Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail: iglenca@archimeridabadajoz.org

Edición electrónica: http://198.62.75.1/www1/camino/camino.html

Número 646. 10 de diciembre de 2006

Director: Juan José Montes


Portada

Convocada por los obispos de Extremadura y Toledo

Cientos de familias extremeñas participan en la peregrinación interdiocesana a Guadalupe

Guadalupe ha acogido, tal y como estaba previsto y a pesar de la lluvia, el multitudinario encuentro de las familias extremeñas a los pies de su patrona. Una peregrinación que ha sido convocada por los obispos de Extremadura y Toledo dentro de los actos del Centenario de la Proclamación de la Virgen de Guadalupe como patrona de nuestra región y, también, en el eco que aún perdura del encuentro del Papa Benedicto XVI con las familias, celebrado en Valencia el pasado verano.

Esta jornada festiva, celebrativa y de oración giró en torno a tres actos, siendo la Eucaristía el momento central de todo el día. Los otros dos pilares de la jornada fueron la conferencia impartida por Manuel Reyes, Deán de la Catedral de Granada, con el tema "Familia y transmisión de la fe"; y la feria de asociaciones y movimientos familiares que tenía lugar por la tarde.


Editorial

Laicismo

Nadie se equivoque. El laicismo no es una forma neutral de dirigir la sociedad donde los creyentes se hagan invisibles para integrar a los diferentes. El laicismo es una ideología militante e impositora, con unos dogmas excluyentes e instrumentos coercitivos para dejar fuera del sistema a los que disienten de esa especie de pensamiento único.

Las consecuencias de ese sectarismo se manifiestan de vez en cuando, y hace unos días hemos tenido la oportunidad de presenciar dos de esas manifestaciones. Por un lado, la dirección del colegio público Hilarión Gimeno de Zaragoza decidió por su cuenta y riesgo suspender la tradicional programación navideña ante el estupor y las protestas de los padres. Paradójicamente mantuvieron las actividades del día de Halloween.

No recuperados todavía del choque emocional, nos rematan desde Barcelona con otra del mismo estilo: la intención de cambiar el nombre del centro de educación infantil "Juan XXIII", por el de "Rosa de los Vientos". Las razones pueden imaginárselas porque son las mismas de siempre y de todos sitios: respeto a la multiculturalidad, condicionamientos del pluralismo, conciencia de que el hecho religioso es negativo para la persona, etc, etc, etc. No importan las raíces cristianas de nuestra cultura, ni la práctica cristiana de buena parte de la población, ni lo que piensen los padres en el caso de los colegios, ni la tradición, ni la historia, ni la aportación de los creyentes a la sociedad, ni siquiera importa el sentido común. Aquí estamos de vuelta de todo sin haber ido a ningún sitio con un complejo de caballo por montera.

Cuando la gente de la calle critica el laicismo no defiende una teocracia medieval (por cierto, no superada todavía por otras culturas tan admiradas por los que tanto rencor expresan contra nuestra cultura occidental), ni defiende confesionalismos indeseados.

El laicismo no es sinónimo de aconfesionalidad porque mientras que aquél quiere imponer, la aconfesionalidad garantiza la libertad y, en el caso de la Constitución Española que hemos celebrado el pasado día 6, tiene un carácter pactista, se obliga a la colaboración constructiva con las distintas confesiones en beneficio de todos, especialmente con la Iglesia Católica por ser mayoritaria. La religión ofrece algo que el Estado no puede dar, además de la caridad que redunda en bien de enfermos, disminuidos, niños, y todos en general, dota a los hombres y mujeres de la esperanza espiritual que el Estado no puede darles. Por eso, pensar que el Estado puede permanecer indiferente o actuar con beligerancia hacia el hecho religioso es una posición desmentida cada día por la realidad.


Palabras del Arzobispo

"El Adviento, ocasión para renovar el espíritu y las actitudes como discípulos"

Homilía de Monseñor Santiago García Aracil en el primer domingo de Adviento

Comenzamos hoy la celebración del Adviento. Es el tiempo en que nos preparamos para encontrarnos con el Señor que viene sacramentalmente a nosotros en la Navidad.

Nosotros, como los pastores que recibieron el anuncio de los ángeles en Belén, estamos llamados a gozar de ese misterio insondable que es la Encarnación y nacimiento del Hijo de Dios. Estamos llamados a contemplar al Dios verdadero, creador de cielos y tierra, principio y fin de cuanto existe, razón de ser de nuestra vida, y dueño y Señor de cuanto podemos gozar en la tierra y en el cielo. Hemos sido elegidos para conocer a Jesucristo, Dios y hombre verdadero y redentor nuestro recordando esa escena, paradójica e increíble a ojos humanos, que forma el Hijo de Dios y Dios verdadero, nacido en Belén como un niño y recostado en un pesebre. [...]

La Navidad como negocio

Pero el Adviento no es tan solo una preparación a las fiestas navideñas para vivirlas con autenticidad cristiana en medio de tanto adorno y jolgorio ajenos al Señor y al espíritu cristiano de la Navidad. Sabemos que siempre hay gente interesada en instrumentalizar el hecho religioso o la devoción de las gentes para montar sus propios negocios. Así ocurrió en el Templo de Jerusalén: Jesucristo mostró su indignación contra el barullo comercial que se había montado en lugar tan sagrado con motivo de las provisiones para ofrecer los sacrificios al Señor. Y mostró su rechazo con claridad y energía echando fuera del Templo a los vendedores y haciendo rodar por los suelos las mesas de los cambistas. Era insoportable comprobar que a todos aquellos les importaba más su beneficio económico que la dignidad sagrada del Templo y que las ofrendas que se iban a presentar al Señor. Algo de esto ocurre también entre nosotros en torno a la Navidad. Debemos llevar cuidado para no tergiversar el sentido de los acontecimientos, llevados por la presión ambiental y obcecados por la inclinación hacia las propias satisfacciones tan dependientes de las cosas terrenas y de los goces sensibles.

El Adviento, al mismo tiempo que la preparación a la celebración cristiana de la Navidad, es una ocasión para renovar el buen espíritu y las actitudes que deben privar en nosotros siempre, como discípulos de Cristo e Hijos de Dios por el Bautismo. Por eso, en la oración con que hemos comenzado la Misa, he pedido a Dios, en nombre de toda la Iglesia y en beneficio de los cristianos, que avive en todos nosotros el deseo de salir al encuentro de Cristo que viene.

Encontrar a Cristo en los desposeidos

El Señor viene en la Navidad. Pero cada día se acerca a nosotros en el rostro del prójimo, especialmente de los más desposeídos; se nos manifiesta en la palabra de Dios; se nos ofrece en los Sacramentos, y nos busca en la intimidad de la conciencia, donde quiere morar como la voz que clama en el desierto de nuestra vida para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.

Cuando en el tiempo de Adviento oramos diciendo "Ven Señor Jesús", manifestamos el deseo de encontrarnos con el Señor, de alcanzar una verdadera experiencia de Dios, de saborear la relación viva con Jesucristo. Por tanto, en esta oración suplicamos también, aunque indirectamente, que el Señor nos conceda y mantenga la voluntad de buscarle en todo momento y a través de todas las circunstancias de nuestra vida.

Si el Señor es quien da sentido a cuanto somos y tenemos, a cuanto hacemos y sufrimos, a cuanto gozamos y nos acontece, es necesario que busquemos a Dios en todo y siempre, como la única forma de vivir con intensidad y acierto, y como el único modo de convertir nuestra existencia terrena en camino hacia el cielo.

La luz y la ayuda que nos concede el Señor, para acertar en el camino hacia la plenitud según su voluntad, tienen que ver con el recto desempeño de nuestras responsabilidades profesionales, eclesiales, familiares y sociales en todos los órdenes. La gracia que el Señor nos aporta cuando estamos cerca de él y cuando nos movemos según Él es, precisamente, la capacidad de obrar en justicia y de acuerdo con la verdad, para dar un sentido nuevo y salvífico, transformador y permanente a todo cuanto se tercia en nuestra vida, y a nuestra vida misma. La gracia del Señor cuando nos encontramos con Él nos concede la capacidad de vivir en el amor, obrando el bien de cara a Dios y al prójimo; porque es el Señor el autor de la justicia según el amor, y del derecho según la verdad.

La profecía de Jeremías, cuya proclamación hemos escuchado en la primera lectura, decía de parte del Señor: "suscitaré a David un vástago legítimo, que hará justicia y derecho en la tierra" (Jer. 33, 15). Justicia fundamentada en la caridad, y derecho fundamentado en la Verdad de Dios; no en las verdades de los hombres, tan sometidas al arbitrio variable, dependientes de ideologías, de oportunismos y de intereses subjetivos, que no admiten una referencia permanente y trascendente. Hoy tenemos la experiencia de que el derecho, de que muchas leyes humanas pretenden dar carácter de bondad legal a situaciones verdaderamente inadmisibles ante la dignidad de la persona humana y de las instituciones naturales establecidas por Dios desde la Creación.

Desde esta experiencia de empobrecimiento personal y social, cuando se vive lejos de Dios o de espaldas a Él, el Adviento nos invita a orar diciendo: "Ven, Señor Jesús", y a prepararnos para que llegue a nosotros y nos encuentre bien dispuestos a recibirle.

Vivir la comunión

La segunda de las lecturas nos llama, a través de las palabras de S. Pablo dirigidas a los Tesalonicenses, a "rebosar de amor mutuo y de amor a todos" (1 Tes. 3, 12). Esta llamada nos invita y nos urge, a la vez, a vivir enteramente nuestra condición de cristianos en la Comunión eclesial nacida de nuestra común filiación divina. Somos hijos del mismos Padre Dios y miembros de la misma familia y del mismo Cuerpo místico de Cristo que es la Iglesia. Tomar conciencia viva de ello, es condición necesaria para recibir al Señor, y para encontrarnos con él. Cristo viene a su Iglesia y, desde ella y obrando en ella, se acerca a las gentes. El Hijo de Dios se encarnó y nació en el Pueblo que había preparado desde antiguo Y, a partir de ello, se fue acercando a sus contemporáneos, tanto judíos como gentiles, en quienes estábamos todos representados.

Debemos avanzar en la convicción y en la conciencia profunda de que somos miembros de la Iglesia, de que sólo en ella somos cristianos, y de que sólo rompiendo individualismos, desacordes con la condición bautismal, podemos avanzar hacia el encuentro con Cristo, hacia la experiencia de Dios; y, en definitiva, hacia la salvación final, que es el goce de la relación íntima y directa con el Señor en la eternidad. [...]

La liturgia sagrada nos habla también en el Adviento utilizando, como lenguaje simbólico, el color morado. Este color nada tiene que ver con la tristeza, aunque se utilice también en los ritos funerarios. Es el color de la austeridad vivida en la esperanza. Por tanto, adoptando un espíritu penitente y esperanzado, debemos revisar nuestras actitudes y nuestros hábitos para lograr que nuestros comportamientos vayan librándose de ataduras viciosas o ajenas al plan de Dios.

Guardemos la serenidad procurando que no nos dominen los agobios de la vida. Procuremos prevenir las asechanzas del enemigo para que nos encuentre avisados y no pueda vencernos por sorpresa. Esto se logra observándonos a nosotros mismos y observando con atención el mundo a nuestro alrededor; pero siempre desde la perspectiva de Dios.

Para todo ello, el Santo Evangelio concluye hoy diciéndonos: "Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del Hombre" (Lc. 21, 36).

Al participar en la Sagrada Eucaristía, sacramento en el que Jesucristo se acerca a nosotros y nos brinda su intimidad, pidamos a Dios que despierte y mantenga en nosotros el deseo de buscar a Cristo y encontramos con el Señor para vivir en la justicia, en la Verdad y en el amor.


Centrales

Sobre esta cuestión impartió una conferencia el Deán de la Catedral de Granada, Manuel Reyes

La trasmisión de la fe en las familias ha sido el tema central de la peregrinación a Guadalupe

El pasado fin de semana miles de personas se dieron cita en Guadalupe, a pesar de la lluvia, para celebrar el encuentro de las familias extremeñas, bajo el lema "Familia y transmisión de la fe". Un encuentro que como explicaba David Martínez, Delegado Episcopal para las Familias, "ha sido convocado por los los obispos de las diócesis que tienen fieles en Extremadura, para celebrar los cien años de patronazgo de la Virgen de Guadalupe sobre Extremadura. Y, al mismo tiempo, en recuerdo del encuentro de las familias con el Papa, que tuvo lugar en Valencia el pasado verano".

Cientos de familias

El Auditorio del Santuario acogía a las cientos de familias que se acercaron hasta Guadalupe dispuestos a vivir una jornada festiva, de peregrinación y oración ante la patrona extremeña.

Aunque el encuentro comenzaba a las 11, con una oración de bienvenida presidida por Monseñor Rodríguez Magro, Obispo de Plasencia, ya desde bien temprano, abuelos, padres e hijos abarrotaban el Auditorio.

Tras esta bienvenida las familias pudieron escuchar la conferencia que, bajo el título "Familia y trasmisión de la fe" impartió el Deán de la Catedral de Granada, Manuel Reyes, quien destacó como problema principal para la transmisión de la fe en las familias, "el secularismo, es decir, la falta de una vivencia verdaderamente recia y experimental de Dios en nuestras vidas. Así, los padres no son capaces de transmitir porque no expresan a través de su propia vida su fe en Jesús". En la ponencia, Manuel Reyes, profundizó, también, en el mensaje que el Papa Benedicto XVI lanzó a las familias en el Encuentro de Valencia.

Guardería para los pequeños

Por su parte, mientras los padres se encontraban en la conferencia, los más pequeños disfrutaban en una guardería habilitada para ellos donde, acompañados de voluntarios, pudieron divertirse a través de juegos tradicionales.

El momento central de este encuentro fue la Eucaristía, presidida por el Cardenal Arzobispo de Toledo, Monseñor Antonio Cañizares, y concelebrada por los obispos extremeños y alrededor de un centenar de sacerdotes. Dado el gran número de familias que participaron en este encuentro, las naves del templo basilicar se quedaron pequeñas para acogerlas, por lo que se tuvo que recurrir de nuevo al Auditorio, donde se siguió la Eucaristía a través de pantallas gigantes.

En su homilía, el Cardenal Cañizares, recordó que "en la familia es donde nos constituimos como personas", y que "es suicida no ayudar a que ésta pueda desarrollar ese papel humanizador, por lo que es fundamental promover medidas sociales que lo permitan".

Feria de movimientos

Por la tarde, el protagonismo fue para los movimientos y asociaciones que en nuestras diócesis extremeñas trabajan con las familias, ya que en el marco de este encuentro se ha celebrado una 'mini-feria' donde todos ellos pudieron darse a conocer a los participantes.

Las familias que participaron en el encuentro lo valoraron muy positivamente, destacando la importancia que tienen iniciativas como esta a la hora de resaltar el papel que la familia tiene que jugar en la iglesia y la sociedad. Así lo explicaba a este semanario María, una joven placentina que acudió al encuentro junto con toda su familia, al referirnos que "si no hubiera sido porque mis padres me han transmitido la fe, no estaría aquí. Hoy vengo voluntariamente, a pesar de que en mi adolescencia mis padres me obligaban, pero es que es fundamental porque para mí ha sido una salvación en mi vida el haber podido conocer a Dios y el haber recibido la fe de mis padres".

El encuentro concluía con una oración presidida por Monseñor Ciriaco Benavente, obispo de Coria-Cáceres, que recibió un pequeño homenaje de parte de los Caballeros y Damas de Guadalupe por su labor al frente de la diócesis de Coria-Cáceres.

Carta Pastoral de los prelados de Extremadura y Toledo sobre Guadalupe

Selección de textos

Queridos hermanos sacerdotes, religiosos, religiosas y seglares, fieles cristianos de Extremadura e hijos devotos de Santa María de Guadalupe [...]

El Papa S. Pío X, reconociendo la arraigada y fervorosa adhesión de los cristianos extremeños a la Santísima Virgen María bajo la advocación de Guadalupe, a la "que ya desde el siglo XIII han profesado una devoción ferviente, nunca interrumpida, ni entibiada sino aumentada a medida que pasan los siglos", y hoy venerada en el Santuario del mismo nombre, la declaró patrona de Extremadura [...]

El santuario, signo de devoción

Desde que el pastor Gil Cordero tuvo el primer encuentro con la Virgen María en la cuenca del río Guadalupe, y ella le manifestó el deseo de que su imagen permaneciera en este precioso lugar, los fieles se volcaron en admirable signo de fe y obediencia a la Madre del cielo. Cumpliendo su encargo, levantaron "una casilla" en donde le pusieron para venerarla. Pronto se fue manifestando la generosidad de las gentes sencillas, de los nobles y de los reyes construyendo "una iglesia y una casa muy notable" donde las diversas generaciones han mostrado su devoción a la Morenita y han renovado su fe cristiana llevados de la mano de su Madre del cielo.

Guadalupe ha sido, desde entonces, como corresponde a la fe del pueblo extremeño y de cuantos se le han unido invocando a la Virgen con tan entrañable título, un lugar de oración, de contemplación, de evangelización, de apostolado y de servicio caritativo a los más necesitados. [...]

Así, el Santuario se fue convirtiendo, hasta nuestros días en signo de unidad por la comunión eclesial y por la fraternidad cristiana, bajo la orientación y el estímulo de la Madre de todos los discípulos de Jesucristo, su Hijo y Señor nuestro.

Al poner los ojos en Santa María de Guadalupe, con renovado fervor durante este extraordinario año celebrativo, debemos aprender la preciosa lección de unidad que nos ofrece la Madre de Dios. Ella reúne bajo su manto a todos los devotos extremeños que habitan esta querida tierra, a los que emigraron llevando en su corazón el recuerdo y el amor a la patrona, y a todos los que buscan a Dios con sincero corazón.

La sociedad actual y los cristianos

Vivimos en una sociedad seriamente condicionada por una desmesurada tendencia subjetivista e individualista. Abundan personas y grupos casi obsesivamente empeñados en la preeminencia de lo propio. Con ello peligra la fuerza de la unidad en la familia, en la Comunidad educativa, en los pueblos, en la sociedad, en la Patria y en la misma Iglesia. [...]

Nuestro tiempo es plural y heterogéneo en las más diversas propuestas acerca de todo, que nos llegan desde distintas procedencias, presentándose con muy variados estilos. Estas abundantes y a veces contrapuestas fuentes de pensamiento y de criterio aparecen muchas veces mezcladas entre sí en un oscuro sincretismo y relativismo, de tal forma que no siempre resulta posible extraer de ellas principios sólidos para forjar con acierto el propio criterio. De modo semejante constatamos un "caprichoso" juego en la propuesta social de las prioridades a las que dedicar nuestra atención y decisión. Todo ello provoca una gran confusión que hace difícil percibir y atender los valores fundamentales y permanentes. Por la influencia de estos elementos culturales, va desfigurándose poco a poco la verdadera imagen y la clara doctrina de Jesucristo. Arrastrados por tan dañinas influencias, muchos terminan sin poder percibir ni valorar el auténtico rostro de Cristo como Dios hecho hombre, Camino, Verdad y Vida, para quienes desean alcanzar la plenitud y participar de la eternidad gloriosa.
Ante esta corriente socio-cultural bastante extendida, se hacen muy necesarias una orientación clara y una mano tendida que nos permita desentrañar, en lo posible, con la razón, con la oración y con la gracia, el Misterio de Dios vivo, presente y operante entre nosotros y en favor nuestro. De ello es maestra la Santísima Virgen María. [...]

Este año centenario del Patronazgo sobre Extremadura es momento privilegiado para pedir a Santa María de Guadalupe que nos lleve de su mano junto al Señor para avanzar en la intimidad con Él. Cristo ha de ser la Vida de nuestra vida, la Verdad que nos guíe hacia la santidad, el camino que nos conduzca en el amor y hacia el Amor, y el horizonte de nuestra más ilusionada esperanza en la promesa del Señor que ha de cumplirse plenamente en la eternidad.

María, nuestra maestra

En nuestra peregrinación constante hacia Jesucristo por el camino de la oración y de la contemplación, la santísima Virgen es maestra. Nos enseña que la contemplación no es la alternativa de la acción, sino el fundamento imprescindible de todo comportamiento que pretenda ser cristianamente consistente y fructífero. María santísima nos enseña, también, que la oración es la mejor compañera de nuestra vida centrada en Cristo y empeñada en la plenitud personal y en la salvación del mundo. [...]

Aumentan los recursos al servicio del hombre, pero no crecen en la misma proporción la humanización de la sociedad y la dimensión auténticamente humana del hombre. Por eso el Papa Benedicto XVI, en su reciente mensaje a los Obispos al encontrarse con ellos en Valencia, nos dijo: "Seguid, pues, proclamando sin desánimo que prescindir de Dios, actuar como si no existiera, o relegar la fe al ámbito meramente privado, socava la verdad del hombre e hipoteca el futuro de la cultura y de la sociedad. Por el contrario, dirigir la mirada al Dios vivo, garante de nuestra libertad y de la verdad, es una premisa para llegar a una humanidad nueva" (8 de Julio 2006).

La redención de la humanidad, llevada a cabo por Jesucristo, tiene su guía permanente y su momento álgido en la obediencia plena e incondicional de Cristo al Padre, hasta entregar su vida en la Cruz. Con ello nos enseña a salir de la órbita inmanente y pobre de lo estrictamente humano y terreno, y a desarrollar nuestra condición de imagen divina recibida en la Creación, como el mayor de los regalos. Sólo cuando el hombre sale del narcisismo, puede asomarse a la realidad de Dios, contemplar su grandeza y cantar sus maravillas. [...]

El Santuario de Guadalupe, siendo el corazón espiritual de Extremadura, debe irradiar su influencia más allá de los confines de esta bendita tierra extremeña; hasta el punto de que su significación religiosa a través de los tiempos le ha hecho presente en toda España y en otros continentes, especialmente en Hispanoamérica. Ojalá que, por la celebración del patronazgo de la Virgen sobre Extremadura en su primer centenario, el Santuario de Guadalupe sea cada día más, un lugar de gracia en el que sacerdotes, religiosos y seglares, alcancemos de la Madre de Dios, Madre y Patrona nuestra, el don de la constante conversión, la luz y la fuerza para lograr la necesaria renovación institucional, y el impulso pastoral y apostólico para llevar a cabo la urgente labor de la nueva evangelización.

Peregrinar a Guadalupe

Por eso vuestros pastores os animamos a peregrinar al Santuario de nuestra Patrona, con la ilusión y la esperanza de encontrar los dones divinos de los que María es medianera universal [...]

Por todo ello, los Obispos os convocamos a participar en las peregrinaciones interdiocesanas y en la actividades que cada Iglesia particular vaya organizando para solemnizar el primer centenario del patronazgo de la santísima Virgen María sobre Extremadura, y para aprovechar el inmenso caudal de gracia que el Señor quiere derramar sobre nosotros y del que es medianera su Madre y Madre nuestra. Las peregrinaciones interdiocesanas de los Sacerdotes y seminaristas, de la familia y de la juventud, de los emigrantes e inmigrantes de Extremadura, han de ser como la corona que potencie y realce la gran peregrinación que ha de reunirnos el día 24 de Marzo, secundando la que reunió a una verdadera multitud cien años atrás, y que constituyó la voz más clara y fuerte con la que se pedía la declaración de Santa María de Guadalupe como Patrona de Extremadura. [...]


Información Diocesana

En ella han participado cerca de 70 miembros de este movimiento eucarístico

La Adoración Nocturna Femenina diocesana celebra su Asamblea Anual

Los miembros de la Adoración Nocturna Femenina de España (ANFE) de nuestra diócesis de Mérida-Badajoz han celebrado, en días pasados, su Asamblea Diocesana Anual.

En esta ocasión, dicho encuentro tuvo lugar en Fuente de Cantos, donde este movimiento se encuentra presente, y en él participaron, además, miembros de los grupos de Badajoz, Hornachos, Mérida y Oliva de la Frontera. En total, cerca de 70 adoradoras que tuvieron la oportunidad de escuchar la conferencia impartida por el sacerdote Antonio Bellido Almeida, Director Espiritual Diocesano de este movimiento, quien disertó sobre el tema "La Liturgia de las Horas".

En la Asamblea también se revisó y evaluó la marcha de los distintos grupos -secciones, en la nomenclatura propia de la ANFE-, tarea que fue dirigida por la Presidenta diocesana de este movimiento, Emilia Ripado.

El acto finalizó con la celebración eucarística presidida por Pedro María Rodríguez Gallego, Vicario Episcopal de Mérida-Badajoz, y concelebrada por el Director Espiritual de ANFE y por el párroco de Fuente de Cantos, José Mª Borreguero.

 

Se ha celebrado en Almendralejo

Cerca de 50 Cáritas participan en el VII Encuentro Diocesano

Recientemente, ha tenido lugar, en la Casa de la Iglesia de Almendralejo, el VII Encuentro de Coordinadores, Presidentes y Tesoreros de Cáritas Parroquiales de la Diócesis de Mérida-Badajoz, organizado por Cáritas Diocesana.

Los 90 participantes de las 47 Cáritas parroquiales que acudieron al Encuentro, reflexionaron sobre el papel de Cáritas en la comunidad parroquial a la luz de la charla-coloquio que, bajo dicho título, realizó Jose Mª Vega Fernández, Delegado Episcopal para Cáritas Diocesana.

Evaluación de las acciones

Posteriormente los Tesoreros trataron de la "Economía en la Cáritas Parroquial" con los miembros del departamento de Administración de los Servicios Centrales de Cáritas Diocesana. Mientras que los coordinadores evaluaron cómo se han desarrollado las acciones prioritarias emprendidas en el año que ahora termina, y que estaban recogidas en el Plan Trienal de la Institución eclesial de Caridad.

 

Badajoz

Encuentro de profesores de Religión

Convocados por la Delegación Episcopal para la Educación Católica, los profesores de religión de centros estatales han celebrado un encuentro en el Seminario.

Fermín Muñoz, Delegado Episcopal para la Educación, presentó las repercusiones de la LOE en la asignatura de religión y en su profesorado. Así mismo, planteó la problemática de la asignatura "Educación para la ciudadanía", sobre la que dijo, no existe una oposición frontal, sino contra ciertos contenidos (laicismo, ausencia de visión trascendente, subjetivismo, relativismo, antropología en pro de un nuevo hombre regido por afectos y emociones más que por la inteligencia y la voluntad) que no respetan las convicciones religiosas y morales de los padres y que anulan la neutralidad ideológica del Estado.

Después de una conferencia titulada "Religión y religiones" por el profesor Elías López, finalizaba este encuentro con la celebración de la Eucaristía.

 

Fuente de Cantos

El San Francisco Javier clausura el centenario de su patrono

El pasado domingo día 3 de diciembre, el Colegio San Francisco Javier de Fuente de Cantos, dio por clausurado el V Centenario del nacimiento de éste santo navarro, patrón del colegio.

Durante la semana se realizaron diversas actividades artísticas, literarias y deportivas entre las que cabe destacar un Premio de redacción e investigación sobre la vida del santo.

El conocido escritor y sacerdote Jesús Sánchez Adalid ofreció una charla-coloquio sobre la infancia y juventud de Francisco de Javier.

El broche final tuvo lugar el domingo con una eucaristía concelebrada en el polideportivo del centro, abarrotado de publico, presidida por el portugués P. José Luís Morgado Ferreira, Director Provincial de los Misioneros de la Preciosa Sangre, tras la cual se realizó la tradicional entrega de premios de los diversos concursos y competiciones.

 

Mérida

Más de 60 adolescentes participan en una convivencia de fin de semana

Más 60 adolescentes, pertenecientes a los grupos de confirmación de las parroquias emeritenses "Nuestra Señora de los Milagros" y "San Antonio", han realizado una convivencia en el albergue juvenil de la casa de oración de Villagonzalo.

Durante los dos días que ha durado esta convivencia, los adolescentes han reflexionado sobre "la persona de Jesús, su Reino y su misión como jóvenes", tal y como explicaba a este semanario, Francisco Domínguez, sacerdote encargado de esta convivencia.

Para profundizar en esos temas el tiempo se dividió entre ratos de reflexión personal y en grupo, oración y la celebración de diversas dinámicas y actividades.

 

Pueblonuevo del Guadiana

La parroquia peregrina al santuario mariano de Lourdes

La parroquia de Jesucristo Rey, de Pueblonuevo del Guadiana, entre las actividades programadas con motivo del cincuenta aniversario de la fundación del pueblo, ha efectuado una peregrinación a Lourdes.

En total fueron 36 las personas que peregrinaron al santuario mariano, donde tuvieron la oportunidad de celebrar la Eucaristía, participar en un viacrucis y tomar parte en el rosario de las antorchas.

También dentro de los actos del cincuentenario, se ha celebrado una Eucaristía en la parroquia de la localidad, presidida por el Arzobispo y concelebrada por una decena de sacerdotes relacionados con la localidad.

 

Badajoz

La Escuela de Padres de N. S. de Gracia celebra su 2ª sesión

La Escuela de Padres de la parroquia pacense de Nuestra Señora de Gracia ha celebrado su segunda sesión de trabajo en la que, siguiendo con el Plan Trienal de la Diócesis dedicado en este año a la "Familia", el tema impartido ha sido "El Matrimonio como institución jurídica necesaria en la sociedad", impartido por Antonio Uribarri Murillo, Licenciado en Derecho y ex-Adjunto 1º del Defensor del Pueblo, quien fue desgranando el valor del matrimonio como "rito de entrada para la constitución de la familia" y las notas constitutivas del verdadero matrimonio entre un hombre y una mujer como nota de exclusividad.

 

Agenda

Mérida

Jornadas sobre el origen del cristianismo en Lusitania

La próxima semana, los días 15 y 16 de diciembre, está previsto que se celebre en Mérida unas jornadas sobre los orígenes del cristianismo en Lusitania, nombre que recibía una de las antiguas provincias romanas de Hispania y que tenía a Emérita Augusta como cabeza y centro administrativo.

Estas jornadas han sido organizadas por el Departamento de Comunicación del Museo Nacional de Arte Romano (MNAR) de la capital autonómica, al hilo de la reciente celebración del 1750 aniversario de la Carta de San Cipriano de Cartago a la comunidad cristiana de Mérida.

Todas las conferencias de estas jornadas tendrán lugar en el salón de actos del MNAR, comenzando a las 16 horas del viernes 15 de diciembre.


Liturgia dominical

Celebramos el II Domingo de Adviento

Palabra de Dios

 

Libro del Profeta Baruc 5, 1-9

Jerusalén, despójate de tu vestido de luto y aflicción y vístete las galas perpetuas de la gloria que Dios te da; envuélvete en el manto de la justicia de Dios y ponte a la cabeza la diadema de la gloria del Eterno, porque Dios mostrará tu esplendor a cuantos viven bajo el cielo. Dios te dará un nombre para siempre: "Paz en la justicia, Gloria en la piedad". Ponte en pie, Jerusalén, sube a la altura, mira hacia oriente y contempla a tus hijos, reunidos de oriente a occidente, a la voz del Santo, gozosos invocando a Dios. A pie se marcharon, conducidos por el enemigo, pero Dios te los traerá con gloria, como llevados en carroza real. Dios ha mandado abajarse a todos los montes elevados y las colinas encumbradas, ha mandado llenarse a los barrancos hasta allanar el suelo,para que Israel camine con seguridad, guiado por la gloria de Dios. Ha mandado al boscaje y a los árboles aromáticos hacer sombra a Israel. Porque Dios guiará a Israel con alegría, a la luz de su gloria, con su justicia y su misericordia.

 

Salmo 125

R . El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,/ nos parecía soñar:/ la boca se nos llenaba de risas,/ la lengua de cantares.

Hasta los gentiles decían:/"El Señor ha estado grande con ellos"./El Señor ha estado grande con nosotros,/ y estamos alegres.

Que el Señor cambie nuestra suerte,/como los torrentes del Negueb./Los que sembraban con lágrimas/ cosechan entre can tares.

Al ir, iban llorando,/ llevando la semilla,/al volver, vuelven cantando,/ trayendo sus gavillas.

 

Carta de san Pablo a los Filipenses 1, 4-6. 8-11

Hermanos: Siempre que rezo por vosotros, lo hago con gran alegría. Porque habéis sido colaboradores míos en la obra del Evangelio, desde el primer día hasta hoy.

Esta es mi convicción: que el que ha inaugurado entre vosotros una empresa buena, la llevará adelante hasta el Día de Cristo Jesús. Testigo me es Dios de lo entrañablemente que os echo de menos, en Cristo Jesús. Y esta es mi oración: que vuestro amor siga creciendo más y más en penetración y en sensibilidad para apreciar los valores. Así llegaréis al Día de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de Justicia, por medio de Cristo Jesús, a gloria y alabanza de Dios.

 

Evangelio según san Lucas 3, 1-6

En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe virrey de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la Palabra de Dios sobre Juan, Hijo de Zacarías, en el desierto.

Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: "Una voz grita en el desierto: / preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; / elévense los valles, desciendan los montes y colinas; / que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale./Y todos verán la salvación de Dios".

 

Comentario Litúrgico

Vino la palabra de Dios sobre Juan

Con frecuencia los asiduos a la misa dominical nos quedamos a medio camino al limitar nuestra participación en esa liturgia, en el peor de los casos, a un mero cumplimiento del mandamiento de la Iglesia o, mejorando bastante nuestra actitud religiosa, ensanchamos nuestra participación en la santa liturgia al acontecimiento sacramental de recibir a Cristo en la comunión eucarística.

Desde luego, en este último supuesto, hemos alcanzado una alta cota de participación y somos fieles a la formación que se nos daba antes del Vaticano II que tanto insistía en la comunión eucarística que casi se identificaba la misa con la comunión.

Los aires postconciliares de la catequesis litúrgica aportó la novedad del descubrimiento de la proclamación de la Palabra como parte integrante y esencial también de la misa. Y esto era necesario pues el dinamismo del Año litúrgico sólo adquiere todo su colorido y potencial salvífico si se tiene en consideración la liturgia de la Palabra.

Esto es realidad especialmente en los tiempos fuertes del Año litúrgico porque es precisamente la proclamación de la Palabra la que anuncia el misterio que se celebra y se hace realidad sacramental en la Eucaristía.

Qué bien expresa esta realidad la frase del evangelio -Vino la palabra de Dios sobre Juan- al querer presentar la misión del Bautista.

Si queremos vivir el Adviento hemos de acoger la Palabra que viene a nosotros en cada misa y meditarla para vivir la esperanza que suscita saber que Dios viene cada día hacia nosotros, que llama a nuestra puerta y espera que le abramos para invitarnos a su propuesta inquietante de amistad.

Antonio Luis Martínez

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

11, lunes: Is 35, 1-10; Lc 5, 17-26.
12, martes: Is 40,1-11.; Mt 18, 12-14.
13, miércoles: Is 40, 25-31; Mt 11, 28-30.
14, jueves: Is 41, 13-20; Mt 11, 11-15.
15, viernes: Is 48, 17-19; Mt 11, 16-19.
16, sábado: Sir 48, 1-4. 9-11; Mt 17, 10-13.
17, domingo: So 3, 14-18a; Flp 4, 4-7; Lc 3, 10-18.

 

Santoral

11 de diciembre: Madre Maravillas de Jesús

NaciÓ en Madrid el 4 de noviembre de 1891. Desde su infancia deseó consagrarse a Dios y dedicó su juventud a ayudar a los necesitados. Atraída por la espiritualidad de Santa Teresa de Jesús y de San Juan de la Cruz, y movida por su amor a la Virgen María, ingresó en el Carmelo de El Escorial el 12 de octubre de 1919.

En 1924 fundó un monasterio de Carmelitas Descalzas en El Cerro de los Ángeles, centro geográfico de la península, junto al monumento del Corazón de Jesús, como lugar de oración y de inmolación por la Iglesia y por España.

Durante la persecución religiosa la Madre Maravillas brilló por su espíritu de reparación, fortaleza, serenidad y confianza en el Señor. Bajo el signo de la fidelidad a Santa Teresa fundó otros diez Carmelos recuperando lugares de tradición teresiano-sanjuanista. Priora durante largos años, enseñó a sus hermanas con el testimonio de sus virtudes y se distinguió por su vida mística, ardor apostólico y por la bondad unida a la firmeza ante quienes la tenían por verdadera madre.

Murió en el Carmelo de La Aldehuela, el 11 de diciembre de 1974, expresando "¡Qué felicidad morir Carmelita!". Fue beatificada por el Papa Juan Pablo II el 10 de mayo de 1998 y canonizada el 4 de mayo de 2003.

http://es.catholic.net

 

Los santos de la semana

11, lunes: Dámaso, Ponciano, Sabino, Víctor, Daniel.
12, martes: Juan Francisca de Chantal, Alejandro, Israel.
13, miércoles: Lucía, Aristión, Antíoco.
14, jueves: Juan de la Cruz, Tirso, Nicasio, Venancio Fortunato.
15, viernes: Valeriano, Maximino, Urbicio, María de Rosa.
16, sábado: David, Baco, Ado, Adelaida, María de los Ángeles.
17, domingo: Daniel, Ananías, Azarías, Misel, Modesto, Juan de Mata.


Contraportada

Es una de las conclusiones de un estudio promovido por esta Institución y la Fundación Foessa

Cáritas demanda una mayor intensidad protectora a la red de servicios y prestaciones a la infancia

La Fundación Foessa y Cáritas Española han impulsado la realización de un informe titulado "Familia, Infancia y Privación Social. Estudio de las situaciones de pobreza en España", que recoge que uno de cada cuatro niños de nuestro país vive por debajo del umbral de la pobreza, entre otros datos. Para Cáritas este hecho hace que sea urgente la puesta en marcha de un sistema de protección familiar mucho más amplio que el actual y que permita combatir estos altos índices de pobreza.

"Familia, Infancia y Privación Social. Estudio de las situaciones de pobreza en España" es un informe realizado por Luis Ayala y Rosa Martínez, profesores de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos, y Mercedes Sastre, profesora de la misma disciplina en la Universidad Complutense de Madrid, a instancias de la Fundación Foessa y Cáritas Española.

Un estudio que pone en la picota a las políticas sociales de nuestro país por cuanto que revela que uno de cuatro niños españoles viven por debajo del umbral de la pobreza, lo que supone que alrededor de 1,8 millones de niños viven en familias cuya renta mensual está por debajo del umbral de pobreza. Según recoge el citado estudio en su presentación "los niños no han sido los más beneficiados del crecimiento económico vigente desde mediados de la década de los noventa. Lo que plantea un problema que supera con creces su dimensión económica, y pasa a ser un problema social y ético de graves consecuencias para las personas que lo sufren y para la sociedad en su conjunto".

Algunas de las conclusiones de la investigación, señaladas por Luis Ayala en la presentación de la misma, confirman que los altos niveles de crecimiento económico registrados en los últimos años tanto en el conjunto de la UE como en el caso específico de España, no han bastado para reducir sustancialmente las condiciones de vulnerabilidad y riesgo social de los niños pertenecientes a núcleos familiares pobres.

Se hace poco o nada

En el caso de nuestro país llama la atención que, pese a ser uno de los países del mundo desarrollado donde la incidencia de la pobreza infantil es más elevada, no se han diseñado programas específicos para rebajar su alcance ni se le ha dado a la lucha contra la pobreza y la exclusión social de los niños prioridad a la hora de una intervención pública.

Como paradigma de la lucha contra la pobreza infantil en Europa destaca el caso del Reino Unido, donde la decidida política de protección familiar impulsada en la última década se ha traducido en una mejora notable de las condiciones de vida de la población infantil que estaba bajo el umbral de la pobreza.

Problema crónico

La infancia en España presenta, además, no sólo un mayor riesgo de pobreza que otros grupos de población, sino, también, una mayor cronificación de ésta y una probabilidad más elevada de encontrarse en esa situación en algún momento del tiempo. A diferencia de lo que sucede para la población total, cuando se comparan las cifras con las de la UE-15, la mayor extensión de la pobreza infantil en España se acompaña de una mayor duración en el tiempo. Son mayores, por tanto, las probabilidades de que el mantenimiento de altos niveles de precariedad en la infancia, más prolongados que en otros grupos, se traduzcan en dificultades sociales cuando los niños actuales se conviertan en adultos. El hecho de que estos resultados se hayan mantenido en un contexto general favorable para la mejora de las condiciones de los hogares con niños lleva a Cáritas a insistir en la necesidad de dotar de una intensidad protectora mucho mayor a la red de servicios y prestaciones destinadas a mejorar el bienestar de la infancia. Sólo con un sistema de protección mucho más extenso y eficaz que el actual será posible una reducción de la situación actual.

Pobreza y Privación

Uno de las cuestiones más preocupantes de las que revela este estudio es la que une pobreza con privación. Según el informe en prácticamente todos los planos de análisis de las condiciones de vida, los hogares con niños en situación de pobreza presentan, además, un riesgo mayor de sufrir privación de bienes y necesidades básicas (una comida con carne, pollo o pescado al menos una vez cada dos días, comprar prendas de vestir nuevas, invitar a amigos o familiares a comer en el hogar al menos una vez al mes, tener una calefacción adecuada para la vivienda, vacaciones pagadas fuera de casa al menos una semana al año o poder renovar parte del mobiliario), bienes duraderos (automóvil, TV color, video, microondas, lavavajillas, teléfono, vivienda secundaria, ordenador personal), instalaciones de la vivienda (cocina independiente, instalación fija de baño o ducha, inodoro con agua corriente interior a la vivienda, agua caliente, calefacción individual o colectiva, terraza, patio o jardín individual o comunitario), problemas en las condiciones generales de ésta (falta de espacio, luz natural insuficiente, falta de instalación adecuada de calefacción, goteras, humedades y podredumbre en suelos o ventanas), dificultades en el entorno (ruidos, contaminación, suciedad u otros problemas medioambientales y delincuencia o vandalismo en la zona) y problemas financieros (retrasos en pagos regulares, capacidad para dedicar algún dinero al ahorro, dificultad para llegar a fin de mes y deudas pendientes).

Redacción


Noticias de América latina

http://www.aciprensa.com


Return to Camino