mismo personaje pero en una situación totalmente distinta. Está prisionero por denunciar los pecados del rey Herodes, pero sobre todo su espíritu está inmerso en la desolación.

El que pregonó con toda seguridad la venida del Mesías, el que le reconoció y lo presentó como el Cordero de Dios, ahora ya no tiene seguridad ninguna y envía a dos discípulos a preguntar a Cristo: "Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?".

Si nos detenemos un poco a pensar en el drama personal del Bautista caeremos en la cuenta de que es un drama muy actual, pues se respira un ambiente poco propicio para las certezas y, sobre todo, para la esperanza.

Esto es tan cierto que basta comparar el mensaje que nos propone la liturgia de Adviento en palabras de Isaías "el desierto florecerá como flor de narciso... se despegarán los ojos del ciego, los oídos del sordo se abrirán... etc." con lo que nos decimos unos a otros.

Efectivamente, hablamos de cuestiones tan importantes como la situación de la familia, el futuro de la juventud, la herida del tercer mundo, la situación del ecosistema, etc. sin que se nos ocurra pensar que a Dios le interesa esto mucho más que a nosotros y que, por tanto, hemos de seguir pensando que la utopía es posible.

El apóstol Santiago nos exhorta a la paciencia para que sepamos ver la realidad presente a la luz de la esperanza "porque la venida del Señor está cerca".

Antonio Luis Martínez

Santoral

14 de diciembre: San Espiridión (+ 348)

Estamos ante un chipriota pastor de ovejas que, con el tiempo, terminará como pastor de hombres. Dicen que, mientras cuidaba el rebaño de su padre, terminó por aprenderse el evangelio de memoria y respondía a cada situación con una sencilla y atinada frase evangélica.

Durante la persecución de Maximiano, a finales del siglo III, le torturaron terriblemente, arrancándole un ojo y cortándole los tendones de una rodilla... Por fin le condenaron a trabajos forzados en unas minas. Tuerto, cojo y delgado hasta los puros huesos, salió vivo del agujero. Parece ser que los campos de concentración poseen una prehistoria ciertamente larga.

Vuelto a Chipre, Espiridión es aclamado obispo y asiste al Concilio de Nicea cuando Constantino lo convoca. Allí votó a favor del Credo que rezamos los domingos en la Misa. Con hombres como este no es extraño que la fórmula de la fe fuere tan bella, ajustada y perdurable: la compusieron obispos que habían sufrido por esa misma fe hasta estar vivos, bastantes de ellos, de puro milagro.

Dicen que se presentó ante la corte vestido de andrajos, pero el emperador reconoció en él al Obispo de Chipre. No sé si Constantino supo detectar en él al Pastor chipriota, pero una cosa sí es segura: entonces los prelados no tenían que disfrazarse de pobres: eran mendigos tuertos y cojos, poseedores de un amor, una esperanza y una fe que supo hacer del mar Mediterráneo la pila bautismal del mundo. Espiridión es signo de una Iglesia que, aún viendo por un solo ojo y cojeando de una pierna, es depositaria del mayor amor.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

14, lunes: Juan de la Cruz, Tirso, Nicasio, Venancio, Espiridión.
15, martes: Valeriano, Maximino, Urbicio, María de Rosa.
16, miércoles: David rey, Baco, Ado, Adelaida, Mª. de los Ángeles.
17, jueves: Daniel, Ananías, Azarías, Misael, Modesto, Juan de Mata.
18, viernes: Malaquías, Gatiano, Floro, Pablo Nguyén.
19, sábado: Anastasio, Gregorio, Urbano, Francisco Javier Ha Trong.
20, domingo: Ceferino, Eugenio y Macario,Ursicino, Domingo.

 

Contraportada

Don Luis Zambrano,

camino de los altares

El Arzobispo recibe la solicitud de introducción
de la Causa para su canonización

El arzobispo de Mérida-Badajoz, don Antonio Montero, ha hecho público un edicto en el que se da a conocer que el Instituto Secular "Hogar de Nazaret", a través del correspondiente postulador, ha solicitado la introducción de la causa de canonización de don Luis Zambrano Blanco, sacerdote de la diócesis de Badajoz y Fundador de dicho Instituto, muerto en olor de santidad en esta ciudad el 14 de febrero de 1983. El Arzobispo pide a todos los fieles que posean noticias útiles en relación con la causa que las hagan llegar para que sean sometidas a examen.

Don Luis Zambrano nació en Fuente del Maestre el 23 de diciembre de 1909 en una familia cristiana, formada por Antonio y Josefa, junto a otro hermano, también sacerdote, José.

En octubre de 1922, Luis ingresó en el Seminario Diocesano de San Atón de Badajoz. Tenemos algunas noticias de su primer curso en el seminario a través de las cartas conservadas por su hermano. Algunos párrafos nos ayudan a conocer la vida interior de aquel pequeño seminarista. Con cariño filial pero con un contenido religioso sorprendente para un niño de doce años, felicita a su madre en su onomástica con estas palabras "Le doy a usted muchas felicidades en el día de su santo. Que yo pediré por usted a San José y ustedes pedirán por mí. Que su santo bendito la colme de gracias y dones para obrar siempre bien aquí en la tierra; y después, allá en el cielo, tengamos la dicha de cantar sus alabanzas, que es lo que, con la ayuda suya, conseguiremos, si Dios quiere ".

El 24 de junio de 1934, Luis es ordenado sacerdote y dos días más tarde celebró su primera misa en su parroquia de origen, Ntra. Sra. de la Candelaria, de Fuente del Maestre. Son dos fechas de su vida, que jamás pasaron a ser meras notas de agenda, sino que fueron el inicio de una apasionada vida entregada al ministerio sacerdotal.

El carisma de Fundador

Un autógrafo de don Luis, del año 1970, nos da luz sobre la fundación del Hogar de Nazaret: "En los años precedentes a la Guerra Civil el año 1935 concretamente....en la capilla del Sagrario de la Parroquia de Ribera del Fresno, la Divina Providencia inspiraba a un sacerdote pacense, recientemente ordenado, la posibilidad de establecer en la propia parroquia una forma concreta de vida que ayudara al párroco en el apostolado de la Iglesia...Bajo la protección de la Stma. Virgen en el misterio de su Inmaculada Concepción y bajo la mirada de Jesús Sacramentado, viviente en el Sagrario, comenzamos nuestra labor, alentados por Santa Teresa de Jesús. El día 25 de diciembre del año 1935 se consagraba con voto de pureza el primer miembro, que habría de ser, de la Institución Hogar de Nazaret".

Entre septiembre de 1941 y julio de 1945 don Luis Zambrano tuvo a su cargo la parroquia de Almendral. A pesar de ser su corta estancia, aún perdura el recuerdo en muchas personas. Don Juan Ramón Muñoz, profesor de E.G.B. nos aporta las siguentes noticias: "Cuando conocí a don Luis, tendría yo nueve o diez años, poco más o menos y aquellos recuerdos los asocio a su manteo, donde nos cobijábamos todos los niños de Almendral. Don Luis iba siempre a todas partes acompañado de nosotros, a manera de escolta. Ibamos con frecuencia a La Torre (población cercana a Almendral). Allí le pusieron el apodo de "Palomo Ladrón" porque éste roba a las palomas y don Luis se lleva tras de sí a toda la juventud...Oí decir a la gente que cuando le regalaban a don Luis algún cerdo para la matanza le duraba bien poco porque enseguida la repartía".

Don Luis llegó a Olivenza no habiendo cumplido todavía los 36 años y dejó su queridísima parroquia oliventina de la Magdalena cuando iba a cumplir los 60. Estos datos manifiestan que lo más maduro y granado de su vida parroquial tuvo lugar en esta ciudad fronteriza.

Comenzó su ministerio con el grito de sabor paulino: "Vengo a crucificarme y vengo a crucificaros, a traer la guerra", dicha en la homilía de su toma de posesión, que se vio refrendada por una tarea pastoral que encaminó a mucha gente al seguimiento del crucificado y supuso para don Luis la descarnada cruz de la incomprensión y de la murmuración, sobre todo en los primeros años de su estancia en Olivenza. Especialmente, en aquellos primeros años de su estancia en Olivenza, era patente su identificación con las ansias de renovación del Papa Pío XII. No sólo dio cultura a los niños y adultos, sino que se ofreció el marco de una educación cristiana que llegaba hasta la formación litúrgica, siendo sus niños una buena cantera para el servicio del altar y la formación de la magnífica escolanía que durante muchos años fue una pieza imprescindible en las celebraciones de la liturgia parroquial. Con realismo, y teniendo en cuenta los años de escasez que se vivía en los primeros años de fundación de las escuelas parroquiales, se montó un comedor escolar donde se daba de comer al mediodía a los niños. En ese comedor, el domingo, día 23 de enero de 1949 tuvo lugar un milagro por el que se multiplicó abundantemente el poco arroz cocinado para los niños. La cocinera, miembro de la Institución "Hogar de Nazaret", invocó la interseción del Beato Juan Macías, que obró tal milagro. La Santa Sede lo aprobó como tal y el Papa Pablo VI proclamó santo a Juan Macías el 28 de septiembre de 1975.

Últimos años en Badajoz

El 24 de octubre de 1969 es nombrado vicario ecónomo de la parroquia de San Juan Bautista de Badajoz. Comenzaba ya a sufrir un declive físico, consecuencia natural de una vida entregada sin contemplaciones y de unos horarios literalmente heroicos. En el año 1982 se le concede la jubilación y el 23 de agosto de ese año el Papa Juan Pablo II lo nombra Prelado de Honor.

Don Rafael Fernández, el cardiólogo que lo atendió, afirma que don Luis llevó la enfermedad con mucho sosiego: "No lo oí quejarse nunca. Incluso en el tratamiento de la leucoplasia de lengua, al decirle yo: esto debe ser nuy doloroso, don Luis sonreía...Jamás me preguntó por el curso de su enfermedad...No lo vi expresar que quería morir, pero tampoco lo vi preocupado por morirse". Falleció el 14 de febrero de 1983 después de pedir fidelidad a las hijas de la Institución.

Extraído del resumen biográfico realizado por don Antonio Luis Martínez

Please send your comments and problem reports to
Michael Olteanu.
E-mail root@christusrex.org