Semanario
"Iglesia en camino"

Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

Iglenca@jet.es

Número 325. 12 de Diciembre de 1999

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 

Portada

Los obispos españoles señalan
las luces y sombras del siglo XX

Acción de gracias, petición de perdón y confesión
de esperanza a las puertas del 2000

N.325 F Portada.jpg (27935 bytes)A las puertas del año 2000 los obispos españoles han echado la vista atrás y han realizado un balance de las apòrtaciones y los desaciertos de la Iglesia en este siglo XX. Las conclusiones se plasman en un documento que lleva por título "La fidelidad de Dios dura por siempre". En su reflexión los prelados sitúan en el apartado positivo el don de la fe, el Concilio Vaticano II, la doctrina social de la Iglesia, el desarrollo económico y social, la construcción de nueva Europa unida y los papas con que ha contado la Iglesia en este siglo.

Los obispos sitúan en la parte opuesta la autosuficiencia del "tiempo moderno", la secularización, los enfrentamientos atizados por los nacinalismos excluyentes, la miseria de muchos que convive con la opulencia de unos pocos, la cultura de la muerte que ha hecho que el hombre se sienta autorizado para disponer de su propia vida y de la de los demás y el individualismo y colectivismo.

 

Nota del Comité Ejecutivo de la CEE

La Iglesia deplora la ruptura
de la tregua por ETA

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, haciéndose eco de   manifestaciones de otros Obispos españoles en el mismo sentido y actualizando de nuevo la permanente línea de condenación de las actuaciones terroristas de ETA, deplora profundamente la decisión de esta organización de poner fin a la tregua, anunciada en septiembre de 1998, amenazando de nuevo a toda la sociedad con nuevos atentados. Esta decisión llena de pesar y temor a la Iglesia y hiere las esperanzas que el cese de sus acciones violentas contra las personas alentó en nuestro pueblo. El terrorismo no es camino para satisfacer ninguna demanda o reivindicación que en una sociedad democrática hay que defender por medios pacíficos y justos.

El Comité Ejecutivo de la CEE, interpretando el sentir unánime de los Obispos españoles, llama a la citada organización a que revoque su decisión y decida definitivamente el abandono de la violencia en cualquiera de sus expresiones, que es rechazada por toda conciencia recta y envilece y degrada a sus autores, defensores y cómplices. ETA está todavía a tiempo para rectificar y evitar así al País Vasco y a España entera nuevas tragedias y sufrimientos.

Pide asimismo al Señor que toque el corazón de quienes han anunciado la vuelta a la actividad armada para que desistan de sus proyectos. Lo exige la dignidad de la persona y de la vida humana, que son inviolables como prescribe el mandato divino del "no matarás". Lo exige también nuestra común condición de hermanos, hijos de un mismo Padre.

Invita, finalmente, a todos los cristianos a la oración ferviente y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad al compromiso activo en favor de la paz, a la que tienen derecho, por encima de cualquier otra consideración política, el País Vasco y toda la sociedad española, que ya ha sufrido durante largos años el azote del terrorismo.

En cualquier caso, el don la paz, que de nuevo se nos ofrece en la espera del Señor que viene en este nuevo Adviento del año 2.000, no nos será arrebatado si los cristianos y todos los ciudadanos unidos con los responsables del bien público nos comprometemos decididamente en la promoción de los derechos fundamentales de la persona y en la búsqueda consecuente del bien común.

 

Catequesis del Papa

La familia, gran desafío de la Iglesia

pope.jpg (8386 bytes)La familia constituye uno de los grandes desafíos del momento actual, constató Juan Pablo II en la audiencia general que pronunció el día uno de diciembre en el aula Pablo VI de la Ciudad del Vaticano. Con las nuevas iniciativas jurídicas surgidas en varios países que reconocen a las llamadas &laqno;parejas de hecho», el argumento adquiere una candente actualidad. Por su interés, presentamos el texto íntegro pronunciado por el Papa.

1. Para prepararse adecuadamente al gran Jubileo no puede faltar en la comunidad cristiana un serio compromiso para redescubrir el valor de la familia y del matrimonio (cf. Tertio millennio adveniente, 51). Esto es más urgente todavía en estos momentos en que este valor es puesto en tela de juicio por una gran parte de la cultura y de la sociedad. No sólo se discuten algunos modelos de vida familiar, que cambian bajo la presión de las transformaciones sociales y de las nuevas condiciones de trabajo. En realidad, se ataca la concepción misma de la familia, como comunidad fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer, en nombre de una ética relativista que se abre camino en amplios sectores de la opinión pública y de la misma legislación civil.

La crisis de la familia se convierte a su vez en causa de la crisis de la sociedad. Muchos fenómenos patológicos --desde la soledad hasta la violencia, pasando por la droga-- se explican en parte porque los núcleos familiares han perdido su identidad y función. Donde cede la familia, la sociedad pierde su tejido de unión, con consecuencias desastrosas que afectan a las personas, en particular a los más débiles: a los niños, a los adolescentes, a los minusválidos, a los enfermos, a los ancianos...

2 . Es necesario, por tanto, promover una reflexión que ayude no sólo a los creyentes, sino a todos los hombres de buena voluntad, a redescubrir el valor del matrimonio y de la familia. En el Catecismo de la Iglesia Católica se puede leer: &laqno;La familia es la "célula original de la vida social". Es la sociedad natural en que el hombre y la mujer son llamados al don de sí en el amor y en el don de la vida. La autoridad, la estabilidad y la vida de relación en el seno de la familia constituyen los fundamentos de la libertad, de la seguridad, de la fraternidad en el seno de la sociedad» (n. 2207).

La razón, si escucha la ley moral inscrita en el corazón humano, puede llegar al redescubrimiento de la familia. Comunidad &laqno;fundada y vivificada por el amor» (cf. Familiaris consortio, 18), la familia saca su fuerza de la alianza definitiva de amor con la que un hombre y una mujer se entregan recíprocamente, convirtiéndose juntos en colaboradores de Dios en el don de la vida. En virtud de esta relación de amor que constituye su fuente, también las relaciones que se establecen entre los demás miembros de la familia tienen que inspirarse en el amor y caracterizarse por el cariño y el apoyo recíproco. Lejos de cerrar a la familia en sí misma, el amor auténtico la abre a toda la sociedad, pues la pequeña familia doméstica y la gran familia de todos los seres humanos no están en oposición, sino en una relación íntima y original. En la raíz de todo esto se encuentra el misterio mismo de Dios, evocado precisamente de manera especial por la familia. De hecho, como escribía hace algún tiempo en la "Carta a las familia", a la luz del Nuevo Testamento es posible descubrir que el modelo originario de la familia hay que buscarlo en Dios mismo, en el misterio trinitario de su vida. El "Nosotros" divino constituye el modelo eterno del "nosotros" humano; ante todo, de aquel "nosotros" que está formado por el hombre y la mujer, creados a imagen y semejanza divina». (n. 6).

3 . La paternidad de Dios es el manantial trascendente de toda paternidad y maternidad humanas. Al contemplarla con amor, tenemos que comprometernos en redescubrir esa riqueza de comunión, de gestación y de vida que caracteriza al matrimonio y a la familia. En ella se desarrollan relaciones interpersonales en las que se confía a cada uno una tarea específica, sin esquemas rígidos. No voy a referirme aquí a esos papeles sociales y funcionales que son la expresión de particulares contextos históricos y culturales. Pienso más bien en la importancia que revisten, en la relación recíproca matrimonial y en el compromiso común de los padres, la figura del hombre y de la mujer que están llamados a aplicar sus características naturales en el ámbito de una comunión profunda, enriquecedora y respetuosa. &laqno;A esta "unidad de los dos" confía Dios no sólo la obra de la procreación y la vida de la familia, sino la construcción misma de la historia» (Carta a las Mujeres, 8).

4 . El hijo debe ser percibido como la expresión máxima de la comunión del hombre y de la mujer, es decir, de la recíproca acogida/donación que se realiza y se trasciende en una "tercera persona", es decir, en el hijo. El hijo es la bendición de Dios. Transforma al marido y a la mujer en padre y madre (cf. Familiaris consortio, 21). Los dos salen de sí y se expresan en una persona que, si bien es fruto de su amor, va más allá de sí mismos.

El ideal expresado en la oración sacerdotal, en la que Jesús pide que su unidad con el Padre abarque a los discípulos y a quienes creerán en su palabra (cf. Juan 17,11) se aplica de manera especial a la familia. La familia cristiana "iglesia doméstica" (cf. Lumen gentium, 11), está llamada a realizar de manera especial este ideal de perfecta comunión.

5. Al terminar este año dedicado a la meditación de Dios Padre, redescubrimos por tanto la familia, a la luz de la paternidad divina. De la contemplación de Dios Padre, podemos deducir sobre todo una urgencia que responde particularmente a los desafíos del momento histórico actual. Mirar a Dios Padre significa concebir la familia como el lugar de la acogida y de la promoción de la vida, laboratorio de fraternidad donde, con la ayuda del Espíritu de Cristo, se crea entre los hombres &laqno;una nueva fraternidad y solidaridad, reflejo verdadero del misterio de recíproca entrega y acogida propio de la Santísima Trinidad» (Evangelium vitae, 76). Gracias a la experiencia de familias cristianas renovadas, la misma Iglesia podrá aprender a cultivar entre todos los miembros de la comunidad una dimensión más familiar, adoptando y promoviendo un estilo de relaciones más humano y fraterno (cf. Familiaris consortio, 64).

+ Juan Pablo II

Centrales

Los obispos españoles hacen balance
del siglo que termina

Publicado el documento exhortatorio
"La fidelidad de Dios dura siempre"N.325 F Centrales.jpg (39318 bytes)

Aprobado por la última Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, el día 2 de diciembre se ha hecho público el documento «La fidelidad de Dios dura siempre. Mirada de fe al siglo XX», donde los obispos realizan un balance de los que, a su parecer, ha significado el siglo XX, referido especialmente a Europa y más en concreto, a España.

El estilo del documento es más bien el de una oración inspirada en el canto del Magníficat de la Virgen, a través del cual dan un repaso a los últimos cien años de nuestra historia.

Este recorrido lo dividen los obispos en tres partes: la primera es de acción de gracias por los logros de la Iglesia y de la sociedad; la segunda es de denuncia y petición de perdón por las situaciones contrarias al querer de Dios y a la dignidad humana; y la tercera, con el título «Confesión de fe en las promesas de Dios», es toda una apuesta eclesial de futuro, basada en la esperanza en Dios y en el compromiso que nace de la caridad. Para ayudar a nuestros lectores en su reflexiones de final de siglos les ofrecemos en esta página algunas citas textuales de este documento.

Luces: Alabanza por los beneficios recibidos

- Antes que nada damos gracias a Dios y le glorificamos por el don mismo de la fe. La fe que recibimos a través de nuestros padres, sacerdotes, educadores y catequistas, sigue viva y renovada en tantas personas, familias y comunidades. El testimonio de miles de mártires y santos ha sido más fuerte que las insidias y violencias de los falsos profetas de la irreligiosidad y el ateísmo.

- El Concilio Vaticano II, muestra extraordinaria de la cercanía de Dios para con los hombres de nuestro tiempo, ha sido el gran instrumento de renovación de la Iglesia universal... La vivencia y la doctrina conciliar aportaron a nuestras Iglesias el impulso y la lucidez necesarios para situarse de modo evangélico y creativo en la coyuntura de nuestra sociedad.

- Uno de los capítulos más notables del pensamiento y de la acción de los católicos en el siglo XX: la Doctrina Social de la IglesiaNo podemos olvidar las muchas obras asistenciales y de servicio abnegado y eficaz en el campo de la enseñanza, la sanidad y la atención de los marginados, iniciadas por tantos fundadores y fundadoras del siglo XIX y principios del XX, que siguen prestando hoy servicios admirables de verdadera caridad.

- El desarrollo económico y social ha sido otro de los logros indudables de este tiempo que nos permite mirar hacia atrás con satisfacción. También hemos sido testigos en este siglo de una conquista formidable, todavía no concluida: la dignidad de la mujer ha sido mejor reconocida y su presencia en la vida social se ha vuelto más amplia y visible.

- La construcción de una nueva Europa unida es también un fenómeno que nos llena de esperanzaLa integración de España en este gran proyecto europeoha supuesto el fin de un largo periodo de aislamiento del que esperamos la consolidación de la paz y del bienestar para nuestro pueblo.

- Terminamos agradeciendo al Espíritu Santo la serie tan extraordinaria de los Papas del siglo XX.

Sombras: Confesión de los pecados y petición de perdón

- El primer pecado de los hombres del siglo XX ha sido tal vez la autosuficiencia del "tiempo moderno". Los hijos de la Iglesia hemos participado de esta gran debilidad de nuestros contemporáneosPedimos perdón al Padre de todos los hombres por haber maltratado su creación.

- Los cristianos hemos permitido con demasiada frecuencia la secularización más o menos oculta de nuestra fe y nuestra esperanza.

- Los enfrentamientos atizados por nacionalismos excluyentes e ideologías totalitarias, que pretendían hacer realidad por la fuerza las utopías terrenas, arrastraron al mundo y, en particular a Europa, a violencias inauditas. También España se vio arrastrada a la guerra civil más destructiva de su historia. No queremos señalar culpas de nadie en esta trágica ruptura de la convivencia entre los españoles. Deseamos más bien pedir el perdón de Dios para todos los que se vieron implicados en acciones que el Evangelio reprueba, estuvieran en uno u otro lado de los frentes trazados por la guerra. La sangre de tantos conciudadanos nuestros derramada como consecuencia de odios y venganzas, siempre injustificables, y en el caso de muchos hermanos y hermanas como ofrenda martirial de la fe, sigue clamando al Cielo para pedir la reconciliación y la paz Para quienes ejercen la violencia terrorista pedimos la conversión y el perdón de Dios, que se traduzcan sobre todo en el abandono definitivo de sus acciones violentas.

- El siglo del desarrollo económico y social es también el siglo de la miseria más repulsiva y letal de poblaciones enteras También entre nosotros persisten condiciones de vida lamentables en el llamado "cuarto mundo" de los barrios de las grandes ciudades y en los ambientes más afectados por el paro y por la drogadicción.

- Terrible estructura de pecado del siglo XX es también la cultura de la muerte. El hombre "adulto" se ha sentido autorizado para disponer de su propia vida y de la vida de los demás, pensando encontrar de ese modo solución a determinados problemas.

- El individualismo y el colectivismo han atenazado a la familia dificultando notablemente su desarrollo equilibrado.

 

Demasiados regalos no convencen
al niño de que se le quiere más

El mejor don, según los pediatras, es estar más tiempo con ellos

N.325 F Demasiados regalos.jpg (26212 bytes)Un grupo de cincuenta pediatras y psicólogos consultados por la revista 'Burda' consideran que no conviene llenar todas las expectativas de los chavales respecto a los regalos navideños. Para el 38% de los médicos entrevistados, demasiados regalos crean en el niño la convicción de que se le deben y si no los recibe no se siente amado. "Los niños están desprotegidos ante una televisión que los martillea ­explica la psicóloga Serenella Salomoni­ y a los padres no les queda otra que responder a sus deseos, haciéndose perdonar así todas las carencias de afecto de las que son responsables". "El único regalo que un padre puede hacer al propio hijo ­advierte la psicóloga Maria Rita Parsi­ es su presencia, el juego, el amor".

El 16% de los pediatras interpelados, además, está convencido de que la abundancia de regalos desencadena una carrera: cuantos más recibe el niño, más reclama.

¿Qué quieren los niños de hoy? Según Chiara Rapaccini, escritora de libros para niños, "lo primero que piden es estar más tiempo con sus padres y, en segundo lugar, con los niños de su edad".

La escritora, sin embargo, es partidaria de no exagerar por el otro lado en el tema de los regalos: "Si quieren el vídeo juego, cómpreselo", aunque señala que el verdadero problema es que los niños se ven obligados a estar ante este juguete porque sus papás están ausentes.

Desarrollan la inteligencia

Por su parte, la pediatra Rosetta Braca indica que "es justo criticar el exceso de regalos pero también hay que decir que muchos juegos desarrollan la capacidad y la inteligencia de los niños y que la multi-estimulación es de todos modos positiva. Todo depende del comportamiento de los padres: si llenan de regalos a los hijos y luego se desinteresan, es una cosa. Si en cambio se ponen a jugar con ellos, les ayudan, participan, la cosa obviamente cambia".

Los expertos consideran que los mejores regalos son: construcciones (41%); tren (27%); plastilina o barro para modelar (15%); puzzle (9%); laboratorio de química (7%).

ZENIT

Belén comenzó el Jubileo con la mayor celebración ecuménica de su historia

La pequeña plaza que se encuentra junto a la Basílica de la Natividad, en Belén, llena hasta los topes de gente, se convirtió el pasado día 5 de diciembre en el escenario de un encuentro histórico.

Para conmemorar los dos mil años del nacimiento de Jesús y dar inicio así a las celebraciones del Jubileo en esta ciudad, se congregaron por primera vez en la historia los jefes de las doce comunidades cristianas de Jerusalén: los patriarcas y arzobispos católicos y ortodoxos (de todos los ritos), así como el obispo luterano y anglicano. Con ellos, estuvo también presente el custodio franciscano de Tierra Santa. Juntos dieron vida a una celebración religiosa comunitaria sin precedentes.

El anciano patriarca greco-ortodoxo, enfermo, se presentó en silla de ruedas para confesar junto a sus hermanos separados &laqno;las culpas de divisiones seculares, que en ocasiones han llegado a la rivalidad», &laqno;para prometer que sin recriminaciones sobre el pasado, adorando al Verbo de Dios hecho hombre en Belén, sólo se darán amor y paz, hasta llegar a la deseada recomposición de la comunión eclesial».

Ratificaron este compromiso con el rezo del Padrenuestro. El inicio del Año Santo del Jubileo no podía empezar con mejores auspicios ecuménicos.

En parte, porque los deseos que expresó Juan Pablo II en un mensaje que envió desde Roma, fueron confirmados por los líderes cristianos de Tierra Santa. &laqno;Que el gran Jubileo conduzca a los discípulos de Cristo a enmendar nuestro pecados pasados contra la unidad y a trabajar para acelerar la bienaventurada hora en que invocaremos a nuestro Padre de los cielos con una sola voz», escribió el pontífice.

Otros mensajes han confirmado la importancia de este encuentro ecuménico, como son los del arzobispo de Cantorbery, el doctor George Carey, y el del patriarca ortodoxo de Moscú, Alejo II.

ZENIT

En España hay más de 67.000 religiosos y religiosas

La Confer Española acaba de publicar en un grueso volumen de más de mil páginas la Guía de las comunidades religiosas de España. Es la primera edición de estas características en un sólo libro y ha sido realizada por el Departamento de Estadística.

Son cerca de nueve mil las comunidades religiosas en España: 6.284 de religiosas y 2.800 de religiosos. El número total de religiosos en España es de más de 67.000: 50.937 religiosas, pertenecientes a 377 congregaciones distintas, y 16.621 religiosos de un centenar de Institutos.

Las actividades principales de los religiosos y religiosas giran en torno a la enseñanza con 2.342 centros, seguidas de 886 residencias para la tercera edad, 673 comunidades de reinserción, 388 casas de espiritualidad, 311 hogares infantiles y 141 casas de menores. De todas estas comunidades, así como de los servicios y departamentos de la Confer en distintos niveles, se ofrece información sumaria y fundamental en la citada guía.

SIC

 

Noticiario diocesano

Peter Hans Kolvenbach, Prepósito General
de la Compañía de Jesús, estuvo en Badajoz
y en Villafranca de los Barros

En la capital pacense se entrevistó con el arzobispo Montero Moreno

El Prepósito General de la Compañía de Jesús, Peter Hans Kolvenbach, visitó, el pasado día 2, Badajoz y Villafranca de losN.325 F Arzobispo y Kolvenbach.jpg (22619 bytes) Barros. Con esta visita el máximo representante de los jesuitas conoció las comunidades de su orden existentes en la archidiócesis.

Los actos de la visita se iniciaron a las once y media de la mañana con una reunión entre Kolvenbach y el arzobispo.

Visitante ilustre

En este contacto don Antonio le mostró la alegría de la Iglesia de Mérida-Badajoz por esta visita y le indicó la labor que realizan los jesuitas en la diócesis. Por su parte Kolvenbach se interesó por el seminario de Badajoz y las vocaciones.

No faltaron en la reunión, que duró 45 minutos, temas de contenido social referidos tanto a España al mundo. Don Antonio Montero se interesó por la presencia de los jesuitas en China y en Rusia, donde vienen realizando una gran labor no exenta de dificultades.

El arzobispo de Mérida-Badajoz le regaló al Prepósito General de la Compañía de Jesús un ejemplar de su libro "Historia de la persecución religiosa en España", por la que Kolvenbach había mostrado mucho interés.

Posteriormente Kolvenbach visitó el colegio Virgen de Guadalupe y la parroquia de la Santísima Trinidad, en la capital pacense, ambos a cargo de los jesuitas.

Tras el almuerzo se desplazó a la localidad de Villafranca de los Barros para conocer el Colegio de San José y saludar a la comunidad que lo dirige y al personal docente y no docente.

En Villafranca, Kolvenbach pronunció una conferencia para toda la comunidad educativa, saludó a los familiares de jesuitas nacidos en Villafranca y celebró la eucaristía

Desde Villafranca el Prepósito General de la Compañía de Jesús se marchó a Toledo para visitar allí también a las comunidades de su orden establecidas en esa archidiócesis.

24.000 jesuitasción intelectual.

Tradicionalmente, al General de los jesuitas se le ha conocido en la Iglesia como "El Papa negro" debido a la importancia de esta orden, tanto por su número, en torno a 24.000 en los cinco continentes, como por su gran preparación intelectual.
Peter Hans Kolvenbach, de 72 años y nacionalidad holandesa, llegó a la cúspide de la Compañía de Jesús en el mes de septiembre de 1983. Previamente, desde 1981, había ocupado el cargo de Rector del Instituto Oriental, dentro de la Universidad Gregoriana de Roma, dirigida por los jesuitas. Allí llegó procedente del Líbano, donde realizó buena parte de sus estudios y trabajó como misionero.

Nueva cubierta de la iglesia de San Antonio,
en Almendralejo

Han terminado las obras de construcción de una nueva cubierta en la iglesia de San Antonio, de Almendralejo.

Los trabajos de la nueva techumbre los ha financiado la Junta de Extremadura y han sido necesarios al comprobarse la imposibilidad de reparar la anterior, debido al mal estado en que se hallaban sus materiales.

Los muros y la techumbre se han reestructurado con 28.000 kilos de hormigón y se han limpiado y cosido las bóvedas. También se ha pintado parte del interior de la iglesia.

El coste de las obras ha sido de once millones de pesetas, según ha informado el párroco, don Rafael Corraliza, quien afirma que hay que continuar con la reparación del interior del edificio, ya que se están perdiendo unas pinturas originales del siglo XVIII en las paredes del templo. "El arquitecto se ha interesado mucho por la recuperación de estos frescos y esperamos recibir ayuda institucional para conseguirlo", añade el párroco.

También es preciso pintar la fachada y sustituir la vieja iluminación eléctrica del interior, para lo que se contará con la colaboración de los fieles.

Servicio telefónico gratuito entre los misioneros
y cooperantes y sus familiares

La Fundación Telefónica, de la Compañía Telefónica, ha puesto en marcha, por cuarto año consecutivo, el servicio de llamadas gratuitas entre los familiares y los misioneros y cooperantes españoles que desarrollan labores humanitarias fuera de nuestro país.

Esta campaña comenzó el día 11 de diciembre y concluirá el 9 de enero.

Para realizar las llamadas se ha habilitado el número 900123500, en horario de nueve de la mañana a siete de la tarde, de lunes a domingo.

El familiar directo (padres, cónyuges, hermanos) deberá concertar la llamada con 24 horas de antelación, indicando el día y la hora en que se desea que se efectúe la comunicación, debiendo facilitar el nombre del misionero o cooperante, organización a la que pertenece, teléfono, localidad y país en que se encuentra.

Posteriormente, el Servicio de Operadoras de Internacional, de Telefónica, establecerá la comunicación en el día y hora fijados. Este servicio funcionará durante las 24 horas del día.

Se podrá realizar una llamada por familia y cooperante con una duración estimada de 12 minutos.

 

 

El equipo de consilarios diocesanos de Acción Católica se reúne con 30 sacerdotes

Trataron sobre el acompañamiento y animación en la fe

Una treintena de sacerdotes de nuestra diócesis se congregaron el pasado lunes, 6 de diciembre, en la casa de ejercicios de Gévora, convocados por el equipo de consiliarios diocesanos de la Acción Católica General y Especializada y presididos por el delegado del apostolado seglar, don Luis Romero.

El trabajo se realizó con el esquema propio de la revisión de vida: ver, juzgar y actuar. Se trató el tema del acompañamiento y animación en la fe como ejercicio del ministerio sacerdotal y fue coordinado por don Antonio Becerra, consiliario diocesano de Jóvenes de A.C.

En la primera parte de la jornada, tras un tiempo de oración, se analizó la calidad del acompañamiento que se está realizando en los grupos y comunidades cristianas y las grandes necesidades que la vida de los militantes y de las personas a las que se quiere servir presentan en este aspecto, incluida la necesidad de acompañamiento mutuo de los propios consiliarios.

Posteriormente, se especificó lo que es y no es acompañar y, haciendo discernimiento de las claves fundamentales para esta labor del consiliario, se creó un clima de contemplación desde el que se compartieron las llamadas que el Evangelio hace a los sacerdotes para tomar el ser acompañantes como un modo de ser y estar entre la gente, en el mundo, en la Iglesia y con Dios. Se concluía que el acompañamiento y animación en la fe sólo puede hacerse desde una verdadera encarnación y desde la confianza total en el Padre.

Habrá un encuentro trimestral

Por la tarde, se concretó el actuar personal de los presentes y se tomó la decisión de establecer un encuentro trimestral, utilizando la misma metodología de base, y se propuso como tema para el próximo encuentro, acorde con el jubileo, "La encarnación y el ministerio sacerdotal", profundizando en el conocimiento de una herramienta al servicio del acompañamiento como es el Cuaderno de Vida. Estos encuentros están destinados a todos los sacerdotes que han iniciado y acompañan grupos de Acción Católica así como a todos aquellos que les interese conocer esta realidad de cara a su labor pastoral.

Vigilias en honor de la Inmaculada

La noche del martes, víspera de la Inmaculada Concepción, buena parte de las parroquias de la diócesis se vistieron de fiesta para celebrar la vigilia a la Virgen. En algunos lugares prefirieron que las celebraciones tuvieran carácter arciprestal con la participación de numerosos jóvenes.

Cáritas necesita un monitor de electricidad

Cáritas diocesana de Mérida-Badajoz ha ofertado una plaza de monitor de electricidad destinado a talleres socio-laborales para un curso del Pan F.I.P de la Junta de Extremadura.

Los requisitos de los aspirantes son poseer tres años de experiencia en el sector y tener formación metodológica o experiencia docente.

Los interesados pueden presentar su curriculum vitae en Cáritas Diocesana, en la Avenida Antonio Masa 13, bajo izquierda de Badajoz, teléfono (924) 23 11 57.

El plazo para la entrega del curriculum finaliza el día 13 de diciembre

 

Mirada a nuestro tiempo

Comprar pensando en otros

El derroche de ternura que nos llega de lo alto en Navidad, aunque sea por poco tiempo, altera nuestros sentimientos y modifica nuestros hábitos, haciéndonos más solidarios. Fruto de esta solidaridad reforzada son las múltiples iniciativas con que se nos invita a compartir con los demás, conscientes, los que lo hacen, de que es el tiempo propicio.

Pero ocurre que normalmente sólo compartimos migajas y para eso tenemos que ser inducidos por infinidad de reclamos. Sirva de ejemplo el suplemento que pagamos por la lotería: la solidaridad queda tan oscurecida por el reclamo, que en la mayoría de las ocasiones no somos conscientes de que estamos colaborando con un proyecto. El mejor modo de compartir es el que se plasma en un gesto voluntario, fruto de una renuncia y corrige, compensándolos, algunos de nuestros errores, como el gasto consumista.

Una propuesta para la Navidad podría ser el compartir con los más pobres un porcentaje -según nuestra capacidad económica- de nuestros gastos, aportándolo a una institución, como Cáritas o el Fondo de Solidaridad. ¿Hemos pensado lo que se podría hacer, si todos los consumidores pusiéramos a disposición de los más necesitados el mínimo, es decir, el 1% del consabido langostino? y ¿qué pasaría si esto mismo lo hiciéramos con los licores, los juguetes, los regalos, etc? Sería la revolución solidaria de la sociedad civil y todo un ejemplo para las instituciones. Comprar pensando en los otros puede cambiar nuestra realidad injusta.

Amadeo Rodríguez Magro

 

Página litúrgica

Celebramos el III Domingo de Adviento

Palabra de Dios

Libro del profeta Isaías 61, 1-2a. 10-11

El espíritu del Señor está sobre mí, /porque el Señor me ha ungido.

Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren,/ para vender los corazones desgarrados,/ para proclamar la amnistía a los cautivos/ y a los prisioneros, la libertad,/ para proclamar el año de gracia del Señor.

Desbordo de gozo con el Señor,/ y me alegro con mi Dios:/ porque me ha envuelto en un manto de triunfo,/ como novio que se pone la corona,/ o novia que se adorna con sus joyas.

Como la tierra echa sus brotes,/ como un jardín hace brotar sus semillas,/ así el Señor hará brotar la justicia/ y los himnos, ante todos los pueblos.

Salmo Lc. 1, 46-48, 49-50, 53-54

R. Se alegre mi espíritu en Dios mi salvador.

Proclama mi alma la grandeza del Señor,

se alegra mi espíritu en Dios mi salvador;

porque ha mirado la humillación de su esclava.

Carta de S. Pablo a los Tesalonicenses 5,16-24

Hermanos: Estad siempre alegres. Sed constantes en orar. En toda ocasión tened la Acción de gracias: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús respecto de vosotros. No apaguéis el espíritu, no despreciéis el don de profecía, sino examinadlo todo, quedándoos con lo bueno. Guardaos de toda forma de maldad. Que el mismo Dios de la paz os consagre totalmente, y que todo vuestro ser, alma y cuerpo, sea custodiado sin reproche hasta la parusía de nuestro Señor Jesucristo. El que os ha llamado es fiel y cumplirá sus promesas.

Evangelio según san Juan 1, 6-8. 19-28

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.

Los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan, a que le preguntaran:
­ ¿Tú quién eres?

El confesó sin reservas:
­ Yo no soy el Mesías.

Le preguntaron:
­ Entonces, ¿que?, ¿eres tú Elías?

Él dijo:
­ No lo soy.

­¿Eres tú el Profeta?

Respondió:
­ No.

Y le dijeron:
­¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado, ¿qué dices de ti mismo?

Él contestó:
­Yo soy "la voz que grita en el desierto: Allanad el camino del Señor"(como dijo el profeta Isaías).

Entre los enviados había fariseos y le preguntaron:
­ Entonces ¿por qué bautizas, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el profeta?

Juan les respondió:
­ Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, que existía antes que yo y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.

Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando.

Lecturas bíblicas para los días de la semana

Lecturas bíblicas para los días de la semana

13, lunes: Num.24, 2-7. 15-17a; Mt 21, 23-27.
14, martes: Sof 3, 1-2. 9-13; Mt 21, 28-32.
15, miércoles: Is 45, 6b-8. 18. 21b-25; Lc 7, 19-23.
16, jueves:Is 54, 1-10; Lc 7, 24-30.
17, viernes: Gen 49, 2. 8-10; Mt 1, 1-17.
18, sábado: Jr 23, 5-8; Mt 1, 18-24.
19, domingo: 2S 7,1-5.8b-12.14a.16; Rm 16,25-27; Lc 1,26-38.

 

Comentario Litúrgico

Testimonio de la luz

por segunda vez, la liturgia nos presenta a un personaje muy representativo del Adviento: Juan el Bautista. La razón es bien sencilla, cada comunidad cristiana, cada cristiano tiene que aprender de él la tarea de hacer adviento, es decir, de provocar en sí mismo y en los demás una actitud expectante ante Cristo que cada día intenta acercarse a todo hombre.

El evangelista Juan nos ofrece su propia visión del personaje presentándole con estas palabras: «Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: este venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe».

Nos quedamos con la frase que nos sirve de título y que de manos de Juan se nos ofrece como tarea propia de esta Adviento en el que revolotea la cercanía del Gran Jubileo y su obligada tarea de Nueva Evangelización.

Sin salirnos de la liturgia de hoy podemos descubrir unas tareas importantes para todo el que quiera ser un evangelizador de nuestro tiempo. Nos las ofrece san Pablo en la segunda lectura.

Sí, es evangelizador, es decir anuncia la cercanía de nuestro Salvador, el que pone en práctica los consejos que nos ofrece el apóstol. En primer lugar nos dice: «Estad siempre alegres» postura que extrañará en muchos ambientes en los que sólo se oyen quejas y se ven caras amargadas, sembrando así una semilla de esperanza. El apóstol añade: &laqno;examinadlo todo, quedándonos con lo bueno» y así nos enseña a convivir con todo pero fijándonos en los aspectos positivos de las cosas y de las situaciones y, de esta manera, podemos crear expectativas positivas en este mundo tan desesperanzado.

Antonio Luis Martínez

Santoral

16 de diciembre: Santa Adelaida (931-999)

Hace mil años que murió una mujer enormemente capaz. Enviuda pronto de un feliz matrimonio que une a Borgoña con Lombardía y la joven princesa Adelaida es torturada en la mazmorra por los enemigos de su marido recién muerto. Con ayuda de un capellán consigue escapar tras una persecución de película. Casa después con Otón I, emperador que pacifica las guerras civiles romanas y acaba con el siglo de hierro del papado.

Muerto Otón I, Adelaida será regente de su hijo, Otón II, mientras este es menor de edad, y, posteriormente, también de su nieto que subirá al trono con nueve años: Otón III. Ninguna de las regencias fue precisamente fácil. Los lutos privados no oscurecieron la luz propia con que brilla nuestra reina . Por una parte en su inmenso a mor a los pobres: San Mayolo, abad de Cluny, asegura que la generosidad de la emperatriz era un milagro inexplicable, dado el derroche en los hospitales y asilos. Por otra parte, esta gran señora, es famosa por su exagerada y evangélica capacidad de perdón: sus enemigos terminaron como partidarios porque jamás utilizó la venganza, legitimada en su tiempo por la costumbre, encontrando misericordia a cambio de torturas y amnistía a cambio de traiciones.

La reina conquistaba voluntades a base de bondad, incluso en su condición de "abuela regente". Mil años después, desaprovechamos la experiencia de los abuelos permitiéndoles, tan sólo, pasear niños en los parques. Es estúpido que prejubilemos nuestras raíces,porque secaremos el árbol. Sin bromas.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

13, lunes: Lucía, Aristión, Atíoco.
14, martes: Juan de la Cruz, Tirso, Nicasio, Venancio Fortunato.
15, miércoles: Valeriano, Maximino, Urbicio, María de Rosa.
16, jueves: David, Baco, Ado, Adelaida, M. de los Ángeles.
17, viernes: Daniel, Ananías, Azarías, Misael, Modesto, Juan de Mata.
18, sábado: Malaquías, Gatiano, Floro, Pablo Nguyén.
19, domingo: Anastasio, Gregorio, Urbano, Fco. Javier Ha Trong.

 

Contraportada

Religiosas del Padre Cristóbal de Mérida ayudan a los ancianos en Bosnia

Los "viejos de la guerra"

N.325 F Contraportada.jpg (30814 bytes)Un grupo de monjas españolas, Hermanas Franciscanas Hospitalarias de Jesús Nazareno, congregación fundada por el emeritense padre Cristóbal, se ha lanzado a la "aventura" de atender a decenas de ancianos desamparados por la guerra en Nola Bila, a 100 kilómetros de Sarajevo. Saben que la guerra ha traído males para todo el mundo, pero sobre todo para los más débiles e indefensos, como las personas ancianas. Muchos de ellos se han quedado solos, sin familia, sin vivienda y sin ningún tipo de recurso. En el mejor de los casos, las pensiones rondan las nueve mil pesetas y se pagan con mucho retraso por parte del gobierno.

La hermana María del Carmen Gonzalo, Secretaria General de la orden, señala que todo empezó con un S.O.S lanzado por un padre franciscano en una revista. Cuando ellas llegaron había terminado la guerra pero se abría paso el capítulo de las venganzas. Como no había dinero para construir ningún centro en el que atender a los ancianos, las religiosas se instalaron en la casa de los padres franciscanos y comenzaron a atender a los mayores en sus propios domicilios. Posteriormente alquilaron una casa a la que acudían las personas con necesidades. Ahora están a punto de terminar su propia residencia, esperan inaugurarla este mes o el que viene, donde atender a los ancianos ya que, según la hermana María del Carmen "muchas personas acuden a nosotros preguntando cuando se acaba el hogar porque los echan de sus casas. Muchos, al quedarse sin casa debido a la guerra, ocupan las de otros hasta que los echan". La residencia tendrá capacidad para 80 ancianos.

Odio tras las armas

Las religiosas aportan, además de ayuda material y consuelo espiritual, un testimonio de concordia, convivencia y perdón al acoger tanto a bosnios musulmanes como a croatas católicos y servios incluso, aunque la población es mayoritariamente croata y bosnia. La hermana María del Carmen asegura que "entre ellos hay mucha separación, existen centros para croatas y para musulmanes, pero unidos no. Eso es lo que nosotras queremos evitar a la vez que damos un testimonio de que todos podemos convivir unidos respetándonos cada uno en nuestra forma de pensar, en su ideología, en sus creencias".

La preocupación de las religiosas españolas se centra en cómo mantener la casa sin ayudas nacionales ni internacionales, saben que cuentan con la ayuda de la Providencia y gestionan la posibilidad de obtener subvenciones de las autoridades locales, además se han puesto al habla con el embajador de España. "Esperamos - declaran las religiosas- que haya personas que nos ayuden un poco en este proyecto con las aportaciones que puedan, al menos hasta que este país se estabilice y se organice un poco. Hasta entonces confiamos en las aportaciones que puedan llegar desde España. Aunque no nos han llegado ayudas de organismos internacionales, no descartamos que la Unión Europea ponga también su granito de arena".

A pesar de todas las dificultades, las monjas están seguras de contar con la intercesión del Padre Cristóbal, en proceso de beatificación. "Seguro -manifiestan- que nos está echando una mano porque de lo contrario no hubiéramos salido adelante en medio de tantas dificultades, la ruina y el desastre de la guerra".

Ayudar desde aquí

Las religiosas apelan a la generosidad de los extremeños, que pueden colaborar aportando dinero en efectivo, que es lo que más se necesita ahora, ropa en buen estado, alimentos y medicinas, que pueden hacerse llegar a la casa que las Hermanas Hospitalarias tienen en Mérida, en la calle Bellavista, bloque 2, portal 8-1º B, en el Polígono Nueva Ciudad. Las aportaciones económicas pueden efectuarse en el banco Central Hispano, en la sucursal 2659 situada en la calle Alcalá 49 de Madrid a nombre de las Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno Proyecto Bosnia-Nova Bila. El número de cuenta es el 2314040106.

Juan José Montes